Está en la página 1de 5

De Ley, Justicia, Bien Común y Paz Social:

La Francia Revolucionaria a través de los tiempos…

Montesquieu:

"El que estando enfadado impone un castigo, no corrige, sino que se venga."

"El que teme padecer padece ya lo que teme."

"Feliz el pueblo cuya historia se lee con aburrimiento."

"Gobernar una familia es casi tan difícil como gobernar todo un reino."

"La amistad es un contrato por el cual nos obligamos a hacer pequeños favores a los
demás para que los demás nos los hagan grandes."

"La cobardía es madre de la crueldad."

"La ley debe ser como la muerte, que no exceptúa a nadie."

"La libertad es el derecho a hacer lo que las leyes permiten."

"La palabra es mitad de quien la pronuncia, mitad de quien la escucha."

"La razón es una olla de dos asas: lo mismo puede cogerse por la derecha que por la
izquierda."

Las leyes inútiles debilitan a las necesarias."

"Los hombres somos más capaces de grandes acciones que de buenas acciones."

"No existe tiranía peor que la ejercida a la sombra de las leyes y con apariencias de
justicia."

"Nosotros los hombres alardeamos de ser más malos de lo que realmente somos."

"Para hacer grandes cosas no hace falta ser un gran genio, no se ha de estar por encima
de los hombres, sino entre ellos."

"Para juzgar cosas grandes y nobles es necesario poseer un alma otro tanto grande y
noble."

"Para obtener éxito en el mundo, hay que parecer loco y ser sabio."
"Siempre he observado que para triunfar en la vida hay que ser entendido, pero aparecer
como tonto."

"Una cosa no es justa por el hecho de ser ley. Debe ser ley porque es justa."

"Una injusticia hecha al individuo es una amenaza hecha a toda la sociedad."

Camus:

“El hombre que no ha podido conciliar la libertad y la justicia, ha fracasado”.

“La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las
faltas de los demócratas”.

“A pesar de las ilusiones racionalistas, e incluso marxistas, toda la historia del mundo es
la historia de la libertad”.

“Para la mayoría de los hombres la guerra es el fin de la soledad. Para mi es la soledad


infinita”.

"La capacidad de atención del hombre es limitada y debe ser constantemente espoleada
por la provocación."

“No camines detrás de mí, puedo no guiarte. No andes delante de mi, puedo no seguirte.
Simplemente camina a mi lado y sé mi amigo”.

“¡Quien necesita piedad, sino aquellos que no tienen compasión de nadie!”.

“Al principio de las catástrofes, y cuando han terminado, se hace siempre algo de retórica.
En el primer caso, aún no se ha perdido la costumbre; en el segundo, se ha recuperado. Es
en el mismo momento de la desgracia cuando uno se acostumbra a la verdad”.

“Me decían que eran necesarios unos muertos para llegar a un mundo donde no se
mataría”.

"Cada grito de hermandad que lanzamos se pierde en el aire y vuela a los espacios sin
límite. Pero ese grito, llevado día tras día por los vientos, llegará por último a uno de los
extremos de la tierra y resonará largamente, hasta que un hombre, en alguna parte,
perdido en la inmensidad, lo escuche y feliz, sonría."

“¿Qué es un rebelde? Un hombre que dice ¡NO!”

“Toda forma de desprecio, si interviene en la política, prepara o instaura el fascismo”.

“El hombre es la única criatura que rechaza serlo que es”.


“La integridad no tiene necesidad de reglas”.

“La vida es la suma de todas nuestras decisiones”.

“Si tuviera que escoger entre la justicia y mi madre, escogería a mi madre”.

Baudrillard:

“La identidad es un sueño de una absurdidad patética. Se sueña con ser uno mismo
cuando no se tiene nada mejor que hacer. Se sueña con ello cuando se ha perdido la
singularidad (y la cultura es precisamente la forma extrema de singularidad de una
sociedad)”.

“No hay afrodisíaco como la inocencia”.

“El deseo no es más que la versión molecular de la ley”.

“El secreto de los grandes políticos fue saber que el poder no existe. Que no es más que un
espacio perspectivo de simulación”.

“Planteo un modelo de aquello en lo que virtualmente el sistema se está convirtiendo y al


analizarlo me gusta llegar hasta el límite. Y el límite siempre está rozando la
desesperación”.

“Exaltación de los microdeseos, de las pequeñas diferencias, de las prácticas ciegas, de


las marginalidades anónimas. Último sobresalto de intelectuales para exaltar la
insignificancia, promover el sinsentido en el orden del sentido. Y reverterlo a la razón
política. La banalidad, la inercia, el apoliticismo eran fascistas, están convirtiéndose en
revolucionarios —sin cambiar de sentido, es decir sin dejar de tener sentido.
Microrrevolución de la banalidad, transpolítica del deseo —una maña más de los
“liberadores” La denegación del sentido no tiene sentido”

“El actual terrorismo no es el descendiente de una historia tradicional de la anarquía, del


nihilismo menos del fatalismo. Es coetáneo de la globalización, de las técnicas,
del mercado, del turismo, de la información”.

“El Crimen Perfecto ya no implica a Dios, sino a la Realidad, y no es un asesinato


simbólico sino un exterminio”

“El Silencio es el cortocircuito del Sistema, el Vacío, la ruptura del cordón umbilical”.

“Paralelamente a las mutaciones de la ley del valor, se han sucedido desde el


renacimiento: La falsificaciones el esquema dominante de la época ‘clásica’, del
Renacimiento a la revolución industrial.
La producción es el esquema dominante de la era industrial.
La simulación es el esquema dominante de la fase actual regida por el código”.

“Hoy, ni escena ni espejo, sino pantalla y red”.

“Si Nada es Verdad-Mentira pues depende del Cristal con que se mire… El Cristal se
venga”.

“En los rituales de la transparencia hay que incluir todo el entorno de prótesis y de
protección sustitutivo de las defensas biológicas y naturales del cuerpo. Todos somos
niños-burbuja. Es el símbolo de la existencia en el vacío, que hasta ahora sólo era la de
las bacterias y las partículas en los laboratorios, pero que cada vez más será la nuestra:
presurizados en el vacío como los discos, conservados en el vacío como la criogenia,
muriendo en el vacío como las víctimas de la testarudez terapéutica. Pensando y
reflexionando en el vacío como lo ilustra en todas partes la inteligencia artificial. Es así
como el exterminio de los hombres comienza con el exterminio de sus bacterias, virus y
genes. Cuando todo esté expurgado, cuando se haya puesto fin a los procesos virales, a
toda contaminación social y bacilar, sólo quedará el virus de la tristeza, en un universo de
una limpieza y una sofisticación mortales”.

“Así como la transparencia ha estallado en mil fragmentos similares a los añicos de un


espejo en el cual todavía vemos reflejarse furtivamente nuestra imagen, justo antes de
desaparecer. Como en los fragmentos de un holograma, cada añico contiene el universo
entero. Esta es también la característica del objeto fractal: reencontrarse por entero en el
menor de sus detalles. Por la misma razón, podemos hablar hoy de un sujeto fractal que,
en lugar de trascenderse en una finalidad o un conjunto que le supera, se difracta en una
multitud de egos miniaturizados, absolutamente semejantes entre sí, que se des multiplican
embrionariamente como en un cultivo biológico”.

“¿Y qué seducción más violenta que la de cambiar de especie, transfigurarse en lo animal,
lo vegetal, incluso lo mineral y lo inanimado? Este movimiento, que nos hace traidores a
nuestra propia especie. Sólo cuando se frena esta transfiguración de las formas entre sí
aparece un orden simbólico, se erige una instancia cualquiera y se metaforiza el sentido de
acuerdo con la ley”.

“La definición religiosa, metafísica o filosófica del ser ha cedido su sitio a una definición
operacional en términos de código gen ético (ADN) y de organización cerebral (código
informacional y billones de neuronas). Vivimos en un sistema en donde ya no hay alma ni
metáfora del cuerpo; hasta la fábula del inconsciente ha perdido gran parte de su
resonancia. Ningún relato ni instancia acuden a metaforizar nuestra presencia, ninguna
trascendencia interviene en nuestra definición, nuestro ser se agota en sus
encadenamientos moleculares y circunvoluciones neurótideas”.

“El Alma… ¿Dependerá del hemisferio derecho o del izquierdo? El Izquierdo es el


Matemático, La matemática codifica, nuestros genes son un código…”.
“Tal cosa define, no ya a individuos, sino a mutantes potenciales. Desde el punto de vista
de la biología, de la genética y la cibernética, todos somos mutantes”.

“Re-versus…Así, el dinero es seducido en el juego: desviado de la ley del valor, se


convierte en una sustancia de puja y desafío. Así, el deseo se convierte en la baza de otro
juego que le supera, y del cual los protagonistas del deseo sólo son figurantes. Así, la
misma ley moral puede ser seducida: en la perversión, entra como elemento táctico en un
espacio ritual y ceremonial; la perversión consiste en hacer funcionar la ley moral como
pura convención, y lo divino como artificio diabólico”.

“Sometidos al simulacro de la guerra como al arresto domiciliario, ya somos todos, in situ,


rehenes estratégicos: nuestra posición es el televisor, donde virtualmente nos bombardean
a diario, mientras seguimos cumpliendo también con nuestra función de valor de cambio”.

“La Paz es el Estado desintensificado de la guerra, el del derecho a la guerra, con la luz
verde de la ONU, del despliegue de precauciones y concesiones. Es la utilización del
preservativo ampliada al acto bélico:
¡haced la guerra, como el sexo, con preservativo!”

“La guerra; recuerda esos partidos de copa del mundo de fútbol que con tanta frecuencia
hay que concluir a base de penaltis (espectáculo deplorable), ante la imposibilidad de
decidir el resultado. Como si los jugadores se castigaran, con los penaltis, por no haber
sido capaces de jugar y de ganar el partido”.