BREVE RESEÑA DE LA EVOLUCIÓN HISTÓRICA DE LA SOBERANÍA Los antecedentes de la soberanía se remontan a la antigua Grecia, cuando Aristóteles estableció la necesidad

de que existiera una determinada autarquía o independencia en cada una de las polis. Sin embargo en aquella época ésta autarquía era propiamente la autosuficiencia económica, de cada una de las comunidades que conformaban a la antigua Grecia. Literalmente, el término soberanía se refiere a la calidad de soberano, es decir a la autoridad suprema del poder público. Siguiendo a Zippelius, desde el punto de vista jurídico, la soberanía puede entenderse como la unidad de poder y acción jurídicamente organizada, la cual debe ser atribuida al Estado 1. El concepto de soberanía nace vinculado al derecho de los reyes a gobernar. Por tal motivo Bodino afirmó en el siglo XVI que “no hay nada más grande en la tierra después de Dios, que los principios soberanos que son establecidos por él como sus lugartenientes para mandar a otros hombres...” Para identificar quién era el soberano, Bodino explica que hay ciertas señales que permiten identificarlo; éstas hacen al príncipe, soberano, y los derechos que de ellas se derivan son incedibles, inalienables e imprescriptibles, esas señales o marcas son: I. II. III. IV. El poder de dar la ley a todos en general y a cada uno en particular. Decidir la guerra o tratar la paz. Ser el último recurso en materia jurisdiccional; y El poder de otorgar gracia a los condenados por encima de las sentencias y contra el rigor de las leyes.

No obstante lo anterior, esta concepción requiere de la existencia de un sujeto, el soberano, quien ejerce su poder sobre los súbditos, de acuerdo a este razonamiento, las relaciones familiares, las éticas y religiosas quedan fuera de la relación que se establece entre el soberano y los súbditos. La sujeción al soberano es la que da su carácter al súbdito, y después de la Revolución Francesa, al ciudadano. La religión y el lenguaje pueden no ser comunes; incluso puede haber leyes o costumbres toleradas por el soberano, este último requisito es indispensable para la existencia de la comunidad política que da origen al Estado. Un elemento importante de la soberanía es que el poder soberano no debe hallarse sometido a las leyes, porque él es la fuente del derecho, es decir, la ley es el mandato del soberano. Su poder es perpetuo y sólo responde a Dios. Las marcas de la Soberanía que señaló Bodino, fueron complementadas con ideas de otros autores, como es el caso de Hobbes, quien introdujo un elemento de carácter coactivo al ejercicio legítimo del estado soberano, es decir que dichos actos del estado soberano pueden ser aplicados en determinado momento de forma coactiva. Dos siglos después de que Bodino expusiera las marcas de la Soberanía (siglo XVIII), cobra fuerza el llamado movimiento constitucional que, sobre la base de la doctrina de este autor, habría de imponer nuevas modalidades al contenido del concepto de Soberanía. Sin modificar sustancialmente los atributos del soberano, comenzó a postularse que éste no podía responder sólo ante Dios, o lo que es lo mismo, se empezó a poner entre dicho el derecho divino de los reyes a gobernar, se recuperaron ideas pactistas en torno al origen del poder del soberano, enriquecidas con las propuestas contenidas en el Contrato Social de Rousseau. La sociedad corporativa típica de la baja edad media comenzó a desarticularse y a partir de la Revolución Francesa, surgió un nuevo protagonista de la acción social; el hombre, que ejerciendo derechos políticos se convertía en ciudadano. “El movimiento constitucionalista postuló que los Derechos del Hombre y del Ciudadano, debían consagrarse en cuerpos jurídicos en los que, también se fijaran en forma pormenorizada los límites de la acción del soberano. Asimismo se propuso que el gobierno de un Estado no podría estar depositado en una
1

Algunas de las ideas siguientes proceden de: González, María del Refugio, “Significado doctrinal del concepto soberanía y forma que adopta en los textos constitucionales mexicanos”, en “El camino de la democracia en México”, Galeana, Patricia, Compilación, pp. 29 y sig., Ed. AGN, México, 1998.

o bien en su ejercicio de la soberanía hacia el interior del Estado. la mexicana de 1857. Su fundamento es la razón absoluta. la soberanía fue transitando del soberano al pueblo o a la nación. Al buscarse la glorificación del Estado por razones históricas o políticas. sin embargo una característica importante de la soberanía es que puede ser entendida como independencia. “Por los mismos tiempos. En los que el conflicto no pudo evitarse. manifestándose así misma como la voluntad del Estado. en otras palabras significa que un pueblo independiente y supremo se presenta en el consorcio universal de naciones. entra en relación con sus pares. Hegel y Jellinek. los hombres libres deciden su forma de gobierno y nombran a quienes van a dirigir los órganos de la estructura política de acuerdo con las leyes. como es el caso de México. debido a la recepción. del Iusnaturalismo racionalista y por el otro. pactada al tiempo de la independencia. El aspecto interno implica que el pueblo se otorga su propio orden jurídico sin que nadie le señale como debe ser éste. que son la expresión de la voluntad popular. donde fue imposible darle curso a la monarquía constitucional. El aspecto externo implica la libertad de todas las naciones. ha sido estudiado por autores como Rousseau.com www. El primero respondía al ideario de la Revolución Francesa. representaba la propuesta contrarrevolucionaria. El aspecto interno y externo de la soberanía a que hemos hecho referencia. es decir. la soberanía se traslada al Estado mismo. quien sin muchos cuestionamientos fue adoptada en numerosas cartas constitucionales. es el mismo principio que rige la vida interna de la nación. A mediados del siglo XIX. las monarquías constitucionales tuvieron éxito para llevar al cabo el nuevo ideario de libertades que proponían las corrientes ilustradas y después liberales. Tal fue el caso de México. El segundo concepto. concretamente a las propuestas de Rousseau. me estoy refiriendo a la independencia de las trece colonias de Norteamérica y a la revolución francesa. El resultado de este movimiento fue la conformación de monarquías constitucionales en las que el soberano no sólo ya no respondía exclusivamente ante Dios. la igualdad entre todos los pueblos. doctrinas como la teoría hegeliana de supremacía absoluta del Estado.monografias. sólo que proyectado hacia fuera del Estado” 3. y solo bajo esta última concepción cabría aceptar la aplicación del término a favor de las entidades o Estados. como es el caso de Francia. a través de sus tribunales y corporaciones. aplicar y hacer cumplir las leyes. que forman una federación. En los países en los que fue históricamente posible asumir tales postulados. entre ellas. sino que además debía compartir la soberanía. por lo menos con las Cortes”. o no se encontraron bases de legitimidad para establecer monarquías constitucionales. cuando ya la discusión sobre la Revolución transitaba por cauces más apacibles. quien concebía al pueblo soberano tomando todas las decisiones que le competían.com . y por consecuencia la voluntad del Estado es la absoluta soberanía y es también la única fuente de validez legal” 2. es decir como ejercicio de la soberanía hacia el exterior. se acuñó la expresión “soberanía nacional”. trasladaron la soberanía hacia ese sector para robustecer el concepto. los términos pueblo y nación como depositarios de la soberanía eran antagónicos.monografias. De lo anterior podemos observar que todas las tesis examinadas tienen algo en común: estudian la soberanía desde el punto de vista interno del Estado. En sus orígenes.sola persona. Para Hegel “el Estado es la manifestación consciente de espíritu en el mundo. ya que nación era “la sociedad organizada”. de las ideas tanto de la Revolución Francesa y las que surgieron como reacción a ella. se transitó hacía la forma republicana de gobierno. por tratar de imponerse monarcas de nueva cuña cuya legitimidad resultaba difícil justificar”. 2 3 www. A continuación analizaremos dos momentos históricos relevantes los cuales contribuyeron en gran medida a la evolución del término soberanía. por un lado. Esto significa que el aspecto interno consiste en la facultad exclusiva de un pueblo de dictar.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful