Está en la página 1de 8

CONSTRUYAMOS NUESTRO PROPIO SISTEMA

REVOLUCIÓN

Cuando la Dictadura se Hace Ley la Rebelión es un Derecho
0

Revolución
Construyamos nuestro propio Sistema
El usar un arma de fuego en contra de otro ser humano siempre es símbolo de incapacidad, estupidez y barbarie, Felipe Calderón es la muestra viva de ello al convertir a México en el país cuyo conflicto armado es el que más asesinados a dejado a nivel mundial en los últimos años. Pero no podemos quedarnos con los brazos cruzados viendo como los traidores que encabezan a las instituciones gubernamentales, dirigidos por los dueños del dinero, adquieren a la patria en una subasta pública disfrazada de elecciones. Todos los partidos políticos, han avalado este crimen al presentarse a ocupar sus respectivos lugares en ésta farsa, El PRI y su tumor el PVEM, como los ganadores de la subasta, el PAN como el cómplice silencioso, el PANAL como esquirol y El PRD, PT y MC, como la oposición oficial, es decir son los responsables directos de hacer validas las elecciones y todas y cada una de la decisiones del Estado, sin estos elementos La Dictadura sólo sería la Dictadura pero gracias a que existen todos estos títeres, la Dictadura se disfraza de Democracia. Después del fracaso de la lucha revolucionaria de 1910, que al final del conflicto armado que dejó miles de compatriotas muertos y los cimientos para la consolidación de la “Dictadura Perfecta”, han surgido diversos grupos de valientes luchadores sociales, que han intentado de distintas formas derrocar o socavar el poder de quien mueve a las marionetas políticas y sus partidos. Genaro Vázquez, Lucio Cabañas, Marcos, La Liga 23 de Septiembre, sindicatos como SUTIN, el SME, el STUNAM, organizaciones sociales como COCEI, FPTL, CDP, CMPA, CENTE, algunas organizaciones Clandestinas como OIR, LP, Punto Crítico, ACNR, MLR, entre muchas. En 1988 las fuerzas democráticas y las fuerzas revolucionarias se vieron seducidas por los Priistas que abandonaron a su partido: Muñoz Ledo, Ifigenia Martínez, González

México Libre

1

Guevara, López Obrador y Cuauhtémoc Cárdenas, que decidieron postular a este último como candidato, con la falsa creencia que lograrían arrancar del gobierno a la oligarquía, hecho que lo único que consiguió fue que se desarticularan todas las organizaciones revolucionarias y se perdiera el trabajo de decenas de años en pro de una patria justa. Los sindicatos revolucionarios se corrompieron hasta sus raíces, las organizaciones sociales se convirtieron en trampolines políticos, y los dirigentes de los grupos clandestinos revolucionarios ahora son flamantes diputados y senadores del mismo gobierno al cual juraron derrocar o dejar la vida en el intento. El colmo del absurdo es ver como “los congresistas de izquierda” son dirigidos por Manuel Bartlett, que en la década de los 80tas fue el fascista responsable del aniquilamiento de las organizaciones de izquierda y de la muerte de cientos de compañeros de lucha. El error ha sido principalmente que estas organizaciones han luchado dentro y contra el Sistema, y es absolutamente improbable que se destruya porque implicaría la autoaniquilación, y en el caso que se transforme, sería la misma materia implícita en el sistema la que adquiriría una forma diferente, pero con los mismos elementos. Es decir; Si lográramos que alguien como Cárdenas, Andrés o Marcelo llegaran a la presidencia, pasaría exactamente lo mismo que cuando llegaron a la gubernatura, sería el sistema el que los regiría y no ellos al sistema, porque el sistema contendría exactamente la misma materia que antes. La única alternativa que tenemos aquellos que no estamos de acuerdo con el sistema, no es cambiarlo. Es Crear un Nuevo Sistema, nuestro propio sistema dentro del mismo espacio en el que existe el sistema corrupto, el problema entonces es un problema de territorialidad, por lo que se hace necesario emprender las acciones para aniquilar al sistema existente. Para esto sin duda se requiere una verdadera Revolución, pero no puede ser una nueva y estúpida revolución armada contra nuestros propios hermanos, se trata de atacar a la parte económica que es el que rige todas y cada una de las decisiones y acciones del actual sistema de poder, se trata de dejar el miedo que es su arma de control y crear nuestro propio sistema en libertad.

México Libre

2

Pero toda revolución está determinada por los mismos factores: El primero y más importante es la convicción de los que luchan, su determinación moral debe ser total, deben compartir plenamente los mismos principios y todos deben perseguir el mismo fin. Se debe tomar en cuenta el entorno social, económico, político, ecológico y medir eficazmente los tiempos, para elegir la batallas que se deben librar. Y el nivel de organización entre los participantes va a significar el nivel de los logros. Debemos entender principalmente que no se trata de un conflicto, el conflicto desgasta y su prolongación aniquila, se trata de asumir una nueva forma de vida, una nueva forma de relacionarnos con los demás, una nueva forma de consumir, una nueva forma de hablar y de elegir conscientemente los temas que hablamos, cada palabra escrita o hablada debe hacer revolución. Ahora no se trata de resistir, de tolerar o de aceptar. Ningún sistema se transforma resistiéndolo, eso sólo es formar parte del sistema mismo. Nuestra labor no es destruir, la ira siempre demerita nuestra inteligencia, los súbditos y esclavos de la oligarquía son nuestros hermanos, de nada sirve atacarlos, desvirtuarlos y/o agredirlos. Necesitamos liberarlos de sí mismos y del yugo mental en que se encuentran, y siempre es más fácil corromper un sistema desde adentro, mientras más a detalle conozcas al sistema será más certera y pronta su ruptura. Lo que debe alejarnos del Sistema Corrupto es nuestra sensibilidad, inteligencia y humanismo. El primer paso es asegurar el no ser derrotado, lo cual es nuestra enorme ventaja, nosotros no podemos ser derrotados: la verdad, la inteligencia, la sabiduría, la fe, la esperanza, el amor, la libertad o la justica, son intangibles, no se puede comprar un kilo de convicción y es imposible meterle una bala a la razón. En esta Revolución, las armas, siempre las proporcionará el adversario, debemos diseñar la estrategia para atacar usando sus debilidades y tomar la ofensiva. El adversario no se dará por vencido nunca, hay que reventarlo. Si diseñamos la estrategia correcta para desaparecerlo, lo fundamental será no cometer errores. Podemos seguir impulsando movilizaciones que confronten de forma directa al sistema, pero sólo con esto no caerá el sistema, es necesario diseñar estrategias indirectas, que distraigan, socaven, dividan y debiliten al adversario, estas estrategias son infinitas y combinadas con las acciones directas lograremos nuestro objetivo (hasta el desorden

México Libre

3

aparente es muestra de una disciplina perfecta), todas nuestras tácticas son de conocimiento público, pero la estrategia debe ser ajena al adversario . Diseñar la estrategia y las tácticas de nuestra Revolución implica en una primera instancia estar conscientes y dispuestos a no responder bajo ninguna circunstancia con violencia física a ningún acto del adversario, por lo que debemos anteponer la seguridad de cada participante, diseñar todas las estrategias necesarias (ajenas al adversario) que garanticen una respuesta masiva y única en el caso de que dañen físicamente a uno sólo de nuestros compañeros (recordemos que todos somos uno y si tocan a uno nos tocan a todos). Nuestra lucha no es una lucha asilada, el adversario se ha globalizado para mejorar su ganancia y sus formas de control, por eso es imperante la solidaridad y coordinación internacional para dar respuestas únicas en todo el mundo ante la injusticia. Con la toma de televisa, por fin hemos tomado la iniciativa, hasta antes del 26 de Julio sólo nos defendimos y resistimos, ahora es tiempo de atacar, mientras más personal sea la presión a los actores de la imposición esta será más efectiva, no les dejemos ni un ápice de calle y ni sólo byte en la red para difundir su mentira, ahora es nuestro tiempo. Hagamos valer a la Generación del Cambio. Lo más importante en ésta Revolución es no alimentar al enemigo, analiza con mucho cuidado tu consumo, y evita a toda costa compras que le den dinero o poder al enemigo, no pagues impuestos, no consumas sus medios de difusión, retira tu dinero de los bancos. Algunos compañeros optan por productos, empresas o instituciones extranjeras que no tengan que ver con la oligarquía nacional, recordemos que ellos están asociados y si no lo están son los responsables de otros sistemas represores en el mundo. Necesitamos crear más grupos de intercambio y autoconsumo. No cedas ante el estigma, cuando se burlan de tu lucha, te dicen necio, idealista, solo están mostrando su necesidad de liberarse. Sigue luchando la congruencia es el único elemento que educa por sí mismo. No esperes a que te convoquen, organízate y para tus operativos confía sólo en aquellos a quienes conozcas bien, no necesitamos ser miles para poner en jaque al Sistema, cada acción aislada se suma a las demás, lo importante es que todos hagamos algo.

México Libre

4

Tener confianza plena en que ganaremos, la inteligencia siempre se ha dado cita en el humanismo y la justicia. Ser rebelde, desobedecer, no seguir sus reglas, no usar sus medios, no alimentarlos, es una obligación. Ten confianza, que no te gane su fabricación de culpas, recuerda que su mayor arma es el miedo y la ignorancia. La esperanza y la razón viven en nuestra palabra. Si eres sólo contestatario, te vuelves policía del régimen y los legitimas con tus acciones. Siempre formaras parte de su sistema mientras no crees el tuyo. Impón la colaboración, elimina la competencia, no necesitamos un mundo donde se tenga que ganar, necesitamos un mundo libre, solidario, humano, amable y justo. La competencia es el principio de la corrupción, la manipulación y la ignominia. Su sistema es más fuerte cuando dejas de opinar y salir a las calles, cuando te autodescartas y te resignas, tu miedo es su mejor alimento. Ellos crean enfermedades sociales, miedo a la libertad, a la felicidad individual y colectiva, eso los alimenta, ellos quieren tener poder sobre ti, no tu dinero. El dinero ellos lo crean, ellos inventan su valor, es su principal arma de manipulación colectiva, debemos dejar de usar su dinero para comunicarnos entre nosotros. Tus enfermedades sociales han sido alimentadas cuando reprimiendo tus necesidades y atrofiando tus habilidades, te generan ansiedad ante la libertad, te generan culpa. Mientras más avanzas en el sistema educativo de su sistema más habilidades pierdes, así está diseñado, convierten a tus necesidades en su necesidad de tu control, no consumas sin pensar, rescata tus habilidades de la infancia, fortalécelas y úsalas. Reprimen toda clase de necesidades para dominarte, para que te sientas culpable y "hasta mal" de ser feliz, te crean culpa de sentirte en paz. Ser feliz va más allá de sonreír, los manipuladores han ridiculizado estos conceptos, ser feliz es ser pleno y libre y eso es lo que quieren evitar. La mejor manera de liberarte y hacer la revolución es ejercer tu libertad en todos tus actos y que estos tiendan a construir tu propio sistema. La culpa colectiva te la repiten y construyen con expresiones como: "siempre hacen lo mismo" "de qué sirven las marchas" "de qué sirve luchar", todos nuestros pequeños triunfos irán aniquilando a la culpa Necesitamos pasar por encima del sistema, ir creando asambleas de calles, de barrio, de pueblo, y una nueva economía y programas de colaboración humana. Es nuestra

México Libre

5

responsabilidad ir liberando conciencias, instruyendo, creando modos alternativos, fortaleciendo las relaciones humanas. Todo está por ser creado. No los alimentes con tu furia, eso los fortalece, usemos sus debilidades contra ellos, pero con alegría, estamos siendo libres, ellos son los jodidos. Si luchas contra Peña lo fortaleces, lo legitimas, el valor de tu lucha se lo transfieres a su estúpida persona, necesitamos pasar por encima de él. Recuerda que nuestra indignación es por la imposición. Es necesario afectar con nuestras acciones a el que escribió la obra, al que la patrocinó y al que la dirigió, es estúpido pelearse con el títere. La libertad no es una palabra, la Libertad se ejerce, hablemos con todas las palabras, rescata tu inteligencia, las contracciones al idioma sólo te hacen miserable. Protesta, desobedece, se rebelde, pero propón, construye, crea tu mundo. Nunca habrá otra oportunidad, tu futuro es ahora, le han hecho creer por décadas que la próxima será la buena, eso no existe, no hay próxima vez, las luchas de largo aliento fatigan, cansan, aniquilan. El enemigo es totalmente predecible porque funciona dentro del Sistema, nosotros no, si operamos fuera de él Sólo tenemos ésta vida, y debemos vivirla al máximo demos el todo por el todo, no podemos perder, porque nada tenemos y nada queremos tener, la Libertad, la Integridad, La Dignidad y la Justicia son nuestra forma de vida, para tener una muerte digna se necesita vivir una vida digna. No es tiempo de acomodarse y recibir puestos, becas, sobornos o amenazas, no se trata de resistir, se trata de construir un nuevo sistema. La corrupción, el narcotráfico, los partidos políticos, los equipos de futbol, las religiones, las telenovelas y las instituciones son parte de su sistema, donde han intentado a toda costa imponernos como moral al éxito, pero existe una incompatibilidad ontológica entre honradez y éxito, simplemente no pueden coexistir juntos, el éxito es conseguir lo que quieres a cualquier costo, sin importar que debas hacer, a quien debas violentar, engañar, estafar, corromper o asesinar. No necesitamos mujeres y hombres de éxito en nuestro sistema, solamente necesitamos Seres Humanos dignos, íntegros, justos y libres. Construyámoslos.

México Libre

6

Si queremos aniquilar al sistema nuestra vida toda debe ser una construcción consciente. Nos debe quedar claro que ni aun teniendo una igual o mayor fuerza que el enemigo debemos acceder al gobierno o al poder por la fuerza, eso sólo nos convertiría en una forma diferente del mismo sistema. Y que absolutamente necesario luchar día con día, salir a las calles, protestar, gritar, tomar las plazas, el Internet, los centros comerciales, las casetas, los mercados, los cines, los estadios, el transporte colectivo, los ayuntamientos, las televisoras y el gobierno. No podemos dejarle ni un ápice de ciudad, ni un metro de calle y ni un solo byte al enemigo. Nuestro silencio lo fortalece.

“Cuando la Dictadura se Hace Ley, La Rebelión es un Derecho”

México Libre

7