Está en la página 1de 10
Docente: Carlos Mario Torres Bolívar. Área: Educación religiosa escolar. Grado: Once. Número de estudiantes: 20

Docente: Carlos Mario Torres Bolívar. Área: Educación religiosa escolar. Grado: Once. Número de estudiantes: 20 educandos. Tema: La globalización y la Iglesia.

1. OBJETIVOS:

1. Concientizar sobre la necesidad de humanizar y cristianizar la globalización

como miembros activos de la Iglesia católica.

2. Incentivar el análisis y la investigación sobre la globalización y sus efectos.

3. Permitir el uso de herramientas virtuales web 2.0 que ayuden a la

realización del tema propuesto.

2. RECURSOS A UTILIZAR:

Recursos físicos:

1. Aula de clase presencial.

2. Sala informática y computadores.

3. Tablero acrílico y marcadores borrables.

Recursos virtuales:

2. Correos electrónicos.

3. Ofimática: Google drive.

Recursos humanos:

1. Docente de educación religiosa e informática.

2. 20 estudiantes del grado once.

3. MECANISMO DE COMUNICACIÓN:

1. Dialogo personal en el salón de clase.

2. Correos electrónicos.

3. Blog: a través de los comentarios de los estudiantes y las aclaraciones hechas por el docente a los educandos frente a sus comentarios.

4. Por medio del trabajo colaborativo de los estudiantes en google drive.

4. PRESENTACIÓN DEL TEMA:

GLOBALIZACIÓN, VERDAD, DIGNIDAD HUMANA, DIOS Y LA IGLESIA.

La globalización como está planteada hoy destruye los fundamentos de verdad, de dignidad humana y de Dios, por ello la Iglesia debe ser la abanderada en ser promotora de una nueva globalización construida bajo estos principios de certeza.

El hombre, en su historia ha querido siempre evadir sus responsabilidades, culpando al otro o a las distintas situaciones, para así no asumir los compromisos y sentirse libre de culpa en el drama intersubjetivo. Es lo que se puede palpar en el fenómeno de la Globalización y a raíz de ella, también en los nuevos patrones de interculturalidad. No es que la globalización sea mala, pues el mismo Santo padre en el discurso Inaugural la analiza como: “…un logro de la gran familia humana y una señal de su profunda aspiración a la unidad. (N°2), pero el problema está que cuando ella no es construida bajo los criterios de la verdad, de la dignidad humana y de Dios sucumbe en el mero

materialismo, en el consumismo desaforado tal como lo indica la V Conferencia: “la

Globalización como está configurada actualmente, no es capaz de interpretar y reaccionar

en función de valores objetivos que se encuentran más allá del mercado y que constituyen

lo más importante de la vida humana…(N°61); seguido de esto y a partir de ella se

encabeza una nueva cultura artificial que en muchos casos repuebla a las demás y las

lleva al lugar de la exclusión al imponerse ella, pues:

Se verifica, a nivel masivo, una especie de nueva colonización por la imposición de culturas artificiales, despreciándose las culturas locales y tendiendo a imponer una cultura homogeneizada en todos los sectores (D.A. N°46).

Lo anterior representa un verdadero desafió para La Iglesia, pues no solo es enfrentarse

al fenómeno como tal, además de ello es darle cara a la exclusión de tres constitutivos

relevantes e irremplazables de la Teo-dramática con el Hombre y el mundo.

Desembocando en el vacío existencial, en la nausea y frustración eterna, ya que al no

sostener la realidad globalizante y sus diversas dimensiones económicas, políticas,

culturales, comunicacionales, entre otras,

dignidad humana; todo se queda sin piso y se cae en el control del relativismo y lo peor

en los cimientos de verdad, de Dios y de la

aun en el imperio del todo es válido, conduciendo al caos infinito, donde se busca siempre

culpables pero nadie asume su responsabilidad, hasta el punto que cuando no se logra

por vías sencillas, se entra a eliminar el fundamento normativo, verdadero y bueno;

consiguiendo con esto el poder convertir un error por el que se le culpa, en una virtud de

progreso y civilización. Esto es posible verlo por ejemplo en el caso del aborto, en donde

por no asumir un acto de irresponsabilidad, de desenfreno, de no control de las pasiones,

por no asumir una persona que traen al mundo sin su permiso; deciden convertir un delito

en derecho y así nadie asume las responsabilidades: ni el estado, ni las parejas.

Analizado esto es de diagnosticar en el varón y la mujer globalizada y en sus relaciones

interculturales, más que en el del pasado, un afán por él no compromiso y el querer

eliminar tres (3) principios fundamentales y normativos, no solo de la vida humana, sino

de todo lo creado, por ello el verdadero reto de la Iglesia se puede sintetizar en asumir

ella la responsabilidad, en un escenario donde pocos la sumen, de velar por sostener estas tres columnas, para poder promover una globalización diferente, que propague y eleve la dignidad del ser humano, basado en principios de verdad en la caridad, sosteniendo todo en Dios.

A Continuación veremos como la globalización desmorona y desplaza estos principios:

Verdad: Aristóteles afirma: “porque nosotros pensemos que tú eres blanco, tú no eres verdaderamente blanco; más bien porque tú eres blanco, nosotros, que afirmamos esto, estamos en la verdad” (Libro IX). Con esto se elimina toda posibilidad de querer moldear la verdad a nuestro querer, ya que ella se cae por su propio peso; y por lo contrario, somos nosotros los que debemos adecuarnos a ella; algo que no le simpatiza mucho a ese ser que piensa y razona desde la globalización, porque le exige compromiso y responsabilidad y como el huye de todo lo que implique sacrificio; entonces busca evadirla, relativizarla, fragmentarla; para que así la verdad no pueda enjuiciar, cuestionar, con el fin de sentirse libre de culpa, de esta manera no se responde por los daños ambientales en los afanes de extraer de la madre tierra sus recursos, no se plantea las relaciones y tratados de libre comercio buscando la justicia y la equidad, pues solo se busca la ganancia del mas fuertes sometiendo las economías locales, los medios de comunicación trasmiten y manipulan la información según su subjetividad y beneficio de pocos, en otras palabras todo se basa en las conveniencias sin importar si es buena o mala, si es verdad o mentira, pues solo interesa el beneficio de los elefantes blancos de corbata, como diría Arboleda, Carlos (2007) “ fragmenten la verdad y no tendréis fundamento”.

Dignidad humana: “Hagamos al ser humano a nuestra imagen, como semejanza nuestra” (Biblia de Jerusalén. Génesis 1, 26). De esta manera define la sagrada escritura al ser humano; y por ser el varón y la mujer imagen y semejanza de Dios, participa de alguna manera de la verdad, ya que Dios es la verdad en plenitud. Lo que conlleva a que estos, siendo imagen de Dios, sean medida para corregir las incorrecciones que se den en su medio o en su propia existencia, pero eso solo en cuando estas sean verdaderas. Por otra parte otros autores le llegan a definir como: “Animal racional” “Espíritu

encarnado” “Es un animal capaz de ciencia” “El que se selecciona y debe seleccionar su puesto naturaleza” (Moreno, Villa. 1997. P.969). Lo cierto es que todos estos autores colocan al hombre en una posición elevada, frente a las demás cosas creadas, ya que este por su capacidad racional e imagen y semejanza de Dios puede detectar y ordenar lo que es verdadero y lo que no es. Concluyendo con esto que las características o definiciones del hombre, antes dadas, no se ajustan a la definición globalizante, que lo presenta como un consumista, hedonista, como una pieza del rompe cabeza del cosmos, no más importante que las demás cosas que existen, incluso lo llevan a poner por debajo de la productividad y la eficacia de la economía, estando al servicio y en pro de ella , ya que su destino depende de los movimientos económicos y todo se realiza sin tener presente al prójimo y su dignidad de persona, como lo afirma Raymond Ruyer, referido por Moreno, Mariano (1997): “los cerebros individuales aprendan a producir la miel de la dicha, cada uno en su alvéolo” (p.969). Con esto es claro que al relativizar o al desaparecer la dignidad humana, seres abiertos al trascendente, se inicia el reino de la arbitrariedad, del abuso del genocidio legalizado, donde se impone el más fuerte, al estilo de la propuesta del súper hombre. Es por eso que la crisis de valores, es hoy, la crisis del hombre que no reconoce su dignidad personal y, por eso, no respeta la dignidad de los demás. Causando todo esto, que el otro, no sea criterio de verdad; porque como para este no existe el otro y para el otro no existe este, podemos hacer y creer en cuanto nos venga en gana y nadie me puede exigir ni corregir, es decir, un mundo globalizado en donde el hombre no existe para el hombre todo se puede.

DIOS: “yo soy el que soy” (Biblia de Jerusalén. Éxodo 3,14). Dios siendo la verdad en plenitud, aquel en donde no hay engaño y al cual no se le puede manipular, ni engañar; se convierte para el globalizado en una encrucijada, en donde se debate, entre si realiza sus deseos desenfrenados que no le implica ningún sacrificio o si sigue la verdad (Dios), que le exige entrega y compromiso. Pues claro que él opta por la primera opción, ya que el busca lo fácil y placentero. Y como Dios no se acomoda a esto, busca afanosamente evadirlo o reemplazarlo por otros dioses personales que si se acomoden a sus necesidades o exigencias, es decir, un creador que se someta a la creatura lo que se puede palpar en el crecimiento de miles de movimientos religiosos con características y los gustos de cada quién. En otra Instancia las grandes potencias por medio de la globalización promueven un mundo arreligioso reemplazando y llenando este vacio con

emociones fugaces, adictivas que siempre al final conducen a la frustración, es como lo diría González, Ricardo, citado por Ramírez, Raúl (2007) “rechazad a Dios y ya no tendréis hombre; tendréis simplemente un para así, una realidad sin consistencia y sin razón de ser que no sabe de de donde viene, adonde va, ni que es” (p.970). Deduciendo con esto que si se elimina a Dios, se elimina el hombre, si se elimina a Dios y el hombre, se elimina automáticamente la verdad, y si se eliminan estos tres principios, nada tendrá consistencia ni razón de ser, pues, “Quien excluye a Dios de su horizonte falsifica el concepto de realidad y, en consecuencia, sólo puede terminar en caminos equivocados y con recetas destructivas” (S.S Benedicto XVI, DI.3).

Llegando a término con la anterior argumentación al concluir que la Iglesia tiene que dar frente al a vasallaje de una globalización planteada en estos términos, con el ser con el que fue Instituida, echando mano de la Sagradas escritura, palabras de vida eterna, para iluminar la necesidad de fundar la aldea global en criterios de autenticidad; siguiendo con la lámpara de su doctrina Social que la hace experta en humanidades, para ennoblecer el valor de la persona humana, debido a que el desarrollo integral del varón y la mujer no puede darse sin el desarrollo solidario de la humanidad; teniendo presente para todo lo anterior la Piedra angular que es Dios, sin el cual nada tiene sustento en sí mismo. Todo esto, debido a que: La globalización como está planteada hoy destruye los fundamentos de verdad, de dignidad humana y de Dios, por ello la Iglesia “luz de los pueblos” debe ser la abanderada en ser promotora de una nueva globalización constituida bajo estos principios de certeza.

Autor: CARLOS MARIO TORRES BOLÍVAR.

5. ACTIVIDADES A REALIZAR:

a) Actividades básicas:

1. El docente en el aula presencial realizara una presentación introductoria al tema de estudio, para contextualizar a los educandos y de esta manera conducirlos y motivarlos en el contenido propuesto. Para esto

se utilizara como estrategia dentro del aula de clase el intercambio de información vivencial de los estudiantes frente a la globalización y la labor de la Iglesia en la sociedad, sintetizando todo este compartir en un mapa conceptual que se realizara en el tablero acrílico de clase, y que los estudiantes multiplicaran en sus libretas de apuntes.

2. Los estudiantes en un tiempo distinto a la clase presencial, deberán dirigirse al blog personal del docente ubicado en la URL:

http://catobo.blogspot.com/, donde encontraran la publicación de un ensayo titulado: Globalización, Verdad, Dignidad humana, Dios y la Iglesia, y el cual deberán leer y analizar.

3. Luego de leído y analizado el documento mencionado, los aprendices deberán dejar sus comentarios en inquietudes en el blog, sobre la lectura. Esto permitirá al profesor cerciorarse de que todos realicen y participen de la actividad, y además conocer sus inquietudes y opiniones de forma más personal y meditada. Al tiempo de poder responder a sus apreciaciones por este medio. El tiempo máximo para realizar esta actividad será de tres días.

b) Actividades de fundamentación científica:

1. A partir de las inquietudes del punto anterior y de los objetivos a desarrollar frente al tema, el docente diseñara un cuestionario de preguntas para que los estudiantes de manera individual realicen un trabajo de investigación y consulta. Para corroborar esta acción por parte del docente los estudiantes deberán enviar una lista de referencia y bibliografías tanto virtuales como de libros que hayan consultado y manejen el tema al correo del profesor:

carlost24_8@hotmail.com. Las preguntas bases que motivaran la investigación y consulta son las siguientes:

¿Qué es globalización?

¿Cómo afecta a los países el fenómeno de la globalización?

¿Cuáles son los principios y valores propuestos y promovidos por la globalización?

¿Cuál es la postura de la Iglesia frente a la Globalización?

¿Cómo promueve y afecta la globalización las creencias religiosas y la dignidad Humana?

Nota: Se añadirán otras preguntas a partir de las inquietudes y opiniones de los estudiantes. Además en este proceso de consulta y búsqueda estará el acompañamiento y la asesoría del docente.

C) Actividades de Aplicación:

1. Después de la consulta los estudiantes se reunirán en grupos de cuatro personas y crearan un documento de ofimática en google drive, en el cual llevaran a cabo la realización de un trabajo por escrito en línea de manera colaborativa. Al terminar deberán añadir el docente, quien revisara el trabajo. Esto permitirá al docente conocer la participación activa o no del grupo de estudiante en la elaboración del trabajo.

Nota: La creación del documento en google drive, será apoyada y trasversalizada con el área de informática.

D) Actividades de evaluación:

Heteroevaluación (3.0): Para la realización de esta se utilizaran tres

momentos:

1. La primera estrategia de evaluación partirá de la participación de los estudiantes en la contextualización en el aula presencial y la lectura con los comentarios y opiniones del tema hechos en el blog del docente. (vale 1.0)

2.

La segunda estrategia de evaluación se realizara a partir del envió de

listado de referencias bibliográficas virtuales o no del tema planteado en la investigación al correo del docente. (vale 0.5). 3. La tercera estrategia de evaluación se realizara a partir de la revisión por parte del docente del trabajo por escrito realizado en google drive, en el cual deberán añadir al profesor. (vale 1.5).

Autoevaluación (1.0) y Cohevaluación (1.0):

1. Para la realización de esta, se realizara con el grupo en el aula presencial la socialización de toda la experiencia y de la investigación planteada por grupos donde los estudiantes se realizaran una autoevaluación y una Cohevaluación a partir de la socialización hecha por los grupos.

LIC. FILOSOFÍA Y EDUCACIÓN RELIGIOSA: CARLOS MARIO TORRES BOLÍVAR

 Documento de Aparecida (2007). V Conferencia General del episc opado Latino Américano y Del
 Documento de Aparecida (2007). V Conferencia General del episc opado Latino Américano y Del

Documento de Aparecida (2007). V Conferencia General del episcopado Latino Américano y Del Caribe. Bogotá: CELAM. Moreno Villa, Mariano. (1977).Diccionario de Pensamiento Contemporáneo. España: San Pablo Aristóteles Metafísica. Libro IX.

Arboleda,

Carlos.

Seminario

Taller

de

Neopaganismo

y

Nueva

Era.

Seminario Nacional Cristo Sacerdote. La Ceja Antioquia. 2007.