Está en la página 1de 3

Traducción Literaria I Ejercicios de diálogo: Nombre y Apellido: Karina Vidal Fecha: 3.10.2012 Calificación: Actividad 1.

Diálogo sin mencionar el nombre de cada una de las personas que intervienen en él. Observar atentamente cómo está construido el diálogo que sostienen, en el interior de una zapatería la dependienta y una clienta. —Buenos días, señora. ¿Qué desea? —Necesito un par de zapatos marrones, de tacón bajo. —¿Qué número calza usted? —El treinta y ocho. —Pruébese usted este par. Son unos zapatos de excelente calidad, fabricados en Elche; y muy cómodos. —En efecto. Los encuentro muy cómodos y, además, son de mi agrado. Me los llevo. En este diálogo, la raya o guión largo señala cada una de las intervenciones sin mencionar el nombre de la persona a la que corresponde; y se escribe delante de las palabras que constituyen su intervención. Ejercicio: escriba un diálogo de similares características en el contexto de una librería, aplicando lo observado, con no más de 10 líneas.

—Buenos tardes. ¿Qué necesitas? —Hola, necesito un resaltador. —¿De qué color? —Uh…, no me lo aclararon. ¿Qué colores tiene? —Amarillo, verde, celeste y rosa. Tenía naranja, pero se me terminaron.

una de apertura y otra de cierre. que entresacamos de la célebre obra de Antoine de Saint-Exupéry titulada El principito. Despacho los trenes que los llevan. si después de la intervención del narrador es necesario emplear una coma o un punto. —Supone una gran economía de tiempo— dijo el vendedor—. sin necesidad de cerrarlo con otra. Y se escriben dos rayas. cuando las palabras del personaje no continúan inmediatamente después del comentario. éstos son de muy buena calidad. Se ahorran cincuenta y tres minutos a la semana. Ejercicio: corrija la puntuación de diálogos en el siguiente extracto de El Principito. Y en ambos casos. —Buenos días— dijo el principito. —Clasifico a los viajeros por paquetes de mil— dijo el guardagujas—. cuando las palabras del narrador interrumpen la intervención del personaje y esta continúa inmediatamente después. ¿Cuánto salen? —Tres pesos cada uno. bueno. . es necesario emplear la raya para introducir o encerrar los comentarios o precisiones que realiza acerca de las intervenciones de los personajes. Era un vendedor de píldoras que apagaban la sed. —Buenos días— dijo el vendedor. —Buenos días— dijo el principito. —¿Qué haces aquí?— dijo el principito. y que transcribimos a continuación. ya no se tiene la necesidad de beber. Tomando una por semana. tanto hacia la derecha como hacia la izquierda. Diálogo con narrador Cuando en un diálogo interviene un narrador. me gusta el verde. Tal y como puede comprobarse en el diálogo anterior.—Mmm…. —Ah. —Buenos días— dijo el guardaagujas. se coloca una sola raya delante del comentario del narrador. se colocará después de sus palabras. en el diálogo que mantienen el principito y el vendedor. tal y como puede comprobarse. por ejemplo. y tras la raya de cierre cuando la haya. —¿Por qué vendes esto?— dijo el principito. Actividad 2. entonces deme el verde y el amarillo.

hizo temblar la cabina de las agujas. Es un cambio. rugiendo como el trueno. . —No son los mismos— dijo el guardaagujas—. en sentido inverso. —Llevan mucha prisa— dijo el principito—. —¿Vuelven ya?— preguntó el principito. ¿Qué buscan? —Hasta el hombre de la locomotora lo ignora— dijo el guardaagujas.Y un rápido iluminado. Y un segundo rápido iluminado rugió. —¿No estaban contentos donde estaban? —Nadie está nunca contento donde está— dijo el guardaagujas.

Intereses relacionados