Está en la página 1de 2

Relatoría Comisión 6 Aula y Escuela

Partimos de pensar la escuela y el aula -con sus docentes y alumnos- desde sus limitaciones, problemáticas y carencias para encontrar las potencialidades de la misma. Quienes queremos el cambio social abogamos por la transformación de nuestras prácticas, sin dejar de comprender que ni docentes ni alumnos ni el pueblo es el responsable de la crisis que atraviesa la educación pública y que los ataques a la misma persiguen los intereses de las clases dominantes. Como trabajadores y trabajadoras nos encontramos en un estado de enajenación en más de un aspecto: 1) la dificultad de tener una visión de totalidad del proceso de trabajo, 2) la expropiación de nuestras herramientas y 3) la falta de ámbitos colectivos para la reflexión, elaboración y apropiación en nuestra práctica cotidiana. Por esto: 1) Consideramos que debemos dar una pelea para terminar con la escisión que nos coloca en el lugar del “hacer” y nos excluye de la posibilidad de producir un proyecto educativo que surja desde los actores indiscutibles de la escuela: docentes, alumnos y comunidad educativa. 2) La producción intelectual de los materiales educativos, de la currícula y de las propuestas didáctico pedagógicas deben estar en manos de aquellos que tenemos la experiencia del aula y de la escuela; arrebatarle ese lugar privilegiado a los especialistas y funcionarios que no conocen la realidad más allá de sus escritorios y que atentan contra la escuela pública porque defienden intereses que nos son totalmente ajenos. 3) Para ubicar al docente como trabajador productor de conocimiento debemos conquistar y construir espacios estables de reflexión, debate colectivo y elaboración tanto en las instituciones escolares como así también crearlas y multiplicarlas en las organizaciones gremiales. Consideramos que debemos abrir un debate acerca de la necesidad de extensión y modificación del carácter de nuestra jornada laboral tendiendo a ocupar un tiempo remunerado de la misma para planificar, formarse, evaluar, elaborar reflexiones e intercambiar experiencias. La necesidad de esta construcción es urgente y requiere que esos espacios comiencen a existir y a ser generados sin pedir permiso ni esperar que la institución los incorpore. Ese es el punto de llegada. En cuanto a los espacios ya existentes en las instituciones debemos pugnar por que la participación de los docentes en ellos sea real y no formal o meramente administrativa. Estamos convencidos de que la organización gremial y la lucha son imprescindibles para poder conquistar estas reivindicaciones y que además requieren no sólo del reclamo en la calle sino también de instancias colectivas de debate, de intercambio y de reflexión entre la docencia. De esta forma, intervenimos no sólo en lo que se hace en nuestras aulas sino que damos una batalla en favor del conjunto cuando por ejemplo podemos discutir acerca de la incidencia en la vida escolar de las diferentes políticas

Debemos pensar una práctica no sexista dentro de las aulas. Desnaturalizar las expresiones que circulan y que estas demandas sean tomadas por los sindicatos. son imprescindibles para resignificar nuestra tarea en la escuela y en el aula. creemos que es importante darle continuidad a este congreso y los debates instalados en esta comisión a través de espacios de encuentro. Y por último y también en ese mismo camino creemos necesaria la organización para el próximo año de un Congreso Pedagógico que trate específicamente los problemas y los ejes abordados por esta comisión. que estrechen de manera sólida la relación entre docentes de todas las provincias. La construcción y la pelea por espacios como los que proponemos.educativas. como así también la necesidad de discutir colectivamente sobre el modelo de docente que necesitamos. una página web. la educación que queremos y la sociedad por la que luchamos. Para finalizar. Los docentes debemos tomar la lucha sobre las reivindicaciones de género. para combatir la sensación espontánea de malestar. bajada sin la participación y la opinión real de los docentes de base. de fracaso y frustración individual que no tiene nada de individual sino más bien causas históricas y actuales. En este sentido pensamos en crear y sostener un sitio permanente de comunicación. como el caso la Res. de las organizaciones sindicales y agrupaciones. que sirva de base de datos de experiencias de aula y de escuela. 174/12 del CFE. . intercambio y elaboración.