34 Expansión Lunes 17 diciembre 2012

DIRECTIVOS

¿Debe abrir su perfil de LinkedIn a sus jefes?
GESTIÓN Es negativo si busca empleo, pero bueno para ser más visible en su empresa.
VíctorM.Osorio.Madrid

LA LECTURA

El mundo de Congostium
Expansión.Madrid

Uno vive plácidamente en ese mundo que son las redes sociales hasta que llega el día en el que abre una notificación y ve que su jefe le quiere añadir como contacto. Aceptar o no aceptar –que diría Hamlet– esa es la cuestión, aunque antes de tomar una decisión tan importanteelmejorconsejoes pararse a pensar un momento. “Tener al jefe como contacto en LinkedIn puede ser bueno omaloenfuncióndelosobjetivos que uno tenga cuando usa esta herramienta”, afirma Ángeles de la Flor, socia directora de Aflora, empresa especializada en coaching, outplacement y desarrollo de personas. En su opinión, para hacer las cosas bien es fundamental “analizar el antes, el durante y eldespués.Elantessuponedefinir clararamente por qué usamos LinkedIn, pensando en cómo queremos estar den-

Amadeo Escolano es enviado a un lugar llamado CongostiumporelGobiernoespañol para conocer este singular país, donde han adoptado el latín como idioma oficial, tras comprobar los males de la proliferación de otras lenguas oficiales. Puede que ya hayan notado a estas alturas que Congostium es una ficción política en clave de humor cuyo fin es parodiar las actuales democracias y a la vez rendir un tributo a las delosgriegosyromanos. Autor también de La luna, el elefante y Rodrigo, Luis Eduardo Cortés (Madrid, 1943) nos presenta en esta obra cómo sería vivir

tro de un periodo de tiempo determinado. El durante consiste en usar la herramienta de una forma adecuada, porque cualquier cosa que publique será vista por los demás. Por último, el después tendrá que ver, por ejemplo, con mantener el trato con un contacto que en un momento le sirvió y ahora no. Nunca sabe cuándo lo volverá a necesitar, así que no debería quedarse con la sensación de que ha sido usado”,diceestaexperta. Si se busca un cambio... Esta introducción en el correcto uso de LinkedIn tiene mucho que ver con aceptar o no a nuestro jefe como contacto en esta red social. Si el objetivo es mejorar profesionalmente fuera de la compañía, la herramienta puede ser un medio muy bueno para establecer contactos. “En este caso yo recomendaría no aceptar a nuestro jefe. Si estás buscando empleo, entablas contacto con una empresa de la competencia o de repente centrastuactividadenunazona donde no opera tu empresa, tu jefe podrá verlo y no te

Bloomberg News

La clave es definir claramente para qué usaremos la red social. Si queremos un cambio de aires, la respuesta puede ser ‘no’

La utilidad que le dé a la red social hará que aceptar al jefe resulte una buena o mala opción.

convendrá que lo haga”, afirma Ángeles de la Flor. ¿Pero no es violento no aceptarle? “Puede que lo sea, pero siempreserámejoresoaqueveatu actividad. Además, cuando no aceptas a alguien, a esa persona no le llega una notificación deello”,asegura. Tiene muchas ventajas Encambio,tenercontactocon los superiores en las redes sociales profesionales “puede resultar una buena forma de ser visible, sobre todo en las grandes compañías”, afirma Cecilia Taieb, directora de Formación de Page Group para el Sur de Europa y África,

una firme defensora de tener al jefe como contacto en LinkedIn. En su opinión “tiene muchas cosas buenas y ninguna mala”. “A cualquier profesional le puede interesar tener acceso a la red de contactos de su jefe porque posiblemente tendrá un nivel superior que la propia. Hay que distinguir entre unas redes y otras. Si no quieresteneratujefeenFacebook perfecto, pero LinkedIn

Estar conectado con los superiores puede ser bueno para dejarse ver y tener acceso a su red de contactos

es una red profesional y no le encuentro sentido a no aceptarle. Además, la búsqueda de empleo no tiene por qué reflejarse en la actividad del perfil si se gestionan bien las herramientas”,diceCeciliaTaieb. En cualquier caso, la mejor recomendación es ver el perfil como un nuevo currículum –conmuchasmásopciones–y usar la red social con sentido común. También puede llevarse una sorpresa porque “hay más casos en los que el jefe no acepta al empleado quealrevés”,diceestaexperta de Page Group. Al menos, no recibirá una notificación de quelehanignorado.

CONGOSTIUM G Autor: Luis Eduardo Cortés G Editorial: Gadir G Páginas: 256 G Precio: 17 euros

Despedido por buscar empleo en la red social
John Flexman, un ejecutivo de recursos humanos de BG Group en Reino Unido,fue despedido a principios de este año por colgar en LinkedIn que estaba interesado en otras“oportunidades profesionales” ,algo que no le gustó a sus jefes. Flexman, que ganaba 82.000 euros al año,demandó a la empresa por despido improcedente.

en una meritocracia, un lugar donde se premia la capacidad y el esfuerzo; la clase política es honesta, está bien formada y se mueve por ideales colectivos y no individuales; y donde se rinde culto al deporte y a la cultura. Luis Eduardo Cortés es abogado, gemólogo, empresario, político y conferenciante. Licenciado en Derecho por la Universidad de Valladolid, Cortés es conocido por su extensa trayectoria política, un camino que empezó en la UCD y que le llevó después al PP, del que fue elegido presidente en Madrid en 1986.Además,hasidodiputado en la Asamblea de Madrid y en el Congreso de los Diputados. Actualmente es presidentedeIFEMA.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful