Se denomina tipicidad al encuadramiento de la conducta humana al tipo penal (el tipo).

Así cuando la ley describe el homicidio diciendo "el que matare a otro", la conducta típica está dada por el hecho concreto de matar a otro. En el tipo se incluyen todas las características de la acción prohibida que fundamenten positivamente su antijuricidad. Pero no siempre se pueden deducir directamente del tipo estas características y hay que dejar al juez la tarea de buscar las características que faltan. Ello se debe a la dificultad de plasmar legalmente tales características en el tipo legal. Faz objetiva del tipo Conducta Es toda actuación controlada y dirigida por la voluntad del hombre que causa un resultado en el mundo fenomenológico. Nexo entre la conducta y el resultado La prueba de la relación de causalidad es un elemento imprescindible en los delitos de resultado para la calificación como típica de la conducta. La teoría causal más extendida y comúnmente admitida es la Teoría de la equivalencia de condiciones si bien no en su versión tradicional (Conditio sine qua non) sino como teoría causal que explica lógicamente porque a una acción le sigue un resultado en el mundo exterior, según las leyes de la naturaleza (PUPPE). Una vez constatada la existencia de una relación de causalidad, en algunos supuestos será necesario comprobar, que, además, la conducta es imputable a su autor. Esta atribución se realiza, según la teoría de la imputación objetiva en base a criterios normativos limitadores de la causalidad natural. En primer lugar, habría que constatar que la conducta o acción incrementó el riesgo prohibido y a continuación, que el riesgo creado fue el que se materializó efectivamente en el resultado producido. Teoría de la Imputación Objetiva. Ante la crítica doctrinal de la teoría de la causalidad en España y Alemania, se elaboró esta teoría alternativa. Existen tipos penales de cuya causalidad se duda o que, siendo causales, se duda de su tipicidad. El ejemplo más claro de esta crítica son los delitos omisivos. En estos tipos, la no realización de una conducta es lo que se pena, pero no es racionalmente posible atribuir a esa inacción el posible resultado posterior, pues no se sabe qué sucedería si el agente hubiese actuado como se lo pide la norma. Ante este obstáculo, la doctrina ha elaborado la teoría del ―riesgo típicamente relevante‖, para poder atribuir tipicidad a una acción. En primer lugar se analiza si, efectivamente, la conducta realizada despliega un riesgo de entre los tutelados por la norma penal. Así, en caso de un delito comisivo, el análisis de una conducta homicida deberá determinar que, por ejemplo, disparar a otro con un arma de fuego es una conducta que despliega un riesgo de los contemplados por la norma que prohíbe el homicidio, es decir, que es idóneo para entrar dentro de la descripción normativa de homicidio. De esta forma, causar la muerte a otro clavándole una aguja en el dedo, provocando así una reacción química inesperada no es un riesgo de los previstos por la norma penal, pues el clavar una aguja a otra persona no es una conducta

exista una relación causal). en los que no hace falta un resultado para que haya delito (omisión de socorro. Exponentes claros de la Teoría de la Imputación Objetiva son los Profs. A partir de la constatación de ese riesgo típicamente relevante. Los códigos penales castigan en algunos casos la acción (delitos de simple actividad) y en otros el resultado que se deriva de ésta (delitos de resultado). efectivamente. Según Francesco Carrara el dolo es la intención más o menos perfecta de hacer un acto que se sabe contrario a la ley. como el de no socorrer a alguien que está en peligro. puede decirse que el dolo es conocimiento y voluntad de realizar un delito o una conducta punible. El resultado es la consecuencia externa y observable derivada de la acción (manifestación de voluntad). Pero también puede haber conductas de no hacer o dejar de hacer que traen como consecuencia un resultado y puede ser formal o material. Carrara. Faz subjetiva del tipo Dolo El dolo ha sido definido por numerosos e importantes autores.). la conducta de no hacer nada no es causal del posible daño posterior. en el supuesto de un delito omisivo. se debe constatar que el resultado (la muerte. Por el otro lado. encaminada u orientada a la perpetración de un acto que la ley tipifica como delito. Según Hernando Grisanti El dolo es la voluntad consciente. Silva Sánchez y Sánchez-Ostiz. las lesiones. pero sí despliega un riesgo de los previstos por la norma.socialmente vista como suficientemente riesgosa para causar un homicidio (aunque. etc. Luis Jiménez de Asúa dice que el dolo es la producción del resultado típicamente antijurídico con la conciencia de que se está quebrantando el deber. Este último análisis no se realiza en delitos llamados ―de mera actividad‖. y un elemento volitivo: voluntad de realizar . del cual no se tiene la facultad de disposición conociendo o no que tal hecho esta reprimido por la ley. En suma. Manzini y Jiménez de Asúa quienes han emitido un concepto completo de lo que se entiende por el dolo. Es decir. etc. El dolo está integrado entonces por dos elementos: un elemento cognitivo: conocimiento de realizar un delito. Manzini define al dolo como la voluntad consciente y no coaccionada de ejecutar u omitir un hecho lesivo o peligroso para un interés legitimo de otro. no hacer nada ante esa situación es justamente aquello que la norma penal busca prevenir (igual que la del homicidio busca evitar las conductas socialmente consideradas idóneas para matar). Entre los que destacan como los principales Grisanti. con conocimiento de las circunstancias de hecho y del curso esencial de la relación de causalidad existente entre las manifestaciones humanas y el cambio en el mundo exterior. con la voluntad de realizar la acción u con representación del resultado que se requiere. allanamiento de morada.) es expresión de ese riesgo. y no fruto de otras conductas o eventos ajenos al agente.

constitutivo de delito. El error de tipo será vencible cuando el sujeto. Clases de dolo Dolo Directo: Se produce cuando un sujeto se representa en su conciencia el hecho típico. El dolo en el finalismo es ubicado como un elemento de la tipicidad. es deslindado del dolo y es concebido como un elemento de la culpabilidad. la conducta será típica por imprudencia. y el conocimiento de la anti juridicidad del hecho. categoría en la cual se evalúan la mayor parte de los aspectos subjetivos o psicológicos del hecho punible. El error de tipo en todos los casos elimina el dolo. pueda salir del error en que se hallaba y.(confusión propia del tipo delictivo) El error de tipo no es más que la falta de representación requerida por el dolo. pero nunca por dolo. En el dolo directo el autor tiene el total control mental de querer y saber cuál es la conducta típica que se plantea realizar y la comete. aplicando el cuidado debido. el elemento cognitivo del dolo sólo abarca el conocimiento de los hechos. siendo vencible puede haber tipicidad culposa (si existe tipo legal y si se dan los demás requisitos de esta estructura típica. es decir. tampoco hubiese podido salir del error en que se hallaba. la acción no sólo será atípica del tipo doloso sino también de su eventual tipicidad culposa. El dolo en el casualismo es concebido como un elemento o característica de la culpabilidad.un delito o en pocas palabras significa: "El querer de la acción típica". independientemente . si existe tipo culposo y se dan los demás requisitos de esa tipicidad. el conocimiento del comportamiento que se está realizando. Por el contrario. En tal supuesto. conformando el denominado tipo subjetivo del delito doloso. el elemento cognitivo del dolo comprende el conocimiento de los hechos. para el finalismo -escuela penal germana que tuvo su esplendor entre 1945 y 1960 aproximadamente en el país teutón-. no realizar el tipo objetivo. esto es. o sea. restando sólo la posibilidad de considerar una eventual tipicidad culposa si se trata de un error vencible – y siempre que se encuentre prevista la estructura típica para el delito de que se trate-. El conocimiento de la anti juridicidad. por ende. aplicando el cuidado debido. y cuando sea invencible elimina también toda posibilidad de tipicidad culposa. En síntesis: el error de tipo excluye siempre la tipicidad dolosa (sea vencible o invencible). valga decir. el conocimiento del comportamiento que se está realizando. es decir. el conocimiento de que el comportamiento que se está realizando se encuentra prohibido por el derecho penal. Cuando el agente. En las diversas escuelas penales modernas la discusión en relación con el dolo se ha escenificado sobre el alcance que se le da al elemento cognitivo del dolo y la ubicación sistemática del dolo: Es así como para el casualismo (clásico y neoclásico) -escuela penal alemana que tuvo su auge entre 1870 y 1930 aproximadamente en ese país-. el conocimiento de que el comportamiento que se realiza está proscrito por el derecho penal.

Formas de Culpa 1.Inobservancia de Reglamentos: implica 2 cosas.Imprudencia: Afrontar un riesgo de manera innecesaria pudiendo evitarse. 4. sino como un hecho o efecto inevitable o necesario para actuar o desarrollar la conducta típica. Causas de atipicidad Las causas de atipicidad se dan en los supuestos en los que concurren unas determinadas circunstancias que suponen la exclusión de la tipicidad de la conducta.. Dolo Eventual: Cuando el sujeto se representa el hecho como posible.. pero no como un fin. Dolo Indirecto: Es aquel que se materializa cuando el sujeto se representa el hecho delictivo. Atipicidad objetiva . lejano.Negligencia: Implica una falta de actividad que produce daño. la bomba explota y producto de ello mueren la señora y los hijos de Pedro". actúa aceptando dicha posibilidad.. o se desconozcan los reglamentos debiendo conocerse por obligación implicando "Negligencia".de que aquella acción dé sus resultados esperados. pero que podría llegar a ocurrir. Ejemplo: "Roberto quiere dar muerte a Pedro. al igual que la que individualiza el tipo doloso.. lo ve y le dispara al corazón". 2. pero es necesario. Ejemplo: "Juan decide matar a Diego por envidia. (no hacer). Pero el tipo culposo no individualiza la conducta por la finalidad sino porque en la forma en que se obtiene esa finalidad se viola un deber de cuidado. le pone una bomba en el auto. La conducta no se concibe sin voluntad. la conducta que individualiza el tipo culposo tendrá una finalidad. Ejemplo: "La persona que le tira una flecha a un sujeto que tiene una manzana sobre la cabeza" El tipo culposo individualiza una conducta (al igual que el doloso). La finalidad no es matar a la familia. y la voluntad no se concibe sin finalidad. negando con ello su inclusión dentro del tipo penal. 3.Impericia: Se presenta en aquellas actividades que para su desarrollo exigen conocimientos técnicos especiales. llega a la puerta de su casa. lo espera. conociendo las normas estas sean vulneradas implicando "Imprudencia". no obstante.

Resulta entonces que si no hay tipo culposo. 4. acorde al principio de legalidad penal. cuando supone una exclusión de anti juridicidad por no existir desvalor alguno de la acción LA TEORÍA DEL DELITO 213 fuera de él mismo (sobre la posición similar de ZAFFARONIsupra. Aunque para muchos pueda ser una actitud reprochable. Error de tipo Es el aspecto negativo del elemento intelectual del dolo. Se dice que existe ausencia del tipo cuando en la ley no se encuentra plasmada o regulada alguna prohibición de alguna conducta. unaficción. evidentemente el error que recae sobre el conocimiento de alguno de los componentes objetivos. eliminará el dolo en todos los casos. ya que hay un sistema cerrado con relación a los tipos penales culposos. siempre que esté tipificado.Se da cuando en los elementos objetivos del tipo uno de ellos no encuadra en la conducta típica o simplemente no se da. cuando el error es vencible. el error de tipo se presenta bajo dos formas: a) Invencible. La consecuencia que se prevé para este tipo de error es -al desaparecer el dolo. Es la falla de la conciencia de los elementos del tipo penal. ya que no es una conducta recogida y penada en el código penal.la atipicidad de la conducta si el error es invencible.). d. pero en el segundo de los supuestos deja subsistente la imprudencia. En los dos casos se elimina el dolo. esta no será castigada por la ley o el Estado. pues en una de las dos especies de culpa se admite una carencia totalde . y el castigo con la pena del delito culposo. El caso fortuito puede suponer también una causa de justificación.En tanto seadmite la punibilidad de laculpa inconsciente (infra. A. la blasfemia no está tipificada como delito en la mayoría de los países. la conducta resultará atípica. aunque el error sea vencible. Es el desconocimiento de las circunstancias objetivas del tipo. Por ejemplo. b) Vencible. ya sea por error o ignorancia. siempre y cuando se encuentre incriminado el tipo culposo. El error de tipo tiene como efecto principal eliminar el dolo. Caso fortuito Supone la inexistencia del tipo doloso o del tipo imprudente debido al carácter de imprevisibilidad de la situación típica. En efecto. Si el dolo es la voluntad de realizar el tipo objetivo con conocimiento de todos y cada uno de sus elementos.

Código Penal argentino. Los códigos penales no definen un deber de cuidado específico referente a cada situación. 38. 329). Estos últimos serán tratados entre los delitos de omisión (infra E). puede verse. art. Código Penal español. Si el autor obró con dolo. sino un deber genérico cuya infracción resulta punible. en otras palabras. Una excepción de esta regla.aunque sólo parcial. sin embargo.Es precisoadvertir ya que toda forma de culpa o imprudencia contiene un momento negativo(la falta de diligencia. LA TIPICIDAD DEL DELITO CULPOSO DE COMISIÓN La comprobación de la tipicidad de un comportamiento respecto del tipopenal de un delito culposo requiere ante todo la exclusión del carácter dolosodel mismo. no cabe la comprobación de la adecuacióntípica respecto del tipo de un delito culposo. o el Resultado en los delitos culposos de resultado de lesión como en el homicidio culposo. produce culposamente un resultado que va más allá delo que quiso realizar (Código Penal colombiano. la infracción de un deber de cuidado.en el delito culposo de comisión la falta de cuidado no afecta el carácter comisivo del hecho (ver infraE). art. Estas características de la ley exigen que en cada situación. art. los culposos pueden ser comisivos u omisivos. Código Penal español. Código Penal colombiano. a)La infracción del deber de cuidado El primer elemento de la tipicidad es. de cuidado. 84.Básicamente la tipicidad del delito culposo requiere que el autor haya infringido un deber de cuidado. o sea en cada caso concreto que se juzgue se requiere concretar cuál era el deber de cuidado que incumbía al autor. art.subjetividad del autor. en los casos en que el autorde un delito doloso. 262. en el caso de los llamadosdelitos preterintencionales. como dijimos. En otras palabras. art. 9. 355. Código Penal argentino. . de prudencia) que no debe el debidocuidado. el resultado deberá ser objetivamente imputable a la acción. Si se trata además de un delito culposo con resultado de lesión. si se cumplen además los otros elementos del tipo penal que condicionan la punibilidad (por ejemplo: los elementos de la autoría como el carácter de juez del autor en el caso del prevaricato culposo. 4. tanto como una omisión.sin cuidado exigido.Como en los delitos dolosos. Código Penal argentino.art. art. 2. o. o de funcionario en la malversación culposa de caudales públicos. 82).

p.ARMIN KAUF-MANN. Sin embargo.Apéndice al§ 16. el deber de cuidado que incumbe a un automovilista común y el que corresponde aun campeón de "fórmula 1" es idéntico: ambos deben ser juzgados en virtud del mismo criterio brindado por el cuidado que hubiera puesto un hombre consciente y prudente en la situación concreta: el campeón habrá cumplido con las exigencias del deber de cuidado cuando se haya comportado en el tráfico como un ciudadano medio. habrá obrado típicamente. JAKOBS. habrá infringido el deber de cuidado. 133 y ss. . del autor concreto y estima que el cuidado exigido por el deber es el que hubiera puestoun hombre consciente y prudente en la misma situación sin atender a la especial capacidad que pudiera tener el autor. Ejemplo: el médico que debe intervenir sin demora a un paciente que sufrió un accidente en la vía pública y no dispone de los elementos necesarios para tomar medidas preventivas de una infección. de haber sido empleada. OTTO. sobre la peligrosidad de una sustancia radioactiva. 64 y SÍ. Las opiniones se dividen entre los que consideran que el deber de cuidado concreto debe definirse es decir. De esta manera. por el contrario. (Confr. 468. no infringe el deber de cuidado si como consecuencia de ello se produce la infección. entonces. El punto de vista objetivo prescinde.las circunstancias en las que se desarrolló la acción. pp. según este punto de vista. por el contrario. en principio. Strafrechtsdogmatik zwischen Sein und Wert. La tipicidad de dicha acción se determinará. Grundkurs. JESCHECK. es decir. pp. 1982. estos deberán observarse para la definición del deber de cuidado. 1972. 13. Studien zum fahrlássigen Erfolgsdelikte. las omite. El criterio individual.). a pesar de que su excepcional capacidad le hubiera permitido evitar el resultado causado. hubiera evitado la muerte del paciente. pp. no habrá satisfecho el deber de cuidado exigido el que disponiendo de conocimientos especiales superiores a los del hombre medio. mediante la comparación de la acción realizada con la exigida por el deber de cuidado en la situación concreta. si sólo empleó la capacidad propia del término medio (confr. 1097. STRATENWERTH. y aquellos que —por el contrario— dan lugar a las capacidades y conocimientos del autor y que proponen por ello un criterio individual. disponiendo a todos los medios para tomarlas medidas preventivas. La definición del deber concreto de cuidado exige decidir qué circunstancias deberán tomarse en cuenta a estos efectos. no toma precauciones adecuadas a su conocimiento de la situación para evitar daños a bienes ajenos. por ejemplo. sin tomar en cuenta las capacidades del autor del hecho. en el quirófano. considera que no debe distinguirse entre capacidades y conocimientos especiales y que aquello que rige para el conocimiento especial es de aplicación también a la capacidad especial: un cirujano que dispone de una capacidad excepcional que. cuando el autor dispusiere de conocimientos especiales en la materia de la situación concreta. sí lo infringe el que. SAMSON.núm.). 172 y ss. por el contrario. como se dijo.

.. ver también TORIO. 1101. 479. en consecuencia. En tráfico automotor importa un grado mayor de riesgo de accidentes que la circulación a pie.StGB. de la tolerancia social de un cierto grado de riesgo para los bienes jurídicos.LENCK-NER.). Infringe el deber de dudado el que no emplea el cuidadoque sus capacidades y su conocimiento de la situación le hubieran permitido. 100). 180. 66 y ss. de acuerdo con sus capacidades y conocimientos. otropunto de vista NÚÑEZ BARBERO. siempre y cuando se cumpla con ciertos cuidados.LA TEORÍA DEL DELITO 215 El criterio individual es preferible.Vor § 32. y los que lo excluyen en estos casos ya la tipicidad del comportamiento (confr.331. en ADPCP. En otras palabras el permiso de ejecutar comportamientos riesgosos excluye la tipicidad y no sólo la antijuricidad (en contra: COBO DEL ROSAL-VIVES ANTÓN.p. A la inversa no infringe el deber de cuidado el que.b) El riesgo permitido en la vida social moderna el riesgo de la producción de lesiones de bienes jurídicos es paralelo al avance de la mecanización de la misma. no podía haber COBO DEL ROSAL ANTÓN VIVES. WELZEL. 16 y ss. num. Ello ha absoluta a la puesta en peligro y que. consecuentemente.El delito culposo.p. p. Básicamente los puntos de vista se dividen entre los que consideran al riesgo permitido como una causa de justificación (JESCHECK. STRATENWERTH. la infracción del deberde cuidado dependerá de las capacidades y del conocimiento especiales delautor concreto. pp. 1975. Si la tipicidad del delito culposo depende de la infracción del cuidado debido. Por lo tanto. no obra típicamente. de un riesgo permitido. cit.183. Puede hablarse. p. pero selo autoriza en función de las ventajas que globalmente produce a la vida social. El lugar sistemático atribuido al riesgo permitido es discutido. y NÚÑEZ BARBERO.Apéndice al § 16. SAMSON. III.loe. es decir. 1970. 58 y ss. por lo tanto. III. BAUMANN. parece claro que el que obra dentro de los límites de la tolerancia socialmente admitidos no infringe el deber de cuidado y. 132). pp. se autorice —dentro de ciertos límites— la realización de acciones que entrañan peligros para bienes jurídicos.). en SCHÓNKESCHRÓDER.

ZAFFARONI. cit. sin embargo. SAMSON. p. Lincamientos de la teoría del delito. 133 y ss.La teoría estima que dentro del riesgo permitido debe considerarse también el comportamiento del que ha obrado suponiendo que los demás cumplirán con sus deberes de cuidado(principio de confianza). pp.). 471. 1156.p.). p. Dicho de otra manera: el que obra sin tener en cuenta que otros pueden hacerlo en forma descuidada no infringirá el deber de cuidado. JESCHECK. GIMBERNAT ORDEIG. 126.. p. WELZEL. nota 39. Introducción. 443. Manual.p. NÚÑEZ BARBERO. .Existe. 365. SCHMIDHÁUSER. núm. 21. pp. 216 MANUAL DE DERECHO PENAL c) La infracción del deber de cuidado en la dogmática española e iberoamericana La dogmática española e iberoamericana tiende cada vez más a considerarque la tipicidad del delito culposo depende en primer término de la infraccióndel deber de cuidado (confr. Ejemplo: el automovilista que atraviesa un cruce de calles a velocidad permitida y con luz verde no infringe el cuidado debido si No ha tomado precauciones especiales para el caso de una eventual infracción de parte de otro automovilista (por ejemplo atravesar la calle a pesar de la luzroja que indica detenerse) (confr. loe. loe. una decidida preferencia por la determinación puramenteobjetiva del mismo (confr. BACIGALUPO. 127. conmayores referencias bibliográficas en p. 132 y s.STRATENWERTH.

P. p. 279 y ss. el punto de vista clásicode considerar la infracción del deber de cuidado en la culpabilidad y. 238 y ss. como ajena a la tipicidad (confr.Recientemente mantienen el criterio de tratar la infracción del deber decuidado como elemento de la culpabilidad: NÚÑEZ.Luis CARLOS PÉREZ. por el contrario. pp. Parte general. REYES ECHANDÍA.. FRAGOSO (Licoes de díreitopenal.. porlo tanto. En Brasil. p. G. 332 y ss. Manual de derecho penal. . pp.En Colombia es dominante.cit.. Derecho penal.) se inclinan por incluir la infraccióndel cuidado exigido entre los elementos de la tipicidad.). 331 y ss. pp.). II. ESTRADA VÉLEZ. pp.. 173 y ss. Parte general. 226. pp. 452. COBO DEL ROSAL-Vi VES ANTÓN.

Si se prescinde de los diversos puntos de vista referentes a la acción ya lo ilícito que condicionaron la diversidad de sistemas dogmáticos. en general. imputable objetivamente) a la acción realizada sin el debidocuidado o la debida diligencia (confr. Este requisito de la tipicidad se designa como conexiónde antijuricidad. cit. pp. OTTO. no cabe duda quees más práctico tratar la cuestión de la infracción del deber de cuidado enel momento de la tipicidad.El peligro creado por esa acción es el que debe haberse concretado en elresultado y no otro. pp. 171 y ss. Hay. De aquí se deduce que. 25 y ss. SAMSON.. no se dará la tipicidad si el resultado se hubiera producido aunque el autor hubiera puesto el cuidado exigido.. JESCHECK. 472 y ss. I.). el resultado debeser imputable objetivamente a la acción que ha infringido el deber de cuidado.d) La imputación objetiva del resultado Como en los delitos dolosos de resultado de lesión. Apuntes. diversidad de opiniones respecto de si el juicio sobre la no producción del resultado requiere que se afirme la posibilidad o la seguridad de . pp.. sin embargo. y se dapreferencia a los aspectos prácticos de la teoría del delito. En efecto esto permite descartar como irrelevantepara el derecho penal casos que de ninguna manera conducirán a la punibilidad. loe.RODRÍGUEZ RAMOS. Grundkurs.sin necesidad de las trabajosas comprobaciones de la antij no depende conceptualmente la infraccióndel deber de cuidado aún cuando se la trate como un elemento de la culpabilidad.

pp. 3.que no está autorizada por una causa de justificación. 430 y ss. SAMSON. ce). LA ANT1JUR1C1DAD DEL DELITO CULPOSO La antijuricidad del delito culposo no se diferencia de la del delito doloso(confr.. 1962.La cuestión de si el resultado es una condición de punibilidad o un elemento del tipo no tiene ninguna relevancia práctica.Sin embargo. B. 26 y ss. Antijurídica es la acción típica no justificada. 1. p. v del Código Penal español. 565. JESCHECK. Desde nuestro punto de vista es suficiente con que la acción ajustada al deber de cuidado hubiera impedido posiblemente la producción del resultado (ver supra. es decir. 174). Sin embargo. loe. La afirmación de que el resultado no determina la gravedad de lo ilícito pareciera contradecirse por el art. b. OTTO. Esto último es correcto. 473. 472). cit. fuera de servir de fundamento al criterio que sostiene que la producción de aquel no importa una mayor gravedad de lo ilícito (confr. B.LA TEORÍA DEL DELITO 217 la misma (confr. que prevé una pena más rigurosa e inclusive la posibilidad de que el Tribunal la aumente aún más cuando el resultado fuere la muerte o lesiones graves como consecuencia de impericia o negligencia profesional. el fundamento de mayor rigor no está dado por el resultado sino por la mayor gravedad dela imprudencia frente a un bien jurídico de tanta importancia. ZStW 74. ROXIN. pero de ello no se deriva necesariamente que el resultado esté fuera del tipo penal. 2).. Grundkurs. pp. JESCHECK. supra. p.En los delitos dolosos la eliminación del disvalor de acción requiere que elautor haya obrado justificación . se admiten algunas particularidades derivadas de la diversaconfiguración del disvalor de acción en los delitos dolosos y en los culposos.

Vor § 32. p. 327.(supra. Fest. p. En el delito culposo. 2. en las lesiones dolosas (Código Penal español. B.. art. 2. la justificación no requiere un elemento subjetivo porqueel disvalor de acción no depende de la dirección de la voluntad (como enel delito conocimiento del autor (confr. art. 32. 514. Otros autoresreclaman.. Código Penal colombiano. en su caso. 1118 y ss. sin embargo. Elque indica a su chofer que conduzca a una velocidad riesgosa y que comoconsecuencia de un accidente pierde la vida: ¿ha consentido en el resultadode muerte? ¿qué efectos tiene este consentimiento sobre la punibilidad del chofer? . e). 1974.por el contrario. núms. cit. pp. B. supra.). 477). Código Penal argentino. 97 y ss. STRATENWERTH. 83)y. art. loe.409.Con respecto a las causas de justificación en particular los autores queadmiten que el consentimiento opera como tal (confr. una "voluntad de defensa" (así JESCHECK. SCHAFFSTEIN. en SCHÓNKE-SCHRÓDER.p. für Welzel. d. SAMSON. art. 428). StGB. LENCK-NER. ce)observan ciertas diferencias respecto del bien jurídico vida e integridad l español.

33). en . similar LHNCKNHR. cuando se trata de casos de puesta en peligro de otro queresulten equivalentes a la puesta en peligro del otro por sí mismo (como en elcaso del que indica al chofer que conduzca a una velocidad peligrosa: aquí sería él mismo el que se pone en peligro y la acción del chofer resultaría.. Finalmente se afirma que en estos casos no se trata del "consentimientoen la destrucción de la propia vida. Fest. que . 478. previo al § 5 I. 101. für Welzel. loe. LK. sino "del consentimiento en la mera puesta en peligro de la vida.. núm. p. no excluye la antijuricidad de lamuerte".Por otra parte se sostiene que el consentimiento de la propia muerte esirrelevante también frente a las acciones culposas.. p. für Callas. p. 242. Fest. toda vez que el consentimientocarece de relevancia cuando se trata del bien jurídico vida (JHSCHECK. MAURACH. equivalente a la auto-puesta en peligro) (confr. p. por lotanto. SAMSON. que es lo único que está en cuestión en la problemática de la culpa" (SCHAI-I STKIN. En estos casos se tratarla de la participación no-punible en la auto-puesta en peligro.2IX MANUAL !)[• DHkKCHO IMiNAL Por una parte se sostiene que no debe plantearse aquí problema algunode consentimiento. p. 571. ROXIN. 553). HIKSCH. cit.

565 que regula ladisciplina del delito culposo no se encuentra en dicho capítulo y no contienereferencia alguna al consentimiento.El primer criterio es el más acertado. p. De todos modos. Vor § 32. IV. 428 solo se refiere a las lesiones dolosas (arts.) y no a las culposas.En el Código Penal español la cuestión del consentimiento podríaextenderse también a las lesiones.SCHÓNKH-SCHRÓDHK. es claro que el art. ya que su texto limita la aplicación a los delitos en el Capítulo IV del Título VIII del Código.B se avalanza sobreA y "se" clava el arma (JESCHECK. En consecuencia.También requiere un tratamiento específico la cuestión de si en elejercicio de una causa de justificación. Ejemplo: elque se defiende realiza una acción necesaria para la defensa pero con unresultado que va más allá de la necesidad: A mantiene un cuchillo frente alagresor B para evitar que este continué con la agresión. 42H. El art. 478). StGB.' 104). no estará obligado a evitar la puesta en peligro de otros . con el criterio que hemos adoptado. 4. pues la participación en la disposiciónmencionada. 418y ss. esta cubre también la lesión de bienesajenos producto de la negligencia del que obra justificadamente. en virtud de lo dispuesto por ei art. no habría obstáculoalguno en aceptar la relevancia del consentimiento en los delitos culposos delesiones. el que está autorizado a disparar endefensa necesaria. 428 no tendríaaplicación en los delitos culposos. c). según el cualse trate de casos de auto-puesta en peligro no punibles. el art. Este consentimiento en la puesta en peligro de la propia vida será es respecto del bien jurídico (ver supra. Sinembargo.

.

pero conservando todavía los elementos tradicionales de aquél. sino más bien un aglomerado en el que elementos propios de la culpabilidad vuelven a formar parte del concepto de acción que tiende a engullir la tipicidad y la antijuridicidad para volver a un concepto de delito sintético como la acción culpable-. para que una conducta sea típica. la subsunción del acto humano voluntario al tipo penal. a saber. Descripción conceptual. Pero quizá el mayor mérito de la obra de ROXIN y de la teoría de la imputación objetiva sea el haberse mostrado sensible a una realidad social nueva y haber . tipicidad. Consecuencias que a partir de la norma primaria considerada como norma de conducta (Verhaltensnorm) y de la subsiguiente introducción de la evitabilidad en el concepto de la acción supone la revisión de conceptos tradicionales e incluso de toda la estructura del concepto de delito. Injusto del tipo. página 170). por lo tanto. Es la adecuación. Esto quiere decir que. en virtud que en algunos países que adoptan un derecho penal moderno. Tipicidad es la adecuación del acto humano voluntario ejecutado por el sujeto a la figura descrita por la ley como delito. el encaje. que sirve para describir la acción prohibida en el supuesto de hecho de una norma penal. Si se adecua es indicio de que es delito. debe constar específica y detalladamente como delito o falta dentro de un código. Si la adecuación no es completa no hay delito. La tipicidad es la adecuación de un hecho cometido a la descripción que de ese hecho se hace en la ley penal Francisco Muñoz Conde y Mercedes García Se dice que debe constar de forma específica y detalladamente. Y cuando se intenta romper con dicha estructura no acaba de configurarse algo realmente distinto. antijuridicidad (o tipo de injusto) y culpabilidad. no es aplicable la analogía. (Fernando Castellanos Tena Lineamientos Elementales del derecho penal. De la orientación teleológico funcionalista del Derecho penal fundamentada en la prevención general positiva se extraen importantes consecuencias para toda la Teoría General del delito. la conducta debe ser específicamente detallada.Tipicidad es toda conducta que conlleva una acción u omisión que se ajusta a los presupuestos detalladamente establecidos como delito o falta dentro de un cuerpo legal.

En nuestra sociedad actual. Referencias 1. 2004. surgen nuevas situaciones que exigen respuestas cada vez más valorativas y normativizada (jurídicas... .implica una nueva concepción del bien jurídico como criterio de solución al conflicto resuelto en la pauta de conducta contenida en la norma primaria. El riesgo -como expresión normativa del conflicto social. . Mercedes. Valencia. ↑ MUÑOZ C. efectivamente.intentado definir conceptos que permitan describirla correctamente en el seno del Derecho penal y del concepto dogmático del delito. Parte General. pagina 251. Francisco y GARCIA A. Derecho Penal. convencionales). España: Tirant lo Blanch.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful