2012.

Año del Bicentenario de la Creación de la Bandera Argentina

PROYECTO DE LEY La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires sanciona con fuerza de ley; Artículo 1º.- Objeto. La presente ley tiene por objeto garantizar el derecho de acceso a la información en la venta al público de lámparas fluorescentes compactas, respecto de a) Los efectos nocivos que el esparcimiento de mercurio contenido en las lámparas fluorescentes compactas produce a la salud humana. b) El modo de actuar frente al daño, quebrantamiento o rotura de las lámparas fluorescentes compactas. Artículo 2°.- Ámbito de aplicación material y territorial. Es de aplicación a lámparas fluorescentes compactas que contienen mercurio en cualquiera de sus formas, y se comercializan dentro del territorio de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Artículo 3º.- Ámbito de aplicación personal. Sujetos responsables. Quedan alcanzados por la presente ley quienes venden, distribuyen y/o suministran al público lámparas fluorescentes compactas, sean de marcas propias o fabricadas por terceros. Artículo 4º.- Definiciones. Se entiende por: i) Lámparas fluorescentes compactas: las bombillas de bajo consumo formadas por un tubo de vidrio que contiene una mezcla gaseosa de mercurio. Avisos: la señalización que debe exhibirse en establecimientos de expendio, venta, distribución o suministro de lámparas fluorescentes compactas.

ii)

Artículo 5º.- Obligación.- Los sujetos responsables deben exhibir dentro de los establecimientos en los que comercializan lámparas fluorescentes compactas, y a una distancia no mayor de un metro del punto de expendio de las mismas, avisos conteniendo los textos incluidos en los Anexos I y II de la presente Ley. Artículo 6º.- Formato.- En todos los casos, los avisos deben ser presentados en texto impreso, escrito en forma legible, prominente y proporcional dentro de un rectángulo de fondo blanco con letras negras y su tamaño no puede ser inferior a 20cm x 30cm. Artículo 7º.- Sanciones. En caso de incumplimiento a la presente norma son de aplicación las sanciones previstas en el artículo 2.1.5 de la Seccion 2º, Capitulo I ”Seguridad y Prevencion de Siniestros” del Régimen de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires. Articulo 8º. Vigencia. Esta Ley entra en vigencia a los 60 días de su publicación en el Boletín Oficial. Artículo 9º.- Comuníquese, etc.

Último cambio: 04/06/2012 16:21:00 - Cantidad de caracteres: 11.329- Cantidad de palabras: 2087 Pág. 1/5

2012. Año del Bicentenario de la Creación de la Bandera Argentina

Anexo I Las lámparas fluorescentes compactas o lámparas de bajo consumo contienen mercurio. El mercurio es una sustancia tóxica con efectos nocivos para el ser humano, y en especial para las embarazadas, los lactantes y los niños. La exposición a niveles muy altos del vapor de mercurio puede causar daños en el cerebro, en los riñones y en los pulmones, y puede perjudicar seriamente un feto en desarrollo. Puede causar también tos, dolores en el pecho, náusea, vómitos, diarrea, aumentos en la presión arterial o en el ritmo cardíaco, erupciones de piel e irritación de los ojos. Menor exposición puede producir efectos tales como migraña, irritabilidad, disturbios del sueño, timidez excesiva, temblores, problemas de coordinación, cambios en la visión o audición, y problemas de memoria. Anexo II Como actuar ante el derrame de Mercurio:  Mujeres embarazadas, derramamiento. niños y mascotas deben retirarse del área del

 Colóquese guantes y tome un papel o cartón para recoger los restos de la lámpara de bajo consumo.  Utilice cinta adhesiva para levantar los pequeños pedacitos rotos.  Coloque los restos de la lámpara en una bolsa plástica o envase hermético.  El papel, cartón y cinta utilizados también deben ser embolsados y desechados correctamente.  Utilice ventiladores para acelerar la ventilación del lugar del derrame.  No utilice la aspiradora.

Último cambio: 04/06/2012 16:21:00 - Cantidad de caracteres: 11.329- Cantidad de palabras: 2087 Pág. 2/5

2012. Año del Bicentenario de la Creación de la Bandera Argentina

FUNDAMENTOS Sra. Presidente: El presente proyecto de Ley propone imponer a comercializadores y vendedores de lámparas fluorescentes compactas la obligatoriedad de notificar a sus compradores y usuarios acerca de; i) ii) Los peligros a la salud producidos ante el esparcimiento de mercurio. Los recaudos de prevención necesarios a tomar frente a daños de las lámparas fluorescentes compactas.

La Ley Nacional de Defensa del Consumidor Nº 24.240 en su artículo 2º dispone que "…quedan obligados al cumplimiento de esta ley todas las personas físicas o jurídicas, de naturaleza pública o privada que, en forma profesional, aun ocasionalmente, produzcan, importen, distribuyan o comercialicen cosas o presten servicios a consumidores o usuarios…" En el artículo 4º establece que "Quienes produzcan, importen, distribuyan o comercialicen cosas o presten servicios, deben suministrar a los consumidores o usuarios, en forma cierta y objetiva, información veraz, detallada, eficaz y suficiente sobre las características esenciales de los mismos". El artículo que le sigue pauta que "Las cosas y servicios deben ser suministrados o prestados en forma tal que, utilizados en condiciones previsibles o normales de uso, no presenten peligro alguno para la salud o integridad física de los consumidores o usuarios". Y en el artículo 6º; "Las cosas y servicios, incluidos los servicios públicos domiciliarios, cuya utilización pueda suponer un riesgo para la salud o la integridad física de los consumidores o usuarios, deben comercializarse observando los mecanismos, instrucciones y normas establecidas o razonables para garantizar la seguridad de los mismos. En tales casos debe entregarse un manual en idioma nacional sobre el uso, la instalación y mantenimiento de la cosa o servicio de que se trate y brindarle adecuado asesoramiento. Igual obligación regirá en todos los casos en que se trate de artículos importados, siendo los sujetos anunciados en el artículo 4º responsables del contenido de la traducción". Las lámparas fluorescentes compactas de bajo consumo requieren menos electricidad y permiten reducir el nivel de emisiones de las centrales eléctricas. Sin embargo, contienen mercurio, una sustancia peligrosa. El mercurio es una sustancia tóxica con efectos nocivos para el ser humano, y en especial para las embarazadas, los lactantes y los niños. El mercurio y los compuestos mercuriales constituyen, según la Organización Mundial de la Salud, uno de los diez grupos de productos químicos con mayores repercusiones en la salud pública. El mercurio se presenta en el medio ambiente en distintas variantes: el mercurio metálico, el sulfuro de mercurio, el cloruro de mercurio y el metilmercurio. Dado que el mercurio es uno de los elementos químicos básicos que constituye todas las cosas, no puede descomponerse ni degradarse en otra cosa. Una vez liberado en la biosfera, a través de procesos naturales o de actividades humanas, el mercurio se mueve y circula fácilmente en el medio ambiente. Se considera que los suelos, el agua y los sedimentos son los lugares en los que el mercurio se deposita y sale finalmente de la biosfera. La toxicidad del mercurio depende de la forma de mercurio a la que están expuestas las personas. Casi todas las personas tienen al menos ciertas cantidades mínimas de mercurio en sus tejidos, lo cual refleja una contaminación ambiental difundida. La exposición puede deberse a focos de contaminación localizados a través del aire y del
Último cambio: 04/06/2012 16:21:00 - Cantidad de caracteres: 11.329- Cantidad de palabras: 2087 Pág. 3/5

2012. Año del Bicentenario de la Creación de la Bandera Argentina

agua, alimentos, suelo o del contacto directo a través de fugas de mercurio en los hogares y en el trabajo. La contaminación puede incluir derrame de mercurio metálico en la ropa, los muebles, la alfombra, el suelo, y las paredes. Los vapores también se acumulan en las paredes y otras estructuras en cuartos contaminados. La contaminación puede permanecer por meses o años, presentando un riesgo a los individuos expuestos. El uso de mercurio en el hogar no sólo representa una amenaza a las personas que residan en esa estructura, sino también a aquellas que ocupen esa vivienda y que desconozcan del uso de mercurio en el pasado. La Subsecretaria de Energía Eléctrica de la Dirección Nacional de Promoción a través del Programa de Calidad de Artefactos Energéticos encomendó a la Facultad de Ingeniería y el Grupo Energía y Ambiente, Depto. de Electrotécnica, de la Universidad de Buenos Aires, la realización del “Estudio de Impactos Debidos al Uso Intensivo de Lámparas Fluorescentes Compactas”. Allí se analizan las “Implicancias sobre el factor de potencia en el sector residencial” y se realiza un “Estudio de impactos en el ambiente debidos al uso intensivo de lámparas fluorescentes compactas”. En este se analizan los Impactos ambientales asociados al uso de lámparas fluorescentes compactas. Se establece que el ser humano puede quedar expuesto al mercurio cuando se quiebran los dispositivos que lo contienen; de modo tal que las personas pueden absorber esta sustancia tóxica en sus cuerpos cuando respiran los vapores. Si no se limpia rápida y correctamente y se desecha, representa una amenaza potencial para la salud. Asimismo, los vapores de mercurio son muy peligrosos y virtualmente imperceptibles. En caso de roturas de lámparas fluorescentes compactas debe evitarse respirar el polvo, el vapor, o el gas de mercurio para prevenir el contacto con los ojos, la piel y la ropa. En niveles altos, el mercurio puede causar efectos al sistema nervioso. Incluso en niveles bajos, esta sustancia tóxica puede causar problemas de salud. La exposición al mercurio puede comenzar a causar daño antes de que se presenten los síntomas. Los problemas de salud relacionados con el envenenamiento del mercurio metálico pueden incluir temblor, cambios en la visión y audición, insomnio, debilidad, dificultad con la memoria, dolor de cabeza, irritabilidad, timidez y nerviosismo, y una condición de salud llamada acrodinia. Las mujeres embarazadas y sus fetos son especialmente vulnerables a los efectos tóxicos del mercurio metálico porque éste pasa fácilmente de la placenta al feto. El mercurio se puede acumular en concentraciones más altas en el bebe venidero que en la madre. En el feto, el lactante y el niño, el principal efecto del metilmercurio es la alteración del desarrollo neurológico. La exposición al mercurio en el útero afecta negativamente el desarrollo del cerebro y del resto del sistema nervioso del feto. En niños expuestos al mercurio dentro del útero durante su gestación, presentan efectos negativos en la función cognitiva, la memoria, la atención, el habla y las actividades visuoespaciales y motoras finas. Los niños jóvenes, que juegan a menudo en el suelo donde mercurio metálico fue derramado, corren riesgo de sufrir efectos en su sistema nervioso central. Los vapores de mercurio son absorbidos fácilmente en la circulación sanguínea de los pulmones, y el sistema nervioso central humano, que aún se desarrolla durante los primeros años de vida, también puede dañarse. Asimismo, niños expuestos al mercurio por períodos largos pueden tener problemas de aprendizaje en la escuela. La acrodinia es una condición caracterizada por picazón, hinchazón, rubor; palmas de las manos y plantas de los pies roseadas; transpiración excesiva; sarpullido; irritabilidad; preocupación; soñolencia; insomnio; dolor en las coyunturas y
Último cambio: 04/06/2012 16:21:00 - Cantidad de caracteres: 11.329- Cantidad de palabras: 2087 Pág. 4/5

2012. Año del Bicentenario de la Creación de la Bandera Argentina

debilidad. Cuando los niveles de mercurio en el cuerpo son extremadamente altos, la terapia de "quelación" es necesaria. Bajo la terapia de "quelación", una sustancia química se introduce al torrente sanguíneo; ligándose al mercurio para ayudar a que el mismo sea expulsado del cuerpo. En las circunstancias descriptas, resulta evidente que a fin de reducir el riesgo sobre la salud humana, deben eliminarse gradualmente el uso de productos que contienen mercurio y poner en práctica una manipulación, utilización y eliminación seguras. En febrero de 2009, el Consejo de Administración del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) acordó que era necesario elaborar un instrumento mundial jurídicamente vinculante sobre el mercurio para hacer frente a los riesgos que entraña para la salud humana y el medio ambiente la liberación antropogenia de este elemento. La labor de preparación de ese instrumento ha sido emprendida por un Comité de Negociación Intergubernamental convocado por el PNUMA. El objetivo es completar las negociaciones antes de la 27vo periodo ordinario de sesiones del Foro Ambiental Mundial a Nivel Ministerial, que se celebrará en 2013. Este Instrumento Internacional representará una oportunidad importante para que los gobiernos tomen medidas tendientes a reducir la exposición de sus poblaciones al mercurio. En este contexto, constituye una necesidad y un deber poner en acción políticas públicas apuntadas a acotar las principales fuentes de exposición al mercurio. Los diferentes usos y emisiones varían en gran medida con respecto a su potencial impacto en la salud humana. Por lo tanto, debe darse aviso a los usuarios de las lámparas fluorescentes compactas acerca de los peligros a la salud que estos equipos de iluminación pueden provocar en caso de daño. Una lámpara fluorescente compacta contiene entre 6 y 8 miligramos de mercurio, cantidad que es por sí “muy pequeña”. El peligro estriba en su acumulación en el cuerpo, y especialmente en el cerebro, por exposición repetida a ese metal. Por lo tanto, la prevención es la clave para evitar el envenenamiento en hogares, escuelas y familias. De modo que quienes comercialicen lámparas fluorescentes compactas deben brindar a sus usuarios un instructivo con el procedimiento adecuado de tratamiento de estos equipos de iluminación al sufrir daños. Por lo expuesto, solicito la sanción del presente proyecto de ley.

Último cambio: 04/06/2012 16:21:00 - Cantidad de caracteres: 11.329- Cantidad de palabras: 2087 Pág. 5/5

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful