Está en la página 1de 17

BOLILLA 2

Clasificación de los contratos: Conviene distinguir los contratos según el:  Fin que persiguen; o por su  Objeto inmediato. Por el fin jurídico, es decir por la clase de efecto que tienden a producir: crear, modificar, transferir o extinguir. Bajo este aspecto hay figuras puras que persiguen una sola clase de fin, y las hay mixtas que tienden a fines de diversa especie (como la novación que extingue y crea). . Por el objeto inmediato sobre el que inciden: d´reales, personales o intelectuales. También se puede hablar de figuras puras o mixtas. (Ej. el mutuo transfiere la propiedad y engendra la obligación de restituir non ídem sed tantum). Ambas figuras pueden combinarse. El grado de pureza estará dado por aquellas figuras que persiguen un solo tipo de fin incidiendo sobre un solo tipo de objeto. Cuando el fin jurídico del contrato es crear, estamos ante el contrato creditorio, sea que se trate de una figura mixta o pura, siempre que uno de los efectos consista en la creación de una obligación, estamos ante el contrato creditorio. Sea la figura pura o mixta, en tanto que uno de los efectos principales consista en la creación de una obligación, el contrato debe ser tratado como creditorio. Unilaterales y Bilaterales.(Art. 1138). No debe confundirse esta clasificación con la que se hace en los negocios jurídicos. Ellos son UNILATERAL cuando basta para su formación la voluntad de un solo centro de interés y BILATERAL cuando requiere el consentimiento unánime de dos o mas centros de intereses. Desde este ángulo los contrato son siempre BILATERAL. Cuando se habla que los contrato pueden ser UNILATERAL o BILATERAL se tiene en cuenta los efectos que de ellos derivan. Para que sea bilateralmente creditorio es necesario que concurran dos características: a) que ambas partes queden obligadas y bilateral) que dichas obligaciones sean reciprocas, esto es obligaciones principales, interdependientes que se expliquen mutuamente A contrario sensu será UNILATERAL cuando falten en los contrato algunas de dichas características. Podemos señalar dos subespecies: - Rigurosamente UNILATERAL, cuando una sola de las partes se obliga hacia la otra sin que esta le queda. - No rigurosamente UNILATERAL, cuando existiendo obligaciones a cargo de ambas partes, falta la reciprocidad. Entre las dos especies no existe un tercer termino, aunque algunos civilistas creyeron haberlo encontrado en la categoría de los sinalagmaticos imperfectos. Ellos ejemplifican con contrato como el deposito, el mandato gratuito, el comodato, en los cuales originaria// solo se encuentra obligada una de las partes, y en los que sin embargo, con posterioridad puede llegar a quedar obligada también la otra parte.

encontrándose el mandatario en una situación análoga a la del locador de servicios. En cuanto al mandato oneroso. habrá dos contratos y corresponderá interrogar a la ley o a la voluntad de las partes sobre el alcance de dicha dependencia. Finalmente. o la retribución es espontáneamente ofrecida y el contrato es unilateral. de algún modo. sino un sinalagma. pues no existe entre la obligación del donante y el donatario un vinculo de correspectividad. y no faltan quienes para dar respuesta al enigma del nuevo nombre. y entonces el contrato es bilateral. Las opiniones en este tema son de lo más divergentes. de tal modo que aparezca el nexo de reciprocidad.  mora reciproca. se ha creído ver hipótesis de sinalagma imperfecto en el mandato y el depósito retribuidos. que un contrato es bilateralmente atributivo.  la exeptio non adimpleti contractus. . otros con los onerosos. La posición de López de Zavalía es identificarlos con los contratos bilateralmente atributivos. Se ha preguntado si el contrato sinalagmatico no es en definitiva otra cosa que la unión de dos contrato rigurosamente unilaterales. estamos ante contrato no rigurosamente UNILATERAL. pero no merece el nombre de depósito. porque si bien es cierto que en estos casos ambas partes se obligan. pues ya no existen las razones históricas que llevaron a disfrazar la retribución bajo el nombre de honorario y que podían justificar el tratamiento del mandato como sustancialmente unilateral. Diremos. incluyen. sino de un solo contrato sinalagmatico resultante. Cuando dicha fusión opera ya no cabe hablar de dos contrato unilaterales. falta la reciprocidad. o es prometida con sentido de correspectividad. Esta clasificación de bilateral tiene importancia para la aplicación de:  formalidad del doble ejemplar. Esto debe contestarse negativamente porque faltaría el vinculo de interdependencia que caracteriza al sinalagma y que exige que las obligaciones de ambas partes se fusionen en una unidad de sentido. la categoría de los sinalagmatico imperfectos. pues unos los identifican con los bilateralmente creditorios. pensamos que se trata la de un contrato bilateral. no habrá dos contratos unilaterales. en el sentido de que una se explique acabadamente por la otra. los produce recíprocos. no así de bilateralidad.Para Lopez de Zavalía esto no es correcto. En cuanto al depósito civil. Los contratos con prestaciones recíprocas. B) Si en cambio la dependencia no es total. En realidad si bien es cierto que el modo tiñe el contrato de onerosidad. cuando prescindiendo de la clase de efectos. Asi se ha querido caracterizar a la donación sub-modo como sinalagmatica imperfecta. debe juzgarse: A) Si la dependencia entre ambas prestaciones es absoluta. En el caso en Las partes manifiesten expresamente querer dos contratos unilaterales. otros con los conmutativos.

corresponde referirse a atribuciones de uno u otro carácter. Más que hablase se de contratos gratuitos u onerosos. se trate de una obligación accesorio. se comprende que admite grados que partiendo del ideal de equivalencia. sino exclusivamente las ventajas. o directamente un contrato unilateral (la falta de seriedad del precio sugiere una donación). depósito regular). se orientan negativa (mayor ventaja que sacrificio) o positivamente (sacrificio mayor que la ventaja). Atribuciones gratuitas y onerosas. salvo que a la desproporción se añada una determinada actitud subjetiva del beneficiado. se envuelve un contrato bilateral de otra especie. Se conforma con que subjetivamente las partes hallan estimado que mediada una equivalencia. y en tanto que esa subjetividad sea sana (sin que halla existido explotación). puede ser oneroso o gratuito. Aquí el contrato sigue siendo unilateral. como en el caso anterior. No se tienen aquí en cuenta el número y correlatividad de las obligaciones. Gratuito es el contrato que proporciona una ventaja a uno de los contratantes sin sacrificio correlativo de su parte. habiendo en el primer caso un beneficiado y en el segundo un perjudicado. entre las ventajas. ya no podrá hablarse de donación. aunque en el grado de onerosidad que resulta de los artículos 1827 y 1828. Esta clasificación no debe confundirse con la de unilateral o bilateralmente creditorio. De allí que si todo contrato creditorio sinalagmatico es oneroso. comodato. pero reducible en cuanto figura mixta a un contrato bilateral (mutuo oneroso. Onerosos y gratuitos. de equivalencia. Distinto es el caso en que bajo la apariencia de un determinado contrato bilateral. b)Cuando el contrato creditorio es como tal unilateral y oneroso. (artículo 1139). c) Cuando el contrato es unilateral creditorio puro (donación. y como la onerosidad se mide comparando las ventajas con el sacrificio. no puede predicarse análogamente de los contratos unilaterales: el mutuo. una voluntad de concluirlo y al mismo tiempo de teñirlo de onerosidad presenta un problema de calificación. Aquí. es decir de contratos bilaterales (y por ende onerosos) a los que habrá que aplicar las reglas ya mencionadas pero con esta diferencia: que en principio habrá que presumir que toda desproporción queda justificada por el ánimo de liberalidad.  pacto comisoria y la imposibilidad de pago. según lleve o no intereses. a) En los contratos creditorios que han sido queridos como bilaterales (y por ende onerosos) el derecho admite objetivamente todos los grados de onerosidad. pero en ambos casos es creditoriamente unilateral. depósito. comodato. Distinto es el caso en que en lugar de imponerse una obligación principal. contrato onerosos de renta vitalicia) deben aplicarse análogos principios. sino de compraventa y locación de cosas o de actividad. al derecho no le interesa el grado de onerosidad. será oneroso en caso contrario. Pensamos que aunque el valor . Si la onerosidad se busca por la vía de imponer una obligación principal a la otra parte.

y origina aún nulo (unido a la buena fe) una oponibilidad a ciertos terceros. o en su caso sujeto a plazo incierto. vale como otro contrato. son contratos naturalmente conmutativos pero que pueden ser convertidos como aleatorios por la introducción de una cláusula accidental. de la revocación y restitución del comodato. 1º-El título oneroso forma una masa (unido a la buena fe) contra las acciones pauliana. Consensuales y reales. Pero cuando la incertidumbre alcance la existencia o cantidad de uno solo de dichos extremos o abarque ambos pero no de modo común. compraventa inmobiliaria). donación inmobiliaria). Cuando sea cierta la existencia y la cantidad de ambos extremos el contrato será conmutativo. de los alimentos. b) efectual en los solemnes relativos (por ejemplo. el que además puede estar sometido a otra incertidumbre común. de petición de herencia. cuando la ley exige una forma determinada para la validez del acto. siendo el álea un requisito del tipo (así: contrato oneroso de renta vitalicia y contratos de juego. Conmutativos y aleatorios (Art. da una mayor protección en los casos de eviccíon y de vicios redhibitorios. Hay contratos onerosos que son esencialmente aleatorios. no podrá entrar a jugar el artículo 954. 2051) Los contratos onerosos se subdividen en conmutativos y aleatorios. Los no tipificados como aleatorios. reivindicatoria. 2º-El título gratuito coloca a las adquisiciones ante el peligro de la acción de reducción y de la colaboración e impone deberes de gratitud que se hacen sentir en el régimen del pago con beneficio de competencia.de los cargos sea mayor que el de la donación. para calificar a una adquisición de onerosa es preciso que la ventaja se explique con un sacrificio. pues aún cuando el negocio no valga como del tipo querido. Importancia: esta clasificación interesa a los fines de la aplica liga del instituto de la lesión. Se dan cuando la ley no le impone una determinada forma. sino influyendo inversamente. aunque pueda imponer ciertos recaudos a los fines de la prueba (forma ad probationem). Contrato no formal o no solemne. y de la eviccíon. Formales y no formales. de la clausula rebus sic standibus. el contrato sin dejar de ser conmutativo cera condicional. sin perder el caracter de aleatorio será tambien condicional o a plazo incierto. apuesta y suerte). Importancia de la clasificación. en cuyo caso. . cuando la existencia o cantidad de ellos esté sometida a una común incertidumbre. 3º-Los actos de los comerciantes nunca se presumen gratuitos y en general los actos gratuitos a menudo se graban impositivamente con mayor dureza. El contrato es formal o solemne. La ausencia de la forma escrita trae la nulidad: a) plena en los solemnes absolutos (por ejemplo. el contrato será aleatorio.

la entrega de la cosa sobre la que versa el contrato. ¿Harán . Los primeros quedan concluidos por el solo consentimiento (sin perjuicio de la forma). Pero estos contratos manuales no son técnicamente contratos reales. y no de la tradición para poner en relieve que no es preciso un acuerdo adicional. 1º-Las partes pueden haber querido dos contratos vinculados. Así. La datio rei. por ejemplo. Función de la datio rei. de tal modo que exista un solo contrato. de los cuales suelen darse estos ejemplos: en lugar del interés en el mutuo se pacta una concesión de uso de una cosa. B) Nos encontramos en segundo lugar con los contratos que la ley ha caracterizado como reales. A) Tenemos en primer lugar todo el sector de los contratos consensuales que obligan a un dar (compraventa. la datio rei desempeña el papel de una solemnidad absoluta en el comodato. Siendo ambos contratos reales. 2º-Las partes pueden haber querido una fusión total. Verdadero contrato real es aquel en el que la datio rei es exigible con el papel de una forma esencial. Dicho entrega no es necesaria cuando aquél a quien debería verificarse ya se encontrara en posesión de la cosa. los segundos exigen. Unos son no formales (el comodato) y otros formales (como el contrato de renta vitalicia). por ejemplo. la entrega de la cosa. que aunque cumple en ellos el papel de una forma. además. Contratos manuales y contratos reales. y seria una desusada locuacidad.Los contratos creditorios son consensuales o reales. donde la datio rei cumple el papel de una forma esencial (ad solemnitatem). permuta. no recibe en el lenguaje de la ley el nombre de tal. o bien una prestación de servicios. el vendedor se limita a entregarlo. donación) y en que la expresión de voluntades se verifica por la dación de la cosa (contratos manuales). ambos exigirán la datio rei. Hablamos de la entrega como requisito. La datio rei y los contratos mixtos. No estamos todavía en el caso de un contrato mixto sino que aquí hay dos contratos. En nuestra opinión. un mutuo gratuito que hace Juan a Pedro. y un comodato de este a aquél. es un requisito esencial de los contratos reales. En la donación manual la entrega es al mismo tiempo forma de expresión de la voluntad y cumplimiento que suple a la instrumentación probatoria del contrato consensual obligatorio de donación. Se ha preguntado si el requisito de la datio rei exigible para los contratos reales es extensible a los contratos mixtos que contienen elementos de aquellas. un mutuo gratuito y un comodato. Si suponemos que se han funcionado así en un contrato oneroso. y el de una solemnidad relativa en el contrato oneroso de renta vitalicia y en la constitución de prenda y que anticresis. el que previamente aceptara la oferta y luego procediera a la tradición. en la compra de un periódico (de circulación corriente y por ende de precio común). el mutuo gratuito y el depósito.

hay que descomponer el contrato innominados en sus elementos típicos. o cuando no pueda hablarse de prevalencia por ser de idéntica jerarquía los factores pertenecientes a dos o más tipos. se se pretende que todo el contrato innominados quede regulado por todas . en el ejemplo. como acontece en los contratos mixtos. (Art. Tan sólo que como no hay un tipo del cual partir. Para la teoría de la absorción. de la combinación. La razón por la que no hace falta la datio rei del comodato es por qué el comodato es un contrato esencialmente gratuito. sólo una datio rei: la del mutuo. En cuanto a la teoría de la aplicación analógica. lo fueron luego por una indemnización de daños. como acontece en los contratos innominados puros. no milita para suscribir la necesidad de la datio rei propia del mutuo. Si un problema determinado no puede ser resuelto atendiendo a dichas normas. llamadas de la absorción. sin que tenga importancia el nombre dado por las partes. Esa razón. Nominados e inominados. No. los a atípicos (innominados) modernos son consensuales. Pero ello supone que hay factores prevalentes y que corresponden a un tipo conocido. y aplicar a cada porción las normas reguladoras del tipo correspondiente. y de la aplicación analógica. en cambio. prestaciones) del contrato innominados. reclama la realidad. C) Los innominados romanos protegidos primero por acciones de restitución de la prestación cumplida. aplicando las reglas del contrato típico al que aquéllos pertenezcan. Para la teoría de la combinación. corresponde fijar la atención en los factores prevalentes (cláusulas. Entre los innominados romanos y los nuestros median las siguientes diferencias: A) Los romanos se forman por el cumplimiento de una prestación. no se habrá concluido el contrato mixto. 1143) Un contrato es nominado (típico) cuando la totalidad de sus cláusulas esenciales se adecua a un tipo legal. abra que acudir primero a las reglas generales de los contratos. En los contratos innominados (atípicos) el procedimiento es el mismo. Mientras la datio rei propia del mutuo no sea verificada. El contrato nominado se rige por las reglas del tipo. los atípicos modernos conducen a la satisfacción misma de la prestación debida. porque el mutuo puede ser oneroso o gratuito. al insertarse un mutuo gratuito en un contrato oneroso. falseando en consecuencia cuando los factores prevalentes no son críticos. Distintas teorías: se han sustentado tres teorías. Un comodato pactado contra un préstamo de dinero es (suponiendo una fusión total) una locación de cosas cuyo alquiler es igual al interés del mutuo. los atípicos modernos pueden ser unilateralmente atributivos. por lo que al fusionarse en un contrato oneroso. por sí sola. de lo que resulta que. perderá su carácter gratuito pero no su naturaleza de mutuo que. B) Los romanos son bilateralmente atributivos.falta dos entregas?. desaparece el tipo. se acude a las reglas generales de los contrato. y sólo a falta de ellas se buscan las del tipo análogo.

válida para cualquiera de las teorías. pero a los que en forma complementaria se aplican las reglas que corresponden a la prestación subordinada. 2º-Contratos mixtos. aún rigiéndose cada contrato por las reglas propias. también legales. o en la cesión de derechos. Aquí se trata de un solo contratos al que se llega:  Fijando todas las prestaciones de un lado con arreglo a un tipo. como acontece en los contratos mixtos en sentido estricto. donde la ley prevé la forma gratuita y la onerosa. Tipos y subtipos. nos parece legitima la teoría de la combinación aplicada a los contratos mixtos. como acontece con el contrato de mandato.  O ajustando todo el contrato a un tipo determinado. Uniones de contratos. ya unilateral o bilateral. Y puede darse también una unión alternativa. en cuanto no contradigan los fines que se persiguen con la acumulación. Por nuestra parte.  O bien determinando que uno de los contratantes deba prestaciones de dos o más tipos. que obliga pendente conditione a tener en cuenta las reglas de ambos. al olvidar los factores atípicos que lo innominado puede contener. debe tenerse en cuenta que cualquier regla de los contratos típicos que se aplique. Dentro de los tipos legales. Pero puede haber también una unión interna que marque una dependencia entre ambos contratos. la suerte de uno. reserva hecha de aplicar en definitiva las propias del contrato que resulte determinado. pues cada contrato se rige por sus reglas propias. y el otro una contraprestación unitaria (contratos combinados). con idéntica reserva resulta correcta la teoría de la prevalencia. cuando aparecen factores atípicos. con sus tres subtipos (cesión-venta. . contratos mixtos y contratos típicos con prestaciones subordinadas. cesión donación y cesión permuta). y todas las del otro lado con arreglo a otro tipo (contratos de doble tipo). En sus convenciones las partes pueden acumular dos o más tipos de combinaciones diversas: 1º-Uniones de contratos. influye sobre la del que sea dependiente. pensamos como pauta general. cae en un exceso. 3º-Contratos típicos con prestaciones subordinadas. hay que acudir a la teoría de la aplicación analógica con las mismas limitaciones. se dan subtipos. en tales hipótesis. Se se trata aquí de contratos que se regulan íntegramente por las reglas de un tipo básico en todo lo que atañe a sus prestaciones principales. Con tal limitación. pero cuando todo es atípico. y la vinculación entre ambos es puramente ocasional. Estas hipótesis de acumulación nos enfrentan ante contratos atípicos con posiciones típicas cuyas prestaciones serán reguladas primero por las reglas del tipo correspondiente.las normas del contrato típico más parecido. pero introduciendo elementos de otros tipo. debe hacérselo en la inteligencia de que armoniza con la finalidad perseguida por los contratantes. Puede haber una unión externa que no presenta problemas.

* si la cantidad y el precio deben entregarse en fracciones. El tráfico jurídico da lugar a la formación de contratos legalmente innominados. A menos con efecto . pero cuya reiteración en la vida les va otorgando una configuración constante que llega incluso a darles un nombre identificatorio. sólo podrá decirse de la obligación del vendedor que es de ejecución inmediata.Contratos usualmente típicos. siendo la del comprador diferida. con el comodato. Se diferencia de los contratos consensuales y reales. instantánea y de duración. no los efectos. sino los requisitos constitutivos. pero sí respecto al precio se fija un plazo para abonarlo. ¿Qué decir cuando sólo está diferida una de las obligaciones?. Pero. o de varias fracciones de tiempo separadas entre sí por intervalos iguales (de ejecución periódica). y con efectos reales. Un contratos tiene efectos personales cuando incide en el campo de los derechos personales. puede ser con efectos personales. ¿Cuándo debe comenzar. o con los legalmente típicos. o desiguales (de ejecución escalonada). porque tienden en cuenta. como acontece con constitución de prenda. Para evitar la confusión que deriva de emplear la palabra "real" para denominar tanto a los contratos reales. en la intención de las partes la ejecución?. ¿Cuánto tiempo debe insumir la prestación?: 1º-un solo momento: ejecución instantánea. Con efecto personal y con efectos real. Son los usualmente típicos. pero puede acontecer que sólo el precio deba pagarse fraccionado (en cuotas por ejemplo) en cuyo caso lo de "duración" convendrá únicamente a la obligación del comprador. de tal modo que se de un contrato de ejecución inmediata y al mismo tiempo de duración (porque "ya" debe comenzar "una prestación que durará") o un contrato de ejecución diferida e instantánea (porque "mañana" debe ejecutarse una prestación que se cumplirá en un instante). sea que se trate de un tiempo corrido (ejecución continuada). Por ejemplo: * si la cantidad y el precio deben entregarse ya. De ejecución inmediata y diferida. 2º-un cierto tiempo (contrato de duración). En nuestro derecho. Desde que empieza. los contratos reales. Los criterios indicados son independientes y por ende combinados. Y naturalmente que puede haber combinaciones de contratos usualmente típicos entre sí. hasta que termina. el contrato es de ejecución inmediata. y efectos reales cuando incide en el de los derechos reales. el contrato será de duración. ya que la normativa total del contrato. Nosotros pensamos que el contrato debe ser tratado como de ejecución diferida. en punto a ejecución se proyecta temporalmente. 2º-después (ejecución diferida). Caben dos respuestas: 1º-ya (ejecución inmediata).

2º. Es decir. Si elige este último camino. hipoteca. No toda vinculación de causa a efecto entre dos contratos. Los contratos contienen una o más atribuciones. quedando fuera de ellas y siendo reemplazados por el sucesor. prenda. e idéntico calificativo reciben los actos y contratos que las contienen. es una superfetación de la clasificación de los derechos principales y accesorios.Disponer que la validez de la atribución no dependa en modo alguno de la existencia o validez de la causa. De allí que los contratos de cumplimiento no deben ser mirados como accesorios. Esta clasificación es criticada: 1º. o resuelve que la ejercite otro. Utilizamos el vocablo atribución como comprensivo de todo otorgamiento de de una "ventaja". Otras clasificaciones: Causados y abstractos . lo accesorio a veces influye en lo principal. 2º-La regla de que lo accesorio sigue a lo principal.O en fin: valorar la atribución teniendo en cuenta la causa. 3º. es necesario que la subsistencia de la relación de uno. Caben dos posibilidades: o el mismo la ejercita. en la traslación y en la extinción de derechos.O bien: desentenderse sólo provisoriamente de la causa. podemos utilizar otra terminología y llamar a estos últimos "contratos con efecto traslativo". Alguien que es locatario (con la prerrogativa y goce de la cosa). Atribución hay en la creación. se afirma del primero que es "principal" y del segundo que es "accesorio". constituida para las cosas. Tiene entonces atribuciones abstractas. etcétera ¿Cómo hará uso de su posición jurídica?. Un sistema de derecho puede adoptar diversas actitudes: 1º. la causa fundamento del otro. Como ejemplo típico de contratos accesorios se cita a los de ganancia (fianza. Aquí. contrato base y contrato derivado. anticresis). Entre ambos media una relación de tipo causal. pero corregir los efectos de la atribución por medio de acciones y excepciones de enriquecimiento.En el fondo. dependa de la subsistencia de la relación del principal. de cualquier índole. pero en una y otra hipótesis. sólo puede ser trasladada a los derechos con sumo cuidado. Calificarse haga esta abstracción de absoluto. desentendiéndose de la causa. o bien parcial cuando abarca sólo algunos aspectos. y así son calificados los actos y contratos que la contiene. la atribución es causada. en la modificación.real. y todavía se le abren diversos caminos: 1º. implican un nexo de accesoriedad. Contrato y subcontrato. Se tiene entonces la sucesión . Tal es la abstracción relativa. Principales y accesorios. Cuando dos contratos se encuentran vinculados de tal modo que el uno es la razón. o mandatario (prerrogativa de utilizar la autorizaciónencargo) o locador de servicios de obra o usufructuario.Transmitir la posición jurídica. Dicha abstracción puede ser total. estamos ante el fenómeno de la sucesión en las posiciones jurídicas.

Tal lo que acontece cuando el propietario de la cosa en locación. Es un fenómeno corriente en la constitución de derechos reales limitados: servidumbre. La masa de los contratos comerciales es enorme. todo o parte de la posición base. y que la limita no cuantitativamente sino cualitativamente. se llama derivado. y que todos a diario concluímos negocios regidos por ese derecho. El derecho que así nace. Si podemos ordenarla siguiendo la alguna clasificación de Fontanarrosa. y entonces. en: naturales. Si a ello agregamos que cuando el acto sea comercial para una de las partes. teniéndose en cuenta que por su estructura. cuantitativamente hablando. 4º. había algunos que son idóneos para cumplirse en forma habitual y con carácter profesional. La masificación de las operaciones es la fuente económica común que ha producido contratos que se concluyen según proyectos preordenados: 1º-El contenido contractual abarca cláusulas esenciales.Dar vida a una posición jurídica distinta de la que cosa.Dar vida a una posición jurídica distinta de la que goza. o falten. Pero las partes pueden decir algo más de lo esencial. Las esenciales forman el contenido principal del acto. por conexión. a una posición jurídica del mismo tipo que la que cosa pero sin perder su titularidad: subcontrato.traslativa que puede ser total o parcial. sucesión en el ejercicio. uso y habitación. y por disposición de la ley. usufructo. aunque anexa a ella vayan deberes que no se coordinan a la posición básica. anticresis. 3º. Llamaremos a esto. hipoteca. todos los contrayentes quedan en principio sujetos a la regulación mercantil. de entre ellos. naturales y accidentales. y civil para la otra. Calificar a un contrato de comercial tiene importancia pues ello implica su sometimiento a la ley y jurisdicción mercantil. La utilidad de la figura del subcontrato aparece cuando la ley concede acciones directas (y no sólo subrogatorias). imprimiendo al sujeto la calidad de comerciante. Cuando es parcial. La subcontratación puede ser total o parcial. Civiles y comerciales. prenda. Además. o sean más o menos intensos (por ejemplo: el sublocatario puede tener que pagar al locatario una renta mayor que la que éste pasa a el locador). Ejemplo es la cesión de derechos.Dar vida. y se habla de una sucesión constitutiva. según que reproduzca. y con ellas basta para que halla un contrato. se da una partición de la posición jurídica. tendremos que reconocer que pocos son los contratos que escapan al derecho comercial. 2º. La subposición jurídica debe ser del mismo tipo que la posición base. . cuantitativamente hablando. en fin. la concesión de un derecho personal no implica una limitación cualitativa del derecho real. La concede al subarrendatario contra el arrendador y al arrendador originario contra el subarrendatario. al mandante contra el sustituido y a éste contra el mandante. rentas reales. pero que sin que ella implique una limitación de aquélla y sólo un modo de ejercicio de la misma.

estudian el problema de una vez para siempre. Se comprende la utilidad que el uso de las condiciones generales presenta para las empresas. ya por razones de economía de papel (y consiguiente reducción de gastos de archivo) las cláusulas aparecen escritas en letra menuda. Desde entonces se encuentra armada la trampa contra el cliente. donde lo único que hay que llenar son los datos necesariamente variables (por ejemplo nombre de la otra parte. en el que ya intencionadamente. etcétera). se distinguen de las condiciones particulares: estas últimas son cláusulas que en el contrato concreto se agrega. le presenta la fórmula impresa para la firma. ¿La incapacidad absoluta de hecho. Las empresas puestas en el camino de tener formularios impresos. y llegado el momento. Esta distinción presenta su interés y reposa en un criterio cuantitativo. y por ende en contra de quien las redactó. y en particular de las fortunas de los contratantes. atendiendo a la importancia económica del negocio. y recogiendo su propia experiencia y la acumulada de otras empresas. cuando concluye un microcontratos en forma manual. ya suprimiendo.si el conjunto de cláusulas que se añada. o presentes de uso. sustituyendo o añadiendo algo a las condiciones generales. 2º. La noción de microcontrato aparece especialmente receptada por la ley a propósito de las donaciones. Así los tutores pueden donar en nombre de sus pupilos cuando se trata de pequeñas dádiva remuneratorias. aplicable a todos los contratos. Presentadas en un formulario impreso. de pequeña entidad (microcontrato) dependerá de las circunstancias. es en el tema de capacidad. pues el que una compraventa. Pero donde el concepto cobra importancia como categoría general. al cual un empleado explica verbalmente las líneas básicas del contrato. economía y previsión. Este contenido accesorio. Macrocontratos y microcontratos. Debe entenderse que el incapaz está autorizado a contratar. Por aplicación de los principios para que las condiciones generales presentadas por una de las partes obliguen a la otra. por donación de dinero. y con miras por ende a un contrato escrito. redacta condiciones generales extensísimas. abarca también el terreno de los microcontratos?. deriva del principio de buena fe. por ejemplo. Pero al mismo tiempo se advierte el peligro.Problemas análogos a los de las condiciones generales de contratación plantean los contratos tipo. es lo que se denomina "condiciones generales de contratación". cantidad de mercaderías. hecha en formulario. Se habla de contrato tipo haciendo referencia a una preordenación de la totalidad de las cláusulas contractuales. constituye el contenido accesorio del acto. ello que nos parece de una justicia evidente. es preciso que las mismas hayan sido sometidas a su aceptación. sea de gran entidad (Macrocontratos). en punto a celeridad. En caso de duda las condiciones generales se interpretan a favor de la parte que no intervino en su preordenación. Excluímos de la presunción general dos órdenes . Resulta de ello un formulario frondoso. Tiene un carácter relativo.

Tratándose de los macrocontratos. ya que cualquier contrato típico o atípico puede revestir estas características.de situaciones: primero. y entonces adquieren la máxima peligrosidad. y segundo la que los que concertándose en esa forma se verifican por una prestación del incapaz. Dentro de esta línea pueden ser ubicados los acuerdos que se celebran en los procedimientos concursanles donde la mayoría de los acreedores obligada a la minoría. la de los microcontratos que no se realizan manualmente. es decir. Contratos paritarios y de adhesión Más que hablarse de contratos de adhesión corresponde hacerlo de contratos por adhesión. pues unos u otros no son nuevos tipos contrato. donde teóricamente también funciona la lesión. A nuestro entender. ellos se manifiestan normalmente en el ámbito de los microcontratos. Los contratos plurilaterales. el cliente. He aquí una única empresa de transportes. y el vínculo en cabeza de una de ellas se encuentra afectado por una . Pero de hecho. goza de todas las libertades. ser concluido en las circunstancias que lo definen. pueden también concluirse (y generalmente asi lo son) por el procedimiento de las condiciones generales y de los contratos tipo. es el ser concluido por quien. En esto se parecen los contratos por adhesión a las figuras de las condiciones generales y de los contratos tipo. Pero nos parece que hay esta diferencia: las condiciones generales y los contratos tipo atañen al procedimiento de contratar. en tanto que los contratos de adhesión a las circunstancias en que se contrata. pero la posibilidad de que ellos no acontezca basta para separarlos conceptualmente. pero no a vender las cosas que tenga). necesaria y suficiente para caraturarlo tal. Para ilustrarlos partamos de un ejemplo: Tres personas constituyeron una sociedad. con quien no se encuentra en tal situación (contratante débil). la única nota característica del contrato de adhesión. Contratos cerrados y abiertos. Lo que se encuentra aquí en juego es la justicia contractual. que no consista en una dación de dinero (puede pensarse que el incapaz está autorizado a comprar utilizando el dinero en su tenencia. Un contrato es abierto cuando se prevé que un tercero acceda a la situación contractual creada por las partes (por ejemplo en el contratos de sociedades se prevé la incorporación de nuevos socios). Jurídicamente. Naturalmente que los contratos por adhesión. y el contrato colectivo de trabajo. pero donde la práctica difícilmente acudirá a ese remedio. goza de un monopolio u oligopolio de hecho o de derecho (contratante fuerte). sino aspectos que puede revestir cualquier contratación. los excesos pueden ser reprimidos con el instituto de lesión. en la contratación masiva. y un cliente que necesita viajar. pero de hecho no. El contrato colectivo y el contrato individual. La nota característica del contrato colectivo es que obliga a una generalidad de personas con prescindencia de que ellas hallan manifestado su voluntad directamente o por medio de apoderado.

y de esta clase es la constitución de dote por un tercero. mientras queden dos. sumada a la compradora. y lo que plantea el . lo que se está disfrazando el la permanencia del primitivo acto constitutivo como unilateral. Según unos. criterio con el cual de los ejemplos dados. resolución por incumplimiento o extinción por imposibilidad de la prestación. anulabilidad. ya que los copropietarios juntos forman la única parte vendedora. sino también el de juego entre tres o más. por su tipo. Pero también se ha afirmado que no basta con que halla tres o más personas. en posición de vendedores. se ha enseñado que hay que distinguir entre pluralidad necesaria y pluralidad eventual. la sociedad subsistirá entre Pedro y Juan. en aras de el mantenimiento de la sociedad. no podría subsistir un contrato que supone dos. se estima que dada la naturaleza plurilateral. Se plantea el problema de saber si las vicisitudes que afectan a uno de los vínculos se propaga o no a los otros. Juan y Diego. pueden adoptarse otras soluciones. no repugna a la a la idea contractual. pueden subsistir entre dos. Si se tratara de un contrato de compraventa entre Pedro y Juan. las vicisitudes de un vínculo a veces se propagan y a veces no se propagan. no alcanza el número de tres.causa que desencadena la nulidad. y que por eso son plurilaterales. Cuando la pluralidad es necesaria. ¿Cuales son las características que debe presentar un contrato para ser calificado como plurilateral? Se ha dicho que basta con que haya tres o más personas que declaren su voluntad. porque desaparecido de la escena uno. sino de partes. inicialmente o con posterioridad. La opinión de López de Zavalía es que en el tema de las nulidades. lo que se computa como subsistencia del contrato. como sujeto de derecho. tiene que haber por lo menos tres partes. no sólo el contrato de sociedad entre tres o más. los dos o más copropietarios de la cosa. siendo el criterio para decidir una u otra consecuencia. el contrato de sociedad y el de juego entre tres o más merecen ser calificados de plurilaterales porque. afectando a todo el contrato. el plural comienza ya con dos. la que. Pero también se ha afirmado que el contrato de sociedad entre dos es plurilateral. excluido. una extinción parcial subjetiva del contrato. la lógica y la justicia indican que inválidado o disuelto el vínculo en cabeza de uno. pero cuando se avanza más allá y se pretende la subsistencia con uno solo. pero que no es contrato plurilateral. el de constitución de dote por un tercero y el que concluyen. de las que resulte que. por ejemplo Diego. nos parece que. Pero en el caso de que se tratara de una sociedad entre Pedro. queda excluido el de la venta. estaremos ante un contrato que es un negocio plurilateral. las vicisitudes se propaga al otro. de tal modo que el contrato no pueda subsistir en su tipo con un número menor de partes. el de la esencialidad. En suma. Desde el punto de vista lógico. El primer interrogante que se plantea es el de pluralidad de personas o pluralidad de partes. Entendiendo por pluralidad tres o más partes. porque lo que interesa no es el número de ellas.

Y es imaginable que el número excedente comience después de tres. la limitación a la libertad de conclusión se explica por qué está ya fue ejercitada en el negocio antecedente. mientras no se llegue al excedente. Consiste en la posibilidad ofrecida a cada persona de contratar o no contratar. dimanando la prohibición sea de la ley (como en los casos de incompatibilidad) ya de un precedente acto jurídico. Existe en primer lugar. tratése de negocios unilaterales o de contratos. cuando se presenta. como acontece con el pacto de preferencia en la compraventa. lo que. En ciertos casos.interrogantes son los posibles efectos propagatorios. la configuración de un contrato viene ya preordenada por un acto . por ejemplo el artículo 2613. sólo excepcionalmente puede existir una obligación contractual. EL PRINCIPIO DE LA LIBERTAD Y EL CONTRATO. Cuando alguien decide contratar. En principio se es libre de no contratar. si decide lo primero. ya que en éstos es imaginable la subsistencia suprimiendo una de las declaraciones que pudieron haber sido sólo dos. Igualmente. sino también de los negocios unilaterales subjetivamente complejos. y reserva hecha de lo que pueda disponer la ley para algún contrato en particular. y en caso de contratar. la llamada libertad de conclusión. en cuyo caso. Sólo cuando hay un número excedente. en definitiva. no es el número plural. sino el número excedente del mínimo requerido por la ley para que exista algún negocio. cabe imaginar una extinción parcial subjetiva del negocio celebrado con el y una reducción a un negocio sin él. es la libertad de configuración. la regla es la del artículo 1039 del código civil. En nuestra opinión. Porque una nulidad parcial subjetiva no es una posibilidad exclusiva de los contratos con tres o más partes. sino cuando se encuentra sometido a una necesidad jurídica de hacerlo". en principio se es libre de contratar. o libertad contractual. siendo libre el sujeto de contratar o no contratar. o libertad de contratar. A veces se encuentran negada la posibilidad de contratar con ciertas personas. habría que descartar toda posibilidad de nulidad parcial. libremente elige la persona del contratante. y ello. por así decirlo. o incluso con tres o más personas. Puede haber sin embargo limitaciones en sentido negativo y positivo. de elegir con quien hacerlo. conduce a un tema de interpretación que en la duda. Pero esto reconoce también sus excepciones. debe hacerlo con persona determinada. Consiste en la posibilidad de determinar el contenido contractual. un sujeto súpernumerario respecto de un negocio que pudo haber sido concluido sin él. debe resolverse en contra de la nulidad parcial subjetiva cuando se trata de contratos. Distinta de la libertad de conclusión. Cuando la obligación de contratar dimana de un contrato anterior. Tal es la doctrina que surge de el artículo 1324:"nadie puede ser obligado a vender. Otras.

Pero el derecho no permite que el contrato. Se habla de negocios ad referéndum (y también de contratos claudicantes) cuando la declaración de voluntad de uno de los contratantes (o la de ambos) requiere ser integrada por otra declaración de voluntad (asentimiento. así. Y tenemos finalmente. por ejemplo en nuestro derecho. cabe agregar que ninguna confusión es posible entre el preliminar y los llamados negocios ad referéndum. Es un contrato (puro o condicional) jurídicamente contingente que obliga a la conclusión de otro contrato (definitivo o preliminar) que regulan los intereses de las mismas partes sustanciales: Afirmamos del preliminar que es un contrato. puede estar sujeto a una condición. hace falta un contrato obligatorio que constituye el título.jurídico anterior: aquí. que aunque muy difundida trae la equívocidad que envuelve el término “promesa”. y la inscripción en el registro. 2º-los testamentos. de los que pueden derivar una obligación de contratar. para transmitir inmuebles por actos inter vivos con eficacia erga omnes. o entran en el terreno de la más variada atipicidad. En el primero. El contrato preliminar pueden ser puro o condicional. la libertad de elección de las formas. aptas para inducir en el error. este pone a disposición de los particulares ciertos medios que podemos clasificar en dos grandes grupos. promesa de contrato. aprobación. pues parecían sugerir que el preliminar es algo que está antes del contrato. En ejercicio de la libertad de configuración las partes eligen uno de los tipos contractuales. deben entenderse que el la libertad ha sido ejercitado en el pacto precedente. la tradición es el modo. están aquellos medios ineludibles. Lo que las partes estatuyen es ley. El contrato preliminar es usualmente definido como el contrato que obliga a la conclusión de otro contrato. actos jurídicos unilaterales definitivos. por razones varias. Decidimos del preliminares que es "jurídicamente contingente". . La terminología con la que se alude al contrato preliminar es variada: pre-contrato. Las denominaciones de precontractual y antecontratos son bajo este aspecto. Finalmente. Tampoco nos parece correcto la expresión promesa de contrato. homologación). contrato preparatorio. ante contrato. Pero las partes. El preliminar de contrato. pero las excepciones de forma impuestas son numerosas. pues la ley protege también los contratos innominados. que constituyen una o más etapas de tránsito necesario en el camino a recorrer. Quedan excluidos dos órdenes de situaciones:1º-Las relaciones de familia. cuáles sean las razones que mueven a los interesados a alargar el camino y a elegir un punto de partida anterior al previsto como ineludible por la ley. pueden agregar ante esas etapas otra u otras anteriores. Para alcanzar los fines tutelados por el derecho. sea instrumentado como un medio de explotación. La regla genérica esta dada por el artículo 974. atento al concepto dado de contrato que es aplicable también al preliminar. Como cualquier otro contrato. como para la conclusión.

Así que el pacto de preferencia que en la compraventa que es un supuesto de otorgamiento de prelación.Al no constituir un punto de partida ineludible. pero entonces la valoración de cada una de ellas deberá hacerse de acuerdo con las reglas que les son propias. debe darsea una persona determinada la oportunidad de defender el cocontratante) pero no en el de la configuración (el beneficiario de el pacto de prelación si quiere contratar debe aceptar el contenido que se le ha comunicado que un tercero ofrece). con el vendedor. pero la relación que media entre compraventa y tradición. a concluir el contrato. Nada impide. naturalmente. con ser que aquella obliga a esta. El preliminar obliga a la conclusión de en otro contrato. asume carácter contingente. . normativas. El pacto de prelación guarda grandes analogías con el preliminar. El caso más frecuente es el de el preliminar que antecede a un contrato definitivo (preliminar de primer grado). sino que obliga. Al contrato preliminar y al normativo se los se engloba bajo el común denominador de contratos preparatorios. que en un mismo convenio se inserten cláusulas preliminares. jurídicamente necesaria y constituyen por ende un contrato definitivo. El preliminar es un pacto de contratar. El contrato previsto por el preliminar debe estar destinado a regular los intereses de las mismas partes. según la teoría del estipulación a favor de un tercero satisfaciendo también el interés del estipulante. en caso de contratar. o la donación) es la etapa de el título. donde quienes deberán concluir el contrato serán promitente y tercero. la traditio es un contrato. a hacerlo con un determinado contenido. Decimos "que regulará los intereses de las mismas partes sustanciales" y no" a concluirse entre las mismas partes sustanciales". Así según lo que hemos visto. pues la compraventa (o en su caso la permuta. La aproximación entre ambas formas contractuales sólo se efectúa en el terreno del la libertad de conclusión (si se decide contratar. Así entraría en la categoría de contratos normativo el contrato colectivo de trabajo al que deben sujetarse las contrataciones individuales. Por contrato normativo se entiende en la doctrina. Otra diferencia entre preliminar y normativo pueden encontrarse en la circunstancia de que el primero agota su existencia con la concertación de el contrato previsto. como la de configuración. en tanto que el segundo pervive apto para regir la conclusión de cualquier otro contrato futuro que entre dentro de sus regulaciones. obliga al comprador en el caso de querer vender la cosa.. que limita tanto en la libertad de conclusión. asumen por ello el carácter de preliminar. aquel que no obligada a contratar. para dar cabida en la definición. no es la que intercede entre contrato preliminar y definitivo. y de preparación. al preliminar a favor de un tercero. pero. pero no debe descartarse la posibilidad de un preliminar de segundo grado que anteceda a otro preliminar. Con esto queda dicho que no todo contrato que obliga a concluir otro.

en cambio. por sus efectos. en su función creditoria puede ser bilateral. Sea el preliminar unilateral o bilateral.El preliminar puede ser unilateral o bilateral. por su formación. un acto jurídico bilateral. Aunque el contrato previsto. es siempre. según que una sola de las partes quede obligada a concluir el futuro contrato o que lo estén ambas. porque lo previsto es un contrato. El preliminar unilateral surge de un contrato creditoriamente bilateral. el preliminar es bilateral. la actividad del beneficiados será libre. el preliminares unilateral. Pero sólo en el preliminar bilateral esa actividad será debida por ambas partes. si sólo puede exigirla uno de ellos. de tal modo que de él dependerá exigir o no la conclusión del contrato. Si dada una promesa de venta. tanto el futuro comprador como el futuro vendedor pueden exigir la concertación de la venta. sólo el futuro vendedor tiene el derecho de exigir la concertación del contrato definitivo. para concluir el contrato previsto hará falta la actividad de ambas partes. cuando estando obligadas solo una de las partes a prestar las declaraciones necesarias para concluir en el futuro contrato. La equívocidad de los términos llega a su punto máximo cuando afirmamos que el contrato que en su función preliminar es unilateral. pero por sus efectos puede ser unilateral o bilateral. en este sentido hemos ejemplificado teniendo en cuenta el contrato de compraventa y puesto de relieve que la promesa de contrahendo puede ser unilateral cuando por ejemplo. . El contrato previsto por el preliminar. sea bilateral. y ello. en el preliminar unilateral. el preliminar puede ser unilateral. esto es: un acto jurídico bilateral. la otra se obliga al cumplimiento de una contraprestación de contenido distinto (por ejemplo: a pagar un precio por la prerrogativa de optar que le concede el preliminar unilateral. a prestar las declaraciones necesarias para construir un futuro contrato que no sea el tenido en cuenta como objeto de la obligación de la otra parte).