Está en la página 1de 6

REFLEXION Y DEBATE

FILOSOFIA, EDUCACION Y SOCIEDAD
1


60

SINTOMAS DE AQUÍ Y ALLA
¿MAL DE EPOCA?
ALGO NOS ESTA PASANDO
CONSTRUCTORES DE BIENESTAR

PROF. DR. JORGE EDUARDO NORO
norojor@cablenet.com.ar






CULTURA DEL MALESTAR


“Evidentemente, al hombre no le resulta fácil renunciar a la satisfacción de estas tendencias
agresivas suyas; no se siente nada a gusto sin esa satisfacción. Por otra parte, un núcleo cultural más
restringido ofrece la muy apreciable ventaja de permitir la satisfacción de este instinto mediante la
hostilidad frente a los seres que han quedado excluidos de aquél. Siempre se podrá vincular
amorosamente entre sí a mayor número de hombres, con la condición de que sobren otros en
quienes descargar los golpes. (FREUD. MALESTAR DE LA CULTURA. V)

Si la cultura impone tan pesados sacrificio, comprenderemos mejor por qué al hombre le resulta tan
difícil alcanzar en ella su felicidad. En efecto, el hombre primitivo estaba menos agobiado en este
sentido, pues no conocía restricción alguna de sus instintos. En cambio eran muy escasas sus
perspectivas de poder gozar largo tiempo de tal felicidad. El hombre civilizado ha trocado una parte
de posible felicidad por una parte de seguridad (FREUD. MALESTAR DE LA CULTURA. V)

A mi juicio, el destino de la especie humana será decidido por la circunstancia de si -y hasta qué
punto- el desarrollo cultural logrará hacer frente a las perturbaciones de la vida colectiva emanadas
del instinto de agresión y de autodestrucción. En este sentido, la época actual quizá merezca nuestro
particular interés. Nuestros contemporáneos han Ilegado a tal extremo en el dominio de las fuerzas
elementales que con su ayuda les sería fácil exterminarse mutuamente hasta el último hombre. Bien
lo saben, y de ahí buena parte de su presente agitación, de su infelicidad y su angustia. “
(FREUD. MALESTAR DE LA CULTURA. VIII)

 No todos padecen todo. No todos padecen o exhiben los mismos síntomas. No son tienen los
mismos males. Algunos son víctimas y otros son victimarios: algunos lo padecen todo y otros son los
autores de esos padecimientos. Y hay quienes van pasando de bando. Por ejemplo: son victimas en
sus trabajos y victimarios en la familia.
REFLEXION Y DEBATE
FILOSOFIA, EDUCACION Y SOCIEDAD
2



 Hasta hay un orden aleatorio en la enumeración y bien podemos organizar una grilla personal,
familiar, institucional, de pareja en donde pongamos solamente los números de los SINTOMAS que
padecemos y le demos el ORDEN por la jerarquía de los mismos. Hasta podemos debatir cuáles son
más nocivos para los sujetos, para las relaciones, para la sociedad. Es un buen ejercicio ponerle
NUMEROS a lo que nos pasa… Y luego habrá que definir qué hacer con nuestro malestar, qué hacer
con lo que nos pasa.

01. Incumplimiento de compromisos personales asumidos: prometemos y nos olvidamos.
02. Faltar a la palabra empeñada, no por mala voluntad, sino por olvido.
03. Ausencia de agradecimientos, de reconocimientos. Todo parece obligatorio.
04. Sensación de que el tiempo se acelera y nos va llevando sin control.
05. Rodeados de recursos de comunicación, vivir mas incomunicados con los afectos.

06. Funcionalidad en las relaciones: nos usamos y nos abandonamos.
07. Fugacidad en los compromisos: los afectos, los amores vienen y se van, sin dolor
08. Síntomas de un malestar difícil de definir con variadas expresiones de malhumor
09. Intolerancia, reacciones, contestaciones bruscas, agresiones, malentendidos.
10. Desconfianza, sospecha, inquietud: pensar mal como mecanismo de defensa.

11. Vivir del conflicto como recurso para mantenerse activos: enemigo universal.
12. Atender o ignorar al otro, saludar o “ningunear”, según aceptación o estados de ánimo.
13. Encierros sistemáticos en el ámbito de la vida privada a la que no se accede sin anuncios.
14. Circulación agresiva por las calles de la ciudad: el otro (auto o peatón) nos incomoda.
15. Falta de tolerancia con los otros: esperar, compartir, entender situaciones.

16. No contestar los correos, no devolver llamados, no aceptar ni proponer encuentros.
17. Clima de intolerancia y discusión ante opiniones diversas y pensamientos distintos.
18. Exigencia arbitraria de los propios derechos, ignorando los deberes.
19. Sensación de injusticia, de imposibilidad ante situaciones que no se pueden resolver.
20. Desconocimiento de los derechos de los demás, si perjudican los propios.

21. Ignorar las responsabilidad privativas del propio rol o función (laboral, familiar, público)
22. Dificultades para armar conversaciones coherentes y argumentaciones pertinentes.
23. Postergar o borrar a quienes han representado una ayuda importante en la propia vida.
24. Falta de memoria: lo dicho, lo prometido, lo comentado, lo acordado, lo adeudado.
25. Entusiasmos acelerados, desánimos veloces, olvido rápido: y en el medio, los otros.

26. Multiplicar excusa - en todas las edades – para no hacer lo que cada uno debe hacer.
27. Sujetos a la agenda temática de los medios; hablar y comentar lo que todos saben
28. Juicio generoso y amplio para uno mismo, mezquino y legalista para los demás.
29. Justificación personal (y a medida) de las propias debilidades y los propios errores.
30. Convertir cualquier lugar social o de trabajo (función) en un lugar de poder.

31. Los únicos problemas que interesan y valen son los problemas personales.
32. Hablar y responder, sin atender ni escuchar al interlocutor.
33. Violencia en las discusiones, acusaciones, debates, defensa de intereses.
34. Nadie puede interponerse ante los propios planes, proyectos, intenciones.
35. Inventar enemigos y vivir de ellos: el que no está conmigo está en mi contra.
REFLEXION Y DEBATE
FILOSOFIA, EDUCACION Y SOCIEDAD
3



36. Palabras, expresiones, gestos o actitudes generadoras de malentendidos
37. Bandos opuestos son irreconciliables y nunca tienen perdón o redención.
38. Envidia y rencor frente al progreso y el triunfo de los demás.
39. Sensación de que se camina, se avanza, se corre pero no sabe hacia dónde y por qué.
40. Desconfianza de la justicia y construcción de parámetros personales de la justicia.

41. Mentir, no revelar toda la verdad, esconder lo que se hace o lo que sabe. Doble vida.
42. Descartar lo que no agrada, ya no sirve, no nos presta más beneficios.
43. Culto a la apariencia y descuido de la interioridad.
44. Comentarios y calumnias que se repiten y se difunden sin pruebas ni evidencias.
45. Condenas apresuradas, pública y mediáticas, sin juicio y sin legítima defensa.

46. Meterse en la vida de los demás, pero frenar todo intento de ingreso en la propia.
47. Sepultar el pasado y borrar de la memoria las historias antiguas.
48. Diversas formas de acoso y violencia: de género, laboral, sexual.
49. Gritos en lugar de palabras, mal trato y agresión en lugar de respeto.
50. Dificultad para reconocer errores, pedir disculpas, pedir perdón, perdonar.

51. Confianza en los contactos virtuales, lejanía e indiferencia en la relación personal.
52. Discriminación en los actos, detrás de discursos y consignas antidiscriminatoria.
53. Crisis de identidad: no saber en definitiva qué somos, quiénes somos.
54. A nosotros no nos pasa, cuando nos pase, veremos.
55. Desconocimiento de nuestra personalidad, de nuestras relaciones o impulsos.

56. Anulación de la conciencia y desaparición de la culpa.
57. Incapacidad para poner en palabras los hechos, los pensamientos, los deseos (a-dictos)
58. Insensibilidad frente a los problemas sociales próximos, cercanos, inmediatos.
59. Crisis de trascendencia, culto a la omnipotencia y a una vida sin final.
60. Prácticas religiosas alienantes: Dios en todas partes pero una vida sin moral ni compromiso.



ENRIQUE SANTOS DISCEPOLO
QUÉ SAPA SEÑOR (1931)
ENRIQUE SANTOS DISCEPOLO:
CAMBALACHE (1934)
ENRIQUE SANTOS DISCEPOLO:
UNO (1943
La tierra está maldita
y el amor con gripe, en cama.
La gente en guerra grita,
bulle, mata, rompe y brama.
Al hombre lo ha mareao
el humo, al incendiar,
y ahora entreverao
Que el mundo fue y será una
porquería
ya lo sé...
(¡En el quinientos seis
y en el dos mil también!).
Que siempre ha habido chorros,
maquiavelos y estafaos,
Uno, busca lleno de esperanzas
el camino que los sueños
prometieron a sus ansias...
Sabe que la lucha es cruel
y es mucha, pero lucha
y se desangra
por la fe que lo empecina...
REFLEXION Y DEBATE
FILOSOFIA, EDUCACION Y SOCIEDAD
4


no sabe dónde va.
Voltea lo que ve
por gusto de voltear,
pero sin convicción ni fe.
contentos y amargaos,
valores y dublé...
Pero que el siglo veinte
es un despliegue
de maldá insolente,
ya no hay quien lo niegue.
Vivimos revolcaos
en un merengue
y en un mismo lodo
todos manoseaos...

Uno va arrastrándose entre
espinas
y en su afán de dar su amor,
sufre y se destroza hasta
entender:
que uno se ha quedao
sin corazón...
Precio de castigo que uno
entrega
por un beso que no llega
a un amor que lo engañó...
¡Vacío ya de amar y de llorar
tanta traición!



CONSTRUCTORES DE BIEN-ESTAR




Pero no podemos dejar de reconocer que hay CONSTRUCTORES DE BIENESTAR, generosos
fabricantes de entornos favorables, cargados de empatía, de buenas ondas, de proyectos, de futuro.

01. Los que trabajan a conciencia y seriamente sin mirar lo que hacen los demás.
02. Los que cumplen siempre con todos y con todo.
03. Los que son buenos padres, buenos hijos, buenos amigos, buenas personas
04. Los que honran la amistad y la historia compartida, y la palabra empeñada.
05. Los que son sinceros, amantes de la verdad, jugados con sus convicciones.
06. Los que interpretan el amor en todas sus manifestaciones como un compromiso con los demás.
07. Los que siempre piensan bien de los todos, y sospechan de los comentarios.
08. Los que encuentran siempre el tono y la palabra justa para cada uno.
09. Los que ofrecen sus hombros para llorar, sus abrazos, su corazón, su vida.
10. Los que hacen y se entregan sin esperar reconocimientos, ni recompensas.
11. Los que son felices y quieren que los demás lo sean, con la mejor calidad de vida.
12. Los que disfrutan, festejan, se ríen, comparten, se toman su tiempo, se quieren.
13. Los que cada día se levantan con ganas de construir un mundo nuevo, un mundo mejor.
14. Los que creen que la verdadera revolución comienza por el propio esfuerzo.
15. Los que saben expresar sus críticas y sus denuncias, pero le suman sus propuestas.
16. Los que disimulan sus problemas y tienen el buen humor necesario para relacionarse.
17. Los que creen en un DIOS que les exige que se hagan cargo del mundo en que viven.
REFLEXION Y DEBATE
FILOSOFIA, EDUCACION Y SOCIEDAD
5


18. Los que no desesperan aun en medio de las tormentas más violentas, sino que actúan.
19. Los que saben cumplir con sus obligaciones sin protestar, y también saben disfrutar de la vida.
20. Los que son verdaderos héroes y modelos, aunque vivan y mueran sin hacerse notar.

Tampoco encontraremos a UNA PERSONA que reúna todos los caracteres presentados, pero
conocemos a muchas personas que tienen algunos o muchos de las cualidades que se presentan. Y
tenemos un compromiso educativo en (1) identificar esta forma de proceder que ayuda a construir
realidades distintas, innovadoras, humanas, (2) ayudar a las jóvenes generaciones a crecer en esta
dirección. La formación ACTITUDINAL y la formación MORAL puede alimentarse de estos principios.


HAMLET LIMA QUINTANA
GENTE
EDUARDO GALEANO
EL MUNDO

Hay gente que con solo decir una palabra
enciende la ilusión y los rosales;
que con solo sonreír entre los ojos,
nos invita a viajar por otros mundos
y permite florecer todas las magias.

Hay gente que con solo dar la mano,
rompe la soledad, pone la mesa,
sirve el puchero, coloca las guirnaldas;
que con solo empuñar una guitarra
te regala una sinfonía de entrecasa.

Hay gente que con solo abrir la boca,
llega hasta los límites del alma,
alimenta una flor, inventa sueños,
hace cantar el vino en las tinajas.
Y se queda después como si nada.

Y uno se va de novio con la vida,
desterrando una muerte solitaria,
pues sabe que a la vuelta de la esquina,
hay gente que es así, tan necesaria.


El mundo es eso: un montón de gentes,
un mar de fueguitos. El mundo es eso.
Cada persona brilla con luz propia
entre todas las demás, cada persona.
No hay dos fuegos iguales.
Hay fuegos grandes, fuegos chicos,
hay fuegos de todos colores.
Hay gente de fuego sereno,
que ni se entera del viento,
y gente de fuego loco,
que llenan el aire de chispas.
Algunos fuegos, fuegos bobos,
que no alumbran ni queman,
pero otros arden la vida
con tantas ganas
que no se puede mirarlos
sin que nos quemen.
Pero otros arden la vida
con tantas ganas
que quien se acerca, se enciende,
se enciende.


JOSE LARRALDE
SOLO LOS HOMBRES BUENOS

Sólo los hombres buenos viven todo un día.

Nacen por la mañana,
serenos ante el sol que se levanta;
erguido desde el alma,
con los pies más abajo que los zapatos;
con la cara tranquila;
con la mente educada a pensar que es el camino;
qué silencio es mejor;
¿cuál es el grito?; ¿cuándo decir no quiero?;


Sólo los hombres buenos son buenos hombres.

El pan del hombre bueno es diferente
por ser igual al pan del que lo niega,
aunque el pan generoso oferente no
sepa quién lo escupe y quién lo riega.

Si pudiera encontrarte en el camino
y preguntarte simplemente ¿cómo te va?, ¿sos feliz?.
Si pudiera ver tu rostro tal cual fuera,
sin el tonto ocultamiento que los hombres ofrecemos
REFLEXION Y DEBATE
FILOSOFIA, EDUCACION Y SOCIEDAD
6


¿cuándo aceptar lo inaudito?.

Por qué llorar de risa y reír en un llanto, ¿por qué?.

Sólo los hombres buenos viven todo un día.

Sólo los hombres buenos aguardan un instante;
escuchan la verdad del que está enfrente,
comparan su verdad con las verdades
de cada humanidad que hace que exista.

Sólo los hombres buenos tienen prisa
en señalar el rumbo a la vertiente,
para que cada sed sea apagada
con el agua de todos los bautismos.

Sólo los hombres buenos ponen
su fe encima de las piedras,
para que el mundo vea y sepa que la fe
siempre es cúspide y puente en los abismos.

Sólo los hombres buenos ignoran que lo son,
cantan cuando el silencio aturde en el cerebro
y cuando en primavera revienta el corazón de la
semilla,
y el sonido culto de las flores y el polen lanza su
dulzor de vida,
sólo los hombres buenos en silencio ponen en cada
flor una sonrisa.

Sólo el hombre que es bueno se desvela
por ser mejor que él mismo cada día
sin comparar lo bueno de los otros ni permitirse el
lujo de ser guía.

como alivio
a quien por nosotros se desvelan.

Si pudiera seguir tu paso por la senda del tiempo,
alentando tu marcha, vigilando tu anhelo,
recogiendo de a uno los minutos de vida
que sin darte cuenta quedarán detrás tuyo
como flores herméticas, perfumando otro mundo.

Si pudiera decirle al eterno futuro en una tarjetita:
Recomiendote a mi hijo, no lo trates muy duro.
No le regales nada
pero dale el apuro de ser un hombre bueno,
de ser noble y seguro.

Si puedes darle ingenio,
que sea claro, no oscuro,
prefiero que sea esclavo
antes que sea verdugo.

Y una sola palabra al final de su curso.

Dios en todas las horas de su vida y su mundo,
y por Dios te lo ruego, no lo trates muy duro
https://www.youtube.com/watch?v=pMUgV-voUf0