UNIVERSIDAD DE LA FRONTERA

FACULTAD DE INGENIERÍA, CIENCIAS Y ADMINISTRACIÓN
DEPARTAMENTO DE INGENIERÍA DE OBRAS CIVILES








“IMPACTO E IMPLEMENTACIÓN DE LA NUEVA REGLAMENTACIÓN
TÉRMICA EN LA CONSTRUCCIÓN DE VIVIENDAS”









TRABAJO DE TÍTULO PARA OPTAR AL TÍTULO
DE INGENIERO CONSTRUCTOR


PROFESOR GUÍA: SR. CARLOS BERNER OTTO.







ROBERTO EDUARDO PALMA SAAVEDRA
2007








UNIVERSIDAD DE LA FRONTERA
FACULTAD DE INGENIERÍA, CIENCIAS Y ADMINISTRACIÓN
DEPARTAMENTO DE INGENIERÍA DE OBRAS CIVILES








“Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la
Construcción de Viviendas”









TRABAJO DE TÍTULO PARA OPTAR AL TÍTULO
DE INGENIERO CONSTRUCTOR



PROFESOR GUÍA: SR. CARLOS BERNER OTTO.






ROBERTO EDUARDO PALMA SAAVEDRA
2007
ÍNDICE DE CONTENIDOS
______________________________________________________________________________

CAPÍTULO 1 “INTRODUCCIÓN” 1-4

1.1 Descripción del Problema 2
1.2 Objetivos 4

CAPÍTULO 2 “CONFORT TÉRMICO” 5-23

2.1 Confort Térmico 6
2.2 Regulación de la Temperatura Corporal 7
2.3 Termorregulación del Cuerpo Humano 7
2.3 Evaluación del Ambiente Térmico por el Humano 8
2.5 Condiciones Básicas para el Confort Térmico 9
2.6 Estimación de la Tasa Metabólica 9
2.7 El Valor Clo 10
2.8 Confort Térmico Local 10
2.9 Disconfort Térmico local 11
2.10 Parámetros y Factores que Determinan el Confort Térmico 13
2.11 Climatización 22
2.12 Confort Térmico en la Vivienda 22

CAPÍTULO 3 “EFICIENCIA ENERGÉTICA” 24-39

3.1 Fuentes de Energía, Características y Funciones 25
3.2 Usos de las Fuentes de Energía 27
3.3 Desarrollo Económico y Demanda Energética 27
3.4 Eficiencia Energética 28
3.5 Situación Chilena en la Actualidad 29
3.6 Política Energética en Chile 29
3.7 Experiencia Internacional en Programas de Eficiencia Energética 31
3.8 Eficiencia Energética en la Construcción de Viviendas 35

CAPÍTULO 4 “CONTAMINACIÓN AMBIENTAL Y USO DE LA LEÑA” 40-51

4.1 Contaminación Ambiental 41
4.2 Compuestos Orgánicos Volátiles 43
4.3 Material Particulado 43
4.4 Efecto Invernadero 44
4.5 Calentamiento Global y Cambio Climático 45
4.6 Medidas de Mitigación 46
4.7 Contaminación por Uso de la Leña 47
4.8 Contaminación en Temuco y Padre las Casas 49

CAPÍTULO 5 “AISLACIÓN TÉRMICA EN LA VIVIENDA” 52-62

5.1 Aislación Térmica 53
5.2 Importancia de la Aislación Térmica en la Construcción 54
5.3 Pérdidas de Energía en una Vivienda 55
5.4 Origen de las Malas Aislaciones en Elementos Envolventes 56
5.5 Efectos de una Aislación Térmica Deficiente 56
5.6 Problemas de Humedad en la Vivienda 57
5.7 Aislantes Térmicos 59

CAPÍTULO 6 “FENÓMENOS TÉRMICOS” 63-71

6.1 Calor 64
6.2 Formas de Propagación de Calor 65
6.3 Conducción y Conductividad Térmica 67
6.4 Resistencia Térmica 69
6.5 Coeficiente de Transmitancia Térmica 70




CAPÍTULO 7 “NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA” 72-100

7.1 Normativas Térmicas 73
7.2 Antecedentes Generales de la Reglamentación Térmica Chilena 73
7.3 Primera Etapa de la Reglamentación Térmica: Complejo de Techumbre 74
7.4 Antecedentes Generales en la Elaboración de la Segunda Etapa de la
Reglamentación Térmica 75
7.5 Segunda Etapa: Reglamentación Térmica de Muros, Ventanas y Pisos 78
7.6 Exigencias de Acondicionamiento Térmico para Techumbres,
Muros Perimetrales y Pisos Ventilados 78
7.7 Alternativas para Cumplir las Exigencias Térmicas 81
7.8 Exigencias para Ventanas 82
7.9 Aplicación Práctica de la Reglamentación Térmica 86
7.10 Aplicación Práctica en Techumbres 87
7.11 Aplicación Práctica en Muros 90
7.12 Aplicación Práctica en Pisos Ventilados 94
7.13 Aplicación Práctica en Ventanas 96

CAPÍTULO 8 “ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA” 101-132

8.1 Antecedentes 102
8.2 Procedimiento de Cálculo 102
8.3 Características de la Vivienda Tipo a Estudiar 103
8.4 Características de la Vivienda Estructurada en Madera 104
8.5 Pérdidas de Calor para Vivienda de Madera 105
8.6 Características de la Vivienda Estructurada en Albañilería 121
8.7 Perdidas de Calor para Viviendas de Albañilería 122

CAPÍTULO 9 “COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A LA
NUEVA REGLAMENTACIÓN” 133- 169

9.1 Antecedentes 134
9.2 Exigencias para Pisos Ventilados 135
9.3 Exigencias para Muros 144
9.4 Exigencias para Ventanas 160
9.5 Exigencias para Ventanas en Vivienda de Madera 161
9.6 Exigencia de Ventanas en Vivienda de Albañilería 167

CAPÍTULO 10 “EVALUACIÓN DEL MEJ ORAMIENTO EN LA
AISLACIÓN TÉRMICA” 170-186

10.1 Antecedentes 171
10.2 Determinación de la Pérdida de Energía 171
10.3 Pérdidas de Energía en Vivienda de Madera 172
10.4 Pérdidas de Energía en Vivienda de Albañilería 179

CAPÍTULO 11 “CONCLUSIONES” 187-195

11.1 Referente a la Normativa 188
11.2 Referente a las Viviendas Analizadas 190
11.3 Referente a la Evaluación de Mejoramiento en Aislación 193
11.4 Referente al Trabajo en General 194

BIBLIOGRAFÍA 196-198

ANEXOS 199-219

Anexo A. Mapas de Zonificación 200
Anexo B. Conductividad Térmica de Materiales 215
Anexo C. Densidades y Poderes Caloríficos, Balance Nacional de Energía
Año 2003 218
Anexo D. Temperaturas Extremas Medias por Ciudad 219


INDICE DE TABLAS

Tabla Nº Descripción Nº Pág.

Tabla 3.2-1 Usos de las Fuentes de Energía 27
Tabla 4.7-1 Consumo de fuentes energéticas en Chile 47
Tabla 6.4-2 Resistencias térmicas de superficie en m2*K/W 70
Tabla 7.3-1 Zonificación térmica 74
Tabla 7.6-1 Exigencias térmicas para techumbres, muros y
pisos ventilados 78
Tabla 7.7-1 Etiquetado R100 para cumplimiento de exigencias
térmicas 81
Tabla 7.8-1 Exigencia para ventanas 83
Tabla 7.8.2-1 U Ponderado para zonas climáticas 85
Tabla 7.13.1-1 U Ponderado para ejemplo 1 99
Tabla 7.13.2-3 U Ponderado para ejemplo 2 100
Tabla 9.2-1 Piso vivienda de madera frente a Nueva Reglamentación 135
Tabla 9.3.1-1 Muros de madera frente a Nueva Reglamentación 145
Tabla 9.3.2-1 Muros de albañilería frente a Nueva Reglamentación 145
Tabla 9.4-1 Cálculo de superficies vidriadas 160
Tabla 9.4-2 Cálculo de paramentos verticales 160
Tabla 9.4-3 Exigencias para ventanas en vivienda tipo 161











ÍNDICE DE FIGURAS

Figura Nº Descripción Nº Pág.

Fig. 2.10-1 Percepción del ambiente térmico 14
Fig. 4.7-2 Distribución Regional del consumo de leña
de especies nativas entre1996 y 2001 48
Fig. 6.3-2 Conducción térmica en un elemento de
espesor unitario 68
Fig. 7.9-1 Ejemplo de zonificación térmica 87
Fig. 7.10-1 Complejo de techumbre 88
Fig. 7.10-2 Puentes térmicos en techumbre 88
Fig. 7.10-3 Puente térmico muro-techumbre 89
Fig. 7.10-4 Muro en techumbre 89
Fig. 7.10-5 Ventanas en techumbre 90
Fig. 7.11-1 Complejo de muros 91
Fig. 7.11-2 Denominación de muros 91
Fig. 7.11-3 Recinto estacionamiento 92
Fig. 7.11-4 Puentes térmicos en muros 93
Fig. 7.11-5 Pilares, cadenas y vigas 93
Fig. 7.11-6 Barreras de vapor en muros 94
Fig. 7.12-1 Pisos ventilados 95
Fig. 7.12-2 Puentes térmicos en pisos ventilados 95
Fig. 7.13-1 Muros de viviendas 1 y 2 96
Fig. 7.13-2 Ventanas de vivienda 1 y 2 97
Fig. 7.13-3 Ventana saliente 98
Fig. 8.3-1 Planta de vivienda tipo a estudiar 103
Fig. 8.5.1-1 Estructura de piso en zonas secas para vivienda
en madera 105
Fig. 8.5.1-2 Estructura de piso en zonas húmedas para
vivienda en madera 107
Fig. 8.5.2-1 División de muros para vivienda tipo 109
Fig. 8.5.2-2 Terminación de muros en vivienda de madera 109
Fig. 8.5.3-1 Ventana corredera 1 de aluminio 115
Fig. 8.5.3-2 Ventana corredera 2 de aluminio 116
Fig. 8.5.3-3 Ventana corredera 3 de aluminio 116
Fig. 8.5.3-4 Bow Corner de aluminio 117
Fig. 8.5.3-5 Puerta ventana de aluminio 118
Fig. 8.5.4-1 Estructura de techumbre para vivienda de madera 119
Fig. 8.7.1-1 Estructura de piso en vivienda de albañilería 123
Fig. 8.7.2-1 Estructura de muros de albañilería 125
Fig. 8.7.3-1 Estructura de techumbre vivienda de albañilería 128
Fig. 9.1-1 Zonas térmicas de la Región de La Araucanía 134
Fig. 9.2.1-1 Mejoramiento térmico en piso ventilado 136
Fig. 9.3.2.3-1 Poligyp 155
Fig. 9.5.4-1 Ventana de termopanel 164
Fig. 10.3.1-1 Distribución de superficies de vivienda tipo 173
Fig. 10.3.1-2 Distribución de pérdidas de energía en
vivienda de madera 173
Fig. 10.3.2-1 Pérdidas de energía en vivienda de madera mejorada 174
Fig. 10.3.2.1-1 Gráfico comparativo de pérdidas de energía entre
vivienda original y mejorada de madera 176
Fig. 10.3.2.1-2 Gráfico comparativo de gastos de combustibles entre
vivienda original y mejorada de madera 176
Fig. 10.3.2.1-3 Gráfico comparativo de costos de calefacción entre
vivienda original y mejorada de madera 177
Fig. 10.4.1-1 Pérdidas de energía en vivienda de albañilería original 180
Fig. 10.4.2-1 Distribución de pérdidas de energía en vivienda de
albañilería mejorada 182
Fig. 10.4.2.1-1 Gráfico comparativo de pérdidas de energía entre vivienda
original y mejorada de albañilería 183
Fig. 10.4.2.1-2 Gráfico comparativo de gastos de combustibles entre
vivienda original y mejorada de albañilería 184
Fig. 10.4.2.1-3 Gráfico comparativo de costos de calefacción entre
vivienda original y mejorada de albañilería 184
Resumen.

En el siguiente Trabajo de Título, se estudiará cuál es el grado de impacto y cómo se
deberá implementar la Nueva Reglamentación Térmica para viviendas que comenzó a regir
a partir de Enero del año 2007.
Se buscará explicar en qué consisten los fenómenos de confort térmico, eficiencia
energética y contaminación ambiental, ya que son parte de los objetivos que se persigue
con esta nueva reglamentación.
Dentro del capítulo 7 se mostrará en qué consiste esta reglamentación y además se
incluirá algunos ejemplos para su aplicación práctica.
Para poder determinar cuál es el impacto y cómo se aplicarán las nuevas exigencias
en una vivienda, se realizarán los cálculos térmicos como se establece en la Nch 853 of.
1991 a una vivienda tipo que se estructurará en madera y albañilería, dos de los sistemas
constructivos más utilizados en la región de la Araucanía.
Estos cálculos térmicos serán fundamentales, para luego estudiar de qué forma se
verán afectados estos sistemas constructivos al ser regulados con las exigencias térmicas, y
determinar cuáles serán las soluciones constructivas que permitirán dar cumplimiento a
dicha normativa y cuál es el costo involucrado en realizar las mejoras térmicas a cada una
de las viviendas.
Luego se determinará cuáles son las pérdidas energéticas que se producen en una
vivienda original, versus la vivienda con los mejoramientos térmicos ya incorporados,
además de determinar los efectos que éstos producen en el consumo de combustibles para
la calefacción del hogar en una determinada cantidad de meses.
Para completar el estudio se realizará una evaluación para determinar si el proyecto
de mejoramiento en la aislación térmica de ambas viviendas resulta rentable, en relación al
consumo de los combustibles considerados para la calefacción.
Finalmente, se presentan las conclusiones desprendidas de la investigación y que
guardan relación con la aplicación de la normativa a las viviendas analizadas.





















CAPÍTULO 1
“INTRODUCCIÓN”













Capítulo 1 INTRODUCCIÓN

1.1 Descripción del Problema.

Si comenzamos por definir lo que es confort, podríamos decir que es aquello que produce
bienestar y comodidad. Ahora bien, si hablamos de confort térmico, nos encontramos con un
concepto mucho más subjetivo, que expresa el bienestar físico y psicológico del individuo
cuando las condiciones de temperatura, humedad y movimiento del aire son favorables a la
actividad que desarrolla. Sin embargo, no sólo la alta o baja temperatura determina el bienestar de
las habitantes de una vivienda. Existen una variedad de factores que confluyen para originar este
fenómeno.
Así es como este concepto está ligado al desarrollo global de las personas, y se convierte
en un requerimiento importante a medida que las economías se desarrollan.
Estos requerimientos de confort térmico hacen que al momento de diseñar una vivienda se
deba considerar que ésta brinde un ambiente confortable para sus ocupantes, a través de sistemas
constructivos, materiales innovadores, cumplimiento de normativas y el uso de buenas prácticas;
en estos aspectos la construcción tiene mucho que decir y aportar.
Actualmente, en Chile, muchos de los problemas de confort térmico de viviendas siguen
existiendo y, por lo tanto, ha tenido un desarrollo asimétrico comparado con el crecimiento
económico que ha experimentado el país en los últimos años.
Con el objetivo de mejorar todos estos aspectos de habitabilidad, en el año 1994 el
MINVU diseñó un programa de reglamentación sobre acondicionamiento térmico para todas las
viviendas del país, que contempló tres etapas.
La primera etapa de la reglamentación de acondicionamiento térmico para viviendas,
estuvo dirigida a los techos y está vigente desde el año 2000.
La segunda etapa de la Reglamentación Térmica (publicada en el Diario Oficial el 04 de
Enero del 2006), comenzó a regir en Enero del año 2007, y complementa la primera etapa. Esta
nueva normativa está dirigida a regular el comportamiento térmico de todos los elementos
envolventes de una vivienda (muros, ventanas y pisos ventilados), sobre la base de una propuesta
elaborada por el Instituto de la Construcción.
Por último, se contempla una tercera etapa de “Certificación Térmica y Comportamiento
Global de la Vivienda”, que ya se encuentra en marcha blanca.

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
2
Capítulo 1 INTRODUCCIÓN
Los desafíos de la nueva reglamentación no son pocos, y entre ellos se destacan:
• Cumplir con los estándares para techos vigentes desde el año 2000.
• Incorporar las exigencias para muros, pisos y ventanas, lo que supone el desarrollo de
nuevas soluciones y la adopción de innovaciones.
• Contribuir al uso eficiente de la energía y a la disminución de la contaminación ambiental.

Por estas razones se pretende estudiar las consecuencias que traerá la aplicación de esta
nueva Reglamentación Térmica.
























Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
3
Capítulo 1 INTRODUCCIÓN
1.2 Objetivos.

1.2.1 Objetivos Generales.

Establecer los aportes de la nueva Reglamentación Térmica al mejoramiento del confort
térmico de las viviendas y al uso eficiente de los recursos energéticos en la Región de la
Araucanía.

1.2.2 Objetivos Específicos.

• Definir los conceptos de confort térmico y eficiencia energética.
• Conocer de qué forma se establecieron los parámetros que se utilizarán en esta nueva
Reglamentación Térmica.
• Determinar si la aplicación de la Reglamentación Térmica significará un ahorro de
energía importante en la calefacción de viviendas.
• Establecer qué soluciones constructivas permitirán cumplir con las nuevas exigencias
térmicas en la Región de la Araucanía.
• Establecer los costos y beneficios que traerá consigo la implementación de estas nuevas
normas.
• Aplicar esta nueva Reglamentación Térmica a través de soluciones y sistemas
constructivos.
• Evaluar la rentabilidad del proyecto de mejoramiento térmico de las viviendas que se
estudiarán.




Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
4













CAPÍTULO 2
“CONFORT TÉRMICO”
















Capítulo 2 CONFORT TÉRMICO
2.1 Confort Térmico.

El confort térmico es un concepto relativamente nuevo y que ha ido variando a lo largo de
la historia. Nadie puede imaginar que el hombre primitivo estuviera preocupado que su caverna
tuviera 5ºC, con una humedad relativa del 80%, cuando su objetivo fundamental era no morir por
congelamiento o de hambre. Para él, confort significaba sobrevivir. Esto nos da una idea de cómo
el hombre, con el desarrollo de las civilizaciones se ha ido volviendo más exigente y sensible con
respecto a muchas cosas y, entre ellas, el confort térmico.
El hombre siempre se ha esforzado en crear ambientes térmicamente cómodos. Esto lo
vemos en el progreso de las construcciones desde la época antigua hasta nuestros días. Hoy crear
un ambiente térmicamente cómodo, aún es un gran desafío y un parámetro fundamental en el
diseño de las viviendas y edificios.
El confort térmico se define, según la Norma ISO 7730, como: “Esa condición de la
mente en la que se expresa la satisfacción con el ambiente térmico”. Una definición con que la
mayoría podemos estar de acuerdo, pero también es una definición que no se traslada fácilmente
a parámetros físicos.
Según la Organización Mundial de la Salud, confort es: “un estado de completo bienestar
físico, mental y social”.
Para simplificar el concepto de confort, podríamos decir que es todo aquello que nos
produce un cierto bienestar.
La complejidad de poder evaluar el confort térmico la vemos, por ejemplo, si una persona
se encuentra en un día de campo, al aire libre, realizando actividades recreativas; y tenemos un
segundo sujeto en un café disfrutando de una conversación. Es probable que en ambas situaciones
las personas se encuentren térmicamente cómodas, aunque ellas estén en ambientes térmicos
diferentes. Por lo tanto, el confort térmico es una cuestión que incluye muchos parámetros
físicos, y no sólo uno, por ejemplo, la temperatura del aire.






Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
6
Capítulo 2 CONFORT TÉRMICO
2.2 Regulación de la Temperatura Corporal.

El cuerpo humano posee un sistema regulador de temperatura muy efectivo, que garantiza
que la temperatura corporal se mantenga en 37ºC. Cuando la temperatura del cuerpo sube
demasiado, se ponen en marcha dos procesos: primero la vasodilatación, aumentando el flujo de
la sangre a través de la piel y como consecuencia uno empieza a sudar. Sudar es una herramienta
refrescante eficaz porque la energía requerida por el sudor para evaporarse se toma de la piel.
Sólo unas décimas de grado de aumento de la temperatura del centro del cuerpo pueden estimular
una producción de sudor que cuadriplica la pérdida de calor del cuerpo.
Por el contrario, cuando nuestro cuerpo comienza a enfriarse demasiado, la primera
reacción que se produce es la vaso-constricción de los conductos sanguíneos, reduciendo el flujo
de sangre por la piel; la segunda reacción es la estimulación de los músculos (temblores), de esta
forma se incrementa la producción interna de calor. Este sistema también es muy eficaz y puede
aumentar considerablemente la producción de calor del cuerpo.
El sistema que controla la temperatura corporal es bastante complejo. Los dos sistemas
más importantes de sensores están localizados en la piel y en el hipotálamo. El hipotálamo tiene
un sensor que cuando detecta que la temperatura sobrepasa los 37 ºC inicia las funciones de
enfriamiento. Los sensores de la piel son sensores de frío, y se activan cuando la temperatura
corporal cae bajo los 34ºC.

2.3 Termorregulación del Cuerpo Humano.

El cuerpo humano es un generador constante de calor. Es tan así, que una persona sin
hacer absolutamente nada y con su gasto energético al mínimo, es decir, sólo para mantener su
organismo vivo (metabolismo basal), genera entre 65 y 80 vatios de calor, según su sexo, edad y
superficie corporal; mientras que una ampolleta eléctrica de 60 W emite, aproximadamente, 55
W de calor.
El ser humano produce la energía que necesita para mantener su cuerpo vivo y activo a
partir de los alimentos y del oxígeno, que a lo largo de complejas reacciones químicas se va
convirtiendo en calor. Así, alrededor del 50% de la energía de los alimentos se transforma en
calor, y el otro 50 % en trifosfato de adenosina (ATP), del cual la mayoría también se convierte
en calor al pasar a formar parte de los sistemas metabólicos celulares que sólo aprovechan una
pequeña parte de la energía restante; al final, prácticamente toda la energía, de una forma u otra,
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
7
Capítulo 2 CONFORT TÉRMICO
se convierte en calor dentro del organismo, excepto una fracción, generalmente muy pequeña,
que lo hace fuera, a partir del trabajo externo que realiza el hombre.
Un hombre de contextura física normal, en descanso, genera unos 115W de calor;
caminando por una superficie plana a una velocidad entre 3,5 y 5,5 km/h genera 235 a 360W; en
un trabajo muy severo la producción de calor puede sobrepasar los 900W, como es el caso de los
deportistas de alto rendimiento que, realizando una actividad muy intensa, puede alcanzar los
2000W durante unos minutos.
La eficiencia mecánica del hombre es baja, ya que entre el 75% y el 100% de la energía
que produce y consume para realizar sus actividades se convierte en calor dentro de su
organismo, según el tipo de actividad, al que hay que sumar el calor producido por el
metabolismo basal necesario para mantenerse vivo.
Sin embargo, la generación continua de calor metabólico no siempre garantiza la
temperatura interna mínima necesaria para la vida y para la realización de las actividades cuando
las personas se encuentran expuestas a determinadas condiciones de frío, con lo cual las bajas
temperaturas pueden llegar a constituir un peligro. No obstante, por lo general, los ambientes de
altas temperaturas son mucho más peligrosos que los fríos, pues normalmente resulta más fácil
protegerse del frío que del calor.

2.4 Evaluación del Ambiente Térmico por el Humano.

Básicamente, y en términos generales, el hombre califica un ambiente como confortable si
ningún tipo de incomodidad térmica está presente. La primera condición de confort es la
neutralidad térmica, lo que significa que la persona no se siente demasiado calurosa ni demasiado
fría.
Cuando la temperatura de la piel cae bajo los 34ºC, nuestros sensores de frío empiezan a
enviar los impulsos al cerebro, y cuando la temperatura continúa cayendo, los impulsos
aumentan en número. El número de impulsos también es una función de la velocidad con que
desciende la temperatura de la piel, una rápida caída de la temperatura resulta en muchos
impulsos enviados.
Similarmente, el sensor de calor del hipotálamo, envía los impulsos cuando la temperatura
excede los 37ºC, y con el aumento de la temperatura el número de impulsos aumenta. Se cree que
las señales de estos dos sistemas de sensores forman la base para nuestra evaluación del ambiente
térmico.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
8
Capítulo 2 CONFORT TÉRMICO
Se asume que la interpretación que hace el cerebro de estas señales es como un
“forcejeo”, con los impulsos de frío a un extremo de la cuerda, y los impulsos de calor al otro. Si
los signos en ambos lados son de la misma magnitud, uno se siente neutral térmicamente. De lo
contrario, se sentirá demasiado calor o demasiado frío. Una persona en un estado térmicamente
neutro y completamente relajado constituye un caso especial, donde no se activarán ni los
sensores de calor ni los de frío.

2.5 Condiciones Básicas para el Confort Térmico.

Son dos las condiciones básicas que deben cumplirse para mantener el confort térmico;
una de ella es que la combinación instantánea de temperatura de la piel y la temperatura del
centro del cuerpo proporcione una sensación de neutralidad térmica; la segunda, es el
cumplimiento del balance de energía, es decir, que la cantidad de calor producido por el
metabolismo debe ser igual a la cantidad de calor liberado por la piel. La relación entre los
parámetros de temperatura de la piel y temperatura del centro y actividad, que resulta en una
sensación térmicamente neutra, está basado en un gran número de experimentos. Durante estos
experimentos la temperatura del centro del cuerpo, la temperatura de la piel y la cantidad de
sudor producidas estaban medidas en los varios niveles conocidos de actividad, mientras las
personas de la prueba estaban térmicamente cómodas.
En el experimento no se encontraron diferencias entre los sexos, edades, raza, origen
geográfico, etc., cuando se determinó ¿Qué es un ambiente térmicamente confortables?. Sin
embargo, sí se observaron diferencias entre individuos en la misma situación.

2.6 Estimación de la Tasa Metabólica.

El metabolismo es la fuente de energía del cuerpo, y la cantidad de energía que libere el
cuerpo va a depender de la actividad muscular. La gran mayoría de la actividad muscular se
convierte en calor, proporción que puede caer a un 75% durante trabajos físicos duros. Por
ejemplo, si uno subiera una montaña, parte de la energía usada se guardaría en el cuerpo en
forma de energía potencial.
Tradicionalmente, el metabolismo es medido en Met ( 1 Met=58,15 W/m2 de superficie
del cuerpo). Un adulto normal tiene una superficie de 1,7 m2 y una persona en el confort
térmico, con un nivel de actividad de 1 Met, tendrá una pérdida de calor de aproximadamente
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
9
Capítulo 2 CONFORT TÉRMICO
100W. Nuestro metabolismo está en su nivel más bajo mientras dormimos (0,8 Met); a su nivel
más alto durante actividades deportivas, donde alcanza frecuentemente 10 Met.
Al evaluar la tasa metabólica de un individuo, es importante usar un valor medio de las
actividades que la persona ha realizado dentro de la última hora, ya que la capacidad térmica del
cuerpo hace que éste cambie de temperatura muy lentamente, recordando el nivel de actividad
durante una hora aproximadamente.

2.7 El Valor Clo.

La vestimenta reduce las pérdidas de calor del cuerpo, por consiguiente, la ropa es
clasificada de acuerdo a su poder de aislamiento. La unidad que se utiliza generalmente para
medir el nivel de aislamiento de la ropa es la unidad Clo, pero la unidad más técnica es m
2
ºC/W,
también se ve frecuentemente (1 Clo=0,155 m
2
ºC/W).
La escala de valores Clo, va desde una persona desnuda con un valor de 0 Clo, a alguien
vestida con una traje comercial con un valor de 1,0 Clo. El valor de Clo puede calcularse
conociendo el valor de las prendas y luego simplemente sumándolas. Si se requieren cálculos más
exactos se debe utilizar un maniquí calentado.

2.8 Confort Térmico Local.

Cuando evaluamos un lugar de trabajo se habla de una temperatura de confort, que se
define como la temperatura equivalente donde una persona se siente confortable térmicamente.
Muy pocas veces esta evaluación se realiza sobre la humedad cómoda, esto es en parte debido a
la dificultad de sentir la humedad del aire.
Si tenemos en un cuarto varias personas, con distintas vestimentas y realizando distintas
actividades, es difícil poder crear un ambiente térmico agradable para todos los ocupantes.
Afortunadamente, las personas pueden perfeccionar su propio confort térmico ajustando su ropa
para satisfacer las condiciones, por ejemplo, usando un pantalón más corto, enrollando las
mangas de la camisa o poniéndose una chaqueta, etc.




Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
10
Capítulo 2 CONFORT TÉRMICO
2.9 Disconfort Térmico Local.

Muchas veces una persona se puede encontrar en una sensación de neutralidad térmica,
sin embargo, puede que algunas partes de su cuerpo se encuentren en una situación de
incomodidad o disconfort térmico. Esta incomodidad local térmica no se puede eliminar elevando
o bajando la temperatura del local, es necesario eliminar la causa del sobrecalentamiento o
enfriamiento local.
Generalmente, el disconfort térmico local puede agruparse bajo uno de los siguientes
cuatro puntos:
• Enfriamiento convectivo local causado por una corriente de aire.
• Enfriamiento o calentamiento de partes del cuerpo debido a fuentes de radiación; esto es
conocido como un problema de asimetría de radiación.
• Pies fríos y una cabeza calurosa; suele suceder por las diferencias verticales de
temperatura del aire.
• Los pies calientes o fríos, causados por una temperatura del suelo incómoda, es decir, una
temperatura que contraste demasiado con la temperatura del cuerpo.

2.9.1 Corrientes de Aire.

Las corrientes de aire son la queja más común al hablar sobre el clima interior de
viviendas, edificios, vehículos, etc. El hombre no puede sentir la velocidad del aire, pero de lo
que realmente se quejan las personas es sobre un no deseado enfriamiento local del cuerpo.
Las corrientes de convección son producidas por las diferencias de temperatura que
ocasionan diferencias de densidad. Las corrientes de convección producen un movimiento típico
de aire que sube y baja continuamente. Este movimiento del aire produce un aumento en el
intercambio de calor entre el sujeto y el ambiente, este intercambio puede implicar pérdida o
ganancia de calor dependiendo si la temperatura del aire es más alta o más baja que la
temperatura de la piel del sujeto.
Las personas son muy sensibles a las corrientes de aire en las zonas desnudas del cuerpo,
por consiguiente, normalmente esto se siente sobre el rostro, manos y parte bajas de las piernas.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
11
Capítulo 2 CONFORT TÉRMICO
La cantidad de pérdida de calor de la piel causada por las corrientes de aire depende de la
velocidad media del aire, así como de la turbulencia de la corriente de aire y de la temperatura del
aire.
Debido a la manera en que trabajan los sensores de frío, muchas veces el grado de
incomodidad no sólo depende de la pérdida de calor local, la fluctuación de la temperatura de la
piel tiene una influencia también. Un flujo de aire con alta turbulencia se siente más molesto que
un flujo de aire poco turbulento, aunque la pérdida de calor sea la misma.
Cuando se trata de aire impulsado a un local, aire frío en verano y caliente en invierno,
debe hacerse con la velocidad adecuada para que el aire se mezcle convenientemente con el de la
habitación, pero sin que se ocasione molestias a los usuarios.

2.9.2 Asimetría de la Radiación Térmica.

Si se está de pie frente a una fogata, en un día frío, después de un tiempo se comienza a
sentir frío incómodo en la parte posterior del cuerpo. Esta situación de incomodidad no se elimina
acercándose más al fuego. Éste es un ejemplo de cómo la radiación térmica no uniforme produce
sensación de incomodidad.
En experimentos en que se expone a las personas a grados cambiantes de asimetría de
temperatura radiante, se ha demostrado que los techos calurosos y las ventanas frías causan
mayor incomodidad, mientras los techos fríos y las paredes calurosas causan menor incomodidad.

2.9.3 Diferencia Vertical de la Temperatura del Aire.

Por lo general, resulta desagradable tener una sensación de calor en la zona de la cabeza y
al mismo tiempo tener frío en los pies, sin importar que esto sea causado por la radiación o
convección. Desde el punto de vista del confort se debe evitar estas diferencias, o por lo menos
aminorarlas, ya que una diferencia de temperatura demasiada alta entre la cabeza y los pies,
pueden causar sensación de incomodidad.
En experimentos realizados con personas en estado de neutralidad térmica los resultados
mostraron que una diferencia de temperatura del aire de 3ºC entre la cabeza y pies dio un 5% de
descontento. Los 3ºC han sido escogidos en la Norma Iso 7730 como el nivel de aceptación para
una persona sentada con una actividad sedentaria.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
12
Capítulo 2 CONFORT TÉRMICO
La diferencia vertical de temperatura del aire se expresa como la diferencia entre la
temperatura del aire al nivel del tobillo y la temperatura del aire al nivel del cuello.

2.9.4 Temperatura del Suelo.

Debido al contacto directo entre los pies y el suelo, la incomodidad local de los pies
puede causarse a menudo por una temperatura del suelo demasiado alta o demasiado baja.
Hablar sobre el disconfort térmico causado por la temperatura del suelo es incorrecto,
cuando es la pérdida de calor de los pies la que causa la incomodidad. La pérdida de calor
depende de otros parámetros además de la temperatura del suelo, como la conductibilidad y el
calor específico del material del suelo y del tipo de calzado que se lleve.
Si los ocupantes llevan calzado, el material del suelo es menos significante. Por
consiguiente, ha sido posible dar algunos niveles de confort para esta “situación normal”.
La norma Iso 7730 fija niveles de confort en actividad sedentaria de 10% de insatisfechos.
Esto lleva a temperaturas del suelo aceptables que van de 19ºC a 29ºC.
Aunque también los valores recomendados para suelos ocupados por personas con los
pies desnudos pueden ser bastante diferentes, como por ejemplo, el valor de la temperatura
óptima para un suelo de mármol es de 29 ºC y el valor recomendado para la madera dura
barnizada es de 26ºC.
Por lo tanto, las características físicas de la vivienda o edificio, como el tipo de material
de las superficies, en este caso del suelo, puede ser factor importante en la construcción del
ambiente térmico de un espacio.

2.10 Parámetros y Factores que Determinan el Confort Térmico.

La percepción del ambiente térmico no depende únicamente de los parámetros
ambientales, es decir, la humedad relativa, velocidad del aire, temperatura del aire y temperatura
radiante, sino que es un fenómeno que incluye muchos factores del entorno interior y exterior; del
sujeto que percibe estos parámetros y de su relación física y psicológica con el ambiente. Además
habría que considerar factores culturales y sociales, tales como costumbres en el atuendo y en los
hábitos al usar el espacio, incluso en la alimentación.
Pero además hemos dicho que el confort térmico también está influenciado por el estado
térmico del sujeto; al aumentar la producción interna de calor aumenta la temperatura corporal,
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
13
Capítulo 2 CONFORT TÉRMICO
por lo que al estar en un entorno frío hará que esta circunstancia sea más tolerable al compensar
las pérdidas de calor debidas al diferencial térmico entre el entorno y el individuo, pero en las
mismas circunstancias de mayor producción interna de calor en un entorno cálido la percepción
será de calor al existir un gradiente térmico menor, lo que disminuye el flujo de calor hacia al
ambiente.
El siguiente esquema muestra los distintos factores que influyen en la percepción de un
ambiente de confort térmico.



Ubicación en el Espacio Temp. del Aire Estado de Salud


Control de Ventilación
y Soleamiento
Temp. Radiante Historial Térmico

Humedad Relativa Metabolismo Muscular


Control de Acondicionamiento
Velocidaddel Aire Metabolismo Basal

Constitución Corporal

Edad


ADAPTABILIDAD DE
Y EN EL ESPACIO
PARÁMETROS
AMBIENTALES
Sexo






PERCEPCIÓN DEL AMBIENTE
TÉRMICO
FACTORES
PERSONALES




CONTACTO VISUAL
CON EL MEDIO AMBIENTE
EXPECTATIVAS
DE CONFORT
Vestimenta
Figura 2.10-1. Percepción del ambiente térmico.

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
14
Capítulo 2 CONFORT TÉRMICO
A continuación describiremos brevemente algunos de estos factores.

2.10.1 Factores Personales.

Los factores personales son las características de los individuos que ocupan un ambiente o
espacio. Éstos definen las particularidades físicas del individuo, como edad, sexo, constitución
corporal, tipo de actividad que desarrolla en el espacio, tipo de vestimenta, etc.

2.10.1.1 Sexo.

Según Nevis Fanger, las mujeres tienen menor capacidad para la adaptación al ambiente
térmico, ya que por un lado tienen una menor capacidad cardiovascular, además de que la
temperatura de su piel, la capacidad evaporativa y su metabolismo son ligeramente inferiores a
los del hombre. Por lo general, se considera que la temperatura preferida por mujeres es medio
centígrado superior a la preferida por hombres. Esto puede deberse a la influencia de la
vestimenta que, por lo general, en el caso de las mujeres es más ligera, por lo tanto, con una
capacidad de aislamiento ligeramente menor a la vestimenta usada por los hombres.

2.10.1.2 Edad.

La influencia que tiene la edad en la percepción del ambiente térmico, es debido a que con
el paso de los años se reduce el metabolismo de la persona, teniendo como una de sus
consecuencias la reducción en la producción de calor, lo que se compensa en parte con la
reducción de sudoración, es decir, en la capacidad de perder calor por evaporación.
Se manejan distintos valores de diferencia de temperatura, por ejemplo, según Olgyay hay
1ºC más de preferencia de la temperatura ambiente para las personas mayores de 40 años.

2.10.1.3 Metabolismo.

Cuando hablamos de metabolismo nos referimos al cambio que realiza el cuerpo con los
alimentos en compuestos más simples, que luego son usados como energía en el proceso de
oxidación que sucede en las células.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
15
Capítulo 2 CONFORT TÉRMICO
La tasa de metabolismo indica el nivel de actividad del sujeto y es un factor importante en
la percepción del ambiente y el estado térmico de una persona.
Podemos decir que el estado térmico de una persona es la relación entre el calor que
produce el individuo, el calor que necesita para mantener una temperatura de 37 ºC y la cantidad
de calor que pierde hacia el ambiente o gana del ambiente.
Si un sujeto produce más calor del que necesita y del que pierde hacia al ambiente,
entonces tenderá a percibir la sensación de calor y, si por el contrario, produce menos calor del
que necesita su organismo y del que pierde, tenderá a percibir sensación de frío.

2.10.1.4 Vestimenta.

La vestimenta tiene un efecto aislante doble, ya que sirve para aislar de las condiciones
ambientales y a la vez evita las pérdidas de calor del cuerpo. Una u otra cosa es útil o no,
dependiendo de las condiciones ambientales.
En un clima frío se desea un efecto aislante de la ropa, para evitar las pérdidas de calor del
cuerpo hacia al ambiente, este efecto se produce al crear una cámara de aire quieto entre el
cuerpo y la ropa, el cual actúa como aislante debido a la baja conductividad térmica del aire;
además se evita el contacto con el aire en movimiento del ambiente, el cual produciría pérdidas
de calor por convección y conducción.
En un clima cálido seco la vestimenta evita que los rayos solares incidan en forma directa
sobre el cuerpo, de esta forma reduce la tasa de evaporación del sudor hacia al ambiente, sin esta
protección la evaporación del sudor sería muy rápida debido a la sequedad del aire ambiente.
En clima cálido húmedo lo más conveniente sería un aislamiento mínimo para así
favorecer las pérdidas por convección, ya que las pérdidas por evaporación serán pocas debido al
alto contenido de humedad en el aire.

2.10.1.5 Constitución Corporal.

La constitución corporal influye en la percepción de un ambiente térmico debido a que el
intercambio de calor de una persona con el ambiente se da principalmente a través de la piel, en
otras palabras, de la superficie expuesta del cuerpo que envuelve el volumen de éste. La
constitución corporal determina la relación entre la superficie expuesta y volumen, y el volumen
es proporcional a la cantidad de calor producida por el metabolismo de la persona.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
16
Capítulo 2 CONFORT TÉRMICO
Por lo tanto, entre más corpulenta una persona, la relación superficie-volumen será
menor, es decir, menor cantidad de superficie expuesta (superficie de piel) por unidad de
volumen y, por lo tanto, una menor capacidad de disipar calor hacia al ambiente. Ocurre lo
contrario con una persona delgada, que al tener una mayor superficie expuesta en relación con su
volumen, la capacidad de disipación que tiene es mayor.
Si lo llevamos a una situación cotidiana, por ejemplo, si tenemos dos personas, una
robusta y otra delgada que se encuentran en un ambiente cálido, con la misma vestimenta y el
mismo nivel de actividad; el robusto tenderá a percibir una sensación de calor por tener una
menor superficie expuesta y, por lo tanto, perder menos calor con relación a la que produce;
mientras que el delgado al tener mayor superficie relativa de piel, la capacidad de disipar calor
será mayor y tenderá a percibir una sensación de menos calor. En un ambiente frío tendríamos lo
contrario, el individuo delgado perderá mayor cantidad de calor y tenderá a tener una sensación
de frío.

2.10.1.6 Historial Térmico.

Al utilizar el concepto de historial térmico se hace referencia al efecto de la estancia
anterior en distintos ambientes térmicos, el cual influye en la percepción del ambiente térmico
actual.
Este factor se debe a las diferentes acciones que realiza nuestro cuerpo para adaptarse a un
ambiente térmico especifico, por ejemplo, la vasodilatación de los vasos sanguíneos de la piel en
un ambiente caluroso, con el fin de disipar una mayor cantidad de calor hacia el medio, si bajo
estas mismas condiciones fisiológicas nos trasladamos a un ambiente con una temperatura más
baja y de forma repentina, nuestro cuerpo no cambiará inmediatamente y seguirá con la
disposición de disipar calor, que es lo que necesitaba en el ambiente caluroso, pero ahora esta
reacción es contraproducente en el ambiente frío porque el flujo de calor aumentará y la persona
puede perder calor a un ritmo demasiado alto, lo que le producirá una sensación incómoda de
frío.





Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
17
Capítulo 2 CONFORT TÉRMICO
2.10.1.7 Expectativas de Confort.

Las expectativas de calor dependen de varios aspectos; primero del lugar en que se esté, si
es interior o exterior, si estamos en un interior nuestras expectativas van a ser mayores en
relación a un ambiente exterior, por lo que tenderemos a notar más la pérdida o ganancia de calor,
la velocidad del aire, la temperatura radiante, etc.
Otro aspecto que influye en la percepción de un ambiente térmico es si nosotros nos
decidimos a estar en condiciones ambientales determinadas. Los ejemplos más claros los tenemos
cuando desarrollamos actividades recreativas o deportivas. Por ejemplo, si vamos a tomar sol a
una playa o a esquiar a la nieve, estaremos por largo tiempo en condiciones que están lejos de lo
que consideramos confort, pero las aceptamos e incluso las disfrutamos. Sin embargo, si estas
mismas condiciones las tuviéramos en un lugar cerrado o nos fueran impuestas por otras
circunstancias ajenas a nosotros, no las toleraríamos.
Con las distintas estaciones del año también nuestras expectativas de confort van
cambiando, especialmente cuando las condiciones entre una y otra época del año son más
acentuadas. Por ejemplo, si tenemos unos 18ºC en el interior de una vivienda en el invierno, se
nos presentará como bastante agradable; mientras que en verano necesitaremos unos 4 a 5 grados
más para sentirnos confortables. En el caso contrario 30ºC en el verano nos parecerá agradables,
pero en el invierno demasiado caluroso. Esto sucede porque además de la capacidad de
aclimatación de nuestro cuerpo y del tipo de vestimenta que portamos, tenemos una
predisposición psicológica a unas circunstancias dadas, lo que hace que las aceptemos y
toleremos más.
Las distintas ubicaciones geográficas también tienen una influencia psicológica, ya que
cada zona tiene un clima determinado, y al encontrarnos en una determinada ubicación
esperamos ciertas condiciones ambiéntales a las que estaremos sometidos, lo que nos hace
incrementar nuestra tolerancia.
También es evidente que no todas las sociedades y clases sociales tienen las mismas
expectativas de confort, debido a las diferencias culturales y económicas. Al parecer mientras
más urbana y más rica una sociedad tendrá expectativas de confort más altas, y por lo tanto,
menor tolerancia a condiciones adversas del ambiente.



Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
18
Capítulo 2 CONFORT TÉRMICO
2.10.1.8 Contacto Visual con el Exterior.

El contacto visual con el exterior toma importancia desde el punto de vista del confort
ambiental, ya que al tener como referencia el ambiente exterior la persona puede tener una mayor
tolerancia a las condiciones del interior, sean éstas de frío o calor.
Por ejemplo, si nos encontramos en el interior de una vivienda o edificio que se encuentra
climatizado mecánicamente y sin contacto visual con el exterior, en el cual percibimos como
levemente frío el ambiente, lo más probable es que calificaremos la situación como inconfortable
y atribuyamos el frío a un mal funcionamiento del sistema mecánico de calefacción. Pero si bajo
estas mismas condiciones, con la diferencia que ahora tenemos un contacto visual con el
ambiente exterior y vemos que afuera cae nieve, inmediatamente relacionaremos la causa de esta
sensación de frío con el clima exterior y, por lo tanto, tendremos una mayor tolerancia hacia el
ambiente térmico interior ligeramente frío.

2.10.2 Parámetros Ambientales.

Al medir el ambiente térmico de una habitación es importante saber que el hombre no
siente la temperatura de la habitación, sino que él siente la pérdida de energía del cuerpo. Los
parámetros que deben medirse son aquellos que afectan la pérdida de energía, que son:
• Temperatura del aire
• Temperatura media radiante
• Velocidad del aire
• Humedad
La influencia de estos parámetros en la pérdida de energía es distinta en cada uno de ellos,
tampoco es suficiente medir sólo uno de ellos.
Para alcanzar condiciones mínimas de confort térmico es necesario, por lo menos,
controlar dos variables: temperatura y humedad.

2.10.2.1 Temperatura Interior del Aire.

Como hemos visto, la temperatura del aire ambiente determinará la reacción de nuestro
cuerpo frente a una condición ambiental específica. Si la temperatura ambiente es alta, el
organismo siente calor y como medida comenzaremos a transpirar y así la evaporación del sudor
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
19
Capítulo 2 CONFORT TÉRMICO
“roba calor” a la piel a razón de 540 calorías por gramo de sudor evaporado, lo cual enfría la piel
equilibrando la situación de exceso de calor. Por el contrario, si la temperatura es baja, el
organismo comenzará a gastar más energía interna para compensar la sensación de frío.
El calor que recibe nuestro cuerpo desde el exterior tiene dos orígenes: la temperatura del
aire circundante y la temperatura radiante de los muros y objetos que nos rodean.
Se han realizado muchas experiencias para poder establecer cuál es la temperatura del
aire con la cual el cuerpo humano se siente en equilibrio térmico, y el resultado es
aproximadamente de 20ºC. Evidentemente, existen pequeñas diferencias debido a los factores
personales (sexo, edad, constitución corporal, etc.), sin embargo, estas diferencias no varían más
allá de 2ºC, siempre que la humedad del aire no sea ni alta ni baja y la velocidad del aire sea de
un metro por segundo.

2.10.2.2 Humedad Relativa.

La humedad relativa es otro factor importante debido a que influye en varios fenómenos,
uno de ellos es la tasa de evaporación del sudor, que es una de las respuestas fisiológicas del
cuerpo humano para disipar el calor, ya que a menor humedad en el ambiente, mayor es la tasa de
evaporación del sudor, y por tanto, mayor la pérdida de calor por evaporación del cuerpo.
Otro de los fenómenos que afecta es la capacidad de aislamiento térmico de la vestimenta,
ya que al introducirse la humedad en los tejidos desplazando un volumen de aire y por tener el
agua un calor específico mayor que el del aire, incrementa la conductividad térmica global de la
vestimenta.
La humedad también influye en la transferencia de calor por convección de la piel hacia el
aire, ya que a un mayor contenido de agua en el aire, el calor específico del aire aumenta debido a
que el agua tiene un calor específico mayor, lo que hace que el flujo de calor del cuerpo hacia el
aire aumente, en el caso de que la temperatura del último sea inferior a la de la piel.

2.10.2.3 Temperatura Radiante.

La importancia de este factor es evidente y no siempre es positiva, por ejemplo, si en
invierno dentro de una habitación tenemos unos 20ºC como temperatura de aire, que es
aparentemente confortable, pero si las paredes de la habitación tienen una temperatura baja
debido a que tienen poca exposición al sol o están orientadas de tal manera que pierden calor por
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
20
Capítulo 2 CONFORT TÉRMICO
alguna razón, por ejemplo, la exposición a vientos fríos, será el cuerpo de la persona el que
irradie calor hacia éstas provocando la sensación de incomodidad por frío.
También se da el caso contrario en la época de verano, en la cual la envolvente de una
vivienda está sometida a una insolación durante todo el día, por la tarde al ponerse el sol la
temperatura del aire tiende a bajar en niveles confortables como podría ser 26ºC, pero la
envolvente de la vivienda aun no baja su temperatura tan rápido como el aire y permanece
radiando calor por varias horas más, provocando la sensación de calor en la persona.
Entre la persona y la envolvente de una vivienda se lleva a cabo un intercambio de calor
por radiación en la cual la dirección e intensidad dependerá del gradiente de temperatura entre el
individuo y las superficies del entorno. Este intercambio influye en la temperatura percibida por
el ocupante de una vivienda.

2.10.2.4 Velocidad del Aire.

La velocidad del aire es otro de los parámetros importantes en la percepción del confort
térmico. Este fenómeno se lleva a cabo de la siguiente manera: el contacto de la piel o la
vestimenta de una persona con el aire, por sí solo, ya implica un intercambio de calor por
conducción, pero si el aire circundante está estático cuando absorbe el calor suficiente para que
su temperatura sea muy cercana a la de la piel, la transferencia de calor disminuye
considerablemente.
Pero al estar el aire en movimiento, el volumen de éste que tendría que calentarse para
que el intercambio de calor disminuya casi a cero, tendrá que ser muy grande. Es por esto que el
efecto de un ventilador es refrescante, a pesar de que no enfría el aire, sino que solamente lo que
hace es renovar el aire que envuelve a la persona. Pero también se da el efecto contrario, es decir,
que el flujo de calor sea del aire hacia la persona, esto se produce cuando la temperatura del aire
es más elevada que la de la piel.
De acuerdo a la ASHRAE , por cada 0,275 m/s de aumento en la velocidad del aire la
temperatura de sensación desciende 1,0 ºC para temperaturas inferiores a 37ºC.





Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
21
Capítulo 2 CONFORT TÉRMICO
2.11 Climatización.

Como hemos dicho, el control de los factores de temperatura y humedad son claves para
conseguir un ambiente de confort o bienestar. Este punto es importante porque existen dos líneas
de actuación para conseguir este control: la climatización pasiva y la climatización activa.
La climatización pasiva pretende conseguir un ambiente de confort empleando medios
naturales, un diseño correcto y eficaz de la vivienda, utilización de la energía solar como agente
calefactor en invierno, etc.
La climatización activa emplea medios mecánicos para impulsar el aire o el agua de las
instalaciones, utiliza aparatos que hay que conectar a la corriente eléctrica, etc. Es evidente que
este último tipo de climatización es, en general, más agresiva, aunque también más eficaz.

2.12 Confort Térmico en la Vivienda.

Al hablar de confort térmico en una vivienda, se hace referencia a la capacidad que tienen
las casas de entregar ese bienestar habitacional a sus moradores, de tal forma que se sientan
cómodos.
Dentro de una vivienda encontramos distintos factores que influyen en el confort térmico:
a) Factores Físico Ambientales.

• Temperatura del aire
• Temperatura media radiante
• Humedad ambiental
• Velocidad del aire
• Hora del día

b) Sistema Construido Empleado.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
22
El sistema construido empleado debe ser aquel que asegure a la persona un ambiente
agradable. Además debe brindar seguridad y comodidad ante los diversos tipos de clima que
envuelven a la vivienda, con un costo mínimo de mantención.
Capítulo 2 CONFORT TÉRMICO
c) Tipo de Aislante Usado.
Es muy importante hacer una buena selección del aislante a utilizar, ya que de él
dependerá el grado de confort térmico que tendrá la vivienda.
d) Elementos Mecánicos o Eléctricos.
Los que permitan conservar la temperatura agradable al interior del recinto, con los
correspondientes gastos energéticos.
Como respuesta al estar en un ambiente determinado tenemos:
• Arropamiento (ambiente de bajo confort térmico)
• Tiempo de permanencia (ambiente con un buen confort térmico)

Pero no sólo estos factores influyen en el confort térmico, hay otros que escapan al diseño
de las viviendas, son aspectos subjetivos como es la sensación térmica de cada persona, que
puede estar influenciada por aspectos sicológicos, decoración o color de una habitación (distinta
si es clara u oscura), etc.
Sin embargo, hay una amplia gama de ítems que sí le corresponden a la construcción, para
ello es muy importante diseñar y construir teniendo en mente aspectos prácticos como es la
cantidad y calidad de luz que recibirá una casa, la calidad del aire interior y la ventilación de la
vivienda.



Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
23














CAPÍTULO 3
“EFICIENCIA ENERGÉTICA”














Capítulo 3 EFICIENCIA ENERGÉTICA
3.1 Fuentes de Energía, Características y Funciones.

La demanda y consumo de energía están estrechamente relacionados con el desarrollo
sustentable y la eficiencia energética. A pesar de que la energía no es una necesidad humana
básica, es fundamental para la realización de gran parte de sus actividades. Sin la energía sería
imposible la producción de bienes y servicios, así como la realización de labores tan cotidianas
como cocinar, calentarse, viajar de un lugar a otro, comunicarse o iluminar una casa u oficina.
Sin embargo, tanto éstas como la actividad económica y el flujo de materiales necesarios para
mantenerla, dependerán de la existencia y la disponibilidad de fuentes de energía.
El acceso a las fuentes energéticas se distribuye de manera desigual entre los países y al
interior de éstos. Muchos países en vías de desarrollo carecen de recursos energéticos seguros y
confiables, en especial en poblaciones rurales o aisladas al interior de ellos. Por otra parte, los
países desarrollados son los mayores consumidores de energía, y al mismo tiempo los
responsables de los cambios climáticos debido a la emisión de gases de efecto invernadero.
Las fuentes energéticas son recursos o medios capaces de producir algún tipo de energía,
por ejemplo la electricidad, para luego consumirla. Estas fuentes se pueden clasificar en
renovables o no renovables y en primarias y secundarias.

3.1.1 Fuentes de Energía Renovables o Inagotables.

Se caracterizan porque en sus procesos de transformación y aprovechamiento en energía
útil no se consumen ni se agotan. Las energías renovables suelen clasificarse en convencionales y
no convencionales, según sea el grado de desarrollo de las tecnologías para su aprovechamiento y
su presencia en los mercados, dentro de las convencionales está la hidráulica a gran escala. Como
energía no convencional, se considera la eólica, la solar, la geotérmica y la de los océanos.
Como ejemplo de energías renovables podemos encontrar ríos, olas, sol, viento, mareas,
biomasa (leña y residuos), calor de la tierra.





Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
25

Capítulo 3 EFICIENCIA ENERGÉTICA
3.1.2 Fuentes de Energía No Renovables o Agotables.

Durante siglos, la leña, los residuos agrícolas, los excrementos de animales y el carbón
vegetal, constituyeron las principales fuentes de energía junto con la motriz eólica, fluvial, animal
o humana. Sin embargo, actualmente alrededor de un 89 % de la energía consumida en el mundo
proviene de los combustibles fósiles, principalmente del petróleo y del carbón.
Los combustibles fósiles son organismos vivientes fosilizados en procesos de varios
millones de años de duración, por lo que su formación por procesos naturales aún continúa. Pese
a esto se considera como fuente no renovable, puesto que los quemamos mucho más rápidamente
de lo que se forman, y haría falta un milenio para acumular la materia orgánica que se consume a
diario en el mundo. Por lo tanto, son considerados recursos agotables o no renovables: el carbón,
el petróleo, el gas natural, la energía nuclear.

3.1.3 Fuentes Primarias.

Son recursos naturales disponibles en la naturaleza en forma directa (como los ríos, las
olas, el viento, el sol, etc.) para su uso energético, sin necesidad de someterlos a un proceso de
transformación.

3.1.4 Fuentes Secundarias.

Productos resultantes de las transformaciones o elaboración de recursos energéticos
naturales (primarios) o, en determinados casos, a partir de otra fuente de energética ya elaborada
(por ejemplo, el alquitrán). Se originan en un centro de transformación y su destino es un centro
de consumo. El proceso de transformación puede ser físico, químico o bioquímico,
modificándose así sus características iniciales.
Son fuentes energéticas secundarias la electricidad, los derivados del petróleo (gasolinas,
combustibles diesel, parafina, otros), el carbón mineral y el gas manufacturado (o gas de la
ciudad).


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
26

Capítulo 3 EFICIENCIA ENERGÉTICA
3.2 Usos de las Fuentes de Energía.

En el siguiente cuadro se muestran las principales fuentes de energía y sus diferentes usos.

Tabla 3.2-1. Usos de las fuentes de energía.

Fuente de Energía Usos
Carbón Como fuente de calor para la producción de vapor y de
electricidad.
Petróleo Como combustible en los motores de los vehículos de transporte
y en menor medida en la generación de electricidad.
Gas Natural Como fuente de calor para la producción de vapor y de
electricidad
Biomasa (leña y residuos
agrícolas)
Como fuente de energía calórica en actividades domésticas e
industriales, principalmente en países del tercer mundo.
Hidráulica, solar, eólica
y nuclear
Electricidad.


3.3 Desarrollo Económico y Demanda Energética.

Hoy la seguridad energética es un desafío mundial. A medida que los países se desarrollan
económica y socialmente, la intensidad en el uso de la energía aumenta y, por lo tanto, se
necesitan grandes fuentes de suministro, las cuales muchas veces no se encuentran disponibles
fácilmente. Al mismo tiempo hay más presión sobre las fuentes energéticas basadas en recursos
naturales, lo cual genera un problema pero también plantea el desafío de encontrar la mejor
manera de satisfacer esas demandas sin provocar daños irreversibles al medio ambiente y al
bienestar de los seres humanos.
Además, existe una compleja relación entre los países productores y los consumidores, la
que muchas veces se ve afectada por factores geopolíticos y riesgos de desastres naturales. Es por
eso que hoy en diferentes partes del mundo se está tendiendo a la diversificación de la propia
matriz energética y al logro de mayores grados de autonomía, dando paso a iniciativas de
eficiencia y conservación, así como a la aplicación de energías no convencionales.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
27

Capítulo 3 EFICIENCIA ENERGÉTICA
Sin embargo, hay que tener en cuenta que las prioridades en los países desarrollados y en
los países en vías de desarrollo pueden ser muy diferentes. Como éstos últimos buscan mejorar
sus estándares de vida, tienen la oportunidad de hacer cosas diferentes de las que se hicieron en el
pasado. El desafío es romper la relación entre crecimiento económico y consumo de energía para
generar procesos productivos eficientes y reducir los residuos y, al mismo tiempo, romper la
relación entre consumo de energía y contaminación, dependiendo más de energías renovables y
usando combustibles fósiles más eficientemente.
3.4 Eficiencia Energética.
El manejo sustentable de los recursos energéticos requiere conciliar la creciente demanda
y consumo de energía, con una protección efectiva del medio ambiente presente y futuro, sin
frenar la aspiración de alcanzar mejores niveles en la calidad de vida y un mayor progreso.
Para lograr estas metas se plantea el uso eficiente de la energía en todos los actores del
mercado energético: productores, consumidores y reguladores. El uso eficiente de la energía es
una de las principales estrategias para mejorar la competitividad de la economía y reducir a lo
estrictamente necesario las expansiones que naturalmente requiera el sistema energético nacional.
Es también una medida concreta no sólo para la conservación de los recursos energéticos fósiles,
sino también para el abatimiento de los impactos ambientales derivados de la producción y
consumo de energía, como son entre otros la contaminación del aire y el cambio climático.
En este tema Chile está atrasado 30 años con respecto a los países desarrollados. Es así
como en un periodo de algo más de 20 años estas naciones redujeron su intensidad energética
neta entre 30 y 40%, mientras que nuestro país prácticamente se mantuvo constante o con un leve
crecimiento.
Aunque el uso eficiente de la energía debiera ser un asunto prioritario para todos los
sectores productivos, el foco está en el sector industrial, el cual tiene la más alta demanda de
energía primaria y de este modo el más alto potencial para el ahorro y conservación energética a
través de medidas económicas y técnicas. Aunque estas medidas quizás requieran inversiones
iniciales, los retornos pueden obtenerse en el corto plazo debido a la reducción en la demanda de
energía. Aplicar eficiencia energética implica generalmente modificar los procesos industriales
para prevenir más que curar.

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
28

Capítulo 3 EFICIENCIA ENERGÉTICA
3.5 Situación Chilena en la Actualidad.
El desafío es doble para países que aún se encuentran en proceso de crecimiento, como es
el caso de Chile. Por una parte, debemos estar preparados para los aumentos de la capacidad de
generar energía que nos exige, y nos exigirán cada día más, nuestros niveles de crecimiento
esperado; y al mismo tiempo, debemos intentar que la manera como consumimos energía sea los
más eficiente posible.
El desarrollo económico de Chile ha significado un aumento sostenido del consumo
energético, y por ende, una mayor presión sobre la oferta energética disponible. Asimismo,
factores externos, climáticos y medioambientales influyen directamente en la energía disponible.
Al no disponer de una amplia oferta de recursos energéticos convencionales, nuestro país
es un importador neto de combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural). Actualmente
importa el 72% de la energía que consume (48% en 1990), lo que hace al país muy vulnerable
frente a la volatilidad de los precios y/o interrupciones en el suministro.
En cuanto a la matriz energética primaria, las cifras del 2004 mostraban una participación
de 35,3% del petróleo (99% importado); 24,3% del gas natural (80% importado); 9,3% del
carbón (96% importado); 17% de hidroelectricidad; 14% de leña.

3.6 Política Energética en Chile.

El 24 de enero de 2005, el Gobierno de Chile impulsó y convocó la participación de una
serie de actores públicos y privados, y encargó al Ministerio de Economía, Fomento y
Reconstrucción, la puesta en marcha e implementación del Programa País de Eficiencia
Energética (PPEE).
Su creación se basó en una evaluación de desempeño ambiental realizada al país el año
2005 por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD), el que resaltó
en sus recomendaciones la importancia de incorporar la eficiencia energética en el desarrollo de
la nación.
J unto con lo anterior, el gobierno chileno publicó el 16 de febrero del 2005 la firma del
Protocolo de Kyoto de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el cambio climático
en el que se establece la necesidad de los países firmantes de asegurar el fomento de la eficiencia
energética en los sectores pertinentes de la economía.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
29

Capítulo 3 EFICIENCIA ENERGÉTICA
Los proyectos y actividades desarrolladas por el PPEE se desarrollan mediante un proceso
participativo que integra a diferentes estamentos de la sociedad, con el propósito de instalar una
cultura de eficiencia energética (EE) en el país.
A escala general se ha estimado que se puede lograr un 1,5% anual de mejoramiento de la
eficiencia energética.
Para alcanzar esto se interviene en los principales sectores del consumo energético:
Transporte; Industria, Comercio y Minería; Vivienda y Construcción; Artefactos Domésticos y
Sector Público. Además se han conformado dos áreas transversales de trabajo e integración:
Educación y Regiones.
Cada una de estas áreas está a cargo de profesionales que elaboran estrategias de
intervención basadas en la participación de los actores más relevantes y de evaluaciones técnico-
económicas en cuanto al consumo energético de los distintos sectores, los potenciales de
mejoramiento de la eficiencia energética y las posibilidades técnica, legales e institucionales
existentes.
El actual gobierno de Michelle Bachelet posee una Política Energética, cuyo gran objetivo
es impulsar un Plan de Seguridad Energética Sustentable, cuyos ejes principales son:
• Seguridad en el abastecimiento: diversificación de la matriz energética, diversificación de
las fuentes y mayor grado de independencia.
• Sustentabilidad: resguardo del medioambiente, compensaciones y mitigaciones adecuadas
y promoción de la responsabilidad social.
• Eficiencia económica: promoción de competencia, regulación eficiente, uso eficiente de la
energía.

Las acciones claves de este Plan, apuntan a:
• Fomentar las inversiones en nuevas fuentes de generación, tradicionales y no
tradicionales.
• Crear marcos de intercambio energético con países de la región.
• Desarrollar los instrumentos para que el 15% del aumento de la generación eléctrica al
Bicentenario se logre con energías renovables no convencionales.
• Implementar un programa nacional de uso eficiente de la energía (Programa País de
Eficiencia Energética).

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
30

Capítulo 3 EFICIENCIA ENERGÉTICA
3.7 Experiencia Internacional en Programas de Eficiencia Energética.

3.7.1 Experiencia en Japón.

La Agencia de Energía y Recursos Naturales (AERN), dependiente del Ministerio de
Economía, Comercio e Industria (MECI), es la responsable de la política energética del J apón y
cuenta con cinco unidades administrativas especializadas. Entre los objetivos de la AERN está el
asegurar estratégicamente la seguridad energética, realizar un abastecimiento eficiente y
promover políticas armónicas con el medio ambiente. Se establecieron diferentes medidas para
diferentes sectores.

Medidas en el Sector de Vivienda.

Se establecieron estándares de aislamiento térmico de las viviendas desde 1980, sin
embargo, éstos fueron actualizados por última vez en 1992, estableciéndose niveles comparables
a los de las regiones más frías de Europa y Norte América.
Además, se tomaron medidas fiscales para la adquisición de equipos eficientes para la
vivienda. Para ello se apuntó a la reducción de impuestos de un 7% del costo del equipo, la que
no puede ser mayor al 20% del impuesto a la renta, y a subsidios para la implementación de
Sistemas de administración de Energía en Hogares y Edificios.

Medidas en el Sector Comercio.

Para el caso de oficinas, tiendas comerciales, hoteles, hospitales o clínicas, y escuelas, la
ley de conservación de energía define estándares para la prevención de pérdidas de calor y para el
uso eficiente de la energía en aire acondicionado, ventilación mecánica, sistemas de iluminación,
distribución de calor y ascensores.

Medidas en el sector Industrial.

Para que aquellas empresas con un alto nivel de gasto energético puedan cumplir con los
estándares definidos por la ley, están obligados a seleccionar gerentes de energía, a capacitar el
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
31

Capítulo 3 EFICIENCIA ENERGÉTICA
personal en conservación de energía y, por último, tienen la obligación de mantener registros
sobre el uso de energía. Para velar por el cumplimiento de estas medidas se realizaron
inspecciones periódicas y auditorías energéticas.
Para poder facilitar el cumplimiento de estas medidas se estableció un sistema de
préstamos de bajo interés de equipos eficientes, y otro conjunto de subsidios que fue establecido
en 1999 para promover la comercialización de tecnología de ahorro energético.

3.7.2 Experiencia en Canadá.

En octubre de 1991 se crea la entidad nacional, Nacional Energy Use Database,
responsable de administrar la información de consumo de energía. Esta entidad ha permitido
mejorar significativamente la adquisición y análisis de la información energética, a partir de lo
cual es posible identificar nuevas oportunidades para mejorar la EE y al mismo tiempo, evaluar la
efectividad de las medidas implementadas.

Medidas en el Sector Construcción.

Norma nacional para la construcción: Existe una norma nacional de calidad térmica para la
construcción de edificios comerciales y otra norma para la construcción residencial. Estas normas
permiten introducir eficiencia energética en la medida que establecen estándares mínimos en la
construcción de nuevas casas y edificios. Los estamentos correspondientes se encargan de
capacitar a las autoridades provinciales y municipales para facilitar la adopción de la norma y
analizar sus impactos.

Programa Voluntario R-2000: Este programa, introducido por primera vez en 1982, alienta a los
canadienses a construir sus hogares de manera ambientalmente responsable y energéticamente
más eficiente. Un hogar certificado R-2000 cumple con estándares mayores a los exigidos
comúnmente, de manera que las viviendas que poseen el certificado R-2000 pueden ser hasta un
50% más eficientes que una vivienda común.
A pesar de ser un programa voluntario, en aquellas provincias o territorios en donde se
han ofrecido ciertos beneficios a compradores o constructores, la tasa de adopción ha sido mucho
mayor que en el caso voluntario. El estándar R-2000 ha influenciado en gran medida la
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
32

Capítulo 3 EFICIENCIA ENERGÉTICA
construcción en Canadá, haciendo que en promedio las edificaciones sean actualmente un 30%
más eficiente que antes de la implementación del programa.

Tecnología energética para la construcción: El objetivo de este programa es desarrollar capacidad
en la industria de la construcción y de la producción de materiales que permita un 50% de mejora
energética en la construcción.

Etiquetado energético: Este programa busca estimular a los usuarios a crear conciencia e
influenciar sus decisiones a la hora de realizar sus compras. El esquema de etiquetado de equipos
es obligatorio para los nuevos productos. El programa ofrece orientación a través de campañas de
educación y entrenamiento para el personal de las tiendas de venta al Detalle.
Adicionalmente, existe un programa voluntario de etiquetado desarrollado por una
asociación de productores que se aplica a puertas y ventanas.

EnerGuide (Orientación energética para hogares): Establecido en 1998, este programa busca
persuadir a propietarios a invertir en EE y a considerarla al momento de comprar una casa o
departamento. Las viviendas que participan del programa son inspeccionadas y sus propietarios
reciben recomendaciones para mejorar el rendimiento energético de ellas. Una vez realizadas las
mejoras el EnerGuide clasifica las viviendas según su grado de inversión en EE de manera de
orientar a posibles compradores.

3.7.3 Experiencia en Estados Unidos.

La responsabilidad de la política energética en los Estados Unidos es compartida por las
autoridades federales, estatales y municipales. La institución encargada de desarrollar y dirigir la
política energética estadounidense a nivel federal es el Ministerio de Energía (DOE por su sigla
en ingles).

Medidas en Sector Construcción y Residencial.

Las casas y edificios, comerciales y residenciales, consumieron en 1999 alrededor de un
36% del total de la energía demandada por el país y utilizaron casi dos tercios de toda la
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
33

Capítulo 3 EFICIENCIA ENERGÉTICA
electricidad generada. En términos de los impactos económicos, los estadounidenses gastan
aproximadamente un cuarto de trillón de dólares al año en calefacción, frío, iluminación y en la
operación de aparatos eléctricos y otros equipos utilizados en las viviendas y edificios.

Investigación y desarrollo en edificios: El DOE implementa y coordina una serie de programas
para mejorar la eficiencia energética tanto de la envolvente de los edificios como de los
equipamientos que la componen, de manera que se trabaja con un enfoque de “diseño integral”.

Programa de Asistencia en Climatización: Este programa implementa las medidas de EE en
viviendas de familias de bajos ingresos. Se eligen las mejoras más costo-efectivas y se
implementan sin cargo alguno para los propietarios. El programa ha reducido de esta manera los
consumos de calefacción y climatización de más de 5 millones de hogares de bajos ingresos,
desde su puesta en marcha en 1976.

Programa de asistencia energética a hogares de bajos ingresos: Es un programa federal de
asistencia para hogares de bajos ingresos que les ayuda a pagar los costos de calefacción y
climatización de sus hogares. Este programa, administrado por el Departamento de Salud y
Servicios Humanos, asiste a cuatro millones de hogares de bajos ingresos anualmente.

Normas de Construcción: Las normas de construcción se establecieron en casi todas los estados
durante 1970, en la Normativa Energética de 1992 estas normas fueron exigidas y actualizadas a
nivel federal. Cada año cerca de 900.000 hogares son diseñados en base a las normas federales,
estatales o municipales. Alrededor de 11 millones de m2 adicionales de construcción comercial
caen también dentro de la normativa.

La Asociación para el Uso de Tecnología Avanzada en la Vivienda: Es un programa dirigido por
DOE y el Ministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano, que trabaja en la creación de asociaciones
entre la industria y el gobierno para acelerar la creación y la penetración en el uso de tecnologías
avanzadas, tanto en construcciones nuevas como existentes.



Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
34

Capítulo 3 EFICIENCIA ENERGÉTICA
3.8 Eficiencia Energética en la Construcción de Viviendas.

El sector de vivienda, edificación y construcción es responsable del 28 % del consumo
energético en Chile, de los cuales el 31% corresponde al total de electricidad consumida, 29 %
del total de gas natural y 73% del total de leña (CNE,2007). Sin embargo, junto a este intenso
gasto, también se le reconoce que es uno de los rubros con los mejores espacios para avanzar en
el uso eficiente de la energía, a través de la innovación y a la incorporación de tecnología.
Existe como meta que para el 2010 se encuentre operativo e implementado el Sistema de
Certificación Energética de viviendas
Con el propósito de reducir el consumo energético en este sector, el PPEE ha impulsado
una serie de proyectos e iniciativas para consolidar la disminución del uso de la energía en el área
del orden del 0.9%, estimados según las CNE. En este sentido, el MINVU, así como las Cámara
Chilena de la Construcción y el Instituto de la Construcción han tenido una participación activa
en el desarrollo de los objetivos.
Dentro de los proyectos del MINVU está el Programa de Reglamentación sobre
Acondicionamiento Térmico en Viviendas, incorporándose como reglamento a la Ordenanza
General de Urbanismo y Construcciones, cuya primera etapa comenzó el año 2000, y establece
exigencias de aislamiento térmico para las techumbres de todas las viviendas del país. La segunda
etapa se comenzó a aplicar a partir de Enero del 2007 y viene a complementar la primera etapa,
incorporando exigencias a muros, ventanas y pisos ventilados. La última etapa de la
reglamentación se relaciona con el comportamiento global y la certificación energética de la
vivienda. En esta fase debe simular el comportamiento térmico de la vivienda en su integridad,
incorporando todos los factores que influyen en el acondicionamiento climático y en el balance
energético de los ambientes. Es un método alternativo a las exigencias térmicas, para lo cual el
MINVU elaboró un software de cálculo de demanda energética de la vivienda para evaluar su
comportamiento global. Este software se encuentra en etapa de perfeccionamiento. Con la
aplicación de esta herramienta se dará el primer paso para establecer una certificación energética
de las viviendas en Chile.
Para poder hablar del uso eficiente de la energía en una vivienda, debemos tener claro que
la eficiencia energética no es sinónimo de confort térmico, ya que son dos cosas distintas. Por
ejemplo, con sofisticados sistemas de calefacción podemos alcanzar temperaturas confortables,
pero energéticamente muy poco eficiente.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
35

Capítulo 3 EFICIENCIA ENERGÉTICA
Sin embargo, ambos conceptos están íntimamente ligados, ya que la eficiencia energética
es el poder mantener o mejorar el confort o estándar de una construcción utilizando los menores
recursos energéticos.
Alcanzar esto no es sencillo, pero sí podríamos decir que hay tres aspectos importantes
que contribuyen a alcanzar una construcción energéticamente eficiente:
• El diseño arquitectónico: en él se deben considerar elementos como la correcta
orientación de las ventanas, privilegiando la entrada de luz natural y disminuyendo la
artificial, lo que además asegura la entrada adecuada de calor y su consiguiente reducción
de fuentes de calefacción y ventilación.
• La elección de materiales: en este caso se debe considerar el ciclo de vida asociado a cada
uno y sus capacidades aislantes, tanto del frío como del calor. Por otra parte, dentro de
una mirada ecológica, de protección del medio ambiente, participa también la etapa de
elaboración de los materiales, donde se privilegian los que requieren un menor gasto
energético en su fabricación, y la capacidad de reciclaje de éstos tras una eventual
demolición.
• Incorporación de tecnología: existe una serie de equipos y productos que comienzan a
atraer el interés de constructores y clientes, dado su probado aporte a la disminución de
consumo de energía.

En nuestro país es un tema que se ha comenzado a tratar recientemente, pero ya se
observan algunos casos interesantes en la disminución del consumo de energía, lo cual trae
muchos beneficios a mandantes, constructoras y clientes finales. Estas ventajas se traducen, por
ejemplo, en mayor confort y menores costos para los usuarios, además de elevados estándares de
calidad para los constructores.
Aún existe un escaso atrevimiento en invertir en construcciones de este tipo, ya sea por
falta de iniciativa de los mandantes o por desconocimiento del consumidor y de los profesionales
que desarrollan los productos.
Sin embargo, la escasez de gas natural, el alza de petróleo y la contaminación ambiental
producto de la combustión de la leña, por ejemplo, comenzarán a obligar a constructores y
usuarios a tomar la iniciativa.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
36

Capítulo 3 EFICIENCIA ENERGÉTICA
Norman Goijberg, arquitecto y miembro del Comité Ejecutivo de iiSBE, asegura que la
eficiencia energética no es necesariamente más cara, requiere de innovación tecnológica que
puede presentar un costo inicial más alto, pero a medida que se masifique bajarán los precios.
A veces basta con recurrir a herramientas simples para evitar pérdidas, ya que si se cuenta
con una adecuada planificación no es necesario hacer construcciones sofisticadas, ya que los
mismos materiales usados correctamente, además del buen manejo de aislantes, masas y
transparencias, cumplen con el objetivo de ahorrar.

3.8.1 Aspectos de Diseño.

Bioclimatización.
Consiste en el uso de energías pasivas y el aprovechamiento de la inercia térmica de los
materiales. Por ejemplo, el uso de tubos enterrados que proveen de aire o agua acondicionados a
la temperatura terrestre, que especialmente en invierno supera a la ambiental.

Orientación.
Para poder aumentar la luz natural en las viviendas y controlar la radiación solar, lo ideal
es la orientación nororiente de acuerdo con la trayectoria del sol. Esto se puede complementar
con un filtro con aleros correctamente ubicados para atraer el sol en invierno cuando los rayos
caen horizontalmente y poder contenerlos en verano cuando son verticales.

Ventanas.
La distribución de las ventanas resulta fundamental, se deben instalar hacia el norte para
asegurar más luz y calor, además de proteger la fachada sur.

Fachadas.
Es importante tener fachadas que posean elementos flexibles como celosías, persianas,
toldos y cortinas, con el fin de poder detener los rayos solares en verano y captarlos en invierno.

Cubiertas.
Existen aplicaciones de vegetación en techos que ayudan a fortalecer la aislación de las
viviendas, pues amortigua los efectos climáticos como las lluvias invernales y los rayos solares
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
37

Capítulo 3 EFICIENCIA ENERGÉTICA
en verano. Se deben evitar los techos oscuros y brillantes que modifican la absorción y el reflejo
de los rayos solares.

Luz y Calor.
El aprovechamiento de la luz solar es una de las medidas más importantes en el ahorro de
energía eléctrica. Para esto el método más utilizado es la ubicación de las ventanas hacia el norte,
pero a la vez no se debe caer en el error de instalar una gran cantidad de ventanas, ya que la
vivienda se puede tornar excesivamente calurosa en verano.

Puentes Térmicos.
Éstos deben evitarse al máximo, y para ello no se requiere alta tecnología ni grandes
gastos. Un ejemplo común es cuando existen estructuras metálicas reticuladas que salen hacia el
exterior, produciendo un puente térmico hacia el interior de la vivienda, para ello se recomienda
hacer un corte estructural a la losa con un aislamiento.

Ventilación.
Influye en la calidad del aire en el interior de la vivienda. Existen variadas soluciones, que
muchas veces no necesitan una gran inversión. En viviendas económicas antiguamente se
realizaban perforaciones en la parte superior de los muros, pero hoy en día existen elementos más
eficientes, como los aleros.

3.8.2 Elección de Materiales.

Una correcta elección de los materiales genera construcciones eficientes y que además,
tengan un bajo impacto hacia al ambiente. En la actualidad abundan los materiales complejos de
reciclar, pero también existen soluciones constructivas basadas en madera y otros productos
naturales que contribuyen al menor gasto de energía durante la operación de una vivienda y no
dañan el medio ambiente al desecharse.
Es evidente que la capacidad de aislamiento de los materiales contribuye a la eficiencia
energética. Un aspecto clave para conservar la energía al interior de las viviendas es una buena
aislación. Sin embargo, la mayoría de los sistemas implican gastos en mano de obra y
terminaciones que incrementan los costos de las construcciones. Entre las estructuras más
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
38

Capítulo 3 EFICIENCIA ENERGÉTICA
simples están las perfilerías metálicas y de madera, que admiten aislantes entre sus capas. Más
complejos son los muros de hormigón y ladrillos, pues el aislante que va en las caras exteriores,
aumenta los espesores de construcción y requiere faenas adicionales.

3.8.3 Incorporación de Tecnología y Ahorro.

Existe una gran variedad de equipos y productos que incrementan la eficiencia energética
de las viviendas, y aunque la mayoría requiere de una inversión inicial, en el largo plazo el ahorro
reporta interesantes ganancias. Los equipos más sofisticados y con bajos requerimientos
energéticos están presentes en edificios, los más simples y más accesibles los encontramos en las
viviendas.

Ahorro de Electricidad.
El caso más común es el uso de ampolletas fluorescentes de alta eficiencia que, con un
consumo de 15 Watts, provee la misma cantidad de luz que una incandescente de 60 Watts.

Calefacción.
Los sistemas más comunes son las losas radiantes de piso, cielo, los radiadores, y en
menor grado, el aire caliente. Cada sistema tiene una aplicación determinada de uso y área a
calefaccionar.

Climatización.
Se emplean en grandes edificios de oficinas, hoteles y hospitales, entre otros. Asociada al
uso de aire acondicionado, se le identifica como una gran consumidora de energía, sin embargo,
según los fabricantes brinda oportunidades de ahorro; esto se logra con vidrios aislantes, así la
casa requiere de equipos más pequeños de aire acondicionado y por lo tanto, se incurrirá en
menores gastos de energía.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
39
















CAPÍTULO 4
“CONTAMINACIÓN AMBIENTAL Y USO DE
LA LEÑA”











Capítulo 4 CONTAMINACIÓN AMBIENTAL Y USO DE LA LEÑA
4.1 Contaminación Ambiental.

Se denomina contaminación ambiental cuando se cuenta con la presencia de agentes
(físico, químico o biológico) o una combinación de varios agentes en lugares, formas y
concentraciones, de tal forma que sean o puedan ser nocivas para la salud y el bienestar de las
personas, o bien que puedan ser perjudícales para la vida vegetal o animal.
A medida que el hombre se desarrolla y aparecen nuevas necesidades como consecuencia
de su vida en sociedad, el medio ambiente que lo rodea se deteriora cada vez más. A diferencia
de los seres vivos que se adaptan al medio ambiente para poder sobrevivir, el hombre adapta y
modifica ese mismo medio según sus necesidades.
Fenómenos como el progreso tecnológico y el crecimiento demográfico, producen
alteraciones en el medio, que en algunos casos atentan contra el equilibrio biológico de la Tierra.
Es de vital importancia que el hombre sepa compatibilizar estos fenómenos para no producir
efectos nocivos en el medio, para ello debe proteger los recursos renovables y no renovables y
tomar conciencia de que el saneamiento ambiental es fundamental para la vida sobre el planeta.

4.1.1 Efectos de la Contaminación Ambiental en la Salud.

Expertos de salud ambiental y cardiólogos de la Universidad de California del Sur en
Estados Unidos, acaban de demostrar que la contaminación ambiental de las grandes ciudades
afecta la salud cardiovascular, comprobando que existe una relación directa entre el aumento de
las partículas contaminantes del aire de la ciudad y el engrosamiento de la pared interna de las
arterias, que es un indicador de aterosclerosis.
El efecto constante de respirar aire contaminado en un periodo de un año, conducirá
finalmente al desarrollo de afecciones cardiovasculares como el infarto. Al inspirar partículas con
diámetros menores a 2,5 micrómetros están ingresan en las vías respiratorias más pequeñas e
irritando las paredes arteriales.
Contaminantes como materiales particulados producen aumento en la frecuencia
pulmonar, irritación de ojos y nariz, muertes prematuras, tos y dolor de cabeza, incremento de
mucosidades, aumento de ataques asmáticos.
El Doctor Lionel Gil, durante la elaboración del Plan de Descontaminación de Santiago,
señaló que las altas concentraciones de monóxido de carbono interfieren en el transporte de
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
41

Capítulo 4 CONTAMINACIÓN AMBIENTAL Y USO DE LA LEÑA
oxígeno al corazón, músculos y cerebro, disminuyen funciones neuroconductuales, efectos
perinetales, como menor peso del feto y retardo del desarrollo post natal, problemas respiratorios
y cardiacos en pacientes enfermos del corazón.

4.1.2 Contaminación del Aire.

En sí, el aire limpio se compone de elementos químicos que se han producido
naturalmente por miles de años. El nitrógeno y el oxígeno son los elementos que conforman
mayoritariamente el aire. El aire limpio contiene cantidades variables de vapor de agua y trazas
de gases como el helio y dióxido de carbono. Se dice que el aire es limpio cuando los niveles
químicos y físicos de sus componentes, no afectan el bienestar humano.
La contaminación atmosférica o del aire se asocia a la actividad del hombre, aunque la
naturaleza también tiene un efecto contaminante, por ejemplo, durante las erupciones volcánicas.
La contaminación se agudiza con el aumento de la población y las actividades derivadas de la
industrialización y del uso masivo de los diferentes medios de transporte. Esto se debe a que la
mayor parte de las fuentes de contaminación se asocian al uso de combustibles fósiles, tales
como el carbón, petróleo, gasolina y gas natural. La quema de combustibles fósiles produce gases
dañinos, entre otros, óxidos de azufre, óxidos de nitrógeno y compuestos orgánicos volátiles
(COV); también genera material particulado de pequeños tamaños, tales como hollín y la ceniza.
En el caso de la contaminación atmosférica sus agentes son gaseosos, líquidos y sólidos
que se concentran en la atmósfera, sus potenciales agentes son:

• Procesos Industriales: a pesar de las medidas preventivas, constituyen uno de los
principales agentes contaminantes.
• Combustiones domésticas e industriales: principalmente de combustibles sólidos (carbón,
leña) que producen humos, polvos y dióxido de azufre.
• Vehículos de motor: su densidad en las regiones muy urbanizadas determina una elevada
contaminación atmosférica (óxidos de carbono, plomo, óxidos de nitrógeno, partículas
sólidas).
La importancia de cada una de estas fuentes contaminantes es función de la concentración
de los agentes emitidos con intensidad superior a lo normal, y de las condiciones meteorológicas
locales.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
42

Capítulo 4 CONTAMINACIÓN AMBIENTAL Y USO DE LA LEÑA

4.2 Compuestos Orgánicos Volátiles.

Alrededor del 70% de las fuentes de los compuestos orgánicos volátiles (COV) es natural,
siendo la mayor parte alcanos naturales. El resto es producido por el hombre, correspondiendo las
mayores proporciones a productos aromáticos y alcanos antropogénicos.
El tratamiento apropiado de las emisiones de COV es crucial para comprender las
reacciones químicas en la atmósfera. Por ejemplo, los COV contribuyen a la formación de ozono
fotoquímico en escala regional y urbana. Ellos también juegan un rol en la depositación ácida, ya
que contribuyen a la generación de los radicales responsables de la conversión de los óxidos de
azufre en ácido sulfúrico. Similar situación se da con respecto a los óxidos de nitrógeno y el
ácido nítrico, así como en la formación de peróxidos que influyen en las formaciones ácidas de
las nubes. Algunos COV llegan incluso a fases de transformación en aerosoles, con su
consiguiente disminución de visibilidad.
Los COV más frecuentes son el metano, etano, propano, acetileno, alcanos, bencenos y
solventes, entre otros.
El hombre es responsable de las emisiones de COV cuando produce, refina o distribuye
masivamente el petróleo y el gas natural. También genera emisiones cuando utiliza carbón o
leña, solventes, transportes y quema basura.

4.3 Material Particulado.

Se refiere a los aerosoles atmosféricos, a partículas y pequeñas gotas líquidas suspendidas
en el aire. El rango de tamaño es muy variado, abarcando desde los 0,001 micrómetros, aerosoles
microscópicos, hasta los 100 micrómetros o más visibles, de variadas formas y composición
química. La composición elemental incluye diferentes elementos, unos livianos como el
aluminio, silicio, potasio, calcio y, otros pesados como el hierro, zinc, vanadio, titanio, plomo.
También hay compuestos orgánicos de elevada toxicidad y potencial cancerígeno y mutagénico.
El material particulado se origina desde fuentes naturales continentales como el polvo
levantado por tormentas, erupciones volcánicas y otras, desde el mar por la evaporación y
salpicado de gotitas de agua. El otro gran contribuyente a nivel urbano son las emisiones
generadas por el hombre, llamadas fuentes antropogénicas.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
43

Capítulo 4 CONTAMINACIÓN AMBIENTAL Y USO DE LA LEÑA
Los aerosoles antropogénicos están constituidos por:
• Partículas sólidas (humos), formada por la combustión, por ejemplo, del petróleo, la leña
o el carbón, ya sea de fuentes fijas o móviles.
• Partículas de diámetro menor a 0,2 micrómetros provenientes de la transformación de gas
partícula y derivadas de reacciones fotoquímicas entre óxidos de nitrógeno e
hidrocarburos antropogónicos, que son básicamente las reacciones químicas generadoras
del smog fotoquímicos.
• Otros aerosoles secundarios derivados de la transformación de gases en partículas, como
los sulfatos o la reacción de ozono con ciertas olefinas para formar productos
condensables.

Dependiendo de su tamaño, el material particulado se puede clasificar en MP10
(partículas con un diámetro inferior a 10 micrones) y MP2,5 (Partículas inferiores a 2,5 micrones
de diámetro).

4.4 Efecto Invernadero.

En meteorología, se define como el proceso natural que se produce en la atmósfera,
específicamente en la troposfera, responsable de que la energía irradiada desde el suelo sólo sea
liberada parcialmente al espacio. En la atmósfera están los gases de invernadero, principalmente
el anhídrido carbónico y el metano, que tienen la particularidad de dejar pasar los rayos de onda
corta del Sol hacia la Tierra, y limitar la salida hacia el espacio de los de onda larga emitidos
desde el suelo. El vapor de agua es también un poderoso gas de invernadero.
El exceso de gases de invernadero hace que la liberación al espacio de energía calórica
por irradiación, sea menor que la que tendría si se mantuviera el nivel histórico de dichos gases
en la troposfera. La consecuencia de este efecto es un cambio climático a nivel planetario, donde
la temperatura aumenta paulatinamente en relación al exceso mencionado.
Dentro de los gases del efecto invernadero el anhídrido carbónico es el gas de invernadero
que más participa en el calentamiento global del planeta; contribuye con un 63% del total, le
sigue el metano con un 16%, los CFCs con 11%, los óxidos de nitrógeno con 5% y otros gases
diversos.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
44

Capítulo 4 CONTAMINACIÓN AMBIENTAL Y USO DE LA LEÑA
Estudios de la Pontificia Universidad Católica establecen que el anhídrido carbónico es el
gas que ha tenido el mayor incremento en la atmósfera, actualmente aumenta a razón de 5% por
década y se piensa que en los últimos 200 años se ha incrementado en un 25%. La primera causa
es el uso masivo de petróleo, gas y carbón para satisfacer las demandas de fuentes energéticas de
la sociedad moderna. La quema de combustibles fósiles libera anualmente alrededor de 20
billones de toneladas de ese gas a la atmósfera.
La deforestación también es una causa importante de dicho aumento; esto por los procesos
de respiración animal y vegetal que liberan CO2. Además contribuyen a este proceso la materia
orgánica, los volcanes y los incendios de bosques y praderas.
En forma natural, debiera mantenerse equilibrio gracias a otros procesos, por ejemplo, la
fotosíntesis mediante la cual se absorbe dicho gas de invernadero y se libera oxígeno. Pero, los
procesos acelerados por el hombre liberan grandes cantidades de CO2 como es la quema de
vastas regiones tropicales de bosques para su aprovechamiento en agricultura.

4.5 Calentamiento Global y Cambio Climático.

El Cambio Climático Global, es una modificación que se le atribuye directa o
indirectamente a las actividades humanas que alteran la composición global atmosférica,
agregada a la variabilidad climática natural observada en periodos comparables de tiempo (EEI,
1997).
La IPCC (Panel Internacional sobre Cambio Climático), un panel de 2500 científicos de
primera línea, acordaron que "un cambio discernible de influencia humana sobre el clima global
ya se puede detectar entre las muchas variables naturales del clima". Según el panel, la
temperatura de la superficie terrestre ha aumentado aproximadamente 0.6°C en el último siglo.
Las proyecciones que se realizan son que la temperatura media del planeta subirá entre 1,4
a 5,8 grados entre 1990 y 2100. En el mismo período el nivel del mar aumentará entre 0,09 y 0,08
metros (CONAMA, 2006).
El cambio climático acelerará la aparición de enfermedades infecciosas, como las
tropicales, que encontrarán condiciones propicias para su expansión, es probable que los cambios
locales de temperaturas y precipitaciones creen condiciones más favorables para los insectos
transmisores de enfermedades infecciosas, como la malaria o el dengue (OMS, 2001).
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
45

Capítulo 4 CONTAMINACIÓN AMBIENTAL Y USO DE LA LEÑA
En nuestro país se ha ido observando una disminución en las precipitaciones en gran
parte del territorio, hay mayores catástrofes por inundaciones y también más períodos de sequía
que en el pasado.
Una de las consecuencias de este fenómeno que más alarma, dice relación con la fusión de
los hielos de los casquetes polares y el ascenso del nivel marino. En efecto, una mayor
temperatura inevitablemente producirá el derretimiento de los hielos, tanto en el mar como en los
continentes. Las grandes masas heladas de los polos serán afectadas fuertemente, así como los
campos de hielos en el norte de América y Asia, y en el hemisferio Sur del continente
americano. Numerosos glaciares en las altas montañas del mundo también sufrirán una
disminución o la pérdida total de la nieve y el hielo.
El producto del deshielo irá a engrosar los caudales de los ríos, o desaguará directamente
al mar. La consecuencia será un ascenso en su nivel, lo que es particularmente grave si se
considera que más de la mitad de la población del mundo vive en las costas; países tan populosos
como India o los de la península indochina habitan tierras bajas que serían inundadas.
Hoy día, estas predicciones catastróficas se han suavizado con argumentos tales como que
los hielos flotantes desplazan grandes volúmenes de agua, de modo que al producirse el deshielo,
es probable que se obtenga un equilibrio. El calor tiende a expandir los materiales, de modo que
los océanos también sufrirían expansión. Además, los cambios serían extremadamente lentos, de
modo que las poblaciones tendrían tiempo suficiente para reaccionar.

4.6 Medidas de Mitigación.

El mundo ha ido tomando conciencia de la fragilidad de nuestro planeta y las autoridades
también se han preocupado del tema. Lo concreto del problema es que hay que disminuir las
emisiones de los gases de invernadero.
Los acuerdos para mitigar el cambio climático se inician en 1995. Berlín, Ginebra, Kyoto,
Río y Tokio han sido hitos importantes donde se han discutido las posibilidades de reducir las
emisiones y organizar al mundo para que el esfuerzo sea conjunto.
El protocolo de Kyoto fue el más completo y el que demandó mayores sacrificios, sin
embargo, sus resultados no han sido todo lo esperado y posteriormente se han continuado las
discusiones para encontrar nuevas soluciones al problema.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
46

Capítulo 4 CONTAMINACIÓN AMBIENTAL Y USO DE LA LEÑA
Básicamente, se trata de disminuir las emisiones de seis gases de invernadero, procurando
llegar al menos al nivel del año que se tomó como base (1990). Los gases de invernadero
propuestos son el dióxido de carbono, el metano y el óxido nitroso, cuyas fuentes son el uso de
combustibles fósiles, la quema o tala de bosques, los arrozales, los fertilizantes y la combustión
interna de los motores. El año 1995 será la referencia para otros elementos, tales como
hidrofluorocarbonos, perfluorocarbonos y hexafluoruro de azufre; las fuentes de éstos son
netamente industriales (PUC, 2006).
Los problemas se presentan cuando hay que elaborar la metodología y tecnología que
permita lograr la meta, y también en el momento en que los países tienen que declarar sus
emisiones y entregar sus programas. Hasta el momento no hay un acuerdo formal para el tema de
la disminución de los gases de invernadero.

4.7 Contaminación por Uso de la Leña.

La leña aporta el 17% de la energía primaria del país, siendo la tercera fuente más
importante, después del petróleo y el gas. Junto con la energía hidroeléctrica, son los únicos
energéticos renovables que se producen y se utilizan en forma significativa en Chile (CNE,
Balance de Energía año 2000).


Tabla 4.7-1. Consumo de fuentes energéticas en Chile.

Energético Consumo (%) Conversión Origen Recurso
Petróleo Crudo 41 Combustible Importado (95%) No Renovable
Gas Natural 23 Combustible Importado (98%) No Renovable
Carbón Mineral 13 Combustible Importado (83%) No Renovable
Leña y derivados 17 Combustible Nacional (100%) Renovable
Hidroelectricidad 6 Nacional (100%) Renovable

En el país se consumen cerca de 12 millones de m3 de leña al año, de los cuales 8
millones provienen de bosques nativos. Se estima que en los últimos 18 años el consumo de este
combustible ha aumentado en más del doble.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
47

Capítulo 4 CONTAMINACIÓN AMBIENTAL Y USO DE LA LEÑA
En el siguiente gráfico se presenta la distribución de los consumos de leña nativa en las
distintas regiones del país.




Figura 4.7-2. Distribución regional del consumo de leña de especies nativas entre 1996 y 2001.
CNE.


René Reyes, Presidente de la Agrupación de Ingenieros Forestales por el Bosque nativo
señala que: “La leña no es reconocida como fuente de energía ni es considerada dentro de las
políticas energéticas del país. En parte porque siempre se le ha visto como una energía primitiva
y obsoleta, aunque muy utilizada, principalmente en el Sur”.
Sin lugar a dudas la leña es el combustible más económico en el sur del país por sobre la
electricidad, el gas y el petróleo. Por este motivo, la leña muchas veces es la única fuente de
energía a la que puede acceder gran parte de la población urbana.
Otro factor importante son los ingresos que se producen por la venta de este combustible,
la leña casi siempre se produce y comercializa en la misma región o provincia donde se utiliza
como combustible, lo que genera ingresos a nivel local y regional, incidiendo de manera
importante en las economías campesinas. Basta decir que este negocio mueve en Chile cerca de
115 mil millones de pesos anuales (Revista Induambiente, 2007).
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
48

Capítulo 4 CONTAMINACIÓN AMBIENTAL Y USO DE LA LEÑA
A diferencia de otros combustibles, su producción y comercialización no la realizan unas
pocas empresas, involucrando un número considerable de puestos de trabajos directos e
indirectos. Se estima que cerca de 60 mil personas trabajan permanentemente en torno a este
rubro, incluyendo a productores, transportistas, picadores y limpiadores de estufa, entre otros.
La forma en que se ha estado explotando este recurso, ha involucrado una serie de
problemas de carácter ambiental y socioeconómico; en el primer punto, por ejemplo, existe un
alto porcentaje de bosques degradados que han perdido de forma paulatina su calidad como
consecuencia de un mal manejo forestal; otro problema lo constituye la contaminación
atmosférica que se produce en las zonas urbanas por el uso de la leña húmeda.
Desde la perspectiva socioeconómica existe un empobrecimiento gradual de los pequeños
propietarios de predios que producen leña, pues entran en un círculo vicioso de sobre explotación
que disminuye la cantidad y calidad de su capital natural.
Desde el punto de vista legal, la leña no se encuentra regulada o normada como
combustible, a pesar de tratarse de un combustible sólido. La Superintendencia de Electricidad y
Combustibles (SEC) no la considera dentro de sus competencias. Según antecedentes que se
manejan, señalan que el 70% del mercado de la leña es informal, es decir, que no se pagan
impuestos, permisos municipales, ni cotizaciones previsionales o de salud. Al año se evaden
cerca de 11 mil millones de pesos por concepto de impuestos, esto hace que el precio del
producto no refleje su costo real, pues más del 80% del volumen de leña que se comercializa en
las ciudades no paga impuestos.
Con todos estos antecedentes lo más lógico y fácil sería pensar que la mejor solución es
prohibir la leña, pero esto no es viable, especialmente en el Sur de Chile, porque la leña muchas
veces es la única fuente de energía a la que puede acceder gran parte de la población urbana y la
principal fuente de ingreso de muchas familias del sector rural.

4.8 Contaminación en Temuco y Padre Las Casas.

Desde 1997 existen mediciones que permiten constatar que durante varios días de otoño e
invierno se supera el valor fijado para la concentración de material particulado respirable en
ambas comunas. Esta situación llevó a que la capital de La Araucanía fuese declarada zona
saturada por MP10, según decreto de mayo de 2005, lo cual obliga a la autoridad a establecer un
plan de descontaminación, instrumento que establece los mecanismos para reducir los niveles de
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
49

Capítulo 4 CONTAMINACIÓN AMBIENTAL Y USO DE LA LEÑA
contaminación en la atmósfera de la ciudad. Actualmente el plan está siendo discutido a nivel
central, con los diversos ministerios y organismos involucrados.
El anteproyecto del Plan de Descontaminación Atmosférica (PDA), considera los
antecedentes y descripción del área afectada, un análisis de la calidad ambiental que fundó la
declaración de zona saturada, y una referencia de las fuentes responsables de la contaminación.
Se incorporó la información de la meta de reducción de emisiones y los plazos para alcanzarla.
Dado que la fuente principal de MP10 en la zona saturada es la combustión residencial de
leña, se ha puesto énfasis en estas medidas, enmarcadas en las líneas estratégicas: regulación al
uso y mejoramiento de la calidad de la leña; de los artefactos residenciales que combustionan
leña, y de la eficiencia térmica de la vivienda, junto con las medidas asociadas.

4.8.1 Índices de Contaminación.

La zona de Temuco y Padre Las Casas presenta eventos que superan la norma primaria de
calidad del aire para MP10 (150 μg/m
3
como promedio 24 horas) a lo menos 10 días al año,
cuando los niveles alcanzados son del orden de los 170 μg/m
3
.
Considerando 2004 como año base, que el PDA tiene un horizonte de diez años, y
suponiendo que al 2012 la norma MP10 disminuirá a 120 μg/m3, se plantea que para revertir el
estado de saturación se debe disminuir en un 31% las concentraciones y emisiones. Por lo tanto,
se espera un cumplimiento de la norma para el año 2018.

4.8.2 Programa de Certificación para Uso de Leña Seca.


La leña es el principal combustible residencial en Temuco y Padre Las Casas, el mayor
responsable de la contaminación por MP10. Sin embargo, y a pesar de su uso masivo, no existen
herramientas legales que regulen su calidad como combustible. La comercialización no obedece a
normas básicas de calidad, y existe una gran heterogeneidad en formatos de venta, contenidos de
humedad y poder calorífico. La combinación de estos factores implica que las emisiones de
MP10 pueden ser hasta 1.000 veces mayores que las que se generan en condiciones óptimas,
como ha sido demostrado en laboratorios suizos y chilenos. Por eso se estableció como necesidad
prioritaria contar con un marco legal que regularice e institucionalice la producción, distribución,
comercialización y fiscalización del mercado del recurso energético leña. Esto permitirá facilitar
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
50

Capítulo 4 CONTAMINACIÓN AMBIENTAL Y USO DE LA LEÑA
la gestión en el área saturada, pero también hará posible abordar el problema que acarrea el mal
uso de la leña en el sur de Chile.
Ya se han desarrollado algunas medidas, como la creación del Sistema Nacional de
Certificación de leña en el año 2006, que ha permitido tomar contacto con los distintos
comerciantes de la ciudad para entregarles información de los procedimientos y requisitos para
poder certificarse. Tres empresas están en evaluación y se espera contar, a mediado de 2007, con
los primeros comerciantes certificados, para ello CONAMA Araucanía contempla realizar
durante todo el invierno de 2007 mediciones del contenido de humedad en todas las leñerías
formales de la ciudad.










Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
51
























CAPÍTULO 5
“AISLACIÓN TÉRMICA EN LA VIVIENDA”




















Capítulo 5 AISLACIÓN TÉRMICA EN LA VIVIENDA
5.1 Aislación Térmica.

Debido a las diferentes solicitudes climáticas a que se ve expuesta una edificación, surge
la aislación térmica con el fin de lograr confort, seguridad, protección y ahorro económico a los
individuos que la habitan.
La aislación térmica se conoce como la barrera que presentan los diferentes materiales al
paso de calor. En cualquier construcción no se puede hablar de una barrera perfecta, ya que no
existen los espacios herméticos interiores, debidos a rendijas en puertas y ventanas, batientes,
etc., y debido a que no hay un material que impida en un 100% el paso de calor, a lo más, podrá
retardarlo o moderar su efecto.
La resistencia de un material al paso de calor dependerá del espesor de éste y de una
propiedad intrínseca del material llamada conductividad térmica. Mientras mayor sea su
conductividad, menor será la resistencia al paso de calor.
Los objetivos de la aislación térmica son:
a) Brindar un ambiente agradable para la vida humana y para el desarrollo de actividades.
b) Obtener una mayor economía en el consumo de energía necesaria para mantener un
ambiente agradable.
Estos objetivos están condicionados por:
a) El medio climático que rodea a la vivienda.
b) El ser humano y sus características fisiológicas especiales.
c) Los hábitos y construcción que separan el ambiente interior y exterior de la vivienda.

Una mala o deficiente aislación térmica, produce en época de invierno pérdidas indebidas
de calor desde el interior de la vivienda, y en verano la penetración exagerada de calor desde el
exterior. Como consecuencia de lo anterior, se logra un bajo confort térmico, lo que se traduce en
efectos perjudiciales para la salud de los habitantes y en el deterioro de las construcciones,
creando un mal ambiente interior, con bajas temperaturas en invierno y altas en verano,
apareciendo los problemas de condensación y humedad al interior de la vivienda, con lo cual las
pérdidas de calor se incrementan debido a que el agua tiene una mayor densidad, y por ende, el
valor de la conductividad es mayor.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
53

Capítulo 5 AISLACIÓN TÉRMICA EN LA VIVIENDA
Otra consecuencia de una mala aislación térmica en los muros perimetrales es el aumento
del riesgo de condensación superficial por la cara interior de éste, disminuyendo su durabilidad,
desmejorando su aspecto y obligando a reparaciones no presupuestadas.
Una habitación fría, con paredes heladas y húmedas, es un lugar maligno para la salud de
sus habitantes, provocándoles una serie de problemas respiratorios y reumáticos.
En resumen, las viviendas con elementos envolventes de deficiente aislación térmica
producen un deterioro en las condiciones de habitabilidad. Como consecuencia tenemos mayores
gastos en sistemas de acondicionamiento ambiental, mantención y salud.

5.2 Importancia de la Aislación Térmica en la Construcción.

Hace mucho tiempo se consideraba que esta problemática del aislamiento térmico debía
ser resuelta por un técnico en calefacción, pero actualmente los constructores se han estado
preocupando de este fenómeno. En lo que se refiere a confort, un aislamiento insuficiente puede,
hasta cierto punto, ser compensado por una calefacción más intensa, por lo tanto las condiciones
económicas son las que determinan esencialmente las bases para la elección del aislamiento
térmico. Un buen aislamiento, además de un ahorro de combustible, proporciona otras ventajas,
tales como: una disminución de las condensaciones y una disminución en las instalaciones de
calefacción.
La necesidad de confort ha llevado a la construcción de paredes exteriores de espesores
muy grandes, no necesarios desde el punto de vista de la resistencia mecánica, pero sí desde el
punto de vista térmico. Pero la construcción moderna tiende a reducir tanto como sea posible la
cantidad de materiales usados y espesores de elementos.
Los elementos envolventes en una vivienda cumplen un papel fundamental, el correcto
diseño de éstos, entre los cuales se encuentran los muros perimetrales, es tal vez la medida de
mayor importancia por su incidencia en los niveles de temperatura y también en los de humedad
de la vivienda.
Son tres las razones básicas para aislar térmicamente una vivienda:
• Economizar energía.
• Mejorar el confort térmico al reducir las diferencias de temperatura entre la cara interior
de los muros y el ambiente interior.
• Suprimir las condensaciones para evitar humedades en los espacios interiores.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
54

Capítulo 5 AISLACIÓN TÉRMICA EN LA VIVIENDA
El calor generado por la calefacción encuentra los sitios donde filtrarse hacia el exterior,
obligando a consumir más energía de lo necesario. Una correcta aislación ayuda a reducir los
gastos de energía, y además de permitir la obtención de una vivienda más confortable, disminuye
la emisión de contaminantes a la atmósfera y contribuye a utilizar mejor los recursos energéticos
del mundo.

5.3 Pérdidas de Energía en una Vivienda.

Las pérdidas de calor no se producen sólo a través de rendijas o aberturas de puerta y
ventanas, también se pierde energía a través de los materiales utilizados en paredes y techos. Las
dos principales causas de pérdidas son:
• Una inadecuada aislación térmica.
• Las fugas de aire.

En viviendas de un Piso, las principales pérdidas de calor se reparten de la siguiente
manera:
• 25 a 30% por Puertas y Ventanas.
• 25 a 30 % por Techos y Cielos.
• 20 a 25% por Muros.
• 3 a 5% por Pisos
• 10% por Renovación del aire (ventilación e infiltración a través de las rendijas de puertas,
ventanas, etc.)

En edificios de departamentos disminuyen las pérdidas por techos y cielos y aumenta la
importancia de los muros.
La cantidad de energía que se pueda conservar dentro de la vivienda dependerá de varios
factores:
• El clima local.
• La orientación del edificio.
• El tamaño, forma y sistema constructivo de la casa (aislación incluida).
• Los hábitos de vida de la familia.
• El tipo de eficiencia de los sistemas de calefacción y refrigeración instalados.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
55

Capítulo 5 AISLACIÓN TÉRMICA EN LA VIVIENDA
• El tipo de combustible que utilice.

5.4 Origen de las Malas Aislaciones en Elementos Envolventes.

Por diversas causas, las viviendas poseen una mala aislación térmica. Entre ellas se
pueden mencionar:
a) El mal uso y la mala instalación de los materiales aislantes.
b) Esbeltez de los elementos constructivos envolventes.
c) Tendencia a ahorrar en el desarrollo de materiales y en el proceso constructivo,
evitando dar mayor valor agregado y mayor inversión inicial a las edificaciones.
d) Falta de control y legislación que exija un aislamiento térmico adecuado.
e) Creciente uso de envolventes vidriadas.

Todas estas causas son producidas por el desconocimiento, o simplemente por la poca
importancia que se le da al tener envolventes con una buena aislación térmica.

5.5 Efectos de una Aislación Térmica Deficiente.

Los efectos de la humedad en las viviendas, producto de aislaciones térmicas deficientes,
son de enorme trascendencia social y humana, resultando perjudiciales en gran escala para la
salud de los ocupantes, al crear un medio insalubre que impide que la vivienda reúna las
condiciones higiénicas mínimas para proporcionar al individuo un descanso y bienestar físico,
mental y social.
Las investigaciones epidemiológicas han puesto de relieve la relación que existe entre la
vivienda higiénicamente defectuosa y ciertas enfermedades contagiosas, tales como la
tuberculosis, afecciones intestinales, reumáticas y otras infecciones de garganta, nariz, etc.
Por otra parte, producen una sensación de desagrado al empapar las ropas,
constituyéndose en un agente destructor, causante del rápido deterioro del mobiliario, enseres,
ropas, etc.



Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
56

Capítulo 5 AISLACIÓN TÉRMICA EN LA VIVIENDA
Otros efectos inmediatos son:
• Deterioro acelerado de pinturas, papeles murales, etc.
• Notable elevación del coeficiente de conductividad térmica de las paredes, con una
pérdida considerable de su poder de aislamiento.

Una mala aislación térmica puede producir un aumento en la cantidad de humedad interior
que conlleva el riesgo de condensación de la humedad ambiente por la cara interior de las
paredes, alterando las propiedades de los materiales.
Cuando estos efectos son prolongados, los adhesivos empleados en muebles y papeles que
revisten las habitaciones entran en fermentación y se convierten en un campo de cultivo para toda
clase de microbios.

5.6 Problemas de Humedad en la Vivienda.

La humedad es una patología no estructural típica en las construcciones, causando según
el grado de afección (que es variable): deterioro estético de terminaciones, pinturas, papeles,
estucos, enchapes, moldura de pisos, puertas y ventanas; deterioro estructural, corrosiones y
erosiones; inconfort térmico en consecuencia, aumento de gastos de calefacción; formación de
hongos y manchas generando un ambiente insano para la salud de los moradores; desvalorización
de la propiedad y menor vida útil de la vivienda. Este problema suele acentuarse en viviendas de
bajo costo donde no existe preocupación suficiente por el aislamiento térmico de la vivienda, en
donde se emplean soluciones constructivas mal resueltas en recintos de bajas temperaturas y
humedad alta, además los sistemas de ventilación y calefacción son deficientes, y por último,
estas viviendas se caracterizan por ser locales hacinados que suponen altas fuentes interiores de
generación de vapor de agua.
Las fuentes de humedad en una edificación se clasifican en aquellas de origen externo e
interno. Las de origen externo son provocadas por dos factores; el primero es producto de la
acción combinada de agua lluvia y viento sobre fachadas; y el segundo, producto de la ascensión
capilar a través de las fundaciones, radieres y muros. Las de origen interno son producto del
vapor presente en el aire y el que se genera al interior de la construcción a través de la
condensación, que puede ser intersticial y superficial. Pero independiente del origen, el causante
principal de la humedad es el agua.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
57

Capítulo 5 AISLACIÓN TÉRMICA EN LA VIVIENDA
El agua líquida hincha maderas, desprende pinturas, disuelve sales, corroe metales, forma
pares galvánicos entre ellos, decolora y mancha, pudre, crea condiciones microclimáticas para la
proliferación de hongos e insectos, comunica mal olor a los ambientes. A lo anterior se agrega el
constante proceso de evaporación-condensación-evaporación. El agua líquida se mueve
fácilmente por vasos comunicantes, por gravedad y ascensión capilar y en forma de vapor se
filtra por ranuras, perforaciones, rendijas, aberturas y ductos. (Gabriel Rodríguez, 1988).

5.6.1 Humedad Atmosférica.

Todo lo que se eleva por sobre el suelo se halla en contacto con la atmósfera, que contiene
una cantidad variable de humedad en forma de vapor de agua, la cual dependerá del clima,
estaciones del año y estados del tiempo que será diferente en el transcurso de los días y horas.
Esta humedad se comunica con los materiales más o menos porosos de los muros exteriores y
cubierta de la edificación, tratando de establecer constantemente un estado de equilibrio
higrométrico. Así, en días húmedos o lluviosos, la humedad de la atmósfera penetrará en los
poros de las piedras, ladrillos y morteros, hasta saturarlos de agua; en días secos y de sol, la
atmósfera absorberá la humedad contenida en los muros produciendo su evaporación.

5.6.2 Humedad Infiltrada y Condensación.

La humedad no sólo ingresa a la vivienda por medio de infiltraciones de agua desde el
exterior, sino también procede de la atmósfera interior (se refiere a la humedad generada por el
uso de la vivienda) que puede condensarse en los paramentos interiores de los muros exteriores o
de los techos, por ello, resulta difícil dictaminar si la humedad se debe a una u otra causa.

5.6.2.1 Humedad Infiltrada.

La humedad infiltrada se acrecienta con las precipitaciones que en forma de lluvias y
granizo, y ayudadas por el viento, penetran profundamente en los poros en donde producen
lesiones y defectos característicos de la humedad.


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
58

Capítulo 5 AISLACIÓN TÉRMICA EN LA VIVIENDA
5.6.2.2 Humedad por Condensación.

La condensación se produce por la comunicación permanente de los ambientes externos
con los internos de la edificación, establecida por intermedio de la porosidad que tienen los
materiales con que fue construida su estructura, los muros y las cubiertas, cuyo contacto busca
alcanzar el equilibrio higrotérmico entre ambos factores. Por otra parte, los ambientes interiores
pueden generar su propia humedad de condensación, generalmente como consecuencia de una
ventilación deficiente. El fenómeno es tanto más acusado cuando el recinto es pequeño y no
dispone de un volumen mínimo para absorber las aportaciones de vapor de agua de la
transpiración y la respiración humana, así como las procedentes de las plantas interiores,
calefacción a parafina o gas que es común en baños, cocinas y lavaderos mal ventilados.
En el interior de una vivienda se generan fuentes productoras de vapor que aumentan en
invierno cuando las ventanas permanecen cerradas, causando, a través de equipos calefactores sin
dispositivos de expulsión de gases al exterior, una concentración de vapor indeseable que
ocasiona daños en la vivienda e incomodidad a las personas. Además se produce vapor de agua
por la respiración o transpiración de una persona, dicha cantidad dependerá de las condiciones
ambientales y del nivel de actividad que desarrollen; en definitiva, la producción de vapor de
agua varía desde cero (aire seco) hasta un valor máximo que depende de la temperatura y presión
(aire saturado).

5.7 Aislantes Térmicos.

Los aislantes térmicos son, en general, materiales livianos de muy baja capacidad de
respuesta para conducir el calor y que están caracterizados por un bajo coeficiente de
conductividad térmica, es decir, térmicamente malos conductores.
La aislación térmica de un material se expresa en términos de su Resistencia Térmica, es
lo que se llama valor R. Este valor indica la resistencia que opone el material al paso del calor;
mientras más alto sea el valor R de un material, más efectivo será como aislante. En el caso que
tengamos dos productos de igual espesor, la mayor densidad corresponderá a un valor R más alto.
Este valor puede determinarse en forma experimental según la norma Nch 851, o bien mediante
cálculo, según Nch 853.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
59

Capítulo 5 AISLACIÓN TÉRMICA EN LA VIVIENDA
Se clasifican, en general, en orgánicos e inorgánicos; según su origen, en vegetales y
minerales; y en cuanto a su estructura, en granulares o celulares y fibrosos. Dentro de los
aislantes térmicos fibrosos se encuentran las fibras minerales y las fibras vegetales. Bajo la
estructura celular se encuentran los aislantes minerales y vegetales y las espumas termoplásticas,
entre las cuales se encuentra el Poliestireno Expandido o EPS (Expanded Polyestyrene).
No existen aislantes específicos contra el frío o el calor, sino diferentes formas de aplicar
los aislantes térmicos básicos. Todos los aislantes térmicos sirven para ambos casos. Cuando
actúan contra el frío, su función es conservar en el interior de la vivienda el calor de calefacción,
y cuando actúan contra el calor, su función es evitar que el calor del verano penetre y se quede
estancado dentro de las habitaciones.
El material aislante más conveniente para usar en una vivienda estará determinado por la
naturaleza de los espacios que se planea aislar. En espacios en donde no se pueda introducir
fácilmente el material aislante, se prefieren las planchas rígidas, semirígidas, sprays o sistemas
reflectantes.
Algunos tipos de aislantes requieren de instalación profesional, pero en general los
aislantes básicos son todos muy fáciles de instalar y manipular, además de que pueden ser
instalados sobre todo tipo de superficies.

5.7.1 Poliestireno Expandido.

Es una espuma rígida suministrada en forma de planchas, de color blanco, de dimensiones
volumétricas estables y constituidas por un termoplástico celular compacto. Es elaborado en base
a derivados del petróleo, en diferentes densidades según la aplicación y compatible con el medio
ambiente
Dentro de su estructura, este material posee un sinnúmero de celdas cerradas en forma de
esferas envolventes que mantienen ocluido con aire quieto su espacio interior. Estas esferas
solidariamente apoyadas en sus tangentes e íntimamente soldadas y próximas entre sí, conforman
una masa liviana por el volumen de aire encerrado, dando origen a su gran capacidad de
aislamiento térmico (98% de aire y 2% de material sólido). Esta capacidad de aislamiento térmico
está medida y representada como propiedad física por su bajo coeficiente de conductividad
térmica.

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
60

Capítulo 5 AISLACIÓN TÉRMICA EN LA VIVIENDA
La estructura celular cerrada del poliestireno expandido permite que no sea higroscópico y
tenga una gran estanqueidad, lo que limita la absorción de agua al mínimo aún en estado
sumergido y prácticamente sin tránsito de agua líquida por capilaridad. Esta característica hace
que el poliestireno expandido mantenga inalterable su capacidad de aislación térmica y a la vez
tenga una elevada resistencia a la difusión de vapor de agua, disminuyendo el daño por
condensaciones de vapor de agua al interior del material. Es definido como un material
permeable a los gases, pero prácticamente impermeable al agua.
A pesar del bajo peso del Poliestireno Expandido, destacan sus propiedades físico-
mecánicas. Tiene una adecuada resistencia a la compresión, corte, flexión, tracción y también una
buena elasticidad.
El Poliestireno Expandido usado en la construcción, preferentemente debe contener
ignífugo que lo transforme en autoextinguible (no propagador de llama). Frente a un fuego
expuesto, la carga combustible es despreciable en relación a la mayoría de los materiales
componentes de una edificación.

5.7.2 Fibras Minerales.

Pueden ser de fibra de roca o de fibra de vidrio. Son ligeras, incombustibles y no
inflamables, además no emiten gases tóxicos, aún en caso de incendio. Su inconveniente es que
absorben fácilmente la humedad, razón por lo cual deben quedar siempre muy bien protegidas. Si
están correctamente aisladas no debieran compactarse, ceder ni deteriorarse con el paso del
tiempo.
Lana Mineral: La lana mineral es un producto que se fabrica fundiendo escoria de cobre,
más otros insumos, a altas temperaturas. El resultado final es un producto compuesto por fibras
extra finas que se aglomeran para formar colchonetas, frazadas, bloques y caños premoldeados.
Al estar constituido por miles de diminutas celdas de aire estanco, la lana mineral presenta una
alta resistencia al paso de flujos calóricos, es decir, posee un alto Coeficiente de Resistencia
Térmica, siendo un material que presenta uno de los mayores valores R disponibles en el
mercado. Además posee un alto punto de fusión, que les permite mantener sus propiedades
aislantes inalteradas incluso a temperaturas muy elevadas

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
61

Capítulo 5 AISLACIÓN TÉRMICA EN LA VIVIENDA
Lana de vidrio: se fabrica fundiendo arenas con alto contenido de sílice más carbonato de
calcio, bórax y magnesio. Es generalmente muy liviana, flexible y de colores amarillos, rosado o
blanco. Puede encontrarse suelta o en colchonetas, ya sea en forma de planchas o rollos. Es uno
de los materiales térmicos más utilizados a nivel mundial, y además es un excelente absorbente
acústico. Los rollos poseen una alta compresión, por lo cual se facilita y economiza su transporte,
pudiéndose cargar más metros cuadrados por camión. Además, por poseer largos de hasta 24
metros, los rollos ayudan a mantener la continuidad en la instalación, evitando los puentes
térmicos.

5.7.3 Espumas de Poliuretano.

El poliuretano rígido es uno de los materiales aislantes más eficientes y de mayor
durabilidad. Su baja conductividad térmica y su estructura de celdas cerradas, más la innovación
en su aplicación, lo posiciona como uno de los principales productos en aislamiento térmico y
ahorro de energía. Sus múltiples formas de aplicación permiten su uso como aislante en todas las
áreas de la construcción y refrigeración, tanto industrial como comercial.
Pueden venir en rollos o ser aplicadas en spray o mediante inyección en paneles aislantes
compuestos. Al aplicarla en spray en la etapa de construcción de una casa, sus ventajas son
varias, siendo las más destacables: producto de fácil aplicación, forma un manto monolítico
evitando la presencia de puentes térmicos, buena adherencia sobre prácticamente cualquier
superficie, buena rigidez estructural, baja absorción de humedad, etc. Esta aislación es rápida de
instalar, liviana y sirve como barrera de humedad, pero debe ser cubierta o protegida contra
incendio.

.









Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
62















CAPÍTULO 6
“FENÓMENOS TÉRMICOS”
















Capítulo 6 FENÓMENOS TÉRMICOS
6.1 Calor.

El calor es una forma de energía que se transmite de un cuerpo de mayor temperatura a
otro de menor temperatura.
A menudo se suele confundir el concepto de calor con el de temperatura, pero en la
realidad ambos son completamente distintos, pues la temperatura es la medida del nivel
energético almacenado y el calor es una forma de energía que puede realizar trabajo.
La cantidad de calor, por estar asociada a la energía de las moléculas, depende de su
número, y por lo tanto, de la masa de su cuerpo. Un cuerpo de gran masa puede contener gran
cantidad de calor; eso significa que para elevar su temperatura necesita mucho calor, fluyendo
naturalmente de una fuente de cierta temperatura a un suministro de temperatura menor.
En el flujo calorífico se puede determinar la cantidad de calor que se transfiere de un
cuerpo a otro, para esto se utiliza la “caloría”, cuyo símbolo es “cal”. La caloría se define como:
“La cantidad de calor que es necesario entregar a un gramo de agua para que aumente su
temperatura desde 14.5 °C hasta 15.5 °C”. También es frecuentemente empleado un múltiplo de
la caloría que es la “Kilo caloría” (Kcal). Un kilo caloría es la cantidad de calor que entregada a
un kilogramo de masa de agua, eleva su temperatura en 1°C. Además se usa la unidad BTU, que
es la cantidad de calor que al ser entregada a una libra de agua, eleva su temperatura en 1°F.
Cuando se expresa la cantidad de calor por unidad de tiempo, se está hablando de la
unidad de Potencia Mecánica, denominada Watt (W).
La variación de calor en los cuerpos se puede producir por:
a) Variación de temperatura (medida en grados)
b) Variación de volumen (medida en unidades de volumen)
c) Variación de coloración (medida en unidades de luminosidad) etc.

Existen diferentes formas de producir calor, siendo la más importante la luz del sol.
También cabe mencionar las reacciones químicas, el paso de corriente eléctrica, la
combustión de algún elemento y en general por cualquier cambio de energía.




Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
64

Capítulo 6 FENÓMENOS TÉRMICOS
6.2 Formas de Propagación de Calor.

Según la Segunda ley de la Termodinámica, para hacer que cambie la energía térmica de
un lugar a otro, se debe establecer y mantener una diferencia de temperatura. Debido a la
diferencia de temperatura que existe entre dos cuerpos se produce un traspaso de calor, llamado
flujo calorífico, que va desde el cuerpo con mayor temperatura al cuerpo con menor temperatura,
hasta el punto en que se produce el equilibrio térmico. Este fenómeno es inevitable entre dos
cuerpos que tengan diferentes temperaturas.

La propagación de calor se produce de tres formas diferentes que son:
• Conducción
• Convección
• Radiación

6.2.1 Propagación por Conducción.

Es una forma de transmisión de calor, que se produce cuando entran en contacto dos o
más cuerpos, o entre moléculas de uno solo a diferentes temperaturas.
La rapidez con la que se conduce el calor a través de una sustancia, depende de los
siguientes factores:
• Espesor del material (e)
• Área de la sección transversal (A)
• Conductividad térmica del material (λ)
• Diferencia de temperaturas entre los dos lados del material (ΔT)
• La duración del flujo de calor.

6.2.2 Propagación por Convección.

Consiste en el transporte de calor en el interior de un fluido, por movimiento del fluido
mismo, al mezclarse en porciones que están a distintas temperaturas.


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
65

Capítulo 6 FENÓMENOS TÉRMICOS
Podemos distinguir dos tipos de convección:

Convección Natural: donde el movimiento del flujo es causado exactamente por la
variación de temperatura, por ejemplo, en una habitación el aire que rodea un radiador se
calienta, su densidad disminuye , se eleva, y mientras el aire fresco desciende del techo, se
calienta a su vez.
El aire es un fluido cuya densidad varía de acuerdo con su temperatura; a medida que se
calienta se hace más ligero y asciende. De esta forma, en los locales cerrados se genera un
movimiento circular de la masa de aire entre el suelo y el techo. Las paredes constituyen partes
intermedias de este circuito, a lo largo de las cuales el aire ascenderá o caerá, según sea el caso en
que éstas le entreguen o quiten calor, respectivamente.
Si el aire entra en contacto, por ejemplo, con una pared más caliente, absorberá calor, su
temperatura se aproximará a la de dicha superficie buscando el equilibrio térmico, pero su
densidad ya no será la misma y habrá ascendido, este aire calentado será reemplazado por otro
más frío, reanudándose el intercambio de calor superficie-aire. El aire que en esta forma se pone
en movimiento, conforma una corriente por convección.

Convección Forzada: el movimiento del fluido y su velocidad están impuestos, es el caso
del agua caliente o del vapor que circula por los conductos de calefacción y cuyo movimiento es
ayudado por una bomba.

6.2.3 Propagación por Radiación.

A diferencia de la conducción y la convección, en este fenómeno no se precisa de un
medio que transporte, en este caso el calor se propaga por ondas electromagnéticas de diferentes
longitudes.
El aire es transparente a la radiación que se genera en una habitación, de manera que los
intercambios que se verifiquen en las paredes y los objetos que en ella se encuentren
prácticamente no alteran su temperatura. Las superficies receptoras elevan su temperatura con la
radiación absorbida y comunican, por contacto, parte de esta energía al aire que las recorre.
Luego los traspasos de calor radiante entre cuerpos opacos de la habitación no se verán
mayormente influenciados por la presencia del aire y dependerán fundamentalmente de la
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
66

Capítulo 6 FENÓMENOS TÉRMICOS
naturaleza y nivel térmico de sus superficies, es decir, de las emisividades, de las posiciones que
guarden entre sí y de la diferencia de temperatura.
Todos los cuerpos emiten energía desde la superficie, conocida como “energía radiante”,
que es representada en el espacio a través de las ondas electromagnéticas, las que al chocar en un
medio que no sea transparente a ellas se convierten en calor.
La radiación depende de las temperaturas absolutas de la energía; si ésta es alta la
radiación será mayor; si por el contrario es baja, la radiación será menor. También la absorción
de la radiación depende del tipo de superficie y del color del cuerpo con el que choca la onda
electromagnética, es decir:
• Cuerpos Blancos: Absorben poco la radiación.
• Cuerpos Negros: Absorben gran cantidad de radiación.
• Cuerpos brillantes: Reflejan radiación.
• Cuerpos transparentes: Transmiten la radiación.

6.3 Conducción y Conductividad Térmica.

La conducción térmica es la rapidez de flujo de calor a través de un área unitaria, de una
superficie a otra, cuando existe una diferencia unitaria de temperatura entre las dos superficies y
condiciones estables. La velocidad de flujo térmico a través de una placa de espesor unitario
puede calcularse con la expresión:

) 1 2 ( t t kA Q − = (6.3-1)


Donde: Q=Rapidez de flujo térmico (Watt)
K=Coeficiente de conductividad de un material por unidad de medida
A= Área superficial, perpendicular al flujo, m2
t
2=
temperatura, ºC, en lado caliente de la placa
t
1
= temperatura, ºC, en el lado frío de la placa.


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
67

Capítulo 6 FENÓMENOS TÉRMICOS
Flujo Q
Area
t2
t1
e=unitario
Superficial


Figura 6.3-2. Conducción térmica en un elemento de espesor unitario.


La conductividad térmica es propia de cada material y se define como la facilidad con que
el calor pasa a través de un material. Cada material posee un coeficiente de conductividad térmica
k, también designada con la letra griega “λ” .Mientras más alto sea el valor de este coeficiente,
más facilidad de trasmitir calor tendrá el material, y por lo tanto, será un peor aislante térmico.
Por el contrario, al disminuir la cantidad de calor transferido (baja conductividad térmica),
aumenta la capacidad térmica del material.

Los factores que influyen en la conductividad térmica son:
• Aire atrapado: a mayor aire atrapado dentro de un material homogéneo, menor será la
conductividad térmica de éste, con respecto al mismo material sin huecos que contenga
aire atrapado.
• Humedad del material: mientras mayor sea la humedad que contenga un material, mayor
será la conductividad térmica.
• Densidad del material: mientras mayor sea la densidad del material, mayor será la
conductividad térmica.
• Naturaleza y estado higrométrico del material: isotropía, naturaleza química, humedad.



Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
68

Capítulo 6 FENÓMENOS TÉRMICOS
Finalmente, la conductividad térmica de un material (Kv) se obtiene dividiendo el
coeficiente de conductividad k o λ por el espesor del material.


e
Kv
λ
= (6.3-3)

6.4 Resistencia Térmica.

La resistencia térmica, que es la resistencia al flujo de calor a través de un material o
sistema de materiales, equivale al recíproco de la conductancia:

λ
e
Kv
R = =
1
(6.4-1)


Para un elemento de caras planas y paralelas como lo es una pared, no sólo se debe tener
en cuenta la resistencia térmica del elemento, sino también otras resistencias suplementarias,
denominadas resistencias térmicas superficiales interna y externa (Rsi y Rse), éstas representan
la resistencia de la capa de aire que está adherida al elemento, ya sea por el lado exterior como
interior.
Los valores Rsi y Rse se encuentran en la Nch 853, y se han obtenido experimentalmente
por el método de la Nch 851 Of. 1983, “Aislación Térmica, determinación de coeficientes de
transmisión térmica por el método de la cámara térmica” . En la tabla 6.4-2 los valores se ubican
según el sentido del flujo del calor, la posición y situación del elemento de la envolvente y la
velocidad del aire.












Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
69

Capítulo 6 FENÓMENOS TÉRMICOS
Tabla 6.4-2. Resistencias térmicas de superficie en m2ºK/W.

Situación del elemento
De separación con espacio
exterior o local abierto.
De separación con otro local,
desván o cámara de aire.

Posición del elemento y sentido del
flujo de calor.
Rsi Rse Rsi+Rse Rsi Rse Rsi+Rse
Flujo horizontal en elementos
verticales o con pendiente mayor de
60º respecto de la horizontal.

0.12

0.05

0.17

0.12

0.12

0.24
Flujo ascendente en elementos
horizontales o con pendiente menor o
igual a 60º respecto de la horizontal.
0.09 0.05 0.14 0.10 0.10 0.20
Flujo descendente en elementos
horizontales o con pendiente menor o
igual 60º respecto de la horizontal.
0.17 0.05 0.22 0.17 0.17 0.34


Los valores de resistencias superficiales corresponden a velocidades del viento en el
exterior a 10 Km/h.
Sabiendo los valores de Rsi y Rse, podemos calcular la resistencia térmica total (Rt) de un
elemento compuesto por varias caras o placas paralelas de materiales y resistencias térmicas (R1,
R2, R3,....Rn) distintas, calculándose mediante la siguiente fórmula:

(6.4-3)

Rse Rn R R R Rsi Rt + + + + + = ... 3 2 1
6.5 Coeficiente de Transmitancia Térmica.

La transmitancia térmica es también denominada “coeficiente de transmisión del calor” y
se designa con la letra “U”.
El coeficiente “U” se define como “La cantidad de calor que pasa a través de una pared
que separa dos ambientes entre los que la diferencia de temperatura es de 1 °C por metro
cuadrado de pared durante la unidad de tiempo”. Expresado de otra manera, es la aptitud de una
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
70

Capítulo 6 FENÓMENOS TÉRMICOS
pared para permitir el paso de calor. Por lo tanto, a mayor valor de este coeficiente “U”, peor será
el elemento constructivo, desde el punto de vista térmico.
El coeficiente “U” se expresa en: W/m2ºC y Kcal/m2hºC
Al calcular el flujo térmico a través de una serie de materiales diferentes, sus resistencias
individuales deben calcularse para obtener la resistencia total Rt. La transmitancia térmica está
dada por el recíproco de la resistencia total.

(6.5-1)

Rt
U
1
=


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
71
























CAPÍTULO 7
“NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA”




















Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA

7.1 Normativas Térmicas.

Debido a la necesidad de lograr estándares de acondicionamiento térmico, es que distintos
organismos, tanto a nivel nacional como internacional, establecen normativas acerca de las
exigencias de carácter térmico, las que de una u otra forma tienen carácter de obligatoriedad en su
observancia.
Estas exigencias se traducen en las normas, para el caso de Chile éstas son Nch o Normas
Chilenas Oficiales, para el Reino Unido las normas Británicas de la clase F, etc. En estas
normativas se establece principalmente la máxima transmitancia a través de muros, pisos, y
cubiertas y, en algunos casos, también existen aquellas que regulan las pérdidas de calor a través
de ventanas, así como la cantidad máxima de superficie de acristalamiento permitido.

7.2 Antecedentes Generales de Reglamentación Térmica Chilena.

A finales de la década del 70, el Instituto Nacional de Normalización probó una normativa
referente a certificación térmica. Sin embargo, ésta no tuvo carácter obligatorio, ya que el
MINVU no estimó que fuera necesario o conveniente incorporarla a la Ordenanza.
La primera iniciativa concreta respecto de las condiciones térmicas de las viviendas fue el
“Programa de Incentivo al Acondicionamiento Térmico” de la Municipalidad de La Florida, que
se implementó en 1991 y estableció una certificación voluntaria en base a cuantificar las pérdidas
que se producen a través de la envolvente de la vivienda. Este plan contemplaba un sistema de
rebajas porcentualizadas a los derechos municipales en edificaciones para viviendas,
establecimientos de educación y salud, otorgado en directa relación al acondicionamiento térmico
del proyecto.
Algunos años después de la implementación de este programa, el Ministerio de Vivienda
y Urbanismo (MINVU) impulsó, en 1994, una política de mejoramiento de la calidad de los
estándares de construcción, definiendo un plan que considera a implementarse mediante
modificaciones a la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, que contempló tres
etapas:


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
73

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA
• 1º Exigencia para el complejo de Techumbre.
• 2º Exigencia para los complejos de muros, pisos y ventanas.
• 3º Exigencia de comportamiento global/certificación energética.

7.3 1 º Etapa Reglamentación Térmica: Complejo de Techumbre.
Esta primera etapa, hace referencia a la reglamentación de techumbres y fue incorporada a
la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones (Artículo 4.1.10) en el año 2000.
En este texto se definió lo que se entiende por complejo de techumbre y siete zonas
térmicas para las alternativas de soluciones constructivas. Se asigna una o más zonas térmicas a
cada comuna de Chile y se recomiendan formas de colocación de los aislantes térmicos. Además,
se determina los materiales aislantes térmicos, rotulados según Norma Nch 2251, de manera que
su resistencia térmica R100 mínima esté de acuerdo a una tabla dada para cada zona térmica.
Esta reglamentación se implementó con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las
personas, reduciendo y optimizando el consumo de energía por conceptos de calefacción,
disminuyendo la contaminación intra domiciliaria y, por otra parte, promoviendo y estimulando
el desarrollo productivo, académico, profesional y de investigación en el área de
acondicionamiento térmico.
Esta reglamentación realiza una nueva zonificación (ver anexo A), la cual se muestra en la
tabla 7.3-1.
Tabla 7.3-1. Zonificación Térmica.
Zona climática Ubicación Geográfica
1 Norte Grande y Costa de la IV Región
2 Desierto y parte de la IV y V regiones.
3 Zona interior de la II, IV, VI y RM.
4 VII y VIII regiones.
5 Precordillera y IX región.
6 Zona interior de la IX y X regiones.
7 Cordillera y zona austral.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
74

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA

7.4 Antecedentes Generales en la Elaboración de la Segunda Etapa de la
Reglamentación Térmica .
Objetivo
La segunda etapa de reglamentación térmica tiene por objeto incorporar exigencias de
acondicionamiento térmico en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones para las
soluciones constructivas de muros, ventanas y pisos de las viviendas, de manera de complementar
lo señalado en la Ordenanza en su Artículo Nº 4.1.10, cubriendo así toda la envolvente de las
viviendas.
En términos generales, estas exigencias tienen el objeto de mejorar el actual
comportamiento térmico de las viviendas en las zonas y tipologías que así lo ameritan, según los
estudios realizados, con el objetivo final de mejorar la calidad de vida de sus habitantes,
aprovechando los beneficios de incorporar este tipo de exigencias para:

1º Mejorar la calidad de vida de la población: mejor confort térmico, mayor habitabilidad, mejor
salud, menor contaminación y mayor durabilidad de la vivienda.
2º Optimizar y/o reducir el consumo de energía en el sector residencial.
3º Promover y estimular la actividad productiva, industrial, académica, gremial y de
investigación aplicada.

La iniciativa de crear y hacer exigible una reglamentación térmica para la edificación en
Chile es necesaria y tremendamente útil desde una perspectiva social y económica. La
reglamentación procura, como plantea el Ministerio de la Vivienda y Urbanismo, que todo
edificio habitacional esté aislado de su entorno climático para aminorar los gastos energéticos y
mejorar la calidad de vida de sus habitantes.




Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
75

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA
7.4.1 Metodología.
Para la elaboración y desarrollo se consideraron tres instancias de participación:

Comité de Diseño: Constituido en marzo del 2000, el Comité de diseño elaboró una
propuesta de estructura para la reglamentación, con la definición de los estudios necesarios, el
programa y cronograma de trabajo, el presupuesto para ello y la modalidad de financiamiento.
Comité de Cofinancistas: Estuvo integrado por 17 industrias y 2 asociaciones de
industriales, participando las industrias y sectores productivos que eventualmente se verán
beneficiadas por la reglamentación, como también por aquellas industrias que se verán afectadas
por estas nuevas exigencias. Este comité aportó los recursos que permitieron financiar la totalidad
de los estudios que se llevaron a cabo, y asimismo las industrias aportaron su visión en términos
de oportunidades, soluciones constructivas, dificultades y mercados futuros.
Validación Sectorial: Con el propósito de tener las opiniones y sugerencias de las
organizaciones gremiales del sector, que no fueron participantes de las etapas anteriores del
trabajo y cuya opinión es relevante en la elaboración de esta reglamentación, se les enviaron
todos los antecedentes y la propuesta que elaboró el Comité de Diseño, a la Cámara Chilena de la
Construcción y a los Colegios Profesionales de Arquitectos, Ingenieros y Constructores Civiles.
A estas consultas, sólo el Colegio de Ingenieros no envió ningún tipo de respuestas.

7.4.2 Estudios Efectuados y Aportes Recibidos.

Estudios Licitados por el Comité de Diseño.

Se refieren a aquellos que fueron licitados por el Comité de Diseño y financiados con los
recursos del proyecto, los que se realizaron en tres fases:

Fase 1: Determinación de 15 tipologías con el propósito de conocer, evaluar y proponer
exigencias de acondicionamiento térmico estrechamente ligadas a las características de las
viviendas chilenas más representativas del mercado, construidas en los últimos años. Se
contempló trabajar sobre la base de 15 tipologías de viviendas, bajo el criterio mínimo de 2
tipologías por zona de reglamentación.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
76

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA
El Comité de Diseño caracterizó las tipologías sobre los criterios de superficie, número de
pisos, agrupación y materialidad.
Estas 15 tipologías concentran el 74 % del parque construido en cinco años, estimándose
que es una muestra adecuada y suficiente para llevar a cabo el estudio. Las cinco primeras
tipologías concentran el 67,7% de la muestra que se estudió.

Fase2: Obtención de los modelos tipológicos. Luego de determinadas las tipologías a
estudiar, se elaboraron modelos tipológicos representativos de cada una de las tipologías,
mediante la síntesis de cinco expedientes municipales seleccionados en forma aleatoria,
recolectados en diversas comunas del país.

Fase3: Estudios, simulaciones, cálculos de rentabilidad y propuestas para las tipologías
seleccionadas. En esta fase se efectuaron tres grupos de estudios que permitieron conocer las
características de comportamiento térmico de las tipologías consultadas, como también simular
mejoramientos mediante la aplicación de diversas soluciones constructivas, las que a su vez
fueron valorizadas, permitiendo hacer cálculos de rentabilidad para diferentes escenarios.
Para poder efectuar las simulaciones fue necesario determinar criterios y cifras para
variables relevantes como: temperatura interior de las viviendas, porcentaje de humedad interior,
variables para el cálculo de rentabilidad.
Asimismo, los estudios contemplaron conocer y aproximarse a impactos y requerimientos
de las viviendas en términos de iluminación, acústica y condensaciones.

Estudios Recibidos.

Son los estudios complementarios aportados por terceros al Comité de Diseño. Entre los
más destacados están:
• Estudio de comportamiento térmico de ventanas propuesta para la segunda fase de
reglamentación térmica de viviendas. Sus resultados complementaron la información base
para elaborar la propuesta de reglamentación térmica para ventanas.
• Cálculo del U máximo para evitar condensaciones superficiales.
• Informe de alternativas para mejorar las características térmicas del ladrillo cerámico.

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
77

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA
7.5 Segunda Etapa: Reglamentación Térmica de Muros, Ventanas y Pisos.
Esta reglamentación viene a modificar el Decreto Supremo Nº 47, de Vivienda y
Urbanismo, de 1992, de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, publicada en el
Diario Oficial el día miércoles 4 de Enero de 2006 y que entra en vigencia el 4 de Enero de 2007.
En ella se estipula que todas las viviendas deberán cumplir con las exigencias de
acondicionamiento térmico que se señalan en el artículo 4.1.10 de la Ordenanza General de
Urbanismo y Construcciones.

7.6 Exigencias de Acondicionamiento Térmico para Techumbres, Muros Perimetrales y
Pisos Ventilados.

Los complejos de techumbre, muros perimetrales y pisos inferiores ventilados, elementos
que constituyen la envolvente de la vivienda, deberán tener una transmitancia térmica “U” igual
o menor, o una resistencia térmica total “Rt” igual o superior, a la señalada para la zona que le
corresponda al proyecto de arquitectura, de acuerdo con los planos de zonificación térmica
aprobados por resoluciones del Ministerio de Vivienda y Urbanismo y a la siguiente tabla:


Tabla 7.6-1. Exigencias térmicas para techumbres, muros y pisos ventilados.

Zona Techumbre Muros Pisos Ventilados
U
W/m
2
*K
Rt
m
2
*K/W
U
W/m
2
*K
Rt
m
2
*K/W
U
W/m
2
*K
Rt
m
2
*K/W
1 0,84 1,19 4,0 0,25 3,60 0,28
2 0,60 1,67 3,0 0,33 0,87 1,15
3 0,47 2,13 1,9 0,53 0,70 1,43
4 0,38 2,63 1,7 0,59 0,60 1,67
5 0,33 3,03 1,6 0,63 0,50 2,00
6 0,28 3,57 1,1 0,91 0,39 2,56
7 0,25 4,00 0,6 1,67 0,32 3,13



Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
78

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA
7.6.1 Exigencias para Techumbres.

Se considera complejo de techumbre al conjunto de elementos constructivos que lo
conforman, tales como cielo, cubierta, aislación térmica, cadenetas y vigas.

Las exigencias de acondicionamiento térmico para la techumbre serán las siguientes:
1. Cuando tenemos mansardas o paramentos inclinados, se considerará como techumbre
cuando tenga menos de 60º sexagesimales medidos desde la horizontal.
2. Para minimizar la ocurrencia de puentes térmicos los materiales aislantes térmicos o
soluciones constructivas especificadas en el proyecto sólo podrán estar interrumpidas por
elementos estructurales de la techumbre, tales como cerchas, vigas y/o tuberías, ductos o
cañerías de las instalaciones domiciliarias.
3. Los materiales aislantes térmicos o las soluciones constructivas deberán cubrir el máximo
de la parte superior de los muros en su encuentro con el complejo de techumbre (vigas,
cadenas o soleras) y, de esta forma, conformar un elemento continuo por todo el contorno
de los muros perimetrales.
4. Para obtener una continuidad en el aislamiento térmico de la techumbre, todo muro o
tabique que sea parte de ésta, tal como una lucarna, antepecho, dintel, u otro elemento que
interrumpa el acondicionamiento térmico de la techumbre y delimite un local habitable o
no habitable, deberá cumplir con la misma exigencia que le corresponda al complejo de
techumbre.
5. En cuanto a las ventanas que formen parte de la techumbre de una vivienda y que se
encuentren ubicadas entre las zonas 3 a 7, cuyo plano tenga una inclinación de 60º
sexagesimales o menos medidos desde la horizontal, deberá especificar una solución de
doble vidriado hermético, cuya transmitancia térmica debe ser igual o menor a 3,6
W/m
2
K.

7.6.2 Exigencias para Muros.

Se considera muro al conjunto de elementos constructivos que lo componen y cuyo plano
de terminación interior tenga una inclinación mayor de 60º sexagesimales, medidos desde la
horizontal.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
79

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA

Las exigencias de acondicionamiento térmico para muros serán:
1. Las exigencias que se establecen para los muros, serán aplicables para aquellos muros y/o
tabiques soportantes y no soportantes que limiten entre el espacio interior de la vivienda
con el exterior o con un local abierto, y no así para muros medianeros que separen
unidades independientes de la vivienda.
2. Los recintos cerrados contiguos a una vivienda, tales como bodegas, leñeras,
estacionamientos, invernaderos, serán considerados como recintos abiertos para efectos de
esta reglamentación y sólo les será aplicable las exigencias a los paramentos que se
encuentren contiguos a la envolvente de la vivienda.
3. Para disminuir la cantidad de puentes térmicos en tabiques perimetrales los materiales
aislantes térmicos o soluciones constructivas especificadas en el proyecto de arquitectura
sólo podrán ser interrumpidos por elementos estructurales, es decir, por pie derechos,
cadenetas, diagonales, y debemos agregar tuberías, ductos o cañerías de las instalaciones
domiciliarias.
4. Para el caso de albañilerías confinadas y, de acuerdo a la Nch 2123, no será exigible el
valor U de esta reglamentación en los elementos estructurales como pilares, cadenas y
vigas.
5. Cuando se incorpore un material aislante al muro se deberá considerar barreras de
humedad y/o vapor, según el tipo de material que se ha incorporado a la solución
constructiva.
6. En la situación de puertas vidriadas exteriores se debe considerar como superficie de
ventana la parte que corresponde a la superficie vidriada. Para el resto de tipo de puertas
exteriores no se plantean exigencias.

7.6.3 Exigencias para Pisos Ventilados.

Se considerará como piso ventilado al conjunto de elementos constructivos que lo
conforman y que no están en contacto directo con el terreno. Los planos inclinados inferiores
como escaleras o rampas que tengan contacto con el exterior también se consideran como pisos
ventilados.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
80

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA
Para minimizar la ocurrencia de puentes térmicos en pisos los materiales aislantes
térmicos o soluciones constructivas especificadas en el proyecto de arquitectura, sólo podrán ser
interrumpidos por elementos estructurales del piso o de las instalaciones domiciliarias, tales como
vigas, tuberías, ductos o cañerías.

7.7 Alternativas para Cumplir las Exigencias Térmicas.

Para poder dar cumplimiento a las nuevas exigencias térmicas se establecen las siguientes
alternativas:

1. Incorporando un material aislante con etiquetado R100, correspondiente a la tabla 7.7-1,
se deberá especificar y colocar un material aislante térmico incorporado o adosado al
complejo de techumbre, al complejo de muro, o al complejo de piso ventilado cuyo R100
mínimo, rotulado según la Nch 2251, de conformidad a lo indicado en la siguiente tabla.


Tabla 7.7-1. Etiquetado R100 para cumplimiento de exigencias térmicas.

Zona Techumbre
R100(*)
Muros
R100(*)
Pisos Ventilados
R100(*)
1 94 23 23
2 141 23 98
3 188 40 126
4 235 46 150
5 282 50 183
6 329 78 239
7 376 154 295


* Según la norma Nch 2251: R100= valor equivalente a la Resistencia térmica (m
2
*K/W) x100

2. Mediante un Certificado de Ensaye otorgado por un Laboratorio de Control Técnico de
Calidad de la Construcción, que demuestre que el complejo de techumbre, muro o piso
ventilado cumple con las exigencias de esta reglamentación térmica.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
81

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA
3. Mediante cálculo, el que deberá ser realizado de acuerdo a Nch 853, que demuestre el
cumplimento de la transmitancia o resistencia térmica del complejo. Dicho cálculo debe
realizarlo un profesional competente.
4. Implementar una solución constructiva para los complejos de techumbre, muros y pisos
ventilados que se encuentre inscrita en el Listado de Soluciones Constructivas para
Acondicionamiento Térmico, confeccionado por el MINVU.

7.8 Exigencias para Ventanas.

Se considera complejo de ventana a todos los elementos constructivos que constituyen los
vanos vidriados de la envolvente de la vivienda.

7.8.1 Porcentaje Máximo de Superficie de Ventanas Respecto a Paramentos Verticales de
la Envolvente.

Los complejos de ventanas deberán cumplir con las exigencias que aparecen en la tabla
7.8.1-1, en relación al tipo de vidrio que se especifique y a la zona térmica en la cual se emplace
el proyecto de arquitectura. El tipo de vidrio a utilizar en las superficies de ventanas deberá ser
indicado en las especificaciones técnicas del proyecto de arquitectura.

El procedimiento para poder determinar el máximo de superficie vidriada a considerar en
un proyecto de arquitectura es el siguiente:
1. Determinar la superficie total de todos los paramentos verticales de la envolvente. La
superficie total a considerar para este cálculo, corresponderá a la suma de las superficies
interiores de todos los muros perimetrales que considere la unidad habitacional,
incluyendo los medianeros y muros divisorios.
2. Determinar la superficie total de ventanas, que corresponderá a la suma de las superficies
de todos los vanos del muro en el cual está colocada la ventana, se debe incluir el marco
como parte de la superficie. En el caso de ventanas saliente, se toma como superficie de
ventana a todo el desarrollo de la parte vidriada.

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
82

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA
La superficie máxima de ventanas que podrá contemplar el proyecto de arquitectura
corresponderá a la superficie que resulte de aplicar la tabla 7.8.1-1, respecto de la superficie de
los paramentos verticales de la unidad habitacional señalada en el punto 1 precedente,
considerando la zona y el tipo de vidrio que se especifique.


Tabla 7.8.1-1. Exigencia para ventanas.

VENTANAS
% Máximo de Superficie Vidriada Respecto a Paramentos
Verticales de la envolvente
DVH
Doble Vidriado Hermético ( c )


ZONA
Vidrio
Monolítico (b) 3.6 W/m
2
K ≥U>
2.4 W/m
2
K (a)
U2.4W/m
2
K
1 50% 60% 80%
2 40% 60% 80%
3 25% 60% 80%
4 21% 60% 75%
5 18% 51% 70%
6 14% 37% 55%
7 12% 28% 37%


a) La doble ventana que forme una cámara de aire se asimila al DVH, con valor U entre 3,6
y 2,4 W/m
2
K.
b) Vidrio monolítico: de acuerdo a la Nch 132, se entenderá por aquel producto inorgánico
de fusión que ha sido enfriado hasta un estado rígido sin cristalización, formado por una
sola lámina de vidrio.
c) Doble vidriado hermético (DVH): de acuerdo a la Nch 2024, se entenderá por doble
vidriado hermético al conjunto formado por dos o más vidrios paralelos, unidos entre sí
por un espaciador perimetral, que encierran en su interior una cámara con aire
deshidratado o gas inerte.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
83

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA
Cuando se dé el caso que un proyecto considere ventanas con más de un tipo de vidrio
según tabla 7.8.1-1, se deberá determinar el máximo porcentaje para cada tipo de vidrio con
respecto a la superficie total de la envolvente vertical. Para ello, a cada tipo de vidrio se debe
aplicar la siguiente fórmula:


(7.8.1-2)

MSV
TPxMV
=
100

Donde:
TP: Porcentaje del tipo de vidrio respecto del total de la superficie vidriada.
MV: Porcentaje máximo de superficie vidriada respecto a paramentos verticales de la
envolvente, según tabla 7.8.1-1.
MSV: Porcentaje máximo de superficie para tipo de vidrio, respecto de la superficie total
de la envolvente.

7.8.2 Método Alternativo del U Ponderado.

Este método alternativo solamente es válido para las zonas 3, 4, 5, 6 y 7 en el caso de
vidrios monolíticos.
Este método consiste en que se puede aumentar las superficies vidriadas de la tabla 7.8.1-
1, compensando el aumento de la superficie vidriada con el mejoramiento de la resistencia
térmica de los muros. Este U deberá tener un valor igual o menor al señalado para la zona en la
que se ubique el proyecto de arquitectura de acuerdo a la tabla 7.8.2-1.












Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
84

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA
Tabla 7.8.2-1. U Ponderado para zonas climáticas.

Zona U Ponderado
W/m
2
*K
3 2.88
4 2.56
5 2.36
6 1.76
7 1.22


Para poder determinar la transmitancia térmica ponderada de los paramentos verticales de
la envolvente, se deberá calcular el U ponderado del proyecto de conformidad a la fórmula 7.8.2-
2, debiendo los muros perimetrales en contacto con el exterior cumplir con las exigencias de la
tabla 7.6-1.


( ) ( )
UPonderado
STE
SVxUV SMxUM
=
+
(7.8.2-2)
Donde:
SM: Superficie de Muro.
UM: Transmitancia térmica del muro.
SV: Superficie de Ventana.
UV: Transmitancia Térmica Ventana.
STE: Superficie total de los paramentos verticales de la envolvente del proyecto de
arquitectura.

Para la aplicación de lo anterior, en el caso que los muros limiten con un recinto cerrado,
éstos se deben considerar como parte de la envolvente para efectos de cálculo del U ponderado.
Para estos muros se adoptará la transmitancia establecida para la zona térmica en la cual se
emplace el proyecto de arquitectura, de acuerdo a la tabla 7.6-1, independiente de su
transmitancia térmica real.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
85

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA
En el caso de que los paramentos verticales del proyecto de arquitectura estén compuestos
por más de una solución constructiva, determinando así, más de una transmitancia térmica para
muros, se aplicará la siguiente fórmula:

( ) ( ) ( ) ( )
UPonderado
STE
SVxUV SMnxUn xU SM xU SM
=
+ + +
2 2 1 1
(7.8.2-3)

Donde:
SM
1
: Superficie Muro 1.
U
1
: Transmitancia Térmica Muro 1.
SM
2
: Superficie Muro 2.
U
2
: Transmitancia Térmica Muro 2.
SV : Superficie Ventanas.
UV : Transmitancia Térmica de Ventanas.
STE : Superficie Total de los paramentos verticales de la envolvente.

Para ambos casos, si el proyecto contempla más de un tipo de ventanas, asimilados a
distintos valores de Transmitancia, según tabla 7.8.1-1, se ponderará toda la superficie vidriada
con el valor de transmitancia térmica del vidrio monolítico.
El aumento en las superficies vidriadas, que resulte del U ponderado en el caso de los
vidrios monolíticos, no podrá exceder el 40% respecto a los porcentajes máximos exigidos para
cada zona térmica (Tabla 7.8.1-1).

7.9 Aplicación Práctica de la Reglamentación Térmica.
Como hemos dicho anteriormente, la envolvente de la vivienda está constituida por
complejos de techumbre, muros, pisos ventilados y ventanas, los cuales separan el espacio
interior del espacio exterior.
Estos complejos que componen la envolvente de la vivienda deberán cumplir con la
transmitancia térmica total (U) o con la resistencia térmica total (Rt), especificada para la zona
térmica que corresponda a la comuna o localidad en la cual se emplaza la vivienda. Las zonas
térmicas del país se encuentran en el anexo A.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
86

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA
0 . La división entre una zona y otra, dentro de una misma comuna, la determina una
cota de nivel, la que va variando a lo largo del país, señalándose tanto en la tabla como en cada
plano.
En la figura 7.9-1 vemos un ejemplo en la cual a la comuna de Vallenar le corresponde la
Zona 1, pero sobre los 1000 m.s.n.m. pasa a ubicarse en la Zona 3.



Figura 7.9-1. Ejemplo de Zonificación Térmica.

7.10 Aplicación Práctica en Techumbres.

La estructura de techumbre la componen elementos como cielo, cubierta, aislación térmica,
cadenetas y vigas.
1. En el caso que tengamos mansardas o paramentos inclinados, se deberá considerar como
techumbre a todo elemento cuyo cielo tenga más de 60º sexagesimales de inclinación, con
respecto a la horizontal.

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
87

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA


Figura 7.10-1. Complejo de techumbre.


Esta discriminación se debe a que el flujo térmico cambia de ascendente a horizontal
cuando el ángulo es mayor a 60º sexagesimales.

2. Es importante que el aislante térmico o solución constructiva que se utilice cubra de
manera continua toda la superficie de cielo y que se prolongue hasta las cadenas y vigas, y
de esta forma minimizar la ocurrencia de puentes térmicos.




Figura 7.10-2. Puentes térmicos en techumbre.


Como no es posible cubrir completamente el complejo de techumbre con el material
aislante térmico, éste sólo puede interrumpirse por elementos estructurales de la techumbre, tales
como cerchas, vigas y/o tuberías.


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
88

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA
3. Es importante evitar la ocurrencia de los puentes térmicos, ya que éstos pueden producir
condensación, que afecta especialmente a los materiales, humedeciéndolos y
deteriorándolos, y también pérdida importante de calor. Por este motivo se debe cuidar
que los aislantes térmicos o soluciones constructivas que se utilice en el proyecto de
arquitectura cubra el máximo de superficie entre los encuentros de muro y techumbre,
tales como cadenas, vigas o soleras, conformando un elemento continuo por todo el
contorno de los muros perimetrales.




Figura 7.10-3. Puente térmico muro-techumbre.


4. Con la finalidad que exista una continuidad en el aislamiento térmico de una techumbre,
todo muro o tabique que forme parte de ésta, tales como lucarnas, antepechos o dinteles u
otros elementos que interrumpan el acondicionamiento térmico de la techumbre y delimite
un local habitable o no habitable, deberá cumplir con las exigencias de techumbre.



Figura7.10-4. Muro en techumbre.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
89

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA


5. En los casos que existan ventanas que formen parte de la estructura de techumbre de una
vivienda emplazada entre las zonas 3 y 7, ambas inclusive, y cuyo plano tenga un grado
de inclinación de 60ºC sexagesimales o menos, medidos desde la horizontal, se deberá
especificar como solución una ventana de doble vidriado hermético, cuya transmitancia
térmica deber ser igual o menor a 3,6 W/m
2
K




Figura 7.10-5. Ventanas en techumbre.


7.11 Aplicación Práctica en Muros.

Se considera complejo de muro al conjunto de elementos constructivos que lo conforman
y cuyo plano de terminación interior tenga una inclinación de más de 60º sexagesimales, medidos
desde la horizontal.



Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
90

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA


Figura 7.11-1. Complejo de muros.


1. La reglamentación térmica es aplicable a todos aquellos muros o tabiques perimetrales
(MP), soportantes y no soportantes, que limiten los espacios interiores de la vivienda con
el exterior o con uno o más locales abiertos.
La reglamentación térmica no es aplicable para aquellos muros medianeros (MM) que
separen unidades independientes de vivienda, y tampoco a los muros interiores (MI) ni a
los tabiques interiores (TI).




Figura 7.11-2. Denominación de muros.

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
91

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA
2. Los recintos cerrados contiguos a una vivienda, tales como bodegas, leñeras y
estacionamiento, serán considerados como recintos cerrados y sólo será aplicable la
reglamentación a los paramentos contiguos a la envolvente de la vivienda.




Figura 7.11-3. Recinto estacionamiento.


3. Con el fin de disminuir la ocurrencia de puentes térmicos, los aislantes térmicos utilizados
o soluciones constructivas especificadas sólo se podrán ver interrumpidos por elementos
estructurales de los muros, como pueden ser pies derechos, diagonales estructurales y/o
tuberías, ductos o cañerías de instalaciones domiciliarias.

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
92

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA


Figura 7.11-4. Puentes térmicos en muros.


4. En los muros de albañilería confinada, no será exigible esta reglamentación para
elementos estructurales como pilares, cadenas y vigas.




Figura 7.11-5. Pilares, cadenas y vigas.




Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
93

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA
5. Cuando se incorpore un material aislante al complejo de muro, la solución constructiva
deberá considerar barreras de vapor.




Figura 7.11-6. Barreras de vapor en muros.


6. La reglamentación térmica no establece exigencias para las puertas. En el caso que existan
puertas vidriadas, deberán considerarse como superficie de ventana y tendrán que cumplir
con la exigencia para ventanas.

7.12 Aplicación Práctica en Pisos Ventilados.

Llamamos piso ventilado al conjunto de elementos constructivos que lo componen, que
no están en contacto directo con el terreno. Los planos inclinados inferiores de escaleras o rampas
que estén en contacto con el exterior también se considerarán como pisos ventilados. De esta
forma se pueden distinguir pisos sobre pilotes y voladizos; pisos sobre recintos ventilados o no
habitables, tales como estacionamientos, leñeras u otros.


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
94

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA


Figura 7.12-1. Pisos ventilados.


Con la finalidad de minimizar la ocurrencia de puentes térmicos los aislantes térmicos
utilizados o las soluciones constructivas especificadas en el proyecto, sólo se podrán ver
interrumpidos por elementos estructurales del piso o de las instalaciones domiciliarias, tales como
vigas, tuberías, ductos y cañerías.




Figura 7.12-2. Puentes térmicos en pisos ventilados.








Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
95

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA
7.13 Aplicación Práctica en Ventanas.

Consideramos complejo de ventanas a los elementos constructivos que constituyen vanos
vidriados de la envolvente de la vivienda.
Las exigencias para ventanas se basan en cumplir una relación entre la superficie total de
ventanas (considerando el tipo de vidrio) y la superficie total de paramentos verticales de la
envolvente, según la zona donde se emplaza la vivienda.

1. Superficie de paramentos verticales: En este caso los paramentos verticales de la envolvente
corresponden a todos los muros perimetrales de la vivienda, incluido los muros medianeros
que separen una unidad de vivienda con un predio o con otra unidad de vivienda.




Figura 7.13-1. Muros de viviendas 1 y 2.


Al querer calcular la superficie de paramentos verticales de las viviendas correspondientes a
la figura, el procedimiento sería el siguiente:

Superficie de paramentos verticales vivienda 1:
Viv1= A+B+C+D+E+F+G+H

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
96

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA
Superficie de paramentos verticales vivienda 2:
Viv2 = I+J+K+L+M+N+O+P+Q

En el cálculo de superficie de paramentos verticales se debe considerar sólo la superficie
interior de estos muros.

2. Superficie de Ventanas: La reglamentación térmica no establece exigencias para marcos de
ventanas, palillaje o formas, de manera que la superficie de ventanas corresponde al vano
completo del muro.
La superficie de ventanas de la vivienda corresponderá a la suma total de todos los vanos
vidriados, considerando los marcos.




Figura 7.13-2. Ventanas de vivienda 1 y 2.


Superficie de ventanas de la vivienda Nº 1:
SV Viv1= V1+V2+V3+V4
Superficie de ventanas de la vivienda Nº 2:
SV Viv2=V5+V6+V7+V8


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
97

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA

Luego, el porcentaje de superficie vidriada respecto a paramentos verticales de la
envolvente será el siguiente:

Para vivienda Nº 1: SV Viv1/SM Viv1
Para vivienda Nº 2: SV Viv2/SM Viv2

Las ventanas salientes aumentan las superficies de ventanas, por lo tanto, en el cálculo se
debe considerar el desarrollo completo de la parte vidriada.




Figura 7.13-3. Ventana Saliente.


De acuerdo a la figura la superficie de la ventana 3 sería a+b+c.


7.13.1 Método del U Ponderado.

El objetivo de esta forma de cumplimiento es dar la opción al usuario que aumente la
superficie vidriada sobre los valores establecidos en esta reglamentación, compensando la
pérdida térmica que trae consigo el aumento de superficie, con el mejoramiento de la
transmitancia térmica de la solución de muros.
Este método es aplicable sólo para los vidriados monolíticos en las zonas térmicas 3 a 7,
donde el U ponderado deberá tener un valor igual o menor al señalado para la zona en la que se
ubique el proyecto de arquitectura, de acuerdo a la tabla 7.8.2-1.

Con el objetivo de aclarar este método se presentan los siguientes ejemplos:




Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
98

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA
Ejemplo 1.

Para obtener el U ponderado de la vivienda 2 en Vallenar (Zona térmica 3) se debe
determinar la superficie de todos los componentes y su valor U de la siguiente manera:

Tabla 7.13.1-1. U Ponderado para Ejemplo 1.

Elemento Abreviación Transmitancia Térmica Componentes
Superficie total de los
paramentos verticales
de la envolvente.
STE - I+J+K+L+M+N+O+P+Q
Superficie de
ventanas.
SV UV V5+V6+V7+V8
Superficie de muros
perimetrales al
exterior.
SM1 U1 I+(J-V5)+K+(L-
V6)+M+(N-V7)+O+(P-V8)
Superficie de muros
perimetrales al
interior.
SM2 U2 Q


Luego, utilizando la fórmula del U ponderado tenemos:



STE
SVXUV XU SM xU SM
UPonderado
) ( ) 2 2 ( ) 1 1 (
:
+ +

Para la aplicación del caso anterior, el muro Q debe considerarse como parte de la
envolvente, adoptando para ello los valores de transmitancia térmica U establecidos para la zona
térmica de Vallenar (Zona 3) de acuerdo a la exigencia de esta reglamentación, independiente de
su transmitancia térmica real.

Ejemplo 2.

Si suponemos que en el caso anterior el muro L posee un valor U diferente, por ejemplo:
U3, y que las ventanas V5 y V6 poseen doble vidriado hermético (DVH) y que las ventanas V7 y
V8 poseen vidriado monolítico , se determina las superficies de todos los componentes y su valor
U de la siguiente manera:

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
99

Capítulo 7 NUEVA REGLAMENTACIÓN TÉRMICA

Tabla 7.13.2-3. U Ponderado para ejemplo 2


Elemento Abreviación Transmitancia Térmica Componentes
Superficie total de los
paramentos verticales
de la envolvente.
STE - I+J+K+L+M+N+O+P+Q
Superficie de ventanas
vidriado monolítico.
SV1 UV1 V7+V8
Superficie de ventanas
DVH.
SV2 UV2 V5+V6
Superficie de muros
perimetrales al exterior
(a).
SM1 U1 I+(J-V5)+K+M+(N-
V7)+O+(P-V8)
Superficie de muros
perimetrales al interior.
SM2 U2 Q
Superficie de muros
perimetrales al exterior
(b).
SM3 U3 (L-V6)

Luego, utilizando nuevamente la fórmula del U ponderado, se debe ponderar toda la
superficie vidriada con el valor U del vidriado monolítico de la siguiente forma:


STE
XUV SV SV XU SM XU SM xU SM
UPonderado
) 1 ] 2 1 (`[ ) 3 3 ( ) 2 2 ( ) 1 1 (
:
+ + + +


No obstante lo anterior, la suma de las superficies de las ventanas V7 y V8 (ventanas con
vidriado monolítico) que resulten del cálculo, no debe aumentar más de un 40% respecto al
porcentaje máximo de superficie permitido para la zona térmica de Vallenar, según lo exigido en
esta reglamentación.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
100














CAPÍTULO 8
“ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN
TÉRMICA”













Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA
8.1 Antecedentes.


En este capítulo se presentarán los cálculos de transmitancia térmica para toda la
envolvente de una vivienda tipo, la cual se estructurará de dos formas: la primera, será en
estructura de madera y piso ventilado, luego esta misma vivienda se cambiará por muros de
albañilería y piso de radier, manteniendo las superficies vidriadas y la estructura de techumbre.
Correspondiendo estas dos formas de construir las más comunes dentro de la Región de la
Araucanía, de acuerdo al último Censo Nacional realizado el año 2002.
Estos cálculos serán primordiales para poder evaluar qué forma constructiva (madera o
albañilería) enfrenta mejor las exigencias de esta nueva Reglamentación Térmica, y luego en el
estudio de los costos y beneficios de calefacción en la vivienda al mejorar la aislación térmica de
su envolvente.
Los cálculos de grados de aislación térmica, se realizarán de acuerdo a lo señalado en las
normas oficiales de medición de aislación, que se señalan en la Ordenanza General de Urbanismo
y Construcciones.

8.2 Procedimiento de Cálculo.

Los cálculos térmicos, se realizarán conforme a lo establecido en las Nch 853 Of. 1991.
De acuerdo a la conformación de las estructuras de las viviendas, los cálculos se
realizarán como elementos simples y compuestos, salvo en los que se indicarán oportunamente
según el Punto 5.4.2 de la citada norma, que corresponde al cálculo en elementos con
heterogeneidades simples.

Procedimiento:

a) Se debe calcular la transmitancia térmica del elemento con la fórmula 6.3-3, debiendo
conocer el espesor del material y su conductividad. Esta última se obtiene en la Tabla Nº
6 del Anexo A de la Nch 853.
b) Con el valor de conductancia térmica se obtiene el valor de la resistencia térmica, que
corresponde al recíproco de la conductancia, según lo indicado en la fórmula 6.4-1.
c) Para obtener la resistencia térmica del elemento completo, se debe sumar las resistencias
parciales de cada capa, denominada resistencia del elemento.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
102

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA
d) Según la fórmula 6.4-3, se agregan las resistencias superficiales, obtenidas en la tabla 6.4-
2.
e) Finalmente, se calcula la resistencia del caso, ponderando las resistencias parciales, según
su incidencia en el área total, como se establece en el punto 5.4.2 de la Nch 853. Teniendo
la resistencia ya ponderada, se calcula la transmitancia según la formula 6.5-1.

8.3 Características de la Vivienda Tipo a Estudiar.


La casa tipo que someteremos a estudio consiste en una vivienda de 80 m2 (Figura 8.3-1),
que cuenta con tres dormitorios, una sala de estar comedor, cocina americana y dos baños.
Para esta vivienda, se calculará en primera instancia las transmitancias térmicas de la
envolvente, con el sistema constructivo de paneles de madera y piso ventilado que estará
instalado sobre fundaciones aisladas, como son los poyos de hormigón. En un segundo caso, esta
misma vivienda se estructurará como una construcción de albañilería con piso de radier,
manteniendo las superficies de ventanas y estructura de techumbre.




Figura 8.3-1. Planta de vivienda tipo a estudiar.




Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
103

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA
8.4 Características de la Vivienda Estructurada en Madera.

a) Fundaciones y Pisos.

Fundaciones: Se contempla como fundación poyos prefabricados de hormigón H-25, de
50 cm de altura, instalados sobre un emplantillado de hormigón y aislados a una distancia no
superior a 1.50 m a eje.
Estructura de Piso: Fijadas a los poyos de hormigón se instalarán vigas maestras de Pino
Insigne IPV (impregnado a presión y al vacío) de 2x6”, y sobre éstas se colocará un envigado de
piso con madera de características similares y escuadría de 2x4”, a una distancia máxima de 50
cm a eje, con las cadenetas correspondientes.
Base de Pavimentos: Sobre el envigado de piso, se fijará fieltro asfáltico de 10 lb. y
planchas de OSB de 9,5 mm de espesor. En zonas húmedas se instalarán planchas de OSB de
15,1 mm y sobre éstas planchas de Fibrocemento de 6 mm.
Pavimentos: Sobre las placas de OSB de 9,5 mm se clavarán pisos de pino insigne de
1x4” machihembrado. En zonas de baños y cocina sobre las placas de Fibrocemento se instalarán
cerámicos.
Aislación Térmica: No contempla.
Aislación Hídrica: Bajo todas las estructura de los pisos se instalará papel fieltro de 10 lb.

b) Muros.

Tabiquerías Exteriores: Las tabiquerías perimetrales estarán compuestas por solera
superior, solera inferior y pies derechos de pino insigne de 2x3”, estructurados a través de una
plancha de OSB de 9,5 mm. de espesor por el exterior. Los pies derechos se fijarán a una
distancia aproximada de 40 cm a eje.
Revestimientos Exteriores: Sobre las placas de OSB de 9,5 mm se clavarán piezas de Pino
Insigne, tipo rollizo de 1x6”.
Revestimientos Interiores: En muros de baños y zona húmeda de cocina, se instalarán
planchas de yeso cartón de 15 mm revestidas con cerámicos. En los demás muros se instalarán
planchas de yeso cartón de 10 mm.
Aislación Térmica: En todos los muros perimetrales se instalará lana mineral de 50 mm de
espesor, instalada a presión entre los pies derechos.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
104

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA
Aislación Hídrica: En todos los muros perimetrales sobre el OSB se colocará una capa
continua de membrana hidrófuga tipo Tybek.
c) Techumbre y Cielos.

Estructura de Techumbre: Confeccionada con cerchas reticuladas de pino insigne IPV de
escuadría de 1x4” separadas a 70 cm. con costaneras de 2x2”.
Cubierta: La cubierta será de teja asfáltica, las cuales serán instaladas sobre placas de
OSB de 11.1 mm.
Cielos: Todos los cielos interiores serán revestidos con yeso cartón de 10mm.
Aislación Térmica: En el cielo se instalará lana mineral de 120 mm. de espesor.
Aislación Hídrica: Bajo la cubierta se instalará papel fieltro de 10 lb.

d) Puertas y Ventanas.

Puertas Exteriores: Tanto la puerta de cocina como la de acceso principal serán puertas
sólidas de pino.
Ventanas: Se instalarán ventanas de Aluminio.

8.5 Pérdidas de Calor para Vivienda de Madera.

8.5.1 Pérdidas de Calor a Través de Piso.

• Caso A “Zonas secas”: En estas zonas se instalarán pisos de madera de 1x4” sobre placas
de OSB de 9,5 mm, tal como muestra la figura 8.5.1-1.
2"x 4" IPV
ENVIGADO DE PISO
1,50
PISO 1X4"
OSB 9.5mm
VIGA MAESTRA
IPV 2"x 6"
N.T.
POYO HORMIGÓN

Figura 8.5.1-1. Estructura de piso en zonas secas para vivienda en madera.

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
105

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA
A continuación se presentan los cálculos realizados a esta estructura:


Situación Material Coeficiente
Conductividad
λ (W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv(W/m
2*
K)
Resistencia
Térmica
Rv(m
2*
K/W)
IPV 2x4” 0,104 0,100 1,040 0,962
OSB 9,5mm 0,120 0,0095 12,632 0,079
Piso por
Estructura
Piso 1x4” 0,104 0,025 4,160 0,240
OSB 9,5mm 0,120 0,0095 12,632 0,079 Piso por
Vanos Piso 1x4” 0,104 0,025 4,160 0,240


Situación Resistencia
Elemento
(m
2*
K/W)
Resistencia
Superficial
(m
2*
K/W)
Resistencia
Total
(m
2*
K/W)
Transmitancia
Térmica
U(W/m
2*
K)
Piso por
Estructura

1,281

0,220

1,501

0,667
Piso por
Vanos

0,320

0,220

0,540

1,852


Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m
2*
K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2*
K)
Piso por
Estructura

0,667

14,400
Piso por
Vanos

1,852

45,600

1,568





















Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
106

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA
• Caso B “Zonas Húmedas”: En estas zonas se instalarán placas de OSB de 15,1mm y sobre
estas planchas de fibrocemento de 6 mm., con el fin de recibir las palmetas de cerámicas.


1,50
OSB 15.1mm
N.T.
POYO HORMIGÓN
FIBROCEMENTO 6 MM
IPV 2"x 6"
VIGA MAESTRA
ENVIGADO
2"x 4" IPV
CERÁMICA


Figura 8.5.1-2. Estructura de piso en zonas húmedas para vivienda en madera.


A continuación se presentan los cálculos realizados a esta estructura:


Situación Material Coeficiente
Conductividad
λ (W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv(W/m
2*
K)
Resistencia
Térmica
Rv(m
2*
K/W)
IPV 2x4” 0,104 0,100 1,040 0,962
OSB 15,1mm 0,120 0,0151 7,947 0,126
Fibrocemento 0,230 0,006 38,333 0,026
Piso por
Estructura
Cerámico 1,750 0,007 250,000 0,004
OSB 15,1mm 0,120 0,0151 7,947 0,126
Fibrocemento 0,230 0,006 38,333 0,026
Piso por
Vanos
Cerámico 1,750 0,007 250,000 0,004


Situación Resistencia
Elemento
(m
2*
K/W)
Resistencia
Superficial
(m
2*
K/W)
Resistencia
Total
(m
2*
K/W)
Transmitancia
Térmica
U(W/m
2*
K)
Piso por
Estructura

1,118

0,220

1,338

0,747
Piso por
Vanos

0,156

0,220

0,376

2,660



Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
107

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA
Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m
2*
K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2*
K)
Piso por
Estructura

0,747

2,560
Piso por
Vanos

2,660

13,440

2,354


Transmitancia Térmica Final a Través de Piso.

Luego de tener las transmitancias térmicas de las estructuras de piso para los casos ya
mencionados, se procede a calcular la transmitancia final de piso mediante la fórmula que
establece la Nch 853 en el punto 5.4.2



=
) (
) * (
tos Areaelemen
tos Areaelemen Uelementos
Utotal


Caso Transmitancia
Térmica
U(W/m
2*
K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
*K)
A 1,568 60,000
B 2,354 16,000

1,734


8.5.2 Pérdidas de Calor a Través de Muros.

Para poder realizar los cálculos de transmitancia térmica a través de muros, todos los
muros perimetrales se dividirán y se denotarán con una letra M seguida de un número, tal como
lo muestra la figura 8.5.2-1.







Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
108

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA


Figura 8.5.2-1. División de muros para vivienda tipo.


La estructura y revestimiento exterior de todos los muros son los mismos, sin embargo,
sus terminaciones interiores irán variando. De esta forma, en las zonas de baños y zona húmeda
de cocina (detrás del lavaplatos) se revestirán con cerámicos, y el resto de los muros se revestirán
con planchas de yeso cartón de 10mm, con terminación de pintura óleo opaco blanco.


OSB 9.5mm
Terminación yeso cartón
Yeso Cartón 10 mm.
Lana Mineral 50mm
Pie Derecho 2x3"
Yeso Cartón 15 mm
Cerámicos
Terminación cerámicos
Lana Mineral 50 mm
Pie Derecho 2x3"
Tyvek
Pino 1x6"
Pino 1x6"
Tyvek
OSB 9.5mm


Figura 8.5.2-2. Terminación de muros en vivienda de madera.



Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
109

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA

a) Pérdidas de Calor en Muros con Terminación de Yeso Cartón

Los siguientes cálculos de transmitancia térmica corresponden a los muros perimetrales
que se ubican en los dormitorios, estar comedor y muros secos de cocina (M1, M3, M5, M7, M8,
M9, M10, M11, M12, M13, M14), que tienen como terminación interior planchas de yeso cartón
de 10 mm y aislación térmica de lana mineral de 50mm.


Situación Material Coeficiente
Conductividad
λ (W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv(W/m
2*
K)
Resistencia
Térmica
Rv(m
2*
K/W)
Traslapo 1x6” 0,104 0,025 4,160 0,240
OSB 9,5mm 0,120 0,0095 12,632 0,079
IPV 2x3” 0,104 0,075 1,387 0,721
Muro por
Estructura
Yeso Cartón 0,260 0,010 26,000 0,038
Traslapo 1x6” 0,104 0,025 4,160 0,240
OSB 9,5mm 0,120 0,0095 12,632 0,079
Lana mineral 0,042 0,050 0,840 1,190
Muro por
Vanos
Yeso Cartón 0,260 0,010 26,000 0,038


Situación Resistencia
Elemento
(m2*K/W)
Resistencia
Superficial
(m
2*
K/W)
Resistencia
Cámara Aire
(m
2*
K/W)
Resistencia
Total
(m
2*
K/W)
Transmitancia
Térmica
U(W/m
2*
K)

Muro por
Estructura

1,078

0,170

0,000

1,248

0,801
Muro por
Vanos

1,547

0,170

0,165

1,882

0,531


Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
*K)
Muro por
Estructura

0,801

13,962
Muro por
Vanos

0,531

43,637

0,596







Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
110

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA
b) Pérdidas de Calor en Muros con Terminación de Cerámicos.

Los siguientes cálculos de transmitancia térmica corresponden a los muros perimetrales
que se ubican en los baños y zona húmeda de cocina (M2, M4, M6), que tienen como
terminación interior palmetas de cerámicos, instalada sobre planchas de yeso cartón de 15 mm.



Situación Material Coeficiente
Conductividad
λ (W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv(W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv(m
2
*K/W)
Traslapo 1x6” 0,104 0,025 4,160 0,240
OSB 9,5mm 0,120 0,0095 12,632 0,079
IPV 2x3” 0,104 0,075 1,387 0,721
Yeso Cartón 0,260 0,015 17,333 0,058
Muro por
Estructura
Cerámico 1,750 0,007 250,000 0,004
Traslapo 1x6” 0,104 0,025 4,160 0,240
OSB 9,5mm 0,120 0,0095 12,632 0,079
Lana mineral 0,042 0,050 0,840 1,190
Yeso Cartón 0,260 0,015 17,333 0,058
Muro por
Vanos
Cerámico 1,750 0,007 250,000 0,004


Situación Resistencia
Elemento
(m
2
*K/W)
Resistencia
Superficial
(m
2
*K/W)
Resistencia
Cámara Aire
(m
2
*K/W)
Resistencia
Total
(m
2
*K/W)
Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)

Muro por
Estructura

1,102

0,170

0,000

1,272

0,786
Muro por
Vanos

1,571

0,170

0,165

1,906

0,525



Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
*K)
Muro por
Estructura

0,786

2,501
Muro por
Vanos

0,525

7,817

0,588





Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
111

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA
c) Pérdidas de Calor en Muros que Incluyen Puertas.

• M5

Muro correspondiente al acceso de la cocina, el cual está revestido interiormente con
planchas de yeso cartón de 10mm, y con una puerta sólida de pino insigne de 0,70x2.00 m.


Situación Material Coeficiente
Conductividad
λ (W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv(W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv(m
2
*K/W)
Traslapo 1x6” 0,104 0,025 4,160 0,240
OSB 9,5mm 0,120 0,0095 12,632 0,079
IPV 2x3” 0,104 0,075 1,387 0,721
Muro por
Estructura
Yeso Cartón 0,260 0,010 26,000 0,038
Traslapo 1x6” 0,104 0,025 4,160 0,240
OSB 9,5mm 0,120 0,0095 12,632 0,079
Lana mineral 0,042 0,050 0,840 1,190
Muro por
Vanos
Yeso Cartón 0,260 0,010 26,000 0,038
Puerta Puerta Sólida 0,104 0,040 2,600 0,385


Situación Resistencia
Elemento
(m
2
*K/W)
Resistencia
Superficial
(m
2
*K/W)
Resistencia
Cámara Aire
(m
2
*K/W)
Resistencia
Total
(m
2
*K/W)
Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)

Muro por
Estructura

1,078

0,170

0,000

1,248

0,801
Muro por
Vanos

1,547

0,170

0,165

1,882

0,531
Puerta
0,385

0,170

0,000

0,555

1,802



Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
*K)
Muro por
Estructura

0,801

0,462
Muro por
Vanos

0,531

1,442
Puerta 1,802 1,400


1,108




Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
112

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA
• M12

Muro correspondiente al acceso principal de la vivienda, el cual está revestido
interiormente con planchas de yeso cartón de 10mm., y con una puerta sólida de 0,80x2.00 m.


Situación Material Coeficiente
Conductividad
λ (W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv(W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv(m
2
*K/W)
Traslapo 1x6” 0,104 0,025 4,160 0,240
OSB 9,5mm 0,120 0,0095 12,632 0,079
IPV 2x3” 0,104 0,075 1,387 0,721
Muro por
Estructura
Yeso Cartón 0,260 0,010 26,000 0,038
Traslapo 1x6” 0,104 0,025 4,160 0,240
OSB 9,5mm 0,120 0,0095 12,632 0,079
Lana mineral 0,042 0,050 0,840 1,190
Muro por
Vanos
Yeso Cartón 0,260 0,010 26,000 0,038
Puerta Puerta Sólida 0,104 0,040 2,600 0,385


Situación Resistencia
Elemento
(m
2
*K/W)
Resistencia
Superficial
(m
2
*K/W)
Resistencia
Cámara Aire
(m
2
*K/W)
Resistencia
Total
(m
2
*K/W)
Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)

Muro por
Estructura

1,078

0,170

0,000

1,248

0,801
Muro por
Vanos

1,547

0,170

0,165

1,882

0,503
Puerta
0,385

0,170

0,000

0,555

1,802



Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
*K)
Muro por
Estructura

0,801

1,264
Muro por
Vanos

0,531

3,950
Puerta 1,802 1,600


0,880





Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
113

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA

Transmitancia Térmica Final a Través de Muros.

Luego de tener las transmitancias térmicas de las estructuras de muros para los casos ya
mencionados, se procede a calcular la transmitancia final de muros mediante la fórmula que
establece la Nch 853 en el punto 5.4.2.



=
) (
) * (
tos Areaelemen
tos Areaelemen Uelementos
Utotal


Muro Transmitancia
U (W/m
2
*K)
Área
(m
2
)
Transmitancia Total
U (W/m
2*
K)
M1 0,596 7,906
M2 0,588 2,782
M3 0,596 3,304
M4 0,588 4,754
M5 1,108 3,304
M6 0,588 2,782
M7 0,596 5,988
M8 0,596 14,160
M9 0,596 5,988
M10 0,596 3,304
M11 0,596 3,912
M12 0,880 6,814
M13 0,596 6,352
M14 0,596 6,686







0,641







8.5.3 Pérdidas de Calor a Través de Ventanas de Aluminio.

Esta vivienda posee ventanas estructuradas en aluminio y con vidrio simple de 3mm de
espesor.
A continuación se presentan los cálculos realizados en este tipo de ventanas:

Situación Material Coeficiente
Conductividad
λ (W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv(W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv(m
2
*K/W)
Ventana Vidrio 1,200 0,003 400,000 0,0025
Aluminio 210,00 0,060 3500,00 0,0003



Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
114

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA

Situación Material Resistencia
Elemento
(m
2
K/W)
Resistencia
Superficial
(m
2
K/W
Resistencia
Total
(m
2
K/W)
Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
K)
Ventana
Vidrio 0,0025 0,170 0,173 5,797

Aluminio 0,0003 0,170 0,170 5,872


• VC-1: Ventana corredera de 800mm de ancho por 800mm de alto, ubicada en el muro M2
y M6, correspondiente al sector de baños.

VC−1



Figura 8.5.3-1. Ventana corredera 1 de aluminio.


Material Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
*K)
Vidrio
5,797

0,413
Aluminio
5,872

0,227


5,824


• VC-2: Ventana corredera de 1500mm de ancho por 1000mm de alto, ubicada en el muro
M4, correspondiente a la zona de cocina.

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
115

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA
VC−2


Figura 8.5.3-2. Ventana corredera 2 de aluminio.


Material Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2*
K)
Vidrio
5,797

1,250
Aluminio
5,872

0,250


5,810


• VC-3: Ventana corredera ubicada en los muros M7, M9 y M12, correspondiente a la zona
de dormitorios y estar. Esta ventana tiene un ancho de 1500mm y una altura de 1200mm.


VC−3

Figura 8.5.3-3. Ventana corredera 3 de aluminio.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
116

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA

Material Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
*K)
Vidrio
5,797

1,398
Aluminio
5,872

0,402


5,814


• BC: Bow Corner ubicado en los muros M13 y M14 (dormitorio principal). Está formado
por dos ventanas fijas de 2000mm de largo por 1500mm de alto y dos ventanas laterales
batientes de 400mm de largo y 1500mm de alto.

2 Ventanas Fijas
2 Ventanas Batientes
BOW CORNER



Figura 8.5.3-4. Bow Corner de aluminio.


Material Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
*K)
Vidrio
5,797

5,982
Aluminio
5,872

1,218


5,810


• PV: Puerta Ventana Corredera de 1500mm de ancho y 2000mm de alto, ubicada en los
muros M11 y M13, correspondientes a los sectores de estar y dormitorio principal.

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
117

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA
PV


Figura 8.5.3-5. Puerta ventana de aluminio.


Material Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
*K)
Vidrio
5,797

2,466
Aluminio
5,872

0,534


5,811


Transmitancia Térmica Final a Través de Ventanas de Aluminio.

Luego de tener las transmitancias térmicas de todas las ventanas para los casos ya
mencionados, se procede a calcular la transmitancia final de ventanas mediante la fórmula que
establece la Nch 853 en el punto 5.4.2.


=
) (
) * (
tos Areaelemen
tos Areaelemen Uelementos
Utotal


Ventana Transmitancia
U (W/m
2
*K)
Área
(m
2
)
Transmitancia Total
U (W/m
2
*K)
VC-1 5,824 1,280
VC-2 5,810 1,500
VC-3 5,814 5,400
BC 5,810 7,200
PV 5,811 9,000


5,812



Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
118

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA

8.5.4 Pérdidas de Calor a Través de Techumbre.


Como se mencionó anteriormente, la estructura de techumbre estará conformada por
cerchas reticuladas de pino insigne de IPV de 1x4”, con costaneras de 2x2”; como cubierta se
consulta teja asfáltica instalada sobre planchas de OSB de 11,1mm.; como aislación térmica de
techumbre, y de acuerdo a lo que exige la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones en
su artículo 4.1.10 para la zona de Temuco, se instalará colchonetas de lana mineral de 120mm de
espesor; finalmente, como terminación interior de cielos, en todos los sectores se instalará
planchas de yeso cartón de 10 mm de espesor.


120 mm
Lana Mineral
Volcanita 10 mm
P
e
n
d
=
2
6
º
OSB 11.1 mm
Cercha 1"x 4"
P
e
n
d

=

2
6
º
ESTRUCTURA DE TECHUMBRE
Teja Asfáltica


Figura 8.5.4-1. Estructura de techumbre para vivienda de madera.


Los resultados de los cálculos realizados se presentan a continuación:


Situación Material Coeficiente
Conductividad
(W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv(W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv(m
2
*K/W)
Yeso Cartón 0,260 0,010 26,000 0,038 Cielo por
Estructura Cercha 0,104 0,100 1,040 0,962
Yeso Cartón 0,260 0,010 26,000 0,038 Cielo por
Vano Lana mineral 0,042 0,120 0,350 2,857



Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
119

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA


Situación Resistencia
Elemento
(m2*K/W)
Resistencia
Superficial
(m2*K/W)
Resistencia
Total
(m2*K/W)
Transmitancia
Térmica
U(W/m2*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m2*K)
Cielo por
Estructura


1,000

0,200

1,200

0,833

0,038
Cielo por
Vano


2,896

0,200

3,096

0,323

0,962


0,342


Situación Material Coeficiente
Conductividad
(W/mºK)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv(W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv(m
2
*K/W)
Cercha 0,104 0,100 1,040 0,962
Osb 11.1mm 0,120 0,0111 10,811 0,093
Cubierta por
Estructura
Teja Asfáltica 0,700 0,002 350,000 0,003
Osb 11.1mm 0,120 0,0111 10,811 0,093 Cubierta por
Vano Teja Asfáltica 0,700 0,002 350,000 0,003


Situación Resistencia
Elemento
(m2*K/W)
Resistencia
Superficial
(m2*K/W)
Resistencia
Total
(m2*K/W)
Transmitancia
Térmica
U(W/m2*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m2*K)
Cubierta
por
Estructura


1,057

0,140

1,197

0,835

0,038
Cubierta
por
Vano


0,095

0,140

0,235

4,264

0,962


4,134


Transmitancia Térmica Final a Través de Techumbre.

El cálculo de resistencia térmica para complejos de techumbre será realizado de acuerdo a
lo que establece la Nch. 853 Of. 1991 en su punto 5.5.2, caso b, correspondiente a un elemento
complejo de espesor variable con cámara de aire medianamente ventilada.
La resistencia térmica está dada por la siguiente fórmula:




Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
120

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA


(8.5.4-2)
( )
Ai
Ae Ue Ui
Rtotal

+
+ =
*
1 1
α



Donde:

Ui Transmitancia Térmica del elemento de cielo.
Ue Transmitancia Térmica del elemento de cubierta.
Ae Área Cubierta.
Ai Área del Cielo.
α Coeficiente igual a 5 W/(m
2
ºK)

Reemplazando se tiene:

( )
04 , 74
87 , 88 * 134 , 4
5
1
342 , 0
1

+
+ = Rtotal

R total = 3,021 (m
2
*K)/W
U total = 0,331 W/(m
2
*K)

8.6 Características de Vivienda Estructurada en Albañilería.

a) Pisos

Base Granular : Sobre el relleno compactado se colocará una capa de grava de de 8 cm de
espesor.
Radier: Sobre el estabilizado se confeccionará un radier de hormigón H20 de 8 cm de
espesor.
Pavimento: Sobre el afinado del radier, en las zonas de baños y cocina se instalarán
palmetas de cerámico, mientras en el resto de la vivienda se instalará cubrepiso.

b) Muros.

Muros Exteriores: Los muros perimetrales serán construidos con albañilería de ladrillo de
dimensiones 29x14x7.1mm, unidos con mortero de pega con una dosificación cemento : arena de
1:3.
Revestimientos Exteriores: No contempla.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
121

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA
Revestimientos Interiores: En las zonas de baños y zona húmeda de cocina se instalarán
cerámicos, mientras en el resto de los muros se aplicarán dos manos de látex.
Aislación Térmica: No contempla.
Aislación Hídrica: No contempla.

c) Techumbre y cielos.

Estructura de Techumbre: Confeccionada con cerchas reticuladas de pino insigne IPV de
escuadría de 1x4” separadas a 70cm con costaneras de 2x2”.
Cubierta: La cubierta consulta planchas de zinc alum, las cuales serán instaladas sobre las
costaneras de 2x2”.
Cielos: Todos los cielos interiores serán revestidos con yeso cartón de 10mm.
Aislación Térmica: En el cielo se instalará lana mineral de 120mm de espesor.
Aislación Hídrica: Bajo la cubierta se instalará papel fieltro de 10 lb.

d) Puertas y Ventanas.

Puertas Exteriores: Tanto la puerta de cocina como la de acceso principal serán puertas
sólidas de pino.
Ventanas: Se instalarán ventanas de PVC.

8.7 Pérdidas de Calor para Vivienda de Albañilería.

8.7.1 Pérdidas de Calor a Través de Piso.

La estructura de piso estará compuesta por una cama de grava de 8 cm de espesor., sobre
la cual se confeccionará un radier de hormigón de 8 cm.de espesor.

• Caso A “Zonas secas”: En estas zonas se instalará un cubrepiso sobre la superficie de
radier.


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
122

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA
Radier
Cama Ripio
Cubrepiso


Figura 8.7.1-1. Estructura de piso en vivienda de albañilería.


Los resultados de los cálculos realizados se presentan a continuación:


Situación Material Coeficiente
Conductividad
(W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv (W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv (m
2
*K/W)
Cubrepiso 0,050 0,004 12,500 0,080
Radier 1,630 0,080 20,375 0,049
Piso con
Cubrepiso
Cama de ripio 0,810 0,080 10,125 0,099



Situación Resistencia
Elemento
(m2*K/W)
Resistencia
Superficial
(m2*K/W)
Resistencia
Total
(m2*K/W)
Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)


Piso con
cubrepiso


0,228

0,220

0,448

2,233



• Caso B “Zonas húmedas”: En estas zonas se instalarán palmetas de cerámicos sobre la
superficie de radier.

Situación Material Coeficiente
Conductividad
(W/mºK)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv (W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv (m
2
*K/W)
Cerámico 1,750 0,007 250,000 0,004
Radier 1,630 0,080 20,375 0,049
Piso con
Cerámicos
Cama de ripio 0,810 0,080 10,125 0,099


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
123

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA

Situación Resistencia
Elemento
(m2*K/W)
Resistencia
Superficial
(m2*K/W)
Resistencia
Total
(m2*K/W)
Transmitancia
Térmica
U(W/m2*K)


Piso con
Cerámicos


0,152

0,220

0,372

2,689



Transmitancia Final para Pisos de Radier.

Luego de tener las transmitancias térmicas de las estructuras de piso para los casos ya
mencionados, se procede a calcular la transmitancia final de piso mediante la fórmula que
establece la Nch 853 en el punto 5.4.2.


=
) (
) * (
tos Areaelemen
tos Areaelemen Uelementos
Utotal



Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m2*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m2*K)

Caso A

2,233

60,000

Caso B

2,689

16,000


2,329



8.7.2 Pérdidas de Calor a Través de Muros.

Muros de albañilería confinada conformada por ladrillos prensados de 29x14x7,1cm.,
pegados con un mortero de pega de 1:3, de espesor 1,5 cm. En las zonas de baños y muro de la
zona húmeda de cocina, los muros serán revestidos con revestimiento cerámico.


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
124

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA
Escalerilla Acma
ALB.e=14cm. ALB.e=14cm.
Cerámicos
Escalerilla Acma


Figura 8.7.2-1. Estructura de muros de albañilería.


• Caso A: Muros con terminación de pintura látex., dentro de éstos se encuentran los muros
M1, M3, M5, M7, M8, M9, M10, M11, M12, M13, M14.


Situación Material Coeficiente
Conductividad
(W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv (W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv (m
2
*K/W)
Ladrillos Ladrillo 0,460 0,140 3,286 0,304
J unturas Mortero de pega 1,400 0,140 10,000 0,100


Situación Material Resistencia
Elemento
(m2*K/W)
Resistencia
Superficial
(m2*K/W)
Resistencia
Total
(m2*K/W)
Transmitancia
Térmica
U (W/m2*K)
Ladrillos Ladrillo 0,304 0,170 0,474 2,109
J unturas Mortero de pega 0,100 0,170 0,270 3,704


Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m2*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m2*K)
Ladrillos
2,109

0,785
J unturas


3,704

0,215


2,451


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
125

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA
• Caso B: Muros con terminación de cerámicos, dentro de éstos se encuentran los muros
M2, M4, M6.


Situación Material Coeficiente
Conductividad
(W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv (W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv (m
2*
K/W)
Ladrillos Ladrillo 0,460 0,140 3,286 0,304
Cerámico 1,750 0,007 250,000 0,004
J unturas Mortero de pega 1,400 0,140 10,000 0,100


Situación Material Resistencia
Elemento
(m2*K/W)
Resistencia
Superficial
(m2ºK/W)
Resistencia
Total
(m2ºK/W)
Transmitancia
Térmica
U (W/m2*K)
Ladrillos Ladrillo
Cerámico

0,308

0,170

0,478

2,092
J unturas Mortero de pega 0,104 0,170 0,274 3,650


Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m2*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m2*K)
Ladrillos
2,092

0,785
J unturas


3,650

0,215


2,426


• Caso C: Muros que incluyen puertas, dentro de éstos se encuentran los muros M5 y M12.
M5

Situación Material Coeficiente
Conductividad
(W/mºK)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv (W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv (m
2
*K/W)
Ladrillos Ladrillo 0,460 0,140 3,286 0,304
J unturas Mortero de pega 1,400 0,140 10,000 0,100
Puerta Puerta Sólida 0,104 0,040 2,600 0,385






Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
126

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA
Situación Material Resistencia
Elemento
(m2*K/W)
Resistencia
Superficial
(m2*K/W)
Resistencia
Total
(m2*K/W)
Transmitancia
Térmica
U (W/m2*K)
Ladrillos Ladrillo 0,304 0,170 0,474 2,109
J unturas Mortero de pega 0,100 0,170 0,270 3,704
Puerta Puerta Sólida 0,385 0,170 0,555 1,802


Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m2*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m2*K)
Ladrillos
2,109

1,495
J unturas


3,704

0,409
Puerta 1,802 1,400


2,177


M12

Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m2*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m2*K)
Ladrillos
2,109

4,093
J unturas 3,704 1,121
Puerta 1,802 1,600


2,299


Transmitancia Térmica Final a Través de Muros de Albañilería.

Luego de tener las transmitancias térmicas de las estructuras de muros para los casos ya
mencionados, se procede a calcular la transmitancia final de muros mediante la fórmula que
establece la Nch 853 en el punto 5.4.2.




=
) (
) * (
tos Areaelemen
tos Areaelemen Uelementos
Utotal






Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
127

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA
Muro Transmitancia
U (W/m
2
*K)
Área
(m
2
)
Transmitancia Total
U (W/m
2
*K)
M1 2,451 7,906
M2 2,426 2,782
M3 2,451 3,304
M4 2,426 4,754
M5 2,177 3,304
M6 2,426 2,782
M7 2,451 5,988
M8 2,451 14,160
M9 2,451 5,988
M10 2,451 3,304
M11 2,451 3,912
M12 2,299 6,814
M13 2,451 6,352
M14 2,451 6,686







2,423


8.7.3 Pérdidas de Calor a Través de Techumbre.

La estructura de techumbre estará conformada por cerchas reticuladas de pino insigne de
IPV de 1x4”, con costaneras de 2x2”; como cubierta se consulta planchas de zinc alum; como
aislación térmica de techumbre, y de acuerdo a lo que exige la Ordenanza General de Urbanismo
y Construcciones en su artículo 4.1.10 para la zona de Temuco, se instalará colchonetas de lana
mineral de 120mm de espesor; finalmente, como terminación interior de cielos, en todos los
sectores se instalará planchas de yeso cartón de 10 mm de espesor.

P
e
n
d
=
2
6
º
Volcanita 10 mm
ESTRUCTURA DE TECHUMBRE
120 mm
Lana Mineral
Zinc Alum
Cercha 1"x 4"
P
e
n
d

=

2
6
º


Figura 8.7.3-1. Estructura de techumbre vivienda de albañilería.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
128

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA

Situación Material Coeficiente
Conductividad
(W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv (W/m
*
K)
Resistencia
Térmica
Rv (m
2
*K/W)
Yeso Cartón 0,260 0,010 26,000 0,038 Cielo por
Estructura Cercha 0,104 0,100 1,040 0,962
Yeso Cartón 0,260 0,010 26,000 0,038 Cielo por
Vano Lana Mineral 0,042 0,120 0,350 2,857


Situación Resistencia
Elemento
(m2*K/W)
Resistencia
Superficial
(m2*K/W)
Resistencia
Total
(m2*K/W)
Transmitancia
Térmica
U(W/m2ºK)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m2ºK)
Cielo por
Estructura


1,000

0,200

1,200

0,833

0,038
Cielo por
Vano


2,896

0,200

3,096

0,323

0,962


0,342



Situación Material Coeficiente
Conductividad
(W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv (W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv (m
2*
K/W)
Cercha 0,104 0,100 1,040 0,962 Cubierta por
Estructura Zinc-Alum 58,150 0,0005 116.300,00 0,00001
Cubierta por
Vano
Zinc-Alum 58,150 0,0005 116.300,00 0,00001


Situación Resistencia
Elemento
(m2ºK/W)
Resistencia
Superficial
(m2ºK/W)
Resistencia
Total
(m2ºK/W)
Transmitancia
Térmica
U(W/m2ºK)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m2ºK)
Cubierta
Estructura


0,962

0,140

1,102

0,908

0,038
Cubierta
Vano


0,00001

0,140

0,140

7,142

0,962


6,906







Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
129

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA

Transmitancia Térmica Final a Través de Techumbre.

El cálculo de resistencia térmica para complejos de techumbre será realizado de acuerdo a
lo que establece la Nch. 853 Of. 1991 en su punto 5.5.2, caso b, correspondiente a un elemento
complejo de espesor variable con cámara de aire medianamente ventilada.
La resistencia térmica está dada por la fórmula 8.5.4-2.

( )
04 , 74
87 , 88 * 906 , 6
5
1
342 , 0
1

+
+ = Rtotal

R total = 2,996 (m2*K)/W
U Total = 0,334 W/(m2*K)


8.7.4 Pérdidas de Calor a Través de Ventanas de PVC.

La vivienda de albañilería tendrá los mismos vanos que la vivienda de madera, con la
diferencia que los marcos de las ventanas serán de PVC.

Situación Material Coeficiente
Conductividad
λ (W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv(W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv(m
2
*K/W)
Ventana Vidrio 1,200 0,003 400,000 0,0025
PVC 0,170 0,060 2,833 0,3529


Situación Material Resistencia
Elemento
(m
2
*K/W)
Resistencia
Superficial
(m
2
*K/W)
Resistencia
Total
(m
2
*K/W)
Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Ventana
Vidrio 0,003 0,170 0,173 5,797
PVC 0,353 0,170 0,523 1,912


• VC-1: Ventana corredera de 800mm de ancho por 800mm. de alto, ubicada en el muro
M2 y M6, correspondiente al sector de baños.





Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
130

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA



Material Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
*K)
Vidrio
5,797

0,413
PVC
1,912

0,227


4,417


• VC-2: Ventana corredera de 1500mm de ancho por 1000mm de alto, ubicada en el muro
M4, correspondiente a la zona de cocina.

Material Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
K)
Vidrio
5,797

1,250
PVC
1,912

0,250


5,144


• VC-3: Ventana corredera ubicada en los muros M7, M9 Y M12, correspondiente a la
zona de dormitorios y estar. Esta ventana tiene un ancho de 1500mm.y una altura de
1200mm.

Material Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
*K)
Vidrio
5,797

1,398
PVC
1,912

0,402


4,929


• BC: Bow Corner ubicado en los muros M13 y M14 (dormitorio principal). Está formado
por dos ventanas fijas de 2000mm de largo por 1500mm de alto y dos ventanas laterales
proyectantes de 400mm de largo y 1500mm de alto.


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
131

Capítulo 8 ANÁLISIS CUANTITATIVO DE AISLACIÓN TÉRMICA


Material Transmitancia
Térmica
U(W/m
2*
K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
*K)

Vidrio

5,797

5,982

PVC

1,912

1,218


5,140


• PV: Puerta Ventana Corredera de 1500mm. de ancho y 2000mm. de alto, ubicada en los
muros M11 y M13, correspondientes a los sectores de estar y dormitorio principal.
Luego de los correspondientes cálculos, los resultados obtenidos son los siguientes:


Material Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2*
K)

Vidrio

5,797

2,466

PVC

1,912

0,534


5,106


Transmitancia Térmica Final a Través de Ventanas de PVC.

Luego de tener las transmitancias térmicas de todas las ventanas para los casos ya
mencionados, se procede a calcular la transmitancia final de ventanas mediante la fórmula que
establece la Nch 853 en el punto 5.4.2.



=
) (
) * (
tos Areaelemen
tos Areaelemen Uelementos
Utotal


Ventana Transmitancia
U (W/m
2
*K)
Área
(m
2
)
Transmitancia Total
U (W/m
2
*K)
VC-1 4,417 1,280
VC-2 5,144 1,500
VC-3 4,929 5,400
BC 5,140 7,200
PV 5,106 9,000


5,043

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
132















CAPÍTULO 9

“COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS
FRENTE A LA NUEVA REGLAMENTACIÓN”


















Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
9.1 Antecedentes.

En el capítulo anterior se determinó las transmitancias térmicas correspondientes a pisos,
muros, ventanas y techumbre correspondiente a cada una de las viviendas (madera y albañilería);
a continuación se estudiará cómo estas estructuras responderán frente a la nueva reglamentación
térmica que regulará toda la envolvente de la vivienda, específicamente en la Región de la
Araucanía.
La región de la Araucanía se encuentra dividida en tres zonas térmicas 4, 5 y 6, tal como
muestra las figura 9.1-1.




Figura 9.1-1. Zonas térmicas de la región de la Araucanía.


Zona Térmica Nº 4: En esta zona térmica que corresponde a la zona Norte de la Región de la
Araucanía encontramos comunas como Angol, Los Sauces, Renaico y Purén.
Zona Térmica Nº 5: Correspondiente a la zona central y costera de la región. En esta zona
encontramos las comunas de Collipulli, Ercilla, Traiguén, Lumaco, Victoria, Puerto Saavedra,
Villarrica, Cunco, Curacautín, Tolten, Temuco, etc.

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
134
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
Zona Térmica Nº6: Correspondiente a la zona cordillerana de la región. En esta zona
encontramos las comunas de Lonquimay, Melipeuco, Pucón y Curarrehue.

Datos Estadísticos.

De acuerdo a datos entregados por el MINVU, tenemos que en la zona térmica número 4
predomina la madera y la albañilería, en la zona 5 predomina la utilización de la madera por
sobre la albañilería y en la zona 6 se presenta un predominio total de la madera.
Otro dato interesante es el que entrega el Censo Nacional del año 2002, que señala que en
la región de la Araucanía el material predominante en muros es la madera (83%); luego la
albañilería (10%); y finalmente el hormigón (6%).

9.2 Exigencias para Pisos Ventilados.

Como la exigencia de esta nueva reglamentación es solamente para pisos ventilados, se
estudiará el comportamiento de la estructura de piso de la vivienda que se estructuró en madera.


Tabla 9.2-1. Piso vivienda de madera frente a nueva reglamentación.

Exigencia para
pisos ventilados
Transmitancia piso
vivienda madera
Zona U
W/m
2
*K
Rt
m
2*
K/W
U
W/m
2
*K
Rt
m
2
*K/W
1 3,60 0,28 1,734 0,577
2 0,87 1,15 1,734 0,577
3 0,70 1,43 1,734 0,577
4 0,60 1,67 1,734 0,577
5 0,50 2,00 1,734 0,577
6 0,39 2,56 1,734 0,577
7 0,32 3,13 1,734 0,577


Del cuadro comparativo se desprende que el piso que se estructuró para la vivienda de
madera solamente estaría cumpliendo en la zona climática número 1, y que obviamente no se da
cumplimiento en ninguna de las zonas que se encuentran en la Región de la Araucanía, por lo
tanto se deben realizar cambios en la forma de construir este tipo de pisos.
A continuación se presentan las soluciones constructivas que permitirán dar cumplimiento
a estas nuevas exigencias.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
135
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN

9.2.1 Solución Constructiva para Piso Ventilado en Zona 4.

La solución constructiva que se determinó para esta zona, consiste en incluir un aislante
térmico que en este caso será poliestireno expandido de densidad 10 kg/m
3
y un espesor de 50
mm, el que se ubicará entre el envigado de piso de 2x4”. Como elemento de soporte para este
aislante se usará planchas de fibrocemento de 1,20x2,40 mt. y 6 mm de espesor. Esto también
implica agregar piezas de pino insigne bruto de 2x2”, que afianzado a las vigas maestras de 2x6”,
para de esta forma soportar las planchas de fibrocemento, tal como se muestra en la figura 9.2.1-
1.


EXPANDIDO
POLIESTIRENO ENVIGADO PISO
IPV 2"x 4"
PINO 2X2" FIBROCEMENTO 6MM.
POYO HORMIGÓN
IPV 2"x 6"
VIGA MAESTRA
N.T.
1,50


Figura 9.2.1-1. Mejoramiento térmico en piso ventilado.


• Caso A “Zonas secas”: En estas zonas se mantiene la instalación de pisos de madera de
1x4” sobre placas de OSB de 9,5 mm, pero como ya hemos dicho se agregará un aislante
térmico, en este caso poliestireno expandido de 50 mm de espesor entre el envigado de
piso de 2x4”.

El resultado de los cálculos realizados es el siguiente:





Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
136
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
Situación Material Coeficiente
Conductividad
λ (W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv(W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv(m
2
*K/W)
IPV 2x4” 0,104 0,100 1,040 0,962
OSB 9,5mm 0,120 0,0095 12,632 0,079
Piso por
Estructura
Piso 1x4 0,104 0,025 4,160 0,240
Fibrocemento 0,230 0,006 38,333 0,026
Poliestireno Ex. 0,043 0,050 0,860 1,163
OSB 9,5mm 0,120 0,0095 12,632 0,079
Piso por
Vanos
Piso 1x4 0,104 0,025 4,160 0,240


Situación Resistencia
Elemento
(m
2
*K/W)
Resistencia
Superficial
(m
2
*K/W)
Resistencia
Cámara Aire
(m
2
*K/W)
Resistencia
Total
(m
2*
K/W)
Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Piso por
Estructura

1,281

0,220

0,000

1,501

0,666
Piso por
Vanos

1,508

0,220

0,190

1,918

0,521


Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
*K)
Piso por
Estructura

0,666

14,400
Piso por
Vanos

0,521

45,600

0,556

• Caso B “Zonas Húmedas”: En estas zonas se conservará la instalación de placas de OSB
de 15,1mm, sobre éstas planchas de Fibrocemento de 6 mm., con el fin de recibir las
palmetas de cerámicas, agregándose ahora un aislante térmico en la estructura de piso.

Situación Material Coeficiente
Conductividad
λ (W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv(W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv(m
2
*K/W)
IPV 2x4” 0,104 0,100 1,040 0,962
OSB 15,1mm 0,120 0,0151 7,947 0,126
Fibrocemento 0,230 0,006 38,333 0,026
Piso por
Estructura
Cerámico 1,750 0,007 250,000 0,004
Fibrocemento 0,230 0,006 38,333 0,026
Poliestireno 0,043 0,050 0,860 1,163
OSB 15,1mm 0,120 0,0151 7,947 0,126
Fibrocemento 0,230 0,006 38,333 0,026
Piso por
Vanos
Cerámico 1,750 0,007 250,000 0,004

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
137
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
Situación Resistencia
Elemento
(m
2
*K/W)
Resistencia
Superficial
(m
2
*K/W)
Resistencia
Cámara Aire
(m
2
*K/W)
Resistencia
Total
(m
2
*K/W)
Transmitancia
Térmica
U(W/m
2*
K)
Piso por
Estructura

1,118

0,220

0,000

1,338

0,747
Piso por
Vanos

1,345

0,220

0,190

1,755

0,570


Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
K)
Piso por
Estructura

0,747

2,560
Piso por
Vanos

0,570

13,440

0,598


Transmitancia Térmica Final a Través de Piso.


Caso Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
*K)
A 0,556 60,000
B 0,598 16,000

0,565


El resultado final de la transmitancia térmica muestra que, considerando este tipo de
estructura de piso, damos cumplimiento a las exigencias térmicas para pisos ventilados en la
Zona 4.
Sin embargo, este cambio en la forma de construir los pisos ventilados lleva consigo un
costo, el cual se presenta a continuación:


Costo Involucrado para Aislación de Pisos Ventilados en Zona 4.

A la estructura de piso debemos agregar el costo del poliestireno expandido de 50mm, el
fibrocemento de 6mm y el cadeneteado de 2x2”.






Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
138
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
Descripción Unidad Cantidad Factor Precio Unitario Total
Materiales
Fibrocemento6 mm Planchas 0,347 1,05 6.360 2.317
Poliestireno 50 mm M2 1,000 1,00 917 917
Insigne Bruto 2x2 Piezas 1,000 1,05 560 588
Tornillos Un 22,000 1,05 3 69
Clavos 4” Kg 0,150 1,05 488 77
3.968
Mano de Obra
Maestro 1º+1 Ayud. Día 0,036 1,00 17000 612
LLSS 55% 337
949
C. Directo Neto $ 4.917/m2

El costo directo neto en incluir aislación en la estructura de piso en la zona 4 es de $4.917
por metro cuadrado de piso, por lo tanto el costo total para la vivienda será de $373.692.

9.2.2 Solución Constructiva para Zona Climática Número 5.

La solución constructiva para la zona climática número 5 es la misma que se utilizó para
la zona número 4, diferenciándose solamente en el espesor de aislante térmico, que en este caso
será de 70mm.
• Caso A “Zonas secas”.

El resultado de los cálculos realizados es el siguiente:


Situación Material Coeficiente
Conductividad
λ (W/m*K)
Espesor
E=(m)
Conductividad
Térmica
Kv(W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv(m
2
*K/W)
IPV 2x4” 0,104 0,100 1,040 0,962
OSB 9,5mm 0,120 0,0095 12,632 0,079
Piso por
Estructura
Piso 1x4 0,104 0,025 4,160 0,240
Fibrocemento 0,230 0,006 38,333 0,026
Poliestireno 0,043 0,070 0,614 1,628
OSB 9,5mm 0,120 0,0095 12,632 0,079
Piso por
Vanos
Piso 1x4 0,104 0,025 4,160 0,240






Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
139
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
Situación Resistencia
Elemento
(m
2
*K/W)
Resistencia
Superficial
(m
2
*K/W)
Resistencia
Cámara Aire
(m
2
*K/W)
Resistencia
Total
(m
2
*K/W)
Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Piso por
Estructura

1,281

0,220

0,000

1,501

0,666
Piso por
Vanos

1,973

0,220

0,175

2,368

0,422


Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
*K)
Piso por
Estructura

0,666

14,400
Piso por
Vanos

0,422

45,600

0,481

• Caso B “Zonas Húmedas”.


Situación Material Coeficiente
Conductividad
λ (W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv(W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv(m
2
*K/W)
IPV 2x4” 0,104 0,100 1,040 0,962
OSB 15,1mm 0,120 0,0151 7,947 0,126
Fibrocemento 0,230 0,006 38,333 0,026

Piso por
Estructura
Cerámico 1,750 0,007 250,000 0,004
Fibrocemento 0,230 0,006 38,333 0,026
Poliestireno 0,043 0,070 0,614 1,628
OSB 15,1mm 0,120 0,0151 7,947 0,126
Fibrocemento 0,230 0,006 38,333 0,026

Piso por
Vanos
Cerámico 1,750 0,007 250,000 0,004


Situación Resistencia
Elemento
(m
2
*K/W)
Resistencia
Superficial
(m
2
*K/W)
Resistencia
Cámara Aire
(m
2
*K/W)
Resistencia
Total
(m
2
*K/W)
Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Piso por
Estructura

1,118

0,220

0,000

1,338

0,747
Piso por
Vanos

1,810

0,220

0,175

2,205

0,454







Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
140
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m
2*
K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
*K)
Piso por
Estructura

0,747

2,560
Piso por
Vanos

0,454

13,440

0,501


Transmitancia Térmica Final a Través de Piso.


Caso Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
*K)
A 0,481 60,000
B 0,501 16,000

0,485


El resultado final de la transmitancia térmica muestra que, considerando este tipo de
estructura de piso, damos cumplimiento a las exigencias térmicas para pisos ventilados para las
comunas que se encuentran en la zona número 5.
Sin embargo, este cambio en la forma de construir los pisos ventilados lleva consigo un
costo, el cual se presenta a continuación:

Costo Involucrado para Aislación de Pisos Ventilados en Zona 5.


Descripción Unidad Cantidad Factor Precio Unitario Total
Materiales
Fibrocemento6 mm Planchas 0,347 1,05 6.360 2.317
Poliestireno 70 mm M2 1,000 1,00 1.283 1.283
Insigne Bruto 2x2 Piezas 1,000 1,05 560 588
Tornillos Un 22,000 1,05 3 69
Clavos 4” Kg 0,150 1,05 488 77
4.334
Mano de Obra
Maestro1º +1 Ayud. Día 0.036 1,00 17000 612
LLSS 55% 337
949
C. Directo Neto $ 5.283/m2


El costo directo neto de incluir aislación en la estructura de piso en la zona 5 es de $5.283
por metro cuadrado de piso, por lo tanto el costo total para la vivienda será de $401.508.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
141
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
9.2.3 Solución Constructiva para Zona Climática Número 6.

En esta zona climática no basta con colocar poliestireno expandido de 100mm, también
será necesario modificar la escuadría del envigado de piso a piezas de 2x5”, y de esta forma
obtener una cámara de aire de 12,5 cm, que junto al material aislante logra cumplir con las
exigencias en esta zona.
El resultado de este cambio y los cálculos realizados son los siguientes:

• Caso A “Zonas secas”

Situación Material Coeficiente
Conductividad
λ (W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv(W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv(m
2
*K/W)
IPV 2x5” 0,104 0,125 0,832 1,202
OSB 9,5mm 0,120 0,0095 12,632 0,079
Piso por
Estructura
Piso 1x4 0,104 0,025 4,160 0,240
Fibrocemento 0,230 0,006 38,333 0,026
Poliestireno 0,043 0,100 0,430 2,326
OSB 9,5mm 0,120 0,0095 12,632 0,079
Piso por
Vanos
Piso 1x4 0,104 0,025 4,160 0,240


Situación Resistencia
Elemento
(m
2
*K/W)
Resistencia
Superficial
(m
2
*K/W)
Resistencia
Cámara Aire
(m
2
*K/W)
Resistencia
Total
(m
2
*K/W)
Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Piso por
Estructura

1,521

0,220

0,000

1,741

0,574
Piso por
Vanos

2,671

0,220

0,170

3,061

0,327


Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
K)
Piso por
Estructura

0,574

14,400
Piso por
Vanos

0,327

45,600

0,386





Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
142
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
• Caso B “Zonas Húmedas”


Situación Material Coeficiente
Conductividad
λ (W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv(W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv(m
2
*K/W)
IPV 2x5” 0,104 0,125 0,832 1,202
OSB 15,1mm 0,120 0,0151 7,947 0,126
Fibrocemento 0,230 0,006 38,333 0,026

Piso por
Estructura
Cerámico 1,750 0,007 250,000 0,004
Fibrocemento 0,230 0,006 38,333 0,026
Poliestireno Ex. 0,043 0,100 0,430 2,326
OSB 15,1mm 0,120 0,0151 7,947 0,126
Fibrocemento 0,230 0,006 38,333 0,026

Piso por
Vanos
Cerámico 1,750 0,007 250,000 0,004


Situación Resistencia
Elemento
(W/m
2
*K)
Resistencia
Superficial
(W/m
2
*K)
Resistencia
Cámara Aire
(W/m
2
*K)
Resistencia
Total
(W/m
2
*K)
Transmitancia
Térmica
(W/m
2
*K)
Piso por
Estructura

1,358

0,220

0,000

1,578

0,634
Piso por
Vanos

2,508

0,220

0,170

2,898

0,345


Situación Transmitancia
Térmica
(W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
*K)
Piso por
Estructura

0,634

2,560
Piso por
Vanos

0,345

13,440

0,391


Transmitancia Térmica Final a Través de Piso.


Caso Transmitancia
Térmica
U(W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m
2
*K)
A 0,386 60,000
B 0,391 16,000

0,387

El resultado final de la transmitancia térmica muestra que, considerando este tipo de
estructura de piso, damos cumplimiento a las exigencias térmicas para pisos ventilados en la zona
6.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
143
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
Sin embargo, este cambio en la forma de construir los pisos ventilados lleva consigo un
costo, el cual se presenta a continuación:

Costo Involucrado para Aislación de Pisos Ventilados en Zona 6.

A los costos de los materiales de fibrocemento y el poliestireno expandido, ahora
debemos agregar el cambio de las piezas del envigado de piso.

Descripción Unidad Cantidad Factor Precio Unitario Total
Materiales
Diferencia Escuadría Pulgada 0,320 1,05 1950 655
Fibrocemento6 mm Planchas 0,347 1,05 6.360 2.317
Poliestireno 100 mm M2 1,000 1,00 1.833 1.833
Insigne Bruto 2x2 Piezas 1,000 1,05 560 588
Tornillos Un 22,000 1,05 3 69
Clavos 4” Kg 0,150 1,05 488 77
5.539
Mano de Obra
Maestro 1º+1 Ayud. Día 0.036 1,00 17000 612
LLSS 55% 337
949
C. Directo Neto $ 6.488/m2

El costo directo neto de incluir aislación en la estructura de piso en la zona 6 es de $6.488
por metro cuadrado de piso, por lo tanto el costo total para la vivienda será de $493.088.

9.3 Exigencias para Muros.

La exigencia será aplicable sólo a aquellos muros, soportantes y no soportantes, que limiten
los espacios interiores de la vivienda con el espacio exterior o con uno o más locales abiertos, y
no será aplicable a muros medianeros que separen unidades independientes de vivienda.
Con las transmitancias térmicas ya obtenidas para la vivienda estructurada en madera y
albañilería, veremos cómo se comportarán frente a esta nueva reglamentación.

9.3.1 Exigencia en Muros de Madera.

En el caso de la vivienda de madera se obtiene una transmitancia térmica U de 0,641
W/m
2
*K. La forma en que este sistema se enfrentará a la nueva reglamentación se presenta en el
cuadro 9.3.1-1.


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
144
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN

Tabla 9.3.1-1. Muros de madera frente a nueva reglamentación.

Exigencia para
muros
Transmitancia
vivienda madera
Zona U
W/m
2
*K
Rt
m
2
*K/W
U
W/m
2
*K
Rt
m
2
*K/W
1 4,0 0,25 0,641 1,560
2 3,0 0,33 0,641 1,560
3 1,9 0,53 0,641 1,560
4 1,7 0,59 0,641 1,560
5 1,6 0,63 0,641 1,560
6 1,1 0,91 0,641 1,560
7 0,6 1,67 0,641 1,560


De los resultados obtenidos se puede establecer que solamente en la zona 7 se deberían
realizar mejoras en la aislación térmica de la vivienda.
Por lo tanto, en las zonas climáticas de la Región de la Araucanía la vivienda de madera
no debe realizar cambios en su estructura para poder dar cumplimiento a las exigencias de esta
nueva reglamentación térmica.

9.3.2 Exigencia en Muros de Albañilería.

Para la vivienda de albañilería se obtiene una transmitancia térmica U de 2,423 W/m
2
K.
La forma en que este sistema se enfrentará a la nueva reglamentación se presenta en el cuadro
9.3.2-1.
Tabla 9.3.2-1. Muros de albañilería frente a nueva reglamentación.

Exigencia para
muros
Transmitancia
vivienda albañilería
Zona U
W/m
2
K
Rt
m
2
K/W
U
W/m
2
K
Rt
m
2
K/W
1 4.0 0.25 2,423 0,413
2 3.0 0.33 2,423 0,413
3 1.9 0.53 2,423 0,413
4 1.7 0.59 2,423 0,413
5 1.6 0.63 2,423 0,413
6 1.1 0.91 2,423 0,413
7 0.6 1.67 2,423 0,413
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
145
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN

Se puede apreciar que solamente en las zonas 1 y 2 los muros de albañilería cumplen con
esta reglamentación, por lo tanto se debe hacer modificaciones en la estructura de la albañilería
para el resto de las zonas climáticas, con el fin de dar cumplimiento a esta nueva reglamentación.
Es evidente que la industria del ladrillo en nuestro país debió realizar cambios y conseguir
nuevas certificaciones en sus productos, para no sufrir un revés económico en la demanda de este
material de construcción; un ejemplo de ello es el de la compañía de Cerámicas Santiago, que
desarrolló el ladrillo Santiago Te, producto que fue certificado por medio del Idiem, logrando
transmitancias térmicas menores a 1,90 W/m
2
*K para sus ladrillos y obtener una vigencia hasta el
año 2010 y 2011 en Listado Oficial de Soluciones Constructivas del MINVU.
A continuación se presentará una solución constructiva que da cumplimiento a las
exigencias térmicas para muros en cada una de las zonas climáticas de la Región de la Araucanía.

9.3.2.1 Solución Constructiva para Albañilería en Zona 4.

Para esta zona climática, construiremos el muro con ladrillos cerámicos hechos a máquina
de nombre comercial “Santiago Te9” con dimensiones 320x 154x 94 mm, utilizando un mortero
de pega de dosificación 1:3 con una cantería de 1.5cm.

• Caso A: Muros correspondiente a las zonas secas como dormitorios y living-comedor;
dentro de éstos se encuentran los muros M1, M3, M5, M7, M8, M9, M10, M11, M12,
M13, M14.

Situación Material Coeficiente
Conductividad
(W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv (W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv (m
2
*K/W)
Ladrillos Ladrillo 0,268 0,154 1,740 0,575
J unturas Mortero de pega 1,400 0,154 9,091 0,110


Situación Material Resistencia
Elemento
(m2*K/W)
Resistencia
Superficial
(m2*K/W)
Resistencia
Total
(m2*K/W)
Transmitancia
Térmica
U (W/m2*K)
Ladrillos Ladrillo 0,575 0,170 0,745 1,342
J unturas Mortero de pega 0,110 0,170 0,280 3,571



Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
146
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN

Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m2*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m2*K)
Ladrillos
1,342

0,840
J unturas


3,571

0,160


1,700


• Caso B: Muros correspondiente a las zonas húmedas de baños y cocina; dentro de éstos
se encuentran los muros M2; M4; y M6


Situación Material Coeficiente
Conductividad
(W/mºK)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv (W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv (m
2
*K/W)
Ladrillo 0,268 0,154 1,740 0,575 Ladrillos
Cerámico 1,750 0,007 250,000 0,004
J unturas Mortero de pega 1,400 0,154 9,091 0,110


Situación Material Resistencia
Elemento
(m2*K/W)
Resistencia
Superficial
(m2*K/W)
Resistencia
Total
(m2*K/W)
Transmitancia
Térmica
U (W/m2*K)
Ladrillos Ladrillo
Cerámico
0,579 0,170 0,749 1,335
J unturas Mortero de pega
Cerámico
0,114 0,170 0,284 3,521


Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m2*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m2*K)
Ladrillos
1,335

0,840
J unturas


3,521

0,160


1,685









Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
147
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN

• Caso C: Muros que incluyen puertas; dentro de éstos se encuentran los muros M5 y M12.
M5

Situación Material Coeficiente
Conductividad
(W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv (W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv (m
2
*K/W)
Ladrillos Ladrillo 0,268 0,154 1,740 0,575
J unturas Mortero de pega 1,400 0,154 9,091 0,110
Puerta Puerta sólida 0,104 0,040 2,600 0,385


Situación Material Resistencia
Elemento
(m2*K/W)
Resistencia
Superficial
(m2*K/W)
Resistencia
Total
(m2*K/W)
Transmitancia
Térmica
U (W/m2*K)
Ladrillos Ladrillo 0,575 0,170 0,745 1,342
J unturas Mortero de pega 0,110 0,170 0,280 3,571
Puerta Puerta sólida 0,385 0,170 0,555 1,802


Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m2*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m2*K)
Ladrillos
1,342

1.599
J unturas


3,571

0,305
Puerta
1,802

1,400


1,743


M12
Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m2*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m2*K)
Ladrillos
1,342

4,380
J unturas


3,571

0,834
Puerta
1,802

1,600


1,724





Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
148
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN

Transmitancia Térmica Final a Través de Muros de Albañilería.

Luego de obtener las transmitancias térmicas de las estructuras de muros para los casos ya
mencionados, se procede a calcular la transmitancia final de muros mediante la fórmula que
establece la NCH 853 en el punto 5.4.2.



=
) (
) * (
tos Areaelemen
tos Areaelemen Uelementos
Utotal


Muro Transmitancia
U (W/m
2
*K)
Área
(m
2
)
Transmitancia Total
U (W/m
2
*K)
M1 1,700 7,906
M2 1,685 2,782
M3 1,700 3,304
M4 1,685 4,754
M5 1,743 3,304
M6 1,685 2,782
M7 1,700 5,988
M8 1,700 14,160
M9 1,700 5,988
M10 1,700 3,304
M11 1,700 3,912
M12 1,724 6,814
M13 1,700 6,352
M14 1,700 6,686







1,700

Con esta solución constructiva damos cumplimiento a las exigencias en la zona climática
4, que es de 1,70 W/m*K.

Costo Involucrado para Albañilería en Zona 4.

Para saber el costo que significa realizar estos cambios debemos conocer el valor de
nuestro proyecto original.








Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
149
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN

Costo Albañilería Original


Descripción Unidad Cantidad Factor P. Unitario Total
Materiales
Ladrillo 29x14x7.1 Unidad 39,000 1,10 160 6.864
Cemento Sacos 0,235 1,07 3.336 840
Arena M3 0,023 1,15 7.000 186
$7.890
Mano de Obra
Albañil +1/2 Ayud. Día 0,083 1,00 14.000 1.162
LLSS 55% 639
$1.801
C. Directo Neto $9.691/m2


Costo Albañilería Zona 4


Descripción Unidad Cantidad Factor P. Unitario Total
Materiales
Ladrillo 32x15.4x9.4 Unidad 28,000 1,10 255 7.854
Cemento Sacos 0,212 1,07 3.336 757
Arena M3 0,021 1,15 7.000 169
$8.780
Mano de Obra
Albañil +1/2 Ayud. Día 0,083 1,00 14.000 1.162
LLSS 55% 639
$1.801
C. Directo Neto $10.581/m2


De los datos obtenidos podemos señalar que el costo de cambiar la estructura de la
albañilería en la Zona 4 es de $890 por metro cuadrado de muro, lo que implica un costo total de
$69.456 para todos los muros de albañilería de la envolvente.

9.3.2.2 Solución Constructiva para Albañilería en zona 5.

Para esta zona climática construiremos el muro con ladrillos cerámicos hechos a máquina
de nombre comercial “Santiago Te7” con dimensiones 320mm x 154mm x 71mm, utilizando un
mortero de pega de dosificación 1:3 con una cantería de 15mm entre ladrillos y estuco térmico
Presec en ambas caras de 1 cm, este producto posee una conductividad térmica de 0,21 W/m
2
*K.

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
150
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
• Caso A: Muros correspondiente a las zonas secas como dormitorios y living-comedor;
dentro de éstos se encuentran los muros M1, M3, M5, M7, M8, M9, M10, M11, M12,
M13, M14.

Situación Material Coeficiente
Conductividad
(W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv (W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv (m
2
*K/W)
Ladrillos Ladrillo 0,292 0,154 1,896 0,527
Estuco térmico 0,210 0,020 10,500 0,095
J unturas Mortero de pega 1,400 0,154 9,091 0,110


Situación Material Resistencia
Elemento
(m
2
*K/W)
Resistencia
Superficial
(m
2
*K/W)
Resistencia
Total
(m
2
*K/W)
Transmitancia
Térmica
U (W/m
2
*K)
Ladrillos Ladrillo
Estuco Térmico

0,622

0,170

0,792

1,263
J unturas Mortero de pega
Estuco Térmico

0,205

0,170

0,375

2,667


Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m2*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m2*K)
Ladrillos
1,263

0,790
J unturas


2,667

0,210


1,556

Caso B: Muros correspondiente a las zonas húmedas de baños y cocina; dentro de éstos se
encuentran los muros M2, M4 y M6.


Situación Material Coeficiente
Conductividad
(W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv (W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv (m
2
*K/W)
Ladrillo 0,292 0,154 1,896 0,527
Estuco térmico 0,210 0,020 10,500 0,095
Ladrillos
Cerámico 1,750 0,007 250,000 0,004
J unturas Mortero de pega 1,400 0,154 9,091 0,110




Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
151
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN

Situación Material Resistencia
Elemento
(m
2
*K/W)
Resistencia
Superficial
(m
2
*K/W)
Resistencia
Total
(m
2
*K/W)
Transmitancia
Térmica
U (W/m
2
*K)
Ladrillos Ladrillo
Estuco Térmico
Cerámico

0,626

0,170

0,796

1,256
J unturas Mortero de pega
Estuco Térmico
Cerámico

0,209

0,170

0,379

2,639


Situación Transmitancia
U(W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U (W/m
2
*K)
Ladrillos
1,256

0,790
J unturas


2,639

0,210


1,545


• Caso C: Muros que incluyen puertas; dentro de éstos se encuentran los muros M5 y M12.
M5


Situación Material Coeficiente
Conductividad
(W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv (W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv (m
2
*K/W)
Ladrillos Ladrillo 0,292 0,154 1,896 0,527
Estuco térmico 0,210 0,020 10,500 0,095
J unturas Mortero de pega 1,400 0,154 9,091 0,110
Puerta Puerta sólida 0,104 0,040 2,600 0,385


Situación Material Resistencia
Elemento
(m
2
*K/W)
Resistencia
Superficial
(m
2
*K/W)
Resistencia
Total
(m
2
*K/W)
Transmitancia
Térmica
U (W/m
2
*K)
Ladrillos Ladrillo
Estuco Térmico

0,622

0,170

0,792

1,263
J unturas Mortero de pega
Estuco térmico

0,205

0,170

0,375

2,667
Puerta Puerta sólida 0,385 0,170 0,555 1,802




Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
152
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
Situación Transmitancia
Térmica
U (W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U (W/m
2
*K)
Ladrillos
1,263

1,504
J unturas


2,667

0,400
Puerta
1,802

1,400


1,661

M12

Situación Transmitancia
Térmica
U(W/m2ºK)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U(W/m2ºK)
Ladrillos
1,263

1,504
J unturas


2,667

0,400
Puerta
1,802

1,600


1,614


Transmitancia Térmica Final a Través de Muros de Albañilería.

Luego de obtener las transmitancias térmicas de las estructuras de muros para los casos ya
mencionados, se procede a calcular la transmitancia final de muros mediante la fórmula que
establece la Nch 853 en el punto 5.4.2.



=
) (
) * (
tos Areaelemen
tos Areaelemen Uelementos
Utotal














Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
153
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
Muro Transmitancia
U (W/m
2
*K)
Área
(m
2
)
Transmitancia Total
U (W/m
2
*K)
M1 1,556 7,906
M2 1,545 2,782
M3 1,556 3,304
M4 1,545 4,754
M5 1,661 3,304
M6 1,545 2,782
M7 1,556 5,988
M8 1,556 14,160
M9 1,556 5,988
M10 1,556 3,304
M11 1,556 3,912
M12 1,614 6,814
M13 1,556 6,352
M14 1,556 6,686







1,564

Con esta solución constructiva damos cumplimiento a las exigencias en la zona climática
5, que es de 1,60 W/mºK.

Costo Involucrado para Albañilería en Zona 5.

Costo Albañilería Zona 5


Descripción Unidad Cantidad Factor P. Unitario Total
Materiales
Ladrillo 32x15.4x7.1 Unidad 35,000 1,10 191 7.354
Cemento Sacos 0,251 1,07 3.336 896
Arena M3 0,025 1,15 7.000 201
Estuco Térmico 20Kg Bolsa 0.909 1.10 3.317 3.317
$11.768
Mano de Obra
Albañil +1/2 Ayud. Día 0,190 1,00 14.000 2.660
LLSS 55% 1.463
$4.123
C. Directo Neto $15.891/m2


El costo que significa cambiar las características de nuestra albañilería con respecto a la
vivienda original es de $6.200 por metro cuadrado de muro, lo que implica un total de $483.848
para todos los muros de la envolvente.



Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
154
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
9.3.2.3 Solución Constructiva para Albañilería en Zona 6.

Para esta zona consideraremos un muro de albañilería construido con ladrillos Gran Titán
de 290x140x71mm de la marca Princesa, esta compañía también debió obtener nuevas
certificaciones de sus productos que demostrasen Transmitancias Térmicas acordes con las
nuevas exigencias, es así como el ladrillo Gran Titán en los ensayes realizados por el Idiem
obtuvo una transmitancia térmica de 2,1 W/m
2*
K.
A esta albañilería compuesta por ladrillos Gran Titán, se le va a adherir una placa de
Poligyp de la marca Romeral, adherida al muro con pegamento Romeral. La placa Poligyp consta
de una placa de yeso cartón Gyplac (figura 9.3.2.3-1) a la que se le adhiere una plancha de
poliestireno expandido de 15 kg/m
3
de densidad y 20mm de espesor ( este espesor puede variar
de acuerdo al requerimiento térmico); el poliestireno expandido es pegado a la placa Gyplac en
fábrica mediante un pegamento especialmente formulado. Cabe mencionar que al no poseer
estructuras (perfiles metálicos) en su aplicación, elimina y controla perfectamente los puentes
térmicos.



Figura 9.3.2.3-1. Poligyp


• Caso A: Muros correspondiente a la zonas secas como dormitorios y living-comedor;
dentro de éstos se encuentran los muros M1, M3, M5, M7, M8, M9, M10, M11, M12, M13,
M14.



Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
155
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
Situación Material Coeficiente
Conductividad
(W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv (W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv (m
2
*K/W)
Ladrillos Ladrillo 0,294 0,140 2,100 0,476
J unturas Mortero de pega 1,400 0,140 10,000 0,100
Yeso cartón 0,260 0,010 26,000 0,038 Poligyp
Poliestireno 0,041 0,020 2,050 0,488


Situación Material Resistencia
Elemento
(m
2
*K/W)
Resistencia
Superficial
(m
2
*K/W)
Resistencia
Total
(m
2
*K/W)
Transmitancia
Térmica
U (W/m
2
*K)
Ladrillos Ladrillo
Poligyp

1,002

0,170

1,172

0,853
J unturas Mortero de pega
Poligyp

0,626

0,170

0,796

1,256


Situación Transmitancia
Térmica
U (W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U (W/m
2
*K)
Ladrillos
0,853

0,785
J unturas


1,256

0,215


0,940


• Caso B: Muros correspondiente a las zonas húmedas de baños y cocina; dentro de éstos
se encuentran los muros M2, M4 y M6.


Situación Material Coeficiente
Conductividad
(W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv (W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv (m
2
*K/W)
Ladrillos Ladrillo 0,294 0,140 2,100 0,476
Cerámico 1,750 0,007 250,000 0,004
J unturas Mortero de pega 1,400 0,140 10,000 0,100
Yeso cartón 0,260 0,010 26,000 0,038 Poligyp
Poliestireno 0,041 0,020 2,050 0,488






Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
156
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
Situación Material Resistencia
Elemento
(m
2
*K/W)
Resistencia
Superficial
(m
2
*K/W)
Resistencia
Total
(m
2
*K/W)
Transmitancia
Térmica
U (W/m
2
*K)
Ladrillos Ladrillo
Cerámico
Poligyp

1,006

0,170

1,176

0,850
J unturas Mortero de pega
Cerámico
Poligyp

0,630

0,170

0,800

1,250


Situación Transmitancia
Térmica
U (W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U (W/m
2
*K)
Ladrillos
0,850

0,785
J unturas


1,250

0,215


0,936


• Caso C: Muros que incluyen puertas; dentro de éstos se encuentran los muros M5 y M12.
M5

Situación Material Coeficiente
Conductividad
(W/m*K)
Espesor
e=(m)
Conductividad
Térmica
Kv (W/m
2
*K)
Resistencia
Térmica
Rv (m
2
*K/W)
Ladrillos Ladrillo 0,294 0,140 2,100 0,476
J unturas Mortero de pega 1,400 0,140 10,000 0,100
Yeso cartón 0,260 0,010 26,000 0,038 Poligyp
Poliestireno 0,041 0,020 2,050 0,488
Puerta Puerta sólida 0,104 0,040 2,600 0,385

Situación Material Resistencia
Elemento
(m
2
*K/W)
Resistencia
Superficial
(m
2
*K/W)
Resistencia
Total
(m
2
*K/W)
Transmitancia
Térmica
U (W/m
2
*K)
Ladrillos Ladrillo
Poligyp

1,002

0,170

1,172

0,853
J unturas Mortero de pega
Poligyp

0,626

0,170

0,796

1,256
Puerta Puerta Sólida
0,385

0,170

0,555

1,802




Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
157
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN


Situación Transmitancia
Térmica
U (W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U (W/m
2
*K)
Ladrillos
0,853

1,495
J unturas


1,256

0,409
Puerta 1,802 1,400


1,305


M12

Situación Transmitancia
Térmica
U (W/m
2
*K)
Área
(m2)
Transmitancia
Total
U (W/m
2
*K)
Ladrillos
0,853

4,093
J unturas


1,256

1,121
Puerta
1,802

1,600


1,142


Transmitancia Térmica Final a Través de Muros de Albañilería.


Luego de obtener las transmitancias térmicas de las estructuras de muros para los casos ya
mencionados, se procede a calcular la Transmitancia final de muros mediante la fórmula que
establece la NCH 853 en el punto 5.4.2.




=
) (
) * (
tos Areaelemen
tos Areaelemen Uelementos
Utotal










Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
158
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN


Muro Transmitancia
U (W/m
2
*K)
Área
(m
2
)
Transmitancia Total
U (W/m
2
*K)
M1 0,940 7,906
M2 0,936 2,782
M3 0,940 3,304
M4 0,936 4,754
M5 1,305 3,304
M6 0,936 2,782
M7 0,940 5,988
M8 0,940 14,160
M9 0,940 5,988
M10 0,940 3,304
M11 0,940 3,912
M12 1,142 6,814
M13 0,940 6,352
M14 0,940 6,686







0,972

Con esta solución constructiva damos cumplimiento a las exigencias en la zona climática
6, que es de 1,100 W/m
2
*K.

Costo Involucrado para Albañilería en Zona 6.


Costo Albañilería Zona 6


Descripción Unidad Cantidad Factor P. Unitario Total
Materiales
Ladrillo 29x14x7.1 Unidad 39,000 1,10 160 6.864
Cemento Sacos 0,235 1,07 3,336 840
Arena M3 0,023 1,15 7.000 186
Poligyp 30 mm Placas 0.347 1.05 11.396 4.152
Adhesivo 30Kg Bolsas 0.100 1.05 5.352 562
12.604
Mano de Obra
Albañil +1/2 Ayud. Día 0,125 1,00 14.000 1750
LLSS 55% 963
2.713
C. Directo Neto $15.165/m2


El costo que significa cambiar las características de nuestra albañilería con respecto a la
vivienda original en la zona 6 es de $5.626 por metro cuadrado de muro, lo que implica un total
de $439.053 para todos los muros de la envolvente
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
159
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
9.4 Exigencias para Ventanas.

Como se ha explicado anteriormente, la exigencia para ventanas contenidas en la tabla
7.8.1-1 comprende una relación entre la superficie total de ventanas con respecto a la superficie
total de paramentos verticales de la envolvente, de acuerdo a la zona en donde se emplaza la
vivienda.
Por lo tanto, debemos calcular la superficie total de ventanas y la superficie total de muros
(se debe considerar solamente la superficie interior de los muros).

Cálculo de Superficies Vidriadas.

Tabla 9.4-1. Cálculo de superficies vidriadas.

Denominación Superficie x
Ventana (m
2
)
Cantidad Total
(m
2
)
Ventana 0,80x0,80 0,64 2 1,28
Ventana 1,50x1,00 1,50 1 1,50
Ventana 1,50x1,20 1,80 3 5,40
Puerta Ventana 1,50x2,00 3,00 3 9,00
Bow Corner 2,00x1,50 7,20 1 7,20
Total 24,38


Cálculo Superficie Total Paramentos Verticales.

Tabla 9.4-2. Cálculo de paramentos verticales.

Muro Largo Alto Superficie
M1 3,35 2,36 7,91
M2 1,45 2,36 3,42
M3 1,40 2,36 3,30
M4 2,65 2,36 6,25
M5 1,40 2,36 3,30
M6 1,45 2,36 3,42
M7 3,30 2,36 7,79
M8 6,00 2,36 14,16
M9 3,30 2,36 7,79
M10 1,40 2,36 3,30
M11 4,20 2,36 9,91
M12 3,65 2,36 8,61
M13 4,90 2,36 11,56
M14 3,85 2,36 9,09
Total 99,83
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
160
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN

Cálculo Porcentaje.


100
tan
tan % x
Envolvente TotalMuros Superficie
as eVen Superifici
as Ven =
100
83 , 99
38 , 24
tan % x as Ven =
% 42 , 24 tan % = as Ven

El porcentaje de ventanas, con respecto a la superficie total de paramentos verticales de la
envolvente de la vivienda en estudio, es de 24,42%, y considerando el proyecto de la vivienda en
cada una de las zonas climáticas de la Región de la Araucanía, con ventanas de vidrio monolítico,
tenemos lo siguiente:

Tabla 9.4-3. Exigencias para ventanas en vivienda tipo.

Zona Exigencia Vidrio
Monolítico
% Ventanas
Vivienda Tipo
4 21% 24,42%
5 18% 24,42%
6 14% 24,42%


Del cuadro se desprende que el porcentaje de superficies vidriadas sobrepasa los valores
que exige la reglamentación, en las zonas de la región de la Araucanía. Sin embargo, estos
valores deben ser aplicados a los dos tipos de estructura en la cual se conformó la vivienda en
estudio. El resultado de esta implementación se presenta a continuación:

9.5 Exigencia para Ventanas en Vivienda de Madera.

El 24,42% de ventanas de la vivienda sobrepasa el porcentaje que se establece para los
vidrios monolíticos en las zonas 4, 5 y 6. Sin embargo, la reglamentación de ventanas establece el
método del U Ponderado, el cual se puede utilizar en las zonas térmicas 3, 4, 5, 6 y 7 para los
casos de vidrios monolíticos, en la cual se podrá aumentar la superficie vidriada sobre los valores
que se establecen para cada zona, siempre y cuando exista un mejoramiento de la transmitancia
térmica de la solución de muros.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
161
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
Este caso se da en la vivienda estructurada en madera, por lo tanto podemos dar uso al
método del U Ponderado, que se presentará a continuación.

9.5.1 Cálculo del U Ponderado.

Para calcular el U Ponderado se debe utilizar la fórmula 7.8.2-2 y los siguientes valores:

SM (Superficie muros perimetrales, sin ventanas): 78,04m
2
SV (Superficie de Ventanas): 24,38m2
STE (Superficie Total Paramentos verticales): 99,83m
2
U Muros: 0,641 W/m
2
*K
U Ventanas: 5,812W/m
2
*K

Reemplazando:

83 , 99
) 812 , 5 38 , 24 ( ) 641 , 0 04 , 78 (
:
X x
UPonderado
+


U Ponderado 1,92 W/m2*K.


Este U ponderado deberá ser igual o menor al señalado para la zona en la que se ubique el
proyecto según la tabla 7.8.2-1.

Zona U Ponderado
W/m
2
*K
U Ponderado
Vivienda Madera
4 2.56 1,92
5 2.36 1,92
6 1.76 1,92

De los valores obtenidos se puede concluir que en las zonas climáticas 4 y 5 el U
ponderado resulta ser menor a las exigencias, y por lo tanto, se puede aumentar la superficie
vidriada, pero no más allá de un 40% respecto al porcentaje máximo de superficie vidriada
permitido para esa zona térmica. Mientras que en la zona climática 6 se sobrepasa la exigencia, y
por lo tanto, si se quiere mantener la cantidad de ventanas en la vivienda, se debe cambiar las
superficies vidriadas a doble vidriado hermético.
La situación en cada una de las zonas climáticas de la región de la Araucanía se presenta a
continuación:

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
162
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
9.5.2 Exigencia de Ventanas en Zona 4 para Vivienda de Madera.

En esta zona las ventanas se pueden aumentar hasta en un 29,4 %, lo que corresponde a
29,35 m2 de ventanas con vidrio monolítico, y como la vivienda cuenta con un 24,42 % de
superficie vidriada, no se debe hacer modificaciones en lo que respecta a esta zona climática.

9.5.3 Exigencia de Ventanas en Zona 5 para Vivienda de Madera.

En esta zona las ventanas se pueden aumentar hasta en un 25,2%, lo que corresponde a
25,16 m2 de ventanas con vidrio monolítico, y como la vivienda cuenta con un 24,42 % de
superficie vidriada, no se debe hacer modificaciones en lo que respecta a esta zona climática.

9.5.4 Exigencia de Ventanas en Zona 6 para Vivienda de Madera.

En esta zona se debe modificar las ventanas de vidrio monolítico a Doble Vidriado
Hermético.
Para esta vivienda tipo se usaron termopaneles con una cámara de aire de 12 mm, con
vidrios Float incoloros de 4mm de espesor, y una Transmitancia Térmica de 2,8 W/m
2
*K.
Antes de evaluar el costo que significará el cambio en el tipo de ventanas, se presentan las
características, ventajas, propiedades y alternativas de vidrios para el sistema DVH.

a) Características de un DVH.

El doble vidriado hermético (DVH) es un termopanel compuesto por dos o más vidrios
separados entre sí por un espacio de aire seco y estanco, herméticamente sellado al paso de la
humedad y el vapor de agua. Las hojas de vidrio se encuentran separadas entre sí por un perfil
metálico perimetral, formando una cámara de aire deshidratado cuyo espesor puede ser
comúnmente de 6, 10, 12 ó 14 mm.
La cámara de aire tiene por objeto crear una potente resistencia a los flujos de calor
debido a que esta cámara no está vacía, sino que contiene aire seco en reposo, obtenido por
medio de sales giroscópicas ubicadas en el interior del perfil perimetral y comunicadas a la
cámara a través de pequeñas perforaciones en el mismo. Para que sea efectiva, la cámara de aire
debe tener un espesor no menor a 5 mm. ni mayor a 20mm.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
163
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN




Figura 9.5.4-1 Ventana de termopanel.


b) Ventajas y Propiedades del Sistema DVH.

La transmitancia térmica (U) del DVH depende del ancho de la cámara de aire, y no varía
de modo significativo con el espesor ni con el tipo de vidrio, excepto si se trata de vidrio Low-E
(vidrio con baja emisividad). Cuanto menor es el valor de U, mayor es su capacidad de aislar el
paso de calor por conducción y convección.
El vidrio, como se sabe, es un mal aislante. El DVH mejora su rendimiento térmico al
disminuir las pérdidas o ganancias de calor que se producen empleando un solo vidrio.
El rendimiento térmico de un DVH se puede perfeccionar utilizando un vidrio de control
solar que disminuye el flujo de ganancias de calor en frentes soleados y/o en climas cálidos.
Otra ventaja que presenta este sistema es el ahorro de energía que trae consigo la
utilización de DVH. En edificio con frentes vidriados simples se producen pérdidas de energía de
no menos de un 20%, a través de la superficie de las ventanas. El DVH disminuye dicha pérdida
a menos de la mitad, con el consiguiente ahorro de gas y/o electricidad. Adicionalmente, al
permitir mayores superficies vidriadas, el ingreso de luz y energía solar reduce el consumo de
energía en iluminación y calefacción. La capacidad de aislamiento térmico de un DVH
manufacturado con un vidrio de baja emisividad es de un 35% superior que cuando se emplea en
ambos paños vidrios float incoloro.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
164
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
El confort térmico también se ve beneficiado, ya que al utilizar ventanas de termopanel se
elimina la falta de confort que se experimenta al estar al lado de una ventana de un solo vidrio,
tanto en invierno como en verano. Esto implica un mejor aprovechamiento del espacio útil en el
recinto. Además, con el DVH la temperatura del vidrio interior es similar a la temperatura del
aire del ambiente, lo que evita la condensación y el empañamiento del vidrio.

c) DVH con Vidrios Especiales.

Los DVH fabricados con vidrios especiales permiten un mayor control solar y mejoran
aún más su rendimiento en los siguientes aspectos:

• Vidrios de baja Emisividad (LOW-E): El cristal LOW-E, también conocido como de
baja emisividad térmica, es un vidrio float revestido con estaño en una de sus caras. Lo
que produce es una reducción del flujo de calor que sale hacia el exterior en invierno
(vidrio Low-e Coating en cara 3). Esto permite que buena parte de la radiación solar
atraviese el vidrio, pero que refleje la radiación de onda larga, tal como la de los sistemas
de calefacción, conservando el calor en el interior. Un cristal LOW-E tiene una
emisividad de 0.15 y una eficiencia de reflexión de radiación infrarroja del 80%, a
diferencia de un cristal sin recubrimiento, que sólo posee un 16%.

• Control del calor en verano: Los vidrios coloreados en su masa, gris, bronce y verde, en
la mayoría de los casos permiten un buen grado de control solar radiante. Los vidrios de
color de alto rendimiento Evergreen, Bluegreen, Solargreen, Solex, Artic Blue, Azurlite,
Supergrey, Graylite y Optygray permiten obtener un excelente grado de control solar sin
recurrir a la aplicación de revestimientos reflectivos y presentan, según el color, elevados
índices de transmisión de luz visible y transparencia, con un mejor coeficiente de sombra.

Evergreen, Solargreen y Solex: de color verde cálido, sus propiedades principales son brindar
una muy alta transmisión de luz visible y un coeficiente de sombra más eficiente que los
tradicionales tonos grises y bronce. Visto desde el interior del edificio, se percibe casi como un
vidrio incoloro.

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
165
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
Artic Blue, Azurlite: de color azul grisáceo, tiene excelentes propiedades de transmisión de luz
visible y control solar.

Supergrey, Graylite, Optygray: de color casi negro, es un vidrio ideal para evitar las molestias del
reflejo de la luz sobre las pantallas de computadoras, brindando simultáneamente un grado de
control solar sólo comparable al de un vidrio reflectivo de muy alto rendimiento.

• Control de rayos UV: La energía solar contiene diferentes longitudes de onda de energía,
incluyendo la radiación UV (ultravioleta), luz visible y calor infrarrojo. Un vidriado
necesita minimizar la radiación UV porque es la causante de hasta un 60% de la
decoloración y envejecimiento prematuro del equipamiento interior. Por lo tanto, la
elección del tipo de vidrio también es muy importante es este caso.

9.5.4.1 Costo Involucrado en el Cambio de Ventanas en Vivienda de Madera.

Para evaluar el impacto en los costos de cambiar las ventanas de aluminio con vidrio
simple a Termopaneles, debemos calcular la diferencia de costos entre un proyecto y otro.

Costo Ventanas Aluminio Vidrio Simple


Ventanas Medidas (mm) Cantidad Precio unitario Total
V. Corredera 800x800 2 29.500 59.000
V. Corredera 1500x1000 1 58.960 58.960
V. Corredera 1500x1200 3 64.301 192.903
Puerta Ventana 1500x2000 3 120.947 362.841
Bow Corner (1,50 alto) 40x2000x2000x40 1 246.500 246.500
Costo Neto $920.204










Costo Ventanas Aluminio Termopanel
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
166
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN


Ventanas Medidas (mm) Cantidad Precio unitario Total
V. Corredera 800x800 2 69.252 138.504
V. Corredera 1500x1000 1 118.120 118.120
V. Corredera 1500x1200 3 138.352 415.056
Puerta Ventana 1500x2000 3 209.075 627.225
Bow Corner (1,50 alto) 40x2000x2000x40 1 582.613 582.613
Costo Neto $1.881.518


De ambos cuadros obtenemos que el costo de modificar las ventanas de aluminio de
vidrio simple a DVH sea de $ 961.314, o bien $39.430 por m2 de superficie vidriada.

9.6 Exigencia de Ventanas en Vivienda de Albañilería.

Las soluciones constructivas que se han considerado para las zonas climáticas 4, 5 y 6, no
implican un mejoramiento significativo en las transmitancias térmicas de los muros de la
envolvente, sino que solamente están enfocadas a cumplir con lo exigido en la nueva
reglamentación térmica. Por estos motivos es que el Método del U Ponderado que fue utilizado
en el caso de la vivienda de madera, no podrá ser empleado en los muros de albañilería.
Por lo tanto, para poder cumplir con las exigencias de ventanas en las zonas ya
mencionadas, se presentan dos opciones: primero se puede modificar las dimensiones de las
ventanas; y segundo considerar la instalación de termopaneles y así mantener el diseño de la
vivienda.

9.6.1 Exigencia para Ventanas en Zona 4 para Vivienda de Albañilería.

En esta zona climática se exige un 21% como máximo de ventanas con vidrio monolítico,
con respecto a los muros.
La vivienda que ha sido estudiada posee un 24,42 %, y por lo tanto, excede lo exigido
Tabla 7.8.1-1.





Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
167
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
Zona Exigencia Vidrio
Monolítico
% Ventanas
Vivienda Tipo
4 21% 24,42%


Para poder dar cumplimiento a lo que exige la reglamentación, se realizará modificaciones
al diseño de las ventanas; para ello se eliminará la puerta ventana ubicada en el dormitorio
principal y las ventanas de los baños disminuirán su alto en 20 cm.
Con estos cambios se puede llegar a obtener un 21% de superficie vidriada y cumplir con
la exigencia.

9.6.2 Exigencia para Ventanas en Zona 5 y 6 para Vivienda de Albañilería.

En las zonas climáticas 5 y 6 se exige un 18% y 14% respectivamente como máximo de
ventanas con vidrio monolítico, con respecto a los muros.

Zona Exigencia Vidrio
Monolítico
% Ventanas
Vivienda Tipo
5 18% 24,42%
6 14% 24,42%

Considerando que las diferencias en estas zonas es más evidente, y al no querer que el
diseño de la vivienda sufra demasiadas modificaciones, se instalarán ventanas de termopanel en
las zonas 5 y 6.

Costo Involucrado en el Cambio de Ventanas de PVC.

Para evaluar el impacto en los costos de cambiar las ventanas de PVC con vidrio simple a
Termopaneles, se debe calcular la diferencia de costos entre un proyecto y otro.







Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
168
Capítulo 9 COMPORTAMIENTO DE VIVIENDAS FRENTE A NUEVA REGLAMENTACIÓN
Costo Ventanas PVC Vidrio Simple


Ventanas Medidas (mm) Cantidad Precio unitario Total
V. Corredera 800x800 2 30.569 61.138
V. Corredera 1500x1000 1 42.891 42.891
V. Corredera 1500x1200 3 47.138 141.414
Puerta Ventana 1500x2000 3 120.947 362.841
Bow Corner (1,50 alto) 40x2000x2000x40 1 238.617 238.617
Costo Neto $846.901


Costo Ventanas PVC Termopanel


Ventanas Medidas (mm) Cantidad Precio unitario Total
V. Corredera 800x800 2 99.707 199.414
V. Corredera 1500x1000 1 92.078 92.078
V. Corredera 1500x1200 3 110.493 331.479
Puerta Ventana 1500x2000 3 201.680 605.040
Bow Corner (1,50 alto) 40x2000x2000x40 1 431.988 431.988
Costo Neto $1.659.999


De ambos cuadros obtenemos que el costo de modificar las ventanas de PVC de vidrio
simple a DVH sea de $813.098, o bien $33.351 por m2 de superficie vidriada.

Cuadro Resumen
A continuación se presenta un cuadro resumen, de los costos involucrados para cumplir
con las nuevas exigencias térmicas, en las viviendas de madera y albañilería.

Vivienda Madera Vivienda Albañilería
Zona 4
($/m2)
Zona 5
($/m2)
Zona 6
($/m2)
Zona 4
($/m2)
Zona 5
($/m2)
Zona 6
($/m2)
Pisos 4.917 5.283 6.488 No tiene No tiene No tiene
Muros No tiene No tiene No tiene 890 6.200 5.626
Ventanas No tiene No tiene 39.430 No tiene 33.351 33.351


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
169



















CAPÍTULO 10
“EVALUACIÓN DEL MEJORAMIENTO EN
LA AISLACIÓN TÉRMICA”





















Capítulo 10 EVALUACIÓN DEL MEJORAMIENTO EN LA AISLACIÓN TÉRMICA
10.1 Antecedentes.

Con las transmitancias térmicas obtenidas para los casos de las viviendas estructuradas en
madera y en albañilería, respectivamente, se puede obtener las pérdidas de energía (calor) que se
producen a través de toda la envolvente de cada una de las viviendas, y de esta forma poder
cuantificar la cantidad de energía que supuestamente se debería ahorrar con las nuevas exigencias
térmicas.
Los cálculos se realizarán de acuerdo a las condiciones climáticas de la ciudad de Temuco
(zona climática número 5), ya que es donde se concentra la mayor cantidad de población en la
región de la Araucanía, y además donde se presentan los mayores problemas de contaminación
atmosférica por uso de la leña.
Las pérdidas de calor a través de la envolvente serán calculadas de acuerdo a temperaturas
especificadas tanto para el interior de la vivienda, como para el exterior. La temperatura al
interior de la vivienda será aquella que permita alcanzar la temperatura de confort, que como
hemos mencionado en el capítulo 2 es muy relativa, pero que se acerca a los 20 ºC. En el caso de
la temperatura exterior, ésta será calculada de acuerdo a cada zona climática del país. Se adopta
un valor que no coincide con la mínima absoluta de la localidad, pero que es lo suficientemente
baja como para obtener resultados satisfactorios sin caer en la exageración.
De acuerdo a lo anterior, definiremos la temperatura de cálculo que corresponde a la
mínima promedio existente en la ciudad de Temuco, que es de 4,1 ºC.

10.2 Determinación de la Pérdida de Energía.

El cálculo de las pérdidas de energía se realiza utilizando la siguiente fórmula:

φ = U *(t
i
– t
e
) (10.2-1)

En la cual:
φ = Cantidad de energía perdida (w/m
2
)
U = Transmitancia Térmica del elemento de la envolvente (W/m
2
ºC)
t
i
= Temperatura interior ºC
t
e =
Temperatura Exterior º C

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
171
Capítulo 10 EVALUACIÓN DEL MEJORAMIENTO EN LA AISLACIÓN TÉRMICA
10.3 Pérdidas de Energía en Vivienda de Madera.

10.3.1 Vivienda de Madera Original.

• Pérdidas de calor por estructura de piso.

U Transmitancia
W/m
2
*K
t
i
t
e
Superficie
m
2
Pérdida de Energía
(watt)
1,734 20ºC 4,1 ºC 76,00 2095,37


• Pérdidas de calor por estructura de muros.


U Transmitancia
W/m
2
*K
t
i
t
e
Superficie
m
2
Pérdida de Energía
(watt)
0,641 20ºC 4,1 ºC 78,04 795,38


• Pérdidas de calor por ventanas


U Transmitancia
W/m
2
*K
t
i
t
e
Superficie
m
2
Pérdida de Energía
(watt)
5,812 20ºC 4,1 ºC 24,38 2252,98


• Pérdidas de calor por techumbre

U Transmitancia
W/m
2
*K
t
i
t
e
Superficie
m
2
Pérdida de Energía
(watt)
0,331 20ºC 4,1 ºC 76,00 399,98

En resumen tenemos:

Estructura Pérdida de Energía
Watt.
Pisos 2.095,37
Muros 795,38
Ventanas 2.252,98
Techumbre 399,98
Total 5.543,71


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
172
Capítulo 10 EVALUACIÓN DEL MEJORAMIENTO EN LA AISLACIÓN TÉRMICA
DISTIBUCIÓN DE SUPERIFICIE DE LA
ENVOLVENTE
30%
30%
10%
30%
Pisos
Muros
Ventanas
Techumbre


Figura 10.3.1-1. Distribución de superficies de vivienda tipo.


DISTRIBUCIÓN DE PÉRDIDAS DE ENERGÍA EN
VIVIENDA DE MADERA ORIGINAL
38%
14%
41%
7%
Pisos
Muros
Ventanas
Techumbre


Figura 10.3.1-2. Distribución de pérdidas de energía en vivienda de madera.


De los cálculos realizados se puede establecer que las mayores pérdidas de energía se
producen a través de las ventanas de vidrio monolítico con un 41%, seguido de los pisos
ventilados con un 38%, luego los muros con un 14% y finalmente la techumbre con un 7%.
Además, resulta interesante mencionar que la cantidad de superficie de techumbre es
inversamente proporcional a la cantidad de energía que libera, ya que esta estructura representa el
30% del total de superficie de la envolvente, sin embargo, solamente un 7% del total de la energía
liberada por la envolvente se produce a través de la techumbre.
El caso contrario se produce con las ventanas, ya que las superficies de ventanas
representan el 10 % de la envolvente, sin embargo, la mayor cantidad de energía que se pierde
por la envolvente de la vivienda, un 41 %, es a través de las superficies vidriadas.


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
173
Capítulo 10 EVALUACIÓN DEL MEJORAMIENTO EN LA AISLACIÓN TÉRMICA
10.3.2 Vivienda de Madera Mejorada.

El mejoramiento que se debió realizar a la casa de madera en la zona climática número 5
(Temuco), sólo contemplaba aislación en la estructura de pisos.

• Pérdidas de Calor por Piso.


U Transmitancia
W/m
2
*K
t
i
t
e
Superficie
m
2
Pérdida de Energía
(watt)
0,485 20ºC 4,1 ºC 76,00 586,07


Estructura Pérdida de Energía
Watt
Pisos 586,07
Muros 795,38
Ventanas 2.252,98
Techumbre 399,98
Total 4.034,41


DISTRIBUCIÓN PÉRDIDAS DE ENERGÍA EN VIVIENDA
DE MADERA MEJORADA
15%
20%
55%
10%
Pisos
Muros
Ventanas
Techumbre


Figura 10.3.2-1. Pérdidas de energía en vivienda de madera mejorada


Al incorporar las mejoras de aislación térmica en la estructura de pisos ventilados, la
distribución de pérdidas de energía se modificaron, y se estableció que solamente un 15% de la
energía se pierde a través de los pisos.
Las ventanas siguen siendo las superficies por las cuales se pierde la mayor cantidad de
energía, es decir, un 55 % del total.



Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
174
Capítulo 10 EVALUACIÓN DEL MEJORAMIENTO EN LA AISLACIÓN TÉRMICA
10.3.2.1 Ahorro de Combustible en Vivienda de Madera.

Al disminuir las pérdidas de energía en una vivienda, también disminuirán los gastos en
los combustibles que se utilizan para la calefacción. Para poder cuantificar este ahorro se
utilizarán los valores de combustibles vigentes en el primer semestre del año 2007, según la
Comisión Nacional de Energía, estos valores no incluyen impuesto valor agregado.
Se considerará el uso de calefacción en la época invernal, de abril a octubre, pues éstos
son los meses en que la suma de los grados días es superior a 50, según lo estipulado por el
manual de reglamentación térmica de la O.G.U.C.
No todos los combustibles tienen la misma eficiencia al momento de producir energía.
Los porcentajes de eficiencia considerados son los siguientes:

• Electricidad 100%
• Petróleo 95%
• Gas Natural 97%
• Gas Licuado 92%
• Leña 60%

Perdida
Energía
Watt
Gasto
Combustible
KWh Anual
Electricidad
$ 84,03
KWh
Petróleo
$ 36,65
KWh
Gas
Natural
$ 54,17
KWh
Gas
Licuado
$ 48,22
KWh
Leña
$ 7,68
KWh
Vivienda
Original

5.543,70

27.940 2.347.919

1.023.917 1.513.661 1.347.349

214.541
Vivienda
Mejorada
.
4.034,41

20.333 1.708.689

745.152 1.101.561 980.529

156.131
Diferencia 1.509,29 7.606,44 $ 639.229 $278.765 $412.100 $366.821 $58.410


A partir del análisis es posible establecer que se produce un 27.23% de ahorro de
combustible al mejorar la aislación de los pisos en el caso de la vivienda de madera.

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
175
Capítulo 10 EVALUACIÓN DEL MEJORAMIENTO EN LA AISLACIÓN TÉRMICA
0
1000
2000
3000
4000
5000
6000
WATT
Vivienda Original Vivienda Mejorada
PÉRDIDAS DE ENERGÍA VIVIENDA ORIGINAL V/S VIVIENDA
MEJORADA (CASA MADERA)


Figura 10.3.2.1-1. Gráfico comparativo de pérdidas de energía entre vivienda original y
mejorada de madera.

0
5000
10000
15000
20000
25000
30000
KWH ANUAL
Vivienda Original Vivienda Mejorada
GASTO DE COMBUSTIBLE VIVIENDA ORIGINAL V/S
VIVIENDA MEJORADA (CASA MADERA)


Figura 10.3.2.1-2. Gráfico comparativo de gastos de combustibles entre vivienda original
y mejorada de madera.

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
176
Capítulo 10 EVALUACIÓN DEL MEJORAMIENTO EN LA AISLACIÓN TÉRMICA
0
500.000
1.000.000
1.500.000
2.000.000
2.500.000
$
Electricidad Petroleo Gas
Natural
Gas
Licuado
Leña
COSTOS DE CALEFACCIÓN VIVIENDA ORIGINAL V/S VIVIENDA
MEJORADA (CASA MADERA)
Vivienda Original
Vivienda Mejorada


Figura 10.3.2.1-3. Gráfico comparativo de costos de calefacción entre vivienda original y
mejorada de madera.


Una vez realizado el análisis e interpretación de los resultados obtenidos podemos
establecer que la leña es aproximadamente 11 veces más barata que la electricidad (calefacción
más cara), confirmando que es lejos el combustible más económico, y por lo tanto, el más
utilizado en la región de la Araucanía.
Los ahorros de combustible más considerables se producen en el caso de la electricidad
($639.229) y el gas natural ($412.100). En el caso de la leña el ahorro no es muy importante, ya
que sólo alcanza los $58.410, por lo tanto, podemos establecer que los ahorros más importantes
se producen en los combustibles más caros.
Si bien el ahorro en leña es bajo, al transformarlo en volumen, estaríamos hablando de
aproximadamente 4 m3 de leña que no se consumirían al año, y por lo tanto, estarían colaborando
a disminuir las emisiones de material particulado producto de la combustión de la leña.

10.3.2.2 Evaluación del Proyecto en Mejoramiento de la Aislación.

Para poder evaluar si es rentable la mejora en la aislación térmica del piso, con respecto a
los ahorros que se producen en combustible, se calculará el VAN del Proyecto a 5 años, además
del índice que nos indicará el Período de Recuperación de la Inversión.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
177
Capítulo 10 EVALUACIÓN DEL MEJORAMIENTO EN LA AISLACIÓN TÉRMICA
Lo que hace el VAN es actualizar los flujos netos al año cero o periodo inicial, y
compararlos con la inversión (en este caso los costos en aislar la estructura de piso) y ver si los
beneficios son mayores que los costos. Si el VAN es mayor que cero, el proyecto es rentable; si
es igual a cero el proyecto no produce ganancias, y si es menor que cero el proyecto no es
rentable.
Para este caso utilizaremos una tasa de interés anual de un 10% y evaluaremos el
proyecto a 5 años.


(10.3.2.2-1))

Io
i
F
VAN
n
t
t
t

+
=

=1
) 1 (
Donde:
Ft = Flujo Neto de caja en un Período.
t = Período en el que se estudiará el proyecto.
I
o
= Inversión Inicial.
i = Tasa de interés anual.




Combustible
Vivienda
Original
Vivienda
Mejorada
Ahorro
Anual
Costo
Inversión
Valor
Actual
Ahorro
Valor
Actual
Inversión
VAN
Electricidad 2.347.919 1.708.689 639.229 401.508 2.423.182 401.508 2.021.674
Petróleo 1.023.917 745.152 278.765 401.508 1.056.739 401.508 655.231
Gas Natural 1.513.661 1.101.561 412.100 401.508 1.562.182 401.508 1.160.674
Gas licuado 1.347.349 980.529 366.821 401.508 1.390.539 401.508 989.031
Leña 214.541 156.131 58.410 401.508 221.418 401.508 -180.090


A partir de los datos obtenidos es posible determinar que en un plazo de 5 años la leña no
resultaría rentable con respecto a la inversión que se realizó en mejorar la aislación de la
vivienda, y que el ahorro de dinero es más alto en los combustibles más caros, sin embargo, el
costo al calefaccionar es mayor.
Otro parámetro que puede ser utilizado para estudiar el proyecto de mejora en la aislación,
es usando el Período de Recuperación de la Inversión, que indica en qué período o año se logra
recuperar la inversión.

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
178
Capítulo 10 EVALUACIÓN DEL MEJORAMIENTO EN LA AISLACIÓN TÉRMICA

Io
i
F
PRI
n
t
t
t
/
) 1 (
1

=
+
=
>1 (10.3.2.2-2)

• PRI Electricidad: Si se considera un t = 1, se obtiene un índice de 1.45, es decir,
en el primer año se logra recuperar la inversión.
• PRI Petróleo, Gas natural, Gas Licuado: En estos casos al considerar un t = 2,
se obtienen índices de 1.20; 1.78 y 1.59, respectivamente, con lo cual al segundo
año del proyecto se logra recuperar la inversión.
• PRI Leña: Si consideramos un t = 23, se obtiene un índice de 1.29, por lo tanto,
luego de 23 años se logra recuperar la inversión inicial.

Es posible apreciar que la leña resulta ser rentable en un plazo de 23 años, a diferencia de
los otros combustibles que lo logran en no más de dos años. A pesar de todo esto la leña seguirá
siendo el combustible más usado, por ser lejos el más económico.
La forma en que se calefaccionará una vivienda va a depender del poder adquisitivo que
posean las personas y del sistema que les resulte más agradable y limpio.

10.4 Pérdidas de Energía en Vivienda de Albañilería.

10.4.1 Vivienda de Albañilería Original.

• Pérdidas de calor por estructura de piso.

U Transmitancia
W/m
2
ºC
t
i
t
e
Superficie
m
2
Pérdida de Energía
(watt)
2,329 20ºC 4,1 ºC 76,00 2814,36

• Pérdidas de calor por estructura de muros.


U Transmitancia
W/m
2
ºC
t
i
t
e
Superficie
m
2
Pérdida de Energía
(Watt)
2,423 20ºC 4,1 ºC 78,04 3006,55




Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
179
Capítulo 10 EVALUACIÓN DEL MEJORAMIENTO EN LA AISLACIÓN TÉRMICA
• Pérdidas de calor por ventanas.


U Transmitancia
W/m
2
ºC
t
i
t
e
Superficie
m
2
Pérdida de Energía
(Watt)
5,043 20ºC 4,1 ºC 24,38 1954,87


• Pérdidas de calor por techumbre.


U Transmitancia
W/m
2
ºC
t
i
t
e
Superficie
m
2
Pérdida de Energía
(Watt)
0,334 20ºC 4,1 ºC 76,00 403,61


En resumen, tenemos:


Estructura Pérdida de Energía
Watt
Pisos 2.814,36
Muros 3006,55
Ventanas 1.954,87
Techumbre 403,61
Total 8.179,39


DISTRIBUCIÓN DE PÉRDIDAS DE ENERGÍA EN
VIVIENDA ALBAÑILERÍA ORIGINAL
34%
37%
24%
5%
Pisos
Muros
Ventanas
Techumbre


Figura 10.4.1-1. Pérdidas de energía en vivienda de albañilería original.


En el caso de la albañilería la mayor cantidad de energía se pierde a través de los muros
(37%), seguido de los pisos (34%), y finalmente las ventanas con vidrio monolítico (24%).
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
180
Capítulo 10 EVALUACIÓN DEL MEJORAMIENTO EN LA AISLACIÓN TÉRMICA
Al igual que en el caso de la vivienda de madera, se produce la relación inversamente
proporcional para ventanas y techumbre entre el área que representan y la cantidad de energía que
pierden.

10.4.2 Vivienda de Albañilería Mejorada.

Los cambios que se debieron realizar a la casa de albañilería en la zona climática número
5 (Temuco), contempla mejoramiento en muros y ventanas, con los cuales se cumple con las
exigencias térmicas para esta zona.

• Pérdidas de calor por muros


U Transmitancia
W/m
2
*K
t
i
t
e
Superficie
m
2
Pérdida de Energía
(watt)
1,564 20ºC 4,1 ºC 78,04 1940,67


• Pérdidas de calor por ventanas


U Transmitancia
W/m
2
*K
t
i
t
e
Superficie
m
2
Pérdida de Energía
(watt)
2,800 20ºC 4,1 ºC 24,38 1085,40

En resumen tenemos:

Estructura Pérdida de Energía
Watt
Pisos 2.814,36
Muros 1.940,67
Ventanas 1.085,40
Techumbre 403,61
Total 6244,04


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
181
Capítulo 10 EVALUACIÓN DEL MEJORAMIENTO EN LA AISLACIÓN TÉRMICA
DISTRIBUCIÓN DE PÉRDIDAS DE ENERGÍA VIVIENDA
ALBAÑILERÍA MEJORADA
46%
31%
17%
6%
Pisos
Muros
Ventanas
Techumbre


Figura 10.4.2-1. Distribución de pérdidas de energía en vivienda de albañilería mejorada.

Al incorporar mejoras en muros y ventanas, la mayor cantidad de energía que se pierde es
a través de los pisos.
El incorporar mejoramiento en los muros significa disminuir en un 35% las pérdidas de
energía en muros y un 44% en el caso de las ventanas.

Cuadro Resumen.

A continuación se presenta un cuadro resumen, con respecto a las pérdidas de energía,
para las viviendas de madera y albañilería.

Pérdidas de Energía
Vivienda de Madera
Pérdidas de Energía
Vivienda de Albañilería
Original Mejorada Original Mejorada
Pisos 2.095,37 586,07 2.814,36 2.814,36
Muros 795,38 795,38 3006,55 1.940,67
Ventanas 2.252,98 2.252,98 1.954,87 1.085,40
Techumbre 399,98 399,98 403,61 403,61
Total 5.543,71 4.034,41 8179,39 6.244,04





Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
182
Capítulo 10 EVALUACIÓN DEL MEJORAMIENTO EN LA AISLACIÓN TÉRMICA
10.4.2.1 Ahorro de Combustible en Vivienda de Albañilería.

Al disminuir las pérdidas de energía en una vivienda, también disminuirán los gastos en
combustibles que se utilizan para la calefacción. Para poder cuantificar este ahorro se utilizarán
los valores de combustibles vigentes en el primer semestre del año 2007, según la Comisión
Nacional de Energía, estos valores no incluyen impuesto valor agregado.
Se considerará el uso de calefacción en la época invernal, de abril a octubre, pues éstos
son los meses en los cuales la suma de los grados días es superior a 50, según lo estipulado por el
manual de reglamentación térmica de la O.G.U.C.

Pérdida
Energía
Watt
Gasto
Combustible
KWh Anual
Electricidad
$ 84.03
KWh
Petróleo
$ 36,65
KWh
Gas Natural
$ 54,17
KWh
Gas Licuado
$ 48,22
KWh
Leña
$ 7,68
KWh
Vivienda
Original
8.179,39 41.224,11 3.464.211 1.510.727 2.233.315 1.987.932 316.542
Vivienda
Mejorada
6.244,04 31.469,93 2.644.532 1.153.269 1.704.883 1.517.560 241.644
Diferencia 1.935,35 9.754,18 $ 819.679 $ 357.458 $ 528.432 $ 470.371 $ 74.898


A partir de los resultados obtenidos es posible señalar que se produce un 23,66% de
ahorro de combustible al mejorar la vivienda de albañilería, en lo que respecta a muros y
ventanas.
0
1000
2000
3000
4000
5000
6000
7000
8000
9000
WATT
Vivienda Original Vivienda Mejorada
PÉRDIDAS DE ENERGÍA VIVIENDA ORIGINAL V/S VIVIENDA
MEJORADA (CASA ALBAÑILERÍA)

Figura 10.4.2.1-1. Gráfico comparativo de pérdidas de energía entre vivienda original y
mejorada de albañilería.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
183
Capítulo 10 EVALUACIÓN DEL MEJORAMIENTO EN LA AISLACIÓN TÉRMICA


0
5000
10000
15000
20000
25000
30000
35000
40000
45000
KWH ANUAL
Vivienda Original Vivienda Mejorada
GASTO COMBUSTIBLE VIVIENDA ORIGINAL V/S VIVIENDA
MEJORADA (CASA ALBAÑILERÍA)


Figura 10.4.2.1-2. Gráfico comparativo de gastos de combustibles entre vivienda original
y mejorada de albañilería.

0
1.000.000
2.000.000
3.000.000
4.000.000
($)
Electricidad Petroleo Gas
Natural
Gas
Licuado
Leña
COSTOS DE CALEFACCIÓN VIVIENDA ORIGINAL V/S VIVIENDA
MEJORADA (ALBAÑILERÍA)
Vivienda Original
Vivienda Mejorada


Figura 10.4.2.1-3. Gráfico comparativo de costos de calefacción entre vivienda original y
mejorada de albañilería.


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
184
Capítulo 10 EVALUACIÓN DEL MEJORAMIENTO EN LA AISLACIÓN TÉRMICA
Los ahorros de combustible más considerables se producen en el caso de la electricidad
($819.679) y el gas natural ($528.432), mientras que en el caso de la leña su ahorro alcanza los
$74.898, por lo tanto, los ahorros más importantes se producen en los combustibles más caros.
Si bien el ahorro en leña es bajo, al transformarlo en volumen, estaríamos hablando de
aproximadamente 5 m3 de ahorro de leña al año, y por lo tanto, se estaría colaborando en la
disminución de emisiones de material particulado producto de la combustión de la leña.

10.4.2.2 Evaluación del Proyecto en Mejoramiento de la Aislación.

Para poder evaluar la rentabilidad de la mejora en la aislación para la vivienda de
albañilería, con respecto a los ahorros en combustible que se producen, se calculará el VAN del
Proyecto a 5 años, además del índice que indicará el Período de Recuperación de la Inversión.


Combustible
Vivienda
Original
Vivienda
Mejorada
Ahorro
Anual
Costo
Inversión
Valor
Actual
Ahorro
Valor
Actual
Inversión
VAN
Electricidad 3.464.211 2.644.532 819.679 1.296.946 3.107.228 1.296.946 1.810.282
Petróleo 1.510.727 1.153.269 357.458 1.296.946 1.355.048 1.296.946 58.102
Gas Natural 2.233.315 1.704.883 528.432 1.296.946 2.003.174 1.296.946 706.228
Gas licuado 1.987.932 1.517.560 470.371 1.296.946 1.783.077 1.296.946 486.131
Leña 316.542 241.644 74.898 1.296.946 283.923 1.296.946 -1.013.023


A partir de los datos obtenidos es posible determinar que en un plazo de 5 años la leña no
resultaría rentable, con respecto a la inversión que se realizó en mejorar la aislación de la
vivienda, y que el ahorro de dinero es más alto en los combustibles más caros, sin embargo, el
gasto al calefaccionar es mayor.









Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
185
Capítulo 10 EVALUACIÓN DEL MEJORAMIENTO EN LA AISLACIÓN TÉRMICA

Al utilizar el Período de Recuperación de la Inversión, tenemos lo siguiente:

• PRI Electricidad: Si se considera un t = 2, se obtiene un índice de 1.10, es decir,
al segundo año se logra recuperar la inversión.
• PRI Petróleo: Si se considera un t = 5, se obtiene un índice de 1.04, es decir, al
quinto año se recupera la inversión.
• PRI Gas natural: Si se considera un t = 3, se obtiene un índice de 1.01, es decir,
al tercer año se recupera la inversión.
• PRI Gas Licuado: Si se considera un t = 4, se obtiene un índice de 1.15, es decir,
al cuarto año se recupera la inversión.
• PRI Leña: En el caso de la leña no se logra recuperar la inversión.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
186








CAPÍTULO 11
“CONCLUSIONES”









Capítulo 11 CONCLUSIONES
11.1 Referente a la Normativa

Resultaba fundamental la existencia de una reglamentación térmica que regulara, en
forma obligatoria, la construcción de todas las viviendas que se construyen en el país, ya que
como se vió en el estudio realizado a las viviendas de madera y albañilería, las pérdidas de
energía que se producen en muros, ventanas y pisos ventilados resultan realmente significativos e
importantes, por lo tanto resulta fundamental la regulación.
Los objetivos fundamentales de esta nueva reglamentación térmica apuntan a mejorar el
confort térmico de las viviendas, ahorrar en el consumo de energía residencial, además de
contribuir en la disminución de la contaminación ambiental; con respecto al primer punto es
indudable que al mejorar la aislación térmica de muros, pisos y regular la cantidad de superficies
vidriadas se contribuye a mejorar la sensación de confort en el interior de la vivienda, sin
embargo, no lo garantiza, ya que esta reglamentación apunta solamente a una parte del problema,
es decir, a aquella que se refiere al aislamiento, no abarcando otros factores como el control de
las condensaciones por humedad en el interior de las viviendas, regulación de los sistemas de
calefacción, sellado de puertas y ventanas, aspectos de diseño, etc.
En relación a los otros dos puntos, el mejorar el aislamiento de las viviendas permite
disminuir el consumo de combustibles y, por lo tanto, se produce una disminución importante en
la contaminación ambiental, aspecto de real importancia en las comunas de nuestra región, como
Temuco y Padre Las Casas, en donde el uso de la leña como combustible es el de mayor impacto
por su alta demanda, debido a su bajo costo en relación a otros como el gas o la electricidad. Sin
embargo, al igual como ocurre en el caso del confort térmico esto tendrá un real impacto, siempre
y cuando también se regulen otros factores como son la fiscalización en el uso de leña seca y su
correspondiente certificación, además de la contribución de los usuarios, quienes se deben
preocupar de tener artefactos que tengan un mejor aprovechamiento de la energía producida por
la leña y que liberen menor cantidad de material particulado a la atmósfera.
Refiriéndonos a las exigencias para pisos ventilados, debemos decir que, si bien es una
forma de construir no muy utilizada, sí existen proyectos de arquitectura que lo consideran como
solución constructiva, principalmente en viviendas sociales y en segundas viviendas (casas de
veraneo), y en vista a las pérdidas de calor significativas que se producen por medio de estas
estructuras, se justifica su existencia. La forma más utilizada de construir los pisos sigue siendo el
radier de hormigón que, como vimos en el caso de la vivienda de albañilería, presentan pérdidas
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
188

Capítulo 11 CONCLUSIONES
de calor bastante altas, sin embargo, estas estructuras no están dentro de las nuevas exigencias y,
por lo tanto, en el futuro se debería estudiar la forma de poder incorporarlas, y de esta forma tener
mejoramientos térmicos para todo tipo de pisos.
Los muros corresponden a la mayor cantidad de superficie de una vivienda expuesta a las
solicitaciones climáticas, y estructura por la cual se pierde una cantidad importante de energía,
sobre todo en muros de albañilería y hormigón. Con estas nuevas exigencias, el impacto es
distinto para una albañilería que para un tabique de madera, siendo en la primeras donde se
deberán producir modificaciones importantes desde la zona climática número 5 en adelante, lo
que traerá consigo costos adicionales en la confección de albañilería, y también en el uso de
diferentes soluciones constructivas que deberán ir de acuerdo a los recursos de los que se dispone
para invertir en el proyecto de arquitectura.
La incidencia que tienen las ventanas de vidrio monolítico en las pérdidas de calor es
demasiado importante, debido a las altas transmitancias térmicas que poseen. El poder controlar o
regular el porcentaje de superficies vidriadas, con respecto a los muros de la envolvente, resulta
tener un alcance importante debido a que en la actualidad, con mayor frecuencia, son los usuarios
los que prefieren tener viviendas con gran cantidad de ventanas para poder tener habitaciones
más iluminadas y aprovechar mejor la energía solar, muchas veces sin tener conciencia de las
pérdidas energéticas que se producen. Con esta reglamentación si un proyecto de arquitectura
contempla vanos amplios, los puede tener, pero se deberá usar como solución constructiva
ventanas de termopaneles (principalmente en viviendas de albañilería y hormigón) con las cuales
se logran ahorros energéticos importantes.
Las exigencias para las ventanas apuntan a la cantidad de metros cuadrados que pueden
tener, y no a aspectos que también resultan fundamentales al momento de instalar ventanas en
una vivienda, como es su estanqueidad al aire y al agua, el uso de cámaras de agua, orientación,
ubicación, etc.
En definitiva, resulta un paso importante para nuestro país el contar con una
reglamentación térmica que regule toda la envolvente de la vivienda. Si bien son exigencias que
están lejos de otros países desarrollados, también hay que señalar que es la primera en
Sudamérica, y además se ajusta a nuestra realidad nacional, ya que aún estamos en un país donde
se producen desarrollos asimétricos; por un lado nos encontramos con altas tecnologías en
comunicaciones (redes inalámbricas, bandas anchas), pero aun seguimos utilizando estufas a
parafina para calefaccionar los hogares, sistema con altos grados de contaminación y humedad,
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
189

Capítulo 11 CONCLUSIONES
por lo tanto esta reglamentación es una buena forma de comenzar a producir cambios en la
construcción de viviendas y a mejorar las condiciones de habitabilidad.

11.2 Referente a las viviendas analizadas

11.2.1 Vivienda de madera

Con respecto a la vivienda de madera con piso ventilado, es posible señalar que el único
impacto se produce en la estructura de piso, en los cuales se deberá incluir un material aislante en
todas las zonas climáticas de nuestra región, con un costo aproximado de 0,28 UF por metro
cuadrado de piso. En este caso la solución constructiva resulta bastante simple, ya que al contar
con estructuras de madera, el material aislante se puede instalar entre las piezas que componen el
envigado de piso.
En lo que se refiere a muros, la madera se presenta como un material estructural con
excelente comportamiento térmico al poseer una baja conductividad térmica, teniendo ventajas
comparativas frente a otros materiales de construcción como el ladrillo y el hormigón. El muro
estructurado con pino insigne IPV de 2x3”, lana mineral de 50 mm y placas de OSB de 9.5mm de
espesor, alcanzó transmitancias térmicas de 0,641 w/m2K, dando cumplimiento a las exigencias
térmicas en todas las zonas climáticas de la Región de la Araucanía. Además, las estructuras de
madera resultan muy versátiles al momento de poder incorporar los materiales aislantes a la
estructura, ya que éstos se pueden instalar sin problemas entre sus pies derechos y cadenetas.
Estas ventajas resultan importantes para este tipo de construcciones, ya que siempre se ha
tomado como un sistema de menor calidad que las albañilerías y los hormigones, pero que
claramente con estas ventajas térmicas puede resultar una oportunidad inmejorable para que este
sector tenga un aumento en sus producciones y se revitalice el sistema constructivo en maderas.
Las superficies vidriadas, si bien sobrepasaban los límites exigidos para la región de la
Araucanía, en el caso de la vivienda de madera, permite utilizar el método del U Ponderado, y de
esta forma poder aumentar las superficies hasta en un 40% más con respecto a lo exigido para
cada zona. Este método se utilizó para las zonas 4 y 5, mientras en la zona 6 (Pucón, Lonquimay
y Currarehue), se debieron cambiar las ventanas a termopaneles, con un costo asociado de 2,10
UF por metro cuadrado de superficie vidriada y un mejoramiento térmico considerable al pasar
de 5,8 W/m
2
K a 2,8 W/m
2
K (107% de mejora en la transmitancia térmica en ventanas).
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
190

Capítulo 11 CONCLUSIONES
En el caso de la techumbre, que se consideró con cubierta de teja asfáltica instalada sobre
planchas de OSB de 11.1mm y lana mineral de 120mm de espesor, se obtuvo una transmitancia
térmica de 0,331 W/m
2
K, con la cual se daba cumplimiento en las zonas 4 y 5, debiendo
aumentar los espesores en la zona 6 de nuestra región. Como se trata de una reglamentación que
lleva varios años siendo implementada, no se quiso ahondar más en los costos asociados en
cumplir la exigencia en esta zona climática.
En general, si consideramos una vivienda de madera sobre un piso de radier, ésta no
tendrá ningún cambio importante debido a las nuevas exigencias térmicas.

11.2.2 Vivienda de Albañilería

Para la vivienda de albañilería se consideró un piso de radier de hormigón, el cual está en
contacto directo con el terreno natural, y por lo tanto, no está dentro de las nuevas exigencias
térmicas. La transmitancia térmica que alcanzó este tipo de piso fue de 2,329 W/m
2
K, cifras
bastante altas y que al querer compararlas con las transmitancias que exige la nueva
reglamentación no daría cumplimiento en ninguna de las zonas climáticas de nuestra región, por
eso, tal vez en el futuro, se podría estudiar la forma de incluir este tipo de piso a las exigencias
térmicas, pensando en que los problemas energéticos se irán acrecentando con el paso de los
años.
Los muros de albañilería confeccionados con ladrillos prensados de 29x14x7.1cm,
obtuvieron transmitancias térmicas de 2,423 W/m
2
K, con las cuales no se da cumplimiento en
ninguna de las zonas climáticas de la región de la Araucanía, con lo cual se propusieron
soluciones constructivas, como la utilización del ladrillo Santiago TE9 de 32x15.4x9.4cm para la
zona climática número 4, ladrillo que logra transmitancias térmicas menores a 1.9 W/m
2
K,
valores obtenidos en ensayos de muros divisorios en el Centro de Investigación, desarrollo en
innovación de estructuras y materiales del IDIEM. Además de tener un ladrillo con
transmitancias más bajas, es un ladrillo con dimensiones más grandes que las habituales, con el
fin de disminuir la cantidad de mortero de pega, material con transmitancia térmica mucho más
alta que los ladrillos, y por las cuales se producen importantes pérdidas de energía. Con lo cual en
esta zona no fue necesario incluir ningún material adicional y su costo es bastante bajo en
relación a la estructura original (0,05UF por metro cuadrado de muro).
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
191

Capítulo 11 CONCLUSIONES
La solución constructiva para la zona climática 5 (Temuco y Padre Las Casas), al ladrillo
Santiago TE7 (32x15.4x7.1cm) se debió incluir un estuco térmico (Presec) de 1cm de espesor en
ambas caras y así logar una transmitancia térmica de 1,564 W/m
2
K, cumpliendo con las
exigencias térmicas. Los costos para esta solución entregada fueron de 0,33 UF por metro
cuadrado de muro.
Para la zona climática 6 se debió incluir un material aislante para poder cumplir con las
exigencias de la nueva reglamentación. Para ello se eligió la instalación de aislantes por el
interior de la vivienda, para esto se eligió el material Poligyp de Romeral, compuesto por una
placa de yeso cartón y una capa de poliestireno expandido de 15 KG/m
3
de densidad. Las
ventajas que presenta esta solución constructiva fue la obtención de una terminación interior de
forma rápida e inmediata, además que al no poseer estructuras (perfiles metálicos) en su
aplicación, elimina y controla perfectamente los puentes térmicos. El costo de incluir este
material aislante es de 0,30UF por metro cuadrado de muro.
Al incluir materiales aislantes en las viviendas de albañilería están las opciones de
realizarlos por el exterior e interior de la vivienda; en el primer caso se produce el efecto que al
comenzar a calefaccionar la vivienda ésta tenderá a demorar un tiempo más largo en alcanzar una
temperatura de confort, ya que el calor primero deberá calentar el ladrillo y luego comenzar a
entregar calor a la habitación, pero al momento de detener la fuente de calor la vivienda demorará
un tiempo prolongado en perder esa misma energía. El caso contrario se da al aislar por el interior
de una vivienda en la cual las habitaciones tenderán a calentarse en forma más rápida, pero de la
misma forma al detener la fuente de calor la temperatura tenderá a bajar en forma más abrupta
que una vivienda aislada por el exterior.
Los muros de albañilería presentan una ventaja con respecto a los muros de madera, en lo
que se refiere a la inercia térmica, ya que las viviendas ligeras (madera) se calientan y se enfrían
rápidamente, fenómeno que se observa cuando reaccionan frente a la radiación solar,
calentándose pronto durante el día, pero también por la noche se enfrían más rápido. Por otra
parte, las construcciones que se realizan con elementos de mayor masa (ladrillos) son capaces,
por sí mismas, de mantener el calor por más tiempo, por lo que la radiación solar no provocará
una subida rápida de la temperatura de la vivienda, porque el calor se está almacenando y,
posteriormente se libera lentamente por la noche, por lo que no se producirá una disminución
brusca de la temperatura.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
192

Capítulo 11 CONCLUSIONES
Las ventanas que se utilizaron para la vivienda de albañilería fueron de PVC, que presentó
una transmitancia térmica de 5,04 W/m
2
K, que al compararlo con las ventanas de aluminio (5,81
W/m
2
K) alcanza un 13% de mejor comportamiento térmico, que si bien no es una diferencia
considerable, sí puede ser un parámetro importante de considerar al momento de elegir entre una
ventana de aluminio y una de PVC.
En lo que se refiere a las exigencias de la reglamentación para ventanas, la estructura de
albañilería no da la opción de utilizar el U Ponderado y, por lo tanto, se debieron realizar cambios
al proyecto original, ya sea modificando las medidas de los vanos (zona 4), o considerando
ventanas de termopaneles (zona 5 y 6), teniendo un costo de 1,80UF por metro cuadrado de
superficie vidriada.
La estructura de techumbre se consideró con cubierta de zinc alum y lana mineral de 120
mm, obteniendo una transmitancia térmica de 0,334 W/m
2
K, presentando diferencias mínimas
con la techumbre de teja asfáltica (0,331 W/m
2
K).

11.3 Referente a la evaluación del mejoramiento en aislación

Los mejoramientos realizados a nuestra vivienda de madera, para poder cumplir con las
exigencias en la zona climática 5 (Temuco y Padre Las Casas), se realizaron a la estructura de
piso ventilado, estructura por la cual un alto porcentaje (38%) de la energía se pierde por esta
superficie.
En el caso de la albañilería se debieron realizar mejoras en muros (estuco térmico) y la
instalación de ventanas con termopaneles, superficies en las cuales se producían altos porcentajes
de pérdidas de energía, un 37% y 24%, respectivamente.
Al realizar estas mejoras, se logró disminuir las pérdidas de energía en un 27,23% en el
caso de la vivienda de madera, y en un 23,66% la vivienda de albañilería, lo que trajo consigo
disminuir en el mismo porcentaje el gasto en combustibles (electricidad, gas, petróleo y leña),
siendo estos ahorros más significativos en los combustibles con un costo más alto (electricidad y
gas natural). De acuerdo a lo anterior uno de los objetivos de la reglamentación térmica se estaría
cumpliendo, ya que se está beneficiando el uso eficiente de la energía, disminuyendo el gasto en
combustibles, que tan escasos resultan hoy en día.
Al evaluar el proyecto de mejoramiento térmico en un plazo de 5 años, se logran
proyectos rentables en casi todos los casos, excepto en el caso de la leña, que para la vivienda de
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
193

Capítulo 11 CONCLUSIONES
madera se logra recuperar la inversión en un plazo de 23 años, mientras que en el caso de la
vivienda de albañilería no se logra recuperar. A pesar de esto la leña seguirá siendo el
combustible más utilizado debido a su bajo costo, debido a que la leña resulta ser hasta 11 veces
más económica que la electricidad.
Al realizar mejoramientos térmicos en ambas viviendas, es posible demostrar que
disminuye el consumo de leña, y al mismo tiempo la cantidad de material particulado que se
libera a la atmósfera a través de la combustión, con lo cual se cumple aquel objetivo planteado
por la reglamentación, y que tiene que ver con contribuir a la disminución de la contaminación
ambiental.

11.4 Referente al trabajo en general

La nueva reglamentación térmica viene a promover un cambio en la construcción de
viviendas, que resulta a todas luces ser positivo, y en donde los objetivos trazados en un principio
se ven cumplidos, tal vez no con el grado de impacto que se quisiera, pero ya es un avance en
temas que comienzan a ser cada día más importantes, como la eficiencia energética y la
contaminación ambiental.
Si pensamos que en el futuro los problemas en la falta de fuentes energéticas se irán
acrecentando. Podemos decir que estas exigencias con el transcurso del tiempo deberían ir siendo
revisadas y actualizadas en forma permanente, con el fin de hacerlas más exigentes en
concordancia al desarrollo económico constante que nuestro país deberá seguir presentando.
También sería conveniente que el Estado viera la forma de establecer un sistema de
subvenciones o aportes a las familias que poseen viviendas antiguas, para poder realizar mejoras
en el aislamiento térmico, y así mejorar las condiciones de confort y habitabilidad en la mayor
cantidad de hogares chilenos.
Los costos involucrados en los proyectos habitacionales que consideren ciertos
mejoramientos térmicos deberán ser traspasados a los consumidores. Esta situación se vuelve
compleja en los estratos sociales bajos (viviendas sociales), en donde estos costos, tal vez
debieran ser asumidos complementariamente por el Estado y las familias.
Los costos y beneficios que se producen con los mejoramientos en la aislación de una
vivienda, no sólo deben ser conocidos por los individuos que forman parte del sector de la
construcción de viviendas, sino que más importante, es que los consumidores estén informados
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
194

Capítulo 11 CONCLUSIONES
con respecto al tema, pues aunque deberán pagar un poco más por un casa con mejoramientos
térmicos, los beneficios a largo plazo serán mucho más importantes y significativos. Por lo tanto,
es una tarea pendiente el educar y crear conciencia en la población, con respecto a que el
mejoramiento de sus viviendas significará incrementar su bienestar y calidad de vida, además de
contribuir a la eficiencia energética y a la disminución de la contaminación ambiental.
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
195
















“BIBLIOGRAFÍA”
















BIBLIOGRAFÍA

BIBLIOGRAFÍA.

Libros:

• Llorens Martin, 1996, “Calefacción”, volumen 1, 3º edición, grupo editorial Ceac S.A,
España.

• Fritz Durán, Alexander, 2004, “Manual: La Construcción de Viviendas en Madera”,
volumen 1, 1º edición, editado por Corma, Chile.

• Ministerio de Vivienda y Urbanismo, 2006, “Manual de aplicación de reglamentación
térmica”, 1º edición, MINVU, Chile.

Normas:

• Instituto Nacional de Normalización, 1991, “Acondicionamiento térmico – Envolvente
térmica de edificios – Cálculo de Resistencias y Transmitancias Térmicas”, 1º edición,
INN, Chile.

• González Carlos, 2002, “Ley y Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones”,
edición 2002, editorial jurídica Manuel Montt, Chile.

Trabajo de Título:

• Baeza Leiva, Hugo, 2004, “Estudio de Aislación de una Vivienda Comodore”,
Departamento de Obras Civiles, Universidad de la Frontera, Chile.

• Soto Nahuelquin, Denis, 2006, “Aislación Térmica en Viviendas, Legislación Vigente y
Aplicación Práctica”, Departamento de Obras Civiles, Universidad de la Frontera, Chile.

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
197
BIBLIOGRAFÍA
• Román Caro, Gabriela, 2006, “Cálculo de Transmitancias Térmicas en Viviendas, Tipos y
Proposición de Soluciones Constructivas para Acondicionamiento Térmico”, Escuela de
Construcción Civil, Universidad Tecnológica Metropolitana, Chile.

• Chávez del Valle, Francisco, 2002, “Zona Variable de Confort”, Departamento de
Construcciones Arquitectónicas, Universidad Politécnica de Cataluña.

Revistas:

• Schleef, Eduardo, 2007, “Discuten Anteproyecto para la Descontaminación de Temuco y
Padre las Casas”, Revista Ecoamerica, 34-35.

• Vásquez, Camila, 2004, “Leña con Sello Verde”, Revista Lignum, 39-43.

• Cámara Chilena de la Construcción, 2003, “Reglamentación Térmica”, Revista
Fundamenta, numero 10.

• Instituto de la Construcción, 2003, “Propuesta de 2º Etapa de Reglamentación sobre
Acondicionamiento Térmico en Viviendas”.

• Majiluf, Viviana, 2002, “Propuesta Reglamentación Térmica de la Envolvente Perimetral,
2º Etapa”, Revista Bit, 6-12.

• Rodríguez, Gabriel, 2002, “Temperatura Confort”, Revista Bit, 25-26.

• Ramírez, Claudia, 2005, “Eficiencia Energética en Viviendas: Más por Menos” Revista
Bit, 16-22.

• Ramírez, Claudia, 2006, “Confort Térmico; El Papel de la Construcción” Revista Bit, 16-
27.

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
198























“ANEXOS”













ANEXOS

ANEXO A MAPAS DE ZONIFICACIÓN.


Cada región se encuentra dividida en sus respectivas comunas, a su vez estas se clasifican
por zonas, cada comuna puede contener hasta tres zonas, las cuales se determinan de acuerdo a la
cota que presentan respecto al nivel del mar y a cada una de ellas se le asigna un rango de grados
días.
A continuación se presentan los mapas de zonificación.















Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
200
ANEXOS


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
201
ANEXOS





Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
202
ANEXOS


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
203
ANEXOS





Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
204
ANEXOS





Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
205
ANEXOS


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
206
ANEXOS



Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
207
ANEXOS








Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
208
ANEXOS



Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
209
ANEXOS








Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
210
ANEXOS








Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
211
ANEXOS




Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
212
ANEXOS








Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
213
ANEXOS




Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
214
ANEXOS

ANEXO B. CONDUCTIVIDAD TÉRMICA DE MATERIALES



Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
215

ANEXOS

Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
216

ANEXOS
Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas

217
ANEXOS

ANEXO C. DENSIDADES Y PODERES CALORÍFICOS, BALANCE NACIONAL DE
ENERGÍA AÑO 2003

La Comisión Nacional de Energía, en el balance energético de Chile realizado en el año
2003, utiliza las densidades y poderes caloríficos de los combustibles indicados en la siguiente
tabla:








Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
218

ANEXOS
ANEXO D. TEMPERATURAS EXTREMAS MEDIAS POR CIUDAD.


Impacto e Implementación de la Nueva Reglamentación Térmica en la Construcción de Viviendas
219

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful