Working Paper

25 de diciembre de 2012

ECONOMÍA POLÍTICA EN CHINA
CHINESE POLITICAL ECONOMY TXINAKO EKONOMIA POLITIKOA

As a Working Paper, it does not reflect any institutional position or opinion neither of EKAI Center, nor of its sponsors or supporting entities. EKAI Center seeks to do business with companies or governments covered in its reports. Readers should be aware that we may have a conflict of interest that could affect the objectivity of this report. Investors should consider this report as only a single factor in making their investment decision.
GARAIA INNOVATION CENTER, GOIRU 1,A2 MONDRAGON TEL: 943250104 VITORIA-GASTEIZ 639641457 LEKEITIO 675701785 DURANGO 688819520 E-MAIL: info@ekaicenter.eu facebook.com/EKAICentre scribd.com/EKAICenter

ECONOMÍA POLÍTICA EN CHINA

1.

Durante este mes la revista R&D Magazine ha dado a conocer una estimación según la cual China sobrepasará a USA en 10 años en gasto en I+D. La estimación tiene una relevancia que no hay que desdeñar. Son cada vez más frecuentes las estimaciones sobre cuándo sobrepasará China a USA en PIB total, convirtiéndose en la primera potencia económica mundial: Dentro de 5 años, 10 años ó 20 años. Sin embargo, una estimación referente a la inversión en I+D tiene un componente cualitativamente diferente. La evolución de la inversión total en I+D suele ser más difícil de manipular a largo plazo a través de estrategias políticas monetarias o políticas de endeudamiento que la evolución del PIB.

5.

Sin embargo, el caso chino presenta diferencias esenciales con respecto a los demás. La primera de ellas es que las especulaciones sobre el final del crecimiento acelerado de la economía china se iniciaron ya hace más de veinte años y aún no se han verificado. China lleva ya 30 años de crecimiento económico vertiginoso, a una tasa media anual del 10 por ciento. Durante estas tres décadas, las predicciones sobre el final del despegue chino han sido constantes y, hasta ahora, no se han cumplido.

6.

2.

De todas formas, lo cierto es que las previsiones sobre evolución a largo plazo de la economía de los países suelen tender a proyectar hacia el futuro la evolución reciente y, de esta forma, se deberían calificar habitualmente más bien como especulaciones que como verdaderas previsiones.

Un factor importantísimo en el mantenimiento del crecimiento chino es, por supuesto, la dimensión de la reserva de mano de obra barata dispuesta a ocupar en la industria puestos de trabajo escasamente remunerados. Así lo acredita el hecho de que, a pesar de ser ya la primera economía del mundo en producción industrial, mantiene aún un 36% de su población ocupada en el sector agrario.

7.

3.

Por otro lado, no ha sido infrecuente la estimación de que determinadas economías asiáticas iban a terminar sobrepasando a Europa y USA y ello –hasta ahora- no ha sucedido. Esto ocurrió con los países del sudeste asiático, con Corea del Sur o, en los años 80, con el propio Japón. Pero la crisis financiera de los 90 reveló en Japón una economía sobre-endeudada, que no ha sabido aún reponerse de esta crisis en los últimos 20 años. Los otros países asiáticos vieron su vertiginoso crecimiento ralentizado una vez que sus respectivas poblaciones fueron adquiriendo un mayor nivel de vida y fueron exigiendo mejores condiciones laborales y sociales.

Con el cambio de siglo, el desarrollo chino empezó a apostar intensivamente por un creciente asentamiento de la evolución económica en el avance tecnológico. La economía china no es ya –o lo es cada vez menos- el producto de una mera industrialización masiva. El gasto anual en I+D sobre PIB alcanzó ya en China en el año 2011 el 1,84%, cercano al 1,9% de Francia y superior al 1,8% de Canadá o al 1,7% del Reino Unido (datos del FMI en base PPP).

8.

4.

Sobre el futuro de la evolución de China, se ha planteado con frecuencia la misma hipótesis de que el crecimiento chino se acabará ralentizando, tal como ha ocurrido con las otras economías emergentes.

China es ya el primer país del mundo en número de usuarios de Internet (513 millones) y en conexiones de banda ancha (126 millones) frente a los 245 millones de usuarios y 86 de conexiones de banda ancha del siguiente país: Estados Unidos, aunque su incidencia por cada 100 habitantes es todavía baja: 38,4 usuarios de Internet frente a 78,3 en USA y 9,4 conexiones frente a 27,6 en USA.

As a Working Paper, it does not reflect any institutional position or opinion neither of EKAI Center, nor of its sponsors or supporting entities. EKAI Center seeks to do business with companies or governments covered in its reports. Readers should be aware that we may have a conflict of interest that could affect the objectivity of this report. Investors should consider this report as only a single factor in making their investment decision.
GARAIA INNOVATION CENTER, GOIRU 1,A2 MONDRAGON TEL: 943250104 VITORIA-GASTEIZ 639641457 LEKEITIO 675701785 DURANGO 688819520 E-MAIL: info@ekaicenter.eu facebook.com/EKAICentre scribd.com/EKAICenter

ECONOMÍA POLÍTICA EN CHINA

9.

Todo esto revela que China no es sólo una gran fábrica sustentada en el menor coste de la mano de obra, sino que cuenta con una creciente capacidad de desarrollo tecnológico para hacer frente a la industria occidental en todos los ámbitos.

habituales problemas de corrupción de este tipo de regímenes.

14.

10.

Es cierto –y conocido- que la economía China tiene riesgos de sobrecalentamiento que podrían imponer un frenazo a su desarrollo a medio plazo. También existe un importante riesgo de caída de la demanda externa de la que tanto depende la economía china. Pero lo cierto es que la gestión de la política económica china de estos últimos 30 años ha sabido hacer frente a las dificultades surgidas e introducir los cambios estratégicos necesarios para mantener el ritmo de crecimiento.

De cualquier forma, en nuestra opinión, la ralentización del ritmo de crecimiento chino es esperable a largo plazo por razones tecnológicas. Es sensiblemente más fácil el desarrollo basado en la incorporación de tecnología ajena que el conseguir nuevos avances tecnológicos una vez nos situamos cerca del nivel de las naciones más avanzadas. Pero, aunque no consiguiera alcanzar ese nivel, China podría fácilmente superar el nivel tecnológico de las naciones periféricas europeas. Este nivel tecnológico, aplicado a un país de la dimensión de China, sería más que suficiente para asegurar el status de China como primera potencia mundial.

15.

11.

El desarrollo chino ha estado asentado en un tejido empresarial crecientemente basado en la empresa privada junto a un férreo control de las bases financieras de la economía, a través de la banca pública y el crédito público. Esto, y el limitado recurso a la financiación externa, ha evitado probablemente a China los problemas financieros que han detenido el crecimiento de otros países asiáticos.

Las élites occidentales tienen un creciente miedo de China. El creciente poder económico en un país de esta dimensión está necesariamente relacionado con un creciente poder político. Ello, unido a las alianzas que progresivamente se han ido tejiendo entre el conjunto de los países emergentes supone un importante riesgo sobre la hegemonía mundial occidental a largo plazo. Un riesgo que no todos los sectores del poder político occidental están dispuestos a aceptar.

12.

China ha hecho un inteligente y controlado uso de la inversión extranjera, en el que no ha buscado exclusivamente la creación de puestos de trabajo sino que, al contrario, ha gestionado activamente que estas inversiones fueran aprovechadas al máximo para elevar el nivel tecnológico y la capacidad profesional chinas.

16.

13.

China está demostrando probablemente a Occidente hasta qué punto puede elevarse la eficiencia de la economía de mercado a través de un nivel adecuado de control de la misma con el fin de asegurar su sometimiento a los intereses generales, y ello a pesar de los problemas de tratarse de un régimen dictatorial y de los

Desde nuestro punto de vista, ante el empuje de los países emergentes, Occidente debería preocuparse menos sobre qué instrumentos políticos –o militares- utilizar para frenar su expansión y más de qué cambios estructurales debemos realizar en nuestros sistemas políticos y económicos para asegurar que los mismos se ponen realmente al servicio del interés general. Si un país con una base política dictatorial está consiguiendo resultados tan superiores a los nuestros a la hora de someter la economía a los objetivos de interés general, es la hora de abordar una reflexión de fondo sobre qué está fallando en los sistemas democráticos occidentales.

As a Working Paper, it does not reflect any institutional position or opinion neither of EKAI Center, nor of its sponsors or supporting entities. EKAI Center seeks to do business with companies or governments covered in its reports. Readers should be aware that we may have a conflict of interest that could affect the objectivity of this report. Investors should consider this report as only a single factor in making their investment decision.
GARAIA INNOVATION CENTER, GOIRU 1,A2 MONDRAGON TEL: 943250104 VITORIA-GASTEIZ 639641457 LEKEITIO 675701785 DURANGO 688819520 E-MAIL: info@ekaicenter.eu facebook.com/EKAICentre scribd.com/EKAICenter

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful