Galimatías de la Historia

(Hablando del Progreso) Eloy Reverón Decir que: “La historia de Venezuela está estrechamente ligada a la historia misma de la masonería.”(Kronos, N 2 Fundación Bulton:2001) denota, en primer lugar, una idea de subordinación. Vale decir, que para alguien que escriba en los términos de esta frase, la Masonería es tan importante que Venezuela liga su historia a la de la Masonería. El lector desprevenido sigue su lectura esperando que las próximas líneas le expliquen qué puede ser aquello tan maravilloso que, aún colocándose en una estatura superior a la historia de Venezuela, el autor la escribió con minúscula. Es de suponer que, según lo que refleja su discurso, el escritor piense que la importancia de la Masonería se debe a que desde tiempos primordiales la Orden de La Escuadra y El Compás, según expresa: Desde antes de la Independencia, la masonería viene jugando un papel importante en la libertad y progreso del país. Espera que el lector le crea que la Independencia fue el resultado, no solo de la conspiración, sino desde unas reuniones secretas alrededor de La Biblia, realizando rituales, o como señaló el masón grado 33, Perú de la Croix, en la página 49 de la edición de 1949 de su Diario de Bucaramanga, y que de paso, el Libertador Simón Bolívar le habló de los masones colombianos en estos términos..., jugando con señas, morisquetas, palabras hebraicas, cintas y cordone (sic); que sin embargo los políticos y los intrigantes pueden sacar algún partido de aquella sociedad secreta, pero que en el estado de civilización de Colombia,… Más allá del diseño de una matriz histórica de opinión, se trata de desmontar el discurso de la historia acomodada por la clase dominante, es una cuestión de historia veraz, en la medida que tratemos de acercarnos a ella, no de alejarnos. Del discurso se desprende una ideología que pretende pasar por alto, que la guerra de Independencia fue generada por un estallido social en medio de la crisis de autoridad de un Imperio, cuyos rivales, los británicos, no estaban dispuestos a permitir que las colonias españolas quedaran en manos de su principal amenaza en Europa, los franceses de Bonaparte. Más que inocencia, no percatarse de estos detalles, es olvidarse del contexto histórico internacional del asunto que nos ocupa. En tal sentido, no sería descabellado pensar que las potencias apoyaran solapadamente a miembros de estas cofradías, sobre todo después de 1817, con el objeto de asegurar su presencia en las nuevas naciones que formarían fomentando la división de nuestra nación sudamericana, como la llamaran Miranda, Antepara, J.P. Viscardo y Guzman, y luego Simón Bolívar. Sin embargo, el autor de esa frase no tiene que ser historiador para saberlo, pero pensar que la Independencia trajo libertad y progreso, sabemos que no es cierto porque significó décadas de guerra. Fueron cien años de guerra y de violencia, y la esclavitud la abolió un masón, no la Masonería. Solo que José Gregorio Monagas firmó el decreto de liberación de esclavos, cuando ya era más barato alquilarlos que comprarlos. Fueron razones económicas, no filantrópicas.

Es necesario recordar el discurso de Juan Vicente González para apreciar la gran frustración de los primeros hombres de letras que se dedicaron a gravar los anales de la historia patria, la gran frustración que expresaban. Por tal razón, resulta aventurada semejantes palabras en pleno siglo XXI; sobretodo cuando no se señala el fundamento, el origen de semejante afirmación. Cabría preguntarle: ¿Un papel importante en cuál libertad y el progreso de cuál país?. Aunque estuviera convincentemente sustentada esta idea, y que hubiera sido en el entrelínea del discurso, denota una concepción de la historia muy peculiar. Aparte de que el autor, no es conocido por investigaciones históricas o actividades académicas en esta especialidad, eso no justifica que no pueda pensar que la independencia de Venezuela trajo una ruina y un endeudamiento tan grandioso, que la deuda la vino a pagar el general Gómez, con los primeros cobros de la renta petrolera. Que la Independencia trajo de todo, menos libertad y progreso. En todo caso sería hasta un punto a favor de la institución a la que hace proselitismo, la Independencia fue un proyecto muy violento y poco pacífico para obreros de la paz. Ahora si me dice, que el gobierno británico, realizó esfuerzos, financió conspiradores, otorgó préstamos y armó a los herederos de los colonos de América hispana, para debilitar a sus rivales en el comercio internacional. Es otro asunto, sin embargo, habrá que sustentarlo para escribir con seriedad. Caracas 7 5 2008

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful