Está en la página 1de 2

Diagnóstico de meningitis

Uno de los principales métodos para diagnosticar la meningitis consiste en el análisis del LCR, obtenido por punción lumbar. Una vez obtenida la muestra, se recomienda proceder a determinar

el recuento celular y fórmula, glucosa y proteínas, tinción de Gram y cultivos bacterianos en

medios habituales (1).

Recuento celular

Los valores normales de leucocitos en el LCR de un adulto van de 0 a 5 células / uL. En neonatos, el límite superior aumenta hasta 30. No es normal encontrar glóbulos rojos; el hallazgo de un gran número es indicativo de un probable proceso patológico.

Tabla 1. Valores de referencia en LCR para recuento diferencial por citocentrifugado

Tipo celular

Porcentaje en adultos

Porcentaje en neonatos

Linfocitos

62 +/- 34

20 +/- 18

Monocitos

36 +/- 20

72 +/- 22

Neutrófilos

2 +/- 5

3 +/- 5

Histiocitos

Raro

5 +/- 4

Células ependimales

Raro

Raro

Eosinófilos

Raro

Raro

Es importante considerar que en un LCR normal de adulto, la relación linfocitos:monocitos es de 70 a 30. En niños jóvenes se puede esperar un mayor número de monocitos. Cantidades pequeñas de eritrocitos o de neutrófilos pueden ser indicativas de una hemorragia menor.

A raíz de la punción lumbar puede encontrarse células de la médula ósea, cartilaginosas,

escamosas, ganglionares, y elementos de tejido blando (2).

En las meningitis bacterianas tempranas y en un cuarto de las virales, el conteo de neutrófilos aumenta hasta más de 60%. Suele pasar a pleocitosis linfocítica en 2 a 3 días si es de origen viral. Un recuento de más de 1180 células PMN / uL es altamente predictivo para meningitis bacteriana. Una meningitis que cursa con neutrofilia persistente de más de una semana puede ser aséptica o deberse a agentes menos comunes como Nocardia, Actinomyces , Aspergillus o cigomicetos (2).

Otras condiciones que pueden aumentar el recuento neutrofílico son las convulsiones, la hemorragia en el SNC, infarto en el SNC, reacción frente a varias punciones lumbares, frente a material extraño en el espacio subaracnoideo y tumor metastásico (2).

Por otro lado, la linfocitosis puede presentarse en la fase aguda de meningitis bacteriana cuando

el recuento leucocitario en LCR es menor de 1000 células / uL (2). También puede estar presente

en desórdenes degenerativos como esclerosis múltiple o síndrome de Guillain-Barré; o en

enfermedades inflamatorias como sarcoidosis o polineuritis.

Una eosinofilia en el LCR es más comúnmente debida a invasión por parásitos del LCR; aun así, también se relaciona con polineuritis aguda, infecciones fúngicas, síndrome hipereosinofílico idiopático y otros.

Un incremento en los monocitos no tiene significado diagnóstico específico; se ve en meningitis tuberculosa, fúngica, bacteriana crónica, por leptospirosis y otros (2).

Bibliografía

1. DIRESA. Guía de práctica clínica - Meningitis bacteriana Disponible en:

2. McPherson RA, Pincus MR. Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory

Methods. Elsevier Health Sciences; 2011.