Está en la página 1de 10

Reflexiones sobre el protocolo de actuación para médicos del INSS, en las enfermedades de SSC

Robert Cabré Guixé 21/10/2012

De las múltiples patologías que conforman la SSC. Smythe asentó las bases modernas de la enfermedad describiendo el dolor generalizado y unos puntos de dolor. trece en total. sobre la mujer. recogieron grupos de pacientes con similar sintomatología y que se habían dado a conocer bajo las denominaciones de: 1. pese a los resultados que nos aportan las evidencias científicas. que se había publicado con diferentes denominaciones. actualmente su clasificación es CIE-10 M79. en las enfermedades de SSC Las enfermedades de sensibilización central SSC. En 1955 se produjo un brote similar y masivo en el hospital Royal Free de Londres. En 1990 se reunió un grupo multidisciplinario en Gran Bretaña a reflexionar sobre este cuadro. se han convertido en un nuevo paradigma que envuelve a diversos diagnósticos. No fue hasta el año 1972 cuando el Dr. En 1943 Slocumb. pese que algunas estén ya reconocidas y con clasificación CIE por la OMS. siendo homologada a la SFC. sigue perdurando de un modo mayoritario entre los profesionales de la salud. Sin pronunciarse si correspondía o no a una sola entidad. M. a nivel mayoritario. el criterio de negación de dichas enfermedades de SSC como orgánicas e incluso como inexistentes. con unas manifestaciones muy parecidas al síndrome de fatiga crónica SFC. Síndrome de fatiga post viral. la consideraron como una manifestación de un reumatismo psicógeno o tensional por el concepto que se tenía. que se apartan de los modelos dualistas de patología-psiquiatría de la medicina contemporánea. ya descritas por el Dr. se estableció como criterio diagnóstico en 1904 con la denominación de “Fibrositis”. sus enfermedades y su rol en la sociedad. Síndrome de fatiga crónica. . aún no del todo superado. La patología conocida en la actualidad como Fibromialgia. ya en 1934. Encefalomielitis miálgica. en 1990 El American College of Rheumatology establece los actuales Criterios Diagnósticos. Yunus.Reflexiones sobre el protocolo de actuación para médicos del INSS. por Gowres. B. vinculo esta patología a la particularidad de la grasa. las más conocidas son la Fibromialgia FM.7. reino Unido. al que se le denominó “Poliomielitis atípica”. la Síndrome de Fatiga Crónica SFC y la Sensibilidad Química Múltiple SQM. se replanteo la valoración diagnóstica como encefalomielitis míalgica EM. En 1976 Hench utiliza el término de fibromialgia por primera vez. que favorecían las concentraciones residuales de líquidos y hormonas. Sobre la Síndrome de Fatiga Crónica. en 1980.1. En 1992 La Organización Mundial de la Salud la reconoce como una enfermedad dentro de los reumatismos no articulares con la clasificación estadística internacional CIE 9 729. se produjo un brote en el hospital del condado de los Ángeles. al que se le denomino “enfermedad de Royal Free” inicialmente entendida inicialmente como infecciosa y posteriormente como una “histeria colectiva” de los profesionales de dicho centro. Boland y Corr. 2. 3. Al cabo de los años. compartiendo características y mecanismos biofisiológicos similares. en las mujeres. Actualmente. en 1947.

5. De Freitas a quien le destruyeron los trabajos que había realizado y estaba en fase de publicación. se reconocieron muchos nombres para un mismo cuadro clínico. citomegalovirus. en las revistas Psicoterapia y Psicosomática y Archives of General Psychiatry . Como puede observarse el desconcierto. Mononucleosis infecciosa crónica. Enfermedad de Royal Free. reconocida en el estudio y tratamiento del SIDA y del SFC. Síndrome de fatiga crónica idiopática y mialgia. millonarios. Este hecho hizo que no se tomara enserio esta patología SFC. un enterovirusy algunos mycoplasmas de origen de la industria militar como la brucela-cristalina. que actualmente alberga el programa de síndrome de fatiga crónica. La causa de dicho cambio. A. pese a las múltiples coincidencias con manifestaciones infecciosas. Según el acta realizada. HHV-6A y HHV-7-B y Coxsackie.4. Elizabeth Unger. ya era sustentado por el CDC de Atlanta por el director del departamento responsable de estas enfermedades el Dr. experta en virus del papiloma humano y que había trabajado con el Dr. trabajo en un estudio comparativo entre la SFC y la enfermedad de la Guerra del Golfo. N. 6. brucelosis. lo que muestra la dispersión de criterios. toxoplasmosis. Reeves. La Dr. Reeves por causa diversos escándalos financieros. también miembro del comité para la investigación del SFC en el CDC. respectivamente. 8. Los estudios de trauma fueron publicados. encubiertos en falsos programas de investigación sobre SFC ante el congreso de los EEUU. mononucleosis infecciosa. Fue nombrada para reemplazarlo como jefe de la Subdivisión de enfermedades virales crónicas. Reeves durante años. Neuromiastenia epidémica. N. estudio que no se pudo concluir por cese de aporte económico por parte de la agencia. Klimas argumenta que el CDC ha hecho saber que la agencia creada en el año 2000 con un aporte millonario de . 7. Klimas. el cual en 1988 los calificaba como enfermos “llorones” y simuladores. La agencia se centro la investigación con importantes recursos económicos en los factores psiquiátricos relacionados con el trauma y las asociaciones-el trastorno de la personalidad. Reeves. Programas que para justificar los más de 100 millones de dólares se manipularon unos supuestos estudios para demostrar patologías psicológicas que explicaran el síndrome de fatiga crónica. El Dr. la Dr. se debió a una serie de conflictos jurídicos con intercambios de denuncias entre el CDC y el Dr. fue “ascendido” ocupando su cargo la Dra. El criterio psicológico sobre la Síndrome de Fatiga Crónica SFC. psiquiatra de profesión. favoreciendo el criterio de que el estrés traumático hacía que las personas sean más vulnerables ante procesos de deterioro de salud. como ocurrió con la Dra. en las que se asocian diferentes agentes infecciosos. entre ellos enfermedad de Lyme. Fibrositis fibromialgia. retrovirus discutidos como el XMRV. despidiendo a quienes opinaban e investigaban las causas virales como hipótesis de dicha patología.

diagnóstico y tratamiento se hace muy difícil al no valorarlo como un “todo”. Su investigación. no en agua. por ejemplo el DDT cuya molécula se sintetizo en 1873 pese a que en 1940 Paul Hermann Müller descubriera los efectos tóxicos como insecticida y posteriormente sus derivados. Estos agentes mayoritariamente son disolubles en grasas. Muchas de estas patologías acaban siendo reconocida su capacidad invalidante a través de procesos jurídicos. podemos valorar que a finales del siglo XIX. no tiene la intención de buscar a los agentes infecciosos. a pesar de la evidencia. son más los especialistas en enfermedades infecciosas e inmunólogos los profesionales interesados en el tema. El hecho de ser manifestaciones multifuncionales en la que los medios diagnósticos existentes no se contemplan ni son utilizados en la amplitud y dirección requerida. Curiosamente y a modo de ejemplo. lleva la contradicción de que sus protocolos de actuación sean cerrados y rígidos ante nuevas situaciones de difícil comprensión. no le otorgaban interés. es otro elemento más a añadir a este conglomerado complejo denominado SSC. Otro tanto ocurre con las enfermedades de sensibilidad química SQM. también altamente invalidantes y consideradas. anteriormente. Las enfermedades de SSC recogen un total de trece patologías que contienen elementos comunes de afectación del sistema nervioso central.dplares para su estudio. hecho que resulta más económico que extender la conflictividad de dicha contaminación a los hogares y al medioambiente. Este hecho y su incomprensión generan una multiplicidad de casos con manifestaciones comunes y a la vez con características particulares. más relacionada con el medio ambiente y los contaminantes industriales a los que nos vemos expuestos. La medicina actual tiene la dificultad de ser esclava del paradigma de la hiperespecialización. precisamente por la estimación mencionada de enfermedad psicológica. que hacen del correcto diagnóstico una dificultad real al margen de las peculiaridades anteriormente descritas. pese a la existencia de un aumento progresivo de afectados y reconocidos como “síndrome del edificio enfermo”. . por lo que los efectos de retención en los tejidos grasos es indiscutible y es la causa del porque aparezcan altísimas concentraciones de dicho pesticida en los peces que en la propia agua donde habitan. al igual que las enfermedades ocasionadas por los campos electromagnéticos de baja tensión. como enfermedades psicológicas sin recibir estas ninguna consideración por parte de la Organización Mundial de la Salud OMS. Recomendando el tratamiento conductual y el ejercicio” Actualmente. Hecho que pese a que haya aportado en determinados casos muchos avances. se iniciaron las síntesis de insecticidas clorados. por las mismas razones. como la Electrohipersensibilidad EHS. “aquello que no es cuantificable es psicológico”. en los últimos años y ante los resultados obtenidos mediante investigaciones particulares sobre la relación inmunología-SFC. Los resultados obtenidos de sus investigaciones son altamente alentadores ante un tema al que. entendiéndose como enfermedades por exposición profesional. las cuales pueden superponerse entre si de un modo indistinto en múltiples combinaciones.

no son muy estudiadas ni extendidas. Se han descrito las manifestaciones de las intoxicaciones graves. hasta el 11 de abril de 2008. atribuibles a Montecinca S. los cuales a bajas dosis no se han descrito. que no se pueden ni deben ignorar. en 1987 se encontraron altas concentraciones de DDT en el sedimento de los ríos de la confederación hidrográfica del Ebro. sin entrar a considerar otros parámetros más coherentes y determinantes para su ocultación. entre otros hechos. de toxicidad acumulativa y perpetuada por más de cuarenta años en la tierra y diez años en medio acuático puede ser causa de daños irreparables. En EEUU de América se estima que en el año 2007 habían 4 millones de afectados.8% entre 40 y 60 y 7% en mayores de 60 años. podría ser un claro ejemplo de que un producto altamente contaminante. alteraciones en la membrana celular. como Personalidad tipo A. pese a ello se siguen utilizando por los países del tercer mundo para el control de la malaria. acordó la prohibición de vender. La progresión de las enfermedades de SSC es espectacular. El convenio de Rotterdam firmado el 1 de noviembre de 1997 por 100 estados entre ellos la Unión Europea. como pueden ser las afectaciones medioambientales de los productos químicos. comercializar. Pese a ser prohibida su producción y huso en los años 70. sin que se tenga en cuenta. se calcula que solo de Fibromiálgia en Europa hay más de 14 millones de personas afectadas. de un modo indiscriminado sin apreciar la salud de los habitantes y del propio planeta. músculo cardiaco. bioquímicos y bacteriológicos de la industria militar y civil.Este pesticida. al menospreciar los organismos oficiales sus consecuencias. lesiones en la mucosa intestinal. almacenar o usar dicha substancia. 5. tal y como describí en el artículo “Un mal diagnóstico de los trastornos somatomorfos lleva a la confusión de los profesionales”. En España se postula una prevalencia de 1-3% (superior a la de la artritis reumatoide) en población mayor de 18 años. Se calcula que solo entre México y Brasil. afectaciones del SNC. Dicha prevalencia aumenta con la edad: 3. reconociendo como inocuas las dosis mínimas de exposición las propuestas por los estudios financiados por las propias industrias. alteraciones de la conciencia. en 1992 se consumieron más de 1.000 veces superior a lo tolerado. de uso tanto industrial como doméstico contra insectos. con Agarofóbia o con trastornos Somatomorfos entre otros. etc. . Hace de mal pensar que se pretendan centrar tantos millones de personas afectadas de enfermedades de sensibilización central.A. En el año 2012. por presuntos intereses políticos y economicistas. mayoritariamente mujeres. En España se produjeron altas contaminaciones en los ríos. como personas con afectaciones psicopatológicas. Los diferentes estudios han permitido un cambio radical en la comprensión y definición del proceso. afectaciones medulares. el Dicofol. diez veces más que los estimados por el CDC en 2003. Por lo normal el DDT actúa combinado con otros compuestos orgánicos persistentes como pueden ser los PCB o las Dioxinas.9% entre 20 y 40 años. y aunque las intoxicaciones leves pueden ocasionar entre otras. unas 3.000 toneladas en cada país. España era la única potencia europea que fabricaba un derivado de DDT. en 1973 se prohibió su total utilización en los EEUU de América.

normalmente. Se observa un patrón de activación de las regiones cerebrales involucradas. Así como la diferencia de respuesta a un estímulo de 4g/cm2 medida mediante resonancia magnética fig2a paciente normal. en los que cobra protagonismo tanto la amplificación de las zonas dolorosas (ya no se habla de puntos sensibles) como la importancia de los síntomas cognitivos y las enfermedades asociadas. en la ínsula. 1 En la porción superior de la figura se muestran los resultados de la activación funcional cerebral de un voluntario sano en respuesta a 4 kg de peso. En la porción inferior de la figura se muestran los resultados de la activación funcional cerebral de un paciente con diagnóstico clínico de fibromialgia. fig 2b paciente afectado de FM Fig2 a paciente normal Fig2 b paciente con FM Actualmente. clínica y diagnóstico” en el que muestra que los afectados de FM tienen una diferencia de comportamiento ante estímulos al calor o a la presión. hecho que se hace evidente en estudios de la corteza cerebral. que alteren el procesamiento del dolor a nivel central. con inhibición y/o disminución de determinados neurotransmisores dopaminérgicos y noradrenérgicos. en la respuesta al dolor. Fig. Por este motivo puede diagnosticarse en muchos casos mediante SPECT cerebral y con resonancia magnética funcional. Torres Villamor “Fibromialgia (I): conceptos previos. como se muestra en la figura 1. etiopatogenia. ya no se sostiene el hecho de que no se puedan realizar exploraciones para valorar el dolor a nivel neuronal. Los cambios fueron significativos en distintas áreas del lóbulo parietal (corteza somatosensorial primaria y corteza somatosensorial secundaria) y del lóbulo frontal. asociándose a una enfermedad autoinmune. si bien el Colegio Americano de Reumatología CAR ha hecho públicos nuevos criterios diagnósticos en mayo de 2010. mediante los Cortes axiales de resonancia magnética funcional. pues el estudio de las áreas afectadas nos permite valorar . Se pueden observar cambios significativos únicamente en el área sensitivo-motora contralateral al dedo pulgar estimulado. Afloran las teorías que relacionan la enfermedad con la presencia de anticuerpos. epidemiología.El criterio diagnóstico vigente hasta ahora es válido en esencia. en los opérculos y en la región de la corteza cingulada anterior. fisiopatología. con un aumento de aminas del grupo glutanato y de la sustancia P. como muestra el trabajo publicado el Dr.

el cual es superado por los criterios Canadienses sobre la SFC del 2005 y recientemente por los criterios de consenso internacional (ICC) elaborado en el año 2011. También se barajan causas genéticas como agentes predisponentes a respuestas de esta índole a las exposiciones. Los expertos actualmente creen que uno o una combinación de varios agentes infecciosos virales o de otro tipo. Así como acepto una disminución del rendimiento intelectual. de Nueva York.. es probable que la causa de muchos de los síntomas. acompañando de múltiples síntomas acompañantes como el síndrome de Raynaud. En Catalunya en el año 2002. pese a que perdure el criterio en diversos colegios profesionales de reumatólogos. El hecho de centrarse con los criterios de Fukuda de 1990 y aceptados en su día por el CDC. índices de gravamen de síntomas (SS Score). en este sentido Dr. la respuesta inmune. No obstante todo el avance realizado. investigación y propuestas de nueva forma de abordar a la enfermedad. comunicación verbal etc.. pese a que si se persiste en la línea psicosomática. en sí. etc. se editó un documento de consenso “Documento de consenso sobre el diagnóstico y tratamiento del síndrome de fatiga crónica en Catalunya”. incluyendo muchos expertos en enfermedades infecciosas que no habían dado previamente mucho interés por el tema. es de un modo mayoritario financiado por afectados y particulares mediante centros académicos privados como los de Stanford. No obstante existen más signos somáticos y síntomas a determinar y valorar. realiza estudios en este sentido y otros factores implicados en el Hospital Monte Sinai. otro tanto de lo mismo. Columbia y otras instituciones líderes en múltiples países. Síntomas vegetativos. sobre todo en el campo de la memoria. por el poco interés que muestran los estados en el tema. EEUU. El mayor enfoque sobre el SFC durante el último par de años ha llamado la atención una enfermedad mayor de un grupo mayor de científicos. puesto que se basan en los criterios del año 1988 de Holmes y col. que propusieron al CDC de Atlanta. reconocida y respetada autoridad en la SFC. Kinesiofóbia. siempre bajo donaciones privadas. Derek Enlander y su equipo. concentración. la Universidad de Miami. hoy ya es desfasado.áreas de activación ante un estímulo. Harvard. Referente a desafortunada nomenclatura de Síndrome de Fatiga Crónica. en el que el reconocimiento de la afectación inmunológica alcanza un factor determinante para el diagnóstico. catastrofismo etc. . su criterio diagnóstico está desfasado en nuestro país. siempre se encontrarán justificaciones en la línea que hablen de somatizaciones. El “American College of Rheumatology” creó en mayo de 2010 unos nuevos criterios en los que la palpación de los puntos sensibles deja de tener relevancia y se tienen en cuenta una serie de síntomas que hasta ahora no han sido tenidos en cuenta. permitiendo una cuantificación mediante escalas como son el índice de dolor generalizado (WPI). o tal vez otros agentes fisiológicos como las toxinas ambientales. puede desencadenar una respuesta inmune que nunca se pare. etc.

que acaban. No existe una patología en la historia de la medicina que haya sufrido tal trato vejatorio tanto académicamente. se ha demostrado que en los afectados de SFC. La Dra.El caos generado por la confrontación de los propios profesionales acreditados como autoridades en el tema de estas enfermedades por razones desconocidas. Es la única patología que se ha politizado hasta niveles insospechados. un profesor de psicología de la comunidad de la Universidad De Paul en Chicago y experto en el SFC. resolviéndose de un modo mayoritario en los juzgados. No puede tratarse a la mayoría de los afectados como presuntos simuladores y absentistas. cuando aparecen hallazgos biológicos consistentes de las investigaciones. Existen suficientes argumentos para pensar que existe un desfase en los protocolos de actuación para médicos del instituto nacional de la seguridad social INSS sobre estas enfermedades. de una forma inapropiada. La conflictividad de estas enfermedades. es difícil. solo podemos hablar del despropósito político con voluntad de ocultamiento de pruebas. escribió Leonard Jason. replicar los resultados de un laboratorio a otro. Este hecho conlleva que. colectivo a escala mundial”. bajo un punto de vista tan desactualizado. por lo que los diferentes grupos de investigación han utilizado diferentes métodos de identificación de las personas con síndrome de fatiga crónica. "Cuando los investigadores comparan muestras muy diferentes. si no imposible. Refleja la inoperancia de un sistema mal dirigido por los responsables del mismo y presuntamente atenta contra los derechos constitucionales del afectado y de la sociedad. que es eficaz para tratar la depresión. No se puede hablar de “timo social. manifestando un síntoma reconocido denominado “malestar post-esfuerzo”. argumenta que “Para la . Nancy Klimas experta en el SIDA y en la SFC. los investigadores. no solo es inaudita y perversa. tal vez perversas. si no resolver la amplia conflictividad existente. El ejercicio. California. no han coordinado su estudio. haciendo de los profesionales del INSS de policías sociales. siendo incluso esta nomenclatura inapropiada. según determinó el estudio realizado en la Universidad de Utah y la Universidad del Pacífico en Stockton. podría concluir que el SFC es sólo un problema psiquiátrico". actúa de modo distinto. "Esta ambigüedad en las definiciones ha hecho que sea difícil para los investigadores identificar una causa biológica". para supuestos beneficios personales y/o políticos. En un ensayo publicado este año en The Wall Street Journal . impide afrontar de un modo correcto no solo las patologías. puesto que el malestar que percibes es a causa de un mal consumo de oxígeno en la producción de la energía muscular. pese a que causa un alto nivel de incapacidad y pérdida de calidad de vida comparable a estados terminales de procesos oncológicos o infecciosos como SIDA. hecho que hace aún más difícil comparar los resultados entre los estudios obtenidos y que fomenta la especulación de que las raíces de la enfermedad está en las mentes de los pacientes. El hecho de persistir en la valoración de la capacidad laboral. injustamente. como a nivel de los afectados.

El hecho de no reconocer la evidencia de que son enfermedades biológicas. una incapacitación parcial o total. Actualmente es imposible sostener criterios de desconocimiento e ignorancia. tienen el mismo nivel de afectación e incapacidades. hecho agravado actualmente con la última reforma laboral. si no que generaría el marco adecuado para que. así como también es ridículo sostener justificaciones de ser patologías mostradas por absentistas y simuladores de puestos de trabajo marginal. No todos los afectados por SSC. Socialmente. si no la adecuación y protección jurídica. También exigiría una adecuación del real decreto RD 1971/99 en el que se regula el procedimiento para el reconocimiento. en vista a los resultados que la evidencia científica aporta.mayoría de los pacientes. Este hecho es el que ha impulsado a un movimiento asociacionista internacional de afectados. El reconocimiento de enfermos crónicos con incapacidades específicas. Psicólogos y Enfermeras docentes. de por sí. es por el mal trato y desconsideración de su patología es debido al desconocimiento y vacío jurídico de protección al mismo. Biólogos. pero si ser diabético o padecer un Cáncer. No existen protocolos de atención y actuación en urgencias.. quirófanos y centros asistenciales para este colectivo de enfermos. no implicaría que se otorgara a los afectados. los afectados de SSC. Cada vez existen más afectados de grado medio y superior. los cuales suelen ser molestos por el mero hecho de ser críticos en un modo de afrontar y actuar desfasado ante dichas enfermedades. al igual que otros enfermos con minusvalías. se vean obligados a solicitar una incapacidad laboral. si se le añade las complicaciones derivadas a los efectos de los contaminantes químicos-medioambientales. Es el colectivo que son denominados por los actuales “especialistas” como “enfermos informados”. promovido por unos “supuestos especialistas” anquilosados en conceptos erróneos y desfasados que se mueven más por supuestos intereses personales que profesionales. para su puesto de trabajo. que englobe a Inmunólogos. Internistas. La causa de que mayoritariamente. Químicos orgánicos. con niveles altos de estudios que profundizan en el tema y no son deslumbrados por “cantos de sirenas” ni actitudes prepotentes. al igual como ha ocurrido en otros campos novedosos de la medicina y que han mostrado su efectividad. Toxicólogos. como se ha dicho anteriormente. para . Es este caso el equipo propuesto se aconseja. se adecuaran los puestos de trabajo a su capacidad física y/o psíquica. declaración y calificación del grado de minusvalía. como enfermos crónicos con incapacidades. Especialistas en enfermedades infecciosas. el hecho de estar cansado o sentir dolor. partiendo de unos equipos multidisciplinarios. que no se sienten conformes a las actuaciones sanitarias recibidas ni quieren ser manipulados por intereses político-sanitarios. le quita incluso más pequeños placeres de la vida”. La aflicción es grave e incurable en su mayoría. Es imprescindible plantear el problema bajo una perspectiva distinta. no se concibe como una enfermedad crónica. síndrome de fatiga crónica es un boleto de ida al infierno. es el punto de lanza que no solo impide un aporte económico para su investigación. es la prueba de la desidia y desinterés ante estas enfermedades. Horriblemente.

. Equipos que centralicen la información y elaboren nuevos protocolos de actuación más actualizados a las evidencias científicas actuales y sean capaces de elaborar las bases formativas para el colectivo sanitario. de divulgación social y desestigmación de la enfermedad y de orientación político-jurídicas.realizar un estudio adecuado del problema partiendo de la actualidad. desplazándose a otras áreas de la salud a los actuales profesionales. por causa de su contaminación conceptual a modelos desfasados y que han demostrado su incapacidad para afrontar y resolver el problema.