Más allá de los indicadores UN-Habitat, hacia una agenda de nuevos indicadores urbanos.

José Antonio Alvarez Lobato El Colegio Mexiquense, METROSUM, Observatorio Metropolitano de Toluca

En un mundo cada vez más globalizado, las ciudades se han convertido irremediablemente en puntos de concentración de la actividad económica: inversiones, producción, comercio, servicios, consumo. En la ciudad se toman las decisiones que afectan a millones de personas. Las ciudades contemporáneas son el motor del desarrollo económico y social de los países y sus regiones. El acelerado proceso de urbanización característico de las ciudades mexicanas, trae consigo fuertes problemas sociales, como un intenso crecimiento demográfico, altos niveles de pobreza, tráfico y congestión, y deterioro ambiental, sólo por mencionar algunos. Si bien la urbanización no es algo nuevo, es un proceso que se viene dando desde el establecimiento de los primeros asentamientos humanos, quizás sí lo sea en cuanto a su magnitud, forma, estructura y velocidad de cambio, lo cual crea verdaderos retos para el desarrollo de las ciudades, sus administraciones y sus habitantes. Tener información confiable y oportuna sobre la dinámica de diversos fenómenos que inciden en la ciudad se ha convertido en un asunto de interés público y privado para la toma de decisiones. 1. El sistema de indicadores de UN-Habitat UN-Habitat, el programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, ha sido una organización pionera en la construcción y recopilación de indicadores urbanos. Ya en 1991, tenía el programa de indicadores de vivienda y en 1993, amplió su interés a otros temas urbanos. En 1996 el Gobierno de México, junto con mucho otros gobiernos de países en desarrollo, firmó el documento conocido como la “Agenda Habitat”, producto de la Cumbre de las Ciudades convocada por la UN-Habitat, donde se acordó garantizar una vivienda adecuada para todos y lograr que los asentamientos humanos fueran más seguros, salubres,

1

habitables, equitativos, sostenibles y productivos (UN-Habitat 2003). Un año después, en 1997, UN-Habitat lanzó la iniciativa para la integración del Observatorio Urbano Global (GUO-Net), como una red mundial de información y fortalecimiento de capacidades locales que permitiera darle seguimiento a los avances de la “Agenda Habitat”. En 1999 la GUO Net alcanzó la cifra récord de 237 ciudades monitoreadas sistemáticamente. De acuerdo a López Moreno (2005) y a las estadísticas manejadas por UN-Habitat, (2004), actualmente (segundo semestre 2007) se contabilizan 110 observatorios urbanos locales y 24 observatorios urbanos nacionales. En el año 2000, nuestro país se adhirió a la “Declaración del Milenio”, siendo la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) el enlace del gobierno mexicano con UN-Habitat y la responsable de garantizar el cumplimiento de los compromisos contraídos, especialmente los relacionados con la llamada “Meta 11” de la Declaración del Milenio, que indica que para el año 2020 se deberán mejorar sustancialmente las condiciones de vida de por lo menos 100 millones de habitantes de asentamientos precarios (UN-Habitat 2003). En México, mediante un acuerdo formal celebrado en noviembre de 2003 entre la SEDESOL y UN-Habitat, nuestro país se comprometió a incorporarse a la red GUO-Net como uno de los elementos para la instrumentación de la Agenda Habitat para la superación de la pobreza urbana. Desde entonces la SEDESOL está promoviendo la conformación de una Red Nacional de Observatorios Urbanos Locales (Red OUL) que forme parte del Observatorio Urbano Global (GUO-Net) (SEDESOL, 2005). Actualmente, la Red OUL incluye 38 observatorios de las principales ciudades del país y 4 observatorios estatales (número que se incrementa día a día, SEDESOL 2007) con el objetivo de generar información clave para el análisis, monitoreo y toma de decisiones en materia de planeación urbana y desarrollo local (SEDESOL, 2005). El diseño de los observatorios de la Red OUL especifica tres componentes básicos: i. un sistema de indicadores estratégicos sobre la ciudad; ii. un sistema de información, que mantenga disponibles los indicadores de manera que puedan apoyar cotidianamente la toma de decisiones de política urbana; y, iii. un componente de gestión, que promueva a los observatorios como espacios plurales de análisis y reflexión sobre la ciudad, donde converjan activamente los diferentes sectores públicos, privados y sociales.

2

000 Homicidios habitantes Hogares pobres encabezados por un Porcentaje de hogares encabezados por hombres situados por debajo de la línea hombre por debajo del nivel I de pobreza definida a nivel nacional o local Hogares pobres encabezados por Porcentaje de hogares encabezados por hombres situados por debajo de la línea una mujer por debajo del nivel I de pobreza definida a nivel nacional o local Hogares pobres encabezados por un Porcentaje de hogares encabezados por hombres situados por debajo de la línea hombre por debajo del nivel II de pobreza definida a nivel nacional o local Hogares pobres encabezados por Porcentaje de hogares encabezados por hombres situados por debajo de la línea una mujer por debajo del nivel II de pobreza definida a nivel nacional o local Hogares pobres encabezados por un Porcentaje de hogares encabezados por hombres situados por debajo de la línea hombre por debajo del nivel III de pobreza definida a nivel nacional o local Hogares pobres encabezados por una Porcentaje de hogares encabezados por hombres situados por debajo de la línea mujer por debajo del nivel III de pobreza definida a nivel nacional o local Porcentaje de la población. desarrollada y en breña. medio ambiente. incluye 42 indicadores (20 indicadores clave o principales. electricidad y posiblemente drenaje. b) drenaje. d) teléfono La razón entre la mediana del precio de la vivienda y la mediana del ingreso anual Relación precio de la vivienda-ingreso doméstico La razón entre la mediana de la renta anual de una vivienda y la mediana del Relación renta de la vivienda-ingreso ingreso anual doméstico Porcentaje de viviendas que cumple con el reglamento de construcción y la Vivienda autorizada normatividad urbana (nomenclatura y normas de ordenamiento) Desalojos de familias encabezadas Número de desalojos de familias encabezadas por mujeres en el último año por mujeres Desalojos de familias encabezadas Número de desalojos de familias encabezadas por hombres en el último año por hombres Relación entre la mediana del precio de un metro cuadrado de tierra altamente desarrollada. c) electricidad. Tierra altamente desarrollada: se refiere a los terrenos servidos al Relación precio de la tierra-ingreso menos con vialidades. desarrollo social. Tierra desarrollada: se refiere a los terrenos servidos solamente con vialidades. pozos protegidos.La metodología UN-Habitat. de 15 o más años de edad que puede leer y Tasa de alfabetismo Masculino escribir. Tierra en breza: se refiere a los terrenos sin servicios o no contemplados en los planes de desarrollo urbano El derecho a la vivienda adecuada en la Constitución o Legislación Nacional para Derecho a vivienda adecuada todos los ciudadanos Nivel de desarrollo del sistema de financiamiento a la vivienda. y la mediana del ingreso doméstico mensual. de que un Mortalidad en menores de 5 años niño o niña nacidos en un año específico mueran antes de cumplir los cinco años Numero de homicidios reportados anualmente por sexo por cada 10. adaptada por SEDESOL para el contexto mexicano. construidas en áreas sin riesgos y con una estructura permanente y lo suficientemente adecuada como para proteger a sus habitantes de inclemencias del tiempo tales como la lluvia.000 nacidos vivos. agua. toma pública. por sexo. expresada como una tasa por cada 1. en temas como vivienda. el calor. corrientes protegidas o agua de lluvia Proporción de la población con acceso a instalaciones sanitarias adecuadas Estructuras durables Hacinamiento Tenencia segura Acceso a agua segura Acceso a instalaciones sanitarias adecuadas Conexiones a servicios Porcentaje de ocupantes de viviendas conectadas a los siguientes servicios: a) agua entubada. medido por Financiamiento para la vivienda distintas preguntas Desarrollo Social Probabilidad. el frío y la humedad Proporción de ocupantes de viviendas con más de tres personas por habitación Nivel al que la tenencia segura esta garantizada para ocupantes de viviendas e individuos medido por preguntas sobre el marco legal relativo al desalojo Proporción de la población que usa cualquiera de las siguientes formas de suministro de agua para beber: Agua entubada. desarrollo económico y gobernancia (Cuadro 1): Cuadro 1 Indicadores UN-Habitat/Sedesol Vivienda Proporción de ocupantes de viviendas consideradas durables. 13 indicadores extensivos y 9 listas de datos cualitativos). y es capaz de comprender un enunciado simple y corto sobre una 3 . es decir.

b) incinerados y quemados a cielo abierto. g) sometidos a otro tratamiento Tiempo promedio en minutos. g) sometidos a otro tratamiento Porcentaje de desechos sólidos: a) dispuestos en rellenos sanitarios. c) dispuestos en tiradero a cielo abierto. secundario y terciario en escuelas públicas y privadas Porcentaje de hombres y mujeres matriculados en los niveles de enseñanza primario. secundario y terciario) Porcentaje de desechos sólidos: a) dispuestos en rellenos sanitarios. e) reciclados. secundario y terciario en escuelas públicas y privadas Porcentaje de hombres y mujeres matriculados en los niveles de enseñanza primario. requerido por un viaje hacia o desde el lugar de trabajo. c) dispuestos en tiradero a cielo abierto. g) sometidos a otro tratamiento Porcentaje de desechos sólidos: a) dispuestos en rellenos sanitarios. de 15 o más años de edad que puede leer y escribir. g) sometidos a otro tratamiento Porcentaje de desechos sólidos: a) dispuestos en rellenos sanitarios. secundario y terciario en escuelas públicas y privadas Porcentaje de hombres y mujeres matriculados en los niveles de enseñanza primario. secundario y terciario en escuelas públicas y privadas Porcentaje de hombres y mujeres matriculados en los niveles de enseñanza primario. e) reciclados. e) reciclados. c) dispuestos en tiradero a cielo abierto. por sexo. secundario y terciario en escuelas públicas y privadas Porcentaje de hombres y mujeres matriculados en los niveles de enseñanza primario.000 viviendas) 4 . b) incinerados y quemados a cielo abierto.000 litros de agua. c) dispuestos en tiradero a cielo abierto. secundario y terciario en escuelas públicas y privadas Porcentaje de hombres y mujeres matriculados en los niveles de enseñanza primario.Tasa de alfabetismo Femenino Prevalencia del VIH Porcentaje de población femenina matriculada en educación preescolar Porcentaje de población masculina matriculada en educación preescolar Porcentaje de población femenina matriculada en educación primaria Porcentaje de población masculina matriculada en educación primaria Porcentaje de población femenina matriculada en educación secundaria Porcentaje de población masculina matriculada en educación secundaria Porcentaje de población femenina matriculada en educación media superior Porcentaje de población masculina matriculada en educación media superior Porcentaje de población femenina matriculada en educación superior Porcentaje de población masculina matriculada en educación superior Mujeres en el gabinete local Violencia urbana Inclusión de género Tasa de crecimiento medio anual de la población total Tasa de crecimiento medio anual de la población masculina Tasa de crecimiento medio anual de la población femenina Asentamientos planeados Precio del agua Aguas residuales tratadas Porcentaje de residuos sólidos dispuestos en relleno sanitario diariamente Porcentaje de residuos sólidos incinerado o quemado a cielo abierto diariamente Porcentaje de residuos sólidos dispuesto en tiraderos a cielo abierto diariamente Porcentaje de residuos sólidos reciclados diariamente Porcentaje de residuos sólidos sometidos a otro tratamiento diariamente Tiempo de traslado Consumo de agua Recolección regular de desechos sólidos Viviendas en lugares de riesgo situación cotidiana Porcentaje de la población. secundario y terciario en escuelas públicas y privadas Porcentaje de hombres y mujeres matriculados en los niveles de enseñanza primario. e) reciclados. e) reciclados. b) incinerados y quemados a cielo abierto. b) incinerados y quemados a cielo abierto. secundario y terciario en escuelas públicas y privadas Proporción de mujeres electas o nominadas para formar parte del gabinete local Políticas existentes y nivel de aplicación para combatir la violencia urbana Proporción de mujeres que tiene una posición de liderazgo en las autoridades locales Manejo del ambiente Tasa de crecimiento medio anual de la población en las áreas urbanas nacionales durante los últimos cinco años Tasa de crecimiento medio anual de la población en las áreas urbanas nacionales durante los últimos cinco años Tasa de crecimiento medio anual de la población en las áreas urbanas nacionales durante los últimos cinco años Planeación urbana para responder a las necesidades de la población Mediana del precio pagado por 1. g) sometidos a otro tratamiento Porcentaje de desechos sólidos: a) dispuestos en rellenos sanitarios. secundario y terciario en escuelas públicas y privadas Porcentaje de hombres y mujeres matriculados en los niveles de enseñanza primario. b) incinerados y quemados a cielo abierto. en la época del año en que el agua es más cara Porcentaje del agua residual que es sometida a alguna forma de tratamiento (primario. y es capaz de comprender un enunciado simple y corto sobre una situación cotidiana Porcentaje de mujeres embarazadas con edades entre los 15 y los 49 años cuyas muestras de sangre resultaron positivas en una prueba de VIH Porcentaje de hombres y mujeres matriculados en los niveles de enseñanza primario. Este indicador es el promedio del tiempo registrado en todos los modos de transporte disponibles Consumo promedio de agua en litros por día por persona para todos los usos domésticos (se excluye el uso industrial) Proporción de hogares que disponen del servicio de recolección de residuos sólidos semanalmente Proporción de viviendas construidas en sitios con riesgos (por cada 100. secundario y terciario en escuelas públicas y privadas Porcentaje de hombres y mujeres matriculados en los niveles de enseñanza primario. c) dispuestos en tiradero a cielo abierto.

000 habitantes Nivel del proceso de descentralización Nivel de participación ciudadana en la planeación y ejecución de acciones de desarrollo urbano Nivel de transparencia y rendición de cuentas de los gobiernos locales Ingresos de gobiernos locales Porcentaje de electores votantes femeninos Porcentaje de electores votantes masculinos Asociaciones de ciudadanos Descentralización Participación ciudadana Transparencia y rendición de cuentas Los indicadores UN-Habitat. tranvía o similares (metro. etc. incluyendo ONG. tranvía o similares (metro.) Porcentaje de viajes efectuados en autobús Porcentaje de viajes efectuados en microbús Porcentaje de viajes efectuados en motocicleta Porcentaje de viajes efectuados en bicicleta Instrumentos para la prevención y mitigación de desastres Planes ambientales locales Empelo informal Producto bruto de la ciudad Desempleo Porcentaje de viajes al trabajo realizados en: automóvil privado Porcentaje de viajes al trabajo realizados en: tren. como una fracción de la fuerza laboral formal Gobernancia Total de ingresos anuales de los gobiernos locales provenientes de todas las fuentes. cuya actividad es parte del sector informal Producto total de la ciudad según se define en los procedimientos contables nacionales Proporción promedio de desempleados. pero sin perder su comparabilidad 5 . varias ciudades del mundo e incluso del país (el caso de la ciudad de México. SEDESOL tuvo que adaptarlos al contexto nacional. por cada 10. un punto de referencia obligado para todos aquellos interesados en construir observatorios urbanos. hombres y mujeres. tren ligero. etc. ha sido. el objetivo está claro (monitorear los esfuerzos para el abatimiento de la pobreza urbana) y los consensos y los compromisos establecidos. organizaciones políticas o sociales registradas o establecidos en la ciudad. es poder comparar a las diversas ciudades del país en un contexto internacional.) autobús o microbús Porcentaje de viajes al trabajo realizados en: autobús Porcentaje de viajes al trabajo realizados en: microbús Porcentaje de viajes al trabajo realizados en: motocicleta Porcentaje de viajes al trabajo realizados en: bicicleta Nivel que la prevención de desastres esta garantizado y existencia de instrumentos de mitigación disponibles y en operación Nivel de cumplimiento y ejecución de los planes ambientales locales Desarrollo económico Porcentaje de la población empleada.Porcentaje de viajes efectuados en automóvil particular Porcentaje de viajes efectuados en tren. Sin embargo no está exento de retos: el conjunto de indicadores y las metodologías de estimación que elaboró UN-Habitat son un planteamiento genérico orientado a países con características y prioridades diferentes a las de México. tanto de capital como recurrentes. por ejemplo) han construido observatorios urbanos con sus propias visiones y metodologías. Pero la virtud de la metodología propuesta a los miembros de la Red OUL. sin duda. tren ligero. hombres y mujeres. por habitante promediado en los últimos tres años Porcentaje de población adulta por sexo que votó en las últimas elecciones locales Porcentaje de población adulta por sexo que votó en las últimas elecciones locales Número de organizaciones sin fines lucrativos. no son los únicos sistemas de indicadores urbanos.

en términos más conceptuales. tarea nada fácil. 2001). que dirigen la atención sobre la medición de asuntos de particular interés (discapacidad. Más allá del indicador se encuentra el índice que combina indicadores para dar una medida de un fenómeno completo.internacional. Pero en realidad. y de acciones de política y sus resultados (Newton. contaminación del aire) 6 . se puede decir que cada indicador es un pequeño modelo que implica elementos de causa-efecto. Indicadores temáticos. de normas sociales que constituyen progreso. 2. violencia contra mujeres. ¿Qué es un indicador urbano? Un indicador se puede definir como una cifra representativa de la situación de algo en un momento determinado. pero que requiere continuarse y acercarse a las especificidades de cada ciudad y región. pero si nos referimos a su raíz etimológica significa señalar. lo que da una idea más clara de apuntar hacia un estado deseable. En cualquier caso el indicador representa una información compleja que no puede ser medida directamente y es diferente a la recolección de datos o al ejercicio estadístico (aunque requiere de ellos). El indicador como modelo simplifica un objeto complejo en unos cuantos números que pueden ser fácilmente entendidos por los tomadores de decisiones y el ciudadano. Newton (2001) define tres tipos de indicadores que se pueden utilizar para la medición de políticas: Indicadores de desempeño que miden aspectos de la operación de organizaciones sectores y ciudades y miden qué tan bien cumplen sus propósitos los diferentes actores o programas. Ciertamente puede ser una cifra (generalmente tasas o razones) pero que permite hacer comparaciones en tiempo y espacio además de las implicaciones que pueden tener en términos normativos y de política.

por el contrario. entendible y práctico. reproducible. Comienzan con un modelo simple. dentro del cual operan los diferentes actores. con significado para el tomador de decisiones pero con fundamentos teóricos (Jurlina y Kordej 2006). 2001): Basados en política. Basados en temas. Basados en el enfoque sistémico. Tratan de ver los fenómenos de manera integral y plural entre los diferentes actores preocupados por el desarrollo urbano. suelen seguir este enfoque. y en el cual se manifiestan diferentes vínculos y causalidades.Indicadores de necesidades que miden las carencias de grupos objetivo y que tienen como propósito la disposición de recursos para revertir esas carencias (por ejemplo pobreza) Generalmente hay tres aproximaciones para la construcción de indicadores urbanos (Hall. debe estar inscrito en un marco conceptual que se asocie firmemente al objeto que se desea 7 . Estas tres perspectivas metodológicas no son excluyentes y. y con el progreso hacia esas metas. no ambiguo. Los indicadores del reporte del estado del medioambiente de Naciones Unidas (UNDP) son un ejemplo de este tipo de aproximación. claramente definible. Esto es. se pueden combinar de una manera coherente para lograr sistemas de indicadores más poderosos y útiles Independientemente de los tipos y enfoques con que se construya un sistema de indicadores urbanos. cada uno de ellos debe tener ciertas caraterísticas básicas como ser exhaustivo. Agenda 21 y agendas de desarrollo sustentable. pero explícito de la ciudad y su sistema de soporte. Establecen temas o conceptos amplios más que metas de políticas específicas y no están directamente relacionadas con estrategias. Generalmente son multidimensionales. Indicadores de la OCDE. Los indicadores del Banco Mundial y de GUO-Net caben en esta categoría. Tienen su raíz en preocupaciones gubernamentales (o comunitarias) de temas particulares y están cercanamente relacionadas con el establecimiento de políticas públicas y estrategias urbanas. Tienen que ver con la definición de metas sociales. involucrando diferentes aspectos de un mismo fenómeno.

2002). etc. vinculado con los fenómenos sobre los que se pretende actuar. ¿son relevantes para el desarrollo de la ciudad o la región?. 8 . donde los observatorios acogidos en instituciones académicas suelen ser más críticos sobre aspectos metodológicos en algunos indicadores ya preestablecidos. económica. en nuestro país. En los últimos años. Una manera de caracterizar a los indicadores es respondiendo a preguntas claves como por ejemplo ¿para quién son los indicadores?. comparable con otras regiones o administraciones. por ejemplo en la Red OUL. explícito. generando lo que hemos definido como “infohastío”. parece existir un deseo insaciable por establecer observatorios y desarrollar indicadores. o bien éstos deben ser formulados con sólidas bases conceptuales y metodológicas que garanticen su objetividad. Esta proliferación de sistemas de indicadores en prácticamente cada sector de la vida nacional. estabilidad y credibilidad. claro y de fácil comprensión para los actores involucrados.monitorear. ¿se vinculan claramente con el objetivo o meta para el que fueron diseñados?. Los Observatorios Urbanos Locales tipo Un-Habitat-SEDESOL son sólo un caso. tasa. Esto es claro. pero los ejemplos en el país son numerosos. ¿para qué se usan?. de tal manera que su nombre sea suficiente para entender si se trata de un valor absoluto o relativo. disponible para un período de tiempo amplio. relevante y oportuno para la aplicación de políticas. buscando consensos y estableciendo problemas y prioridades de común acuerdo. ¿son útiles para tomar decisiones de política? En este sentido no es lo mismo un sistema de indicadores para un ámbito metropolitano que uno municipal. medioambiental. etc. ¿con qué perspectiva urbana han sido desarrollados?. uno desarrollado por expertos a otro desarrollado por servidores públicos. toda dependencia gubernamental desea construir su propio sistema con información social. uno con propósitos de diálogo entre sectores que otro para comparar ciudades. política. exacto en cuanto a su aplicación metodológica. factible en cuanto a su costo e información para su construcción (Mondragón. uno con propósitos de transparencia y rendición de cuentas (accountability) que otro sobre desarrollo sustentable.. ¿cuál es su ámbito? ¿cuál es el contexto político y organizacional dentro del cual fueron desarrollados?. debe ser específico. si éstos deben ser desarrollados con la participación amplia de todos los actores. etc. Aún existe el debate sobre proceso de formulación de indicadores urbanos. ¿son significativos?.

hartazgo de los proveedores de la información. presenta problemas mayores a una escala urbana. se convierte en sí en una actividad relevante que exige de estudios. tiempo y recursos para saber apenas. sin embargo para periodos intercensales o para construir indicadores con variables que requieran un alto nivel de especificidad para una ciudad en particular. La calidad. sistematización y continuidad de los datos disponibles y generados a nivel local impiden la construcción de indicadores más robustos. a nivel México. provocando una ‘censura’ por exceso. adolece de problemas metodológicos y está sujeta a los vaivenes de las cortas administraciones locales. Se requiere. Permiten medir. la intensidad de un fenómeno o la gravedad de un problema. Esto ocurre cuando existe mucha información sobre un fenómeno. en estos casos. duplicidad de esfuerzos y en no pocas ocasiones manipulación política de la información. la falta de fuentes confiables de información parece una constante. fundaciones privadas y organizaciones públicas.patrocinados por gobiernos de los tres niveles. Los buenos indicadores urbanos no son piezas de información abstracta. De cualquier manera la frase atribuible a Peter Newton. esta aparente sobre-oferta de información. La recolección de datos por parte de las dependencias locales no es sistemática a lo largo del tiempo. Son datos de la realidad que sintetizan información clave para hacer comprensibles diversas situaciones y tendencias de las ciudades. proveniente de diversas fuentes –no siempre coincidentes y en ocasiones contradictorias-. a menudo manejan indicadores urbanos similares. contar con datos de instituciones como INEGI o CONAPO garantizan de alguna manera la recolección y sistematización de información a escala nacional útil para construir indicadores locales y a largo plazo. antes de poder construir un sistema de indicadores de calidad. Sin duda. de manera cualitativa o cuantitativa.” Paradójicamente. instituciones académicas y diversas asociaciones civiles. ONGs. no es fácilmente accesible. qué parte de la información es realmente útil para los propósitos del trabajo. pero con metodologías diferentes. pues contar con proveedoras de datos de calidad. y evaluar los 9 . no es comparable. Iracheta (2005) lo define bien al decir que “existe sobre-oferta de información. lo que genera confusión. El problema se agrava a escala metropolitana donde la información generada por distintas administraciones municipales para una misma variable. el proceso de selección y priorización. de que “no se puede medir adecuadamente lo que no se entiende y no se puede mejorar lo que no se mide” sigue siendo válido hoy. pérdida de credibilidad.

esto es. identificar prioridades. Pero simultáneamente. se seleccionaron porque: i. 2000). se asocian a problemas importantes de la metrópoli permiten capturar con mayor claridad la realidad de la ciudad. ii. metrosum. Por lo tanto. 10 . (INEGI. de segregación socio-espacial y de inflación inmobiliaria. 2002). así como anticipar riesgos y aprovechar oportunidades tanto para la ciudad en su conjunto. como para los diferentes elementos que la componen (Galster et al. entre otros.. 53. De 1990 a 2005. Comprender su situación e imaginar su evolución probable requiere de indicadores más específicos que los que establecen UN-Habitat y SEDESOL. El Observatorio Metropolitano de Toluca. y permitir a los tomadores de decisiones reaccionar con oportunidad para reforzar o corregir las estrategias y acciones de política urbana y desarrollo local (Auclair. comparar a la ciudad consigo misma a lo largo del tiempo o con otras ciudades (con las que incluso puede estar en competencia directa). ha propuesto añadir una serie de indicadores en temas que pueden ser transcendentes para el desarrollo futuro de una metrópoli como Toluca. Hacia una propuesta de nuevos indicadores La Zona Metropolitana de Toluca (ZMT) es una de las más importantes y de más rápido crecimiento del país. Los indicadores urbanos facilitan valorar las estrategias en curso en función de la posibilidad de alcanzar objetivos previstos.9% en sólo 15 años. Este incremento demográfico se ha visto acompañado por un vertiginoso crecimiento de las actividades económicas urbanas que está transformando radicalmente a la ciudad. 2005). 2007). creció en 564 mil habitantes.avances hacia determinados objetivos y metas. los buenos indicadores urbanos deben ofrecer información clave que posibilite medir impactos. de pobreza urbana. 3. de mezcla inadecuada de usos del suelo. de contaminación. Chávez y Garrocho. Los indicadores adicionales que en el seno de metrosum se consideran clave para ciudades con las características de la ZMT. y está generando enormes problemas de congestión. y que ya se empiezan a discutir con otros observatorios urbanos locales y en diversos sectores académicos y gubernamentales (Álvarez. el desarrollo urbano ha sido caótico y desigual en diversas zonas de la ciudad.

el nivel de conectividad. et al. con ocho factores clave: a) el esfuerzo de recaudación fiscal de los gobiernos locales. Accesibilidad a servicios sociales clave v. la competitividad se relaciona directamente. son directamente vinculables con la formulación de políticas y la instrumentación de acciones estratégicas (Frausto. la capacidad de desarrollo empresarial. Las ciudades no funcionan en el vacío sino que compiten agresivamente con otras ciudades por atraer inversiones.Inflación metropolitana Modulo I Lo económico Módulo II Lo social iv. Competitividad. 2004). Servicios públicos de salud para la población de la tercera edad vi. empleos y oportunidades de desarrollo (Sobrino. d). g). Cuadro 2 Propuesta de Indicadores i. 1999). e) la construcción de bases para la investigación. f). al menos. Nuestra propuesta de indicadores adicionales se presenta a continuación dividida en cuatro áreas temáticas (Cuadro 2) Módulo I: Lo económico i. Urban Studies. Calidad de los servicios públicos puntuales 11 . ofrecen posibilidades de explorar relaciones de causalidad entre diversas políticas. 1997. c) la capacidad de producción local. 2005. Competitividad ii. Evolución de los salarios iii.iii. iv.. En términos generales. 2004. 2003. facilitan realizar evaluaciones ex-ante y ex-post de las políticas metropolitanas de desarrollo local. la calidad del capital humano. b). Transporte público vii. procesos y variables metropolitanas. el esfuerzo en materia de financiamiento bancario para apoyar la transformación local. 2005). y h) la fuerza de la economía digital (Ruíz Durán. y v.

Segregación metropolitana x.Educación. Violencia contra niños. 1999. Este indicador podría concentrarse en los bienes y servicios de una canasta básica.. Crecimiento y expansión Densidad de población Regeneración urbana Imagen y diseño urbano Las ciudades mexicanas como la ZMT deberían contar con datos sobre estos ocho factores clave y construir una medida de competitividad que permitiera observar su evolución y hacer comparaciones interurbanas. 2003).. Justicia distributiva ix. xv. 2004. et al. Cabrero. además de que juega un papel central en la relación entre el ingreso y el gasto de la población en la ZMT. Inflación metropolitana Es ampliamente aceptada la influencia de la inflación espacialmente diferenciada en el desarrollo de las ciudades (Garza y Rivera. ciencia y tecnología xii. Ruiz Chiappeto. xx. 2004). Evolución de los salarios La evolución de los salarios resulta clave para estimar los ingresos monetarios de la población y es un indicador básico de bienestar urbano (Freije. mujeres y personas de la tercera edad Modulo III Lo medioambiental xiv. Esto se podría calcular monitoreando la evolución de los salarios que otorgan empleadores clave en la ZMT. xvi. iii. et al. Acceso a Internet y a nuevas tecnologías de información y comunicación xiii.viii. Desigualdad xi. que permitiera monitorear la inflación de los bienes y servicios más importantes para la población de menores recursos. Islas-Camargo y Cortez. xviii. Contaminación del agua y del suelo Consumo de energía Reservas territoriales. áreas verdes y deportivas Modulo IV Lo metropolitano xvii. Sería deseable que este indicador pudiera calcularse periódicamente para diferentes partes de la ZMT con el fin de 12 . ii. 1994. xix.

a servicios que les son fundamentales. los costos de acceso cambian con la misma rapidez. así como los resultados obtenidos. segregación. 1982. En otras palabras. la accesibilidad de los niños y jóvenes más pobres a los servicios educativos. b). Es indudable que una ciudad que ofrece servicios accesibles ofrece mejor calidad de vida a su población. y acceso a nuevas tecnologías. afectando sobre todo a la población de menores recursos.analizar las diferencias intra-metropolitanas y su impacto en la calidad de vida de la población Módulo II: Lo social El módulo de indicadores sociales no sólo requiere reforzarse en diversos temas. sino darle un cambio de enfoque que incorpore verdaderamente la variable espacial. 2005). a áreas verdes. violencia contra los más vulnerables. entre otros. Garrocho y Campos. iv. Servicios públicos de salud para población de la tercera edad La justificación de tratar a este indicador de manera especial tiene tres argumentos centrales: a) el acelerado proceso de envejecimiento de la población tanto a escala nacional (Alba. v. Pero también la accesibilidad a centros de abasto. Knox y Pinch. la accesibilidad de la población de escasos recursos en edad de trabajar a los empleos. se necesita generar indicadores socioespaciales sobre accesibilidad a servicios clave. a centros de recreación o a servicios de trámites gubernamentales fundamentales. y viceversa. desigualdad. distribución de servicios públicos. En la ZMT ya se han aplicado recientemente diversos métodos para evaluar la accesibilidad de servicios privados y públicos (Garrocho. 2006) y metrosum está incorporando estos métodos de medición. 2000). como de la ZMT (Garrocho y Campos. la accesibilidad de los mayores de 65 años a los servicios de salud o la de las madres (especialmente las que son jefas de familia) a guarderías. justicia distributiva. Para lograr una ciudad más justa y equitativa sería importante monitorear la accesibilidad de diferentes grupos de población objetivo. 2004). Chávez y Álvarez. 2003. Accesibilidad a servicios sociales clave Uno de los componentes más importantes del costo de recibir servicios públicos y algunos servicios privados es el costo de acceso (McLafferty. el hecho de que éste sea uno 13 . Cuando la ciudad crece a una velocidad tan acelerada como la ZMT. Por ejemplo.

mediante acciones de inversión y política pública que inevitablemente tienen un componente espacial (Sobrino y Garrocho. 2006a. desde servicios judiciales hasta los del registro público. catastro o notarías. que contar con servicios públicos cuya calidad satisface las expectativas de los usuarios (García.. y. de sus niveles de seguridad. comodidad y eficiencia. 1995. principalmente. 2005). et al. 1999). 2005). Esta distribución debe ser justa y se realiza. en la ZMT es necesario monitorear permanentemente la dotación de servicios (si es suficiente o no). Garrocho y Campos. Ya existen ejemplos de evaluación de estos aspectos en la ZMT realizados por algunos de los participantes en la construcción de metrosum y se están integrando a la base de datos del observatorio (Garrocho. desde alumbrado hasta limpieza. 2006b). vialidades y transporte.de los servicios públicos básicos para la población más vulnerable a la enfermedad y en mayor y casi permanente necesidad (Tuirán. Sería importante conocer cómo los gobiernos locales distribuyen socioespacialmente los recursos públicos. 2005. Sería deseable que metrosum incluyera la evaluación que hacen los usuarios de los servicios que reciben. Transporte público En materia de transporte no sólo importa la longitud de los viajes o su costo en términos económicos y de tiempo. Desde seguridad hasta educación y salud. Por esto. Baldwin et al. vii.. 1995. especialmente. En la ZMT ya se han realizado estudios de este tipo por algunos de los investigadores participantes en la construcción de metrosum y los resultados están siendo incorporados a su base de datos (Sánchez. que la utilización de los servicios de salud por parte de la población de la tercera edad. viii. cuál es la lógica que fundamenta la distribución 14 . 2003). Calidad de los servicios públicos puntuales Es muy diferente contar oficialmente con la provisión de un servicio público. sino la calidad del transporte: de las unidades. entre otros aspectos (Hensher. tenga un fuerte componente socioespacial (Meade y Earickson. c). 2004). 2005). del diseño de rutas. vi. Justicia distributiva Una de las principales funciones de los gobiernos locales es la distribución socioespacial de los recursos públicos. su distribución socioespacial (para estimar su accesibilidad y utilización) y su nivel de calidad (para valorar su eficacia). cuáles son las zonas más o menos favorecidas y por qué. por mencionar algunos.

2002. La ZMT se está fragmentando y se hace progresivamente más desigual. que no expresan otra cosa que las divisiones existentes en la sociedad (Solis. en la ZMT desde hace tiempo han surgido numerosos fraccionamientos cerrados y algunos de gran tamaño. Desigualdad La segregación socioespacial va de la mano de la desigualdad social y expresa el resultado de una competencia (es decir. como los mayores de 65 años.socioespacial de los recursos públicos y cuáles son las alternativas para lograr una distribución más justa de los recursos (Werna. que coexisten en perfecta separación con las zonas pobres de la ciudad. x. modernas salas de cine “vip”. 2001). En este contexto. La geografía urbana ofrece diversas técnicas para medir la justicia distributiva. Rodríguez y Arriagiada. 1990. 2005). Por ejemplo. López Moreno. La ZMT empieza a adoptar un perfil segregado que no se ha monitoreado puntualmente y que requiere acciones de política para desalentarlo. exclusivos clubes deportivos. los espacios públicos tradicionales como la alameda o el centro histórico empiezan a perder importancia como sitios de convivencia colectiva y se ven sustituidos por modernos centros comerciales de difícil acceso para los grupos de población que no disponen de auto-transporte privado (Medina. desde indicadores de accesibilidad y utilización hasta índices como el de Gini. Solís. DPU. como la ZMT. Los indicadores clave propuestos en la metodología de UN-Habitat/SEDESOL se orientan a evaluar de manera agregada el desempeño de las ciudades y a facilitar comparaciones interurbanas. pero no 15 . que frecuentemente cuenta con ingresos superiores al promedio de la población residente. favorecen la segregación socioespacial y la fragmentación urbana. 2004). algunos grupos de población. entre otros. franquicias de todo tipo orientadas a grupos de población de altos ingresos. 2003). de conflictos). suntuosas zonas residenciales. 2005). El rápido crecimiento de la ZMT se debe fundamentalmente a las intensas corrientes de inmigración de población. Adicionalmente. 2000. ix. Esto ha motivado el surgimiento de servicios que eran impensables hace apenas 20 años: lujosos y enormes centros comerciales. 2002. empiezan a ser confinados a ciertas partes de la ciudad (Garrocho y Campos. entre los diferentes grupos sociales de la ciudad por los recursos y oportunidades colectivas (Massey y Eggers. 2006). el de disimilaridad o la Curva de Lorenz (Goodall. Segregación metropolitana Las ciudades contemporáneas.

la cultura y las artes. Educación. xii. Sin embargo. ciencia y tecnología Ya es un lugar común hablar del siglo XXI como el siglo de la sociedad del conocimiento. pertinencia y calidad de la educación que se ofrece en la zona metropolitana. la concentración de científicos. como la tasa de permanencia en el sistema de educación de hombres y mujeres. pequeñas y medianas empresas) también lo requieren para ser más competitivas en el mundo global. Torres. Particularmente aspectos más refinados. Las diferencias intra-ciudad son necesarias para identificar los diversos niveles de pobreza y prosperidad que coexisten en la ciudad (Auclair. la proporción de egresados por tipo de carrera. Zermeño. Violencia contra niños. mujeres y personas de la tercera edad Los indicadores de violencia deberían desglosarse para permitir evaluar la violencia contra los grupos más vulnerables de la sociedad (Del Olmo. dado que la realización de muchas de sus tareas escolares requiere necesariamente de la Internet. xi. Sin embargo. Todos estos son temas clave que definen la calidad del capital humano y el futuro metropolitano (Bazdresch. o los apoyos a la investigación.permiten tener una visión detallada de las diferentes partes de la ciudad ni hacer comparaciones intraurbanas. 2004). actualmente la Internet es un servicio básico para los estudiantes de todos los niveles educativos. en la ZMT no está ampliamente disponible el perfil educativo de la población. Existe suficiente evidencia de que el acceso de estas unidades productivas a la Internet incide directamente en la competitividad metropolitana (Ruiz Durán. xiii. 2004). 2004. Pero no sólo los estudiantes requieren de la Internet. la productividad científica de los centros especializados localizados en la ZMT y su vinculación con los sectores productivos. las unidades productivas y de servicios (especialmente las micro. 2000. En los medios 16 . Acceso a la Internet y a nuevas tecnologías de información y comunicación Hasta hace unos años el acceso a la Internet se asociaba a grandes organizaciones privadas o públicas. el índice de graduación por nivel educativo. Monárrez. El punto es que el costo del transporte a los llamados cibercafés y la renta del servicio pueden representar un porcentaje elevado del ingreso de las familias de más escasos recursos y que la carencia de servicio de Internet en la escuela o en la casa limita la capacidad de aprendizaje de los alumnos (Garrocho y Brambila. la dotación. por mencionar algunos aspectos. 2006). 2002). Aguirre. 2002). 2004. 2004.

eventualmente las economías de aglomeración empezarán a verse superadas por los costos de congestión (Jenks y Dempsey. Consumo de energía Si. Módulo III: Lo medioambiental Los problemas medioambientales son particularmente preocupantes en la ZMT y en otras ciudades con características similares. Esto va a implicar no sólo mayores tiempos de transporte (que es un indicador ya considerado parcialmente por UN-Habitat/SEDESOL). sin embargo no se puede ver el desarrollo de una ciudad sin tener un conjunto de indicadores de este tema. 2005. el comportamiento económico de la ZMT es similar al de otras ciudades de su misma escala. lo que impacta en el costo y en la eficiencia de la utilización del recurso. xv. especialmente de gasolina. 2002). la ZMT tiene una característica muy especial: una parte importante del suelo metropolitano (que aún no está cuantificada) se dedica a la agricultura. como parece. pero no la calidad del agua que consume la población. En el conciente colectivo se sabe que en todas partes existe la violencia contra los grupos más débiles de la sociedad. xiv. Pero además. lo que impactará también en los niveles de contaminación del aire de las diferentes partes de la ciudad. la metodología UN-Habitat/SEDESOL no propone indicadores suficientes que respondan a la necesidad apremiante de este tipo de ciudades de monitorear la calidad del medioambiente quizás en razón de que existen observatorios particulares sobre cuestiones ambientales. Garrocho y Campos. que al 17 . también están conduciendo a consumos más elevados de electricidad. pero no tenemos datos certeros de su magnitud ni de su evolución en la ZMT. pero no se sabe con certeza si la violencia contra mujeres en la ZMT es similar o no a la que ocurre en esa o en otras ciudades ni cómo está evolucionando. los nuevos estilos de vida.de comunicación de México se ha instalado de manera primigenia la violencia contra mujeres en algunas ciudades del país (el ejemplo por excelencia es Ciudad Juárez). su precio y el consumo. Por otro lado. aunque se presume que son importantes (CNA. 2007a y 2007b). se desconocen los niveles de contaminación en agua y suelo en la ZMT. Contaminación del agua y del suelo UN-Habitat/SEDESOL consideran en su metodología de indicadores la cantidad de agua disponible para los habitantes de la ciudad. sino mayores consumos de energía per cápita. Adicionalmente. No obstante.

entre otras consideraciones (García Coll. Esto implica tener claros los tipos de suelo. Un indicador que se ha propuesto para estimar esto es el porcentaje del área total de la ZMT destinada a plazas parques. Una vez definidas las áreas no aptas. incidir en el mercado del suelo y prever las necesidades de vialidades a escala metropolitana y regional. xviii. son numerosas las áreas de la ZMT que no logran regenerarse al menos con la misma velocidad con la que se deterioran (García Coll. la disponibilidad de infraestructura y equipamiento y la disponibilidad de agua. salud. 2003). Alejandre. Adicionalmente. pero igualmente importante es conocer la densidad de población para planear mejor la distribución espacial de servicios públicos puntuales (educación. 2002. Un indicador experimental que se está adicionando a metrosum es el porcentaje de población metropolitana que se localiza en áreas no aptas para el desarrollo urbano. 1997) xvi. áreas verdes y deportivas La ZMT podría ser un ejemplo paradigmático de carencia de áreas verdes en México. 2003). Módulo IV: Lo metropolitano El crecimiento tan acelerado de la ZMT ha implicado la ocupación de suelo no apto para las actividades urbanas. el indicador se podría calcular relativamente rápido con el apoyo de herramientas en ambiente SIG. son desconocidos para los planificadores de las ciudades mexicanas (GEM. Crecimiento y expansión Los administradores de una zona metropolitana de tan rápido crecimiento y expansión como la del Valle Toluca requieren información oportuna que les permita orientar su crecimiento hacia las zonas más aptas. 18 . jardines y áreas deportivas de uso público (García Coll. Esto debería orientar la adquisición de reservas territoriales y derechos de vía que permitieran orientar el desarrollo metropolitano. las condiciones de vulnerabilidad a riesgos naturales. Reservas territoriales. 2003). xvii. SEMARNAP.igual que los de gasolina. 2000. Densidad de población El tamaño y la tasa de crecimiento de la población son importantes para entender la dinámica de las ciudades. lo que está generando importantes costos económicos para construir infraestructura de remediación y elevados costos sociales en términos de bienestar y exposición al riesgo de la población.

pero también que densidades de población demasiado altas generan altos costos de congestión e impactan negativamente la calidad de vida de los residentes (O´Sullivan. Evidentemente. 2003). en un lejano segundo lugar. particularmente afectadas por el graffiti. las respuestas de planeación en uno y otro caso deberán ser diferentes (Garrocho y Campos. como Toluca.entre otros) y de red (transporte y vialidades principalmente) Es sabido que densidades de población demasiado bajas elevan los costos de ofrecer infraestructura y alargan los viajes en la ciudad. 2003). Hasta el momento nadie tiene información de calidad sobre este proceso de deterioro en los diversos barrios de la ZMT. en la ZMT la población mayor de 65 años tiende a aglomerarse en el centro histórico de la ciudad. xx. Adicionalmente. el centro histórico de Toluca. mientras que la población menor de 65 años se localiza de manera dispersa en la periferia de la zona metropolitana. para dar respuestas adecuadas de políticas públicas focalizadas. Por ejemplo. en ejes comerciales de uso intensivo del suelo y en zonas diversas. sería útil conocer la densidad de grupos particulares de población. donde el principal deterioro se da en los segundos pisos de las construcciones más antiguas. 2006). Imagen y diseño urbano En la ZMT existen algunas zonas muy focalizadas de atracción turística. Conclusiones Las ciudades mexicanas. requieren de incorporar nuevos indicadores urbanos que permitan monitorear las características particulares de la ciudad y las instrumentaciones de políticas públicas y estrategias. La más importante es la ciudad típica de Metepec y. Regeneración urbana Amplias áreas de la ZMT registran graves problemas de deterioro. complementando los indicadores del combate a la 19 . 2006). La imagen y el diseño urbano de estas partes de la ZMT deberían preservarse a toda costa porque constituyen el escaso capital urbanístico de la ciudad. García Coll. xix. particularmente en el centro histórico del municipio de Toluca (García Coll. 2003. Existen pocos estudios al respecto. pero un indicador muy grueso para monitorear esto podría ser la inversión en mejoramiento de la imagen urbana de la ciudad (GEM.

ya sea a través de las propuestas de expertos con sólidas bases científicas o después de procesos de consulta y consensos locales. que permitan construir indicadores específicos y mantenerlos a lo largo del tiempo. México. El Colegio Mexiquense. no se debe perder de vista la idea de medir tendencias. periodicidad y solidez metodológica. José . y comparables con otras ciudades y regiones. 20 . En todo caso el diálogo. Bibliografía Aguirre. San Luis Potosí Visión 2025. Es necesario contar con datos primarios de calidad.Antonio. Tania y Garrocho. La disponibilidad de buenos datos sigue siendo fundamental para construir buenos indicadores.. núm 25. Universidad Politécnica. Independientemente de la estrategia que se siga para la construcción de indicadores urbanos. si bien son de gran utilidad. recopilados por las propias instancias locales. “Ciencia y tecnología para la competitividad y el crecimiento”. La tentación de desarrollar indicadores originales es grande. la máxima sistémica de que “si basura entra. vol. en Carlos Garrocho y Antonio Loyola. pp 157-214. propuestas y desafíos” en Economía Sociedad y Terriorio. 129-142. debido a su generalidad. entendibles. Chávez. En ciertos casos puede ser mejor adoptar una posición metodológica existente y “ceder” frente a lo que se considera mejoras prácticas de diseño de indicadores que generar una crisis de credibilidad frente a una competencia de indicadores similares de observatorios distintos. Álvarez. no tiene caso tener un buen modelo de indicador si la información para construirlo es mala o no se encuentra. Carlos.pobreza urbana y abordando otros temas y políticas que son relevantes para el desarrollo futuro de la ciudad. México. 7. y a escalas intraurbanas. la divulgación y transparencia metodológica y conceptual pueden ayudar a construir mejores indicadores urbanos. pueden enriquecerse con información concreta y confiable de fuentes distintas. pero no se debe perder de vista lo que otros han hecho. Guillermo (2004). (2007) “El observatorio Metropolitano de Toluca: lecciones. de ser simples. basura sale” sigue siendo válido. el intercambio de ideas. pp. Construir indicadores conseguidos a través de censos y encuestas nacionales.

Julio (2003). CIDE. pp. convocado por la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL). Thomas Ihl. Indicadores metropolitanos de resultados. Universidad Politécnica de San Luis Potosí. Oscar. Observatorio Medioambiental. Carlos (2004). María Teresa Perdigón. 357-373. Determinación de la disponibilidad del agua en el acuífero Valle de Toluca. Políticas públicas municipales: una agenda en construcción. Jordi (2001). Publicaciones Universidad Complutense. energía y medioambiente”. 17(45). Francisco (2004). México. Núm.Alba. Porrúa-Centro de Investigación y Docencia Económicas. Acapulco. Gro. 401-422. García Coll.. México. San Luis Potosí: Visión 2025. Carlos (2000). George. 17(68). Alejandre. pp. El Colegio Mexiquense. pp. Cabrero. Luis Felipe López Calva y Cristina Rodríguez (2004). Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda. Sedesol. texto presentado en el Tercer Encuentro Nacional sobre la Participación Social y Privada en el Desarrollo Urbano. 231-269. Rodolfo (2003). México. impactos en la conferencia de Estambul+5 y sus direcciones futuras”. en Carlos Garrocho y Antonio Loyola (coord. “Gobiernos locales. Justo Rojas. Gobierno del Estado de México. “La política de servicios municipales en México: casos y tendencias recientes”. Comisión Nacional del Agua. pp. Frausto. Ciudades. Notas sobre el estado del arte. Comisión Nacional del Agua (CNA) (2002). Borja. Isela Orihuela (2003). utilización y calidad.). California. San Luis Potosí Visión 2025. 10. México. Chris Hayes y Jennifer Jonson (2005). Universidad Politécnica. México. 3. México.). Garrocho. Galster. Bazdresch. 24(3). “Obstáculos y propuestas para la innovación”. 83-91. 21 . Ciudades competitivas-ciudades cooperativas: conceptos claves y construcción de un índice para ciudades mexicanas. México. Origen de los cambios en la desigualdad salarial urbana. México. en Carlos Garrocho y Antonio Loyola. pp. Santiago de Chile. en Enrique Cabrero (Coord. 265-280. Universidad de Chile. Samuel. “El cambio demográfico en México”. Christine (2002). Journal of Planning Education and Research. Enrique. Documento de Trabajo 139. políticas públicas y participación ciudadana”. México. “Indicadores urbanos. pp. Identifying robust. pp. parsimonious neighborhood indicators. “Sistema de información de indicadores UN-Habitat”. México. “Urbanismo. nacional y regional. Alicia Ziccardi. Auclair. García. Serie Documentos de Trabajo. España. Alfredo Tapia y Geiser Chale (2005). Madrid. Análisis socioespacial de los servicios de salud: accesibilidad. Boletín Informativo de la Vivienda. 31-44. Carlos (1995). Freije. 52-57.

Garrocho. V. Handbook of Transport Geography and Spatial Systems. Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática. Dinámica macroeconómica de las ciudades de México. Instituto Nacional de Estadística. José Antonio Álvarez (2003). México. “Convergencia salarial entre las principales ciudades mexicanas: un análisis de cointegración”. pp 349-397.”. Urban indicators for managing cities: Cities Data Book. Gobierno del Estado de México. El Colegio Mexiquense-Sedesol. 17(68). Garza. Ciudades. Papeles de Población. México. Carlos. Kingsley E. México (en prensa). 71-106. Sociedad y Territorio. Hall. Carlos (2006). Tania Chávez. Economía. Gustavo y Salvador Rivera (1994). 1(1). Asian Development Bank.Garrocho. Tabulados Básicos. México. pp. Keneth J. 11(945). vol. Haynes. La dimensión espacial de la competencia comercial. Button. “Un indicador de accesibilidad a unidades de servicios clave para ciudades mexicanas: fundamentos diseño y aplicación. y de Villa. Documento de Investigación. Manila. Juan (2007b) “Estructura espacial del empleo terciario en el Área Metropolitana de Toluca”. (2001) “Urban indicators for Asis’s cities: from theory to practice” en Matthew S. Aguascalientes México. México. Goodall. Carlos y Juan Campos (2005). Observar la ciudad científicamente para entender más y actuar mejor. El Colegio Mexiquense. Garrocho. México. El Colegio de México. Islas-Camargo. 6(23). “La estructura policéntrica del empleo en el área Metropolitana de Toluca”. Satisfacción de las usuarias con el Programa de Desarrollo Humano Oportunidades: una evaluación cualitativa. 5. Carlos y Brambila. Cortez (2004). Estudios Demográficos y Urbanos. Sociedad y Territorio. 22 . México. El Colegio Mexiquense-Universidad Autónoma del Estado de México. Alejandro y Willy W. pp. Geografía e Informática Iracheta. 1990-2000”. EconoQuantum. Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática. Londres. Carlos y Juan Campos (2006). Juan (2007a). (2000) XII Censo General de Población y Vivienda 2000. Gobierno del Estado de México (GEM) (2002). Garrocho. y Peter Stopher (2004). Hensher. México.W. Carlos y Campos. pp. “Distribución espacial de la población mayor de 65 años en la zona metropolitana de Toluca. México. Brian (2003). Garrocho. Garrocho. 3-14. 25-47. (en prensa). Dictionary of human geography. Penguin Books. Economía. Peter. Alfonso (2005).. Carlos y Campos. Elsevier Science. Diagnóstico ambiental del Estado de México a través de indicadores ambientales de desempeño y regionalización por cuencas hidrológicas. pp. David A. Oxford. 12-20.

USA. “Urban structure and geographical access to public services”. edición. Paul y Steven Pinch (2000). Geografía e Informática.”. N. Julia (2002). México. Chicago. Eduardo (2005). Manila. Massey.Jenks Mike y Nicola Dempsey (2005). Architectural Press. Douglas. Melinda S. “La economía y las modalidades de la urbanización en México: 1940-1990”. Asian Development Bank pp. Sara (1982). Annals of the Association of American Geographers. “Lecciones de innovación local para la construcción de un escenario de largo plazo para San Luis Potosí”. Instituto Nacional de Estadística. Urban economics. EURE. O´Sullivan. Knox. 45-61. num. resultados al 2006”. “Urban indicators and the managment of cities”. Boston. México. Newton. “Mercado de suelo y periferia urbana. Ciudades. “The ecology of inequality: Minorities and the Concentration of Poverty. El Colegio Mexiquense. Angélica (2002) “¿Qué son los indicadores?” en Notas Revista de información y análisis. 167. pp.15-36. Sociedad y Territorio. Prentice Hall. Boston. “Ciudades duras y violencia urbana”. México. L. N. Eggers (1990). 30(89). Urban social geography. y Robert J. 17(68). Ruiz Durán. Rosa del (2000). 13 (25). 72 (3). Mondragón. Volos. México. Dubravka y Kordej Zeljka. pp. en 46th Congress of the European Regional Science Association. Santiago de Chile. en Cities databook. “Segregación Residencial en la Ciudad Latinoamericana”. 1970-1980”. Meade. Peter (2001). Grecia. 74-86. 5-24. y Mitchell. The American Journal of Sociology.C. pp. Rodríguez. 19. Nueva Sociedad. Serie Estudios Estratégicos del Estado de México. Olmo. pp 347-366. Arthur (2006). Crescencio (1999). (en Monarrez. 5a. pp 1-24. 23 . México. Future Forms and Design for Sustainable Cities. en Carlos Garrocho y Antonio Loyola. Jorge y Camilo Arriagada (2004).Y. Universidad Politécnica pp. McLafferty. Earickson (2005). A. II (5). Susana (2006). Caracas. “Feminicidio serial sexual en Ciudad Juárez”.. Debate feminista. Urbanización y observatorios locales. Londres. López Moreno.Y. escenarios recientes en la Zona Metropolitana del Valle de Toluca. Venezuela. McGraw-Hill/Irwin. Ruíz Chiappeto. Clemente (2004). The Guilford Press Medina. Jurlina. San Luis Potosí: Visión 2025. Economía. Medical Geography. 95(5). S. USA. 1153-1188. México. “The challenge of building proper urban indicator system: a proposal for croatian cities. 2-11. pp.

San Luis Potosí Visión 2025. México. (en prensa). Sobrino. México. Organización de las Naciones Unidas. David (2004). México. “Marginación Urbana”. en Situación Demográfica de México. Solís. “Actas del XII Congreso Chileno de Ingeniería de Transporte”. Sociedad y Territorio. 343-356. Universidad Autónoma del Estado de México. Torres. Competitividad de las ciudades de México. Rodolfo (1999).). pp. México. en Carlos Garrocho y Antonio Loyola (coords. Sistemas metropolitanos: nuevos enfoques y prospectiva.). Patricio (2002). San Luis Potosí: Visión 2025. Tuirán. “Miembros de la Red Nacional de Observatorios Urbanos”. Luis Jaime (2005) “Competitividad territorial: ámbitos e indicadores de análisis”. Oscar (2006a). Consejo Nacional de Población. Guía metodológica para la instalación de Observatorios Urbanos Locales. México. Economía. “Perspectivas de la educación superior como desarrollo social”. Competitividad de las ciudades en México. Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) (2007). Universidad Autónoma del Estado de México. Organización. Oscar (2005). 237-246. Dossier especial 2005.sedesol. SEMARNAP. 12. UN-Habitat (2003). Sobrino. México.Sánchez. Recursos Naturales y Pesca (SEMARNAP) (1997). UN-Hábitat (2004). Luis Jaime y Carlos Garrocho (1995). Guide to Monitoring Target 11. United Nations Human Settlements Programme (UN-Habitat). NY. pp. (en prensa). Improving the lives of 100 million slum dwellers. Luis Jaime (2004).htm. 219-231. tarificación y competencia del servicio de transporte publico de pasajeros en el corredor Toluca-Lerma. Luis Jaime (2003). Oscar (2006b). México. El Colegio de México. pp. “Factores que definen el nivel de servicio en el transporte público de pasajeros: el caso del corredor Lerdo de Tejada. Programa Hábitat Sedesol. Sobrino. Sánchez. “Desafíos del envejecimiento demográfico en México”. Universidad Politécnica de San Luis Potosí. ONU-Hábitat México. Estudios en Ingeniería y Economía del transporte con aplicaciones. México. pp 113-120. 15-22.mx/olu_miembros. El Colegio Mexiquense. Sobrino. Toluca”. en Carlos Garrocho y Antonio Loyola. Kenya. en http://dgduweb. Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) (2005). Secretaría de Medio Ambiente. Universidad Politécnica. México. Sánchez. México.gob. pp 123-183. pp. Consejo Nacional de Población. Avances en el desarrollo de indicadores para la evaluación del desempeño ambiental en México. México. Informe del Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos al Consejo Económico y Social. (coords. 24 . México. en Envejecimiento demográfico en México: Retos y Perspectivas. Santiago de Chile.

). 36(5/6) Oxford.Urban Studies (1999). Universidad Politécnica. Special review issue: competitive cities. 153-167. Ricardo (2004). en Carlos Garrocho y Antonio Loyola (coords. “Estrategias de aprovechamiento de las tecnologías de información y comunicaciones para el desarrollo empresarial”. 25 . pp. San Luis Potosí Visión 2025. Zermeño. México.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful