Hemorragias Internas y Externas

HEMORRAGIAS INTERNAS: Es la ruptura de algún vaso sanguíneo en el interior del cuerpo. Usualmente no visibles, éstas pueden ser muy serias aún cuando sea ligera,de cualquier orificio del cuerpo, ya que implica una fuente interna de hemorragia la cual puede no ser evidente de inmediato. Probablemente, la causa más común de hemorragia interna son los golpes o contusiones. Algunos otros ejemplos de hemorragias internas son:    Hemorragia de una úlcera estomacal. Hemorragia de una fractura cerrada. Hemorragia de un vaso lacerado.

Los signos que pueden apuntar una hemorragia interna son aquellos que indican el desarrollo de un shock hipovolémico:        El pulso se vuelve débil y rápido. La piel se vuelve fría y húmeda. Los ojos están apagados (sin brillo), las pupilas pueden estar dilatadas y responden lentamente a la luz. La presión sanguínea baja (tardío) La víctima usualmente puede estar sedienta. Casi invariablemente ansioso/a. La víctima puede estar nauseosa y vomitar.

Otros síntomas: Abdomen muy sensible o rígido, hematomas en diferentes partes del cuerpo. Pérdida de sangre por el recto, vagina o en heces (melena). Vómito con sangre (hematemesis). Fracturas cerradas HEMORRAGIAS EXTERNAS Es la hemorragia producida por ruptura de vasos sanguíneos a través de la piel, que este tipo de hemorragias es producida frecuente por heridas abiertas.

Torniquete: Cuando las medidas anteriores fracasen o no sean suficientes. los colocaremos elevados de manera que estén a un nivel más alto que el corazón para que por acción de la gravedad se reduzca la presión de la sangre sobre la herida. 2. Éste consiste en la aplicación de algún objeto blando tipo goma. alambres. ya que se pueden producir lesiones de importancia. Nunca se debe improvisar un torniquete con objetos finos tipo cuerdas. Otros puntos de compresión en el miembro inferior son la arteria peronea y la arteria tibial posterior. El empleo de torniquetes debe estar restringido a hemorragias masivas por el riesgo de necrosis del miembro sangrante. Presión directa sobre la herida: Aplicar sobre la herida una gasa o compresa y sobre ella la presión de nuestra mano de modo continuo hasta la llegada al hospital. Elevación del miembro: Siempre que existan heridas importantes en miembros o cabeza. No retirar la gasa o compresa aunque esté empapada ya que con esta acción también retiramos coágulos y así aumentamos la hemorragia. hace que se interrumpa la circulación produciendo lo que llamamos isquemia o falta de riego. tela. Otros puntos de compresión son la arteria radial y la arteria cubital. procederemos a la aplicación de un torniquete. . 1. con posterior vendaje y desinfección de la herida. Con esta maniobra trataremos de comprimir la arteria contra el hueso para de este modo interrumpir la corriente sanguínea:   En el miembro superior presionaremos la arteria humeral. en la parte media del pliegue de la pelvis.ACTITUD ANTE UNA HEMORRAGIA: La principal medida a realizar ante una hemorragia externa es la presión directa para cohibir la hemorragia. etc. en la cara interna del brazo. 3. etc. En este caso añadiremos compresas secas y mantendremos la presión. procederemos a comprimir con nuestros dedos la arteria principal del territorio sangrante. 4. que aplicado alrededor del miembro y apretándolo contra la dureza del hueso. Presión sobre la arteria principal del miembro afectado: Si con las maniobras anteriores no conseguimos parar la hemorragia. En el miembro inferior presionaremos sobre la arteria femoral. debajo del músculo bíceps. La anchura del torniquete debe ser aproximadamente de unos 5-6 cm.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful