Está en la página 1de 7
Tema 3 Pervivencia de la lengua latina: lenguas romances. Los or í genes de Roma
Tema 3
Pervivencia de la lengua latina: lenguas romances. Los or í genes de Roma y la
Repú blica romana. Mitolog í a: Eneas.
El latín es una lengua de la rama itálica que fue hablada en la antigua
República Romana y el Imperio romano desde el siglo IX a. C. Su
nombre deriva de la existencia de una zona geográfica de la península
itálica denominada Vetus Latium o 'Antiguo llano' (hoy llamado Lacio).
Ganó gran importancia con la expansión del estado romano, siendo
lengua oficial del imperio en gran parte de Europa y África
septentrional, junto con el griego.
El latín en su forma clásica es la lengua nativa del Estado Vaticano. El
latín dio origen a un gran número de lenguas europeas, denominadas
lenguas romances, como el portugués, el gallego, el castellano, el
catalán, el francés, el italiano y el rumano.
También ha influido en las palabras de las lenguas modernas como
consecuencia de que durante muchos siglos, después de la caída del
Imperio romano, continuó usándose en toda Europa como lingua
franca para las ciencias y la política hasta prácticamente el siglo XIX.
El estudio del latín, junto con el del griego clásico, es parte de los
llamados estudios clásicos, y aproximadamente hasta los años sesenta
fue estudio casi imprescindible en las Humanidades.
Ilustración 1: Región italiana del
Lacio, primitiva cuna del latín.
Historia del latí n
Después del periodo de Dominación Etrusca y la invasión de los
Galos (390 a. C.), la ciudad fue extendiendo su imperio por el resto
de Italia. A finales del siglo IV a. C., Roma se había impuesto a sus
vecinos itálicos. Los etruscos dejaron su impronta en la lengua y la
cultura de Roma, pero los griegos, presentes en la Magna Grecia,
influyeron más en el latín, dotándole de un rico léxico.
El latín de la ciudad de Roma se impuso a otras variedades de otros
lugares del Lacio, de las que apenas quedaron algunos retazos en el
latín literario. Esto hizo del latín una lengua con muy pocas
Ilustración 2:
diferencias dialectales, al contrario de lo que pasó en griego.
Podemos calificar, pues, al latín de lengua unitaria.
Inscripción latina del
s. IV d. C.
Después, la conquista de nuevas provincias para el territorio,
primero las Galias con César, hasta la de la Dacia (Rumania) por
parte de Trajano, supuso la expansión del latín por un inmenso
territorio y la incorporación de una ingente cantidad de nuevos
hablantes.
Paralelamente a la expansión territorial de Roma, el latín se
desarrolló como lengua literaria y como lingua franca, a la vez que
el griego, que había tenido estos papeles antes. Desde el siglo II a.
C., con Plauto y Terencio, hasta el año 200 d. C. con Apuleyo
tenemos
una
forma
de
latín
que
no
tiene
ninguna
variación
sustancial.
Cultura Clásica – Tema 3 – Página 20

El latí n tras la é poca cl ásica

Edad Media

Al caer el Imperio romano, el latín aún se utilizó con el correr de los

siglos como la única lengua escrita en el mundo heredero del estado romano. En la cancillería del rey, en la liturgia de la Iglesia Católica,

en los libros manuscritos, la única lengua usada era el latín. Pero siempre un latín muy cuidado, aunque a la vez influido por las

lenguas habladas. Ya en el siglo VII, el latín vulgar había comenzado a diferenciarse dando origen al protorromance y después a las primeras fases de las actuales lenguas romances. Con el Renacimiento Carolingio en el siglo IX, Carlomagno se reunió

en torno a los mayores pensadores de la época, como el lombardo

Paolo Diacono o el inglés Alcuino de York, quien diera la idea de reorganizar la cultura y la enseñanza en su Imperio. Esta operación de recuperación, restituyendo ahora la pureza lingüística hacia un latín más correcto, separó definitivamente al latín de la lengua hablada. Luego, con el surgimiento de las primeras y pocas universidades, las enseñanzas impartidas por personas que provenían de toda Europa eran rigurosamente en latín. Pero un cierto latín, el que no podía decirse que fuera la lengua de Cicerón u Horacio. Los doctos de las universidades elaboraron un latín particular, escolástico, adaptado a expresar los conceptos abstractos y ricos en elaborados matices de la filosofía de la época. El latín dejó de ser la lengua de comunicación que era en el mundo romano; pero aún era una lengua viva y vital, no estática.

romano; pero aún era una lengua viva y vital, no estática. Ilustración 3: Manual de latín

Ilustración 3: Manual de latín medieval, que describe los matices del latín de la época

medieval, que describe los matices del latín de la época Ilustración 4: Ilustración renacentista de la

Ilustración 4: Ilustración renacentista de la fábula latina "El viejo y la muerte"

Renacimiento

En el siglo XIV, en Italia, surgió un movimiento cultural que

favoreció un renovado interés por el latín antiguo: el Humanismo.

fueron

Poggio Bracciolini, Lorenzo Valla, Marsilio Ficino y Coluccio Salutati. Aquí la lengua clásica empezó a ser objeto de estudios profundos que marcaron el nacimiento, de hecho, de la filología clásica.

Comenzado

ya

por

sus

mayores

exponentes

Edad Moderna

En la Edad Moderna, el latín aún es usado como lengua de la cultura y de la ciencia. En latín escribieron también los primeros científicos modernos, como Nicolás Copérnico e Isaac Newton, al menos hasta el siglo XVIII, ya que en el siglo XIX fue sustituido por varias lenguas nacionales como el francés o el inglés.

El lat ín en internet

Mucha gente (más de la que pudieras pensar) utiliza el latín para chatear o para hablar por webcam o Skype. Hay algún “Circulus Latinus” en varias ciudades, siendo los más importantes de España

los de Madrid y Barcelona.

Diversas radios (Finlandia, Alemania) dan las noticias del día por Internet en latín, en formato escrito y de audio. Compruébalo buscando Nuntii Latini y Circulus Latinus.

A la derecha puedes ver una captura de pantalla de Zelda II

“Expeditio Linci”, juego completamente traducido al latín

de Zelda II “Expeditio Linci” , juego completamente traducido al latín Cultura Clásica – Tema 3

Cultura Clásica – Tema 3 – Página 21

Las lenguas romances de la Pen í nsula Ib é rica

Las lenguas romances de la Pen í nsula Ib é rica Las lenguas romances (también denominadas

Las lenguas romances (también denominadas lenguas románicas o neolatinas) son una rama indoeuropea de lenguas estrechamente relacionadas entre sí y que históricamente aparecieron como evolución del latín vulgar (entendido en su sentido etimológico de ‘hablado por el pueblo’ y como opuesto al latín clásico). Una «lengua románica» puede a su vez comprender varios dialectos. La elección de uno de estos dialectos como lengua oficial suele obedecer a razones políticas. Estas variedades románicas forman un continuo dialectal cuyas diferencias mutuas son en ocasiones mínimas, llegando a ser inteligibles entre sí en la mayoría de casos (más de manera escrita que de manera oral,, por ejemplo un hispanohablante puede comprender con un poco de práctica:

(Tanto escrito como oral): gallego, catalán, italiano, asturiano.

(Escrito): francés, portugués, rumano.

Ilustración 5: Mapa en gallego de las lenguas romances de España, más el Euskera o Vascuence

las lenguas romances de España, más el Euskera o Vascuence Ilustración 6: Las lenguas romances en

Ilustración 6: Las lenguas romances en Europa (mapa en inglés)

Cultura Clásica – Tema 3 – Página 22

Catal án y occitano

 
Catal á n y occitano  

Estas dos lenguas muy cercanas forman un continuo dialectal llamado occitanorománico.

 

Catalán: (català, finales del s. X), lengua cooficial

en Cataluña (España) junto con el español, se habla también en la Comunidad Valenciana(donde recibe el nombre de valenciano) y en las Islas Baleares, así como en una parte de Aragón (La

(donde

es

la

única

lengua

oficial), Pirineos Orientales (Francia) y Alguer (Cerdeña). Tiene varios dialectos.

(occitan o lengua de oc, finales del s. X), término que abarca un conjunto de dialectos conocidos en Francia con el nombre despectivo de patois

Ilustración 7: Dialectos del castellano en España

(patuá). En España se habla el gascona del Valle de Arán.

habla

 
Ilustración 8: Mapa dialectal del catalán y valenciano

Ilustración 8: Mapa dialectal del catalán y valenciano

 

Lenguas iberorrom ánicas

 

o

(principios

del

s.

IX:

de

Valpuesta): lengua oficial de España. Es el idioma oficial en la mayor parte de los países de Latinoamérica, se habla también en Guinea Ecuatorial y fue idioma oficial de Filipinas hasta después de la Segunda Guerra Mundial. En los Estados Unidos de América el 12% de la población mayor de 5 años de edad habla español (alrededor de 30 millones de personas).

Portugués (português, s. XII): lengua oficial de Portugal, Brasil,

y

Oriental. Proveniente del gallegoportugués medieval, y junto a él, el Gallego (galego, s. XII): lengua cooficial de Galicia junto con el castellano. Proveniente del gallegoportugués medieval (durante la Edad Media el portugués y el gallego eran una misma lengua, surgida en el s. IX).

Asturleonés ( S. XI , Fuero de Aviles ) grupo lingüístico de la Península Ibérica

Asturleonés (S. XI,Fuero de Aviles) grupo lingüístico de la Península Ibérica que constituye un único idioma con diversos dialectos:

 

(Asturianu):

nombre

que

recibe

esta

lengua en el Principado de Asturias y regulada por

Ley en el ámbito autonómico. Leonés (Llionés): nombre que recibe esta lengua en la comunidad autónoma de Castilla y León, en las

provincias

de

 

y

Reconocida oficialmente en el Estatuto de

Autonomía de dicha comunidad. Mirandés (Mirandês): lengua oficial junto con el portugués en Miranda del Duero (Portugal).

(Estremeñu):

lengua

descendiente

del

asturleonés medieval como restos de la Reconquista, es hablado en el norte de Extremadura.

Junto a estas lenguas existen otras formas como el montañés localizado en el occidente de Cantabria.

Aragonés (s.VIII): lengua hablada en el norte de Aragón, y junto a él el Mozárabe (lengua muerta)

Ilustración 9: Dialectos y acentos del español de España

 
 

Cultura Clásica – Tema 3 – Página 23

 

Los or í genes de Roma – La repú blica Romana

Or í genes de Roma

La ciudad de Roma surgió de los asentamientos de tribus latinas, sabinas y etruscas, siendo los primeros habitantes de Roma en las siete colinas, en la confluencia entre el río Tíber y la Vía Salaria, a 28 km del mar Tirreno. En este lugar el Tíber tiene una isla donde el río puede ser atravesado. Debido a la proximidad del río y del vado, Roma estaba en una encrucijada de tráfico y comercio. Alrededor del siglo VIII a. C. los asentamientos se unificaron bajo el nombre de Roma Quadrata. La leyenda, cuenta que Roma fue fundada por Rómulo el 21 de abril de 753 a. C. Rómulo, cuyo nombre se dice habría inspirado el nombre de la ciudad, fue el primero de los siete Reyes de Roma en haber sido elegido. Los historiadores romanos dataron la fundación en el 753 a. C., y desde esa fecha contaron su edad o calendario particular. También existe una teoría crítica de la fundación de Roma, aparte de la teoría legendaria. La teoría crítica, sostenida por muchos autores viene a decir que Roma surge a partir del forum romanum.

viene a decir que Roma surge a partir del forum romanum . Ilustración 10: La loba

Ilustración 10: La loba del Capitolio amamantando a los gemelos Rómulo y Remo

loba del Capitolio amamantando a los gemelos Rómulo y Remo Ilustración 11: Simulación moderna del ataque

Ilustración 11: Simulación moderna del ataque de una legión romana del 70 d.C.

moderna del ataque de una legión romana del 70 d.C. Ilustración 12: Mapa de la máxima

Ilustración 12: Mapa de la máxima extensión de la República Romana (en verde)

de la máxima extensión de la República Romana (en verde) Rep ú blica Romana La República

Rep ú blica Romana

La República romana fue establecida el año 509 a. C., según los últimos escritos de Tito Livio, cuando el rey fue desterrado, y un sistema de cónsules fue colocado en su lugar. Los cónsules, al principio patricios pero más tarde plebeyos también, eran oficiales electos que ejercían la autoridad ejecutiva, pero tuvieron que luchar contra el senado romano, que creció en tamaño y poder con el establecimiento de la República. En este periodo se fraguarían sus instituciones más características: el senado, las diversas magistraturas, y el ejército.

Los romanos sometieron gradualmente a los ocupantes de la península itálica, la mayoría emparentadas con las tribus itálicas (de origen indo- europeo; como los samnitas) pero también etruscos. La última amenaza a

la hegemonía de Roma en Italia llegó cuando Tarento, una gran colonia

griega, ayudó a Pirro de Epiro en 282 a. C.

En la última mitad del siglo III a. C., Roma se enfrentó con Cartago en las dos primeras Guerras Púnicas, conquistando Sicilia e Iberia. Después de derrotar a Macedonia y la Dinastía Seléucida en el siglo II a. C., el naciente estado logra una enorme expansión tanto política como económica, extendiéndose por todo el Mediterráneo.

Mientras, los conflictos entre patricios y plebeyos caracterizaron la pugna

política

republicano, sólo paulatinamente lograrán los plebeyos la plena equiparación política (aunque no social).

periodo

la

interna

(la

secesión

de

plebe)

durante

todo

el

La expansión trae consigo profundos cambios en la sociedad romana. La inadecuada organización política (pensada para una pequeña ciudad- estado y no para el gran territorio que es ya Roma) se hace patente para algunos, pero todos los intentos de cambio son bloqueados por la

ultraconservadora élite senatorial. El enfrentamiento entre las diversas

facciones produce en el

una crisis institucional, que

conducirá a diversas revueltas, revoluciones y guerras civiles.

A la izquierda puedes ver el escudo de la República Romana. ¿Sabes qué

representan estas iniciales?

Cultura Clásica – Tema 3 – Página 24

Eneas, el hé roe mitol ó gico de Roma

Eneas, el h é roe mitol ó gico de Roma Ilustración 13: Eneas saliendo de Troya,

Ilustración 13: Eneas saliendo de Troya, por Federico Barocci, 1598.

13: Eneas saliendo de Troya, por Federico Barocci, 1598. Ilustración 14: Eneas y el río Tiber,

Ilustración 14: Eneas y el río Tiber, de Bartolomeo Pinelli.

Origen divino de Eneas

En la mitología griega, Eneas (en griego antiguo Α νείας, Aineías, en latín Aeneas) es un héroe de la guerra de Troya, hijo del príncipe Anquises y de la diosa Afrodita (Venus en la mitología romana). Su padre era además primo del rey Príamo de Troya. Se casó con Creúsa, una de las hijas del rey de Troya, con la cual tuvo un hijo, llamado Ascanio o Iulo.

Se trata de una figura importante de las leyendas griegas y romanas. Es uno de los caudillos del ejército troyano en la Ilíada, de Homero. Su viaje desde Troya (guiado por Afrodita) que llevó a la fundación de la ciudad de Roma fue relatado por Virgilio en la Eneida. Además, Eneas también es personaje de la obra de teatro Troilo y Crésida de William Shakespeare.

Eneas en la tradici ón latina

En la tradición romana, las aventuras posteriores a la guerra de Troya son narrados por el poeta romano Virgilio, poeta oficial de Augusto. Cuando Troya cayó en poder de los griegos gracias a la célebre astucia de Odiseo, Afrodita dijo a su hijo que huyera de la ciudad, que no muriera como un buen troyano, pues Troya ya no existía y para él se había reservado otro futuro.

Los peregrinajes de Eneas

Eneas huyó con su padre Anquises, su esposa Creúsa (a la que tuvo que abandonar por orden de los dioses o, según otra tradición, porque se perdió) y su hijo Iulo (también llamado Ascanio). Se llevó también los Lares, los Penates así como, según algunas tradiciones, el Paladio. Eneas se dirigió con su grupo de troyanos en 20 naves a Macedonia. Tras varias escalas, llegó, con solamente 7 naves, a Cartago, donde la reina Dido se enamoró de él. Pero por orden de Hermes abandonó Cartago, y por ello la reina se suicidó. Más tarde, cuando Eneas descendió al Averno (infierno), trató de hablar con Dido, pero su fantasma se negó a perdonarlo. Las maldiciones que formula Dido durante la partida de Eneas son un anuncio de la llegada de Aníbal y de las guerras Púnicas.

Cerca de la costa de Lucania, uno de los hombres de Eneas, Palinuro, se durmió y cayó al agua. Consiguió nadar hasta la playa, pero fue muerto por los lucanios. El monte Palinuro debe su nombre a este personaje.

lucanios. El monte Palinuro debe su nombre a este personaje. Ilustración 15: Venus abandona a Eneas

Ilustración 15: Venus abandona a Eneas en las orillas de Libia, por Tiepolo (1757).

Cultura Clásica – Tema 3 – Página 25

Eneas en el Lacio. Apoteosis de Eneas. La región era gobernada por Latino, rey de
Eneas en el Lacio. Apoteosis de Eneas.
La región era gobernada por Latino, rey de los latinos e
hijo de Fauno. Latino tenía una hija llamada Lavinia a la
que los oráculos de Latino y el mismo Fauno habían
prohibido que se casase con los pretendientes de la
región, pues iba a llegar un extranjero que era el
destinado a ser su esposo y señorear en el Lacio. La
diosa Fama esparció rápidamente el rumor de la
profecía, a pesar de que según versiones, Latino se
empeñaba en mostrarse reservado.
Cuando Eneas llegó, Turno,
según versiones rey de los
rútulos y primo de Lavinia
un
largo
linaje
de
Según
la
mitología
(además de su pretendiente)
se aprestó a hacerle la guerra.
Buscó la alianza de Latino y
por
Virgilio
en
la
éste
se
la
negó
o aceptó
medio de su madre,
en la éste se la negó o aceptó medio de su madre, según las versiones. Luego
en la éste se la negó o aceptó medio de su madre, según las versiones. Luego
en la éste se la negó o aceptó medio de su madre, según las versiones. Luego
según las versiones. Luego buscó la alianza de Mezencio, rey de los etruscos, quien no
según
las
versiones. Luego
buscó
la
alianza de
Mezencio,
rey
de
los
etruscos, quien no veía bien
el creciente poder de la liga
latina, además buscó la
alianza de Diomedes, ex rey
de Argos, pero éste se negó.
Eneas, por su parte, tomó
como aliado al rey Evandro.
de
Roma
(753 a. C.),
parece improbable.
Se emprende el combate;
entre los muertos vale
destacar a Mezencio (traicionado por sus propios
súbditos por tirano) y Palante, hijo de Evandro. Además
los rútulos intentaron quemar las naves de los dardanios,
pero Júpiter a ruego de Ops - o la misma Ops, según
versiones - las metamorfoseó en Ninfas de las aguas.
Muerto Turno, cae Ardea, ciudad poderosa mientras él
vivía; de las cenizas surgió el ave ardea. Entonces Eneas
se casa con Lavinia y tienen un hijo, Silvio.
Eneas y La familia de Julio C ésar
Marcio era nieto de
Numa Pompilio
lo
que,
según
la
tradición
romana,
los
Julios
descienden
de
Venus]]),
los
palemónidas
Añadidos y versiones posteriores cuentan que Eneas y
Lavinia acogieron a la hermana de Dido, Anna Perenna,
que se suicidó a causa de los celos de Lavinia. Según
estas versiones posteriores, Eneas murió en el primer
Cultura Clásica – Tema 3 – Página 26

son

Rea

reyes.

relatada

Eneida,

El viaje continuó hasta llegar a Laurentio, en la costa del Lacio, en la península Itálica. Después remontó el río Álbula (que más tarde sería llamado Tíber) y llegó hasta un poblado llamado Palanteo que estaba emplazado en el lugar que con el tiempo sería conocido como el Palatino y, en la actualidad, como Lacio.

combate y fue enterrado a orillas del río Numicio y en adelante recibió culto bajo el nombre de Júpiter Índiges.

Familia y descendientes legendarios

Eneas posee un árbol genealógico muy amplio. Su ama de crianza fue Caieta. De sus uniones con Creúsa y

Silvio, respectivamente.

Ascanio fue el fundador de

Alba Longa y el primero de

descendientes de Eneas por

Silvia, convirtiendo a Eneas en el progenitor del pueblo romano. Algunas fuentes romanas antiguas lo llaman su

esto

no

padre o abuelo, pero, teniendo en cuenta las fechas generalmente aceptadas acerca de la caída de Troya (1184 a. C.) y de la fundación

La familia Julia de Roma, y principalmente Julio César y Augusto, incluían a Ascanio y Eneas dentro de su linaje y, por lo tanto, a la diosa Venus.[2] (aunque Anco

y su segunda

esposa, Lucrecia, la primera esposa de Numa Pompilio

fue Tacia, hermana de Hersilia, esposa de Rómulo, por

afirmaban

también ser descendientes de Venus, a través de su descendencia de los Julios. Los reyes legendarios de Bretaña son incluidos en esta genealogía por medio de un nieto de Eneas, Brutus.

nacieron

y

Intereses relacionados