Está en la página 1de 5
Intervención de las terapias no medicación en la calidad de vida en la vejez
Intervención de las terapias no medicación en la calidad de vida en la vejez

Intervención de las terapias no medicación en la calidad de vida en la vejez

Intervención de las terapias no medicación en la calidad de vida en la vejez |

Intervención de las terapias no medicación en la calidad de vida en la vejez | 2

El envejecimiento es parte integrante y natural de la vida.

El reto apremiante con el continuo crecimiento de las poblaciones de la tercera edad, es alcanzar no solo una mejor expectativa de vida, sino acompañar esta mejoría con calidad de vida, la meta no es solo vivir más años sino vivir más años mejor, libres de discapacidades. Desafortunadamente para la mayoría de los países la inversión en salud de los adultos mayores no es una prioridad.

El gran desafío es desarrollar una cultura donde el envejecimiento y la vejez sean considerados como símbolo de experiencia, sabiduría y respeto, para eliminar la discriminación y la segregación por motivos de edad y contribuir al fortalecimiento de la solidaridad y al apoyo mutuo entre generaciones, de forma que permita el uso y la transferencia de experiencias y conocimientos de los ancianos a las generaciones más jóvenes.

La búsqueda de formas de conservar y mejorar las habilidades funcionales de las personas al envejecer, ayudarles a manejarse independientemente en la comunidad y, fundamentalmente, mejorar la calidad de sus vidas, se ha convertido en un asunto cada vez más urgente.

Para llegar a esta meta, debemos entonces promover La vejez activa o vejez saludable, la cual significa que la persona de edad mantiene actividad mental, física, social.

El concepto de vejez saludable, tiene en cuenta no solo la

probabilidad de padecer enfermedades o

invalidez,

sino la capacidad funcional física y cognitiva y

el mantenimiento de una vida activa en la

sociedad.

La vida activa en la vida diaria toma varias formas, las dos más importantes son, sin duda, las relaciones interpersonales y la actividad productiva. Las relaciones interpersonales engloban los contactos con otras personas, es decir, intercambio de información, soporte emocional y asistencia directa. Sobre la actividad productiva, su característica definitoria es la creación de valor social, tanto si es remunerada como si no.

Los estereotipos de las personas de edad como improductivos y dependientes son injustos y van en detrimento de la vitalidad de la sociedad, así como de la dignidad de los individuos. La vejez activa es vivir con amor, dignidad y respeto tomar positivamente la vejez y no dejarse echar al cuarto de San Alejo.

El estudio realizado por la Fundación Mac Arthur ha probado que la actividad promueve actitudes positivas frente a la vida y que contribuye, a la prevención de enfermedades y discapacidades en la vejez.

Basados en esta evidencia, la cual ha sido comprobada en otra cantidad de estudios y experiencias, nos introduciremos al concepto de terapias no farmacológicas.

El concepto de terapias no farmacológicas (TNF) se refiere a intervenciones que, a través de agentes primarios no químicos, pretenden mejorar la calidad de vida de las personas sanas o enfermas.

La aproximación no farmacológica se ha practicado desde los orígenes de la Medicina, y es un pilar fundamental en el manejo de todas las enfermedades crónicas. Cicerón, en su Tratado sobre la Vejez

Intervención de las terapias no medicación en la calidad de vida en la vejez |

Intervención de las terapias no medicación en la calidad de vida en la vejez | 3

(Siglo I a.C.) escribe: “no todos los ancianos se convierten en dementes, sino aquéllos que no mantienen el interés por las actividades físicas y mentales”.

La TNF, a diferencia de la terapia medicamentosa, puede ser ejecutada por personal no médico; alivianándole un poco la carga al medico; puede verse como un apoyo al manejo integral de un paciente y/o también como el abordaje preventivo a población “sana”.

En el 2006 se aceptó el término “TNF”, en la presentación del proyecto NPT (Non Pharmacological Therapies) por un grupo de expertos en Enfermedad de Alzheimer que se realizó en España por un grupo de expertos de Europa, América, Asia y Oceanía. Este término, a pesar de ser negativo, tiene la ventaja de ser intuitivo y amplio, y de utilizar el término “terapia”, que conlleva implicaciones éticas y políticas. Si, al igual que un fármaco, una TNF resulta ser “terapéutica”, ésta deberá ser igualmente reembolsada por las entidades proveedoras de servicios sanitarios.

Existen una gran cantidad de terapias no medicamentosas que también abarcan la medicina alternativa, todas tendientes a mejoría afectiva, cognitiva, física y/o social. Algunos ejemplos son:

Musicoterapia, psicoterapia, ejercicio físico, terapia con animales, arteterapia, terapia recreativa, etc.

Defensora acérrima del concepto de calidad de vida en la vejez, y convencida de sus beneficios, y queriendo trascender de la letra a la práctica, hace 4 años desarrollamos un proyecto en mi querido municipio “Marinilla”, dirigido al adulto mayor masculino.

Les voy a contar un poco de la historia del TAM.

El comienzo del Taller fue un sueño, que se dio por ver a tanto hombre como sin nada que hacer, sentados en el parque, en los billares, esperando que pasaran las horas para regresar a sus casas. Con la inquietud del por qué no participan de los programas de puertas abiertas, se realizó una encuesta a 50 señores (encuesta realizada por el centro de bienestar del Anciano San José de Marinilla) donde se concluyó: “No existe un espacio propio de ocupación del tiempo adecuado para los hombres donde puedan aprender, recreasen, compartir, hacer amigos”. Sumándose a esto las dificultades económicas por las que atraviesan los municipios en especial por el creciente desempleo y situación de violencia en general, ha afectado de diferentes maneras a la población y en especial a grupos vulnerables como son los viejos, quienes han visto disminuida sus condiciones de vida. Por la precaria situación económica estos adultos no tienen la oportunidad de un sano esparcimiento y mucho menos de aprender un arte u oficio que les ayude a ocupar su mente y su tiempo.

A mediados del 2007 gracias a la Fundación Rodrigo Arroyave, en cabeza del dr. Ignacio Mejía y la Administración del Centro de Bienestar del Anciano San José de Marinilla, se materializo la idea de crear un espacio para Promover a través de diferentes talleres artesanales: Taracea, talla en madera, ebanistería, guadua entre otros; el despertar en el Adulto Mayor las capacidades que les permitan asumir el reto de sentirse útiles, creativos y productivos.

Se pretende, con las actividades propuestas, crear en el adulto mayor hombre la necesidad de integrarse a grupos en los que comparta y aprenda oficios que le permitan la adecuada utilización del tiempo libre, el desarrollo de actividades productivas, el descubrimiento de habilidades manuales y el fortalecimiento de vínculos sociales, comunitarios y familiares que posibiliten la recuperación y mantenimiento de la autoestima.

Intervención de las terapias no medicación en la calidad de vida en la vejez |

Intervención de las terapias no medicación en la calidad de vida en la vejez | 4

Adicionalmente el TAM pretende transformar, a través de sus servicios, las creencias de la comunidad acerca de la inutilidad y poca vida útil del adulto mayor, aportando así para el mejoramiento de la calidad de vida, en los aspectos de: Autoestima, Autoconocimiento, Salud mental y física, Relaciones personales

En la etapa de la vida denominada vejez, la integración social se convierte en un factor protector, si un adulto mayor es capaz de integrarse a un grupo social, éste tendrá más posibilidades para compensar las pérdidas inherentes a su edad. Se considera que la interacción y la integración social, no solo, son factores de protección, sino que, son elementos que coadyuvan a que el adulto mayor desarrolle su capacidad cognitiva, tenga habilidades de afrontamiento, module su afecto y por ende mejore su calidad de vida, todo ello trae como consecuencia cambios positivos a nivel de independencia, autoconcepto y de interacciones familiares y sociales del adulto mayor.

Es muy gratificante, haber cumplido la tarea propuesta de lograr una mejor calidad de vida en los usuarios del TAM. Los logros los se ven reflejados de una manera cualitativa, en cada uno de los participantes del TAM, con testimonios de ellos mismos, así:

Mayor interacción social por medio de las participaciones en los eventos culturales del municipio, logrando un mejor desenvolvimiento en la vida publica.

Mayor acercamiento con sus familias, al tener artesanías que mostrar, realizadas por ellos mismos, temas nuevos de que hablar. Mejoría en las relaciones intergeneracionales.

Mejor autoestima, al sentir que aun son útiles, con grandes potenciales creativos, manuales etc.

Mejoría en el estado de salud, al tener menos consultas medicas tanto ambulatorias como por urgencias; disminución de las dosis de medicamentos requeridos para tratar la hipertensión y dolores osteomusculares tan frecuentes en esta población.

Mejor adherencia a los tratamientos médicos, con el ánimo de estar lo mejor posible para continuar asistiendo al TAM.

Fortalecimiento en las relaciones interpersonales.

Mayor numero de bancas vacías en el parque y mayor asistencia al TAM….

GLORIA MARIA JARAMILLO CARVAJAL

Administradora de Empresas de la Fundación Luis Amigo

Tecnólogo especializado en apoyo a la rehabilitación integral del Adulto con discapacidad del Tecnológico de Antioquia - 2005

Administradora del Centro de Bienestar del Anciano San José de Marinilla

Intervención de las terapias no medicación en la calidad de vida en la vejez |

Intervención de las terapias no medicación en la calidad de vida en la vejez | 5

El envejecimiento es inevitable. Ninguna suma de dinero puede detenerlo. Quizás sea ésta la razón por la cual todos buscan lo que las leyendas llaman la eterna fuente de la juventud. Pero, más allá de los remedios, cirugías o tratamientos para mejorar la apariencia y edad de nuestra piel, la verdadera juventud está en la actitud que cada uno tenga ante la vida. No es algo que podamos tomar como una medicina, sino lo que hacemos o practicamos en nuestra vida diaria.