Está en la página 1de 8

LosPinares de La Moraña:

desarrollo válor
ecológico,
naturaly aprovechamiento
economtco
El autor analizala transformacióndel medioforestalen la comarcaavulensede Arévaloa lo
largo de la historia,caracterizadopor múltiplesdeforestacionesy algunasrepoblacionesque
han dado como resultadoun paisajehumanizadoen el todavíamantieneuna importantepre-
senciael bosque.DavidSánchezse detieneen el análisisdel amplio abanicode productos
forestalesque se obtienenen los pinaresde La Moraña,donde convivenel pino piñoneroy
el pinaster,junto con manchasde encinaradehesado.

Pinarde pino piñonero

*Ítlff,,,
ftirr¡¡,¡ rt¡.
,iu,,
. o oo ...l ops¡n a re sd e L a Mor aña
La comarca agraria de
Arévalo- Madrigalde las
AltasTorres,más común-
mente denominada"La
Moraña"se exliendeal
norte de la provinciade
Avila.en la zona meridio-
nal de la Tierrade Campi-
ñas,asentándose sobrela
CuencaSedimentaria del
Duero. Las tierrasmora-
ñegasse expandensobre
sedimentos miocénicos
dispuestoshorizontalmen-
te, principalmente arcillas
continentales y arenas y
areniscas feldespáticas,
aunqueestas últimasen
menormedida.A su vez
hay determinadas áreas
tapizadas porarenasfinas,
de extensióny grosor
variable,asociadasa los
cursosfluvialesque des-
ciendendel SistemaCen-
tral y los depositanen la
planicie.A estosmecanis- Panorámica
delValledelAdaja
mos fluvialesse le unen
importantes procesos de naturaleza eóli- quese enmarcaLa Morañaes el supra- no demasiado y de hojas
talla,heliófilos
ca que han conducido a la acumulación mediterráneo secocuya especiepoten- duras,pequeñas y coriáceas,caracterís-
de arenasqueformancamposde dunas cial, como ya hemosseñalado,es la ticastípicasdel bosqueesclerófilomedi-
fijadaspor la vegetación, en este caso encina(Quercus bayota)(RivasMartí- terráneo.
pinos.El estudiode éstas resultamás nez, 1.987).En un pasadono muy leja-
quecomplicado porel estadodegradado no,juntoa las encinas,encontrábamos Pero la continuaaccióndeforestadora
de los aparatosdunaresantela presen- otras especiesasociadascomo el ene- del hombreha reducidoa la mínima
cia de vegetación,aunquese pueden bro(Juniperusoxycedrus),sobretodoen
distinguirsistemas de dunasparabóli- la zona norte (Tejerode la Cuesta,
cas que en algunoscasoshan dejado 1.988),el cualhoytambiéncreceen las
sus cuernosdesgajados, dando,como laderasdel río Adaja. Siguiendoel
consecuencia, cordonesdunares. esquemafisiológico-ecológicode Brock-
mann- Jeroschy Rübel(1.912)pode-
mos decir que las formacionesde la
zonase encuadran dentrode la denomi-
Ll MenuoRFosts nadaDurilignosa,que se caracteriza
por
oel Pl¡sa¡e Montñeco bosquesmonoespecíficos de árbolesde
Mapa de superficieforestalpor municipios
El paisajeactualde La Morañalo confor-
man extensasllanurasde camposde
cultivoqueocupanen tornoal 80o/o de la
superficiecomarcal,reduciéndose al 9%
el terrenoforestal(Consejería de Agri-
culturay Ganadería de la Juntade Cas- expresión estas masas de encinar,
tillay León,2.000).Peroesteaspectono sobreviviendo, de forma adehesada,
ha sidosiempreigualya que a lo largo algunasde ellas,en áreasmeridionales,
de la historia ha sufridovariaciones, comoson los casosde las Dehesasde
derivadasprincipalmente, de la acción Castronuevo (Rivillade Barajas),Nava-
humanay el desarrollode su actividad res(Peñalba de Ávila),Almarza(Sanchi-
económica.La interacción entrelosdife- drián)y la de Viñegrade Moraña.La
renteselementos del mediofísico(clima, gran capacidadde adaptaciónde esta
morfología,geología, hidrología,...)
con- No de hectareas.shp
especiea condiciones adversas,
comola
dicionaronun ambienteclimácicoque 0-50 escasa profundidady desarrollodel
favoreció la formación de grandes I 5G. 150 suelo,la prolongaday acusadasequía
masasforestalesde encinar(Quercus
r 15o-375,-----!-------_r***'
375 - 840 estival y las extremastemperaluras,
-
bayota).El dominiobiogeográfico en el I 8&-22@ hacenque todavíase puedanobservar
ejemplaresde encina asociadas a

il
I O Sp ¡ n a f e s d e L a M O f a ñ f o o o . . o . . . . . . . . . . . . . . . . . o . . . . . o
masas de pinar o, incluso,en las pro- A finales del S.Xl e inicios del Xll cierta dinamizacióny diversificaciónde
nunciadasladerasde los ríos donde la comienza la repoblaciónde las campi- la economía.La maderase había con-
pendiente y la naturaleza del sustrato ñas del sur del Duero,ante la fuertepre- vertidoen una de las materiasorimasde
determinanun soporteinaccesible, para sión demográficaque se estaba produ- primeranecesidad.La conquistade las
su colonización, por otras especies. La ciendo en las montañasdel norte.Sur- tierras de Ultramar obligaba a la cons-
acciónvisibledel hombresobre el bos- gen multitudde pueblos,muchos más trucciónde naves y barcos con las que
que se remontaal NeolÍticocuando apa- de los que hoy conocemos, pero que surcar los mares. El déficit de madera
recen los primeros poblados,de esca- posteriormentefueron desapareciendo. empujó a los gobernantesa desarrollar
sos 20-30 habitantes,configurándose La implantaciónde un potentesistema polÍticascon las que incrementarlos ren-
grupos humanosque ya practicabanla señorialy el aumentodemográficoen la dimientosmadereros.Este últimoaspec-
agricultura y la ganadería,de modo que zona incidióen un procesodeforestador to no podía ejecutarseeficazmenteutili-
en torno a las viviendasse disponían, del montede encinacon el que se pre- zandocomo especiea la encinapor tra-
concéntricamente,una pequeña zona tendía incrementarla extensiónde las tarse de un árbol de crecimientolento al
de huertasque precedían,en el esque- tierras de cultivo y sus rendimientos, que no se le podía sacar demasiado
ma espacial,a los campos de labor. para satisfacerlas necesidadesdel pue- provechoeconómico.Por ello esta repo-
Cuandoen estastierrasdecrecíasu oro- blo. En 1.230el procesode repoblación blacióntuvo como protagonista principal
ductividadse optaba por abandonarlasy estabaconcluidoy con él se había lleva- al pino (Pinus pinastery Pinus pinea),
se roturabanotras nuevas mucho más do a cabo una transformaciónen la orga- que se plantarÍa en superficies antes
fértilesy fructuosas. nizacióndel paisajeque podíamoscalifi- ocupadaspor encinas.
En los siglos XVI - XVll la presióndel
hombre sobre el soporte natural de la
zona toma un cariz tan grande que los
camposde cerealvan a ir ganando,de
nuevo, posicionesante el bosque,ahora
de pinar.

Hasta mediadosdel S.XX se mantendrá


Jara esta situaciónen la tala de masas fores-
tales que será continuay se desarrollará
La Romanización y la penetración de los de una forma progresiva,donde las tie-
car como el triunfo de la agricultura rras de labor tiendena ganar terreno.
visigodosen la Penínsulano influyóen sobre el monte. Con la culminaciónde
esta vieja organizaciónespacial, que Pero tal vez, la transformaciónpaisajísti-
esta actividad quedaron manchasresi- ca que mayor incidenciaha tenido en
permitió la conservaciónde una masa
duales de bosque o bosques isla de nuestrostiemoosha sido la introducida
forestalextensa en torno a los núcleos encina, pequeñas áreas cubiertas de
habitados.Lo mismo sucedió con el por la concentraciónparcelaria.La adhe-
árboles que salpicaban los extensos sión de pequeñaspiezas,con el fin de
pueblomusulmánque tampocose mos-
camposde cereal.HabÍaque encontrar incrementarla oroductividad e introducir
tró muy atraídopor estas t¡erras.El rigor la manerade engrosarla produccióny la
climático,con fríos inviernos,y la fuerte la mecanizaciónagricola,desembocóen
forma más fácil era ampliarla superficie una mayor aceleraciónen el proceso
oposiciónde los pueblosceltíbero-roma- cultivableen detrimentode zonasimpro-
nos al norte de la Penínsulalbérica deforestador y en la desecacióny col-
ductivaso con pocos rendimientos. mataciónde lavajosy humedales,zonas
hicieron oue la casi totalidad de los
musulmanesse instalasenen la mitad Durantelos siglosXV y XVI se inicióun improductivasque carecían de valor
sur. Se crea, así, un vacío poblacional proceso forestador impulsado por los económico. Este fenómeno, unido al
en la zona intermedia entrela resistencia Reyes Católicosy Carlos l, pues la descensodel nivelfreáticode las aguas,
del nortey los invasoresdel sur, y en la situacióna la que se había llegadoera ocasionado por la introducciónde rega-
comarca morañega siguen proliferando inadmisibley había que llevar a cabo díos, ha originadola disminuciónde
pequeñospoblados de escasoshabitan- una polÍticade reforestaciónque contri- lagunasnaturales,tan impoftantesen el
tes cuya implicaciónen la transforma- buyese,por un lado, a transformar el contextomedioambiental.
ción del paisajeera casi inapreciable. paisaje y por otro, que permitiese una

E
Gh q
.......|os
p¡nares
de La Moraña

Log manesde G@v,cal


se ro'mp(onGon la ver-
tiealidad d'nequeñas
ma{sagrdllduales,
comoctrdaq Gomúmmem-
tc Gom@pfimanco lola
:a*

Lns MnsasPINARIEGAS.
BtoLóctcAy
lupoRrnructA
Ecolóclcn.
El procesohistóricode deforestación
y reforestación ha confluidoen la for-
m a c i ó n d e u n a m a s a p r i n c i p a ld e
p r n o s .c o m p u e s t ap o r l a s e s p e c i e s
r e s i n e r a( P i n u sp i n a s t e r y) p i ñ o n e r a
( P i n u sp i n e a ¡ .L a p r i n c i p am l asa de
p i n a re s l a q u e s e e x t i e n d ea l o l a r g o
d e l i n t e r f l u v i oc o n f o r m a d oo o r l o s Llanura
cerealista
valles de los ríos Adaja y Arevalillo,
ocupando suelos de tipo Arenosol,
entes edáficosácidos, sin estructuray de cerealse rompencon la verticalidad, t e m p e r a t u r a s . M o r fo l ó g i c a m e n t es e
poco desarrollados,incapacesde rete- vivezay cromatismoen esta superficie, caracterizapor un portepiramidal,en su
n e ra g u ad e b i d oa s u g r a np e r m e a b i l i d a d a l t i e m p oq u e ,s e v e n s a l p i c a d odse u n a p r i m e r ae t a p a d e c r e c i m i e n t oc, o m e n -
y alto contenidoen arenas (92-95%)y, a b u n d a n t cea n t i d a d e p e q u e ñ a sm a s a s zando,poco a poco, a tomar una forma
por consiguiente bajacantidad de agre- residualed s e p i n o s ,c o n o c i d o sc o m ú n - bastante irregular,con una copa muy
gados de arcilla(5-8%)y limos. Estos mente como pinaresisla, testigosvivos desproporcionada con el tronco.Uno de
pinarestienenuna importanterepresen- d e l o q u e e n u n p a s a d oo c u p óe l b o s q u e . s u s p r i n c i p a l e sr e q u e r i m i e n t o se s l a
taciónde portearbóreo,siendoescasos La mayor parte de ellos son de propie- necesidadde luz para la fotosÍntesis, por
los estratossubarbóreos,arbustivosy d a d p r i v a d ay d e s e m p e ñ a nu n a i m p o r - l o q u e i n c i d e , e s t av a r i a b l ee, n l a d i s t r i -
s u b a r b u s t i v oqsu e d i s m i n u y e cno n f o r m e tantefunciónen la configuración del pai- bución de los ejemplares.Mecanismos
e l p i n a rc r e c ee n e d a d y d e s a r r o l l ol l, e - sa¡ey en el mantenimiento y diversifica- c o m od o t a ra l a s e m i l l ad e u n a m e m b r a -
gandoa ser casi inexistente en los pina- c i ó n d e l a v a r i e d a dd e e s o e c i e sa n i m a - n a o a l a d e g r o s o rm i l i m é t r i ccoo n l a q u e
res maduros,por la fuertecompetencia les que utilizanestosmediosparaviviry desplazarsepor la accióndel vientoa un
que se establecepor la luz.Las especies criar. área en la que otrasconíferasno reduz-
arbustivasmás representativas son el
E l p i n o r e s i n e r o( P i n u s
cantueso(Lavandulastoechas),las reta-
p¡naster)es un árbol de
mas (Cytisusmultiflorus y Cytisusscopa-
gran plasticidad capazde
r i u s ) , . .d. e s t a c a n d o l a p r e s e n c i ad e j a r a
adaptarsea importantes
( C i s t u sl a u r i f o l i u se)n l o s p i n a r e sd e S a n
f a c t o r e s l i m i t a n t e s .S u
Vicentede Arévalo,La Nava de Arévalo ,¡¡r¿r
r l
facultadde acomodación
y Pedro BodrÍguez,ya que sólo crece
ecológicaen climas con
en estaárea lo que la dotade un aspec-
una acusadasequíaesti-
to especial durantesu floración,a fina-
val y su prioridadpor sue-
l e s d e j u n i oy p r i n c i p i odse j u l i o .
los ácidos,conviertena la
Como ya indicábamosanteriormente, la comarcaen el marcoidó-
p r i n c i p a lm a s a f o r e s t a l d e p i n o s s e neo para su crecimiento
extiendesobre el interfluvioAdaja-Are- y d e s a r r o l l oE. l a m p l i oy
v a l i l l o ,u n c o n j u n t of o r e s t a lm i x t o d e profundos¡stemaradicu-
P i n u sp i n a s t eyr P i n u sp i n e a .q u e c o n - lar del que está dotadole
forma una ¡mportantemancha,con un hace muy resistentea la
gran valor paisajístico, ecológicoy eco- escasezoe agua,aunque
nómico.Esteramalde la "Tierrade Pina- es más vulnerableal calor
res" que se prolongapor las provincias q u e e l P i n u sp i n e a ,a l t e -
de Valladolidy Segoviadibujaun encla- rándosesu productividad
ve diferenteen la comarca.Los mares en épocas de muy altas FuerúeLI r, rrLIr r .,

il
I O Sp ¡ n a f e s d e L a M O f a ñ € [ . . . o . . . o . . . o o . . . o . . . . o . . . . o o o
can la intensidadde la luz
que reciben,son muy comu-
nes entre estas especies
heliófilas.
El pinopiñonero(Pinuspinea)
tieneuna mayoralturaque el
resineroy su copa, mucho
más aparasolada y redonda,
le da unafigura másestética
y firme.Con una longevidad
semejanteal anterior,200-
300 años, tambiéncuenta
con una menorcapacidadde
adaptación.Es mucho más
termófila y heliófilapor lo que
soportamuy mal las heladas
tardías,tan comunesen la
zona. Tiene preferenciapor
los suelossueltosy arenosos
de escasa compactación
para,así, poderexpandirsus
largasraíces.Estofavoreceel
equilibrioecológicode las
masaspinariegas y contribu-
ye a asentarlas zonas que
estánrecubiertas por las are-
nas de los cordonesdurares
que se ubican,principalmen-
Madriguerade Tejón
te,en el interfluvioAdaja-Are-
valillo.Si estasmasasforesta-
les desaparecieran,estos unaimportantísima funciónpor losflujos Como ya hemos dejado entreverel
entornosestaríanexpuestos a procesos que se establecenentreespeciesde un grupode faunade mayorpresencia es el
de erosióneólicaque dispersaríanlas entornoy otro.Así, no es raroobservar de las aves.En esteecosistema se han
arenascon un graveriesgonaturalpara desdeel pinar de Arévaloel vuelo en registradoun total de 87 especiesde
laszonaspróximas, haciéndose vital su picadodel halcónperegrino (Falcopere- avesdiferentes,de lascuales66 utilizan
mantenimiento. grinus)en el valle del río Adajao ver en medioparanidificary el restosólolo
entre los pinosalgúnejemplarde oro- hacenparaalimentarse.De entretodas
Dentrode la comarcalas masaspinarie- péndola(Oriolusoriolus)o mirlo(Turdus ellasse puedenresaltaralgunas rapa-
gas de mayorenvergadura calcancasi merula),especiesnidificantes en las ces diurnascomoel milanonegro(Mil-
exactamente la superficieocupadapor
vus migrans),milanoreal (Milvusmil-
suelosconstituidospor la sedimentación
vus), busardoratonero(Buteobuteo),
de arenas,los arenosols.Esta coinci- la calzada(Hieraatus pennatus),...
aguilif
denciase debea una adaptación ecoló- De entrelas rapacesnocturnas es muy
gicapor la quedebidoa la existenciade
comúnescucharel tancotidiano reclamo
suelospobrese inadecuadospara el
de cárabocomún (Strixaluco),el pal-
aprovechamiento agrariose ha conser- moteode alasdel búhochico(Asiootus)
vadoel bosquecuyaexplotación le dota
(MartínJimé- o el continuo"pitido"del autillo(Otus
de unaciertarentabilidad
scops).También pájaroscarpinteros,
nez,1.990).
comoel pitoreal (Picusviridis)o el pico
Las masas boscosasdesempeñanun picapinos(Dendrocopos major), aves
papelfundamental en la conservación de muycoloridasy atractivascomola carra-
una nutridacomunidad de especiesani- ca (Coracias garrulus), abejaruco
males,principalmenteavesy mamíferos, (Merops apiester), abubilla (Upupa
aunquetambiénnos encontramos con epops),cuco (Cuculuscanorus),críalo
reptiles como la lagartija colilarga (Clamator glandarius),...), y
fringílidos,...
(Psammodromus algirus),el lagartooce- un largo etcétera. Pero de entretodos
lado(Lacertalepida)o la culebrabastar- ellossobresale,no tantoporabundancia
da (Malpolonmonspessulanus), entre zonasde ribera.Lo mismosucedeen los como por poderío,la figura del azor
otros. Además.tanto la extensaman- pinaresisla,dondeanidan el alcaudón (Accipitergentilis).Ave de presadonde
cha pinariega quese desarrolla en torno real (Laniusmeridionalis)
y el cernícalo las haya,estádotadode unamorfología
al Adajay el Arevalillo,
comolos nume- vulgar(Falcotinnunculus)que acudirán óptimaque le permitedesplazarse con
rosos bosquesislas que salpicanlas a los camposde cultivoen buscade ali- gran agilidadentre los pinoshastadar
extensasllanurasde cereal,cumplen mento. caza a su elegido.Su fiereza está

E
&q
. . o . . . . | ops¡ n a r eds e L a M o r a ñ a
demostradapor sus ataques a otras L o s M o n t e sd e U t i l i d a dP ú b l i c a( M . U . P ) fuertedominiode la especieresinerase
rapacescomo jóvenesde busardorato- abarcanun total de 5.709 hectáreasde debe a que con el iniciode los planesde
nero o adultosde aguiluchocenizo(Cir- las cuales5.559son de propiedadpúbli- ordenaciónde los montes,a finalesdel
cus pygargus)tat y como se ha podido ca, siendo el resto pequeñosenclaves siglo XlX, se potencióel desarrollode
observaren La Moraña(Martíny Sierra, de monte privado inmersosdentro de esta espec¡epuesto que contaba con
2.000). masas públicas.Del total de terrenode unas mejorescondiciones de producción
estos montes, el 82'7o/"se encuentra y la situaciónen el mercadoera mucho
Pero a pesar de la supremacíade las
arbolado,el 16'24"/"queda en forma de más estable que la del piñonero,inmer-
aves,no podemosdejarde ladoal grupo pasto y el 1'06% restantese encuentra so en continuosaltibajos.Pero en la
de los mamíferoscaracterizadooor la
sin ningún tipo de cobertura vegetal actualidadesto ha cambiadoy, aunque
presenciade especiescomo la ardilla
el pino resinerosigue siendoel mayori-
(Sciurus vulgaris), la gineta (Genetta
tario, la miera es un producto menos
genetta),la comadreja(Mustelanivalis),
c o n s o l i d a d oq u e e l p i ñ ó n , f r u t o q u e
el zorro (Vulpes vulpes) o el conejo
mueveimportantes cantidadesde dinero
(Oryctolagus cuniculus),...Pero tal vez

ffrffi
en toda la Tierrade Pinaresdebidoa su
el que más llamala atención,por la gran
calidady alta competitividad en los mer-
cantidad de rastros observadoses el
cados nacionales,incluso internaciona-
tejón (Melesmeles).Es muy común ver
les. Conscientesde este asoectoen el
en la culminaciónde los valles de los
ríos Adaja y Arevalillodiversas madri- dNÍcrontcs Plan Forestalde Castilla y León se
potenciay favoreceel "cultivo"de esta
g u e r a s , h u e l l a s y e x c r e m e n t o sq u e
especie dentro de la zona norte de la
depositanen letrinasque tiendena con- provinciade Ávila.
centraren ountosconcretos.
debidoal escasodesarrollode sueloy al Con la finalidadde conseguirun mejor
rigor del clima. La especiearbóreacon rendimientoy producciónde las masas
Gesróru Y APRovEcHAMtENTo mayorvolumende ocupación es el pino forestalesde la comarcay, así, maximi-
zar los ingresospúblicosse determinó,
Ecor.¡ónnrco DELos Plrunnes resinero(Pinuspinaster)con un volumen y a a f i n a l e sd e l S . X l X ,d e s a r r o l l aur n o s
de 6.799 m3 (86%), mientrasque el
piñoneroqueda relegadoa un volumen planes de explotacióny de ordenación
Los montes han supuesto un recurso
d e 1 . 1 4 1m 3 , l o q u e d e m u e s t r ael fuerte de los M.U.P.El objetivoera tener unos
naturalde gran relevanciapara los luga-
d e s e q u i l i b r i oe n t r e a m b a s e s p e c i e s i n g r e s o s a n u a l e s p r o v e n i e n t e sd e l
reños,a los que abastecíade leña,pas-
(Consejeríade Medio Ambiente de la monte,pero a su vez habíaque garanti-
tos y otros productosque engrosaban
Junta de Castillay León, 2.000). Este zar esos mismos beneficiospara años
los ingresoslocales. Como ya hemos
v e n i d e r o s ,h a c i é n d o s en e c e s a r i au n a
visto,las dos especiesdomi-
nantesson el pino resinero
( P i n u sp i n a s t e r ) y e l p i n o Pinosresineros
p i ñ o n e r o( P i n u s p i n e a ) ,d e
modo que otros productos
que se van a obtenerson la
m i e r a o r e s i n ay e l p i ñ ó n ,
respectivamente, y la made-
ra en ambos casos. La
superficietotal que ocupan
l o s m o n t e se s d e 1 1 . 9 6 1
hectáreasde las cuales el
54% (6.402ha.) son de pro-
piedadprivaday el 46% res-
tante pública (5.559 ha.).
Debido a la escasez de
datos y a la dificultadpara
estudiarlas masas foresta-
les privadas nos centrare-
mos en la gestióny los apro-
vechamientos de los Mon-
tes Públicos,puesto que la
bibliografíaexistentey las
fu e n t e s q u e d e s a r r o l l a y
actualizala Consejeríade
MedioAmbientede la Junta
de Castillay León nos per-
miten analizarlos sistemas
de gestióny producciónque 4"' i ':'ii"l;:
se están desarrollandoen ,
-. :r¡
3,
estosmomentos.

il
I O Sp ¡ n a f e s d e L a M O f a ñ f l o o o . . o . . . o . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
culminadoel turno. A partirde la fija-
ción de estos dos conceptosse proce-
de a la divisióndel monteen parcelas,
de formay extensiónvariable,aunque
d e b e n d e o fr e c e r u n a p o s i b i l i d a d
homogénea.Esto es debidoa que la
morfologíay composiciónecológica
del bosque pueden variar considera-
blementeen funciónde los diferentes
condicionantes ambientales,de modo
que la fragmentación y ordenacióndel
mismo monte se torna en funciónde
las caracterÍsticasde la superficiey de
su posibilidad. Dentrode La Morañael
monteque tiene una mayorextensión
y permitefijaruna ordenacióncasitipo
es el M.U.P No 25 corresoondiente al
términomunicipalde Arévaloy Tiñosi-
llos. El monte se divide,en un primer
momento,en cuarteles,los cuales se
enumeran con una letra mayúscula,
empezandopor la A y así consecutiva-
mente.Si el montetuvieseuna mayor
magnitud, los cuarteles se podrían
agruparformandosecciones,aunque
esta forma es inexistentedentrode La
Cantueso Moraña.De hechoel M.U.P.No 25 es
el únicoque tienemás de un cuartelya
planificacióny un desarrollosostenible es lo mismoel númerode añosen el oue que el resto están formados por lo que
de la explotación. se conoce como Cuartel Unico. Poste-
riormentelos cuartelesse dividen,en un
Las primerasplanificacionescomarca- principio,en cinco tramos cuya exten-
les fueron las que se proyectaronpara
sión y morfologíason heterogéneos,no
los MUP N" 38 de San Pascualen 1.891
olvidemosque el criterioque se utiliza
y los correspondientesa los N' 25 de
parasu determinación es la posibilidad y
Arévalo, y No 29 de Espinosa de los
el turno de la esoeciedominante.Estos
Caballeros,ambos en 1.896. El Grupo
cinco tramos se pueden simplificaren
Ordenado de Montes de La Moraña
cuatro, dependiendode las característi-
cuentacon veinteM.U.P.,de los cuales
cas de cada esoecie como es el caso de
siete no están ordenados.La ordenación pino resinero(Pinuspinaster)que tiene
del montesuponeun laboriosoy com-
un turnode 80 años (para el Pinuspinea
plejo trabajo de conocimientoe inventa-
se utilizanlos cinco tramos).
riado de los recursos forestales y los
posiblesrendimientos que se pueden Por últimoel tramo se fraccionaen cua-
obtener,siempre asegurandoun conti- tro tranzones (tambiénconocidoscomo
nuo desarrollo ecológico de la masa una esoecie alcanzasu máximo rendi- cantones o rodales) cuya superficie
forestaly del bosque. Lo primero que miento económico, comenzando a varía, de nuevo, en funciónde la pro-
hay que identificarson las especiesexis- decrecer la intensidad de producción ducciónde madera.Se concluyede este
tentes para posteriormente determinar maderera una vez alcanzado este modo un complejo proceso que se
cuales son las predominantes,pues punto. Se busca que la "posibilidad" puede ver alterado por variacionesy
debemos establecerun turno o lo oue (m3 de madera / hectárea)sea máxima cambiosdentrodel sistemanaturalo oor
derivacionesde errores en planes ante-
riores. Cada camoañase obtienenunos
Denominación de los Tramos y Caracterización segrin la Especie resultadoscon lo que los datos se agru-
pan y conformanun inventariode rendi-
Finuapi*a(fumo&1ü) lfua) Ifzwpinasta (fumodc
mientosreales.Cada 10 años se revisa
L - Regeneración__20 años I.-Regeneracién_ 20 años
el proyectopara ver si que lo que se ha
IL- MonteBrzuo__ 40 años planificadose correspondecon la reali-
IL- Monte Bra¡o 40 años
Itr - Laüza1_ 60 años dad. En los últimosaños se está aplican-
fV.-Fustal_ 80 aios Itr.- Larzal__ 60 años do una ordenaciónmóvil que permite
V.- Corta__ 100años adaptarsea los procesosde cambio que
fV.- Iustai 80 años
hay en el monte.

G
.......|os
p¡nares
de La Moraña
Bibliografía

CoNSEJERíADE AGRTCULTURA (2.000):Hojas 1-


T. Juntade Castillay León.Ávila.

CONSEJERÍADE MEDTOAMBTENTE (2.000): Hoja


de Aprovechamientos
Forestalesde la comarcade La
Moraña.Juntade Castillay León.Ávila.

MARTÍN GARCÍA SACHO Y SIERRA GONZÁLEZ


(2.000):Guía de las Aves de La Morañay Tierrade
Arévalo.ASODEMA.Ávila.

MARTíNJIMÉNEZ (1.990):Et PaisajeCereatistay


Pinariegode la Tierra Llana de Ávila: El Interfluvio
Adaja-Arevalillo.
Diputaciónde Ávila. InstituciónGran
Duquede Alba.Ávila.
RIVAS MARTírueZ1t.987): Memoria det Mapa de
R¡o Añvalillo
Vegetaciónde España.ICONA.Madrid.
TEJERODE LA CUESTA(1.988):Análisisdel Medio
Físico.Delimitaciónde Unidadesy EstructuraTerrito-
rial de Ávila. Consejeríade Fomento.Dirección
Generalde Urbanismo,Vivienday Medio Ambiente.
Madrid.
t 0 0 1 0
!
uon,.-ir,odepinoycncin¡
r

Zona de contacloentre un pinar isla y la llanuracerealista

zil