Antología 1.

1

Recital CSO la llamborda y otros bio-lentos

Durante demasiado tiempo hemos vivido por debajo de nuestras posibilidades. El pacto de silencio y el dinero (abundantemente repartido en premios, becas y concursos, o a través del otro ministerio de cultura, la SGAE) nos han convertido en perros amaestrados, incapaces de ladrar a nuestro amo, anhelantes de que nos rasquen entre las orejas, y nos den de comer, en lujosos platos dorados... Toda aquella no afecta al régimen ha sido suprimida (ya se sabe, aquí, el que gana se lo lleva todo), pero también la vida, la inteligencia, o la belleza han desaparecido con la mercantilización del arte, la poderosa corta-césped del pensamiento único, y su adelantada versión autóctona, la llamada Cultura de la Transición. Y, sin embargo, la vida y el arte brotan en cada esquina, ajenas a las premisas del mercado, a los intereses de las clases dominantes, al aborregamiento endémico de la población, como matojos obstinados que hienden el asfalto o se multiplican, en los intersticios de los muros. Y una vez más, desandamos el viejo camino y descendemos (o nos elevamos) hasta las plazas, y nos mezclamos entre la gente (puesto que no somos sino gente), y lanzamos nuestros versos al tiempo que abrimos los micrófonos y recobramos el diálogo. “Una mañana, después de un sueño intranquilo, Gregor Samsa despertó convertido en un monstruoso insecto...” Y el arte vuelve a tener pesadillas, y a nombrar a los verdugos, tal como ocurre en la vida, no amputada y libre... José Icaria

J

osé Icaria

Llámalo prudencia* Llámalo prudencia, o resignación. Pero una noche, mientras dormías, una mosca puso sus crías bajo tus párpados.

Y ahora, todos tus sueños nacen podridos, y es tu alma la que yace a los pies de tu cama. *: poema aparecido simultáneamente en las webs hackeadas de CCOO y UGT. LLANTO POR FÉLIX, DE RIBARROJA (Un hombre se quema a lo bonzo en Valencia tras perder su empleo) Cayó como una estrella fugaz, ardiendo de rabia e impotencia. Dejó un rastro en el cielo de incandescentes lágrimas rojas, y la lluvia ardía en las pupilas de cientos de miles de estrellas, mientras sus cenizas descendían como sutiles copos de nieve. Quiso el sol frenar la noche: dictó un decreto, reformas, recortes. Pero la noche avanzaba… Quiso el sol frenar la noche: compró a los jueces, se vendió a los bancos. Pero la noche avanzaba… Quiso el sol frenar la noche: mostró sus porras, vertió sus gases. Pero la noche avanzaba…

La noche avanzaba y caía -como una garra- sobre el cuello de las doncellas adineradas… La noche avanzaba, ¡LA NOCHE AVANZAB A! y el sol retrocedía sin carbón para sus lámparas.

¡ OCASIÓN! ZONA GUINARDÓ Magnífica construcción en Calle Amílcar, nº 125. Muy luminosa, tiene sol todo el día e incluso gran parte de la noche. Especial parejas, también indicada para tríos y otras formaciones más numerosas. Muy espaciosa. Ubicada en uno de los espacios más inclusivos de la población. Es una zona tranquila rodeada de inminentes huertos urbanos y naturaleza, a la vez que cuenta con equipamientos como bibliotecas populares, estando próxima a centro urbano. A reformar, o mejor, a revolucionar, actualícela a su gusto. ¡¡¡¡¡OPORTUNIDAD UNICA CON VISTAS ESPECTACULARES SOBRE EL FUTURO QUE SURGIRÁ DE LAS RUINAS!!!!! Este anuncio tiene el precio por m2 un 100% más barato que la media de la zona. Aproveche la ocasión.

Primero vinieron a… Primero vinieron a especular con la vivienda, y yo no hablé porque era propietario. Después vinieron por los derechos sociales y laborales, y yo no hablé porque no me importaba ni lo uno ni lo otro, puesto que yo pertenecía a la clase media. Después vinieron a rescatar a los bancos (al menos, eso dijeron al principio…), y yo no hablé porque estaba viendo la Eurocopa. Después vinieron a por mis hijos, y para ese momento ya no quedaba nada que pudiese darles de comer.

#Quesejodan No ya que sus nombres sonaran demasiado sospechosos respecto al cargo que desempeñaban, como ahora: Botín, Botella, Rato (masculino de rata) o Mato (ministra de sanidad). Tampoco que jalearan con aplausos las draconianas medidas de recortes impuestas a la población. Ni que nos regañaran, como a niños consentidos, por el despilfarro que, en realidad, ellos mismos propiciaron, ocasionaron. Ni que nos engañaran, ocultando cualquier tipo de información que no resultase de utilidad a los inversores. Patéticos trileros -sabían, eso sí, hacer volar las carteras, o quitarle el velo a la justicia-, descubríamos, uno tras otro, todos sus trucos, pero no les importaba nada. Y, a qué engañarnos, si siempre supimos que el oculto programa político se cifraba en una sencilla expresión: “¡que se jodan!”.

L

uis Vea Garcia
OJO POR DIENTE Ojo por diente, del turbio pensamiento haces virtud y mientes. Hombro por mano -porte altivo y grave voztienes la gracia de un rucio y pretendes hacer del insulto, bendición. Si tu dios te oyera... buen rayo el que te parta y que otra raya -la de tu pelo engominadopor siempre se despeine. Que con mi empeine un buen puntapié yo te arrearía o quiza, fusta en mano, hacerte poner a cuatro patas como tú desearías al rival en tu muy absurda oposición. Pendencia buscas aunque son más las ausencias cuando lo que oyes gustarte, no te gusta. Bátete en retirada cual cobarde con tu cohorte cacareante de repeinadas grullas, vete ya, pollino, que aburres

con tu dialéctica basura.

D

idac Rodriguez

Inversiones Invertir, invertir, hay que invertir en este banco, aquí y allá todos ganamos, nadie pierde valor seguro, ¿no te interesa este interés? la inflación que te empobrece mueve el dinero aquí y allá que trabaje por ti, que trabaje por mí todos ganamos, nadie pierde invertir, invertir, hay que invertir vierte tu alma, vierte tu ser todo sube, nadie se baja ¿no quieres más? ¿no puedes dar más? el tiempo es oro, la vida es plata todo se compra, todo se vende inversión segura, dinero fácil ¿serás tú el tonto? ¿serás tan burro? Bien, vale, quizás tengan razón invirtamos invirtamos el curso de las cosas y así las cosas seguirán su curso y verteremos estrellas en el camino que iluminen nuestro despertar invirtamos el cielo y la tierra para que nos acolchen las nubes si caemos y verteremos arena en el sendero que deje un rastro de esperanza invirtamos el orden alfabético y así repartir irá antes que recortar y verteremos puntos suspensivos que prolonguen nuestro avance invirtamos las puertas y ventanas para que cerrando se abra lo encerrado y verteremos llaves maestras que nos devuelvan lo robado. Invertiremos hasta tus entrañas para que de ellas cuelguen tus ganancias y que se viertan tus beneficios en nuestro espejo de inversión.

Quisiera soñar despierto Quisiera soñar despierto que la pesadilla en la que vivo no es real quisiera poder pellizcarme tan fuerte que sangrase y que el dulce sabor en mis labios endulzara mi despertar. Pero son ellos quienes chupan mi sangre son ellos los que me pellizcan cuando sueño logrando que ni dormido pueda alcanzar mis metas. Si no sueño, sino que vivo sus pesadillas si no sangro, sino para alimentar sus beneficios si tan siquiera en el dulce sabor de mis penas puedo reconfortarme tan solo el insomnio podrá darme las fuerzas que necesito para convertirme en la pesadilla de los que dormidos en sus laureles creen que nunca despertarán.

La oveja bala Silba la bala bala la oveja veja el soldado que tira la bala y bala la oveja ovejas en medio se comen las balas una bala perdida una herida encontrada y bala el rebaño un baño de sangre tan fresca que huele y duelen los gritos de un rito macabro cabrones sicarios sicario obediente diente que muerde muerte encargada que mata sin verte vil mercenario maldito bandido dado al gatillo hatillo de viles serviles lacayos que viven matando y tanto les da les damos sustento ten todo lo nuestro y lo vuestro es reíros e iros cantando y andando volvéis veis algo que falla rayando lo absurdo y sudores que hielan os llenan de odio ovillo de lana la nada no importa y silba la bala balada de muerte la nada no importa importa el silencio un lienzo manchado manchado de sangre retrato cobarde valientes canallas ya nadie la escucha muchacha que llora en la hora más triste la oveja no bala y silba la bala.

La planta trepadora Asomó el tierno brote en primavera con todo un futuro por delante frágil, débil, desvalido bien poca cosa parecía, era una planta trepadora Qué felices aquellos días con las hormigas y los gusanos y otras plantas que despuntaban en un mundo por descubrir, era una planta trepadora Un día vio la luz y la encontró radiante y muy hermosa mas guardó el secreto para sí, ya apuntaba maneras nuestra planta trepadora Se estiraba buscando el sol y subía y subía por las paredes y al mirar abajo se decía qué infelices allí en el suelo, era una planta trepadora Para llegar arriba todo valía y bien poco que le costaba más útil que buscar apoyos era apoyarse en los demás, era una planta trepadora Le gustaba que la miraran y toda ufana se exhibía allí en lo alto destacada no tenía remordimientos, era una planta trepadora

Pero la savia que la nutría venía del suelo tan denostado tan olvidado y tan lejano como el mundo en el que vivía, era una planta trepadora Así no es difícil comprender por qué acabó sola y abandonada se olvidó de sus raíces y le cortaron de cuajo su fino tallo, lo mereció por trepa e hija de puta Qué hermosas son, sin embargo, las plantas trepadoras.

O

scar Camarero

L’home del destí L’home que balbuceja ho fa cridant. Des de les dents foragita al mon, però només la natura s’exalta. Ja fa temps que va perdre les cordes vocals. i no parla, no canta; ja no pot. Per descomptat ja no debat. Crida, exalta, brama, ordena. P Però ja no parla; ni canta. I la incapacitat de debatre ha donat pas a l’incapacitat de raonar. A l’home universal pertany l’home global. Al mon global pertany l’home global. Al mon global pertanyen tots, però no son ningú. Perquè ja no existeix l’individualitat. Ja fa temps que van perdre els noms. Ara se’n diuen John, o Carles, Artur, Laura, William o Jacques, Jean, Shin, Dïetmar, Mildred, Svein, Carla, però ja han perdut el nom perquè han deixat de ser únics. Ja ningú es diu terra vermella. I alhora cridan, exaltan, braman i ordenen des de les seves dents impol.lutes, i s’ornen amb oripells universals per agradar a tothom. Caminen tots junts cap a la llum del fanal però mai agafats de la mà. S’escridassen i ningú s’exalta molt més del normal, perquè ara qui crida raona més que els altres, i tothom te raó perquè tothom crida.

L’home impol.lut no te pell. L’ha canviat per un plàstic transparent com una gelatina, però resistent com una cuirassa. Impàvid al vent, a la llum, la calor, la vergonya, l’honor, la gràcia. Però absorbent, a través de mil.lions de vàlvules, de la ferum, els orgasmes, els riures sense substància, i la argamassa universal impregnada del verí de la insatisfacció i els obligatoris analgèsics. Aquest es l’home del destí, el que mira al futur i no te por, ni gana, ni curiositat, ni respecte, perquè només sap mirar, i tan sols vol rebre’l ornat i universal El Gran Blasfemo El Gran Blasfem parla i al soroll de les ganivetades algú crida a l’ordre. Però la blasfèmia esquitxa com una clapa de petroli i taca. La llum, temerosa, i els colors –tots menys el negre-, primer titllen al blasfem de mentider, desprès de lladre, i a la fi, d’idiota. Trist servitud de les paraules, que a la calor de la flama, minven i retrocedeixen per no inflamar la clapa de petroli que s’escampa com una revolució. Al final l’ordre posa ordre i el blasfem marxa remugant i els altres, els mentiders, els lladres, els idiotes, parlen. Trist servitud de les paraules quan l’home es servil.

Barcelona, ciudad ausente Cada vez siento menos mía esta Barcelona en la que nací. La ciudad ha conseguido, por dudosos méritos propios, ser el primer destino turístico del Mediterráneo. Y yo me pregunto: ¿a qué tanta ostentación? ¿A qué este ansía por hacer fortuna? Ya no quedan recodos solitarios, ni calles con esquinas en tinieblas, todo es neón –luz y color– incluso debajo de mi cama. Ciudad cosmopolita que se pavonea de su cultura institucionalizada que pervive en los catálogos, riqueza que estúpida oculta en libros de doble moral. Sus monumentos, la belleza de su arte, productos tras escaparates, emolumentos protegidos por cristales y andamios que no son más que lonas publicitarias. Y ahora todos sus museos son asépticos –acero, cristal, madera–, como sus bibliotecas –acero, cristal, madera–. Y los políticos ¡Ay, los políticos! ¿En qué piensan? ¿Por qué les parece bella esta Barcelona, si no es más que una quimera que da la espalda a su arte? Perdemos la identidad tras la uniformidad global, y la estética (y el arte) parecen un afeite de moda. ¿Dónde quedan los cafés tertulia? (Ahora el Café de las Artes es una atracción turística con precios exorbitantes). ¿Dónde la melancolía del barrio viejo?

(El chino lo perdimos ya hace tiempo). ¿Dónde la Barcelona medieval? (Ahora vive tras mamparas y folletos). Y por si fuera poco, ahora todas las plazas son duras, los columpios de alevoso plástico, los bancos duros, incómodos, e individuales para que no se hable. Las zonas azules y verdes convierten el centro en un barrio de turistas, hay decretos para artistas, coches con vídeo para cobrar multas… La ciudad da la espalda al ciudadano y nadie se rasga las vestiduras. Me pregunto por qué maquillan mi ciudad como a una puta para que no sea mía y sea de todos. Ya sólo falta que vendan, en envases de metacrilato, la arena, el mar, las montañas, y hasta el aire enfermo que respiramos. Hoy quiero ser pirata a mi manera Llevar gafas de sol con un sólo cristal, ondear la calavera en mi negro corazón, abordar bancos, no hacer rehenes, y escapar a tiempo de las sirenas. Navegar orgulloso y ser rey en todas partes, no tener más ley que la ley de la calle, no estar sujeto a ancla, y tomar por isla secreta cualquier casa abandonada. Que mi cuartel general sea un parque, que mi tesoro quepa en mis bolsillos, no tener más amor que la noche y jugarme a las cartas el destino.

Que mi techo sean el cielo y las estrellas, dejarme guiar por el viento a cualquier parte, naufragar en playas de caliente alquitrán o escollar entre tus piernas. Beber ron a morro. Y grog, y absenta. Embriagarme en las tabernas, abominar de la tierra firme, despertar por las mañanas abrazado a una botella. Que me aborrezcan los decentes, que me odien los gobernadores, que me teman los alguaciles y los casacas rojas y azules. Tener puesto precio a mi cabeza, y por camaradas, a libertarios, ateos y poetas. Hoy quiero ser pirata a mi manera. ¿Quién se embarca conmigo No puedo creer No puedo creer que todo vaya a ser mejor tras esta guerra. No puedo, tras ver los cadáveres amontonados sobre el suelo como sacos de tierra de cualquier trinchera. No me digas que los hombres serán más libres, más felices. No ante estos muertos que ya no serán libres ni felices. No tras dejar un legado de hijos que ahora son huérfanos, no tras dejar un legado de esposas que ahora son viudas,

no tras dejar un legado de madres que ahora son sombras. No hay brindis este día. Porque no hay alcohol que ahogue tanta sangre ni cicatrice tanta herida. Y no, no hay honor. No hay honor en recuas de bueyes tirando de cadáveres descoyuntados c omo juguetes rotos, ni en el rumor de heridos como una marea, ni en el olor de orina y heces. Si la sangre se coagula en el suelo formando charcos, y tu huella queda impresa como en el barro al pisar sobre ella, ¿cómo puedes llamarlo victoria? Y aún más, dime, ¿cómo puede ser victoria si lo festejan los buitres? No quiero amigos poetas, No quiero amigos poetas, con subvenciones y becas, que me paguen el alcohol que nunca me bebo. No quiero que me encasillen en burdas generaciones nacidas al albor de una oportuna fotografía, un período de nacimiento, un evento o una repetida manera de escribir versos, al pairo de una poética. No quiero sus etiquetas, ni sus premios, ni tardíos reconocimientos. No quiero cursos de verano, talleres de escritura al amparo de la idolatría, ni sus palmadas en la espalda,

ni sus sonrisas, ni sus antologías excluyendo a sus enemigos y sus banderas. No quiero nada de eso. Les dejo a ellos la rapiña, los concursos amañados, las auspiciadas críticas, las convenciones de poesía, la engolada voz de la egolatría besándose a sí misma en el culo o en el sexo, los amigos editores, los editores amigos, los amigos con revistas, l os cócteles, las flores, las fotos con los alcaldes o con artistas generacionales, sus comisariados de exposiciones, y sus fotos de medio lado impostadas de soberbia. Les dejo todo eso y algo más: les dejo estos versos. Y a mí, que me dejen en paz.

J

osé Suñé López

1 Un tumulto enciende mi cuerpo, revuelta del deseo que es presente. Alboroto que rompe el futuro, en un ahora, en el recuerdo. Aspiración de una noche encontrada… El grito en la palabra sacudida por el mensaje de la piedra arrojada mediante el impulso incierto de tus ojos. Tus ojos están escritos en los muros, cascadas de luces donde tus colores hablan al viento desde la tierra. Tú mirada… Tifón que destroza al horizonte que limita el mundo con lo lejano de tus párpados. Te buscare más allá. Aquí cerca. Te buscare entre los botes de humo. Te buscare donde nuestra rosa de fuego dispara vida contra los asesinos de sueños. Oleré tu sudor entre los contenedores quemados, acariciare tu cuerpo entre las llamas… Cristales rotos… Gasolina… De nuestros ritos nacerán puños que sacudiendo mentiras de sueños ilusorios conquistarán estimados infiernos. Te buscare entre los coches cruzados y nuestro aliento jadeante será prueba de un encuentro, de una amorosa y triunfante batalla. Las sábanas serán barricada y nuestras sonrisas, violentos gestos placenteros, escupirán sangre sobre el asfalto.

Te amare en el fuego del que arden las calles. Te amare como un disparo en el sentido, explotaré con la alegría de nuestras caras, ya no habrá aburrida tristeza. Y nada será sino humo de gasolina. Amare tu mueca entre las piedras. Amare tu piel entre las continuas derrotas. Encontrare perderme entre tu cuerpo y tu sudor será por fin el preciado destino de mi lucha. 2 Una mujer se balancea desde las nubes que sujetan las cumbres de los planetas, de su vulva gotas de sangre germinan la tierra que cubre los cuerpos de sus hijos, que florecen en fuego. Las ciudades arden mientras juegan entre los ciclones, sus hijos se alegran, todo lo viejo quedara destruido. 3 Añorare esos tiempos, no recuerdo si pretéritos o futuros, donde definiré mi acracia, hogar de las brujas y ríos de ambrosia que recorren el paraíso. Donde todo lo obligatorio estará prohibido, lo censurado y secreto estará a la vista. Amantes de la sabiduría cogeremos del montón, nada sobra y nada falta. La magia, regazo protector de la madre... l a ciencia la leche de su pezón.

De nuestros jardines de libertad los dioses con sus ángeles serán expulsados y las serpientes que nos donaron el conocimiento serán un dulce recuerdo pues la razón y el experiencia ya no serán secretos. 4 Desde el pensamiento la libertad es una magia. Las palabras arden, las calles arden, mis amantes queman, la amistad es un cuchillo que anda en la frontera. Bajo nuestro pies l os Templos arrasados, dentro de nuestros zapatos Imperios devastados. Mis manos entre tus piernas y nuestra libertad quemando todas las banderas. I ncluso las que dijeron nuestras. Trapos... olvidaos esas letras, que afean el rojo y el negro. Trapos... del sudor gastados por la fuerza... Suena la campana de la inteligencia, revientan nuestros trapos en el fuego de las botellas, nuestra antorcha que guía al pueblo es llevada por una travestí, las putas se han cerrado de piernas... Las mujeres por fin ya no cocinan, y los machotes crudos son golpeados por maricones karatekas. Suenan los cañones, Llegara una nueva Comuna, que no os estorbe el pasado, somos los desertores las revoluciones solo existen mientras hayan sonrisas.

5 Mi sexo son muchos sexos, mi sencillez contiene todas las complejidades, mi deseo contiene incontables deseos. Mi cuerpo no es un límite es un inicio: un inicio para sentir, para explorar, para experimentar, para crecer. Un inicio para madurar, para estar, para morir. No quiero que me encierren en el código prisión de una conducta sexual biodeterminada, En mi madurez estoy descubriendo el engaño del género, que mi cuerpo no puede ser una prisión y mis deseos unos reflejos de un animal hormonado, mi piel no me encierra, mi piel me libera. Hetero, gay, trans, bi... no deberían ser definitorios, me gustaría simplemente sentirme transeúnte . Que solo hubiese un cuerpo para nacer, un cuerpo para crecer, un cuerpo para aprender, un cuerpo para disfrutar, un cuerpo para madurar, un cuerpo para amar, un cuerpo para vivir, un cuerpo para morir. Que el género sea un transeúnte vagabundo del deseo en la evolución de la vida y el disfrute del autoconocimiento.

P

aco-C
Sombra en Atenas (Σκιά στην Αθήνα) En Atenas, salgo del metro en plaza Omonia ΣΤ.ΟΜΟΝΟΙΑΣ‎ cuando amanece y por las calles encuentro caras conocidas recogiendo comida entre las basuras. En calle Sócrates, al doblar la esquina, tres empleados públicos friegan la acera con grandes mangueras de agua a presión; al rascar el suelo, saltan gotas de sangre disueltas en el aire mientras se respira ese olor tan fuerte que la sangre humana tiene, cuando aún está fresca. La zona estuvo acordonada toda la noche mientras la policía buscaba pruebas, ahora ya limpian la calle. –Estaba tirada en el suelo, con la cara y el vestido blanco manchados de sangre –co- menta un paseante–, dicen que saltó del piso 8º con el niño en brazos. Un vecino llamó a la ambulancia -que llegó pronto- pero la mujer ya estaba muerta; solo tenía 30 años, debía dinero y había perdido su empleo. Sombra en La Torrassa (Barcelona) Había mucho olor a gas, en aquel edificio comunitario de La Torrassa (Barcelona). Un vecino llamó a los bomberos que entraron rompiendo una ventana lateral protegidos por máscaras y botellas para respirar; fue fácil acceder, era solo un 4º piso. –El joven matrimonio estaba tendido en el suelo de la cocina - abrazados- y los niños parecían dormidos en sus camas. El fuerte olor a gas impedía respirar –declara el portavoz de los bomberos. En la puerta de entrada al piso encontraron colgado un papel blanco con una letra “C” escrita en negro –se comenta en el barrio.

Qué crisis? Aquella idea era invisible para nosotros. Entró en casa por el televisor, se sentó en la mesa del comedor; tomó el centro y alrededor; penetró en nosotros. Duerme con nosotros, desayuna con nosotros; viaja en autobús, con nosotros. Esa idea -que ahora es de muchosantes fue de otros. Aquella idea invisible penetró en nosotros, pero nadie se percató, sólo los otros, los que la inventaron. ¡Así nos va!

M

ag Márquez
Nos prohibieron alzar la voz En las ciudades, en los pueblos, Nos han anudado el miedo a la garganta, El dolor al estómago, La cuerda a las piernas Y en silencio, Nos han prohibido avanzar, Cambiar el sentido de la marcha, Mirar atrás, Alzar la voz En las calles, en las plazas Nos han partido la porra en los huesos, Nos han lanzado pelotas de goma a los ojos Y nos han prohibido Permanecer sentados, Mantener la cabeza alta, Acusar con el índice, Alzar la voz, En nuestros barrios, en nuestras casas, Nos han clavado la culata en la ingle, El punto de mira en la sien, Y nos han prohibido Transformar el adoquín en parterre Practicar la eutanasia a la resignación popular, Empapelar de sueños las calles, Alzar la voz Nos quieren desahuciar de nuestras casas, De nuestros barrios, De nuestras calles, De nuestras plazas, De nuestro presente De nuestro futuro,

Pero ni sus armas, ni sus leyes, ni sus medios de manipulación Van a acallar nuestros sueños, Ni nuestra lucha, Ni la resistencia más numantina Frente al expolio de la dignidad, de la que nunca, por más que se obstinen, alcanzarán a desposeernos. QUÉ SE JODAN Los políticos nos quieren, Los polítcicos nos quieren bien Los políticos nos quieren bien JODER Y cuando dicen : que se jodan Lo q realmente quieren decir es OS VAMOS A JODER Y por eso se pegan a nuestro culo Como hemorroides, Y dan rienda suelta a su lascivia, Sin pedirnos permiso, Sin preguntarnos si queremos Ser sujetos pasivos de tanta fogosidad infame, Los políticos NOS ESTAN JODIENDO Violando sin miramientos Los derechos por los que tan alto precio pagamos Las libertades que se cobraron tantas bajas, Aplicando la amenaza VIL frente a la resistencia La violencia CRUENTA frente a la rebelión Los políticos ESTÁN JODIENDO VIVOS, Abriéndonos en canal Al ritmo de los aplausos de sus poltronas, De sus sonrisas ruines, De sus necias risas,

Aplauden las leyes que nos condenan a la miseria sus paraísos fiscales y sus SICAV, Sus mentiras y su desfachatez, Su hipocresía y su fraude, Nuestra pasividad, Su prosperidad y su impunidad, Toda la mierda que han vertido Y van a seguir vertiendo sobre nosotros, Eso es lo que aplauden APLAUDEN MIENTRAS SODOMIZAN Y RIEN SOBERBIOS RIEN Y APLAUDEN, APLAUDEN Y RIEN Ajenos a que a estas horas, En la calle, Se han levanado vientos de castración Frente a tanto aplauso mezquino y tanta violación. Somos Conciencia Se han armado con enormes tijeras, Con gigantescas hachas, Con afilados cuchillos, Para cortar y recortar Cortar y recortar, Para cortar y recortarnos la vida, Como figuritas de papel, Nos han recortado La vista para que no veamos La luz que se esconde más allá de las pantallas Y los carteles publicitarios. Nos han recortado Los oídos, y nos han vuelto sordos, Frente al gemido de la tierra Que estamos matando, Y al llanto de las mujeres, de los niños y de los hombres Que sangra su miseria.

Han cortado y recortado la verdad, Y le han sesgado las piernas, Hasta convertirla en mentiras de patas cortas. Han recortado nuestros pasos, Levantando muros de intolerancia Con bloques de prohibiciones, Prohibiciones sobre prohibiciones, Vertederos de prohibiciones podridas y hediondas: No fumes, no bebas, no jodas, No fumes, no bebas, no jodas, Y siempre jodiéndonos. Cortan y recortan con tijeras llenas de la herrumbre Que nace de su codicia y de su bilis. Cortan y recortan la memoria, Para dejarla calva de recuerdos, Para que confundamos la diestra con la siniestra, La legalidad, con la justicia, La manipulación con el orden, Y olvidemos de dónde venimos, A dónde vamos, Y hasta la madre que nos parió. Cortan y recortan Manos, piernas, cabezas Y hasta familias enteras en nombre de su orden, Y de su paz, y en nombre de su paz Siguen haciéndonos la guerra. Cortan y recortan Las vacas, las ubres y su leche. Y nos dan leche cortada, mala leche, Para que se nos agríen las entrañas. Cortan y recortan El pienso de la carne mansa, Y así amasan y amasan billetes de paja Que sólo sirven para quemarles sus ansias.

Quieren cortarnos las vías Que mantienen despierta nuestra esperanza, Y el suero que nos alimenta, Y el oxígeno que respiramos Y las vendas que nos protegen, Y así hincarnos un tijeretazo tras otro, Y recortarnos, y desangrarnos. Quieren cortarnos, y recortarnos Cortarnos y recortarnos, Nos quieren granitos minúsculos en un océano de arena. Para debilitarnos, para confundirnos, Para que perdamos la conciencia De que no somos arena, Somos montaña, Somos volcán que ruge y que arde, Capaz de engullir a los que nos cortan y recortan Y convertirlos en ceniza. Somos marea Capaz de arrastrarlos y arrojarlos contra las piedras. Somos tormenta, Somos conciencia, Somos tormenta, Somos conciencia, Somos conciencia, Somos conciencia Capaz de amar y hacer temblar la tierra.

P

aulina giralt lledo

UN PASADO REPLETO DE FANTASMAS Burbujas de aceite pesado no dejan oxigenar bien a mi cerebro. Necesito aires buenos que despalcen los pequeños reinos de Taifa que dificultan el pensamiento. Como amazona me erijo reina de mi destino observo como se alejan los malos augúrios de otro tiempo. Nubes de colores apastelados se posibilitan como aliados, recojo los tonos de belleza y los incluyo en mi quehacer diario. Al poco , todo aparece como un mar infinito y explorable, me sumerjo en las diferentes islas que posibilitan el naufragio, dejo que transcurran los minutos y me calmo. Acepto que las neuronas se entorpezcan y a veces no hago carambola, sigo escribiendo y vibro, con una esperanza reciente. Entre hacer y no hacer me decido hacer un poquito y esta vez sonrio

1 El viento azota el techo metalico y la sensacion de frio es intensa, recorro a bebidas calientes a distracciones lectoras y a cigarrillos inutiles Me siento en la cama silla y decido seguir adelante Me animo a interrumpir la desidia a pesar del freno que representa el helor interno. Extraigo de mi ser palabras y emociones que originen sensacines calidas, el cuerpo a cuerpo como imagen, el calor de una chimenea proxima, corazon a corazon ardiente , calidez con calidez, Vislumbro la linea fina por la que puedo transitar quiero huir de la paralisis del pensamiento cotidiano

P

epe Oliva- Red Ojais

El hormiguero Cantan despertadores como gallos cansados al alba, suenan bostezos como lamentos por el patio de la casa. Manadas de gentes oscuras entrando al túnel del tormento y asistiendo cada mañana a los centros del sufrimiento. Ojos que ven y no miran, oídos que oyen y no escuchan, perfume a grasa y orina, pieles que se tocan e insultan. Ratoncillos jugando en los raíles, comiendo prensa rosa y pipas, contemplados como espectáculo por curiosas miradas prohibidas.

Maestros de mezquindad Desconfío de los que me ofrecen su seguridad, pues ellos crean la amenaza y un peligro aparente a la sombra de una mordaza. Un ejército de zorros defendiendo a las gallinas, que asustadas, corren y se esconden en alcantarillas. Desconfío de la religión por su desprecio al conocimiento, con doctrinas basadas en la anulación del pensamiento. Como hipócritas critican la eutanasia o el aborto y bien bendicen las muertes en guerras y calabozos. Desconfío de la televisión, porque miente y manipula a su antojo, creándonos un pensamiento único y doloroso. Desconfío de los políticos, por tratarnos como a inmaduros con un falso paternalismo, que coarta la libertad y beneficia siempre al mismo.

Mercaderes del miedo Bombas, sangre y vísceras en la boca oscura del metro, que a las masas acongojan con papeles grises impresos. Medias verdades jaleadas desde púlpitos y escaños, en solemnes tertulias nombradas, durante siglos llenos de años. Asegura tu casa, tu coche, tu vida… Siempre la misma cantinela. Sólo pedimos que cambies amistad por centinela. Protege a tu hijo, tu patria, tu cuerpo… Te costará poco dinero. Sólo pedimos que cambies tu libertad por nuestro miedo. Juego viejo el del chantaje para quien maneja los hilos, consecuencia del brebaje de pobreza, terror y olvido.

Envasados Frutas encarceladas entre plástico y polietileno. Aguas estancadas en botellas de río. Mentes enajenadas por cajas de luz y veneno. Dulces en bolsas de celofán frío. Jureles en lata. ¡A trabajar, gandules! No me da la gana. ¡A trabajar, vagos! En los dominios del dueño, entre hierros y cimientos, sacan los hombres sus latas de sudor y sufrimiento. La tierra se compra en sacos herméticos para plantar claveles que no huelen, y así, adornar los cementerios de muertos que no han olido cuando mueren. -Mama, yo quiero un bote de aire porque el mundo huele a carca. Mama, que sea de marca, ya sabes, como el de la tele… ¡Anda! La casa tiene cuatro grietas inmensas, son el código de barras de una hipoteca de vidas con fecha de caducidad impresa.

El cuento nuclear Senderos oblicuos conducen al cielo bajo el ojo nervioso de Orión, suspicaces cabalgan los tiempos entre túmulos de destrucción. Diluido en el micelio del hongo nuclear, descubrirán el misterio de una cruda realidad. Pastillas azules combinan los días entre el tedio, la tele y la Wi, mientras van muriendo las horas sobre un sofá de escay carmesí. Enterrar a un mundo muerto, nuclear en su interior, bloquear bien a un segmento molesto de la población. Los cinco sentidos permanecen alerta por un mal grave que parece venir, emanan gotas los bidones oscuros, pronto sabes que van a por ti. Y anular cualquier intento que hubiese de solución. Cantar a los cuatro vientos: este cuento se acabó.

Kabul Escondida tras áridas sierras, con un hilillo de sangre, agoniza en un campo de amapolas el sueño de una madre. Verdes espectros de metal se pasean por tus calles polvorientas. La comunidad internacional silencia matanzas violentas. Alfanjes y burcas cubriendo a los hijos de hermosos linajes y ojos de olivo. Hoy se tragan sus lágrimas espesas mezcladas con palabras de olvido. Un día salimos a la calle porque bombardeaban Bagdad, hoy cenamos sin importarnos lo que ocurra en Afganistán. Allí enviamos rígidas gaviotas oscuras cargadas de veneno y locura. Allí no enviamos comida al hambriento, sino pólvora, sin miramientos. Con nuestros impuestos subvencionamos el dolor y la muerte de muchos humanos, que por unos intereses, acaban su suerte entre gusanos. ¿Qué tesoro escondes que no lo quieres mostrar? Por él lucharon griegos, mongoles, rusos… y ahora la violencia más irracional, abanderada por el Atlántico Norte, la nueva cruzada y vuelta a empezar.

Desolats Sota la runa d’un poblat van trobar molta metralla, procedent, pot ser, d’una bomba, que esclatà de matinada. Mai ningú podrà saber que somniaven aquelles criatures quan els va sorprendre la mort entre números en miniatura. Tarongers i oliveres cobreixen la mar germana, pobres els que creixen amb la sang dels morts, i mares que ploren i callen. Perquè si el sol surt cada dia, no tothom ho podrà contemplar, només aquells que hi envien avions i fusels per a matar. El poble crida de por quan escolta les sirenes. Sap que desprès vindrà el soroll i el dolor de les finestres. Assassins a sou que als pobles devasteu, alacrans verinosos amb ales de ferro. ¿De quin pou bebeu tan abominable aigua? Pou negre ha de ser per tenir tant poques entranyes.

Paseo de Gracia Riqueza, poder y tristeza. Lujo y soberbia. Oro de Sudán, petróleo de Arabia, sangre de Zaire, coche de Alemania. Con los cristales ahumados, ha salido del infierno la lacra del ser humano. Le siguen cuatro gorilas: uno alto, otro calvo, otro moreno y el último… ¡Ay! El último, su hermano. Guárdate pobre del mundo de esta clase de hombre. Si lo encuentras en la noche, huye aunque estés desnudo. Avisa a tu madre que cierre la puerta, que la miseria se esparce sobre la faz de la tierra.. Campanillas y cascabeles con los semáforos en rojo, cuatro damas portan agua y claveles, paños que limpian vergüenzas, niños alegres con caireles, que descubren temprano, que en este mundo injusto hay dos clases de humanos. Mujer sin techo, que a tu hijo amamantas, sentada en la farola de la calle de la infamia, canta a tu niño una nana, cuéntale también un cuento, que le muestre de forma clara el dorado origen del sufrimiento, y así prenda pronto la llama, que alumbra el aura del pensamiento.

I

bai S.Urbieta
sugestion Solidaridad: apadrinando a un pobre. Seguridad: con guerra preventiva. Salud: Enfermando, cura. (pildoras quimicas recubiertas) Sobriedad: Kamikaze La Verdad: la más grande mentira jamás tantas veces repetida. Sentir, siendo “sentir” no más que escuchar nos debería de hacer ver que hay algo que no va bien. Va mal y anda en letargo. Y es ésta claridad de la sugestión impuesta subliminalmente lo que atormenta nuestras mentes abyectas en la abstracción inducida de querer verlo todo y no vernos ni a nosotrxs mismxs. Es aquello de que los árboles no dejan ver el bosque o de que el bosque no deja ver los árboles. O aquello otro del dedo y la luna que cuando alguien la señala,

el tonto mira el dedo. O tantas otras metáforas interesantes que nos inculcan un pensar valores señales entendidas ideas sarcasmos o miedos profundos. No querer pasar hambre. Tener un sitio donde no llueva al dormirse. Sentirse fuerte y vivx. Conocer la estabilidad emocional, para tenerla en cuenta. Equilibrar la existencia, conocerse. Existirse, conociendo. Otra por continuar, y decorar… Reset_musicaconidea125 Musica con idea y poemas musicalizados trastornos inesperados de la normalidad del silencio y su Ley, Beats i samplers ritmos, bombos y cajas ondas y vibraciones conductas de razones a notas casi rotas. Canciones frases sonido, y ruido Sintetizado. Nada más cómodo y filtrado para no andar parado ni quedarse atrapado en lo evidentemente repetido.del timo delritmo perdido CUando aún no se ha ido ni se ha caido

todo lo vivido dividido anda perdido entre en como y cuando o donde y quien ha estado el que ha sido que se ha extraviado. Extraño, el esperpento de este cuento no es lo que canto -Ni lo que cuento. sino el evento contado que jamas ha existido. Una tonteria más. de la que siempre me digo nunca jamàs. Y me da la risa. Nosotros Una reseña periodistica; más de 8000 policías ocupan una ciudad durante 3 dias. El escrito más inteligente Un poema. Éste. La danza. -buena balanza, para intentar equilibrar las fuerzas que se recombinan según la actividad. Según el cuerpo, y la edad. La armonía cuadrada. Aquélla de la falda, que es el muro. Lo dice, en La tabla de las Leyes. Que tapar la carne és primordial para que no se active el recital de menosprecios irrespetuosos de los babosos (gremial, de género general) El salvaje y el bárometro. Epilepsia Un sálvaje que no vé el líquido. Y vive sin dinero, ni tiempo, ni temperatura, ni humedad. Fuera de la normalidad.

Sin normativa. Vive pensando “usted, viva…” Está claro. El cuadrado. Y sus cuatro lados. Los amos del mundo. Intangibles. Invisibles. Intocables. Inviolables. Ya estan tocados. Una acción agradablemente funcional.Esa agresión. Estamos ya por encima, de la frustración y nuestra cima es ir más allá de la acción, pura que lo transforma todo. Una casualidad, mi “locura”. Tu normalidad. Vuestra Norma. El maldito “claro”. 24 horas.Y el día, por llegar. La pestaña, la ventana, la tecla, la pantalla, el proceso, y el procesador. Yo mismo. Beleño y campánulas. El farolillo del este y las campanadas a la muerte. SonLa raiz irracional. El triángulo. Y sus costados. La Liturgia de las partes. Algo inherte. Mover el culo. Yambos y tróqueos. Los pies de la métrica grecolatina Rimas, ritmos y medidas para la mano ferrea. La de la voz del amo y la boca que le muerde porque no le da de comer con la mano. Lo tira, cual desperdicio asqueroso, sin aprhensión alguna, ni verguenza. Como sale un acto inesperado, rutinario, impulsivo. La carta no era mía. Era un despiste de una anotación Absurda. La membrana que la recubría era El peludo YO No, no puedo reconocerlo. Quedaría mal. No puedo.

D e modo q ue nada de síntesis. El límitado infinito. es El anzuelo que nos acercan a unas reflexiones acerca de la poesía. Con un verso en la Niebla. Universo. El Poema más corto. “Tu”. Un asunto estúpido. “Yo” un ego atrapado. “Mio” es imposible. No puedo. buscar calor en el suelo frio. La campana toca delante; El mar brillante ¿habré de quedarme eternamente. viendo pasar las horas? Va a ser que no. No tocan. las horas de obra. Amarillo, mi sombra a contraluz. El alma; Esa enfermedad incurable. Una mirada a traves del Muro. Verde. He fallecido. En los pasillos que imaginé. En la jungla de la lógica. Ni triángulos, ni cuadrados. Pesadillas geometricas peores que cualquiera de las que puedas, jámás, tener o desear. Heridas y parches. Nunca más. No, gracias. Una magnitud infinitamente pequeña de tercer orden.Tú y yo.

La frente arrugada. Un vistazo más allá de la balaustrada. Descarga. click Material de ideas. Libros, textos, fotocopias, versos, letras infames. El escollo. Encontrarles. El deber de todo Autor. No DEBER. TENEr para DAR. El hielo se dilata.A veces. Antes de fundirse. Como la forma más díficil del amor. Las olas congeladas. Son mi imágen, atrapada en la prisión de la retina de tu mirada. Todo se perfecciona. Y el cuarto grado , nos disecciona. Soy un microbio .(con minibiografia) Flores. El límite de la función Tacharlo, borrarlo todo. Aterrizando del cielo. Te veo. Y puede ser La mayor catástrofe de la Historia. Todo es una interrogación. y me encanta. La duda. Sin ella no habría respuesta. Duda y contradicción expresadas abiertamente. Mala dicción ininteligible dificil de entender sin pararse a escuchar para aprehender lo que dice la voz en acción exteriorizando lo que piensa la mente. El mundo existe. Yo tambien. Erupción. Aunque a veces no quisiera. No hay sintesis sin tesis i antitesis. Sin una de las partes no hay conjunto. Y aunque todo junto se escriba separado

Si no se queda , el individuo, parado ni se divide en la duda; surge de por sí, sola, casi muda la estructura. Dura como el muro. Como su hormigon arrejuntado. ——————————–ambos. Virud y Energía. Una parte del cuerpo invisible. Unos filamentos en el rostro. Mi barba. Una comprensión caprichosa. Debo afeitarme. De vez en cuando. La última cifra. El 9 El “error” de Galileo. matematicas , cálculos, ritmos, dinámicas No será mejor , si… ¿callo? LA gran operación. Lo he perdonado todo. Sin Choque. No lo creo. Tractores. Constructores. Un montón miserable de humanidad. Sin sintesis. A toda prisa, una ulterior palabra, poetica. Rebelión! Los libertos. en la noche de sol La walkiria de la radio en la mano. y el ágora en el corazón y toda, toda, toda la razón del mundo de apoyo incondicinal para ¡La insurrección! Un fleje alrededor de mi cabeza indica que no soy ningún santo. Una zanahoria.

Un asesinato. Porque es de ahorro obligado el cuento del burro. ¿verdad? Paginas en blanco. El dios de los cristianos.Dios. Para mi, tú O mi madre. Infusorios. Del fin del mundo. Su cuarto. La colilla abandonada. el fin. Factoresque suman .Estoy convencido. Será divertido.

J

osé Maria Roca
Si fueran inteligentes Si fueran inteligentes, plantarían plantas macho a para combatir las drogas y joder las cosechas. Si fueran inteligentes, señalizarían mejor los caminos. si fueran inteligentes, dejarían de molestar con tantas multas y prohibiciones. Si fuéramos inteligentes, no lo permitiríamos. Si fuéramos inteligentes, aunque solo un ratito; dejaríamos volar nuestra imaginación. Si fuéramos inteligentes, y además sensibles; amaríamos lo que nos rodea. Si no fuéramos estúpidos, dejaríamos de joder con tanto fútbol. Si fuéramos inteligentes, y no tan estúpidos; no haría falta repetir, que somos tan inteligentes.

Como una piedra Soy una piedra; y aquí estos como una piedra. preparado liso y listo, en medio del paisaje; esperando a ser lanzado al espacio. Si pudiera me movería; para decir, -¡Hey! aquí estoy pero no puedo, porque soy una piedra, esperando la acción. pero sigo siendo una piedra; que esta en tu mano, para moverse muy lejos; muy alto, o muy fuerte. y que junto a otras piedras, haríamos un bonito paisaje; solo, si tú lo quieres.

Les dents de la terra. Les dents de la terra ja no mosseguen, son part del passat; ara es el ferro, rovellat, qui mana. l’ampolla, trencada , forma la decoració, espatllada, d`un entorn millor. som fills d`una terra, v venuda, que no plora mai. ni protesta, f eta de pedres i riure; » quan no plora. lo riu es vida, diuen. i tambe porta la mort. en petites energies, de plutoni; alguns desencants. Terres de l`Ebre; no us deixeu enterrar. t`han venut, com a tots nosaltres, el que han volgut. i mentres mories de fam, han tirat d’una cadena, d’or; i no t’han deixat, ni tan sols, la son i menys un somni.

Terres de l’Ebre i tots vosaltres germans; de Libia, Síria i Afganistán. podreu algun dia escoltar, i sentir com sen van, de puntetes, quins et van trepitjar. es el vent qui mana, es cola’l; deixat portar, per últim cop. per que serà la ultima; qui et pot allunyar, d’un mal son. no deixis de desitjar, encara que estiguis esgotada. no pots dormir ara, no et deixaran dema; ja ho has perdut tot, enterrada en cementiris de formigó; l per tota la vida, del planeta.

Armani Todo lo que hago, es para que puedas dormir tranquila. nada te esta prohibido, ni permitido. Aquí en tu burbuja n no tienes más que sonar; mientras caen las bombas . en Siria y Afganistán. Armani este año, se lleva muy bien con el negro enterrador.

Los lobos No son lobos, los que aúllan por las noches arrastrando sus penas. Son almas, que lloran y patalean, por causas perdidas. Su dolor es grande, que confundido con el griterío del asfalto, à suena agudo y estridente. Son los locos que gritan, para que su dolor acabe. Los locos que sueñan, los que tienen fe; los que la han perdido. Los que se estremecen al contacto de una mano. Son soñadores que aúllan por las noches. Los lobos? Los lobos. Ya no.

Manifiesto Manifestación del grito unánime; sombras de miedo, en la faz de todos. la sangre latiendo, cada vez más fuerte. Una mano en el aire grita injurias, veinte manos escondidas, preparan un golpe certero. Tres motores calientes, tres coches negros; hombres de alma pagada y pensamiento vendido. Una idea fija, siguen los gritos; la cabeza fría, la mano baja, caliente de odio. A un golpe, un grito. un nombre de amigo. Una multitud defendida de odio. para un futuro sin miedo. ` Una mano nerviosa, traspasa un intervalo; una bala busca el frio, en un cuerpo caliente. Mandíbulas apretadas, el odio empuja; el miedo grita cada vez más fuerte.

Hombres de cara escondida sienten el paso vacilante, sienten el miedo frio. Y corren corren como nunca lo hicieron. Ya nada parara la idea, se perdió el miedo, se perdió el respeto; ahora queda esperar que acabe esta tormenta. Y llegue el día que nos sintamos libres, y nos recuerde el sacrificio del miedo.

A

ndreu aisa vazquez

VIERTO MI RABIA. Vierto mi rabia contra el hecho de tener que buscar trabajo de tener que venderme al mejor postor de tener que mendigar para poder vivir. Vierto mi rabia contra los esclavos que disfrutan siendo esclavos y se especializan para ser aún mejores esclavos. Vierto mi rabia contra el que le ríe las gracias a su verdugo y se deja llevar por las sirenas que adocenan el vaivén de su propia prisión. Vierto mi rabia contra aquellos que su exceso de empatía no les deja ni caminar. Vierto mi rabia contra el hecho de no encontrar trabajo, a pesar de que me de rabia tener que buscar trabajo. Vierto mi rabia en estas letras por no hacerme sangre en los nudillos, vierto mi rabia contra mi mismo contra mi miedo y contra mi propia rabia. Lanzo un grito desde lo más profundo de mi rabia para poder vomitar las toxinas de rabia que florecen por mi garganta: AAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!

MALEÏT SENY Maleeixo el seny que no et deixa donar ni un sol pas sense el permís de la llei, el civisme o les bones maneres. Maleeixo el seny que contamina de conformisme els nostres dies, assenyat conformisme. Maleeixo el seny que inhibeix l’alegria i la rebel·lia. Maleeixo el seny dels que no creuen en la sana bogeria de viure i en el plaer d’intentar traspasar sempre i obstinadament les avorrides fronteres de la normalitat. Maleeixo el seny assenyat dels assenyats que tenen l’anima fosca I no saben caminar descalços a la vora del mar. I animo a totes les rauxes del món a que es rebel·lin contra el seny i surtin al carrer per cridar ben fort quin és el seu nom.

ABRIENDO BRECHA Aunque me multen seguiré danzando Aunque me multen seguiré escupiendo palabras por los muros de la ciudad, Aunque me multen seguiré soñando Aunque me multen seguiré luchando Aunque me multen seguiré despedazando al conformismo ajeno Aunque me multen seguiré en pie de guerra contra aquellos que nos quieren arrebatar la vida en nombre de las leyes, la democracia o la crisis. Aunque me multen seguiré incendiando el verbo que salga de mi boca Aunque me multen seguiré sin respetar a la autoridad Aunque me multen me seguiré batiendo en duelo contra la podrida normalidad del asfalto Aunque me multen seguiré haciendo el acto por el cual me han multado Aunque me multen seguiré colgando poemas por las paredes Aunque me multen seguiré abriendo brechas comunicativas entre mi persona y tú que estás leyendo este poema Aunque me multen seguiré danzando de noche…

Una espontaneidad informal deconstructora de palabras, movimientos, situaciones y sonidos nos convoca racionalmente e instintivamente a rechazar aquellos que pretendiendo hacer las cosas por arte o comercio no paran de mirarse el ombligo. Y unidos a esa llamada escupiremos sobre toda élite y vanguardia artística por underground que sea, que pues es el más bello poema el que nos comunican aquellos que se resisten a los poderosos, sus dineros y ejércitos de uniformados con el orgullo de los humildes y el lienzo de sus pasamontañas. Nosotras otras humildes con nuestros juegos de palabras y buscadoras de las más entretenidas magias decidimos agruparnos nuestras artes y actos, pues en si somos simples precarios de un reciclaje cognitivo. Y como hijos de una ciudad donde la revuelta que se esculpe con las llamas centenarias del anárquico mediterráneo podríamos intentar que a partir de este experimento se profundice una colectiva confidencia y el escenario se convierta en la unión de la palabra íntima y el grito común, de los que no queremos pedestales para nadie. Donde el lenguaje, el gesto y el canto sea un colectivo hervidero donde intervienen los iguales. Pues nosotras gentes de abajo no somos ni buenos, ni malos artistas: solo necesitamos decir lo que se vive y lo debemos hacer por nosotros mismos y cada aullido cuando pertenece a todas las manadas que juntas hacen temblar a los saqueadores de la tierra. Nos gusta que nos aplaudan, silben. Gustar y no gustar, hacerlo bien y hacerlo mal, rectificar y volverlo hacer… Pero el Arte ha muerto, y los artistas decoran la vida del Poder, de la Mercancía y su Urbanismo desde ya hace ya hace generaciones, buscan como famélicos perros los restos de una exposición o la compra de un acaudalado. Esperan la subvención y acaban montando tienda, negocio o funcionariado. A otros, envejecidos y rejuvenecidos en constante gozo y sufrimiento solo nos queda el arte como lucha, sin pretensiones más que el individual estar a gusto y el colectivo Compartir la libertad (en minúsculas) de la creación en el momento de en qué por las mentes se desplaza. Y la necesidad de palabra y lápiz, de computadora y locura hacen de la unión sintáctica de cada frase un revolver que dispara. Despreciamos la belleza por insincera, la hipócrita sonrisa, y la vacía admiración. Hacer arder las calles en revuelta es un arte. Como liberar espacios y tiempos es nuestro urbanismo resistente que intenta vencer al imperio de la mercancía, superar la creencia ciega económica, y los pedestales tontamente deseado por los poderosos de vivas ideas castrados… Es entonces cuando decimos más allá de toda trivialidad. ¿Por qué lo llaman violencia cuando es arte? José Suñé López

http://losbio-lentos.blogspot.com.es bio.lentosbcn@gmail.com

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful