La chicha no es limeña. La música chicha como una variante de cumbia de los andes centrales del Perú.

Fernando Ríos Correa Estudiante de Antropología Universidad Nacional Mayor de San Marcos

Resumen Se pretende establecer el origen de la música chicha, tomando en cuenta como punto de partida a la ciudad de Huancayo y no la ciudad de Lima. Para el caso, se establece una descripción de la transformación de la ciudad a partir de la década de 1950, y cómo el génesis de un movimiento rockero, primero, y una periferia ajena al discurso oficial de la “cultura wanka”, después, produce una ruptura en el panorama musical de la región. Además de ello, se establecen nuevas precisiones para delimitar los tópicos “música chicha” y “cultura chicha” en términos aún más reducidos geográfica y culturalmente que los trabajados dentro de las ciencias sociales peruanas al día de hoy. Palabras clave: chicha, cumbia, Perú, Huancayo, Mantaro.

1

Índice Resumen Introducción > > 1 3

I. Origen de la música chicha 1.1. Huancayo de mediados del S XX 1.2. El rock del Mantaro 1.3. Del rock a la cumbia: los nuevos jóvenes del Mantaro 1.4. Los orígenes de la cumbia andina: El caso de Los Pacharacos, Los Demonios del Mantaro y Los Titanes 1.5. La cumbia andina se mediatiza. La movilidad de los músicos en el Mantaro

> > > > >

6 6 7 9 11

>

13

II. El término chicha y su generalización 2.1. La cumbia andina central, “chicha”, y su real alcance

> >

15 15

Conclusiones Bibliografía

> >

18 19

2

de Carlos Iván Degrégori (1984). estos autores peruanos. Tarma o Huamanga y se entiende. en cierto modo. 3 . todos en armonía de opinión. comunal y.Introducción Desde principios de la década de 1980. negando con ello. Entre otras cosas. una columna vertebral indígena. A la 1 Para el caso. entre otras cosas. Wilfredo Hurtado (1995) o José Matos Mar (1985) por ejemplo. que han dedicado párrafos enteros a tratar de dilucidar lo que en realidad es la chicha. que la chicha es un fenómeno netamente limeño. como género musical tanto como un entorno cultural. a pesar de la existencia de varios estudios que hablan de migraciones urbanas en el interior del país1. recurre a un sinnúmero de herramientas que lleven asociar todo aquello a lo rural. entienden a la chicha como un fenómeno andino surgido en las barriadas de Lima posterior a la década de 1950. mostraban síntomas de esencializarla y complejizarla a la vez en torno al huayno andino. o en todo caso. Rodrigo Montoya (1992). el autor entiende que no podemos hablar de modernidad en las porciones urbanas de la sierra del país sin recurrir a los recursos simbólicos de su periferia rural. por ejemplo. si revisamos los estudios de Raúl Romero (2004). y si el científico social observa procesos similares en un espacio que no es el capitalino. la constitución metropolitana per se. la historia urbana de los espacios no capitalinos. las estimaciones. y dándole a esta. Se cierran las puertas a la discusión de. En un primer momento. A simple vista. Casi todos estos autores recrean la historia de formación de la música chicha como una adaptación de migrantes rurales a la ciudad de Lima. a un tronco andino de larga data. desligada de muchos procesos propios del armatoste de un gran centro urbano. varios han sido los autores. o al menos en el contexto. a los que podemos sumar a José Llórens (1983). el escenario migrante de ciudades como Huancayo. La modernidad y los procesos migratorios. sólo es entendida de tal manera en Lima. Lo cierto es que la óptica encierra varios de los fantasmas a los que las ciencias sociales peruanas han intentado escapar desde su institucionalización. entre la sociología y la antropología. es posible revisar el artículo de Max Meneses (2001).

migraciones y formación cultural en esos espacios de los andes nacionales sin dejar de recurrir al uso del simbolismo andino para. cumbia andina. Trujillo o Ica.antropología y sociología peruana le cuesta aceptar que los procesos de urbanización. con todo su contexto traumático. y sí siendo sindicada por tal cantidad de términos por los círculos académicos y los medios de comunicación nacionales que. los que jamás fueron utilizados por sus intérpretes de la sierra central. ha sufrido una traumática transformación dentro de los círculos académicos. tropical andina. Concepción y Jauja. Se pretenden responder dos preguntas: ¿qué es la música chicha?. en realidad. se elabora una comparación de contextos urbanos nacionales. Es difícil poder explicar la constitución de asentamientos humanos. se pretende delimitar lo que en realidad es la chicha como género musical. que en la ocasión es presentada por el alumno como la variante de la sierra central de la cumbia peruana. descrito esto por Hurtado (1995). a pesar de no conocerla. La chicha. extendidas luego de la década de 1960. tras seguir la lectura de algunos autores que han tocado el tema en los últimos treinta años. llenar amplios vacíos causados por la ausencia de trabajo de campo y conocimiento del contexto. En el siguiente trabajo. ello con increíbles desaciertos aún al sol de hoy. llegando incluso a ser sostenida con términos como “Cumbia peruana. cumbia folk. pueden resultar hasta anecdóticos. Así mismo. cumbia selvática. El estudio no pretende hacer un exhaustivo recuento de la música chicha. no es una marca registrada de Lima Metropolitana. para entender y limitar aún más el concepto en cuestión. a la vez que se hacen diversas apreciaciones respecto a la periferia de ciudades como Huancayo. y que son necesarias para entender el espacio en el que la chicha peruana nació y se formó previo a su acogida en ciudades no serranas como Lima. y ¿dónde y cómo se originó la música 4 . en buena cuenta. y sosteniendo las características musicales a través del disco que se adjunta como anexo bibliográfico. pues ello llevaría al alumno a extenderse innecesariamente en detalles que. chicha folk o cumbia ahuaynada”. tenían que describirla.

que sería una arrogancia imperdonable elaborar el texto sin utilizarla como guía. a pesar de la crítica que el alumno tiene de parte de ella. 5 .chicha? Y la bibliografía reunida es tal.

familias enteras provenientes de pequeñas ciudades y diversas comunidades campesinas de las regiones Pasco. a inmediaciones de la recién creada Universidad Comunal del Centro. Huancayo de mediados del S XX La ciudad de Huancayo es tan o más mestiza que Lima. 2011iii). “a despecho de Jauja. Atraídos por la urbe. El sostenido crecimiento de una industria relacionada a los textiles a mediados de siglo. que había permanecido alejada del intenso desarrollo comercial experimentado por Huancayo” (Romero. y migran hacia el norte. y conurbanándose por el norte con el distrito ribereño de El Tambo (Soto. creando urbanizaciones como La Florida y Miraflores. la urbe inició parte de su transformación a mediados de la década de 1960. En este contexto. según datos del INEI 2. 2004ii). 1993i). partiendo de la céntrica calle Real. las migraciones regionales eran las que definían el nuevo panorama.y hacia las vías del ferrocarril del otro extremo. salen del centro. la ciudad se limitaba. Previo a ello. Provincias y Distritos 1995 – 2005. cuando. Origen de la música chicha 1. 2 INEI .I. hoy Universidad Nacional del Centro (Véliz. convirtiéndose así la ciudad en la más importante del centro del país. Armada de retazos de todo el valle del Mantaro y aledaños. la población de la región Junín pasó de 546 662 habitantes en 1940 a 720 457 en 1972. Pero de forma paralela.Censos Nacionales de 1940. Huancavelica y el mismo Junín iban formando nuevos asentamientos humanos sobre todo hacia el sur. 1961 y 1972. Estimaciones de la Población por Departamentos. 6 . creando consigo el distrito de Chilca. hacia la avenida Huancavelica –por el oeste. los hijos de la burocracia y medianos propietarios de la región.1. llevó a ampliar sus límites aún más al sur y el este. en el área de Chilca.

2. Los Gatos Negros y Los Bolders de Concepción. Free Love System y Los Texao (Arequipa). Tiempo más tarde. interpretada. Los Sanders (Ñaña) o Los Spectros y Los Tréboles (Cusco). con los que forman la banda Los Datsun 4. Las bandas del Mantaro. Podemos considerar la existencia de Los Ángeles y Armonía 4 (Trujillo). la constitución de bandas de garaje era tan o más dinámica que lo sucedido en el Mantaro. pero también de la cumbia que llegaba desde Lima. ambos de Huancayo. que recreaba la vida de una pandilla rockanrrollera de Los Ángeles. Formato de disco de vinilo con una canción por lado. ¿cómo explicar el advenimiento de un grupo humano dedicado a cultivar música solo con guitarras eléctricas. Grupo 5 (Monsefú). de la película “Rebeldes sin causa”. sintetizadores y percusión de batería en un contexto en el que la norma era la música con vientos? Recordemos que la 3 Se aplica el término a la vida de jóvenes de clase media que se reunían cada tarde a escuchar y bailar rock and roll como forma de ocio.1. teniendo como cabeza de lanza a Los Deer Boys y Los Landers. ellos grabarían varios discos de 45 RPM5 a partir de 1968. El rock del Mantaro Es el contexto social descrito líneas atrás el propicio para desplegar la vida de jóvenes de clase media local. Tanto en las grandes ciudades de la costa. por Los Destellos o Los Pakines. al menos en la década de 1960. Speed 66. Los Siderals (Ayacucho). por ejemplo. 4 Ver anexo #. en pandillas 3 de las que resultaría un interesante movimiento de bandas rockeras en el Valle del Mantaro. 5 RPM: Revoluciones por minuto. 7 . tenían en común. Scorpions. el estar conformadas plenamente por jóvenes de clase media local o advenedizos de los barrios aledaños. entre las que además debemos considerar a la V Rebelión. Pero. por barrios y colegios. Los Norlys (La Oroya). como en sus pares serranas con igual ritmo demográfico. dos de los músicos de tales agrupaciones deciden convocar a otros dos jóvenes. Este fenómeno tiene como una fuente de inspiración el estreno. Los Galax y Sangre Verde (Piura). no obstante. Similar situación sucedía. que a mediados de la década de 1960 se agrupan. los que alternaban en la interpretación del rock y la nueva ola. a mediados de 1956. en todo el país.

a mediados de la década de 1950. La discusión respecto a la chicha como un advenimiento del huayno andino. 494)6. algo que también es seguido de cerca por Rodrigo Montoya. recién se apertura como un colegio que recibe a chicos de clases medias y jóvenes de barrios pobres con la nueva infraestructura erigida durante el ochenio de Odría. podemos traer a consideración el hecho de la construcción en la ciudad de Huancayo. han tenido efectos etnocidas brutales” (Degregori: 1986). toman contacto directo con los jóvenes de clase media local que conformaban sus bandas de rock. 8 . institución centenaria que. 6 Ambos autores. contiene un inevitable sesgo pan-andino de los autores respecto a sus lugares de origen. Tras observar las dudas de los autores. ¿A qué obedece el quiebre? Carlos Iván Degrégori afirma. que no son representados por las nuevas formaciones de rock. p. de la Gran Unidad Escolar de Santa Isabel. se pierde en beneficio de lo estrictamente individual” (Montoya: 2006. por ejemplo. o hijos de migrantes a Huancayo. una pregunta como la formulada líneas atrás cae en un vacío si entendemos que la cultura en el Mantaro se caracteriza por cordófonos y aerófonos. Es en aquella institución. con lo que además sostiene que “(…) es indudable que la escuela.música del Mantaro. las migraciones y el proceso de modernización en general. en la que chicos migrantes. Entonces. nacidos y criados en Ayacucho. que un cambio hacia objetivos más occidentales por parte del campesinado estaba ligado a las escuelas dirigidas por profesores mestizos. a pesar de su previa existencia. por ejemplo. desde mediados de la década de 1910. a desmedro de las formas andinas: el mito del progreso. afectándolo enormemente. los cuales implantan en las nuevas generaciones un mito. quien afirma que “el equilibrio entre lo individual y lo colectivo propio de la cultura quechua. comparten la misma preocupación de la evolución de la chicha en desmedro de la cultura andina. se caracteriza por la orquesta típica (Romero: 2004).

por ejemplo. por lo que gran parte de jóvenes de las generaciones anteriores apenas llegaban a la secundaria completa o en otros casos a carreras técnicas ligadas. el intérprete y compositor chicha no es un alquimista que se encontró de pronto con una nueva vertiente 9 . debiendo ir migrando ciertos instrumentos propios de las bandas de rock hacia una formación más tropical. Entonces. por Los Destellos del Rímac. a inicios de la década de 1970. Montoya (1996. Del rock a la cumbia: los nuevos jóvenes del Mantaro No soy músico ni tengo formación musical. El alumno. sobre todo. pero además de ello. tenemos formaciones rockeras y de nueva ola en el valle que. y su escaso nivel educativo8. muchos de los cuales aprovechan esta experiencia. deben adaptarse a los gustos de cada auditorio. 7 Interpretada. 8 Sobre esto. Montoya. pero por mi experiencia no reconozco el rock en la chicha. no obstante. p. 487iv). también. sobre todo en Huancayo. A diferencia de sus amigos del centro de la ciudad. pues entiende que a pesar de las limitaciones técnicas –la Universidad del Centro recién se vuelve popular a mediados de la década de 1980.3. al lado de la música. Montoya afirma que “no hay en los compositores de la canción chicha un dominio de la lengua castellana. a pesar de sus características “criollas”. Migrantes de segunda generación casi todos. éstos futuros chicheros tenían la matriz musical andina en la memoria y no la música tocada por Los Beatles. tanto en Lima como en la selva y en la sierra. Los Ecos de Lince o Los Quantos de Ica. por chicos que vivían en la periferia de la ciudad. Los Orientales de Paramonga. discrepa con el autor. era adaptándose al mercado. en Hurtado (1995.1. a la docencia-. las posibilidades que tenían para vivir tranquilos. por la acogida que este tipo de música 7 tenía en la ciudad de Huancayo. ellos no pueden ver a la música tan sólo como un hobby. La han aprendido desde niños pero su grado de escolarización es muy bajo. estaban conformadas. 12v). Estos jóvenes ven en la cumbia costeña la oportunidad de llevar adelante un proyecto sostenible económicamente. Los Pakines del Rímac. para elaborar proyectos propios con los que poder vivir. pues debido a sus limitaciones económicas. p. Algunos confiesan (…) que no leen nunca y que sólo ven televisión”.

tendríamos que averiguar también cuál fue el nivel de educación formal de un criollo de Abajo el Puente o de un compositor de música andina rural. sino que se representa. a un simulador de orquesta. estira esas posibilidades de expresión y crea canciones como “El proletario” de Los Shapis o “Estudiantes universitarios” de Los Ovnis”. ellos empiezan a cubrir un nicho de mercado que se mantenía al margen de la música en vivo: la de las fiestas pequeñas. En este contexto. como también a razones meramente económicas. con gran presencia de vientos que la banda. y sabe qué tipo de palabras usar para llegar a su auditorio. como porque conseguir una resultaba oneroso para la formación. pero además. y luego de ello. el auditorio empieza a pedir temas de huayno o santiagos. debemos agregar que el cambio de rock a cumbia costeña por razones económicas. para despedir la fiesta. guitarras tanto como algunos efectos psicodélicos que la novedad de su popularización en Latinoamérica trajo consigo. locales como foráneos. Las nuevas agrupaciones deben ejecutar piezas de cumbia. rock. no podía cubrir. es que el sintentizador pasa de ser un acompañante. con diversas formas pero siempre siguiendo el mismo fondo mencionado por musical a la que estaba forzado a ponerle lírica. El manejo del lenguaje. además del hecho de considerar que había una cantidad indeterminada de temas. no es un fenómeno exclusivo del Mantaro. tanto porque se buscaba un sonido más tropical. y aún más. De esta manera. pues de tal manera. que no tenían la capacidad para contratar a las grandiosas bandas shows o las orquestas típicas del valle. en la periferia local y en diversas zonas rurales. personajes ambos creadores de bellas composiciones musicales. Entonces. balada y nueva ola. No obstante ello. el uso del sintentizador en la cumbia andina obedecía tanto a una herencia de su pasado nuevaolero. El compositor chicha maneja bien su lenguaje. con la ampliación de su espectro. primero.En primera instancia. y a los que no necesariamente asociamos al consumo permanente de lecturas 10 . se diseña una de las características más resaltantes de la cumbia hecha por estos nuevos jóvenes: el sintentizador en las canciones. en este caso. se reemplaza el uso de la batería. y luego la mutación de esta cumbia costeña a una variante más local con gran protagonismo del sintentizador y las guitarras eléctricas. en ciertas ocasiones. no guarda mayor relación con la capacidad creativa del autor. que hace las veces de vientos. por cuestiones económicas.

en el distrito de Chilca. Es cierto que estas agrupaciones tuvieron el acierto de mezclar. Ver el caso de Grupo 5 de Monsefú. fue una variante de cumbia que quedó trunca en 9 Ver el caso de Miel de Abeja de Talara o Agua Marina de Sechura.de la ciudad oficial.en regiones como Piura 9 . los que los describen como los padres de la cumbia andina. pero que al ser puesto en cuestión no resiste ningún análisis: si aplicamos el sentido común. a mediados de la década de 1960. Pasco12. Ayacucho11. como “La chichera” de Los Demonios. en fondo y forma. Hurtado y Romero. es como sostener que Los Saicos son los padres del movimiento punk peruano: es coherente cronológicamente.4. y en cierta medida resulta muy poético. lo creado en aquella década por ambas agrupaciones. diversos elementos del universo wanka con compases y arreglos de cumbia y porro colombiano. Con todo esto. Los Demonios del Mantaro y Los Titanes Los Pacharacos y Los Demonios del Mantaro son seguidos muy de cerca por autores como Montoya. tanto “Río Mantaro” de Los Pacharacos. con la canción “Vuela cóndor Vuela” del Grupo Génesis de Muquiyauyo.Degregori –escuela. 13 Ver el caso de Los Walkers de Huánuco o Los Mirlos de Tingo María. 1. Lambayeque10. 14 Ver el caso de Juaneco y su Combo de Pucallpa. podemos afirmar que. no teniendo mayor conexión con los grupos musicales de la periferia local. en buena medida. podremos notar que la canción “La chichera” de Los Demonios del Mantaro no guarda relación alguna. distribuidos en barrios como La Ocopilla. migraciones y modernidad. 12 Ver el caso de Los Tímpanos de Pasco. 10 11 . Los orígenes de la cumbia andina: El caso de Los Pacharacos. 11 Ver el caso de Los Beltons de Huamanga. Pretender considerar a Los Pacharacos o a Los Demonios como los pasos previos de la cumbia andina del Mantaro. Huánuco13 o Madre de Dios14. de los huancaínos hijos y nietos de huancaínos. pero también es cierto que este tipo de agrupaciones representaban – y nacían.

Pasco. tito de la cruz su agrupacion los titanes fueron de huancayo ya que en radio union de lima un gran locutor como lo fue el sr. el movimiento de agrupaciones de cumbia andina se extiende y define en dos tipos de mercados: por un lado. independientemente de si el grupo surgió o se popularizó en Lima o Cerro de Pasco. Jauja. Un abrazo tito dela cruz” 12 .santiago salcedo en sus programas radiales cuando difundia algunsos de sus temas como dina el decia los titanes de huancayo con su instrumental tema dina”. La cumbia andina se mediatiza. a pesar de haberse formado Los Titanes en el lado este de la ciudad de Lima.lo saluda un huancaino de corazon . en 1972. la cumbia andina tiene un génesis totalmente distinto. No es del interés de este ensayo. un usuario le pregunta a Tito “saludos maestro tito de la cruz. La movilidad de los músicos en el Mantaro A mediados de la década de 1970. Veamos. su fundador. debemos tener en cuenta el nacimiento. Ello pretende conducirnos al hecho de que. La Oroya. sin embargo. se trabajarán otros casos de músicos que. se había educado musicalmente en la periferia de Huancayo. de Ate Vitarte. y que no ha vuelto a ser recogida por algún proyecto musical de la región. Pichanaki. 15 En el siguiente apartado.el camino. con lo que se podría venir abajo toda la redacción del alumno. aunque aún con fuertes características de cumbia costeña: el grupo Los Titanes de Juan de la Cruz. 15 En un vídeo de Youtube. Tito de la Cruz.una preguntita con todo respeto sr. a lo que el director responde “Hola Cristobal como no considerarme parte de esa nacion huanca si fue ahi donde creci artisticamente junto a esa juvuntud de esa epoca. sino de explicar el movimiento cultural surgido en este lado del Mantaro. al momento de iniciar sus proyectos musicales. de una agrupación en la ciudad de Lima que publica quizás el primer disco con características de cumbia andina. gracias por hacermelo recordar. Satipo. y sin embargo apuntaban a dirigir sus proyectos hacia aquella. 1. reducir la explicación a la casuística de dos o tres grupos. en lugares como Tarma. quien pretende indicar como punto de partida de la cumbia andina a la ciudad de Huancayo. no estaban precisamente en la ciudad de Huancayo.5. uno netamente consumidor. Por otro lado. tengo tantos recuerdos y muchos amigos.la verdad tengo entendido que usted se coinsidera un huancaino aunque no sea su tierra natal esa ciudad .

Oyón. con la grabación de casetes y rústicos vinilos. en el este de la ciudad de Lima. 13 . que llegó un momento en que el master se desgastó. (Laura: 2010. Julio Simeon. sobre todo. (…) Un año no pudieron contratar a Los Shapis porque tenía mucho trabajo. podemos mostrar relevantes dos puntos: por un lado. grabada por primera en 1981. p. no eran esta la ciudad por la que uno debía empezar a ganar mercado. habíamos grabado un LP para el sello Gloria de Huancayo”. Chaclacayo. me cochineaban. y por otro lado. Los Shapis viajan a Lima. Huancayo se convierte en la ciudad clave desde la que se despachan grupos musicales para la mayoría de urbes comentadas antes. además de consumir. huancaíno afincado en Lima que retorna para lanzar su banda Los Shapis. pero que lograba cubrir. vocalista de Los Shapis. Por otra parte. sobre todo. pero Huancayo la partida y el medio. Para finales de la década de 1970. era de Lima y todavía no tocaba en la capital. y Vico. Me decían que yo tenía más de ocho años en Huancayo. a pesar de que Lima era considerada una meta para los músicos de cumbia andina. Jauja. (Romero: 2006). Pasco. (…) Los Shapis eran un boom en Lima y habían llegado gracias a la hermandad de la Vírgen de la Asunción de Huarochirí. se vendían en la selva central del país. Acobamba. La Merced16. aquí debemos tener en consideración.Oxapampa. un mercado que. Huancavelica. y tuvieron que grabar una vez más la canción. Del anterior testimonio. Villa Progreso. a las ciudades de Tarma. Y aún más que ello. incluyendo en la ocasión un saludo a varios de los pueblos de la selva central en los que estaban teniendo acogida. Lima era el fin. Cajatambo. produce cumbia andina. 277). Como es pueblo chico y todos se conocen. (…) Por coincidencia. Ñaña y Ate Vitarte. y como querían a otro grupo de Huancayo. me ubicaron. es importante notar que a principios de la década de 1980. Huancayo comienza a formar parte de una movilización de músicos chicheros como Julio Simeon. Huánuco. había sido tantas veces usada para reproducir copias que. Chaclacayo. Chosica y gran parte del este de la ciudad de Lima. limeño que decide migrar a Huancayo para lanzar su banda Karicia. La Oroya y diversos barrios de Santa Clara. afirmaba que el master de la canción El Aguajal. Sobre aquello cuenta Vico “Al año nomás (1981). el hecho de que. un mercado que no era atendido por 16 En una entrevista. Matucana. en Huancayo ya existía una industria fonográfica. quizás incipiente.

y que tampoco era antendido por disqueras dedicadas casi exclusivamente a la música chicha como Horóscopo. así como una cantidad nada despreciable de discos de cumbia costeña. con los demás movimientos musicales modernos del Mantaro. 14 . a la música chicha. Esto nos puede ayudar a reforzar la idea de que la chicha no guarda mayor conexión. en los que no participaba ninguna agrupación ligada. realmente. pero a ningún músico de cumbia andina se le hubiera ocurrido siquiera pensar en esa disquera para presentar sus proyectos. ni aún a los más exitosos como Los Shapis o Grupo Karicia. se hablará líneas adelante. 17 Virrey. pues esta no se hubiera tomado la molestia de atenderla por considerar al género.disqueras como Virrey 17 o INFOPESA 18 . sin embargo. desde la década de 1960. De la confusión de los términos y su empleo mediático. lumpen. 18 INFOPESA jamás editó discos relacionados a chicha. por resultar inviables por los costos que acarreaba producir un disco de vinilo. pero aprovechó. la mediatización del término para editar varios compilados titulados “Pura chicha”. había grabado un sinnúmero de discos de bandas show y orquestas típicas del Mantaro. más allá de compartir el contexto geográfico. en buena cuenta.

replicaron aquél discurso hegemónico. Se le dijo “serrano”. he decidido no trabajar el tópico del origen del término. e incluso la selva. y lo llevaron al plano académico describiendo con ello una serie de premisas como el hecho de considerar que tanto Los Destellos del Rímac. en gran medida. desordenado y estridente para las conservadoras formas limeñas. por sintonizar adecuadamente con lo descrito por los medios de comunicación masivos. pues considero. si hiciéramos un símil. sino también de otras porciones costeñas. y su real alcance Otra de las trampas a las que nos conduce seguir de cerca los fenómenos sólo a través de los medios de comunicación. sería parecido a agrupar bajo la etiqueta de huayno a la muliza. pero serrano no alcanzaba para describir a un grupo que no sólo provenía de los andes. además. el vacío se mantuvo a falta de propuestas. pero que goza de pleno reconocimiento del auditorio. La cumbia andina central. pero era totalmente negligente de su parte reducir los conceptos de una manera tan grave que. Era evidente que varios de los científicos sociales del momento no conocían en realidad el alcance del término. El discurso oficial tenía frente a sí otro que no encajaba ya en la descripción del criollo.II. pues además era considerado como desaseado. poca honestidad o nula predisposición al trabajo. que de aquello ya se ha ocupado en sendas notas autores como Hurtado. surge un nuevo otro que ya no es el bajopontino “criollo” descrito así por su viveza. el carnaval o la huaconada. como Juaneco y su Combo de Pucallpa eran música chicha. y los científicos sociales. sirva como denominación para hablar de cualquier producción cultural de la periferia que escapaba al orden de la Lima residencial y tradicional. es el hecho de entender que los 19 Para no extender aún más los objetivos del texto. el pum pin. algo. grave para las explicaciones dentro de la etnomusicología peruana. Por muchos años. El término chicha y su generalización A partir de las oleadas migratorias a la ciudad de Lima de mitad del S XX. “chicha”. 15 . y por ello no es de extrañar que la aparición del término “chicha”19 para describir a la variante de cumbia de la sierra central.1. sin duda. 2.

y que sin embargo. pero no por ello la única. los sujetos de dichos discursos iban 16 .no han sido tan recurrentes en las investigaciones de las ciencias sociales peruanas. y algunas zonas de Lima Norte. y su capacidad para atender a tanta bibliografía académica. Las comunidades indígenas (luego campesinas) y nativas fueron el locus fundamental de los estudios antropológicos. desde su génesis. como notábamos desde la introducción. alcance nacional. diversas regiones del país tenían versiones propias de cumbia a mediados de las décadas de 1970 y 1980. a su otro disciplinario. tener a la mano tanta bibliografía respecto casi exclusivamente a comunidades campesinas en el área. las experiencias en torno a la cumbia en estas regiones del país ha estado ligada más a proyectos locales que. Madre de Dios o Loreto. es la cercanía que el fenómeno. Tumbes. Piura. La chicha tuvo el acierto de nacer precisamente en uno de los espacios más explotados por la antropología peruana: el valle del Mantaro. “Como se sabe. tienen. han obtenido tanto o más éxito mediático en Lima que la chicha. la antropología peruana había construido en torno al indígena. Lambayeque. pero aún a pesar de ello. quizás porque los demás espacios –como el caso de Lambayeque con el Grupo 5. Cajamarca. El principal mérito de la chicha.fenómenos suscitados en la capital del país. en realidad. pues como lo hemos sostenido a lo largo del texto. Javier Ávila dice al respecto. o Juliaca con Los Puntos del Amor. Salvo un tema. y muy pocos estudios de la evolución urbana y social de la ciudad de Huancayo. goza de una naturaleza parecida dentro del contexto de la nación wanka. en algunas ocasiones. la chicha como variante musical no es muy conocida en lugares como Ucayali. Lo cierto es que a pesar de aquello. El aguajal de Los Shapis. no han logrado captar la misma atención respecto a su estudio académico. también. Lima Sur. tuvo a la ciudad de Lima: tan sólo a 5 horas en auto y una expansión cultural a lo largo de la carretera central que influyó enormemente en gran parte de Lima Este. llevan a entender que la chicha. Es cierto que la chicha se reveló como una de las expresiones musicales más notorias de finales del S XX. Sin embargo. la paradoja fue que mientras los antropólogos fabricaban discursos “esencialistas” sobre las comunidades. desde su fundación como disciplina académica.

p. el campo para afincarse en los extramuros (de la ciudad)” (2003. en número cada vez mayor. 169) 17 .abandonando.

cumbia andina central.Conclusiones Por un lado. se toma al rock y la nueva ola. se establece que la chicha. como las principales influencias de la tendencia chicha. pues se reconoce que cada área tiene sus propias experiencias en cuánto a malear la cumbia costeña. como hasta hoy se ha sostenido. cumbia selvática y cumbia norteña. y no un concepto que encierra todas las expresiones musicales en torno a cumbia en el país. y la mimetización. y por el contrario. cumbia costeña. Se muestra relevante el hecho de considerar como algo grave y negligente entender que la chicha es. Se analiza. Se explica que la formación de bandas de rock por parte de jóvenes de clase media. años más tarde. Se reconoce la influencia del huayno en la conformación de la cumbia andina central. en desmedro de la valoración particular de cada expresión. pero se intenta negar que esta sea el tronco desde el cual parte. migrantes y de barriada casi todos. otro de los troncos. tanto por un sentido de empatía musical como por razones económicas. y se advierte la gravedad de las ciencias sociales al momento de hacer eco de este tipo de conceptualizaciones mediáticas. traería consigo un viraje de proyectos rockeros hacia formas más tropicales. Se explica lo que para el alumno es el real alcance de la música chicha: una variante de cumbia de la sierra central del Perú. además. de estas formaciones con jóvenes advenedizos de la periferia local. 18 . no es una producción limeña. además de su instrumentación. a su vez. una de las razones por las que el término chicha es utilizado como un contenedor de la totalidad de expresiones periféricas de la ciudad de Lima: una necesidad de la ciudad tradicional por englobar dentro de un solo término lo que esta considera como “el otro”.

MONTOYA. Rodrigo (1996). Lima: Instituto de Estudios Peruanos. Cosmología y música en los andes. Lima: Fondo Editorial del Congreso del Perú. Javier (2003). MAX. 19 . Lo que el viento (de los andes) se llevó: Diásporas campesinas en Lima y los Estados Unidos. Max (2001). En: Revista de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Lima: Facultad de Ciencias Sociales de la UNMSM. Miguel (2010). Música chicha: cambios de la canción andina quechua en el Perú.BIBLIOGRAFÍA ÁVILA. Identidades múltiples: memoria. LLÓRENS. en: BAUMANN. En: Comunidades locales y transnacionales: Cinco estudios de caso en el Perú. Wilfredo (1995). Desborde popular y crisis del estado: El rostro del nuevo Perú. N° 7. Año 5. N° 36. Chicha peruana: Música de los nuevos migrantes. Lima: Veme Asesores Publicitarios. Música popular en Lima: Criollos y andinos. Del mito del Inkarri al mito del progreso: Poblaciones andinas. Ricardo (1993). LAURA. Lima: Instituto de Estudios Peruanos. Lima: Grupo de Investigaciones Económicas. modernidad y cultura popular en el valle del Mantaro. ROMERO. Lima: Centro de Estudios para el Desarrollo y la participación. José (1984). DEGREGORI. La redefinición de las comunidades en el valle del Mantaro. Universidad Comunal. Jesús (2011). MATOS. urbanización y medio ambiente en el valle de Chancay. cultura e identidad nacional. Carlos (1986). Raúl (2004). José (1983). Lima: LP Producciones. SOTO. En: Socialismo y participación. VÉLIZ. MENESES. Madrid: Iberoamericana. Inmigración. Origen de la Universidad Nacional del Centro del Perú. HURTADO. Huancayo: Centro Cultural José María Arguedas. La rica cumbia: Las voces que hicieron historia. Lima: Instituto de Estudios Peruanos.

20 .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful