Está en la página 1de 116
VANGELIO PAN E INDICE Pégs. 1, Una hora con el P. Arrupe ... 2. cc. cee cee tee ee ee oe 7 2. Los jesuitas hacia el afio 2.000 0. 0.0... cee cee cee tee eee 29 3. Hambre de pan y de Evangelio ... 0... ek ee ee ee eee 39 4. El Pueblo de Dios y el misterio de Cristo hambriento ... 59 5. Fe y justicia, una tarea para los cristianos de Europa ... ... 69 6. Experiencia global de evangelizacién 1.00... 60. ces cee ee 8l 7. Evangelizaci6n y promocién del hombre ... ... ... 00. 0 87 8. La Iglesia portadora de esperanza para los hombres ... ... oT 9, En la muerte cruenta de cinco hermanos nuestros ... ...... 111 © Editorial SAL TERRAE - Santander 10. El riesgo supremo de nuestra vocaci6n ... 1... ee ee ES 11. Catequesis e inculturacién 1... 12. ce. kee cee cee cee tee cee nee 121 Portada de Jesis Garcia-Abril 12. Posibilidades de la catequesis 0. 2. 0. ey cee ee ce cee eee DT Con las debidas licencias 13, Marxismo y catequesis 0... oe. ce cee oe ee 131 Printed in Spain 14, La atraccién del Marxismo hoy... 0 ce cee ee cee wee vee BT 15. Consignas a la Federaci6n Mundial de Antiguos Alumnos... 141 16. Formacién para la promocién de la justicia ... ... ... .. 153 17. Lucha por la Justicia y Educacién en los Centros Escolares 169 18. Cémo hacer una sociedad nueva en Latino-América ... .... 193 LS.B.N.: 84-293-0508-4 Depédsito Legal: SA. 52-1978 Artes Grdficas «Resma» - Marqués de la Hermida, s/n. - Santander, 1978 19, Las siete palabras del Cristo viviente ... 0.0... 6. 1 ee 207 20. {Qué debemos hacer? ... 00. 10. ce ee cee eee tee tee eee eee 222, Una hora con el P. Arrupe* Nos hallamos en Roma, a unos centenares de me- tros de las habitaciones del Papa. Hemos venido a ver auna de las personalidades mds importantes del mun- do catédlico: Et Superior General de la Compajiia de Jestis. La ultima Congregacién General de los Jesuitas, celebrada en este palacio romano, yiviéd momentos de gran tensién: la prensa internaciorkal hablé de di- ferencias entre el General de los Jesuitas, Padre Arru- pe, y las mds altas instancias de la Jerarquia. Se dijo, sin rodeos, que el Padre Arrupe habria dimitido de su cargo vitalicio. Frente a ciertas exigencias, incluso radicales, de ”aggiornamento” de la Compaiiia, se te- mia que los jesuitas pudieran traicionar la fidelidad a sus tradiciones. Fue un momento de. perplejidad y de crisis de conciencia para muchos de ellos. Pero, después de una hora de silenciosa oracidn, los jesuitas encontraron undnimes una solucién: plena confianza en el Padre Arrupe y sumisidn incondicional a la vo- luntad del Papa. En la atormentada vida de la Compaiiia de Jestis le ha tocado, por tanto, al Padre Arrupe, un vasco es- pafiol de 66 afios, vivir uno de los momentos mds di- ficiles y cruciales: los aftos del posconcilio, con toda la carga de tensiones provocadas por las exigencias de ”aggiornamento”. (*) Del programa “Incontri”, de la RAI TV, Canal I, 26-9-75,