Revolución

Sin teoría revolucionaria no hay revolución proletaria
Publicación del Partido Comunista de México (marxista-leninista) NÚMERO 15 2012

Sobre la situación internacional

Los aspectos más importantes del primer semestre de 2011

El proletariado y los pueblos de África del norte en lucha

Sobre la situación nacional
La descomposición del capitalismo mexicano se expresa en el militarismo, narcotráfico y violencia irracional Las luchas actuales expresan una necesidad de cambio, requieren un Partido Comunista Marxista - Leninista fusionado con las masas

Revolución
Cuestiones de la lucha de clases

Publicación del Partido Comunista de México (marxista-leninista) NÚMERO 15 2012

Revista Revolución Número 15 Ediciones Vanguardia Proletaria del PC de M (m-l) Impresión digital en México 3 de Marzo de 2012

Sobre la situación internacional

Los aspectos más importantes del primer semestre de 2011

El proletariado y los pueblos de África del norte en lucha

Sobre la situación nacional
La descomposición del capitalismo mexicano se expresa en el militarismo, narcotráfico y violencia irracional Las luchas actuales expresan una necesidad de cambio, requieren un Partido Comunista Marxista - Leninista fusionado con las masas

ESTIMADOS LECTORES:
A finales de julio de 2011 se realizó la V Conferencia Nacional Ordinaria de nuestro Partido Comunista de México (Marxista-leninista). El Comité Central sometió a consideración de los Delegados un Informe que con antelación se presentó para su discusión, observaciones, aportes y aprobación de todas las organizaciones del Partido. El Informe fue aprobado en lo general y en lo particular con algunas observaciones y agregados, presentados por las organizaciones del Partido, a través de sus Delegados. Por orientaciones de la misma V Conferencia, el XVI Pleno Ampliado del Comité Central resolvió hacer públicas partes del Informe presentado, a fin de que la clase obrera y los pueblos de México conozcan las conclusiones, orientaciones, táctica y tareas que se desprenden de nuestro análisis sobre la situación internacional, nacional y orgánica. Con las conclusiones, orientaciones y tareas resueltas por nuestra V Conferencia Nacional Ordinaria y la consigna: ¡¡Crecer la tendencia por la revolución proletaria!!, abrimos el período de preparación de nuestro VI Congreso Nacional Ordinario, que habrá de realizarse en el 2013. Durante todo este período, esperamos el acompañamiento, apoyo y solidaridad de la clase obrera y el pueblo de México, en el camino por hacer triunfar en la construcción de un mundo nuevo sin explotación y opresión las ideas inmortales de Marx, Engels, Lenin y Stalin.

SOBRE LA SITUACIÓN

internacional

I. SOBRE LA SITUACIÓN INTERNACIONAL: ASPECTOS IMPORTANTES DEL PRIMER SEMESTRE DE 2011
La crisis general del capitalismo mantiene su tendencia de profundización, lejos de resolverse como pronostican algunos sectores del mismo imperialismo, va a durar varios años. Su ciclo continúa sin cerrarse, las manifestaciones materiales más claras se observan en las economías de Grecia, Islandia, España, Italia, Francia, China, Japón y de manera espectacular en los Estados Unidos (EEUU). Sin embargo, todos los países, en todos los continentes, tienen los mismos síntomas. 1 Frente a ello, el proletariado, la juventud y los pueblos responden con lucha de clases, crean condiciones para crecer la tendencia por la revolución proletaria en cada rincón del planeta. El imperialismo incrementa su ofensiva con1 No está de más considerar que los trabajos y los resolutivos del Partido Comunista de Cuba obedecen precisamente a la situación de la crisis general del sistema capitalista-imperialista.

impone “rescates” sacrificando los presupuestos sociales, como en Grecia. La gravedad de la crisis general capitalista-imperialista consolida las condiciones objetivas y aporta el combustible con el cual los proletarios y los pueblos podrán quemar el cielo burgués, se irán izando las banderas por la revolución proletaria allí donde sea más frágil, allí donde se encuentre el eslabón más débil de todo el sistema. Ya lo muestra África del Norte. Países que se sentían a salvo de esta crisis, como China, hoy enfrentan la desaceleración en su economía, otros como Japón, presentan un estancamiento, agravado además por la crisis de la energía nuclear. La crisis está atizando con fuerza los viejos y permanentes problemas de la economía capitalista en todo el mundo. La falta de liquidez sobre todo por la inyección de recursos frescos a los monopolios en quiebra; la desaceleración y estancamiento por el desgaste y agotamiento del proceso productivo, polarizan las relaciones sociales de producción y confrontan más con el desarrollo de las fuerzas productivas, influyendo en el cierre de fábricas medianas, pequeñas y el creciente desempleo. El acumulado déficit fiscal, las recurrentes caídas o reducción del PIB, las alzas del petróleo y demás combustibles, como el resto de las materias primas, afectan severamente los bienes provenientes del campo y arruinan a los campesinos. La feroz y

tra la clase obrera y los pueblos, profundizando las políticas neoliberales. Los imperialistas persisten en aplicar políticas económicas de choque, acciones que refuerzan los mecanismos de extracción de plusvalía y la degeneración de la naturaleza humana de los trabajadores, imponiendo el control represivo hacia las masas para inhibir su organización y movilización; endurece las prácticas burguesas terroristas como modus operandi para justificar su intervención o permanencia militar en regiones ricas en recursos naturales o de mayor explosividad política y social; asimismo, eleva el endeudamiento público en favor de la oligarquía, por ejemplo, el gobierno de EEUU, con la deuda más alta a nivel mundial,

acelerada especulación financiera se impone a las economías, supuestamente para salvarlas, estalla en “burbujas”, que agravan aún más la economía de un país y regiones enteras. La crisis lleva a la mayor monopolización del capital por los sectores más parasitarios. El capital financiero se refuerza y acrecienta sus ganancias, busca mayor inserción en la dirección de la economía mundial, insistiendo en privatizar las industrias estratégicas y ramas de carácter social, impone reformas fiscales que sólo les favorecen, decretan cargas impositivas de manera criminal contra el proletariado y todos los sectores oprimidos y explotados, con drásticas bajas a los salarios y pérdida del poder adquisitivo con alzas de precios a los bienes de consumo popular, además reducen y encarecen los créditos bancarios, desmantelan los sindicatos, etc. A pesar de que la crisis evidencia el fracaso de las políticas neoliberales, no se detienen y arremeten imponiendo el desastre, elaborando teorías y medidas que golpean brutalmente a las economías dependientes y a los sectores económicos más débiles. Los gobiernos en turno son punta de

lanza que por algún tiempo sirven de “salvavidas” al sistema y afianzan más el Estado burgués al servicio de los monopolios, pero las aguas de la crisis se tornan más furiosas y arremeten contra las mismas recetas. La carga onerosa del endeudamiento público está contribuyendo a cavar más profundo el hoyo donde será enterrado para siempre el capitalismo. Teórica y prácticamente están reviviendo y reforzando los principios clásicos y neoclásicos, con ideas de Keynes y Friedman hacen una mezcla, pretendiendo sacar una solución rápida y durable, pero los resultados son insuficientes, breves y costosos. Sus apologistas, con ayuda del reformismo, la socialdemocracia, el oportunismo y el revisionismo, estiran el tiempo de gracia al moribundo capitalismo y en cada crisis procuran atar más a la clase obrera al servicio del capital. Las medidas económicas de corto y largo plazo agrandan la anarquía de los monopolios. Por ejemplo, están desatando un flujo económico y financiero que aumenta la masa de dinero, devalúa las monedas, empeora el endeudamiento externo, contrae la demanda y alimenta la especulación. Los “beneficios” de esos grandes manejos financieros y económicos van a parar a los monopolios agrupados en los 7 países imperialistas, otra parte, a las oligarquías de Brasil, India, Rusia y China (BRIC), aparentemente blindadas a la crisis, pero con inflación y niveles de productividad negativos, que los acerca rápidamente a la crisis. En el mercado inmobiliario, donde se manifestó la crisis como financiera, no se ha recuperado en EEUU, más bien, pequeños y medianos bancos han ido a la quiebra e insisten en ser salvados con inyecciones grandes de dinero, como hicieron con los bancos más grandes. Aún así, se aprestan a un mayor endeudamiento público que, por supuesto, agravará su condición general. El caso estadounidense está influyendo de manera determinante en las economías del BRIC, a pesar de que tengan otras variables de las cuales puedan echar mano para agachar la cabeza y no les sea cercenada. Por otra parte, se avecina una crisis agrícola, principalmente en la producción de alimentos, que por lo menos se resentirá en 50 países del mundo, sobre todo en los más pobres. No es nuevo, en 2007 una sacudida estaba profundizando por la especulación: el daño ambiental, las sequías, inundaciones u otros desastres naturales y la producción de biocombustibles afectan la producción del campo y grandes zonas agropecuarias en el mundo. La ONU espera una ralentización del crecimiento en 2011 y 2012: para los países desarrollados (imperialistas) prevé un crecimiento de 1.9% en 2011 y 2.3% en el 2012; en la Unión Europea (UE) de 1.5 y 1.9%; Japón 1.1 y 1.4%; EEUU, 2.2 y 2.8%. Las economías en desarrollo 6% en 2011 y 6.1% en 2012. El pronóstico señala “la re-

cuperación mundial es frenada por las economías desarrolladas”, lo que mantendrá el desempleo actual de 9% en los países desarrollados, apenas disminuyendo a 8% durante 2012. Advierte que “la austeridad presupuestaria amenaza con desacelerar más la recuperación, el aumento de la inestabilidad de las tasas de cambio sigue siendo un riesgo igual que lo sería un reequilibrio no coordin ado de la economía mundial”. Pero sus recomendaciones neoliberales son las mismas que impone la oligarquía financiera mundial. Hoy las funciones de la ONU son descaradamente más apegadas a los designios del imperialismo, recomiendan: “una política monetaria más eficaz, un acceso más previsible para financiar el desarrollo, objetivos más concretos y firmes para la coordinación de las políticas internacionales”, lo que supuestamente generaría menos riesgos a la supuesta estabilidad capitalista. 2 En síntesis, las medidas anti crisis capitalistas siguen descansando sobre las espaldas de la clase obrera y los trabajadores, las aplican por la fuerza, luego legalizan y legitiman dichas políticas hambreadoras. Hay una resistencia, una pelea de las masas por impedir una mayor pauperización de los proletarios y pueblos del mundo.

2 Husson, Michel. ¿Desmundialización? El capitalismo necesita vacaciones, Viento Sur, sección: web, 21/06/2011. Cita a: Situación y perspectivas para la economía mundial 2011, resumen ejecutivo, Naciones Unidas. Versión en español en: http://www.un.org/en/development/desa/ policy/wesp/wesp_current/2011wesp_es_sp.pdf

ESTADOS UNIDOS SIGUE EN DECLIVE Los escenarios internos y externos de EEUU no son nada favorables para contener su “vertical caída”. Las condiciones económicas ahora no son superiores a las de 2008, por el contrario, son negativas. Su crecimiento sigue dependiendo principalmente del exterior, de su política imperialista cada vez más depredadora. En EEUU durante 2010 el desempleo fue 9.6%, estimán-

dose 8.5% para 2011. La variación porcentual anual del PIB fue de 1.8% durante 2010, con caídas en su crecimiento durante 2008 de -0.6% y 2009 que llegó a -3.1%. 1 Tiene un crecimiento cero en el ingreso real. Su índice de actividades descendió de 4.3% a 1.2%. La producción fabril ha caído al lugar que tenía en el 2009. Los precios de la vivienda han alcanzado a los existentes en 1999 y está en la ruta de caer en una depresión. La sindicalización, controlada por la burguesía, es de 36%, concentrada en el sector público (servicios) y 6 o 7% en el privado. Con ese “componente organizado” de trabajadores, se ha desatado una ofensiva laboral, legal y social que opera como desregularización. Por ejemplo, desobliga a los patrones a cubrir gastos por accidentes de trabajo, cuando las enfermedades y lesiones de trabajo superan los 12 millones anuales de trabajadores; está a la orden del día la desaparición y unificación de puestos de trabajo, revocación a los estatutos de antigüedad, evaluaciones basadas en el mérito; crecen los despidos laborales y reducciones salariales mes con mes, recortan los derechos de la negociación colectiva y para jubilados; reducción de los pagos de hospitales de Medicad, de los honorarios de los proveedores médicos para el tratamiento compensatorio de las lesiones de los trabajadores. La privatización de las penitenciarías agrava el hacinamiento y pone a disposición del capital mano de obra doblemente barata, con poco más de dos millones de presos proletarios. El pueblo estadounidense sufre los efectos: alzas en impuestos, combustibles y alimentos, gastos bancarios crecientes, desinterés por el ahorro, disminución en los subsidios económicos para los niños y la educación. Los ajustes presupuestales recortan fondos a la educación y a la asistencia médica, reducen programas escolares de teatro, danza o licenciaturas, cierran escuelas o las transforman en “charter”, reduce la matrícula, aumentan colegiaturas y desaparecen becas; del programa de salud para los pobres, disminuyen o no prestan ninguna atención sanitaria, hay una creciente escasez de medicamentos, por lo menos 211 fármacos anualmente encararen. Crece la pobreza en las grandes ciudades, como New York. Como Bush, Obama mantiene el papel guerrerista de EEUU, con la agresión a Libia, que tiene como principal instrumento a la OTAN, violando su propia Constitución Política que, por encima del Congreso y pese a una enmienda que prohíbe financiar la intervención en Libia, sigue con los bombardeos, inclusive sobre la población civil. Obama ha sido denunciado, abriéndole un proceso que está siendo archivado por presión de los principales monopolios de la industria militar. Al contrario, los poderes presidenciales de participar en la guerra aumentan y buscan legitimar operaciones encubiertas, burlando las responsabilidades legales nacionales e internacionales, como en Irán con el uso de los aviones antirradar. Se ha establecido que los ataques militares ahora se podrán realizar desde el comando militar cibernético, bajo la sospecha cibernética que desde algún país se hace ciber terrorismo se ponen en peligro los suministros de energía, los servicios en hospitales y los sistemas de emergencia en ese país, por lo que establecerán sanciones económicas y una ofensiva informática, para también actuar militarmente. La jurisdicción legal y geográfica de EEUU, mediante esta práctica se extiende por todo el mundo, donde no habrá límites a la prerrogativa bélica del Presidente. Así, en el caso del retiro del ejército de Afganistán, más que una medida para terminar la ocupación y pacificar la región, es una artimaña para fortalecer sus operaciones y extenderlas a donde el imperialismo las marque y en donde, en estos momentos, sirva para la reelección de Barack Obama. En los últimos meses han incrementado las medidas de seguridad nacional internas, continuidad del legado de George W. Bush -la Ley Patriótica-, que endurecen la represión al pueblo estadounidense y migrante, que van desde golpizas, detenciones, procesos intimidatorios como fichaje; amenazas a la integridad personal y familiar; abusos sexuales, entre otras, incrementadas por las protestas multitudinarias recientes contra los recortes presupuestales, contra las intervenciones militares, por la leyes migratorias xenofóbicas, etc. Frente a estas medidas, las dos fracciones parlamentarias de las Cámaras -republicanos y demócratas- coin-

ciden cada vez más en estas políticas fascistas. 2, 3 EEUU sigue sosteniéndose por la fuerza militar que despliega en el mundo, por la venta y tráfico de armas y el terrorismo de estado, que atiza los conflictos militares internacionales para tratar de mantener su poderío y salvarse de su agónica muerte. El negocio militar compensa parcialmente su crisis económica, es una real organización productiva y financiera, que ha segmentado la estructura económica de ese país. Sin embargo, su poderío militar no resuelve el problema estructural que lleva años hundiéndolo y más bien sigue profundizando. En ese sentido, busca reafirmar su supremacía mundial conduciendo a nuevas guerras, utilizando un enorme despliegue ideológico, psicológico, mediático, que aseguren resultados inmediatos y contundentes. EEUU no sólo sufre los embates de su situación interna, también la explosividad económica y política de Europa, África y Oriente Próximo, acompañadas de la radicalización de las luchas populares que apuntan a un escenario más que complicado para la existencia de la primer potencia imperialista y, a su vez, del imperialismo en su conjunto, que va contando sus días a paso acelerado.

1 Perspectivas de la economía mundial. Abril de 2011. Las tensiones de una recuperación a dos velocidades. Desempleo, materias primas y flujos de capital. Fondo Monetario Internacional, 2011. Cuadro A3. P. 206

2 Glaser, John. Las guerras de EE.UU. Serán cada vez más secretas. Byidentidadandaluza | 24 junio, 2011 • 7:00 a. Traducido por S. Seguí. HTTP://IDENTIDADANDALUZA.WORDPRESS.COM/2011/06/24/LASGUERRAS-DE-EE-UU-SERAN-CADA-VEZ-MAS-SECRETAS/ Fuente: http://news.antiwar.com/2011/06/16/ american-wars-will-be-increasingly-secret/ 3 Leandro Alvani. AVN. EEUU: Dinero para más guerras y derechos civiles bajo fuego interno, en: http://www. rebelion.org/noticia.php?id=129626

LA UNIÓN EUROPEA

IMPONE EL PAGO DE LA CRISIS AL PROLETARIADO, A LA JUVENTUD Y A LOS PUEBLOS

LA UNIÓN EUROPEA IMPONE EL PAGO DE LA CRISIS AL PROLETARIADO, A LA JUVENTUD Y A LOS PUEBLOS

Antes de 2008, el fantasma de la crisis y la revolución alertan al imperialismo en la Unión Europea (UE). Grecia, España, Portugal e Irlanda, entre otros, son las cabezas más visibles donde se mueve esa sombra, encaminado a la oligarquía financiera regional a cerrar filas para aplicar las medicinas neoliberales. Un ejemplo, el “Pacto del Euro”, firmado por 22 jefes de gobierno, incluyendo países que nos son miembros de esta zona, es un plan anti crisis, cuyas medidas benefician más a los monopolios industriales y a la banca, convierte en propiedad privada todo lo que tenía el Estado y depreda salvajemente los recursos naturales de los países miembros y otros socios capitalistas, favoreciendo a las economías más fuertes golpea a las dependientes y débiles, por ejemplo Alemania y por otro lado Grecia. Las medidas son ejecutadas fielmente por los gobiernos en turno, pactan e imponen por encima de sus propios “estatutos democráticos” de UE, subordinando las Constituciones Políticas a los organismos supranacionales como el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE), subordinados a las potencias imperialistas de la misma UE, fiscalizan, regulan y controlan a las naciones pobres. Todo lo que tiene que hacerse en los parlamentos de esos países lo resuelven la Comisión y el Consejo Europeo.

La principal sacrificada por esas medidas es la clase obrera, le siguen el proletariado agrícola y los trabajadores en general, con la juventud a la cabeza. En lo fundamental buscan reducir más los salarios, ajustándolos a la productividad, flexibilizando la jornada laboral con más horas y cargas de trabajo; desaparecen la contratación colectiva y las conquistas laborales y sindicales, disminuyendo y destruyendo los sindicatos, debilitándolos, cooptándolos y desarticulándolos con el “fomento a la competitividad”, privatizando y desmantelando también las pensiones, el sistema sanitario y las prestaciones sociales. Las constituciones políticas burguesas de cada país serán cada vez más ajustadas a las nuevas exigencias del Capitalismo Monopolista de Estado. En esto, las coincidencias hacia la derechización fascista de las fracciones políticas propician su unidad para forzar los designios del capital, llevándolos a poner en marcha tres pactos: estabilidad y crecimiento, reforma estructural y el Euro. Estas acciones desdibujan su “unión libre europea” y desenmascara en lo que realmente es un territorio y mercado continental al servicio de las potencias Alemania, Francia, Inglaterra e Italia. Estos aparatos supranacionales harán marchar la economía de la UE bajo los Programas Nacionales de Reformas, en la “Estrategia Europea 2020”, que se han trazado, sin abandonar la fallida Estrategia Lisboa, que proyectó crecer en 3% y crear 20 millones de empleos en enero del 2010. El macro Estado Social Europeo neoliberal, está sufriendo consecuencias de su propia política económica monopolista: uniformar criterios para atacar salarios; reducir drásticamente la función pública en personal y retribuciones; retrasar la edad de jubilación, privatizar el sistema de pensiones; concluir el desmantelamiento progresivo de los servicios públicos y aumento al IVA, etc. Con la crisis, los Planes de Ajuste Estructural (PAE) de la UE profundizan el ajuste fiscal, más impuestos a los trabajadores y menos -más reducidos y flexibles- a las empresas; la liberalización comercial reduciendo barreras comerciales en beneficio de los monopolios de las potencias imperialistas a costa de las naciones dependientes; las reformas del sector financiero, liberalizando la intervención de los aparatos financieros en los demás países sin ninguna restricción y des reglamentando la protección financiera de las naciones de la zona del Euro; las privatizaciones, transfiriendo empresas y servicios públicos a manos privadas; y la desregulación laboral, flexibilizando las normas de contratación y posibilitando nuevas formas de relaciones entre empresarios y trabajadores, donde

el requisito indispensable es reducir los costes y de entre ellos el más importante de todos: el salario. El gasto público en porcentaje del PIB tiene una media en Europa del 40.4%. En España es 31.3%, Francia 43.5%, Italia 43.5% y Alemania 41.5%. El Pacto para la Estabilidad y el Crecimiento establece el tope en el déficit público máximo del 3%. Es decir los países que no se ajusten a esa medición económica, sufrirán la negación o restricción de ayudas financieras en préstamos principalmente. Ante la crisis, la Confederación Europea de Sindicatos ha respondido con movilizaciones y huelgas generales, convocadas desde Grecia. Una de las causas que han provocado las protestas son los créditos que se imponen a los países con problemas económicos, que son condicionados a altas tasas de interés y ajustes presupuestales al beneficio social, endeudamientos que se incrementan y se hacen impagables, como en Grecia, con una deuda que en 2009 correspondía al 113.4% de su PIB. Económica y políticamente, Grecia desencadena desestabilización en la zona euro, preocupando a los imperialistas se convierta en una economía sin recuperación con peligro acelerado de revolución, lo que les hace actuar en concierto, no para salvar al país en quiebra, sino convertirlo en una oportunidad para emprender nuevos horizontes capitalistas. La crisis hoy pasa por la fase de depresión en Europa y por tanto puso en jaque la acción especulativa de la oligarquía financiera, pues no se pagan los créditos, las hipotecas, acciones, materias primas, bonos de deuda pública y privada -medidas que crearon una burbuja inflacionaria- que en particular se agravará porque no se cobrarán los bonos de deuda de los países devastados por el euro. Pese a ello, sigue la especulación y por tanto profundizando la crisis, encerrándola en su círculo vicioso. El papel de EEUU en la UE es de oportunidad y de salvación. La vieja pelea entre el dólar y el euro es una de las rendijas que empleará EEUU para salvar su moneda y posicionarse en ese mercado controlado por sus aliados y enemigos imperialistas, para expandir sus inversiones y fortalecerlas. Sin embargo, la resistencia y competencia con el euro no ha sido fácil y las potencias europeas buscan al-

canzar superávits para pagar sus deudas, empezando con los de su casa, haciendo recortes salariales y sociales, aumentando los impuestos al consumo y bajando los impuestos al capital, y otras medidas. Grecia se ha convertido en el foco rojo de la crisis en la UE, le suceden España, Irlanda, Portugal y otros países “periféricos”, que pintan del mismo color sus economías. Lo que destaca junto a sus economías en quiebra es la lucha popular que se ha venido sosteniendo contra las medidas neoliberales. De ello dan cuenta las grandes movilizaciones, como las huelgas generales que han abierto el camino a la lucha política contra los regímenes en turno, que plantean avances importantes en la transformación democrática y revolucionaria.

EL PROLETARIADO Y LOS PUEBLOS DE ÁFRICA DEL NORTE EN LUCHA

EL PROLETARIADO Y LOS PUEBLOS DE ÁFRICA DEL NORTE EN LUCHA El continente africano, geográficamente estratégico por su inmensa riqueza de recursos naturales, ha sido un continente de los más vendidos, masacrado, explotado y expoliado a lo largo de su historia. África fue y sigue siendo una fuente de exportación de fuerza de trabajo para su explotación en otros continentes del mundo. Esta situación ha impedido su desarrollo económico, porque las fuerzas productivas son devastadas para servir al crecimiento de otras economías, principalmente hoy imperialistas. Estos intereses han fragmentado desde el siglo pasado el territorio africano, mediante acuerdos entre los países invasores y saqueadores, que han disuelto comunidades consolidadas, han mezclado, forzando la unión de diferentes etnias o grupos minoritarios de diferentes culturas. Millones de africanos han sido movilizados como mercancías, principalmente hacia países europeos, desde los siglos XV y XVI que, junto con las formas coloniales, las guerras de dominación, la penetración de diversas religiones –principalmente cristianismo- el endeudamiento y la alienante dependencia económica hacia otros Estados capitalistas, han servido de acicate para dividir, arrancar la identidad cultural, mantenerlos en un atraso económico, político y social, a fin de preservar las formas neocoloniales de dominación que les han impuesto y de las cuales no se han podido liberar. Las formas atrasadas de dominación y las más recientes, particularmente las establecidas después de la Segunda Guerra Mundial, se han correspondido a las del desarrollo actual del capitalismo-imperialista, poniéndose a la cabeza de estas fechorías contra la humanidad africana, los imperialistas estadounidenses. Los pueblos africanos han luchado por su independencia y libre autodeterminación, los pequeños avances logrados no han tenido la profundidad en su realización, en parte por la falta del Partido de la clase obrera para dirigir dichos procesos y por otro por la fuerte penetración colonial de los imperialistas, que ha usado todos los recursos para mantener esclavizada y rezagada a esa parte de la humanidad productora de riqueza. Pese a esa férrea existencia esclavista impuesta, los pueblos de África resisten y dan la pelea contra sus explotadores extranjeros y nacionales. África hoy protagoniza la caída de regímenes en varios países. Las luchas desarrolladas desde siglos atrás, como las recientes, sirven como experiencia que se va acumulando y cualificando en el paso hacia su inminente liberación nacional y social.

El norte de África lo conforman Mauritania, Marruecos, Argelia, Túnez, Libia y Egipto, países con fuertes influencias políticas y culturales árabes. Se distinguen la región del Magreb y Egipto, la primera abarca los países que conservan raíces históricas y culturales comunes y es punto de unión entre Europa y el continente africano, entre el Atlántico y el Mediterráneo. Esta región, incluyendo Egipto, ha sido disputada entre EEUU y la UE, Francia, Alemania, España, Italia y Portugal han predominado en la región, con una fuerza de ocupación multinacional dispuesta a actuar si sus intereses se lo marcan. EEUU no ha resistido su ambición imperialista e igual que la UE, ha maniobrado con mecanismos financieros y comerciales para dividir la región del Magreb -separando inicialmente a Libia y Mauritania- usando el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), mediante la coerción financiera de los préstamos. En el terreno militar ha logrado también intervenir con la creación de bases militares semipermanentes, ejercicios militares y venta de armas, que ha servido para generar conflictos en las relaciones de vecindad con los demás países de la región, en interés de EEUU. EEUU y la UE han profundizado la penetración imperialista en la zona del Magreb, empeorando las condiciones de vida de la región, en los distintos países, promoviendo conflictos internos extreman el sentimiento religioso -particularmente han cobrado fuerza como movimientos sociopolíticos el islamista- y provocan enfrentamientos inter-étnicos, guerras civiles, intervenciones militares y derrocamiento de regímenes incompatibles con ellos, etc. La lucha de las masas africanas del norte tiene un marcado sello de clase. La clase obrera, los campesinos pobres, los jornaleros agrícolas, los jóvenes-estudiantes, las mujeres, los maestros, -todas expresiones del proletariado explotado- han sido los principales protagonistas contra los regímenes en turno, contra el capitalismo y el imperialismo. La incomunicación por el atraso al que han sido sometidos, como la fascistización de sus gobiernos, no han impedido la realización de las grandes movilizaciones y hazañas de lucha que tienen como antecedente las realización de asambleas, paros, huelgas, mítines, jornadas de protesta, que son organizadas desde la fábrica, el centro de trabajo, la colonia, la escuela, el sindicato, etc., y que siguen desarrollándose hasta madurar en formas de lucha casi insurreccional. En Argelia la lucha por su democratización, y ante la negativa de los regímenes en turno, ha derivado en movimientos armados encabezados por grupos islámicos, desde antes en este país las masas trabajadoras viven bajo un régimen militar que ha reprimido la lucha popular de manera masiva.

REPÚBLICA ÁRABE SAHARAUI DEMOCRÁTICA La región del Sahara y la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) cobran importancia por su cercanía cultural y geográfica a los levantamientos populares en África del Norte, mismos que pueden contribuir a avanzar en su independencia y el reconocimiento de la RASD. El Sahara Occidental es una región árabe rica en recursos minerales, principalmente fosfato, metales diversos, petróleo y recursos marítimos, la salinidad de las tierras, la más alta del mundo, les hace no aptas para la actividad agrícola. Su población sigue siendo nómada y depende del pastoreo. Al coloniaje español de Francisco Franco, le sucedió el de Marruecos, quien lo invadió, y Mauritania a mediados de los años setenta del siglo XX. A nivel económico se le conoce como una región de “cero desarrollo”.

El Frente Popular de Liberación de Saguia El Hamra y Río de Oro o Frente Polisario (FP), movimiento de liberación nacional fundado en 1973, enfrentó a los españoles y hoy lo hace contra los marroquíes en la búsqueda de su independencia, por ser una nación con Estado propio. Hoy una parte del Sahara, que contiene la mayor cantidad de fosfato, está controlada por Marruecos, después de que se retirara Mauritania en 1979, obligada por los constantes combates de parte del FP, que los hicieron desistir de la ocupación, disputa en la que se encontraba también Argelia, hoy aliada del FP. La segunda parte, la liberada y dirigida por el FP, quien sigue combatiendo contra la ocupación marroquí, defendiendo su derecho a la independencia y su libre autodeterminación. Una tercera parte está ocupada por refugiados saharauis. EEUU, Francia e Inglaterra han intervenido directa e indirectamente contra el FP para desarrollar sus inversiones y ocupar ese territorio, no reconocen el status de Árabe Saharaui Democrática, en cambio si lo hacen 85 países africanos y latinoamericanos, lo mismo que al FP como legítimo representante del pueblo saharaui. La burguesía española encabezada por el fascista Francisco Franco cedió su coloniaje del Sahara Occidental a Mauritania y Marruecos, después de la ocupación de éstos que reclamaban su pertenencia. El Frente Polisario (FP) ha enfrentado las acciones colonialistas de éstos, por una República Árabe Saharaui Democrática, que ha recibido el apoyo del movimiento argelino y del movimiento revolucionario español, encabezado por el entonces FRAP. La intervención de la ONU desde entonces no ha significado una solución al problema del Sahara. Tras los intentos de referéndum para definir la independencia y libre autodeterminación del pueblo saharaui, acordado con los ocupantes de Marruecos desde 1991, los imperialistas estadounidenses, franceses, ingleses y la burguesía marroquí se han aliado para frenarla, para poder saquear sus recursos naturales en el Sahara. Sin embargo, el pueblo saharaui resiste y continúa la pelea por lograr su objetivo, más aún que Marruecos está siendo sacudido por la crisis y de la cual no se ve en lo inmediato que vaya a salir. Por otro lado, la crisis general capitalista que azota al mundo y se mostró de manera intensa en Europa el año pasado, lo hace en estos últimos meses en África del Norte, donde se han radicalizado más las acciones hasta llegar a la caída de los que encabezan los diferentes regímenes.

TÚNEZ Túnez encabezó las primeras acciones. Una injusticia más cometida contra la juventud desempleada detonó su movilización que se extendió como pólvora por todo el país y llevó a la caída de Ben Alí. Estás acciones no brotan por generación espontánea, desde hace por lo menos 30 años el régimen impuesto en Túnez había profundizado las penurias del pueblo, lográndose sostener bajo un terrorismo de Estado y la lucha popular revolucionaria también se había desarrollado peleando por mejores condiciones de vida y la exigencia a cambios democráticos mínimos. La situación económica y política de Túnez explica el levantamiento popular que se mantiene aún. El Sahara constituye 40% de su territorio, sólo 19% de su tierra es cultivable, su principal actividad económica es la agricultura, que no interesa mucho a los imperialistas, sino más bien sus minas, la energía, y el petróleo, por lo que lo han sumergido en un país manufacturero. La historia de Túnez registra la lucha del pueblo por su independencia desde los años 30 del siglo pasado, logrando un autogobierno en 1955 y en 1957 la independencia como monarquía constitucional que, derrocada ese mismo año se instaura una República por treinta años. El régimen democrático-burgués con ciertas influencias socialistas se descompuso cuando se permitió la intervención extranjera a través de las inversiones privadas, finalmente derrocado este 2011. Subordinado a las políticas imperialistas, Túnez se ha convertido en un territorio que produce ciertas mercancías, como cereales y olivares; en exportador de fosfato, hierro zinc y petróleo. Es decir el capitalismo se ha desarrollado “mejor” que en el resto de los países del Magreb. Su papel en el comercio le dio además una composición heterogénea a su población, con origen de otras nacionalidades y grupos minoritarios, últimamente judíos y árabes ha dado una característica social y cultural alejada del fundamentalismo religioso y más bien de corte liberal correspondiente a estos tempos. En un país donde la mayoría profesa la religión musulmana y es un instrumento político muy útil por la burguesía nativa y el imperialismo, cuyo origen árabe dominante no ha sido impedimento para unificarse en estos momentos para la caída del régimen. Se puede observar que la lucha de masas tiene un contenido de clase, pese a los disfraces de tintes religiosos o étnicos que le da la burguesía para dividirla y confrontarla. El pueblo tunecino ha dado un paso importante en descabezar el régimen de Ben Alí, en darle continuidad al proceso democrático-revolucionario. Las luchas de años atrás sostenidas por organizaciones políticas de oposición, azotadas por la represión del depuesto gobernante, han aportado elementos hacia la profundización de este proceso en una tendencia revolucionaria, en el que se destaca el papel del Partido Comunista de los Obreros de Túnez (PCOT) que, desde la clandestinidad, en su condición de ilegalidad y la persecución policiaca en los tiempos de Ben Alí, mantuvo y sigue manteniendo una política consecuente de lucha contra éste y hoy

trabajan en la unidad y organización del proletariado tunecino, para construir una Asamblea Constituyente, que establezca un nuevo régimen político y económico, una nueva constitución y una nueva república, realmente al servicio del pueblo de Túnez. Hoy se ha legalizado el PCOT gracias a su lucha con las masas, como una victoria del levantamiento popular y se mantiene en su firme y consecuente posición de desarrollar un proceso democráticorevolucionario, que conduzca a las masas hacia la revolución, el socialismo y la dictadura del proletariado. La lucha del pueblo tunecino tiene que continuar por el camino de la revolución, porque el imperialismo y los gobiernos burgueses en turno están dispuestos a hacer fracasar los mínimos logros alcanzados por el levantamiento popular. Por eso tiene que mantenerse organizado en los Centros de Poder Popular, asambleas para la salvaguarda de la revolución, formas de organización popular que arrancaron reivindicaciones al gobierno. Sin embargo, el gobierno burgués se mantiene en el poder, los imperialistas de la UE con Francia a la cabeza y los EEUU los respaldan para que el proceso revolucionario fracase. Este ejercicio de las masas tunecinas para derrocar el régimen burgués sirvió de ejemplo al resto de países vecinos del Magreb, hoy dan una pelea ejemplar al enfrentar a sus tiranías. Por eso, una tarea de los revolucionarios y los marxistas-leninistas es profundizar este proceso de lucha popular fortaleciendo al PCOT, la unidad de las fuerzas democráticas y revolucionarias, mantener la movilización callejera en particular de la clase obrera. Si vence la clase obrera y el pueblo de Túnez, la clase obrera y los pueblos de toda África del Norte también vencerán.

EGIPTO La República Árabe de Egipto fue el segundo país que trascendió al plano internacional con la lucha de las masas proletarias y populares que lograron deponer al militar-fascista Hosni Mubarak, con 30 años al frente de un régimen de terror, explotación, opresión, corrupción, enriquecimiento, subordinación ciega al imperialismo y empobrecimiento del pueblo árabe-egipcio. Si bien esta lucha logró la caída del sátrapa, el proceso no culmina y está pasando por desmontar al resto del régimen que se resiste a morir. El ejército, que sostuvo Mubarak y resolvió la “renuncia” del aliado de Israel, está prácticamente al frente del nuevo gobierno, lo que no es garantía de una transformación en beneficio de las masas, pues como fiel instrumento de la oligarquía financiera egipcia y del imperialismo, principalmente estadounidense, está sirviendo de muro de contención para que oxigene el peligro que se cierne sobre sus cabezas. Éste busca ganar tiempo, engañando y desgastando a las masas, fomentando la división, la desmovilización y la conciliación acompañada con la represión en contra de las posiciones más progresistas y radicales. El ejército, sobre todo su cúpula militar, se ha convertido en una élite privilegiada, los mandos retirados y activos son empresarios o socios importantes de empresas y dueños de

grandes extensiones de tierra. El gobierno tiene una marca fundamentalmente militar vestida de civil, que ha sido sostenida por EEUU, principalmente. Sin embargo, mantienen cierto prestigio entre las masas por encabezar el derrocamiento de la monarquía en 1952, situación que el imperialismo ha sabido corromper. La historia de la lucha en Egipto contra la monarquía protegida por Inglaterra, motivó su intervención junto con Francia y EEUU. La lucha por su Independencia dio origen a la República Árabe Unida, formada por Egipto y Siria, destacándose éste por ser impulsor de los Países No Alineados. Este proceso apuntaló el capitalismo del país, colocándose en una de las economías más desarrolladas de la región árabe y en una posición política progresista, fue aliada de los países socialistas. Los militares jugaron un papel clave en esta transición; sin embargo, la clase burguesa y el imperialismo hacen de éste un fiel instrumento para conservar sus intereses económicos y políticos y colocan a un militar al frente del Estado egipcio, Hosni Mubarak.

Egipto es de interés imperialista, después de Irán –que cerró las bases militares estadounidenses en su territorio estratégico-, porque por su territorio circula 14% de las mercancías para todo el planeta. Es el país árabe con mayor influencia en el conflicto palestino-israelí y en ello está a favor de EEUU e Israel y es parte de los proyectos de seguridad del Golfo Pérsico, posición que lo mantuvo aislado del resto de los países árabes, por servir más al imperialismo que a los pueblos árabes quienes se oponen a Israel. Egipto por más de 30 años, acumuló problemas económicos y políticos propios del capitalismo, agregado a los del régimen militar de Mubarak y los de la reciente crisis económica mundial. Egipto es predominantemente agrícola, uno de los principales productores mundiales de algodón y la principal actividad ganadera es la cría de animales de carga, aparte de la actividad agrícola de subsistencia. 40% de la fuerza laboral se dedica a las actividades agrícolas o ganaderas. También explota minerales (fosfatos, sal, piedra, hierro), la manufactura y la construcción. Han logrado la producción nacional de automóviles, electrónica y medicina. Su mayor zona industrial se encuentra a lo largo del canal de Suez. El petróleo y el gas natural son de sus más importantes áreas económicas y objetivos del imperialismo. El neoliberalismo a Egipto no llegó tarde, se presumía de mantener la economía en los niveles altos de desarrollo de la región. Sin embargo, los alimentos básicos subieron hasta 90%, la población vive con 2 dólares al día, la inflación en alimentos ha sido 17% anual. El endeudamiento externo con los países imperialistas, principalmente Francia, Inglaterra, Italia y Estados Unidos, asfixiaba más la precaria “estabilidad económica”. Egipto mantiene una alta tasa de refugiados y solicitantes de asilo de sus países vecinos, principalmente de Palestina, Irak y Sudán y otros países de la región, una fuerza de trabajo que rebasa 3 millones de proletarios que contribuyen a la economía egipcia. El neoliberalismo en Egipto está marcado también por su fracaso, la crisis es resultado de su propia aplicación que como remedio se agotó, lo que se observa con esta nueva crisis económica mundial. La bota militar encabezada por Mubarak hacía funcionar el neoliberalismo, creían que eso se los garantizaría, lo que fue refutado de manera contundente por la caída de quien los encabezaba; pero sobre todo, por la pelea que están por seguir las masas en contra de este sistema depredador. En estas luchas contra el neoliberalismo y el régimen militar destacan mucho los movimientos políticos religiosos islamitas, alrededor de los cuales la burguesía y el imperialismo tratan de negar su contenido de clase, como un instrumento para “la unidad nacional”, de la sumisión y de la división (aparentemente religiosa musulmana-islamita), de la cual se valían para confrontar a la clase obrera y el resto de las masas trabajadoras y populares.

En el levantamiento popular la lucha del proletariado ha sido fundamental, aunque no se ha puesto atención suficiente, su participación determinó el desarrollo del proceso democrático-revolucionario egipcio. La serie de movimientos obreros y su represión por el régimen de Mubarak dan cuenta del papel que le imprimieron al levantamiento. La dispersión, la falta de conciencia de clase y la ausencia de su partido marxista-leninista no han colado aún como definitivas estas experiencias, sin embargo, en la caída del fascista Hosni, la lucha obrera fue determinante. El paro económico desarrollado por la movilización de masas fue determinante por la participación de la clase obrera en las huelgas económicas y políticas, en las ocupaciones de las fábricas y en la movilización callejera. El levantamiento popular se caracterizó porque la clase obrera actuó paralizando la economía, desde sus centros de trabajo, las fábricas, sus demandas económicas tenían un importante contenido político: la salida de Mubarak y de todo el régimen; la confiscación de la fortuna y las propiedades de éstos; la renuncia de todos los trabajadores a los sindicatos controlados por el régimen y la creación de sindicatos independientes; la recuperación de las empresas de carácter público y su nacionalización y la formación de una nueva administración para dirigirla. La formación de comités para asesorar a los trabajadores en todos los lugares de trabajo, supervisar la producción y la distribución de precios y salarios; el llamamiento a una asamblea constituyente de todas las clases populares, para aprobar una nueva constitución y la elección de Consejos Populares, sin esperar a las negociaciones con el régimen. Las movilizaciones pacíficas de las masas tuvieron como respuesta la acción represiva del régimen. Antes de la caída de Mubarak, se contaban ya 300 muertos. La represión acrecentaba la protesta popular y no sólo eso, planteó a las

masas elevar sus formas de lucha y organización. Se crearon los consejos en las fábricas y en los barrios, los puestos de control, de seguridad, que eran ejemplo de ejercicio soviético, es decir, de discusión, de toma de decisiones y de organizar el levantamiento. Se llegaron a controlar zonas completas por los sublevados y dentro de éstas figuraban las del canal de Suez, región pluvial estratégica en el movimiento de mercancías. Destaca el papel que la juventud en el levantamiento popular, expresado en las organizaciones más visibles: el “movimiento de jóvenes 6 de abril”, “Kefaya”, “Hermanos Musulmanes”, “Grupo por la Libertad y Justicia”, “La Campaña Popular de apoyo a Mohamed El Baradei” , “El Partido del Frente Democrático” y “¡Oh, Alerta terrorista¡”. Sin embargo, las fuerzas políticas visibles que encabezan la lucha no recogen la experiencia revolucionaria de la clase obrera, ni siquiera se plantean una salida democrática revolucionaria. El levantamiento egipcio ha de servir de experiencia para los otros movimientos de África del Norte, en la necesidad de su unidad regional y continental, para la lucha de los palestinos frente a los fascistas israelíes, punta de lanza del imperialismo en la región, que se apresuran en apretar más sus pinzas frente a estos escenarios democráticos y revolucionarios.

CHINA IMPERIALISTA EXPLOTA A LOS PROLETARIOS Y PUEBLOS DE CHINA Y DEL MUNDO

Mao Tse-tung dejó sembradas las condiciones materiales para que tarde o temprano el capitalismo tomara su rumbo normal en China. Esas condiciones permitieron que hoy esté convertida en una potencia imperialista mundial que disputa los mercados a sus rivales más viejos y más fuertes, EEUU, Japón, Alemania, Francia e Inglaterra. China no sólo ha desarrollado el capitalismo en su seno, sino que se ha convertido en un país exportador de capital, capacidad que empezó a desarrollar desde los años 80 y aceleró las perspectivas capitalistasimperialistas que ahora exhibe. Actualmente, la propaganda burguesa señala que se ha elevado el nivel de vida de la población China, superando a Filipinas e Indonesia. Su renta per cápita es baja respecto a los países imperialistas y está lejos de la de Japón y sus países vecinos Hong Kong, Taiwán, Corea del Sur y Singapur. Sin embargo, lo que no se dice es que el costo social de ese progreso ha arruinado la existencia de millones de chinos y se profundiza con las ambiciones expansionistas de su oligarquía financiera. China ha alcanzado su fase de desarrollo imperialista, sin que los resultados de su acumulación de capital se vean reflejados en beneficio del pueblo, que debería disfrutarlos. “China se ha convertido en una potencia económica antes de ser rica”, dice el slogan burgués. La “nueva burguesía China” surgida del Partido Comunista Chino (PCCh), de la burocracia y de la pequeña burguesía, de manera brutal han aplicado las políticas económicas neoliberales con el peso del Estado, que aparentemente les ha permitido avanzar sin dificultades económi-

cas, sin embargo, la inconformidad social y política de las masas han roto la armonía de su régimen, mal llamado comunista, y la cual sigue creciendo, a pesar de las medidas represivas brutales. Frente a la crisis, China presenta una aparente solvencia económica, por el momento no la ata dependencia alguna a otras potencias imperialistas rivales, económica y políticamente. Su crecimiento económico se debe al desarrollo clásico del capitalismo monopolista de Estado establecido. No hay grandes monopolios “privados” que disputen el mercado que controla el Estado chino, sin embargo, los monopolios chinos y extranjeros se desarrollan y las contradicciones entre estos no tienen manifestaciones aún violentas. Las reservas internacionales chinas han sido superiores a las de EEUU y los demás países imperialistas, mientras estos mantienen altos déficits. Han crecido sus exportaciones y las importaciones han

reducido. Ha logrado mantener una paridad monetaria frente al dólar y el euro. La oligarquía china está en capacidad de comprar todos los dólares y euros que sean necesarios para mantener la paridad del yen frente a éstos, lo que implica abaratar las mercancías chinas y encarecer las de los otros. Esto es posible porque la fuerza de trabajo china es la más barata de Asia y Europa. Entonces, la plusvalía que se extrae a la clase obrera y los trabajadores chinos se prioriza en convertirla en grandes inversiones en el mundo. Teniendo como consecuencia la austeridad presupuestaria del gasto social hacia las masas populares y por tanto la pobreza creciente de éstas. China sigue dependiendo enormemente de las materias primas y la energía provenientes del extranjero, principalmente del Golfo Pérsico, pero busca fuentes alternas en África. Junto a esto ha diversificado su inversión en otros continentes, como en los agro alimentos, por ejemplo en Argentina, donde compró tierras mapuches, 300 mil hectáreas, y “produce más de 4 millones de cabezas de cerdo por año, además de elaborar los alimentos balanceados que requiere esta producción; es la quinta operadora local en proteína láctea; produce anualmente 17.5 millones de arroz, soja, maíz y cebada; y, claro, tiene su propia empresa semillera y una filial dedicada a la producción de agroquímicos y fertilizantes.” 1 En América Latina las inversiones chinas crecen y compiten fuertemente con EEUU y Europa, pero no sólo esto, además los capitalistas chinos han logrado comprar bonos de deuda de estos países, y los presiona para debilitar su presencia en los mercados e incrementar su ganancia especulativa, para crecer esas burbujas que pronto les estallarán en las manos. “China se proyecta ante el mundo de los negocios como el mayor fabricante, el mercado de consumo de más rápido crecimiento y el líder en manufactura y ensamble.” 2 Por lo que las inversiones extranjeras directas crecen y se amplían. Una de estas inversiones es la bancaria, aunque no la más productiva si la más especulativa, que habla que la economía china se rige por las mismas leyes que conducen al imperialismo a su caída, que en este contexto de crisis esto no la excluirá.

1 Duch Guillot, Gustavo. No es (sólo) China. La Jornada. Opinión.17/07/2011, en: http://www.jornada.unam. mx/2011/07/17/index.php?section=opinion&article=02 2a1mun 2 Posada García, Miriam. China e India atraerán la mayor inversión extranjera. La Jornada. Tomado de: http:// www.rebelion.org/noticia.php?id=6666.

VA DETONANDO EL MOVIMIENTO POPULAR LA CRISIS

EN AMÉRICA LATINA

EN AMÉRICA LATINA LA CRISIS VA DETONANDO EL MOVIMIENTO POPULAR Los cambios en el escenario latinoamericano los ha estado marcando también la crisis general del capitalismo. Las mismas medidas aplicadas hoy en Europa -en particular- tienen mucho de común con las ensayadas en el continente durante los años 70-80. Los regímenes militares fascistas fueron punta de lanza en la aplicación coercitiva -a través de la violencia del Estado- para imponer medidas económicas y políticas que finalmente fracasaron y se agotaron, pero dejaron a los “regímenes democráticos”, que los sucedieron, que les dieran continuidad en una fase de transición pacífica cómplice y conciliadora, que hoy se ve también su fracaso . Nuevamente en el continente se ciernen días negros de fascismo. La crisis que golpea a EEUU está teniendo graves repercusiones económicas y políticas en el resto de países del continente, que se ven reflejadas en las medidas económicas restrictivas a la atención de las necesidades sociales de las masas y orientadas en salvar a los monopolios. Las oligarquías criollas y el imperialismo se confabulan para sembrar y mantener regímenes derechizados por la vía electoral fraudulenta, por intervenciones militares vestidas de civil, para impedir o hacer fracasar los mínimos triunfos políticoselectorales y sociales. El caso de Honduras, el triunfo en Chile, la continuidad en Colombia y en México de políticas derechistas, aliadas a los sectores más reaccionarios. A esto se suma el caso del régimen cubano, que en su carácter de “socialismo pequeño burgués”, está abandonando los logros de su revolución, al profundizar el desarrollo del capitalismo más abiertamente, legitimado a través del VI Congreso del Partido Comunista Cubano (PCC). Los regímenes progresistas que se habían establecido en Ecuador, Brasil, Argentina, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Uruguay, el Salvador, etc., con el ya existente cubano, representaron una importante resistencia contra el papel de EEUU en la región. Sin embargo, el carácter burgués y pequeñoburgués de los mismos, el pesado fardo de la crisis -principalmente- ha provocado virajes en sus políticas que hoy están colocando a varios de estos gobiernos al lado del moribundo capitalismo, como es el caso de Correa en Ecuador, Brasil, Argentina y Bolivia, que han tomado medidas derechizantes o anti populares, que han recibido y recibirán la respuesta de las masas frente a sus virajes. No es cierto que tomar el gobierno con elecciones, que la lucha de las masas por reformas económicas y políticas desde los gobiernos, sin destruir la propiedad privada, resolverá la existencia de “todos” y principalmente de los “pobres”, conciliadoramente. Pero es cierto que con una línea político-ideológica proletaria marxista-leninista y la movilización organizada y consciente de las masas proletarias y populares se puede obligar a estos mismos gobiernos a avanzar en medidas anti neoliberales, anti oligárquicas y anti monopólicas y a favor del proletariado, la juventud y los pueblos para acumular fuerzas hacia transformaciones democráticas y revolucionarias que abran paso a la revolución proletaria y la dictadura revolucionaria del proletariado. América Latina (AL) se configura también para estallidos sociales y políticos, el movimiento y organización de las masas crece. Y ante este escenario, los estudiantes chilenos se destacan por el papel de confrontación que tienen con el régimen. Aparecerán otros pronto en los escenarios de la lucha de clases en América Latina, con niveles de radicalidad mayores en la medida que la crisis se profundice y los capitalistas persistan hacérsela pagar a las masas trabajadoras.

SOBRE LA SITUACIÓN

nacional

II. SOBRE LA SITUACIÓN NACIONAL
En la III y IV Conferencia Nacional del PC de M (m-l) se plantearon algunas tesis de la situación nacional. En lo fundamental, sigue siendo válida esa valoración, pues las condiciones de la realidad nacional no han cambiado sustancialmente. Sus características fundamentales son: profundización de la crisis económica, que favorece la concentración y centralización de capitales en poder de la oligarquía financiera y los monopolios, combinada con una marcada política reaccionaria, cada vez más fascista. Por otro lado, hay un ascenso de la lucha de masas, destacando el papel del proletariado industrial estratégico y los trabajadores de la educación. Nuestra incidencia es muy débil, por ello, la urgencia de construir el Partido Comunista de México (m-l) como un Partido fuerte y numeroso, fusionado a la clase obrera y a la cabeza de un poderoso movimiento de masas. La vigencia general y particular de nuestra táctica va tomando fuerza y perspectivas en el último período. Nuestras consignas,propuestas y tareas, como el Frente Único de todo el pueblo, la sovietización de las formas de lucha y organización, la lucha ideológica por la Asamblea Nacional Constituyente Democrática, Proletaria y Popular (ANCDPYP) y las tareas por crecer la tendencia por la revolución proletaria y la dictadura revolucionaria del proletariado, entre otras. Para enmarcar el análisis reciente de la situación nacional, se presenta una recapitulación de los principales planteamientos de la III y IV Conferencias Nacionales, luego concentrarnos nuestra atención en algunos elementos económicos y políticos de los últimos 5 meses, que permitan valorar cómo se desarrolla la lucha de clases en México, en el último período.

Veinte elementos planteados en la III y IV Conferencias que mantienen vigencia respecto a la situación nacional:
Veinte elementos planteados en la III y IV Conferencias que mantienen vigencia respecto a la situación nacional: 1. Con la crisis actual las condiciones objetivas para la revolución proletaria maduran y se desarrollan de manera acelerada. 2. Las repercusiones de la crisis mundial, no tienen una salida a corto plazo en la economía mexicana. 3. La oligarquía financiera, los monopolios y trasnacionales son los grandes beneficiarios de la crisis económica. 4. El fascismo y la reacción, son una carta de la oligarquía financiera y el imperialismo frente al ascenso de la lucha de masas y la crisis económica. 5. La única salida a la crisis desde los intereses de la oligarquía financiera y el imperialismo, es la concentración, centralización del capital y la maximización de las ganancias, para ello no hay otro medio que endurecer la política del régimen en contra del pueblo trabajador. 6. Por el momento no existen datos que nos hablen de una fase ascendente del ciclo de producción capitalista en México, porque no se da una dinámica de inversión en maquinaria y equipo, en la industria, que es base para ver los primeros pasos de una fase ascendente. La crisis se resuelve para la burguesía aumentando la explotación asalariada, extrayendo plusvalía absoluta y relativa bajando los niveles de vida de las masas (ésta es la causa de toda la ofensiva actual de la burguesía en contra de la clase obrera mexicana) , esto tiene que ver con la lógica capitalista de volver a la “normalidad” de los negocios, que no es otra cosa que aumentar la explotación, que hoy se ve potencializada por la disciplina que trata de imponer la burguesía aumentando los tormentos de trabajo, bajo la presión que sobre los obreros en activo, imponen los millones de proletarios parados, que forman parte del ejército industrial de reserva. 7. Para la burguesía el aumento de la explotación, es el punto de arranque de un nuevo proceso de recuperación, para pasar a una fase ascendente del ciclo capitalista, y en esto no hay diferencia entre la diferentes fracciones de la burguesía, el “capital productivo”, “nacional”, “progresista” tiene como salida acompañar este proceso, con la diferencia de que a una fracción de la burguesía le favorece el desarrollo del mercado interno, y otras, seguir fortaleciendo el mercado exterior, pero la esencia es la misma: ¡aumento de la explotación asalariada como punto de arranque para salir de la crisis actual! 8. Durante este período de crisis, el carácter parasitario del capitalismo mexicano se ha desarrollado a nuevos niveles bajo el objetivo de la máxima ganancia, crecimiento de capital en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Combinado con una mayor sujeción al capital financiero internacional con el crecimiento de la deuda externa, bonos gubernamentales en manos extranjeras, etc., plena sujeción al capital financiero del capitalismo mexicano. 9. Las condiciones de explotación, depauperación y miseria de la clase obrera y las masas se desarrollan a un nivel teniendo como rasgo que la actual crisis como señalará Lenin, tiene un carácter excepcional, porque las repercusiones negativas de la crisis sobre las masas, las obligan, por necesidad, a desarrollar, generalizar y centralizar la lucha de clases. 10. En tiempos de crisis económica como la actual se da una intensificación de la explotación asalariada, combinando las formas de producción de plusvalía absoluta y relativa que son expresiones de la vulneración de las condiciones de vida de la clase obrera y depauperación de la misma. 11. Con la crisis económica actual, ha crecido de manera

el ejército industrial de reserva, auténtica presión para los obreros en activo, ello es utilizado por la burguesía, para que existan trabajos en peores condiciones laborales y salariales, que sirvan al objetivo supremo de la burguesía de crear mejores condiciones para la extracción de plusvalía. 12. El actual ascenso de la lucha de masas tiene un carácter sostenido, con una tendencia a dar un salto hacia una fase pre-revolucionaria. 13. Desde la III y IV Conferencia Nacional hemos venido afirmando que existe una tendencia al ascenso de la lucha de masas, esta se expresa en luchas cada vez más amplias, la presencia de la clase obrera y movimiento de trabajadores, la elevación de las formas de lucha y la combinación de las mismas (desde la lucha económica, electoral, hasta la violencia revolucionaria de masas), el avance de la convergencia a Frente Único que se expresa en centralización de organizaciones nacionales y planes únicos nacionales, el avance hacia objetivos más elevados como es la necesidad de la caída de Calderón y un Nuevo Constituyente. 14. La tendencia al ascenso de lucha de masas no es uniforme a nivel nacional, ni se desarrolla en la misma forma en las diversas clases sociales, evidentemente por momentos ha habido retrocesos, pero no nos debe llevar a concluir que la tendencia al ascenso de la lucha como caracterización del actual período de acumulación revolucionaria de fuerzas no es vigente (como lo sostienen algunas expresiones desesperadas de la pequeño-burguesía), por el contrario, visto en su conjunto y como período tiene un carácter sostenido, con una tendencia no sólo a desarrollarse, sino a dar un salto hacía una fase pre-revolucionaria. 15. Las luchas actuales del pueblo expresan una necesidad de cambio, requieren transformarse en un proceso consciente, con un Partido fusionado con las masas. 16. La lucha de clases actual exige profundizar nuestra táctica y tareas del presente período, en el sentido de la revolución socialista. 17. Existe plena vigencia de la táctica y estrategia del Partido para el presente período, lo que varía es el énfasis que tenemos que poner en materializarlas y cumplir todas y cada una de las tareas que nos estamos proponiendo para tener un Partido a la altura que las condiciones objetivas exigen. En lo interno: la proletarización de nuestra filas y la bolchevización de las mismas; cualificar nuestro frente de propaganda y especialmente Vanguardia Proletaria, como un periódico político proletario marxista-leninista y termómetro de nuestra construcción partidaria y de nuestra influencia entre las masas, la Revista Revolución; consolidar nuestra Escuela Nacional Carlos Marx y la propuesta de educación y formación política e ideológica; cualificar nuestro sistema de planificación y control del trabajo y entregar resultados en torno al crecimiento y extensión de nuestro Partido a nivel nacional (principalmente en esferas o lugares-territorios estratégicos de la producción y distribución de mercancías y servicios); en lo táctico profundizando y agitando, según las circunstancias, Gobierno Provisional Revolucionario de Obreros y Campesinos Pobres; Asamblea Nacional Constituyente Democrática, Proletaria y Popular; República Democrática Popular; Nueva Constitución; Huelga Política Nacional; Frente Único de todo el pueblo por la emancipación proletaria; construcción de los cimientos del poder soviético de las masas populares; que abran camino a la revolución proletaria, la dictadura revolucionaria del proletariado y la construcción del socialismo y el comunismo. En lo organizativo revolucionario del trabajo de masas la construcción del Frente Popular Revolucionario, Unión de Trabajadores de la Educación, Unión de la Juventud Revolucionaria de México, en el Movimiento Urbano Popular, Unión de Campesinos Pobres, y otras posibilidades. Y, en cuanto al desarrollo del trabajo de masas: la Unión General de Trabajadores de México, Frente Nacional de Juristas por la Emancipación Proletaria, Frente Nacional de Mujeres Proletarias, Unión Revoluciona-

ria de Trabajadores del Arte, ampliar y sistematizar nuestro trabajo entre los académicos e intelectuales. Cohesionar el proceso del Frente Único; del Congreso Social hacia un Nuevo Constituyente; del Movimiento Nacional en Defensa de la Soberanía Alimentaria y Energética, de los Derechos de los Trabajadores y la Libertades Democráticas; el Diálogo Nacional, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación; Movimiento Rural Anti-neoliberal; Movimiento de Aspirantes Rechazados; Central Unitaria de Trabajadores. Cumplir y fortalecer con nuestras tareas de internacionalismo proletario: Encuentro Internacional de la Juventud Antifascista y Antiimperialista; Encuentro de Sindicalistas de América Latina; Encuentro de Mujeres; Seminario Internacional “Problemas de la Revolución en América Latina”; Liga Internacional de los Pueblos en Lucha, etc. Teniendo al centro de la táctica la construcción, desarrollo y consolidación de nuestro Partido Comunista de México (m-l), como parte del movimiento comunista internacional expresado en la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxistas Leninistas (CIPOML). 18. Cada expresión de la crisis general del capitalismo ha contribuido para sentar las bases de un estallido revolucionario, obviamente sobre la base del desarrollo del principal factor subjetivo de la revolución, la fusión del marxismoleninismo con la clase obrera. 19. Las condiciones actuales son favorables para la revolución proletaria pues hay una agudización de la lucha entre la clase obrera y la burguesía, producto de la miseria, desocupación, carestía de la vida actuales, reafirmando de manera contundente la concepción de Carlos Marx sobre la teoría del valor, la depauperación de la clase obrera y su impacto en la esencia de la naturaleza humana de la clase proletaria. Destacamos como en determinados períodos donde se expresa la crisis general del capitalismo, donde se muestra la decadencia del mismo y no quiere dejar de existir, se niega a morir, su otro que lo niega, el proletariado revolucionario, se muestra como una ola que requiere salir a expresarse y/o que se expresa “aún bajo la corteza del propio desarrollo y perfeccionamiento del régimen capitalista”, puesto que hace falta finalmente desarrollar su fusión plena con el marxismo-leninismo. Lo anterior para destacar que la crisis actual se expresa como una crisis de sobreproducción, que forma parte de una crisis general del sistema capitalista que afecta todas las esferas sociales del sistema capitalista, cultural, ideológica, política. 20. Al formar parte de un mismo proceso la crisis cíclica del capitalismo, con los rasgos de la crisis general del mismo, da una dimensión histórica más profunda, no sólo de coyuntura económica y sus efectos inmediatos, haciendo que la situación a la que nos enfrentamos los Partidos y organizaciones marxistas-leninistas rebase el marco de una simple crisis económica de carácter cíclico, y visto en su dimensión histórica, los efectos de la actual crisis, deben contribuir a desarrollar las condiciones subjetivas para la revolución proletaria, arraigar a nuestros partidos de la CIPOML en la clase obrera, y dar un salto rompiendo la cadena imperialista por su eslabón más débil, ello daría nuevas dimensiones a la crisis general del capitalismo, y una nueva fase cualitativamente superior de las revoluciones proletarias anteriores, porque, a partir de la experiencia de la revolución proletaria y de la restauración capitalista, tenemos mucho mejores condiciones materiales y mejores posibilidades teórico-ideológicas, para imponer el programa, la táctica y la estrategia de la revolución proletaria y la dictadura revolucionaria del proletariado.

NUEVOS ELEMENTOS DE LA SITUACIÓN NACIONAL DE ENERO A MAYO DE 2011

NUEVOS ELEMENTOS DE LA SITUACIÓN NACIONAL DE ENERO A MAYO DE 2011

Nuestro Partido al analizar el desarrollo del capitalismo en México concluye que se han desarrollado todos los fenómenos propios del capitalismo en su fase imperialista, que nos lleva a señalar que las condiciones objetivas para la revolución proletaria en nuestro país están dadas. Esta conclusión es correcta, pero lo que debemos destacar en estos momentos es que las condiciones objetivas para la revolución no siempre impactan de igual manera entre las distintas clases sociales, en algunos períodos, su madurez impacta de manera más aguda a unos que a otros entre el proletariado y las amplias masas populares, como se nota en la actual crisis económica mundial del sistema capitalista-imperialista. Este es uno de esos períodos excepcionales que deben ser aprovechados por los comunistas para desarrollar el elemento subjetivo de la revolución: fusión del marxismo-leninismo con el movimiento obrero a la cabeza de las luchas populares. La afirmación anterior parte de la base de los rasgos que tiene la actual crisis económica. Como señalara Carlos Marx, se le llama ciclo al período que media entre el comienzo de una crisis económica y el de la siguiente, forman el ciclo las siguientes fases: crisis, depresión, reanimación y auge. Los momentos donde se ve de forma material la crisis, es en las fases de crisis y depresión. En este marco general nos encontramos en la fase de depresión de la crisis, que se caracteriza por un estancamiento industrial, (en el caso de nuestro país se ahonda por estar ligada la industria manufacturera al mercado exterior norteamericano y el estancamiento industrial que tiene la economía norteamericana), explotación del proletariado, rebajando salarios, aumentando la intensidad del trabajo, pero a la vez perfeccionando la producción para preparar una reanimación. Pero la depresión actual como fase de la crisis no lleva tras de sí en estos momentos un nuevo auge del ciclo capitalista, que implicaría el florecimiento de la industria y el sistema capitalista en su conjunto, es un período donde la economía capitalista no lleva a una nueva fase de prosperidad o auge de la economía. Pero tiene la particularidad que tampoco regresa a su punto más bajo que se expresó en el último trimestre de 2009. Persiste la ausencia de inversiones, el

consumo se mantiene contraído, el crédito no resurge. Asistimos a una depresión que no lleva a un nuevo auge, pero tampoco la hace regresar al punto más bajo, este período se puede extender por años, como se expresa en los problemas de la economía mundial: China se desacelera, Japón se encuentra en recesión tras el terremoto de marzo, Estados Unidos se sume en una recesión, Italia y España se aproximan al problema de deuda. Todas éstas no son más que manifestaciones de un mismo fenómeno de la cual México no está al margen, por el contrario, al estar subordinados al mercado norteamericano los efectos son mayores, sobre todo en la industria automotriz, maquiladora, electrónica, etc. EL CURSO ACTUAL DE LA CRISIS ECONÓMICA: En México se observa una tendencia hacia la baja del PIB, retroceso de la producción industrial, caída de la inversión extranjera directa, saldo negativo de la balanza comercial, crecimiento histórico de la deuda externa e interna del gobierno federal, aumento del desempleo, disminución salarial, en síntesis no hay condiciones económicas a corto plazo para pasar a un ciclo ascendente de la economía. La burguesía, a través de las autoridades y sus plumíferos, propagan la idea que se ha superado la crisis y la economía nacional viene “creciendo de manera sostenida”. Tomando los datos del primer trimestre de este año elaborados por el INEGI, el ex Secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, se-

ñaló que la “irresponsabilidad económica de otros países, causa de la turbulencia” 1 económica actual, reconociendo que nuestro país no está al margen de esta problemática prepara terreno en los medios de la nueva recaída que se avecina en la economía mundial. Aun cuando las autoridades gubernamentales y las proyecciones del FMI y el BM señalan que México crecería 5% anual, el crecimiento del primer trimestre de 2011 fue 4.6% del PIB; observando mes a mes, el comportamiento muestra una tendencia a la baja, en enero creció 5.9%, febrero 4.6%, y marzo 3.6%. El sector industrial de México depende principalmente del mercado norteamericano, que observa un estancamiento, con un crecimiento del PIB de 1.8% en el primer trimestre de 2011, lo que seguramente repercute en la economía mexicana que depende de exportaciones e importaciones del mercado norteamericano (Cuadro 1). El sector de construcción observa crecimiento, pasó de 4.5 a 5.4% del último trimestre de 2010 al primero de 2011, quedando en 3.6% en el segundo, después de persistentes caídas que iniciaron en el cuarto trimestre de 2008 y que se mantuvo hasta el segundo trimestre de 2010. 2 Para el gobierno, con la metodología del INEGI la tasa de desempleo es 5.2% en mayo de 2011, 3 con una PEA de 47.5 millones y población de 112.3 millones (2010-INEGI); el Centro de Análisis Multidisciplinario (UNAM-2010), con la metodología de la OIT señala que el desempleo abierto sobrepasó los 8 millones (16.8%), frente a los 2.5 millones reconocidos por INEGI. Finalmente, para el CAM es 15.41% de la PEA (2010). La contención de salarios en la llamada “recuperación económica” afecta los bolsillos de los trabajadores. En el sector manufacturero el salario es 6.76% menor al previo a la crisis económica de junio del 2008. La inversión en febrero de 2011 aumentó 8.07%, pero no alcanza los niveles previos a la crisis. Esto señala que aún con crecimiento en el primer trimestre del año, existen elementos para una tendencia a la baja en el PIB, con decrecimiento en la industria, y bajo la situación neocolonial y las dificultades del imperialismo norteamericano para remontar la crisis, con su economía estancada, genera pronósticos negativos cuando la economía mexicana ha crecido sobre la base de exportaciones al mercado norteamericano. Otro elemento que muestra la misma tendencia es la inversión extrajera directa, que sumó 4,788 mdd en el primer trimestre de 2011 (Banco de México), disminuyendo 8.0% respecto al mismo período en 2010. Más aún, la salida de capitales superó 21.3% respecto a la inversión extranjera. 4 La cuenta corriente de la balanza de pagos en el mismo trimestre mostró un déficit de 1,376 mdd, mientras, que en el mismo período del año anterior tenía un superávit de 436 mdd. 5 En cuanto a la deuda del gobierno federal, entre marzo de 2010 y marzo de 2011, la externa creció en promedio 150 millones de dólares diarios, equivalente a 55,100 millones de dólares en el último año (SHCP). En el mismo período, la deuda del gobierno federal creció 18.3%, de 300,367 a 355,391 mdd en marzo de 2011. El endeudamiento interno y externo equivalen a 4 billones 253 mil 250 millones de pesos, representa el 31.4% del PIB. 6 El gobierno no cuenta en deuda pública lo que se paga en FOBAPROA-IPAB, 750 mdp; 160,000 mdp en el rescate carretero;
1 Irresponsabilidad económica de otros países, causa de la turbulencia: Cordero, en: La Jornada, 05/08/2010, Política. http://www.jornada.unam. mx/2011/08/05/politica/005n2pol 2 INEGI. Indicadores económicos de coyuntura. PIB trimestral según actividad, Variación porcentual anual. 3 Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo. Banco de Información Económica. 4 La Jornada, 26 de mayo de 2011. Banco de México, Comunicado de Prensa, 25 de mayo de 2001. 5 www.elsemanario.com.mx/news display.php?story id=10001417 6 Rodríguez J., Israel. Endeuda el gobierno al país 150 millones de dólares diariamente. Periódico La Jornada 01/05/ 2011, p. 22, en: http://www.jornada. unam.mx/2011/05/01/economia/022n1eco

350 mil millones de pesos de pidiriegas de la CFE. El débito de los estados supera 300 mil millones. Sumando todo alcanza un billón 600 mil millones de pesos, llevando la deuda total a 6 billones, cerca al 50% del PIB. 7 El capitalismo en su fase imperialista tiene un rasgo esencialmente parasitario, y la exportación de capitales es el más alto grado de parasitismo, que se profundiza en los últimos meses, fortaleciendo el capital financiero y una mayor sujeción al imperialismo. En mayo de este año los inversionistas extranjeros alcanzaron la mayor participa-

ción en la historia en la compra de bonos gubernamentales, atraídos por el mayor rendimiento en comparación con sus países de origen, con 801,472 millones de pesos (equivalente a unos 68 mil 500 millones de dólares). 8 En este sentido, la economía mexicana y la “fortaleza” del peso se basan en la entrada de capitales “golondrinos”. La inversión extranjera directa (IED), en la producción de bienes y servicios disminuyó en el primer trimestre, en cambio el capital financiero especulativo invertido en bonos gubernamentales ha tenido un crecimiento histórico en los primeros 5 meses del año. Mostrando la profundización del carácter parasitario del capital, ya que, en términos de la propia acumulación de capital, no se invierte para la producción y modernizar la planta productiva. La ley de máxima ganancias rige el comportamiento de la oligarquía financiera y los monopolios. En el primer trimestre de 2011 (SHCP) ingresaron 15,237 mdd como inversión extranjera en cartera, con un incrementó de 56% respecto al mismo período de 2010, de los cuales 10,539 millones se encuentran en manos del capital financiero imperialista. 9 La misma tendencia se observa en la BMV, con un crecimiento para abril de este año de 17.28% respecto a 2010 (SHCP). Los valores en la Casa de Bolsa equivalen a 6 billones 26 mil 954 millones de pesos, la SHCP estima que el PIB alcanzará 14 billones 140 mil 600 millones de pesos en 2011. Con más de 204 mil inversionistas, 0.18% de los mexicanos, sólo unas cuantas empresas concentran ese 42.6% del PIB. Hasta marzo de este año, Inbursa de Carlos Slim, tiene activos en la bolsa de valores por 2 billones 741,836 millones pesos, 45.49% del total; Accival, subsidiaria de Banamex, filial de la estadounidense Citigroup, con 842,149 millones de pesos, concentra 13.97%; y, BBVA Bancomer, filial de la española BBVA, alcanzó 710,532 millones de pesos, el 11.79%. Así, Inbursa, Accival y BBVA suman 4 billones, 294
7 Fernández-Vega, Carlos. México SA. FMI a México: no más deuda, La Jornada 04/05/2011, en http://www.jornada.unam. mx/2011/05/04/opinion/028o1eco 8 Rodríguez, Israel y Zúñiga, Juan Antonio. Inversionistas extranjeros son los principales acreedores del gobierno Periódico La Jornada, 31/05/2011, p. 26, en: http://www.jornada.unam.mx/2011/05/31/economia/026n1eco 9 Ibídem.

mil 517 millones de pesos (CNBV), el 71.36% de inversiones en la bolsa de valores y 30.37% del PIB. Tal es el poder que tiene el capital parasitario financiero en la economía nacional. En síntesis el capital especulativo sale fortalecido de la crisis, favoreciendo a unos cuantos oligarcas. 10 En las pugnas por el mercado mundial se ahonda el papel neocolonial y subordinado de la burguesía mexicana frente al imperialismo norteamericano, con los nuevos tratados internacionales firmados este año como la Alianza del Pacífico, nuevas leyes como la Ley de Migración; el desarrollo del TLCAN y el Plan Mérida. En la ofensiva reaccionaria de la derecha y de subordinación a los intereses de los norteamericanos se expresa en las pugnas inter-imperialistas por el reparto de los mercados en América Latina, para contraponerse al avance de los chinos y los brasileños en el continente. Por ello, a impulso de los norteamericanos se firmó este año la Alianza del Pacífico entre los gobiernos derechistas de AL, peones de los norteamericanos, Colombia, Chile y México. El avance del
10 González Amador, Roberto. CNBV: 0.18% de mexicanos concentran 42% del PIB. Periódico La Jornada, 11/05/2011, p. 24, en: http://www.jornada.unam.mx/2011/05/11/economia/024n1eco

Plan Mérida pone al descubierto que operan en una base militar del norte del país agentes de la DEA y la CIA. EEUU requiere fuerza de trabajo migrante, por ahora en menor cantidad debido al estancamiento de su economía. Igualmente, la tendencia reaccionaria en nuestro país regula la llegada de fuerza de trabajo barata al imperio. En abril de este año, en México se expidió una nueva Ley de Migración, bajo el argumento de protección a los derechos humanos de los migrantes crean la policía fronteriza, en realidad para contener los migrantes que exigen los norteamericanos. Ello en cuanto al trabajo legal y abierto, pero el trabajo sucio que salió a la luz pública, evidencia la colusión entre el Instituto Nacional de Migración (INM) y los narcotraficantes, particularmente los zetas. Con una división de trabajo: el INM detiene a los migrantes bajo el argumento de “condiciones infrahumanas”, para retornarlos a su país, los zetas, realizan la labor violenta y sucia. Pero además, el común acuerdo de las mafias y el INM quedó evidenciado al menos en 8 estados, donde los zetas cubrían las nóminas de agentes del INM y éstos entregaban inmigrantes a la mafia para extorsionarlos, esclavizarlos en los campos de cultivo de droga, prostituir a las inmigrantes y en el peor de los casos asesinarlos, para satisfacer a sus amos imperialistas. Aún más, los zetas extienden su fuerza hacia Centroamérica, cuya evidencia más fuerte es la matanza de 27 jornaleros agrícolas en El Petén, Guatemala. 11 En México, la política reaccionaria y fascista golpea a nuestros hermanos de clase de Centroamérica, China, India, Sudamérica, Filipinas, etc. Las narco-fosas, con decenas de migrantes sepultados, es apenas un símbolo del grado a que ha llegado el proceso de acumulación de capital y la urgente necesidad del frente único proletario, sindicalizados, no sindicalizados, empleados, desempleados, pensionados, jubilados, migrantes y jóvenes. 12 El papel lacayo del gobierno mexicano hacia los imperialistas, llega a lo burdo expresándose en el escándalo mediático del Plan “Rápido y Furioso”, los drones (aviones no tripulados) sobrevolando el espacio aéreo con fines de espionaje, agentes norteamericanos que de manera abierta andan en territorio mexicano, muestran un carácter, que no es nuevo, de subordinación frente a los imperialistas norteamericanos, pero que hoy se ahonda y toma formas más abiertas. Dando la señal que los imperialistas están preocupados por el desarrollo de la lucha de masas en nuestro país, la forma que toma es el combate al narcotráfico y la seguridad, el fondo es la contención de la lucha de la clase obrera y los pueblos de México. En esta perspectiva, el New York Times el 7 de agosto señala que a partir de la Iniciativa Mérida, EUUU ha “capacitado” a 4,500 agentes, ha realizado intervenciones en telecomunicaciones, manejo de informantes, interrogatorio de sospechosos, entrega de helicópteros Blackawk, por medio de la operación de agentes de la CIA y la DEA en una base militar del norte del país. En esta misma lógica, se pretende contratar seguridad privada integrada por grupos especiales de fuerzas armadas, como ha sido utilizada en Afganistán. Estos hechos además de que evidencian la subordinación total del gobierno mexicano a los intereses de los imperialistas, señalan el camino reaccionario que está siguiendo en ambos países. 13
11 Méndez, Alfredo y Castillo, Gustavo. Conexiones delictivas entre agentes del INM y Los Zetas en al menos ocho estados, Periódico La Jornada, 11/05/2011, p. 7, en: http://www.jornada.unam.mx/2011/05/11/ politica/007n1pol 12 Castillo, Gustavo y Martoccia, Hugo. Kaibiles dan entrenamiento militar a zetas en Guatemala, Periódico La Jornada, 07/04/ 2011, p. 9, en: http://www.jornada.unam.mx/2011/04/07/politica/009n1pol. 13 Brooks, David. Niveles “sin precedente” de violencia en México, advierte el director de la FBI, Periódico La Jornada, 07/04/de 2011, p. 11, en: http://www.jornada.unam.mx/2011/04/07/politica/011n1pol

CRISIS Y FORTALECIMIENTO DEL PODER ECONÓMICO DE LA OLIGARQUÍA FINANCIERA Y LOS MONOPOLIOS EL PODER DE LOS MONOPOLIOS EN MÉXICO Los censos económicos de 2009 registraron en el sector privado y paraestatal 3.724,019 unidades económicas en todas las ramas de la producción. Señala INEGI “Las unidades más pequeñas medidas a partir del personal ocupado (de 0 a 10 personas) representaron el 95% del total de unidades económicas captadas, sin embargo, este grupo de unidades económicas concentró el porcentaje de producción bruta total más bajo, con 8.3% del total. En contraste, el grupo de unidades económicas que ocupó a más de 250 personas representó tan sólo el 0.2% de las unidades económicas y concentró el 65.3% de la producción bruta total.” 1 En México está altamente concentrada la propiedad de los medios de producción con tecnología moderna, la fuerza de trabajo y la producción, en manos de la oligarquía financiera, encabezada por 331 empresas mexicanas y 169 transnacionales. Así, mientras el 99% de las unidades económicas, con el 57.1% de la fuerza de trabajo apenas logran obtener 17.3% de la producción bruta total. (Gráfica 1), un grupo de 100 oligarcas que “emplean a 2.5 millones de personas en México y deciden Gráfica 1. Fuente: INEGI. Censos Económicos (2009). Resumen de los resultados de los Censos Económicos 2009, México, 2010, p.22

sobre 43% del PIB nacional”. 2 Sin embargo, es mucho más pequeño el grupo que encabeza la oligarquía y que se enriquece desorbitadamente a costa de la brutal explotación que imponen en México. (Cuadro 2).
1 INEGI. Censos Económicos (2009). Resumen de los resultados de los Censos Económicos 2009, México, 2010, p.22. 2 CNNExpansión.com Los 100 Empresarios Más Importantes 2009, en: http://www.cnnexpansion.com/expansion/2009/09/21/los-100-empresariosmas-importantes-2009 .

En medio de la crisis Carlos Slim se convierte en el hombre más rico del mundo, 3 al añadir a su riqueza 18.5 millones de dólares de 2009 a 2010, superando a Bill Gates. En 2011, con una fortuna 23.3% mayor a la de 2008, vuelve a estar en el primer lugar. Sus utilidades netas de 2009 a 2010 equivalen a una ganancia de 50.684 mdd promedio al día, 2.11 mdd ¡por hora! 4 En 2009, después del desplome de la bolsa de valores, su fortuna bajó casi a la mitad, pero sus ganancias subieron espectacularmente a los largo del último año, para 2011 la Revista Forbes lo sigue considerando el hombre más rico del mundo, con 74,000 mdd. (Cuadro 2). Dicha revista sólo cuantifica el valor de las acciones de las compañías. Aparte, a Slim se le atribuye una enorme fortuna personal, su colección de arte y joyas, participación en compañías no incluidas en la bolsa, etc., siendo probable que su fortuna llegue a 100 mmdd, aproximadamente 10% del PIB nacional. Sin exagerar, es el hombre más rico de la historia de México, dejó atrás a Luis Terrazas de la época del porfiriato, a quien cuando se le preguntaba si era de Chi3 “A pesar de la crisis económica, o tal vez como producto de ella, el número de multimillonarios mexicanos se incrementó en 50 por ciento entre junio de 1995 e igual mes de 1996, de acuerdo con el reporte anual de la revista Forbes, quien en su más reciente entrega sobre las grandes fortunas internacionales revela que México registra 15 superricos con una riqueza individual superior a mil millones de dólares”. “El Reporte de Forbes resulta significativo, pues del segundo semestre de 1994 al primero de 1995 el número de superricos mexicanos se redujo de 25 empresarios a sólo 10, como resultado del crack económico más drástico de los últimos 63 años”. Extractado de La Jornada, 1 de julio de 1996. Citado por: Ramales Osorio, Martín Carlos. El sexenio zedillista (19942000). El Agotamiento del Sistema, en: http://www.eumed.net/cursecon/ ecolat/mx/2005/mcro-zed.htm 4 CNNExpansión.com Carlos Slim, el más rico del mundo, 10/03/2010, en: http://www.cnnexpansion.com/negocios/2010/03/10/slim-forbesmillonarios-rico

huahua, contestaba, “No, Chihuahua es mía”. La riqueza “oficial” de Carlos Slim es cercana al PIB anual de un país como Libia. Entre la riqueza de Carlos Slim y la de Azcárraga equivalen a la riqueza de varios países sudafricanos juntos. La oligarquía nacional se fortalece en cada crisis económica (Cuadro 3). Germán Larrea, segundo más rico (Grupo México), es el mayor productor de cobre en el mundo, con 16 mmdd, su fortuna es 65% mayor que el año pasado, cuando su riqueza ascendió a 9 mil 700 mdd, pero dejó 63 mineros sepultados por “falta de dinero” en Pasta de Conchos. De

2009 a 2010 sus ganancias netas ascendieron a razón de 19.45 mdd por día, 0.81 mdd por hora. En cambio, a los mineros por cada hora peso que se les paga generan ¡50.71! He ahí el origen de las descomunales ganancias del Grupo México, basadas en la explotación del trabajo asalariado. En los diez últimos años han ocurrido 135 muertes de proletarios mineros (reconocidas), 47 de 2006 a la fecha, llegando a tal cinismo que en agosto de 2010, sobre un proletario que falleció en el pocito El Tesoro, el encargado del yacimiento dijo a los inspectores que no se trató de un accidente de trabajo, sino que el minero fue ejecutado por los zetas y tirado allí. 5 Con las muertes de los mineros salen a la luz sus condiciones pésimas de trabajo. Es tal la entrega al capital en el sector minero, que cerca de la tercera parte del país (50 millones de hectáreas) están concesionadas a las empresas mineras. En la parte que va del sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, el Grupo México 6 ha obtenido alrededor de 647 concesiones, 7 lo que ha derivado en que entre 1970 y 2009 se hayan perdido 38% de los bosques y selvas, con una fuerte contaminación de aguas y pérdida de especies. Durante la última década, empresas mineras -principalmente canadienses- extrajeron 353.8 toneladas de oro. 8 ¡¡Más del triple de las que compró el Banco de México para incrementar las reservas internacionales del país, en los diez últimos años!! Alberto Bailléres es el mayor productor de plata y el dueño de El Palacio de Hierro, con una riqueza de 11 mil 900 millones de dólares, 3 mil 600 millones más que en 2010, cuando ocupaba el cuarto lugar. Ricardo Salinas Pliego, con 8 mil 200 millones de dólares, mil 900 menos que el año anterior, cuando se ubicaba en el segundo lugar de la lista, pero aun así, su riqueza equivale a la de los 15 países más pobres del mundo. Jerónimo Arango se mantuvo en cuarto lugar con la venta de Cifra, antigua controladora de Aurrera Wall-Mart. El sexto sitio es ocupado por Daniel Servitje (Grupo Bimbo) nuevo en la lista Forbes. Emilio Azcárraga de Televisa, con 0.8 mmdd más que en 2010, significan ganancias netas 2.19 millones dólares cada 24 horas. Un nuevo rico en la lista Forbes es Roberto González Barrera de Grupo Banorte y Gruma, octavo lugar. Roberto Hernández vendió su participación en Banamex a Citygroup. Lo sigue su antiguo socio Alfredo Harp Helú principal accionista del Grupo Martí (cadena de artículos y prendas deportivas).
5 Muñoz Ríos, Patricia. Muerte en la Mina. En diez años, 135 muertes y ninguna indemnización, Periódico La Jornada, 05/05/2011, p. 5, en: http://www.jornada.unam.mx/2011/05/05/ politica/005n2pol 6 SDP.Noticias.com Calderón otorga 73 concesiones a Grupo México a pesar de cuestionables manejos, 21/08/2009, en: http://sdpnoticias.com/sdp/contenido/2009/08/21/473443 7 México: Piden la creación de una Ley para proteger los derechos de los mineros, 20/10/2010, https://revistaminera.wordpress.com/2010/10/20/mexico-piden-la-creacionde-una-ley-para-proteger-los-derechos-de-los-mineros/ 8 González G. Susana. Barras de oro en el Banco de Taiwán, en TaipeiFoto Reuters. Mineras extranjeras han extraído en 10 años el triple de oro que el comprado por el BdeM. Las compañías exportaron el metal principalmente a Estados Unidos, Canadá y Suiza, Periódico La Jornada, 06/05/2011. http://www.jornada.unam.mx/2011/05/06/economia/027n1eco

Los 11 oligarcas más poderosos del país acumulan una fortuna “de 125 mil 100 millones de dólares, es equivalente a 12.5 por ciento del producto interno bruto (PIB) mexicano –el valor de los bienes y servicios producidos por la economía– de 2010, que fue de 13 billones 94 mil millones de pesos. La reserva internacional de divisas suma 121 mil 900 millones de dólares.” 9, 10 De 2009 a 2011, la riqueza de estos oligarcas creció de 55 mil 100 millones a 125 mil 100 millones de dólares, un incremento de 127.04%. Durante la gestión de Calderón en este cuatrienio las fortunas conjuntas de estos oligarcas crecieron 146.26%, al pasar de 50.8
9 González Amador, Roberto. Frente a 44% de mexicanos pobres, 11 ricos acumulan 125,100 mdd o 12.4% del PIB. http://www.elperiodicodemexico.com/nota. php?id=462033 10 “En conjunto, la fortuna de los 11 multimillonarios mexicanos considerados por Forbes asciende a 125,100 millones de dólares, que equivalen a 11.1% del Producto Interno Bruto (PIB) de México. Cnnexpansion.com Los 11 multimillonarios mexicanos, 09/03/2011, en: http://www.cnnexpansion.com/economia/2011/03/09/ mexico-forbes-lista-multimullonario-pib

mmdd en 2006 a 125.1 mmdd en 2010. Si tomamos en cuenta el periodo de Gobierno de Vicente Fox, durante esta gestión de la derecha-fascista pasaron de 24.9 mmdd en el 2000 a 125.1 mmdd en 2011, el incremento es de ¡402.4%! En conclusión, la crisis ha fortalecido el poder económico de la oligarquía financiera y los monopolios, se ha socializado la producción al máximo sobre la base de la apropiación privada, madurando de forma objetiva las condiciones para la revolución proletaria, corroborándose que el imperialismo es la antesala del socialismo, porque no hay un peldaño intermedio, como lo plantean las teorías revisionistas y oportunistas de la pequeña-burguesía, pues las relaciones de producción capitalistas son hoy trabas verdaderamente insuperables en el desarrollo de las fuerzas productivas, por lo que ya abre una nueva época de revolución social. DESCOMPOSICIÓN DEL CAPITALISMO MEXICANO, MILITARISMO, NARCOTRÁFICO Y VIOLENCIA La “guerra contra el narcotráfico” en México ha cobrado más de 40,000 vidas, 11, 12 expresa el grado de descomposición y violencia irracional por la que atraviesa el capitalismo mexicano. Un dato comparativo: a 10 años de la brutal invasión imperialista norteamericana en Afganistán ha cobrado la vida de 36,000 habitantes; en cambio, poco más de 4 años de gobierno de Felipe Calderón han costado más de 40,000 vidas, 10,000 desaparecidos, miles de desplazados, cientos de miles de familias víctimas de esta descomposición, 13 superando el costo en vidas de una invasión imperialista abierta moderna, violencia irracional que marca el grado de profunda descomposición y putrefacción del capitalismo mexicano. La “guerra contra el narcotráfico” tiene ángulos económicos, políticos e ideológicos, ligados en una tendencia que expresa el grado de descomposición del régimen de producción y su fascistización. Por sus resultados, expresa una guerra por los mercados de la droga, donde el gobierno federal mantiene una alianza tácita con el Cártel del Pacífico en detrimento de otros grupos. Otro hecho es que la “guerra contra el narcotráfico” contribuye a la militarización y avance del fascismo impulsado por la ultraderecha, sirviendo al mismo tiempo de lacayo de los imperialistas norteamericanos, le toca jugar el papel de guerra sucia. En sentido ideológico y formación de cuadros para este fin también se expresa una ofensiva llamando a que en las escuelas públicas universitarias se recluten a los estudiantes para las fuerzas armadas, la Policía Federal Preventiva (PFP), etc. En esta misma perspectiva se crea por decreto presidencial el “Día del Policía”, llamándolos “sacerdotes cívicos”; cuál fascios y en sentido ideológico, en común acuerdo con los monopolios como Televisa, se realizan series de televisión como “El Equipo”, que pretenden realzar el papel de la PFP y el secretario de Seguridad Genaro García Luna, aún y cuando conociéndose que en instituciones como la Procuraduría General de la República (PGR) y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), los altos mandos se encuentran vinculados a los cárteles, que los narcos se encuentran en las nóminas de beneficio de programas públicos como Procampo y Aserca, el incremento de secuestros, tráfico de armas para los cárteles mexicanos, tejiendo redes entre los imperialistas, gobierno mexicano y los propios cárteles de la droga, y un largo etcétera forman parte del proceso de descomposición y violencia irracional del capitalismo mexicano. La militarización tiene un costo económico, siendo un negocio para la industria armamentista, avanza este costo entre las 4 dependencias de “combate” al narcotráfico Sedena, SSP, PGR, SEMAR, han incrementado su presupuesto en 60% en la presente administración (Cuadro 4).
11 Guerra contra el narcotráfico en México, http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_contra_ el_narcotr%C3%A1fico_en_M%C3%A9xico 12 Ramos Pérez, Jorge. Cisen: 28 mil muertos por guerra a narco, 03/VIII/2010, http://www. eluniversal.com.mx/notas/699304.html 13 Amorós, Mario. El grito de México, 20-06-2011, http://www.rebelion.org/ noticias/2011/6/130633.pdf

LA REACCIÓN Y EL FASCISMO La reforma política, laboral y de seguridad nacional, abren camino a las posiciones más reaccionarias del régimen y al fascismo. Ponen al centro la necesidad de que la clase obrera y el pueblo desarrollemos la tendencia de la revolución proletaria, por medio del fortalecimiento del Frente Único, anticapitalista, anti-fascista, anti-imperialista, y el proceso de sovietización de las asambleas obreras y populares. Los elementos económicos señalados anteriormente expresan que desde los intereses de la oligarquía financiera y el imperialismo la única salida a la crisis es la concentración, centralización del capital y la maximización de las ganancias, y para ello no tienen otro medio que endurecer la política del régimen en contra del pueblo trabajador, desarrollando los elementos más reaccionarios del régimen. La reacción y el fascismo no son exclusivos del Partido Acción Nacional (PAN), y el Partido Revolucionario Institucional (PRI), hay tendencias francamente de derecha en el reformismo, la socialdemocracia y diversas expresiones organizadas de la pequeña-burguesía. Éstas no sólo se siguen expresando con la tendencia a la militarización del país, la represión, encarcelamiento y desaparición de activistas sindicales y dirigentes populares, que sin duda son la expresión más cruda de esta tendencia, sino que la reforma política, laboral y de seguridad nacional expresan el camino reaccionario y fascista que se prepara desde el sector de la oligarquía financiera más abiertamente terrorista. La reforma política da más poderes al Ejecutivo y mayor incidencia al poder de la oligarquía financiera, aunque se encuentre endulzado con iniciativas supuestamente “populares” como referéndum y plebiscito; la reforma a la Ley Federal del Trabajo, que corona los apetitos de mayor extracción de plusvalía de la burguesía, por legalizar rapaces métodos de control y explotación del proletariado; la reforma de la Ley de Seguridad Nacional, que en realidad es la seguridad del gobierno en turno, que fue implementado en varios países durante la Segunda Guerra Mundial, dando facultades al gobierno para la suspensión de garantías individuales. Estas iniciativas se procesan en las diversas Cámaras, señalan en términos políticos el afianzamiento de la reacción política y el proceso de fascistización del régimen, legalizando su ofensiva reaccionaria y preventiva de la revolución proletaria. Pero ésta es la cara del régimen. Su polo negativo, el proletariado consciente viene abriendo camino de forma aún contradictoria, con altibajos pero que desarrolla la tendencia del Frente Único para oponerse desde todos los procesos unitarios existentes de manera organizada a la tendencia del régimen reaccionaria y fascista. Es nuestra tarea, como comunistas marxistas-leninistas-stalinistas, que este proceso lleve a la consciencia de que no sólo es oponerse a la política del PRI y del PAN, o a construir la unidad “a toda costa”, sino que tiene un carácter estratégico por la revolución proletaria, y en ese sentido, sovietizar el proceso de Frente Único, forma parte de las tareas del proletariado revolucionario en estos momentos.

DESARROLLO DEL CAPITAL Y LAS CONDICIONES DE LA NATURALEZA Con el desarrollo del capital los bosques, aire, agua, selvas y montañas pasan a ser mercancías, y como tales entran al mercado de valores, estableciéndose el derecho de los monopolios a contaminar los bienes naturales. El capital subordina todo al interés supremo de la ganancia y su maximización, sus tentáculos llegan a espacios donde no lo había hecho. Un ejemplo reciente en nuestro país: el “derecho” de los monopolios a contaminar tierra, agua y aire, vincula a la Selva Lacandona a la venta de carbono, bajo la fachada de combatir el calentamiento global. La Selva concentra 50% de las selvas tropicales húmedas en nuestro país y entraría al mercado de bonos de carbono y metano para convertirse en el espacio de América que captura la mayor cantidad de gases de efecto invernadero, junto a la Selva del Amazonas, con la cara de que recursos internacionales irán a las comunidades. Recordemos que Ghana se ha convertido en un basurero de toda la chatarra de electrodomésticos de Europa; los planes de EEUU y Japón para que Mongolia sea receptor de sus desechos de residuos industriales. Bonos de metano, bonos de carbono en la bolsa de valores que comprarían las grandes trasnacionales y estos recursos llegarían a las comunidades 14 para que cuiden la selva, buen cuento de hadas del gobernador de Chiapas. El objetivo es que la Selva Lacandona se mantenga como receptor de los contaminantes de los grandes monopolios, todo absolutamente todo bajo la mecánica de la máxima ganancia. Es evidente que mientras la producción se rija bajo el criterio de la máxima ganancia, las condiciones de desarrollo del hombre y la naturaleza quedan en segundo plano, por ello, el problema no se puede atacar de origen con una política ecologista y onegeísta, porque su base está en las relaciones de producción capitalista, sólo la clase obrera en revolución proletaria puede subvertir este orden y orientar la producción social en interés y beneficio del hombre en armonía con la naturaleza.
14 Enciso, Angélica. La Selva Lacandona, reserva del mundo. Garantiza Juan Sabines que los ingresos internacionales irán directamente a las comunidades. Chiapas apuesta por el futuro sustentable al entrar al mercado de bonos de carbono y metano. Periódico La Jornada, 17/05/2011, p. 4, en: http://www.jornada. unam.mx/2011/05/17/index.php?section=politica&article=004n1pol

RASGOS ACTUALES DE LA LUCHA DE CLASES Presencia del proletariado industrial, desarrollo de la lucha de nuestro pueblo, combinación de las diversas formas de lucha, avance en el proceso de Frente Único por un nuevo constituyente. La lucha más destacada del proletariado se expresa en contra de la reforma a la Ley Federal del Trabajo. En la lucha del proletariado industrial sobresale la resistencia de los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), aun cuando la táctica desarrollada en el último período esté subordinada a una política socialdemócrata, no se puede dejar de ver el potencial de la clase, demostrado en más de año y medio de lucha; al igual que el proletariado minero, que todavía le quedan por resolver las huelgas de Cananea, Taxco, Sombrerete, ha tenido importantes avances en el terreno de la lucha económica. No puede quedar de lado el descontento que se está generalizando en el sindicato petrolero contra el charrismo de Romero Dechamps, de diversos grupos de trabajadores organizados que abiertamente piden su destitución y la democratización del sindicato. Temas pendientes, como Mexicana de Aviación en la industria área, han recibido un golpeteo a su contrato colectivo de trabajo, mayor grado de explotación, rescate, saneamiento, etc., y 65% de los vuelos cancelados pasaron a manos extranjeras, que acaparan principalmente las estadounidenses Delta Airlines, Continental Airlines, Sunwig, Alaska Airlines, US Air. La lucha de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en contra de la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE); por la basificación de docentes que cobran por honorarios, porque poco a poco se pierden las plazas de base; contra los contratos temporales, cierre de escuelas y turnos vespertinos; contra la polivalencia, programas de jornada ampliada, son parte de las luchas que desarrolló en este semestre, con el paro magisterial en Oaxaca y Michoacán, así como la Jornada de Lucha Nacional de mayo. La violación sistemática de los derechos laborales forma parte de la vida y lucha cotidiana del proletariado y el conjunto de los trabajadores. Contratación de “personal de confianza” aun cuando realicen trabajos de base;

trabajadores “asociados” en tiendas de autoservicio como Wall-Mart, con salarios miserables; trabajadores “voluntarios” sin salario; afiliación forzada a sindicatos de protección (blancos), outsourcing en trabajadores de limpieza y otros, “becarios”, “autogenerados”, “propineros” despachadores de gasolina, repartidores de comida rápida, en estacionamientos; operadores de call center´s tercearizados; trabajadores que venden productos cosméticos, ropa, zapatos, tarjetas; obreros de las maquiladoras sin prestaciones; el proletariado agrícola sin derecho alguno; y varias más, son las distintas formas de la ofensiva del capital sobre el trabajo en tiempos de crisis. Son inmensas las tareas de los comunistas para organizar el descontento y lucha cotidiana que da nuestra clase contra la explotación asalariada, ocasionalmente salen en los medios, la mayoría no son registrados, pero es un hecho que sucede. Esas “pequeñas” luchas, de las que da cuenta Vanguardia Proletaria, como en Flotamex, el Hotel Dreams, etc., en los últimos meses, son cotidianas y forman parte del ascenso de la lucha de las masas. La lucha del pueblo forma parte del ascenso de la lucha de masas. En las comunidades los campesinos pelean en contra de los monopolios mineros, principalmente en Oaxaca, San Luis Potosí y Guerrero; la lucha estudiantil y laboral en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) en contra de su desaparición; el movimiento urbano-popular enfrenta los megaproyectos; las movilizaciones

zapatistas y el movimiento por la paz y contra la guerra enfrentan el cerco en Chiapas; la lucha de los pobladores de Ciudad Juárez están contra la militarización; los padres y madres de los niños calcinados en la Guardería ABC mantienen sus demandas de justicia, entre otras, son parte de la lucha del proletariado y nuestro pueblo en el correr de este año. No veamos hechos aislados, sino el proceso en su conjunto, que requiere una salida revolucionaria dirigida por la clase obrera y su partido marxista-leninista, no sabemos cuál es la lucha que va generalizar el descontento de nuestro pueblo, lo que es cierto, es que no debemos desaprovechar cualquier lucha para potenciar el proceso de acumulación revolucionaria de fuerzas y fortalecer la tendencia por la revolución proletaria.

el régimen, que todo se va resolver en el proceso electoral del siguiente período. Igualmente, está claro el carácter de clase burgués de las próximas elecciones federales, que ahí no se discuten ni se van resolver los problemas principales de la clase obrera y el pueblo trabajador, así como el carácter de clase burgués de los partidos con registro que van a participar en el proceso electoral del 2012. Esta caracterización marxista-leninista tiene plena vigencia, el problema está en cómo intervenir en todas las formas de lucha, pero poniendo al centro que sirvan para acumular fuerzas para la revolución proletaria y no para ir detrás de tal o cual fracción de la oligarquía financiera. En este sentido lo más importante a destacar es seguir creando las condiciones subjetivas para la revolución proletaria, ello implica que el proceso de Frente Único, de la necesidad de una Asamblea Nacional Constituyente Democrática Proletaria y Popular, del proceso de sovietización, forman parte de la tarea de crear las condiciones subjetivas para la revolución proletaria, y del actuar práctico para el siguiente período, ello significa intervenir y no quedarse al margen de esta forma de lucha, pero teniendo al centro la necesidad de desarrollar la tendencia por la revolución proletaria, en primer

LA COYUNTURA ELECTORAL Desarrollar esta forma de lucha como parte del proceso de acumulación revolucionaria de fuerzas. Elevar las formas de lucha, organización y unidad de la clase obrera y el pueblo trabajador en contra del régimen, destacar las consignas estratégicas del proletariado por la revolución proletaria, fortalecer al PC de M (m-l) y su influencia entre las masas. Para el Partido Comunista de México (m-l) queda claro que la lucha de clases no está predeterminada, como quiere hacer parecer

lugar, el fortalecimiento del Partido Comunista de México (m-l), poner al frente las consignas de agitación ¡Ahora es por la revolución proletaria¡, elevar las formas de lucha y organización de la clase obrera y el pueblo trabajador. Ese es nuestro norte central, pero igualmente queda claro que existen aspiraciones de cambio en nuestra clase y el pueblo y que, por tal razón, van a participar en el proceso electoral por esas aspiraciones y no porque confíen en los partidos de la burguesía, el problema consiste en cómo convertirlo en un proceso consciente, ello requiere que el elemento consciente marxista-leninista intervenga organizadamente para darle proyección revolucionaria al actuar de las masas, ello implica compromisos, acuerdos, alianzas, no pragmáticas, sino sobre la base de que éstas deben servir para desarrollar la tendencia por la revolución proletaria; a la aspiración actual de las masas de ni un gobierno neoliberal más; y a la necesidad de que el proceso de Frente Único no se diluya en esta coyuntura, por el contrario, que se fortalezca en medio de la lucha de clases.

MOVIMIENTO DE MIGRANTES Reserva de la revolución proletaria en México y un vehículo para la creación del Estado Mayor del proletariado en los Estados Unidos y Centroamérica. La profundización de la crisis económica mundial trae como consecuencia que enormes masas de la clase obrera no ocupadas emigren de sus países de origen para poder sobrevivir. Estos contingentes tienen experiencia de lucha y organización, mostrado con movilizaciones masivas en los EEUU y hoy contra la política fascista anti migrante del gobierno de México, que hace el trabajo sucio de muro de contención de los imperialistas norteamericanos, donde el narcotráfico forma parte de esta política. Estamos al lado del país imperialista actualmente más poderoso, en plena decadencia pero que mantiene influencia mundial. Una importante reserva de la revolución proletaria en México debe crearse en los EEUU y en sentido estratégico del desarrollo de la revolución proletaria mundial, se requiere el Partido Comunista de Estados Unidos (m-l). Por ello, es una necesidad crear organizaciones de masas y células del Partido entre el proletariado migrante. Como parte de las tareas de la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxistas Leninistas (CIPOML), organizar y desarrollar la revolución proletaria en Centroamérica, cuyos pueblos tienen una valiosa experiencia de lucha que han escrito con sangre proletaria y que requieren de su Estado Mayor, el Partido Comunista Marxista Leninista. También son inaplazables las tareas de masas de carácter antiimperialista, por mejores condiciones de vida y trabajo para la población migrante, organizaciones amplias de los migrantes, vinculado a la organización de los Partidos Comunistas Marxistas Leninistas, son el reto para el siguiente período. LA PEQUEÑA Y MEDIANA BURGUESÍA EN LA LUCHA DE CLASES La pequeña y mediana burguesía irrumpe en el terreno de la lucha de clases, trata de hacer pasar sus objetivos y visión como “novedosa”, “única”, cuando repiten bajo nuevas formas los mismos prejuicios anticomunistas que han rumiado desde el nacimiento del marxismo-leninismo, pero cuya esencia es hacer pasar el individualismo, la mezquindad y la defensa de la pequeña propiedad como la máxima aspiración y mundo ideal de la humanidad, bajo un lenguaje metafórico y pseudo crítico. La pequeña burguesía La lectura que le da la pequeña y mediana burguesía a la crisis se manifiesta de distintas formas y quieren imprimir su sello de clase a la historia. Una de ellas es su desesperación producto de su carácter de clase, que lo lleva al nihilismo y la “radicalización” de las formas de lucha al margen del movimiento de masas.

La otra cara de la misma moneda la “Marcha por la Paz”, toma la dirección la “imaginación”, “la poesía” y todo el sentir de la pequeña-burguesía y las ong´s se manifiesta en un mundo a imagen y semejanza y el sentir del pequeño y mediano burgués, donde la seguridad a la propiedad privada de los medios de producción, la pequeña propiedad, la acumulación de capital no tenga ningún obstáculo y todo marche con “normalidad”, para que se pueda disfrutar del quehacer del pequeñoburgués, ejercer su profesión “libremente”, tener tiempo para viajar, el esparcimiento, la lectura, desarrollar su individualidad y que esta sea reconocida con premios, buenos sueldos, haciendo creer que su mezquindad individualista del pequeño propietario es el ideal perfecto de la humanidad, sin tener los malestares que significan la explotación asalariada diaria del proletariado. Y, cuando este mundo idealizado es trastocado, se presentan en el escenario de la lucha de clases y por supuesto exigen orden y seguridad, porque su “mundo” ha sido golpeado, y por supuesto son caldo de cultivo de ideas abiertamente burguesas aún y cuando se manifiesten como revolucionarias, “novedosas”, “únicas”. Y sin embargo, el proletariado revolucio-

nario tiene que pelear a la burguesía la influencia política e ideológica de estos sectores. Para la pequeña-burguesía y la mediana burguesía el cambio se vuelve en un bello ideal, en cambio para el proletariado es la más urgente necesidad material. En este marco no podemos dejar de mencionar con un solo ejemplo cómo concibe la pequeño burguesía su ideal, que forma parte de la ofensiva ideológica contra el marxismo-leninismo de “cambiar al mundo sin tomar el poder”, “la teoría del Imperio”, “la autogestión”, “el horizontalismo” y la teoría de redes onegeista, etc. Sin la idea de extendernos, sólo poner un ejemplo actual de cómo lo expresa teóricamente Javier Sicilia en su ensayo “Proporción y revolución”, donde plantea que “la revolución es inviable”, aun cuando reconoce el estado de crisis mundial capitalista, señala hay que dar una salida distinta a como lo “planteó Lenin”, donde reine la pequeña propiedad y la tranquilidad que los monopolios han arrancado de manera violenta al pequeño-burgués. Bajo un lenguaje florido y metafórico, pero es una perla de la claudicación teórica actual de la pequeña burguesía que quiere dirigir a la clase obrera y al conjunto de la sociedad bajo su visión y objetivos. Esta visión teórica forma parte de los teóricos re-

visionistas de la Teoría Mundo anti-sistema como Immanuel Wallerstein, donde ponen al centro de su ideal de cambio, la revolución de 1848 y 1968, ´porque la revolución francesa de 1789 y la revolución bolchevique de 1917 quedan rebasadas frente a estas, dicen, fueron derrotadas las masas en 1848 y 1968 pero el espontaneísmo, la individualidad, el sueño, la poesía, el horizontalismo, reinaron y como tal mostraron una potencialidad superior incluso a la de la Revolución Proletaria de Octubre. Hoy todos estos “poetas” están reviviendo su propio 68, esa lectura le dan al movimiento de los indignados, veamos como lo expresa Sicilia: “Por otro lado, nos encontramos en un punto en que se ha vuelto inviable la idea misma de revolución, como la concebimos desde que Gregorio VII, también en el siglo XII, llevó a cabo la primera reforma total del mundo.” “Pueden esgrimirse tres razones. Primero, el fracaso de las ideologías históricas (en las que incluyo al liberalismo que nos asuela) ha hecho perder cualquier credibilidad en un cambio violento que mejore la suerte de los marginados. “Segundo, la toma del poder mediante la violencia es, como señalaba Albert Camus en 1948, “una idea romántica” que la sofisticación del armamento de los ejércitos ha vuelto ilusoria. “Tercero, suponiendo que pudieran repetirse 1810, 1910, 1956 en Cuba o, para referirnos a las revoluciones cuyas ambiciones eran universales, 1789 y1917, no tendrían eficacia a no ser que Estados Unidos pudiera ponerse entre paréntesis y aislarse del mundo. “Sin embargo, las crisis que vivimos… nos colocan en estado de revolución, es decir, en la “necesidad de un cambio profundo. (…)

“¿Qué hacer? “Esa pregunta que Lenin se formuló y respondió en 1902, vuelve a planteársenos con la misma perentoriedad de entonces, pero —he allí la condición inédita de nuestro tiempo— con la imposibilidad de responderla en los términos en que lo hizo el líder de la revolución bolchevique. (…) “¿Cómo mostrar esta verdad, esa revolución que sigue en la entraña del zapatismo y pocos han comprendido? Quizá la manera sea multiplicar foros, revistas y artículos que hablen sobre la proporción y pongan en claro lo que en los Caracoles y en las economías informales es una práctica de vida, y en la sociedad civil sólo una intuición. (…) “La revolución que necesitamos es una que nos lleve a la conciencia de la proporción que la era instrumental, la de las herramientas complejas y, con mayor profundidad y horror la era sistémica, nos han arrancado.” 1 Hay diferencias internas entre los sectores que encabezan el proceso por un lado el Movimiento Nacional por la Paz con Justicia y Dignidad encabezado por Javier Sicilia y personajes como Emilio Álvarez Icaza y por otro el Frente Plural Ciudadano, el Centro de Pastoral Obrera y el Colectivo “No Más Sangre”, entre otros, sus diferencias son respecto a la táctica a desarrollar, el Frente, el Centro y “No Más Sangre” por ejemplo se oponen a todo diálogo con el gobierno, al igual que los movimiento en Ciudad Juárez mientras los militares se encuentren en las calles. El Movimiento encabezado por Sicilia exige terminar con la estrategia de guerra y un enfoque de seguridad ciudadana. En los seis puntos del Pacto nacional por un México en paz con justicia y dignidad, se da mayor poder al Ejecutivo, aún tras la fachada de iniciativas democrático burguesas como el referéndum y el plebiscito. El deber del proletariado revolucionario es ubicar las contradicciones internas que se encuentran al interior de la pequeño y mediana burguesía, donde un sector camina abiertamente bajo los intereses de la burguesía y puede ser ganado por la reacción, y hay otro sector que puede ser jalonado por el proletariado revolucionario para evolucionar hacia una lucha anti-fascista y anti-imperialista que pueda ser fundido con la revolución proletaria.

1 Sicilia, J. La Jornada. Ojarasca. Suplemento mensual. Número 169. Mayo 2011.

POR LA REVOLUCIÓN PROLETARIA! ¡CRECER LA TENDENCIA NUESTRA TÁCTICA:

III. NUESTRA TÁCTICA: ¡CRECER LA TENDENCIA POR LA REVOLUCIÓN PROLETARIA!
“2) Las etapas de la revolución y la estrategia. La estrategia consiste en determinar la dirección del golpe principal del proletariado, tomando por base la etapa dada de la revolución, en elaborar el correspondiente plan de disposición de las fuerzas revolucionarias (de las reservas principales y secundarias), en luchar por llevar a cabo este plan a todo lo largo de la etapa dada de la revolución. (…) 3) Los flujos y reflujos del movimiento y la táctica. La táctica consiste en determinar la línea de conducta del proletariado durante un período relativamente corto de flujo o de reflujo del movimiento, de ascenso o de descenso de la revolución, la táctica es la lucha por la aplicación de esta línea de conducta mediante la sustitución de las viejas formas de lucha y de organización por formas nuevas, de las viejas consignas por consignas nuevas, mediante la combinación de estas formas, etc., etc. Mientras el fin de la estrategia es ganar la guerra, supongamos, contra el zarismo o contra la burguesía, llevar a término la lucha contra el zarismo o contra la burguesía, la táctica persigue objetivos menos esenciales, pues no se propone ganar la guerra tomada en su conjunto, sino tal o cual batalla, tal o cual combate, llevar a cabo con éxito esta o aquella campaña, esta o aquella acción, en correspondencia con la situación concreta del período dado de ascenso o descenso de la revolución. La táctica es una parte de la estrategia a la que está supeditada, a la que sirve.” J.V. Stalin en “Los Fundamentos del Leninismo”.

Como se desprende de la lectura y el análisis de la situación internacional y nacional y como lo han considerado tanto nuestras III y IV Conferencias Nacionales, el XIV Pleno Ampliado de nuestro Comité Central y los aportes a esta V Conferencia Nacional, podemos considerar, que se desarrollan los siguientes hechos: 1. La profundización del desarrollo del capitalismo y su crisis y con ello la agudización de la lucha de clases a nivel internacional, con predominio en ella de las distintas fracciones de la burguesía y la oligarquía financiera. 2. La incorporación, de manera más directa, de sectores de la burguesía, la mediana y la pequeña burguesía con sus “demandas propias”, que no trascienden el régimen burgués de producción. 3. Una incorporación mucho más radical y decisiva de amplios sectores del proletariado industrial levantando sus propias demandas pero aún en el marco del “desarrollo y perfeccionamiento” del régimen capitalista-imperialista de producción. 4. Una aún tenue fusión del marxismo-leninismo con el conjunto de la lucha de clases y especialmente con la clase obrera como sepulturera del sistema capitalista-imperialista. Esto, debido a la debilidad organizativa e incluso teórico ideológica del conjunto de la CIPOML y de cada partido en lo particular. EN EL CASO DE MÉXICO 5. La ruta de la lucha de clases 2009-2010-2011-2012, se ha desarrollado de manera zigzagueante pues aunque se han presentado importantes indicadores y posibilidades para elevar las formas de lucha, organización y consignas y cohesionar el Frente Único, ello no ha sido conscientemente la tendencia fundamental. 6. Pues siguen pendientes, para unas y otras clases y sectores de clase, la solución de forma y fondo de las principales contradicciones de la situación económica, política y social de nuestro país. 7. En este marco, todas las tendencias político-ideológicas, excepto la nuestra marxista-leninista-stalinista y algunas posiciones anarquistas y revisionistas “infantilistas de izquierdismo pequeñoburgués”, apuestan a una salida en el marco de la lucha político-electoral burguesa (20112012) como eje central de su táctica y relegando (cuando no abandonando) la lucha callejera y la necesidad de elevar las formas de lucha, organización y consignas del proletariado y los pueblos de México. NUESTRAS TAREAS 8. Crecer y consolidar a nuestro Partido poniendo atención en la construcción de células por centro de trabajo, principalmente entre el proletariado industrial estratégico. Elevar la capacidad dirigente de todas y cada una de nuestras estructuras partidarias creciendo nuestra influencia entre las masas. Avanzar en la consolidación de Vanguardia Proletaria (Órgano Central de nuestro Partido) como el periódico político proletario marxista-leninista para todo el país. Nuestras consignas, nuestras tareas, nuestro programa, nuestra táctica y nuestra estrategia, sólo podrán adquirir carácter nacional y centralizado si logramos consolidar a Vanguardia Proletaria como el periódico leninista-stalinista que requieren el proletariado y los pueblos de México. Seguir trabajando por la construcción de un Partido Comunista de México (marxista-leninista) fuerte y numeroso a la cabeza del proletariado industrial y las amplias masas populares que se levantan en revolución proletaria y socialista. 9. Seguir proyectando la consigna: ¡¡Ahora es por la revolución proletaria!! Y la necesidad y vigencia de la táctica soviética. 10. Cohesionar a todo el Partido en la tarea de cohesionar al conjunto del proceso de Frente Único de todo el pueblo por la revolución proletaria, tomando en cuenta los nuevos sectores que se han incorporado al proceso. Las posibilidades de realizar acciones y movilizaciones de masas centralizadas y/o nacionales conscientes, con firmeza, fuerza y continuidad, sólo podrán hacerse realidad si el mismo proceso de Frente Único se dota de una dirección amplia, democrática, nacional y centralizada. 11. A partir de todo el proceso que culminó con un exitoso IV Encuentro Nacional del Congreso Social hacia un Nuevo Constituyente, que el Partido, el Frente Popular Revolucionario (FPR) y sus organizaciones nos convirtamos en los más firmes, abnegados y disciplinados combatientes en la ejecución y cumplimiento de sus resoluciones, tareas,

orientaciones y plan nacional de lucha de tal manera que el V Encuentro Nacional sea cuantitativa y cualitativamente superior a los ya realizados y se proyecte como un referente de las masas proletarias y populares, unitario y protagónico frente al capitalismo y su crisis y en los combates contra sus nefastas consecuencias y por cambios radicales en favor de las amplias masas populares. 12. Consolidar nuestras organizaciones de masas y poner atención a sus problemas organizativos y político-ideológicos a través de la Comisión Central del Partido para el Trabajo entre las Masas y sus Secciones y el Comité Nacional del Partido para el Trabajo Obrero y Sindical. Fusionar con las masas nuestros primeros planteamientos teóricos sobre La Táctica del Partido Para el Trabajo Entre las Masas. No olvidemos: las masas, principalmente las masas proletarias, son las hacedoras de la historia. 13. Cohesionar al Partido en torno a nuestros objetivos trazados en torno a la Ruta de la Lucha de Clases 2009-2010-2012, al Plan de Trabajo General 2011 (PTG2011) y al Plan de Trabajo Quinquenal (PTQ2009-2013). Particularmente a partir de los objetivos, orientaciones, resoluciones y tareas trazados por esta V Conferencia Nacional Ordinaria. 14. Lucha electoral, lucha callejera y el papel de la violencia en la historia. Como es profundamente cierto: ¡¡Las masas son las hacedoras de la historia!! Si es correcto decir que todas las formas de lucha son válidas siempre y cuando permitan a la clase obrera con su partido de vanguardia a la cabeza el asalto al cielo burgués, ello sólo es cierto, si esas formas de lucha son ejecutadas por las amplias masas populares organizadas y conscientes, teniendo como norte la táctica y la estrategia de la revolución proletaria y de la dictadura revolucionaria del proletariado. Cualquier otro si no es puramente reformismo, oportunismo, anarquismo o infantilismo de izquierda. Para nosotros los comunistas, es indigno ocultar nuestros objetivos y propósitos y, estamos convencidos, sin lugar a dudas, que todo el status quo, que todo el orden social existente caduco y obsoleto, sólo podrá ser derribado por la violencia revolucionaria de las masas. La burguesía, la oligarquía financiera y el imperialismo, jamás renunciarán por la vía pacífica a su condición de explotadores, opresores y depredadores de la naturaleza y la humanidad, su Estado (violencia, leyes, gobierno, parlamento, partidos burgueses, ejército, policía, tribunales, cárceles, etc.), ineluctablemente exige de manera urgente, la construcción de otro (Partido Comunista Marxista-Leninista, Central Unitaria de Trabajadores, organizaciones de masas para la lucha de clases, frente único, soviets, etc.) que hagan uso de todas las formas de lucha con el objetivo de hacer triunfar la revolución proletaria, la dictadura del proletariado. Así, la lucha económica, debe estar ligada indisolublemente a la lucha por la toma del poder y la revolución proletaria; la lucha teórica e ideológica debe convertirse en el arma de la crítica que prepara la crítica de las armas y que se convierte en una poderosa fuerza material tan pronto como muerde el candoroso

suelo popular; la huelga económica, la huelga general, la huelga política y toda lucha callejera, sólo podrán contribuir a la emancipación del proletariado y la humanidad, sí y sólo si están entrelazadas y son parte de la táctica de la revolución proletaria y la dictadura del proletariado. Exactamente lo mismo podemos decir acerca de la lucha electoral y las formas que el proletariado y su partido pueden y deben desplegar de acuerdo con los flujos y reflujos de la lucha de clases, hay momentos en los que estamos obligados a participar y hay otros en los que es posible el boicot, pero indiscutiblemente una u otra táctica concreta debe servir a la estrategia de la revolución proletaria y la dictadura del proletariado. Por estos días, lo correcto, tácticamente, es crecer y consolidar las consignas y las formas de lucha y las formas de organización para imponer la soberanía y el nuevo constituyente de la lucha callejera. Hoy ni hablar de conectar la lucha callejera con la actividad parlamentaria como si fueran herramientas comunes de la lucha de clases del proletariado y los pueblos (hasta ahora no hay un solo legislador que represente verdaderamente los intereses del proletariado y los campesinos pobres y de las amplias masas populares). La experiencia nos dice que más bien el parlamento y el poder judicial sin cortapisas son y serán órganos del poder del capital contra el trabajo. Y sin embargo la experiencia por estos días nos dice claramente que ha sido

la lucha callejera del proletariado y los pueblos la que ha podido contener momentáneamente los intentos por aprobar las reformas estructurales que le urgen a la oligarquía financiera (las movilizaciones de marzo y abril contra la reforma laboral) y en efecto ha sido la lucha callejera y la insurrección popular las que han parado la ofensiva oligárquica y de su Estado contra el proletariado y los pueblos (alzamiento militar del EZLN-Juntas de Buen Gobierno, Consejo General de Huelga de la UNAM, Lucha del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, Insurrección de la Ciudad Proletaria de Lázaro Cárdenas, Michoacán, lucha de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria de la Costa Chica-Montaña de Guerrero, la lucha del Consejo de Comunidades y Ejidos Opositores a la Presa La Parota, la lucha de los pueblos y colonias del Distrito Federal contra los megaproyectos de la socialdemocracia y la oligarquía, el levantamiento popular de la Asamblea de los Pueblos de Oaxaca, las milicias populares del Pueblo de Cherán, etc. Así ha sido, en medio de sus combates, el proletariado y los pueblos de México, hemos ido aprendiendo a combinar todas las formas de lucha. Y, en ese sentido, traemos a colación una extensa cita de Lenin en Guerra de Guerrillas: “Comencemos por el principio. ¿Cuáles son las exigencias fundamentales que todo marxista debe presentar para el análisis de la cuestión de las formas de lucha? En primer

lugar, el marxismo se distingue de todas las formas primitivas del socialismo pues no liga el movimiento a una sola forma determinada de lucha. El marxismo admite las formas más diversas de lucha; además, no las “inventa”, sino que generaliza, organiza y hace conscientes las formas de lucha de las clases revolucionarias que aparecen por sí mismas en el curso del movimiento. El marxismo, totalmente hostil a todas las fórmulas abstractas, a todas las recetas doctrinas, exige que se preste mucha atención a la lucha de masas en curso que, con el desarrollo del movimiento, el crecimiento de la conciencia de las masas y la agudización de las crisis económicas y políticas, engendra constantemente nuevos y cada vez más diversos métodos de defensa y ataque. Por esto, el marxismo no rechaza categóricamente ninguna forma de lucha. El marxismo no se limita, en ningún caso, a las formas de lucha posibles y existentes sólo en un momento dado, admitiendo la aparición inevitable de formas de lucha nuevas, desconocidas de los militantes de un período dado, al cambiar la coyuntura social. El marxismo, en este sentido, aprende, si puede decirse así, de la práctica de las masas, lejos de pretender enseñar a las masas formas de

les que deben guiarnos. La historia del marxismo en Europa Occidental nos suministra innumerables ejemplos que confirman lo dicho. La socialdemocracia europea considera, en el momento actual, el parlamentarismo y el movimiento sindical como las principales formas de lucha; en el pasado reconocía la insurrección y está plenamente dispuesta a reconocerla en el porvenir si la situación cambia, pese a la opinión de los liberales burgueses, como los kadetes1 y los bezzaglavtsi2 rusos. La socialdemocracia negaba la huelga general en la década del 70 como panacea social, como medio para derribar de golpe a la burguesía por la vía no política, pero admite plenamente la huelga política de masas (sobre todo, después de la experiencia rusa de 1905) como uno de los procedimientos de lucha, indispensable en ciertas condiciones. La socialdemocracia, que admitía la lucha de barricadas en la década del 40 del siglo XIX, y la rechazaba, basándose en datos concretos, a fines del siglo XIX, se ha declarado plenamente dispuesta a revisar esta última opinión y a reconocer la conveniencia de la lucha de barricadas después de la experiencia de Moscú, que ha iniciado según las palabras de Kautsky, una nueva táctica de las barricadas. II “Establecidos los principios generales del marxismo, pasemos a la revolución rusa. Recordemos el desarrollo histórico de las formas de lucha que ha hecho aparecer. Primero, las huelgas económicas de los obreros (1896-1900), después, las manifestaciones políticas de obreros y estudiantes (1901-1902), las revueltas campesinas (1902), el principio de las huelgas políticas de masas combinadas de diversos modos con las manifestaciones (Rostov 1902, las huelgas del verano de 1903, el 9 de enero de 1905), la huelga política en toda Rusia con casos locales de combates de barricadas (octubre de 1905), la lucha masiva de barricadas y la insurrección armada (diciembre de 1905), la lucha parlamentaria pacífica (abril-junio de 1906), los alzamientos militares parciales (junio de 1905-julio de 1906), las sublevaciones parciales de campesinos (otoño de 1905-otoño de 1906). Tal es el estado de cosas en el otoño de 1906, desde el punto de vista de las formas de lucha en general. La forma de lucha con que la autocracia “contesta” es el pogromo de las centurias negras, comenzando por el de Kishiniov en la primavera de 1903, y terminando por el de Siedlce en el otoño de 1906. Durante todo este período la organización de pogromos por las centurias negras y las matanzas de judíos, estudiantes, revolucionarios, obreros conscientes han ido constantemente en aumento y se han ido perfeccionando, uniéndose la violencia de la chusma sobornada a la violencia de las tropas centurionegristas, llegando hasta utilizar la artillería en aldeas y ciudades, en combinación con expediciones punitivas, trenes de represión, etc.” Estas son las enseñanzas del Camarada Lenin a las que nosotros nos atenemos en cuanto a la táctica y la estrategia y al uso de las formas de lucha.

lucha inventadas por “sistematizadores” de gabinete. Sabemos -- decía, por ejemplo, Kautsky, al examinar las formas de la revolución social -- que la próxima crisis nos traerá nuevas formas de lucha que no podemos prever ahora. “En segundo lugar, el marxismo exige que la cuestión de las formas de lucha sea enfocada históricamente. Plantear esta cuestión fuera de la situación histórica concreta significa no comprender el abecé del materialismo dialéctico. En los diversos momentos de la evolución económica, según las diferentes condiciones políticas, cultural-nacionales, costumbrales, etc., aparecen en primer plano distintas formas de lucha, y se convierten en las formas de lucha principales; y, en relación con esto, se modifican a su vez las formas de lucha secundarias, accesorias. Querer responder sí o no a propósito de un determinado procedimiento de lucha, sin examinar en detalle la situación concreta de un movimiento dado, la fase dada de su desenvolvimiento, significa abandonar completamente la posición del marxismo. “Estos son los dos principios teóricos fundamenta-

Son estas enseñanzas y experiencias las que estamos aprendiendo tanto de la Comuna de París como de la Gran Revolución Socialista de Octubre y de la teoría y la práctica de la Internacional Comunista especialmente de las orientaciones y resoluciones de su VII Congreso sobre: Frente Único, Frente Popular, Frente Antifascista, Frente Antimperialista, Frente de Liberación Nacional, lucha contra el fascismo y la guerra, etc., que culminó con el triunfo sobre el fascismo en la II Guerra Mundial y consolidó el campo socialista. Y son precisamente estas enseñanzas también las que han aplicado los camaradas españoles en la época de la guerra civil (véase Tres años de lucha 1936-1939: Por el Frente Popular, por la libertad, por la independencia de España; del Camarada José Díaz) y los camaradas albaneses durante la lucha de liberación nacional dirigidos por Enver Hoxha, y, también de ellas aprendemos. Son estas enseñanzas y nuestra propia experiencia alimentada por la experiencia de las masas las que hemos desarrollado por ejemplo en Oaxaca. Así pues, El PC de M (m-l) y sus organizaciones de masas tienen muy claro que las elecciones no resuelven los problemas del pueblo, por el contrario; las elecciones son procesos y maniobras mediante los cuales la burguesía convoca de vez en cuando al pueblo a legitimar su poder político, económico y social. Esto ha venido sucediendo a lo largo de la historia de la sociedad capitalista, pues la “democracia burguesa” es la forma de organización y dominación política de la burguesía sobre el conjunto de la sociedad, instaurada desde la lucha de Independencia de las Trece Colonias de Norteamérica en 1776 y la Revolución Francesa en 1789. La burguesía no sólo legitima su poder mediante las elecciones, sino al propio proceso lo ha convertido en un medio de enriquecimiento a través de los múltiples negocios que realiza en la propaganda, en la prensa, en el diseño de imagen o en el impulso de tal o cual candidato, etc. Por lo tanto, mientras la clase obrera, los campesinos pobres y el conjunto de las masas trabajadoras, bajo la dominación ideológica de la burguesía sigan adormecidas sus conciencias y en tanto no comprendan esta reali-

dad política y social, los comunistas y todos los revolucionarios tenemos la obligación histórica de realizar una labor de educación de la misma a través de la agitación política y la organización para llamarlas al combate para la toma del poder. A diferencia de la socialdemocracia que va a todos los procesos electorales proclamando que ésta es la única vía para el cambio social y que mediante reformas es posible cambiar el rostro del capitalismo, humanizándolo, pues una revolución traería destrucción y muerte; a diferencia también del izquierdismo que considera indigno participar en los procesos electorales por una cuestión de principios, pues participar en ellos implica legitimar el poder de la burguesía y hacerse partícipes de la farsa electoral; por nuestra parte consideramos que la lucha electoral forma parte de la lucha de clases y en la medida en que se fortalezca la incidencia de las organizaciones revolucionarias para fortalecer la toma de conciencia de las masas populares, dichos procesos pueden convertirse en procesos que posibilitan unir, organizar y movilizar a grandes contingentes, así como agudizar las contradicciones entre los diferentes sectores de la burguesía, y en la medida en que dichas organizaciones acrecienten su influencia en las masas movilizadas éstas se irán convirtiendo en ese ejército consciente que se prepara para la toma del poder y la construcción del socialismo. Tenemos que reconocer autocríticamente que hace algunos años nuestro partido asumía una posición casi principista en la cuestión electoral pues llamábamos permanentemente al abstencionismo y al boicot sólo a través de la propaganda, pero lo hacíamos desvinculados de las luchas cotidianas de las masas populares, de tal manera que nunca sabíamos con precisión hasta dónde llegaba el alcance de nuestras consignas y al final terminábamos nuevamente al margen de muchas luchas locales y nacionales que adquirían niveles importantes de confrontación contra el gobierno burgués, el caciquismo y la represión gubernamental sin realizar alguna labor organizativa, dejando pasar la oportunidad de ejercer alguna influencia política en dichos procesos y de hacer crecer nuestra base social. 1 La lucha del pueblo de
1 Nota: Algunos aspectos: a) el sistema electoral sobre la base del dominio priísta se mantenía sin posibilidad de participación; b) algunos sectores de izquierda (PCM) tuvieron alguna participación electoral; c) las crisis económicas y la descomposición del sistema político mexicano impulsó cambios en la política electoral, sectores de la izquierda, demócratas y socialdemócratas forman el actual PRD, la lucha electoral desplaza un movimiento de masas en ascenso. El Partido, aún pequeño y con limita-

ya que la exigencia de salida de Ulises Ruiz Ortiz precisamente los evidenciaba como aliados de los enemigos del movimiento; b) La que consideraba que ninguno de los candidatos representaba alguna alternativa real de cambio de fondo que el pueblo requería, por lo que no tenía caso involucrarse en el proceso electoral; y, c) La que nosotros impulsamos, que argumentaba la necesidad de desenmascarar a los enemigos del movimiento pero que consideraba importante unificar la postura contra éstos, llamando al voto de castigo a los candidatos del PRI y el PAN, lo cual no era suficiente pero comprometía a la APPO a fijar una postura contra los partidos de la oligarquía financiera y a derrotarlos en el plano político, lo cual ocurrió, sobre todo también demostrarle al PRI y al tirano Ulises Ruiz Ortiz que no eran invencibles, precisamente en el terreno en el que este sujeto se consideraba especialista dentro de su propio partido, a pesar de todo el derroche de recursos económicos y materiales desplegados o del fraude cibernético puestos a prueba; aunque la mayoría de los directamente beneficiados –nos referimos a los diputados y senadores ganadores- no tenían algún compromiso con el movimiento popular. Esta experiencia es rescatable porque las discusiones y definiciones se tomaron con la participación amplia y abierta de las masas movilizadas, se dieron al calor del combate por demandas económicas e inmediatas y de ahí se saltó a una lucha abiertamente política, después de enfrentar y deOaxaca aglutinada en la APPO en el año 2006, nos aportó una experiencia que vale la pena analizar. El estallido del paro de labores de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el 22 de mayo de 2006 y la lucha desarrollada posteriormente por la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, se encontró de lleno con el proceso electoral para la Presidencia de la República, la renovación de la Cámara de Diputados y Senadores; este proceso adquiría una gran intensidad de confrontación política entre los partidos más fuertes: el PAN con su candidato Felipe Calderón, el PRI y su candidato Roberto Madrazo Pintado y la Coalición integrada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Convergencia y Partido del Trabajo (PT) con su candidato Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que se concretaba finalmente en dos proyectos políticos de país: el del PAN y el PRI, abiertamente neoliberal y pro imperialista y el reformista encabezado por AMLO con una tendencia progresista que prometía poner algunos límites a los abusos de la oligarquía financiera y a la política intervencionista del gobierno norteamericano. La postura a asumir por el movimiento magisterial y la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca fue ampliamente debatida y en ésta se expresaron las tres tendencias más importantes: a) La que sin reivindicarse abiertamente a favor del PRI o del PAN, de manera silenciosa trabajaban para llamar a votar por estos partidos, pero las propias circunstancias los obligaban a mantenerse ocultos
da influencia de masas, denuncia la maniobra oportunista, lo que le permite mantener su identidad y unidad, a diferencia de la gran cantidad de organizaciones de izquierda que fueron arrastradas hacia el electoralismo, y luego desalojadas de sus posiciones dentro del PRD. El Partido ha tenido algunas experiencias electorales: Toluca, Guerrero, Oaxaca, que es importante tener en cuenta en el análisis. El análisis de Oaxaca se tiene más adelante.

rrotar en el combate callejero a las fuerzas represivas del régimen, porque no fue a partir sólo del lanzamiento de una consigna, sino sobre todo de la experiencia concreta de las masas populares, de una lucha para la reivindicación de demandas económicas para el mejoramiento de sus condiciones de vida y de trabajo, se transformó en una lucha eminentemente política que apuntó a la caída de un gobernante caciquil y tiránico, aun cuando esta consigna sólo abarcó a una sola entidad, por sus condiciones políticas concretas, pues el proceso electoral abarcaba todo el territorio del país, fue en el estado de Oaxaca donde la lucha de clases adquirió un nivel más elevado de algidez. A la vez nos demostró que si el movimiento popular no se involucró desde un principio en todo el proceso electoral, desde la definición de candidaturas y en el diseño de la plataforma electoral, esta lucha fue utilizada por los partidos oportunistas para su beneficio sin que la derrota electoral de los enemigos inmediatos se convirtiera en una victoria real para los intereses del gran movimiento aglutinado en la APPO. A nivel nacional la candidatura de Andrés Manuel López Obrador se convirtió en el amplio torrente que unió todos los arroyuelos del movimiento social y popular socialdemócrata, e incluso un sin número de fuerzas con posiciones revolucionarias, a excepción de las fuerzas prozapatistas, estas fuerzas veían en la llegada de AMLO a la presidencia

causas, debido a la gran pluralidad que caracterizó a dicho movimiento y que resultó prácticamente imposible unificar una ruta más precisa de participación que evitara la utilización de la fuerza de dicho movimiento a favor de intereses nefastos del oportunismo. Esto se hizo más evidente en las elecciones locales del 2007, en el que las tribus del PRD hicieron hasta lo imposible por bloquear candidaturas de activistas emergidos de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, en tanto los izquierdistas y anarquistas plantearon el abstencionismo y el boicot electoral, por su parte la dirección de la Sección 22 encabezada por el maoísmo, coincidiendo con el anarquismo y seguramente de acuerdo también con Ulises Ruiz Ortíz, durante varias semanas no convocaron a la Asamblea Estatal del magisterio democrático para evitar una postura unificada que convirtiera el proceso electoral en una forma de lucha para reposicionar el movimiento después de la represión desatada el 25 de noviembre del 2006. Durante esta coyuntura de ofensiva total del gobierno federal y estatal se hacía necesario utilizar las elecciones para denunciar la represión, desarrollar una amplia agitación en el seno del pueblo enarbolando sus demandas y difundiendo el programa de la APPO, enfrentar la maquinaria del PRI, derrotarla y hacer llegar a la Cámara de Diputados hombres y mujeres democráticos que plantearan desde esa instancia el juicio político contra el tirano. Finalmente URO y el PRI resultaron ganadores de un proceso en el que habían sido expertos en el arte de la mapachería y el fraude cibernético, contando desde luego con la colaboración del anarquismo y la socialdemocracia acuerpada en las tribus más nefastas del PRD.

la posibilidad de frenar el avance de la derecha e implementar algunas medidas democratizadoras en el país. La oligarquía financiera, es decir los dueños del capital industrial, bancario, financiero y comercial, centró toda una ofensiva política y mediática sin precedentes contra AMLO ubicándolo como el ¨peligro para México¨, acusándolo de ser el promotor de la violencia y de una eventual crisis; a pesar de enarbolar un programa limitado, sin una salida revolucionaria, su discurso populista, nacionalista y anti oligárquico les causó gran preocupación, de ahí que al ver amenazados sus intereses económicos y políticos prepararon el fraude para evitar su llegada a Los Pinos. Por la experiencia vivida en Venezuela, la burguesía no quiso exponerse a un gobierno que le pusiera algunas barreras a sus apetitos insaciables de adquirir un mayor poder económico. Vale la pena reconocer que en Oaxaca no fue posible una mayor incidencia en el proceso electoral para definir mejores candidatos y diseñar una plataforma electoral más consecuente, entre otras

A las elecciones de julio de 2010 arribamos en mejores condiciones políticas. Toda la represión ejercida por Ulises Ruiz Ortiz en el 2006, los asesinatos con toda una gran intencionalidad política ejecutados posteriormente, sobre todo para eliminar a los principales testigos de sus fechorías y atrocidades, el desfalco cometido contra las finanzas estatales, los fraudes en las obras inconclusas y mal ejecutadas, el endeudamiento de los municipios gobernados por priístas, en fin, todo el hartazgo existente en el pueblo por todos los abusos cometidos durante su sexenio así como la incorporación de miles de activistas de distintas tendencias opositoras al PRI a la campaña de Gabino Cué Monteagudo, posibilitó la derrota del intento de prolongar el ulisismo a través de su candidato a la gubernatura. Habría que destacar que un elemento fundamental que nos ha permitido tener una incidencia importante en el amplio movimiento de masas es la fuerza y presencia que ha adquirido nuestro Frente Popular Revolucionario, su capacidad de organización y movilización reivindicativa y los planteamientos políticos que hacen parte de nuestro Programa Mínimo y Máximo. Hemos comprendido que por muy justas que resulten ser nuestras propuestas políticas hacia el am-

plio movimiento sindical, social y popular, si éstas carecen del empuje de una fuerza de masas no dejan de ser a veces sólo buenas consignas y buenas intenciones. Nuestros voceros y activistas no hubieran tenido el peso político que adquirieron en el 2006 sin el respaldo de ese modesto contingente que empuñaba y agitaba nuestras banderas en las movilizaciones y en las barricadas. Si en Oaxaca tuvimos la capacidad de proponer un candidato a diputado local fue precisamente a la proyección que ese camarada tuvo por la lucha de la APPO, pero sobre todo por la presencia que le dio nuestra organización de masas y eso influyó en el momento de la definición para la pelea de ese espacio al seno del bloque de organizaciones sociales y luego en su inclusión en la lista de candidatos entre los partidos de la coalición y el apoyo de AMLO. Estas mismas condiciones políticas nos permitieron la posibilidad de empujar la candidatura y la campaña, en donde ganamos, en el Distrito de Tlaxiaco que fue ganado por todo el impulso de nuestros activistas así como de la infraestructura con que contaba nuestra organización de masas y que ahora con ese espacio nos está permitiendo una mayor penetración en dichos pueblos y comunidades para abanderar sus demandas y en ese proceso, generar estructuras organizativas, elevar su nivel de conciencia para un accionar de combate cuando la intensificación de la lucha de clases así lo requiera. Las elecciones del 2012 para la Presidencia de la República, Cámara de Senadores y Diputados a nivel federal se encuentra frente a nosotros y nos exige un posicionamiento que de claridad a nuestra militancia y que ejerza una influencia en el amplio movimiento sindical, social y popular. Esta coyuntura nos obliga a analizar las distintas posturas e intereses económicos y políticos que se ponen en juego, así como el papel que juegan las fuerzas políticas partidistas y no partidistas y del amplio espectro de las clases sociales en nuestro país. La oligarquía financiera, ese grupo reducido de empresarios dueños del capital bancario, industrial y comercial ve en las elecciones la posibilidad de garantizar la llegada de un grupo de políticos tanto en el poder ejecutivo y legislativo que le permitan seguir acrecentando su poder económico a través de la acumulación de mayores cuotas de ganancia y plusvalía producida por la clase obrera y demás sectores de trabajadores asalariados, no importa del partido de donde provengan, ya sea del PAN, el PRI o del PRD y demás partidos, siempre y cuando se sumen a estos objetivos. De este sector de la burguesía, así como de los sectores más retardatarios del clero, provendrán cuantiosos recursos económicos para desplegar toda una multimillonaria campaña publicitaria para adormecer la consciencia del pueblo, así como tantos otros mecanismos de corrupción que los mediatice y obtenga el voto para sus candidatos. La oligarquía financiera, a la que pertenecen los dueños de las televisoras, tienen echada andar toda esa carga política e ideológica desde meses atrás para posicionar a Enrique Peña Nieto como el mejor prospecto a encabezar sus aspiraciones y defender sus intereses desde Los Pinos. Una amplia franja de sectores de la pequeña y mediana burguesía, grupos de intelectuales y de la clase obrera, campesinos pobres, colonos, amas de casa, etc., seguramente apoyarán, como en el 2006, una eventual candidatura de Andrés Manuel López Obrador, por ser el personaje con un discurso anti oligárquico y nacionalista, con una mayor actividad política a nivel nacional tanto en propaganda como en la construcción de estructuras organizativas, pero enfocada fundamentalmente para la batalla eminentemente electoral. Indudablemente que AMLO no será un candidato con una posición proletaria que plantee una ruptura con el régimen capitalista de explotación, mucho menos con la construcción del socialismo, si acaso una serie de medidas nacionalistas, limitante de la intervención extranjera en nuestro país, con algunos programas populistas como lo aplicado en el Distrito Federal, etc.

Para nosotros, la cuestión no está en sólo mirar los movimientos que cada partido electorero haga para ser aprobado por la oligarquía financiera. Para nosotros, lo fundamental está en cómo damos continuidad y proyección a la ruta de la lucha de clases 2009-2010-2011-2012 en la perspectiva de la revolución proletaria y en esa ruta, estamos inscribiendo y desarrollaremos nuestra táctica y participación electoral. Hasta ahora, no avizoramos en el escenario nacional la posibilidad de empujar y fortalecer una candidatura independiente, proletaria y popular, a pesar de las iniciativas que están manejando algunos sectores de la llamada Organización Política Nacional de los Trabajadores y el Pueblo de México y del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad. El amplio movimiento sindical, social y popular no tendría condiciones, al parecer, de coincidir para apoyar una candidatura de un elemento revolucionario, en cualquier caso, una candidatura con este perfil sería muy débil cuantitativamente y, si bien serviría para agitar un programa mínimo y máximo pero con escasas posibilidades de un triunfo electoral. ¿Cuál debe ser la postura a asumir por el PC de M (m-l) ante el proceso electoral? En la actualidad no basta con reconocer que las elecciones no resuelven los problemas del pueblo y por lo tanto no podemos permanecer al margen de éstas, la cuestión es saber qué hacer sobre todo en un momento en que aparecen síntomas de una agudización de la crisis económica y que por lo tanto, las elecciones venideras podrían darse en medio de ésta, con lo que puedan presentarse algunas o muchas condiciones para un estallido social, con posibilidades de convertirse en un torrente revolucionario. No debemos olvidar que en las elecciones del 2006 la inconformidad generada por el fraude provocó una gran irritación popular generalizada y sectores importantes empezaban a plantear salidas revolucionarias pero que AMLO ni

algún otro político socialdemócrata estarían dispuestos a encabezar. Desde nuestra IV Conferencia Nacional Ordinaria orientó acercarnos e influir en el Movimiento de Renovación Nacional (MORENA) encabezado por AMLO, con una amplia base social popular, de intelectuales progresistas y un reducido segmento de políticos arribistas que deben ser aislados de la amplia base social que exige cambios en sentido radical, incluso más allá del Proyecto de Nación que sostienen AMLO, los intelectuales que lo apoyan y su equipo más cercano. Está definición es válida y vigente y refuerza el contenido y la práctica de nuestra táctica de frente único, independientemente de que AMLO sea o no candidato y de la forma en cómo lo sea. Otros aspectos, como la construcción de una herramienta propia para esta forma de lucha, requiere que la vayamos desarrollando de manera colectiva todo el Partido, revisando tanto nuestra capacidad e influencia entre las masas, como las condiciones políticas, económicas y sociales locales, estatales y nacionales, los requerimientos legales, la política de alianzas y también las otras iniciativas que en este terreno vienen adelantándose por parte de otras fuerzas políticas. En torno a este aspecto sobre nuestra participación práctica en la lucha electoral, corresponde sólo a nuestro Comité Central tomar la última decisión y todos los demás organismos y organizaciones del Partido deberemos acatar sus orientaciones, que deberán ser consecuentes con las orientaciones y resoluciones de nuestro V Congreso y las sucesivas conferencias nacionales. Finalmente, como hemos dicho, los comunistas consideramos indigno ocultar nuestros objetivos y tareas. Por esa razón, nuestras tareas urgentes son consolidar nuestro Partido, sus organizaciones de masas, el proceso de frente único, el desarrollo de la agitación en torno a nuestras propuestas de: Gobierno Provisional Revolucionario de Obreros y Campesinos Pobres, Asamblea Nacional Constituyente Democrática Proletaria y Popular, República Democrática Popular, construir los cimientos del poder soviético, etc., que abran camino hacia la dictadura del proletariado, la república soviética y la construcción del socialismo y el comunismo. Es difícil que desde afuera del proceso podamos

incidir con una propuesta de salida revolucionaria, es necesario nos involucremos esclareciendo a las masas populares que las medidas reformistas no resolverán el problema de la crisis, ni sacarán de la miseria a los proletarios, que se necesita construir un nuevo poder que emane desde la propia clase obrera, los campesinos pobres y demás sectores explotados de trabajadores asalariados y pueblo en general. Que la única solución de fondo es la revolución proletaria y la construcción del socialismo.

IV. SITUACIÓN ORGÁNICA, CONSTRUCCIÓN DEL PC DE M (M-L)
EN MARCHA HACIA UN EXITOSO VI CONGRESO NACIONAL ORDINARIO.
En cuanto al crecimiento y cualificación del Partido Comunista de México (marxista-leninista), la V Conferencia Nacional Ordinaria le entrega buenas cuentas al proletariado de México y del mundo. Hay un crecimiento de casi 25% en las estructuras y militantes en el lapso de un semestre, de la IV a la V Conferencia. Tenemos presencia en 16 estados de la República y decenas de simpatizantes con trato directo del Partido, en sus respectivos círculos de simpatía. El funcionamiento de las estructuras del Partido se han cualificado, mediante la elaboración y ejecución de planes anuales y trimestrales, el funcionamiento regular de las estructuras (de dirección central, intermedias y de base), aterrizando las tareas derivadas de ese plan, informando y balanceando regularmente los resultados obtenidos al cumplir con las tareas de los planes, etc., con una labor permanente de centralismo democrático. Los resultados positivos en nuestro desarrollo orgánico tienen como base, por una parte, la situación económica de crisis y auge de la lucha de clases, el ascenso de la lucha de las masas; y por el otro, el proceso de bolchevización, expresado en los esfuerzos de todo el partido (teóricoprácticos), de todas sus estructuras y militantes, por ponernos a la altura de la lucha de clases en lo orgánico y en lo teórico, e insertarnos en el movimiento obrero y de masas aplicando una táctica (formas de lucha, organización y objetivos políticos) que se corresponde a la situación económica, política y social actual, estudiando, y trabajando por la unidad, por el Frente Único de todo el pueblo contra la oligarquía financiera, por un régimen democrático popular, que allane el camino hacia la emancipación proletaria y social. El Partido Comunista de México (m-l) y sus organizaciones de masas, en algunas en mayor, en otras en menor medida, estuvimos presentes en las principales luchas y movimientos nacionales, estatales, sectoriales y temáticos que se desarrollaron en el primer semestre del 2011, contribuyendo a éstos, siempre en el interés de su consolidación y desarrollo cuantitativo y cualitativo. La perspectiva del próximo semestre es continuar con la presencia de los comunistas (m-l) en el movimiento obrero y de masas, creciendo al seno del mismo. Tomando como base mínima a las decenas de simpatizantes con que contamos, la meta será reclutar en el semestre al 1000% de simpatizantes, como mínimo. En cuanto a nuevos estados la perspectiva es crecer en 4 más en el semestre. Orgánicamente, la perspectiva es crecer el número de miembros del Comité Central (CC), buscando una mayor especialización, promoviendo a más cuadros de dirección intermedia, y promoviendo más cuadros de base a direcciones intermedias. En el próximo semestre se trazará la ruta de promoción y conformación de plantilla de cuadros propuestos para ser del CC en el VI Congreso. Respecto al crecimiento de estructuras y cuadros, la V Conferencia orienta que todas las células están obligadas a tener círculos de simpatizantes, como política de reclutamiento. En el próximo semestre debe cumplirse con una proyección mínima de un círculo nuevo de simpatizantes por cada organismo de base. Se continuará con la cualificación del funcionamiento orgánico de todo el partido a través de planes, informes y balances, incorporando un nuevo aspecto cualitativo: el control organizativo y de funcionamiento de cada estructura, con radiografías propias, cronogramas de funcionamiento, con síntesis organizativas propias, a fin de cualificar la labor de organización y control, haciéndola de todo el Partido. Resoluciones y orientaciones generales del semestre a) Respecto a prensa: iniciar un proceso de ahorro de recursos para hacernos de las condiciones materiales para la edición del Vanguardia Proletaria y demás materiales de nuestra prensa revolucionaria (concretamente ahorrar para que en el VI Congreso se tenga la cantidad de 500 mil pesos). El CC se encargará de ejecutar esta orientación. b) Finanzas: Se orienta aterrizar el Plan de Finanzas Central agregándose lo siguiente: - En tanto se regulariza la actividad financiera del Partido (en sus planes y ejecución de éstos), distribuir, de manera práctica los gastos a tener entre las estructuras y militancia. - Se requiere elaborar una política general sobre ingresos extraordinarios. c) Se fortalecerá la Comisión Internacional con más camaradas, para atender los trabajos de Frente Único en lo internacional, juvenil, obrero-sindical y mujeres, esto será operado por el CC. d) Se establece una cuota extraordinaria de $30 por militante para pagar la página web central del Partido. e) Se elaborará un documento explicativo sobre el proceso actual que vive Cuba. f) Se elaborará un documento especial que aterrice la táctica electoral del Partido Comunista de México marxista-leninista. Tareas centrales del semestre 1. Aterrizar el Plan Nacional de lucha aprobado en el Cuarto Encuentro del Congreso Social, particularmente garantizando que todas las estructuras y militantes sean organizadores, impulsores y ejecutores de las siguientes tareas del semestre: a) Movilización Nacional el 1 de septiembre contra la política del régimen, contra reformas estructurales y por el cambio de régimen. b) Huelga Internacional contra el capital y porque la crisis la paguen los capitalistas. c) Movilización Internacional de los Indignados. d) Movilización Nacional por un Presupuesto Social. 2. Realización del Décimo Aniversario del FPR, en septiembre ¡Proletarios de todos los países, uníos! Comité Central Partido Comunista de México (marxista-leninista) Integrante de la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxistas Leninistas Julio de 2011.

1. diseño, disenar diseñando

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful