ÍNDICE

I.- INTRODUCCIÓN 1.- FORMULACIÓN DEL ESTUDIO 2.- Planteamiento del problema 3.- Objetivos de la investigación 3.1.- Objetivo general 3.2.- Objetivos específicos 4.- Hipótesis de investigación 4.1.- Hipótesis Nula 4.2.- Hipótesis Alternativa II.- MARCO TEÓRICO  Orígenes de la Teoría del Apego`  Postulados Básicos de la Teoría del Apego
 Figura de apego subsidiaria  Figura de apego central

3 4 5 8 8 8 8 9 9 10 11 16

 Las figuras de apego y fases del desarrollo de la conducta de Apego 19 20 20

 Fases Del Desarrollo De La Conducta De Apego 20  Organización de los patrones de apego  Componentes Del Sistema De Apego: Cognición, Conducta Y Emoción  Tipos de Patrones de Apego - Características del cuidador  Persistencia transgeneracional de los patrones de Apego  Adolescencia y Apego 24 27 29 34 21

1

 Maternidad adolescente y Apego  Aspectos psicosociales del embarazo adolescente

37 40

III.- METODOLOGÍA 1.- Tipo de Estudio Diseño de investigación

41 42 42

2.- Determinación de los Participantes de la Investigación 3.- Definición de las Variables 3.1.- Definición conceptual de las variables 3.2.- Definición Operacional de las Variables 4.- Descripción de o los Instrumentos. 4.1 La Situación del Extraño (Mary Ainsworth) 4.2 Parental Bonding Instrument (PBI) 4.3 Pauta de evaluación relacional madres-recién nacidos 5.- Procedimiento de Administración de o los Instrumentos.

43 44 45 47 47 48 49 52 53

BIBLIOGRAFÍA ANEXOS ANEXO 1. Consentimiento Informado ANEXO 2. Pauta de evaluación relacional madres-recién nacidos ANEXO 3. La Situación del Extraño (Mary Ainsworth) ANEXO 4. Parental Bonding Instrument (PBI)

56

60 63 62

2

I.- INTRODUCCIÓN

3

. y de acuerdo a lo planteado por la teoría. 2008 p. Desde este punto de vista se visualiza la necesidad de identificar y describir situaciones o contextos sociales. Historia de los patrones de apego en madres adolescentes y su relación con el riesgo en la calidad de apego con sus hijos recién nacidos. y como tal. Desde esta perspectiva nace la idea de realizar este trabajo.FORMULACIÓN DEL ESTUDIO 1 “el proceso de vinculación es una urgencia existencial en la medida que modula la salud mental a lo largo de la vida” (Kimelman. 2007). Tesis (Magister en Psicología Clínica Infanto – Juvenil). Chile: Universidad de Chile. Esta frase es el reflejo de la abundante evidencia científica que ha demostrado que el apego afectivo desarrollado en la infancia temprana puede repercutir en la forma de establecer vínculos con los demás en la edad adulta. actuar y expresar la necesidad de afecto. el objetivo principal de este proceso.7 4 . el cual se enmarca bajo la creencia de que en el ser humano existe una necesidad biológicamente determinada hacia la formación de vínculos afectivos. esto se verá reflejado en las estrategias personales para mantener el equilibrio emocional.1. Facultad de Ciencias Sociales. Santiago. con ciertas características. Desde esta premisa se comprende que la interacción madre/cuidador–hijo/a proporcionará la base de la regulación afectiva. 1 Kimelman (2007). citado en María Escobar. que puedan generar dificultades en el proceso de vinculación afectiva en la infancia. es la consecución de un sentimiento de seguridad psicológica. caracteriza y diferencia a las personas en el modo de sentir.

2 La Teoría Del Desarrollo Evolutivo plantea que. por los importantes cambios que conlleva cada una de estas situaciones. en la etapa de la adolescencia se experimenta una crisis vital propia del período. por el aumento en la incidencia del embarazo adolescente. (2000). citado en Escobar. familiar. Desde esta perspectiva. tanto política como social y familiar. económico. Por eso se hace imprescindible considerar algún lineamiento teórico que permita dar mayor comprensión a lo planteado anteriormente.Planteamiento del problema La maternidad en la adolescencia ha sido tema de discusión en diversas áreas. se podría considerar que las madres adolescentes atravesarían por una doble crisis. lo cual se vería reflejado en las deficiencias en los cuidados maternos hacia el bebe. a la cual si sumamos un suceso tan relevante como el de un embarazo. dado que se piensa que la vinculación entre ellos se podría ver dificultada. académico.20 5 . en los diversos ámbitos en los que se desenvuelven. social. es posible considerar. En este sentido. Dentro de este contexto pueden ocurrir problemas a nivel de la relación madre-bebé. 2008 p. En esta ocasión se tomará 2 Ainsworth. En base a estas discusiones se puede apreciar un consenso general entre los diversos involucrados y exponentes de la materia. tales como. que se relacione con una predisposición a desarrollar algún nivel de psicopatología en ciertos momentos o situaciones de la vida. generando algún tipo de apego inseguro. es que existe gran preocupación a nivel general..2. que el nivel de madurez asociado a la etapa evolutiva de la adolescencia no sería el más óptimo para enfrentar una maternidad. etc.(1969) & Sroufe. en afirmar que la maternidad en este periodo del desarrollo se puede considerar como un problema ya que puede traer consecuencias negativas tanto para la madre como para el bebe.

) La evidencia científica obtenida a lo largo del desarrollo de esta teoría. Valencia. 5 Fonagy. 2008 p. lo cual se ha denominado Transmisión Transgeneracional Del Apego 2008 p. citado en Escobar. Fonagy. Tesis doctoral. (2000. (2000. Dinámicas de Interacción y Actitudes Amorosas: Consecuencias sobre la Calidad de la Relación. citado en Escobar. podría repetirse en el estilo de apego del futuro hijo(a).(1969) & Sroufe. trastorno oposicionista 3 4 Ainsworth.como referencia a la Teoría Del Desarrollo Evolutivo.7. 1979). citado en Reme Melero. en los últimos tiempos la Teoría del Apego se ha posicionado como una de las principales teorías de la Psicología. asimismo algunos autores plantean que este patrón elaborado. citado en Reme Melero Cavero. en el caso de niños clasificados con apego inseguro pueden tener mayor riesgo en desarrollar comportamientos desadaptados o trastornos psicológicos.13 6 .35). Departamento de Psicologia Evolutiva y de la Educación. Cabe destacar que estos planteamientos. (1969. España: Universidad de Valencia.13). También se plantea que los patrones de apego desarrollados en la infancia tienden a mantenerse estables a través del tiempo. 1969.35 5 Fonagy (1999b). experimentos e investigaciones. algunos ejemplos serían. (1999b. 2008 p. Esta última se presentará en mayor detalle porque en base a los resultados obtenidos de diversos estudios. citado en Escobar. constituyen una de las construcciones teóricas más sólidas dentro del campo socioemocional de la psicología. 2008 p. (1999a. ha demostrado que el apego desarrollado en la temprana infancia repercute en la forma de establecer vínculos con las demás personas en la edad adulta. Según lo planteado en base a las consecuencias negativas de la elaboración de un patrón de apego poco saludable psicológica y emocionalmente. 2008 p. como esta predisposición a desarrollar algunos trastornos psicológicos. Etapa De La Adolescencia y también a la Teoría Del Apego. que nos permite comprender el desarrollo psicológico y afectivo de los seres humanos. La relación de pareja.7 Bowlby (1969) et al. ya que se postula que existe una necesidad universal de los seres humanos para formar vínculos afectivos estrechos3 Ainsworth. tales como: trastornos de la conducta alimentaria. Sroufe. citado en Escobar. influyendo en las futuras relaciones interpersonales significativas así como en su bienestar y/o ajuste socioemocional4 Bowlby.. 2008 p. (2000). Apego.) Sroufe.

2002. que se dirijan a facilitar y mejorar la vinculación de las madres adolescentes con sus bebes. funcionar y relacionarse con su entorno y con los demás. Vol. E. 6(Robinson.desafiante. En base a esto. (2008). de modo de poder identificar y describir ciertas situaciones que requieran de la implementación de programas de promoción de salud mental específicos. 6 Gómez. 241-251. agresividad en la edad escolar. [Versión electrónica] Terapia psicológica ISSN 0718-4808. tendencia a experimentar mayores niveles de estrés.. 2001. de http://www. 2001). pero que se avala según la literatura existente que manifiesta la posibilidad de llevar a cabo intervenciones promocionales y preventivas. M. dificultades en el manejo de emociones negativas. atendidos en el consultorio sur de Iquique durante el año 2012?. 26. Por este motivo es que se considera importante llevar a cabo estudios e investigaciones como éstas. Sociedad Protectora de la Infancia. Efectividad de las Intervenciones en Apego con Infancia Vulnerada y en Riesgo Social: Un Desafío Prioritario para Chile. N° 2. en el sentido de intervenir sobre las condiciones o consecuencias asociadas al desarrollo de trastornos de apego. Extraído el 03 de Mayo. dirigidas a influir sobre el desarrollo de un apego sano (seguro). Finzi et al. & Santelices M. podemos pensar que es posible llegar a predecir cuando un niño pueda tener mayor riesgo o predisposición a desarrollar futuros problemas psicológicos y conductuales. Santiago. Muñoz. o a mejorar el estilo de apego actual o transmitido por la madre.scielo. ¿Es posible que el nivel de madurez de madres adolescentes de entre 14 y 17 años pueda afectar la elaboración de un patrón de apego seguro en sus hijos de 12 a 18 meses. Soares & Dias.php?pid=s071848082008000200010&script=sci_arttext 7 .. entre otros problemas de alta complejidad. 2007. que afectarían su manera de vivenciar. 2012. Pearce & Pezzot-Pearce.cl/scielo. Pontificia Universidad Católica de Chile. Se plantea como una idea innovadora dentro de los servicios de salud mental de nuestro país. mayor riesgo de desarrollar trastornos ansiosos en la adolescencia y de síntomas disociativos tempranos.

atendidas en el consultorio sur de Iquique durante el año 2012  Describir el patrón de apego de cada integrante de las diadas evaluadas. atendidas en el consultorio sur de Iquique durante el año 2012  Identificar el patrón de apego de los hijos de 12 a 18 meses. en la elaboración de un patrón de apego seguro en sus hijos de 12 a 18 meses.1... de madres adolescentes de entre 14 y 17 años.. con el fin de indagar si existe alguna influencia del nivel de madurez de las madres adolescentes de entre 14 y 17 años. atendidos en el consultorio sur de Iquique durante el año 2012 4.3.Hipótesis de investigación El nivel de madurez de madres adolescentes de entre 14 y 17 años. atendidos en el consultorio sur de Iquique durante el año 2012 8 ..2.Objetivos de la investigación 3.Objetivos específicos  Identificar el patrón de apego de madres adolescentes de entre 14 y 17 años. atendidos en el consultorio sur de Iquique durante el año 2012 3.Objetivo general Describir si el nivel de madurez de madres adolescentes de entre 14 y 17 años. puede afectar la elaboración de un patrón de apego seguro en sus hijos de 12 a 18 meses. puede afectar la elaboración de un patrón de apego seguro en sus hijos 12 a 18 meses.

.Hipótesis Alternativa . asociado al patrón de apego que ha elaborado la madre adolescente.1. determinará el patrón de apego que le trasmitirá a su hijo.Hipótesis Nula El nivel de madurez de madres adolescentes de entre 14 y 17 años.4.. ejemplos:     Nivel socioeconómico Embarazo no deseado Vínculo afectivo con el padre del bebe Interacción de la madre adolescente con su familia 9 . -Aspectos psicosociales del Embarazo Adolescente: que podrían afectar la relación vincular de la diada y por lo tanto podrían afectar la elaboración de un apego seguro. 4. meses.La Teoría De Transmisión Trasgeneracional Del Patrón De Apego: indica que el modelo operativo interno.2. no afecta la elaboración de un patrón de apego seguro en sus hijos de 12 a 18 atendidos en el consultorio sur de Iquique durante el año 2012.

.II.MARCO TEÓRICO 10 .

en Almonte. 2008 p. las formas de comunicación materno-filial. citado en Daniela Castillo Montes. 2008 p. 2003.8 (Oiberman. 2001) Se da inicio a este trabajo con estas frases para señalar que a lo largo de la historia y de las investigaciones de las ciencias sociales. Descripción de los Patrones de Apego de Madres con Depresión Postparto y sus Hijos Lactantes de entre 2 y 15 meses.Orígenes de la Teoría del Apego` “El proceso mediante el cual se constituyen las relaciones afectivas ha sido foco de diversas escuelas psicológicas y psiquiátricas”7 (Kimelman. 2008 p. Montt y Correa) “…el tema de la maternidad. Es por esta razón que una serie de clínicos comienzan a realizar observaciones de los efectos negativos sobre el 7 Kimelman. Chile: Universidad de Chile. Facultad de Ciencias Sociales. la relación materno-filial ha sido un tema de gran interés de estudio al considerar su relación con el desarrollo del los seres humanos. Tesis (Magister en Psicologia Clínica Infanto – Juvenil). de las relaciones madre-hijo. (2003). porque se manifiesta un fenómeno social en el cual se presenta gran cantidad de niños sin familia como consecuencia de la segunda guerra mundial. Se puede comprobar que en casi todos los períodos históricos. Con el trascurrir de los años se iniciaría una mayor profundización en la materia.8 11 . y sus condiciones de crianza y cuidado prevalecieron en distintos períodos desde la prehistoria hasta la actualidad. originándose especialmente durante las décadas de los años treinta y cuarenta. 11 8 Oiberman. en la pintura y en otras expresiones artísticas mucho tiempo antes de que el mismo fuera objeto de estudio de la Psicología de la primera infancia”. Santiago.8 9 Freud (1940) citado en citado en Escobar. fueron descritos en la literatura.( 2001) citado en citado en Escobar. 9 Sigmud Freud fue el primero en comenzar a estudiar e investigar sobre el pasado infantil de sus pacientes neuróticos adultos. por lo tanto él fue uno de los pioneros en destacar la importancia de los vínculos primarios.

España: Universidad de Valencia. La relación de pareja. John Bowlby (1940 – 1944). Enfocado en el efecto que causa la deprivación maternal en el desarrollo de la personalidad del niño. este último fue uno de los pioneros de la observación directa de la relación madre-bebé. Valencia. Paralelo a estos estudios se presentan los trabajos de otro exponente: John Bowlby.30 12 . Si bien 10 Freud y Bowlby compartían ciertas similitudes dentro de cada una de sus teorías sobre la elaboración y manifestación de la afectividad. Durante este periodo se produjeron grandes avances en la ciencia respecto a la importancia de los vínculos primarios. Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación. pero también existían diferencias irreconciliables. Dorothy Burlingham y Anna Freud (1942 – 1944). que además describió las etapas de la evolución psicogenética dirigida por lo que él llama los “organizadores del psiquismo”. David Levy (1937) y René Spitz (1945 -1946). Tesis doctoral. 2008 p. la primacía que las teorías 10 Reme Melero Cavero. psiquiatra infantil y psicoanalista. como por ejemplo. Dinámicas de Interacción y Actitudes Amorosas: Consecuencias sobre la Calidad de la Relación. por ejemplo en ambas compartían los siguientes temas: aspectos inconscientes en su explicación de los afectos. el reconocimiento de la importancia de la vinculación con la madre. que provoca el cambio o ausencia de la figura materna y/o el cuidado institucional durante los primeros años de vida. Otra figura que surge posteriormente fue Margaret Malher (1973) quien estudió al niño en interacción con su madre y los progresos de su individuación. Apego. En este contexto histórico. diversos exponentes del Psicoanálisis pusieron el énfasis de sus teorías en la importancia central que tiene el vínculo madre-hijo. nacido en Londres en 1907.desarrollo de la personalidad. Entre ellos podríamos nombrar a Lauretta Bender (1941 – 1947). y la influencia de las primeras relaciones en las experiencias relacionales posteriores y en el desarrollo de la autoestima. Este autor llega a una conclusión en la cual menciona que las experiencias reales con el cuidador son las responsables principales en el desarrollo psicológico de un niño y por lo tanto un factor determinante en la emergencia de una patología emocional. quien también dirige su interés por el estudio de los procesos afectivos en la infancia. el estrés del bebe ante el abandono.

la tendencia propia de los seres humanos a crear vínculos entre sí y la consecuencias que se podrían presentar en el caso de no contar con ellos. Health” Es a partir de este estudio monográfico que a principios del año 1951 publica un informe titulado “Maternal Care and Mental (Bowlby 1951). 2008 p. Pinedo & Santelices. 2005. formula las fases de respuestas emitidas ante la separación prolongada: protesta. Momento en el cual Bowlby se encontraba trabajando en Organización Mundial de Salud (OMS). Este autor afirma que la relación positiva y continuada con la madre o el cuidador principal. Lo cual posteriormente fue reformulado por el mismo como la reorganización afectiva. Tras realizar una serie de observaciones sobre las separaciones temporales de los niños. es imprescindible en el desarrollo emocional del niño. Cabe destacar que la formación y estudios de Bowlby fueron puestos en práctica en el periodo durante y posterior a la segunda guerra mundial.9 13 . En ella se describe y conceptualiza los efectos de los vínculos tempranos en el desarrollo psicológico del neonato y el infante. desesperación. 11 Casulla & Fernández. Desde estas perspectivas se comienza a visualizar el origen del desarrollo teórico del apego. en el cual analiza la influencia adversa del cuidado maternal inadecuado durante la infancia sobre el desarrollo de la personalidad.11 (Casulla & Fernández. En base a todos estos trabajos e investigaciones en el año 1958 postula la Teoría del Apego la cual refleja las ideas de Bowlby junto con la contribución de múltiples investigadores y colaboradores. y fue en esta institución que le encargaron un estudio sobre la repercusión que las separaciones maternales podrían tener en el desarrollo psicológico de los niños sin hogar de la posguerra. (2006) citado en Escobar. desapego. en este estudio también hacia la comparación de la aguda aflicción que experimentan los niños que se ven separados de sus madres de aquellos que mantienen la proximidad con la figura materna. 2005. Pinedo & Santelices.psicoanalíticas dan a la sexualidad en la explicación del desarrollo. y dentro de la segunda parte presentaba una reseña de los medios para prevenir los efectos nocivos a corto y largo plazo.

Cap. siendo esto un atributo persistente desde la infancia que no se ve afectado por la situación del momento y que está limitado a un vínculo duradero específico ya sea de una o de algunas figuras determinada o significativas. Trads.. se consideran como propias de los seres humanos. Bowlby define el vinculo afectivo como “…la conducta de apego es cualquier forma de conducta que tiene como resultado el logro o la conservación de la proximidad con otro individuo claramente identificado al que se considera mejor capacitado para enfrentarse al mundo”12. tal como se menciona. Paidós. fatigada o enferma. 13 Bowlby. por lo general en circunstancias específicas. Tal como se ha mencionado se plantea que este tipo de conductas refleja todas aquellas que buscan la proximidad de la figura 12 Bowlby J. Por lo tanto. En su libro: Una Base Segura. 2008 p. (1976) citado en Escobar.40. Buenos Aires. Orígenes de la Teoría del Apego. también se pueden hacer manifiestas a lo largo de todo el ciclo evolutivo y especialmente cuando una persona está asustada. En 1979. Primera Edición.2006). El autor explica que existe una diferencia entre el concepto de apego y la denominada “conducta” de apego. 13 Dentro de este fundamento teórico. Es preciso señalar que si bien este tipo de conductas son especialmente evidentes durante la temprana infancia. son conductas que se llevan a cabo a lo largo de todo el ciclo vital y sobre todo cuando los individuos se enfrentan a situaciones de emergencia. Argentina. se postula que existe una disposición propia en los seres humanos a buscar la proximidad y contacto con una determinada figura. ya que estas son situaciones que le hacen recurrir a otro y sentirse más aliviado con el consuelo y los cuidados de una figura significativa. Dada esta situación. 2009 p. como un marco de referencia en el estudio de los procesos afectivos desde la infancia hasta la edad adulta. afirmando que la vinculación es un recurso adaptativo con fines de supervivencia.). (Elsa Mateo. es que diversas investigaciones se fundamentan de La Teoría Del Apego. El autor también aplica el supuesto darwinista a la Teoría del Apego.9 14 . aplicaciones clínicas de una teoría del apego.

La descripción de sus planteamientos junto con esta situación experimental se presentara en mayor detalle a lo largo del desarrollo de este trabajo. 1970) para examinar las conductas de apego y exploración bajo condiciones de alto estrés. (1970) citado en Revista de Psiquiatría y Psicología del Niño y del Adolescente. (1978). acercamiento y succión sin un fin alimenticio).33 15 . En esta frase se observa con claridad que para Ainsworth es de gran relevancia el grado de la sensibilidad materna ante las señales del bebe.66 16 Ainsworth et al. “…el aspecto más importante de la conducta materna comúnmente asociado con la dimensión seguridad-inseguridad del apego.14 (Bowlby. Ainsworth diseño una situación experimental conocida como la 15 Situación del Extraño. Estado actual de la Teoría del Apego. Schaffer y Emerson. dentro de las cuales se encontrarían las conductas señales (llanto. balbuceo. (Ainsworth y Bell. 1970). Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación.… es la sensibilidad materna ante las señales y comunicaciones del bebé”16 (Ainsworth y Bell. y que la interacción entre ambos es un aspecto fundamental en el desarrollo de un vínculo de calidad. 1964. Como resultado de esta investigación observacional se presentaría la primera forma de clasificación de los patrones de apego. 1963. pronto se vio confirmado metodológicamente por estudios observacionales de Ainsworth. tal y como fue definido por Bowlby. 1967. además que en los aspectos metodológicos de esta situación experimental será utilizada como instrumento de medición del presente proyecto de investigación. sonrisas) y las conductas de acercamiento (aferramiento. 2004 p.de apego. 2008 p.. considerando las diferencias individuales. Resulta imprescindible hacer referencia a Mary Ainsworth (1913-1999). (1976) citado en Escobar. Alfredo Olivia Delgado. Universidad de Sevilla.9 Ainsworth y Bell. Con esta breve reseña histórica es posible apreciar que el origen de la teoría del apego está constituido por los diversos planteamientos teóricos realizados por los 14 15 Bowlby. 2008 p. citado en Melero. 1976) El concepto de apego. por el avance que sus investigaciones aportaron en la operacionalización del apego y en el estudio de las diferencias individuales en la calidad del vínculo.

Anxiety and Anger (1973) y Loss (1980). sin embargo. Todos estos obras de su autoria. Los postulados básicos de esta teoría pueden resumirse en los siguientes puntos:  Las personas. 2008 p. cuentan con conductas innatas con una fuerte base biológica que favorecen su supervivencia. que contemplan tanto sus ideas como las investigaciones y planteamientos de otros autores. los cuales coincidieron tanto en algunos aspectos como en otros no. Valencia. 17 Postulados Básicos de la Teoría del Apego Bowlby sienta las bases de la teoría del apego en su trilogía Attachment and Loss: Attachment (1969).33 16 . Departamento de Psicologia Evolutiva y de la Educación. A continuación se presenta el cuerpo conceptual de la Teoría del Apego plateada por los siguientes autores John Bowlby y Mary Ainsworth. pero se pueden modificar adaptativamente a nivel ontogenético en interacción con nuestro entorno. Pero.  Las conductas innatas son fruto del aprendizaje filogenético. España: Universidad de Valencia. La relación de pareja.autores interesados en la materia durante este periodo post segunda guerra mundial. Dinámicas de Interacción y Actitudes Amorosas: Consecuencias sobre la Calidad de la Relación. Apego. es posible apreciar que cada uno de estos postulados han servido de inspiración de las ideas para la construcción de este desarrollo teórico del apego.  Los patrones tempranos de relación con los cuidadores principales se interiorizan y gobiernan las sucesivas pautas de relación con otras personas. 17 Reme Melero Cavero. la modificación de estas conductas instintivas se realiza en función de la meta perseguida.  En nuestra especie. por medio de sistemas homeostáticos que se autorregulan. al igual que otras especies animales. Tesis doctoral.

calor…). mientras que en los progenitores aparecen las conductas de cuidado. 18 López (1993) y López y Ortiz (1999) citado en Melero.  Los seres humanos están motivados para mantener un equilibrio dinámico entre la conservación de la familiaridad.33) Profundizando en lo relacionado a las principales funciones del vínculo de apego18. mientras el niño adquiere la capacidad de autorregulación. 1999 citado en Melero. al mantener a la cría en contacto con el cuidador principal. la madre constituye su ego y su superego. Los niños pequeños necesitan desarrollar una dependencia segura respecto a sus padres. sed. sueño.  Durante los primeros años. Esta función se manifiesta. antes de poder enfrentarse por sí mismos a situaciones desconocidas. (Cassidy. 2008 p. encargado de satisfacer sus necesidades fisiológicas (alimentación. más que como un signo de inmadurez que necesita ser superado en la edad adulta”. afectivo y social. las conductas reductoras de estrés y las antitéticas de exploración y búsqueda de información. 2008 p. Desde un punto de vista objetivo. López (1993) y López y Ortiz (1999) recogen la literatura sobre el tema y concretan las siguientes funciones: I. caracterizándolo por experimentar el proceso de individuación dentro de un contexto relacional. “…desde este marco teórico el apego es considerado una característica normal y saludable del ser humano a lo largo de su ciclo vital. Estos postulados son un resumen de la descripción global de la esencia del ser humano. filogenético. la función principal del sistema de apego es asegurar la supervivencia de la especie.34 17 . en la complementariedad de conductas entre cuidadores y crías: las crías muestran conductas que atraen la atención del cuidador. mantenimiento o pérdida de los vínculos de apego.  La mayoría de las emociones intensas surgen en torno a la formación.

que permita su progreso en el área cognitiva. el conocimiento social y el acceso a modelos de identificación a través de la interiorización del modelo observado. al tener la capacidad de convertirse en juego placentero.Desarrollo de capacidades sociales a través de la interacción. y no es posible conceder mayor importancia solo a uno de estos 18 . ya sea la relación con el ambiente o la interacción confiada con los demás. . para otros autores tales como Sroufe y Waters (1977) y Bartholomew (1990) el objetivo principal del sistema de apego es la consecución del “sentimiento de seguridad”.Ofrecer y regular la estimulación necesaria acorde al desarrollo evolutivo del niño. .Proporcionar placer: las conductas de apego tienen también un fin en sí mismas. Es aquí donde el niño mantiene formas de contacto íntimo (besos. Estos autores también plantean III. Desde un punto de vista subjetivo. . abrazos. Mientras para Bowlby (1979) los vínculos cumplen una función adaptativa al regular el sentimiento de malestar producido por el estrés ambiental.II. funcionan como una base de seguridad desde la cual explorar el mundo. ontogenético. De este modo. la función del apego es la búsqueda de seguridad física y emocional a través de la presencia y el contacto con las figuras de apego. Otras funciones complementarias: .Fomento de la salud física y psíquica mediante el fomento del sentimiento de seguridad y confianza. tales como la empatía. social y afectiva. Considerando que esta búsqueda de seguridad tiene una principalmente psicológica connotación En resumen el sistema de apego cumple funciones tanto biológicas como psicológicas. caricias) y sistemas de comunicación desformalizados que posteriormente mediatizarán todas las experiencias afectivas y sexuales.

Ainsworth (1989) describe que los vínculos afectivos. 6. se caracterizan por: 1. 19 Bowlby (1976). Ella destaca el último criterio. puesto que sería un error y una extrapolación reduccionista. y revisando los postulados básicos expuestos. Bowlby (1976)19 hace una distinción entre la figura central de apego y las figuras subsidiarias. Por implicar a una persona específica no intercambiable por nadie 3. Las figuras de apego y fases del desarrollo de la conducta de Apego según Bowlby (1976) La figura de apego generalmente es aquel cuidador de un infante que podría brindar en cierto grado lo que se denomina la base segura y que estaría dada por el sentimiento de seguridad y tranquilidad que se deriva de la relación con el otro.9.aspectos. citado en Escobar. el cual puede variar de acuerdo a las condiciones personales y ambientales 5. deberían estar presentes estos 6 criterios. 2008 p. mencionando que es necesario que dentro de la relación el sujeto perciba sensación de seguridad para poder hablar de un específico vínculo de apego. Por el deseo de mantener proximidad y contacto con la otra persona. Por su significado emocional 4. un olvido de la complejidad del ser humano Para complementar. Por el malestar experimentado ante la separación de dicha persona. incluso si esta separación es voluntaria. incluido el de apego. 19 . Por la búsqueda de seguridad y consuelo en la persona Según esta autora para considerar un vínculo como apego. Su persistencia a lo largo del tiempo 2.

Fase 2 “Orientación y señales dirigidas hacia una o más figuras discriminadas”: El bebé continúa comportándose de forma amistosa con las personas. Sin embargo la capacidad de distinguir una persona de otra es nula o sumamente limitada. normalmente es quien brinda los cuidados o quien se percibe más capaz de hacer frente a la situación. (1976) citado en Escobar. algún familiar). aproximadamente. 20 Bowlby.Figura de apego central: por lo general es la madre o sustituto materno. Figura de apego subsidiaria: Son aquellas figuras a las que el niño podría recurrir cuando no sabe donde se encuentra la figura central de apego (Ej. hasta los seis meses. apoyo y consuelo. aprehensión. pero es más notoria con la figura materna. Esta fase se puede prolongar hasta las doce semanas. 20 . alzamiento. 2008) también define que existe un proceso en el que se establece el apego el cual divide el desarrollo de la conducta de apego en cuatro fases y destaca que debe tenerse en cuenta que las mismas no tienen límites estrictos entre unas y otras. Esta fase se prolonga. Fase 1 “Orientación y señales sin discriminación de la figura”: El bebé se comporta de manera característica con cualquier persona. 2008 p. ejecutando señales tales como: movimientos oculares de seguimiento. 20 Fases Del Desarrollo De La Conducta De Apego Bowlby (1976 citado en Escobar. Manifiesta cierta orientación hacia ellas. sonrisas y balbuceos. en el sentido de brindar protección. 10. Estas sólo podrían convertirse en centrales en el caso de ausencia prolongada o permanente de la madre.

Fase 4 “Formación de relaciones recíprocas”. Este proceso permite la conformación de representaciones mentales de la figura de apego. moviéndose de una manera más o menos previsible. de sí mismo y del contexto. en base a la literatura revisada. En síntesis. 2008 p. 2008). a partir de un proceso en el cual el niño va internalizando las experiencias tempranas con su cuidador. todas ellas fruto de experiencias concretas (Casulla y Fernández (2005) citado en Escobar.Fase 3: “Mantenimiento de la proximidad con una figura discriminada por medio de la locomoción y de señales”: El bebé discrimina cada vez más el modo de tratar a la gente. 21 . 21 Casulla & Fernández. una relación de mutualidad. se entiende que el apego en el niño con su figura primaria se lleva a cabo durante un largo periodo que comprende principalmente desde el nacimiento hasta los 3 años de vida. Las experiencias vivenciadas en esta relación son internalizadas y dan lugar a modelos o prototipos de comportamiento psicosocial. Organización de los patrones de apego 21 El concepto de apego se refiere al vínculo que se forma entre un niño y su cuidador. y además su repertorio de respuestas se extiende hasta incluir el seguimiento de la madre. Una vez logrado esto. El niño va adquiriendo cierta compresión de los sentimientos y motivaciones que mueven a la madre. En esta etapa el apego hacia la figura materna es bien visible. la mamá es concebida como un objeto independiente que persiste en el tiempo y espacio. se prepara el terreno para desarrollar una relación más compleja entre madre e hijo. El desarrollo de la misma se iniciaría alrededor de los tres años o después de esta edad. (2005) citado en Escobar. Esta fase puede prolongarse hasta los dos o tres años.11.

2004 citado en Escobar. 2008).12. lo denominaron como “modelos operantes internos”. la competencia y la capacidad de ser amado por otros. Estos modelos son la base de la percepción del self y de los otros y proveen prototipos de formas de conductas o interacción para todas las relaciones sociales posteriores y son relativamente estables a lo largo del ciclo vital.11. (2004). citado en Escobar. Maldonado. (1999). Estos modelos internos incorporan dos esquemas cognitivos interrelacionados. dicha estabilidad ha sido demostrada en diversos estudios que muestran una correspondencia consistente entre las clasificaciones de apego en la infancia y las clasificaciones de apego en la vida adulta que obtuvieron los mismos grupos experimentales que fueron estudiados 22 (Fonagy. 2008 p. citado en Escobar. siendo el núcleo de las expectativas relacionadas con la posibilidad de confiar y depender de otros significativos en el mundo social. (1999). 2008). Tal como se señala estos modelos servirían guías (inconscientes) para las relaciones interpersonales en la transición de la niñez a la adolescencia y posteriormente a la adultez 23(Carrillo. Maldonado. Vega & Díaz. el primero hace referencia a un modelo de sí mismo. Saldarriaga.Estos autores hacen referencia a que las experiencias pasadas con el cuidador son organizadas en sistemas representacionales denominados modelos internos activos. y el segundo sería un modelo de los otros. Desde la teoría del apego el término original que se emplea para referirse a un sistema de representaciones sobre uno mismo en relación con los otros significativos es el de 24 “Internal Working Models”. Saldarriaga.11. Este mismo concepto ha tenido distintas traducciones. que contiene percepciones básicas sobre el valor. citado en Escobar. 25 Pinedo & Santelices (2006. la que se acaba de presentar es aquella que se expone en los escritos de Peter Fonagy (1999) cómo “modelos internos activos”. 2008 p. Fonagy. citado en Escobar. 22 . Para estos autores esta traducción sería más apropiada ya que logra mostrar las sutilezas de un mapa representacional 22 23 24 25 Fonagy. 2008). Pinedo & Santelices (2006) citado en Escobar.12. Carrillo. Vega & Díaz. 1999 citado en Escobar. 2008 p. 2008 p.

en la forma en que es utilizado desde la teoría del apego. 2008). se aprecia la importancia que radica en la relación que se establece entre el infante y su figura central de se fundamenta el modelo operativo apego. lo cual hace precisar que no es estático. ni totalmente interno. Además hace alusión a que estos mapas cognitivos operan activamente sobre el sujeto para que actúe en busca de las figuras de apego. En base a los fundamentos teóricos revisados. El término internalización utilizado por Bowlby no fue un totalmente correcto ya que este indica algo de naturaleza mecánica que consiste en hacer interno algo que ha sido externo. Pinedo Palacios & Santelices Álvarez. planes y necesidades distintas y particulares. y desde esta interacción es que interno. Interno se refiere a la acción de construir éste modelo mediante un proceso de internalización. de las figuras de apego y de su entorno. 2008). Rozenvel.cognitivo-afectivo-dinámico que ayuda al sujeto a ingresar a una realidad compartida. 23 . en realidad hace referencia a representar en la mente algo que no le ha sido ni totalmente externo. donde cada uno de los integrantes tiene una mente individual con deseos. (2006. Operante u Operativo indica el aspecto dinámico y cambiante de la representación psíquica. y que es necesario conocer o inferir para relacionarse entre sí. Pinedo Palacios & Santelices Álvarez. el cual se desarrollará de manera organizada y funcional en condiciones más o menos normales durante los primeros años de vida. (2006. que podría modificarse. Este concepto comprende las siguientes dimensiones: Modelo: que hace referencia a mapas cognitivos. esquemas que un individuo tiene de sí mismo. citado en Escobar. citado en Escobar. sin embargo.

es decir. 2001. que se construye en base a las experiencias de interacción con el cuidador principal que pueden continuar 26 Bowlby (1969/82). relativas a la afectividad del individuo. actitudes. pensamientos. citado en Melero. (2006. etc. primero durante su niñez posteriormente como adulto. en el modo en que espera ser tratado y que tratará a los demás. considera la existencia de un sistema de conducta con una motivación interna que actúa ante situaciones de estrés o dolor con el objetivo de mantener y restaurar el equilibrio homeostático del organismo.36).. componente cognitivo (modelos mentales de relación) 2. Pinedo Palacios & Santelices Álvarez. Consiste en un modelo mental o representaciones internas del sí mismo como de los demás.Por lo tanto estas experiencias relacionales de la infancia serán internalizadas por el individuo e influirán en el modo en que éste se sienta respecto a cada progenitor y consigo mismo.36 24 . Componentes Del Sistema De Apego: Cognición. presenta tres componentes interrelacionados en los que se dividía el sistema de apego: 1. Marrone. 1. Conducta y Emoción La etología del concepto “sistema de apego” desarrollado por Bowlby. Componente cognitivo (modelos mentales de relación) Integrado por todas aquellas creencias. citado en Escobar. componente conductual 3. citado en Melero. 26 Bowlby (1969/82. 2008 p. 2008 p. 2008). componente emocional A continuación se describe brevemente cada uno de ellos.

y cómo se espera que respondan. sirviendo de guía en la valoración de las situaciones sociales y en la asimilación de nuevas experiencias.37) Este modelo interno incluye expectativas. de aceptable o inaceptable. creencias y emociones sobre la accesibilidad y disponibilidad de la figura de apego. Componente conductual Son aquellos comportamientos visibles derivados de los esquemas mentales. en el modelo mental del self que uno construye.37). 2008 p. 2. un aspecto clave es la noción de cómo es. 2008 p. 2008 p.27 Bowlby.modificándose hasta la adolescencia pero que a pesar de esto constan de una base relativamente estable. un aspecto clave es la noción de quienes son sus figuras de apego. 2008 p. citado en Melero. la influencia de estos modelos mentales permite a los individuos anticiparse al futuro y hacer planes.37 25 . así como también información sobre la capacidad de uno mismo para suscitar protección y afecto de parte de las figuras de apego 28 Para Bretherton y Munholland (1999 citado en Melero. (1973 citado en Melero.37 Bretherton y Munholland (1999 ). Actúan como filtro de procesamiento a través del cual la persona selecciona. dónde las puede encontrar. que la persona activa ante una determinada situación emocional y cuyo objetivo último es el logro del equilibrio afectivo de la persona. analiza e interpreta los sucesos de índole afectiva y determinando así la forma de experimentar las emociones así como las conductas consecuentes “En el modelo de trabajo del mundo que uno tiene. uno mismo ante los ojos de sus figuras de apego”. De forma similar. (1973) citado en Melero. 27 28 Bowlby. de modo que le permitan mantener una imagen coherente tanto de sí mismo como de los demás.

ruptura y renovación de los vínculos afectivos. Apego. Desde la teoría del apego. y  Las conductas activas como la aproximación y el seguimiento. mantenimiento. Componente emocional Bowlby (1979. 2008 p. Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación. por dicho motivo. citado en Melero. La relación de pareja. el mantenimiento de un vínculo como amar a alguien y la pérdida de la pareja como duelo… y la renovación como fuente de alegría…por lo que concluye que “debido a que dichas emociones son generalmente reflejo del estado de los vínculos afectivos de las personas. 2008 p. 2008 p. 2008 p. citado en Melero.40) 32 Estos tres componentes del sistema de apego se interrelacionan entre sí. citado en Melero. 30 Muchas de las más intensas emociones surgen durante la formación. se proponen cuatro esquemas mentales de procesamiento principales: el modelo 29 30 Belsky y Cassidy (1994) citado en Melero. los cuales. 2008 p.29 Belsky y Cassidy (1994) definieron tres clases de conductas que los niños  Las conductas señalizadoras como: la sonrisa o las verbalizaciones  Las conductas aversivas como: llorar o gritar. 31Bowlby (1979. señaló que los vínculos afectivos son en parte responsables del tipo de emocionalidad que manifiesta la persona en los diversos sucesos de activación emocional a los que se enfrenta en su vida. Dinámicas de Interacción y Actitudes Amorosas: Consecuencias sobre la Calidad de la Relación. la psicología y la psicopatología de los vínculos afectivos”. son en ocasiones denominados vínculos emocionales. de modo que el modelo mental generado en las experiencias afectivas con las figuras de apego guía la interpretación de los sucesos de índole afectiva generando en determinados sucesos emociones y conductas. España: Universidad de Valencia. la formación de un vínculo es descrita como enamorarse.40 31 Bowlby (1979). Tesis doctoral. En término de la experiencia subjetiva. la psicología y psicopatología de la emoción es. 2008 p.30 26 . realizan para establecer o mantener la proximidad con los cuidadores: 3. en gran medida. Valencia. citado en Melero.40 32 Reme Melero Cavero.39).39 Bowlby (1979).

28 27 . Este consiste en separar por un tiempo breve a los infantes de su cuidador y someterlo a una situación no familiar. citado en Escobar. 33 34 Ainsworth. 2008 p. que los infantes presentaban uno de cuatro patrones de conducta. Tipos de Patrones de Apego34 1. 2008 p. 2008 p. (1971).mental seguro. citado en Castillo. llevado a cabo por Ainsworth para examinar las conductas de apego. Mantienen una percepción positiva tanto de sí mismos como de los otros. Seguro (Tipo B) Existe confianza por parte del niño hacia la figura parental. En base al diseño experimental de la Situación del Extraño. esta autora encontró varias diferencias individuales que le permitieron describir 3 patrones conductuales que eran representativos de los distintos tipos de apego establecidos.16.) a partir de la “situación extraña”. Lo cual les permitirá estar capacitados para explorar el mundo con seguridad y confianza. diseñó un procedimiento estandarizado de laboratorio para observar los modelos internos activos de los infantes. (1971). Ainsworth. citado en Escobar.16. mostrándose bien predispuestos para poder acercarse e involucrarse afectivamente con otros. el inseguro evitativo. De éste modo le fue posible observar. Cada uno de estos modos de procesamiento son el resultado de las pautas de interacción parental vividas en la infancia. el inseguro ambivalente y desorganizado. La regulación afectiva es adecuada. pero también de unos sucesos vitales determinados y unos rasgos de personalidad característicos 33 Mary Ainsworth (1971. Se sienten cómodos con la intimidad y la autonomía.

protección. Tienden a ser más cálidas. disponibilidad y atención a las señales del niño. colaboradores cuando el infante se encuentre en situaciones adversas o amenazantes. y en la interaccion intra e interpersonal suelen ser más positivas. 3. semejantes al desapego experimentado en separaciones dolorosas. desvalorizan la importancia de los vínculos afectivos. Experimentan un evidente un deseo de intimidad. Otorgan mayor importancia a la realización personal y la auto-confianza a pesar de que esto les haga perder la intimidad con otros. sin embargo no tolera la distancia de la madre. sin embargo siempre tienen una sensación de inseguridad respecto a los demás. esto debido a la inconsistencia en la atención a sus señales de necesidad de protección. Son capaces de explorar por si solos sin necesitar al cuidador. Características del cuidador Existe desatención a señales de necesidad de protección del niño. estables y con relaciones íntimas satisfactorias. lo que no le permite al niño el desarrollo del sentimiento de confianza que necesita. 2. Por este motivo se muestran bastante independientes. Desconfía de que sus padres le entregarán la ayuda necesaria o requerida por él y tiene la convicción de que no será apoyado por ellos. Inseguro-evitativos (Tipo A) Se sienten inseguros hacia los demás y tienen la creencia de que no serán aceptados por otros en base de las experiencias pasadas de abandono.Características del cuidador Demuestra cariño. Muestra limitada exploración y es altamente perturbado por la separación 28 . Inseguro ambivalente (Tipo C) No tienen expectativas de confianza respecto a la disponibilidad y respuesta de sus cuidadores. de esta forma ellos defensivamente. Prefieren evitar la vinculación ya que de esta forma también evitan experimentar el abandono. no buscan el amor ni el apoyo de otras personas. integradas y con perspectivas coherentes de sí mismo. Son niños con dificultades emocionales.

35 Según un estudio realizado por Kimelman & González (2003. 35 36 Kimelman & González.10. 2008 p. Rozenvel. lo cual a su vez irá siendo internalizado por el niño (Rozenvel. (2003).9). Constantemente se encuentran vacilando entre irritación. lo que no le permite al niño el desarrollo del sentimiento de confianza que necesita. Características del cuidador Inconsistencia en la atención de las señales de necesidad de protección del niño.13 29 . en la población general estos tipos de apego se distribuyen de la siguiente manera: Apego Seguro: 65% Apego Inseguro-evitativos: 25% Apego Inseguro ambivalente: 10% Persistencia Transgeneracional De Los Patrones De Apego 36 La transmisión transgeneracional del apego es un modelo teórico que parte de la premisa de que la representación de apego parental provee un patrón para la relación padres-hijos que servirá para estructurar el intercambio entre las díadas a nivel conductual y afectivo. citado en Escobar.presentando gran dificultad para reponerse. 2008 p. respecto a infantes que aparentemente mostraban conductas no dirigidas hacia un fin (Fonagy. citado en Escobar. Posteriormente Main y Solomon postularon una cuarta categoría la que denominaron como desorganizado o desorientados. 2008 p. (2006).13).10. acercamiento y las conductas de mantenimiento de contacto. 2008 p. resistencia al contacto. 1999 citado en Escobar. citado en Escobar. 2008 p. 2006 citado en Escobar.).

Van Ijzendoorn. serán manifestados dentro de la relación que entablaran con sus hijos. 1995 citado en Escobar.13 30 . (2001). 2008 p. brindándole posibilidad de transmitir experiencias positivas. 2008 p. Plazaola &Sainz de Murieta. se produciría porque las representaciones del apego parental. le permitirá notar las 37 Yarnoz. Speranza & Tambelli.Esto quiere decir que cada cuidador posee un modelo operativo interno que tiende a operar de forma automática. Sin embargo.37 (Yarnoz. 2008 p. comprendidas como comportamientos paternos (Ammaniti. Este tipo de interacción implica la capacidad del adulto de lograr un adecuado acceso al estado mental del niño y a partir de esto atribuirle significado corespondiente. 2001). 2008 p. 2001 citado en Escobar. se ha tratado de vislumbrar la forma del cómo los padres transmiten sus representaciones mentales de apego a sus hijos. citado en Escobar. generando así modelos operativos internos de calidad similar (Marrone. En algunos estudios de Fonagy y sus colaboradores se demostró que los adultos seguros tienen tres a cuatros veces más probabilidades de tener hijos con apego seguro. 2008 p. lo cual implica que toda nueva información recibida es asimilada a estos modelos preexistentes. Desde este punto puede definirse a la respuesta sensible como el mejor predictor de la transmisión intergeneracional del Apego. Al.13). Durante años se ha considerado como posible vehículo de transmisión a la capacidad o sensibilidad de un adulto para dar respuesta a las señales o necesidades del niño (Van Ijzendoor.13). 2004 citado en Escobar. siendo este uno de los principales supuestos de la teoría del apego (Carrillo. Arbiol. Arbiol. resultado que avala la tesis de que los adultos con apego seguro serían más sensibles a las necesidades de sus hijos. Plazaola &Sainz de Murieta.13).13). Este tipo de transmisión intergeneracional del Apego de los padres a sus hijos. El hecho de entender sus estados mentales. Este planteamiento se fundamenta en la premisa de que existe una estabilidad de los patrones afectivos a lo largo de la vida. 2000 citado en Escobar. et.

capacidad de mentalizar o función reflexiva. Así el núcleo de nuestros “selves” estaría la representación de cómo nosotros fuimos vistos.14 31 . Una característica de la respuesta sensible es la capacidad parental de ver al niño como un ser humano con su propia individualidad y su propias necesidades. 2005). es decir que sería la capacidad cognitiva que permite leer o inferir estados mentales en sí mismo o en otros y que lo más importante en el desarrollo de una organización mentalizante del self. la primera es ganar acceso al estado mental del niño y la segunda atribuirle significado a ese estado mental. poder brindarse como una base segura y permitir así el desarrollo de conductas exploratorias. así un niño con apego seguro logra percibir en la actitud reflexiva de su cuidador una imagen de sí mismo adecuada. interpretarlas y responder de manera rápida y apropiada. et al.. tanto en la infancia como en la adolescencia. 2001). Estas respuestas sensibles emitidas por el cuidador cumplen un papel muy importante en evocar un sentimiento de integración del self y de autovaloración. 2008 p. El modelo clave de los modelos operativos internos está 38 Fonagy (1999) citado en Escobar.señales que los niños envían. por esto se puede afirmar que nuestra capacidad reflexiva es una adquisición transgeneracional. es que la exploración del estado mental del cuidador sensible capacite al niño a encontrar en su mente una imagen de sí mismo motivado por creencias. 38 Fonagy (1999 citado en Escobar. en otras palabras como un ser que mentaliza. denomina a esto. 2008 p.14). y esta representación es internalizada para formar el self. a este proceso se le denomina: mentalización. poniendo de ese modo en marcha procesos afectivo-cognitivos complejos que se basan en los modelos operativos internos de los padres y en la capacidad de entender los estados mentales y reflexionar sobre ellos (Marrone. sentimientos e intenciones. llevando a cabo dos operaciones. ve así que su cuidador lo representa a él como un ser intencional. De este modo el tipo de respuesta del cuidador a las señales de malestar del niño determinará la calidad de la relación de apego que forme con su hijo (Casulla.

La importancia de estos modelos operativos internos es que determinan la forma en que determinan la forma en que las personas experimentan después el mundo. con la noción de cuan aceptable o inaceptables aparecimos ante los ojos de nuestras figuras de apego. 2006. los propios sujetos mantienen los modelos que han construido y las personas procesan la información de modo tal que sea posible sostener la existencia de sus modelos operativos internos. el modo del self y del otro no pueden ser entendido sin el uno del otro. 2001).39 (Rozenvel. de modo que a su vez influirá en la construcción de los nuevos modelos operativos internos de aquellos que pudieran estar bajo su cuidado (Marrone. Así. 2006.15 Van Ijzendoorn. pero con posibilidades de cambio (Pinedo & Santelices. et al. tendiendo a la estabilidad. enriquecidos y remodelados a lo largo de la vida. 2005). La magnitud de ésta muestra brinda un soporte fuerte a la hipótesis de la transmisión intergeneracional de patrones de 39 40 Rozenvel. 2008 p. así 40 Van Ijzendoorn (1995 citado en Escobar. citado en Escobar. se han ido desarrollado sus propios modelos operativos internos y así los lazos formados en la niñez persisten en forma de modelos en el mundo de representacional del adulto. registró en 18 estudios de 854 familias se encontró una concordancia del 75% en la persistencia transgeneracional del apego seguro.vinculado. (1995). 2006.. 2008 p. siendo reinterpretados. citado en Escobar.15). Son varios los factores que favorecerían la estabilidad de los modelos internos (Casulla. 2008 p. Marrone. 32 . Respecto a la continuidad de dichos patrones existen diversos estudios longitudinales que afirman la estabilidad de los patrones de apego.15. 2008 p.). estos tienen que ver con que los individuos tienden a seleccionar los ambientes en los cuales las creencias de sí mismo y de los demás son compartidas. Es decir que de acuerdo al modo en que los adultos fueron tratados por sus propios cuidadores desde los primeros meses de vida. 2001). citado en Escobar.15. de ésta manera.

Esta afirmación es de gran importancia para la práctica clínica. (2006). según las circunstancias a las que se enfrente el sujeto (Marrone. especialmente si en 41 Rozenvel.16).& Aviezer. las representaciones de intercambios previos influirían en lo que el individuo espera. 2000. 2008 p. 2008 p. Yarnoz. Van Ijzendoorn. siendo así. En la revisión bibliográfica realizada por Rozenvel (2006) sobre los modelos operativos internos. El monitoreo metacognitivo de las representaciones que el sujeto tiene de sí mismo y de sus figuras de apego facilita los cambios positivos y reales en los modelos operativos internos.15). es que si bien. 2008 p.16). 2006 en Escobar. más resistentes a los cambios. los modelos internos tienden a la estabilidad también pueden modificarse.. 1997. 2008 p.16 33 . Joels. sin embargo. 2001. Scharf. También resulta preciso destacar que los modelos operativos internos dependen de cómo fueron satisfechas las necesidades del infante por sus padres. se menciona dentro de los posibles factores que favorecen la estabilidad de los modelos operativos internos. sino que se forma en base a la historia de las respuestas del cuidador hacia las acciones o intenciones del infante con/hacia la figura de apego41 (Rozenvel. a la percepción de experiencias futuras con las figuras de apego. esto no implica que se trate de algo que se elabora en forma automática. Thompson. 2001 en Escobar. 2006 citado en Escobar. Rozenvel. Un punto de alta relevancia al respecto de la estabilidad de los modelos operativos internos. y de esta manera también se favorece al funcionamiento sano de el adulto (Rozenvel. 2008 p. et al. es así que las experiencias nuevas y ambiguas se interpretan de manera que sean consistentes con sus experiencias tempranas o anteriores. citado en Escobar. 2006.16). citado en Escobar. Se considera que una vez conformados los modelos operativos internos se vuelven automáticos e inconscientes. Koren-Karie. regulando de ésta forma. Esto es que.apego (Sagi. Y esto es en última instancia lo que le da un valor extraordinario desde una perspectiva clínica y al estudio de las historias de patrones de apego. Mayseless. al proceso de asimilación.

2005). Sin embargo los modelos operativos internos continúan existiendo a lo largo de la vida y permanecen relativamente estables (Van Ijzendoorn & Zuart-Woudstra. Casulla & Fernández. entre las que se encuentra la de lograr la separación de sus padres buscando mayor independencia. en la cual el adolescente busca lograr una mayor independencia de los cuidadores primarios con el fin de adquirir mayores niveles de autonomía y diferenciación.este proyecto de investigación nos dirigimos a la población de madres adolescentes. psicológicos y sociales que se producen. Dado que la adolescencia es una etapa evolutiva en la que la joven tiene diferentes tareas propias de su edad. El resultado de una investigación con 31 adolescentes tempranos 34 . ya que nos brinda herramientas para favorecer la calidad del establecimiento de nuevas relaciones de apego. La adolescencia ha sido enfocada desde diversas escuelas y teorías psicológicas. dentro de ellas encontramos a la Teoría del Apego. de éste modo los vínculos de apego se transforman y son gradualmente transferidos al grupo de pares y a la pareja (Penagos. un período de crisis. De este modo los patrones de apego se van modificando para dar paso a las nuevas relaciones que se van estableciendo en el curso de la vida. Adolescencia y Apego La adolescencia es una etapa del desarrollo en la que la joven se encuentra en un período de transición entre la infancia hacia la adultez. Carrillo & Castro. 1995). Desde la perspectiva del Apego. Rodríguez. 2006. la adolescencia es definida como una etapa de transición. es en sí misma. pero pueden mantenerse en condiciones de cierta estabilidad. donde busca consolidar su identidad. Este periodo es considerado como una etapa de crisis por los grandes cambios físicos. se constituye en un período en el que los patrones de apego construidos en la infancia pueden ser revisados y reajustados.

retest a los 10 años (infancia tardía) y luego a los 14 años (adolescencia temprana) se encontró una estabilidad considerable del tipo de apego (el 74% en el caso de apego seguro). et al. comienzan a formar relaciones significativas con pares e incursionan en el mundo de las relaciones románticas (Penagos. Una de las posibilidades que brindan los vínculos con los pares es lo que diversos teóricos del apego han denominado las relaciones románticas. Esto indicaría la importancia de los patrones de apego con las figuras primarias y la estabilidad que mantienen a pesar de los cambios y reajustes que se produce en ésta etapa. así también favorecen el desarrollo y el logro de la identidad sexual (Casulla & Fernández. 2005). Speranza & Tabelli. 2006. Estas relaciones románticas. con la existencia de un amor idealizado” (Baeza. sexuales. Póo. afectivos y cognitivos) (Ammanti. Existirían elementos comunes entre las relaciones del niño con sus cuidadores y la relaciones románticas. Vásquez. Muñoz & Vallejos. favorecerían el autoestima y la competencia social. Van Ijzendoorn. considerando que en esos 4 años es un periodo en el que el joven se enfrenta a la mayor cantidad de cambios (corporales. la intimidad. 2000). Este es uno de los desafíos más importantes de esta etapa. De esta forma durante la adolescencia los individuos sienten la necesidad de separarse de las figuras primarias de apego. ya que se produce una transformación de relaciones asimétricas en relaciones mutuas mucho más simétricas (Casulla & Fernández. es un patrón de interacciones y asociaciones entre dos personas. 2007. 2005). la búsqueda de confianza y 35 . son importantes ya que. voluntariamente asumidas cuya duración puede ser breve o prolongada.44). p. Casulla & Fernández (2005) mencionan las siguientes características que le serían propias. Casulla & Fernández.. estas serían: la necesidad de mantener el contacto físico. 2005). Al respecto. Este término se refiere al hecho de que “las adolescentes justifican la actividad sexual e incluso el embarazo.mostró que luego de realizar una evaluación test.

la inestabilidad y el bajo compromiso en la relación (Baeza. En un estudio llevado a cabo en Colombia con adolescentes. Éste elemento es determinante para el inicio de las relaciones sexuales que se asocia al no uso de anticonceptivos. Póo. et al. fueron explicados por las autoras por la tendencia a percibir las relaciones románticas como pasajeras e inestables. & Muñoz. pero también se caracteriza por ser inestable e inmadura. Este tipo de relación se da en un contexto significativo para la adolescente desde lo afectivo. 2005. pasión y satisfacción global (Penagos. que reconocen las propias adolescentes en tanto aumentarían las probabilidades de embarazo. Estos niveles bajos en las escalas de conflicto y compromiso.seguridad. por lo que con frecuencia el embarazo marca el término 36 . et al. la presión del hombre para la actividad sexual.. Este amor idealizado justificaría la entrega completa de la adolescente a su pareja. Capel. 2005). 2005) aumentando significativamente la posibilidad de un embarazo. 2006). et al. Vásquez. 2005). por lo que no ven la necesidad de invertir un alto nivel de compromiso en ellas y optan así por la búsqueda de satisfacción y gozo en ese corto tiempo. se encontró que las relaciones románticas eran explicadas en su mayoría por las relaciones de apego con su madre y con sus pares.. y niveles altos en las escalas de cuidado. la responsividad y la ansiedad de separación y sentimientos de depresión y tristeza ante la pérdida (Penagos. Baeza. La muestra reportó niveles bajos en las escalas de compromiso y conflicto. 2007. Tuma. que les permite de alguna manera asegurar la proyección de su relación afectiva (Póo. Baeza. y la eventualidad que el posible embarazo se proyecte en forma positiva. et al. ya que las mismas surgen por una necesidad de los adolescentes de explorar su ambiente y ampliar su círculo social constantemente. validando en algunos casos. & Zúñiga... la familiaridad. Llano.. et al. 2006). Póo. El amor romántico constituiría uno de los factores de riesgo individual. ya que en este contexto darían cuenta de la falta de confianza en la pareja (Baeza.

En éstos casos la joven se enfrenta con una doble crisis. 2007). Según esta autora se ha incrementado el número de embarazos como resultado de relaciones esporádicas. este entrecruzamiento de situaciones vitales nos anticiparía.. responsabilidad y estabilidad emocional. se generan en ellas una serie de conflictos que obstaculizarían sus habilidades parentales y el poder proveerles de un ambiente socio emocional propicio. sin incluir la maternidad como una de ellas. La literatura menciona una serie de tareas propias de la etapa de la adolescencia. Cuando esta crisis se presenta en la adolescencia se constituye en un acontecimiento que irrumpe en una etapa del desarrollo en la que la joven se encuentra atravesando una crisis propia de esa etapa evolutiva. según Grisolía (2005). Maternidad adolescente y Apego El embarazo es considerado una etapa de crisis vital. laboral y económica. que generalmente las adolescentes no han conseguido aún. La misma autora considera que al no encontrarse preparadas para este paso a la maternidad. ya que esta requiere altos niveles de madurez. El proceso de separación individuación es de gran relevancia en las madres adolescentes ya que puede constituirse en un potencial conflicto entre las responsabilidades propias de la maternidad y el desarrollo normal del self del adolescente (Aiello & Lancaster. debido a los cambios que se producen en la mujer que espera un hijo.de la misma (González. 37 . 2004). que el proceso de vinculación madre-hijo será diferente en este grupo de madres que el del grupo de madres adultas. aminorar sus culpas ante la familia y la sociedad frente a la transgresión de las normas sociales. por lo que asumir la maternidad en esta etapa implica diferentes riesgos tanto para los padres como para el bebé (Carrillo et al. buscando a través de estas conductas impulsivas. 2003).

Sobre la interacción que se produce entre la madre adolescente y su bebé. cuando en la población general se encuentra en el 55-65% (Broussard. Maxwell & Weed. como la abuela. la literatura nos muestra que existirían dificultades en la calidad del vínculo (Hamel. Así mismo plantean como una limitación de la investigación el no evaluar las otras figuras de apego del niño. 2000). que pertenecían a un nivel socioeconómico bajo. madre adolescente-bebé. 1995)..20 años. En éste estudio consideran como una posible explicación de las dificultades vinculares el hecho de la mayoría de las madres vivía con sus padres. et al. En una muestra de 38 madres adolescentes se encontró sólo el 23. En este estudio se enfatizó que la disfuncionalidad en la relación madre adolescente-hijo surge por tres elementos: falta de información sobre las necesidades y habilidades infantiles. Borkowski. 2005). falta de habilidades en el trato con el niño y elevado estrés unido a falta de apoyo social. Al respecto existen estudios que muestran dificultades en estas jóvenes madres para brindarles la estimulación necesaria para el buen desarrollo de éstos niños. Whitman.7% de las díadas con apego seguro. se encontró que el apego dentro del primer año de vida que el 45% de las díadas presentaban apego desorganizado y solo el 31% apego seguro (Lounds. pudiendo ser que a partir de esto se pudiera explicar el alto porcentaje de apego desorganizado encontrado. principalmente se ha destacado la falta de estimulación en lo que respecta a lo 38 . mayor al encontrado en la población general. afectando al desempeño de habilidades parentales por lo que continuarían en sus roles adolescentes. donde las madres tenían un promedio de edad de 17. 2001). Una investigación más reciente revela que en una muestra de 78 díadas. Diversos trabajos muestran un alto porcentaje de apego inseguro encontrado en estas díadas. ya que al convivir con ellas es difícil determinar quién es la figura primaria de apego del niño. Cabe mencionar una investigación realizada en Chile en la que se propone una estrategia de intervención desde una perspectiva integradora donde se tuvo en cuenta la instancia de apoyo psicosocial para las adolescentes embarazadas (Muñoz Cherevau.

es la negligencia o el maltrato. Diversos autores afirman que en algunos casos el embarazo en adolescentes termina en un niño aceptado pero no deseado. Como indicador de morbilidad se utilizaron las hospitalizaciones. 2000).verbal. p. tema que es posible encontrar en diversas investigaciones sobre los riesgos de los hijos de madres adolescentes. lo que contradice a la literatura que existe al respecto. los factores de riesgo se refieren a “la presencia de situaciones contextuales o personales que incrementen la probabilidad de que las personas desarrollen problemas emocionales. por lo que consideran que al hablar de los hijos de madres adolescentes uno puede pensar que son niños de mayor riesgo (Molina. 30. Otro concepto de gran importancia en el tema de maternidad adolescente es el de riesgo.2).2% de los niños fueron hospitalizados una o más veces y dentro de las causas de 39 . conductuales o de salud” (Hein. 2000). Una de las hipótesis que plantean dichas autoras sobre la contradicción en los datos recogidos fue el modo en el que se recolectó la información. Uno de los riesgos que presentan éstos niños. ya que al ser escogidas las díadas desde los consultorios en los controles médicos de los niños. 2006) con una muestra de 12 madres adolescentes se encontró un predominio de vínculo seguro. 2003. se hipotetizó que la muestra podría ser sesgada. Hamel. finalmente la muestra fue de 293 madres. Hamel. ya que el hecho de que los niños hayan sido llevados a control. Sobre este tema es representativo un estudio de seguimiento realizado por CEMERA (Centro de Medicina Reproductiva y Desarrollo Integral del Adolescente de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile) en el año 1989 a un cohorte de 500 madres adolescentes cuyos partos fueron atendidos entre 1981-1985. En una investigación (Espinoza & Vásquez. 2004. éstas jóvenes madres presentarían hacia el niño menor cantidad de vocalizaciones (Espinoza & Vásquez. puede indicar una preocupación manifiesta de la madre hacia su hijo. 2006.

2003). 40 . Las causas de estos accidentes fueron explicados por descuidos de los adultos encargados del cuidado del niño.hospitalización los accidentes y violencia ocuparon el cuarto lugar. 5 a 6 años. Existen estudios que afirman que en Chile el 54% de los niños que ingresan a hogares de protección por abandono tardío. Aspectos psicosociales del embarazo adolescente Como ya se expuso anteriormente. pudiendo indicar negligencia en su cuidado (Luengo & González. 2000). colocados por el Servicio Nacional de Menores. son hijos de madres adolescentes que se declararon incapaces de asumir su cuidado (Hamel. significando el 25% de los casos. para el desarrollo de la teoría de la mente el papel del cuidador es central y la capacidad de respuesta sensible del mismo se verá afectada por la forma en que internalizó las experiencias tempranas con sus cuidadores. se hace necesario tener en cuenta variables psicosociales que diversos estudios han demostrado afectan ya sea favoreciendo o obstaculizando una buena vinculación madre-hijo.

.III.METODOLOGÍA 41 .

p.104) Diseño de investigación No experimental . P. (Hernández et al. características y perfiles de este grupo etáreo en su condición de embarazo. p. 102 .F. 205) 44 Longitudinal de evolución de grupo (cohorts) Es un estudio que recaba datos en diferentes puntos del tiempo para realizar inferencias a cerca del cambio. En el caso del presente estudio seria enfocado a madres adolescentes de entre 14 y 17 años. México D. Metodología de la Investigación 4ª edición. 2006. situación o contexto estudiado. 2006. generalmente podría ser por la edad o la época.Longitudinal de evolución de grupo 43 No experimental Estudios que se realizan sin manipular deliberadamente las variables y en los que solo se observan los fenómenos tal como se dan. 218 42 . para después analizarlos. (Hernández et al. en este caso el embarazo adolescente.. vinculados de alguna manera o identificados por una característica en común.Tipo de Estudio 42 Descriptivo: Ya que se describirá el fenómeno. 42 La primera recolección de datos sería en proceso de selección las Hernández. McGraw-Hill. para posteriormente poder llevar a cabo un análisis de variables relacionadas con la hipótesis y pregunta de investigación. 2006. Fernández. p. C.1. 5 43 Hernández et al. p. 205 44 Hernández et al. p. Durante el desarrollo de un estudio descriptivo se puede visualizar algunas predicciones incipientes. especificando las propiedades. en su contexto natural. 2006. sus causas y sus efectos. 2006.. R. El interés del investigador será examinar estos cambios a través del tiempo en subpoblaciones o grupos específicos. & Baptista.

El número de díadas con madres adolescentes. 1999). el día posterior del nacimiento. 2. La participación en el estudio es voluntaria. que hayan sido atendidas en el consultorio sur de Iquique durante el año 2012 Población Madres adolescentes de entre 14 y 17 años. La Situación del Extraño y Parental Bonding Instrument (PBI). que tengan hijos de 12 a 18 meses..adolescentes embarazadas según los criterios de inclusión. Y en una tercera instancia. se realizaría una última recopilación de datos en base a la aplicación de instrumentos. que se estudiará en esta investigación está establecido por un N=30 díadas. 43 . la segunda seria al aplicar la Pauta de evaluación relacional madres-recién nacidos (Kimelman. atendidos en el consultorio sur de Iquique durante el año 2012. que hayan sido atendidas en el consultorio sur de Iquique durante el año 2012 Muestra 30 diadas.Determinación de los Participantes de la Investigación Universo Todas las madres y sus hijos de 12 a 18 meses. se contacta telefónicamente a las madres seleccionadas según los criterios de inclusión y se les explica de manera simple el objetivo de la siguiente investigación a fin de facilitar el consentimiento informado. cuando sus hijos cumplan 12 meses. La selección de la muestra se realizó en base a una revisión exhaustiva de las fichas médicas para preseleccionar aquellas que cumplían con los criterios de inclusión. cada una considera a una madre adolescente de entre 14 y 17 años y su hijo/a de 12 a 18 meses.

Chile: Universidad de Chile. Lo cual les permitirá estar capacitados para explorar el mundo con seguridad y confianza.Definición de las Variables 3. 1971. Apego Inseguro: Inseguro-evitativo / Inseguro ambivalente / Desorganizados Apego Seguro (Tipo B) Existe confianza por parte del niño hacia la figura parental. Tesis (Magister en Psicologia Clínica Infanto – Juvenil). 2008 p. se consideran 2 criterios de exclusión de la muestra:  La presencia de un diagnóstico psiquiátrico grave  Sospechar que el embarazo fuese producto de un abuso sexual 3. 28 44 . mostrándose bien predispuestos para poder acercarse 45 Ainsworth.Definición conceptual de las variables: 45 Patrones de apego: Apego Seguro.. Santiago. citado en Daniela Castillo Montes. Mantienen una percepción positiva tanto de sí mismos como de los otros.. Facultad de Ciencias Sociales.1.Los criterios de inclusión en la muestra son los siguientes:  Tener entre 14 y 17 años de edad  Debe corresponder a su primer embarazo  La edad de su bebe sea de 12 a 18 meses En base a la información de la ficha médica de la madre. Descripción de los Patrones de Apego de Madres con Depresión Postparto y sus Hijos Lactantes de entre 2 y 15 meses. La regulación afectiva es adecuada.

desvalorizan la importancia de los vínculos afectivos. Por este motivo se muestran bastante independientes.e involucrarse afectivamente con otros. disponibilidad y atención a las señales del niño. no buscan el amor ni el apoyo de otras personas. Tienden a ser más cálidas. lo que no le permite al niño el desarrollo del sentimiento de confianza que necesita. integradas y con perspectivas coherentes de sí mismo. Prefieren evitar la vinculación ya que de esta forma también evitan experimentar el abandono. 45 . Se sienten cómodos con la intimidad y la autonomía. Chase-Lansdale y Brooks-Gunn Características del cuidador Demuestra cariño. de esta forma ellos defensivamente. Características del cuidador Existe desatención a señales de necesidad de protección del niño. protección. sin embargo no tolera la distancia de la madre. semejantes al desapego experimentado en separaciones dolorosas. colaboradores cuando el infante se encuentre en situaciones adversas o amenazantes. estables y con relaciones íntimas satisfactorias. y en la interacción intra e interpersonal suelen ser más positivas. - Apego Inseguro: Inseguro-evitativo / Inseguro ambivalente / Desorganizados 1. Son capaces de explorar por si solos sin necesitar al cuidador. Inseguro-evitativos (Tipo A) Se sienten inseguros hacia los demás y tienen la creencia de que no serán aceptados por otros en base de las experiencias pasadas de abandono. Son niños con dificultades emocionales. Otorgan mayor importancia a la realización personal y la auto-confianza a pesar de que esto les haga perder la intimidad con otros. Desconfía de que sus padres le entregarán la ayuda necesaria o requerida por él y tiene la convicción de que no será apoyado por ellos.

resistencia al contacto. Historia de los patrones de apego en madres adolescentes y su relación con el riesgo en la calidad de apego con sus hijos recién nacidos. Departamento de Psicologia Evolutiva y de la Educación. sin embargo siempre tienen una sensación de inseguridad respecto a los demás. Desorganizados 47 Son aquellos “infantes que aparentemente muestran conductas no dirigidas hacia un fin” (Fonagy. Inseguro ambivalente (Tipo C) No tienen expectativas de confianza respecto a la disponibilidad y respuesta de sus cuidadores. 46 . Citado en María Escobar. 2008 p. pero necesita la aprobación de los otros. acercamiento y las conductas de mantenimiento de contacto. En sus necesidades afectivas se puede apreciar que aparentemente no intima afectivamente.17). 46 3. Muestra limitada exploración y es altamente perturbado por la separación presentando gran dificultad para reponerse. punitivo. Se caracterizan por la búsqueda de cercanía combinada con puede ser cuidador evitación lo cual se manifiesta en conductas extrañas. compulsivo. esto debido a la inconsistencia en la atención a sus señales de necesidad de protección. Apego. Experimentan un evidente un deseo de intimidad. Facultad de Ciencias Sociales. M. 1999) citado en Escobar.2. 2008 p. Tesis doctoral. Constantemente se encuentran vacilando entre irritación.82 47 Fonagy. Dinámicas de Interacción y Actitudes Amorosas: Consecuencias sobre la Calidad de la Relación. 46 Reme Melero Cavero. lo que no le permite al niño el desarrollo del sentimiento de confianza que necesita. Valencia. (1999). Tesis (Magister en Psicologia Clínica Infanto – Juvenil). 2008 p. España: Universidad de Valencia. sumiso.17. Características del cuidador Inconsistencia en la atención de las señales de necesidad de protección del niño. Su actitud general seria una dependencia encubierta con sus actitudes de distancia. La relación de pareja. Chile: Universidad de Chile. controlador. Su modelo mental se caracteriza por la desorientación en el manejo de cuestiones emocionales. Santiago.

47 .2.Descripción de o los Instrumentos. Esta investigación fue desarrollada en 1960 por Ainsworth como parte de un estudio longitudinal del proceso de apego. 1999) Diseño experimental de la Situación del Extraño (Mary Ainsworth) Parental Bonding Instrument (PBI) 4.Características del cuidador Puede existir presencia de trastornos severos en los cuidadores.. Se realiza con niños generalmente a partir de unos 12 meses de edad. maltrato o negligencia en los cuidados. El niño vivencia abuso. 4. momento en que la relación debe estar claramente establecida. La Situación del Extraño (Mary Ainsworth) También conocida como la “situación extraña” es un proceso que implica estudiar al niño en su interacción con la madre y con un adulto (extraño) en un entorno no familiar.1.. 3.Definición Operacional de las Variables    Pauta de evaluación relacional madres-recién nacidos (Kimelman.

Está diseñada para comprobar la calidad de la relación entre el bebé y su cuidador/a o madre, por lo que durante la observación es de especial interés las reacciones del niño al separarlo de la madre y cuando vuelve a reunirse con ella. Procedimiento de la “Situación Extraña”. (Ver ANEXO 3). El método consta de 8 episodios que son: Número Personas de presentes Duración episodio 1 Madre, bebé y 30 minutos. observador. Madre y bebé. 3 minutos 2

Breve descripción de la acción

El observador introduce a la madre y al bebé en la sala experimental, y sale. La madre no participa mientras el bebé explora. Si es necesario, se estimula el juego pasados dos minutos. Desconocido, 3 minutos Entra el desconocido. 1º minuto: el madre y bebé. desconocido permanece en silencio. 3 2º minuto: el desconocido conversa con la madre. 3º minuto: el desconocido se aproxima al bebé. Después de 3 minutos la madre sale discretamente. 4 Desconocido y 3 minutos o 1º episodio de separación. La conducta bebé. menos.* del desconocido se coordina con la del bebé. Madre y bebé o 3 minutos Primer episodio de reencuentro. La 5 más. madre entra, saluda, y reconforta al bebé. Después intenta que vuelva a jugar. La madre sale entonces despidiéndose. 6 El bebé solo. 3 minutos o 2º Episodio de separación. menos.* Desconocido y 3 minutos o Continúa la segunda separación. El 7 bebé. menos. ** desconocido entra y coordina su conducta con la del bebé. Intenta interactuar con él. Madre y bebé 3 minutos. 2º episodio de reencuentro. La madre 8 entra, saluda al bebé, y le coge en brazos. Mientras tanto, el desconocido sale discretamente. * El episodio se recorta si el bebé está excesivamente angustiado.

48

** El episodio se prolonga si necesita más tiempo para que el bebé se reincorpore al juego. Al terminar la observación se siguen tres pautas para describir a los bebés que han pasado por este procedimiento:

Pauta A.- (Patrón de apego Evitante) Los bebés incluidos en esta pauta se describen como inseguros- rehuyentes. Muestran poca angustia ante la separación y cuando la madre vuelve tienden evitarla. Pauta B.- (Patrón de apego Seguro) Se consideran que tienen un apego seguro con la madre. Se sienten lo suficientemente seguros para explorar libremente durante los episodios antes de la separación. Muestran angustia cuando la madre se va y reaccionan con entusiasmo cuando vuelven. a

Pauta C.- (Patrón de apego Coercitivo) Se denominan inseguros-ambivalentes. El bebé da muestra de angustia a lo largo de todo el procedimiento, especialmente durante la separación. Al reunirlo con la madre se produce una mezcla de liberación, alegría y enfado.

4.2.48Parental Bonding Instrument (PBI)

Elaborado por Parker, Tupling & Brown, en la Universidad de New South Wales, Australia, en el año 1979. Fue validado en Chile por Albala & Sepúlveda (1997). Estandarizado por Dávila, Ormeño & Vera (1998) en la población de entre 16 y 64 años del Gran Santiago.

48

Parker, Tupling & Brown, (1979) citado en María Escobar. Historia de los patrones de apego en madres adolescentes y su relación con el riesgo en la calidad de apego con sus hijos recién nacidos. Tesis (Magister en Psicología Clínica Infanto – Juvenil). Santiago, Chile: Universidad de Chile, Facultad de Ciencias Sociales, 2008 p.35 - 37

49

Consiste en un cuestionario de auto-reporte, el cual evalúa las relaciones con los padres durante la infancia, y permite traducir sus dimensiones en las clásicas categorías de apego (Martínez y Santelices, 2005).

La consigna consiste en solicitar al sujeto que elija aquella alternativa que mejor describa la relación con su madre o cuidador principal.

Consta de 25 afirmaciones, las que componen dos escalas:

Cuidado: afectuosidad, contención emocional, empatía, cercanía y en el caso de tener baja puntuación, como frialdad emotiva, indiferencia y negligencia.

Sobreprotección: control, sobreprotección o intrusión, contacto excesivo, infantilización y prevención de la conducta autónoma.

El puntaje de ambas escalas permite elaborar cinco tipos de vínculos parentales: “Vínculo óptimo” (optimal bonding); “Vínculo ausente o débil” (absent or weak bonding); “Constricción cariñosa” (affectionate constraint) “Control sin afecto” (affectionless control).

Por último se clasifica en Vinculo Promedio, aquél que obtiene en ambas escalas un puntaje promedio.

Si uno sigue las normas que se establecen a partir de la estandarización, se debe tener en cuenta la posibilidad de que se generen cuatro posibles vínculos caracterizados por tener un puntaje promedio en una escala y un puntaje extremo en la otra; generándose así las siguientes opciones:

50

Vera. Greppi & Gloger. Dávila. 37 (anexo 3) 51 . Cada afirmación es seguida por una escala de puntaje: Muy en desacuerdo: 1 Moderadamente en desacuerdo: 2 Moderadamente de acuerdo: 3 Muy de acuerdo: 4 49 Melis. 2001). 49 Esta diferencia en el uso se apoya en la estandarización del instrumento. p. Ormeño. Dávila. los sujetos más jóvenes percibían a sus padres como más cuidadosos que los sujetos de mayor edad. (2008). En el presente estudio para considerar si el puntaje bruto era alto o bajo en cada una de las dimensiones. PARENTAL BONDING INSTRUMENT (PBI) (Ver ANEXO 4). dando esto lugar normas diferenciadas por edad (Melis. se tomaron en cuenta las “Normas Diferenciadas por Edad Escala de Cuidado Madre”. Ormeño. cada una de las cuales se refiere a cómo recuerda usted a su madre en su infancia. Greppi & Gloger. En el caso del cuidado.Cuidado promedio alto o baja sobreprotección y Sobreprotección promedio y alto o bajo Cuidado. en el cual se encontró diferencias en la variable edad respecto a la dimensión Cuidado. Vera. del rango de 16 a 19 años y en el caso de la escala de sobreprotección se corrigió según las “Normas Generales Escala de Sobreprotección Madre”. 2001 citado en Escobar. INSTRUCCIONES Este cuestionario consta de 25 afirmaciones. se transformaron según la estandarización del instrumento con los puntajes percentiles normalizados.

suelen presentar los recién nacidos y sus madres.Consigna Evalúe el grado en que usted está de acuerdo o en desacuerdo con cada afirmación y marque con una cruz la celdilla indicada. Bustos & Montino. Las conductas que se evalúan consisten en comportamientos que. permitiendo discriminar díadas de alto y de bajo riesgo relacional. Así mismo. de acuerdo a numerosos estudios sobre las interacciones madres-bebés.3. Se evalúa también las características de la interacción entre la madre y el bebé. Por favor conteste en relación a los recuerdos que tiene de su madre o cuidador. y de la afectividad general de la madre. consiste en 15 ítems que evalúan una serie de conductas y actitudes maternales indicadoras de un proceso de apego sano o un apego en riesgo. 50 Kimelman. (2008). esta pauta permite evaluar si la madre es capaz de aceptar ciertas características básicas de su hijo. Esta pauta fue diseñada para ser aplicada en recién nacidos. (1999) citado en Escobar. Esta observación hace susceptible al observador concebir la presencia de factores de riesgo para la calidad de la relación. Núñez. El objetivo de éste. Castillo. 4. et al. 50 Pauta de evaluación relacional madres-recién nacidos (Kimelman. Páez. es poder detectar las posibles díadas en riesgo durante el período en que la díada se encuentra en la maternidad. su aspecto físico y su conducta general. tales como su género. p.1995) Construido y validado en Chile por: Kimelman. 34 – 35 (anexo 2) 52 . Hernández. (1995).

Esta variable asume dos valores: Díada de bajo riesgo y Díada de alto riesgo. la madre posee una tonalidad afectiva placentera. Bustos & Montino.Díada de bajo riesgo. se entiende como un conjunto de conductas y actitudes maternales que indican un proceso de apego en riesgo. Núñez. Hernández.Díada de alto riesgo. verbalizaciones y contacto visual. es una interacción que tiende hacia lo disarmónico. 5. presentan las siguientes características: No se observa contacto físico.. La aplicación de los instrumentos se realizará en tres etapas Primera etapa: Habiendo preseleccionado según los criterios de inclusión a las adolescentes embarazadas registradas en el consultorio sur de Iquique durante el 53 . la interacción tiende hacia lo armónico. presentan las siguientes características: Presencia de contacto físico. mudar y calmar al bebé. las interacciones son no cariñosas. tonalidad afectiva de la madre displacentera. Las mismas son clasificadas. baja competencia en alimentar. mudar y calmar al bebé. Estas conductas se observan en el período en que la madre se encuentra con su bebé en la maternidad. Páez. intolerancia de la madre frente al llanto del bebé.Procedimiento de Administración de o los Instrumentos. no tiende a aceptar positivamente las características básicas de su bebé. verbalizaciones y contacto visual. . competencia en alimentar.Riesgo Relacional El riesgo relacional. tolerancia aceptable de la madre frente al llanto del bebé. Castillo. tiende a aceptar positivamente las características básicas de su bebé. a partir de la “Pauta de evaluación relacional madrerecién nacido” (Kimelman. 1995) como: .

Los cuales se archivarían en la ficha médica de esta paciente. ver ANEXO 1). una visita al centro de asistencia perinatal donde tengan programado su parto. indicadoras de un proceso de apego sano o un apego en riesgo. Posteriormente en base a observaciones realizadas en esta visita. visita que se llevaría a cabo al día posterior del nacimiento. 1999). Las conductas que se evalúan consisten en comportamientos que. En ese momento se les explica de manera simple el objetivo de la siguiente investigación a fin de motivar y facilitar su consentimiento en participar. señalando que se le ha informado acerca de los objetivos de esta investigación. manteniendo la confidencialidad de los datos personales y de la información que otorgue a la investigadora. 1999) Esta pauta fue diseñada para ser aplicada a madres de bebés recién nacidos. de acuerdo a numerosos estudios sobre las interacciones madres-bebés. suelen presentar los recién nacidos y sus madres. en el octavo mes de gestación/último control médico. 54 . (Consentimiento informado. para qué serán empleados los resultados obtenidos. ese día se les entrega un consentimiento informado para que puedan validar su aceptación en participar del procedimiento. se llenarían los datos requeridos en la Pauta de evaluación relacional madres-recién nacidos (Kimelman. Se debe considera 20 minutos para el llenado completo de esta Pauta. el día posterior del nacimiento. se coordina con ellas. Considera utilizar 10 minutos del último control médico de la madre. Consigna de la Pauta de evaluación relacional madres-recién nacidos (Kimelman. consiste en 15 ítems que evalúan una serie de conductas y actitudes maternales. Consigna del Consentimiento informado En esta hoja se registra el nombre y la firma de las personas que aceptan participar de este estudio en forma voluntaria.año anterior. Debe ser llenado con información que sea el fiel reflejo de la realidad.

Durante la siesta del bebe se llevará a cabo la aplicación de la entrevista de apego adulto a las madres. 55 . para corroborar su continua participación en el proyecto y se les vuelve a explicar los objetivos y potenciales beneficios que se podrían dar al término de esta investigación. Se considera un periodo de 2 1/2 horas en esta primera aplicación. el cual se lleva a cabo en dos salas pequeñas laterales al salón. se les hace un reencuadre del proceso de investigación y se da inicio al proceso con la aplicación del primer instrumento: La Situación del Extraño. Tercera etapa: Programa de Salud Mental. En virtud del tiempo y la cantidad de diadas evaluadas. de los cuales. el primero de ellos comenzará con la aplicación del primer instrumento: La Situación del Extraño. Mientras que en el otro grupo se utilizará ese tiempo entre el control médico. alimentación y siesta. alimentación y siesta del bebe. 1999). Una vez terminado el proceso de La Situación del Extraño con el primer grupo se hará el cambio. el control médico. Una vez confirmada su continuidad en la investigación.Segunda etapa: al cabo de 12 meses del nacimiento se comienza a contactar telefónicamente a las madres adolescentes que se les aplicó la Pauta de evaluación relacional madres-recién nacidos (Kimelman. día del control niño sano: En un salón ornamentado como sala cuna se reciben a las diadas. mudas. mencionando que ese día se aplicarán los instrumentos de medición restantes y se les explica que la jornada se extenderá por un periodo de 5 horas dentro de las cuales se considera: aplicación de los instrumentos (Situación del Extraño y Parental Bonding Instrument). por las cuales pasa cada una de las diadas. se le señala la fecha de próximo control de su bebe. la muestra se dividirá en 2 grupos de 15 diadas cada uno.

los puntajes obtenidos. 56 .Explicitación de las Técnicas empleadas para Análisis de la Investigación Para lograr una mejor comprensión de los resultados del presente estudio.. cada una de las cuales se refiere a cómo recuerda usted a su madre en su infancia. Evalúe el grado en que usted está de acuerdo o en desacuerdo con cada afirmación y marque con una cruz la celdilla indicada.Consigna del Parental Bonding Instrument (PBI) Este cuestionario consta de 25 afirmaciones. se transformarán según la estandarización de los instrumentos a puntajes percentiles normalizados. Por favor conteste en relación a los recuerdos que tiene de su madre o cuidador Cada afirmación es seguida por una escala de puntaje: Muy en desacuerdo: 1 Moderadamente en desacuerdo: 2 Moderadamente de acuerdo: 3 Muy de acuerdo: 4 Consta de 20 minutos para responder este cuestionario 6.

Primera Edición. P.. Metodología de la Investigación. (Elsa Mateo. 2012. Cap. Descripción de los Patrones de Apego de Madres con Depresión Postparto y sus Hijos Lactantes de entre 2 y 15 meses. Muñoz. Santiago. & Baptista. Santiago. Facultad de Ciencias Sociales. (2009). E. Vol. Buenos Aires. Extraído el 03 de Mayo. (2008). Sociedad Protectora de la Infancia. Efectividad de las Intervenciones en Apego con Infancia Vulnerada y en Riesgo Social: Un Desafío Prioritario para Chile. R. Chile. (2006). Fernández. En su libro: Una Base Segura. Argentina.). Pontificia Universidad Católica de Chile. Facultad de Ciencias Sociales. Elaboración de referencias y citas según las normas APA. Universidad de Chile. Escobar M. N° 2. Chile. Tesis (Magister en Psicologia Clínica Infanto – Juvenil). McGraw-Hill. 5ª Edición Bowlby J. Tesis (Magister en Psicologia Clínica Infanto – Juvenil). M.scielo. Santiago. 4ª edición. (2008). aplicaciones clínicas de una teoría del apego.php?pid=s071848082008000200010&script=sci_arttext Hernández.F.. [Versión electrónica] Terapia psicológica ISSN 0718-4808. 26. Trads.BIBLIOGRAFÍA American Psychological Association (APA). C. de http://www. Orígenes de la Teoría del Apego. México D. & Santelices M.. 57 . Paidós.cl/scielo. Castillo D. Universidad de Chile. (2008) Historia de los patrones de apego en madres adolescentes y su relación con el riesgo en la calidad de apego con sus hijos recién nacidos. 241-251. Gómez.

Revista de Psiquiatría y Psicología del Niño y del Adolescente. Dinámicas de Interacción y Actitudes Amorosas: Consecuencias sobre la Calidad de la Relación. 58 .Lefrancois R. Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación. Thomson editores. El Ciclo de la Vida.F. Universidad de Valencia. España. Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación. (2004). Olivia A. Universidad de Sevilla. Estado actual de la Teoría del Apego. Tesis doctoral. La relación de pareja. Apego. (2001). (2008). Valencia. México D. Melero R. España. 6ª edición..

manteniendo la confidencialidad de los datos personales y de la información que otorgue a la investigadora. __________________________________________________ participo de este estudio voluntariamente y se me ha informado acerca de los objetivos de esta investigación. ----------------------------------------Nombre y firma Iquique. para qué serán empleados los resultados obtenidos. ________________2012 59 .ANEXO 1 CONSENTIMIENTO INFORMADO Yo.

.......................................Profesional a cargo........ Género del bebé.................... 1999) RELACIONAL MADRES-RECIÉN NACIDOS PROGRAMA DE SALUD MENTAL Identificación familiar: Nombre de la madre. 2.............................. Domicilio........... Fecha de nacimiento..................................................................... Consultorio......................... Nombre del padre....... Tipo: Cariñoso (__) No cariñoso (__) B) Observación de como la madre se ocupa de su bebé al: Competencia a) Alimentarlo: b) Mudarlo: c) Calmarlo: Sí (__) No (__) Sí (__) No (__) Sí (__) No (__) 60 ..................................................... Edad Gestacional................ Nombre del bebé.................. Edad.............. Fecha de la evaluación........... A) Observación de la interacción madre-bebé a) Contacto físico: 1....... Ocurrencia: Sí (__) No (__) 2............. Peso Talla………...................ANEXO 2 PAUTA DE EVALUACION (KIMELMAN......... Edad............. Tipo: Cariñoso (__) No cariñoso (__) c) Contacto visual: 1........ Ocurrencia: Sí (__) No (__) Tipo: Cariñoso (__) No cariñoso (__) b) Verbalizaciones: 1..... Teléfono................................................................................................ Ocurrencia: Sí (__) No (__) 2.........

C) Observación de la tolerancia de la madre frente al llanto del bebé: Lo intenta calmar Se aleja Se irrita Sí (__) No (__) Sí (__) No (__) Sí (__) No (__) D) Entrevista a la madre sobre el grado de aceptación de las siguientes características del bebé: a) Género: b) Aspecto físico: c) Conducta: Sí (__) No (__) Sí (__) No (__) Sí (__) No (__) D) De la observación realizada: a) La Interacción le parece: Armónica (__) Disármonica (__) b) La Tonalidad afectiva de la madre le parece: Placentera (__) Displacentera (__) F) Conclusión: De los resultados obtenidos la relación madre-recién nacido le parece: Una díada de bajo riesgo (__) Una díada de alto riesgo (__) Comentarios adicionales: 61 .

Madre y bebé. 3 minutos menos. madre y 3 minutos bebé. 62 . o Desconocido y bebé.* 3 minutos o Madre y bebé o más. 5 6 El bebé solo.ANEXO 3 Procedimiento de la “Situación Extraña”. ** El episodio se prolonga si necesita más tiempo para que el bebé se reincorpore al juego. y 30 minutos. 3 minutos menos. El método consta de 8 episodios que son: Número de episodio 1 Personas presentes Duración Breve descripción de la acción Madre. bebé observador. 7 Madre y bebé 8 o * El episodio se recorta si el bebé está excesivamente angustiado.* 3 minutos menos. ** 3 minutos. 3 4 Desconocido y bebé. 2 3 minutos Desconocido.

Por favor conteste en relación a los recuerdos que tiene de su madre o cuidador. cada una de las cuales se refiere a cómo recuerda usted a su madre en su infancia.ANEXO 4 PARENTAL BONDING INSTRUMENT (PBI) INSTRUCCIONES Este cuestionario consta de 25 afirmaciones. PARENTAL BONDING INSTRUMENT (PBI) 63 . Evalúe el grado en que usted está de acuerdo o en desacuerdo con cada afirmación y marque con una cruz la celdilla indicada.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful