Está en la página 1de 59

SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

ORÍGENES DE LA UNIVERSIDAD

Debemos rendir pequeño tributo a la historia para comenzar repitiendo que durante el
período conocido como feudalismo la iglesia católica era importante factor estatal pues
poseía tierras y monopolizaba conocimiento y técnica en un entorno de muy escasa
instrucción. Solo sus miembros sabían leer y escribir, lo cual da idea del poder de
dirección que sobre la sociedad tenían y que fue causa de constantes disputas entre su
jerarquía y la monarquía pues su posición la comprometía en asuntos de Estado, por lo
que monarcas y señores feudales nombraban obispos y párrocos. Y por cuanto el dominio
era directo, desnudo, sin los afeites que luego facilitaría la ideología (como “falsa
conciencia”), quizá se les complicaba el problema de explicar ese matrimonio entre
intereses materiales y espirituales tan aparentemente distintos.

Es la jerarquía eclesiástica el núcleo de poder que ordena la fundación de universidades y


es obvia la relación teórica de su concepto de investigación con la imposición de un dios
único y omnisapiente en la consigna “Soy el camino a la verdad y la vida” [“ego sum
viam, veritas et vita”], así como el uso de la universidad como centro de formación
monástica y expansión de su visión del mundo y de la sociedad [“docete omnes gentes”]

Por ello las escuelas monásticas del Siglo IX, que aceptaban estudiantes externos, dan
paso a las escuelas episcopales del Siglo XI, no por casualidad localizadas cerca de las
catedrales, y esas escuelas se van transformando en los centros docentes que en el Siglo
XII van surgiendo para ofrecer estudios en varias disciplinas y otorgar títulos
internacionalmente reconocidos ["licentia ubique terrarum" o "licentia ubique docendi”]

Y allí está el origen semántico del vocablo latino UNIVERSITAS, nombre abstracto
formado sobre el adjetivo UNIVERSUS-A-UM ["todo","entero", "universal"], derivado a la
vez de UNUS-A-UM ("uno")

El esquema de formación descansaba sobre el “trivium” (gramática, retórica y dialéctica)


y el “quadrivium” (aritmética, geometría, astronomía y música)

La primera universidad en Venezuela fue autorizada


por el rey Felipe V según Real Cédula expedida en
Lerma el 22 de diciembre de 1721 por el monarca y
autenticada por don Francisco de ARANA. Ocupó la
edificación que albergaba al Convento de “Santa
Rosa” y fue denominada Real y Pontificia por estar
bajo la tutela y protección del rey español y del jefe
del Vaticano, para entonces Michelangelo CONTI,
conocido como Inocencio XIII.

La segunda nace como continuación del Seminario REAL Y PONTIFICIA UNIVERSIDAD DE CARACAS
Colegio de San Buenaventura de Mérida de los
Caballeros, fundado el 29 de marzo de 1785 por el Obispo, Fray Juan Ramos DE
LORA, de la orden franciscana, y quien venía de ejercer el ministerio en la Baja
California, territorio entonces perteneciente a México.
SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

La corona española había efectuado algunas reformas, convertidas luego en normas


eclesiásticas, buscando mayor disciplina en la vida monástica y atención a las
necesidades pastorales privilegiando la educación del clero parroquial, política que fue
abrazada por los obispos de Valencia (Francisco FABIÁN Y FUERO) y de Toledo
(Francisco Antonio DE LORENZANA Y BUTRÓN), quien fue transferido como máxima
autoridad eclesiástica a México en 1766. Es obvio que el fraile DE LORA, fallecido en
1790, conocía y compartía esa nueva política, en cuyo desarrollo el Cabildo Eclesiástico
merideño encabeza gestiones, desde 1800, para la conversión del Colegio en Universidad
y en 1808 el rey ordena el reconocimiento pero la guerra en Europa impide que la
conversión se haga efectiva hasta que en 1810 la Junta Patriótica de Mérida realiza la
definitiva fundación de la Universidad.

¿CÓMO ERA ESA UNIVERSIDAD Y CUÁL ERA SU FUNCIÓN?

Como expresó el doctor Leopoldo BRICEÑO IRAGORRY (hijo) en discurso ante la


Academia Nacional de Medicina del 20 de septiembre de 2001:

“La Universidad se inclinaba fundamentalmente a defender los fueros y regalías del


rey, velar por la pureza de la religión católica y formar profesionales (teólogos,
canonistas, juristas y médicos) útiles al Estado y a la Iglesia. (…) Para ser admitido
como alumno, se requería presentar un testimonio de vita et moribus, es decir, una
relación detallada de «vida y buenas costumbres». Con el auxilio de testigos y
documentos, el aspirante demostraba que era «persona blanca», hijo de «legítimo
matrimonio», descendiente de cristianos viejos «limpios de toda mala raza». Se
excluía de la comunidad universitaria a los negros, zambos y mulatos y a quienes
habían tenido en su familia alguna infamia, por razón de un penitenciado por la
Inquisición o «alguna nota pública inmoral». Además, el estudiante debía gozar de
buena posición económica, pues la universidad exigía fuertes cantidades de dinero
para conferir los títulos académicos”.
http://www.anm.org.ve/dyncat.cfm?catid=1080&d=Joyas%20de%20la%20Academia&q=Parainfo

Buenas costumbres, nada de “malas razas” y sana posición económica: requerimientos


netamente clasistas para garantizar la continuidad y expansión de privilegios y poder.

En su discurso ante el Congreso de Angostura, en febrero de 1819, donde enfatizó que


"la educación popular debe ser el cuidado primogénito del amor paternal del Congreso.
Moral y luces son los polos de una República; Moral y Luces son nuestras primeras
necesidades", Simón BOLÍVAR adelantaba criterios en cuanto a la educación como
recurso a manejar por el gobierno en tanto elemento primordial para el desarrollo
integral (Aspectos del Proyecto):

“… Al proponeros la división de los Ciudadanos en activos y pasivos, he pretendido


excitar la prosperidad nacional por las dos más grandes palancas de la industria: el
trabajo y el saber. Estimulando estos dos poderosos resortes de la sociedad, se
alcanza lo más difícil entre los hombres, hacerlos honrados y felices.”

Y defiende la necesidad del Decreto de Guerra a Muerte (decisión de Patria o Muerte)


como voluntad de la República

“… no sólo contra la España, sino contra todos los hombres, si todos los hombres se
hubiesen degradado tanto, que abrazasen la defensa de un Gobierno devorador,
cuyos únicos móviles son una España exterminadora, y las llamas de la Inquisición.”

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 2 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Es obvia la relación que BOLÍVAR establece entre el régimen político español y la iglesia
católica como elementos de un mismo dominio, de un identificado colonialismo (“una
España exterminadora”) que tenía como pilar importante al monopolio de la educación
por parte de la jerarquía eclesiástica (“las llamas de la Inquisición”)

Y entre sus proposiciones al Congreso de Angostura el Libertador incluía una Cámara


de la Educación, detallando que el Estado debía:

a. dirigir y orientar la educación y en consecuencia asignar a esa Cámara la tarea de controlar


la educación física y moral desde el nacimiento de los niños hasta los doce años cumplidos;

b. estimular la publicación de libros en español;

c. organizar planes de estudio que dejaran en las mentes de los estudiantiles los elementos
indispensables para fomentar los principios morales y el respeto a las leyes y a los
magistrados, consubstancial con la estabilidad de las instituciones democráticas, y

d. elaborar un plan de construcción de edificaciones escolares, señalando las condiciones


requeridas para estos establecimientos y su ubicación.

En un contexto de construcción de una nueva realidad social, a cuyo fin los ciudadanos
necesitaban:

a. conocer las lenguas vivas antes que las muertas;

b. estudiar la historia comenzando por el presente, haciendo partícipes a los alumnos en la


obra que a su alrededor se está realizando;

c. inducir al estudio de la geografía y la cosmografía como primeros conocimientos que deben


adquirir los jóvenes, y

d. estimular el conocimiento de las ciencias exactas, porque ellas nos enseñan el análisis en
todo, pasando de lo conocido a lo desconocido, y por ese medio aprendemos a pensar y a
raciocinar con lógica.

Ocho años después de pronunciado ese discurso, Simón BOLÍVAR


reforma los Estatutos de la Universidad de Caracas en busca de
cambios que sincronizaran a esa institución [“su desbrozamiento de
aquella rancia morosidad colonial”, al decir de GIL FORTOUL] con el
proyecto político republicano, tarea encargada a los doctores José
Rafael REVENGA y José María VARGAS.

Por la reforma se incluyen las cátedras de


Anatomía y Cirugía en la Facultad de Medicina;
Derecho Práctico, Político y Ciencias Administrativas y Economía
Política en la Facultad de Derecho. Y mediante creación de ingentes
rentas se daba autonomía administrativa a la Universidad, en cuya
reforma fue también importante el reconocimiento práctico al
estudiantado como sujeto político pues el rector debía elegir dos de
cada aula en cada bimestre, para que informaran de la conducta del
JOSÉ R. REVENGA
catedrático.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 3 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

El Estatuto vigente no permitía que los doctores en Medicina pudieran ser rectores y el
cambio abrió camino al doctor VARGAS al Rectorado, fortaleciendo su peso como
representante de la reforma educativa venezolana en los inicios republicanos del siglo
XIX, cuando además de cabeza de la Universidad Central entre 1827 y 1830, ejerció la
Dirección General de Instrucción Pública hasta 1851.

Esa educación era pública y obligatoria y propiciaba la formación primaria para todos, la
media para un grupo de selección [costeada en parte por los que la recibían] y la superior
para una absoluta minoría, con costos mayores a los del nivel medio, situación que se
mantendrá hasta 1870, cuando por decisión de Antonio GUZMÁN BLANCO, Venezuela
se convierte en el segundo país del Continente (primero fue Argentina en 1844) en
establecer la educación gratuita y obligatoria, sin que por ello dejara de ser clasista.

Esos años están cruzados por conflictos políticos, militares y económicos, pero también
se ha desarrollado durante ellos una confrontación teórica (originalmente en Europa e
incluso dentro de la propia iglesia católica) que tiene a la educación como tema, al papel
que ella debe desempeñar en el desarrollo del país, a su dependencia de la rigidez
dogmática religiosa o a su profunda vinculación con lo social a través del laicismo flexible
y la construcción de saberes útiles (apertura hacia las ciencias y sus aplicaciones
prácticas), a la necesaria ruptura de esquemas formativos hasta entonces
predominantes.

La Constitución de 1830 había restringido el voto, dividió al país en once provincias, legó
un Congreso organizado en cámaras de representantes y de senadores y había abolido
--por segunda vez; la primera fue en 1811-- el fuero eclesiástico (privilegio de los curas
a ser juzgados por sus propios tribunales), aceptó la pluralidad de credos y adoptó la
forma centro – federalista asignando a los gobiernos provinciales lo concerniente a
educación primaria y al gobierno central la de niveles secundario y superior.

Los centros educativos dependientes de las


provincias sufrieron enorme deterioro que
durante décadas se mantuvo y profundizó por
razones financieras, crítico cuadro que incluía a
las dos universidades (de Caracas y de Mérida),
las cuales reclamaban autonomía para subsistir.

En cuadro inserto vemos parte de informe de la


Universidad de Mérida, en el cual se lee petición
de auxilio financiero. (Tomado de
http://www.historiaeducativa.org/memorias1.php)

El tema de la autonomía universitaria fue abordado por Luis SANOJO y


Rafael VILLAVICENCIO, durante 1868 y 1869, en medio de una densa
atmósfera de discusiones y aportes que señalaban el predominio de
corrientes positivistas, lideradas por Adolfo ERNST y Rafael
VILLAVICENCIO, corrientes que tendrán profunda influencia en el futuro
de la educación venezolana como se observó durante el gobierno de
A. ERNST
Antonio GUZMÁN BLANCO a partir de 1870, quien suprime la enseñanza
del catecismo católico en los planteles escolares, sustituyéndola por lecciones de moral
universal.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 4 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Y en ese camino de forcejeo con la jerarquía católica, nace un grupo


denominado “Sociedad de Amigos del Saber”, propulsor de las ideas
positivistas y defensor del laicismo en la enseñanza. Uno de los
puntos específicos dentro de ese forcejeo Iglesia-Estado va a estar
signado por lo establecido en la Constitución de 1864, según la cual
no sólo se garantiza la educación primaria como gratuita y
obligatoria, sino que incorpora el principio de la libertad de
enseñanza, una de las banderas de la revolución francesa, objetivo de
la refundación estatal burguesa para restar bases a viejos grupos
privilegiados, entre ellos el clero.
GUZMÁN BLANCO
Otros puntos de fricción GUZMÁN BLANCO-jerarquía eclesiástica
entre 1873 y 1876 fueron:

1.Instauración del matrimonio civil; 2. Secularización de cementerios; 3. Supresión


de primicias que los fieles daban a la Iglesia; 4. Destierro del obispo de Mérida, Juan
Hilario BOSSET, por haber desconocido la ley de matrimonio civil; 5. Establecimiento
del registro de estado civil; 6. Supresión de los conventos de monjas, y 7. Destierro
del arzobispo Silvestre GUEVARA Y LIRA por falta de residencia, de acuerdo con el
Concilio de Trento, declarando vacante el arzobispado y nulos los actos de GUEVARA Y
LIRA.

El centralismo – federalismo es sustituido por el centralismo, lo cual se traduce en apoyo


para los centros de educación y continuidad en los planes. Es emitida una estampilla
escolar, cuya venta proveerá fondos para el sostenimiento del sistema educativo,
solución convertida en Decreto en junio de 1870 sobre la gratuidad y extensión de la
educación primaria, con lo cual se superaba el estado de postración que durante casi
medio siglo ahogó a los centros educativos del interior del país.

Ese Decreto estableció, a escala nacional, la obligatoriedad de la enseñanza gratuita de


principios generales de aritmética, sistema métrico, idioma castellano, moral ciudadana y
fundamentos de la Constitución Federal. Obligaba a los padres y tutores a instruir a sus
hijos en los temas señalados o a contratar un maestro para el mismo cometido.

Además, se crea una Dirección Nacional de Instrucción Primaria con Juntas Seccionales y
un impuesto especial para la dotación material de las escuelas que se crearían en el
futuro.

A partir del gobierno de GUZMÁN BLANCO fueron sentadas las bases de la tecnificación
educativa del Estado venezolano, algunos de cuyos ejemplos son:

1. introducción de las lecciones de cosas o enseñanza objetiva, en búsqueda de la


erradicación del aprendizaje por memorización;

2. ampliación del régimen de estudios para incorporar materias como ciencias naturales,
dibujo, gimnasia, música y elementos de agricultura;

3. uso de medios de comunicación y textos escolares como auxiliares del aprendizaje, y

4. profesionalización de los maestros, quienes tendrían centros de formación (la Escuela


Normal) específicas.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 5 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

En 1833 había sido creado, por decreto presidencial del general


José Antonio PÁEZ, un Centro de Estudios Superiores con el
nombre de Colegio de Carabobo, cuyas actividades comenzaron
en julio de 1836 en local que fue Hospital “San Antonio de
Padua” y hoy conocido como “Casa de la Estrella” en cruce de
calle “Colombia” con avenida “Soublette”, casco central de
Valencia. Allí habían sido celebrados varios actos políticos,
“CASA DE LA ESTRELLA”
entre ellos la decisión de dividir a la Gran Colombia.

El instituto fue cerrado por razones diversas hasta que GUZMÁN BLANCO lo reabre en
1874 como "Colegio Federal de Primera Categoría" con rango universitario. En 1892 el
gobierno presidido por Joaquín CRESPO lo convertirá en Universidad con autorización
para dictar clases de Filosofía, Ciencias Exactas, Ciencias Políticas y Ciencias Médicas.

En 1875 el Ministerio de Educación, bajo dirección de Felipe GUEVARA ROJAS, dividió


la educación primaria en dos ciclos: uno elemental hasta cuarto grado y otro superior
hasta sexto grado, lo cual significó la extensión en dos años en la escolaridad obligatoria.
En 1876 se crean las escuelas Normales de Caracas, Valencia, Cumaná, Barcelona, Ortiz,
El Tinaco, Calabozo y San Cristóbal.

La Constitución aprobada en 1881 establecía algunos derechos, entre ellos:

Título II. Bases de la Unión

Artículo 23. A establecer la educación primaria y la de artes y oficios;


Artículo 24. A reservar a los poderes de la Federación las leyes y providencias
necesarias para la creación, conservación y progreso de escuelas generales, colegios o
universidades destinadas a la enseñanza de ciencias;

Título III. Garantías de los venezolanos

Artículo 12. La libertad de enseñanza, que será protegida en toda su extensión. El


poder público queda obligado a establecer gratuitamente la educación primaria y la de
artes y oficios;
Artículo 13. La libertad religiosa;

con los cuales los jerarcas de la iglesia no estaban de acuerdo, especialmente con lo de
la libertad religiosa o de cultos --su soberbia no acepta equiparar al catolicismo con otras
creencias-- y desconociendo pautas constitucionales conspiraron contra el gobierno,
entre otras cosas propalando falsas noticias y esparciendo rumores negativos acerca de
las nuevas leyes.

Ese año el héroe cubano José MARTÍ vino a Venezuela, donde fue
recibido con júbilo por los estudiantes.

Llega en 1888 Juan Pablo ROJAS PAÚL al gobierno y permite a la


jerarquía eclesiástica la creación de nuevos seminarios y el
establecimiento en el país de comunidades religiosas extranjeras que
con la oferta de servicios caritativos se irán infiltrando en el aparato
educativo del Estado, tarea facilitada por la poca o nula atención JUAN ROJAS PAÚL
gubernamental hacia el desarrollo y fortalecimiento del sistema
educativo público.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 6 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Un Decreto gubernamental de noviembre de 1894 autorizaba la educación religiosa en la


escuela pública “según el culto que profesaran los alumnos” en un país donde no había
prácticamente otro culto que el católico, con lo que la jerarquía eclesiástica retoma su
papel en el campo educativo nacional.

Del 28 de octubre al 17 de diciembre de 1895 es celebrado el Primer Congreso


Pedagógico en el Salón de Actos de la Universidad Central de Caracas, organizado por el
Gremio de Institutores y el Liceo Pedagógico, evento desarrollado bajo la presidencia de
Rafael VILLAVICENCIO, donde continuó el enfrentamiento entre los partidarios del
laicismo en la educación y los defensores del conservadurismo religioso y anticientífico,
cuyo representante en ese evento fue el cura José Rafael LOVERA, quien a nombre del
Centro Católico Venezolano presentó un documento en defensa de la ideologización
religiosa en las escuelas públicas.

El Congreso promulga un Código de Instrucción Pública el 3 de junio de 1897, en cuyo


Libro III, artículo 124, Sección Primera, establecía:

"La instrucción superior se dará en las Universidades Central, de Los Andes, de


Carabobo, del Zulia y de Guayana y en la del Estado Lara que se crea por esta Ley y
que se establecerá en Barquisimeto, y en las que el Congreso Nacional estableciere
más tarde, a propuesta del Ejecutivo Federal".

La educación en general y las universidades en particular sufren de limitaciones


presupuestarias y de cierres impuestos por los gobiernos. Hasta catorce años después la
Universidad de Los Andes quedará limitada a ser una Escuela de Derecho. Y en 1901 el
gobierno cierra la Universidad de Caracas luego de un conflicto por la expulsión de
veinticuatro estudiantes y el colofón de la destitución del Rector, quien desmintió la
versión con la cual el ejecutivo justificaba la medida de expulsión.

En abril de 1904 el presidente Cipriano CASTRO y su Ministro de Instrucción, Eduardo


BLANCO, derogan el Código de 1897 y aprueban uno nuevo, cuyo libro III, [“De la
Enseñanza Privada”], artículo 278, permite que “tanto los venezolanos como los
extranjeros residentes en el territorio de la República que posean título fehaciente o
notoria competencia podrán fundar planteles de educación…”, y en otro artículo establece
que habrá dos universidades en el país: la Central de Caracas y la Occidental de Mérida,
con lo que dejaban al Zulia sin su Casa de Estudios Superiores.

Nada tuvo de casual, por tanto, que la jerarquía eclesial (obispos Juan Bautista
CASTRO, Antonio María DURÁN, Felipe Neri SENDREA, Antonio Ramón SILVA,
Francisco MARVEZ y un doctor --quien no era obispo pero actuaba como tal-- llamado
Águedo Felipe ALVARADO) bajo advocación de instrucción pastoral de Pío X, se
reuniera en el Palacio Arzobispal de Barquisimeto desde el 20 de mayo hasta el 27 de
julio de 1904. Secretario fue el presbítero Nicolás Eugenio NAVARRO.

Y resultado del encuentro fue la fundación de dos institutos: Colegios “Inmaculada


Concepción” de las hermanas de San José de Tarbes y “La Salle”, de los Hermanos de las
Escuelas Cristianas.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 7 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

LA UNIVERSIDAD BAJO LA “DICTADURA”

Todo no era paz y amor al seno de esa jerarquía, sin embargo, pues dos años antes de
posesionarse Juan Vicente GÓMEZ de la presidencia de Venezuela hubo un atentado
contra el entonces Vicario de la Arquidiócesis de Caracas, monseñor Juan Bautista
CASTRO, ya que la ensotanada crema nunca ha dejado de participar en lo peor de la
práctica política, como lo comentaba una Carta Pastoral en 1904, texto tomado de “Las
relaciones Iglesia-Estado durante la época gomecista (1908-1935)”, Rodrigo CONDE,
http://ares.unimet.edu.ve/academic/revista/anales1.1.2001/documentos/conde.doc:

“Hemos de hacer notar aquí, (…), el daño que ha causado a la Iglesia…, y aun a los
mismos eclesiásticos la intervención de éstos en facciones y partidos políticos, que
han agitado siempre a nuestra República. Una de las causas de la gran decadencia de
nuestro Clero (…), viéndose muchas veces los Prelados constreñidos a soportar ciertas
incongruencias en el servicio del Santuario, con no poco perjuicio… de la religión y
escándalos de los fieles, es la participación de algunos clérigos de mal espíritu en las
cuestiones políticas, lo cual momentáneamente los realza y hace juzgar dignos de
recompensa ante los ojos del partido a que han servido para hacerse imponer a los
Prelados y obtener beneficios de que no son dignos, sin que tengan empacho en
pisotear todas las prescripciones canónicas y mancharse con el horrendo crimen de la
simonía hasta llegar al puesto ambicionado”. (González 1997: 389)

“El horrendo crimen de la simonía” significa comprar un cargo eclesiástico y “la


participación de algunos clérigos de mal espíritu” es el intento de asesinato que algún
colega suyo cometió contra el Arzobispo Juan Bautista CASTRO, a quien intentaron
envenenar con el vino de consagración cuando oficiaba misa en el mismo palacio
arzobispal, como es relatado por el licenciado y presbítero Ramón VINKE en “El
Arzobispo Castro” http://www.iglesia.org.ve/libros/monscastro.pdf:

“Se produjo el 18 de febrero de 1906 un hecho, que grabó una página negra en los
anales de la Iglesia en Venezuela. Un hecho, que no tiene parangón ninguno en la
vida de los Obispos, que, ciñendo la mitra y empuñando el báculo, han regido los
destinos de las Arquidiócesis y Diócesis del país. Hélo aquí, tal como lo narra Mons.
Pacheco: «En un domingo de Cuaresma celebraba Mons. Castro, como de costumbre,
el Santo Sacrificio de la Misa, en la Capilla del Palacio Arzobispal. Le ayudaba su
familiar, el Seminarista Federico Monroy, (...), y le asistía también el Diácono Marcos
S. Godoy, después Obispo de Maracaibo. Al empezar a tomar la preciosa Sangre,
Mons. Castro sintió un gusto raro en el Cáliz. Pasó entonces a un vaso el contenido del
Cáliz, puso en éste nuevo vino y consagró. Terminada la Misa se sintió mareado y fue
a su cuarto y se sentó en un butacón. Mons. Lovera y el que esto escribe, habíamos
celebrado Misa en Santa Capilla y cuando estábamos desayunando llegó el Diácono
Godoy, jadeando, como si hubiera venido corriendo, y asustado nos dijo: ‘Corran al
Palacio Arzobispal, que Mons. Castro tomó algo en el vino y está mareado’. En efecto,
salimos para el Palacio y lo encontramos en su cuarto sentado en el butacón, como se
dijo, sintiéndose muy mal. Llamamos al médico inmediatamente, Dr. José Manuel de
los Ríos, quien llegó pocos minutos después. El Dr. de los Ríos pidió el vaso que
contenía el vino y una hoja de papel blanco, la introdujo en el vaso y pocos segundos
después la extrajo; la hoja de papel estaba completamente negra. Al Dr. de los Ríos
se le salieron las lágrimas y exclamó: ‘Yo creía morir sin haber visto semejante cosa’;
y dirigiéndose a Mons. Castro le dijo: ‘Monseñor, han tratado de envenenar a Su
Señoría’. Ya podrán imaginarse (...) el asombro que causaron estas palabras en Mons.
Castro»” (277).

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 8 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

“Al día siguiente escribió Mons. Castro una carta al Gral. Cipriano Castro, Presidente
de la República, que es una interesantísima muestra del genio epistolar del Arzobispo.
Consta esta carta de dos párrafos, sin aparente relación entre sí. En el primero
escribe: «Ha vuelto el padre Maldonado y está en Caracas; no ha podido arreglar su
situación en ninguna parte, ni en Santo Domingo, adonde fue últimamente; Usted
sabe que este sacerdote me profesa un odio mortal, hijo tal vez en parte del estado
de su cerebro, lo cual lo hace más temible, y he escrito por esto al Señor Gobernador
para que se sirva garantizar mi tranquilidad y seguridad en estas nuevas
circunstancias»” (278).

La iglesia tuvo muy buenas relaciones con el gobierno de GÓMEZ, muy cercano y
amigable con el nuevo Arzobispo, monseñor Felipe RINCÓN GONZÁLEZ, quien “no
tenía mayor brillo en ciencias y letras” (VINKE dixit) pero fue clave en la relación de la
jerarquía eclesiástica con el gobierno, del cual lograron bastantes beneficios [regreso de
muchas congregaciones religiosas, libertad de enseñanza auspiciando la fundación de
escuelas regentadas por religiosos y reapertura de los seminarios]; y es de tomar en
cuenta el comentario del artículo ya citado de Rodrigo CONDE:

“Sin embargo, el largo período despótico de Juan Vicente Gómez repercutió en la


Iglesia que reconoció su debilidad estructural, renunció a sus anteriores ideales y se
retiró del campo político, para reducirse a la acción pastoral y ministerial, pues con
Gómez no le quedaba otra alternativa”.

La Universidad sigue en su permanente crisis pero dentro de una práctica que no ha


variado: es reducto de formación de élites en materias que poco tienen que ver con las
necesidades reales del país, de su economía, de su cultura. Y gente que ha egresado de
ella, como José GIL FORTOUL, llega en 1912 al Ministerio de Instrucción Pública y a
fines de ese año la universidad es cerrada hasta 1915.

En abril de 1912 el doctor Felipe GUEVARA ROJAS, quien había obtenido título de
médico en la Universidad Central en 1902, es nombrado Rector y bajo su influencia el
gobierno solicita a la Corte Federal y de Casación, en noviembre de 1914, la derogación
parcial del Código de Instrucción Pública de 1912 argumentando que algunos de sus
artículos cercenaban la libertad de enseñanza garantizada por la Constitución.

En diciembre de ese mismo año la Corte aceptó los argumentos referidos y derogó los
artículos considerados restrictivos de los derechos constitucionales, promulgando de
inmediato (a menos de una semana del fallo derogatorio) un Decreto Orgánico de la
Instrucción Nacional que, entre otras cosas, exponía:

“Toda persona en el pleno ejercicio de sus derechos civiles, puede fundar


establecimientos docentes y enseñar cualquier ramo de los conocimientos, sin
necesidad previa de licencia ni sujeción a reglamentos, programas o textos oficiales.”

“En esta sencilla fórmula se hace tangible y queda consagrado ese gran principio
democrático, que hasta el presente había pasado casi inadvertido en nuestra
legislación”.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 9 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

No es casualidad que en 1913 el gobierno presidido por GÓMEZ, quien había respetado
el sistema de pactos y adhesiones vigente desde GUZMÁN BLANCO, terminó de
desmantelar a los partidos tradicionales (Liberal, Liberal Nacionalista y Conservador),
maniatados desde la batalla de La Victoria en 1902 y redujo las facciones armadas que
habían sido instrumentos para acceder al gobierno; profundizó la organización de las
fuerzas armadas comenzada por CASTRO y dirigió una sistemática política de represión
y exterminio de sus oponentes asumiendo el control del país hasta su muerte.

Y muestra de lo amistoso de la jerarquía eclesiástica con GÓMEZ fue el silencio cómplice


por ella asumido cada vez que el gobierno castigaba a cualquiera de los miembros del
clero por denunciar o combatir a la dictadura gomecista, tales los casos de los sacerdotes
Evaristo RAMÍREZ, Tomás MONTEVERDE y Régulo FRANQUIZ, éste capturado
tratando de escapar del país, atado, apaleado y conducido caminando descalzo hasta la
prisión de “La Rotunda”, donde murió envenenado.

Dos acontecimientos inciden sobre Venezuela: la Primera Guerra Mundial y el comienzo


de la explotación del petróleo. El año 1918 se convierte en fecha emblemática para el
estudiantado universitario de entonces pues el 21 de junio de ese año los estudiantes de
la Universidad Nacional de Córdoba en Argentina, luego de meses de lucha, convocaban
“al cambio social y cultural” en documento redactado por el dirigente estudiantil
Deodoro ROCA y suscrito por los representantes de la Federación Universitaria:

«Hombres de una República libre, acabamos de romper la última cadena que, en


pleno Siglo XX, nos ataba a la antigua dominación monárquica y monástica. Hemos
resuelto llamar a todas las cosas por el nombre que tienen. Córdoba se redime. Desde
hoy contamos para el país una vergüenza menos y una libertad más. Los dolores que
quedan son las libertades que faltan. Creemos no equivocarnos, las resonancias del
corazón nos lo advierten: estamos pisando sobre una revolución, estamos viviendo
una hora americana…»

La situación internacional para esos momentos era:

a) Final de la Primera Guerra Mundial, gran negocio para los monopolios, especialmente los
estadounidenses, como denunció en su tiempo el general Smedley D. BUTLER, de la
Infantería de Marina de EUA (“LA GUERRA ES UN LATROCINIO”) disponible en español en
http://www.soberania.org/Articulos/articulo_2484.htm

b) Inicios del período conocido como “Revolución Soviética” en Rusia, y

c) Llegada del radicalismo al gobierno de Argentina.

Los estudiantes argentinos asumían a la Universidad como centro que irradiaría acciones
revolucionarias, y es pertinente la opinión emitida por Dardo CÚNEO (Introducción a “LA
REFORMA UNIVERSITARIA [1918 – 1930])” a ese respecto:

“… La Universidad: cuartel mayor con vistas comprometidas a mundo y época. Si


pretenden rescatarlas de obsoletas camarillas, de cátedras ortodoxas, de maestros
mediocres, es para que conjugue sus funciones hacia paisajes abiertos, removidos. La
Universidad liberada será cabeza del proceso de democratización del conocimiento al
día, del conocimiento y sus progresos en correspondencia con los progresos sociales,
con los ascensos de la época y sus ritmos transformados. La Reforma la hará apta
para esa representación.” (Pág. XI)

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 10 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

¿Y por qué Córdoba y no Buenos Aires u otro centro? Sigamos a CÚNEO:

“… Para desmentido de toda tentativa de rígida interpretación


determinista, su primer pronunciamiento, en Argentina, no tiene
lugar en Buenos Aires, avanzada social de clases medias, en cuya
Universidad ya se enseña Legislación del Trabajo, sino en
Córdoba, ciudad mediterránea y con celebrada tendencia a
confesional, en la que persisten convenciones, abolengos y
reminiscencias de estilo colonial y en cuya Universidad se
enseña, en Filosofía del Derecho, Deberes para con los siervos.
Digamos que la juventud reformista se anticipa ahí donde la
incitan, con mayor intensidad, los contrastes. La respuesta a los
contrastes unía al hijo del vecino principal con el hijo del
chacarero y del inmigrante pasado a pequeño burgués”. (Pág.
XII)

Esa mezcolanza, finaliza el autor en su introducción al citado libro:

“… fue un ejercicio avanzado, en términos generacionales y para todo el continente,


de la inteligencia criolla en busca de instrumentos y estilos para su propia expresión.”
(Pág. XXII)

Lo cual explica que en todo el continente, muchos de los participantes y protagonistas de


esas luchas hayan pasado a engrosar, como profesionales, las filas de los “partidos del
orden”, de las empresas y de posiciones del poder que antaño dijeron combatir, desde
las cuales han atacado a las universidades de acuerdo a sus intereses y circunstancias
cada vez que en ellas ha surgido cualquier posibilidad de cambios que vayan más allá de
lo meramente cosmético, cada vez que ha existido una proposición que supere los límites
de conservadurismo y permanencia entre los cuales vive la universidad como institución.

Uno de los acontecimientos a tomar en cuenta para el análisis de


toda la situación planteada es la fundación, en 1919, del partido
católico [Partido Popular Italiano en sus inicios] que por
instrucciones del Papa Giacomo DELLA CHIESA (Benedicto XV)
encabezó el cura Luigi STURZO para enfrentar la oleada de luchas
obreras de la posguerra en Europa y poner frenos al ejemplo de la
Revolución rusa de 1917.

Ese partido, internacionalmente llamado “democracia cristiana” y


“social-cristiano”, será el aparato político reaccionario y conservador
GIÁCOMO DELLA CHIESA
para la defensa irrestricta de la propiedad privada, el lucro y el (“BENEDICTO XV”)
liberalismo económico usando las Encíclicas papales (“De rerum
novarum”, “Mater et Magíster”, “Pace in Terris”) como férreo dogma que será
“suavizado” con aportes filosóficos y sociológicos de Alcides DE GÁSPERI, Jacques
MARITAIN y otros.

Diez años después de Córdoba ocurre una eclosión en Venezuela, donde el enclave
petrolero ha introducido cambios en la estructura del país, en su cultura y en su
conformación clasista. También aquí los hijos de la oligarquía terrateniente, de los
banqueros y de la clase media alta, vinculada a la burocracia estatal y al comercio
importador, son los ocupantes de las aulas en las universidades.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 11 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

El objetivo de la lucha es contra el gobierno gomecista y algunos se lanzan a combatirlo


mediante las armas, pero como expone el profesor Humberto CUENCA en “La
Universidad Revolucionaria”, Editorial “Cultura Contemporánea”, Caracas, 1964:

“La llamada generación del 28 se debate en una dramática


alternativa. Mientras algunos de sus integrantes toman las armas
para asaltar el Cuartel San Carlos, intervienen en la toma de
Curazao y en la invasión de Coro, en la expedición del Falke y en el
alzamiento del general Gabaldón en Santo Cristo, el núcleo
esencial del estudiantado se limita a una resistencia pasiva frente a
la tiranía. Fuera de algunas actitudes individuales y gestos
revolucionarios aislados, la masa universitaria se entrega a la
policía velasquera, sin lucha, sin pelea, resignadamente, tan solo
para dejar simbólica constancia de una callada protesta, que deja
orgullosa a la novia y admira la colectividad, que enciende
simpatías y suscita aplausos…” (pág. 59)

Entre 1923 y 1925 fue reorganizada la Federación Nacional de Estudiantes, inactiva


desde su cierre por el gobierno de Cipriano CASTRO. En la dirección de esa Federación
estaban Jacinto FOMBONA PACHANO, José Tomás JIMÉNEZ ARRÁIZ, Isaac
PARDO, Raúl LEONI, Rafael Enrique CHIRINOS, Juan José PALACIOS, Elías
BENARROCH y Miguel OTERO SILVA.

Y para el 6 de febrero de 1928, coincidencialmente feriado de carnaval, es organizada la


Semana del Estudiante según el siguiente programa:

1. desfile desde la Universidad hasta el Panteón Nacional, en homenaje a los próceres;


2. coronación de la reina de los estudiantes Beatriz I (Beatriz Peña), en el Teatro Municipal;
3. recital de la juventud, en un teatro capitalino;
4. concentración juvenil en La Pastora, y
5. preparación de una becerrada.

¿Alguna agenda oculta, algún radical plan revolucionario para sacudir las estructuras del
viejo Estado? No, pues como lo relata uno de los participantes, Joaquín GABALDÓN
MÁRQUEZ, “Memoria y Cuento de la Generación del 28”:

“La Semana del Estudiante --6 a 12 de febrero de 1928-- en cuya oportunidad


adquirió su primer relieve la personalidad juvenil de Rómulo Betancourt, no fue un
movimiento revolucionario preparado de antemano, ni estimulado
en forma alguna por intereses políticos tradicionales. Fue solo, en
su pensamiento original, una prueba de la dinámica de la
juventud, concreta y exclusivamente encaminada a organizar el
conglomerado estudiantil, dentro del radio de actividades e
intereses específicos. La definida misión de aquellos festejos fue el
allegar fondos para la creación de la «Casa Andrés Bello, Morada
del Estudiante». Solamente las circunstancias dentro de las cuales
se desenvolvía la vida nacional, particularmente la vida política, al
hacer que se rompiese espontáneamente el marco primitivamente
concebido, vinieron a ocasionar el desbordarse el arranque inicial
hacia el terreno de la política. En realidad, fueron los íntimos
impulsos de la juventud, casi inconscientemente agazapados, a la espera de la ocasión
que les permitiese manifestarse, los verdaderos determinantes del nuevo curso que
hubieron de tomar tan pronto los sucesos.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 12 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

El discurso de Jóvito Villalba en el Panteón Nacional, el día 6 de


febrero; el poema a la Reina Beatriz, de Pío Tamayo, en el
Teatro Municipal; los versos de Jacinto Fombona Pachano,
también en el Municipal; el discurso de Joaquín Gabaldón
Márquez en la Plaza de La Pastora; el discurso de Rómulo
Betancourt en el Cine Rívoli; y tras estas manifestaciones, el
inesperado desbordamiento de humor, de risa anti-gobiernista, y
la general, aunque impremeditada repulsa por el régimen: tales
fueron las causas supervinientes que torcieron la dirección inicial
de los festejos”. (Página 47)
BEATRIZ I

El gobierno de los terratenientes, de los banqueros, de los curas, de los importadores y


de las compañías petroleras reaccionó con su autoritarismo característico a esa
“impremeditada repulsa por el régimen” y muchos de los participantes en los festejos
fueron a dar con sus huesos a las cárceles, donde nacieron algunos de los mitos que al
país costarán muy caro en el futuro, pues como expresó Dardo CÚNEO respecto de la
conmoción cordobesa, también aquí “… fue un ejercicio avanzado, en términos
generacionales y para todo el continente, de la inteligencia criolla en busca de
instrumentos y estilos para su propia expresión.”

Importante por sus previsibles efectos era que en 1927 iniciaba operaciones la Mene
Grande Oil Company en el oriente del país, y que en 1928 fue descubierto petróleo en el
Campo “Quiriquire” por la Standard Oil of Venezuela, temas que al parecer estaban fuera
“del radio de actividades e intereses específicos” de la mayoría de la generación del
veintiocho. Con razón el hombre de mejor formación política en ese grupo, Pío
TAMAYO, diría luego: “Nuestro mal proviene de no haber tomado en cuenta al pueblo
como primer elemento de acción social”.

GÓMEZ muere en su cama a finales de 1935 y al año siguiente hay revueltas populares
que son atenuadas y desmovilizadas por dirigentes políticos y estudiantiles, quienes si
hace siete años se entregaron a la policía en masa sin presentar combate, esta vez
negocian “con prudencia” (ver “LOS TRABAJADORES Y SUS LUCHAS”
http://www.soberania.org/Articulos/articulo_3055.htm, páginas 14 y siguientes)

La Federación de Estudiantes de Venezuela, reconstituida luego de la muerte de GÓMEZ,


se reúne para discutir un programa de reforma universitaria que presentó así:

I. autonomía absoluta, libre de toda intervención ejecutivista;


II. elección de autoridades por el Consejo Universitario;
III. cogobierno de profesores y alumnos;
IV. elección paritaria de los decanos;
V. creación de nuevas escuelas;
VI. reforma general del plan de enseñanza, y
VII. reconocimiento de la FEV como único órgano legal representativo.

El último punto fue incluido para tratar de impedir la división del estudiantado, planteada
luego que el 6 de mayo, en asamblea celebrada en el Teatro Nacional, un grupo de
dirigentes reclaman que el gobierno abandone la política complaciente de GÓMEZ y haga
cumplir la ley respecto a la Compañía de Jesús y todas las disposiciones en pro del
laicismo en la educación y contra el intervencionismo clerical.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 13 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Un grupo en el que destacaban los bachilleres Rafael CALDERA RODRÍGUEZ,


Francisco Alfonso RAVARD, Carlos RODRÍGUEZ UZCANGA y Pedro José LARA
PEÑA, se opone a incluir en la discusión el tema religioso pero su CALDERA
posición es derrotada luego de un enconado debate y desde ese
momento ese grupo se retira, acompañado de otros estudiantes.

Dos días después constituyen la “Unión Nacional Estudiantil”, cuya


partida de nacimiento es firmada por Rafael CALDERA RODRÍGUEZ,
Ezequiel MONSALVE CASADO, Francisco Alfonso RAVARD, Carlos
RODRÍGUEZ UZCANGA, Paúl OTAMENDI, Pedro José LARA PEÑA,
Justo Pastor FARÍAS, Héctor SANTAELLA, César TINOCO
RITCHER, Eduardo LÓPEZ DE CEBALLOS, Ricardo ZULOAGA, José
GIACOPINI ZÁRRAGA, Francisco VERA IZQUIERDO, Miguel Ángel LANDÁEZ,
Marcel GRANIER, Gustavo PONTE RODRÍGUEZ, Hugo PÉREZ LA SALVIA y
Lorenzo FERNÁNDEZ.

Era el núcleo del Partido Católico propugnado por el Vaticano y que para
1936 ya tenía estrechos vínculos con el fascismo europeo y una identidad
de fines y métodos con la falange española; y la política desarrollada por
ellos fue de complicidad con las acciones del gobierno del general Eleazar
LÓPEZ CONTRERAS y la aplicación de métodos terroristas contra quien le
LARA PEÑA adversara, como ejemplificamos:

En febrero de 1937, el gobernador de Caracas, Elbano MIBELLI, revocó la autorización


para el funcionamiento de la Federación de Estudiantes de Venezuela pero permitió a la
Unión Nacional de Estudiantes continuar sus acciones sin que ésta protestara ni criticara
la medida. En respuesta a la agresión gubernamental, que incluyó cierre de local de la
FEV y detención de su presidente, Jesús GONZÁLEZ, y de los estudiantes Luís
HERNÁNDEZ SOLÍS, Roberto ESTÉVEZ, Gustavo MACHADO, Fernando MÁRQUEZ
CAIRÓS, Salvador DE LA PLAZA y Germán HERRERA HUMÉREZ, fue convocada una
huelga general que la UNE saboteó, asistiendo a clases con sus fieles esquiroles.

Los seguidores de la FEV tomaron el edificio de la UCV y


mantuvieron a las autoridades encerradas mientras el Comité de
Huelga exigía su renuncia, por lo que el Rector, Salvador
CÓRDOVA, pidió intervención de la fuerza pública con el
consiguiente asalto de ésta a la Universidad, la muerte del
estudiante Eutimio RIVAS por un balazo en la cabeza, varios
estudiantes heridos y más de trescientos presos.

El asesinato fue protestado por la colectividad estudiantil, excepto


por la UNE; y CALDERA, en nombre de ella, atribuyó el crimen a
“los instigadores de oficio”.

Y a finales de 1937 un grupo de estudiantes “uneístas”, a cuyo


frente iba Rafael CALDERA, agredió al periodista, humorista y dramaturgo Leoncio
MARTÍNEZ (“Leo”), director de la revista “Fantoches”, a quien apalearon cobardemente.

CALDERA fue funcionario de la Oficina del Trabajo y sus acólitos le fabricaron el mito de
ser “autor de la Ley del Trabajo”.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 14 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Citemos de nuevo al profesor CUENCA:

“A partir de 1940, comenzó entre nosotros el proceso de la Reforma universitaria que


culminó en 1946 con la promulgación del Estatuto de las Universidades Nacionales. En
1940, las autoridades universitarias fueron elegidas por el Ejecutivo de una lista de
candidatos elaborada por representantes de las Escuelas, pero a poco este sistema fue
desechado, pues se formó una pequeña casta rotativa que aseguraba impunemente la
continuidad de algunos incapaces, lo cual desacreditó el sistema, porque en estos
países las leyes tienen carácter subjetivo. Desde entonces, el nombramiento de las
autoridades universitarias era de la libre elección y remoción del Ejecutivo. Dentro del
concepto de universidad, como república de estudiantes, el Rector debe ser un
mandatario elegido por la máxima autoridad universitaria que es la asamblea de
profesores, estudiantes y egresados.

A poco, el golpe militarista cercenó la autonomía y ensangrentó las aulas. Se


engendró aquel tenebroso Consejo de Reforma que impuso tasas a la enseñanza,
aniquiló la autonomía, sometió el profesorado y sus autoridades a nombramientos
ejecutivos y la universidad quedó reducida a una sucursal del Ministerio de Educación.

La siniestra clausura de un año fue el resultado de la gestión del Consejo de Reforma.


Mientras lo mejor de la juventud venezolana emigraba al exterior y un grupo de
profesores perseguidos iba a enseñar en otras universidades, la dictadura abría las
puertas del país a bandas fascistas, analfabetas y aventureros”. (Pp. 16-17)

El 18 de octubre de 1945 es derrocado el gobierno del general Isaías MEDINA


ANGARITA por una coalición de militares y civiles cuyos jefes fueron Marcos PÉREZ
JIMÉNEZ y Rómulo BETANCOURT. Diez meses antes, CALDERA y su grupo político,
entonces denominado “Acción Nacional” [en Italia era “Acción Católica”], había pactado
con BETANCOURT una participación conjunta en las elecciones municipales de Caracas,
proceso del cual salieron derrotados al ser electos Cirilo BREA, Carlos IRAZÁBAL,
Arturo USLAR PIETRI y otros, luego de un acuerdo con otro sector de AD opuesto a
BETANCOURT.

El acuerdo parece haber continuado pues inmediatamente al golpe de octubre CALDERA


es nombrado Procurador General de la Nación por BETANCOURT, y luego, por
desacuerdos internos en su grupo, es disuelta “Acción Nacional” hasta que en enero de
1946, en los altos del local donde funcionaba la tintorería “Ugarte” nace el “Comité
Político Electoral Independiente” (COPEI), cuya consigna fundacional fue “POR EL
TRIUNFO DE LOS IDEALES DE LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE”.

En diciembre de 1947 son realizadas elecciones nacionales que


gana Rómulo GALLEGOS, derrocado en noviembre de 1948 por
el antiguo socio de los adecos, PÉREZ JIMÉNEZ, en hecho
monitoreado por el gobierno de los
Estados Unidos a través de su
Agregado Militar en Caracas, el
coronel Edward ADAMS quien, según
el presidente de aquél país, la noche
previa al golpe de estado “se hallaba CNEL. EDWARD ADAMS
en el Ministerio de la Defensa de
Venezuela buscando unas entradas para una corrida de
toros”.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 15 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Y como detalle curioso, es conocido que desde horas tempranas del día del golpe militar
se hallaba asilado en la embajada de los Estados Unidos el jefe de los adecos, Rómulo
BETANCOURT, quien parece haber “adivinado” que su compañero de partido sería
derrocado en horas de la tarde de ese mismo día y sin pérdida de tiempo se puso a
salvo.

El nuevo jefe del Ejecutivo recibió en Miraflores las


felicitaciones y parabienes de parte de los representantes
de FEDECÁMARAS (su presidente era Oscar MACHADO
ZULOAGA) y de la jerarquía eclesiástica en persona del
Arzobispo Lucas Guillermo CASTILLO, en tanto la
revista SIC saludaba: “Ha empezado a brillar bajo la
mirada providente de Dios, el amanecer de este nuevo
día, de una nueva época, para nuestra patria
venezolana”.

En marzo de 1952 el Consejo de Reforma de la UCV destituye a más de veinte


profesores, y el profesor CUENCA relata:

“… La Federación de Centros Universitarios se propuso impedir la ocupación policial de


la Universidad, pero los estudiantes fueron detenidos, expulsados al
extranjero e internados en el campo de concentración de la isla de Guasina.
El gobierno de facto calificó la protesta de los alumnos como «movimiento
subversivo, encaminado a fomentar el desorden y la confusión, y parte de
planes de una conspiración y actos de terrorismo». La Junta Militar creó
aquel tenebroso Consejo de Reforma que suspendió la vigencia del Estatuto
y redujo la Universidad Central a simple dependencia del Ministerio de
Educación.

Los profesores universitarios suscribimos una carta, redactada por Rafael


HUMBERTO CUENCA
Pizani, denominada más tarde «Carta Magna», en la que manifestamos al
Presidente de la Junta de Gobierno --ex Decano de la Facultad de Derecho-- que
«estamos decididos a separarnos de los cargos que venimos desempeñando, en el
caso de que no se llegue a una solución satisfactoria que deje incólume la autonomía
universitaria»” (Pág. 66 con Nota 17 de pie de página, cuyo último párrafo
señala: “El doctor Rafael Caldera se abstuvo de firmar la carta-renuncia”)

En febrero de ese año el gobierno había


anunciado suspensión de actividades docentes en
la Universidad e insuficiencia de presupuesto para
pago de profesores. La nueva Ley de
Universidades deroga en la práctica la gratuidad
de la enseñanza y elimina cualquier rasgo
autonómico.

En octubre de 1953 el gobierno decide nombrar


Rector a Pedro GONZÁLEZ RINCONES,
Vicerrector a Willy OSSOT y Secretario a Luis Beltrán GUERRERO.

FEDECÁMARAS y la jerarquía católica guardaban prudente silencio y no llamaron a paros


cívicos, marchas ni protestas sino que apoyaban todas las medidas oficiales y el
arzobispo era un asiduo acompañante de PÉREZ JIMÉNEZ a cuanto acto había.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 16 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Y cuando el gobierno instituyó la “Semana de la Patria” que culminaba cada 5 de julio en


un desfile de militares y civiles en honor al
presidente, los curas usaban símbolos católicos como
las vírgenes patronas de diversos pueblos, para
traerlas en procesión a esos actos proselitistas.

En varias ocasiones utilizaron la efigie de la virgen de


la Coromoto (llamada por muchos “la virgen
pérezjimenista”) en los desfiles para llamar a los
feligreses a pedir gracias al cielo por tan maravilloso
gobierno, por el cual hicieron campaña con la misma efigie para que ganara el plebiscito
de 1952.

PÉREZ JIMÉNEZ (respetuosamente llamado Presidente por empresarios, curas y


medios de difusión), complaciendo peticiones de la Conferencia Episcopal de 1951,
decretó el 21 de agosto de 1953 el Reglamento Orgánico de las Universidades privadas y
el 19 de octubre de ese mismo año emitió Decreto 42 autorizando el funcionamiento de
la Universidad Católica “Andrés Bello” con las Facultades de Derecho e Ingeniería, las
cuales iniciaron actividades dos meses después en lo que habían sido instalaciones del
Colegio “San Ignacio”, Esquina de “Jesuitas”. ¡Cómo no iba a ser maravilloso para los
jerarcas eclesiásticos un gobierno así!

Fallecido Lucas Guillermo CASTILLO se encarga monseñor Rafael ARIAS BLANCO,


quien continúa la política de su antecesor hasta que la jerarquía de la iglesia, ante la
inminente caída del gobierno [por precisas instrucciones de la Casa Blanca, donde ya
habían cocinado el “Pacto de Punto Fijo”] después de nueve años de silencio y
complicidad, a partir del primero de mayo de 1957 hace leer en los templos la Carta
Pastoral que servirá para lavarles la cara luego de la huida de PÉREZ JIMÉNEZ el 23 de
enero de 1958.

LA UNIVERSIDAD BAJO LA “DEMOCRACIA”

Regresan al país los jefes de partidos políticos y


comienzan a reorganizar sus aparatos, especialmente
los electorales.

En febrero de 1959 recibe Rómulo BETANCOURT la


banda presidencial, acto en el que llamó a “aislar y
segregar a los comunistas” dando fiel cumplimiento a
las instrucciones del Departamento de Estado.

La mayoría en Caracas, Aragua y Miranda había


votado contra los adecos, lo que explica la saña
represiva del gobierno hacia los barrios populares,
ocupados como si de territorios enemigos se tratara.
El 4 de agosto de 1959 una manifestación en la Plaza
“La Concordia” es disuelta a balazos por la Policía
Municipal y son asesinados los desempleados Juan
Francisco VILLEGAS, Rafael Simón MONTERO y
Rafael Baltasar GONZÁLEZ.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 17 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

En los comunicados del gobierno los sectores populares que toman la calle ya no son “el
heroico pueblo que dio al traste con la oprobiosa
dictadura” y se van convirtiendo en “ex-reclusos
de «El Dorado»” y en “inadaptados”. Y ante la
movilización de masas contra el despotismo
adeco, los dirigentes de los partidos llamados
revolucionarios volvieron a llamar a la gente a
“irse tranquila a sus casas”, coincidiendo con la
estrategia de BETANCOURT, para quien toda
expresión masiva era “bochinche” y “anarquía”.

Hasta ese momento en Venezuela nadie hablaba


de lucha armada (ver “ASÍ ACTUABAN LOS
GOLPISTAS CUANDO ERAN GOBIERNO”
http://www.aporrea.org/actualidad/a545.html)

Como detalle curioso, incluimos nota de un


incidente sucedido antes de las elecciones de
1958, como lo registró la revista “ÉLITE” del 14
de diciembre de ese año, cuando desde un
helicóptero lanzaban propaganda anticomunista
y las autoridades obligaron al piloto a que
aterrizara, descubriéndose así que un cura de
nombre Germán GONZÁLEZ era responsable,
pero no fue detenido sino trasladado a su cuartel
general en el arzobispado, quedando demostrado “ÉLITE”, 14 DE DICIEMBRE DE 1958
una vez más que la jerarquía eclesiástica “no se
mete en política”.

Cuatro años antes el Departamento de Estado


había derrocado al gobierno guatemalteco de
Jacobo ARBENZ, operación legitimada en
Caracas en la X Conferencia Panamericana,
celebrada en marzo de 1954 y cuyo jefe
indiscutido fue John Foster DULLES.

El primero de enero de 1959 en Cuba, fuerzas


guerrilleras comandadas por Fidel CASTRO, X CONFERENCIA PANAMERICANA

Camilo CIENFUEGOS y Ernesto “Ché” GUEVARA habían entrado


victoriosas a La Habana, y ese hecho movió a la diplomacia del dólar
a repetir lo que hicieron en Guatemala, pero el impacto de la victoria
guerrillera también ejerció influencia en sectores políticos y sociales
muy amplios; y los partidos “del orden”, en cuyas direcciones
medraban representantes de la (de)generación del 28, se vieron
afectados por conflictos que en Venezuela tenían una connotación
FIDEL CASTRO Y añadida: quienes habían llevado sobre sus hombros la resistencia
CAMILO CIENFUEGOS contra el gobierno de PÉREZ JIMÉNEZ estaban siendo desplazados
de cargos de responsabilidad partidista por aquellos que vivieron
tranquilos en el exilio, casos de Acción Democrática y Unión Republicana Democrática.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 18 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Surgen así tendencias y fracciones que se traducen en desprendimientos como el


Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y en liceos y universidades las elecciones
estudiantiles favorecen a los “grupos revolucionarios”, que se oponen a las políticas
regresivas planteadas por los cogollos de los partidos AD, COPEI y URD, pues en la
dirección del Partido Comunista no eran visibles las contradicciones de ese tipo.

Esa situación se extiende a las Fuerzas Armadas, en


cuyos componentes (especialmente la Marina y el
Ejército) hay oficiales en desacuerdo con sus jefes
militares y civiles, unos por tener relaciones y
compromisos con el gobierno depuesto; otros por
oposición a la influencia estadounidense en la política
interna del país y el predominio de la doctrina de la
“Seguridad Nacional” impuesta por el Departamento
de Estado e introyectada en los cursos dictados a
oficiales venezolanos por asesores militares
estadounidenses en sus escuelas especiales de la
Zona del Canal de Panamá y en ciudades de los
EEUU.

La lección de la caída del gobierno de PÉREZ


JIMÉNEZ era muy reciente para ser ignorada, pues
luego de sostenerse sobre el irrestricto apoyo de FEDECÁMARAS, de la jerarquía
eclesiástica y de las Fuerzas Armadas, y de ser reconocido como “el modelo de gobierno”
para los países de América Latina por el presidente estadounidense Dwight
EISENHOWER, fue desechado y lanzado a los leones mientras los factores de poder
hacían sus enroques para mantenerse en el control: FEDECÁMARAS presente en la Junta
de Gobierno y la jerarquía eclesiástica disfrazada de “pieza clave” en el derrocamiento de
su hasta ayer querido presidente ahora denostado como “dictador”.

El bloque social dominado, es decir, “el pueblo”, continuaba poniendo los muertos y
siendo masa de maniobras para políticos, curas, empresarios y militares que trataban de
cambiar algunos detalles de fachada para que todo siguiera igual. En la Universidad
Central, centro activo de conspiración contra el gobierno de PÉREZ JIMÉNEZ y mecha
encendida desde la huelga de noviembre de 1957, la Junta de Gobierno había nombrado
una Comisión Universitaria presidida por Francisco DE VENANZI, entre cuyos
miembros estaban Jesús María BIANCO, Rafael PIZANI, Marcelo GONZÁLEZ
MOLINA y Ernesto MAYZ VALLENILLA.

Para 1960 el gobierno mantiene una situación de virtual toma de los barrios combativos
(de Caracas y otras ciudades) por parte de policías, militares y bandas armadas
partidistas, con las garantías constitucionales suspendidas y las cárceles llenas de presos
políticos, situación en la que el estudiantado universitario y liceísta es protagonista de
primera línea.

Uno de los aspectos importantes en el conflicto político y social que se vivía era la
tramoya que el gobierno estadounidense montaba contra Cuba, para lo cual reclutaba a
sus gobiernos regionales aliados y ponía en práctica las técnicas de comunicación
(propagandas blanca, negra y gris) que la CIA diseminaba por todo el mundo,
disfrazadas de noticias y opiniones.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 19 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Este era parte del cuadro existente en 1961:

Las víctimas del sub y


desempleo toman calles
y avenidas para ejercer
la actividad conocida
como “buhonería”,
dando origen a un
problema que aún
subsiste y del que sus
progenitores se han
olvidado ser.

Trabajadores de la
Salud Pública reclaman
por maltratos de los
patronos e insuficiente
presupuesto para la
debida prestación de
servicios.

El gobierno, mediante
Decreto de Poderes
Especiales, rebajó el
salario a todos los
trabajadores del
Estado, lo que se dio en
llamar la “Ley del
Hambre”, defendida por
sus socios de COPEI.

Las acciones contra los sectores populares provocaron respuesta de los entonces
llamados partidos revolucionarios y la inmediata represión gubernamental contra ellos.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 20 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

La agresión del gobierno estadounidense contra Cuba estaba en marcha y estos eran
indicios y detalles de sus planes:

El gobierno estadounidense tenía bases de


entrenamiento a mercenarios en Miami, Guatemala
y Nicaragua y uno de los principales grupos era la
“Brigada 2506”, cuya bandera fue recibida --en
diciembre de 1962 en el “Orange Bowl” de Miami, después de su vergonzosa derrota en
Playa Girón-- por John F. KENNEDY, quien prometió a sus oferentes “devolverla en una
Habana libre”.

BETANCOURT, sus ministros y dirigentes de los partidos “del orden” estaban al tanto de
la agresión que se preparaba contra Cuba y fueron cómplices y partícipes de ella, lo que
motivó la renuncia del Ministro de Relaciones Exteriores, doctor Ignacio Luis ARCAYA,
a quien por su gesto valiente se le dio tratamiento de “el Canciller de la Dignidad”.

Por si faltara un aliño, después que el gobierno de los EEUU fue derrotado en Bahía de
Cochinos en abril de 1961, la Conferencia Episcopal Centroamericana y de Panamá
emitió, el 25 de diciembre de ese año, una Carta de alerta contra el comunismo,
texto que parece sacado del libro anticomunista “Oráculo Marxista en Los Andes” y al
cual copiamos parcialmente:

“No obstante podemos hablar de peligro. El mal del comunismo es real, y ¿cuál es el
peligro de que se extienda y acabe con todo el organismo? ¿Se podrá atajar el
tiempo? ¿Bastará una terapéutica ordinaria? ¿Se necesitará amputar algún miembro?

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 21 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

B) Predisposición e infiltración del comunismo. Desde la caída


de Cuba…, se han prodigado con exceso en nuestros pueblos,
las manifestaciones pro-castristas, la propaganda y revueltas
comunistoides. El organismo estaba predispuesto. Era campo
abonado para el bacilo y todo el cuerpo enfermó. Mayorías
rurales en condiciones ínfimas de vida, salarios bajos,
alimentación deficiente, vivienda, higiene, educación en niveles
muy inferiores, escasa producción y menor productividad.
Contrastes con minorías económicamente fuertes, produciendo
un cuadro demasiado crudo. La propaganda ha recalcado las
injusticias, ha exacerbado los ánimos, ha prometido la
abundancia de bienes materiales, posesión de tierras y riquezas,
y la solución de todos los males haciendo sonar la mágica palabra: “Comunismo”. Y el
comunismo se ha infiltrado entre nuestros sencillos campesinos, obreros,
universitarios, profesionales y hasta estudiantes de secundaria. Las células comunistas
existen por doquier. (…) Se ataca a la enseñanza privada, especialmente a la católica,
se implica la enseñanza laica violación flagrante del derecho natural de libertad de
enseñanza, del derecho de una abrumadora mayoría católica a educar a sus hijos
según sus creencias. Se desprestigia al clero y a la Iglesia, se procura dividir al clero
entre sí y se exagera el nacionalismo extranjero. Se fomenta la inquietud, la
disconformidad, el temor, la inseguridad, para incrementar la evasión de capitales,
paralizar la economía y que aumente la miseria y el descontento.”

La “amputación” de que allí se habla no deja lugar a dudas y la operación requerida


estaba en su preparación preliminar, tarea por cierto en la que el gobierno venezolano y
particularmente BETANCOURT tendrán importancia suprema: la exclusión de Cuba de la
OEA y la aplicación del bloqueo económico para que el cerco profiláctico no permita que
el ejemplo se extienda, pues la “terapéutica ordinaria” (la invasión de Bahía de
Cochinos) había fracasado estruendosamente y los muchachos de KENNEDY, capturados
en masa y en total desconcierto, estaban siendo canjeados por medicinas y tractores.

Resaltamos el inventario (detallado por los mismos clérigos) de miserias causadas por el
capitalismo pero que los jerarcas eclesiásticos consideran mala no su existencia, sino que
los comunistas las combatamos. El texto completo de la Carta está en
http://www.iglesiacr.org/content/view/99/7/, cuya lectura quizá nos ayude a descubrir el
origen de ese “derecho natural de la libertad de enseñanza” que esos curas reclaman
para ellos… pero no reconocen a los demás.

Y volviendo a la universidad venezolana, la vida en ella siguió discurriendo entre la


permanente agresión de sus otrora defensores, muchos de ellos egresados de sus aulas,
y una formación criticada pues no toma en cuenta las realidades y necesidades del país
sino que es continuación de las rigideces medievales.

Citemos nuevamente al profesor CUENCA:

“El academicismo universitario ha creado esta enseñanza abstracta, memorista y


elitesca que no hace ningún aporte a la solución de nuestros problemas, porque a
menudo repite y glosa viejas doctrinas europeas, mientras los problemas nacionales
permanecen intocados y la masa estudiantil no recibe sino títulos de profesiones
académicas. Hasta ahora, nuestras universidades han sido recinto exclusivo y
privilegio de doctores, pero inaccesibles al pueblo. El técnico industrial no tiene sitio
universitario a pesar de que Latinoamérica requiere con urgencia cantidad y calidad de
hombres que conozcan la ciencia y el arte de las grandes y de las pequeñas industrias.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 22 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

No necesitamos tanto de abogados, médicos e ingenieros como de técnicos que sepan


fabricar vidrio, jabón o acero.

Entonces se nos impone la tarea de dignificar la enseñanza técnica, pero cuidado de


que el estudiante, y más tarde el profesional, conserven su fertilidad humana y su
sensibilidad social, que la universidad forme especialistas que vean al mundo por las
cuatro ventanas y no por una sola, que la técnica y la ciencia se pongan al servicio del
hombre y de sus necesidades y no se conviertan en instrumentos de adquisiciones
puramente utilitarias.

A la universidad le interesa todo, la mujer y la estrella, el obrero y el campesino, pero


fundamentalmente el pueblo. Ella debe mantener sus puertas abiertas a los técnicos
pues no pueden quedar ausentes de los problemas del mundo de hoy. La enseñanza
universitaria debe ser permeable a los cambios y circunstancias de su tiempo, debe
preparar la presente generación para vivir y actuar en su momento…” (Página 96)

Los conflictos acercaron un poco a los estudiantes universitarios a la cotidianidad del


bloque social dominado, usualmente materia prima para la propaganda, los discursos y
hasta las justificaciones de grupos e individuos, pero sin un anclaje real traducido en
un proyecto político revolucionario. Y los representantes de la generación del 28 en
funciones de gobierno, supuestos defensores de la universidad autónoma y democrática,
no dudaban en dejar clara su posición.

“EL CARABOBEÑO”, 17 DE JUNIO DE 1961

“El mito del 28”, alimentado para dar continuidad a la dirección-dominio (hegemonía,
en otro nivel de comprensión y lenguaje) de una determinada clase social, pudiera ser
derrumbado simplemente comparando el decir con el hacer, tarea imposible de realizar si
dejamos de lado un aspecto importante: la ideología [«la falsa conciencia»], con su
arsenal de recursos como “el sentido común”, “la tradición”, “la comunidad de intereses”,
“el sistema democrático” y demás etiquetas cuyo contenido se debe extraer, desmenuzar
y analizar para entender cómo actúa en el cerebro de la gente, cómo determina
conductas de aceptación de lo dado, cómo genera resistencias a lo nuevo.

Y la Universidad, como suprema fábrica de doctores, como depósito del saber


cristalizado, es uno de los más importantes medios [“Aparato Ideológico del Estado”
según Louis ALTHUSSER] para garantizar la continuidad (“la reproducción ampliada”)
de la sociedad desigual y clasista, porque la educación formal no es revolucionaria.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 23 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Sigamos los razonamientos del profesor CUENCA:

“… No podemos concebir ahora la universidad como una isla frente al Estado, no


podemos tampoco admitir su intervención ejecutivista, pues la mejor doctrina
aconseja cohesión y no separación. Ha sido ya advertido que cuando ocurre un
movimiento popular, las fuerzas de la reacción se apoderan de las aulas universitarias
y las convierten en recintos inaccesibles a las aspiraciones populares. La autonomía
universitaria ha servido de instrumento a las fuerzas reaccionarias para apoderarse de
las universidades latinoamericanas. Así ocurrió en Córdoba, la propia cuna de la
reforma, en México, en Guatemala y estuvo a punto de ocurrir en La Habana, donde
los contrarrevolucionarios pretendieron convertir las aulas en trincheras y reductos de
la reacción. En vez de una universidad al servicio del pueblo, con oportunidad para
todos, imponen métodos selectivos que la transforman en una institución
aristocratizante para regusto de una élite. Los últimos acontecimientos ocurridos
comprueban, desgraciadamente, que aún alguna porción del profesorado democrático
no quiere responsabilidades en la limpieza universitaria, y entonces se hace ostensible
que sólo el estudiantado puede motorizar con energía la purificación de la universidad,
y su estímulo y respaldo son imprescindibles para lograr una verdadera reforma
universitaria”. (Página 19)

El país se debate en múltiples contradicciones, el gobierno despliega su fuerza policial,


parapolicial y militar enfrentando las protestas populares, y cercena el derecho de
manifestación mediante la suspensión de garantías constitucionales desconociendo
totalmente la autonomía universitaria, como sucedía en Carabobo en abril de 1961.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 24 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Una pequeña muestra de los conflictos políticos y sociales, cuando los manifestantes
éramos “desordenados y anárquicos” para la prensa, y una noticia como esa de que
los policías tenían órdenes de “disparar sin contemplaciones” (es decir, la pena de
muerte) no era criticada por “periodistas”, por “defensores de los derechos humanos” ni
por la jerarquía eclesiástica, casualmente siempre al lado de los representantes del
gobierno.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 25 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

La represión contra militantes de los


partidos llamados revolucionarios se
recrudece y mediante el expediente de la
suspensión indefinida de las garantías
constitucionales la mayoría adecopeyana
en el Congreso justificaba las acciones de
la policía, especialmente la DIGEPOL,
que ya tenía en su haber muchas
denuncias por torturas y muertes.

En noviembre de 1960 habían sido asesinados: Natalia CHINAGLIA, por bandas


armadas del Aseo Urbano; Wilfredo CARRILLO, de 13 años, en el Barrio “Marín”;
Carlos NARANJO, estudiante del Liceo “Luis Espelozín”, por agentes policiales; Santos
CHOURIÓN BELISARIO, estudiante de tercer año de Farmacia en la UCV; Vicente
SOLER y Rafael Ángel RAMÍREZ, del Liceo “José G. Hernández”; Rosario MUJICA;
Antonio MOGOLLÓN y Carlos Alberto GUÍA, en la esquina de “Cruz Verde”; José
MONTESINOS PALACIOS, estudiante de Arquitectura, asesinado cuando efectivos del
Batallón “Simón Bolívar” tomaron la Ciudad Universitaria; Pedro Aniam HAZIN y Luis
Adrián GONZÁLEZ.

En 1961 murieron, víctimas de la policía, de militares y de bandas armadas: Alberto


RUDAS MEZONES, dirigente estudiantil del MIR; Livia GOUVERNEUR, estudiante de la
UCV, asesinada por ex - cubanos batisteros colaboradores de la DIGEPOL y del SIFA
(Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas) y Edgar GONZÁLEZ MÁRQUEZ,
estudiante de 16 años.

Para enero de 1962 la situación del país


se agrava y el conflicto político y social
incide en los partidos “del orden”
--especialmente en AD-- y un nutrido
grupo de militantes y dirigentes
enfrentan las ejecutorias antipopulares
encabezadas por BETANCOURT, uno
de cuyos representantes más
conspicuos para el momento es Carlos
Andrés PÉREZ, quien desplaza a Luís
Augusto DUBUC del Ministerio de
Relaciones Interiores y desde allí dirige
la campaña represiva.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 26 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Se intensificaron las acciones antipopulares tanto policiales como militares incluyendo las
“operaciones especiales” de los aparatos parapoliciales --particularmente de AD como
“La Cobra Negra”-- que atentaban contra sedes estudiantiles y sindicales funcionando
también como fuerzas de choque contra cualquier manifestación popular, obedeciendo a
los llamados de BETANCOURT, cuyas consignas eran “disparar primero y averiguar
después” y “las calles son de la policía”.

En las universidades públicas va quedando limitado el derecho al estudio con la aplicación


de los cupos y por instrucciones del gobierno comienza una campaña de hostigamiento y
persecución contra los trabajadores militantes o simpatizantes de los partidos llamados
revolucionarios, calificados de “extremistas” por la policía política, pues por órdenes de
BETANCOURT era puesta en práctica la misión de “limpiar de comunistas la
Administración Pública”, especialmente en el Ministerio de Educación.

La “gran prensa” callaba o manipulaba informaciones mientras la ofensiva contra


periodistas y medios que no siguieran esas líneas continuó, como venía sucediendo desde
1960:

El gobierno impone pago de un


Seguro de Responsabilidad Civil y los
trabajadores de transporte lo
rechazan pero el Ejecutivo no acepta
razones y estalla un paro en Táchira
que pronto se extiende a otros
Estados, lo cual genera otra oleada represiva con su resultado de presos, heridos y
asesinados.

El movimiento estudiantil en Carabobo se pronuncia una vez más contra la situación de


represión, suspensión de garantías y negación de los derechos a la educación, al trabajo
y otros violados o desconocidos por el gobierno y llama a un paro.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 27 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Mostrando su prosapia “uneísta”,


los dirigentes estudiantiles
copeyanos calificaron al paro de
“insurreccional” y con sus socios
adecos publicaron Comunicado
firmado por ellos y por
“dirigentes estudiantiles” de
colegios de curas y de monjas.

En 1962 son asesinados Aquiles BELLORÍN, dirigente sindical de Asistenciales; Álvaro


RUIZ, estudiante del “Agustín Aveledo”; Manuel INFANTE, estudiante; Enrique
Leonardo PÉREZ, estudiante de dieciséis años; José Gregorio RODRÍGUEZ, militante
del PCV, torturado en la DIGEPOL y su cuerpo lanzado desde una ventana para simular
un suicidio (“suicidio voluntario”, según el entonces Ministro de Relaciones Interiores,
Carlos Andrés PÉREZ, para justificar el crimen); el estudiante y militante de la JC,
José VÁSQUEZ LA TORRE, muerto en la Prefectura de “El Hatillo”; Esteban PADILLA
PÉREZ, asesinado en la Comandancia de Policía de Petare; Enrique LEAL, asesinado en
la Plaza Capuchinos y Omar RAMONES PRIETO, militante de la JC, asesinado en la
esquina de Jesús por Roberto Antonio BRACHO NOGUERA, funcionario de la
DIGEPOL.

Las autoridades de la Universidad Central de Venezuela renuncian a sus cargos “por


adversas circunstancias políticas” --en el subtítulo fue cambiado “adversas” por
“diversas”-- dejando al Claustro y a la Asamblea de Facultades en libertad para “imprimir
un cambio en la estructura directiva de la institución que condicione, si así se cree
conveniente, una modificación de la filosofía educacional que ha venido orientando a la
conducción de la Universidad en los últimos cuatro años”.

El Rector era Francisco DE VENANZI y el Vice-Rector era Jesús María BIANCO.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 28 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

La crisis del país que --como referimos antes-- implicaba profundamente al sector militar
tuvo una nueva manifestación y los días 4 de mayo y 2 de junio de 1962 se sublevan
oficiales, suboficiales y soldados de las bases militares en Carúpano y Puerto Cabello, con
participación --entre otros-- de profesores, estudiantes y profesionales universitarios, en
un movimiento que bajo la dirección de un “Directorio Patriótico” reclamaba la vigencia
de la Constitución y criticaba la traición de BETANCOURT a los intereses populares.

Ese 4 de mayo las bandas policiales y parapoliciales de Acción Democrática, dirigidas por
los ALFARO UCERO, cometieron un crimen atroz al asaltar el Liceo “Miguel José Sanz”
de Maturín y asesinar a golpes y machetazos a los estudiantes, Rafael GUERRA y César
MILLÁN.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 29 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

El gobierno continúa la persecución contra militantes y simpatizantes de los partidos


llamados revolucionarios, especialmente los trabajadores del sector público. Y al interior
de las universidades se recrudece la lucha contra el sistema de cupos, cuya aplicación es
una limitación al derecho al estudio que teóricamente “garantiza” la Constitución.

Profesores y Maestros comienzan


a ser despedidos de sus cargos en
una campaña de claro corte
maccartista, bajo la consigna
“Fuera los comunistas de la
educación”.

La mayoría de los dirigentes de los partidos llamados revolucionarios asumen la lucha


armada como vía para acceder al poder y muchos estudiantes de secundaria y
universitaria engrosan las listas de presos, torturados y asesinados por los cuerpos
policiales y las bandas armadas partidistas.

El segundo cisma en AD es irreversible y se desprenden grupos que van a formar nuevas


siglas, entre ellas ARS, luego transformado en PRIN (Partido Revolucionario de
Integración Nacionalista), al cual se sumarían militantes y dirigentes que abandonaron a
“Unión Republicana Democrática” (URD)

En enero de 1962 habían sido celebradas dos Convenciones Nacionales de AD, una en el
Teatro Caracas, por el grupo ARS de Raúl RAMOS GIMÉNEZ, y otra en el Teatro
Boyacá, dirigida por Jesús Ángel PAZ GALARRAGA y Raúl LEONI, quienes en litigio
tribunalicio habían perdido el derecho a usar la tarjeta blanca y otros símbolos de AD,
siéndoles asignado el negro para todo lo referido a su fracción partidista.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 30 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

En el ámbito internacional, para 1962 el presidente de los EEUU, John F. KENNEDY, da


continuidad a la injerencia de su gobierno en Viet-Nam, que había comenzado desde los
años cincuenta con el apoyo a los colonialistas franceses hasta la derrota de éstos en
Dien-Bien-Phu en 1954. Aprueba también diversas operaciones encubiertas contra Cuba,
casi todas con el objetivo de asesinar a Fidel CASTRO, entre ellas la “Operation
Mongoose”, y para finales de 1962 la ofensiva mediática (especialmente la propaganda
negra esparcida por la CIA) es de grandes proporciones, demostrándose una vez más
que el gobierno de BETANCOURT era pieza importante para los fines estadounidenses,
cuyo gobierno se arroga el derecho de invadir nuestros territorios [“su patio trasero”]

Esos hechos tendrán influencia en nuestro país pues en primer lugar los militares
estadounidenses ensayarán métodos de exterminio que incluyen desarrollos tecnológicos
en equipos detectores, en comunicación, en armamento y en técnicas de torturas que
luego, enseñados en la “Escuela de las Américas” a militares y policías, serán aplicados
en Venezuela y en otros países latinoamericanos. Una de las técnicas rápidamente
aplicadas aquí por los oficiales cursillistas de la “School of the Americas” (SOA) fue la de
lanzar prisioneros desde helicópteros en vuelo.

Y de las bandas de malhechores vinculados a la policía de BATISTA que huyeron de


Cuba tendremos a muchos de ellos formando parte --algunos en forma indirecta-- de las
nóminas de la DIGEPOL y del SIFA, colaborando en la tarea de “limpiar al patio trasero”
de revolucionarios.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 31 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

El 30 de junio de 1962 renuncia Fabricio OJEDA a su curul parlamentaria y se incorpora


a la lucha armada. En la carta que a tal fin dirigió dijo, entre otras cosas:

“ … Este país que es el mas rico de toda la América Latina, muestra ante los ojos
angustiados de su gente, un panorama de males y penurias que se ahonda en la
existencia misma de grandes contradicciones:
mientras unos lo tienen todo, comodidades, lujos,
placeres y bonanza; otros nada poseen, ni nada les
espera, a no ser la muerte en la más completa
pobreza. Mientras unos tienen en bancos y cajas
fuertes millones de bolívares, otros carecen de
recursos más elementales de la vida humana.
Mientras unos pueden mandar a sus hijos a los
mejores colegios, otros tienen que resignarse a ver
a los suyos crecer en la ignorancia. Mientras unos
viven como parásitos, sin trabajar ni producir,
otros no encuentran donde colocar su fuerza de
trabajo. Mientras unos ven a sus mujeres dar a luz en clínicas lujosas, otros, los más,
tienen que conformarse con verlas parir como animales en sus ranchos inmundos”.

Mientras, el capital desarrolla su estrategia y particularmente en Carabobo fue


organizada en 1961 una Comisión en el Concejo Municipal que menos de un año después
daría origen a la Fundación para el Mejoramiento Sanitario e Industrial de Valencia
(FUNVAL) cuya principal actividad será ofrecer los terrenos ejidos al mejor postor para
favorecer básicamente a las empresas extranjeras en el despliegue de la política de
sustitución de importaciones y se dice que en la competencia con sus pares aragüeños,
quienes adelantaban tratos con la Ford Motors Company, bautizaron a una de las
principales avenidas de la Zona Industrial con el nombre de Henry FORD, lo cual inclinó
a esa empresa a instalarse en Valencia (comenzó sus operaciones en octubre de 1962
bajo representación de Frank SMITH), actuando como imán para que otras de igual
rango, como la “Good-Year” y “Firestone”, hicieran lo mismo.

En sintonía con ese proyecto desarrollista, representantes de la burguesía comienzan una


campaña por un Politécnico para Valencia, pues requerían la preparación de mano de
obra especializada exigida por las empresas internacionales. Y que recordemos, temas
como el impacto que tal esquema significaría para el país, el diagnóstico de su educación
(la existente y la necesaria), sus trabajadores, su economía y el proyecto revolucionario
no eran ciertamente los dominantes. Estaba en lo cierto el profesor CUENCA: esta
educación nos enseña a ver al mundo solo por una ventana, la capitalista; no por las
cuatro de la revolución y el socialismo.

“EL CARABOBEÑO”,
octubre 4 de 1962

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 32 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

A mediados de noviembre de 1962, en juicio militar sumarísimo efectuado en el Gimnasio


de “Fuerte Tiuna”, un numeroso grupo de presos políticos --no militares-- es condenado
a penas de dieciocho años de prisión, y todos irán a plenar los diferentes penales (Fortín
de La Guaira, Isla de La Orchila, Cuartel “San Carlos”, Isla de Tacarigua o Campo de
Concentración “Rafael Caldera”, Cárcel de Mujeres de Los Teques)

Los llamados partidos revolucionarios organizan núcleos guerrilleros en Mérida, Lara,


Falcón, Portuguesa, Sucre, Yaracuy, Barinas, Carabobo y Miranda. Y en las ciudades
comienzan a operar células urbanas que posteriormente asumirán formas y métodos de
Unidades Tácticas de Combate.

El gobierno toma medidas para evitar que los hechos sean dados a conocer públicamente
por la prensa y como relata el periodista Eleazar DÍAZ RANGEL, quien por entonces era
dirigente del PCV:

“Presiones sobre el diario La Razón, expulsados sus propietarios; decomiso de


ediciones, asalto a talleres, suspensión en varias ocasiones de los semanarios
Izquierda y Tribuna Popular, hasta la clausura definitiva; suspendidos los diarios
Clarín, La Hora; El Imparcial, de Maracay, El Tiempo, de Valera, y El Día, de Acarigua;
clausura del diario El Venezolano. En junio de 1962 estableció la censura, el decreto
del Ministerio de Relaciones Interiores decía «Se ordena que todas las publicaciones
del país, sea cual fuere su naturaleza, se abstenga de dar informaciones relacionadas
con el orden público...sin consultar previamente con los funcionarios designados al
efecto por este Despacho, o por las respectivas gobernaciones de estado» (Julio 6,
1962)” en http://www.asambleanacional.gov.ve/ns2/discursos/discursodiaz.asp

La universidad, mientras, sigue


siendo lo que siempre ha sido,
parte de un país en conflicto pero
siempre de espaldas a él; y en
esos bandazos que la clase media
suele dar en política, la influencia
partidista y el morbo electoral
hicieron sus efectos en parte de
la dirección de los llamados
partidos revolucionarios, toda vez
que en medio de una situación en
la cual se planteaban medios
superiores de lucha, donde
abundaban los discursos y las
posiciones vanguardistas, se
proponía ir a los barrios “para
conocer sus problemas”.

Recordemos que en Acción Democrática se desarrollaba una lucha que parecía más de
confrontaciones personales que de diferencias filosóficas, y el aparato judicial estatal
había emitido fallo que favorecía a uno de los grupos en pugna dándole los símbolos del
partido, así que la decisión final se jugaría en las urnas electorales, pero la fracción
gubernamental (AD-Gob.) tenía la sartén de los recursos por el mango, y sus oponentes
de AD-Op., --que muy bien conocían su falta de escrúpulos-- sabían que era una pelea
muy desigual, como quedaría fehacientemente demostrado en diciembre de 1963.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 33 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

En 1961 habíamos discutido las Tesis del III


Congreso del Partido Comunista (de las cuales
fuimos expositores como miembros de la JC), y en
ellas había análisis del país, una caracterización del
momento y de las tareas que debíamos llevar
adelante, así que se suponía éramos conocedores de
los problemas a resolver por el movimiento
revolucionario.

Hoy, con las experiencias que nos depararon la vida


y la militancia a ella ligada, podemos acusar a esos
análisis de insuficientes y teñidos por fallas teóricas
(por ejemplo esos “intereses comunes de la
burguesía nacional y el proletariado”, de indudable
origen reformista y apaciguador de la lucha de
clases), lo que a su vez significaba errónea
caracterización del momento. Pero se sabe que
muchos de quienes escribieron esas tesis andan hoy
de manos con los perseguidores de ayer y haciendo
todo lo contrario de lo que entonces pregonaban.
¡Nihil novum sub sole!

A principios de 1963 son constituidas las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN)
en cuya Comandancia estaban los oficiales de mayor rango que habían participado en los
intentos de mayo y junio de 1962 y ese mismo año de 1963 el gobierno inicia la
operación “Torbes” contra las guerrillas en Falcón mientras en las diferentes cárceles del
país hay por lo menos diez mil presos, buena parte entre ellos de los dirigentes de los
llamados partidos revolucionarios. Uno de esos presos era José Manuel “Chema”
SAHER ELJURI, dirigente del MIR en el Estado Falcón --donde su padre era
gobernador-- a quien dirigió carta pública desde el Cuartel “San Carlos”, parte de cuyo
texto reproducimos:

“Yo siento en lo más hondo esta conducta tuya. Es claro que a Rómulo Betancourt y a
Briceño Linares no les preocupa verte hundido en el lodo, ello es natural, pero a mí
me duele ancestralmente por ser tu hijo. Imagina el impacto en mi espíritu cuando fui
esposado y amarrado y después de andar así
durante más de quince horas por desfiladeros
pantanosos y bajo incesante lluvia, llevado a tu
presencia en el Comando de Operaciones que me
apresó, y la repugnancia que experimenté cuando
el Fiscal Militar se basó contra mí en testimonios
tuyos. ¿No es esto doloroso?; tal vez tú hayas
perdido la sensibilidad y ello te lleve a proceder
de esta manera; mas mi conciencia revolucionaria
no puede debilitarse aun ante las mayores
aflicciones, y si estoy condenado a 18 años de prisión lo es porque supe comprender
la necesidad urgente de una transformación nacionalista en el estatus venezolano
para construir una patria realmente libre”.

“El Chema” y el médico revolucionario José MENDOZA OVALLES serán asesinados


cuatro años más tarde --luego de ser capturados-- por militares y funcionarios de la
DIGEPOL capitaneados por Mateo HUIZI.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 34 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

En 1963 hubo la más fuerte ofensiva del movimiento armado, tanto rural como urbano,
de la cual citamos algunas operaciones:

9 enero; en operación propagandística, del Museo de “Bellas Artes” son retiradas cinco obras
maestras de la pintura francesa por militantes guerrilleros urbanos,
las cuales serán devueltas después de negociaciones mediadas por
USLAR PIETRI;

9 febrero; en otra operación propagandística de alcance internacional


es tomada la motonave “Anzoátegui” por un Comando guerrillero
compuesto por ocho combatientes, entre ellos Rómulo NIÑO,
Wismar MEDINA ROJAS y Máximo CANALES;

9 febrero; es incendiada la tienda “Sear’ s”;

9 junio; asalto e incendio de Comando de las FALN a Misión Militar de


los Estados Unidos. El representante, un oficial de apellido
BURDELL, es dejado en calzoncillos;

9 junio; es incendiado por Comando de las FALN un depósito de


cauchos “Good-Year”;

9 agosto; en Operación “Julián GRIMAU” es secuestrado el futbolista


Alfredo DI STEFANO del Hotel “Potomac” por un Comando de las
FALN dirigido por Paúl DEL RÍO (“Máximo CANALES”);

9 septiembre; fuga de militares y civiles de la Cárcel de Trujillo, entre


ellos Fabricio OJEDA, J. T. MOLINA VILLEGAS, Omar
ECHEVERRÍA, Pedro VEGAS CASTEJÓN y Héctor FLEMING
MENDOZA;

9 septiembre; incendio del depósito de pinturas Du-Pont;

9 septiembre; asalto en el tren de “El Encanto” donde son muertos


efectivos de la Guardia Nacional;

9 octubre; incendiadas instalaciones de “Columbia Pictures”, donde


mueren las camaradas Dora GONZÁLEZ y Lídice ÁLVAREZ;
DI STEFANO CON
9 noviembre; capturado por efectivos de las FALN el coronel James MÁXIMO CANALES
CHENAULT, Agregado Militar de Estados Unidos;

9 noviembre; es tomado un avión de pasajeros en vuelo por “Los Aguiluchos”, quienes


lanzan propaganda sobre Caracas;

9 diciembre; fuga de presos del Campo de Concentración “Rafael CALDERA”.

Debemos explicar que después de esa fuga, en la cual salieron disfrazados al finalizar la
visita el capitán Pedro MEDINA SILVA, el mayor Manuel AZUAJE ORTEGA, Germán
LAIRET y Gastón CARVALLO, los efectivos militares encargados de la custodia
destruyeron bienes y enseres de los prisioneros sometiéndolos luego a un “plantón” bajo
amenaza de la tropa desplegada y armada con todo el equipo de combate, agrediéndolos
a golpes y peinillazos, especialmente al camarada Algirdas “El Topo” TAMASAUKAS,
contra quien solían ensañarse.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 35 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

En febrero de 1964 BETANCOURT entrega las riendas del gobierno a su colega Raúl
LEONI, ambos representantes de la (de)generación del 28, cuando se intensifica la
represión contra el movimiento revolucionario, pero ahora con dos elementos principales:
la cacería selectiva de cuadros y la puesta en práctica de la “desaparición” de los
detenidos.

El gobierno de Venezuela tendrá el dudoso honor de ser pionero en la inhumana y tétrica


práctica de la desaparición forzada que años después será cotidiana para los regímenes
impuestos por el Departamento de Estado, especialmente los del Cono Sur, los cuales
desarrollaron esa internacional del crimen conocida como la “Operación Cóndor”.

En julio de ese año muere en el Cuartel “San Carlos” --víctima del odio adecopeyano que
le negó asistencia médica-- el capitán de navío Manuel PONTE RODRÍGUEZ. Y ese
mismo mes fue detenido, en las cercanías de Altagracia de Orituco, el dirigente del MIR
y comandante guerrillero Víctor SOTO ROJAS, quien luego fue desaparecido sin que
hasta ahora se conozca el sitio donde fue asesinado y quizá enterrado. Se cree que fue
una de las primeras víctimas de las lecciones que la Misión Militar estadounidense enseñó
a militares venezolanos sobre lanzamiento de prisioneros desde helicópteros en vuelo.

Las Fuerzas Armadas dividen al país en Teatros de Operaciones (TO) según zonas donde
había movimiento revolucionario armado y en ellas imponen un régimen supralegal,
según el cual “como los guerrilleros no respetan las leyes, nosotros
tampoco”, discurso que los comandantes daban a todos los presos
que llegaban, previa formación de la tropa que a su vez era
arengada y predispuesta contra los prisioneros, quienes sin
excepción eran torturados [por equipos mixtos de militares y
policías] y muchos de ellos murieron en esos sitios. Esa conducta
de los militares y policías se extiende al asesinato de guerrilleros
JULIO C. RODRÍGUEZ G.
capturados, como sucedió con el camarada Julio César “El
llanero” RODRÍGUEZ GONZÁLEZ, con quien compartimos militancia luego de su salida
de la Escuela Militar y arribo a Maracay, fusilado después de ser herido en Falcón para
escarmiento de campesinos que vieron aterrados la comisión del crimen.

Las tropas especializadas en exterminio de guerrilleros son las llamadas Brigadas de


“Cazadores”, entrenadas por los “boinas verdes” (“green berets”) de las fuerzas armadas
estadounidenses, algunos de cuyos oficiales tuvieron injerencia directa en supervisión e
interrogatorios a prisioneros venezolanos en las zonas guerrilleras. El jefe de esos
cazadores en Venezuela era el general Bernardo RIGORES. Y es tanta la identidad
entre formadores y formados que las unidades del ejército venezolano se habían
denominado “cuarteles” y “batallones” (en Valencia, por ejemplo, el antiguo “Cuartel
Anzoátegui” ubicado en diagonal al Teatro Municipal se convirtió en “Batallón Carabobo”
inaugurado en la entonces Carretera Nacional Valencia – Puerto Cabello en 1955 por
PÉREZ JIMÉNEZ) pero desde entonces comenzaron a llamarlos “Fuertes”, como
son denominados en Estados Unidos.

En los partidos llamados revolucionarios, con la mayoría de sus dirigentes en prisión,


comienza a plantearse revisión de la línea política en relación a la lucha armada, la cual
es cuestionada y progresivamente abandonada incluso por quienes se reclamaban fieles
a ella [mediante “parálisis operacionales”], tema que mucho se discutió en aquellos
tiempos pues formó parte del proceso de fraccionamientos que sufrieron esos partidos.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 36 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Pero las diferencias iban mucho más allá de los desacuerdos tácticos o estratégicos,
como era evidente en documentos como el que Douglas BRAVO escribe al Comité
Central del PCV el 20 de octubre de 1965, “Documentos de la Polémica”, # 1, Ediciones
“Iracara”, junio 1978, de cuyo texto extraemos el siguiente fragmento:

“Hay algo más, camaradas: muchos de nosotros hemos llegado a la Dirección del
Partido, de las FALN y del Frente, después de haber realizado un pésimo trabajo en
otros Frentes.

Todo este conjunto de problemas hace materialmente imposible que los mandos
político – militares de la revolución se encuentren capacitados de ejercer una labor de
Dirección, acorde con las exigencias de la tremenda responsabilidad que tenemos
sobre nuestros hombros.

Reflejo de la ausencia de una dirección dinámica, de la falta de fraternidad que


actualmente priva en nosotros, del clima de tensión que vivimos los miembros de
Dirección fueron las reiteradas veces que fueron negadas las peticiones para reunirme
con los organismos nacionales y distritales del FLN, FALN, FCU, Fracciones
profesionales, sindicalistas, Fracciones políticas y numerosos camaradas en General.
Negativas que se argumentaban aduciendo medidas de seguridad que sin negar su
importancia e incluso su sinceridad, respondían en el fondo a impedir el necesario
intercambio de opiniones y la beneficiosa influencia recíproca de las mismas, así como
la incorporación activa en las diferentes tareas que los integrantes de estos
organismos podrían haber aportado al Movimiento Revolucionario”. (Pp. 61-62)

En páginas anteriores del mismo documento hay la siguiente afirmación:

“… Particular atención debemos dar al estudio del Movimiento estudiantil, que


constituyendo hasta ahora la vanguardia del movimiento popular, atraviesa por
momentos difíciles, ha mermado su combatividad, a causa de la desligazón de nuestra
juventud estudiantil con la base. Un trabajo burocrático, entre otras cosas, ha
debilitado nuestras posiciones y ha permitido estabilizar, e incluso aumentar o mejorar
las posiciones de Copei. Es una realidad lamentable, pero el movimiento estudiantil en
la actualidad no vibra, no tiene una ligazón estrecha, directa, activa, con el
movimiento armado. Desarrollar la guerra a través de sus formas específicas de lucha,
aprovechando todos sus inmensos recursos, no está siendo hoy su tarea central”.
(Pp. 50-51)

Y ante el hecho cierto de un fraccionamiento, el entonces miembro del Buró Político del
PCV, Guillermo GARCÍA PONCE respondía a “Roberto” (Fabricio OJEDA) 20-05-65:

“Nuestra decisión aquí, unánime e inquebrantable, no admite ningún equívoco: No


aceptamos al comandante Douglas frente del Comando Ejecutivo de las FALN por
presentar a un grupo fraccionalista. Estamos dispuestos a aceptar incondicionalmente
toda decisión que tome el BP de nuestro partido en defensa de la unidad del partido.

Si aceptamos pasivamente a Douglas como Primer Comandante Ejecutivo de la FALN


nos prestaríamos a colaborar en un atentado contra la unidad del Partido Comunista.
Y como somos de los que creemos que sin el Partido Comunista no puede haber
revolución en Venezuela, no vamos a tolerar en ningún caso, cueste lo que cueste,
que se pretenda agredir al Partido”.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 37 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Fabricio ripostó a ello:

"Y así como ustedes no aceptan al comandante Douglas como Primer Comandante
Encargado de las FALN, nosotros, los que soportamos todo el peso de las dificultades
y llevamos sobre nuestros hombros la principal responsabilidad, por estar en las
primeras filas de la lucha compartiendo sacrificios con nuestros abnegados
guerrilleros, tampoco podemos tolerar por más tiempo la existencia de una dirección
con la mayoría de sus integrantes en las cárceles y voluntariamente en el exterior.
Esta decisión la llevamos adelante "cueste lo que cueste" para utilizar palabras de tu
intelecto. Como debes suponer por el conocimiento de mi espíritu unitario, estoy por
la unidad del Partido, por la unidad del movimiento revolucionario, por la unidad de
todos los patriotas venezolanos, para impulsar el cambio histórico que tiene planteado
nuestro país y que demanda nuestro pueblo. Pero para mí, la unidad tiene, en estos
momentos, un valor distinto a la unidad del 23 de enero. Ahora tengo un concepto
diferente de la unidad. Tal vez por esto creo que he avanzado.

Para mí la unidad debe tener una base revolucionaria. Debe ser para avanzar
verdaderamente. Y una unidad sin lucha armada, sin guerrillas, sin la hegemonía de la
clase obrera y campesina, no responde al concepto que sustento. Una unidad sin los
instrumentos de poder para defenderla, para impulsar el cambio producto de ella, es
una unidad tipo 23 de enero. Una «unidad» que une desde el Country Club hasta la
Charneca es una unidad que sólo puede lograrse a base de concesiones, de renuncias
en lo táctico y en lo estratégico. Además, resulta una quimera a estas alturas, cuando
el socialismo ya tiene colocado un pie firmemente en América Latina."

Textos tomados de “HACIA EL PODER REVOLUCIONARIO”, de Fabricio OJEDA,


páginas 26 y 27.

Y en ese terreno de fisuras y reflujos incide gravemente el problema de los delatores,


quienes no solo informan al adversario los secretos que consigo llevan sino que muchos
de ellos pasan a formar parte de las filas represoras persiguiendo, torturando y
exterminando a sus antiguos camaradas. Son los casos de Carlos NÚÑEZ TENORIO (a)
“Luisito”, uno de cuyos seudónimos como agente del SIFA era “Antena Uno”; Ángel
Alexis MARTÍNEZ (a) “Tarzán”; Helímenas CHIRINOS; Isaac ECHARRY (a) “El
Negro”; Aníbal GONZÁLEZ, Miguel MORAO y otros que causan profundo daño a las
organizaciones en armas pues tendrán un papel descollante en la búsqueda, captura,
muerte y desaparición de muchos militantes.

Con gente como esa fue organizado un grupo conocido como “El Gang de la Muerte” al
mando de un coronel de apellidos OJEDA CAMPEROS, el cual operaba desde la sede del
SIFA en el Palacio Blanco.

Por otra parte, el gobierno combina la represión con el halago y fruto de esa política es el
apaciguamiento de muchos espíritus de verbo radical que a cambio de becas, sinecuras y
“oportunidades” se dedicaron a negocios, actividades culturales, cátedras universitarias
y sobre todo a justificar sus volteretas citando autores, especialmente españoles y
franceses, de otra versión reformista del marxismo que en pocos años conoceríamos
como “el eurocomunismo”.

Algunos de esos personajes se atornillan en roscas al interior de las universidades, desde


donde reproducen los “eternos valores culturales”, la educación libresca y vacía, el
autoritarismo del monopolio del saber y políticamente dan legitimidad al dominio clasista
que caracteriza a toda sociedad desigual.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 38 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Mientras, en el contexto internacional es derrocado en Brasil el presidente Joao


GOULART y se encarga del gobierno el mariscal Humberto Alencar DE CASTELO
BRANCO. Y el militante revolucionario Carlos MARIGHELA es abaleado en acto público
en el que intervenía en un cine de Tijuca, Río de Janeiro.

En Uruguay, la Convención Nacional del Trabajo discute y aprueba un


Plan de Resistencia contra el golpe de Estado que se anunciaba, y un
año después comenzarán las operaciones militares de los Tupamaros.

En Salta, Argentina, nace el Ejército Guerrillero del Pueblo al mando


de Ricardo MASETTI (Comandante “Segundo”), quien con algunos
de sus camaradas desaparecerá en las selvas.

Y en Colombia, el padre Camilo TORRES ingresa como combatiente CAMILO TORRES

guerrillero al Ejército de Liberación Nacional.

A finales de 1965 cae la fábrica de armas en “El Garabato” y el gobierno endurece el


cerco a las guerrillas en Falcón (los militantes se desplazan a Yaracuy), en Lara y en el
oriente del país.

En todos esos eventos hay una intervención permanente --pero casi siempre invisible--
del gobierno estadounidense, para cuyo ejemplo tomamos el caso de Brasil, donde el
gobierno de GOULART es derrocado en primer lugar por enfrentar las políticas del Fondo
Monetario Internacional. ¿Y por qué el militar de turno es precisamente CASTELO
BRANCO? Leamos lo que explica Peter GRIBBIN en su artículo “Brasil y la C. I. A.”,
cuyo texto en inglés está en http://www.namebase.org/brazil.html:

“En la prisa por consolidar su rol como nuevo dirigente del llamado Mundo Libre, el
gobierno de los Estados Unidos vio como principal tarea la contención de los países
que, durante la Segunda Guerra Mundial, habían comenzado a seguir una vía
independiente en su desarrollo. Cualquier cambio por ocurrir y cuándo, debía ser
ordenado y dirigido desde Washington. Para ese fin, el establecimiento de poderosas y
centralizadas fuerzas policiales en Asia, África y especialmente en América Latina era
prioritario.

La persona a quien la administración Eisenhower encargó de la organización de una


fuerza de tareas para el entrenamiento policial fue Byron Engle, escogido por su
experiencia entrenando a la policía japonesa después de la II Guerra Mundial y por la
instalación de una asesoría policial en Turquía. Se suponía que los recursos para el
nuevo programa policial vendrían del Departamento de Estado, por cuanto Engle había
venido trabajando con la CIA desde 1947. Lo que llevó al jefe del FBI, John Edgar
Hoover, a quejarse del programa policial como otra acción encubierta de la CIA.

Cuando la administración Kennedy llegó a Washington, el programa de Engle revivió.


El Grupo de Contra Inteligencia, de nivel ministerial, estaba encabezado por Maxwell
Taylor, un general retirado recientemente nombrado Embajador en Vietnam del Sur.
El Grupo CI fue responsable, junto con la CIA, de la creación de las Fuerzas Especiales
(Boinas Verdes); de los nuevos entrenamientos en contrainsurgencia en las escuelas
militares del Colegio Nacional de Guerra, y de los nuevos cursos en el Instituto de
Servicio Exterior, todos ellos diseñados para los miembros del Departamento de
Estado, la CIA y las ramas militares a instruir en técnicas de contrainsurgencia.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 39 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Además, un Comité Especial sobre Policía y Entrenamiento Policial fue instalado bajo
dirección de Alexis Johnson, quien había trabajado a partir un confite con la CIA
durante toda su carrera. Johnson fue luego segundo del Embajador en Vietnam del
Sur, pero antes propuso a Engle como director del nuevo y ampliado programa
policial. Después de todo, ¿no había Engle entrenado una vez a cien mil policías
japoneses en solo dos meses?

El régimen de Goulart en 1961 – 1964 representaba la «contradicción fundamental


entre la responsabilidad del gobierno hacia los ciudadanos que lo habían elegido y la
obediencia a las demandas de los acreedores internacionales expresadas en el
programa de estabilización del FMI».

… El golpe militar escogió como su primer presidente a Humberto Castello Branco…


Durante la invasión de los Aliados a Italia en 1945, un número de prominentes
oficiales brasileños participantes en la campaña fueron influenciados por ideas y
tácticas de los militares de EEUU. El compañero de habitación de Castello Branco en
Italia era un ingeniero en golpes de la CIA, el entonces Teniente Coronel Vernon
(Dick) Walters. En 1964, Walters fue Agregado Militar de la Embajada, y el hombre
más íntimamente conectado con el liderazgo militar de Brasil”.

Y si el director del FBI calificó a ese proyecto como “otra acción encubierta de la
CIA”, ¿bajo qué tapadera funcionó tal acción? Pues oculta por una organización muy
conocida en América Latina: la Agencia de Desarrollo Internacional de los Estados
Unidos, en inglés USAID, cuyos encargados en los diferentes países del continente son
miembros del llamado CAS [“Cover Action Staff” o Equipo de Acciones Encubiertas] de la
CIA.

Leamos parte de una entrevista que para la Biblioteca John Fitzgerald Kennedy hizo
Joseph E. O’CONNOR a Robert AMORY Jr., subdirector de la CIA y Jefe de la División
Internacional, Oficina de Presupuesto, el 17 de febrero de 1996, disponible en inglés en
http://www.jfklibrary.org/NR/rdonlyres/8EF5B6B7-55AC-4141-BF9A-DF5551410A10/38396/AmoryRobertJFK2.pdf:

“AMORY: … Ellos trabajaron muy unidos con la AID sobre esto. Este es un programa
llamado 1290-D… que implicaba a quien era responsable en este asunto policial, y de
abajo hasta arriba a la AID y a la CIA. Finalmente, bajo liderazgo de Bob Komer
[Robert W. Komer] del Equipo de la Casa Blanca, una fuerza de tarea fue adscrita a
Alexis Johnson. Me vi obligado a poner orden y resolvimos el problema en una forma
bastante brusca pero a la usanza práctica diciendo: «Por Dios, AID será responsable
por esto, pero los cerebros están en la CIA, así que traigamos a esos cerebros a la
AID». Así que trajimos al hombre de la CIA --no recuerdo su nombre ahora [Byron
Engle]-- y le dimos la misión de entrenar a las fuerzas policiales utilizando a los
cuerpos policiales estadounidenses ocasionalmente como consejeros, en la Escuela de
Trabajo Policial de la Universidad Estatal de Michigan, la mejor en el país, y un trabajo
excelente fue realizado allí. (…)

O’CONNOR: ¿Sabe en qué división de la AID fueron colocados esos hombres?

AMORY: En la división especial llamada… [pausa para encontrar el nombre] Eso


condujo a la creación de la Oficina de Seguridad Pública dirigida por Byron Engle,
quien vino de la CIA --el hombre del que hablaba. Ella tiene una división de
operaciones, una división de servicios técnicos y una división de entrenamiento, y
reporta, según recuerdo, al Director y al Subdirector. Esa fue una de las cosas, no
queríamos que estuviera subordinada a varias oficinas de área siempre interesadas en
represar en vez de construir redes de radio policial o algo como eso”.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 40 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

En enero de 1966 el Consejero Jefe de Seguridad Pública del gobierno estadounidense en


Venezuela, John P. LONGAN, dirige respuesta a su jefe, Byron ENGLE, de una solicitud
que se le hiciera para asesorar al gobierno guatemalteco en “técnicas y métodos para
combatir terroristas”.

En el punto 2 de su correspondencia, el agente del Cover Action Staff de la CIA propone:

“Abordar el problema utilizando ambos medios, el público y el encubierto. He


delineado brevemente los métodos que estamos utilizando en Venezuela y el Jefe de
Estación [es decir, el COS o Chief of Station de la CIA en Caracas. Nota de ACCE],
tanto como el DCM (Deputy Chief of Mission o Subjefe de la Misión), han coincidido en
que les gustaría ver las mismas tácticas usadas en Guatemala”.
Tomado de http://www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB11/docs/01-01.htm

Para reforzar los métodos usados contra el


movimiento revolucionario [por definición
“terrorista” para el gobierno de los EEUU],
llegó el primer trimestre de 1966 a
Venezuela el especialista en vigilancia
radiofónica Fred MOREHOUSE
(ZRBEACH), transferido desde la oficina
de la CIA en Montevideo.

En ese mismo trimestre se concreta la


división del PCV y en abril será fundado el
Partido de la Revolución Venezolana
(PRV), al mando de Douglas BRAVO.

Habrá otras divisiones y subdivisiones


mientras el gobierno intensifica la práctica
de las ejecuciones y las desapariciones
forzosas, a cuyo fin usa a los delatores y a
la profusa información que ha sido
esparcida en reportajes y entrevistas, por
ejemplo la de la revista mexicana
“Sucesos”, que publicó fotos de los
guerrilleros y estos son después buscados
y exterminados.

Uno de esos delatores fue Adolfo


MEINHARDT LARES, a quien Douglas
BRAVO colocó en posición clave de su
grupo y una vez pasado al servicio de la
DIGEPOL y el SIFA condujo a la captura y
al asesinato de varios camaradas, entre
ellos Félix FARÍAS (“Claudio”), Eleazar
Fabricio ARISTIGUIETA y Luis
Fernando VERA BETANCOURT
(“Plutarco”), víctimas de un grupo de la
DIGEPOL dirigido por Mateo HUIZI.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 41 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

En marzo de 1967 es publicado un trabajo en la revista estadounidense “Ramparts”,


titulado “La CIA y la Asociación Nacional de Estudiantes [CIA and the National Student
Association] – Un breve recuento de las Políticas Internacionales de los Estudiantes y la
Guerra Fría con particular referencia a la Asociación Nacional de Estudiantes, la CIA,
etc.”, firmado por Sol STERN con asistencia especial de Lee WEBB, Michael ANSARA y
Michael WOOD.

Los autores comienzan relatando las incidencias de la guerra fría desde 1946, cuando fue
celebrado el Primer Congreso Mundial de Estudiantes en Praga y exponen algunas
vinculaciones secretas del gobierno estadounidense y sus aparatos de espionaje con
organizaciones estudiantiles a través de Fundaciones y empresas privadas.

Copiamos y traducimos dos párrafos del artículo, cuyo texto completo en inglés está en
http://www.cia-on-campus.org/nsa/nsa.html:

Ramparts, March 1967, pp. 29-38

A Short Account of International Student Politics and La Unión Soviética siempre ha gastado mucho
the Cold War with Particular Reference to the NSA, dinero trabajando con grupos de estudiantes y de
CIA, etc. jóvenes, especialmente en países
subdesarrollados. El instrumento de la CIA contra
The Soviet Union has always spent a good deal los esfuerzos soviéticos era la ANE [Asociación
of money working with student and youth Nacional de Estudiantes], actuando a través de la
groups, especially in underdeveloped countries. Conferencia Internacional de Estudiantes. Los
The CIA's instrument for countering Soviet antiguos "ingeniosos" componentes de la plana
efforts was NSA, working through the mayor de la ANE estaban siempre en la secretaría
del CIE [Congreso Internacional de Estudiantes] y
International Student Conference. Former
la ANE, con ayuda de la CIA, podía desempeñar
"witty" NSA staffers were always in the
un papel importante en la cooperación con las
Secretariat of the ISC. And NSA, with the CIA's uniones nacionales similares de estudiantes en
aid, was able to play a major role in cooperating todo el mundo. Ninguna otra unión de
with favored national unions of students all over estudiantes en el mundo occidental tiene el tipo
the world. No other union of students in the de apoyo financiero con que cuenta la ANE. La
Western world has the kind of financial backing Unión Canadiense de Estudiantes, por ejemplo,
as NSA. The Canadian Union of Students, for funciona con un presupuesto de
example, operates on a budget of about $14,000 aproximadamente 14.000 dólares por año para
sus programas internacionales, todos
a year for its international programs, all of which
provenientes de los tributos de los miembros de
comes from the dues of member schools. NSA,
las escuelas. La ANE, con sus fondos casi
with its almost unlimited funds, was able to ilimitados, podía conducir un programa completo
conduct a full program of foreign diplomacy. de diplomacia extranjera.

Of course, the CIA was also interested in Por supuesto, la CIA también estuvo interesada en
intelligence. "Witty" NSA international staff información. Los "ingeniosos" miembros
members would pass along reports on foreign internacionales del personal de la ANE debían
student leaders directly to the Agency. This pasar directamente a la Agencia los informes
sobre líderes estudiantiles extranjeros. Esta
information helped the CIA in evaluating the
información ayudó a la CIA a evaluar las
political tendencies of prospective political
tendencias políticas de posibles líderes en áreas
leaders in critical areas of the world. críticas del mundo.

En las universidades venezolanas, muchos de cuyos componentes habían sido detenidos,


asesinados y desaparecidos, se volvían a discutir temas como el papel de la institución y
su incidencia en el país real, el tipo de educación en ella impartido, su perfil clasista y la
dificultad y/o imposibilidad de ingreso para componentes de la clase obrera y marginales
y otros problemas que habrían debido implicar a la mayoría de sus miembros.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 42 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Pero los clérigos, quienes antaño nombraban a los rectores, habían sido sustituidos por
los partidos y sus cogollos, como relata el periodista Rafael PASTRANO en “LA CACHÚA
UNIVERSITARIA – El Botín de los Corruptos”, Editorial TAL CUAL, Valencia, 1978.

“El viernes 30 de junio de 1967, a las ocho de la mañana, la Comisión Electoral Universitaria,
presidida por el ingeniero Jesús Vivas Casanova e integrada por el doctor Marcos Hernández
Rodríguez, Vice-presidente y Germán
Adolfo Molero, Secretario; en presencia de
los miembros doctor Francisco Martínez
López, Lic. Gerobohan Borges Lugo,
bachiller Rafael Humberto Morales y como
testigos los doctores Aldo Giugni Maselli,
José Antonio Granella y Humberto
Martínez Mainardi, se declaró abierto el
acto de votación.

(…) Para la posición de rector


intervinieron los doctores Humberto
Giugni Maselli --aspiraba a la reelección--,
José Luis Bonnemaison y Jorge Vera Escobar. Luego como no hubo decisión definitiva en las dos
primeras elecciones, porque para esta fecha era válido el sistema de una elección general y la
segunda se hacía únicamente con los miembros de los Consejos de Facultades, fue incorporado
en el nuevo proceso la candidatura del doctor Luis Augusto Carvallo Arroyal.

De candidatos a Vicerrector asistieron los doctores Fernando Guerra Méndez, Aníbal Rueda y
Nicolás Villasmil y, de aspirantes a la Secretaría el doctor Luis Delgado Filardo, el ingeniero
Freddy Mulino Betancourt y el economista Jorge Castro Cabrera. Veamos en los cuadros
siguientes los resultados de la elección general y la de los Consejos de Facultad:

Rector EC ECF

Humberto Giugni M. 99
Jorge Vera Escobar 127 17
José Luis Bonnemaison 124 20

Vicerrector EC ECF

Aníbal Rueda 113 22


Fernando Guerra M. 100 19
Nicolás Rueda V. 95

Secretario EC ECF

Freddy Mulino B. 146 30


Luis Delgado Filardo 113 (renunció)
Jorge Castro Cabrera 91

(…) De la eliminación de Giugni Maselli, se afirma que fue objeto de una cachúa producto de un
enfrentamiento interno que existía en ese instante en el partido socialcristiano COPEI entre
Araguatos y Astronautas”. (Pp. 28-36)

Allí había un mundo especial en el cual no existía lucha armada, cada quien trabajaba por
su propia parcela y las contradicciones se resolvían con acuerdos burocráticos, promesas
de cargos y “cuadres” para pases de facturas como esa que los Araguatos (la gente de
CALDERA) le pasaron a sus compañeros Astronautas (luego “la izquierda cristiana”) en
COPEI con apoyo de los demás partidos y grupos políticos, “cachúa” que ciertamente no
sería la única en ser aplicada en la Universidad de Carabobo.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 43 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Y en ese mundo especial se había detenido el tiempo, pues veíamos repetirse como en
un espejo el trapo sucio de las negociaciones que dieron origen al filo moral de la
protesta en Córdoba:

“El espectáculo que ofrecía la asamblea universitaria era repugnante. Grupos amorales
deseosos de captarse la buena voluntad del futuro rector exploraban los contornos en
el primer escrutinio, para inclinarse luego al bando que parecía asegurar el triunfo, sin
recordar la adhesión públicamente empeñada, el compromiso de honor contraído por
los intereses de la Universidad. Otros --los más-- en nombre del sentimiento religioso
y bajo la advocación de la Compañía de Jesús, exhortaban a la traición y al
pronunciamiento subalterno. (¡Curiosa religión que enseña a menospreciar el honor y
a deprimir la personalidad!: ¡religión para vencidos y para esclavos!)…”

La caracterización de una institución en cuyo regazo regían semejantes “principios”


también había sido diagnosticada por el movimiento de Córdoba:

“La Universidad fue un trasunto fiel de este estado de la conciencia social. Sus aulas,
a fuerza de incubar sistemas y formar hombres imbuidos de principios abstractos,
concluyeron por ser la matriz donde se engendraba una clase privilegiada que debía
gozar exclusivamente de los beneficios de su enseñanza. Fue aislándose en esa forma
del medio en que actuaba, hasta constituir un reducto aristocrático, que el nuevo
orden de los sucesos concluiría por convertir en foco de reacción”.

Y los estudiantes cordobeses también señalaban, diez años después de su intento:

“Todo demuestra que la Universidad no avanza. O que si lo hace, es a la zaga de la


civilización y el progreso que jamás se detienen. Que estamos como hace una
década, cuando el grito de Córdoba anunciaba al mundo haber roto todos los
vínculos que nos unían a la vieja generación. Que estamos, pues, en la iniciación.

Por todo esto la Federación Universitaria Argentina se reorganiza para incitar al


estudiantado argentino, a no permanecer indiferente en esta lucha formidable contra
la Reacción entronizada, quizás por la propia claudicación y esterilidad juvenil.
Estamos viviendo la misma hora americana de hace diez años aunque tempestades
que se divisan, rumores que se presienten, ideas de justicia y de bondad que
parecen efectuarse, presagien hermosos días que vendrán, tal vez como felices y
eternas realizaciones. La verdad actual del país y de América exige que la juventud
esté en lucha contra la Universidad vieja, antisocial y anticientífica, contra el dogma
embrutecedor, contra el espíritu medieval que encierra todas luces y detiene todas
las brisas purificadoras.

… Quiere también la Federación Universitaria Argentina declarar que si el campo de


nuestra acción y nuestra inquietud fuera de los que se cierran con el límite de la casa
de estudios, nuestra obra sería un mezquino y egoísta ejercicio de beneficios
personales, contrario a todas nuestras declamaciones. Por eso declara que ha de
tomar y definir posición en toda lucha donde peligre la dignidad del hombre. Y así
manifiesta que combatirá toda tiranía, imperialismo, explotación, clero y partido, que
tienda en América a someter las mayorías al provecho de una minoría sensual y
voraz.

Compañeros universitarios: la causa más honrosa y de mejor aliento emprendida por


la actual generación, necesita del aporte de cada uno de vosotros. Entendiéndolo así
la Federación Universitaria Argentina en el instante de su reorganización os pide
viváis todos con ella las futuras horas de brega renovadora”.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 44 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

En mayo de 1968 estalla en Francia una huelga generalizada que de inmediato es


asumida por sectores de avanzada en medios obreros,
campesinos y estudiantiles, quienes se organizan en forma
autónoma, por ejemplo el barrio de Batignolles en Nantes, donde
fue estructurado un Comité que coordinó lo relacionado con
abastecimientos (acuerdo directo con los campesinos de La
Chapelle-sur-Erdre) y reparto, control de precios y vigilancia,
manteniendo en todo momento la discusión política, creando
equipos de obreros y estudiantes que ayudaron en la recolección
de frutos y en la preparación de nuevos cultivos.

La acción conjunta de obreros, vecinos y campesinos con la


decidida incorporación de los estudiantes garantizó la provisión, el
transporte y la seguridad de huelguistas, familiares y vecinos sin
la mínima mediación de organizaciones estatales. Y las consignas
mostraban el correcto entendimiento de la situación, por
ejemplo: “AUMENTO MASIVO DE LOS SALARIOS SIN CAMBIO DE LAS
ESTRUCTURAS ECONÓMICAS Y POLÍTICAS = AUMENTO DEL COSTO DE
LA VIDA Y RETORNO A LA MISERIA DENTRO DE UNOS CUANTOS
MESES”.

Ese movimiento generó en toda Francia un despertar de


conciencias que se manifestó en la cantidad de “pintas”, afiches y
carteles, algunos de los cuales quedaron como referencia
histórica:

“EN FACULTADES Y LICEOS LOS COMITÉ DE ACCIÓN. EN LAS FÁBRICAS


LOS COMITÉ DE HUELGA - EL PODER A LOS TRABAJADORES”

“LOS CAPITALISTAS NECESITAN DE LOS OBREROS – LOS OBREROS NO


NECESITAN A LOS CAPITALISTAS”

“VIVA LA UNIDAD DE LOS TRABAJADORES POR LA BASE”

“PARTICIPACIÓN NO, CONTROL OBRERO SÍ”

“POR UNA ENSEÑANZA AL SERVICIO DEL PUEBLO – NO A LA


UNIVERSIDAD CLASISTA”

“TODO EL PODER A LOS CONSEJOS OBREROS (UN RABIOSO)


TODO EL PODER A LOS CONSEJOS RABIOSOS (UN OBRERO)”

El 10 de junio, nuestro camarada Gilles TAUTIN, liceísta de 17 años


murió asesinado por la policía gaullista. Se hallaba en Flins, puesto
de avanzada de la resistencia proletaria, y estaba al servicio de la
justa lucha de los trabajadores de Renault por la satisfacción de
todas sus reivindicaciones y por la liberación de su fábrica.

GILLES ha muerto por servir a su pueblo, por la unión de los


movimientos juvenil y obrero. Su nombre está desde ya unido
inseparablemente a la revolución popular, a la primavera de nuestro
pueblo.

Acompañaremos a Gilles por última vez con disciplina militante.

La reunión para la partida del cortejo se efectuará el sábado a las 15


horas frente al hogar de su familia, 120 de Boulevard Berthier
(Distrito 17) Sus camaradas.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 45 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

El 26 de julio de 1968 los estudiantes de Ciudad de México


celebran una manifestación en apoyo a la Revolución
cubana y son agredidos por la policía, lo cual genera una
confrontación que se extiende hasta octubre de ese año,
cuando el ejército ataca a los estudiantes en la Plaza de
Tlatelolco causando más de doscientos muertos y decenas
de heridos. Era presidente de esa República Gustavo DÍAZ
ORDÁZ, a sueldo de la CIA bajo código LITEMPO-2 y
controlado por el Jefe de Estación (COS) en Ciudad de
México, Winston SCOTT.

A finales de ese año y según Memo interno de la


CIA, el Asistente Especial presidencial para
Asuntos de Seguridad Nacional, Walter
ROSTOW, había solicitado una información
acerca de la disidencia estudiantil a escala
mundial, sus interconexiones, su posible
manipulación por fuerzas o influencias hostiles a
los Estados Unidos y a sus aliados; y si era
posible su inclinación inamistosa al detrimento de
los intereses estadounidenses.

El informe (“La Juventud Inquieta”) incluía un


análisis filosófico del desasosiego estudiantil, sus
motivaciones, historia y tácticas. Y una segunda
sección comprendía la disidencia estudiantil en
diecinueve países, desde Argentina hasta
Yugoslavia [Recordemos el artículo de la revista
“RAMPARTS”].

Se llamaba la atención también sobre el


movimiento estudiantil estadounidense “Students
for a Democratic Society” (SDS) pues
“monopolizaba el campo de la acción estudiantil
aquí y en el extranjero”. Y por cuanto esa
organización era “doméstica”, su vigilancia debía
ser efectuada por el FBI, lo que indica el enorme
interés de la CIA (y por su intermedio el Departamento de Estado) en conocer el nivel de
posible disidencia interna del estudiantado de ese país.

Hay un comentario reciente (“RESTLESS YOUTH: Spying on American at Home”) en blog del
“New York Times”, firmado por Amy ZEGART, cuyo texto en inglés puede ser leído en
http://washington.blogs.nytimes.com/2007/06/26/restless-youth-spying-on-americans-at-home/.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 46 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

A mediados de año renace, en la UCV, el debate acerca


de la enseñanza, las jerarquías, los métodos de
evaluación y otros temas, comenzando con una “toma”
de la Facultad de Ciencias, desde donde la discusión se
extiende a Ciencias Económicas, Humanidades e
Ingeniería. Pero tomemos en cuenta que vivíamos un
momento en el cual coincidían el desmantelamiento de
los “frentes armados”, la política de exterminio contra
quienes se manifestaban de acuerdo con la línea radical
y las actividades propias de un año electoral, que para
diciembre de 1968 le concede el turno de la
“alternabilidad democrática” a COPEI, y los votos dan
mayoría al doctor Rafael CALDERA.

De acuerdo con el protocolo (muy respetado cuando


convenía), para su juramentación como presidente la Comisión integrada por el Senado
requería del voto del representante del Partido Comunista, Eduardo GALLEGOS
MANCERA, ocasión pintada calva para que los dirigentes copeyanos solicitaran
entrevista con sus pares clandestinos del ilegalizado PCV, y entre Lorenzo FERNÁNDEZ,
Luís HERRERA CAMPINS, José Antonio PÉREZ DÍAZ, Eduardo GALLEGOS
MANCERA, Pedro ORTEGA DÍAZ, Jesús FARÍA y Alonso OJEDA OLAECHEA
acordaron, a nombre de sus dos partidos, lo que luego fue llamado “la pacificación”.

LA RENOVACIÓN UNIVERSITARIA, UN AÑO DESPUÉS DEL MAYO FRANCÉS

En el folleto “EN TORNO A LA RENOVACIÓN UNIVERSITARIA” de Pedro ROA y José Rafael


NÚÑEZ TENORIO, Editorial “Nueva Izquierda”, Colección “REVOLUCIÓN”, Caracas, 1969,
ellos exponen:

“Pero nuestra Universidad no ha cambiado sustancialmente. Pervive


en sus tradicionales estructuras de funcionamiento (hay remisión a
trabajo en libro de Núñez TENORIO “Problemas Universitarios”,
Caracas, 1965):

1. La composición de sus facultades y escuelas no está determinada por


las necesidades de un país que debe liberarse y desarrollarse. Persiste
la tendencia a resolver un conjunto de problemas en función de una
Universidad aislada como ente abstracto y no en función de una
problemática nacional y universitaria global.

2. No existe planificación nacional del crecimiento en relación con los requerimientos


nacionales y con el desarrollo de la educación media del país y el incremento de la
matrícula.

3. La orientación de sus programas de estudio está llena de viejas concepciones y todavía


manifiesta un grave aislamiento de la realidad nacional. En no pocas de sus facultades,
escuelas, institutos y cátedras están proscritas determinadas corrientes del
pensamiento universal.

4. No se planifica ni coordina el desarrollo de la investigación científica en las distintas


ramas del saber. No pocos institutos de Investigación vegetan, aislados por completo
del avance universal de la ciencia, de la problemática del país y de la misma enseñanza
que imparten las escuelas. No se forma el espíritu de investigación creadora.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 47 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

5. … la enseñanza es todavía libresca, poco experimental, desligada de la realidad


venezolana en las esferas correspondientes. … continúan desempeñando un papel
principal la enseñanza de memoria, la repetición pasiva, la conceptuación dogmática, el
talento libresco. No se forma un profesional despierto a los grandes problemas que
confronta la patria.

6. La actividad docente… es deficiente. … es muy grande el número de profesores que


dedican… un tiempo mínimo, accidental. En muchos casos la preparación de las clases,
los métodos expositivos y el tipo de vinculación con los alumnos es deplorable. Existe
objetivamente una baja calidad en la enseñanza que imparte el profesorado…

7. El sistema de evaluación y de exámenes de los conocimientos adquiridos por los


alumnos es anacrónico, antipedagógico e injusto. Se hace hincapié en la transmisión y
adquisición pasiva y dogmática del conocimiento, en lugar de poner el acento en la
capacidad de asimilación y elaboración de las verdades científicas en forma creadora y
responsable.

8. El régimen de estudios es anticuado; no se compadece con la situación concreta de la


ingente población estudiantil y los nuevos modelos de enseñanza superior que hoy se
aplican en otras latitudes. No termina por imponerse el sistema por unidades, ni la
división en diversos ciclos del conjunto de la enseñanza que permita estudios
propedéuticos, profesionales y de especialización en las diversas carreras universitarias.
Los pensa y programas de las asignaturas están muy lejos de corresponder a las
exigencias del desarrollo universal de la ciencia y de la problemática nacional.

9. Una parte importante de las normas que regulan la vida universitaria tienen ante todo
un carácter punitivo y no contribuyen a la armonía y la colaboración entre los sectores
integrantes de la comunidad… Es aún pequeña y simbólica la participación de los
estudiantes (según la ley y los mismos hechos) en la conducción de la institución.

10. Todavía la Universidad está cerrada, en lo fundamental, a los jóvenes que provienen de
los sectores desposeídos de la sociedad. La Universidad no se abre… hacia las capas
obreras y campesinas, en cursos generales de capacitación y formación ciudadana y
científica. La misión social no se realiza sino en grado mínimo y en forma espontánea.

11. No existe un uso racional y eficiente del conjunto de los recursos económicos, técnicos y
humanos con que cuenta… A pesar de la insuficiencia de estos recursos en muchos
renglones de la vida universitaria, es posible aún obtener una mayor efectividad, sobre
la base de una acertada planificación, organización y realización de las distintas
misiones de la Universidad.

12. La autonomía que protege a la Universidad de los intentos de convertirla en apéndice de


intereses extraños y del control de los dogmáticos y perseguidores de ideas, es objeto
de constantes violaciones y sufre una presión sostenida. Es necesario asegurar
firmemente esta autonomía sobre la base de la autarquía financiera y un movimiento
democrático universitario que ponga coto a las embestidas… del gobierno y las fuerzas
reaccionarias del país.

Por todo lo anterior es que la crisis estructural… sólo puede ser superada mediante la
modificación radical del esqueleto estructural e institucional que objetivamente se
opone al desarrollo… en el cumplimiento más racional y eficiente de sus tareas
fundamentales. Este es el cometido a largo plazo que tiene planteado el movimiento
pro-reforma universitaria.

Pero esta reforma es y debe ser un proceso constante y reiterado de adecuación de


las estructuras universitarias a las exigencias nacionales, educacionales y científicas.
La reforma… es una concepción general y única. No es… para retroceder sino para
avanzar. La reforma… es el paso constante a una nueva etapa de la vida… en una ruta
ascendente, de contenido progresista, científico y nacional de la enseñanza superior
venezolana”. (Pp. 7 – 11)

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 48 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Este nuevo diagnóstico repite una lista de fallas, limitaciones y necesidades que son
señaladas cíclicamente desde hace mucho y que en este trabajo hemos citado de varios
autores y eventos colectivos de ambas partes de nuestras fronteras nacionales.

El debate truncado en 1968 revive con fuerzas desde principios de 1969 y los viejos
vicios --y viciosos-- del poder y la sacralización del saber reaccionan a los
cuestionamientos en una campaña que tiene como tropa de primera fila a los pistoleros
de COPEI, seguidos por los medios de confusión masiva.

Una manifestación en solidaridad con el pueblo de Vietnam es reprimida por la policía con
el inevitable saldo de presos y heridos de bala. A la protesta por esa agresión el gobierno
responde con el estilo que lo caracterizaba y en Mérida resultan muchos heridos de bala
y es asesinado de un disparo de fusil Carlos BELLO, estudiante de sociología de la ULA.

El conflicto estudiantil asume proporciones nacionales pues a las acciones internas por la
reforma universitaria se unen las protestas contra las agresiones policiales, militares y de
las bandas armadas que COPEI ha organizado con el irrestricto apoyo de la DIGEPOL,
ahora convertida en Dirección de Servicios de Inteligencia y Prevención (DISIP), mientras
al SIFA también le cambian el nombre por el de Dirección de Inteligencia Militar (DIM)

Y cada jueves, en programa de radio y televisión del que pocos parecen recordarse, el presidente
CALDERA mentía y retorcía hechos para justificar cualquier ataque contra estudiantes y
movimiento popular, en el que un locutor copeyano conocido como “Chivo negro” YÁNEZ abría y
cerraba la cadena con las inteligentes consignas “Habla el presidente” y “Ha hablado el
presidente”.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 49 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

En la Universidad que vuelve a replantearse a sí misma son esgrimidos argumentos como


éstos:

“…el papel de vanguardia representado por la universidad no ha ido nunca más allá del
fermento, del sacrificio heroico, de la fe pasajera…”

“De cada cien estudiantes que concluyen la educación primaria en Venezuela solo uno
ingresa en la Universidad. El setenta y cinco por ciento de los estudiantes que ingresan
en la Universidad provienen de las capas medias y altas; del veinticinco por ciento
restante, la participación del proletariado es mínima y de los marginados nula”.

* Por la Juventud Comunista, Américo DÍAZ NÚÑEZ reclamaba:

“… la adecuación universitaria a la etapa histórica del país en el momento…”.

* Por la Juventud Revolucionaria Copeyana, Elías LÓPEZ denunciaba:

“… quienes han manejado a la universidad durante los últimos diez años son los
responsables del aislamiento de ella y el país”.

* Y por la juventud del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), Carlos TORRES


definía:

“Reforma es fuerza subversiva para romper la relación de poder y buscar nuevos cauces
para la investigación y la educación”.

En la Escuela de Letras es leído un Manifiesto cuyo contenido emplaza a los profesores a


ver la realidad más allá de las tapas de libros y de las reglas gramaticales. Y el último
párrafo de ese Manifiesto es como un epitafio: “PROFESORES: USTEDES NO ENTIENDEN”.

LOS ARAGUATOS MARCAN SU TERRITORIO EN LA UNIVERSIDAD

Esa variedad de simio a la que ya referimos es la que da identidad, con evidente


injusticia hacia el mundo animal, a un grupo interno del partido COPEI estrechamente
vinculado a CALDERA y que luego del cambio de fachada de la DIGEPOL pasa a ocupar
puestos clave en la DISIP.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 50 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Las bandas armadas de COPEI asaltan la Universidad Central en la tercera semana de


mayo de 1969 y un fotógrafo del diario “El Universal” capta el momento en que un
pistolero en posición muy profesional dispara un arma corta, en lo que fue un ensayo
para el allanamiento de la UCV.

EL “ARAGUATO” COPEYANO GERARDO SEGOVIA DISPARANDO


CONTRA GENTE DE LA UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA

Esa tarde resultan heridos de bala el dirigente estudiantil Alexis ADAM, de la UCV, y los
estudiantes Víctor SEVILLA y David NÚÑEZ.

El terrorista gubernamental fue protegido por el Senador copeyano Godofredo


GONZÁLEZ y presuntamente sacado del país.

Las respuestas que esos ataques generan en el ámbito estudiantil son severamente
reprimidas y como referimos previamente hay estudiantes heridos, detenidos y uno
asesinado en Mérida, e igual sucede en la Universidad del Zulia donde fueron vistos
disparando y reprimiendo los dirigentes copeyanos Alí MONCAYO, diputado regional;
Gilberto URDANETA (Secretario del gobernador) y Néstor Luis RINCÓN, dirigente
copeyano del Centro de Estudiantes de Derecho de LUZ, a quienes “ni con el pétalo de
una rosa”.

En mayo de 1967 el gobierno de LEONI había creado una Comisión, compuesta por Luis
CARBONELL, Héctor ISAVA, Miguel Ángel PÉREZ, Mercedes FERMÍN y Luis
Manuel PEÑALVER para que “buscara solución al problema universitario”, y dos meses
después crearon el Instituto Experimental de Educación Superior denominado
“Universidad de Caracas” mediante Decreto 878, que en julio de 1969 y por Decreto 4
pasaría a llamarse Universidad Experimental “Simón Bolívar”, inaugurada en 1970 por
CALDERA y puesta bajo dirección de Ernesto MAYZ VALLENILLA, enemigo jurado de
la renovación universitaria por él denostada como “falta de respeto a los profesores” y
“afán destructivo seudo revolucionario y nihilista”, entre otros epítetos. Algunos de los
profesores que conforman la plantilla de la nueva y elitesca universidad habían sido
cuestionados por estudiantes y docentes partidarios de la reforma en la UCV.

El viernes 31 de octubre de 1969 a las 21:30 horas el gobierno de CALDERA da inicio al


allanamiento de la Universidad Central de Venezuela, denominado “Operación Kanguro”,
dirigida por el general Homero LEAL TORRES, en la que participaron todos los cuerpos
represivos del Estado.

Tanques de guerra fueron apostados frente a la Escuela de Periodismo y del edificio del
Rectorado, y a las autoridades universitarias no les fue permitido el acceso sino hasta
después de media noche.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 51 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

El Secretario de la Presidencia y Ministro


de la Oficina Central de Información (OCI)
era Rodolfo José CÁRDENAS, quien con
el cinismo característico de los politiqueros
declaró que no hubo allanamiento sino una
“medida de desalojo”, y tampoco había
impedimento de ingreso a la Universidad
sino “restricción del paso”

CALDERA Y EQUIPO El jueves 30, en su fastidioso


programa, CALDERA dijo: “El
gobierno está firmemente dispuesto
a cumplir con su deber y su deber
es mantener el orden cuidándose
de no cometer excesos que a veces
son inevitables cuando las fuerzas
se desbordan. Hemos dado
garantías y las reitero aquí, para
que cualquier investigación sobre
cualquier injusticia, sobre cualquier
hecho, sobre cualquier exceso que
cualquier autoridad pudiera
cometer se esclarezca dentro del
ordenamiento jurídico…”

Todavía esperamos la respuesta de CALDERA acerca de la desaparición del estudiante


Luis HERNÁNDEZ, secuestrado y desaparecido sin que hasta ahora se conozca el sitio
donde fue asesinado por policías y ocultado su cadáver.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 52 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

En noviembre de 1969 será tomada una similar “medida de desalojo” contra la


Universidad de Los Andes mientras copeyanos y adecos buscan la forma definitiva para
resolver “legalmente” su solución final, que fue la reforma a la Ley de Universidades,
propuesta en noviembre por el diputado adeco Octavio LEPAGE con carácter de
urgencia y al efecto es nombrada una Comisión que presenta un Proyecto de Reforma de
cuya Exposición de Motivos citamos:

“… La circunstancia de haber sido elaborada la vigente Ley de Universidades por un


gobierno de facto, y al calor de la necesidad de preservar el espíritu de nuestras
universidades contra la amenaza constante de grupos antidemocráticos, hizo que
dicha Ley concibiera la Universidad con un acentuado carácter defensivo frente al
Estado. Ello ha conducido a la desnaturalización del concepto de la autonomía
universitaria, que, bajo la constante presión de minorías violentas y cargadas de
ideologías subversivas, ha llegado a ser confundido con la idea de soberanía, para ser
opuestas así, al propio Estado democrático.

La inadecuada separación que se ha venido produciendo entre los ideales e intereses


de la Nación considerada en su totalidad y los objetivos de circunstanciales mayorías
políticas, formadas bajo el estímulo de parciales intereses electorales universitarios,
ha generado, a su vez, una creciente falta de coordinación entre las necesidades y
programas de desarrollo de la comunidad nacional y la inversión que el Estado destine
a sus Universidades. Hipertrofia de ciertas Escuelas y servicios universitarios, falta de
diversificación en los planes de formación profesional, distracción de recursos del
Estado para fines opuestos a los de las grandes mayorías nacionales, son algunas de
las manifestaciones de este indeseable divorcio entre las Universidades y el país.

(…) La actual Reforma de la Ley de Universidades debe atender predominantemente


a las causas que tipifican las modalidades de la crisis universitaria venezolana. Ello
supone la consideración y solución de problemas relativos o, por lo menos, los
siguientes aspectos de la vida universitaria.

(…) 2.- La confusión entre los conceptos de autonomía y de inviolabilidad del recinto
universitario, y la inaceptable pretensión de soberanía frente al Estado por parte de
Instituciones que, precisamente, constituyen instrumentos de realización de fines
parciales, pero importantísimas, de ese mismo Estado”.
(“Diario de Debates” # 2.075)

El Proyecto es aceptado por la Cámara del Senado donde el copeyano Felipe MONTILLA
solicita un tratamiento de urgencia y en menos de quince días fue aprobada la Ley en
discusión única. Por añadidura, el Jardín Botánico fue decretado Parque Nacional para
mantener la presencia militar dentro de la Universidad, así que la UCV perdió la
territorialidad que allí tuvo.

El gobierno continúa su ofensiva y ahora va contra BIANCO, a cuyo fin reactiva el


Consejo Nacional de Universidades, creado por los adecos y PÉREZ JIMÉNEZ mediante
Decreto presidencial 408, publicado en Gaceta Oficial 22.123 el 28-09-1946, cuyo texto
especificaba el Estatuto Orgánico de las Universidades Nacionales y en su tercer artículo
señalaba la razón de su existencia así: "Para mantener la unidad pedagógica, cultural y
científica de las Universidades Nacionales, funcionará un Consejo Nacional de
Universidades que estará constituido por un delegado de los profesores y un delegado de
los estudiantes de cada Universidad, elegido por votación directa y secreta en los
sectores respectivos; por los Rectores de las Universidades y por el Ministro de
Educación, quien lo preside". El Ministro era Luis Beltrán PRIETO FIGUEROA.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 53 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

En junio de 1970 CALDERA visita la Casa Blanca y sostiene una reunión con NIXON,
quien por esos días mantenía permanente contacto con representantes de diversos
niveles de sus aparatos de espionaje en función de un Informe de Inteligencia que le
debía ser entregado, como se evidencia en el cuadro inserto:

Todos los datos que al


respecto exponemos constan
en un informe del Senado
estadounidense denominado
“SUPPLEMENTARY DETAILED
STAFF REPORTS ON
INTELLIGENCE ACTIVITIES AND
THE RIGHTS OF AMERICANS,
BOOK III – FINAL REPORT OF
THE SELECT COMMITTEE TO
STUDY GOVERNMENTAL
OPERATIONS WITH RESPECT
TO INTELLIGENCE ACTIVITIES”,
UNITED STATES SENATE, APRIL
23 (UNDER AUTHORITY OF THE ORDER OF APRIL 14), 1976”, cuyo cuerpo completo en inglés
puede ser leído en http://www.icdc.com/~paulwolf/cointelpro/churchfinalreportIIIm.htm.

Y recordemos ahora [ver página 46 de este trabajo] el Memo interno de la CIA respecto
a la información dada por el Asesor estadounidense Walter ROSTOW acerca de los
movimientos estudiantiles y juveniles a finales de 1968 a escala mundial para relacionar
con lo que a continuación extraemos y traducimos parcialmente del informe ya citado.

Apartándose de sus notas preparadas, el


presidente mencionó una reunión que había
tenido temprano esa mañana con el
presidente Calder (sic) de Venezuela, quien se
había quejado ante él por el alto grado de
violencia e inquietud en el Caribe, recalcando
que en algunas naciones latinoamericanas se
creía que estadounidenses --específicamente
negros radicales-- estaban fomentando esa
inquietud. El presidente Nixon preguntó a
Helms si tenía alguna información al respecto
y éste respondió que no, pero que investigaría
el asunto para el presidente. (La CIA dio un
informe al presidente acerca del caso, vía
Huston, en julio 6 de 1970)

Nada casual fue que al “Equipo Especial” de la DISIP compuesto por el grupo “Araguato”
y dirigido por Remberto UZCÁTEGUI BRUZUAL, fuera incorporado un núcleo de
agentes de la CIA pertenecientes a los grupos terroristas que atentaban contra Cuba,
todos provenientes de Miami bajo liderazgo de Luis POSADA CARRILES (a) “Basilio”,
(a) “Bambi”, quien ya era funcionario de la DIGEPOL.

Este selecto criminal internacional a sueldo del gobierno estadounidense cuenta en su


libro “Los Caminos del Guerrero” (citamos la versión electrónica) parte de sus actividades
en operaciones de la DIGEPOL y la transición a la DISIP.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 54 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

“Inicialmente fui contratado como instructor de la Dirección


General de Policía (DIGEPOL) venezolana y Asesor Especial en
asuntos de Seguridad Pública; pero muy pronto me vi envuelto
en operaciones en contra de los grupos que trataban de
subvertir el orden y derrocar al gobierno legalmente constituido,
por medio de la violencia. Fueron años de lucha intensa, en la
transición del gobierno de Raúl Leoni al de Rafael Caldera. Por
las demandas imperativas de esa lucha, la DIGEPOL se convirtió
de cuerpo represivo del delito político para el que estaba
originalmente diseñada, en la Dirección de los Servicios de
Inteligencia y Prevención (DISIP).

Dentro del esquema, llegué a ocupar el cargo de Comisario Jefe


de la División General de Seguridad, con la responsabilidad
directa sobre las Divisiones de Armas y Explosivos, Seguimiento y Vigilancia,
Protección de Personalidades y Medios Técnicos. Desde mi posición, combatí sin
tregua a los enemigos de la democracia venezolana, diezmando sus filas y reduciendo
sus operaciones hasta el extremo que, al término de mi gestión, las fuerzas armadas
de la izquierda quedaron totalmente desmanteladas”.

Y de sus relaciones profesionales con sus colegas “Araguatos” del “equipo especializado”
del Ministerio de Relaciones Interiores, que incluían --según sus propias palabras--
acciones de la policía política de Venezuela en otros países, relata:

“… De la DIGEPOL pasé a formar parte de un equipo especializado en el Ministerio de


Relaciones Interiores, conocido como Servicios Especiales. Este equipo, dirigido por el
Dr. Remberto Uzcátegui, rivalizaba con la DIGEPOL, aunque su misión era la de
efectuar investigaciones especiales para el Ministerio. Al grupo, formado por doce
funcionarios, se le conoció más tarde con el sobrenombre de «los doce apóstoles»”.

“Después de los cursos se me nombró Comisario. Siempre estuve a cargo de


divisiones operativas y, la mayor parte del tiempo que permanecí en la DISIP, estuve
trabajando en contra de la subversión de izquierda, a excepción de algunos trabajos
especializados en contra de los funcionarios de la Embajada Soviética, recién instalada
en Venezuela. Como ejemplo de estos trabajos especiales puedo citar cuando se me
envió a Trinidad y Tobago, en plena revolución, para apoyar al gobierno de Erick
William en contra de un intento de golpe militar con ramificaciones del «Black Power»,
movimiento infiltrado por el comunismo internacional”.

Luego de la reforma de la Ley de Universidades (aspecto legal) y el refuerzo de la CIA al


grupo “Araguato” (cara oculta del “trabajo especializado” de exterminio) el gobierno
designa un Consejo Nacional de Universidades dirigido por el Ministro de Educación,
Héctor HERNÁNDEZ CARABAÑO, y nombra a los rectores Jesús María BIANCO
(UCV), Ernesto MAYZ VALLENILLA (USB), Presbítero Pío BELLO (UCAB), Alexis
ADAM (FCUCV) y a cuatro profesores que debía escoger el Congreso.

Los profesores señalados por el cuerpo deliberante fueron Enrique CASTILLO PINTO,
Eduardo VÁSQUEZ, Simón GÓMEZ MALARET y Gonzalo PÉREZ LUCIANI, ninguno
de ellos reconocido precisamente por su afecto hacia la UCV, y es de comentar que el
documento de la Comisión encargada del Proyecto de Reforma sostiene que para su
elaboración se habían “celebrado reuniones de consulta con los tres elementos
fundamentales de la Universidad: Autoridades, Profesores y Estudiantes”, pero parecen
haber olvidado algunos aspectos importantes, entre ellos dos que referimos de seguidas:

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 55 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

El 04 de febrero de 1970 fue consignado ante la Cámara de Diputados por el presidente


de la Confederación de Profesionales Universitarios de Venezuela, Oscar CENTENO
LUSINCHI, un documento de cinco puntos, de los cuales reproducimos el segundo y el
quinto, respectivamente:

A. 2°- El intento de reformar la actual Ley de Universidades se inicia en condiciones que


hacen altamente sospechosa la finalidad que persiguen quienes la propugnan. Por
una parte ocurre en momentos en que la Universidad Central sufre una flagrante
violación a su autonomía, mediante la ocupación militar y policial de su recinto, y en
que recibe igualmente los más duros ataques de enemigos poderosos, con enormes
recursos publicitarios que les permiten crear en la opinión pública una imagen
distorsionada de la Institución Universitaria, en que se abultan sus fallas y errores,
mientras se silencian sus virtudes y aciertos, y los valiosos aportes que hace
diariamente al desarrollo independiente del país y a su progreso económico-social.
Por otra parte, ocurre también en momentos en que las Universidades comienzan a
ser sacudidas por un poderoso movimiento de Renovación Académica, el cual no
obstante comprensibles errores o distorsiones está orientado a desterrar las
deficiencias presentes en la enseñanza universitaria, y a diseñar una nueva
Universidad capaz de cumplir cada vez mejor el papel que tienen encomendado dentro
de la coyuntura histórica actual. Todo hace pensar que la reforma, iniciada en tales
circunstancias, sólo persigue el propósito de frenar drásticamente ese movimiento, y
provocar un grave retroceso en el seno de las Universidades.

(…) 5°- Las Federaciones y Colegios que integran la Confederación…, solicitan que
sea desechado el actual proyecto de reforma de la Ley de Universidades y que se
encomiende a la propia Comunidad Universitaria la elaboración de un nuevo proyecto
de Ley que recoja los verdaderos intereses de las Universidades y los anhelos y
aspiraciones de quienes laboran diariamente en su seno, así como las de quienes, aún
cuando ya egresados del mismo, conserva vivo su interés y su afecto por la
Universidad. En la elaboración de un proyecto de ley surgido de esta consulta, si está
dispuesta la Confederación… a prestar todo el apoyo y asesoramiento de sus
Organismos, a fin de que la educación venezolana sea dotada de los instrumentos
legales que la regulen y transformen en beneficiario del desarrollo integral del país.

B. Hubo protestas de sectores docentes y universitarios por la escogencia de los


representantes profesorales por el Congreso, dada la
pública y notoria conducta negativa de esos profesores
hacia la Universidad.

La negativa de BIANCO y sus seguidores a cohonestar el


juego reaccionario condujo a la aplicación del Reglamento en
su contra y el 23 de octubre de 1970 el equipo rectoral HÉCTOR HERNÁNDEZ CARABAÑO
ANUNCIA DESTITUCIÓN DE BIANCO
integrado por Jesús María BIANCO, José GONZÁLEZ
RIVERO y Víctor GONZÁLEZ MENDOZA renuncia a sus cargos mientras la mayoría del
colectivo universitario da demostraciones de rechazo a esa decisión, organizando una
manifestación para el 27 en la Plaza del Rectorado, frustrada porque un día antes la
Universidad fue de nuevo allanada en operación comandada por el Mayor José Ángel
MARCHENA, y el profesor BIANCO fue secuestrado en su residencia por más de medio
día.

El jefe de policía, coronel Luis Enrique SUÉ, declaró que la Universidad no había sido
allanada sino “ocupada la vía pública” y el rector no fue secuestrado sino “puesto
bajo protección”, en franca competencia por un premio al cinismo.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 56 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Las protestas por el nuevo allanamiento de la Universidad fueron respondidas por el


gobierno con una nueva arremetida militar-policial que produjo gran número de heridos a
balazos, presos y el allanamiento del Instituto Pedagógico de Caracas y de la Escuela
Técnica Industrial de “Los Chaguaramos”, además de la suspensión de clases a nivel
medio.

Y SI DE CINISMO SE TRATA…

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 57 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

La Universidad, como realidad caricaturizada del país, jamás podrá ser diferente mientras
Venezuela siga siendo el paraíso de la desigualdad, emporio de riquezas sobre el cual se
asientan la miseria y la injusticia, con un bloque social dominado que hasta ahora no ha
generado un polo clasista de criterio revolucionario que atraiga al colectivo, cohesione
fuerzas y se gane el derecho a dirigir la lucha por el derrocamiento del orden capitalista,
independientemente de la forma que éste asuma o sea tratado de disfrazar, toda vez que
el capitalismo es la explotación del hombre por el hombre y a esa esencia no la cambia
una etiqueta de “salvaje”, de “neoliberal” o de “capitalismo con rostro humano”.

La Universidad no es ese polo clasista y nunca lo ha sido, aunque algunos de los grupos e
individualidades que desde ella han trascendido así lo hayan creído, sostenido y
pregonado, como se asomaba en las discusiones, particularmente las de los años sesenta
y ocho al setenta, con la conclusión de que “…el papel de vanguardia representado por la
universidad no ha ido nunca más allá del fermento, del sacrificio heroico, de la fe
pasajera…”, parte también de un balance del movimiento cordobés en palabras de
Aníbal PONCE:

“Las masas estudiantiles que tomaron por asalto la vieja universidad no carecían sin
duda, de banderas; pero las enseñanzas del «novecentismo», la «nueva sensibilidad»,
la «ruptura de las generaciones», no eran más que vaguedades que lo mismo podían
servir --como quedó demostrado-- a un liberalismo discreto que a una derecha
complaciente. El estudiante argentino que acometió la Reforma sabíase arrastrado por
el presentimiento de las grandes obras, mas no acertó a definir la calidad de la fuerza
que lo impulsaba. Gustábale, sin duda, fraternizar con el obrero, participar en el mitin
de la huelga, colaborar desde las hojas de vanguardia. No se sentía, sin embargo,
proletario; restos de la vieja educación teníanlo apresado todavía, y aunque a veces
se le escuchaba el lenguaje de la izquierda, reconocíase muy bien que era aprendido.

El obrero, por eso, lo miró con simpatía, pero sin fe; la burguesía, con desconfianza,
pero sin temor. Con una clara conciencia de sus intereses, la masa conservadora de la
universidad lo sedujo con su política, lo conquistó con sus prebendas, lo corrompió con
sus vicios. Clamorosos paladines de la reforma fueron, así, llamándose a silencio;
pasáronse otros a las filas enemigas con increíble impudicia, y la sana minoría de
estudiantes que había puesto en la reforma toda la ilusión de los veinte años, la vio de
esa manera convertida en un fácil trampolín de oportunidades y adulones”.

Las roscas oligárquicas, de siglas y de partidos que hicieron de la Universidad su feudo,


se han dado el gusto de utilizar incluso hasta a los sectores llamados “radicales” para sus
propios y muy particulares fines bajo el toldo de “los intereses comunitarios”, a ejemplo
de lo cual traemos los llamados a manifestar “por un presupuesto justo” que en su
momento criticamos por considerar que las autoridades universitarias, en ese caso el
patrono, solicitaban fondos financieros cuyos fines y administración siempre han
monopolizado, aplicando el mismo criterio que en la fábrica oculta las cuentas y rodea el
tema de sacralizado misterio.

Y si en la fábrica los trabajadores somos un medio de producción, en la Universidad ni


siquiera existimos, tema que cuando nos correspondió también tocamos pues la Ley de
Universidades en sus Disposiciones Fundamentales, artículo 1, reza textualmente: “La
Universidad es fundamentalmente una comunidad de intereses espirituales que reúne a
profesores y estudiantes en la tarea de buscar la verdad y afianzar los valores
trascendentales del hombre”.

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 58 DE 59


SI EL PAÍS NO CAMBIA LA UNIVERSIDAD TAMPOCO LO HARÁ

Hoy en el país se vive una ebullición política que nos da la posibilidad de ahondar el
debate más allá de lo meramente académico incidiendo en la realidad que desde la
Universidad tanto se ha diagnosticado sin tocarla.

Hoy, por ejemplo, se habla de “socialismo” y en tal sentido seguimos defendiendo y


proponiendo los Consejos Obreros (y Consejos de Trabajadores en sentido amplio)
como forma de organización vinculada a los fines del socialismo revolucionario
--incompatible por tanto con cualquier variedad de capitalismo-- campo dentro del cual
debe incluirse a los Consejos Estudiantiles para la construcción de las redes
consejistas que Antonio GRAMSCI --entre otros-- preveía como el tejido capilar de la
sociedad socialista, entendiendo como capilaridad la articulación de las diferentes
organizaciones consejistas (consejos obreros, comunales, estudiantiles, campesinos,
magisteriales, de soldados) en una sólida presencia unitaria y clasista.

Herramienta política de los Consejos es el Control Obrero de la producción, práctica


de poder dual en la ciudadela del capital, la fábrica, donde cada obrero que comprenda
su situación y asuma su responsabilidad de revolucionario representa una derrota del
capital pues significa expropiar al expropiador del más importante medio de producción:
el hombre explotado.

Y como de un debate se habla, traemos una cita de Ernest MANDEL (“Control Obrero,
consejos obreros, autogestión [Antología]”, Ediciones Era, México, 1977) que
consideramos válida como experiencia:

“Una de las formas más astutas --aunque muy antigua-- de la


desnaturalización de la consigna de control obrero, recientemente ha
sido objeto de honores en el seno del Partido Socialista Unificado,
particularmente por Gilles Martinet en un libro que tiene como título el
concepto mismo de reformismo: La conquista de los poderes (La
conquête des pouvoirs) A partir de la constatación innegable de que
todo poder de clase dominante, y forzosamente el de la clase
capitalista, es siempre un hecho social que se extiende a todos los
dominios de la sociedad, los neorreformistas sacan la conclusión de
que es necesario conquistar el poder en todos esos dominios. Pero se olvida que todos
esos «poderes» están articulados, de manera precisa, en torno a dos estructuras
privilegiadas: el modo de producción (es decir, el derecho del gran capital a disponer
de las principales fuerzas productivas gracias a las instituciones que perpetúan la
economía capitalista: la propiedad privada, el salario, la economía de mercado
generalizada, la integración dentro del mercado capitalista internacional, etc.) y el
Estado burgués. La ilusión gradualista de la liquidación progresiva de los «poderes»
capitalistas es tan infundada como la ilusión de cambiar la naturaleza de un ejército
«conquistando» batallón por batallón”. (Página 28)

Y para cerrar, una de las consignas de mayo de 1968 que gritaba desde las paredes de
Paris:

"El poder tenía a las universidades, / los estudiantes las tomaron.


El poder tenía a las fábricas, / los obreros las tomaron.
El poder tenía la ORFT, / los periodistas la tomaron.
El poder tiene el poder, ¡A tomarlo!"

ÁNGEL C. COLMENARES E. AGOSTO – SETIEMBRE DE 2007 PÁGINA 59 DE 59