Está en la página 1de 16

LITERATURA Y FILOSOFIA DOCUMENTO DE DISCUSION Y TRABAJO

1

DE TRAIDORES Y HEROES LA OTRA HISTORIA DE LA HISTORIA BORGES Y DOS ESCRITOS
NORO JORGE EDUARDO norojor@cablenet.com.ar

 Aunque se trata de dos historias diversas, el tema de la TRAICION los une y los une también la versión oficial que es la que se reconoce sin discusión como la verdadera versión de los hechos. En ambos casos hay un estudioso, un intelectual que, siguiendo las pistas como todo investigador, trata de descubrir la trama de los hechos más allá de las verdades establecidas y naturalizadas. Los investigadores, los que dan a conocer la NUEVA VERDAD saben que no podrán cambiar las creencias y las certezas de muchos creyentes y de siglos, pero no dejan de intentarlo.  BORGES juega con las referencias, ya que trabaja con datos reales o con historias verosímiles, y los combina con su propia creación o con referencias históricas comprobables. La conocida utilización de citas y referencias le otorgan credibilidad a las versiones. Por ejemplo en JUDAS señala “En cambio [a NIELS RUNEBERG], Dios le deparó EL SIGLO VEINTE Y LA CIUDAD UNIVERSITARIA DE LUND. Ahí, en 1904, publicó la primera edición de Kristus och Judas; ahí, en 1909, su libro capital Den hemlige Frälsaren. (Del último hay versión alemana, ejecutada en 1912 por Emili Schering; se llama Der heimliche Heiland.)”.Y en la otra historia, se enuncia la arbitraria creación de una historia posible: “BAJO EL NOTORIO influjo de Chesterton (discurridor y exornador de elegantes misterios) y del consejero áulico Leibniz (que inventó la armonía preestablecida), he imaginado este argumento, que escribiré tal vez y que ya de algún modo me justifica, en las tardes inútiles. Faltan pormenores, rectificaciones, ajustes; hay zonas de la historia que no me fueron reveladas aún; hoy, 3 de enero de 1944, la vislumbro así.”  Hay además un juego de simetría entre ambas historias: en el primer caso (JUDAS) el TRAIDOR es en realidad es un HEROE (y nunca será reconocido como tal); en el segundo caso (FERGUS KILPATRICK), el HEROE muere como héroe porque lo que se necesita es ejecutar al traidor (el pueblo nunca lo conocerá así): la simetría multiplica el juego de las imágenes y los espejos, presencia constante en BORGES.  Ambos relatos se proponen sembrar la duda acerca de la verdad de los hechos: en un caso sobre UN CASO HISTORICO (la traición de JUDAS); en el otro UNA POSIBILIDAD HISTORIA (que los HEROES de los pueblos hayan sido, en realidad, TRAIDORES). Son situaciones que a primera vista carecen de la posibilidad de cambiar, pero BORGES avanza desde la ficción hacia la realidad, tratando de desestabilizar las versiones consagradas de las historias. BORGES transforma sus propios interrogantes y fantasmas en un proceso de relativización de las verdades canónicas , instalando un escepticismo metódico en el que todo puede ser de otra manera y que nada de lo fáctico o de lo

LITERATURA Y FILOSOFIA DOCUMENTO DE DISCUSION Y TRABAJO

2

histórico es necesariamente así, sino que puede ser pensado, imaginado y relatado de otra manera. El hecho de que aparezcan estas dos versiones en el mismo libro, junto a otro cuentos, como EL FIN (que imagina y propone otro desenlace para el MARTIN FIERRO) que se permiten sospechar que “Si la historia la escriben los que ganan/ eso quiere decir que hay otra historia:/la verdadera historia,/ quien quiera oír que oiga.” (BAGLIETTO)  Puestas a andar ambas narraciones, BORGES juega con las versiones, con la verdad y con el lector (a quien hace cómplice) porque sabe que todo hubiera cambiado si la historia fuera otra. Pero la complicidad implica desafiar al autor, discutirle, sospechar el engaño o la falacia, evaluar sus argumentos o sus versiones o sus conjeturas. Si él no cree en la versión, ¿por qué no contagiar al lector para que abandone las seguras verdades recibidas y se asocie a la sospecha y a la conjetura? Y los lectores pueden permanecer en el plano de la creación literaria o sobresaltarse con la versión. Pensar que BORGES es pura ficción o suponer que se encontré un filósofo y un historiador detrás de cada relato. Veamos el testimonio de TOMAS ELOY MARTINEZ al respecto: “Como todos los educados en la cultura de la Iglesia de Roma, recuerdo haber leído con incrédulo asombro las Tres versiones de Judas, que Borges publicó en 1944. Es uno de los cuentos de su libro FICCIONES. Allí Borges atribuye al teólogo escandinavo Nils Runeberg el descubrimiento de un Judas distinto del de los cuatro evangelios. Runeberg observa que el beso de Judas para marcar a su Maestro es un acto superfluo, por no decir inútil. No había por qué identificar a un Rabbi que predicaba con frecuencia en la sinagoga y obraba milagros ante millares de hombres. Pero, como bien señala Borges, "suponer un error en las Escrituras es intolerable". La traición de Judas, por lo tanto, dista de ser casual, y debe leerse como uno de los actos más misteriosos en la economía de la Redención. Judas es el único de los apóstoles que intuye la divinidad de Jesús. Se rebajó a cometer la peor de las infamias sólo para que el Verbo se hiciera carne en la cruz y salvara a la humanidad. Para un joven de veinte años, los que yo tenía entonces, era una audacia, casi un escándalo, leer que el Supremo Mal se transformaba, por un malabarismo de la inteligencia, en un camino necesario para el Supremo Bien. Comenté ese estupor con algunos predicadores de mi provincia. Todos ellos coincidieron en que la tesis de Borges, creada con las armas de la razón, debía mantenerse en extremo secreto. Si por azar salía a la luz, era preciso refutarla de inmediato con las armas de la fe.” (BORGES Y JUDAS)  Veamos los dos textos, publicados en la SEGUNDA PARTE de FICCIONES, en 1944 (Jorge Luis Borges tenía 45 años),: ARTIFICIO, junto con otros relatos memorables: FUNES EL MEMORIOSO, LA FORMA DE LA ESPADA, LA MUERTE Y LA BRUJULA, EL MILAGRO SECRETO, EL FIN, EL SUR.

LITERATURA Y FILOSOFIA DOCUMENTO DE DISCUSION Y TRABAJO

3

BORGES: TRES VERSIONES DE JUDAS
FICCIONES, 1944 (ARTIFICIOS)

BORGES: TEMA DEL TRAIDOR Y DEL HÉROE
FICCIONES, 1944 (ARTICIOS)

EN EL ASIA Menor o en Alejandría, en el segundo siglo de nuestra fe, cuando Basílides publicaba que el cosmos era una temeraria o malvada improvisación de ángeles deficientes, NIELS RUNEBERG hubiera dirigido, con singular pasión intelectual, uno de los coventículos gnósticos. Dante le hubiera detinado, tal vez, un sepulcro de fuego; su nombre aumentaría los catálogos de heresiarcas menores, entre Satornilo y Carpócrates; algún fragmento de su prédicas, exonerado de injurias, perduraría en el apócrifo Liber adversus omnes haereses o habría perecido cuando el incendio de una bibilioteca monástica devoró el último ejemplar del Syntagma. En cambio, Dios le deparó EL SIGLO VEINTE Y LA CIUDAD UNIVERSITARIA DE LUND. Ahí, en 1904, publicó la primera edición de Kristus och Judas; ahí, en 1909, su libro capital Den hemlige Frälsaren. (Del último hay versión alemana, ejecutada en 1912 por Emili Schering; se llama Der heimliche Heiland.) Antes de ensayar un examen de los precitados trabajos, urge repetir que NILS RUNEBERG, miembro de la Unión Evangélica Nacional, era hondamente religioso. En un cenáculo de París o aun en Buenos Aires, un literato podría muy bien redescubir las tesis de Runeberg; esas tesis, propuestas en un cenáculo, serían ligeros ejercicios inútiles de la negligencia o de la blasfemia. Para Runeberg, fueron la clave que descifra un misterio central de la teología; fueron materia de meditación y análisis, de controversia histórica y filológica, de soberbia, de júbilo y de terror. Justificaron y desbarataron su vida. Quienes recorran este artículo, deben asimismo considerar que no registra sino las conclusiones de Runeberg, no su dialéctica y sus pruebas. Alguien observará que la conclusión precedió sin duda a las “pruebas”. ¿Quién se resigna a buscar pruebas de algo no creído por él o cuya prédica no le importa? La primera edición de Kristus och Judas lleva este categórico epígrafe, cuyo sentido, años después,

So the Platonic Year Whirls out new right and wrong, Whirls in the old instead; All men are dancers and their tread Goes to the barbarous clangour of a gong. W. B. YEATS: The Tower.

BAJO EL NOTORIO influjo de Chesterton (discurridor y exornador de elegantes misterios) y del consejero áulico Leibniz (que inventó la armonía preestablecida), he imaginado este argumento, que escribiré tal vez y que ya de algún modo me justifica, en las tardes inútiles. Faltan pormenores, rectificaciones, ajustes; hay zonas de la historia que no me fueron reveladas aún; hoy, 3 de enero de 1944, la vislumbro así. La acción transcurre en un país oprimido y tenaz: Polonia, Irlanda, La república de Venecia, algún estado sudamericano o balcánico... Ha transcurrido, mejor dicho, pues aunque el narrador es contemporáneo, la historia referida por él ocurrió al promediar o al empezar el siglo XIX. Digamos (para comodidad narrativa) Irlanda; digamos 1824. El narrador se llama RYAN; es bisnieto del joven, del heroico, del bello, del asesinado FERGUS KILPATRICK, cuyo sepulcro fue misteriosamente violado, cuyo nombre ilustra los versos de Browning y de Hugo, cuya estatua preside un cerro gris entre ciénagas rojas. Kilpatrick fue un conspirador, un secreto y glorioso capitán de conspiradores; a semejanza de Moises que, desde la tierra de Moab, divisó y no pudo pisar la tierra prometida, Kilpatrick pereció en la víspera de la rebelión victoriosa que había premeditado y soñado. Se aproxima la fecha del primer centenario de su muerte; las circunstancias del crimen son enigmáticas; Ryan, dedicado a la redacción de una biografía del héroe, descubre que el enigma rebasa lo puramente policial. Kilpatrick fue asesinado en un

LITERATURA Y FILOSOFIA DOCUMENTO DE DISCUSION Y TRABAJO monstruosamente dilataría el propio Nils Runeberg: No una cosa, todas las cosas que la tradición atribuye a Judas Iscariote son falsas (De Quincey, 1857). Precedido por algún alemán, De Quincey especuló que Judas ENTREGÓ A JESUCRISTO PARA FORZARLO A DECLARAR SU DIVINIDAD Y A ENCENDER UNA VASTA REBELIÓN CONTRA EL YUGO DE ROMA; Runeberg sugiere una vindicación de índole metafísica. Hábilmente, empieza por destacar la superfluidad del acto de Judas. Observa (como Robertson) que para identificar a un maestro que diariamente predicaba en la sinagoga y que obraba milagros ante concursos de miles de hombres, no se requiere la traición de un apóstol. Ello, sin embargo, ocurrió. Suponer un error en la Escritura es intolerable; no menos tolerable es admitir un hecho casual en el más precioso acontecimiento de la historia del mundo. Ergo, la traición de Judas no fue casual; fue un hecho prefijado que tiene su lugar misterioso en la economía de la redención. Prosigue Runeberg: EL VERBO, CUANDO FUE HECHO CARNE, PASÓ DE LA UBICUIDAD AL ESPACIO, DE LA ETERNIDAD A LA HISTORIA, DE LA DICHA SIN LÍMITES A LA MUTACIÓN Y A LA CARNE; PARA CORRESPONDER A TAL SACRIFICIO, ERA NECESARIO QUE UN HOMBRE, EN REPRESENTACIÓN DE TODOS LOS HOMBRES, HICIERA UN SACRIFICIO CONDIGNO. JUDAS ISCARIOTE FUE ESE HOMBRE. Judas, único entre los apóstoles intuyó la secreta divinidad y el terrible propósito de Jesus. El Verbo se había rebajado a mortal; Judas, discípulo del Verbo, podía rebajarse a delator (el peor delito que la infamia soporta) y ser huésped del fuego que no se apaga. El orden inferior es un espejo del orden superior; las formas de la tierra corresponden a las formas del cielo; las manchas de la piel son un mapa de las incorruptibles constelaciones; Judas refleja de algún modo a Jesús. De ahí los treinta dineros y el beso; de ahí la muerte voluntaria, para merecer aun más la Reprobación. Así dilucidó Nils Runeberg el enigma de Judas. Los teólogos de todas las confesiones lo refutaron. Lars Peter Engström lo acusó de ignorar, o de preterir, la unión hipostática; Axel Borelius, de renovar la herejía de los docetas, que negaron la humanidad de Jesus; el acerado obispo de Lund, de contradecir el tercer versículo del capítulo 22 del Evangelio de San Lucas. Estos variados anatemas influyeron en Runeberg, que parcialmente reescribió el reprobado libro y modificó su doctrina. Abandonó a sus adversarios el terreno teológico y propuso oblicuas razones de orden moral. Admitió que Jesús, «que disponía de los considerables recursos que la Omnipotencia puede ofrecer», no necesitaba de un hombre para redimir a todos los hombres. Rebatió, luego, a quienes afirman

4

teatro; la policía británica no dio jamás con el matador; los historiadores declaran que ese fracaso no empaña su buen crédito, ya que tal vez lo hizo matar la misma policía. Otras facetas del enigma inquietan a Ryan. Son de carácter cíclico: parecen repetir o combinar hechos de remotas regiones, de remotas edades. Así, nadie ignora que los esbirros que examinaron el cadáver del héroe, hallaron una carta cerrada que le advertían el riesgo de concurrir al teatro, esa noche; también Julio César, al encaminarse al lugar donde lo aguardaban los puñales de sus amigos, recibió un memorial que no llegó a leer, en que iba declarada la traición, con los nombres de los traidores. La mujer de César, Calpurnia, vio en sueños abatir una torre que le había decretado el Senado; falsos y anónimos rumores, la víspera de la muerte de Kilpatrick, publicaron en todo el país el incendio de la torre circular de Kilgarvan, hecho que pudo parecer un presagio, pues aquél había nacido en Kilvargan. Esos paralelismos (y otros) de la historia de César y de la historia de un conspirador irlandés inducen a Ryan a suponer una secreta forma del tiempo, un dibujo de líneas que se repiten. Piensa en la historia decimal que ideó Condorcet; en las morfologías que propusieron Hegel, Spengler y Vico; en los hombres de Hesíodo, que degeneran desde el oro hasta el hierro. Piensa en la transmigración de las almas, doctrina que da horror a las letras célticas y que el propio César atribuyó a los druidas británicos; piensa que antes de ser Fergus Kilpatrick, Fergus Kilpatrick fue Julio César. De esos laberintos circulares lo salva una curiosa comprobación, una comprobación que luego lo abisma en otros laberintos más inextricables y heterogéneos: ciertas palabras de un mendigo que conversó con FERGUS KILPATRICK en día de su muerte, fueron prefiguradas por SHAKESPEARE, en la tragedia de MACBETH. Que la historia hubiera copiado a la historia ya era suficientemente pasmoso; que la historia copie a la literatura es inconcebible... RYAN indaga que en 1814, JAMES ALEXANDER NOLAN, el más antiguo de los compañeros del héroe, había traducido al gaélico los principales dramas de Shakespeare; entre ellos, Julio César. También descubre en los archivos un artículo manuscrito de Nolan sobre los Festpiele de Suiza: vastas y errantes representaciones teatrales, que requieren miles de actores y que reiteran hechos históricos en las mismas ciudades y montañas donde ocurrieron. Otro documento inédito le revela que, pocos días antes del fin, KILPATRICK, presidiendo el último cónclave, había firmado la sentencia de muerte de un traidor, cuyo nombre ha sido borrado. Esta sentencia no coincide

LITERATURA Y FILOSOFIA DOCUMENTO DE DISCUSION Y TRABAJO que nada sabemos del inexplicable traidor; sabemos, dijo, que fue uno de los apóstoles, uno de los elegidos para anunciar el reino de los cielos, para sanar enfermos, para limpiar leprosos, para resucitar muertos y para echar fuera demonios (Mateo 10: 78; Lucas 9: 1). Un varón a quien ha distinguido así el Redentor merece de nosotros la mejor interpretación de sus actos. Imputar su crimen a la codicia (como lo han hecho algunos, alegando a Juan 12: 6) es resignarse al móvil más torpe. Nils Runeberg propone el móvil contrario: un hiperbólico y hasta ilimitado ascetismo. El asceta, para mayor gloria de Dios, envilece y mortifica la carne; Judas hizo lo propio con el espíritu. Renunció al honor, al bien, a la paz, al reino de los cielos, como otros, menos heroicamente, al placer. Premeditó con lucidez terrible sus culpas. En el adulterio suelen participar la ternura y la abnegación; en el homicidio, el coraje; en las profanaciones y la blasfemia, cierto fulgor satánico. Judas eligió aquellas culpas no visitadas por ninguna virtud: el abuso de confianza (Juan 12: 6) y la delación. Obró con gigantesca humildad, se creyó indigno de ser bueno. Pablo ha escrito: El que se gloria, gloríese en el Señor (I Corintios 1: 31); Judas buscó el Infierno, porque la dicha del Señor le bastaba. Pensó que la felicidad, como el bien, es un atributo divino y que no deben usurparlo los hombres. Muchos han descubierto, post factum, que en los justificables comienzos de Runeberg está su extravagante fin y que Den hemlige Frälsaren es una mera perversión o exasperación de Kristus och Judas. A fines de 1907, Runeberg terminó y revisó el texto manuscrito; casi dos años transcurrieron sin que lo entregara a la imprenta. En octubre de 1909, el libro apareció con un prólogo (tibio hasta lo enigmático) del hebraísta dinamarqués Erik Erfjord y con este pérfido epígrafe: En el mundo estaba y el mundo fue hecho por él, y el mundo no lo conoció (Juan 1: 10). El argumento general no es complejo, si bien la conclusión es monstruosa. Dios, arguye Nils Runeberg, se rebajó a ser hombre para la redención del género humano; cabe conjeturar que fue perfecto el sacrificio obrado por él, no invalidado o atenuado por omisiones. Limitar lo que padeció a la agonía de una tarde en la cruz es blasfematorio. Afirmar que fue hombre y que fue incapaz de pecado encierra contradicción; los atributos de impeccabilitas y de humanitas no son compatibles. Kemnitz admite que el Redentor pudo sentir fatiga, frío, turbación, hambre y sed; también cabe admitir que pudo pecar y perderse. El famoso texto Brotará como raíz de tierra sedienta; no hay buen parecer en él, ni hermosura; despreciado y el último de los hombres; varón de dolores, experimentado en quebrantos (Isaías 53: 23), es para muchos una previsión del

5

con los piadosos hábitos de Kilpatrick. Ryan investiga el asunto (esa investigación es uno de los hiatos del argumento) y logra descifrar el enigma. KILPATRICK fue ultimado en un teatro, pero de teatro hizo también la entera ciudad, y los actores fueron legión, y el drama coronado por su muerte abarcó muchos días y muchas noches. He aquí lo acontecido. El 2 de agosto de 1824 se reunieron los conspiradores. El país estaba maduro para la rebelión; algo, sin embargo, fallaba siempre: algún traidor había en el cónclave. FERGUS KILPATRICK había encomendado a JAMES NOLAN el descubrimiento del traidor. NOLAN ejecutó su tarea: anunció en pleno cónclave que el traidor era el mismo KILPATRICK. Demostró con pruebas irrefutables la verdad de la acusación; los conjurados condenaron a muerte a su presidente. Éste firmó su propia sentencia, pero imploró que su castigo no perjudicara a la patria. Entonces NOLAN concibió un extraño proyecto. Irlanda Idolatraba a KILPATRICK; la más tenue sospecha de su vileza hubiera comprometido la rebelión; Nolan propuso un plan que hizo de la ejecución del traidor un instrumento para la emancipación de la patria. Sugirió que el condenado muriera a manos de un asesino desconocido, en circunstancias deliberadamente dramáticas, que se grabaran en la imaginación popular y que apresuraran la rebelión. KILPATRICK juró colaborar en ese proyecto, que le daba ocasión de redimirse y que rubricaría su muerte. NOLAN, urgido por el tiempo, no supo íntegramente inventar las circunstancias de la múltiple ejecución; tuvo que plagiar a otro dramaturgo, al enemigo inglés William Shakespeare. Repitió escenas de Macbeth, de Julio César. La pública y secreta representación comprendió varios días. El condenado entró en Dublin, discutió, obró, rezó, reprobó, pronunció palabras patéticas, y cada uno de esos actos que reflejaría la gloria, había sido prefigurado por Nolan. Centenares de actores colaboraron con el protagonista; el rol de algunos fue complejo; el de otros, momentáneo. Las cosas que dijeron e hicieron perduran en los libros históricos, en la memoria apasionada de Irlanda. Kilpatrick, arrebatado por ese minucioso destino que lo redimía y que lo perdía, más de una vez enriqueció con actos y con palabras improvisadas el texto de su juez. Así fue desplegándose en el tiempo el populoso drama, hasta que el 6 de agosto de 1824, en un palco de funerarias cortinas que prefiguraba el de Lincoln, un balazo anhelado entró en el pecho del traidor y del héroe, que apenas pudo articular, entre dos efusiones de

LITERATURA Y FILOSOFIA DOCUMENTO DE DISCUSION Y TRABAJO crucificado, en la hora de su muerte; para algunos (verbigracia, Hans Lassen Martensen), una refutación de la hermosura que el consenso vulgar atribuye a Cristo; para Runeberg, la puntual profecía no de un momento sino de todo el atroz porvenir, en el tiempo y en la eternidad, del Verbo hecho carne. Dios totalmente se hizo hombre hasta la infamia, hombre hasta la reprobación y el abismo. PARA SALVARNOS, PUDO ELEGIR CUALQUIERA DE LOS DESTINOS QUE TRAMAN LA PERPLEJA RED DE LA HISTORIA; PUDO SER ALEJANDRO O PITÁGORAS O RURIK O JESÚS; ELIGIÓ UN ÍNFIMO DESTINO: FUE JUDAS. En vano propusieron esa revelación las librerías de Estocolmo y de Lund. Los incrédulos la consideraron, a priori, un insípido y laborioso juego teológico; los teólogos la desdeñaron. Runeberg intuyó en esa indiferencia ecuménica una casi milagrosa confirmación. Dios ordenaba esa indiferencia; Dios no quería que se propalara en la tierra Su terrible secreto. Runeberg comprendió que no era llegada la hora: Sintió que estaban convergiendo sobre él antiguas maldiciones divinas; recordó a Elías y a Moisés, ,que en la montaña se taparon la cara para no ver a Dios; a Isaías, que se aterró cuando sus ojos vieron a Aquel cuya gloria llena la tierra; a Saúl, cuyos ojos quedaron ciegos en el camino de Damasco; al rabino Simeón ben Azaí, que vio el Paraíso y murió; al famoso hechicero Juan de Viterbo, que enloqueció cuando pudo ver a la Trinidad; a los Midrashim, que abominan de los impíos que pronuncian el Shem Hamephorash, el Secreto Nombre de Dios. ¿No era él, acaso, culpable de ese crimen oscuro? ¿No sería ésa la blasfemia contra el Espíritu, la que no será perdonada (Mateo 12: 31)? Valerio Sorano murió por haber divulgado el oculto nombre de Roma; ¿qué infinito castigo sería el suyo, por haber descubierto y divulgado el horrible nombre de Dios? Ebrio de insomnio y de vertiginosa dialéctica, Nils Runeberg erró por las calles de Malmö, rogando a voces que le fuera deparada la gracia de compartir con el Redentor el Infierno. Murió de la rotura de un aneurisma, el primero de marzo de 1912. Los heresiólogos tal vez lo recordarán; agregó al concepto del Hijo, que parecía agotado, las complejidades del mal y del infortunio. brusca sangre, algunas palabras previstas.

6

En la obra de NOLAN, los pasajes imitados de Shakespeare son los menos dramáticos; RYAN sospecha que el autor los intercaló para que una persona, en el porvenir, diera con la verdad. Comprende que él también forma parte de la trama de Nolan... Al cabo de tenaces cavilaciones, resuelve silenciar el descubrimiento. Publica un libro dedicado a la gloria del héroe; también eso, tal vez, estaba previsto.

JUDAS O LA TRAICION NECESARIA
 JUDAS es rescatado citando un libro DE QUINCEY, 1857 (No una cosa, todas las cosas que la tradición atribuye a Judas Iscariote son falsas) por parte del RELIGIOSO EVANGELICO= NIELS RUNEBERG, quien no comparte el argumento de DE QUINCEY: allí, la PRIMERA VERSIÓN. Judas traicionó a Cristo para obligarlo a mostrar su poder humano y divino y llevar adelante la rebelión

LITERATURA Y FILOSOFIA DOCUMENTO DE DISCUSION Y TRABAJO

7

contra Roma, misión que el Mesías debía encabezar. A RUNEBERG no le convencía esta interpretación, pero tomaba como desafío la idea de que todo lo que se afirmaba de JUDAS era falso, incluyendo esa entrega pública o delación de una figura que era demasiado conocida por todos para que se necesitara un apóstol y discípulo que lo marcara y lo entregara para que lo apresaran; y el dinero (30 monedas), como justificación y móvil de la delación. 1  NIELS RUNEBERG propone UNA VERSIÓN ALTERNATIVA y más teológica: CRISTO necesitaba revelar su DIVINIDAD y para ellos uno de los hombres debía hacer el sacrificio de traicionarlo y entregarlo para que finalmente alcanzara la DIMENSION DIVINA. JUDAS formaba parte misteriosamente del plan de salvación (“la traición de Judas no fue casual; fue un hecho prefijado que tiene su lugar misterioso en la economía de la redención.”): no eligió él, sino que fue el elegido. Es evidente que JUDAS no traiciona a CRISTO sino que es el más fiel de todos los seguidores porque hace una acción repulsiva y anti-heroica para cumplir el mandato divino para que se cumpla la voluntad de DIOS. “De ahí los treinta dineros y el beso; de ahí la muerte voluntaria, para merecer aun más la Reprobación” Pero esta acción de JUDAS no pudo ser comprendida por quienes la presenciaron: sólo pudo ser valorada, deseada y aprobada por el mismo JESUCRISTO que no se hizo tiempo para recuperar la figura de JUDAS. Una vez condenado por todos, nada ni nadie pudo salir a rescatarlo. Siendo un HEROE terminaba convirtiéndose definitivamente en un TRAIDOR. En palabras de ELOY MARTINEZ:
“Fuera del canon quedaron los relatos de evangelistas como Santiago, Bartolomé, Felipe, Tomás y Pedro. Se los consideraba apócrifos, palabra que en los primeros tiempos de la Iglesia significaba secretos u ocultos. Todos coincidían en señalar que, sin la traición de Judas Iscariote, sin los latigazos, sin la corona de espinas y la muerte en la cruz, la Redención no habría sido posible. Con esos actos se cumplían las Escrituras, en las que también se anticipa que el traidor va a recibir treinta monedas de plata. La sombra satánica de Judas se arraigó a tal punto en la imaginación de la cristiandad que la iconografía medieval y la renacentista lo representan con la mirada huidiza, apartándose de la mesa de la Ultima Cena, separado de los otros apóstoles y aferrando la bolsa con el pago ignominioso por su crimen. En el último canto de la Comedia, Dante lo describe desgarrado por los dientes de Satanás en el círculo más hondo del infierno y, para artistas como Caravaggio y Leonardo, la fealdad de su cara y la hipocresía de su expresión fueron un reflejo de las tinieblas de su alma .”

1

En SERES IMAGINARIOS Y REALES, DE QUINCEY desarrolla una serie de teorías en busca de la defensa de Judas: (1) hay que quitarle el estigma de traidor vulgar debido a que todo fue producto de una fatal equivocación y a lo enorme de sus remordimientos después de la llamada traición. (2) Si partimos de que todo el drama cristiano ya estaba preconcebido por obra de la voluntad divina y que a Judas le tocó representar el papel del personaje detonante del viacrucis, no es un traidor en todo el sentido de la palabra, es sólo parte de una jugada de ajedrez mortal; asestarle jaque al rey quedó fuera de su libre albedrío. (3) La confusión o equivocación de Judas es la de haber considerado a Jesús como el MESÍAS GUERRERO Y LIBERTADOR DEL YUGO ROMANO, que gran parte de los judíos esperaba, pero con mayor ansia y fervor los miembros del movimiento patriótico de resistencia conocidos como zelotas, de quienes más de uno de los apóstoles era miembro. (4) Para un hombre tan celoso de su patria como lo era Judas, la indecisión y la duda para entrar en acción contra el dominio de Roma de parte del rabí le restó, ante su mirada enfebrecida, a éste virtudes de hombre divino, y pudo haberlo débil. (5) Judas, una vez desengañado del proyecto de Jesús, decidió precipitar las acciones “patrióticas” que según el Iscariote debía encarnar su maestro, entregándolo para que las multitudes que lo seguían por toda Palestina se sublevaran y que la marea nacionalista fuera irrefrenable, para acabar con el poder pagano e infiel del Imperio. Sin embargo, la respuesta bélica no llegó. (6) De aquí se desprende otra cuestión sumamente interesante: saber el porqué la gente que siguió al nazareno a lo largo de su vida de predicación lo ignoró en el momento crucial y no hizo absolutamente nada por él. (7) Pero además, De Quincey va más allá en el análisis de este acto, opina que ni el mismo Judas imaginó que al entregar a Jesús sería condenado a muerte, pensó sólo en que la darían un tiempo de prisión que le serviría, como hemos dicho, para alimentar el espíritu de rebeldía patriota que se respiraba entre las masas judías.

LITERATURA Y FILOSOFIA DOCUMENTO DE DISCUSION Y TRABAJO

8

 De allí la magistral prosa de BORGES para expresar este misterio no comprendido: “era necesario que un hombre, en representación de todos los hombres, hiciera un sacrificio condigno. Judas Iscariote fue ese hombre. judas, único entre los apóstoles intuyó la secreta divinidad y el terrible propósito de Jesus. el verbo se había rebajado a mortal; Judas, discípulo del verbo, podía rebajarse a delator (el peor delito que la infamia soporta) y ser huésped del fuego que no se apaga. el orden inferior es un espejo del orden superior; las formas de la tierra corresponden a las formas del cielo; las manchas de la piel son un mapa de las incorruptibles constelaciones; judas refleja de algún modo a Jesús”.  El mismo NIELS RUNEBERG propone una TERCERA VERSIÓN, mucho más atrevida y con resonancias heréticas, heterodoxas a los oídos de los teólogos y los creyentes: Dios se había hecho plenamente hombre, había elegido ser hombre, hombre con todos sus defectos, sus errores, sus equivocaciones. Judas pudo cometer muchos pecados, pero había elegido el peor para rebajarse totalmente y ponerse al servicio de Dios, “Judas eligió aquellas culpas no visitadas por ninguna virtud: el abuso de confianza y la delación. Obró con gigantesca humildad, se creyó indigno de ser bueno. Judas buscó el Infierno, porque la dicha del Señor le bastaba. Pensó que la felicidad, como el bien, es un atributo divino y que no deben usurparlo los hombres.” Es lógico, es posible, es verosímil que DIOS haya elegido a ese hombre en toda su frágil y pecadora humanidad para hacerse hombre, DIOS SE HIZO JUDAS. No JESUS. EL es quien – con su traición, con su sacrificio, con su infierno – salva a la HUMANIDAD. El acongojado teólogo NILS RUNEBERG postula que Dios no se encarna en Cristo, sino en Judas. Y el mismo Dios en su infinita sabiduría genera la creencia universal en CRISTO, silenciando y condenando la figura y el nombre de JUDAS. De alguna manera el verdadero HEROE será recordado como TRAIDOR, ese es el verdadero destino que le aguarda en la tierra, así como será el HEROE y SALVADOR quien nada hizo para serlo. RUNEBERG intuyó en la indiferencia ecuménica y las críticas y oposición con que es recibida su VERSION una casi milagrosa confirmación, porque era Dios quien ordenaba esa indiferencia; Dios no quería que se propalara en la tierra SU TERRIBLE SECRETO divino.

BORGES = TRES VERSIONES SOBRE JUDA

PRIMERA VERSION
DE QUINCEY Seres imaginarios y reales 1857
JUDAS entrega a Jesús porque interpreta que de esta manera lo obliga o le ofrece la oportunidad de llevar adelante su PLAN MESIANICO DE SALVACIÓN DEL PUEBLO JUDÍO. Entregarlo era una manera de desencadenar los acontecimientos revolucionarios. Como finalmente JESUS no tiene un plan de liberación terrenal, sino celestial, la figura del traidor se refuerza, ante el juicio, la condena, la pasión y muerte del salvador.

SEGUNDA VERSION
NIELS RUNEBERG Kristus och Judas 1904
JUDAS es quien entrega a Jesús porque es un instrumento del plan de la salvación y de la providencia, por el que CRISTO puede MOSTRARSE COMO VERDADERO DIOS, darse a conocer como tal. El fin (TEOFANIA) justifica los medios (TRAICION, DINERO SUICIDIO). Nadie fue capaz de reconocer y defender la verdadera función heroica del traidor.

TERCERA VERSION
NIELS RUNEBERG Den hemlige Frälsaren. 1909
Para salvar a la humanidad, DIOS se hizo hombre, plenamente hombre y con todos sus defectos. Para hacerse hombre DIOS necesitaba elegir alguien que tuvieras las debilidades, errores, pecados de todos los hombres. No se trata de una debilidad final (pasión, crucifixión), sino de una continuidad existencial: hambre, frío, enfermedades, errores, pecados, vida indigna. DIOS NO ELIGE A JESUS, SINO JUDAS PARA ENCARNARSE,

LITERATURA Y FILOSOFIA DOCUMENTO DE DISCUSION Y TRABAJO

9

 BORGES habla de JUDAS pero en realidad habla también de quienes han sido condenados por la historia, aquellos que han aparecido – especialmente en la historia ARGENTINA – como los JUDAS que facilitaron con sus tradiciones, delaciones, infiernos, condenas, monedas y suicidios – el ascenso estelar de otros. Porque la historia está llena de versiones encontradas, versiones escritas por quienes han decidido convertirse en los HEROES y han condenado a los traidores. La macro historia, la historia grande y la micro historia, la historia de las ciudades, de los pueblos, de las instituciones, de los partidos políticos, de los gobiernos. BORGES escribe este cuento antes de 1944, antes del 17 de octubre de 1945: ese día el entonces CORONEL PERON provoca el movimiento de las masas sindicales y obreras para liberarlo. PERON se convierte con el pasar de los días y de los años en un personaje clave de la política y de la historia argentina… Quienes en octubre de 1945 se enfrentan con PERON lo destituyen de cargo de VICEPRESIDENTE y MINISTRO DE TRABAJO, y lo detienen el 12 de octubre son los que ofician de traidores, de JUDAS, de causa inevitable para que se produzca el movimiento histórico. Mas allá de este caso concreto, la historia y la existencia humana revelan como experiencia común y social, y como experiencia personal numerosos casos en los que “los traidores” no lo son por dos motivos: (1) no lo son porque nunca supusieron que estaban traicionando, sino que formaban parte de un plan en el que eran uno de los engranajes menos deseados, pero necesarios; (2) no lo son porque saben todo el bien que el futuro le producirá al sujeto al que traicionan. La única manera de seguir siendo leales es ser traidor. Es el paso del tiempo, es la historia, es la perspectiva, el después de sucedido los hechos lo que permite juzgar las presuntas “traiciones”. Traición, lealtad, coherencia con los engranajes de la historia, pacto, heroicidad = son categorías con las que se pueden revisar las MACRO y las MICRO HISTORIA.  BORGES juega con las metodología de investigación histórica y teológica: sabe que primero está la hipótesis formulada (soñada, ideada, postulada, diseñada) y luego la búsqueda de las pruebas. En el caso de NIELS RUNEBERG hay fe, creencia, convencimiento. No es una novedad: la investigación histórico frecuentemente pre-define una versión y sale a buscar sólo aquellos datos o pruebas que las confirman: “Para RUNEBERG, fueron materia de meditación y análisis, de controversia histórica y filológica, de soberbia, de júbilo y de terror. Justificaron y desbarataron su vida. Quienes recorran este artículo, deben asimismo considerar que no registra sino las conclusiones de RUNEBERG, no su dialéctica y sus pruebas. Alguien observará que la conclusión precedió sin duda a las “pruebas”. ¿Quién se resigna a buscar pruebas de algo no creído por él o cuya prédica no le importa?”

TOMAS ELOY MARTINEZ: BORGES Y JUDAS En 1978, un grupo de campesinos que buscaba tesoros enterrados en las cuevas del Egipto Medio descubrió algo mucho más valioso que el oro. Eran los libros del que más tarde sería conocido como CÓDICE TCHACOS, compuestos por un grupo de cristianos gnósticos que valoraban el conocimiento como camino esencial para llegar a Dios. Que el Evangelio de Judas haya sobrevivido a tantas negligencias y saqueos de los mercaderes es un prodigio.2 Más asombroso aún es que coincida casi letra por letra con las especulaciones de Borges. ¿Cómo pudo el autor de Ficciones adelantarse cuatro décadas a las revelaciones de un relato que, en 1944, no sólo era desconocido,
2

El denominado EVANGELIO DE JUDAS, lo reivindica como uno de los más fieles discípulos de Jesús, a quien no traicionó, sino que cumplió con el mandato del propio Jesús, o con un mandato divino, ya que fue precisamente su acción la que permitió la consumación del martirio de Cristo para que se transformara en el salvador de la humanidad, coincidiendo con el de las antiguas profecías. La interpretación de la secta que lo escribió, no deja de ser retorcida, pero no lo es más que la vieja versión oficial del Judas traidor que insistentemente difundió el discurso dominante. Y es que Judas no fue otra cosa que el chivo expiatorio para desdibujar a los verdaderos asesinos y traidores de JESUS, para atenuar la complicidad del imperio romano y de sus aliados locales y del clero religioso, y el abandono de quienes habían sido sus discípulos y amigos…

LITERATURA Y FILOSOFIA DOCUMENTO DE DISCUSION Y TRABAJO

10

sino que a la vez no estaba en la imaginación de nadie? ¿Cómo, además, fue capaz de hilar tan fino en la vislumbre de un problema teológico extremadamente complejo? Una respuesta posible es que Borges, lector atento como ninguno, pudo haber conocido, en la edición de Cambridge, los volúmenes de ADVERSUS HAERESES , una minuciosa refutación de todas las herejías escrita por el obispo Ireneo de Lyon, quien, por supuesto, menciona el texto de Judas. En el Evangelio de Judas, el apóstol se acerca a Jesús, quien lo instruye en el Gran Secreto. Al conocer el Secreto, Judas es el único discípulo que sabe. Está unido al Maestro no por las simplicidades de la fe sino por la firmeza del conocimiento. Dios es un infinito tan sublime que ninguna palabra puede describirlo. Hasta la palabra DIOS es insuficiente e inadecuada para designar la Deidad. 3  ABELARDO CASTILLO – entre 1959 y 1961 – retoma la primera versión de BORGES y de DE QUINCEY y da a conocer su polémica obra de TEATRO EL OTRO JUDAS4 trabajando sobre la misma idea: la historia recrea los días posteriores a la PASION Y MUERTE DE CRISTO, y la figura de JUDAS que deambula y se encuentra con los restantes apóstoles sin atreverse a comunicarles que ha sido EL quien lo ha entregado y traicionado, pero sobre todo, está interesado en que conozcan la verdadera razón de su gesto: CRISTO no es DIOS, ha sido y es un hombre, el mejor hombre, el Mesías, el libertador que todos estaban aguardando: alguien que finalmente los liberara de todos los yugos y convirtiera a ISRAEL y al pueblo judío en el verdadero “pueblo elegido”.. Pero las noticias de la condena, del abandono del pueblo que prefiere a BARRABAS, todo el dolor y el desprecio y finalmente la muerte de CRUZ lo van convenciendo de su error. Todos lo acusan y lo condenan, pero lo que más lamenta JUDAS es haber sido abandonado por CRISTO, por el mismo DIOS. La obra de teatro de CASTILLO provoca controversias entre diversos sectores (especialmente sectores religiosos muy ortodoxos), algo que el texto de BORGES no había provocado quince años antes. Algunos fragmentos de la obra y las observaciones del mismo ABELARDO CASTILLO son ilustrativos: (1) “Quien se acuerda de Dios, cuando va por la tierra de la mano de un hombre. Yo iba de la mano de un hombre. Y cuando uno como aquél te acompaña, es una muchedumbre, apretada de esperanzas, la que va de tu lado. Y crees en la TIERRA PROMETIDA. Enarbolas un puñado de flores, en vez de espada, y te dispones a conquistarla, porque te ha PARECIDO DESCUBRIR EL CAMINO DE LA VERDAD. Tienes fe. Y no te importa ya si cruzarás o no los umbrales de la tierra; piensas: otros llegarán y mi espíritu alentará en ellos ese día. Pues has comprendido JUAN que tu propia justificación depende del triunfo de todos. Entonces sí puede decir: nadie está solo, somos inmortales: el amor nos junta y el amor es inmortal.(…)
3

El "EVANGELIO DE JUDAS" es un escrito que pertenece a la corriente doctrinal llamada "gnosticismo" y, de manera particular, a uno de sus muchos grupos, al denominado "cainitas". Se trata de un libro cuyo origen se remontaría hacia el año 150 ó 200 después de Cristo. Ahora bien, el manuscrito que ha presentado la National Geographic sería una copia, escrito en lengua copta, fechada en el año 300 o algo más. Se trata de un libro que, al pertenecer a esta secta, supone una comprensión muy particular, sui generis, acerca de lo que es Dios, el ser humano y la salvación. Se llaman evangelios apócrifos a los escritos que han sido atribuidos falsamente a algún apóstol. "Apócrifo" significa justamente falso. Fueron escritos sobre todo por herejes para difundir sus doctrinas, y al atribuírselas a algún apóstol como Tomás o Felipe, buscaban darles legitimidad. Estos evangelios en su gran mayoría son escritos más o menos del año 120 después de Cristo en adelante, lo que quiere decir que no reflejan para nada la realidad histórica que vivió Jesús. Desde el siglo II se sabía perfectamente que existía el evangelio de Judas pero no se conocía el texto de ese escrito, cosa que por lo demás, no es sorprendente. Hay un Padre de la Iglesia del siglo II, SAN IRENEO DE LYON, que en su libro llamado "Contra los herejes" menciona el evangelio de Judas y señala cuál es su contenido en general. http://eruizf.com/biblioteca/apocrifos/apocrifos_evangelio_judas.pdf (octubre 2012) 4 Estrenada por el Teatro de los Independientes el 19 de junio de 1961. Premio Concurso Teatral GACETA LITERARIA de 1959. Publicada por Editorial El Escarabajo de Oro. Buenos Aires. 1963. Además de las críticas de sectores intolerantes hubo agresiones al Teatro y a los actores que la representaban.

LITERATURA Y FILOSOFIA DOCUMENTO DE DISCUSION Y TRABAJO

11

Pero te despierta un alarido bestial que está reclamando: ¡crucificadle! Y te das cuenta que nadie ha comprendido nada. Ellos han triunfado una vez más. Todo está en el sitio de siempre”. (1963: 15) (2) “Tu bastardo, tú cerdo… el amigo que traicionó. El que por treinta piezas de plata entrego al RABBI que habla de amor entre la gente. Yo, Judas. El más infame. El que vendió a un hombre por el precio de un mulo. Por lo que vale un esclavo muerto. (..)Y te aseguraron que cuando se hacinen por escombros las grandezas de tu Roma, aun se hablará de JUDAS. Tú ya no existirás para nadie y yo seguiré siendo el símbolo de lo más perverso: la traición”. (1963: 34) (3) “Oh Maestro, maestro ¿por qué me has abandonado? (…) Una señal, ELI, ¡Una sola, para la salvación de Judas! (…) ¡Háblame! ¡Judas está solo! ¡Tu sombra ha caído sobre mi esperanza; necesito creer en algo! (…) ¡Devuélveme la fe en el destino de los hombres! ¡Habla! ¿Por qué callas? Tu silencio es aún mas siniestro que tu sombra. Y tu sombra ha entrado en la casa del hombre. Ya estaban en ella la miseria, la calumnia y el puñal…¿qué nos espera ahora?” (1963:41, 45) (4) “Pretender que JUDAS – JUDAS personaje, libremente elegido por un autor, creado o recreador ente dramático – debe necesariamente tener ciertas características deleznables, un alma ruin, un rostro feroz, es un lugar común que no por ético deja de ser un disparate. Daría lo mismo pretender, seriamente, que los ángeles graban códigos en la cumbre de los montes, las vírgenes dan a luz o que una edificación tan complicada como “inventar el mundo” acontece en siete días; puesto que el mismo documento atestigua aquel prontuario y estas maravillas. (…) aquí se propone otra cosa: Siendo JUDAS para todos, sinónimo de TRAICION, hay una hipótesis posible = Judas bien pudo no haber traicionado. (…) Respeté los datos bíblicos, no así el arquetipo de JUDAS: pretendí que JUDAS, el OTRO no fue un individuo absoluto, irredimible. Se me ocurre bastante más hermoso que no lo fuera. (…) Judas no traiciona. Pacta. Pacta con Jesús. Cree en aquel que había concebido la apoteosis del débil, la predilección del pueblo. (…)Judas se elegía traidor porque acataba una orden. (…) Judas aguarda al libertador de carne y sangre anuncia por las profecías y ese Judas no traicionó, sino que obedeció el mandato que sellaba el pacto. (…) Judas se ahorca y puesto que el desenlace resultaba inevitable (dato bíblico), cantado como el destino en una tragedia griega, imaginé que se perdía por locura, por desesperación porque estaba solo y no pudo, no supo o no quiso escuchar en el momento decisivo la voz del pueblo de David. (CASTILLO Abelardo, 1963: POST-FACIO. 51 -56)5

EL TRAIDOR Y EL HEROE: UNA HISTORIA POSIBLE, UNA HISTORIA PERVERSA
 La historia se ubica en el siglo XIX y en un país oprimido (IRLANDA): la investigación es actual, pero los hechos pertenecen al pasado. Borges – en la construcción verosímil – acompaña a RYAN el investigador que se sabe el nieto el FERGUS KILPATRICK, el héroe, el asesinado, el reconocido.  La historia es curiosa porque KILPATRICK fue un conspirador, un secreto y glorioso capitán de conspiradores que no pudo pisar la tierra prometida, porque pereció en la víspera de la rebelión victoriosa que había premeditado y soñado.

5

El mismo – cuarenta años después - ABELARDO CASTILLO se refiere en los mismos términos sobre la figura de JUDAS en EL EVANGELIO SEGÚN VAN HUTTEN. Seix Barral. 1999: 166 - 167

LITERATURA Y FILOSOFIA DOCUMENTO DE DISCUSION Y TRABAJO

12

 Próximos a celebrar el primer centenario de su muerte; las circunstancias del crimen son enigmáticas; RYAN, pretende escribir una biografía del héroe, pero descubre que el enigma rebasa lo puramente policial. KILPATRICK fue asesinado en un teatro; la policía británica no dio jamás con el matador; los historiadores declaran que ese fracaso no empaña su buen crédito, ya que tal vez lo hizo matar la misma policía. Todo el mundo sabe que es el héroe que hizo posible la liberación del país.  La muerte, sin embargo, tiene incógnitas y remite a otras historias del pasado: una carta encontrada junto al cadáver era una advertencia sobre el suicidio próximo y seguro. Un incendio en el lugar de nacimiento es otro detalle.  Pero además hay resonancia de cíclicas repeticiones de otras muertes, de otras historias, de otras traiciones. Como si la preanunciada muerte del HEROE fuera una cíclica reiteración de otras historias, o de la historia: SHAKESPEARE (MACBETH y JULIO CÉSAR), CONDORCET, HEGEL, KANT, VICO, SPENGLER, HESÍODO. Todos aportan su ingrediente para lograr interpretar esta situación y hasta parece un juego de reencarnaciones y trasmigración de las almas. La forma del asesinato anticipada por su parte el que habría de suceder con LICOLN.  Hay un juego de CAJAS CHINAS en una circularidad que trabaja con la remisión permanente a otras historia: (1) El asesinato de César prefigura la tragedia Julius Caesar, de Shakespeare, que, traducida por Nolan al gaélico, prefigura la muerte de Kilpatrick que, narrada por Ryan, bisnieto de Kilpatrick, le sirve a Borges para vislumbrar el argumento de una obra que escribirá sobre el asesinato de César que prefigura la tragedia de... (y así ad infinitum) (2) El asesinato de Duncan por Macbeth prefigura las Crónicas de Inglaterra, Escocia e Irlanda de Holinshed, que a su vez son tomadas por Shakespeare para su tragedia Macbeth, que, traducida por Nolan al gaélico, prefigura las palabras que un vagabundo mantuvo con Kilpatrick el día de su muerte que, narrada por Ryan, bisnieto de Kilpatrick, le sirve a Borges para vislumbrar el argumento de una obra que escribirá sobre el asesinato de Duncan por Macbeth que prefigura las Crónicas... (y así ad infinitum)  Pero hay mucho más: RYAN descubre archivos y documentos que le permiten arribar a una verdad inesperada: (1) un artículo manuscrito de NOLAN (alguien que había traducido años antes los principales dramas de Shakespeare) sobre vastas y errantes representaciones teatrales, que requieren miles de actores y que reiteran hechos históricos en las mismas ciudades y montañas donde ocurrieron. (2) un documento inédito le revela que, pocos días antes del fin, KILPATRICK, presidiendo la última asamblea, había firmado la sentencia de muerte de un traidor, cuyo nombre ha sido borrado. Esta sentencia no coincide con los piadosos hábitos de KILPATRICK.  Con estos datos RYAN puede rearmar lo acontecido, más allá de la historia oficial, y rescatar los verdaderos hechos que se ocultan detrás de las versiones: (1) El asesinato se había producido en un TEATRO, pero el pueblo entero se convirtió en el gran teatro, con la participación de todos y en muchas jornadas. (2) En la última asamblea, el líder, el héroe había mencionado la presencia de un TRAIDOR al que había que descubrir y hacer ejecutar. Le pide a NOLAN que se encargue de desenmascarar al TRAIDOR. NOLAN lo hace pero acusándolo a KILPATRICK de ser el TRAIDOR.

(3) Fue allí en donde KILPATRICK es condenado a muerte y es él mismo quien firma la sentencia que había prometido para el TRAIDOR. Parece rememorar la condena de EDIPO ante los

LITERATURA Y FILOSOFIA DOCUMENTO DE DISCUSION Y TRABAJO

13

males que invaden a TEBAS, y termina haciendo en sí mismo lo que había anunciado para el causante de todos los males. (4) Como toda IRLANDA adora a KILPATRICK fue imposible revelar como TRAIDOR a un HEROE. NOLAN imagina un plan: un asesino anónimo lo ejecuta en plena celebración, en el teatro, y ese asesinato sería visto e interpretación como un acto de liberación y la consagración del héroe de la patria. (5) NOLAN preparó el libreto plagiando los textos literarios: El condenado entró en Dublin, discutió, obró, rezó, reprobó, pronunció palabras patéticas, y cada uno de esos actos que reflejaría la gloria, había sido prefigurado. Hubo centenares de actores colaboraron con el protagonista; el rol de algunos fue complejo; el de otros, momentáneo. KILPATRICK, arrebatado por ese minucioso destino que lo redimía y que lo perdía, enriqueció con actos y con palabras improvisadas el texto de su juez. Así fue desplegándose en el tiempo el populoso drama, hasta que el 6 de agosto de 1824 fue ejecutado en un palco del Teatro. (6) Curiosamente el mismo gesto, el mismo hecho, con muchos testigos y con las historias que luego se escribieron lo redimía y lo perdía, lo condenaba por TRAIDOR al mismo tiempo que lo consagraba como el HEROE de IRLANDA. (7) El que escribe los documentos da su propia versión, pero intercala pasajes de los textos de SHAKESPEARE para engañar a futuros lectores. (8) RYAN certifica la veracidad de la versión, completa su libro por el centenario, pero mantiene vigente la figura del HEROE, silenciando el descubrimiento de la traición. Es el bisnieto de KILPATRICK y era imposible discutir a un HEROE.  A diferencia de la historia de JUDAS, el TRAIDOR, en donde la versión de DE QUINCEY O NIELS RUNEBERG, BORGES O CASTILLO difícilmente puede modificar el juicio universal que lo condena como el traidor responsable de la muerte de CRISTO, aquí los documentos, los testimonios, las investigaciones, las confesiones no podrán borrar al HEROE que está ocultando al TRAIDOR. Varían las categorías (TRAIDOR / HEROE) pero se mantiene la construcción histórica y social de la versión. Cada hombre es – en definitiva – lo que alguna vez decidieron que fuera y nada puede redimirlo o condenarlo, nadie podrá cambiar la historia, y la versión de la historia.  Pero además hay una CONSTRUCCION DISCURSIVA, un ORDEN DEL DISCURSO que impone un orden a la realidad: las palabras evangélicas que permitieron construir la figura de JUDAS lo construyeron como TRAIDOR, y aunque se mantengan cada uno de los hechos acaecidos en el desenlace de la vida de CRISTO, ni siquiera es posible “re-interpretar” las palabras, las acciones, los gestos que tuvieron los protagonistas de la historia: fuera y será siempre un traidor, el traidor.  Por su parte un HEROE consagrado no puede ser removido de este lugar, sino que lo es a pesar de sus fragilidades, de sus imperfecciones, de sus miedos, de sus traiciones. Nadie podrá creer que el HEROE pudo ser traidor. Aquí también – en una admirable simetría –BORGES pone los mismos hechos que todos recuerdan, pero hacer saber que los hechos tienen otra historia, otras causas, otro sentido. Pero para el pueblo, esa muerte, esa bala en el teatro (detrás de las pesadas cortinas), esos presagios y esa cíclica repetición de otras historias confirma la dimensión enorme del HEROE.  Las historias son definitivas, las revisiones son tareas imposibles: los personajes de la historia, aquellos que animan y piensan el ESPIRITU UNIVERSAL o del PUEBLO (HEGEL) son héroes o traidores para siempre.

LITERATURA Y FILOSOFIA DOCUMENTO DE DISCUSION Y TRABAJO

14

 Pensemos – por ejemplo – situaciones inverosímiles (propias de la creación de BORGES): (1) el CHE GUEVARA es apresado en Bolivia y asesinado en la escuela del pueblo mas cercano (LA HIGUERA: 9/19/1967) para detener y acallar al representante de “LA REVOLUCION ES UN PROYECTO ETERNO”. Sabemos quiénes fueron los responsables y la dimensión heroica y universal que adquirió. Supongamos, ahora, que un investigador encuentra documentos, un diario, cartas, testimonios que legitiman esa muerte, que GUEVARA era en realidad un traidor a la revolución y que – desencantado por la experiencia cubana – había optado por colaborar con sus opositores. NUNCA NADIE podrá convertir al CHE en TRAIDOR. (2) SAN MARTIN se encuentra con BOLIVAR en GUAYAQUIL y declina sus proyectos para seguir la gesta libertadora. ¿Qué pasaría si la historia revelara que no se trató de un acuerdo sino de una oposición, que BOLIVAR sabe que SAN MARTIN no ve con buenos ojos la trabajosa organización de cada una de las nuevas naciones americana y está dispuesto (TRAIDOR al fin) a “negociar” con alguna fuerza extranjera otra forma de sometimiento? El HEROE, el PROCER nunca podrá ser discutido. Anticipamos algunos ejemplos de TRAIDORES que puede ser resignificados. Y puede haber muchos ejemplos más: verdaderos, verosímiles e inverosímiles. (3) Con elementos muchos más verosímiles podemos citar DOBLE AGENTE O AGENTE DOBLE es un término de contrainteligencia que define a un miembro de una agencia de espionaje que supuestamente espía para otro organismo (el cual aparentemente actúa como controlador del mismo), pero que de hecho es -o termina siendo- leal a la primera organización. Los agentes dobles pueden ser básicamente de dos orígenes: Los que, en realidad, siempre fueron fieles a la organización de origen y que logran infiltrarse a la de su adversario o enemigo; y aquellos que fueron inicialmente fieles a su propia entidad y que luego se convirtieron ideológicamente o sufrieron un proceso de conversión, a veces de manera forzada (por ejemplo, a partir de la amenaza de ejecución por traición).

 Tal vez la HISTORIA, la trabajosa historia de muchos países (“a menudo he pensado en otra historia distinta y menos triste, en donde ya no cuenten los demonios” GIL DE BIEDMA) sea un juego de VERSIONES SOSPECHOSAS Y ALTERNANTES de HEROES Y TRAIDORES. Y estos cuentos de BORGES sea un verdadero instrumento de la filosofía de la historia. Cada sector, cada ideología, cada época, cada corriente tiene una forma de categorizar a los hombres públicos: para unos son HEROES y

LITERATURA Y FILOSOFIA DOCUMENTO DE DISCUSION Y TRABAJO

15

sobreabundan los homenajes y reconocimientos; para otros son TRAIDORES y se tiran abajo los monumentos y las distinciones. Y las versiones de la historia, el orden del discurso, va consagrando y defenestrando a unos y a otros en un movimiento circular eterno que siempre le suele dar revancha al adversario. Por ejemplo: LOS MIEMBROS DE LA PRIMERA JUNTA, ROSAS O SARMIENTO, YRIGOYEN Y PERON, RIVADAVIA, MITRE Y ROCA, y otros TEMAS, EPOCAS, PROCESOS o REPRESENTANTES muchos más controvertidos y conflictivos. El controvertido tema de las MUERTES, las DESAPARICIONES, los EXILIO y la PERMANENCIA en el país (desempeñando cargos diversos en el mundo académico, por ejemplo) hacen entrar en juego estas categorías: ¿Quiénes fueron los HEROES y quiénes los TRAIDORES? Y en otro orden de cosas: ¿son HEROES SARTRE o BENJAMIN luchando contra la invasión alemana y es un TRAIDOR HEIDEGGER permaneciendo en su cargo de rector y profesor de la universidad? Este juego dialéctico lo pone todo en cuestión…

DOS REFERENCIAS HORACIO GONZALEZ
 Trabaja y hace frecuentes referencias al cuento de BORGES (EL TEMA DEL TRAIDOR Y EL HEROE) como una forma de interpretación de la Argentina, de su historia, de sus grandes movimientos. Considera que funcionan como figuras de anverso y reverso en una trayectoria humana u hombres relevantes del pasado. O también mencionan rangos valorativos que trasuntan oscuras desconfianzas e interrogantes sobre el ideal comunitario, la definición del "individuo social", el trazado ambiguo de las fronteras entre el afuera y el adentro ("el tema del traidor y del héroe")  En una polémica con VARGAS LLOSA (por su presencia en la FERIA DEL LIBRO DE BUENOS AIRES) afirma: “la Biblioteca Nacional de la Argentina, entre sus tantos linajes histórico-literarios (el morenista, el groussaquiano, el nacional-popular democrático), cultiva el de BORGES, especialmente en lo que se refiere al tratamiento de las fantasmagorías complementarias de la historia. Hay una de ellas, la del “TEMA DEL TRAIDOR Y DEL HÉROE” que usted, SR. VARGAS LLOSA conoce bien, pues en él se inspira para escribir EL SUEÑO DEL CELTA. A condición de que esa circularidad de figuras contrapuestas no paralice la historia, es un buen ejercicio ético para cultivar una prudencia esencial para juzgar los grandes caracteres del movimiento social.”.

VARGAS LLOSA
EL SUEÑO DEL CELTA. La aventura empieza en el Congo en 1903 y termina en una cárcel de Londres, una mañana de 1916. Aquí se cuenta la peripecia vital de un hombre de leyenda: el irlandés ROGER CASEMENT. HÉROE Y VILLANO, TRAIDOR Y LIBERTARIO, MORAL E INMORAL, su figura múltiple se apaga y renace tras su muerte. CASEMENT fue uno de los primeros europeos en denunciar los horrores del colonialismo con argumentos. De sus viajes al Congo Belga y a la Amazonía peruana quedaron dos informes memorables que conmocionaron a la sociedad de su tiempo, pues tras ellos se revelaba una verdad dolorosa: no era la barbarie africana ni amazónica la que volvía bárbaros a los civilizados europeos; eran ellos, en nombre del comercio, la civilización y el cristianismo, quienes cometían los actos más bárbaros. Estos dos viajes y lo que allí vio, cambiarían a CASEMENT para siempre, haciéndole emprender otra travesía, en este caso intelectual, tanto o más devastadora. La que lo llevó a enfrentarse a una Inglaterra que admiraba y a militar activamente en la causa del nacionalismo irlandés. A raíz del descubrimiento de este mundo insospechado, CASEMENT pasó de ser un leal defensor de la corona británica, nombrado incluso caballero, a ser uno de sus más acérrimos críticos, un revolucionario que corrió enormes riesgos, que finalmente lo conducirían a la muerte, para que su país se independizara de Inglaterra.

LITERATURA Y FILOSOFIA DOCUMENTO DE DISCUSION Y TRABAJO

16

En la primera Guerra Mundial, viajó a Berlín para conspirar contra el Reino Unido y participó en el Alzamiento de Pascua de 1916, hecho que lo llevaría finalmente prisión. También en la intimidad, ROGER CASEMENT fue un personaje múltiple: La publicación de unos diarios, de veracidad dudosa, en los últimos días de su vida, airearon sus aventuras homosexuales que le valieron el desprecio de sus compatriotas. En este territorio que se multiplica por cinco (África, la Amazonia, Irlanda, la cárcel, el sexo), El sueño del celta describe una aventura existencial, en la oscuridad humana aparece en su estado más puro y, por tanto, más embarrado.