Está en la página 1de 2

Coordinación
de
Activismo


Comunicado de prensa
21 de enero de 2009

Estados Unidos: La suspensión de las actuaciones ante tribunales


militares, un primer paso positivo

Amnistía Internacional acoge con satisfacción la medida adoptada por el nuevo


gobierno estadounidense de suspender las actuaciones de las comisiones
militares de Guantánamo y la considera una “señal positiva”, al mismo tiempo
que confía en que sea “una señal clara de la intención de este gobierno de
alejarse de las prácticas ilegales anteriores”.

“Esta es una medida alentadora del nuevo gobierno, y esperamos sea seguida
del abandono definitivo de estos juicios injustos y del cierre del centro de
detención de Guantánamo”, ha declarado Susan Lee, directora del Programa
Regional de América de Amnistía Internacional.

“Ayer, en su discurso de toma de posesión, el presidente Barack Obama subrayó


la necesidad de romper con el pasado —manifestó Susan Lee—. Obama rechazó
por ‘falsa’ la necesidad de elegir entre seguridad e ideales, y nos congratulamos
por ello. El respeto a los derechos humanos y al Estado de derecho es la vía
hacia la seguridad, no un obstáculo para ella.”

En una petición formal presentada ayer en Guantánamo, los fiscales pidieron la


suspensión durante 120 días de las actuaciones de la comisión militar en el
caso de los cinco detenidos que habían estado en detención secreta bajo
custodia de la CIA.

En la petición se alegaba que la suspensión era necesaria para que el nuevo


gobierno pudiera “realizar una revisión de los detenidos recluidos actualmente
en la Bahía de Guantánamo (Cuba) con el fin de evaluar los casos de los
detenidos que no van a ser puestos en libertad ni trasladados, para determinar si
podría justificarse su enjuiciamiento” y “determinar cuál es el foro más
adecuado para un futuro enjuiciamiento.”

“La Ley de Comisiones Militares —al igual que Guantánamo, el programa


secreto de detención y el uso de la tortura— ha situado a Estados Unidos en el
bando erróneo respecto de sus obligaciones internacionales. La iniciativa de
suspender las actuaciones de las comisiones militares es una señal positiva de
que el nuevo gobierno prevé corregir algunos de esos errores como primera
prioridad”, declaró Susan Lee.

“Esperamos que el nuevo gobierno actúe con rapidez para desestimar todos los
cargos pendientes en aplicación de la Ley de Comisiones Militares y que los
juicios que se celebren finalmente se hagan dentro del sistema de tribunales

1
Coordinación
de
Activismo


federales de Estados Unidos, sin recurso a la pena de muerte”, añadió Susan


Lee.

Amnistía Internacional se opone a los juicios ante comisiones militares desde el


principio, pues incumplen las normas internacionales sobre imparcialidad
procesal, incluida la prohibición contenida en el derecho internacional de
admitir como prueba información obtenida mediante tratos crueles, inhumanos o
degradantes o bajo otras condiciones ilegítimas.

Información complementaria
Antes de la toma de posesión del presidente estadounidense, Amnistía
Internacional y otras cuatro organizaciones de derechos humanos habían
solicitado al presidente Barack Obama que pusiera fin a las actuaciones de las
comisiones militares y garantizase la paralización del juicio de Omar Khadr, cuyo
comienzo estaba previsto para el 26 de enero de 2009. Además de las medidas
adoptadas para suspender todas las actuaciones, el juez militar del caso de
Omar Khadr aplazó ayer su juicio.

Los cinco detenidos mencionados en la solicitud formal de ayer fueron


trasladados a Guantánamo en septiembre de 2006 y acusados formalmente de
delitos tipificados en la Ley de Comisiones Militares, que entró en vigor el mes
siguiente.

En la solicitud formal se dice que, por orden del presidente Barack Obama, el
secretario de Defensa, Robert Gates, había ordenado al fiscal jefe de las
comisiones militares que pidiera la suspensión de las actuaciones de las
comisiones en todos los casos pendientes.

****************************************
Si desean más información pónganse en contacto con la Oficina Nacional de
Amnistía Internacional México, llamando al número 56876010 55366776 o
envíen un correo electrónico a activismo@amnistia.org.mx