Está en la página 1de 2

Oración al Apóstol

S a n Pa b l o p o r e l A ñ o Pa u l i n o
¡Oh glorioso San Pablo!,
En noviembre, en Apóstol lleno de celo,
la ciudad de Na- Mártir por amor a Cristo,
gasaki (Japón), tuvo intercede para que obtengamos
lugar la beatifica- una fe profunda,
ción de 188 mártires una esperanza firme,
japoneses, que su- un amor ardiente al Señor
frieron martirio entre los años 1603 y 1639. El acontecimiento para que podamos decir contigo:
reunió a miles de fieles japoneses y recordó las proezas de los "No soy yo el que vive,
primeros misioneros en Japón. sino es Cristo quien vive en mí".
Ayúdanos a convertirnos en apóstoles
Los religiosos y religiosas de la que sirvan a la Iglesia
República Democrática del Congo con una conciencia pura,
han hecho un llamamiento para que testigos de su verdad y de su belleza
cese la barbarie que asola el este del en medio a la oscuridad de nuestro tiempo.
país africano, y han recordado que Alabamos junto contigo a Dios nuestro Padre,
“cada día que pasa, Abel sigue vertien- A Él la gloria, en la Iglesia y en Cristo
do su sangre sobre el suelo del Congo por los siglos de los siglos.
por culpa de la codicia y la avaricia”. Amén.

Intenciones misionales del Papa


El misionero español Francisco Javier Lopeandía, agustino reco- ENERO: Para que, conscientes de la necesidad de
leto, ha recibido las llaves de la ciudad de Panamá, por su una nueva Evangelización, las diversas confesiones
labor de casi 40 años cristianas se empeñen en anunciar la Buena Nueva y en
como educador en el caminar hacia la plena unidad de los cristianos, para
Colegio San Agustín. ofrecer así un testimonio más creíble del Evangelio.
Desde 1969 ha formado FEBRERO: Para que la Iglesia en África halle vías
a cerca de 4.000 alumnos adecuadas para promover la reconciliación, la justicia y
la paz, siguiendo las indicaciones de la II Asamblea
Especial para el África del Sínodo de los Obispos.

Si quiere ayudar a las misiones puede hacerlo en la OBRAS MISIONALES PONTIFICIAS


siguiente cuenta de las Obras Misionales Pontificias: ENFERMOS MISIONEROS
Fray Juan Gil, 5 - 28002 Madrid Tel. 91-590 27 80 - Fax 91-563 98 33
B. Santander. C. C. C.: 0049/5117/28/2110094950 Coordinador: Justo Amado - Diseño: Antonio Aunés
Gráficas Dehon - MADRID - DLM- 44018-1990
«S oporta conmigo los sufrimientos por el
Evangelio», dice el Apóstol a su discípulo
(2 Tm 1, 8). Estas palabras, escritas por el Apóstol
como un testamento al final de su camino, remiten
al inicio de su misión. Mientras Pablo, después de su
encuentro con el Resucitado, estaba ciego en su

«C uando fui a vosotros, no fui con el prestigio de la


palabra o de la sabiduría a anunciaros el miste-
rio de Dios, pues no quise saber entre vosotros sino a
casa de Damasco, Ananías recibió la orden de ir a
visitar al temido perseguidor e imponerle las manos
para devolverle la vista. Ante la objeción de que «H e hecho escuelas, he hecho clínicas, he hecho
iglesias, repartos de comida, de medicinas,
Jesucristo, y éste crucificado. Y me presenté a vosotros Saulo era un perseguidor peligroso de los cristianos, he enseñado agricultura… He entregado mi vida por
débil, tímido y tembloroso. Y mi palabra y mi predica- Ananías recibió como respuesta: Este hombre debe África y es lo que más me ha llenado a mí mismo.
ción no tuvieron nada de los persuasivos discursos de la llevar mi nombre ante los pueblos y los reyes. «Yo le Estoy contento de esta fe que vivo en Jesucristo. Lo
sabiduría, sino que fueron una demostración del mostraré todo lo que tendrá que padecer por mi dice el Evangelio. El que todo lo da lo gana todo, y el
Espíritu y del poder para que vuestra fe se fundase, no nombre» (Hch 9, 16). que retiene algo en su poder, lo pierde. Yo no vivo una
en sabiduría de hombres, sino en el poder de Dios». El encargo del anuncio y la llamada al sufrimiento utopía, yo vivo una verdad, una verdad como un
(1 Corintios, 2, 1-5). por Cristo están inseparablemente unidos. La llamada puño, la verdad de Jesús, y espero en Él, creo en Él,
a ser maestro de los gentiles es al mismo tiempo e para vivir también en Él».
La conversión de San Pablo y su apostolado intrínsecamente una llamada al sufrimiento en la Fernando Acedo, misionero comboniano, fallecido
misionero están íntimamente ligados al misterio comunión con Cristo, que nos ha redimido mediante el 25 de junio de 2008 en su misión de Teticha, Etiopía
de la cruz. El apóstol de los gentiles predica “a un su Pasión. En un mundo en el que la mentira es pode-
Cristo crucificado: escándalo para los judíos, rosa, la verdad se paga con el sufrimiento. Quien quie-
necedad para los gentiles”. ra evitar el sufrimiento, mantenerlo lejos de sí, man-
tiene lejos la vida misma y su grandeza; no puede ser
servidor de la verdad, y así servidor de la fe.
Benedicto XVI,
Homilía de Inauguración del Año Paulino