Está en la página 1de 6

LA ARQUITECTURA EN EL MEXICO PREHISPANICO

EL ALTIPLANO MEXICANO

Las grandes hazañas del mundo prehispánico de México se resolvieron en lo material a través de una extraordinaria producción arquitectónica, acompañada de otras manifestaciones plásticas que hoy en día, amén de ser clasificadas como obras artísticas por el juicio occidental moderno, son además los únicos elementos tangibles disponibles para penetrar la nube de misterio que sigue envolviendo este escalón de la historia del

mundo.

Cuicuilco

En Cuicuilco, se construyó un soberbio basamento de planta circular de 135 metros de diámetro y altura de 18 metros en sus cuatro cuerpos escalonados. Hacia el oriente, el edificio presentó una escalinata (perdida en la actualidad), y una rampa por el poniente, de la cual apenas subsisten restos.

La pirámide circular de Cuicuilco con su rotundez volumétrica y el grácil ensamble da la

poniente, se desprende

rampa

de

la tibieza

del subsuelo animada

por

mismos

los

conceptos de armonía y sensualidad que prevalecieron en las estatuillas femeninas del

preclásico.

Teotihuacán

Teotihuacán (el

lugar

donde

en

los hombres

en dioses). Cuando

se convierten

los

informantes indígenas narran sus historias a Fray Bernardino de Sahagún pocos años

después de la conquista, han pasado ya por lo menos 14 centurias del inicio de la

construcción de

las grandes

pirámides teotihuacanas y

9

desde

que

los últimos

pobladores de la más importante metrópoli del Altiplano Central, la abandonaron por causas que a la fecha siguen siendo desconocidas. Hoy en dia hay 20 siglos desde la

fundación de Teotihuacán.

En Teotihuacán (nombre impuesto por el pueblo mexica) se consolido el pensamiento

religioso que

en

Cuicuilco y

Tlapacoya había

dispuesto desde

el

año

500

a.C.,

la

sacralización del espacio de las aldeas, mediante la construcción de estructuras que

vincularan la plegaria humana con la presencia de las deidades.

Por otro lleva su máxima expresión compositiva la relación de líneas y planos del sistema << talud y tablero>>, llegando con ello a integrar un modo de expresión artística que se basa en la economía de la abstracción, para conseguir impactos visuales de extraordinaria calidad plástica. La arquitectura teotihuacana de la etapa de madurez artística de la ciudad, adopta la abstracción formal como cualidad de un medio expresivo que hace convivir a intelecto humano con lo que es esencialmente divino.

El ritmo es ley divina que puede ser usada por los hombres y que al igual que los trazos

rectilíneos

a

que

ha

desembocado la abstracción de

las

formas,

da

lugar

a

una

codificación de las manufacturas que si bien son el resultado del esfuerzo físico de los

habitantes de este mundo, permiten y dan cabida a la presencia permanente de los dioses en todas las tareas que componen la vida cotidiana del teotihuacano.

La ciudad u sus pirámides

El trazo urbano se origina en el núcleo religioso central a partir del cual surge un

poderoso eje

rector

de

la composición.

Al

igual

que

la

mayoría

de

las ciudades

prehispánicas, la disposición de los elementos urbanos está circunscrita a posiciones astrales vinculadas con la geografía del lugar, y relaciones calendáricas entre estrellas y las estaciones de lluvia y cosechas.

La pirámide del sol, con una fachada principal hacia el poniente y su resonancia de contexto en el cerro Patlachique, se levanta en el costado oriente de la calzada de los muertos. Es la estructura monumental más antigua (su construcción se inició hacia el año 100 a.C.,) y la más grande de la ciudad, con sesenta y cinco metros de altura y un base cuadrangular de 225 metros por lado, domina el territorio urbano y se ha convertido en los tiempos actuales en los símbolos de la presencia prehispánica en el mundo moderno.

La ciudadela

Al sur de la Calzada de los Muertos y en su margen oriental, se presenta el conjunto conocido como la ciudadela. Cuadrángulo de 400 metros por lado y con un sistema de combinaciones que sintetizan en si mismos toda la codificación arquitectónica de la ciudad.

En la región oriente de la explanada interna se levantan 2 pirámides, la primera y más antigua constituye un caso único dentro del estilo teotihuacano al integrar pródigamente escultoras a sus elementos arquitectónicos.

Si bien la pirámide de la Luna presenta en su fachada principal(sur) un rico movimiento de volúmenes adosados que gradualmente parecen integrar la escala de la masa de la amplitud de la plaza, al igual que en la pirámide del Sol predomina en ella la regularidad absoluta de los taludes, únicos elementos que se convocan para el recorte preciso del

edificio sobre el horizonte; en el caso de la pirámide a que hacemos referencia, nos encontramos.

Los módulos habitacionales.

Es torno al centro ceremonial se desplegó en Teotihuacán un tejido urbano sumamente extenso y ortogonalmente trazado. La ciudad se organizó en base a núcleos de habitación y trabajo, limitados por andadores en porciones que regularmente median 57 metros por lado, las aguas residuales eran canalizadas mediante drenajes subterráneos y las potables se almacenaban en cisternas de generosa dimensión.

En Teotihuacán el espacio interno se expreso con un concepto que no solamente admitió el natural alojamiento de actividades sociales dentro de los recintos hechos por el hombre, sino que además y de acuerdo a la significación que para la cultura tuvo la arquitectura.

Técnicamente la amplitud de las habitaciones queda resuelta de acuerdo a la dimensión de los troncos de madera, los cuales apoyados libremente sobre los muros de mampostería constituyen la cubierta.

Tula

Capital de Toltecayotl (lugar donde se unen las artes y los artistas)

Tula es el asiento de un nuevo modelo de organización político- social que devino en la transformación de la estética arquitectónica que había caracterizado al horizonte clásico en el altiplano, y que a partir del siglo X definirá las culturas mesoamericanas dentro del horizonte posclásico.

Tenayuca

Fundada en

1224

por

uno

de

los

grupos chichimecas que

comandados por Xólotl

contribuyeron a la destrucción de tula, la ciudad de tenayuca representa con su pirámide,

la presencia de una arquitectura monumental de profundo simbolismo religioso en la cuenca del lago de México.

México-Tenochtitlan

Procedentes de algún sitio al norte de Mesoamérica la última de las 7 tribus nahuatlacas, la de los aztecas, hace su aparición en el valle de México en el año 1221.

E proceso de la ciénaga donde se aposento el centro de la ciudad se llevó a cabo mediante la construcción de chinampas: grandes camas flotantes, cercadas de madera confinadas con árboles de raíces profundas llamados ahuejotes; dentro de ellas se depositó tierra y lodo, que al apisonarse permitieron la consolidación de un territorio artificial que paulatinamente robo su área vital al lago, dentro de un proceso de trabajo

que demando mano de obra en proporciones colosales, y que puede ser equiparado a cualquiera de las grandes hazañas tecnológicas de la antigüedad.

Otras ciudades del altiplano

Xochicalco

Si bien las ciudades del altiplano manifiestan en su disposición urbana un soberbio concepto de composición monumental en el cual los volúmenes encuentran su contraparte en la amplia dilatación de los espacios abiertos, en Xochicalco el ordenamiento de

estructuras y explanadas parece trascender

el

marco

de

la

ciudad

y

entrar

en

consonancia con la armonía salvaje del contexto natural.

Un imponente juego de pelota con su riguroso trazo lineal delimitando la cancha interna

en forma de “I” alude al culto solar, fundamental en las culturas del altiplano; la pirámide

de las serpientes en la parte alta de la ciudad, exalta plásticamente la otra gran veneración ancestral de la región: el mito de la serpiente emplumada.

El edificio principal parece, a juzgar por sus atributos simbólicos, haber sido un recinto iniciático de las ordenes guerreras de los caballeros Tigres y los caballeros Águilas, grupos selectos dentro de la milicia azteca cuya misión al frente del ejercito era la de capturar enemigos vivos que serían más adelante sacrificados en favor de la paternidad del Sol.

La arquitectura del mundo maya

Habitante centenario de la porción sureste de la república mexicana, la península de Yucatán, Guatemala, parte de honduras, y república de el Salvador, el pueblo maya desarrollo desde tiempos anteriores a nuestra era, una vasta cultura que alcanzó niveles de grandeza en todas sus expresiones.

Palenque

En la ciudad de palenque se inventa una nueva escala para la arquitectura. Motivada por

la omnipresencia

de

la

religión,

la construcción

monumental invierte los términos

significantes: a partir de la imagen del hombre como sublimación de la deidad en la

Tierra se accede en la veneración de los dioses.

El estilo palencano

La arquitectura a que dan lugar los pueblos mayas de la cuenca del Usumacinta hacia el periodo clásico floreciente.

Los edificios

El templo de las inscripciones ocupa un sitio de primera importancia dentro de la historia del pueble maya. Cerca del año 683 d.C., Kiin Pacal “escudo del sol” importante señor de palenque fue sepultado en una cripta alojada dentro de este edificio convirtiéndolo en uno de los pocos basamentos tumba de Mesoamérica.

De los templos ubicados al oriente de la ciudad el que con mayor grado ha superado el paso del tiempo es del sol; conjunta a elegancia de sus formas con el característico blanco- marfil que distingue a la arquitectura de la ciudad. En su interior se conserva un tablero de la representación del Sol flanqueado por 2. Mayas que asumen con su actitud todo el concepto del ser humano de la época.

Dos estilos peninsulares del periodo clásico:

El rio bec y el puuc

Salvador toscano, reflexionado en torno a la multiplicidad de los focos de producción de alta cultura del pueblo maya, considera que el proceso del arte de este pueblo no puede definirse como el desarrollo de experiencias generales, sino como la evolución automática de las ciudades.

El estilo rio bec

Se trata de la modalidad formal con la cual se caracteriza la producción arquitectónica de algunas ciudades, asentadas al sur del estado de Campeche, las que hacia siglos VII y VIII d.C., construyen edificios religiosos que si bien recogen algunos de los propósitos nativos del área de Peten, proponen por otra parte, la modificación de la volumetría general de los conjuntos.

Uxmal

Esta ciudad ocupa un importante sitio dentro de la historia de la cultura maya, tanto por las relaciones políticas que prevalecieron durante los siglos del posclásico en la península de Yucatán como también por abrigar algunos delos ejemplos más conocidos de la arquitectura. Fundada hacia mediados del primer milenio d.C., es en el siglo IX cuando se inicia la importante fase constructiva de la que hoy en día subsisten brillantes testimonios.

UNIVERSIDAD AUTONOMA DE TLAXCALA FACULTAD DE DISEÑO ARTE Y ARQUITECTURA LA ARQUITECTURA EN EL MÉXICO PREHISPÁNICO

UNIVERSIDAD AUTONOMA DE TLAXCALA

FACULTAD DE DISEÑO ARTE Y ARQUITECTURA

LA ARQUITECTURA EN EL MÉXICO PREHISPÁNICO

MARCELINO TORRES PEREZ 3`A ARQUIRTECTURA

ARQ. FEDERICO DOSAMANTES GARCÍA.

UNIVERSIDAD AUTONOMA DE TLAXCALA FACULTAD DE DISEÑO ARTE Y ARQUITECTURA LA ARQUITECTURA EN EL MÉXICO PREHISPÁNICO