Está en la página 1de 30

“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como

si fuera de barro? ¡Ni


madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

UCRONÍAS DE UNA RERELIOKIBEATNIKPACIFISTA


FLAMENCAPRICHOSALBOROTADA
TROTSKIANAPOLVORACUÁNTICA
NOV. 2008.
Caí en un lugar lleno de luz y de alegría con árboles de malvavisco y aves de
caramelo con ardillas de chocolate y flores de miel; donde las nubes son de
algodón y la nieve cristales de azúcar, donde el aire que se respira tiene un sabor
a tranquilidad y el tiempo que pasa esta lleno de auroras en el cielo.

No hay inicio ni fin en este lugar, todo se encuentra rodeado de amor y amistad
donde el día juega con la noche y el sol con la luna menguante abrazan el correr
del viento, un lugar donde puedo correr, gritar, sonreír y vivir mis más increíbles
sueños, y estar rerereliokinynfinirereliokienliokeada y loca de remate relativista
ecosófico benedettiano.

¿Qué bello no?

Ja ja ja

¡Mamá, Papá!

¿Qué pasó?

Este es el sueño que toda niña tiene aquí, en el "País sin maravillas", donde todos
los seres sin amor llegan, donde la luz se esconde para salir y acariciar nuestros
rostros, donde las sonrisas llegan de postores y en altos costos, donde la lluvia no
deja de caer durante el día y la noche se medio alumbra con los truenos.
Hay dos caminos hacia abajo, y había elegido el peor. Cuando sólo puedes
descender, debes dejarte caer, no bajar por el puto caminito de los escalones de
mármol, sacándoles la vuelta a los alacranes. Esto es patético, motivo de
escupitajos. Soy un fiasco, un fraude. ¡Que vergüenza!

Esto es Travolta en Hairspray después de ser Vince Vega en Pulp Fiction (st.
Quentin Tarantino Amén por esa mi peli favorita). Es Julieta Venegas haciendo
duetos con Paulina Rubio (wacala!) después de Buen Invento… Es más, después
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

de Tijuana No… Es Panteón Rococó en Otro Rollo, y eso que ya no me gusta el


Panteón, pero todavía bailo La Carencia en casa cuando no hay nadie… Es
Regina Orozco de jueza en La Academia, junto con la eterna Peter Pan de Lolita
Cortés… es Astrid Hadad en un reportaje del TV y Novelas, diciendo que ella no
tiene cincuenta y tantos años… es Andrés Manuel López Obrador secuestrando
las Cámaras enloquecido y oligofrénico después de ser un rayito de esperanza…
Es Luis Donaldo Colosio Riojas, hijo del candidato del PRI asesinado en Lomas
Taurinas al ritmo de La Culebra, haciendo casting en Latin American Idol, y no
cantaba La Culebra, cantaba la de Tres Regalos… Soy yo botando a la basura
unos converse negros de los de botita porque tienen hoyos, soy yo siendo madrina
de baby shower del hijo de una amiga, soy yo rechazando una cerveza (¡iac!), soy
yo haciendo spinning y pilates y para rematar lanzar el alma al aire y mandársela
en este supiro al ir patinando hasta que el cuerpo aguante sin mirar los putos
carros que pasan hacia lugares de muchos árboles, mucha naturaleza y muchas
flores es mi fascinación oculta por los sesentas, Gandhi, la psicodelia y la Paz
Universal… Soy yo dando una plática para la prevención de adicciones, cuando en
realidad me gustaría decirle a todas esas víctimas, no que no fumen, o que no
traguen pastillas (por que quienes viven del jodido amor y la jodida esperanza
humana lo vuelven a hacer, son necixs), sino que no deben meterse anfetaminas
la misma noche que beben dos litros de Torres 10 porque les puede dar un shock
anafilático, o decirles que si van a meterse ecstasy deben beber mucha agua para
no deshidratarse, o decirles que la pastilla roja se llama Eva, y la cápsula rosa con
negro se llama Rosa de Bengala… soy yo, soy yo, soy yo.

Lo siento, lectorxs… De verdad lo siento si deciden no regresar… No, la verdad es


que me vale madres. Esto fue creado como un método de catarsis a mis múltiples
pendejadas, y es eso y sólo eso. Descubriendo que el idiota que menciona mi
abuelita y se las da de muy muy, el tarado que dicen se siente la última coca del
desierto y la mamá de los pollitos, que según ella y la demás familia que me acoge
sigue siendo el mismo pendejo cuyos únicos amigxs son alcohólicos y putas, son
pendejos, ¿y como va a ser de otra manera?, si esta idiota fue igual… y no me
importa que me tachen de lacra, que me juzguen de escoria si lo
Rerererereliokihypernynfinimegamadralrereliokiliokeo y él a mí ¿y qué? Me levanta
del suelo el restregarle en la cara a los que juraron que nunca iba salir del hoyo.
Me enaltece el poder hacer mía la trilladísima y pendeja frase. Hay aves que
cruzan el pantano y no se manchan. Yo crucé el pantano, me manché, me hundí
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

hasta las cloacas, y volví a volar. Y volví a volar con él, a su lado y para siempre.
¿Y?
No hay cosa que rerererereliokihypernynfinimegamadralrereliokiliokee más y que
sea capaz de defender tan ferozmente que a él, que se ha jodido la vida junto
conmigo, por puro Rerererereliokihypernynfinimegamadralrereliokiliokeo y bajo mi
advertencia: Because I’m leaving on a jet plane I don’t know when I’ll be back
again oh babe I hate to go!

Cuando algo nos fascina, es porque retrata nuestros propios esqueletos bajo la
cama. Es porque representa todo aquello que queremos hacer/ser y no
podemos/nos atrevemos. Luego me puse a pensar: ¿Y esa personalidad tan
sórdida, mórbida y fascinante es Real? Estoy convencida completamente de que
ese cabrón es tan auténtico y honesto, que me sentí avergonzada del personaje
que YOSI me había inventado en esos últimos años: MIMISMA

No puedo inventarme una excusa para haber botado la carrera de psicología a la


mitad, aunque expliqué mil tonterías para no irme… Sólo que lo hice para
demostrarme a mí misma que podía ser algo más que la estudiante modelo, que
podía ser algo más que la hija ejemplar, que podía ser algo más que la niña bien.
Que podía ser una porquería de ser humano y que ya no me gustó serlo porque lo
Rerererereliokihypernynfinimegamadralrereliokiliokeo y es Verdad y es mi Todo.
Que estando en este pinche lugar podía llegar al extremo de dormir en una banca
en la calle de un pueblo extraño una vez intentando huir de este lugar por aventón,
que quise un día convivir con una comunidad de pintores que cambiaban cuadros
por mariguana, que podía y que disfrutaba ocasionarme dolor, como si el de mis
cólicos mataperro no fuera suficiente, que podía cortar mis piernas y manos con
trozos de botellas, que podía poner clavos incandescentes en mi pecho; golpear
mi cabeza en la pared infinidad de veces, apuntarme un arma en la cara, tragar
analgésicos hasta morir… Que podía destruirme de una manera tan exquisita y
discreta que nadie se dio cuenta del fantasma en el que estuve convertida todo
este tiempo.
Que me había vuelto adicta al dolor, que me había vuelto adicta a los analgésicos,
que creo que es una idiotez pensar que el dolor te redime ante Dios. Es obvio que
este dolor no me estaba purificando, es obvio que me estaba destruyendo, y yo le
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

había ayudado bastante…Pero ya no más. ¡Nipu más! Lo


Rerererereliokihypernynfinimegamadralrereliokiliokeo chinga!!!!!!!!!!

No puedes inventarte una familia feliz, y no puedes inventarte que el no tenerla te


vale madres, puedes poner cara de dura, cara de hija de puta… Pero no puedes
inventarte una culpa, no puedes inventarte una sinceridad de arrepentimiento para
todo lo que hiciste y que dañó a otros, que dañó a tu Rerelioki que pareciera que
se aferra más a tu propia existencia que tú misma y nunca te dejará ir y ruegas por
que jamás lo haga, tu Mawelita, a tu madre, a tu hermanito, a tu ñiñi, tu chinito,a tu
padre, tus amistades, … ¡No puedes! pero al menos puedes inventarte una excusa
pendeja, una historia facilita y conmovedora… Sencishita y Carimaaatica Ché.

¡No puedes! Este enfermizo deleite de destruir en un berrinche estúpido lo que te


había costado sangre, sudor y lágrimas, no puedo inventarme el sentirme liberada
al escribir esto, aunque se me tache de rereliokilioka, loca y enferma.
No te queda nada más que REINVENTARTE,si no pudiste reventar… Que
formatear el disco duro, que crearte nuevamente desde abajo, y desde adentro.
Claro que hay cosas que quedan, y me taladrarán las orejas y me carcomerán los
ojos por dentro hasta que me obliguen a escribir alguna carta de aclaración, más
nunca de disculpas, más nunca de arrepentimiento por que se trata de perdonarte
a ti misma. Una carta sin destinatario, una carta que no venderá miles de copias,
una carta tal vez en blanco, una carta que a nadie le importará leer, pero una carta
que necesitaba ser escrita. O tal vez un libro. (¿podría ser éste?, mmmh mejor un
guión de cine)

Me enfadé de ser ciudadana de ninguna parte, una paria mal parida, me cansé de
ser vista como extraña en todos lados, y Awe me regaló un sombrero, que aprecié
más cuando se convirtió en NUESTRO sombrero, de mi Rerelioki y mío (que esta
bola de zonzorenses ardixs me ha desaparecido) que complementé con mis gafas
regordetas de Wylma de Scooby Doo (sí, estoy bien pinche miope ¿y que?) para
que me dejaran entrar con bandera blanca, táctica de hacerme la pendeja no-
daño-a-nadie, blanca-palomita mientras planeo una estrategia de destrucción
masiva. Pero descubrí que no me interesa entrar en esos lugares, descubrí que
me vale madres destruir, y descubrí lo pinche ridícula que me veo con las gafas.
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

Hoy me arranco las gafas, y aunque la fuerza de la costumbre me haga sentir una
falsa ceguera, sé que es pasajero, nada es absoluto, todo es relativo. ¡Fuerza
rereliokicuántica allá vamos yeeeehaaaa!
No sé todavía cual es mi lugar pero se que será a su lado, sé de cientos, de miles
de lugares que no son los míos, pero serán los nuestros. Sé que no sirvo para
tener una casa, una familia y un pasaporte. Pero mi única familia, hogar y
pasaporte y más que todo es él. Y ya sin la necesidad de estupefacientes,
analgésicos y alcohol desde que se lo prometí por que lo
rerererereliokihypernynfinimegamadralrereliokiliokeo, viajo y viajo y viajo como
dice la canción de Amaral: Siempre me voy, siempre a ninguna parte, mi vida es
un vuelo sin motor.
“Estultitia est vitalis ad infinitum”
Ad Infinitum:
Desperté recostada en un gran jardín de nenúfares y flor de loto, con hipopótamos
magentas inmensos. A lo lejos la piedra gigante, como en la que Mufasa presentó
a Simba en sociedad. Pero en vez de un león, hay un anciano, con los ojos tristes
(lo miro como a mi padre, preocupado por su pellejo, a cada instante o cambio,
cada amenaza del Narco, cada vituperio). Usa una túnica gris, y el cabello y las
barbas muy largos. Se le nota cansado. Identifico la escena. Es un cuento de Poe.
Decido recorrer las páginas caminando, y así paso a encontrarme con la cajita que
contiene los dientes de Berenice, con el bufón emparedado que nunca probó el
amontillado, el cadáver palpitante bajo las tablas, luego un escalofrío cuando
escucho los horrendos chillidos del gato negro, la mujer cataléptica de apellido
Usher (callada, sumisa y ensimismada, como mi madre), la calavera clavada en lo
alto de una rama. Cuando llego a “El cuervo” decido quedarme a ver toda la trama.
Es espeluznante. Pero como el personaje me digo ¡Nunca más! Cierro el libro y
me maravillo con mi todavía sorprendente capacidad de tomar parte en la historia.
Vamos “Annabel Lee” ( Qué? Nos hemos identificado en estos momentos con ese
relato ¿y?)Basta de leer, cómprate boletos para el teatro, hace dos años que estoy
esperando que la magnífica compañía local en la que una vez forme parte ponga
algo realmente interesante, así que cuando veo el anuncio en la televisión, no lo
pienso dos veces. No tenía dinero para comprarlos, pero afortunadamente he
aprovechado mi paseo por las historias de Poe para robarme el escarabajo de oro.
El joyero del pueblo me lo compra, aunque sabe que me roba. Ese escarabajo es
de oro macizo y me lo paga como si le vendiera una roca bonita. Al fin y al cabo,
después lo recuperaré, porque antes de reanudar la lectura tengo que regresarlo
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

al lugar de la historia de donde lo tomé para no modificarla. A veces puedes tomar


algo y no regresarlo. Algo importante, como un doblón de oro de un cofre, porque
son tantos que nadie lo echará de menos (Y como ese doblón de oro me sentía,
había tantas más importantes o igual que yo que mi ausencia jamás la notarían, o
eso creía). Pero el escarabajo, que representaba el mapa para encontrar el tesoro,
tenía que devolverlo.

Compré los boletos después de casi siete horas de estar formada. Maldito siete,
puras patrañas mnemotécnicas supersticiosas de pacotilla de pecados capitales,
días de la semana sin sentido, latos y banales, dirán que qué chingados tengo con
los putos números, si son mi fascinación secreta e irreprobable como Einstein a
pesar de sus innumerables ceros. La señorita me preguntó que cuantos quería y
yo le dije que dos. Me los vendió mientras sonreía con sus labios pintados de rosa
nacarado (el color pastel que más odio ) y sus electromagnetizadas greñas güeras
extensivas sintéticas de muñeca barbie, humillaban mis quemados chinos made in
salón ja, a la Janis Joplin (yeah!) , se puso a mi lado, Y salí corriendo de ahí e
inmediatamente llamé a mi Rerelioki. Me dijo que nipu podría asistir, (como
siempre ) que tenía planes que (no me incluían, jeje es que estamos a una magna
distancia de 2 horas en avión, más de 1800 millas, 30 horas en camión, ¿qué
hicieron los Sures para merecer tales Nortes? Diría Mafalda) ¿y que? Soy más
que solamente feliz; soy rererereliokimeganynfiniutamadreliche.
De cualquier modo, llamé a una de mis amigas, resultó que su familia posesiva y
tonta, no le dio permiso de ir conmigo (y es un milagro porque a la que no deja
salir su fürer biológico es a mi, casi siempre a no más decir, siempre), así que hice
lo que toda persona sensata hace cuando su Rerelioki y sus amigas no están
disponibles. Me fui sola al lugar y ahí invité a una adolescente sin boleto (mi
hermanito odia el teatro, ni modo). A punto de entrar a ver “Secuelas” (con Obed y
Chan mis excolegas histriónicos del Itson, uhm vale madres! si, la misma Chan
que se quedó con mi papel en Hairspray y en el Extraño mundo de Jack y el
mismo Obed maricón que le echó el can a mi Rerelioki una vez que en teatro les
enseñé su foto, a fin de cuentas dos muy buenos y viejos amigos en la magia del
escenario de la compañía “La petaka” a cargo de Dommy Flores una maestra
excepcional que extraño bastante sus clases de teatro, a quien una vez le propuse
montar Hair para vestirnos hippies y cantar Aquarius-Let the sunshine in, Groove!
Y en un ensayo la conmoví tanto que lloró, con mi papel de Mina Harker en la
escena final de Drácula) Pronto estuvimos formadas en la cola para entrar. Nos
recibía un hombre gordo y de barba, con una gorra como de marino. Nos invitaba
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

a pasar y nos deseaba buen viaje. Luego, cuando entramos, vi que en los boletos
había impresos algunos números, y que en el lugar había una suerte de
habitaciones numeradas. Supuse que correspondían a números de camarotes y
los buscamos. Eran boletos baratos, así que los camarotes estaban en la tercera o
cuarta cubierta del gran buque. A la adolescente que le regalé el otro boleto (que
se parecía un chingo a mi hermanito en niña y me conmovió, por que así solita
como me sentía extrañé a mi Nano y además me sobraba un boleto, y el dinero ni
se caga ni crece en los árboles, quizás en esta ficción si, pero se acabaría el
cuento antes y quiero contarlo todo), hacía rato que lo había perdido de vista.
Estaba tratando de abrir la puerta oxidada de mi habitación cuando pasaron dos
tipos empujándose y riendo a carcajadas. Los reconocí, tras ellos, venía otro señor
barbón. Lo detuve y le dije: -Oiga, ese que va ahí es Leonardo DiCaprio,
¿Verdad?- El hombre consultó una palm que traía en un bolsillo y me dijo: -No, se
llama Jack Dawson, es pasajero de la tercera clase, igual que usted, señorita…
Sonreí y le dije al barbón: -No, usted no entiende. Jack Dawson es un personaje y
el actor que lo interpreta es Leonardo DiCaprio, su amigo se llama Fabrizzio, el
personaje… el wey no se como se llame.-
-Está usted loca.-
Los jóvenes venían de regreso de su camarote rumbo a la cubierta. Al pasar, el
barbón les saludó…
-Que tal Jack, hola Fabrizzio…-
-Buen día Capitán…- le contestaron al unísono.
-¿Estoy en el Titanic?...- pregunté tratando de imaginar como me había metido en
esta broma de mal gusto.
-Obvioooooo daah!.-
-No es posible, el Titanic se hundió en 1912.Y compré boletos afuera del Ruso
Vogel, y en el teatro de este puto rancho no hay un puerto porque ni siquiera hay
una puta playa cerca; y Guaymas queda acasadelaputachingada, ¿Cómo coños
acabé arriba del Titanic?-
-Jajaja, que cosas tan graciosas dice, mademoiselle. Estamos en pleno 2008. Le
invito, mejor, a que disfrute del show nocturno en el casino del barco. Etiqueta
rigurosa.-
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

-¿Cómo etiqueta rigurosa? No traigo equipaje, no sea pendejo que no ve, yo no


sabía que me iba a subir en un puto barco. Obviamente no tengo equipaje,
señor!!.-
-La joven que venía con usted traía muchas maletas, supuse que cargaría las de
ambas.-
Me entró una enorme inquietud para estar en la función del casino de esa noche,
algo me decía que ahí podría encontrar un atisbo que explicara mi situación. Así
que se convirtió en una especie de obsesión encontrar a la pendejita que ahora,
tontamente, estaba convencida traía algunas de mis maletas, cosa por demás
absurda porque yo no traía maletas y la mocosa la encontré en las puertas del
teatro con las manos vacías, sin haberla visto nunca con anterioridad. Pero si,
demonios, había zarpado en un barco desde un lugar sin costa, mucho menos
puerto, pudiera ser que la niña trajera dentro de su equipaje (muy probablemente
inexistente) un vestido negro de terciopelo corte princesa con un moño al frente
enlazado a la cintura de tiro largo y guantes de medio brazo en tono contrastante
estilo Hollywood Elegance 60’s de Audrey Hepburn o Natalie Portman, con el que
podría entrar al prime time de esa noche.
Subí a la cubierta, y ahí me puse a pensar en mi pronóstico sombrío. Me acordé
del señor Uruchurtu, único pasajero mexicano en aquél fatídico abril. El señor
Uruchurtu viajaba en primera clase, y mientras esperaba turno para subir a uno de
los botes salvavidas, le autorizaron el abordaje. Iba a subir al bote pensando en su
familia que le esperaban en Xalapa, cuando escuchó a una tal Elizabeth Ramell
(obviamente gringa, madafoker yanquis!!) quien gimoteaba que su esposo y niño
pequeño le esperaban en Nueva York. Uruchurtu, como buen alma caritativa de
Dios, y buen mexicano hospitalario pendejo de turistas jodidos turistas weritos
robapetroleos y tierras cedió su lugar en el bote a Ramell, quien después
confesaría al Times de N.Y. no tener esposo, ni hijos.
De pronto encontré a la muchacha que buscaba, paseando una recua de perros,
entre ellos mi Bonito que levanta la patita, se sirve una taza de té y me dice Hola!
Tan entrada en mi onda estaba que ni me percaté que el pendejo perrito habló; así
que
-¡Oye!- Le grité (a la mentada escuintla).- Necesito que me des mi equipaje, para
la función de esta noche.- El mocoso, que ahora era un emo (cosa que no era
antes de abordar) me mira, tan apáticamente como cualquier adolescente de este
siglo XXI puede mirar.
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

-No sé de que me hablas.- Atina a decir finalmente.Yo no sé nada, nada! y golpea


su cabeza con las manos. -Mamá, mamá dame mis pastillas que me recetó la dra.
No me acuerdo de nada!!!- y comenzó a llorar, necesito guardar concentrancia
mamitaaaaaa!!!! Y no dejaba de llorar…
A punto de lanzármele encima a golpes, respiro, cuento hasta 32, recapacito y
pienso que tiene razón, que yo nunca tuve una maleta, Que pobre infante
enfermito grita a su madre y necesita su medicina, que nunca le di ninguna maleta
al chico, que si el llevaba maletas, obviamente serían las suyas, y que la
muchacha abordó junto conmigo y no llevaba nada consigo. Además, este emo
paseaperros ni siquiera era la misma a la que le regalé el boleto antes de abordar.
-Oí que necesitas un vestido de noche.-
Escuché una vocecilla a mis pies. Miré hacia abajo, y sólo vi una pinche rata que
pasaba corriendo entre mis pies. Alcé la vista y vi al tal Jack Dawson que platicaba
con una señora regordeta muy emperifollada, recordé el episodio de la película y
pensé que tal vez la señora podría ayudarme (Y si ya había pasado por cenicienta,
dónde chingados estaba la pinche mi-hada madrina cuando la necesitaba? De
seguro con su lenón en un show de striptease frente a Fionna regañando con su
varita a su hijo Encantador por comerse a la galleta parlante para debilitar a la
Shrek Inc.). Me acerqué y le planteé mi situación.
-Señora ricachona, estoy como metida en una pinche fábula de Esopo, siento que
debo asistir al espectáculo nocturno porque ahí se aclarará mi situación pero
necesito un maldito vestido, (tipo Princesa de Gales) sé que usted le va a prestar
ropa de su hijo a Leonardo… ehm, Jack… y quería ver si usted podría…-
-Jojojo…- rió la gorda enjoyada. -¿Y tú quien te crees? ¿Que soy sastrería?, lo
siento mi amor, pero hoy te lo voy a decir, hace mucho que no traigo trajes para
dos. Sólo tengo ropas para uno.- De repente la rolliza mujer pegó tremendo grito y
trató inútilmente de subirse a un camastro.
Nuevamente la jodida ratita corría por el piso.
Regresé al camarote, estaba sentada en mi catre, cuando la rata apareció otra
vez, aunque ahora se detuvo frente a mí y chilló algo como si me hablara. De
inmediato salieron cientos de ratas nauseabundas de todas partes, adentro del
colchón, del retrete, de las paredes. Una parvada de gaviotas y albatros con
severo trastorno de oído que cantaban con el gallo en el pico entró por la
claraboya, (no confundir con Clarabella, la vaca que gusta del sexo interracial, ya
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

que fornica con Horacio, que es un caballo. Aunque pensándolo bien, sería sexo
interracial si Horacio fuera un toro cebú, un charoláis o un suizo; o en todo caso,
Clarabella fuera una yegua percherona, azteca o cuarto de milla [aaah como
Katrina que está en Tepoztlán y es de mi Awe]; porque siendo Clarabella vaca y
Horacio caballo, sería mejor expresarlo como sexo interespecial, y nada tendría
que ver con la sonda Pathfinder ,el transbordador Discovery o el Sputnik) y me
levantaron del catre entre graznidos y gorjeos. Inmediatamente, con las cortinas y
las sábanas mugrosas del catre confeccionaron un minivestido rojo de mujer de la
vida galante no elegante, que sobra decir, estaba bien pinche feo, corriente y de
mal gusto.
-No mamen!!- Dije, al tiempo que pisoteaba algunas de las ratas repugnantes. Los
pajarracos huyeron en tropel, y cuando la última alimaña se hubo escapado,
tocaron a la puerta del camarote. Me asomé, y era un mayordomo muy estirado.
-Su traje, señora.-
-¿Alfred?-
-A sus órdenes, señora-
-¿Eres Alfred, el de…? ¿Qué haces aquí?-
-Con permiso, señora. El joven Díaz me espera.-
Me rasqué la cabeza confundida. El vestido ad hoc al que requería me quedaba
perfecto, y estuve puntual en la función de media noche.
Era una obra fastuosa, de gran producción, inspirada en los espectáculos que se
presentaban en los burdeles franceses de los años treintas. Incluso anunciaron
que el guión era de Toulouse Leguizamo, y que tenía una pequeña participación
en la obra interpretando el papel de la cítara encantada. Según el panfleto de
introducción, la obra iba de una bella cortesana, interpretada por una actriz
llamada Satine, que no podía decidir entre el amor del maharajá y su novio, un
vulgar escritor. Pronto reconocí esa trama, Al final, Satine está muriendo, tosigosa
entre los brazos del escritor amor de su vida, cuando cae el telón. Los pasajeros
del barco aplauden enardecidos. La actuación de Satine es genial. Tuve extrañas
sensaciones de Dejá vu. Me exalté y empecé a gritar: -¿Que les pasa? ¿Por qué
aplauden? ¿No ven que esa pobre mujer ha muerto de verdad?- Los guardias del
lugar me piden que me calme. Nicole Kidman y Ewan McGregor salen tomados de
la mano detrás del telón para agradecer al público. Ahora recuerdo, eso era una
ficción dentro de otra ficción. Todo es tan confuso.
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

El capitán (que antes era un gordito caucásico, y ahora era un alto hombre
musulmán de barba negra y turbante azul y sobre el turbante un gorrito turco y
sobre el gorrito turco un solideo de cardenal y sobre el solideo un pasamontañas
con una cresta roja como el del vocalista de Café Tacvba) me pide que me
controle, y que me recluya en mi camarote. Si me ve rondando por ahí, me
mandará arrestar. De cualquier modo, me las arreglo para salir a dar un paseo. En
la cubierta descubro ahora a un hombre que ya no sé si es Johnny Depp o Jack
Sparrow, junto con Peter Pan y Garfio, Cristóbal Culón sifilítico, Hernán Cortes y
su Pedinche, Rodrigo de Triana y los hermanos Pinzón, luego más allá anda
Fernando de Magallanes explicándole a un tal Charlie señor Darwin la ruta que
tomaremos para rodear el continente y llegar a las Galápagos, donde hay tortugas
tan grandes, que su concha puede usarse como caldera, y por la otra borda,
algunos marinos que he visto antes en el Acorazado Potemkin.
La verdad es que me cuesta trabajo entender que es lo que está pasando, es más,
ni siquiera sé si está pasando, si ya pasó, o si va a pasar. Y a veces yo soy la
protagonista, y vivo la historia en primera persona, como si estuviera jugando
Doom (Meeeeerol), y otras soy la simple narradora y puedo verme interactuar y
escucho, además de mis conversaciones, mi voz en off contando mis
pensamientos, o haciendo descripciones inútiles como Trinity en Matrix.

Se escondía tras los mástiles. Porque aunque había abordado un buque, ahora
navegaba en una carabela. Se asomó por la borda y distinguió el Coracle, aquél
botecillo en el que el grumete Jim Hawkings había escapado de John Long Silver.
Los argonautas canturreaban canciones mientras bebían cerveza compartida de
babas en el Vellocino dorado e ignoraban el canto encantador (valga la cacofonía
que no la redundancia) de las sirenas varadas. Al identificar al caballero Trelawney
y al Dr. Livesey, Me percaté de que la nave no era una carabela, tal vez estuviese
navegando en la mismísima goleta “La Hispaniola”. Pues bien su protagonista
estaba tratando de encontrar el rótulo que le daba nombre a la embarcación, pues
con esa tripulación tan heterogénea no podía deducir en que puto barco se
encontraba. De pronto, un estremecimiento del navío casi le hace precipitar de
cabeza al agua. Se incorporó asustada justo a tiempo para ver emerger en la
superficie la abultada cabeza albina de un cachalote. Su morro estaba lleno de
cicatrices (o sea el hocico de la ballena, que yo no tenía morros todavía, y el día
que los tuviera serían rereliokitangamandapines no morros,y trataría de no
tenerlos llenos de cicatrices, tal vez una descalabrada o dos, echando a perder se
aprende y todos aprendemos a punta de madrazos la neta), seguramente
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

producto de batallas interminables con el espantoso Kraken que vive en el fondo


del océano o sino el Flamante Dragón Leviatán que atosiga los mares. La ballena
asestó otro golpe en el costado de la nave, que crujió un poco, pero no mostró
señales de daño. Los marinos corrieron a ver al cetáceo encolerizado que
propinaba coletazos incansables al barco. Se divertían viendo al animal frustrado.
Esta nave era más resistente que las ideadas por Dickens. Pero como la
curiosidad es inmensa, y bajo ella se cobija la infinita estupidez, ningún marino
quedó en el puesto vigía. En menos de dos minutos, colisionaron con un
gigantesco iceberg, que hizo volar sobre las cubiertas una fina lluvia de hielo
molido.
Fue cuestión de cuatro horas. La zozobra transcurrió sin más novedades que los
gritos y los pataleos. Logré asirme a unas prótesis de silicona que algún cirujano
transportaba. Las tetas falsas me mantuvieron a flote. La ballena blanca se daba
un festín con los náufragos. Nuestra heroína entoncesempezaba a cantar victoria
al ver que Moby Dick se alejaba en dirección opuesta a donde ella se encontraba.
Es más, casi iba a soltar una carcajada, cuando a sus espaldas, emergió una
gigantesca ballena azul que la engulló sin pizca de malicia, así que ya yo era parte
del combo que incluye el nutritivo plancton.
Me deslicé por la lengua de la ballena, que seguramente se llamaba Chela, cómo
si lo hiciera por algún tobogán de Tepetongo, Cici o el Rollo, pasé por debajo de su
campanilla y aferrada a las chichis de plástico, viajé hasta su estómago, en donde,
contra toda lógica (como si la lógica hubiera regido los últimos momentos, je!)
estaban, ajenos al bajísimo pH de los jugos gástricos de Chela y sentados
alrededor de una mesita, un anciano de chalequito, un hombre con túnica y barbas
muy al estilo del Antiguo Testamento y un niño robot con un corazón, Inteligencia
Artificial y sentimientos de verdad wiiiii!!! Jugaban póker con una baraja de viejas
encueradas alumbrados con una vela que sólo Dios sabe de donde sacaron, y que
sólo la Vírgen sabe con que la encendieron. Pues además de la mesa y la baraja,
esos hombres no poseían otra cosa. (La baraja puede que el viejito la cargara en
el bolsillo de su chaleco, pero ahora que lo pienso, ¿Cómo chingados se hicieron
de una mesa en el interior de una ballena?)
Al verme llegar, el anciano se puso de pie, y tomó el candil. Se acercó lentamente
y estiraba la improvisada lámpara a dónde yo estaba.
-¿Quién eres, muchachita?-
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

A ver, déjeme adivinar, anda usted buscando una chingada marioneta y un pinche
chapulín que habla, y el señor de allá atrás se llama Jonás.-
-¿Los has visto? ¿Has visto a Pepito y a mi hijo Pino?-
-Nel.-
El lugar se estremeció. Vimos como se elevaba la campanilla. (La de la ballena,
que la mi- hadita no aparece en esta historia, o al menos no todavía) Chela tuvo
un par de arcadas y luego nos vomitó a Jonás, al anciano carpintero, al pinche
robot con un Sexto Sentido y a mí en medio de una multitud de camarones y
larvas de cangrejo pútrido a medio digerir. El ácido clorhídrico del estómago del
animal, que curiosamente a mí no me hizo el menor daño, desintegró las prótesis
que había venido usando como salvavidas, así que esta vez quedé
completamente a la deriva.
El anciano y el hombre se perdieron entre las olas. Yo nadaba de a perrito y el sol
me miraba con su cara de lactante mientras balbuceaba algunas tonterías y se
acercaban ante mí 4 seres regordetes con antenas vestidos de color neón con
bailes de grifos marihuanos en el Cervantino, Vive Latino o Acambarock. Un
cangrejo que se llamaba Sebastián me dijo que bajo el mar había bailarines que
eran delfines, pero la falta de branquias, me hizo declinar la invitación del
crustáceo parlanchín.
Pronto me rendí, dejé de perrear (de nadar de a perrito, que no estaba de ánimos
para bailar reggaetón, es más me caga ese pinche intento de pseudomúsica
coleópterica, prefiero de ñereces la cumbia. Además yo bailo sólo con mi Rerelioki
¿Y?) y me entregué a la corriente. Desfallecí y la oscuridad se apoderó de todo.
Despertó en una playa virgen de blancas arenas y aguas turquesas. Aunque
después de un rato se dio cuenta que no era tan virgen ya que por aquí andaban
Robinson Crusoe y Viernes, Tom Hanks y Wilson en alguna de
suscaracterizaciones, Gilligan, Mr. Rourke y Tatoo y todo el elenco de Lost
asando con sables láser unas pinches pirañas asesinas pa’ tragar. Obviamente
también algunos dinosaurios que no supe discernir si eran marionetas
animatrónicas o bestias prehistóricas clonadas a partir de un mosquito cristalizado
en una piedra de ámbar y al pendejo de Mr. Bean en traje de Tarzán bailándoles
pa’ ahuyentarlos. Me percate que llevaba puesto un traje de Batichica, así que
decidí evitar a todas esas personas, que serían cerca de doscientas, además;
pues se encontraban solos en una isla, así que comencé a caminar hacia la costa
opuesta.
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

En el camino nuestra protagonista se encontró un pinche león bien zacatón, que


padecía traumas, encopresis ,enuresis nocturna y trastorno (etimológicamente es
incorrecto decir “transtorno”, la palabra correcta es trastorno, pero “transtorno”
tiene un uso tan universal, que incluso en libros y revistas científicas se puede leer
esta ofensa al castellano este idilio horrorgráfico de nuestra iletrada lengua, por la
cantidad de veces que ha sido mentida) por déficit de atención e hiperactividad
(como mi hermanito), con crisis de ausencia. (onda-espiga podía leerse en su
electroencefalograma.) Luego se encontró un espantapájaros que era estúpido
hasta decir basta, increíblemente pendejo, taradísimo, bien idiota pues… Tan
pendejo era, que no se percató, como debió haberlo hecho (puesto que Batman,
Robin y Batichica son sus némesis, aunque no hay regla que nos obligue a
identificar todos los sacos de todos nuestros enemigos; aunque pudiera tratarse
de otro espantapájaros, uno nunca sabe y menos con la sobrepoblación de
espantapájaros, que se dice que en la Tierra hay uno por cada dos orientales y a
esto habría que agregarle la probable y nada imposible existencia de
espantapájaros interplanetarios), que el traje que llevaba puesto era de Batichica
daaah!. Era pero tan teto, que su electroencefalograma, en vez de tener ondas y
espigas alternas como el del león, sólo tenía trazos rectos, planos, como si tuviera
muerte cerebral, como si estuviera lobotomizado, y hasta presentaba retardo del
desarrollo psicomotor. Luego venía el hombre de hoja de lata, que éste lo que
tenía era aplanamieto afectivo, una mente totalmente escindida. Todo le venía
valiendo madres, era como un esquizofrénico, cortado de tajo de la realidad, muy
parecido a como yo estaba en ese momento. Era tan frío que la gente decía que
no tenía corazón, pero si le hacías un electrocardiograma, a la de a huevo que no
salía nada porque como el hombre era de hoja de lata, hacía mucha interferencia
y aparecía un trazo caótico.
Así que pensé que para pocoshuevos (león), tenía suficiente con su amiga que se
dejaba mangonear por la familia y abusar de su cuñado, para estúpidos
(espantapájaros) tenía suficiente con la familia y su jodido cuñado ebrio (que
pronto demandaré por hacerle eso a mi amiga); para pinches esquizofrénicos
bipolares con síndrome de Giles de la Tourette (hombre de hoja de lata) tenía
suficiente consigo misma.
Así que decidí no hacer contacto con ellos, seguí caminando, como Lawrence de
Arabia, a través de dunas que eran calles, y salían avispas que alguna vez fueron
palabras, y mis manos aún eran de hueso, y el vientre de mi Rerelioki sabe a pan,
y eso ya lo saben creo yo. Traté de encender una fogata para pasar la noche,
junté muchas ramas secas, e intenté hacer fuego con unas piedras sin éxito, pero
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

al final todo arde si le aplicas la Chispa adecuada. Me quedé dormida y tuve el


mismo sueño repetitivo de siempre, la rana dardo amazónica azul que maneja una
motocicleta invisible con ojos virolos y el piruli de fuera; que me entrega el premio
Nobel ante Don Francisco, Juan Pablo II y Oprah Winfrey, donde voy por los
campos de fresas para siempre sobre los cuatro elefantes sobre la tortuga que
canta “Clocks” y “Luces de Nueva York” mientras Lucifer tiende ropa en la azotea
de mi casa.
Desperté antes de que saliera el sol, y con la plena seguridad, a pesar de que ya
había visto lo contrario, de que estaba completamente sola en esa isla-desierto y
desierta. Abrí los ojos sin abandonar mi posición fetal de 12 semanas de
gestación. Justo frente a mi vista, la fogata luchaba por no extinguirse y trataba
inútilmente de alcanzar el cielo desgajándose en lenguas verdes, azules y violetas.
Algo se movió tras la fogata, que de repente regresó a los ordinarios rojos y
anaranjados. Me incorporé violentamente, tanto, que hasta me mareé un poco.
Apreté los ojos un momento, y cuando volví a abrirlos, pude ver al emo que
paseaba perros en el buque, acuclillado del lado opuesto de la pira. Se abrazaba
las rodillas con las manos y me miraba con la apatía y la abulia que cualquier
joven de este siglo XXI tiene en la mirada (tipo: mi propio hermanito). Esta vez
había algo raro. Llevaba una levita azul con vivos dorados y unas botas de
equitación.
-¿Qué haces aquí?- Le pregunté, aunque realmente lo que deseaba preguntarle
era porque chingados me había seguido, si bien era absurdo, puesto que nunca
estuvo dentro de Chela, ni platicó con el titiritero ni el profeta o el niño androide
igual de pinche desgraciado y emo como él.
-Aquí vivo. Este es mi reino.- Me dijo mientras sonreía, no supe si amistosa o
burlonamente.
Luego todo me pareció muy claro, cuando recordé que en las noticias hablaban de
los emos como si fueran burros con tangas brotando de las alcantarillas o cerdos
magenta con alas verde limón aleteando entre las nubes de conejito pachecón
(algo muy extraño, pues) y que una de sus características era que tendían a
aislarse. Pues ahí estaba, ¿no? Un emo en una isla.
Luego me dijo: -¿Tú quien eres? ¿Qué haces en mi isla?
Y su protagonista se confundió mucho. Realmente no sabía que hacía en la isla, y
cada vez le flaqueaba más la seguridad al tratar de contestar quien era.
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

El muchacho sacó una hoja de papel y una crayola (ya sé que “crayola” es la
marca, pero me vale madres) del mismo lugar de donde Geppeto sacó la vela y el
cerillo para prenderla (sólo Dios y la virgen saben de dónde). Me los dio y me dijo:
-Dibújame un borrego.-
Cerca estuve de explotar en carcajadas. Pero su fiera (y no por fea no me
chinguen) heroína se contuvo y trató de seguir esta broma pesada (que para
sueño ya no me gustaba, porque ni soñar que mis sueños duraran tanto, y
además acababa de soñar mi sueño repetitivo [mucho más repetitivo incluso que
las inflexiones de “soñar” en estos dos renglones], y a huevo que no se sueña
dentro de un sueño no mamen).
Tomó el crayón y, pensando en burlarse del muchacho, comenzó a hacer una
caricatura grotesca de un emo, con su fleco exagerado, y dibujándole las piernas y
los brazos y el tronco muy flacos de spaghetti espirifláutico, y poniéndole unos
tenis Vans de cuadritos de ajedrez, que le nadaban en la patanga rojo con negro,
como los que ella traía puestos y le regaló su hermanito cuando ya no le quedaron
por que de que está patón está como tribilín no la chingue. (a pesar de llevar un
traje de Batichica) Al terminar le entregó la hoja al morro, (al muchacho, que el
morro de Moby Dick ya hace rato que lo dejamos atrás) que seguía en cuclillas y
abrazándose las rodillas y con hastío y hartazgo en la mirada. Lo vio y no se rió, ni
siquiera sonrió.
-¿Crees que soy un borrego?.-
Tragué saliva y adiviné que no había sido buena idea hacer eso. Después de todo,
estaba en la isla del emo. Pero, pues como alguna vez me dijo mi Rerelioki
“A lo hecho, pecho”…
-Sí, creo que eres un borrego porque adoptas los usos y costumbres de otros sin
cuestionarlos demasiado, los haces tuyos, y en tu afán de no parecerte a los
demás, acabas siendo idéntico a otros.-
El chico abrió un poco los ojos. Al menos se le había esfumado la abulia de la
mirada. –Tú no entiendes nada Cabrona. Crees que puedes ir y criticar a todo
mundo, te sientes superior, pero eres puro pendejo, te la pasas discurseando que
no quieres compasión, cuando todo el día mendigas un poco de atención y
despiertas lástimas ajenas. Me dices borrego y mírate, vienes a mi isla con unos
tenis Vans iguales a los míos y a los de millones, con un traje igual al de Batichica
que la neta está más buena que tu, con un frisado de cabello igualito al de
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

millones, con una carrera igual al del montón de millones de mediocres con las
aspiraciones truncadas como la inmensa mayoría de los mexicanos. ¿Y me dices
borrego?-
Esta vez fue turno de los ojos de ésta para abandonar la displicencia. Le dieron
ganas de explicarle a ese cabrón chiquillo que ella usaba los tenis desde antes
que se popularizaran, que el traje no era de ella, y que normalmente no se vestía
así, que estaba conscientísima de ser una rereliokibeatnikpacifista
flamencaprichosalborotada trotskianapolvoracuántica y ahora también
snobhermética, que apenas dos meses antes llevaba el pelo rubio amarilloso a la
Bob Esponja pero tuvo que pintarlo, que la carrera es temporal y que de ningún
modo tenía truncadas las aspiraciones. Pero no dijo nada, se quedó con la boca
abierta, como si un koi gigante e invisible se le hubiera atorado en el gaznate, sin
dejar espacio para que las palabras brotaran, hirientes, como le gustaban. Y es
que para que se hacía pendeja, si de todos modos eran millones los que llevaban
el pelo a la afro, eran millones los que usaban Vans desde 1999 y eran millones
las vestidas con un traje de batichica y eran millones los snobsherméticos
autoreconocidos y millones también eran los comefloresexistencialistas que
negaban tener las aspiraciones truncadas, cuando sabían perfectamente que
estaban truncadas, derruidas y sepultadas.
Antes que pudiera desembarazarse, el muchacho ya había sacado otra hoja
(ahora si había visto que el origen de las hojas era el interior de la levita) y se la
tendía nuevamente.
-Déjate de estupideces y dibújame un borrego.-
Tomé la hoja y sonreí nerviosamente. No sabía porque, pero de pronto le tenía
respeto al greñudito enclenque. –Tampoco tengo que hacer un autorretrato,
¿verdad?-
-Un borrego.- Obtuvo por toda respuesta.
Tomé la hoja, y opté por repetir la anécdota del conocidísimo cuento. Dibujé un
rudimentario paralelepípedo en perspectiva, y le hice unas rueditas que simulaban
ser ventanas. Regresé la hoja con el dibujo de una caja.
-El borrego que quieres está adentro, las ventanas son para que…-
-No mames. No me van a engañar dos veces con la misma treta pendeja…-
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

-¡Pues no sé dibujar un puto borrego¡.- Grité exasperada. -¡Pídeselo a Bob Ross,


cabrón!
El emo se sobresaltó con mi grito y comenzó a sollozar. Me acerqué y le di
palmaditas en el hombro. Pensé que hacer un chiste pendejo reduciría la tensión.
-Discúlpame, no sabía que fueras tan sensible del cutis…-
El morro me empujó y me dijo:
-¿Qué dijiste?-
-Que no sabía que fueras tan sensible del cutis…- Dije con la mejor de mis
sonrisas idiotas.
-¿Sabes cuantos años tengo?-
-No, no lo sé. ¿15?-
-Catorce.-
-¿Y?-
-Que dijiste “cutis” haciendo obvia referencia a la palabra “culo”.-
-¿Y? ¿Eres de la liga de la decencia y la moral?-
-No, hiciste un comentario con clara connotación sexual, mientras me abrazabas y
tengo 14 años. Te voy a acusar de pederastía, corrupción de menores, acoso
sexual e intento de violación.-
-¿Q…Q Que idioteces dices?-
Trataba de argumentar algo sensato cuando un ejército de naipes se apareció de
la nada y me arrestaron entre el siete de diamantes y el as de picas (madres! el
siete otra vez). Las barajas se movían en hipnóticas y psicodélicas ondulaciones, y
entre pókeres, veintiunos y conquianes me llevaron hasta un pequeño palacete de
mármol rosa pastel nacarado. Me habían puesto en un diablito (sin calaveras,
porque a donde iba no necesitaba luces ni de stop ni direccionales) y atado con un
arnés de cuero y una máscara de metal como a Hannibal Lecter. Me acomodaron
en el banquillo de los acusados e inmediatamente apareció Oscar Pérez con un
reloj Nivada, uno Rolex y otro Mido (era como de ocho centímetros de
diámetro,con lo que odio el puto tiempo chingao) que miraba nervioso. Estaba tan
inquieto, que era evidente que el conejo iba bien cocodrilo de tanto perico. Todo
mundo sabía que no era una blanca palomita, es más, era bien pantera, y se
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

agarraba de su puerquito a los niños de la colonia. Eso sí, era bien perro para la
portereada, y no dejaba llegar la pelota ni a la casa de las arañas ni a la de los
topos. El caso es que trabajaba de fiscal en esa especie de tribunal.
En el banquillo de los acusados, que no era banquillo, si no banca, estaban, y en
ese orden a mi derecha; Gloria Trevi, OJ Simpson, Raúl Salinas, Mario Marín y
Uma Thurman con un vestido azul y un delantal y calcetas blancas. (persona real
haciendo a Alicia de ficción en una ficción basada en otra ficción inspirada en una
famosísima ficción) Pensé en que necesitaría un abogado, así que marqué a Jess,
pero me dijo que no podía porque andaba defendiendo a Dr. House… así que
llamé a Stark.
Llegó la reina, que era también la jueza. Era reina pero de las salsas, y no era La
Costeña o la Valentina, era Celia Cruz (¡azúuuucar!). Cantó “La vida es un
carnaval”, “La negra tiene tumbao” su cover de “Ob-la di Ob- La-da” y su parte de
“Vasos vacíos” con los Fabulosos Cadillacs. Luego, se acomodó las enaguas, se
rascó una nalga y se sentó en el estrado.
Yo estaba bien nerviosa. Stark no se aparecía por ningún lado. Dijo Celia: -Oye
chico, al meno uno de utede se va a queda preso hoy, poque no vine noma a lo
pendejo… ¡Azúcaaaarrr!- Poco a poco exoneraron a la Trevi, que llevaba su porra
que gritaba “te queremos gloria te queremos”, “gloria trevi no es puta”, “chinga tu
madre aline, la tuya karina” y cosas así. Luego el abogado del Simpson bien
verborreico, decía puras ondas de racismo y negros contra blancos, cuando la
neta es que el cabrón ese se torció a su ruca sin importarle de que color era.
Luego Raúl, que de ese ni se tardaron casi nada cuando ya iba de camino para su
casa, y hasta le pidieron disculpas. Marín ya ni estaba cuando le tocó. Cuando fue
turno de Uma, el alboroto se apoderó del recinto, Andrés Manuel, que estrenaba
oficio como sombrerero, vociferaba que los sombreros eran de quien los trabajaba
y se oponía a juzgar a Uma sin antes preguntarle a los cien millones de
espermatozoides presentes en aproximadamente cinco mililitros de semen (una
emisión, nocturna, como “La Movida”, “Mala Noche, No” o “Desmadruga-2”) o en
todo el territorio Telcel.
Y voilá, al pensar en el territorio Telcel que se aparece el globo aerostático y me
cuelgo de la escalerita de mecate. Al principio como que petardeó el globo, pero
ya después se elevó por todos los cielos.
Ring Ring Ring
-¿Qué pasó?.
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

Nada ¿Porqué?.
Porque gritaste ¡Pero por todos los cielos!.
Ah, es que les cuento un cuento y me emocioné.
Pero kipy estamos solos.
Es que son Willy y León, mis amigos imaginarios.
¿Nipu será Willie Colón el cantante de salsa?.
Nipu, y ahorita que dices cantante de salsa, deja sigo contando la historia.
Rerereliokiteranynfinioi Rerereliokiteranynfinirereliokiliokoooo!!!!!
Bueno ya me voy,- Ta weno pues, que tengo que acabar de contar el cuento. Oye,
¿a quien mencionaste ahorita?
A Willie Colón, Rerelioki…
(La interrupción es parte de la ficción, no que de repente se haya suspendido la
historia)
Ah sí, y cuando el dirigible azul se elevó en el aire, a Celia la colega de Willie
Colón le cobró vida el cabello en forma de serpientes venenosas, como si fuera el
logo de Versace, y pude ver, desde lo alto, como Andrés Manuel dejaba su oficio
de sombrerero, no sin antes ponerse un yelmo que tenía alitas en las sienes, y
sacó tremendo alfanje de entre la sotana de uno de los cardenales que formaban
el jurado alterno, y de un solo tajo decapitó a la reina de la huaracha. Los
presentes enardecieron e inmediatamente nombraron a esa parodia de Teseo
como el nuevo monarca y hasta le hicieron un santuario en Michoacán y otro en
Morelos y otro en el EdoMex, aún en contra de PiedraÑeto.
Y a partir de ese momento se llamó Su Alteza Real, Peje Teseo I, y vinieron a la
coronación Hugo Castro y Fidel Chávez, Inazzio Milosevic y Slobodan da Silva,
Evo Bush y George Morales, y Nicolás Berlusconi y Silvio Sarcozy, y los duques y
Fergie la de los Black Eyed Peas, y los condes y mi Rerelioki, y las princesas y las
galletas y las infantas y Pedro. Todo el rancio abolengo europeo, pues, menos la
Camila Parker Bowles (que se rumora es pariente de Peter Parker, porque está
bien araña).
La Camila que si andaba en la fiesta era la polla de Gonzo, el de los muppets.
(polla en su acepción de cría hembra del gallo y la gallina, y no en la pecaminosa
acepción ibérica) Pues el caso es que quien conocía muy de cerca a la polla de
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

Gonzo era la puerca Peggy, (y puerca por su condición porcina, no por conocer de
cerca la polla de René o de Gonzo), quien por cierto es homónima de la pájara
Peggy, la que salía en la carabina de Ambrosio salpicado de “te quiero”, hacer el
amor con Gonzo, no, no, no… es como no hacer nada, falta fuego en la mirada…
¿Eh? Ah, si decía que la pájara Peggy y la polla Camila eran, dado su status de
personajes gallináceos, buenas amigas. De hecho las dos trabajaban de teiboleras
en el local de Mamá Gansa, una madrota acá de esas de senos enormes y lunar
junto a la boca y cigarro con boquilla. Ya desde ahí les decían las chicks. (De
pollitas, no “chics” de refinadas, porque la verdad es que eran medias ñeras y
nacotas) Ellas eran, Camila de un pueblito cerca de Acaponeta en Nayarit y Peggy
de Catemaco, Veracruz.
Camila era la clásica costeña y tenía su perro que se llamaba Pulgoso y se
enamoró de un pato que era bien elitista, el pato la despreciaba porque se le hacía
poca cosa. Le decía: -Camila, tu y yo no tenemos futuro, yo soy un pato de mundo
y paso la mitad del año en el extranjero, y tú, aunque te sientas la mamá de los
pollitos, estás condenada a pasarte la vida encerrada, calentando huevos.- Fue
entonces que a la polla le nació la idea de meterse de puta, así que Camila se fue
a talonearle a Bahía de Banderas, dónde estuvo ahí en un bule de categoría hasta
que una vez hubo una redada y se llevaron presas a la mitad de las pirujas, que
porque eran gallinas de Guinea y de Costa Rica (paisanas de Maribel Guardia) y
al parecer todas eran inmigrantes ilegales.
Peggy por su parte provenía de una familia de gallinas negras dedicadas desde
hacía muchas generaciones a la brujería y a cosas más densas, como el rito
voodoo y la resucitación de muertos en Haití. Pero Peggy nació rubia y ya desde
ahí se vio que no iba a tener futuro en eso de las nigromancias, de grande se dio
cuenta que las pitonisas, taumaturgas y hechiceras no le requerían sus servicios.
Así fue como un día, vio en la tele a Walter Mercado, y se dio cuenta que ese
estrambótico personaje de sexo indefinido e indefinible también era rubio y de
todos modos era adivino. Así que llamó a la línea astrológica y le dijeron que tenía
que ir a buscar su futuro a Puerto Vallarta.
Fue en Puerto Vallarta, en el malecón junto a la escultura de Neptuno, donde
Camila y Peggy se encontraron. Peggy iba llegando de Catemaco, siguiendo las
recomendaciones de los brujos cuánticos, y Camila andaba ahí recién despedida
del Junior’s porque le había robado la cartera a un cliente. Las dos ojerosas y
cansadas, desilusionadas de la vida. Se platicaron sus cuitas, y se hicieron
buenas amigas. Luego Camila le habló al coronel Sanders, y éste ya las contactó
en un burdel de la capital. En menos de dos meses, ya eran la atracción principal
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

de Mamá Gansa. Ahí fue donde Camila conoció a Camilo, un alto funcionario de
gobierno al que dicen que le engolosinan las pollas (lo que no se explicaron, y es
que el señor este Camilo es de ascendencia española, si le gustaban las pollas
madrileñas, o las pájaras Peggys, que ya dijimos que no, que se decantó por la
polla Camila)
Pues ahí andaban Camilo (que en su santa gloria lo tengan, ayer se murió en el
periférico en su avioneta del Gaverno,upps digo Gobierno) y Camila en la fiesta
baile y baile la de “Que nadie sepa mi sufrir” y la de “Dale a tu cuerpo alegría
Macarena, que tu cuerpo es pa darle…” Y andaba también la pájara Peggy
bailando rock and roll con César Costa, quien dicen que se embarazó de la pájara,
y luego fue papá soltero. Ah, también andaban René la rana y Peggy la puerca,
quien padecía frecuentes enfermedades de transmisión sexual y diario traía su
leucorrea acuosa purulenta, fétida y viscosa. Cuando se hacía el Papanicolaou, el
resultado se lo mandaban en vez de en sobre, en una caja de archivo, y a los que
revisaban las laminillas les daba gonorrea en los ojos nomás de observar. Tenía
tanto desecho, que en vez de tampones usaba almohadas. Es más, su DIU estaba
reportado como desaparecido desde hacía dos años, y eso que no faltó quien se
ofreciera a quitárselo con la lengua. Además, como era muy alcohólica, pues diario
amanecía cruda la puerca, así que tenía hasta cisticercos.
Y René que toda su vida fue adicto. Desde chiquito empezó a inhalar NAN 1, y
hacía cigarros de lechuga desde los dos meses de edad. Cuando se hizo
adolescente, se comía los hongos que le salían en las ingles, porque también era
medio nasty, por eso se halló bien con la Peggy. El caso es que antes de cumplir
los veinte, René ya traía coca de Colombia ( Por cierto saludos a mi Ñi que está
por allá, Ñiiiiiii hola Ñiii), y era adicto a la morfina. Estaban platicando con el
Fozzie, que es de Mocorito, allá en Sinaloa. Y como el Fozzie es bien simpático,
les pregunta: -¿Ustedes saben porqué Sinaloa se ve roja desde el cielo?.-
-Ha de ser porque son unos pinches jitomateros. Siembran tanto jitomate que
hasta a las placas de sus carros tuvieron que ponerles el jitomatazo impreso.- Dice
la Peggy.
-No, mi amor. Se ha de ver rojo, por los cultivos de amapola.- Dijo René mientras
se imaginaba todos esos kilos de goma y se le hacía agua la boca y la canoa
mirándole las nalgas a Rufus.
Fozzie se carcajeó.–Guaca, guaca… Ninguno acertó, está rojo por la sangre de
tanto asesinato.-
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

Camilo, el novio de Camila, que ya dijimos era el alto funcionario del gobierno,
alcanzó a escuchar y le dice: -Señor oso, aunque sea usted primo hermano de
Yogui y el osito Montes, hijo bastardo de Tohuí, o aborto del osito Bimbo, no tiene
ningún derecho a hacer bromas respecto a la intensa lucha que mi amigo Felipe
encabeza en contra del narcotráfico.-
-La encabeza pero desde su oficina, guaca, guaca... Debería subirse a una
patrulla el méndigo zacates, pero ha de ser más culito que el león ese, amigo del
espantapájaros y el hombre-lata… guaca, guaca…- Dijo el insolente oso.
En eso se aparece un comando a las órdenes de Martita y se revientan al pinche
oso payaso con una ráfaga de AK47s, R15s, SIG44s y M16s… Que barbaridad,
salpicaron de borra (o estopa, o sea de relleno de muppet) a todos los presentes,
no quedó ni cagada del osito. Y que se chingan también al titiritero que movía al
Fozzie. Llega Condorito y como él es un zopilote, pues que se empieza a comer al
marionetista.
Ya nadie se atrevió a decir nada, y todos apoyando la guerra contra el
narcotráfico, hasta René que era dealer de todos los niños bien de la capital del
partido más de la Ver...de Naturaleza Mexicano. Les traía coca colombiana y coca
gringa, una roja y una blanca, aunque como todos estaban anoréxicos, bulímicos y
distímicos, pues tomaban pura coca light, entonces las dos eran blancas, la
colombiana y la gringa. ¿Saben quien no es colombiano? Carlos Fuentes. La
verdad es que nació en Ciudad de Panamá, porque ahí estaban residiendo sus
padres, andaban en unas ondas diplomáticas. Otro que pensaba que es
colombiano y también es mexicano es el Celso Piña, que por cierto andaba ahí en
la fiesta, junto con Blanquito Man, un wey famoso de las rastas (que el peinado en
sí no se llaman rastas, sino “dreadlocks”) rubias. Y pues que se arranca con El
Tren…
-Y dale duro al rockabilly mister cumbia man, rock steady latino mister cumbia
man, dale duro al acordeón…- suena, Suena y emociona turururututun
¡Y mocos! De repente la fiesta se ameniza melódicamente con un duelo épico de
acordeones bien elevadísimo… El Celso representando la cumbia y la Julieta
Venegas defendiendo el orgullo tijuanense, y el gordo Ramón Ayala que ni se le
veían los dedos y el Yann Tiersen con el acordeón ese redondito… Toda la
concurrencia le cayó a la pista y se soltaron con sus mejores pasos, se hacían
rueditas alrededor de los que mejor bailaban, Homero y Morticia Adams, y Roberto
y Mitzuko y Chayanne y Vanessa Williams. Y luego duelo de rastas (dreadlocks,
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

pues) comenzando con el Blanquito Man, y había que sacudir la cabeza sin que se
cayeran de lo podridas, luego pasó Bob Marley y Hermes el de Futurama y el
vocalista de Gondwana, y luego Paquita la del Barrio Bravo de Tepito, les cantó
una canción. –“Rasta de dos patas, te estoy hablando a ti…” Todos bailaban
coreografías elaboradas, con muchos arabescos, acrobacia aérea de “Los
Mercury” y cargadas… Pura composición bien complicada de cuarto grado de
dificultad por el tipo de “Payaso de Rodeo” y el “Aserejé”. Luego bailaron “La Bala”
y hacían bromas de la canción con los casquillos que quedaron después que se
quebraron al Fozzie.
En eso llega Stark el abogado cacarizo y empieza a preguntar por la Cabrona, y
es hasta ese momento que todos, incluyendo el autor, se dan cuenta que el puto
personaje principal ya tiene perdido un buen rato y nadie le había echado de
menos. Y Stark sólo porque cobraría honorarios, sino, también le valdría madres.
Lo bueno es que he venido haciendo trampa, y seguramente todos se dieron
cuenta ya, que alterno la primera y la tercera persona, (de hecho ya lo mencioné
con lo del Doom y la narradora) así, de repente, paso a la primera persona, e
inmediatamente me vuelvo a encontrar sobrevolando en el globo azul, viendo la
fastuosa fiesta que tiene lugar a mis pies. Como me da hueva inventar una historia
paralela, decido desinflar poco a poco el aerostato y desciendo al convite. Que al
cabo Celia ya murió cual camarón a la diabla, descabezada y enchilada.
Pues al ingresar al salón, toda la gente me aplaude y me saluda con inclinaciones
de la cabeza. Lola, Abelardo y Pancho me ofrecen canapés y algún trago barato.
Don Francisco platica con Cristina Saralegui y Emilio Estefan. Condoleeza Rice
faja con Barak Obama (que es más escandaloso y morboso para mí, este sexo
interideological, que si fuera interracial) en un rincón oscurito (como ellos) y Kinky
al fondo canta ¿De que colooor, es nuestro presidente?. Y Uma Thurman se abre
paso entre la multitud empujando un carrito que lleva encima un pastel enorme.
Del interior sale Madame Mamá Gansa, y de su escote sale Campanita, la mi-
hada de Peter Pan (que por fin aparece en la historia), quien se quita una de sus
pantuflitas y vierte lo que parece ser talco Mexana (Tal vez Campanita padezca de
pie de atleta, que se contagia al pisar en sitios previamente contaminados, y
Campanita no pisa, puesto que vuela y además es virgen, aunque a veces se
masturba con un granito de arroz, me imagino chinga dejen debrayar ¿no?) en un
pequeño espejo. Se aparecen Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat que salen de
entre las faldas de la que reinaba detrás de la barra del único bar que había
abierto, toman talco humedeciendo la punta de su dedo meñique y se lo llevan a la
boca.
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

-Es buena.- Sentencia. –Adelante.-


Campanita revolotea con el espejo circular entre sus manos, como si fuera (por las
proporciones métricas) una gran bandeja y la coloca al centro de una mesa larga
donde están sentados desde la extrema derecha hasta la extrema izquierda,
pasando por la Extremaunción y la Extremadura:
1.- Carlos Salinas de Gortari
2- John Lennon
3.- Pancho Villa
4.- Amy Winehouse
5.- Zamorita
6.- Tomás Alva Edison
7.- Pedro Almodóvar
8.- El Fauno (de El Laberinto del Fauno)
9.- Sabrina Ferilli
10.- Brooke Burke (nomás la menciono por que es la fantasía nacha milagrosa de
mi primo chinito abogángstercorp tocayito de mi Rerelioki)
11.- La Enfermera de Animaniac’s
12.- Márgara Francisca, la fondista senil de sexo dudoso que es voceadora (no
vende fondos y calzones en el tianguis, es corredora y no de bolsa, sino de
carreras, y no confundir su trayectoria en el voceo con alguna de boxeo)
En la justa mitad de la mesa, y al centro de tanta celebridad, Mí Idolo, el
mismísimo Rey Hippie hypersuper megabuena onda (tan buena onda como las
chicas de The Hills), Groove propietario de cadenas de marketing para productos
Indie, inventor de las galletas de la suerte que no son chinas y de los nachos que
no son mexicanos, propietario del catálogo musical de The Beatles (los más
chingones), príncipe de la nación más rica del mundo y artífice (y por lo tanto
cobrador de regalías) de la fotografía del Ché, que dicen es la segunda más vista
en el mundo, sólo por debajo de la suya propia, el mismísimo Jesús Cristo de
Nazaret, hijo de José el carpintero y de María la cardadora (que al igual que
Gonzo, y César Costa, sentía cierta atracción enfermiza por las aves).
Pues el caso es que Chuchito sacó su tarjeta de crédito, una navaja de afeitar sin
usar, y empezó a maniobrar el material que le dejó la Campanita. Cortaba y
cortaba, y cuarteaba y cuarteaba y partía y partía, y sacaba bien muchas rayas, y
bien muchas líneas, y bien muchos strikes, y las empezaron a repartir entre el
público asistente. A la pinche Amy Winehouse hasta se le salían los ojos y repartía
una raya, y otra se la metía, le daba otra a alguien, y otra se la metía. Márgara
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

Francisca ya bien loqueada se agarró corriendo a madres por todo el lugar, así
dando vueltas en círculo como desquiciada, y Pancho Villa soltaba disparos al aire
mientras se manoseaba a la Brooke Burke y a la Enfermera y Pedro Almodóvar se
cogía con el Fauno, y Salinas con Adelita Noriega. Una bacanal orgística. Y el
Cristóforo nomás fumaba su churro interminable junto con Jis y Trino y la vaca
Juana y el Santo y la Tetona Mendoza. Mientras el Camaleón Rosa peleaba con
Místico y le picaba los ojos pa sacarle los pupilentes con su camaleonina.
Entonces se puso de pie y con su cayado de la aorta separó al grupo en dos. Y
dijo:
-En verdad yo os digo, que la coca que acabáis de inhalar, revelará en las
personas a mi diestra sus verdaderas personalidades, y les tumbará las máscaras
y las hipocresías.-
Y la puerca Peggy se transmutó en la Beba Galván, y el Fauno en el Dalai Lama, y
así hubo muchos cambios. Luego Jesús pidió silencio y otra vez alzó su palo (sin
albur).
-En verdad yo os digo, que la coca que recién habéis esnifado, cambiará por
completo la personalidad de las personas a mi siniestra, y acabará con sus miedos
y frustraciones.-
Y Amy Winehouse se convirtió en la nueva Aretha Franklin, Billie Holliday, Cole
Porter,Charlie Parker y Frank Sinatra, todos juntos, y Gonzo en un corredor de
apuestas y la rana René cayó contorsionándose al suelo, y de tanto que se
golpeaba se le arrancó la piel, y eran dólares en efectivo que la multitud trataba de
arrebatarse como si se tratara del relleno de una piñata.
Quedó muerta, con las tripas salidas, con el hígado expuesto. Se acercó Cristo y
le dijo: -René, levántate y anda.-
Y René se levantó desollado por ser René, desollada por ser rana. Y ahora era de
un color rojo encendido, y la cabeza le latía pulposa, como un dulce de tamarindo,
los ojos desorbitados, con esa cara de anencefálico que tantas pesadillas me
causó. Trastabilló un poco, y luego parecía que no estuviera desollada, sino que
toda la vida su piel hubiera sido roja, y decía calumnias de unos, y difamaciones
de otros, y así se paso como ocho horas maldiciendo maledicencias, murmurando
murmuraciones y exagerando exageraciones. Se convirtió en una rana venenosa
amazónica y se puso un tarboosh y una túnica marroquí y unas babuchas de esas
de punta enroscada como las de Aladino y su puta Jazmín. Subió al estrado y dijo
que iba a entregar, como cada año y con la honrosa presencia del cadáver del
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

último Papa muerto, el Premio Nobel de Medicina, Psicología, Ingeniería en


Biotecnología, Derecho, Cinematografía y Filosofía y Letras, a un ser que había
desarrollado una carrera exitosa en todos los ámbitos, que era ciudadano ejemplar
y motivo de orgullo para su nación y de admiración para sus conciudadanos. Yo
empezaba a inflamarme de orgullo y lamentaba no llevar unos zapatos decentes
en vez de los ridículos tenis de skater que traía puestos.
Se acerca un interventor de la Secretaría de Gobernación (un pendejete que hasta
ese momento se había dedicado a cargarle el neceser al decujus Camilo) con un
sobre de filito dorado y cerrado con un sello de cera, con el anillo de El Pescador.
(pero no el papa, sino Juan el pescador, el de la canción de La Sonora Santanera).
René en su papel de rana dardo marroquí abre el sobre muy ceremoniosamente y
dice:
-And the Nobel goes to…-
Y yo volteaba y sonreía con falsa modestia a mi alrededor, a todas las personas,
así que me cayó como una cubetada de agua fría en el desierto de Sonora cuando
escuché…
-The emo guy!...-
¡Que queeeeeeeeeeeeeee! Yo bien desconcertada… Después de haber ocurrido
exactamente igual (bueno, hasta la parte del sobre, que de ahí para atrás, todo era
nuevo) miles de veces, ahora salían con la guarrada de que el premio no era mío.
Y ahí venía la lombriz encopetada esa… tan arrogante, tan mamona…
-Pepepero es mi premio…- Dije totalmente perpleja.
El usurpador subió al templete a recibir el premio de manos de la rana, y al
terminar de dar su discurso de agradecimiento (bastante parecido al mío) se abrió
la levita de repente y aunque yo pensé que haría un acto de exhibicionismo mostró
ante toda la concurrencia sus bolsillos repletos de dinamita, trinitrotolueno,
barrenos, bombas molotovs, artefactos explosivos en base a látex, detonadores,
interruptores, y dispuestas en abanicos excéntricos y centrífugos, miles de
jeringuillas llenas de talio, estricnina, paraquat, plaguicidas organofosforados,
cicuta, láudano, cianuro, arsénico, toxina botulínica, tetánica y diftérica, de alacrán,
de viuda negra y de víbora de cascabel, cultivos de bacillus anthracis, escherichia
coli enteroinvasiva, yersinia pestis, rickettsias de las que dan fiebre manchada de
las montañas rocallosas, virus de la encefelatis espongiforme equina y también del
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

transmisor del mal de las vacas locas y virus del Nilo, y del que ocasiona el SARS,
el ébola, y el SIDA entre otras ponzoñas y venenos menos populares.
El capitán alto, barbado, musulmán de turbante azul con gorro turco (tarboosh) y
pasamontañas con cresta lo acompañaba. Yo creo que él era el acompañante por
ser musulmán y para que el público entendiera que eran terroristas.
El emo paseaperros, terrorista, principito Saint Exúpery se acomodó el flequillo
que le picaba los ojos de cuastecomate. El performance de mimos, zanqueros,
malabaristas, monociclos, tragafuegos, faquires, contorsionistas y fieras
entrenadas no se detenía. Como si estuvieran en complicidad con el atentado.
Habló, según dijo, en nombre de todos los harterroristas.
(El harterrorismo [harto+terrorismo] es como se le denominó a un conjunto de
movimientos violentos que protestaban las opresivas políticas de gobierno por el
año de 2012.[No intenten sacar cuentas, yo tampoco entendí eso de que ayer era
2008 y ahora esto] Después de la Tercera Guerra Mundial, Estados Unidos se
encontraba bajo la dictadura de un ancianísimo actor de cine de apellido
impronunciable, que se rumoraba se conservaba vivo mediante el uso de un coctel
de hormonas intravenosas, las que también le ayudaron a recuperar un grotesco
cuerpo musculoso, el mismo que lo llevó al estrellato cinematográfico en los 90’s.
Este hombre era llamado por el senado gringo, el extranjero más patriotero. El
caso es que, con una política ridícula de expansionismo la cual aprovechaba el
mínimo pretexto pendejo para atacar cualquier nación, tenían ya conquistada la
mayor parte del mundo, o destruida, invadida, ultrajada, violada y despojada.La
política es un juego porno: Mientras te cojen por debajo se las picas al de arriba.
Se había impuesto un toque de queda mundial, lo que llevó a una saturación del
sistema penitenciario. Más de la cuarta parte de la población estaba dentro de
alguna prisión. Cualquier manifestación ideológica era reprimida. Esto ocasionó el
surgimiento de los harterroristas, grupos en un inicio pacíficos, que al ver que sus
peticiones eran ignoradas y después de la matanza indiscriminada de varios
grupos de miles de manifestantes, decidieron abandonar la vía del diálogo y
quedaron dispuestos a esparcir el miedo con algún toque de sensibilidad artística
y humanismo filosófico, ambas cosas completamente incomprensibles para el
guiñapo que gobernaba el mundo en ese entonces. Cada quien había adoptado
sus propios estilos y así había grupos como Los Ultradalís, Los Contemplosivos,
Los Popabombers, La Guerrilla Retrokitsch, La Extrema Impresión, Los
Darkricales Fundambientalistas, El Frente Romántico Armado, La Patrulla Cubista-
Dadaísta, El Escuadrón Neoclásico, y el más temido, violento y hermoso de todos,
La Gran Compañía Surrealista.
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

-En nombre de Sendero Surrealista, herederos oficiales de La Gran Compañía


Surrealista y de todo el gremio de harterroristas, declaro boicoteado este evento.-
Dijo el galardonado.
-Creí que nos llamábamos “Surrealismo Luminoso”,
-Ahora no, Gandhi, estamos en medio de una ceremonia.-
-Alto.- Dije, tratando de hacer tiempo, y ver si así alguien se daba cuenta del error
garrafal cometido y se rectificaba la entrega de mi reconocimiento. El conflicto
interno que había surgido era la ocasión perfecta para interrumpir.
-Yo también tengo algunas preguntas. ¿Cómo te llamas?.-
La lagartija delineada me miró con sus ojos de reptil.
-Sabes como me llamo.-
-No, la verdad es que no lo sé.
Quiero que me digas como te llamas, como dice tu acta de nacimiento.-
Crispó las manos, por primera vez desde que lo vi en el barco. Y me dijo
pregúntate a TIMISMA:
-¿De verdad se equivocaron al entregar el premio, Cabrona? ¿En verdad no soy
yo la que lo ha recibido cada vez que tienes este ridículo sueño? ¿Ciertamente no
te has dado cuenta? ¿Qué yo soy tú, que tu eres yo? No como Brad Pitt y Edward
Norton en El Club de la Pelea, no como Bruno Díaz y Batman, no como Mr. Hyde y
el Dr. Jekyll que aunque sean encantadores no serán la excepción, no como el
Botija y el señor Barriga o como Buda y Mahoma y Cristo y Quetzatlcoátl. ¡No! Es
más sencillo que eso, mucho más complejo.
Activó uno de los detonadores que estaba adaptado para retardar los otros y así
conseguir una explosión más uniforme. Pues el caso es que el muchacho este
debió estar asesorado por las huestes de Napoleón (no Bonaparte, sino el líder
sindical de los mineros, así como la “sensual” Gordillo “es lideresa” de los
“maestros”) porque la explosión fue hermosa. (Contrastando con la profesora
anteriormente mencionada).
Primero un resplandor nace en el cinturón mismo de Orión (que así se llamaba el
emo usurpador) … como un flash pero un megatón de veces más poderoso.
Inmediatamente después, cuando todo se ve inundado por la luz blanca, como
una fotografía muy expuesta, el tiempo parece detenerse, quedarse suspendido
“¿Cómo que de repente amanezco viva después de haber sido hecha de la costilla de polvo de un cabrón y fui modelada como si fuera de barro? ¡Ni
madres abuelita! es un relato antiquísimo. De cuando los machos eran artesanos o panaderos. Es más ridícula la idea de un mono de masa que nada,
¿No?. - Esto se trata de Fe mijita-. Mira Awe si la historia de la In-Humanidad se escribiera hoy, tal vez Dios no sería un alfarero, sería un Ingeniero
Genetista, -El tener fe no significa ser ciego, ni necio…¡Pecas! Y tú, eres como eres por ser un pinche enano hablador, desde los 11 meses de edad, una
ratona de biblioteca y una Cabrona bien hecha. Mira como tienes a tus padres… Y ese pendejo como te trae a ti que no hubo ley que te parara desde
chiquita ¡Cómo me encabrona, mirala cabrona, me haces decir malas palabras y pecar tu, se me va asubir lazucar. Pero ¡Gloria a Dios! vas a ver, algún día
les vas a dar en la madre a él y a todos los cabrones. Yo te amo flaquita y por eso te digo la verdad y si te pasas de pendeja acabas lejos, mira dónde estás
ahora, mira lo que te buscaste, mira cuanto te he extrañado canijo enano tuntun.- Me vas a hacer tirar las de cocodrilo Awe, en qué estaba? Ahhh si…¿Te
cuento un cuento?”

unas fracciones de segundo, luego el destello te ciega completamente, no ves


nada. El ruido ni se escucha. La onda de choque viaja más rápido que la onda de
sonido, y ya destruyó tus tímpanos para cuando el retumbo logre llegar a ellos. Un
calor abrasador. Tal vez toda la vida estuve equivocada y en estos momentos voy
ingresando al infierno que resultó que si existía. Pero no, el calor se disipa y la luz
se extingue poco a poco. No queda nada. Absolutamente nada. Ni el salón, ni la
fiesta, ni los acordeones, ni el casco con alitas, ni el cadáver del oso, nada.
Suspendida en medio de nada, no soy ni siquiera partículas, ni siquiera energía,
no vibro, no emito calor, no soy electromagnetismo ni radiación. Pero puedo
identificar la presencia del que se dijo jefe de los harterroristas, que tampoco a
estas alturas es materia ni energía. No tiempo, no espacio.
Esto debe ser la eternidad. Nos fundimos en una sola esencia. Ahora soy uno otra
vez, pero enriquecida, soy todo, soy nada. Lista para la nueva precipitación. La
alquimia superior.
Quedaré aquí limbificada hasta que alguien me llame, me invoque con los
conjuros adecuados. Tal vez opte por el panteón griego, ahí donde son tan
disipados, y me haga asidua visitante de Nike (siiii la misma ángel de la
independencia es la diosa nike), de Zeus, de Poseidón, de Gea.
Ring Ring Ring
Alguien me invoca, alguien está llamándome, me condenso en una nebulosa
fluorescente y viajo a velocidades cuánticas. Hoy seré otra vez. Y porque Lo
Rerererereliokihypernynfinimegamadralrereliokiliokeo.

Ad Infinitum.