1.1 ¿Qué es la lectura?

Desde una perspectiva interactiva se asume que leer "es el proceso mediante el cual se comprende el lenguaje escrito. En esta comprensión intervienen tanto el texto, su forma y su contenido, como el lector, sus expectativas y sus conocimientos previos. Para leer necesitamos, simultáneamente, manejar con soltura las habilidades de decodificación y aportar al texto nuestros objetivos, ideas y experiencias previas; necesitamos implicarnos en un proceso de predicción e inferencia continua, que se apoya en la información que aporta el texto y en nuestro propio bagaje, y en un proceso que permita encontrar evidencia o rechazar las predicciones o inferencias de que se hablaba." (Solé, 1992, p.18). 1.2. ¿Qué procesos básicos del aprendizaje se ponen en juego al leer? Bravo (1999) presenta los procesos básicos del aprendizaje de la lectura en tres niveles:  El primer nivel cognitivo tiene que ver con los denominados procesos periféricos, que son los que permiten la recepción de la información (percepción y discriminación visual) y el grado de eficacia atencional con que lo realiza. El segundo nivel tiene que ver con el pensamiento verbal abstracto que implica un nivel de complejidad y abstracción vinculado al potencial intelectual de cada individuo y a los conocimientos y experiencias previas. El tercer nivel involucra a la memoria verbal, el procesamiento fonológico y el procesamiento visual-ortográfico; procesamiento encargado de traducir la información visual en verbal.

Este proceso debe asegurar que el lector comprenda el texto y que puede ir construyendo ideas sobre el contenido extrayendo de él aquello que le interesa. Como menciona Quintana (2004), esto sólo puede hacerlo a través de una lectura individual, precisa, que le permita avanzar y retroceder, que le permita detenerse, pensar, recapitular, relacionar la información nueva con el conocimiento previo que posee, además deberá tener la oportunidad de plantearse preguntas, decidir qué es lo importante y qué es secundario. Un proceso interno, que es imperioso enseñar. Para Solé (1992), la lectura tiene subprocesos, entendiéndose como etapas del proceso lector: Un primer momento, de preparación anímica, afectiva y de aclaración de propósitos; en segundo lugar la actividad misma, que comprende la aplicación de herramientas de comprensión en sí, para la construcción del significado; el tercer momento es la consolidación del mismo; haciendo uso de otros mecanismos cognitivos para sintetizar, generalizar y transferir dichos significados. La lectura como proceso de adquisición de habilidades de carácter cognitivo, afectivo y conductual, debe ser tratada estratégicamente por etapas. En cada una de ellas han de desarrollarse diferentes estrategias con propósitos definidos dentro del mismo proceso lector. Los subprocesos en los que Solé divide el proceso de lectura son: antes, durante y después de la lectura: … 1.3.1.Antes de la Lectura Como todo proceso interactivo, primero debe crearse las condiciones necesarias, en este caso, de carácter afectivo. O sea, el encuentro anímico de los interlocutores, cada cual con lo suyo: Uno que expone sus ideas, el texto, y el otro que aporta su conocimiento previo motivado por interés propio, el lector. Esta es en síntesis la dinámica de la lectura. En esta etapa y con las condiciones previas, se enriquece dicha dinámica con otros elementos sustantivos: el lenguaje, las interrogantes e hipótesis, recuerdos evocados, familiarización con el material escrito, una necesidad y un objetivo de interés del lector, no del maestro únicamente. … (Ibídem, p. 39) Para este subproceso, Quintana propone algunos cuestionamientos que vale la pena plantearse.

1.3 El proceso de la lectura La lectura, es considerada como un proceso, en el cual intervienen varios factores, cada uno de ellos juega un rol específico que podría ser determinante para que se logre una adecuada lectura y los fines que con ella se persiguen. El proceso de lectura “es interno, inconsciente, del que no se tiene prueba hasta que las predicciones no se cumplen, es decir, hasta que se compruebe que en el texto no está lo que se espera leer” (Solé, 1992, p. 14).

 Pensar en voz alta para asegurar la comprensión. …1. o sea que el aprendizaje entra a un nivel intrapsicológico. Para practicar la lectura en voz alta. del apoyo a la actividad en forma sistemática y constante. . resúmenes. … (Ibídem. críticas. Sus funciones son específicas. comentarios. etc. ¿Qué sé de este texto? Activar el conocimiento previo. Por placer. p. p. … (Ibídem. valores. no es ajeno a la actividad. El fin supremo en todo aprendizaje significativo es eso.      Para aprender. generalizador. Seguidamente. La actividad ha de instrumentalizar el lenguaje como herramienta eficaz de aprendizaje. de carácter interpsicológico”. metacognitivo. con criterios de valoración propios al cambio.  Crear imágenes mentales para visualizar descripciones vagas… (Ibídem. ¿De qué se trata este texto? ¿Qué me dice su estructura? Formular hipótesis y hacer predicciones sobre el texto… (Quintana. contestar preguntas después de una lectura literal. formar nuevas personas razonadoras.  Releer partes confusas.  Formular preguntas sobre lo leído. 2004). Utilizar organizaciones gráficos.3. Siendo una función integradora. 15) “la primera y segunda etapa del proceso propiciará un ambiente socializado y dialógico. Por que como se ha mencionado. para familiarizarse con el contenido general del texto. los que vienen a integrarse a los esquemas mentales del sujeto.  Resumir el texto. Claro está que él. 1992. Para demostrar que se ha comprendido. la lectura no es decodificar un texto. metalingüístico. Para presentar una ponencia. éste es un auténtico momento para que los estudiantes trabajen los contenidos transversales. 65) Quintana (2004) propone para esta la tercera etapa:     Hacer resúmenes.…¿Para qué se va a leer? Definir los objetivos. Aquí el trabajo es más reflexivo. Recontar. de mutua comprensión.3.  Consultar el diccionario. Al considerar la lectura como un proceso constructivo. Por consiguiente ya no se enseñarán más técnicas aisladas de comprensión lectora. p. creativas. pueden leer en pares o pequeños grupos. cuando se les propone a los estudiantes la elaboración de esquemas. (Solé. Para esta segunda etapa Quintana propone:  …Formular hipótesis y hacer predicciones sobre el texto. conlleva a utilizar enfoques muy distintos a los que se han utilizado hace algunos años para desarrollar la comprensión lectora. crítico. para manifestarse luego en su personalidad (formación integral). sin depender exclusivamente del docente.57). (1979) Cfr. Formular y responder preguntas. La experiencia activada con el lenguaje se convierte en imágenes de carácter objetivo. L. ni la simple identificación de palabras. …1. y luego intercambiar opiniones y conocimientos en función al propósito de la actividad lectora. p. en forma individual.2 Durante la Lectura Es aquí cuando los estudiantes deberán hacer una lectura de reconocimiento. 54). normas y toma de decisiones.  Aclarar posibles dudas acerca del texto.3 Después de la Lectura De acuerdo con el enfoque socio-cultural Vigotsky. En esta etapa todavía está vigente la interacción y el uso del lenguaje.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful