Índice

Saluda de Fernando Pizarro, alcalde de Plasencia 5
Callejero de la zona intramuros 6-7
Ciudad Monumental 9
Introducción Histórica 10
Arquitectura Religiosa 11
Catedral Vieja 12
Catedral Nueva 14
Iglesias 16
Conventos 18
Arquitectura Civil 21
Arquitectura popular 22
Arquitectura nobiliaria y palaciega 24
Edifcios públicos 26
Arquitectura militar 28
La judería placentina 30
Ciudad Natural: Parques y espacios públicos 33
La Isla y el parque de Los Pinos 34
Paseo Fluvial 36
Paraje de Valcorchero 38
Ciudad Cultural 43
Espacio Catedralicio 44
Centro de Interpretación de las Ciudades Medievales “Torre Lucía” 45
Museo Etnográfco y Textil “Pérez Enciso” 46
Palacio del Marqués de Mirabel 48
Convento de San Vicente Ferrer. Parador y Templo Cofrade 50
Espacios de exposiciones 52

Red de Cooperación de Ciudades Ruta de la Plata 53
Red de Juderías de España 53
Ciudad Viva 55
Semana Santa, Romería del Puerto y Ferias 56
Martes Mayor 58
Festival Internacional de Música Folk 60
Gastronomía 61
La Feria de la Tapa 62

Patrimonio de la Humanidad 65

El entorno de la ciudad: Las comarcas 69
Parque Nacional de Monfragüe 70
Valle del Jerte 72
Comarca de La Vera 74
Valle del Ambroz y Tierras de Granadilla 76
Las Hurdes 78
Sierra de Gata 80
Valle del Alagón 82
Servicios 85
Restaurantes 87
Alojamientos 93
Direcciones y teléfonos de interés 98
Como Alcalde de Plasencia es un orgullo poder darles las bienvenida a la ciudad
del Jerte, río que la acaricia dulcemente y da nombre a uno de los valles que la
circundan. Aprovecho estas líneas para saludar a los lectores de esta publicación
y poner a su servicio la ciudad y sus encantos.
Plasencia se fundó para agradar a Dios y a los hombres, y no pudo elegir el rey
Alfonso VIII mejor enclave para ello. Rodeada de valles y vegetación, los siglos y
la historia han hecho que el paso del tiempo de la razón a su fundador y que la
ciudad de Plasencia sea uno de esos lugares donde, cultura, tradición y moderni-
dad se conjugan de una manera única y especial, donde sumergirse en cada una
de sus calles es sentir la historia de las civilizaciones, donde perderse entre sus
valles y comarcas es vivir la naturaleza en cualquiera de las estaciones del año,
todo ello sin renunciar a los avances y a la vocación de servicio con la que Plasen-
cia cuenta desde sus inicios.
Ciudad de dos Catedrales, de clérigos y mercaderes, de judíos y cristianos, de
caballeros y cortesanos, cada momento de la historia ha dejado su legado en
nuestra ciudad. Sus monumentos, sus fiestas populares y sus tradiciones así lo
demuestran
Plasencia se enfrenta a nuevos retos, conseguir que la UNESCO, valore cada uno
de sus rincones y junto con el Parque Nacional de Monfragüe y la ciudad herma-
na de Trujillo sea nombrada Patrimonio de la Humanidad. Una ciudad que es sin
duda patrimonio de quien nos visita, el carácter amable y abierto de sus gentes
hace que el encanto de la historia y la naturaleza cobre especial importancia para
el visitante.
No me queda más que despedirme y agradecer que hayan leído estas líneas,
esperar que visiten nuestra ciudad a aquellos que aún no lo han hecho y desear
de que vuelvan todos aquellos que en algún día pasaron por aquí.
Fernando Pizarro García-Polo
Alcalde de Plasencia
5
·
6
·.
11
·
21
Ciudad Natural
Hermoso parque definido por dos cursos de agua, el río Jerte y el
llamado “río chico”, que forman una isla que, aunque muy próxima al
centro de la ciudad, es un remanso de paz lleno de belleza. Uno de los
parques favoritos de los placentinos, ideal para pasear o disfrutar del
sol sobre el césped que tapiza el suelo.
Variada colección de especies arbóreas, predominando las propias de
ambientes de rivera y bosque galería. Sus piscinas naturales y el
frescor ambiental que la caracteriza la convierten en zona especial-
mente concurrida en verano.
Dotado con instalaciones para la práctica de piragüismo, footing,
bicicleta, paseos a pie, fútbol, gimnasia,…
La Isla
Es el mayor parque de la ciudad y uno de los preferidos por los niños
por la presencia de distintas especies de aves, predominando patos y
pavos reales. Vegetación compuesta por árboles y arbustos en gran
variedad, dominando los propios de bosque mediterráneo. Posee algu-
nos elementos arquitectónicos a destacar, obra del singular maestro de
obras municipal. D. Francisco Mirón, como son: la pérgola, puerta
principal, o las pequeñas construcciones que adornan el lago.
Los Pinos
34
Data del s. XIV, fue casa fuerte de los Almaraz y, más tarde, de los
Zúñiga, conservando elementos góticos de esta época.
Se edifica en el altozano donde estaba la antigua Mota y la Sina-
goga.
Más tarde, mediante sucesivas reformas y ampliaciones, se transfo-
mó en residencia señorial en los S. XV-XVI, donde vivieron persona-
jes de gran importancia en la historia local, como D. Álvaro de
Zuñiga, Señor de Plasencia, y Dña. Leonor de Pimentel, su esposa,
que fundó el convento de San Vicente Ferrer, o D. Luis de Avila y
Zúñiga, amigo personal de Carlos V y uno de los pocos fieles que le
acompañaron en el retiro de Yuste.
En el exterior destaca la esbelta torre renacentista y el pensil, deco-
rado con lápidas y bustos romanos.
Del interior pueden admirarse el patio, que sigue modelos del
Renacimiento italiano, con dos planta de galerías con arcos de
medio punto y carpanel sobre columnas de orden dórico y
jónico.
Palacio del Marqués de Mirabel
Ciudad Cultural
48
Plasencia es pieza fundamental de la candidatura a Patrimonio Mun-
dial. Durante el año 2009 se creó el Consorcio Plasencia, Trujillo, Parque
Nacional de Monfragüe y Biodiversidad Territorial suscrito por distin-
tas instituciones extremeñas que se encargó de elaborar el expediente
de la Candidatura del Bien Plasencia- Monfragüe-Trujillo: paisaje medi-
terráneo.
La propuesta incluye una serie de elementos que abarcan en su
conjunto una superficie de casi 118.000 hectáreas, desglosadas como
se detalla a continuación:
-Paisaje Protegido Monte de Valcorchero de Plasencia, con
1.184 hectáreas.
-Conjunto Histórico de Plasencia, con 26´50 hectáreas.
-Reserva de la Biosfera de Monfragüe, Parque Nacional y ZEPA
de 116.160 hectáreas.
-Conjunto Histórico de Trujillo, 64 has.
-Vías pecuarias de Trujillo, con 538´5 has.
Todos ellos, elementos que forman una propuesta de gran coherencia
que gira entorno al paisaje mediterráneo, siendo éste la suma e interre-
lación de elementos animados e inertes, cuyo resultado es un espacio
de gran valor cultural y escénico.
El paisaje de dehesa es un buenísimo ejemplo de aprovechamiento
agro-silvo-pastoril sostenible.
Patrimonio de la Humanidad
66

87
·
93

, ·
97

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful