Está en la página 1de 2

EL PRIVILEGIO DE SER PROFESOR DE RELIGIÓN (Ensayo

)
“Les presentaban niños para que los bendijera; pero los discípulos les reñían. Pero Jesús al ver esto, se enfadó y les dijo: Dejen que los niños vengan a mí, no se lo impidan,porque de los que son como éstos es el Reino de Dios” (Mc 10,13-15)

Introducción En la sociedad actual se percibe, cada vez más, la indiferencia religiosa. Existen, para las personas, otras prioridades que no tienen que ver con la fe cristiana. Al respecto, en el sector de la educación encontramos pruebas contundentes como por ejemplo la aprobación de la norma que modifica la Ley de Libertad Religiosa para que los niños, cuyos padres así lo soliciten, queden exonerados de estudios religiosos en los colegios públicos y privados del país. El cual llevó a muchas personas minusvalorar la enseñanza religiosa que recibían sus hijos en los colegios. Muchos padres de familia han cuestionado a los profesores de religión con afirmaciones como: “¿para qué religión? ¡Es pérdida de tiempo!” inconscientes del significado fundamental que tiene la religión en la persona. Hay una comprensión parcial de la educación. Se piensa que la escuela debe formar en función de los criterios de la sociedad mercantilista en el cual vivimos, sin tener en cuenta que la persona también necesita ser formado en otras dimensiones que le son constitutivas. En este pequeño ensayo presentaré uno de los fundamentos para que la enseñanza religiosa en la escuela sea valorada en su cabalidad. Y consecuentemente la gran responsabilidad y el privilegio que tiene el profesor de religión. El hombre no puede vivir sin religión. El DCN indica claramente el aporte más significativo que tiene la educación religiosa en la escuela: “El área de la educación religiosa contribuye al desarrollo y crecimiento integral de los y las estudiantes y consecuentemente al logro de una educación de calidad que contemple todas las dimensiones de la persona, entre las que se encuentra de modo constitutivo, la capacidad trascendente, espiritual y moral (…) el área de la educación religiosa parte del valor humanizador que tiene la religión para la persona”1 Hay que tener en cuenta que el ser humano es tal en cuanto potencializa cada una de las relaciones posibles: con el otro, con los otros, con lo otro y con el infinitamente Otro. Lo religioso es una forma de lo humano y lo diferencia de los otros seres que no han
1

Diseño Curricular Nacional (DCN), 2009. Pp. 271, 437

Conclusión. aporta en la formación del hombre para que viva en su plenitud. Asume la responsabilidad de desarrollar su ser religioso. encontrar el sentido último. pero que se manifiesta en él y. el profesor de religión desempeña un papel fundamental en la formación integral del niño. Por tanto. que trasciende este mundo. en especial nosotros que somos su imagen y semejanza. Por su condición de religiosidad. Siempre se ha preguntado por el sentido: ¿por qué estamos aquí? ¿Para qué vivimos? ¿Qué significado tiene la vida? ¿Qué es la muerte? ¿Qué hay después de la muerte? Intuimos que siempre existe una realidad absoluta.alcanzado tal nivel de conciencia. En consecuencia. El privilegio del profesor de religión está en la gran responsabilidad que tiene con los niños y niñas. También. y lo ayuda a orientarse hacia una determinada forma de responder y vivir la fe en una determinada comunidad religiosa. lo sagrado. por lo mismo. Ningún área es tan privilegiada de asumir esa responsabilidad. de los niños y jóvenes. lo santifica y lo hace real. Aporta en el proceso de realización y plenificación que busca la persona. enseña el saber vivir con sentido. éste es el hecho cultural más importante de la humanidad. el hombre ha estado en constante búsqueda de lo trascendente a lo largo de la historia. la enseñanza religiosa en la escuela propicia y potencializa dicha dimensión constitutiva del ser humano. No solo imparte conocimientos sobre algo. Pues la religión se presenta como un camino de trascendencia y liberación al mostrarnos la fuente de nuestros orígenes. sino sobre Alguien que nos creó: Dios. saber relacionar la fe con la existencia y saber creer responsablemente. Alguien de quien todo ha salido. que es constitutivo del ser humano. El hombre no puede vivir sin religión. Alumno:Javier Huayllasco Pérez .