Sr.

Decano del Colegio de Abogados de Guinea Ecuatorial Juan Olo MBA NSENG C/ Nigeria 643 MALABO – Guinea Ecuatorial Sr. Decano: Le escribimos, por segunda vez, para hacerle partícipe de nuestra preocupación sobre el expediente que se ha instruido contra D.. Ponciano Mbomio (ver nuestras cartas de 5 y 11 de junio de 2012 que adjuntamos a la presente para mayor facilidad). Lamentamos que no haya habido ninguna reacción por su parte hasta la fecha sobre el contenido de los correos y las peticiones que se formulaban en los mismos. Hemos tenido la suerte de poder contar con el Sr. Mbomio entre los participantes al Congreso anual de la UIA que se ha celebrado recientemente (31-Octubre-3 de Noviembre en Dresden, Alemania). Nuestro colega Mbomio ha tenido oportunidad de exponer, en detalle, su situación y hacernos partícipes de las dificultades con las que se enfrenta en el ejercicio legítimo de su profesión. Continuamos, en el día de hoy, extremadamente preocupados por su situación a la vista del conjunto de elementos que nuestro compañero nos comunica y sobre los que no tenemos duda alguna al no haber respuesta por parte del Colegio cuya decisión se controvierte. Además, hemos sido informados, según parece, que otros abogados afrontan dificultades similares. Hacemos referencia particular a el Sr. Fabián Nsue Nguema liberado el 30 de octubre último después de haber estado detenido durante tres días en la prisión de Black Beach sin que las autoridades reconociesen su encarcelamiento. Nos encontramos intranquilos por su situación porque, según nuestras informaciones, habría sido objeto de una decisión de suspensión de un año por el Colegio, en el año 2005, y por una infracción profesional (mala conducta) sin especificar. Hemos constatado que los observadores han denunciado el carácter político de la sanción. Nos encontramos extremadamente preocupados por la manera en que se

encuentran estructurados los órganos del Colegio, en particular, sus órganos disciplinarios en cuyo seno miembros del ejecutivo y de la judicatura ocupan manifiestamente y, según las informaciones de las que disponemos, un papel preponderante. En el plano de los principios, una composición semejante pone en riesgo la independencia del Órgano citado. Por otra parte, constatamos que, en este caso, la independencia se debe poner en tela de juicio. Conocen ustedes que los Estatutos de la UIA establecen que pueden ser admitidos como miembros admitidos los Colegios u otras Organizaciones representativas siempre que sus dirigentes sean libremente elegidos y que respeten los objetivos de la UIA , en particular, la defensa de los abogados. Consideramos que un miembro colectivo que se abstiene de responder a las preguntas de la asociación, en particular, cuando conciernen a las restricciones o prohibiciones del libre ejercicio de la profesión por uno de sus miembros individuales, falta a sus obligaciones como miembro y no se corresponde con el objeto de la asociación. En su consecuencia, al no haber respuesta por parte del Colegio, contemplamos comunicar la situación al Consejo de Presidencia y a la Asamblea de miembros de la asociación, comprendidos los Colegios de los países de vuestro entorno, antes de la adopción de otras medidas si es el caso. Una vez más, insistimos, que la presente iniciativa no constituye de ninguna manera inmiscuirse en los asuntos del Colegio sino, simplemente, la expresión por la UIA y su obligación de hacer respetar los valores protectores de la defensa de la defensa y de la independencia de los Colegios en concordancia y respeto con sus textos fundacionales. Desearíamos, por encima de todo, tener un dialogo con ustedes sobre este asunto. Aprovechando la ocasión para saludarles,

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful