´

Los de arriba cortan por el hilo más delgado...

Subte: una salida de emergencia a un conflicto que sigue abierto
pag. 4

Trebajadores

Trelew es parte nuestra (del pueblo que lucha, recuerda y proyecta)
pag. 5

Trelew, 40 años

Venezuela y el desafío de los revolucionarios
pag. 11

Internacional

Sumario
Nacional El hilo más delgado pag. 2 Editorial ¿Vivirán ellos con $2.670? - pag. 3 Trabajadores Subte: una salida de emergencia a un conflicto que sigue abierto pag. 4 Trelew: 40 años Trelew es parte nuestra (del pueblo que lucha, recuerda y proyecta) pag. 5 Trabajadores Los relatos ocultados en el conflicto del puerto pag. 8 Regionales Mendoza: marchamos en defensa de la 7722 pag. 8 Formación El PRT y el FAS (segunda parte): el programa y el frente de liberación nacional y social - pag. 9 Córdoba Séptimo Planeta: tierra de la soja - pag. 10 Internacional Venezuela y el desafío de los revolucionarios pag. 11 Cantos de Victoria La Batalla de Dien Bien Phu - Contratapa

Así decía Bill Clinton en su campaña presidencial de 1992 en EE.UU. Esa es la realidad de lo que está pasando en nuestro país. Aunque suene repetitivo, debemos explicar que no hay posibilidades de “capitalismos buenos”. El capitalismo es uno solo y se rige por la competencia. La profundización de la crisis económica lleva a que los empresarios ajusten sobre los salarios de los trabajadores para intentar sostener sus tasas de ganancia. Es imposible que la crisis se procese de otra manera, a no ser que medien rupturas de carácter realmente profundo en la estructura económica de la sociedad. Lejos de ello ha estado el kirchnerismo durante los años de crecimiento económico. Ni siquiera ha encarado rupturas reales en sus momentos de mayor poder político. Por eso, ahora no le queda más camino que cumplir fielmente con su papel de gobierno de un estado capitalista en crisis: sostener los negocios de los grandes empresarios, ajustar las cuentas sociales y reprimir a los trabajadores que intentemos ir más allá y no aceptemos perder algunas de las conquistas que en los años anteriores hemos recuperado. Esta es la situación que va limando, objetivamente, parte del apoyo al gobierno y que se expresa en la caída de la imagen positiva de Cristina Fernández de Kirchner y la apertura de diversas internas en el gobierno y el PJ (ver editorial, pág. 3). La crisis le obliga a asumir, sin matices, su papel como representante de los sectores dominantes, y esto le dificulta sostener su imagen de gobierno “nacional y popular”. Los hilos sueltos son muy delgados En Argentina los trabajadores tenemos una larga historia de luchas. Nuestras tradiciones y experiencias nos llevan a resistir cada intento de avance sobre nuestros derechos laborales, cada ataque a nuestros salarios, cada empeoramiento de las condiciones de vida. En definitiva, los trabajadores siempre luchamos y lo hacemos con entrega y decisión. La carencia que solemos arrastrar es la de cómo coordinar las luchas, cómo impedir que cada conflicto quede aislado y pueda ser fácilmente atacado por los poderosos. De fondo, el problema es la falta de un proyecto político propio de los trabajadores, que haga visible la necesidad de unificar los conflictos y que nos posibilite sacar de sus direcciones gremiales a aquellos dirigentes que, en lugar de defender los intereses obreros, sólo buscan mantener sus privilegios. En todo el país los conflictos se suceden. Y esto va más allá de los alineamientos políticos de los gobernadores de turno. En la -ahora- anti K Córdoba de De la Sota, los trabajadores estatales rechazaron el ajuste previsional con masivas movilizaciones que han sido

Es la economía, estúpido…

fuertemente reprimidas, con al menos 26 heridos. En la Salta del kirchnerista Urtubey los obreros del azúcar desarrollan una dura confrontación contra la patronal y el gobierno. El conflicto ha atravesado cortes de rutas, lock out patronales, despidos y represiones. Pero la lucha sigue en pie. También en Chubut los conflictos estallan por doquier. A los todavía latentes conflictos en el petróleo, se le han sumado luchas en casi la totalidad de los sectores de trabajadores estatales. Los compañeros de la salud, en conflicto desde hace meses, realizan huelgas, marchas y en los últimos días han avanzado con cortes de rutas nacionales en la ciudad de Trelew. Los docentes han realizado un masivo paro de 48 horas, con movilizaciones en las principales ciudades de la provincia, aún contra la dirección yaskista del sindicato. Los judiciales reclaman contra la anulación de la ley que regula su salario, los estatales precarizados exigen aumento salarial y estabilidad… En la última semana se ha avanzado en reuniones entre todos estos grupos, y ya se está hablando de un posible paro provincial para unificar las luchas. Éstos son apenas ejemplos sueltos de lo que está pasando en todo el país. El gobierno nacional, los gobiernos provinciales y las patronales necesitan ajustar los salarios de los trabajadores, y éstos luchan para intentar impedir este proceso. Para el gobierno nacional esta cuestión se ha transformado en el centro de su política. Por ello, ha convocado al patético “consejo del salario” donde se afirmará que con un salario de 3.000 pesos una familia puede vivir sin mayores contratiempos. Algo posible sólo en el mundo mágico del IndeK, donde es posible alimentar una familia con ¡¡$6 por día!! La cuestión represiva y los conflictos en las policías La profundización de la crisis económica, los ajustes contra los trabajadores y el agravamiento de los conflictos sociales genera una importancia cada vez mayor de la capacidad represiva con la que cuentan los gobiernos para enfrentar las luchas. Las represiones se están haciendo más cotidianas y se dan en distintos escenarios (no sólo en torno a conflictos laborales, sino también en las protestas ambientales, por la vivienda, etc.) Este marco se complica con la situación de que los integrantes de las fuerzas represivas provienen, en su mayoría, de la

clase obrera y por ello también sufren el atraso de sus salarios. La importancia central de su papel en este contexto social es aprovechada desde algunos sectores de las policías provinciales para potenciar conflictos por reclamos salariales. La policía de Chubut está realizando marchas y auto acuartelamientos, en un proceso muy similar al fuerte conflicto que atravesó a la policía de Santa Cruz durante los meses anteriores. Estos procesos tienen diversas y complejas aristas, pero expresan fundamentalmente la crisis de los estados provinciales, el estado deliberativo en las fuerzas policiales y la importancia vital que tiene el aparato represivo para el sostenimiento de estos gobiernos. Ello se refleja en que los conflictos policiales son los primeros que los gobiernos se encargan de negociar, algo que fue evidente en Santa Cruz (se acordaron importantes aumentos a la policía mientras se negaron a los docentes) y en Chubut, donde la policía es recibida por altos funcionarios, mientras no se acepta negociar con los dirigentes de los trabajadores de la salud. Con los hilos rotos, tejamos otra historia La crisis está terminando de hacer evidente, hasta para quienes no quieren verlo, que este gobierno sostiene lo fundamental del sistema capitalista y que somos los trabajadores los que sufrimos las consecuencias. Nuestra fortaleza está en la lucha, en la resistencia, en esa maravillosa capacidad de la clase obrera de luchar siempre, hasta en las peores condiciones. Nuestra debilidad sigue residiendo en la dificultad para unir nuestros reclamos y dar el salto a lo político. Cuando los trabajadores de un sector potencian sus reclamos se encuentran con todo el poder unido contra su lucha: la patronal, el gobierno, el aparato represivo, la justicia, los medios hegemónicos… todos se unen contra ellos. Son un hilo suelto, fácil de cortar. Debemos unir nuestras luchas, hacer eje en nuestros intereses comunes como clase y en nuestros intereses contrapuestos con todos los explotadores. Debemos construir nuestra unidad. Tejamos con los hilos rotos nuestra propia historia, para que de una vez y para siempre seamos los trabajadores los que venzamos. Román Zuárez

Las notas firmadas por su autor/a no necesariamente expresan el parecer colectivo de la organización. En cambio, aquellos artículos de opinión o de análisis sin firma deben ser considerados como expresión de la posición política de nuestra organización.

“Por definición, el salario evitar los eufemismos para transmitir va a ser siempre insuficiente”. claramente qué intereses defiende su (Cristina Kirchner, 28/8, en el gestión de gobierno. Consejo del Salario Mínimo) La CGT y CTA disidentes Una nueva farsa de reunión del Por decisión propia en un caso, por Consejo del Salario Mínimo, Vital y no ser invitados en el otro, la CGT de Móvil tuvo lugar días atrás para fijar Hugo Moyano y la CTA de Pablo Miun haber mínimo de $2.670 en sep- cheli, no participaron de la reunión del tiembre y $2.875 en febrero del año Consejo. El camionero disparó verbalque viene, tras un simulacro de nego- mente contra el acuerdo a través de los ciación que se extendió durante diez medios de comunicación y exigió un horas. Irrisoria cifra que indudable- mínimo de $3.500, mientras que Mimente es “mínima” pero que está muy cheli encabezó una débil movilización lejos de ser “vital”, si es que por eso de la CTA a las puertas del Ministerio supone se entiende que alguien pueda de Trabajo. Hasta allí llevó su reclamo subsistir con ese ingreso miserable. Un de $5.000 como haber mínimo, junto verdadero insulto a las necesidades de a la CCC, MST-Proyecto Sur, Partido la familia de cualquier laburante, a tono Obrero y una delegación de la Fedecon la ficción estadística que plantea la ración Agraria Argentina (FAA), “ala intervención del INDEC de Guiller- progresista” de la patronal agraria agrupada en la Mesa de Enlace, cuyo mo Moreno y la patota de UPCN. Las representaciones gremiales de la titular, Eduardo Buzzi, no participó CGT y CTA adictas al Gobierno, con- del Consejo con el gracioso argumenvertidas en verdaderas oficinas de Re- to de no ser “ni esclavista ni negrero”. Resulta evidente que la insistencia de cursos Humanos de Balcarce 50, cumplieron su servil papel con esmero: el la CTA en aliarse con una fracción de metalúrgico Caló, el ex servicio de la patronal agraria (que a su vez, adeinteligencia del ejército Gerardo Mar- más de juntarse con la Sociedad Rural tínez, el estatal-ruralista Andrés Rodrí- y la CRA, no duda en acercarse a De guez, el ex moyanista Viviani; Yasky y Narváez y Duhalde), no expresa de Wasejko por la CTA, todos presurosos ningún modo una necesidad de conspara estampar su firma en un acuerdo trucción de una central de trabajadores de traición que establece un aumento que se considera independiente de los desdoblado en dos cuotas de 16 y 9%, gobiernos y los empresarios. En verdad, esa alianza se explica sólo desde respectivamente. Para las cámaras de televisión, no las urgencias electorales del Frente faltó la ronda de breves discursos para Amplio Progresista (FAP) del sojero congraciarse con la Presidenta. Allí, Hermes Binner, al que apoya el grueso Gerardo Martínez metió la pata –en de la dirección de la CTA. Planteadas así las cosas, no habría su desmedido afán obsecuente– midiendo el valor del salario mínimo a que descartar alguna unidad de acción precios de “dólar blue” (paralelo), lo para las próximas semanas entre CGT que le valió el reto presidencial entre y CTA disidentes (¿con la FAA?), prorisas nerviosas de todos los presentes. puesta lanzada varias veces por Micheli Mejor suerte mereció en cambio el jefe pero que en última instancia dependede la CTA kirchnerista por su alocu- rá de si Moyano decide pasar de las ción: “Estuviste bien Huguito”, feli- amenazas verbales a la movilización citó Cristina Kirchner a Yasky, quien callejera. Otro elemento a tener en cuenta es recibió el elogio moviendo el rabo con si en las próximas semanas el Poder alegría de perro faldero. Como se ve, otro capítulo de una Ejecutivo resuelve alguna suba, vía historia conocida: el gobierno nacio- decreto, de los topes para el cobro de nal ordena y las burocracias sindicales asignaciones familiares y del mínimo acatan con entusiasmo. ¿Y los empre- no imponible para el pago de impuessarios? Felices porque de esta manera to al salario (ganancias), con el fin de la siguen “levantando con pala”, como quitarle parcialmente a Moyano la base bien señaló la misma presidenta en uno de sustentación de sus reclamos más de esos discursos en los que prefiere fuertes. De darse esa modificación en

los topes, a no dudarlo, será en un porcentaje muy inferior a la evolución del costo de vida real y por debajo incluso del promedio de aumentos otorgados en paritarias (23/25%). Es decir, algo más que nada, bastante menos que lo necesario. Provincias en crisis, internas pujantes La crítica situación financiera de numerosas provincias, que dependen de la billetera del gobierno nacional, las convierte en el “hilo más delgado” de una crisis en la que la desaceleración económica pone en riesgo la preservación de los niveles de empleo. Este cuadro es el resultado de un esquema de coparticipación de impuestos desfavorable para los estados provinciales (de casi imposible modificación dados los requisitos de unanimidad federal estipulados en la reforma constitucional de 1994) y del rechazo de los gobiernos provinciales a implementar un régimen impositivo más progresivo sobre los poderes económicos locales (en verdad, ¿por qué habrían de hacerlo si a nivel nacional, más allá de algunas modificaciones menores, sigue primando un régimen impositivo regresivo donde proporcionalmente pagan más los que menos tienen?) Las represiones contra los trabajadores estatales en Córdoba y los de la azúcar en el Ingenio El Tabacal en Salta, son la manifestación más clara de que a la hora de defender los intereses de los de arriba, los gobiernos de turno –del “opositor” De la Sota al oficialista Urtubey– no dudan en recurrir a la represión frente a los reclamos del pueblo trabajador (ver nota en página 2). En este marco, la interna dentro del peronismo sigue profundizándose con prisa y sin pausa. A la puja del kirchnerismo con Scioli –en momentánea tregua– se sumó el desmarque del gobernador cordobés De la Sota, que además de “rebelarse” contra el acuerdo fiscal suscripto por la nación y las provincias, comenzó a mostrar juego propio y recibió en su despacho al mismísimo Mauricio Macri, que anda a la caza de figuras del espectáculo, del deporte y peronistas disidentes para sostener su proyecto presidencial. Por su parte, el kirchnerismo orien-

ta todos sus esfuerzos a instalar en la agenda pública la necesidad de la reforma constitucional que habilite un nuevo mandato presidencial de Cristina Kirchner. La CTA de Yasky y Carta Abierta hicieron punta en esta tarea apelando a una retórica de “constitucionalismo popular” y antineoliberal, con la cual adornan la motivación fundamental que persiguen: la re-reelección. Lanzar la iniciativa antes o después de las elecciones legislativas del 2013 parece ser la preocupación de la mesa chica kirchnerista, teniendo en cuenta que para que prospere una reforma constitucional es necesario el apoyo de los dos tercios del Congreso. ¿Y nosotros? En este escenario, es necesario que las organizaciones y activismo popular de “nueva izquierda”, que no nos sentimos expresados políticamente en ninguno de los frentes opositores al kirchnerismo (ni por el FIT ni muchísimo menos por el FAP), comencemos a gestar una propuesta política de profunda transformación social que logre visibilidad pública, capaz de interpelar a un sector amplio de nuestro pueblo. Para lograrlo, es necesario unir en una política frentista unitaria de alcance nacional a aquellas organizaciones populares que compartamos una razonable base de acuerdos en relación a la lectura de la coyuntura, los ejes programáticos de un proyecto emancipatorio y el tipo de intervención política que necesitamos. Para ello, es preciso un esfuerzo de apertura y maduración política de todas las organizaciones que puedan participar o sentirse interpeladas por una convocatoria de estas características. En ese camino, desde MIR nos sumamos en julio a la Coordinadora de Organizaciones y Movimientos Populares de la Argentina (COMPA). Nuestra expectativa y vocación es seguir aportando desde allí a forjar niveles más amplios de unidad, en los ritmos y plazos que sea factible, pero sin desperdiciar el tiempo de modo innecesario. De lo contrario, ellos seguirán llegando primero y una buena parte de nuestro pueblo tendrá que continuar sobreviviendo con $2.670 por mes. O menos aún incluso.

compañeros/as del Subte se jugaron una parada muy brava y pelearon duro: diez días de paro ininterrumpido convirtieron la medida de fuerza en la más larga de la riquísima historia de lucha de los trabajadores del subterráneo porteño. Sin embargo, los resultados de tamaña apuesta no fueron los esperados: algunas mejoras en términos de recategorizaciones para mantenimiento, limpieza y boleteros; y ampliaciones de algunas licencias (por nacimiento, adopción, etc.), en un endeble acuerdo firmado en la Subsecretaría de Trabajo porteña. Nada concedió la patronal en relación al pedido de aumento del 28% reclamado al inicio del conflicto, lo que convierte al subterráneo prácticamente en el único sector de la clase obrera sin ámbito de negociación paritaria efectivo para la definición del incremento salarial anual. Como se ve, los resultados son más bien magros si se los compara con la dimensión de una lucha durísima e histórica, sostenida ejemplarmente a través del método democrático y de participación asamblearia que caracteriza a la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP), la indudable representación gremial de la amplísima mayoría de los laburantes del Subte. Una pelea ajena que condiciona demasiado Como es sabido, la legítima dirección de la AGTSyP –expresada en las figuras de los compañeros “Beto” Pianelli y Néstor Segovia, simpatizantes del gobierno de Cristina Kirchner– orientó el conflicto hacia la denuncia exclusiva del gobierno porteño de Macri. Este eje de disputa, funcional a la estrategia política de la Casa Rosada que encuentra en “Mauricio” el enemigo ideal, además de ocultar las responsabilidades del gobierno nacional en el colapso del Subte, llevó al conflicto gremial hacia un callejón sin salida. Con el gobierno macrista manteniéndose irreductible en sus posiciones, sin la más mínima vocación de negociación, la prolongación de la medida de fuerza fue haciéndose difícil de sostener para los/as compañeros/as. En absoluta coherencia con su insensibilidad genética frente a las demandas populares (en este caso, de los laburantes del subte y del millón de usuarios que sufrieron la paralización del servicio), el gobierno del PRO hizo gala de una provocadora inflexibilidad. A nuestro entender, la evolución de la pelea planteaba la necesidad de un posicionamiento más integral, capaz de interpelar a ambos gobiernos involucrados en el tema, y esbozar una perspectiva de resolución superadora. A esto apuntó la declaración pública de la Corriente Político Sindical Rompiendo Cadenas durante el conflicto: “No se trata de lograr un nuevo acuerdo de compromiso o de cambiar el concesionario actual por otro. Se trata de erradicar el modelo privatista que el gobierno nacional quiere mantener y el de la Ciudad profundizar. Se trata de recuperar para el ámbito estatal los servicios de transporte subterráneo de pasajeros”.

Nadie puede dudar de que los/as

Ausente esta perspectiva, sumado el lógico desgaste de tantos días de lucha ininterrumpida, el paso del tiempo tendió a convertirse en presión fundamentalmente sobre los trabajadores/ as en lucha. En este contexto, el acuerdo firmado aparece como una salida de emergencia necesaria para hacer un repliegue ordenado de fuerzas, en un conflicto que sigue sin resolverse en sus aspectos fundamentales. El desafío de recuperar una estrategia independiente El ala kirchnerista del cuerpo de delegados del Subte apuesta a que la proximidad con el gobierno nacional propicie el reconocimiento del gremio por parte del Ministerio de Trabajo. Sin embargo, hasta ahora, su apuesta es tan legítima como ineficaz: la personería gremial para al AGTSyP sigue

pendiente y todo indica que por un largo tiempo, ya que el ministro Tomada prioriza sin fisuras su alianza con la burocracia mafiosa y patotera de la UTA, integrante de la oficialista “CGT Balcarce”. De manera respetuosa y fraternal consideramos que el escenario planteado obliga a una reformulación de la estrategia político sindical de la AGTSyP, orientada a recuperar una posición de independencia de clase que supere la encerrona estéril que plantea la disputa kirchnerismo-macrismo. Y esto va de la mano de avanzar sostenidamente en la perspectiva de estatización del subterráneo, con formas democráticas de gestión y participación de trabajadores/as, usuarios y organismos de la sociedad civil. La vitalidad democrática de un gremio que sigue siendo ejemplo de democracia sindical y la probada honestidad de sus dirigentes, permiten mantener expectativas de que éste es un camino posible si la mayoría de los compañeros y compañeras del Subte se deciden a transitarlo, como ya lo han hecho en innumerables hitos de su vasta trayectoria de lucha. ¡Personería gremial YA para la AGTSyP! ¡Fuera Roggio y Metrovías! ¡Basta de subsidios para empresarios parásitos! ¡Por la estatización del servicio de subte!

Ante el conflicto del subte, transporte público bajo control de trabajadores y usuarios Desde hace una semana, la Ciudad de Buenos Aires está colapsada en su sistema de transporte, alrededor de un millón de usuarios no tienen servicio de subterráneos y miles de personas deambulan por la ciudad, día tras día, buscando conseguir trasladarse a sus actividades cotidianas. El origen del conflicto es conocido: el legítimo derecho de los trabajadores a que se reúna, como lo estipula la ley, su convención paritaria anual, y poder así discutir salarios y condiciones de trabajo. El reclamo salarial de los trabajadores del Subte es justo, dado que aún no han obtenido el aumento salarial anual que ya ha concluido para la mayoría de las organizaciones sindicales. El conflicto político entre el Gobierno nacional y el de la Ciudad, por el traspaso del subterráneo tiene trabada esta convocatoria y provoca gigantescos problemas a los pasajeros. Los ministros de trabajo de los dos gobiernos se hacen los desentendidos y son los trabajadores de subterráneos encabeVíctor Antuña zados por su autentica dirección sindical, la AGTSyP, los que dan la cara y hablan con la verdad. (…) Este conflicto ha puesto en evidencia que esta privatización, como

ocurre con la de los ferrocarriles, no sólo ha sido una verdadera estafa, sino también un enorme fracaso. A más de una década del traspaso a precio vil, el parque rodante no sólo sigue siendo uno de los más antiguos del mundo, ya que solamente el 15% es moderno, sino que está muy deteriorado por la falta de mantenimiento de acuerdo a normas técnicas en vigencia. (…) Año a año el Gobierno nacional ha transferido importantes sumas por subsidios sin que se verifiquen mayores mejoras en la calidad de los servicios, por el contrario la siniestralidad tiende a aumentar con el riesgo físico para usuarios y trabajadores (…) En nuestra opinión, se está a tiempo de evitar nuevas tragedias. No se trata de lograr un nuevo acuerdo de compromiso o de cambiar el concesionario actual por otro. Se trata de erradicar el modelo privatista que el Gobierno nacional quiere mantener y el de la Ciudad profundizar. Se trata de recuperar para el ámbito estatal los servicios de transporte subterráneo de pasajeros. (…) Se trata, en definitiva, de conquistar el carácter de Empresa Pública para el Subterráneo, con formas democráticas de gestión y contralor social, con participación de los trabajadores, usuarios y sectores de la comunidad, garantizando la calidad y seguridad de los servicios y eliminando el despilfarro y la corruptela. (Buenos Aires, agosto de 2012)

~

Quienes integramos el MIR participamos de las conmemoraciones de la fuga del 15 de agosto y de la Masacre del 22 desde hace muchos años. Y hemos sido testigo/as y partícipes de las batallas no sólo entre el olvido y la memoria, sino también por el sentido de la historia. Hasta hace no mucho “de esto no se hablaba” y fuimos parte de la difícil instalación de los temas que tienen como epicentro innegable a las organizaciones revolucionarias que, en este país, pusieron en jaque al poder. Los juicios a genocidas han sido una lucha que fue conquistando terreno, esto es: que lo que fue durante tanto tiempo una lucha de lo/as familiares y organizaciones Derechos Humanos y de izquierda fue, de a poco, extendiéndose hasta que el clamor por JUIICIO Y CASTIGO se convirtió en una reivindicación sentida por gran parte de nuestro pueblo. Así se llegó al 40º aniversario de la fuga y la masacre de Trelew, en el marco de los juicios que se están llevando adelante por la misma. Como MIR, en Trelew conformando la Comisión por la Memoria del Pueblo, y en distintos lugares del país promoviendo el espacio Vamos a Trelew junto a otras organizaciones sociales, políticas y sindicales nos abocamos a consensuar y organizar muchas e importantes actividades. Como siempre, para quienes estamos abajo y a la izquierda nada fue gratis ni fácil. A fuerza de militancia, de mucha planificación, de la participación desinteresada de artistas y de pequeños aportes monetarios individuales y de organizaciones políticas y sindicales pudimos: realizar actos y charlas-debates en diferentes provincias; viajar a Trelew en colectivos con compañeros/as de Rosario, Buenos Aires, Mar del Plata, La Plata, Mendoza, Cipolleti, Neuquén y Comodoro Rivadavia; llevar adelante con éxito una radio abierta, una peña, presentaciones de libros y el acto central en donde, real y sentidamente, se reivindicó a los/as militantes revolucionario/as caídos en Trelew.

Crece desde el pie…

La misma desigualdad, la misma lucha El 18 de agosto se realizó frente a la U6 de Rawson una Radio Abierta. Asistieron organizaciones políticas, estudiantiles y sindicales locales y nacionales. También estuvieron presentes familiares de Humberto Toschi y Alfredo Kohon durante el emotivo momento de estampar sus nombres en el mural que recuerda a los militantes de FAR, PRT- ERP y Montoneros fugados aquel agosto de 1972. Miembro/as de las distintas organizaciones recalcaron la importancia que tiene, no sólo recordar a los activistas muertos, sino también mantener vigentes las reivindicaciones por las que lucharon. Enfatizaron, además, en la necesidad de la unión de las organizaciones del campo popular para enfrentar al actual sistema perverso de relaciones sociales. Como cierre, la compañera de Toschi y la hermana de Kohon agradecieron por cuarenta años de mantener vivo el reclamo de justicia y la memoria de sus familiares. Lo/as heredero/ as de los héroes de Trelew se vieron enarbolando banderas y cánticos frente a la cárcel de la que huyeron los 19, reafirmando su voluntad de construir una sociedad justa. Por la noche se realizó una concurrida peña que celebró la alegría de la lucha y el recuerdo de quienes no están pero que ya son parte nuestra, como Trelew, su historia y su ejemplo. El acto central comenzó al mediodía del domingo 19 donde cientos de personas, pertenecientes a organizaciones y no, nos congregamos en el Comedor Universitario ubicado en el centro de Trelew para realizar la marcha hasta el Aeropuerto Viejo. Durante el trayecto se sumaron alumno/as y docentes de una escuela primaria que portaban carteles hechos por lo/as niño/as. En representación de la Comisión por la Memoria del Pueblo H. Fredes -quien fuera esposa de Ángel Bel, militante político y apoderado del Roby Santucho- leyó un documento: “Como luchamos por el juicio de la causa de la Masacre; seguiremos luchando para que lleguen

Cuando la movilización avanzaba por las calles que unen el comedor universitario con el viejo aeropuerto, en una esquina nos esperaba un grupo de alumnos con su maestra, pertenecientes a la Escuela No. 175 Ruca Anai de Trelew. Con una bandera hecha por ellos, se sumaron a la columna colmándonos de alegría y emoción. Ya en el aeropuerto, una niña y un niño dieron lectura a dos textos trabajados en clase. Entre sus palabras nos dijeron: “A mí me da mucha impotencia porque los hicieron sufrir mucho y no tendrían que haberlos matado, ellos sólo reclamaban por los derechos humanos y por una sociedad mejor. 22 de agosto del ’72: ¡PROHIBIDO OLVIDAR!” La Federación Universitaria Patagónica es uno de los espacios que ha estado desde el principio, año a año organizando las actividades de reivindicación de los Héroes de Trelew. Una Federación que ha dado épicas luchas también por una universidad pública y de excelencia académica al servicio del pueblo. La presidenta de la FUP, en claro y firme discurso, nos compartió su mirada sobre el rol de la juventud en esta lucha: “Compañeros, compañeras: cuánta alegría ver cada 22 de agosto más gente. Cuánta alegría ver cada vez más jóvenes organizados. Y dicen que a nosotros nos organizó el kirchnerismo… A nosotros nos organizó la bronca. La bronca por seguir viendo, día a día, cómo la impunidad camina por las calles. La bronca de ver que no estamos en una sociedad más justa... “Nuestros compañeros y compañeras que cayeron un 22 de agosto de 1972, peleaban por ver una sociedad sin oprimidos, sin oprimidas, una sociedad sin clases. Y hasta que a esa sociedad sin clases no la podamos ver, vamos a seguir peleando, vamos a levantar nuestras banderas en su memoria y por nuestro futuro.” En 1972, cómo son las cosas, surgió un sindicato que hasta hoy sigue siendo un ejemplo de organización, un ejemplo de que es posible un sindicalismo distinto, desde las bases, antiburocrático. Ese sindicato es el SITRAVICH (Sindicato de Trabajadores Viales Provinciales de Chubut) y en su nombre nos habló Aldo Griffiths: “En esta juventud tenemos que tener toda la confianza. Pero también, tener la grandeza de poder lograr la unidad. Porque sin ellos es imposible alcanzar los objetivos y los sueños que cada uno de nosotros tenemos, de alcanzar la patria liberada, una patria socialista. Es muy difícil cuando estamos dispersos, cuando nos debatimos en luchas inútiles. Somos muchos más ahora, de los que estábamos en aquellos primeros años cuando un pequeño grupo levantábamos la bandera para recordar fechas tan importantes y significativas para nuestra sociedad, para nuestra Argentina, para nuestra Latinoamérica y para el mundo. Hoy somos muchos más. Y, seguramente, seremos muchos más los que estamos convencidos de que la única salida que nos debe guiar es la bandera de la unidad hacia el camino del Socialismo”.

a juicio todas las otras causas referidas a los DDHH de Chubut, la de Mario Abel Amaya e Hipólito Solari Yrigoyen, la Causa 500, la causa de Ángel Elvio Bel y tantas otras. Pero también están en el camino, la lucha por la Justicia para Julián Antillanca, Iván Torres, el pibe Almonacid y los jóvenes muertos, torturados y/o vejados por parte de la perversión sistemática de la Violencia Institucional.” En representación del espacio Vamos a Trelew, compuesto por numerosas organizaciones, se leyó un documento único –que fue otra muestra de la voluntad de unidad para la lucha-: “A 40 años de aquella gesta muchas cosas han pasado.(…) Recuperamos en esta búsqueda las experiencias de todos aquellos que lograron elaborar alternativas revolucionarias de poder. Estamos convencidos de que para superar la situación actual de los revolucionarios en nuestro país, es necesario ensayar nuevas instancias de acercamiento entre las organizaciones populares, principalmente entre aquellas que entendemos que es fundamental construir poder obrero y popular…”. Las palabras finales estuvieron a cargo de Sara Kohon, Marcela Santucho e Hilda Bonardi de Toschi. Las mismas no sólo fueron de agradecimiento sino de reivindicación del camino elegido por sus hermanos, padre/madre, compañero/as. Para finalizar, y con la sensación de la presencia de los/as compañeros/as que en ese lugar dejaron su testamento político, se gritó luego del nombre de cada compañero/a: ¡PRESENTE! ¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE! Los días 20 y 21 de agosto se llevaron adelante, con numerosa cantidad de participantes, la presentación de los libros Perros de Patricio Torné (ex militante del PRT-ERP), “Mi padre el revolucionario místico” y “Santucho PRT ERP, organizador del contrapoder” de Marcela Santucho (hija del Roby y de Ana María Villarreal). La misma estuvo a cargo de la autora y del “Colorado” Marcos quien, como jefe militar del ERP en 1972, participó de la asistencia exterior de la fuga.

sentimiento fue reemplazado por el protocolo, el escenario de unidad fue suplido por las internas del PJ y en un mismo palco se encontraban lo/as familiares de los fusilado/as junto a personas que si alguna relación tienen con los Derechos Humanos es la de haberlos violado sistemáticamente. No sabemos que estarían haciendo hoy los 19, pero podemos afirmar que los compañero/as querrían de las personas que lo/as reivindican una cualidad: la de ser crítico/as. Incluso con ellos mismos. No se avanza en la comprensión de nuestra historia haciendo de los militantes víctimas o héroes románticos dotados solamente de valores. Tenemos que poner a los compañeros en el lugar que ocuparon: parte de la historia de la clase obrera y el pueblo en el camino por una sociedad distinta. Podremos decir que en tal o cual encrucijada se equivocaron. Pero ellos, con su praxis política, son memoria viva de que hay caminos ya comenzados para construir una sociedad de personas libres e iguales. Al finalizar el acto oficial, el gobernador Buzzi, recogió el guante arrojado por un familiar y anunció que Trelew sería declarada “capital de los Derechos Humanos”. Quien haya leído la Declaración Universal de los DDHH sabe que son un conjunto de derechos que, irremediablemente, si no se cumple uno se incumplen los demás. Preguntamos: ¿es que el cumplimiento de los Derechos Humanos vale para algunas personas? Lo/as pobres, lo/ as explotado/as, los/as torturados/as en comisarías, Julián Antillanca, el pibe Almonacid, Iván Torres ¿no son seres humanos? No permitamos que usen las palabras como spots publicitarios para subir la “imagen positiva” de los gobernantes de turno. Los Derechos Humanos son algo material, en donde está en juego la vida, un medio ambiente sano, la educación, la vivienda, la salud, la libertad. Y nosotros/as vamos a persistir en la construcción de una sociedad donde todos los derechos sean una Derechos Humanos, una cues- realidad para cada persona que habita tión capital el mundo. El acto oficial, estuvo en las antípoClara Ibarruri das de las actividades populares. El

En las jornadas también se hicieron presentes militantes de distintas organizaciones revolucionarias de los ’70. Entre ellos, entrevistamos a Manuel Navarro, integrante del Comando Che Guevara (organización que surgió al calor del Rosariazo de 1969) y preso en Rawson en el momento de la fuga. “Para nosotros, en ese momento, con mucha claridad nos era evidente la idea de Marx de que si bien la crítica es un arma valiosa… el arma de la crítica no puede reemplazar a la crítica por las armas. Por lo tanto, a la violencia de la dictadura de Onganía y del imperialismo, la única respuesta que considerábamos válida y digna era organizarnos militarmente. “Respecto de la fuga de Rawson, nuestra organización se sumó a esta iniciativa del PRT, FAR y Montoneros. Participamos activamente todos los compañeros que estábamos detenidos en ese momento y también una de las compañeras que estaba en el grupo de mujeres. Todos estábamos integrados a la fuga. “Respecto de la masacre de Trelew… nosotros nos enteramos el mismo día 22 por un compañero que había conseguido conservar una radio spika luego de la requisa. A partir de allí iniciamos la resistencia dentro del penal, con la sospecha cierta de que eso no había sido un intento de fuga, sino que directamente fue una revancha de Lanusse. Nos organizamos para resistir, para que no se reproduzca con nosotros esa misma revancha que había tenido ya lugar en la masacre de Trelew.” ¿Qué significado tiene para vos estar hoy, a 40 años de la fuga y la masacre, acá en Trelew? “Estoy acá de nuevo, nada más que por aquella frase de Marx que dice el arma de la crítica… pero cuando el arma de la crítica agota sus recursos lo que queda es la crítica por las armas. Y esa sigue siendo mi idea para hoy y para mañana, para la posibilidad de un futuro.” Hilda Bonardi de Toschi (compañera de Humberto Toschi, militante del PRT-ERP fusilado en Trelew) y Sara Kohon (hermana de Alfredo Kohon, militante de las FAR fusilado en Trelew) estuvieron presentes en la radio abierta y en el acto central. Sara nos dijo: “Yo lo que quiero hacer es agradecer. Primero, a esta escuela primaria que está acá, a los chicos que escribieron, a las maestras, a los directivos y a todo el pueblo de Chubut. Ya se habló mucho de la solidaridad de este pueblo hermoso que siempre nosotros llevaremos en nuestros corazones.Les quiero agradecer a todos ustedes chicos que han venido de tantas partes del país. Y que sigan con la militancia, con la lucha y, por sobre todo, con la alegría. Que canten bien fuerte, como lo están haciendo.” A su turno, Hilda expresó: “Queridos compañeros: en primer lugar, me han visto con una banderita porque como jubilada docente y miembro de AMSAFE Rosario traigo la adhesión de todos los docentes de Rosario, para los cuales también pido un aplauso porque son excelentísimos compañeros y grandes luchadores (...) Este camino de memoria, al cual ustedes contribuyeron tanto, tanto los militantes como el pueblo de Chubut, está llegando en nuestro caso a la verdad y esperemos que lleguemos a la justicia. Muchas gracias compañeros y ¡hasta la victoria siempre!” Profundamente conmovedoras fueron las palabras que nos compartió Marcela Santucho, una de las hijas de Ana María Villarreal (militante del PRTERP, fusilada en Trelew) y Mario Roberto Santucho (Secretario general del PRT y Comandante del ERP, fugado del penal de Rawson, desaparecido desde 1976): “Como familiares estamos contentos de que la juventud pueda tomar ese gran ejemplo que ellos dejaron y les agradecemos todo lo que hacen por cambiar las cosas como quisieron hacerlo nuestros familiares, mi padre, mi madre y sus compañeros. “Yo viví de chica en casas operativas, en la clandestinidad con mis padres y conocí a todos los dirigentes, a todos los cuadros que rodeaban a mi padre y tengo muy buenos recuerdos de todos ellos. Mi madre murió en el ’72, cuando yo tenía 9 años. Después, mi padre, en el ’76. En 1976 nos tuvimos que ir del país por seguridad y porque casi nos echaron del país. Nos fuimos a Cuba. Y bueno, estuve mucho tiempo exiliada. Volví en el 2008 recién a quedarme a vivir. Y es la primera vez que vuelvo a Trelew después de unos 40 años, cuando yo vine de chica a visitar a mis dos padres que estaban aquí en el penal. Y fue la última vez que vi a mi madre. Después de tanto tiempo vuelvo acá y para mí es muy fuerte. Vengo sobre todo por la memoria de mi madre, para rendirle su homenaje. Al pronunciar estas palabras, a Marcela se le quiebra la voz, pero, firme, respira profundo y continúa: “Una vez yo lloré porque mi madre había caído presa y mi padre nos avisó. Y mi madre nos había dicho de que no lloráramos porque a ella le dolía el corazón cuando llorábamos. Entonces yo aprendí a no llorar, y menos en público. Y bueno, trato de mantener las fuerzas y seguir adelante.”

Hoy, 19 de agosto de 2012, estamos a apenas 4 días de que en este mismo lugar Rubén Pedro Bonet, Mariano Pujadas y María Antonia Berger sintetizaban en sus palabras la lucha, las esperanzas y los anhelos de los millones de oprimidos de nuestro pueblo que desde hace años luchaban contra las dictaduras y por la revolución… Por ellos decimos que reclamos el castigo a los militares que hoy están siendo juzgados tan tardíamente, pero que sabemos que nuestro pueblo ya los ha condenado hace años. Por todos ellos decimos que no solamente recordamos la masacre, sino que reivindicamos enfáticamente y sin vacilaciones la fuga del penal, recordándola como una de las más maravillosas hazañas de un pueblo que lucha por su liberación y como la más alta expresión de la unidad en la acción de los revolucionarios. Por todos ellos decimos, bien fuerte y a todos los que quieran oírlo, que a 40 años en Argentina, en América Latina y en todo el mundo, seguimos siendo miles y miles los que recuperamos su ejemplo, los que retomamos sus banderas, los que volvemos a poner en pie sus ideales: los que seguimos luchando, sin mentiras y sin dobles discursos, por ponerle fin a un sistema que se basa en la explotación y la injusticia, los que seguimos luchando por la felicidad de nuestro pueblo… Desde aquellos días “Los héroes de Trelew” se convirtieron en un símbolo de la unidad revolucionaria y de la entrega militante en la lucha por la Revolución. Este acto retoma ese ejemplo y vuelve a expresar la necesidad impos-

tergable de la Unidad de los Revolucionarios… Hoy ya es tiempo de superar esa derrota y de concretar las tareas políticas que aún tenemos pendientes. Debemos avanzar con pasos concretos para romper el aislamiento e ir construyendo la opción revolucionaria que hoy necesita nuestro pueblo. Entendemos que esa es hoy nuestra tarea central: construir poder real, mostrar que no sólo somos gente honesta, sino que nuestro proyecto de sociedad es viable y que tenemos la fuerza para construirlo. Para ello, en primer lugar debemos constituir esa fuerza militante que nos permita hacer política, y no hay más caminos para construirla que uniendo todo lo que se pueda unir… Creemos que es necesario extender una perspectiva revolucionaria a nivel nacional, que interpele a cientos y miles de activistas y luchadores populares a sumarse a un proyecto político con vocación de poder. Un proyecto revolucionario que, sin miedos ni falsedades, reivindique las mejores tradiciones de la lucha revolucionaria, las que el proceso de lucha de clases ha demostrado que son las más adecuadas para tener posibilidades de avanzar. Legado revolucionario que abreva en la reivindicación de Marx, Engels, Lenin, Trotsky y el Che; que levanta orgullosamente los aportes del marxismo latinoamericano de José Carlos Mariátegui, de Mario Roberto Santucho y de Miguel Enríquez; que defiende la necesidad de construir organismos de poder obrero y popular desde las bases y recupera todas las experiencias revolucionarias de nuestro pueblo y nuestra América.

~

Por eso exigimos: Cárcel común, perpetua y efectiva a los autores materiales de la Masacre de Trelew. Declaración de crimen de lesa humanidad a la Masacre de Trelew y a los demás crímenes ejecutados desde el aparato estatal antes y después de 1976. Por eso nos comprometemos en su memoria y su ejemplo a seguir luchando por: El desprocesamiento de todos los luchadores y las luchadoras populares. La derogación de la nefasta Ley Antiterrorista. No a las bases norteamericanas y a la intervención imperialista. No al bloqueo de EEUU a Cuba. Por la unidad y la autodeterminación de los pueblos de Nuestra América. Por la unidad de los revolucionarios. Por la felicidad de todo nuestro pueblo. Para que ya no exista el hambre ni la explotación. Para construir una sociedad como la que buscaba el compañero Gringo Tosco, “donde el hombre ya no sea el lobo del hombre sino su compañero y hermano”. A 40 años de la Fuga y la Masacre de Trelew: compañeros caídos, ¡presentes! ¡Por una alternativa política revolucionaria de los de abajo!

Fue un día frío de agosto en la patagonia, en la Base Almirante Zar de TRELEW. Fue el 22 de agosto de 1972. Ese día quedó sellado para el país como un día de lucha y de militancia, no de olvido. Por eso, a 40 años: ¡Seguimos construyendo UNIDAD y luchando por la REVOLUCIÓN…! El 7 de mayo, en la ciudad de Rawson, empezó el juicio a los militares que mataron a los compañeros. Todos ya son culpables, son los responsables directos de los gobiernos de turno que generaron la peor masacre que se conoce en suelo chubutense. Ese día marchamos con la consigna “TRELEW, UN PUEBLO QUE LUCHA”. Desde la Comisión por la Memoria del Pueblo marchamos a Rawson con 3 colectivos con cientos de compañeros que manifestamos toda nuestra unidad en la acción. El pueblo de Trelew había mantenido intacta la lucha, la memoria y la solidaridad a lo largo de estos 40 años. Éramos los que asegurábamos que nada quedara en el olvido… Saludamos la gran cantidad de testigos que han testimoniado en esta causa, valientes, activos, plenos. Familiares de los revolucionarios, apoderados de los presos políticos, militantes de Derechos Humanos. Uno de los testimonios más esperados fue el de Miguel Marileo, empleado de la funeraria de Trelew en 1972. La tarde del 22 de agosto escuchó a un grupo de militares que entraron al local y compraron 16 ataúdes, los ayudó a cargarlos en el camión de la Base y se fueron. Esa noche lo subieron a un camión militar, en el hall de la Base ubicó los cajones, pasó a los calabozos y vio los cadáveres. Dijo Marileo que sintió impotencia y bronca, porque la mayoría eran mucha-

chos de su edad. A 15 horas de estar en la Base, un militar le dijo: “vos no viste nada, cuidate porque tenés un hijo de 2 años”. A 40 años de la Masacre de Trelew, en la Base Almirante Zar, el juicio es producto de la lucha del pueblo de Trelew y de la Argentina, y se inscribe hoy en otra lucha contra la violación de los derechos humanos actuales, la violencia Institucional que denunciamos también en este acto. La muerte a mano de la institución policial de Iván Torres en la Ciudad de Comodoro Rivadavia, y de Julián Antillanca, joven asesinado en nuestra ciudad, el atropello policial con la violación de Diego Almonacid, las torturas a los hermanos Aballay y tantos casos que jueces y funcionarios de los gobiernos han tratado de silenciar dejando en libertad a los asesinos. No perdonamos, no olvidamos, pedimos juicio y cárcel para los asesinos. Hoy, a 40 años de la masacre de Trelew, sumamos estas causas a nuestro reclamo. También exigimos la inmediata derogación de la llamada ley antiterrorista, que condenamos porque implica el directo avasallamiento a derechos básicos del ya raquítico sistema democrático. El verdadero homenaje que le rendimos a los compañeros masacrados hace 40 años es seguir trabajando en la meta de la liberación, de la revolución, en la que los compañeros abonaron el camino.

´

flicto en el puerto de Mar del Plata, las secuelas sociales económicas y políticas aun se sienten en la ciudad. Un conflicto que en apariencia se desató por el rechazo del SIMAPE (Sindicato Independiente de Marineros y Pescadores) al acuerdo de las patronales y el SOMU (Sindicato de Obreros Marítimos Unidos) de 22% de aumento salarial. Este último tiene personería gremial, a diferencia del SIMAPE. El conflicto dejó en evidencia rasgos estructurales de una situación alarmante para nuestro recurso pesquero y, por sobre todo, las condiciones de precariedad laboral para decenas de miles de familias de nuestra ciudad. En este marco, un conjunto de organizaciones decidimos impulsar un espacio unitario para intervenir, con una voz independiente de las patronales, burocracias y poder político, en este conflicto. En una de las movilizaciones realizadas en el puerto, tuvimos la oportunidad de conversar con laburantes que nos relataron la situación en la que se encuentran. Por un lado, José, representante de sesenta y cinco trabajadores que quedaron en la calle, nos informó que trabajaban en una “cooperativa” al mando de Jorge Piedrabuena y que para palear la situación, buscaron la colaboración de los frigoríficos Sudeste, Ártico, Ardi y de Caputto y Taturielo, quienes les entregaban el pescado para cortar. Por su parte Agustín, de otra cooperativa que trabaja para las mismas empresas, indicó que ya hace un mes que se encuentran desocupados y que esa situación, que dejó un saldo de cuarenta y siete familias en la calle, es responsabilidad de los empresarios Diez y Baldino. Además refirió que la patronal llego al límite de robarle las herramientas a los laburantes: “Se llevaron todo: chairas, cuchillas, ropa y hasta el mueblecito donde guardábamos la yerba y el mate”. Por último, hablamos con Felipe y Florentino, integrantes de la Agrupación de Autoconvocados Capitanes, Patrones y Pilotos de Pesca. Indicaron que lo principal fue empezar a coordinar las movilizaciones: “Vemos que no es solamente un paro lo que está en juego, porque se levanta el paro y va a haber muchos compañeros que quedarán en la calle, y el trabajo en negro sigue. Llamamos a todos los trabajadores para

Luego de casi cuatro meses de con- coordinar y seguir luchando. Busca-

mos un trabajo digno, blanqueo y todas las cosas que necesitamos, por lo cual venimos padeciendo”. Por otro lado, al indagar acerca del comienzo y el futuro del conflicto, indican que “es una crisis del recurso, por su achicamiento y los costos que no mantienen la tasa de ganancia de los armadores. La patronal, por su parte, comienza haciendo presión para obtener créditos blandos y más descuentos en las retenciones a la exportación.” Así, nos cuentan que el comienzo del conflicto se da en 2011, y se va agravando a medida que empeora la crisis capitalista internacional. A su vez, mercados como España y Brasil van achicando su importación, lo que hace que la situación sea más grave. De esta manera comienza un paro de distintos gremios, que pareciera ser un “manejo ordenado de las empresas” donde un reclamo de un 22% no es nada porque, remarcó, “nosotros somos trabajadores a destajo”. Mencionó además que el hecho de volver a estar parados tanto tiempo para salir sin nada, provoca la continuidad de la medida. Y a pesar del acuerdo firmado, los problemas seguirán, ya que va a quedar gente de todos los sectores sin trabajo. Por último, los compañeros plantean que todo lo que se capture sea procesado en tierra, con mayor mano de obra y consumo. “Esta es la contrapartida a la ciudad feliz. La gran masa de desocupados que hay y la cantidad de trabajadores que estamos postergados.”, concluyó. Estos relatos, con su mezcla de impotencia, dolor y dignidad, nos muestran las consecuencias del saqueo de nuestros recursos, desde la minería a cielo abierto, la sojización de nuestro suelo, la destrucción de nuestros bosques y selvas, y la depredación del recurso pesquero. Mientras, nosotros, los laburantes y el pueblo pobre, dejamos nuestra salud y hasta la vida Y por más “relatos” nacionales y populares que nos quieran hacer creer, estos otros relatos, los ocultados por unos y por otros, son una muestra viva de que en “La feliz” no hay nada que festejar. MIR Mar del Plata

lugar una de las acciones más grandes en la lucha contra la megaminería. El objetivo era detener el proyecto San Jorge, un emprendimiento minero que intentaba ser instalado en el distrito de Uspallata. Esa acción consistió en el corte del nudo vial más importante de la provincia, puesto que es el principal acceso al microcentro. Durante horas, con la participación de un millar de personas, se sostuvo un corte de ocho horas. La acción culminó con una marcha hacia el centro de la ciudad. El día 24 de ese mes el proyecto San Jorge era rechazado por el poder legislativo gracias a la presión popular que en innumerables jornadas había dejado en claro que no había “licencia social” para la megaminería. Un año después, otro 24 de agosto nos encontró en la calle, no sólo para conmemorar el primer año del rechazo a San Jorge, sino también para continuar la lucha. Luego que San Jorge fuera archivado, el kirchnerismo local entendió que insistir incesantemente con la megaminería tenía costos políticos. El primer perdedor fue Celso Jaque, el último gobernador provincial, ahora desaparecido de la arena política. Su sucesor, Paco Pérez llega a las elecciones del 2011 prometiendo que “lo de San Jorge estaba terminado”. No fue así. El ejecutivo provincial elaboró una táctica de judicialización de la Ley 7722 (arrancada a Julio Cobos hace seis años) para evitarse más problemas. Dicha ley prohíbe el uso de sustancias tóxicas como cianuro en los procesos de cateo, exploración y explotación mi-

A mediados de agosto de 2011 tuvo neros. Comprendiendo que no había

cintura política suficiente para bajar la ley –tal como sucedió en Río Negro y como se pretende hoy en Chubut con la 5001– Paco Pérez pateó la pelota a los jueces. Ahora ese poder debe decidir sobre la constitucionalidad de la 7722. Esa causa es el motivo fundamental que movió nuevamente a más de mil mendocinos a movilizarnos. Con el acostumbrado apoyo de quienes transitaban por el centro, marchamos para defender una ley que es una conquista del pueblo. La movilización culminó en el Palacio de Justicia. Allí se exigió a Böhm, Adaro y Salvini (los jueces a cargo del caso) la plena constitucionalidad de la 7722. Como en toda batalla que dan los pueblos, las conquistas son fruto del esfuerzo y la lucha; no hay otro camino. La Ley 7722 representa hoy, para todo el pueblo mendocino, una muestra palpable de los logros de más de media década de lucha. Esa ley es el dique de contención al ingreso de nuevos emprendimientos megamineros. Ya sabemos que si entra uno, entran todos. ¡Por la constitucionalidad de la 7722! ¡Fuera la megaminería de Mendoza, Argentina y América Latina! MIR Mendoza

Un programa de transición al socialismo Como mencionamos en la primera parte de esta nota, el objetivo del Frente era el de dar una respuesta práctica y concreta a la apertura democrática surgida con la retirada de la dictadura de Lanusse. Además de conformar un espacio para la participación electoral, aspecto que resultó infructuoso, buscaba aglutinar a las diferentes expresiones de lucha obreras y populares y conformar un frente único de las corrientes revolucionarias. Durante los diferentes congresos del FAS, se fue elaborando un extenso programa de reivindicaciones y propuestas como camino transicional al socialismo. Según lo expresado en la publicación del V Congreso del FAS: “Un programa es la enunciación de los objetivos y las tareas a realizar por una organización. […] tiende a expresar las necesidades más inmediatas de todos los sectores sociales explotados y oprimidos, y hacerlos transitar hacia las profundas transformaciones democráticas revolucionarias socialistas, a través de las medidas transitorias que vayan señalando los cauces mismos de la lucha concreta”. Entre las fuentes en las cuales se inspira su elaboración, cita las demandas de la primeras organizaciones obreras como la FORA y la USA; las reivindicaciones expresadas en las movilizaciones del 17 de Octubre, de la Resistencia Peronista; los programas de La Falda (1957) y Huerta Grande (1959); así como la experiencia de la CGT de los Argentinos y el SitracSitram. Es difícil sintetizar un programa tan extenso y abarcativo, pero mencionamos los principales ejes a modo ilustrativo. En primer lugar, se manifestaba por la vigencia de las convenciones colectivas de trabajo y por el control obrero de los ritmos de producción y la democracia sindical. Proponía medidas contra la desocupación, el alza del costo de vida, por la defensa de la salud de los trabajadores. Reivindicaciones por la vivienda digna, el agua, la luz y el transporte; puntos específicos sobre salud, educación, universidad, cultura, libertad de expresión. También incluía las demandas de campesinos e indígenas. Cerraba con planteos antiimperialistas y con la necesaria perspectiva de avanzar hacia el socialismo sentando nuevas formas de democracia directa. A su vez, el programa no se considera-

´

La experiencia del Frente Antiimperislista y por el Socialismo (FAS), impulsado principalmente por el PRT entre los años 1973 y 1975, expresa la vocación por construir una herramienta amplia para una política de masas, donde a su vez confluyeran diferentes corrientes revolucionarias y organizaciones de base de variado tipo. En esta segunda nota abordaremos otros aspectos como el programa y la conformación de un Frente de Liberación Nacional y Social.
un ejemplo de vocación unitaria amplia, que se propuso disputar la conciencia de las masas en una perspectiva antiimperialista y socialista. Para quienes entendemos que en estos tiempos aquellos desafíos nos vuelven a interpelar, no debemos regalar nuestra historia, sino tomarla como enseñanza. En la próxima entrega de esta nota intentaremos entrar al debate actual, arriesgando algunas ideas para una política frentista para la coyuntura, en la perspectiva de recrear un proyecto revolucionario. Pedro Benedetti

ba acabado, sino que debía ser some- neros, las FAR y el Peronismo de Base. tido a revisión, para ser enriquecido y En las diferentes intervenciones en mejorado en el proceso de la lucha de el Frente, Alicia Eguren (FRP) lo menclases. cionaba insistentemente, señalando críticamente las expectativas que manEl FAS como germen del FLNS tenían aquellas organizaciones en la fiLas fuerzas políticas que integraban gura de Perón. Pero remarcando que el FAS lo señalaban como un punto de para lograr constituir una fuerza social partida, un paso necesario y el germen revolucionaria lo suficientemente pode un instrumento mayor: el Frente de tente, no podían obviarse a aquellos Liberación Nacional y Social. Entre sectores. las tareas para alcanzar este objetivo La historia es conocida. Las pugnas se encontraba la búsqueda por atraer al interior del peronismo se manifesprincipalmente a las otras fracciones taron por medio de bandas fascistas del peronismo revolucionario: Monto- como preludio al terrorismo de Estado. La unidad de los sectores revolucionarios marxistas y peronistas quedó trunco y el FAS no pudo seguir funcionando abiertamente por la represión, os A Vencer en Kiosc los atentados y los asesinatos. Más allá Ciudad de Buenos Aires: Subte B: - Subte C Est. Diagonal Norte hacia Constitución - Est. de este desenlace, se vuelve necesario Diagonal Norte hacia Retiro - Est. Av. de Mayo hacia Retiro - Constitución: Hall Central recuperar la experiencia del FAS como
andén 3 - Hall Central andén 8 (15 a 23) - Hall Central andén 4 - Hall Central andén 12 Kiosco Brasil 1140 - Kiosko Pza - Retiro: Mitre Tablero/ Academia Calabró - Retiro Mitre Frente andén 3 - Terminal Omnibus de Retiro: Plataforma 63- Plataforma 24- Plataforma 5 - Estac. Villa Pueyrredón (tren Mitre) // Gran Buenos Aires: Temperley: Estación Andén 3 (a Ezeiza) - Casa Fuentealba 14 de Julio Nº140/ Lomas de Zamora: Kioscos Fonrouge y las vías (ambas veredas) / Banfield: kioscos a la salida del túnel (ambos lados de la estación) / Escalada: andén a Constitución - Kiosco Av. Pavón Esq. Garay - Kiosco Av. Pavón Esq. Fray Luis Beltran / Lanús: Kiosco estación anden a Constitución - Kiosco salida del tunel lado Av. Pavon / Avellaneda: Kiosco Av. Mitre Esq. Alsina - Kiosco Av. Mitre Esq. 25 de Mayo/ Moreno: Kiosco de la estación (sobre andén) / Haedo: Kiosco de la estación (sobre andén) /// La Plata: Librería De la Campana (Av. 7, entre 58 y 59) // Rosario: Kiosco La Toma (Tucuman 1349) / Kiosco Ay Carmela (Terminal de ómnibus, loc. 37) // Mar del Plata: San Juan y Luro / Independencia y Luro // Trelew: San Martín y Fontana / 25 de Mayo y Pasaje Tucumán/ Pellegrini entre El Carmen y Cambrín // Puerto Madryn: kiosco de la Pza. Central // Rawson: Kiosco Pza. Central // Comodoro Rivadavia: Kiosco Luisito, San Martín y Belgrano / / Cipolletti: kiosco de España y Roca / Irigoyen y España /// Neuquén: kiosco de Tucuman y Alderete / Amancay y Río Salado // Mendoza: Kiosco José (Terminal, Plataforma 30), Kiosco de revistas en Garibaldi y San Martín.

y con ella al Principito que llega para preguntarnos por qué nuestro planeta se llama así: me detengo y pienso por un momento ¿qué es la tierra sino sustento para la creatividad? Rápidamente la realidad “de los adultos” o mejor dicho, de “los capitalistas” me devuelve otra imagen, otro mundo, ¡otra tierra! Debería explicarle al Principito que nuestra Tierra, como planeta, está organizada de otra manera. Que las geografías de la Tierra cumplen funciones diferentes y, donde yo vivo, los capitalistas determinan que de aquí se extraen las energías y materias primas para la producción. Se busca producir más a menor costo, esta es la famosa frase que sintetiza buena parte de la “Ley del Valor”. La Tierra entonces, como los seres vivos que la habitamos, no es sustento de creatividad, ni nosotrxs somos creadores en el mundo sino que estamos convertidos en mercancías, es decir somos una máquina más en el proceso productivo, y no se busca generar cosas necesarias para la reproducción cotidiana de nuestras vidas, sino que, por el contrario, el fin es ganar, acumular, tener más. Todo puede ser comprado y vendido. Actualmente en la Argentina y en particular en la provincia del Cordobazo se produce soja y fundamentalmente soja. Esto es igual a que por ejemplo a nuestro cuerpo por quince años lo alimentemos únicamente con pan. A este monocultivo hay que agregarle otro ingrediente: esas semillas son transgénicas, es decir, están manipuladas genéticamente para reducir los “riesgos” propios del ciclo de la naturaleza, evitar pérdidas y aumentar el rendimiento productivo. Claro que paliar esos riesgos genera otros: la soja transgénica es resistente a los herbicidas, se utilizan para eliminar hierbas y pasturas que compiten por agua y nutrientes con el cultivo de soja. Estos herbicidas contienen un principio activo: el glifosato, ese mismo que varias investigaciones nacionales e internacionales comprueban que es veneno. La pregunta sería ¿por qué esa soja resiste al herbicida? A esta semilla se le introduce un gen resistente al veneno. Uno de los herbicidas más cono-

Imagino la migración de pájaros cidos es el RoundUp Ready que co- ción de leche a costa de su
mercializa Monsanto, la multinacional líder en agro negocios. Así cierra este negocio redondo y con ello queda el ciclo de la naturaleza alterado, dañado e inclusive nosotrxs. Como si esto fuera poco ahora hay un nuevo proyecto. En nuestra Córdoba, Monsanto quiere instalar una planta de tratamiento y acondicionamiento de semillas de maíz transgénicas. La semana pasada el gobernador De La Sota se sumaba a los festejos de CFK anunciando una inversión de la empresa de 1.600 millones de pesos para lograr una capacidad máxima de producción de 3,5 millones de hectáreas. La propuesta incluye también la creación de plantas experimentales, una ubicada en Tucumán y otra en Córdoba y 170 millones de pesos para investigación y desarrollo en maíz y soja. Con la instalación de estos emprendimientos se sigue profundizando el modelo extractivista, que esquilma nuestro suelo de nutrientes y agua, un modelo de agricultura sin agricultores, donde estos costos no son incluídos en el cálculo de la rentabilidad económica. Intacta se llama la semilla que el monstruo quiere fabricar en mi lugar. ¿Quedará intacta Malvinas Argentinas luego de producir Intacta? ¿Será este el significado que estará pensando Monsanto para nuestra Córdoba profunda? Les propongo revisar el curriculum de Monsanto: en él encontramos el envenenamiento de ríos por arrojar desechos en la producción de PBC; la producción del Agente Naranja que –portando altas concentraciones de dioxina- exterminó a cientos de miles de vietnamitas y causó malformaciones en un número aún mayor de niños y niñas que fueron rociados durante la guerra; la producción de OGM (Organismos Genéticamente Modificados) o transgénicos (cuya utilización requiere del pago de aranceles por patentes); la elaboración del herbicida que mencionábamos más arriba, el RoundUp (directamente ligado al cáncer y al linfoma no-Hodgkin) que se utiliza para rociar organismos genéticamente modificados resistentes al glifosato, que es su ingrediente activo; la producción de la Hormona de Crecimiento Bovino (rBGH) que incrementa la produc-

disminución en calidad ya que debe ser bombardeada con antibióticos nocivos para la salud; la fabricación de sacarinas y aspartantes, que tienen efectos negativos para el organismo; etc. Un lugar en el mundo Hay algo que queda claro en todo esto, es el lugar destinado para nuestra Córdoba en el mundo: ser su granero. Ya hemos escuchado esto en otros momentos de la historia del país, pero veamos cómo se reactualizaría esta propuesta. En primer lugar no podemos desconocer que asistimos a una crisis mundial que contempla tres aspectos: una crisis alimentaria, una crisis energética o medio ambiental y una crisis financiera. El modelo extractivoexportador es la propuesta del imperialismo para Latinoamérica como respuesta a esas crisis. Así, en Argentina y específicamente en Córdoba, nuestros suelos, con sus nutrientes, su agua, sus bosques, su biodiversidad han sido desmantelados para cultivar soja que hoy se destina a la alimentación de los chanchos de China y al negocio de los agrocarburantes. Con el desarrollo de estas nuevas semillas, resistentes no solo a los pesticidas sino también a las sequías, se llegaría a una mayor producción y se ampliaría la frontera agropecuaria. De esta manera se va profundizando el modelo. Esto no es cuento, cada uno de los actores responsables lo ha explicitado: -El imperialismo: Pablo Vaquero (vicepresidente de Monsanto aquí) al explicar los motivos por los que Argentina fue elegida para instalar su segunda planta más importante argumentó que junto a China, India, EEUU y Brasil serán los encargados de la alimentación del mundo. “En la actualidad se están sembrando 4,5 millones de hectáreas de maíz, con lo que de esta manera estaríamos casi duplicando la producción de semillas en vistas de que se duplicará la producción de hectáreas de maíz en el país”. A su vez expresó que este país tiene políticas claras respecto al agro y aquí entra la complicidad con los actores locales. Finalmente planteó que para que no nos perjudi-

quemos con los agrotóxicos debemos usarlos con cuidado y listo. -El gobierno nacional: hace 16 años el gobierno de Menem autorizó la siembra de soja transgénica con uso de agrotóxicos, sin ningún estudio que indicara los efectos que esto podría provocar. A partir de allí empresas como Monsanto y Cargill comenzaron la producción y comercialización de sus semillas modificadas genéticamente convirtiendo nuestro país en un gran desierto verde cuyas plantaciones arrasaron con montes y ecosistemas, terminaron con la tradicional riqueza y biodiversidad y dejaron en la ruina a miles de pequeños productores y campesinos. Desde la asunción de los Kirchner al gobierno, se extendieron 7 millones de hectáreas que hoy representan el 56% de la tierra cultivada en Argentina. Si alguna duda queda sobre qué es lo que se quiere profundizar hay que echarle un vistazo al PEA 2020 (Plan Estratégico Agroalimentario) que contempla el aumento de la producción transgénica en volumen (58%) y superficie de cultivo (27%). -El gobierno provincial: el actual gobernador De la sota en el anuncio de la instalación de Monsanto en Córdoba, asumió que esta empresa estaba cuestionada internacionalmente sobre el impacto que su producción generaba en el medio ambiente pero sostuvo que cualquier intervención por parte del hombre a la naturaleza ya contamina y a estas alturas no podemos andar con taparrabos. Finalmente no podemos dejar de mencionar que otra de las medidas relacionadas al tema es la sanción que se realizó el año pasado en nuestra provincia de una Ley de Bosques que permite a los empresarios del agro seguir talando el escaso 5% de bosque nativo que queda. Este cuento no acabó El imperialismo impulsa una ofensiva que explota y oprime a nuestra naturaleza y a lxs trabajadorxs y el pueblo por lo tanto hoy más que nunca las organizaciones que defienden la vida debemos construir una herramienta política que proponga otro mundo posible y necesario donde hombres y mujeres seamos compañeros y hermanos en armonía con la naturaleza. Para que nuestra Tierra vuelva a ser nutriente de ese hombre creador que siembra en ella diversidad de especies para florecer otro mundo. Paola Gaitán.*
*Miembro de la Cátedra Che Guevara Córdoba. Colaboración de “Córdoba se Mueve” Artículo completo en: www.cordobasemueve.org.ar

El próximo 7 de octubre, se realizarán las elecciones presidenciales en el hermano país de Venezuela. Por primera vez después de 13 años en el gobierno del presidente Hugo Chávez, la oposición de derecha logra llegar a un acuerdo electoral unitario para disputar las riendas del estado, luego de haber ensayado variadas formas de debilitar al gobierno bolivariano, incluido el camino del golpe de estado. En esta nota, intentaremos analizar qué representa para los trabajadores y el pueblo pobre venezolano y latinoamericano las próximas elecciones, las limitaciones y contradicciones del proceso bolivariano y las perspectivas que tenemos por delante los revolucionarios en América Latina.
El porqué del apoyo popular a Chávez Distintas encuestadoras venezolanas pronostican un amplio margen de ventaja por parte de Chávez frente a su contrincante Henrique Capriles Radonsky, de cerca de 20 puntos en algunos casos. Esta ventaja real debe ser medida en función de qué implicó en términos de conquistas materiales para el pueblo venezolano la llegada de Chávez al poder. Desde 1999 hasta 2012 se han creado unos 4 millones de empleos. Esto aparejó la consecuente disminución de la tasa de desempleo en el país, que en junio de este año se ubicó en 7,4% (la mitad del 15% en que se encontraba en 1999). La tasa del empleo formal, que estaba en 46,6%, ha subido a 57% y la informalidad ha bajado de 53,7% a 43%. Por otro lado, en Venezuela se logró la eliminación del analfabetismo; se conquistó el acceso al sistema público y universal y al sistema de salud primaria para la mayoría de las y los venezolanos con la Misión Barrio Adentro; el establecimiento del salario mínimo más alto de Latinoamérica, entre otros logros. La Gran Misión Vivienda Venezuela lanzada en abril de 2011 por Chávez, enfrenta el reto de fabricar más de tres millones de casas en ocho años. A su vez, el reciente lanzamiento del Plan 0800-Mi hogar, buscaría un acercamiento con la clase media venezolana, garantizando el acceso a determinadas viviendas para aquellos que ganen más de 4 salarios básicos venezolanos. Hasta aquí, de manera resumida e insuficiente, las conquistas. Por el lado de Capriles, su principal y casi único eje de campaña es el de presentarse como lo nuevo, quien viene a reemplazar a “la tiranía de Chávez”, a salvar a Venezuela del “comunismo estatizante”, anunciando una y otra vez que Venezuela se hunde irremediablemente en una crisis de proporciones catastróficas. Esto explica que una porción muy reducida de trabajadores acompañe la candidatura de Capriles y que en gran medida, la mayoría de su base de apoyo esté dada por sectores de la clase media venezolana, a la vez que es fogoneado y respaldado abiertamente por los principales medios de desinformación venezolanos e imperialistas.

Integrar: ¿qué y para qué? Así como en el plano interno el gobierno chavista se ha dado una política clara de recuperación de conquistas materiales de la clase obrera y el pueblo, en el plano continental ha venido jugando un rol destacado en la discusión de la integración latinoamericana. Erigido como una usina de críticas al imperialismo norteamericano, el gobierno venezolano ha instalado, nuevamente, la discusión de la integración de América Latina, impulsando para ello distintas articulaciones económicas regionales, como la UNASUR. En este sentido, la reciente incorporación de Venezuela al Mercosur, impulsada por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y de Dilma Rousseff luego de la suspensión de Paraguay (producto del golpe institucional a Fernando Lugo) y acompañado a regañadientes por el presidente Mujica del Uruguay, reafirma el rol estratégico que ocupa Venezuela en la región. Sin embargo, quienes luchamos por el socialismo debemos preguntarnos: ¿Es esta una integración antiimperialista y anticapitalista? ¿Abre caminos hacia la constitución de sociedades sustentadas sobre nuevas bases sociales? La respuesta no debe dejar lugar a dudas: Venezuela es uno de los principales productores de petróleo a nivel mundial y su ingreso al MERCOSUR reporta jugosas ganancias y complementa el aparato productivo de América del Sur. Su incorporación potencia la productividad de las burguesías del Cono Sur sin romper en lo más mínimo con la lógica de producción y acumulación capitalista en la región. Por consiguiente, refuerza el rol de productoras de materias primas de nuestras economías capitalistas dependientes en el mapa mundial. El Socialismo del siglo XXI y el desafío de los revolucionarios Una de las premisas de todo análisis revolucionario, científico, es decir, marxista, debe partir del análisis concreto de la situación concreta. Por ello, polemizamos fuertemente con algunos compañeros que, amparados en citas de revolucionarios, plantean que Chávez es lo mismo que otros gobiernos burgueses de la historia de Venezuela. Este posicionamiento nos conduce al ostracismo político, desconoce los elementos progresivos de dicho proceso y, lo que es todavía más grave, manifiesta tácitamente una subestimación sobre la conciencia y la capacidad política de discernimiento de la clase obrera y los sectores populares venezolanos y latinoamericanos acerca de qué nos coloca en mejores posiciones en nuestra lucha por mejores condiciones de vida. Sin embargo, otro frente abierto de debate y polémica es con aquellos compañeros que plantean que el proceso venezolano expresa una “transición al socialismo”. Es tan cierta la afirmación de que las revoluciones en América Latina no serán “copia ni calco”, como cierto es que toda revolución será socialista o, si no, será una caricatura de revolución (como afirmaba nuestro querido Che). Quienes reafirmamos que la lucha

no empieza con nosotros y nos apoyamos sobre la experiencia acumulada a lo largo de la historia, debemos recoger algunas enseñanzas. El estado no es otra cosa que la herramienta de dominación de una clase sobre otra y, por consiguiente, expresa los intereses irreconciliables entre las clases. De ahí que es impensable un proceso que por un lado impulse los “consejos comunales” pero por el otro reafirme a una burocracia enquistada hace décadas en Venezuela. Que impulse la organización popular y de clase, pero al mismo tiempo dé nacimiento a una burguesía autóctona asociada al negocio petrolero. Insistimos en que quien no avanza en destruir el aparato del estado burgués, más tarde o más temprano es cómplice o, en el mejor de los casos, víctima de ese estado. El triste ejemplo de Salvador Allende, con todas las diferencias históricas que podamos señalar, debería ser parte de las enseñanzas de los luchadores. Los revolucionarios podemos y debemos discutir los alcances y los tiempos en la construcción del socialismo. Pero no podemos hacernos ninguna

esperanza de que dicha construcción contemple llamados a la unidad nacional, de trabajadores, pequeños productores y empresarios venezolanos, como ha reiterado Chávez en plena campaña electoral. Quienes reafirmamos que la construcción de un proyecto político de liberación para nuestra clase y nuestro pueblo debe guardar la necesaria independencia política frente a todo llamado de conciliación de clases, pero que al mismo tiempo debe enraizarse en la lucha concreta de las mayorías populares y por lo tanto ser una expresión genuina y de avanzada de los procesos históricos, apoyaremos todo lo que haya que apoyar a la vez que denunciaremos sin titubear todo lo que haya que denunciar. No es el camino más cómodo, no hay ninguna “formula” que nos venga a brindar atajos. Pero, como afirmara allá lejos el compañero Lenin, “es más agradable y provechoso vivir la revolución, que escribir sobre ella”. Ese es el desafío. Leonardo Pereyra

“Crear dos, tres, muchos Vietnam” era la consigna del Che Guevara en su Mensaje a los Pueblos del mundo a través de la Tricontinental. El Che veía en la guerra de todo el pueblo de Vietnam contra el agresor imperialista la clave para la liberación de los pueblos oprimidos. Históricamente, para los movimientos de resistencia de todo el mundo, Vietnam ha sido y seguirá siendo un enorme ejemplo, por la lucha y la entrega de todo un pueblo contra la intervención imperialista. Pero el análisis de esa historia demuestra que las victorias no fueron fruto del azar sino el resultado de una política impulsada por un partido revolucionario y llevada adelante por el conjunto del pueblo, organizado en tres pilares fundamentales: el partido de los trabajadores, el Frente de Liberación Nacional y el Ejército del Pueblo. En este artículo nos centramos sobre una de las batallas más impresionantes libradas por un ejército popular en contra del imperialismo francés. La heroica batalla que relatamos constituye un paso fundamental en una larga guerra de resistencia antiimperialista y por la construcción del socialismo. Breve recorrido histórico: Vietnam antes de Dien Bien Phu Vietnam forma parte de Indochina junto con Laos y Camboya. Los franceses dominaron esa región por más de 70 años, explotando y oprimiendo a su población. El control territorial estaba en manos de los paracaidistas franceses, justamente quienes idearon las bases de la lucha contrainsurgente empleando la tortura como mecanismo para desarticular a las organizaciones del pueblo como lo hicieron posteriormente en Argelia. De hecho, ese ejército fue el que “formó” a los militares argentinos y de otros países de Latinoamérica en la lucha “antisubversiva”. La segunda guerra mundial favoreció un debilitamiento del dominio francés en la región y durante 1945 fue controlada por Japón. Luego de la rendición de Japón ante los Aliados, el Viet Minh, que contaba con una enorme inserción y apoyo popular, tomó el poder en Vietnam del Norte y fundó la República Democrática de Vietnam bajo la presidencia de Ho Chi Minh. Pero sobre el resto del territorio de Indochina (incluyendo Vietnam del

Sur), Francia continuaba ejerciendo el control. El 19 y 20 de diciembre de 1946, Ho Chi Minh fue derrocado por el ejército francés y se inició la guerra por la liberación de Vietnam. Para esa fecha, el PCICh(Partido Comunista de Indochina) se había anticipado al golpe y había logrado retirar a sus principales cuadros a poblados rurales.

fortaleza, formada por varios puntos de resistencia. Desde allí planeaban iniciar el aniquilamiento de la guerrilla. La operación estaba a cargo del Coronel Christian de Castries. En el centro de Dien Bien Phu estaba el cuartel general y una serie de 8 bases de defensa circundante, estas eran Huguette, Eliane, Claudine en un anillo central conectado por trincheras, La guerra de guerrillas: golpean- Dominique Anne-Marie, Beatice Gado al enemigo en movimiento brielle en un segundo anillo más aleA la retirada estratégica de las célu- jado, e Isabelle más al sur protegiendo las del PCICh, prosiguió una frustrada una vieja pista. incursión del ejército francés en busca de los cuadros dirigentes del partido. La guerra del pueblo: el ejército Como contracara, en sólo unos po- del pueblo golpea Dien Bie Phu cos años logró constituirse un enorme El General Giap dispuso 55.000 gueejército guerrillero de más de 300.000 rrilleros rodeando la fortaleza de Dien hombres y mujeres incluyendo a las Bien Phu. Los franceses contaban con milicias. Al frente de ese enorme ejér- un mayor y mejor armamento, pero el cito de los oprimidos estaba uno de ejército del pueblo de Vietnam contalos generales guerrilleros, estrategas ba con el apoyo de las milicias que pery teóricos de la guerra de guerrillas mitieron un rápido despliegue de piemás grandes de la historia: Vo Nguyen zas de artillería y demás suministros a Giap. las zonas camufladas rodeando el valle En octubre 1949 se lanzaron las pri- de Dien Bien Phu frente a los ojos de meras acciones guerrilleras de ataque los enemigos. de los puestos de control franceses “El enemigo no logró cortar nuestros aprodisgregados y aislados en el territorio, visionamientos asegurados por decenas de migenerando múltiples bajas en el bando llares de trabajadores populares, e interminaenemigo. bles convoyes de caballos y camiones. No pudo En febrero de 1950 se iniciaron una impedir nuestro plan de un cerco cada vez más serie de tomas de guarniciones mili- estrecho, que debía aniquilarlo” (Guerra del tares: primero en la frontera norte y Pueblo, Ejército del Pueblo, Vo Nguyen luego en el este. Los años siguientes Giap). constituyen un periodo álgido en la Los ataques por parte de la guerrilla lucha guerrillera, en el que el ejército se iniciaron sobre las posiciones aislafrancés se debatió entre: mantener el das el 13 de marzo de 1954. En primer control en los centros urbanos o en el lugar sobre Beatrice, luego sobre Gaterritorio rural. Por otra parte, los ata- brielle y posteriormente sobre Anneques colocaban a las fuerzas francesas Marie. Las batallas fueron cruentas en otra disyuntiva: o concentrar fuer- pero en sólo cinco días el ejército guezas y perder control territorial; o ex- rrillero ya se había apoderado de tres tenderse en el territorio en pequeños bases militares y de la pista, aislando la grupos susceptibles a los ataques de la fortaleza francesa. guerrilla. “La campaña se desarrolló en tres fases: en la primera, nuestras tropas aniquilaron el La fortaleza de Dien Bien Phu subsector norte; en la segunda, la más larga y Los franceses comenzaron a em- encarnizada, tomaron las alturas de ese subplear como táctica de control territorial el establecimiento de bases con apoyo aéreo. En principio, la táctica parecía funcionar y el general francés Henri Navarre decidió establecer un centro de resistencia en la aldea de Dien Bien Phu cercana al límite con Laos. Dien Bien Phu estaba ubicada en un valle, entre unos cerros y en una ruta de suministros de la guerrilla, además contaba con un viejo aeródromo francés. Éstos construyeron una verdadera

sector central y estrecharon el cerco; en la tercera desataron la ofensiva general y aniquilaron al enemigo”. (Guerra del Pueblo, Ejército del Pueblo, Vo Nguyen Giap). Posteriormente, el 30 de marzo, iniciaron los ataques contra Dominique Eliane y Huguette, pero no se logró controlar esas posiciones. Por eso, Giap decidió retirarse para reagrupar fuerzas. De Castries redujo el perímetro y creó dos nuevas bases en un terreno de 1,5 km de ancho. Durante el mes de abril las tropas del General Giap pasaron a tomar posiciones fijas unidas por trincheras rodeando la zona y cortando los suministros del ejército francés, que para colmo de males en ese momento tenía sus posiciones inundadas por los monzones que se daban en ese mes. El general Giap lanzó la ofensiva final desde todas las posiciones el 2 de Mayo. Durante 3 días se libraron enormes batallas en las que el ejército guerrillero controló primero las bases Dominique Eliane y Huguette. En este punto la mayoría de los suministros aéreos lanzados para las tropas francesas caían en manos del ejército guerrillero. El 6 de mayo se realizó un bombardeo sobre las posiciones restantes y al día siguiente (7 de mayo de 1954) la infantería del ejército guerrillero terminó de barrer con los focos de resistencia que quedaban. De Castries fue apresado junto con 16.200 franceses y una bandera roja y dorada se ondeó en el cuartel central de Dien Bien Phu. La epopeya vietnamita muestra el real significado de la frase de Mao Tse Tung “el pueblo es a la guerrilla como el agua es al pez”. La victoria en Dien Bien Phu fue posible por la profunda inserción de masas de las organizaciones revolucionarias. Los paracaidistas franceses nunca pudieron aislar al pez del agua, porque en la fase de guerra revolucionaria el agua y el pez se funden en una sola fuerza imbatible. Lorenzo Acevedo

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful