Está en la página 1de 2

Coordinación
de
Activismo


26 enero 2009

INSTAN A MINISTROS DE LA UE A AYUDAR A CERRAR


GUANTÁNAMO

Ante la orden ejecutiva sobre la clausura de Guantánamo cursada por el


presidente de Estados Unidos, Barack Obama, una coalición de organizaciones
de derechos humanos ha pedido a los y las titulares de los Ministerios de
Asuntos Exteriores de la UE que ayuden ofreciendo protección humanitaria a los
detenidos de Guantánamo que pudieran estar en peligro de ser objeto de torturas
en sus países de origen.

En una carta conjunta dirigida a los titulares de Asuntos Exteriores asistentes a


la reunión del Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores (CAGRE) de
la Unión Europea (UE), prevista para el día 26 de enero de 2009 en Bruselas, la
coalición ha manifestado que “ha llegado la hora de que los Estados europeos
tomen la decisión práctica y humana de ayudar a enmendar un grave error.”

Publicada el pasado jueves, 22 de enero, la carta ha sido firmada por Amnistía


Internacional, el Centre for Constitutional Rights, Human Rights Watch, La
Federation internationale des ligues droits de l'Homme (FIDH) y Reprieve.

Dice la carta: “Nuestras organizaciones creen sinceramente que la voluntad de


los gobiernos europeos de ofrecer protección humanitaria a los detenidos de
Guantánamo que no puedan regresar a sus lugares de origen será clave para el
éxito de cualquier plan de ‘clausura de Guantánamo’ que se proyecte, y haremos
todo lo que esté en nuestra mano para ayudarles a llevar a cabo ese empeño.”

Las primeras medidas del presidente Obama han consistido en la suspensión de


los procesos seguidos ante las comisiones militares en Guantánamo y en la
posterior orden ejecutiva sobre la clausura, así como la orden relativa a las
prácticas de interrogatorio por parte de personal estadounidense.

Las cinco organizaciones han acogido satisfactoriamente estas medidas


positivas, pero han recordado que el gobierno de Obama necesitará ayuda de los
gobiernos europeos para aplicar cualquier plan que pretenda cerrar el centro de
detención.

De los 250 detenidos que aún hay privados de libertad en Guantánamo casi
siete años después de su apertura, aproximadamente 60 podrían ser objeto de
torturas o persecución si fueran devueltos a sus países de origen, y al menos uno
de ellos es apátrida.

Estados Unidos puede decidir admitir a algunos de esos hombres a territorio


continental estadounidense, pero los detenidos restantes precisarán de
protección humanitaria en otros países en los que estén seguros.

1
Coordinación
de
Activismo


Nicolas Beger, director de la Oficina de AI ante la Unión Europea, ha declarado:


"Amnistía Internacional espera que uno de los resultados de esta reunión sea
que los Estados miembros de la UE transmitan un mensaje común sobre su
voluntad de ayudar a cerrar Guantánamo y (lo más importante), que haya un
seguimiento con medidas concretas para hallar lugares donde los detenidos
puedan vivir cuando no puedan regresar a sus países de origen en condiciones
de seguridad."

****************************************
Si desean más información pónganse en contacto con la Oficina Nacional de
Amnistía Internacional México, llamando al número 56876010 55366776 o
envíen un correo electrónico a activismo@amnistia.org.mx