Epidemiología, diagnóstico y control de la leptospirosis bovina (Revisión

)
C. Alonso-Andicoberry 1, F.J. García-Peña 2, L.M. Ortega-Mora 1 *
1

Dpto. de Sanidad Animal, Facultad de Veterinaria, Universidad Complutense de Madrid, Ciudad Universitaria s/n, 28040-Madrid. 2 Dpto. de Bacteriología, Laboratorio Central de Veterinaria de Algete, Madrid. luis.ortega@vet.ucm.es

RESUMEN
La leptospirosis es una enfermedad de epidemiología compleja, producida por la infección con espiroquetas del género Leptospira. En el ganado bovino puede cursar con diferentes cuadros clínicos, que pueden ir desde un cuadro agudo/hiperagudo con fiebre, hematuria, hemoglobinuria, meningitis e incluso mortalidad a un cuadro crónico cuya única sintomatología aparente es el fallo reproductivo. El diagnóstico de la enfermedad no es sencillo, a pesar de que en la actualidad existe un amplio número de técnicas laboratoriales disponibles. Debido a los efectos sobre la producción del rebaño y al hecho de que es una zoonosis, el control de la leptospirosis merece una atención especial, siendo necesaria la utilización de medidas complementarias entre sí, como el tratamiento con antibióticos, la vacunación y la profilaxis higiénico-sanitaria, para evitar las pérdidas económicas derivadas de la introducción de esta enfermedad en una explotación. PALABRAS CLAVE: Leptospira Ganado bovino Epidemiología Diagnóstico Control

INTRODUCCIÓN
La leptospirosis es una zoonosis de distribución mundial que afecta a los mamíferos tanto domésticos como silvestres, aunque el agente también se ha aislado de otros vertebrados, como aves y anfibios (Thiermann, 1984). La enfermedad puede estar causada por

* Autor para correspondencia Recibido: 28-5-01 Aceptado para su publicación: 3-10-01
Invest. Agr.: Prod. Sanid. Anim. Vol. 16 (2), 2001

206

C. ALONSO-ANDICOBERRY et al.

cualquiera de las espiroquetas parásitas clasificadas dentro del género Leptospira. Estas cepas patógenas se dividen basándose en sus diferencias antigénicas en serovares, siendo el serovar el taxón básico. Los serovares relacionados antigénicamente se clasifican dentro de un mismo serogrupo (Dikken y Kmety, 1978; Timoney et al., 1988). En todo el mundo se han descrito más de 220 serovares pero, frecuentemente, las infecciones se producen por un número limitado de serovares endémicos de una región o país y su presencia está íntimamente ligada a factores ecológicos y medioambientales (Thiermann, 1984). En el ganado bovino, la leptospirosis produce pérdidas económicas de manera primaria por sus efectos sobre la reproducción, pudiendo aparecer mortinatos, abortos y/o nacimiento de animales débiles e infertilidad (Ellis, 1994). Resulta difícil estimar las pérdidas por este concepto, en gran parte por las dificultades inherentes al diagnóstico de la enfermedad (Thiermann, 1984). En España, Adúriz et al. (1999) consideran a la leptospirosis una causa importante de abortos, aunque por debajo de otras como la diarrea vírica bovina o la neosporosis. De manera secundaria, también puede haber pérdidas económicas como consecuencia del «síndrome de caída de la leche» o agalactia transitoria producida por estos microorganismos (Ellis, 1983). Por último, en animales jóvenes puede darse, aunque con poca frecuencia, un cuadro agudo grave que cursa con fiebre, ictericia, hemorragias y hemoglobinuria y que frecuentemente es de curso fatal. Finalmente, la leptospirosis es una zoonosis (Faine, 1982), por lo que a los efectos sobre la producción animal se le añade un importante aspecto sanitario. El ser humano no actúa como hospedador de mantenimiento de ningún serovar, por lo que la infección será siempre accidental (Sullivan, 1974; Heath y Johnson, 1994). Algunas prácticas laborales, como el trabajo en arrozales, minería y trabajos en agricultura y ganadería (veterinarios, ganaderos, trabajadores de mataderos...), así como ciertas actividades recreativas que implican contacto con aguas posiblemente contaminadas (baños en medios naturales, deportes acuáticos, etc.), suponen los riesgos de contagio más importantes. El serovar implicado con mayor frecuencia es Leptospira icterohaemorrhagiae, siendo también bastante habituales las infecciones por Leptospira pomona y Leptospira hardjo entre ganaderos y trabajadores de mataderos (Pumarola, 1995). Además del riesgo sanitario, hay que tener en cuenta la vertiente económica derivada de los gastos originados por el cuidado médico de los pacientes, bajas laborales, pérdida de productividad y capacidad de trabajo, vigilancia y control de los lugares de trabajo, ropas especiales de protección, seguros médicos para el personal en riesgo, etc. (Covaleda et al., 1953; Faine, 1991).

EPIDEMIOLOGÍA
El género Leptospira pertenece a la familia Leptospiraceae, segunda familia del orden Spirochaetales (Canale-Parola, 1984). En la última edición del «Bergey’s Manual of Systematic Bacteriology» (1984) se le reconoce como único género dentro de dicha familia, dentro del cual se incluyen tres especies: Leptospira interrogans, Leptospira biflexa y Leptospira illini, esta última considerada de «estado taxonómico incierto» (Johnson y Faine, 1984). El criterio de clasificación clásico para el género Leptospira lo divide en dos especies: L. interrogans, que incluye todas las leptospiras patógenas y/o de vida parásita y L. biflexa, especie en la que se engloban todas las saprofitas. En la actualidad, gracias a la utilización de nuevas herramientas y métodos de clasificación, esta taxonomía está cam-

1983. pudiendo ser una especie animal reservorio de varios serovares y diferentes especies animales serlo de un mismo serovar (Trap. Vol. Timoney et al. Prescott. 1988. actúan de hospedadores de mantenimiento de cada serovar de leptospiras patógenas (WHO. icterohaemorrhagiae javanica. Por tanto. saxkoebing. 1986.EPIDEMIOLOGÍA. 2001 . wolffi shermani tarassovi Rango de hospedadores Las diferentes cepas patógenas de leptospiras pueden afectar. En la Tabla 1 se muestra un resumen de la lista oficial de los serogrupos y serovares más representativos (Kmety y Dikken. 16 (2). 1993). 1993): – Gran receptividad a la infección por el serovar que mantienen. castellonis bataviae canicola cynopteri grippotyphosa hebdomadis copenhagheni. bratislava autumnalis ballum. 1988. Pritchard.: Prod. 1986). potencialmente. – Relativa baja patogenicidad del microorganismo en el hospedador. Estos hospedadores de mantenimiento actúan de fuente de infección del serovar que mantienen para otros mamíferos de la misma u otra especie y se caracterizan por (Ellis. Anim. en un ecosistema determinado (Little. Se considera como hospedador de mantenimiento a aquel que asegura la perpetuación de una población determinada de agentes infecciosos.. que actuarán como hospedadores de mantenimiento o accidentales en función del serovar considerado. 1994). Invest. sejroe. poi louisiana swajizak pomona pyrogenes sarmin hardjo. Little. la población de mantenimiento será aquella población de una o varias especies animales que actúan como reservorio continuo de un serovar. Sanid. Una o más especies de mamíferos silvestres o domésticos. Tabla 1 Resumen de los serogrupos y serovares más representativos de la especie L. 1965).. DIAGNÓSTICO Y CONTROL DE LA LEPTOSPIROSIS BOVINA 207 biando y se han reconocido hasta diez especies dentro del género Leptospira (Holt et al. 1986. sin la intervención de ningún hospedador accidental. interrogans Serogrupo Australis Autumnalis Ballum Bataviae Canicola Cynopteri Grippotyphosa Hebdomadis Icterohaemorrhagiae Javanica Louisiana Mini Pomona Pyrogenes Sarmin Sejroe Shermani Tarassovi Serovares más representativos australis. 1988). Agr. a un gran número de especies animales.

Los principales estudios de prevalencia realizados en España. Las características diferenciales de la leptospirosis en un hospedador de mantenimiento y otro accidental y algunos ejemplos de serovares adaptados a especies domésticas se recogen en la Tabla 3 (Heath y Johnson. la infección accidental más habitual se debe a cepas del serovar autumnalis (Ellis. se recogen en la Tabla 4. (1998). Sin embargo. Así. El ganado bovino actúa como hospedador de mantenimiento del serovar hardjo (Ellis et al. Es importante destacar la baja prevalencia del serovar hardjo y la aparición. (2000) y Alonso-Andicoberry et al. grippotyphosa en Rusia. 1974.. aunque hay aportaciones más recientes como son los trabajos de Atxaerandio et al. En España. se hace un resumen de las especies silvestres identificadas como hospedadores de mantenimiento en el continente europeo de algunos serovares de importancia. 1994). mientras que en la zona del Caribe. constituyendo por tanto una fuente de infección para el ganado bovino. del serovar bratislava como el serovar accidental más importante. Posteriormente. . sólo un número limitado de ellos serán endémicos en un país o región particular. – En algunos hospedadores. En la Tabla 2. pomona es el serovar accidental más frecuente en Norteamérica. La transmisión de la infección entre hospedadores de mantenimiento se realizará independientemente de las condiciones climáticas y ambientales. En el caso de las infecciones por serovares accidentales. a pesar de que el ganado bovino puede infectarse por cualquiera de los serovares patógenos.208 C. aunque como ya se ha citado. no conociéndose para este serovar ningún reservorio silvestre (Ellis. Prescott. Israel y ciertas partes de África. 1993. 1989. 1983). 1984). (1998). Thiermann. también se ha identificado al ganado ovino como hospedador de mantenimiento de este serovar (Cousins et al. (2001). 1994). todos ellos realizados en la zona norte de nuestro país. La prevalencia de la enfermedad varía notablemente entre los distintos países.. los reservorios de la mayor parte de los serovares de leptospiras patógenas. Espí et al. 1981). la mayoría de los estudios realizados datan de la década de los setenta. Ellis. ALONSO-ANDICOBERRY et al. Australia y Nueva Zelanda.. – Transmisión eficaz de la infección a los animales de la misma especie. hay diferencias geográficas en la distribución de los diferentes serovares. Guitián et al. 1984. 1994). será necesario que las condiciones ambientales sean las adecuadas para la supervivencia de las leptospiras fuera del hospedador (Thiermann. Aunque las diferentes especies de animales domésticos actúan como hospedadores de mantenimiento de determinados serovares. Gerritsen et al.. probablemente. – Presencia de infección renal con leptospiruria prolongada. los animales silvestres son. 1986b). mantenimiento de las leptospiras en el tracto genital (Ellis et al. en los estudios más recientes. e incluso entre las diferentes regiones de un mismo país. en el caso de la transmisión de un hospedador de mantenimiento a un hospedador accidental o entre hospedadores accidentales. Distribución geográfica y prevalencia La leptospirosis es una enfermedad cosmopolita (Sullivan. 1994).

DIAGNÓSTICO Y CONTROL DE LA LEPTOSPIROSIS BOVINA Rata negra (Rattus rattus) Coipo (Myocastor coypus) Topillo (Microtus arvalis) Musaraña común (Crocidura russula) Ratón de campo (Apodemus sylvaticus) Ratón casero (Mus domesticus) Tejón (Meles meles) Erizo (Erinaceus europaeus) 1 En este caso se trata de serogrupos. 2001 EPIDEMIOLOGÍA. 1996 Serovar detectado Referencia bibliográfica Especies silvestres que actúan como hospedadoras de mantenimiento de distintos serovares de Leptospira en Europa Especie animal Rata gris (Rattus norvegicus) Invest. 1988. 1988 icterohaemorrhagiae icterohaemorrhagiae copenhagheni Salt y Little. 1988 grippotyphosa Trap. 1977 Trap. sejroe mozdok. 1996 icterohaemorrhagiae Trap. Hartskeert y Terpstra. Sanid. poi Hartskeert y Terpstra. Hartskeert y Terpstra. 1977. 1988. Anim. Holanda Inglaterra Francia australis. 16 (2). bratislava.Tabla 2 País Toda Europa Toda Europa Francia Holanda. 1988 ballum.: Prod. 209 . 1996 Salt y Little. mozdok Trap. 1994. Hartskeert y Terpstra. Trap. muenchen Australis. Vol. 1988. Francia Holanda Inglaterra Francia. 1996 Trap. Agr. Javanica y Hebdomadis 1 ballum. Heath y Johnson. Trap. 1988 Salt y Little. 1977.

Ejemplos de serovares: Bovinos Porcinos Perro Caballo Ciervo Roedores 1 En caballos. uveítis Prácticamente toda la vida Alta.210 Tabla 3 Hospedador de mantenimiento Frecuente intraespecie Benignos (ej.) Ninguna Días a semanas Baja. agalactia) Infertilidad. hepatitis. etc. . crisis hemolíticas. No afectada por la edad de los animales Animal afectado grippotyphosa autumnalis icterohaemorrhagiae pomona hardjo pomona Factor estudiado Transmisión de leptospiras Signos de enfermedad aguda Presentación de la enfermedad crónica Duración de la leptospiruria Porcentaje de población seropositiva Muestras para el diagnóstico C. Aumenta con la edad de los animales Rebaño hardjo bratislava canicola bratislava pomona icterohaemorrhagiae 1 Características diferenciales entre el hospedador de mantenimiento y el hospedador accidental Hospedador accidental Esporádica intraespecie Graves (ej. ALONSO-ANDICOBERRY et al.

. 1956 León Vizcaíno et al..).6 icterohaemorrhagiae pomona pomona pomona icterohaemorrhagiae 7.6 2. 2001 EPIDEMIOLOGÍA. DIAGNÓSTICO Y CONTROL DE LA LEPTOSPIROSIS BOVINA CÓRDOBA 2 CÁDIZ 3 GALICIA 2 LEÓN 3 PAÍS VASCO 2 Atxaerandio et al. Agr. Aglutinación microscópica (Microaglutination Test). 2.).Tabla 4 Estudios de prevalencia de la infección por Leptospira en el ganado bovino en España N. 1978 1. 122 r. rebaños (r.. 215 r. 1976 Guitián et al. Sanid.8 >1:500 León Vizcaíno et al.6 42.4 >1:10 Prevalencia (%) y punto de corte N.4 Referencia bibliográfica 3578 s. 4.º serovares estudiados Serovares presentes y prevalencia (%) Región ASTURIAS 3 BARCELONA 3 Invest. 1193 s. 45-50 560 s. 1995 Covaleda y Pumarola... 28.1 70.7 bratislava grippotyphosa 7.: Prod.8 >1:30 42. 211 . 3.9 41.4 8. Sueros (s. Animales tomados al azar.1 Espí.5 >1:500 17. 84 r. 1998 SEVILLA 3 MAT 644 s.9 7. Anim. >1:10 MAT 11 7. 16 (2). 120 s.2 7. 442 s. 2001 MAT MAT MAT MAT MAT pomona grippotyphosa 5. Animales con fallos reproductivos.8 >1:100 10. 697 s. 1977 León Vizcaíno y Miranda García. 1998 Alonso Andicoberry et al. Vol.º muestras 1 Técnica MAT 4 6 3 14 13 11 11 bratislava hardjo grippotyphosa bratislava hardjo pomona icterohaemorrhagiae pomona sejroe 14 25.9 7.

Por último. es la transmisión horizontal directa. ALONSO-ANDICOBERRY et al. las garrapatas. El Reino Unido parece ser el país europeo con mayor prevalencia de la infección por Leptospira (Ellis y Michna. 1958. 1994). Así se cree que las moscas. diferentes autores han evaluado la hipótesis de que los artrópodos podrían jugar un papel relevante en la transmisión de la leptospirosis. supone que esta forma de transmisión juegue un papel principal.212 C. 1970. estas últimas tanto en fetos como en adultos. En la Tabla 5 se muestra un resumen de los principales estudios de prevalencia de la leptospirosis en el ganado bovino en Europa y otros países del mundo. siendo una de las más importantes la entrada de leptospiras por vía inhalatoria o conjuntival. los autores han demostrado la existencia de una transmisión vertical. Otra forma de transmisión directa sería la transmisión venérea. se sabe que es una vía fundamental en otras especies cuyos hábitats se encuentran en áreas de características climáticas o de densidad poblacional desfavorables para la transmisión de la enfermedad de manera indirecta (Little. Esto es debido a que los hospedadores de mantenimiento de un determinado serovar eliminan gran cantidad de microorganismos en su orina durante un período de tiempo prolongado. Algunas de estas investigaciones se encuentran resumidas en la Tabla 6. Amatredjo y Campbell. también se pueden encontrar datos de seroprevalencia fetal y de tasas de aislamiento. Modos de transmisión y fuentes de infección El modo más frecuente de transmisión en el caso de serovares adaptados como hardjo. La transmisión por contacto directo puede producirse de diversas maneras. Aunque la mayoría de los trabajos son estudios de seroprevalencia individual y generalmente en la población adulta. unido a la alta receptividad de los hospedadores de mantenimiento a la infección por el serovar adaptado. la transmisión sexual no ha sido plenamente demostrada en el ganado bovino. tanto por vía transplacentaria como por vía galactófora (Amatredjo y Campbell. es el contacto de la piel o mucosas con agua o barro contaminados con orina infectada. así como en otras muchas zonas del planeta. tanto en el hombre como en los animales. 1986a). mientras que la transmisión horizontal indirecta tiene un papel más importante en las infecciones accidentales y se produce tras la exposición del animal a un ambiente contaminado con material infectante (Ellis. 1975). 1975). por lo que las gotículas de orina tendrán una alta concentración de gérmenes. Ellis et al. 1986). los ácaros y los piojos pueden ser transmisores mecánicos de la infección (Michna. procedentes de núcleos goticulares formados por la dispersión de la orina de animales infectados. si bien se supone que es una de las más importantes para las cepas del serovar hardjo genotipo Hardjoprajitno (Ellis 1994). Este hecho. Aunque la presencia de leptospiras en el semen y tracto genital del toro ha sido observada (van der Hoeden. .. 1976b) y hardjo se presenta como el serovar más prevalente en este país. En cambio. La transmisión indirecta juega un papel más destacado en el caso de infecciones por serovares accidentales. Además de lo anteriormente descrito. las pulgas. La forma de transmisión más frecuente.

º serovares estudiados Serovares presentes y prevalencia (%) Región Invest. 9261 s.4 >1:100 15.1 >1:100 MAT 11 grippotyphosa copenhagheni 22 20 1. 1986 Collares-Pereira. 1986 Desmecht. MAT MAT 16 18 47031 s.7 >1:100 MAT 1 hardjo 18.9 >1:500 MAT 12 hebdomadis 4. 16 (2). 2001 EPIDEMIOLOGÍA. Vol.2 0. Agr. Sanid. 1631 s. 1986 Referencia bibliográfica Prevalencia (%) y punto de corte N. 9543 s.5 9. 1986 Bercovich.3 >1:100 23. 6359 s. DIAGNÓSTICO Y CONTROL DE LA LEPTOSPIROSIS BOVINA ALEMANIA BÉLGICA FRANCIA HOLANDA IRLANDA PORTUGAL REINO UNIDO 213 .7 19. Anim.: Prod..3 >1:100 MAT 20 hardjo Sgpo.º muestras 1 Técnica EUROPA 11081 s. Hebdom 5 30. 34. 1986 Gaumont y Trap.Tabla 5 Estudios de prevalencia de la infección por Leptospira en el ganado bovino en diferentes países del continente europeo y del resto del mundo N. Sejroe 4 Sgpo.0 2. 1998 Pritchard. 2415 s.48 Schonberg et al.2 26. 1986 Egan. 711 s.8 >1:100 MAT 7 sejroe australis 1 0. 1991 Rocha.4 >1:400 MAT 2 10 hardjo grippotyphosa 1.

pomona 83 12.).1 >:32 40.Tabla 5 (continuación) 214 Estudios de prevalencia de la infección por Leptospira en el ganado bovino en diferentes países del continente europeo y del resto del mundo N. MAT RMT 3 14 1 12 13 17 hardjo.1 MAT MAT MAT MAT 12 hardjo. 1300 s.7 21. C. 1989 Rodrígues. 1537 s.UU.3 hardjo hardjo 31.4 >:100 49 >:100 15. NIGERIA PANAMÁ 1. Hebdomadis. 40... 1980 De Almeida et al. 2. El autor considera a hardjo en el Sgpo.º serovares estudiados Serovares presentes y prevalencia (%) Referencia bibliográfica Región AUSTRALIA BRASIL CANADÁ EE.9 14. Sueros (s. Aglutinación microscópica (Microaglutination Test). El autor considera a hardjo en el Sgpo. . 1985 Miller et al. pyrogenes hardjo.4 53. Aglutinación Microscópica Rápida (Rapid Microaglutination Test) 4.3 49.. 5111 s.2 14. tarassovi 657 s. 1991b Ezeh et al.º muestras 1 Técnica RESTO DEL MUNDO 1355 s.5 11. 3. 819 s.5 35.6 8 Milner et al. 1985 Prevalencia (%) y punto de corte N. pomona hardjo. ALONSO-ANDICOBERRY et al. 1988 Kingscote.. Sejroe. 5.

(4. 16 (2).8 %) Seroprevalencia fetal – – 15/218 (6. siendo ésta una condición indispensable para el mantenimiento de la infección por serovares accidentales en una región geográfica determinada (Covaleda et al. las descargas postparto (Timoney et al.4 %) – – – 11/61 j. Prescott. Sanid. como factores dependientes del hospedador y del medio en el que se encuentra este hospedador.: Prod. 1983) y el agua y pastos contaminados con estos materiales procedentes de animales infectados.9 %) 17/103 (16. 1983 Ellis et al. (18. Ellis. 2001 .EPIDEMIOLOGÍA. 1958.0 %) 54/103 3 (52. 1993). Anim. Agr.5 %) Referencia bibliográfica Skilbeck et al.). 1958. siendo éstos tanto factores dependientes del agente etiológico.3 %) 13/204 (6. Vol..5 %) Resto animales 1 18/218 (8. hembras adultas (h. Prescott.. 1953. A pesar de esto. REINO UNIDO Tasa de aislamiento Fetal – – – 5/245 2 (2. DIAGNÓSTICO Y CONTROL DE LA LEPTOSPIROSIS BOVINA 215 Tabla 6 Seroprevalencia fetal de la infección por Leptospira y tasas de aislamiento en fetos y adultos País AUSTRALIA EE.1 %) 4/98 h. Las leptospiras dependen de la existencia de una humedad relativa alta para su supervivencia en el medio ambiente..9 %) 17/245 (6. 1978 Ellis et al. 1970). Factores asociados a la infección En la infección por leptospiras existen una serie de factores asociados que se deben considerar.).. 1993).1 %) 4/41 t. 1982 SUIZA 0/116 (0 %) 0/116 (0 %) Brieger y Brack. Michna. las fuentes de infección más frecuentes para el ganado bovino van a ser la orina (van der Hoeden. Fetos procedentes de explotaciones con antecedentes de abortos. Por tanto.UU. van der Hoeden. no todas las aguas son favorables para la supervivencia de las leptospiras. ya que éstas se ven afectadas por el pH y la salinidad (van der Hoeden. 1958). (9. 1988 Thiermann. 1986 1 2 3 Animales jóvenes (j.. 1958. Fetos muestreados al azar.). Invest. 1988. toros (t. la leche (van der Hoeden.

totalmente receptivos a la infección y que pueden infectarse en los momentos de mayor riesgo. Michna. Leonard et al. el de mayor importancia es el relativo a la resistencia de las leptospiras fuera del hospedador. Miller et al. Los casos de leptospirosis parecen ser más frecuentes y de peor pronóstico en las explotaciones de leche que en las de carne. e incluso presencia de mortalidad embrionaria (Ellis y Michna. 1984. también. 1983). las crías suelen separarse de las madres tras el parto. el estado inmunitario y la gestación. Leonard et al. ALONSO-ANDICOBERRY et al. Por último. En lo que respecta al hospedador. principalmente. pH neutro o ligeramente alcalino y presencia de materia orgánica (van der Hoeden. cuyo efecto inmediato parecía ser la disminución del número de leptospiras viables eliminadas en este fluido. en general. Ellis. un factor importante en relación con la eliminación de leptospiras en la orina. 1970. 1958. preferentemente. haciendo que las tasas de infección más altas se produzcan entre los 2-3 años de edad (Ellis y Michna. La edad de los animales parece estar en relación con el estado de portador renal. 1977. 1958. Prescott. . Thiermann. 1993).. 1994). 1976 a. Además. 1970) y los factores que determinan su supervivencia en el medioambiente son: temperatura templada (25 ° C). 1983). se producía una bajada del pH de la orina. cabe destacar principalmente el manejo. 1958. aunque los animales no suelen mostrar síntomas de infección aguda. Ellis. incluso cuando los niveles de anticuerpos circulantes apenas alcanzan un título de 1:10 (van der Hoeden.b. 1987. Carrol y Campbell. el ganado expuesto previamente a la infección es refractario a la reinfección durante años. a que el ganado bovino lechero se explota generalmente en sistemas intensivos o semiextensivos que llevan a un mayor hacinamiento. manteniéndose aisladas del rebaño y no introduciéndolas en el núcleo principal del mismo hasta su primera gestación. Estos factores van a propiciar la existencia de una cierta estacionalidad en la presentación de la enfermedad. se puede decir que.. las áreas con lagunas. Entre los factores dependientes del agente etiológico. la infección se produce varias semanas antes y el aborto tiene lugar 1-6 semanas después de la fase aguda en caso de serovares accidentales y de 4-12 semanas en el caso de hardjo. Probablemente.216 C. Michna. Por tanto. Respecto al estado inmunitario. 1983). 1993). (1992. ambiente húmedo. En infecciones por el serovar hardjo se han observado también abortos en otros estadios de la gestación. 1974. los datos disponibles nos muestran que el aborto por leptospiras se produce principalmente en los últimos estadios de la gestación. son las que más frecuentemente están implicadas en los focos de leptospirosis (Thiermann. Timoney et al. Respecto a los factores dependientes del medio. Esto es debido. en relación principalmente con la época de lluvias (Sullivan. en los animales alimentados con suplementos como los ensilados de grano. 1993). Ellis. Thiermann. así como el tipo de alimentación. 1991a. 1984. riachuelos y bebederos en general. Prescott. 1983. que está en función de la aptitud. entre los 6 y los 9 meses. lo cual favorece la transmisión. Esto supone la introducción constante de animales no expuestos. 1984. Ellis.. Algunos autores sugieren que la mayor incidencia de animales que excretan leptospiras en la orina aparece en terneros y que la mayoría de las vacas mayores de tres años no son leptospirúricas (Hellstrom y Blackmore. los diferentes autores destacan como factores más importantes la edad. Las leptospiras son microorganismos bastante sensibles a las condiciones ambientales (van der Hoeden. 1993) demostraron que. 1988. La alimentación parece ser. que congregan a un gran número de animales. 1980-citados por Ellis.

debido principalmente a las características intrínsecas de las leptospiras y a la epidemiología de la enfermedad (Ellis. Ellis. evidencias de daño renal. En los animales adultos. pero previamente a la realización de las mismas. placenta y. en casos extremos (Michna. Diagnóstico clínico La mayoría de las infecciones por Leptospira spp. principalmente grippotyphosa. Agr. La leche. 1994). la aptitud del rebaño. el estado sanitario del mismo. las lesiones se localizan principalmente en los riñones. Sanid. 1994). fiebre (que no siempre se detecta). aunque en algunas ocasiones. 1988). puede contener coágulos de sangre y el recuento de células blancas es muy alto. Asimismo. DIAGNÓSTICO Y CONTROL DE LA LEPTOSPIROSIS BOVINA 217 DIAGNÓSTICO El diagnóstico de los casos de leptospirosis puede ser complicado. En todos los órganos. meningitis e incluso mortalidad (Ellis. observándose ictericia. hemoglobinuria. Vol. Las lesiones no son patognomónicas. hematuria. En el feto. pueden darse casos de enfermedad grave. la sintomatología predominante y si se realiza vacunación frente a la leptospirosis.: Prod. en pulmones y bazo. las características de las lesiones van a depender del serovar implicado (Pérez et al. siendo éste uno de los órganos más afectados. Diagnóstico epidemiológico La anamnesis debe incluir datos sobre la época del año en la que apareció el brote. nacimiento de animales débiles). 2001 . Ellis. Invest.. las lesiones son realmente difíciles de interpretar pues pueden confundirse con los procesos normales de autolisis (Sullivan 1974. que parece calostro. 16 (2). se cuenta con un gran número de técnicas laboratoriales diferentes. retención de placenta. Las ubres aparecen normales o algo blandas al tacto y los cuatro cuarterones están afectados (Michna. es conveniente recabar información sobre una serie de datos que nos pueden orientar en el diagnóstico. el contacto con otras especies domésticas. 1994). e incluso esterilidad. Las hembras preñadas pueden abortar debido a la pirexia mantenida (Michna. Por el contrario. También. sospecharemos de leptospirosis crónica en casos de fallos reproductivos (mantenidos o no en el rebaño). por lo que no aparecen estados de portador crónico (Prescott. tales como infertilidad (abortos. 1986). Skilbeck et al. Anim. 1994). la edad de los mismos y la fase de la gestación en que se produce el aborto. 1970. 1970) y la producción láctea prácticamente desaparece. 1970).. nacimiento de terneros prematuros. La sintomatología es inespecífica y común a un gran número de afecciones. En los adultos. cursan de manera subclínica. Thiermann. en algunos casos. 1993). podremos encontrar lesiones en el hígado. útero. deberá obtenerse información sobre el número de animales afectados. 1986).EPIDEMIOLOGÍA. 1993. Ellis. pomona. icterohaemorrhagiae y autumnalis. Esta forma sobreaguda se debe a la infección por serovares no adaptados. 1982. siendo de escasa utilidad para el diagnóstico de la enfermedad (Baskerville. mortinatos. se debe sospechar de leptospirosis aguda siempre que aparezcan animales con disminución repentina y marcada de la producción láctea («síndrome de la caída de la leche»). 1982. ictericia y meningitis (Ellis. En la actualidad.

. Faine y Stallman. El aislamiento es. las técnicas indirectas se utilizan más frecuentemente. 1983. y la mayoría de los órganos parenquimatosos en los casos que cursan con ictericia (Ellis. riñón. Sin embargo. En el caso de muestras procedentes de fetos. 1989). 1989b. 1986). incluso en el momento del aborto. Ellis. 1984. En los fetos.22 m m (Dikken y Kmety. sin duda. las técnicas de tinción inmunoquímica u otras como el aislamiento (Ellis. útil para la detección de leptospiras en la orina (Baskerville. En el caso de muestras de animales adultos. 1978). para muchos autores. miden de seis a 20 m m de longitud y 0. las técnicas directas están más indicadas que las indirectas. en el caso de infección por serovares adaptados (como es el caso del serovar hardjo). el animal puede no presentar respuesta de anticuerpos detectable (Ellis. 1987. pero son visibles al microscopio de campo oscuro y de contraste de fases (Johnson y Faine. la técnica más sensible para el diagnóstico de la leptospirosis aguda y crónica. basadas en la detección de anticuerpos frente a las leptospiras. 1988. tanto en medio de cultivo.. Además. 1986. También. Bolin et al. Dentro de las técnicas basadas en el análisis de ácidos nucleicos. aunque pueden mantenerse durante años. ALONSO-ANDICOBERRY et al.. Las técnicas utilizadas para el diagnóstico laboratorial de la leptospirosis se pueden dividir en dos grandes grupos: técnicas indirectas.218 Diagnóstico laboratorial C. 1982). los órganos de elección son el hígado. 1982. se enviará sangre y leche en la fase aguda de la enfermedad y orina en la fase crónica. alcanzan niveles indetectables.. Las técnicas serológicas son las pruebas laboratoriales más utilizadas tanto para el diagnóstico como para la realización de estudios epidemiológicos. tejidos y/o leche de animales con signos clínicos. 1996). como el Giemsa y técnicas de tinción argéntica (Amatredjo y Campbell. líquido cefalorraquídeo y ojo en casos con sintomatología nerviosa. 1989b). 1984. 1996). Presentan una forma helicoidal. pero principalmente para su detección en tejidos fetales. Timoney et al. Bolin et al. las muestras que se deben enviar son cerebro.. 1986). 1986). glándula adrenal y pulmón.. tiene un gran valor diagnóstico (Ellis. van Eys et al. puesto que éste suele producirse tiempo después de la infección. las más utilizadas han sido las técnicas de hibridación con sondas de ADN marcadas y las técnicas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR). 1996). Su mayor desventaja es que los niveles de anticuerpos. estos microorganismos son prácticamente invisibles utilizando la microscopía habitual. 1996). Baskerville. cerebro. como por inoculación en animales de experimentación. Faine. la inmunofluorescencia. se pueden poner de manifiesto utilizando métodos de tinción especiales. Thiermann. y técnicas directas que se basan en la detección de leptospiras o sus antígenos y/o ácidos nucleicos en los tejidos y/o fluidos corporales. médula espinal. actualmente la técnica más eficaz para la detección de leptospiras en la orina (Millar et al. En animales vivos.1 m m de diámetro y son capaces de atravesar filtros de 0. pues son más sencillas de realizar y su coste es menor (Ellis. Su mayor desventaja es que requiere mucho tiempo y laboratorios especializados (Thiermann. 1975. ya que el diagnóstico individual cobra mayor importancia. La técnica de tinción inmunoquímica más utilizada es. así como cualquier fluido interno (Ellis. la baja sensibilidad y especificidad de estas técnicas de visualización directa hace que sean de poca utilidad en comparación con las técnicas de detección y análisis de ácidos nucleicos. En el caso de animales muertos o sacrificados. La demostración de la presencia de leptospiras o sus componentes en la sangre. Ellis. 1986. 1986). Sin teñir. ya que el aislamiento a partir de los mismos es difícil debido a que por los procesos de autolisis las leptospiras pierden su viabilidad.

I. El MAT se utiliza también para la serología fetal.. La forma hemolítica de la leptospirosis puede confundirse con otros procesos que cursen con hemólisis. presenta otras ventajas frente al MAT. considerándose un resultado significativo. Agr. 2001 . ya que la obtención de títulos individuales frente a las leptospiras es en muchos casos poco significativo y de difícil interpretación (Ellis. 1988). El más recomendado por los autores es 1:100. esta seroconversión generalmente no se detecta debido a que los sintomas de la fase aguda pasan desapercibidos. una de las dificultades en la interpretación de los resultados del MAT. babesiosis. Sin embargo. Smith et al.. hemoglobinuria y daño hepatorrenal. no se produce un aumento en el nivel de anticuerpos (Ellis.E. 1994). o el ELISA. permitiendo. reside en la determinación del punto de corte. ser de fácil estandarización y ser una prueba en la que las reacciones cruzadas son poco frecuentes. 1996). Desafortunadamente. aborto y disminución de la producción láctea con aparición de mamitis.: Prod.EPIDEMIOLOGÍA. Vol. hemoglobinuria postparto e infecciones por clostridios (Baskerville. siendo tedioso el mantenimiento de las cepas y un riesgo potencial para el personal del laboratorio. 1983. hematuria. napus–). La presencia de maInvest. la observación de un aumento del título en dos muestras de suero. A pesar de ser eficaz y de estar considerada en la actualidad como la prueba serológica más sensible. 1992). la aglutinación macroscópica. sería indicativo de una infección aguda (Ellis. el MAT se considera principalmente una prueba de rebaño. la obtención de títulos frente a cualquier serovar mayores o iguales a 1:40. tomadas con un intervalo de 3-4 semanas.. 1983. nabo –B.. se deben utilizar como antígenos cepas representativas de todos los serogrupos presentes en el país o región y de todos los serovares adaptados a la especie objeto de estudio (Ellis. Sus principales desventajas son que normalmente son serovar específicos. prácticamente abandonada (Ellis. 1983). Diagnóstico diferencial La leptospirosis debe diferenciarse de cualquier enfermedad del ganado bovino que curse con hemoglobinuria. 1986). El ELISA se utiliza tanto para la detección de anticuerpos en leche como en suero. Sanid. Entre sus principales desventajas tenemos que no diferencia entre anticuerpos vacunales y de infección y que utiliza como antígeno leptospiras vivas. A pesar de la posibilidad de realizar estudios en animales individuales. la prueba oficial para la exportación e importación de animales (O. el estudio de sueros pareados no es útil porque. diferenciar entre IgG e IgM (Thiermann. como es el hecho de no presentar riesgo sanitario para los operarios. y que no permite diferenciar entre anticuerpos vacunales y de infección. es bajo (Barr y Anderson. con lo cual no obtendremos información acerca de una posible infección por otros serovares. 1986). Anim. en los que la respuesta inmune puede no ser detectable (Ellis. 1993). se pueden encontrar otras técnicas serológicas como la fijación del complemento (Smith et al. además. tras el aborto. Para obtener una sensibilidad adecuada. aún no está admitida como prueba oficial (Thiermann. 16 (2). Al igual que con otras pruebas serológicas. 1986). en especial cuando consideramos serovares adaptados como hardjo. 1994). el número de fetos que presenta una reacción inmune humoral detectable. 1986. siendo además. 1986). En el caso de abortos. pero no siempre resulta adecuado. tales como envenenamiento por especies del género Brassica (ej. Como en otras pruebas serológicas. Thiermann y Garret. Además del MAT. Timoney et al. DIAGNÓSTICO Y CONTROL DE LA LEPTOSPIROSIS BOVINA 219 La técnica más utilizada es la aglutinación microscópica o MAT (Microaglutination Test) (Thiermann. 1996). Además. 1984).

Sin embargo. Además. 1984). 1994).. 1984) Profilaxis La vacunación es una práctica muy extendida en otros países (Thiermann. presenta una serie de desventajas: en primer lugar. Ellis. 1975. junto con la vacu- . En segundo lugar. la mayor limitación de los antimicrobianos es que no eliminan el estado de portador renal. 1958). Ellis et al. la mejor herramienta de control (Ellis. algunos autores lo consideran inútil para frenar las tormentas de abortos que puedan producirse como consecuencia de la infección por el serovar hardjo (Ellis. 1983). no evitan la infección. la mayoría de los autores lo consideran únicamente como una parte del programa general del control del rebaño. Los antimicrobianos más utilizados son la dihidroestreptomicina a dosis de 25 mg/kg (Amatredjo y Campbell. Sin embargo. la vacunación sigue siendo parte importante de los sistemas de control en los rebaños (Heath y Johnson. (1992) demostró que con un programa de vacunación de todo un rebaño durante cinco años. a excepción de las sulfonamidas y el cloranfenicol (van der Hoeden. es posible el control de las infecciones por hardjo y su eliminación del rebaño. ALONSO-ANDICOBERRY et al. la migración al útero y oviducto ni la persistencia de la infección renal y por consiguiente. éste puede infectarse de nuevo (Ellis 1994). junto a la vacunación y la profilaxis higiénico-sanitaria (Michna.. 1996) y no proporcionan protección cruzada entre serovares distintos y sólo permiten una protección limitada frente a cepas distintas de un mismo serovar. para algunos autores. 1989a. las vacunas comerciales son bacterinas (Ellis. por lo que la protección ofrecida por las vacunas elaboradas con las cepas de otro país o región. 1970. en otras zonas puede ser poco eficaz (Thiermann. 1985. El aborto por leptospiras tan sólo podrá diferenciarse del producido por otras causas mediante pruebas laboratoriales. Aunque el tratamiento con dihidroestreptomicina reduce en gran medida el número de organismos que el animal infectado elimina en la orina. A pesar de estas limitaciones.. pero siempre ha de formar parte de un sistema general de control. 1970. diversos estudios sobre las vacunas existentes han demostrado que la vacunación frente a hardjo con vacunas tanto monovalentes como pentavalentes. Thiermann. tampoco evitan la eliminación de leptospiras en la orina ni el nacimiento de algunos terneros débiles y mortinatos (Bolin et al. Los serovares y las cepas varían entre países. CONTROL Tratamiento Las leptospiras son prácticamente sensibles a todos los antimicrobianos. Michna. La profilaxis higiénico-sanitaria es esencial en el control de la leptospirosis en un rebaño. 1984) siendo. 1994). mitis puede detectarse por las características de la leche y la ubre.220 C. Bolin et al. El trabajo realizado por Little et al. Por ello. 1994) y la oxitetraciclina o clortetraciclina a dosis de 800 g/Tm de pienso. pudiendo utilizarse una amplia gama de ellos para el tratamiento de la infección. 1991).

de bratislava (porcinos y caballos) y pomona (porcinos) Entrada de leptospirosis en la explotación a través de bovinos infectados subclínicamente Entrada constante de animales susceptibles Posible transmisión venérea Los centros dedicados a la inseminación artificial (IA) deberían realizar un control de la leptospirosis en los sementales (Eaglesome y García. ya que ninguna de estas medidas es eficaz por separado (Ellis.EPIDEMIOLOGÍA. Vol. 1994). 2001 . Eaglesome y García. 1958. no están obligados por la legislación vigente (BOE. Hospedadores silvestres asociados a la actividad humana (ratas y ratones) Hospedadores silvestres y domésticos Hospedadores de hardjo (bovinos y ovinos). DIAGNÓSTICO Y CONTROL DE LA LEPTOSPIROSIS BOVINA 221 nación y el tratamiento. 1994). presentarían niveles de anticuerpos por debajo del título mencionado y por lo tanto dicha medida carecería de eficacia en muchos casos (Ellis et al. en el momento de preparación de las dosis seminales ha demostrado ser útil para el control de la capacidad infectante de las leptospiras presentes en el semen. En la Tabla 7 se resumen las principales medidas recomendadas por los diferentes autores (van der Hoeden.. Tabla 7 Medidas de profilaxis higiénico-sanitaria Medida Desratización general de la explotación y construcción de edificios «a prueba de roedores» Evitar el uso de fuentes de agua comunales Reducir el pastoreo conjunto con otras especies domésticas y con otros rebaños de ganado bovino Mantener una política de ciclo cerrado y en su defectos. una elevada proporción de toros infectados por el serovar hardjo de cuyo aparato reproductor se ha aislado el germen. Policía sanitaria La leptospirosis está incluida dentro de la «lista B» de la Oficina Internacional de Epizootías (O. 1982.. La adición de antibióticos. como la penicilina y la estreptomicina. Heath y Johnson. Anim. Faine. Ellis. estando por ello obligados los países miembros a realizar un informe Invest.E. someter a cuarentena estricta a los animales de reposición que entran nuevos en la explotación No separar las crías de la hembra Evitar el uso del toro para la monta Control sobre. 1994. Habitualmente. 16 (2).). 1992). Sanid. 1965. Las medidas higiénico-sanitarias deben basarse en dos puntos esenciales: el control de hospedadores de mantenimiento silvestres y el control de hospedadores domésticos. 1986a).: Prod.I.. 1995). Agr. no se autoriza la entrada de sementales en estos centros con títulos superiores a 1:100 en la prueba de MAT. 1992). por lo que actualmente supone la medida más eficaz de prevención de la transmisión a través de la IA (Sleight. a pesar de que. en nuestro país. Sin embargo.

52. Nonetheless. vaccination and hygienic prophylaxis. may be necessary to avoid the economic losses caused by the introduction of the disease on a farm. en el que conste que los animales: 1) 2) 3) 4) No presentaban el día del embarque ningún signo clínico de leptospirosis. GARCÍA PEÑA F. de peso vivo. La prueba diagnóstica será el MAT y los animales deberán mostrar un título menor de 1:100 en aquellos serovares determinados por ambas partes (O. from an epidemiological point of view. ATXAERANDIO R. Vet. ya que. seroprevalence in dairy and beef cattle in Spain.. diagnosis and control of bovine leptospirosis Leptospirosis.J. en el caso de infecciones por serovares adaptados. 1992). PEREIRA BUENO J. Fueron sometidos a una prueba de diagnóstico con resultado negativo (sólo si el país importador lo solicitó). Permanecieron.. anual sobre el estado de esta enfermedades en sus países respectivos (art. SUMMARY Epidemiology. 109-117. 2001. Because of the possible sanitary hazards associated with leptospirosis and the fact that leptospirosis is a zoonosis.M. así como portadores crónicos con título por debajo de 1:100. many different clinical signs may be exhibited. KEY WORDS: Leptospira Cattle Epidemiology Diagnosis Control REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS ADÚRIZ G. 4-5. que continúan eliminando leptospiras en orina (Ellis. se hace referencia a las medidas exigibles por los países importadores en el caso de comercio internacional de ganado bovino. En el artículo 3.. Diagnóstico de abortos en ganado vacuno lechero: aspectos prácticos. ALONSO ANDICOBERRY C. Este criterio no siempre es adecuado.. meningitis and even mortality. principalmente. control of the disease deserves special attention. COSTAS E. puede haber más de una tercera parte de los animales infectados cuya respuesta serológica sea inferior a dicho título. is viewed as a complex disease. MORENO B. ..I. to a chronic condition where the only sintomatology observed among the animals is reproductive failure.1 del Código Zoosanitario Internacional. Herd-level risk factors associated with Leptospira spp. en algunos casos. hematuria.222 C. en un certificado zoosanitario internacional. In cattle infected with leptospirosis...E. 1999. Albéitar 26. durante los 90 días previos al embarque en una explotación desde la que no hubo informe oficial de signos clínicos de leptospirosis. informes más frecuentes (O.3) pudiéndose solicitar. Estas medidas consisten.0. ALONSO-ANDICOBERRY et al. 1993). ORTEGA MORA L.. diagnosis of the disease is not easy in spite of the wide range of laboratory techniques currently available. Prev. Recibieron dos inyecciones con 25 mg de dihidroestreptomicina por kg. 1986..1. Med. Prescott.I. Infection is induced by spirochetes from the genus Leptospira.2. 1992). 1. la primera catorce días antes del embarque y la segunda el mismo día del embarque. hemoglobinuria. such as antibiotic treatment. ranging from an acute/hyper-acute condition where the animals exhibit fever..4.E. Complementary approaches.

HADNSAKER A. DE ALMEIDA S. Vet. (Eds.A. pp.. BOLIN C.A. Rec. (Eds. ELLIS W. PUMAROLA A...M. In: Ellis W. Comparison of three techniques to detect Leptospira interrogans serovar hardjo type hardjo-bovis in bovine urine.D. Rec.. COLLARES-PEREIRA M.EPIDEMIOLOGÍA. North. 1-5. BASKERVILLE A.W.A.. 1-8. Infecção por Leptospira interrogans. 1987.S.A. Rev. 1986. Vet. JUSTE R. Krieg N... BERCOVICH Z. 40.. Am. In: Ellis W. 1994.A.. Rev. Infectious diseases causing bovine abortion and fetal loss.. Martinus Nijhoff Publishers.: Prod. Arq.. COVALEDA J. Leptospirosis por L. 1986. Iber.F.. 163al.A. 430-432..H. 1983.. THIERMANN A. 29 abril-3 mayo. GARCÍA F. COUSINS D. CANTARELL I.A. Invest. KMETY E. ELLIS W. 1953. Am..A. Reproductive and leptospiral studies on beef cattle in central Queensland. BRIEGER C. Leptospira interrogans serovar hardjo in the Republic of Ireland. ZUERNER R. Leptospira.A. 1989. numa fazenda de Minas Gerais. PHIL B. ADÚRIZ G.. 221-223. vol I. 1978. Vet. 1639-1643. MICHNA S.F.. BRACK A.G.L. Bovine leptospirosis. TRUEBA G. pp. 1993. Aus. 33-43.. 387-391. Ed. (1956). 161-165. ZUERNER R..C. Am. 875-891. Vol.M. CAMPBELL R. Baltimore.S... 124. Sanid. The prevalence of antibodies to members of Leptospira interrogans in cattle and pigs in the Netherlands.A. 333.. Vet. USA. 91-95. Vet..A. (Eds. Martinus Nijhoff Publishers. Vet... 128. Martinus Nijhoff Publishers. 22. Evidence for sheep as a maintenance host for Leptospira interrogans serovar hardjo.. 1988. Part I.. FOLEY J. BOLIN C.. O. Campilobacter foetus and Tritrichomonas foetus. Manual: Amedment I.I.. EAGLESOME M. Serological typing methods of leptospires. Rec. Vet Bull 43. McGLASHAN C.. ELLIS W. ELLIS W. Agr. North. Sci. DIAGNÓSTICO Y CONTROL DE LA LEPTOSPIROSIS BOVINA 223 AMATREDJO A.W. 2001 . J. 1986. VALE C. Spirochaetales Buchanan 1917. Arch. Rec. CASSELLS J. 118. In: Ellis W.. 137-144.. XVI.185-191.. 463-478.. PUMAROLA A. Bovine leptospirosis in cattle in Portugal: bacteriological and serological findings.. 1001-1003.C.. 1991. GOMES A. 43-44. Martinus Nijhoff Publishers. Bovine leptospirosis: demonstration of leptospires of the Hebdomadis serogroup in aborted fetuses and a premature calf. Vet. Martinus Nijhoff Publishers.W. Med. Genital leptopirosis in bulls. Little T. Brucella abortus. 62. ATXAERANDIO R. Parasitol.A. Little T.) The Present state of leptospirosis diagnosis and control. GONZÁLEZ L.. CARROL A. Vet. Annu.B. In: Ellis W. 211. GARCÍA M.Kd.A. Parasitol. Res.G.13-31. Am. Food anim. V Congreso de Medicina Bovina.A. 289-299.V. clin.) Williams & Wilkins. ELLIS W. 259-307. Diagnóstico laboratorial de abortos en ganado vacuno: protocolo y casuística en Azti-Sima. In: Bergey’s Manual of Systematic Bacteriology.. 1989a.) The present state of leptospirosis diagnosis and control. EGAN J. Histological aspects of diagnosis of leptospirosis. 1976b.. 9. Brasil. y Holt J. pract.L. 1986. 549-550. ANDERSON M. 1996. Leptospirosis as a cause of reproductive failure.) Present state of leptospirosis diagnosis and control.. ELLIS W. Bras.) Present state of leptospirosis diagnosis and control... 99. Tierh.A. 1992..A. 23. ballum en los trabajadores de arrozal de la región de Camarales (Delta del Ebro). MICHNA S.. 1998. Encuesta serológica en el ganado equino y bovino sacrificado en los mataderos municipales de Barcelona y Badalona.W. clin..R. PARKINSON J. J. Bovine leptospirosis: experimental infection of pregnant heifers with strain belonging to the Hebdomadis serogroup. Vet.. COVALEDA J. Anim.. Importance of leptospirosis in Belgium... 10.. CAMPBELL R. Little T. CANALE-PAROLA E. 743-775.W. Methods in Microbiology 11. ELLIS T. Vet.. y Little T.A. 1976a. In: Ellis W... 16 (2). 1989b. 1984. The diagnosis of leptospirosis in farm animals. Res 50. Existencia de aglutininas frente a diversas especies de leptospiras.W. 38-39. Effect of vaccination with a pentavalent leptospiral vaccine on Leptospira interrogans serovar hardjo type hardjo-bovis infection in pregnant cattle.. Vet... DESMECHT M. (Eds. Leptospira interrogans serovar hardjo in cattle prevalence and importance as an abortion agent in Switzerland. Schweiz. Vet. Res 52.. Vet..A. 1986. ELLIS W.W. 1977. Microbial agents associated with bovine genital tract infections and semen.A. pp.C. 315-318.. BARR B. (Eds... Bull. Recent developments in bovine leptospirosis. Vet. DIKKEN H. ELLIS W.. Zoot. Food anim.A.. Bovine leptospirosis: a serological and clinical study. XIII.. 229-236. TRUEBA G. Little T.G. Sitges..A.E. 99. 1986.J.) Present state of leptospirosis diagnosis and control. 1956. pp. Effect of vaccination with a monovalent Leptospira interrogans serovar hardjo type hardjo-bovis vaccine on type hardjo-bovis infection of cattle. Order I.A. BOLIN C.A. Leptospirosis. pp..A. DOYLE J. CASSELLS J..W. Rec. MOREIRA E. Res 50. pp. 197-203.L. J. 1975. 343-368. MICHNA S. Vet. 1986a. Am.A. (Eds. 1991. pp. pract. Iber.L. 64.W. 123-124. 128..

. Martinus Nijhoff Publishers.J..A. Baltimore.... Bovine leptospirosis: serological findings in aborting cows. 73-84. Rec. 1976. Geneva. MAKINDE A. USA. 15-32.). pp. 67. JOHNSON R. JONSHON R. Leptospirosis in domestic animals in France: current situation. 1232-1237. Nuevos focos de leptospirosis bovina y porcina en Córdoba. Association between cessation of leptospiruria in cattle and urinary antibody levels. V Congreso de Medicina Bovina. CASSELLS J.A. KMETY E.... mediante encuesta serológica. SUÁREZ P. 118. Investigación epidemiológica sobre leptospirosis en Cádiz. Rec.S.. Vet. 1996. 108. ELLIS W.. Supplement 3 of Vet. pp. 1982. FERNÁNDEZ M ÁLVAREZ M. CASSELLS J. 1994. EZEH A.B. ELLIS W.A. 1982a... 1978. Suplemento Científico del Boletín Informativo del Consejo General de Colegios Veterinarios de España 207-208. 1978. (Eds. CARRANZA J.G. Amended descriptions of the Genus Leptospira Noguchi 1917 and the species L. Little T.179-184. In: Barlows A..A. STALLMAN N.. 2000. 131. 9. Vet.. Family II. LEONARD F.... y Holt J. Vet. Classification of the species of Leptospira interrogans and history of its serovars. 39-66. Rec.J.. Groningen.. OLYHOEK T. Dworkin M. PEREA A.A.C. 79al.. Revised list of Leptospira serovars. 1991. GERRITSEN M. Trüper H. Bergey’s Manual of Determinative Bacteriology.. de la leptospirosis en la provincia de Sevilla... LEÓN VIZCAÍNO L. Syst. Springer-Verlag. Possible effect of pH on the survival of leptospires in cattle urine.). J. En: Bergey’s Manual of Systematic Bacteriology. Groningen. Sci. 1993..J.. 29 abril-3 mayo. 1984. PRIETO J. Univerisity Press Groningen. 39.. 1988. GARCÍA F. QUINN P. 149-173. Leptospiraceae Pillot 1965.. Williams & Wilkins.G. interrogans (Stimson 1907) Wenyon 1926 and L.. (Eds. LEÓN VIZCAINO L. Little T. FAINE S. HANNA J. FAINE S.A. Am. LEONARD F. Vet. FAINE S.. Revue Élev Méd vét Pays trop 42. PATERSE D. pp.R.A. 1989.. KMETY E.. J. ELLIS W. 1986b. 27-37. DIKKEN H. O’BRIEN J. MIRANDA GARCÍA A. (Eds.. Harder W..O. STALEY J..D. Epidemiol.A. 53-54. Leptospirosis. The genus Leptospira. 1985. WHO Offset Publication. Rec. 1986.11-13.C.J. Archivos de zootecnia 27. USA. Martinus Nijhoff Publishers... ESPÍ A. Estudio epizootiológico.H. DIKKEN H.. Krieg N. 178-180. 103. HOLT J. 110. HARTSKEERT R.. KOOPMANS M. pp.. (Eds.224 C... FERGUSON H. 1986. 26. HANNA J.A. Int. Leptospirosis in wild animals. Vet.E. ALONSO-ANDICOBERRY et al.R. In: Ellis W. 55. 1-9. 505-508....A.M.J..D...A.. 328-332.A. biflexa (Wolbach and Binger 1914) Noguchi 1918. (Ed. Changes in our understanding of the epidemiology of leptospirosis. 555-557. 1994... NEILL S... 599-602...W. Serological prevalence to six leptospiral serovars in cattle in Asturias (Northern Spain).A.) Present state of leptospirosis diagnosis and control.T. Vet. 1977. HEATH S.. 1992.G. Ed.. 1985.W. 292-295. Nigeria. QUINN P. Sitges. Prevalencia de vacas seropositivas frente a diferentes serovares de Leptospira interrogans en explotaciones lecheras de Galicia con baja eficacia reproductiva..A. Can. 1998. 18/S3. O’BRIEN J.A. YUS E. 1518-1523.. Suplemento Científico del Boletín Informativo del Consejo General de Colegios Veterinarios de España 204-205...ª edición. S159-S160... GUITIÁN J... vol I. J. 124. SNEATH P. BELLO C. ADESIYUN A. TRAP D. Infect.F. pp. MONTGOMERY J.) Present state of leptospirosis diagnosis and control. 1993. 237-239.A. 1994. Bacteriol... MIRANDA GARCÍA A. LITTLE T. MONTGOMERY J. NEILL S. 1982. JAVMA 205. Neatherlands. World Health Organization. FAINE S. Antibodies to leptospira in the sera of aborted fetuses. ELLIS W.S. MIRANDA GARCÍA A. Leptospira interogans serovar hardjo infection in cattle in the South Okanagan District of British Columbia. LOGAN E. WILLIAMS S. LEÓN VIZCAÍNO L. Schleifer K-H. Dihydrostreptomycin treatment of bovine carriers of Leptospira interrogans serovar hardjo. Faine S. 461-463. 235-236. Res. Baltimore.) Williams & Wilkins.J.. Guideliness for the control of leptospirosis.. . University Press. Vet. GAUMONT R. KRIEG N. TERPSTRA W. KINGSCOTE B. (Eds.. Subcommitte on the Taxonomy of Leptospira.J. Res. Role of cattle in the maintenance of Leptospira interrogans serotype hardjo infection in North Ireland. 195-202. Ed.. pp. Vet..D.. ELLIS W. 32. Rec. OLIVEIRA J.W.A.J. O’BRIEN J.T. CASSELLS J. In: Ellis W. Vet. Q.J. Prevalence of Leptospira interrogans serovar hardjo in the genital and urinary tracts of non-pregnant cattle. 55..G.) The prokariotes.W..A. 3568-3582.. 2nd edition. Serological prevalence of bovine leptospirosis in Plateau State... Sci.. ELLIS W. Sheep as maintenance host for Leptospira interrogans serovar hardjo subtype Hardjobovis. 1981.. SONGER J.. GARCÍA PÉREZ M. Res. ELLIS W. ADDO P.

Rev.. 27.F. 22.E. PÉREZ Q. SLEIGHT S.F.G..EPIDEMIOLOGÍA.. 1250-1254. Bras.B. pp. 1982. Vet. Int. Rec. Infección leptospírica en la República de Panamá. 1993. O. Am.. Detection of leptospires in biological fluids using DNA hybridisation. SONGER J. Vol.A. In: Ellis W.. A review of leptospirosis in farm animals in Portugal.. en Grupos Ocupacionales. QUINT W. Paris. tech.. Relationships between prevalence of Leptospira interrogans in cattle. The role of penicillin and streptomycin in the prevention of transmission of bovine leptospirosis by artificial insemination. and regional. THIERMANN A. GERRITSEN M. Masson Salvat Medicina. Vet. SCHONBERG A. (Eds. 278-339. VAN EYS G.... 1994. SALT G. Vet..E. 65.. Bovine leptospirosis: bacteriologic versus serologic diagnosis of cows at slaughter. International Animal Health Code (mammals..I. Vet. pp. 71. In: Hagan & Bruner’s Microbiology and infectious diseases of domestic animals. Frecuencia de aglutininas anti-leptospira sp. 1965. ADLER B.W. Clin. MILLER D. En: Microbiología y Parasitología Médica.T.G. PRITCHARD D. TIMONEY J. TERPSTRA W.D. pp.W. Adv. 1988. A review of laboratory techniques and their use in the diagnosis of Leptospira interrogans serovar hardjo infection in cattle. 50. Estudio de un foco de leptospirosis bovina en España. MICHNA S... PRESCOTT J.. Arq. 86. J. 2. Res. Vet. 71-78. MCGOWAN M.V.. 1970..F.J. 131. (Eds.W. Rev.. Sanid.... Martinus Nijhoff Publishers. CALVERT K. The prevalence of antibodies to members of Leptospira interrogans in cattle. CHAPPEL R.B.E.C.I. BERAN G. 1992. Vet.G.. USA. WILKS C. y Piédrola G. DORADO E.. J. Off. Leptospirosis in the Federal Republic of Germany. 4th edition.. Zoot. 45-57..D. Sci.B.) Present state of leptospirosis diagnosis and control. Les petits mammifères sauvages.R. 7...R. Leptospira.) Present state of leptospirosis diagnosis and control.H.C. source de leptospirose.ª edición. 216-223. ROCHA T. Ed. GILLESPIE J. WILSON M. SULLIVAN N.A..I. 1991a. 1983..B. 90-92.J.W. 1980. STAAK C. 15. Academic Press. 1984.O 32.. I. III.A.. Rodríguez A. FORSYTH W. TRAP D.: Prod. Experimental leptospiral infection in pregnant cattle with organisms of the Hebdomadis serogroup. 1965. BROUGHTON E..M. 2244-2245.R.. 4. 17. Microbiol. Res. Vet.W.S.J. 484-496 MILLAR B. J. (Eds. Ithaca. 554-550.. Epizootiology of Leptospirosis.. Res 44. Leptospires isolated from wild mammals caught in the south west of England. MILLER D.205-209. 43. Micorbiol. Leptospirosis in animals and man. Vet. Vet. J. 1988.R. 8th edition. para Europa. Control of Leptospira hardjo infection in beef cattle by whole herd vaccination. W.A. O.. Anim. Vet. J... tech. 884-887. Enzyme-linked inmunoabsorbent assay for the detection of antibodies to Leptospira interrogans serovars hardjo and pomona in cattle.E.W. 1761-1765.A. CORNELISSEN M. 604-607.A. 722-725.E. THIERMANN A.. Little T. climatic and seasonal factors. 1766-1768. birds and bees). 885-892. J. Martinus Nijhoff Publishers.B. JAVMA 193. Res. Int.. Epiz. Vet.). 1998.. Pumarola A. Survey to estimate prevalence of Leptospira interrogans infection in mature cattle in the United States.. 16 (2).H. SEAWRIGHT D. 59-67. DOHNT M..ª Conferencia de la Comisión Regional de la O. Aus.H. Aus. Res 52. Preliminary results of a 1984 animal investigation program.A. 1987. Invest. Vet. 1986. National situation of leptospirosis in the United Kingdom. Am. J... THIERMANN A. Sci. JAVMA 184. Londres.E... 1986..W.. 221-233. pp.M. 2001 . Aus. 1988. 44. J. Med. Am.F.. pp. 10.W. BARLOUGH J. In: Jubb K. Frecuencia de las aglutininas anti-leptospira sp.J. 1989. KAMPE U. Palmer N. Sci. DIAGNÓSTICO Y CONTROL DE LA LEPTOSPIROSIS BOVINA 225 LITTLE T. 2258-2262. en Bancos de sangre y Laboratorios de análisis..) Pathology of domestic animals.... 56. Detection of leptospires in urine by polimerasa chain reaction.. LITTLE T. WHO. GARRET L. BERAN G.. CORNEY B... pp.J. (Eds. 1992. J.A. Sci. 780-784. Res. The Spirochetes. THIERMANN A.. Epiz. en el rebaño bovino de razas lecheras. In: Ellis W. Vet. SKILBECK N. TER SCHEGGET J..J. Leptospirosis. 1982. II. 38.A. Am. 1983. Res 52. SCOTT F.Vet. Leptospirosis: current developments and trends. 699-712. Off. Am. (1958). Vet. Aus. Leptospirosis. Agr. Kennedy P. 1991b. O. 327-330. 126-127.A. Inc. RODRIGUES E. VAN DER HOEDEN J.D. J.A...I. 503-511. Leptospirosis. 1974. SMITH C. Vet. Bovine leptospirosis: microbiological and histological findings in cattle at slaughter. 26. 365-368.. KETTERER P. 1995. 1986. García A. 881-891. 73-75. Little T. PUMAROLA A.. BREM S. 1988... Bull.J. Frecuencia de las aglutininas anti-leptospira sp. 290-294.W. 1977. MILNER A. WILSON M. Comstock Publishing Associates. Rec.. Am.. BORRALLO J. THIERMANN A. GRAVEKAMP C. HATHAWAY S.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful