VÍA ROMANA DE TARAZONA A CLVNIA Entre Vxama y Clvnia 36 km

2

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

IDENTIFICACIÓN GENERAL El tramo de vía romana que comunica Vxama con Clvnia ha sido hasta hoy un gran desconocido. A pesar de haber sido objeto de una descripción, basada en los vestigios toponímicos y de delimitación parcelaria presentes en el corredor 1, nunca hemos visto publicadas fotos o dibujos de ella, o descrita su estructura. Sin embargo, hasta hace pocos decenios, se conservaba relativamente bien en mucha longitud. Sus terraplenes estaban intactos en muchos tramos, pero en los últimos años su destrucción se ha acelerado. Aún con todo, hoy se puede ver gran parte de la estructura viaria de esta carretera y, gracias a ella, hemos podido identificarla sin dudas en todo su trazado. Aunque gran parte del antiguo camino ha sido labrado ya, también esos tramos destruidos se dejan ver desde el aire con mucha precisión. Casi todo el tramo que vamos a describir está formado por gruesos paquetes de firme, formados casi exclusivamente de zahorras de canto rodado de cuarzos y cuarcitas de color muy claro. Este factor hace que se distingan extraordinariamente bien los trozos labrados desde el aire, como consecuencia del contraste cromático con el suelo natural en el que predominan arcillas de color rojo. El Camino sale de Osma por el collado del cerro de la Nevera, en dirección a Quintanilla de Tres Barrios. Discurre por una orografía difícil pero por los collados más bajos, casi al límite de las pendientes aceptables para una buena carretera. Tras entrar en el límite de Quintanilla, desciende hacia el arroyo del Torderón, para alcanzar la Cañada Real que discurre al norte de quintanilla por el trazado de la vieja vía romana. Es en el cruce del arroyo del Torderón, en ambas márgenes, donde la vía romana se delata labrada en la foto aérea, particularmente en la ortofoto del PNOA de 1999. Incluso en la ortofoto que en Internet muestra Google Earth en enero de 2009, pueden verse las gravas de la vía labrada en esta zona con toda claridad. En esta zona se encuentra el lugar llamado de la Calzadilla, según comunicación oral que nos han transmitido los lugareños. Entre Quintanilla de Tres Barrios y Matanza de Soria, Continúa por el antiguo Camino de Matanza, por el collado del Portillo 2, collado que supera. Hasta el Portillo el camino está modernizado completamente, pero enseguida se desvía al occidente coincidiendo con un lindero actual, para luego verse labrado casi en su totalidad. Este trazado, en parte coincidente con la Cañada de Carraberzosa, discurre en la línea de vertientes del arroyo del Peralejo y el de Valdebañero, para descender luego por la margen izquierda del arroyo de los Frailes, hasta cruzar el río Madre, del que todos los anteriores son afluentes. En todo este trazado, se le denominaba antiguamente Senda de las Brujas, nombre que permanece en el acerbo popular de la zona. Hoy se le puede seguir labrado desde el aire en toda esta longitud, incluido el cruce del río de las Rejas, en cuya margen derecha puede
1

verse labrado también. Los resultados de la prospección aérea han sido espectaculares en este sentido. Cruza enseguida el arroyo de las Fuentes, pervive en un lindero en cuyo alto se observa la gran concentración de gravas procedentes del camino. Luego se conserva, sin transformaciones pero muy deteriorado, en el camino que lleva al límite de términos de Rejas, Zayas de Torre y Zayas de Báscones. A pesar de la gran distancia que le separa en esta zona del Burgo de Osma, se le llama Camino del Burgo en la cartografía más antigua 3. A partir de Aquí, entra brevemente en el término de zayas de Báscones, hoy pedanía de Alcubilla, para coincidir luego durante kilómetro y medio con el límite de términos de los dos Zayas. En toda esta línea y en la del límite de Zayas de Torre con Alcubilla, se le llama Carretera de los Moros en la cartografía antigua 4. Entre medio, un tramo labrado en el cruce del río Perales, se distingue perfectamente en la prospección aérea e incluso en algunas de las ortofotos modernas. Estas carreteras de los Moros se conservan hoy parcialmente como caminos sin transformar, aunque parcialmente labrados por las fincas colindantes. Su firme está formado por un grueso paquete de zahorras naturales de grano fino, sobre una cimentación de una capa de cantos en torno a unos 15 cm de tamaño máximo. Se trata sin duda de los tramos mejor conservados de todo el recorrido entre Osma y Clvnia, que deberían ser protegidos con urgencia. La Carretera de los Moros asciende luego a los altos de la Lomera, siguiendo estrictamente el límite municipal de Alcubilla con Zayas de Torre, hoy pedanía de San Esteban de Gormaz, para adentrarse luego de lleno en el término de Alcubilla, siguiendo la margen derecha del arroyo de la Calzada, por el lugar de Valdecalzada y la Fuente de Valdecalzada. Cruza el río Pilde en línea recta, para ascender a los altos del monte de Valdoria por los lugares de Valdurros y Valdebeza, por donde abandona el término de Alcubilla. En toda esta travesía del término de Alcubilla hemos podido identificar la antigua vía romana al estar labrada casi en su totalidad. La prospección aérea a arrojado resultados espectaculares en todo el valle de Valdecalzada y también al norte del río Pilde, donde se ve a la vía labrada en una de las ediciones de ortofoto que hemos manejado, concretamente la de 1999, época que fue labrada toda esta zona para efectuar una repoblación forestal. En el monte de Valdoria, en los últimos doscientos metros antes de cruzar el cortafuegos que se ha construido por el límite provincial de Burgos y Soria, pueden observarse los últimos terraplenes supervivientes de la vía romana. Junto con las lomas conservadas, algunas de ellas con las zahorras en superficie que formaron la capa de rodadura, se observan los huecos de extracción de los materiales constructivos, las canteras. Este tipo de vestigios se observan con frecuencia, allí donde los terrenos muy poco transformados, o donde la destrucción de la vía romana ha sido reciente ya que, cuando son de escasa profundidad, se acaban colmatando por el arado repetido de las fincas y el volteo de las tierras.

Esta identificación del trazado, no apoyada en los vestigios físicos de la vía, si no en la huella territorial de su presencia, resultó, sin embargo muy precisa. CORONADO CASTILLO, A y GONZÁLEZ GARCÍA, C. 1982, pp. 7-32. Vías y Caminos como elementos de estructura territorial. Análisis aplicado a la vía romana entre Uxama y Clunia… ob. cit. 2 Planimetría 1/25.000 de 1917 de Matanza. Instituto Geográfico y Estadístico.

3 4

Planimetría 1/25.000 de 1910 de Rejas de San esteban. Instituto Geográfico y Estadístico Planimetría 1/25.000 de 1910 de Zayas de Torre y de 1911 de Alcubilla de Avellaneda. Instituto Geográfico y Estadístico.

3

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

En este último terraplén conservado antes de Clunia, se ha realizado una excavación arqueológica en la que se ha constatado la estructura de la vía, hechas a base de sucesivas capas de zahorras naturales de grano muy fino, abundantes en el entorno, que completan un buen paquete de firmes. En la provincia de Burgos, la vía romana ha sido víctima de la repoblación forestal, tanto al norte como al sur del llamado arroyo de la Nava. Luego, en la bajada hasta el río Arandilla, llegando a Clvnia, la erosión y el arado no han dejado vestigios de interés del viejo camino. Al norte del Río Arandilla, hasta la carretera que sube a Peñalba de Castro, se ve labrada la vía romana desde el aire en perfecta alineación recta hacia el lugar de Valdemedio, sin relación alguna con el puente y el Camino de Valdiguel 5. Ninguno de los puentes conservados en el entorno de Clvnia son romanos, ni presentan características constructivas de ningún tipo que puedan asignarles a aquella época. A pesar de lo escrito en otro tiempo, por quienes nada sabían de estas técnicas6, hoy ha quedado demostrado que estos puentes son, además de muy mala factura, relativamente modernos7. Sin embargo, hemos encontrado una referencia de 1073 que alude probablemente al paso de esta calzada a su llegada a Clunia desde Vxama: et de ua[do] antiquo de la Calzada, et sicut aqua diuidit inter Quintaniell[a] ef Fenollare usque discurrit in Aranda ipsum riuulum que uenit de Buezo. “Y del vado antiguo de la calzada, y como el agua discurre entre Quinarraya e Hinojar, discurren en Aranda como el rio que viene de Buezo (despoblado de Hinojar del Rey)” 8. Se tratará por tanto de un lugar próximo aguas abajo del puente de Valdiguel, al sur de Clunia, ya sin puente en tan temprana edad.

El Camino en dirección a Matanza, visto desde el collado del Portillo.

Extremo éste ya observado por DEL OLMO MARTÍN, J. 2001, pags. 6-9: Arqueología aérea en Clunia. Revista de arqueología, ISSN 0212-0062, Año nº 22, Nº 244, 2001. 6 ABÁSOLO ÁLVAREZ, J. A. 1975. Comunicaciones de la época romana en la provincia de Burgos. Diputación Provincial de Burgos. ABÁSOLO, J. A. 1978. Las vías romanas de Clunia. Diputación Provincial de Burgos. 7 DURÁN FUENTES, M. 2004: La Construcción de Puentes Romanos en Hispania. Xunta de Galicia. 8 García Izquierdo, I. 2010 en GAMBRA GUITIERREZ, Andrés, Alfonso VI: Cancillería, Curia e Imperio, Colección diplomática, tomo II, Colección de fuentes y estudios de historia leonesa, León, 1998, doc. 19, pp. 38-40.

5

4

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Cruce del arroyo del Torderón en el lugar de la Calzadilla. Se observa la vía romana labrada en ambos márgenes en la ortofoto de 1999 (H0377-1-2).

5

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Cruce del arroyo del Torderón en el lugar de la Calzadilla. Se observa la vía romana labrada en ambos márgenes en la ortofoto capturada de Google Earth, en enero de 2009.

6

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

La vía romana labrada en parte, coincidiendo con la cañada de Carraberzosa en la zona internedia.

7

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

La vía romana labrada en la Senda de las Brujas, en el lugar de la Pradera. Al fondo coincidiendo con la cañada de Carraberzosa.

8

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

La vía romana labrada en la Senda de las Brujas, en el lugar de la Pradera. Al fondo junto al arroyo de los Frailes,

9

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

La vía romana labrada junto al arroyo de los Frailes, a un kilómetro al oeste de Matanza de Soria,

10

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

La vía romana labrada junto al arroyo de los Frailes, al fondo la Senda de las Brujas, a la izquierda Matanza de Soria y en primer plano el cruce del río de Rejas con la vía labrada también. En el camino de abajo del todo, en el lugar de los Cañamares, se efectuó un corte transversal para observar la composición de la estructura del firme.

11

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

El Camino de los Cañamares coincidiendo aún brevemente con el trazado de la vía romana.

Corte transversal del camino en los Cañamares. Detalle de las zahorras naturales del paquete de firme romano. El terreno natural es mucho más claro e inconsistente.

Corte transversal del camino bastante deteriorado en el lugar de los Cañamares, donde se observa, no obstante las gravas del paquete de firme romano.

Lindero paralelo al arroyo de la Fuente, en los Cañamares, por donde circulaba la vía romana. Hoy, ya labrado, los tractores lo pisan con confianza al ser el terreno mucho más consistente pro la presencia de las gravas de la vía romana.

12

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Camino llamado del Burgo, en la cartografía de 1910. La vía romana en Villálvaro.

Camino del Burgo en Villálvaro. Las zahorras de la infraestructura lo elevan ligeramente sobre el terreno.

La vía romana en Villálvaro, sometida al repefilado con máquina motoniveladora en la misma zona que arriba, en enero de 2008.

Corte transversal en el Camino del Burgo en Villálvaro, en el mismo sitio que arriba. Se observan perfectamente las zahorras del paquete del firme dispuestas en finas capas.

13

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Corte transversal en el Camino del Burgo en Villálvaro. Detalle del paquete de zahorras que destaza del terreno natural arcilloso.

Otra vista de la vía romana Villálvaro.

Corte transversal en el Camino del Burgo en Villálvaro. Detalle del paquete de zahorras que destaza del terreno natural arcilloso.

Nuevo corte transversal en el Camino, en Villálvaro, a 500 metros del anterior. Detalle del paquete de zahorras que destaza del terreno natural más claro.

14

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Detalle del paquete de zahorras que destaza del terreno natural más claro.

Terraplén de la vía romana, en los confines del término de Villálvaro.

Terraplén elevado de la vía romana, intacto en los confines del término municipal de San Esteban de Gormaz (Villálvaro) limitando casi con el de Alcubilla de Avellaneda. Se observan las zahorras en superficie.

Corte transversal en el terraplén de la vía romana, en Villálvaro, en el mismo sitio que arriba. Se observan las capas de la estructura del firme romano.

15

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Corte transversal en el terraplén de la vía romana, en Villálvaro. Se observan las capas de la estructura del firme.

Detalle del corte de la vía romana, en Villálvaro. Se observa el terreno natural más claro, una capa de unos 20 cm de terraplén de tierra arcillosa rojiza y la capa final de rodadura de zahorras naturales, de excelente calidad, de 30 cm de espesor, o sea, un pie romano.

Corte transversal en el terraplén de la vía romana, en Villálvaro. Se observan las capas de la estructura del firme.

La antigua Carretera de los Moros labrada a la entrada del término municipal de Alcubilla de Avellaneda, en Zayas de Báscones.

16

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

La Carretera de los Moros coincidiendo con el límite de Zayas de Báscones y Zayas de Torre.

La Carretera de los Moros en uno de los lugares en el que fue seccionada.

La Carretera de los Moros coincidiendo con el límite de Zayas de Báscones y Zayas de Torre.

Sección de la Carretera de los Moros, donde se aprecia el paquete del firme enterrado por la tierra vegetal arrastrada desde la finca colindante.

17

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Detalle de la sección de la Carretera de los Moros, donde se aprecia el paquete del firme enterrado por la tierra vegetal arrastrada desde la finca colindante.

Detalle de la sección de la Carretera de los Moros, en el mismo lugar que arriba.

La Carretera de los Moros en el límite de Zayas de Báscones. Lugar de una nueva sección

Detalle de la sección de la Carretera de los Moros, en el mismo lugar que arriba. Se observan las zahorras naturales en la capa de rodadura.

18

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Detalle de la sección donde se observan las zahorras naturales en la capa de rodadura.

19

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Vista aérea de los dos tramos de la Carretera de los Moros, que forman el límite del término municipal de Alcubilla de Avellaneda, con el tramo labrado intermedio.

20

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Vista aérea del tramo labrado intermedio de la Carretera de los Moros, en Alcubilla de Avellaneda.

21

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Vista aérea del tramo labrado intermedio de la Carretera de los Moros, en Alcubilla de Avellaneda.

22

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Tramo labrado intermedio de la Carretera de los Moros, en Alcubilla de Avellaneda, en la ortofoto del PNOA de 2006 (H0347-6-8).

23

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Tramo norte de la Carretera de los Moros, conservado a duras penas en el límite de las roturaciones.

Zanja lateral de drenaje agrícola donde se efectuó una limpieza arqueológica para la comprobación del paquete de firmes.

Tramo norte de la Carretera de los Moros, erosionada en una zanja lateral de drenaje agrícola.

Limpieza arqueológica para la comprobación del paquete de firmes en el tramo norte de la Carretera de los Moros.

24

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Limpieza arqueológica para la comprobación del paquete de firmes en el tramo norte de la Carretera de los Moros.

Terraplén erosionado de la vía romana, tras coronar el alto de la Lomera en Alcubilla de Avellaneda, para descender a Valdecalzada.

Detalle de la limpieza arqueológica en la Carretera de los Moros. Se descubre un espectacular y muy grueso paquete de zahorras naturales dispuestas en capas compactadas sobre una capa de piedras gruesas de cimentación.

25

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Vista aérea de la vía romana labrada atravesando el lugar de Valdecalzada, paralela al arroyo del mismo nombre.

26

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Vista aérea de la vía romana labrada atravesando el lugar de Valdecalzada. Al fondo, el río Pilde.

27

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Vista aérea de la vía romana labrada atravesando el lugar de Valdecalzada. Al fondo, el río Pilde.

28

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Planimetría 1/25.000 de 1910 de Zayas de Torre del Instituto Geográfico y Estadístico, donde viene reflejada la Carretera de los Moros en el límite con Alcubilla de Avellaneda.

29

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Planimetría 1/25.000 de 1911 de Alcubilla de Avellaneda. Instituto Geográfico y Estadístico. Se ve reflejada toda Carretera de los Moros y los lugares de Valdecalzada.

La vía romana labrada, entre el río Pilde y el límite con la provincia de Burgos. Ortofoto de la Junta de Castilla y León de 1999. Vuelo Oleícola (H0347-3-2).

30

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Hoyo de extracción de áridos para la construcción de la vía romana, en los confines de la provincia de Soria, a escasos metros de la de Burgos.

Aspecto del paquete de firmes del terraplén de la vía romana, en el límite de la provincia de Soria con Burgos. Está formado exclusivamente de capas sucesivas de zahorras naturales de grano fino, muy abundantes en el entorno de la vía romana.

Último terraplén de la vía romana existente en el límite de las provincias de Soria y Burgos, antes de ser cortado por la excavación arqueológica.

Aspecto del paquete de firmes del terraplén de la vía romana. Detalle de una piedra recuperada perteneciente al bordillo

31

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Aspecto del paquete de firmes del terraplén de la vía romana

Vista aérea del tramo labrado de la vía romana, llegando a Clvnia que queda situada en primer término, bajo el avión.

La vía romana labrada llegando a Clvnia, cuyo castro se ve al fondo.

32

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Ortofoto del Vuelo Americano de 1957. Se ve un gran tramo labrado de la vía romana llegando a Clvnia, cuyo emplazamiento se ve abajo a la izquierda. En el llano, junto a la vía labrada, se observa la huella de un buen número de edificaciones marcadas con flechas azules.

33

15 Osma a Clunia

Isaac Moreno Gallo

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful