Está en la página 1de 16

FILOSOFIA

ENSAYO PARA LA REFLEXION Y EL DEBATE

ENANOS Y GIGANTES
ENSEÑAR Y APRENDER FILOSOFIA
PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO
norojor@cablenet.com.ar

Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron,
de nuestros "poetas muertos",
te ayudan a caminar por la vida.
WALT WHITMAN: NO TE DETENGAS

01.

La filosofía es un territorio que ha sido construido a lo largo de su historia. Pero es un territorio
vivo, con ricas nutrientes, que permite que sigan creciendo y floreciendo permanentemente las
ideas. No vive sólo del pasado y de su historia, de sus héroes, monumentos, celebraciones y relatos,
sino que construye su presente y su futuro respaldado por el pensamiento de muchos. La historia es
al mismo tiempo tierra, sustento y semilla para que se generen nuevas ideas, para que el
pensamiento siga vivo. La filosofía es la se propone enseñar a pensar, a pensar con rigor, a saber
pensar, tener un espíritu crítico que sabe interrogarse sobre todo, discutirlo todo y ponerse a
construir alternativas y respuestas a través del pensamiento. El patrimonio que nos antecede no está
para paralizarnos, sino para movilizarnos, porque el ejemplo del pasado inspira el presente y
desencadena el porvenir. De allí tomamos el modelo, el rigor, la entrega, el riesgo, el atrevimiento.

1

FILOSOFIA
ENSAYO PARA LA REFLEXION Y EL DEBATE

02.

Todos somos deudores de la inmensa herencia precedente, y somos fuertes porque nos
sostiene la tradición que nos ha permitido pensar tomando como base y fundamento el pensamiento
anterior, un pensamiento que no es sólo historia, sino que es fuente para beber, savia que nos
alimenta. UMBERTO ECO en EL NOMBRE DE LA ROSA hace mención a la frase acuñada por
BERNARDO DE CHARTRES en el siglo XII: “Somos enanos, pero enanos subidos sobre los hombros de
aquellos gigantes, y aunque pequeños, a veces logramos ver más allá de su horizonte.” Siglos
después NEWTON usó la misma frase, para explicar el avance de los conocimientos de su filosofía
natural: "Si he visto más lejos ha sido subiéndome a hombros de gigantes” ("If I have seen further, it
is by standing upon the shoulders of giants") en una carta dirigida a Robert Hooke en 1676.1 La frase
original de BERNARDO (que seguramente recogió de la tradición anterior) decía: "Dicebat Bernardus
Carnotensis nos esse quasi nanos, gigantium humeris insidentes, ut possimus plura eis et remotiora
videre, non utique proprii visus acumine, aut eminentia corporis, sed quia in altum subvenimur et
extollimur magnitudine gigantea", según versión de JUAN DE SALISBURY (Metalogicon 1159: III, 4) 2

03.

LA CATEDRAL DE LA ASUNCIÓN DE NUESTRA SEÑORA, es una iglesia catedralicia bajo la
advocación de NUESTRA SEÑORA EN LA CIUDAD DE CHARTRES, en el departamento de Eure y Loir, en
Francia, a unos 80 km al suroeste de PARÍS. En la CATEDRAL DSE CHARTRES y en las Lancetas de
debajo del Rosetón Sur (1225) se observa LA VIRGEN en el centro y en las ventanas laterales LOS
EVANGELISTAS (LUCAS, MATEO, JUAN Y MARCOS) SOBRE HOMBROS DE LOS CUATRO PROFETAS
MAYORES (JEREMÍAS, ISAÍAS, EZEQUIEL Y DANIEL) porque como enanos sobre los hombros de
gigantes, ven más lejos que los que los llevan y sin los cuales, no verían nada.

1

En el siglo XVII ), lo repitieron grandes figuras como JOHN DONNE (1625), GEORGE HAKEWILL (1627) y MARIN
MERSENNE (1634) Y TAMBIEN: ALEJANDRO NECKHAM, WRIGHT, PIERRE DE BLOIS
2
El sociólogo funcionalista MERTON Robert escribió – entre sus últimas obras - A HOMBROS DE GIGANTES.
(Ediciones Península. 1990), un libro que investiga y comenta la frase para abordar la problemática de la
SOCIOLOGIA DEL CONOCIMIENTO: se puede interpretar como que no hay una nueva idea que no tenga otra
detrás que la sostiene o que posibilita su formulación. O también: si se quiere avanzar es necesario aprovechar
los pensamientos ya consolidados en el pasado. El primer significado es una constatación de cómo se da el
progreso del pensamiento humano; el segundo, una recomendación para quienes intentan realizar su
aportación personal. Cfr también STPHEN HAPLING (2000), SOBRE HOIMBRES DE GIGANTES. Los grandes
representantes de las FISICA. Y también : ALBERTO ELENA: A HOMBROS DE GIGANTES. Alianza. Historia de la
ciencia y epistemología.

2

FILOSOFIA
ENSAYO PARA LA REFLEXION Y EL DEBATE

LA CATEDRAL mide 130,20 metros de largo construido y sus bóvedas descienden hasta 37 metros por
debajo del suelo. El ancho de la nave principal es de 16,40 metros en su eje; pero alcanza 32,80 con
la obra exterior, que a ambos lados del coro alcanza los 46. Contando con los porches, el transepto
mide 76,80 m. Finalmente, los campanarios; nuevo y viejo, miden respectivamente 103 y 112
metroS. EL LABERINTO DE LA CATEDRAL DE CHARTRES mide 12,89 m. de diámetro –es el más grande
de las catedrales góticas-, y presenta un recorrido de 260 m. desde su comienzo hasta la rosa central,
donde antaño aparecía una pesada placa metálica que mostraba a Teseo, quien mató al Minotauro,
tras recorrer el laberinto de Creta y encontrar su salida.

3

FILOSOFIA
ENSAYO PARA LA REFLEXION Y EL DEBATE

BERNARDO DE CHARTRES: Canciller de la CATEDRAL DE CHARTRES a principios del siglo XII, ejerció allí
su magisterio de Teología y Filosofía. Fue MAESTRO DE LA ESCUELA DE LA CATEDRAL antes de la
existencia de las UNIVERSIDADES MEDIEVALES. . Hombres de todas partes recorrían los peligrosos
caminos de Europa en busca de BERNARDO, aquel que enseña lo que aprendió de sus Maestros.
BERNARDO gustaba de leer a los clásicos, pues el trato con ellos ilumina nuestra inteligencia y
ensancha nuestro corazón. Sintetizaba su pretensión en esta genial frase: «Somos enanos
encaramados a hombros de gigantes. De esta manera, vemos más y más lejos que ellos, no porque
nuestra vista sea más aguda sino porque ellos nos sostienen en el aire y nos elevan con toda su altura
gigantesca».
Dicebat BERNARDUS CARNOTENSIS nos esse quasi
nanos, gigantium humeris incidentes, ut possimus
plura eis et remotiora videre, non utique proprii
visus acumine, aut eminentia corporis, sed quia in
altum subvenimur et extollimur magnitudine
gigantea

Decía BERNARDO DE CHARTRES que somos
como enanos a los hombros de gigantes.
Podemos ver más, y más lejos que ellos, no
porque la agudeza de nuestra vista ni por la
altura de nuestro cuerpo, sino porque somos
levantados por su gran altura.

04.

UMBERTO ECO hace una mención más ampli y contextualizada de la frase: (1) en el inicio de la
novela, el relator señala: “Los hombres de antes eran grandes y hermosos (ahora son niños y
enanos), pero ésta es sólo una de las muchas pruebas del estado lamentable en que se encuentra
este mundo caduco. La juventud ya no quiere aprender nada, la ciencia está en decadencia, el
mundo marcha patas arriba, los ciegos guían a otros ciegos y los despeñan en los abismos
(NATURALMENTE UN MANUSCRITO) y luego en PRIMER DIA: VISPERAS: “Es inútil, ya no tenemos la
sabiduría de los antiguos, ¡se acabó la época de los gigantes! Somos enanos -admitió Guillermo-,
pero enanos subidos sobre los hombros de aquellos gigantes, y, aunque pequeños, a veces logramos
ver más allá de su horizonte. (…) El camino de la ciencia es difícil, y es difícil distinguir en él lo bueno
de lo malo. Y muchas veces los sabios de estos nuevos tiempos sólo son enanos subidos sobre los
hombros de otros enanos” (NOMBRE DE LA ROSA. Lumen).

05.

Es verdad, podemos llegar a ser y a saber, porque los otros, LOS GIGANTES fueron y
construyeron, y eso nos permite seguir creciendo. La FILOSOFIA es fruto:
(1) del atrevimiento original en el PARAÍSO (GENESIS, 2 y 3: DIOS: “Puedes comer de todos los
árboles que hay en el jardín, exceptuando únicamente el árbol del conocimiento del bien y del
mal. De él no deberás comer, porque el día que lo hagas quedarás sujeto a la muerte”. (…) LA
SERPIENTE: “No, no morirán. Dios sabe muy bien que cuando ustedes coman de ese árbol, se les
abrirán los ojos y serán como dioses, conocedores del bien y del mal") pero sin condena ni
expulsión;
(2) de una nueva TORRE DE BABEL sin confusión de lenguas (GENESIS, 11: 4 “Y
dijeron: Venid, edifiquémonos una ciudad y una torre cuya Cúspide llegue al cielo.
Hagámonos un nombre, no sea que nos dispersemos sobre la faz de toda la tierra."),
porque cada generación y cada época han aportado sus producciones para llegar al
cielo, al infinito, a las últimas preguntas y a las últimas respuestas.

06.

Somos ENANOS que miramos con admiración a los GIGANTES, pero no
renunciamos a ejercer la capacidad de pensar. La fidelidad a los GIGANTES no lo
reclama, no nos exige repetir dogmáticamente sus formulaciones sino atrevernos a pensar, a partir
del pensamiento de ellos: intentar ser nosotros. Somos más dignos de su herencia, no cuando mejor
la interpretamos o la repetimos académicamente, sino cuando - usando su legado - podemos

4

FILOSOFIA
ENSAYO PARA LA REFLEXION Y EL DEBATE

construir discursos nuevos. Lo que hace grande a ARISTOTELES no es haber sido un buen repetidor
de PLATON, sino haber construido su propio sistema; lo que produce AGUSTIN supone la herencia
clásica, pero se inmortaliza por su creación original; TOMAS DE AQUINO no es el mejor hermeneuta
de ARISTOTELES sino quien funda su filosofía y teología a partir del pasado recuperado; KANT no
repite – como lo hacía en sus clases - la tradición filosófica precedente, sino que subiéndose a los
hombros de la filosofía anterior, se convierte él mismo en un GIGANTE.

07.

Si analizamos y comparamos las frases, encontramos diferencias que son propias de cada uno
de los contextos. La EDAD MEDIA y el siglo XII utilizan las palabras (1) ENANOS y (2) PEQUEÑOS. El
siglo XVII y la modernidad las elimina. Pero BERNARDO y NEWTON mantienen: (2) SUBIDOS A LOS
HOMBROS DE GIGANTES y (4) VER MAS LEJOS o (5)VER MAS ALLA DEL HORIZONTE.
5.1. ENANOS Y PEQUEÑOS: no se trata del concepto actual de ENANO3 ni de niño, sino una
interpretación medieval de los mismos. Así como el niño era un hombre pequeño (y se lo vestía y
trataba como tal) el enano es como un niño, como un infante que no la llegado ser adulto, que se ha
detenido en el proceso de crecimiento. Por eso – junto con otros casos que se consideraban
anormalidades y discapacidades - solían trabajar como bufones y divertían en las cortes. En ese
período (y hasta mucho tiempo después) el niño o el pequeño no tenía entidad en sí; en él no podían
ver un niño, sino sólo un hombre en formación, un pequeño adulto, un hombrecito. La entidad y
representación del niño no era otra que la del adulto, bien que disminuida en intensidad. Como ha
escrito ARIES (El niño y la vida familiar en el Antiguo Régimen. 1987, 2001), "el niño era diferente del
hombre, pero sólo por el tamaño y la fuerza, mientras que los otros rasgos seguían siendo
semejantes. Es interesante comparar al NIÑO con el ENANO, el cual ocupaba una posición
importante en la tipología medieval. Hasta el siglo XVIII, el cuerpo del niño estuvo completamente
sepultado bajo su ropa. Lo que distinguía a los niños de las niñas eran los botones delanteros, nada
más. Y los niños de ambos sexos tenían algo en común, las cintas. Usaban un tipo de vestido llevado
por los adultos dos o tres siglos antes. En los retratos de familia, los niños llevaban vestidos de cintas
sueltas, dos o cuatro, y eso los distinguía de los enanos adultos. El niño era un enano, pero un enano
que estaba seguro de no quedarse enano, salvo en caso de hechicería. En compensación ¿no era
juzgado el enano un niño condenado a no crecer, e incluso a volverse en seguida un viejo
arrugado?”4
Curiosamente, BERNARDO no habla de NIÑOS, sino de ENANOS y de PEQUEÑOS, que en sí mismo
implica una denominación ambigua porque denota tanto a los niños como a los enanos. BERNARDO
habla de ENANOS porque en su humildad medieval, este monje, teólogo y filósofo de la ESCUELA DE
3

El enanismo es una anomalía por la que una persona tiene una talla considerablemente inferior al común de
su especie. La primera causa de talla baja son las alteraciones genéticas, la segunda causa las carencias
nutricionales; y, a continuación, los trastornos endocrinos y ortopédicos (como las displasias. La detección
precoz de esta alteración mediante un test que se realiza de forma habitual en la mayor parte de los países
desarrollados permite el tratamiento eficaz. El enanismo hipofisario se puede tratar con la hormona del
crecimiento humana desarrollada por ingeniería genética.
4
La duración de la infancia se reducía al período de su mayor fragilidad, cuando la cría del hombre no podía
valerse por sí misma; en cuanto podía desenvolverse físicamente, se le mezclaba rápidamente con los adultos,
con quienes compartía sus trabajos y juegos. El bebé se convertía en seguida en un hombre maduro sin pasar
por las etapas de la juventud". A partir del siglo XVI – y por la aparición de la escuela moderna - niño se separa
de los adultos y mantenido, dice Aries, en una especie de cuarentena, que es el colegio. "La familia comienza
entonces a organizarse en torno al niño, el cual sale de su antiguo anonimato y adquiere tal importancia que ya
no es posible, sin una gran aflicción, perderle, reemplazarle o reproducirle muchas veces y conviene limitar su
número para ocuparse mejor de él.”. No tiene nada de extraordinario el que esta revolución escolar y
sentimental se acompañe a la larga de un maltusianismo demográfico, de una reducción voluntaria de
nacimientos, sensible a partir del siglo XVIII. Todo esto es coherente

5

FILOSOFIA
ENSAYO PARA LA REFLEXION Y EL DEBATE

CHARTRES sabía que solamente la humildad, la disciplina, el anonadamiento podían alimentar el
pensamiento innovador. Quien se reconocía poco y nada, y sabía descubrir y procesar las buenas
ideas del pasado, podía “crecer” para llegar a su mayoría de edad, a su estatura de hombre adultos, y
– si se daban las condiciones subjetivas y objetivas – volverse un GIGANTE. Los niños no eran
“visibles” en ese contexto y en esa cultura. No eran reconocidos y no eran nombrados. Hablar de
NIÑOS hubiera sido hablar de una entidad sin referencia. Había que buscar un tipo de ser humano
que fuera diametralmente opuesto al GIGANTE, por eso se oponía a la máxima estatura, la talla
mínima. Pero ser ENANO era el PUNTO DE PARTIDA ontológico y gnoseológico, implicaba disminuirse
hasta un estado de pequeñez que no debía ser definitivo, sino necesariamente circunstancial y
pasajero, para lograr apropiarse de los tesoros y riquezas disponibles, y lograr – paso a paso – el
crecimiento. Porque ese PEQUEÑO o ENANO no quedaba satisfecho de su porte y de sus
posibilidades. Por el contrario quería ver el horizonte y más allá del horizonte. Eso implicaba buscar
los hombros necesarios para poder “ver más lejos”.
5.2. GIGANTES Y HOMBROS: ENANOS, NIÑOS o PEQUEÑOS eligen subirse a los HOMBROS de los
GIGANTES. Los GIGANTES son – hablando con propiedad – seres mitológicos: criaturas humanoides
de tamaño y fuerza prodigiosos. Es decir que por su altura y su fortaleza pueden sostener a quienes
intentar subir a sus hombros y les pueden brindar una mejor visión. Casi todas las culturas antiguas
tuvieron estas figuras mitológicas y la Edad Moderna tuvo los suyos: mitología sumeria, mitología
hindú, mitología griega (CICLOPES), mitología germánica, y hasta las páginas del Génesis menciona la
presencia de gigantes (el más conocido GOLIAT que es vencido por la astucia de DAVID). En la edad
moderna, los más conocidos son los GIGANTES que enfrenta QUIJOTE en la novela de CERVANTES
(1605), junto con los gigantes y encantadores de los libros de caballería. Y los GIGANTES que propone
como uno de los destino de los VIAJES DE GULLIVER (1716), JONATHAN SWIFT. La fortaleza y la
altura física operan como una metáfora de la solidez y la profundidad intelectual de los filósofos,
literatos y científicos del pasado.

Pero además - bueno es recordarlo - están subido sobre sus HOMBROS, más allá de la cabeza y
superándolos en altura y en posición de observación. Sentado sobre los hombros o parados sobre
ellos. Los hombros son una parte fuerte del cuerpo. El hombro es la articulación con mayor amplitud
de movimientos del cuerpo humano y está formado por la conjunción de los extremos de tres
huesos: la clavícula, la escápula y el húmero; así como por músculos, ligamentos y tendones. El
lenguaje popular lo ha consagrado como el lugar de la fortaleza y del esfuerzo: “poner el hombro”,
“responsabilidad sobre los hombros”, “hombros para soportar”, “hombrear bultos” (= hacer fuerza
con los hombros para sostener o empujar alguna cosa). Y también tiene un significado de contención
y cuidado: “ofrecer el hombro para proteger o llorar”.5

5

JUAN RULFO, el escritor mexicano, tiene un antológico cuento en el que un PADRE lleva en sus HOMBROS a
un hijo herido y enfermo en un largo camino, buscando el pueblo más próximo: ¿NO OYES LADRAR A LOS
PERROS?(1953)

6

FILOSOFIA
ENSAYO PARA LA REFLEXION Y EL DEBATE

5.3. VER MAS LEJOS O VER MAS ALLÁ DEL HORIZONTE. La altura del GIGANTE permite ver lejos,
permite llegar con su mirada hasta el horizonte. Quien se sube sobre los HOMBROS del GIGANTE
puede llegar más lejos, ver mucho más que él. La estatura del GIGANTE se suma - en una buena
proporción - a la estatura del pequeño, que es el que logra mayor ventaja. Por más que el GIGANTE
haya alcanzado a verlo todo, algo más o más lejos aún podrá ver el ENANO o el PEQUEÑO subido a
sus hombros. Quien viene después de los GIGANTES, si sabe usar a los GIGANTES, puede superarlos
(aunque siempre los necesite como referencia, siempre necesite sus HOMBROS para subirse).

08.

Veamos ahora lo que esta frase representa para el APRENDIZAJE, el EJERCICIO y la ENSEÑANZA
de la FILOSOFIA. Y cómo retomamos la idea de una filosofía que se respalda en la tradición y la
historia (los GIGANTES), pero trabaja en re-creación constante, en su construcción permanente.

09.

Es necesario conocer a esos GIGANTES, familiarizarse con ellos, porque en allí está la real
posibilidad de hacer filosofía: su fortaleza y sus hombros son los que nos permiten ver más lejos.
Somos conscientes de nuestra condición de ENANOS, pero el descubrimiento de la filosofía y la
progresiva apropiación de toda su tradición nos permite crecer, hacer nuestras lecturas e
interpretaciones, comenzar a hacer trabajar al pensamiento, al contacto con las nuevas demandas.
El aprendizaje de la filosofía implica ese ir y venir del piso a los hombros de los GIGANTES, pero
nuestro destino no puede ser eternizarnos como moradores de los hombros ajenos, sino utilizar esos
hombros para ver el horizontes, el territorio que nosotros queremos descubrir, conquistar, colonizar
e interpretar. Este es el camino que naturalmente deben recorrer quienes se forman en las carreras
de FILOSOFIA, en el saber específico, en la especialidad. El aprendizaje crece con una dependencia
heterónoma del pasado, de lo dicho, del canon académico, pero tiende hacia una independencia y
autonomía en el ejercicio del pensamiento. Cuando lo logramos, alcanzaremos la mayoría de edad,
no necesitaremos más de los hombros de los GIGANTES y no nos pesará no ser como ellos, porque
sabemos reconocer las riquezas de nuestras potencialidades.

10.

Naturalmente LA ENSEÑANZA DE LA FILOSOFÍA supone todos estos pasos; (1) reconocimiento
de la presencia y el valor de los GIGANTES, (2) familiarizarnos con ellos, con sus hombros y la altura
que han alcanzado en la formulación de interrogantes, en la elaboración de respuestas, en la
creación de los sistemas, (3) tratar de “ver mas lejos” desde los hombros, descubrir un horizonte más
amplio, (4) alternar entre nuestra estatura reducida (pero en crecimiento constante) y la dimensión
extraordinaria de los GIGANTES, (5) prescindir de los HOMBROS y poder ver lejos con una autonomía
que no desconoce las riquezas que se han incorporado, los saberes que siguen nutriéndonos, (6)
crear progresivamente nuestro propio pensamiento.

11.

El verdadero saber no radica sólo en la repetición y la fidelidad, sino que ama la creación y la
autonomía de las ideas, porque por maravillosos que sean quienes nos precedieron no pudieron vivir
en el lugar y en la época en que nosotros vivimos, afrontando los problemas de siempre o los nuevos
problemas. Sus respuestas son valiosas para su época y siguen siéndolo para la nuestra, pero lo que
podemos elaborar para procesar los temas y las cuestiones que nosotros vivimos es una experiencia
que no se puede soslayar argumentando la fidelidad a la tradición filosófica.

7

FILOSOFIA
ENSAYO PARA LA REFLEXION Y EL DEBATE

12.

La sombra de los GIGANTES no debería generar tanto respeto, reverencia y temor que
terminemos sólo repitiéndolos servilmente, temerosos de no ser dignos de su tradición. Es muy
valioso multiplicar la hermenéutica de los textos de los gigantes, pero ese trabajo sólo es importante
para quienes forman parte de estrecho círculo de la filosofía. Los demás reclaman otra intervención
de la filosofía. Los atrevimientos especulativos también son saludables e permiten preparar también
nuestros hombros (aunque no seamos nunca GIGANTES) para que puedan subirse quienes están
iniciándose. Los GIGANTES son gigantes no porque escribieron grandes obras, sino porque en su
escritura pudieron recoger los interrogantes de su tiempo y pudieron aportar algunas respuestas a
esas inquietudes de quienes no formaban parte de la academia, la universidad, el estrecho círculo de
iniciados.
Por ejemplo: DESCARTES está preocupado por el problema de la verdad y sus obras intentan
dar una respuesta a la situación que vivía el siglo XVII, aunque sus escritos aborden con una
profundidad y extensión admirables, muchas otras cuestiones. AGUSTIN trabaja el tema del
conocimiento, de la verdad, el problema del bien y mal, porque seguramente eran inquietudes
propias y de sus fieles. ARISTOTELES – entre muchos temas – procesó en la política las diversas
organizaciones de las polis de su tiempo, y contribuyó en su tiempo a darle fundamento y
orden a los planteos del obrar moral. ANSELMO escribe sus pruebas de la existencia de Dios
porque desea satisfacer las dudas y las demandas de los monjes y estudiantes de su
monasterio. COMTE construye el discurso que acompaña el avance arrollador de las ciencias
asociadas con la tecnología en la revolución industrial, y en el mismo siglo, NIETZCHE,
KIERKEGARRD y MARX escriben TEXTOS DE GIGANTES porque están con el oído atento a las
voces de esos nuevos tiempos que resuenan en la segunda mitad del siglo XIX. Viendo todo lo
que está sucediendo y nos está sucediendo en nuestra época, ¿qué GIGANTES son los que lo
están pensando y tematizando en sus discursos? ¿Qué podemos aportar nosotros, que
estamos viviendo la contingencia del aquí y ahora?

13.

Lo que los transforma a los FILOSOFIA del pasado en GIGANTES (porque también hay
GIGANTES CIENTIFICOS, GIGANTES ARTISTAS O LITERATOS, GIGANTES RELIGIOSOS) es el orden del
discurso, el tipo de planteo, la apropiación de los interrogantes epocales, la construcción de las
respuestas. Hay un orden epistemológico del discurso filosófico que lo convierte en SABER SABIO y
requiere iniciación y ejercicio, tanto para su comprensión (lectura e interpretación), como para
producción (relaciones, influencias, inter-textualidad y escritura). Eso representa un duro y trabajoso
proceso de aprendizaje, que siempre es DE UN TIPO para quienes dedicarán su vida a la filosofía, y
DE OTRO para quienes acceden a la filosofía por razones instrumentales (la filosofía les sirve para
comprender mejor textos, períodos históricos, problemas o discursos), circunstanciales (forma parte
del plan de estudio o el diseño curricular de las carreras de grados o de postgrado), vocacionales (se
acercan a la filosofía por interés personal, mera curiosidad. capital cultural o moda).

14.

Muchas veces los PROFESORES DE FILOSOFIA (cualesquiera sean los títulos que hayan
acumulado en su formación filosófica) dedicados a enseñar (no a investigar o a publicar) olvidan el
perfil de sus destinatarios, caracteres e intereses, capacidades y motivación de los sujetos que
aprenden. Parecen ENANOS que quieren contagiar a sus alumnos de la incompletud ontológica en el
saber filosófico, en la imposibilidad de poder decir, acotar, enunciar algo nuevo. Y, a su vez, muestran
tal admiración por los GIGANTES que en lugar de subirte a sus HOMBROS, de tratar de VER MAS
LEJOS se vuelven más ENANOS porque sólo les interesa admirarlos y repetirlos. Y exigen a sus
alumnos estudiantes que asuman la misma actitud: consagren y veneren como GIGANTES a esos
desconocidos, traten de entender, leer e interpretar – sin contexto alguno – sus ideas y sus escritos y
los repitan a la perfección en los exámenes y las acreditaciones académicas. Y uno puede
encontrarse con muchos universitarios y profesionales que – al sabernos dedicados a la enseñanza
de la filosofía – nos disparan lo que han atesorado en el rincón filosófico de la memoria, que se

8

FILOSOFIA
ENSAYO PARA LA REFLEXION Y EL DEBATE

potencia si se asocian entre varios: “Sólo sé que no sé nada”, “Pienso, luego existo”, “Dialéctica
hegeliana”, “Imperativo categórico”, “Esencia y existencia”, “¿Por qué es el ser y no más bien la
nada?” – “La mayéutica socrática” – “La alegoría de la caverna” – “Somos una caña pensante”… pero
si pretendemos solicitar una explicación, un argumento, una razón, alguna relación entre esas frases
y la buena o mala vida que llevan, el buen o mal ejercicio de su profesión o su vida ciudadana, no
sabrán qué contestar. Esta filosofía de frases es la banalización de la filosofía, pero de esa
trivialización somos responsables los profesores de filosofía (y ciertos manuales preparados para el
pensamiento débil de nuestro tiempo).

15.

Leer y comprender a los GIGANTES nos permite y nos habilita para generar nuestro propio
pensamiento, nuestras preguntas y nuestras respuestas. Los GIGANTES no nos quitan la libertad, sino
que nos alientan a seguir creando y produciendo. Y esto es lo primero que debe saber un
ESTUDIANTE DE FILOSOFIA y un PROFESOR DE FILOSOFIA. El tesoro que cae en sus manos en cada
cátedra, en las explicaciones, en cada lectura y en las interpretaciones, no es un TESORO MUERTO
que exhibimos en una vitrina, temerosos de usar y celosos en el cuidado. Es un TESORO VIVO que (1)
es inagotable, (2) está hecho precisamente para el uso y el despilfarro, y que (3) más crece cuando
más se lo usa. 6 El legado no se guarda, no se archiva bajo siete llaves en una caja de seguridad, sino
que se invierte, se pone a trabajar para construir nuevos pensamientos, nuevos mundos.”Llegó luego
el que había recibido un solo talento. “Señor, le dijo, sé que eres un hombre exigente: cosechas donde
no has sembrado y recoges donde no has esparcido. Por eso tuve miedo y fui a enterrar tu talento:
¡aquí tienes lo tuyo!”. Pero el señor le respondió: “Servidor malo y perezoso, si sabías que cosecho
donde no he sembrado y recojo donde no he esparcido, tendrías que haber colocado el dinero en el
banco, y así, a mi regreso, lo hubiera recuperado con intereses…”(MATEO, 25: 14-30) Si bien es cierto
que la hermenéutica reconoce un giro moralizante en la versión final (originalmente el servidor
“malgasta” el dinero que se le entrega, situación que torna mas lógica la condena y el enojo) lo cierto
es que este texto del EVANGELIO sirve para recordarlos que si la FILOSOFIA no se transforma en uso y
ejercicio, no sirve.

16.

Es necesario reconocer y distinguir varios tipos de destinatarios, porque no se les da, ni se les
exige a todos, lo mismo: (1) los COLEGAS DE FILOSOFIA (con los que nos encontramos en cátedras,
exámenes y congresos, y con los que construimos un tipo de discurso muy profesional y específico),
(2) los ESTUDIANTES DE FILOSOFIA, aquellos que están preparándose para ser PROFESIONALES en la
INVESTIGACION Y/o en la ENSEÑANZA de la FILOSOFIA, Y (3) los estudiantes que son alumnos de UN
CURSO DE FILOSOFIA (o de VARIOS), (4) el público en general de conferencias, charlas, medios de
comunicación. De estos dos últimos destinatarios o usuarios estamos: adolescentes, jóvenes,
adultos, profesionales, ciudadanos, hombres y mujeres de la tercera edad, que no pertenecen a la
filosofía ni se piensan dedicar a ella.

17.

Y aquí es donde debemos pensar - como en otras disciplinas – la transmisión del
CONOCIMIENTO FILOSÓFICO del QUE SABE al que NO SABE filosofía. Interesa entonces determinar
cómo se logra la apropiación no de nombres de autores o de obras, de frases o fragmentos de un
sistema, sino de la filosofía, constituida por el pasado, pero con vida propia, actual, presente, como
el resto de los conocimientos y las disciplinas específicas. Y allí hay que trabajar el concepto de
TRANSPOSICIÓN DIDÁCTICA y SABER ENSEÑADO7, es decir del SABER SABIO y competente que se
6

SAVATER Fernando (1986), Perdonadme ortodoxos. Alianza. Ver la paradigmática figura del guardián, del
dragón, del paladín y del tesoro, relacionada con el aprendizaje de la filosofía y el acceso a todo tipo de saber.
Discursos a los estudiantes madrileños sobre qué es filosofía
7
En sentido restringido, la transposición didáctica designa el paso del saber sabio al saber enseñado.
(CHEVALLARD, 1997:22). Allí está el eje de la discusión. Si el saber enseñado fuera solo una construcción
didáctica o meramente escolar, o si los contenidos de la FILOSOFIA fueran inmediatamente asimilables, el

9

FILOSOFIA
ENSAYO PARA LA REFLEXION Y EL DEBATE

convierte en un SABER A ENSEÑAR. Al margen de la existencia o no de manuales se trata de un
CONOCIMIENTO DIDACTICO que los profesores ponemos en acto en el momento de la enseñanza,
porque por sobre los recursos o subsidios que utilicemos (libros, apuntes, trabajos, soportes digitales
o virtuales)8, somos nosotros los que vamos re-construyendo ese saber, lo ponemos en acto.
¿Por qué hay transposición didáctica? Porque el funcionamiento didáctico del saber es distinto
del funcionamiento académico, porque hay dos regímenes del saber, interrelacionados pero
no superponibles. La transposición didáctica tiene lugar cuando pasan al saber enseñado
elementos del saber sabio y es necesario el flujo entre ambos. Comúnmente el saber enseñado
vive muy bien encerrado sobre sí mismo, en una plácida autarquía, protegido por lo que
hemos llamado la clausura de la conciencia didáctica. Un FILÓSOFO no puede desplegar los
mismos argumentos que un maestro: puede recordar lo que debería ser el saber a enseñar, y
por medio de una deducción que ya no le pertenece y que sólo puede sugerir, puede recordar
lo que debería ser el saber enseñado, pero no puede, a causa de la ilegitimidad en ese rol,
promoverse al papel de pedagogo y decir cómo se debería enseñar. (CHEVALLARD, 1997:25)

18.

Es por eso que ponemos en cuestión el tema de los CONTENIDOS en la enseñanza de la
FILOSOFÍA. ¿De qué vale que los alumnos repitan sin comprender algunos clásicos? ¿Qué valor tiene
que tomen como aprendido sistemas que se han adaptado por razones didácticas trivializando el
contenido? En algunos exámenes no es KANT, no es HEIDEGGER, no es HEGEL, no es HUME, no es
MARX, NIETZSCHE o COMTE lo que los estudiantes están rindiendo y aprobando sino una lejana
sombra de sus pensamientos y sus sistemas, porque la CONSTRUCCION DEL SABER DIDACTICO ha
preparado un menú adaptado a los comensales, pero ajeno ya a las ideas originales.
Esta TRIVIALIZACION DEL SABER se produce cuando proceso de transmisión de los
conocimientos y las prácticas educativas escolares pueden deteriorar los contenidos de la
filosofía y simplificar el lenguaje, amparados en una discutible necesidad metodológica de
respetar tiempos, concluir programas, atender a las necesidades de los alumnos. El riesgo de
desacreditar el contenido de lo que se enseña – anticipado frecuentemente en los diseños y en
los manuales – pone en peligro la función misma de la escuela y del maestro. Puesto a hacer lo
que socialmente le debe hacer, el PROFESOR DE FILOSOFIA puede conformarse con el
cumplimiento formal de su función, sin comprometerse epistemológicamente con su misión.
Y podemos agregar que el saber enseñado se gasta y se aleja demasiado del saber sabio,
acercándose peligrosamente al saber banalizado. Un contenido de saber que ha sido
designado como saber a enseñar, sufre un conjunto de transformaciones adaptativas (textos,
apuntes, explicaciones) que lo hacen apto para ocupar un lugar entre los objetos de
enseñanza (ya que los alumnos pueden comprenderlo y aprenderlos) pero traicionando el
saber original.

19.

Podemos pensar en CONTENIDOS PUENTES que no hablan el lenguaje de los GIGANTES o de la
tradición, pero que hablan el lenguaje de nuestro tiempo y representan un acceso genuino a la
filosofía. Obras y filósofos actuales que se hacen cargo de nuestra época, que pueden seleccionarse
problema de disolvería. Pero el concepto de transposición didáctica se afirma primero como violencia sobre los
contenidos FILOSOFICOS y como constructo de la esfera de la didáctica. Entre el saber sabio y el saber a
enseñar se produce una necesaria variación, una separación que deben ser respetadas, fronteras que debe ser
rigurosamente vigiladas. (CHEVALLARD, 1997:23. La transposición didáctica. Aique. Buenos Aires )
8
En los MANUALES o LIBROS DE TEXTO que se multiplican en las escuelas como instrumentos de trabajo se
juega un alto porcentaje de la transposición didáctica. Allí se concentra y se codifica el saber a enseñar, ya que
se ofrece como recurso de referencia – muchas veces obligado y común – para el que enseña y para los que
aprenden. En la clase, en la lección, en la explicación, las palabras del maestro y las intervenciones de los
alumnos producen, ponen en acto el saber enseñado y, eventualmente, el saber aprendido.

10

FILOSOFIA
ENSAYO PARA LA REFLEXION Y EL DEBATE

y ordenarse respetando un grado progresivo de dificultad y que bien pueden operar como
disparadores de una forma de hacer FILOSOFIA. Muchos de ellos son los nuevos GIGANTES. Son
contenidos PUENTES porque se nutren del SABER SABIO y permiten trabajarlos como SABER
ENSEÑADO. Pueden ser libros, capítulos de libros debidamente citados y contextualizados, pueden
artículos de revistas académicas, y hasta puede ser discursos filosóficos en otros soportes (canciones,
poesía, relatos, películas, debates públicos).
Uno puede pensar en materiales de LYOTARD,
MARCUSSE, FROMM, SAVATER, VATTIMO, ZIZEK, BAUDRILLAD, LIPOVETZKI, FOUCAULT, ECO,
BORGES, JASPERS, BUBER, ADORNO, ALTHOUSER, SCHELER, RUSSEL, ORTEGA Y GASSET, CAMUS,
UNAMUNO, BAUMAN y tantos otros… No hablamos de todas sus obras, sino de la selección de
algunas de ellas, una colección de textos que sirvan de puerta para el ejercicio de la filosofía que le
suma al rigor de la disciplina el tono de nuestra época.

LYOTARD

VATTIMO

RUSSEL

FROMM

MARCUSE

ZIZEK

SAVATER

BAUDRILLARD

LIPOVETZKY

JASPERS

BAUMAN

UNAMUNO

BUBER

ORTEGA Y GASSET

ALTHOUSSER

11

FILOSOFIA
ENSAYO PARA LA REFLEXION Y EL DEBATE

ADORNO

CAMUS

SCHELER

BORGES

Y el PROFESOR DE FILOSOFIA consciente de sus límites de tiempo y de los ritmos de los sujetos que
aprenden puede crear una ANTOLOGIA con los capítulos fundamentales, sumarle sus propias
reflexiones, interrogantes, producciones o proyecciones (el buen profesor también se sube a los
HOMBROS DE LOS GIGANTES y sabe ver más lejos). En todos los casos, lo oportuno es trabajar no
con fragmentos, sino con partes debidamente identificadas que reportan al libro escrito por el autor
y disponible para los alumnos. Por ejemplo: el capítulo 4º: EL ANIMAL SIMBOLICO remite al libro LAS
PREGUNTAS DE LA VIDA de SAVATER, o el capítulo 2º: UNA CLAVE DE LA NATURALEZA DEL HOMBRE:
EL SÍMBOLO que remite a la ANTROPOLOGIA FILOSOFICA de CASSIRER.9 Lo importante formalmente
es que la enseñanza de la filosofía asocie toda la creatividad, pero se ordene sistemáticamente; que
el profesor y los alumnos conozcan desde el inicio cuál es la estructura del curso, cómo está
organizado, con qué materiales cuenta, por qué han sido seleccionados. A ese cosmos original se le
puede sumar el caos creativo de la producción, pero siempre habrá un retorno al camino principal.
Los capítulos de libros pueden coexistir con fragmentos de películas (guiones e imágenes), letras de
canciones, relatos, ensayos, material de los medios. Pero cada discurso está allí por una razón clara y
no surge de la espontánea e improvisada (caótica) intervención del profesor.

20.

Pero entonces, ¿no conviene, no es oportuno, estudiar a los GIGANTES? En realidad, si
queremos SABER FILOSOFÍA e iniciarnos en ella, debemos acceder a los GIGANTES para poder utilizar
sus hombros. Los caminos pueden ser varios, pero nos ocurren tres: (1) trabajar con los contenidos
PUENTES y luego ir proyectando inquietudes y aprendizajes hacia los clásicos que abordan los
mismos temas. No necesariamente todos deben acceder a todo, porque se pueden respetar los
intereses de los estudiantes. (2) trabajar los diversos temas o problemas de la filosofía con el aporte
de estos filósofos que han abonado las diversas respuestas pero hacerlo con un nivel de
sistematización y argumentación que permita sostener las diversas posiciones como respuestas
posibles (ETICA, CONOCIMIENTO, METAFISICA, DIOS, ANTROPOLOGIA) (3) trabajar los diversos
momentos de la HISTORIA DE LA FILOSOFIA (no necesariamente coincidentes con la historia fáctica),
presentando en cada uno de ellos, las ideas o respuestas de la época y ALGUNOS REPRESENTANTES
que se prestan para una adecuada presentación (transposición) y apropiación (saber aprendido); y
ver – en todos los casos – como dialogan aquellas respuestas y representantes con nuestro tiempo y
nuestra realidad.

21.

Lo importante - empero – es que todos mantengamos esa capacidad de “ver mas lejos” (que
usa NEWTON cuando ya había ordenado filosóficamente el universo y era admirado por todos), más
lejos aun que los GIGANTES. Ese “ver más lejos” es la capacidad de procesar las ideas, de armar de
palabras el pensamiento, se poner en acto el pensamiento crítico, de superar las situaciones o los
discursos dados, de abandonar el impersonal “se dice o se piensa” y sustituirlo por el “yo pienso”, y
de escribir, de ser bien-pensantes. Para esto es imprescindible adquirir de manera progresiva el rigor
del discurso, el manejo de los conceptos, el vocabulario técnico específico, el campo semántico de
cada autor, época, o problema: esto no se negocia, esto se exige.
El aprendizaje de la FILOSOFIA implica aprender a hablar en el idioma propio de ésta. Implica
también utilizar ese lenguaje conceptual tan especial al leer y escribir, al razonar y resolver
problemas. ¿Cómo se aprende a hablar este idioma? Más o menos de la misma manera que
aprende cualquier otro idioma: practicándolo con las personas que lo dominan y empleándolo
en las muy diversas situaciones donde se utiliza. Y sabiendo que el LENGUAJE TECNICO permite
9

Materiales universitarios para respetar los derechos de autor y organizar un CORPUS de materiales suelen
delimitar claramente los capítulos elegidos, encabezando el material con la TAPA DEL LIBRO y en índice
completo, para que los estudiantes puedan completar de manera obligatoria u opcional la lectura.

12

FILOSOFIA
ENSAYO PARA LA REFLEXION Y EL DEBATE

una comunicación más efectiva y ajustada a las necesidades. Por eso es necesario ser
cuidadoso con el uso metafórico, alegórico o figurativo, y con la selección de los ejemplos
porque pueden desdibujar – a pesar de su valor didáctico - el saber original. (JAY LEMKE, 1983:
152. Aprender a hablar ciencias. Paidós)

22.

Por supuesto que estamos hablando de la enseñanza de la filosofía, de las clases de filosofía,
de la relación de quien enseña con quienes aprenden, no como un TRAMITE impuesto por el sistema,
una OBLIGACION asociada a las disciplinas específicas elegidas por los estudiantes, una multitud de
información, datos y referencias que se escuchan a media, se entienden relativamente, se estudian
con fastidio y se rinden ajenos a cualquier tipo de apropiación o aprendizaje. Estamos hablando de la
CLASE DE FILOSOFIA como un ENCUENTRO, como un ACONTECIMIENTO, como una necesidad. La
FILOSOFIA debe funcionar así para ser digna de su nombre y de su tradición. En caso contrario se
entienden las decisiones de los FUNCIONARIOS PRAGMATICOS que desean eliminar la enseñanza de
la filosofía de los diseños curriculares propios de la formación de los adolescentes y aun de las
carreras universitarias: con criterio realista consideran que la filosofía forma parte de una cultura
general que puede asociarse a la historia de las ideas, de la cultura, de la literatura y del arte. O bien
que la capacidad de pensar, el juicio crítico, los grandes interrogantes y los principios éticos son
transversales que recorren todo el diseño y deben ser abordados por todos los profesores en cada
una de sus asignaturas. Para exigir el respeto y postular la continuidad de la ENSEÑANZA DE LA
FILOSOFIA es necesario generar esa capacidad de pensar que siempre exhibe un nivel de autonomía,
pero que se alimenta sanamente, se fortalece con la heteronomía que le brindan los GIGANTES y
adquiere – por eso hay un proceso de enseñanza y aprendizaje – la capacidad para ejercer con mayor
rigor, fundamento y capacidad el pensamiento. La buena enseñanza de la filosofía está en manos de
los PROFESORES DE FILOSOFIA porque son los que pueden construir el SABER ENSEÑADO a partir del
conocimiento del SABER SABIO y en dialogo con los sujetos de aprendizaje y los contextos que viven.
La filosofía se alimenta de libertad, pero también contribuye a crear las condiciones de ejercicio de la
libertad: (1) libertad objetiva que se ejerce como un derecho humano fundamental: la libertad de
pensamiento y de expresión del pensamiento; (2) libertad subjetiva, personal, como capacidad y
decisión de ejercer el pensamiento, sin delegar la propia responsabilidad en el pensamiento de otro
(que le impone o le ofrece pensar por todos).10
La pregunta “¿sirve para algo la filosofía?” es una “prueba” a la que todo profesor de filosofía
ha tenido que enfrentarse alguna vez. A los alumnos podrá gustarles (o no) el resto de
materias, pero la sospecha de estar perdiendo el tiempo con el estudio de algo inútil suele
dirigirse contra las humanidades, y particularmente contra la filosofía, que comparte con las
que se llaman (superficialmente) lenguas muertas, este dudoso mérito: ser, a ojos de los
alumnos, algo que no “sirve” para nada. Así que tampoco me escandalicé mucho cuando una
alumna me soltó un día en clase: “Es que tú sabes un poco de cada cosa, pero en realidad no

10

Los grandes proyectos educativos siempre han reconocido que el objetivo final era la formación del
ciudadano, “pero aquí lo que se sacrifica son diversas capacidades del individuo que pueden potenciar la
filosofía, pero sin este campo del saber, se empobrece y se retarda este desarrollo. Sin embargo, que haya
filosofía en los planes de estudio no asegura nada. Puede haber filosofía y sin embargo se puede constatar la
presencia de ciudadanos sometidos, corruptos, complacientes ante gobiernos totalitarios, incapaces de ejercer
sus derechos o de defender sus ideas o expresar sus pensamientos. Si se quiere sostener afirmaciones como
éstas (“Eliminar la filosofía del plan de estudios es un acto subrepticiamente fascista, que concibe a las
personas como entidades mecánicas, programables unívocamente. Una medida protectora de la clase en el
poder: formar mediocres empresarios, obreros para perpetuar el paradigma de explotación y consumo, que no
han desarrollado el pensamiento crítico, siempre será más seguro para mantener el status quo”) es necesario
ocupar los espacios con verdadera FILOSOFIA, y no con un bastardeo inaceptable.

13

FILOSOFIA
ENSAYO PARA LA REFLEXION Y EL DEBATE

sabes nada”. Sabedor de todo, especialista de nada, y eso no escapa a la (pese a todo)
despierta mente de los alumnos. http://www.boulesis.com/boule/sirve-para-algo-la-filosofia/

23.

Es imprescindible, además, superar el natural DISCIPLINAMIENTO ACADÉMICO 11 que viven los
estudiantes en general (y los de filosofía en particular) y mantener la capacidad infantil de la
pregunta, de la duda, de la discusión. Esa capacidad es la que permite hacer las preguntas más
lógicas porque son las más desestabilizadoras: “¿Por qué SOCRATES es el molesto filósofo y educador
de ATENAS pero termina democráticamente condenado por la mayoría de la ASAMBLEA? ¿Para qué
se complicó PLATON creando dos mundos que finalmente no logra probar de manera fehaciente?
¿Acaso SOCRATES para preguntar lo que pregunta en la refutación no debía saber mucho más que
sus interlocutores? ¿Por qué ARISTOTELES que estuve tan preocupado por la política y las
constituciones de las polis, acompañó como educador el crecimiento de ALEJANDRO MAGNO?
¿Puede haber filosofía cuando hay tantas verdades reveladas y dogmáticas en el cristianismo?
¿Prueban la existencia de Dios las pruebas que se presentan? ¿Por qué DESCARTES exagera la duda y
termina en un solipsismo del que sale de una manera poco honorable? ¿Puede ser tan destructivas
las objeciones a la metafísica en el empirismo? ¿Por qué KANT termina postulando y pensando lo que
no puede llegar a conocer, sino sólo pensar? ¿Puede interpretarse de una manera tan arbitraria y
excluyente la FILOSOFIA DE LA HISTORIA tan como lo construye HEGEL? ¿Por qué el pensamiento de
NIETZSCHE atrae a tantos adolescentes y jóvenes? ¿Por qué la filosofía que se enseña debe ser
exclusivamente occidental?

24.

Hemos hablado de ENANOS Y GIGANTES, pero GILLES DELEUZE (NIETZSCHE Y LA FILOSOFÍA)
nos habla de FILOSOFOS – COMETAS: “Es cierto, dice NIETZSCHE, que actualmente los filósofos se han
convertido en COMETAS. Pero desde LUCRECIO hasta los filósofos del siglo XVIII debemos observar
estos COMETAS, seguirlos todo lo posible, hallar su camino fantástico. Los FILÓSOFOS-COMETAS
supieron hacer del pluralismo un arte de pensar, un arte crítico. Supieron decir a los hombres lo que
ocultaban su mala conciencia y su resentimiento. Supieron oponer a los valores y a los poderes
establecidos aunque no fuera más que la imagen de un hombre libre. Después de LUCRECIO, ¿cómo
es posible preguntar aún: para qué sirve la filosofía?” Pero en el mismo texto propone una
presencia activa, combativa, omnipresente de la filosofía:
"Cuando alguien pregunta para qué sirve la filosofía, la respuesta debe ser agresiva ya que la
pregunta se tiene por irónica y mordaz. La filosofía no sirve ni al Estado ni a la Iglesia, que
tienen otras preocupaciones. No sirve a ningún poder establecido. La filosofía sirve para
entristecer. Una filosofía que no entristece o no contraría a nadie no es una filosofía. Sirve para
detestar la estupidez, hace de la estupidez una cosa vergonzosa. Sólo tiene este uso: denunciar
la bajeza del pensamiento bajo todas sus formas. ¿Existe alguna disciplina, fuera de la filosofía,
que se proponga la crítica de todas las mitificaciones sea cual sea su origen y su fin?
Denunciar todas las ficciones sin las que las fuerzas reactivas no podrían prevalecer. Denunciar
en la mitificación esta mezcla de bajeza y estupidez que forma también la asombrosa
complicidad de las víctimas y de los autores. En fin, hacer del pensamiento algo agresivo y
afirmativo. Hacer hombres libres, es decir, hombres que no confundan los fines de la cultura
con el provecho del Estado, la moral o la religión. Combatir el resentimiento, la mala
conciencia, que ocupan el lugar del pensamiento. Vencer lo negativo y sus falsos prestigios.
¿Quién, a excepción de la filosofía, se interesa por todo esto?
11

DISCIPLINAMIENTO ACADEMICO = la actitud de los estudiantes que entienden y aceptan las reglas de juego
del sistema educativo, el rigor de los exámenes y la autoridad del docente, y prefiere negociar su silencio y
pagar con él las acreditaciones necesarias.

14

FILOSOFIA
ENSAYO PARA LA REFLEXION Y EL DEBATE

La filosofía como crítica nos dice lo más positivo de sí misma: empresa de desmitificación. Y, a
este respecto, que nadie se atreva a proclamar el fracaso de la filosofía. Por muy grandes que
sean, la estupidez y la bajeza serían aún mayores si no subsistiera un poco de filosofía que, en
cada época, les impide ir todo lo lejos que querrían, que respectivamente les prohíbe, aunque
sólo sea por el qué dirán, ser todo lo estúpida y lo baja que cada una por su cuenta desearía.
No les son permitidos ciertos excesos, pero ¿quién, excepto la filosofía, se los prohíbe? ¿Quién
les obliga a enmascararse, a adoptar aires nobles e inteligentes, aires de pensador?
Ciertamente existe una mitificación específicamente filosófica; la imagen dogmática del
pensamiento y la caricatura de la crítica lo demuestran. Pero la mistificación de la filosofía
empieza a partir del momento en que ésta renuncia a su papel... desmitificador, y tiene en
cuenta los poderes establecidos: cuando renuncia a detestar la estupidez, a denunciar la
bajeza.”
GILLES DELEUZE: NIETZSCHE Y LA FILOSOFÍA

25.

Desde el siglo XII resuena la frase: “Somos enanos, pero enanos subidos sobre los hombros de
aquellos gigantes, y aunque pequeños, a veces logramos ver más allá de su horizonte.” Y desde
hace DIEZ SIGLOS el desafío es el mismo: subirse a los hombros de los GIGANTES o de quienes
cumplen pedagógicamente esa función para aprender a ver más lejos, para poder ver el horizonte de
nuestras vidas, de nuestro tiempo, de los acontecimientos que vivimos, del futuro que ya asoma. No
sería conveniente que abundaran los obedientes y disciplinados estudiantes de filosofía que
solamente atienden en las clases, escriben en sus carpetas o en sus netbook y rinden con las mejores
notas los exámenes, pero no se atreven a pesar por su cuenta, ni se arriesgan a expresar sus
pensamientos.
Somos pequeños errantes, sobre hombros de gigantes.
Hay fracasos y hay dolor, desafiando la razón.
Como te ves, en un mundo al revés,
Personaje central, de la escena irreal
SOBRE HOMBROS DE GIGANTES – ATZMUS12

13

12

13

http://www.youtube.com/watch?v=5rd3OtcD2-U

LOS WIKIPEDIA: LA CUMBIA FILOSOFICA. http://www.youtube.com/watch?v=BMLMBQGlMg

15

FILOSOFIA
ENSAYO PARA LA REFLEXION Y EL DEBATE

Esta es la cumbia,
La cumbia ‘’filosófica’’
No es pura meta física
Esto es cuestión de lógica…
Este ritmo lo bailaban
Demócrito y Platón,
Levantando las manos
En pleno Partenón…

Esta es la cumbia
de la filosofía;
que en el griego significa
Amor por la Sabiduría.
Filósofos del mundo
la bailan sin parar
Aristóteles con palmas
No paraba de pensar

Todos pensaban
Que era una pavada…
Hasta que Sócrates dijo:
‘’Solo sé que no sé nada’’
Yo solo sé…
que no sé nada…
La negación del todo
Es afirmar la nada.
Yo solo sé…
que no sé nada…
Yo solo sé…
Que pintó la reflexión…

El silogismo
es por definición,
dos proposiciones
y una conclusión.
Lucha de clases
Dialéctica materialista
eran los pilares
de la teoría Marxista…

Particular a general
Es método inductivo,
De general a particular
es método deductivo.
Yo solo sé…
que no sé nada…
La negación del todo
Es afirmar la nada.
Yo solo sé…
que no sé nada…
Yo solo sé…
Que pintó la reflexión…

16