Descolonización, Interculturalidad y Educación popular

La vitalidad epistemológica de las prácticas sociotransformadoras de los movimientos indígenas y sociales en Indo-afro-latinoamérica

Isabel Rauber1 Consideraciones de partida Las resistencias y luchas sociales indígenas y populares han generado –particularmente en los últimos 30 años-, experiencias políticas de nuevo tipo, con las que construyeron las coyunturas políticas que posibilitaron la formación de gobiernos democrático-populares o revolucionarios en el continente. En aras de promover cambios sociales, políticos, económicos y culturales orientados a fortalecer procesos de transformaciones sociales raizalmente revolucionarios, los nuevos actores configuraron un nuevo tiempo político caracterizado por su protagonismo, con nuevas concepciones, nuevos contenidos, modalidades y formas de representación y acción políticas. Sin embargo, pretender que los actuales procesos de cambio articulados a la gestión estatal-gubernamental, inmediatamente representan “lo nuevo”, desconoce que la conciencia política está anudada a las prácticas (y viceversa). Los caminos de cambios sociales en democracia -hasta hace poco impensados en el continente-, interpelan permanentemente a los propios actores protagonistas de los procesos convocándolos a superar los paradigmas preexistentes respecto del cambio social, a la par que van buscando, creando y construyendo nuevos paradigmas, caminos, propuestas y proyectos, y van creando las condiciones para (auto)constituirse en actor colectivo, sujeto plural popular revolucionario. Esto coloca en el centro del quehacer político y epistemológico a los nuevos actores sociales y políticos, y al conflicto social como dimensión vertebradora de articulaciones sociopolíticas, ámbitos de desarrollo de potencialidades colectivas que pueden emerger de la convergencia programática de actores sociopolíticos diversos del campo indopopular. Han sido y son: o Protagonistas de la resistencia, social, cultural y política. o Constructores de nuevos paradigmas de transformación social. o Creadores-constructores de nuevas modalidades y formas organizativas para la representación política. o Nueva concepción del poder y la democracia: ciudadanía, intercultural, descolonizada, plurinacional. o Baluarte de esperanza y recreación de las utopías libertarias, socialistas, humanistas en el siglo XXI. En el tiempo de los procesos de cambios sociales, políticos, económicos y culturales abierto a partir de la conformación de los gobiernos populares, una parte de los actores sociopolíticos protagonistas de las luchas y resistencias –evidenciando deficiencias o ausencia de conducción
1

Dra. en Filosofía. Educadora popular. Profesora de la Universidad Nacional de Lanús. Directora de Pasado y Presente XXI. Integrante del Foro Mundial de las Alternativas. Estudiosa de los procesos políticos de los movimientos sociales e indígenas de Indo-afro-latinoamérica. www.isabelrauber.blogspot.com; e-mail: irauber2@gmail.com

107744103.doc

1

es parte de la naturaleza constitutiva de ellos. en este tiempo. 107744103. Comprender esto es parte de nuevos aprendizajes y de una nueva cultura política sociotransformadora en gestación.destruye la construcción plural en diversidad y es ajena a la revolución democrática cultural. haciéndolo posible al mismo tiempo que lo recorren en experiencia viva. han gestado y están gestando. rechazan toda reflexión crítica de los procesos en curso. La no apropiación del tiempo histórico que han construido. de la vieja cultura y representación políticas. el desafío de la transición para los actores sociopolíticos es que ésta tiene lugar en la medida en que ellos van creando y construyendo el camino del tránsito. por parte de la diversidad de actores sociopolíticos protagonistas y sostén de los procesos de cambios abiertos en el continente. tal vez. pero si se limita a ello implica no solo el estancamiento sino la obturación del proceso a a favor de las fuerzas retardatarias. Debatir entre pares –y como pares. asumiendo todos los riesgos que ella implica. el desafío es –sobre esta base.construir pensamiento y propuestas colectivas. en resumen. tal vez por el predominio de viejas prácticas centralistas y personalistas sobrevivientes en movimientos sociales y políticos. retomando el punto original de su constitución en actor socio-sectorial con predominio de lo sectorial-corporativo. El debate político fundamental no es el que ocurre en los ámbitos cerrados de las élites. de hecho. la crisis de representación políticopartidaria.a nuevas modalidades de organización y participación. de la vieja política.acerca de las contradicciones y las nuevas problemáticas que van planteando. estructuradas históricamente con sentido y funcionalidad colonial-colonizadora. La polarización -además de falsa. orientados a cambiar la sociedad y sus instituciones. pero también pueden frenarlos. evitando quedar atrapados por apasionamientos obnubilantes que pretendiendo un mundo en “blanco y negro”. las experiencias de los gobiernos populares en el continente evidencian que el aparato gubernamental estatal puede coadyuvar a la ampliación de procesos democráticos participativos y promover procesos de constitución del actor colectivo. los límites de la democracia representativa. En este sentido. Esta realidad es parte de la complejidad del proceso de cambios y llama a reflexionar acerca del quehacer político de este tiempo y sus protagonistas. horizontal. sino el que ha sido protagonizado en el ámbito público a través de las luchas sociales por los actores sociopolíticos diversos que han puesto de relieve. compartiendo tareas y desafíos del tiempo político que -de modo directo o indirecto-. mancomunadamente con los gobernantes. Se ha abierto un profundo tiempo de disputa raizal con los poderosos y no puede pretenderse que “se transite” por él sin estar en el corazón de las contradicciones y sin ser afectado por las tiranteces que genera la construcción de lo nuevo.doc 2 . la tarea no consiste en “transitar” por un camino supuestamente ya establecido. han ido replegándose y desplazándose del terreno de las decisiones políticas hacia la recuperación de la pertenencia sectorial como eje de su quehacer sociopolítico. una de las primeras miradas a cambiar es que. plural. Ocupar las viejas instituciones es apenas un primer paso. dando lugar –con nuevas y diferentes experiencias. en constante confrontación con los poderes históricos del capital y el coloniaje que impone e irradia. de la sobrevivencia de la hegemonía del capital. siendo tal vez promotor de algunas de ellas. situación que en estos procesos actúa como factor retardatario de lo nuevo y elemento conservador del viejo orden.política colectiva-. diversa. provoca un extrañamientoalejamiento de procesos políticos en los que una articulación creciente de actores sociopolíticos del campo indopopular debería ser co-protagonista del proceso de cambios. En este sentido.

Sus representantes no alcanzan a comprender la profundidad de cambios que no protagonizaron y. desdeña todo aquello que no encaja. hegemonía y cosmovisión sociales. creada y constituida por los actores constructores de este tiempo. cosmovisivas e identitarias plantea nuevas interrogantes urgidas de propuestas-respuestas nuevas. en base a la articulación entre pares y no por subordinación jerárquica a las élites. pero de una política nueva. interculturales. significa abonar el camino para la restauración reaccionaria. descalificándolos con calificativos de todo tipo. Cambiar la cultura de subordinación a la colonialidad del poder y sus tentáculos Estos son tiempos de preeminencia de la política. saber. compiten con ellos mostrando -por todos los medios y modos a su alcance-. o sea. recortando cada vez más –a través de ello-.15].doc 3 . vanguardismo.trata de interpretar los trascendentales hechos políticos revolucionarios acomodándolos en su obsoleto tablero mental-cultural y. Las viejas formas de representación políticopartidarias han caducado rebasadas por el protagonismo de los nuevos actores socio-políticos. de la institucionalidad misma. el dominio de los poderes instituidos –funcionales e ideológicos. crear espacios y mecanismos de participación popular en la toma de decisiones y para el ejercicio del control popular en todas las instancias superestructurales. en el cual mantener y reproducir las prácticas de la vieja política (monoculturalismo. Afirmadas en la delegación-apropiación de las decisiones de los representados. No han asumido aun este nuevo tiempo de confrontación con el capital colonial. culturales. De ellas subrayaré aquí las siguientes: --Por un lado.del capitalismo colonial y de la burocracia que lo acompaña y recicla. En esta perspectiva. como si ello tuviese alguna trascendencia aparte de compensar a su ego lastimado por la historia. un modelo clasista de conformación del Estado y de relacionamiento Estado-sociedad basado en la exclusión y el racismo.colectiva y unitaria. los movimientos indígenas y sociales han cuestionado las formas de existencia y dominio del coloniaje y han configurado y abierto un nuevo tiempo político en el continente. etcétera). productor y reproductor de subjetividades y herramientas institucionales y jurídicas afines a su omnipresencia y perpetuación. S/F: p. construcción y acumulación de poder. política. está claro que las luchas sociales no solamente pusieron en cuestión el proyecto económico-societal neoliberal. 107744103. raizalmente cuestionadoras de la civilización colonial-capitalista. lo que definen como limitaciones de su accionar sociopolítico y de sus propuestas. sectarismo. pensamiento único. sino también una modalidad de democracia y gobierno. es decir. todo lo nuevo. los partidos tradicionales de derecha e izquierda han sido y son funcionales a la sobrevivencia y sostén del dominio colonial del capital y sus tentáculos hegemónicos. cultural del sistema hegemónico del capital colonial. [Ver: Rauber. La nueva realidad política integrada por múltiples y complejas aristas sociales. atrapados y anulados por las redes de la arraigada hegemonía ideológica. como no lo logra. convoca a impulsar permanentes procesos de transformación de las formas y normas del ejercicio de funciones institucionales del gobierno y el Estado. Esto implica -entre varios aspectos-. 2004] Y esto indica una nueva concepción. verticalismo. en vez de contribuir al proceso de maduración de los nuevos actores. A través de “un cuestionamiento práctico del monoculturalismo de la institucionalidad dominante” [Chavez. La sobrevivencia de la vieja cultura de izquierda –mayoritariamente partidaria. una nueva cultura política. jerarquización.

Sin subestimar la importancia de los reclamos sociales en determinados momentos. basamento para la construcción de una fuerza plural sociopolítica de liberación.al revés… Los recientes sucesos de Paraguay lo evidencian con total claridad: La única vía para “conservar” el poder logrado es profundizar el proceso de cambios y democratización raizal de la sociedad. Interculturalidad y descolonización liberadora La posibilidad actual de superación del capitalismo y su devastadora colonización y fragmentación sinfín. enriquecidos por la diversidad y pluralidad de miradas. esto implica un reconocimiento y relacionamiento equidistante entre sí de 107744103. Es importante. es vital apropiarse de las oportunidades sociopolíticas que se han abierto con sus luchas y resistencias. resistencia y lucha de sobrevivencia permanentes con las estructuras. es decir. se abre paso a través de sinuosos caminos. nacionalidades. Desde el punto de vista político. culturas. redefinir la nueva coyuntura política. la correlación de fuerza en disputa y las nuevas articulaciones que demanda. En este sentido. ellas coexisten de modo yuxtapuesto y. fortalecer la construcción de hegemonía popular y de la fuerza indopopular de liberación. pensamiento intercultural abierto a la permanente creación colectiva de los pueblos. hace referencia a la interrelación entre los/las diferentes en condiciones de paridad y complementariedad. resaltando aspectos que hacen al fortalecimiento de la perspectiva descolonizadora intercultural desde propuestas pedagógicas que tienen en las prácticas interculturales de descolonización de los actores sociopolíticos concretos. corazón de los procesos sociotransformadores. sus identidades. identidades. A ello me referiré sucintamente. De ahí que la interculturalidad y descolonización –junto a la propuesta de Buen Vivir y convivir-. desde la perspectiva liberadora y de liberación.Quienes pretenden que para conservar el proceso de cambios hay que hacer “buena letra” con los poderes históricos. en un primer momento. subjetividades. Ya no se es oposición. en cierta medida articulado. reclama también de los actores sociales asumir las complejidades del nuevo tiempo y sus tareas. lo intercultural –a diferencia de lo multicultural-. sus ámbitos pedagógicos de construcción de los nuevos saberes. La participación. reconocer esta diversidad para avanzar en la construcción de ámbitos y propuestas que arraiguen convivencias interculturales nutridas por todas las subjetividades oprimidas y negadas. no basta con salir a protestar. sus cosmovisiones e institucionalidades (como es el caso de las institucionalidades indígenas). cuestionadores del viejo poder colonial y su hegemonía. es -cuando menos. sus características. cosmovisiones. --Por otro lado. aportando a la formación del pensamiento indo-afrolatinoamericano propio de la historia y experiencia de cada pueblo. elaborar propuestas con responsabilidad y construir soluciones concretas rearticulando la unidad indopopular. poderes y modos de vida dominantes. sin establecer un centro cultural hegemónico. Esto es fundamental para pensar colectivamente las tareas. la formación y la apertura a la diversidad intercultural están en la base de esta posibilidad. de la nueva hegemonía y poder indo-popular en gestación. Las identidades sojuzgadas han sobrevivido defendiendo/preservando sus comunidades. se equivocan. constituyan el corazón cosmovisivo de los procesos de transformación que nacen en el interior y en la raíz del proceso y sus protagonistas: Sin este cambio cultural germinado en el interior de los actores protagonistas no hay ni habrá procesos raizalmente revolucionarios de cambios sociales.doc 4 . Y todo esto entra en ebullición en el actual volcán indo-afrolatinoamericano. en estado de conflicto.

Es el multiculturalismo que aceptan los poderosos: el que no cuestiona. a una cuestión étnica y. económico. el concepto de inclusión resulta cuando menos inexacto: acepta la multiculturalidad pero rechaza la interculturalidad. construir y ejercer lo público con otros modos de interrelacionamiento (político. sino a construir desde abajo una nueva identidad colectiva. La convivencia en equidad de los y las diferentes exige el reconocimiento institucional de derechos civiles. lo hace la posición hegemónica tradicional (monocultural). sectores sociales. participativa) en Indo-afro-latinoamérica. Este es un replanteo raizal para la nueva democracia (descolonizada.3 Pero ni lo multicultural ni lo plural presuponen una interrelación entre iguales. Es una opción de vida y por la vida. para transitar -desde ahí. políticos. Por ello. reproductivos y culturales. trato equitativo. etnias. ¿quién o quiénes incluyen? Cuando hay “alguien que incluye”. más concretamente. Toleranciaintolerancia son conceptos que encierran intereses y posiciones de poder.hacia la aceptación mutua. por un lado. decide y manda” y los de abajo que “no saben.de la voluntad para comprender al otro. por otro. La posibilidad de la plurinacionalidad está raizalmente anudada a la interculturalidad y descolonización. intercultural. sociales. el día de mañana puede volver a excluir.. Existe una marcada tendencia a identificar. un Estado nuevo. sexuales. En realidad no existe “una” sociedad civil.la necesidad de buscar canales para pensar. Esto restringe los planteamientos de multi e interculturalidad. hay un multi o pluriculturalismo que en realidad solo acepta lo diverso “para la foto”. que la presuponga. lo que se (mal)entiende por sociedad civil es una trama social heterogénea y compleja. --Lo multicultural –al igual que lo plural. identidades y cosmovisiones. lo nacional y lo global. que la tolerancia se abra paso ante tanta intolerancia acumulada. pero mantiene las relaciones jerárquicas subordinantes entre los que estarían ubicados en la cúspide que “sabe. exclusión y discriminación. 3 107744103. --La inclusión social hace referencia a excluidos que ahora serían incluidos. ¿Quién tolera a quién/nes y por qué? Lo ideal sería la aceptación natural de los diferente y diverso. no deciden y obedecen” (o deberían obedecer). es central que la multiculturalidad se conciba articulada con la interculturalidad. modos de 2 El concepto “tolerancia” es empleado aquí como un concepto de transición para la transición. culturas. actores y organizaciones.2 Por eso esta concepción de la interculturalidad liberadora se diferencia de la multiculturalidad y la inclusión. plurinacional e intercultural. Pero. que condensan y expresan múltiples identidades.se orienta al registro de la diversidad étnica social de base y señala –tal vez. y ello requiere -al mismo tiempo. y reclama la construcción de plataformas jurídicas que sirvan de soporte institucional para que las diversidades sociales. entre lo público y lo privado. el que no modifica nada. igualar -y por tanto confundir-. social y cultural). sociedad (civil) y ciudadanía. justicia.doc 5 . integrada por una diversidad de clases. lo multicultural con la diversidad étnica y.todas las culturas. Los excluidos no reclaman inclusión sino reconocimiento. que garanticen su ejercicio real. el que proclama una pluralidad que los deja en el centro y con el cetro. apelar a la tolerancia puede contribuir a la modificación de las relaciones de intolerancia. puedan interrelacionarse en un efectivo soporte jurídico de igualdad. Por eso. exclusivamente con lo indígena. Por eso la mirada intercultural no llama a incluir. La propuesta intercultural no responde a una actitud “solidaria” para con los excluidos/as. etc. del mismo modo que –aunque por otras vías-. Alude a la necesaria modificación o redefinición de las relaciones y papeles entre Estado. intereses. entretanto. deja fuera del mapa sociopolítico a una parte del campo popular. pero para llegar a ello. una gesta que envuelve y convoca a todos y todas. culturales. horizontalidad en las relaciones. y entre lo local.

Los estados plurinacionales suponen nuevas bases para pensar -simultáneamente-. político. urbana. cultural. a los sujetos de los saberes. Por un lado. jurídica e institucional). porque esto pone en cuestión el sentido y el contenido de la racionalidad –del poder occidentalpredominante hasta ahora. justicia y reconocimiento) en lo económico. políticas y jurídicas). La interculturalidad presupone la descolonización porque es incompatible con la concepción monocultural. jerárquica. de pensamiento e interrelacionamiento sociales. El proceso boliviano actual.vida y aspiraciones hasta hora en situación de conflicto. heroicamente creado y construido por sus pueblos indígenas y trabajadores desde abajo. intercultural y plurinacional. por primera vez. modos de vida y organización sociales (económicas. política. La descolonización interna y externa (espiritual. desde la ciudadanía y la sociedad al Estado. en búsqueda (construyendo) un nuevo tipo de interrelación. es vital para que en tierras de Indo-afro-latinomérica comience a abrirse paso el nuevo mundo. porque lo intercultural significa -de entradaun reconocimiento de la diversidad de identidades. es decir. culturas. al terreno de las prácticas sociopolíticas y cognitivas de los diversos actores sociopolíticos que constantemente contradicen los paradigmas predominantes en el pensar. es decir. interculturalidad y descolonización remiten de inmediato. practicar y regular las pulsiones democráticas de la sociedad en correspondencia a las múltiples formas de ejercer ciudadanía a partir de la pluralidad de las matrices civilizatorias de la sociedad. de un Estado descolonizado. el desarrollo y progreso social sobre nuevas bases. organización y jurisprudencia de los estados modernos y en las interrelaciones entre los seres humanos. hasta hace poco considerados los únicos valederos y eficientes. en las prácticas cotidianas crecientes de los movimientos indígenas y sociales en diversos países de Indo-afro-latinoamérica. descalificadora y excluyente impuesta por la colonia y omnipresente en la estructuración. es la primer y más grande muestra de que esto -además de posible-. se replantea también la interrelación entre Estado. sociedad y ciudadanía.doc 6 . económica.[García Linera. como parte intrínseca de un proceso raizal de liberación: de las cadenas del capital y de su cultura colonizadora esterilizante. El entrelazamiento entre interculturalidad descolonización se concibe y proyecta. En el ámbito del quehacer político-pedagógico. de múltiples técnicas y sentidos de entender. De conjunto. todas racionalidades válidas que es necesario rearticular sin exclusiones ni jerarquizaciones en sus interrelaciones. independientemente de la comunidad o grupo humano al que pertenezcan. el saber (y el ejercer saberes) y el “deber ser” dominantes. Todo ello remite las miradas hacia los creadores de las diferentes racionalidades. a los sujetos de la transformaciones sociales 107744103. en primer lugar. es la clave para lograrlo y es la que está presente – de hecho-. Esto se aúna con la crisis profunda que atraviesa a las racionalidades construidas y acuñadas hasta ahora como verdades universales. social). Y ello solo es posible sobre la base de construir relaciones horizontales (de equidad. dando vida a un nuevo tipo de interactuación Estado-sociedad-ciudadanía. 2006: 81] La interculturalidad liberadora supone la descolonización del modo de vida. a los sujetos de la producción y reproducción de la vida (comunitaria. discriminadora. cultural e identitario entre todos los actores sociopolíticos y todos los habitantes de un país. Por otro lado. los actuales procesos liberadores descolonizadores perfilan y proponen un camino: la construcción/constitución en cada país. Un estado multicivilizatorio significaría precisamente el reconocimiento de múltiples mecanismos.

señalaré que. horizontalidad y el reconocimiento equitativo de legitimidad y racionalidad entre las diversas culturas. y que son transmitidos de generación en generación a través del aprendizaje. configurados en y por las interrelaciones complejas –de modo consciente o no. Incorporar el principio de interculturalidad como elemento de base para pensar las articulaciones y los nexos posibles entre los actores y sectores sociales y políticos. sector social o sociedad. también. amplio y no siempre convergentes entre sí. aludo.doc 7 . y a sus posibles interrelaciones. esto es. definiciones y significaciones. igualación de prácticas políticas. son diversos y múltiples. configura un escenario de conflictos cognitivos. de instituciones políticas. sus contenidos. cosmovisiones. Y como señala Álvaro García Linera: “Una igualación política sustancial entre culturas e identidades requiere de una igualación de modos de producir política en todos los niveles de la gestión gubernamental (general “nacional”. se reproduce e internaliza individualmente. cosmopercepciones y modos de vida.por los seres humanos que integran una determinada comunidad. pensamiento y cosmovisiones de las clases. reproducen y comparten. Todo modo de vida está avalado/referenciado. pertenecientes a las distintas comunidades culturales y regímenes civilizatorios que coexisten en el territorio boliviano. que los miembros de una sociedad usan en interacción entre ellos mismos y con su mundo. costumbres. En lo relativo a lo cultural y la cultura. por tanto.(culturales. la cultura de una sociedad no puede considerase entonces una resultante de la adición de las partes (las producciones materiales o simbólicas de los distintos sectores. a los modos de vida. sus modalidades de vida y sus planteamientos políticos y organizacionales. sobre el cual moldean. base de sus interrelaciones humanas. económicas). etnias. 2006: 79] Es el tiempo que transitamos. una sola y monolítica (dogmática) interpretación y posicionamiento. de modos de ejercer la democracia y sistemas de autoridad política diferentes. No hay una única propuesta intercultural. a su vez. es decir. culturales. sectores y actores sociales y políticos.” [Plog y Bates. políticos. es parte del mundo interior de los hombres y las mujeres que la producen. y al ser socializada. en un “sistema de creencias. ni todo “lo que hay que saber” acerca de ella. conductas y artefactos compartidos. plural. evidencia de inmediato la existencia de disímiles propuestas reconstituyentes del cuerpo social de nuevo tipo: basadas en su rearticulación a partir de la equidad. a la vez que se produce. a los intersticios interculturales compartidos. En segundo lugar. En él. Es por ello que la cultura. valores. en primer lugar. A modo de referencia -con un criterio operativo-. diversa y multidimensional en gestación. sociales. lo intercultural es inherente también al propio postulado de la interculturalidad. en el que referencio estas reflexiones. cuando me refiero a cultura. aprehenden y acuñan sus hábitos y costumbres. clases o actores sociales).” [García Linera. El abordaje de esta dimensión en estas páginas no pretende. éticos y de valores. la “igualación” –que entiendo como la articulación de los diversos modos de producción en todos los niveles sobre bases de equidad-. es saludable tener en cuenta que el propio planteo de la interculturalidad es intercultural. ser “la interpretación” de la interculturalidad. interinfluencias e intersignificaciones. Lo medular de la cultura es intangible e invisible. 1997: 64] En tanto diversa y compleja. económicos. sino brindar los elementos claves a partir de los cuales concibo a la interculturalidad como una de las piedras conceptuales (y prácticas) fundantes de una nueva racionalidad. regional y local). es bueno reiterar su carácter diverso. políticas. compartida y resignificada en forma permanente 107744103. Es decir.

La visión intercultural del desarrollo “va más allá de la acumulación económica y está relacionada esencialmente con la libertad cultural para decidir. desterrar la concepción (y las prácticas propias) de pensamiento y verdad únicas correspondiente con la ideología. Esto explica. saber y poder actuar con sabiduría colectiva. Cuanto más intensa sea la cadena de subordinaciones y exclusiones.doc 8 . desde el vamos. Walsh Catherine (2010). Estos enfoques -anclados en las luchas de millones de mujeres durante décadas y siglos-. lo colectivo. Esto supone. descolonización del estado y del conocimiento. Álvaro. Teniendo en cuenta que desde tiempos de la conquista y colonización de América hasta el presente. resulta un proceso omnipresente en las dinámicas del movimiento social. entendiéndola –no como una “desgracia” que hay que soportar. Buenos Aires. a los que se sumaron las exclusiones posteriores de los esclavos arrancados de África o China. un pilar para las articulaciones. Y: Viaña Jorge. las sociedad y el Estado. de los movimientos de mujeres y sus aportes político-culturales desde las concepciones feministas y de género. Tapia. la raíz compleja de las interrelaciones de los miembros de las diversas culturas que viven en un mismo territorio (país). Interculturalidad. Catherine (2006). subordinaciones. algunos autores/as hablan de interculturalidad crítica. para escapar a lo reclamativo formal. Luis. Una perspectiva intercultural-crítica La perspectiva intercultural reconoce y abre cauces para las interrelaciones entre varias culturas diversas dentro de un mismo territorio sobre la base del reconocimiento. forjadora de nuevas capacidades colectivas para conocer. equidad y mayor tino en lo que hace a la relación social. 2006] Por eso. Mignolo. “país”. Instituto Internacional de Integración del Convenio Andrés Bello. haciendo del reconocimiento de las diferencias -en vez de un obstáculo. Construir colectivamente el pensamiento emancipador y las alternativas emancipadoras requiere articular horizontalmente diferentes experiencias. obviamente. cultura y hegemonía monocultural y colonialista de los poderosos. la heterogeneidad social y con la forma en que se organiza la vida. además de justicia. el respeto a la diversidad. el desarrollo y el progreso. La Paz. Bolivia. Walter. más complejas y conflictivas tenderán a ser sus interrelaciones (entre desiguales). el reconocimiento de la existencia de diversas culturas que coexisten en un mismo territorio definido como “nación”.en las interrelaciones e interacciones sociales. la aceptación y la reciprocidad con el/los otro/s/as. saberes y cosmovisiones a partir de equidad e igualdad entre culturas diversas. sino. en lo organizativo y también en lo cultural.como fuente enriquecedora.fundamento de interenriquecimiento. para reconocer(nos) y aceptar(nos) en la diversidad. sometimientos y exclusiones hacia los pueblos indígenas y sus culturas. Ediciones del Signo. se construyeron e instituyeron jerarquizaciones. sintéticamente. Construyendo Interculturalidad Crítica. Hablar de los aportes de los pueblos y movimientos indígenas y sociales supone también a los movimientos por el reconocimiento de la diversidad de identidades sexuales. Y esto hace imprescindible superar viejos prejuicios discriminatorios y jerárquicos. y Walsh. y las discriminaciones por rechazo al mestizaje y también a la condición de trabajadores/as. En las sociedades indo-afro-latinoamericanas esto implica. Este es un granito de arena aportado por las mujeres militantes al caldero de la construcción colectiva. a la diferencia. etcétera. 107744103.” [PND.4 4 Véase por ejemplo: García Linera. plural y diversa de lo nuevo. “Estado”. han contribuido claramente a pensar la unidad. sobre nuevas bases. Sobre esta base se construyó el predominio hegemónico de los remanentes de la cultura colonial asociada a los poderes locales.

clase. incluso más allá de la voluntad de los actores participantes. la exclusión racial y la muerte de millones de seres humanos. de actores sociales involucrados en los actuales procesos de cambios sociales. mirar hacia su interior y cuestionar su fuente de saber. raza. el reconocimiento de sus derechos. cuando en realidad no es así. desde sus modos de vida-. vanguardia. conocimientos y saberes. Así lo evidencian las innumerables experiencias de movimientos indígenas y sociales de este continente. Significa: transformarnos para transformar. intercultural y descolonizada. a veces. favorecería a las culturas tradicionalmente hegemónicas o dominantes. la destrucción. Interculturalidad y descolonización constituyen cualidades imprescindibles del proceso revolucionario civilizatorio porque suponen remover del pensamiento homogéneo. monocultural. Con sus propuestas apuntalan las tendencias que defienden la necesidad de construir un nuevo modo de interrelacionamiento social como base para un nuevo modo de organización de las comunidades sociales entre sí y con el Estado y sus interrelaciones. Esto supone la irrupción de nuevos conflictos que se hacen presentes en los nuevos espacios donde los sectores tradicionalmente hegemónicos -aun desde la izquierda o. es por ello. En esta peculiar dimensión de la pedagogía (pedagogía práctica-práctica pedagógica). sobre todo en la izquierda-. entre otras. modos de producción materiales y espirituales. 107744103. heredado de la colonia y el colonialismo cultural acuñado durante por siglos.Se procura acotar entonces que el reconocimiento de las diferencias esté presente en todos los planos y dimensiones de la interculturalidad. identidades. reflexionando críticamente -desde sus culturas. colonizado. de poder y hegemonía. etc. Hacia una pedagogía descolonizadora intercultural La pedagogía práctica de las resistencias. y también parte del proceso de construcción de poder propio de los sectores históricamente marginados. dando paso a la emergencia de un nuevo tipo de ciudadanía y democracia: raizalmente participativa. sin duda. Esto hace a la lucha interna con el poder hegemónico. Ir mas allá de lo formal-abstracto en este ámbito es parte de los desafíos. y de sus formas institucionales y no institucionales de organización para su vida. basada en el saqueo. colonizador y revanchista. La interculturalidad crítica llama a no establecer relaciones de igualdad entre desiguales. resultan. cosmovisiones. implica para amplios sectores otrora auto-considerados esclarecidos. en aras de construir nuevas formas de convivencia plurales. Por ello reclaman – junto con la reparación histórica-. escapando a lo general abstracto que –en tal caso-. la supremacía de lo históricamente hegemónico y dominante se reeditaría y relegitimaría aunque disfrazada e invisibilizada por un nuevo lenguaje. y la práctica pedagógica que desarrollan. En tal caso. la conquista territorial. El aporte de los pueblos indígenas originarios a este debate civilizatorio resulta profundamente cuestionador de la civilización colonial dominante. pretenden que la interculturalidad está lograda por la sola presencia de la diversidad.. Las mujeres y los hombres en su interrelacionamiento con la sociedad van tomando conciencia de las injusticias de género. Las prácticas populares producen/reproducen vida. una de las aristas mas difíciles de abordar y modificar. y habilitarlas y escucharlas –todas unas a otras. evidentemente más difícil de hacer que decir. acerca de la realidad en la que viven.doc 9 . Se trata de abrir cauces concretos a la expresión de la diversidad con toda las manifestaciones de sus diferencias. se condensan hoy los mayores desafíos para el pensar-actuar sociotransformador en lo referente a la formación y desarrollo de la conciencia político-social de sí y para sí (transformadora). un componente central e insustituible del proceso transformador-liberador. luchas y construcciones alternativas de los pueblos. saberes.

sectorial-colectiva de los trabajadores. de los sectores populares. de los pueblos indígenas originarios.doc 10 .En tanto para Marx la superación positiva de la enajenación de la clase —y del conjunto de sectores oprimidos— es el núcleo central articulador y proyectivo de la lucha de clases. continental y global. político y épico. sino de un modo integral. un proceso simultáneo de construcción de conciencia por parte de los actores-sujetos —por eso se identifica como autoconstrucción. la propuesta pedagógica transformadora-liberadora resulta rearticuladora. Esto subraya. porque. consiguientemente. Centralidad de las prácticas El levantamiento indígena de Chiapas es impensable sin la toma de conciencia de sus integrantes acerca de su realidad en el proceso de resistencia. Esto llama a atender especialmente a los procesos concretos de construcción y de formación de la subjetividad y la conciencia política individual. integradora teórico-práctica de la realidad como totalidad y de seres humanos con conciencias y subjetividades fragmentadas en sujetos plenos. “Bartolina Sisa”. como autoconciencia—. la liberación que a esa superación corresponde no puede entenderse fragmentariamente como económica. cultural. en Brasil. desencadena. en América Latina se han desarrollado creadoras propuestas: parte de nuestras grandes riquezas culturales que ponen al descubierto que a partir de las propias experiencias de vida (modo de vida) y de lucha de los 1 107744103. articuladas con la búsqueda y construcción de propuestas de transformación de las condiciones de vida que fue. lucha y construcción de propuestas superadoras. social o cultural. Se trata de un complejo e integral proceso social. y reconstituyéndola desde la raíz. etc. al menos dos elementos: 1. Y esto subraya un postulado epistemológico-político liberador: La conciencia no puede ser traída de afuera de los sujetos. dotándola de sentido concreto para sí. intercondicionado. intercondicionante. Lejos de aceptar la hipótesis de que la conciencia viene de afuera. esto se vio fortalecido con la concepción y las prácticas de Educación popular. regional. como así también en lo nacional. Similares procesos pueden referirse respecto del Movimiento Sin Tierras. configura y desencadena -en la dimensión teórico-práctica-. para que la transformación real de la sociedad resulte liberadora para los hombres y las mujeres que la encarnan. continuo y discontinuo. o el movimiento de mujeres indígenas campesinas de Bolivia. En este sentido.. de las comunidades. en tránsito hacia su constitución o autoconstitución en sujeto popular en proceso constante de cambio y necesaria rearticulación de subjetividades también enriquecidas y transformadas en todo momento por las prácticas y las realidades que estas generan y en las que se desarrollan. de la conciencia que se van formando sobre la realidad social y sobre sí. a la vez. reflexionando críticamente acerca de ellos y de las condiciones de vida en las que construyen y desarrollan esa conciencia. rearticulándola –en el sentido de articularla sobre nuevas bases en proceso simultáneo de desarticulación de la existente-. un empeño en la construcción de alternativas para la vida. política. Según lo testimonian sus protagonistas. ellos construyen y desarrollan su conciencia a partir de su participación en los procesos de lucha y transformación. abre. que –si se desarrolla-. interarticulado e interarticulador. ellos mismos tienen que poner fin a la fragmentación de sus prácticas y. capaces también de reposicionarse en la sociedad como reconstituyente práctico-concreto de esa totalidad extraviada.

los que hacen que cambien las circunstancias y que el propio educador necesita ser educado. quizá por su contenido y carácter profundamente cuestionador. pues. Si la conciencia de los actores-sujetos se va conformando y desarrollando a partir de su participación en los procesos de lucha y transformación. volviendo hacia ellos en sus reflexiones en interrelación con las modalidades y vías con las que aprehenden la realidad que van creando. De modo que por muy consciente que sea de esa situación y se encuentre a favor de los cambios. En este sentido. poseedoras de las “verdades absolutas”. y de que. carentes de los “pecados” propios de la contaminación con el capital y. por ejemplo. social y política. otrora antigubernamental. los hombres modificados son producto de circunstancias distintas y de una educación modificada. permanecen rezagadas. por tanto. la subjetividad también. Conduce. hoy gubernamental o progubernamental. 2. enhebrando cada acto. Es decir: La intersubjetivación es constante.[…] La coincidencia de la modificación de las circunstancias y de la actividad humana solo puede concebirse y entenderse racionalmente como práctica revolucionaria.doc 11 . activo. esta tesis fue creativamente rescatada por Paulo Freire como nudo teórico-práctico de sus fundamentos de la Educación Popular. las que están más allá de las contingencias del curso de la historia y de las acciones de los seres humanos que en ella intervienen (negando precisamente su carácter práctico. a la división de la sociedad en dos partes. referente ideológico. constituyéndose y deconstituyéndose permanentemente. político y cultural cuya centralidad fue acuñada por Marx en sus apuntes sobre Feuerbach: “La teoría materialista de que los hombres son producto de las circunstancias y de la educación. transformador).). cada paso. y otra es la que se va configurando cuando los actores sociales que protagonizaron las luchas ayer tienen que hacerse cargo hoy de las responsabilidades gubernamentales. en tanto es parte del sistema capitalista. o aspiran a ello. etc. y en la que viviendo van desarrollándose como actores políticos. estatales y sociales. Y esto prefigura un conflicto cultural y político de no simple solución. vale destacar un elemento generalmente no tenido en cuenta en este tiempo: Una realidad (objetivo-subjetiva) es la que existe en tiempos de oposición y lucha. como las culturales y políticas en nuestro continente. 1976: 8] En América Latina. está influido por esa lógica y necesita también ser educado. por encima de las realidades concretas. aunque todavía. discriminados y oprimidos que lo componen). La nueva situación configura nuevas interrelaciones y acciones y todo ellos germina nuevas subjetividades e identidades. precisamente. Está claro que no existen espacios donde se cultiven in vitro “conciencias puras”. no es un peldaño que se sube de una vez para siempre.” [Marx. se forma y desarrolla la conciencia individual. una de las cuales está por encima de la sociedad. olvida que son los hombres. cuyo ejercicio y desarrollo enriqueció durante décadas tanto las concepciones estrictamente pedagógicas.pueblos (la clase y los diversos sectores explotados. práctico y directo del pensamiento y las prácticas elitistas y vanguardistas que sobreviven aún en el espacio considerado “político”. Antiguo saber filosófico. su aceptación e integración plenas orgánicamente articuladas a las construcciones colectivas de pensamiento y organización. resulta influido en mayor o menor grado por su lógica mercantil. forzosamente. marginados. por tanto. 107744103. La conciencia y subjetividad política de los actores sociales y políticos se está formando siempre. dirigente políticosocial. Lo anterior reafirma también aquella tesis de que todo educador (militante. en este ámbito.

El desafío político medular de este tiempo es descubrir/construir los nudos rearticuladores que posibiliten a los actores sectoriales a reconocerse y reconstituirse como sujeto colectivo de y en la nueva realidad. De conjunto.” [Zavaleta Mercado. a través de la gestión intercultural del conocimiento. en pugna por afianzar la hegemonía indígena-popular en la misma medida que la configurando y construyendo. Y eso no es un defecto o una limitación particular. la educación para la descolonización y la descolonización de la educación resultan vitales. A construirlas contribuyen la Educación Popular. La vieja tradición marxo-kantiana que separa lo objetivo de lo subjetivo y que considera por ende que hay condiciones objetivas -o sea. una propuesta raizalmente intercultural en sus presupuestos y conclusiones. por tanto. consiguientemente. de sus subjetividades e identidades. Las subjetividades son siempre intersubjetividades que -en interactuación con otras subjetividades y las dinámicas de la realidad-. por tanto.la construcción de propuestas alternativas superadoras del actual estado de cosas (globalización colonial capitalista). hay subjetividades constituidas o que se pueden constituir independientemente de tales “condiciones objetivas”. La postura colonialista y colonizadora pasa por encima de las diferencias porque excluye y elimina a los diferentes para instaurar y afianzar una sola civilización legítima. como tendenciosamente pretenden concluir algunos para poner a salvo su vieja cultura de izquierda partidaria. refuerza las miradas descolonizadoras. en perfecta concordancia con los intereses económico-políticos de los poderosos y sus representantes. Resulta. reproducirse de un modo constante. son las dinámicas sociales concretas las que hacen que: “…incluso lo que se ha hecho general. no se mantienen como en el período de lucha que los llevó a sobreponerse a intereses particulares.doc 12 . están en permanente situación de interdefinición. es cocreadora de las situaciones de estancamiento y retroceso de los procesos sociales vivos. la Investigación Acción Participativa (IAP). su subjetividad y conciencia son parte de las dinámicas sociales y cambian con ellas.Las luchas y pugnas internas que tienen lugar en los procesos de gobiernos populares en el continente evidencian que los actores sociopolíticos que lucharon y constituyeron gobiernos. cuyas dinámicas inter-subjetivoobjetivas no logran captar. 1986:27] Atender a ello es parte de las tareas políticas vitales del proceso socio-transformador. Su propuesta cosmovisiva cognitiva de liberación y liberadora se asienta en la recuperación-apropiación crítica de las experiencias de resistencia y lucha de los pueblos. en tanto el proceso de la revolución democrático-cultural es una suerte de pulseada social política y cultural colectiva permanente. las historias de vida (mediante la historia oral) y la construcción (colectiva) de conocimiento colectivo. 107744103. Como advirtiera Zavaleta. tarde o temprano tiende a convertirse en el símbolo conservador de lo particular. independientemente de la acción de los sujetos en conflicto y que. Para desandar estos caminos en Indo-afro-latinoamérica. realidad social-. ni se debe a que los movimientos indígenas y sociales protagonizaron los cambios políticos ocurridos en el continente. una vez alcanzado dicho objetivo se replantean su papel social y sectorial. Educación Popular intercultural para la descolonización desde abajo La Educación Popular apela a la (auto)construcción de conciencias de los sujetos a partir de su modo de vida e interacción concreta con sus realidades. A ella responde el diseño de los estados y de las legislaciones que los sustentan. ni potenciar. La intersubjetivación debe. ni proyectar. desde las que se proponen –a partir de la participación activa y directa de los sujetos.

intercultural y descolonizado. y las consiguientes relaciones de subordinación y dependencia que a partir de ello se establecen. sería erróneo abocarse a labores de descolonización. la Educación Popular propone y presupone la construcción de una relación horizontal entre sabidurías y saberes diferentes. y la conciencia que tienen o pueden llegar a tener acerca de ello si. ¿Cuál sería el lugar y papel de la Educación Popular en el proceso intercultural de construcción de los nuevos pensamientos emancipatorios? Si coincidimos en que el proceso de descolonización intercultural está articulado con la construcción-reconstrucción de saberes desde abajo. la educación popular es parte de una raizal batalla cultural que se desarrolla desde abajo y desde el interior del proceso socio-transformador y sus protagonistas. reflexión crítica mediante. Precisamente por ello. fragmentada y desarticulada de las prácticas concretas de la construcción de las nuevas realidades por parte de los actores indo-populares que son. Evidentemente.a la historia oral. La definición y el posicionamiento político-ideológico raizalmente descolonizador resulta imprescindible para romper con la estructura monocultural y jerárquica establecida entre saber y poder. organización y propuestas de los movimientos indígenas y populares. cuando se refiere a la participación del señor que estuvo todo el tiempo en silencio en las jornadas educativas: cuando él le preguntó acerca de su parecer. Y este diálogo raizalmente cuestionador de lo establecido por la colonialidad del poder del capital. las de sus autoconstrucción en sujetos protagonistas en cada momento. pero está demostrado que ello no es garantía de liberación: se puede estar sentado en un círculo y tener una posición de predominio jerárquico sobre los demás. se (re)apropian de su quehacer y de su realidad. Participar no se reduce a una forma de disposición de las sillas en una sala de conferencias/reuniones grupales. a la vez. quebrando la posición exclusiva y excluyente y jerárquica del poder respecto al saber y del saber como poder. así sorprendió al auditorio. entre actores-sujetos también diferentes. apropiarse y desarrollarlas a 107744103. Precisamente por ello. Todo ello fructificará en el enriquecimiento o refundación del pensamiento emancipador colectivo. expresó sus puntos de vista combinando todo lo allí tratado. Paulo Freire da un testimonio sobresaliente de ello al comienzo de su libro Pedagogía de la esperanza.La Educación Popular se asienta en un posicionamiento y una concepción de la relación podersaber que articula las condiciones de vida. y se puede estar en una sala dando una conferencia en formato tradicional y sostener diálogos horizontales con los presentes haciéndolos copartícipes de los saberes en ella elaborados. interculturalidad. es decir. apelando -fundamentalmente.doc 13 . y las historias de vida. intercondicionan e interpotencian y es importante comprenderlas. Descolonización. Por ello. la educación popular resulta una propuesta político-metodológica y a la vez una herramienta intercultural descolonizadora en interacción con la investigación participativa. sobre todo por la significación visual. ni a un modo de hablar. educación popular y prácticas sociales se interdefinen. la recuperación y sistematización crítica de las experiencias de lucha. ni a un formato de exposición. la práctica que en ella desarrollan los distintos actores y actoras individuales y sociales. que implica la recuperación y articulación de la memoria histórica (de los pueblos). trasciende todas las variaciones metodológicas o formatológicas por las que a menudo se ha pretendido reducir a la educación popular a un modo de colocación de sillas en forma circular y escribir palabras en papeles de colores. el círculo contribuye al reconocimiento y diálogo en equidad entre los y las participantes. interculturalidad de forma abstracta.

sumergidos o descalificados. se comparten los objetivos con la Educación Popular y la IAP. actores. la descolonización en la construcción de un nuevo pensamiento emancipatorio actual. el rescate y la recuperación conceptualizada de los saberes prácticos de los diversos actores/as y. puesto que abre las puertas de la razón y el corazón al reconocimiento del otro/a. Dichos procesos constituyen importantes fuentes de autoconocimiento y autoconciencia. por tanto. sujetos coinvestigadores de su propia situación trabajando al unísono con los profesionales especializados en ello. terrenos. Investigación Acción Participativa: construyendo conocimientos desde abajo La educación popular se articula conceptual y directamente con la investigación participativa.doc 14 . sino sujetos. problemas. a escuchar y ser escuchados: claves interculturales para la construcción de competencias interculturales para la formación y la gestación-construcción de un nuevo tipo de pensamiento emancipatorio (socialindividual). La interculturalidad. requieren de la búsqueda. con identidad. y también para la transformación raizal de las instituciones estatalesgubernamentales. La IAP no reconoce objetos de investigación. para la vida y la sociedad. la educación popular constituye una herramienta y un posicionamiento político sine qua non. un núcleo articulador y potenciador convergente con el de (auto)construcción de nuevos sujetos del conocimiento y el quehacer sociopolítico. búsquedas que son emprendidas coparticipativamente por los investigadores “de afuera” y “de adentro”. implican la mediación de investigaciones. la participación abierta y 107744103. además de sostener una coherencia elemental entre el decir y el hacer. es posible identificar colectivamente y/o construir los elementos para la formación de la competencia intercultural (finalidad de la IAP). De lo que se trata. es de interactuar entre sujetos que tienen saberes y experiencias adquiridas/desarrolladas durante años en organización de tareas de sobrevivencia en diversos ámbitos. a valorizar al otro/a. Este cambio cultural comprende la totalidad del proceso: implica el reconocimiento de los saberes no “oficiales”. que tienen amplios saberes que aportar y que reclaman ser incorporados al proceso protagónicamente.partir de este postulado-principio. la resignificación de los saberes otros: femeninos y feministas. así como desarrollar procesos de devolución de los estudios de las experiencias y rescate de saberes. En él. una interrelación y una intencionalidad común entre sujetos. conforma -junto con la educación popular en tanto pedagogía liberadora y de liberación-. abriendo las compuertas a la participación protagónica de los movimientos indígenas y sociales en ellas. reclama e impone un profundo cambio cultural de las organizaciones sociales y políticas. de los investigadores. El proceso de construcción de nuevos pensamientos emancipatorios descolonizados e interculturales. conviene señalar también que la interculturalidad supone. En ese sentido. en definitiva. por tanto. La IAP permite desarrollar procesos de sistematización de experiencias concretas de gestión intercultural. Sobre la IAP. Este tipo de investigación implica. potenciando la proyección descolonizadora intercultural de su accionar. temas. haciendo de los tradicionales objetos “investigados”. Sobre esa base. Es la apuesta a la construcción de conocimientos partiendo de los actores y sus realidades (desde abajo). generalmente en ámbitos comunitarios y/o municipales. Esto. a la vez que valiosos componentes para los procesos de formación y/o fortalecimiento de capacidades colectivas de los participantes. en primer lugar.

Reapropiación y construcción colectiva de saberes y sabidurías 107744103. modifica las responsabilidades y los papeles de todos. es vital apelar a las historias de las experiencias de los miembros más antiguos y de los más jóvenes. su identidad. que contribuyen a la constitución de redes interculturales de existencia. de hombres y mujeres. afirmando o reconstituyéndolos en interculturalidad. Es decir. rescatando los que provienen de las sabidurías. sintéticamente expresado. es decir. Es esta recuperación la que arroja como resultado más preciado la reapropiación por parte de la comunidad o colectivo en cuestión. para la formulación-reformulación de saberes. cuando hablamos de historias de vida. Por otra parte. o incluso de organizaciones y movimientos. Las historias de vida pueden ser individuales o grupales. la reconstrucción oral de sus experiencias vitales en lo referente a sus modalidades de vida. comunicación. anteceden y exceden a las instituciones escolares. etcétera. sus resistencias y luchas sociales. ya que es la mirada proyectiva constituida a través de la experiencia. Testimonios. es decir. la IAP y la Antropología social. para construir o reconstruir de conjunto e integradamente los conceptos. la familia. los barrios. En este último caso. La mayor riqueza se logra al interconectar las historias de vida con los resultados del proceso integral de la IAP. historia oral e historias de vida La sistematización de experiencias se refiere explícitamente al rescate de la historia del funcionamiento de la vida en las comunidades rurales y urbanas. Para rescatarlas se apela a la imbricación metodológica de la Educación Popular.doc 15 . teniendo presente que el conocimiento y la cultura se forman y desarrollan en cada ser humano desde el nacimiento. Esto es lo que. los ritmos y las propuestas del cambio social. y funcionamiento organizacional y programático colectivo. Para realizarlas. Otra arista de esta labor investigativa estaría dada por la identificación de los posibles vasos comunicantes entre las distintas manifestaciones culturales o distintas culturas.desde debajo de todos en la definición del curso. se distingue conceptualmente como sabiduría. Se refiere tanto a los saberes y a las definiciones “técnicas” (“saber” hacer y “poder” actuar). el hogar y la comunidad donde se vive. conformando un proceso de investigación y reconstrucción de la memoria histórica colectiva. al rescate de sus fundamentos filosóficos y de las experiencias concretas de la vida colectiva a través del tiempo o en determinados períodos de particular interés políticocultural. como a la formación de aptitudes para llevar adelante las transformaciones que reclama la interculturalidad. las organizaciones sociales. es preciso señalar que en la reconstrucción de los saberes populares oprimidos resulta central recuperar las experiencias de los sujetos involucrados en las prácticas colectivas. se trata de un encadenamiento de historias individualesgrupales que hay que ir identificando y reconstruyendo paso a paso. de lo que ellos han construido/producido con sus decisiones y empeños prácticos. sus prácticas ancestrales de administración de lo colectivo. Es vital incorporar a los saberes interculturales el caudal cultural familiar. las capacidades enriquecidas por la fuerza de la realidad y el empuje de sus dinámicas concretas. sus aspiraciones. en el seno de la familia.

raizalmente diferente. negros y mestizos. resulta clave. propuestas. desempeña la construcción de los intersticios interculturales para el empeño estratégico que supone transformar la sociedad actual y construir una nueva civilización. de intercambio y retroalimentación mutuos. procesos prácticos de articulación y construcción de redes del saber y del hacer. Esto es componente clave del proceso del nuevo poder indo-popular desde abajo. La devolución es parte de las claves del cambio cultural necesario para la gigantesca tarea actual de cara a la construcción de lo intercultural-social. de los trabajadores. por tanto. He aquí uno de los desafíos medulares de los procesos democrático-revolucionarios que se abocan prioritariamente a las tareas económicas y políticas sin articularlas con la construcción de poder indo-popular desde abajo. su coherencia y la participación en él del total de sus protagonistas. poder apropiado y nuevo poder propio. Sin ella.Este aspecto se condensa generalmente en el proceso de devolución de los estudios procesados. sino de transformarlo desde la raíz. En tal sentido resulta vital que los procesos de cambio constituyan. Esto supone someter las conclusiones/definiciones a la discusión del conjunto participante y construir (o reafirmar) los resultados. Porque no se trata de “tomar el poder” que existe.doc . al asumir el 16 107744103. saberes. independientemente de la metodología que se aplique durante el proceso del conocimiento. Se trata. fundamentada en la equidad de etnias. propio. procesos de apropiación y pertenencia de los actores sujetos que los construyen y hacen realidad en sus practicas. descolonizado e intercultural. Esto es así porque en la disputa anticolonial se produce una interdialéctica constante entre poder construido. base para la formación de nuevas identidades e interrelaciones sociales y políticas entre diversidades humanas. pobres urbanos y campesinos. identidades e interrelaciones colectivas interarticuladas. Sin embargo. a la vez. Todos los que participan en ella son sujetos de investigación y. los procesos investigativos-formativos constituyen. en este gran proceso colectivo. sino el proceso en su conjunto. participan también de la elaboración y reflexión de sus resultados. Se trata de una devolución interactiva. revolucionario. terminados. Hablamos de la posibilidad de transformar las realidades de exclusión y discriminación de los oprimidos. géneros y clases hasta su equiparación en el único calificativo universalmente pleno: el “género humano”. a través de la modesta “parcela cultural” que. Pretender que una vez ganadas las elecciones. no es la metodología la que garantiza que los resultados constituyan un saber colectivo social. Si de superación raizal del poder colonial se trata. No hablamos de un acto ni de un proceso externo a la investigación. habría apropiación de lo colectivo aprehendido por parte de un solo sector o individuo. a la vez. De conjunto este proceso constituye un proceso de empoderamiento colectivo (y a la vez particularizado) de los actores sociopolíticos. conclusiones y saberes de modo colectivo y horizontal. indios. En virtud de ello. que constituye además la culminación real del proceso de la IAP. en tanto. La transformación de las relaciones hegemónicas preexistentes y la construcción de hegemonía popular revolucionaria. La devolución supone la colectivización de saberes. de una fuerte presencia ético-política como componente genealógico de la posibilidad (y realidad) de la construcción de estos procesos. Por ello afirmo que se toma lo que se construye. a las comunidades y a los sujetos participantes del proceso investigativo. toda apropiación de poder por parte de sectores populares está mediada por la destrucción/superación del viejo poder colonial del capital y sus tentáculos hegemónicos simultáneamente con la construcción de un poder nuevo.

en cada comunidad.gobierno. hegemonía cultural y poder económico). La conciencia política de los actores sociopolíticos del pueblo se forja y crece en los procesos de resistencia. en interdefinición constante de los rumbos y objetivos estratégicos. lleno de incertidumbres y obstáculos. ideológico y político. En el tiempo político abierto por los gobiernos populares resulta central profundizar la construcción de poder indo-popular desde abajo articulado con la lucha cultural democratizadora y descolonizadora. sobre la base de una (nueva) ética y una (nueva) lógica del metabolismo social construida desde abajo por los diversos actores articulados en cada momento acorde con las tareas y demandas sobre la base de la descolonización e interculturalidad que también –como el proceso revolucionario transformador-. Implica la conformación de un complejo proceso colectivo social. descolonización del estado y del conocimiento.” En: Descolonización en Bolivia. irán desarrollándose históricamente. Estos no vienen dados del “más allá”. Buenos Aires.doc 17 . lucha y construcción de alternativas. Y se manifiesta a través de los actuales procesos de luchas sociales para avanzar en las definiciones. articulado y orientado a la superación del sistema colonial del capital y sus instituciones. Filosofía. (2010) Vivir Bien / Buen Vivir. la implementación o el perfeccionamiento de las propuestas de cambios radicales en las sociedades donde dicha disputa se está desarrollando abiertamente. La ideología del cambio. siembra la confusión en el campo popular y abre las puertas al fortalecimiento de los adversarios y al retroceso del proceso sociotransformador. ÁLVARO (2011) Las tensiones creativas de la revolución. Cuatro ejes para comprender el cambio. La Paz GARCÍA LINERA. se van construyendo (y modificando) a partir de las cotidianidades y modos de vida y experiencias de lucha y sobrevivencia diversos que existen en cada sociedad.por alguna vanguardia partidaria que “los demás” tendrían que asimilar. PATRICIA . Ediciones del Signo. organización. Vicepresidencia del Estado Plurinacional de Bolivia. III-CAB. MIGNOLO. políticas. en aras de contribuir a la formación/fortalecimiento de la fuerza social y política de liberación. La interdialéctica poder propio construido--poder apropiado es liberadora o abona el camino de liberación si es resultante y síntesis del empoderamiento pleno (multifacético) y protagónico de los actores sociales y políticos que lo construyen. HUNACUNI MAMANI. y no un dogma apriorístico establecido –desde fuera de las luchas de los pueblos. que tiene una trinchera clara para avanzar en aras de la nueva civilización: la (auto)construcción del sujeto político revolucionario colectivo. El debate estratégico está abierto. “Como pensar la descolonización en un marco de interculturalidad. se puede actuar obviando la correlación de fuerzas existente (conciencia. FERNANDO. 107744103. fBDM. La transformación social es un caminar abierto. como el sentido y sus definiciones estratégicas son parte del proceso social vivo. La Paz. construyendo simultáneamente caminos que cuestionan colectivamente el actual sistema-mundo a la vez que lo van rediseñando “más allá del dominio del capital” [Mészáros]● Bibliografía empleada CHÁVEZ. Y WALSH (2006) Interculturalidad. estrategias y experiencias regionales. cultural. S/F. GARCÍA LINERA. La Paz.

René. CLACSO. “Claves políticas para una nueva civilización (2010)”. la cabeza y el corazón de Evo Morales.blogspot. Vicepresidencia del Estado Plurinacional de Bolivia. Lógicas de ruptura y superación de la civilización regida por el capital. estado y democracia. Editorial Progreso. “Los pies. Vadell Hermanos Editores. En: Marx. PLOG Y BATES (1997) Citado en Graciela Malgesini y Carlos Jiménez: Guía de Conceptos sobre migraciones. Madrid. Lo nacional-popular en Bolivia. Carlos y Engels. [Cuarta edición: 2007. Editorial La cueva del oso. Bs.isabelrauber..doc 18 . “La fuerza política de los movimientos sociales (2011)”. Caracas.com ------------(2004) Movimientos sociales y representación política. racismo e interculturalidad. uno atrás. (2006) La Paz. CARLOS. La Paz] ZAVALETA MERCADO. “Afianzar y profundizar el proceso: claves del triunfo revolucionario de los pueblos de Bolivia” (2009). Pueblos indígenas. “Bolivia: Con la terquedad de la esperanza (2099)”. PLAN NACIONAL DE DESARROLLO. La Habana. ISABEL (2010) Dos pasos adelante.MACAS. 107744103. Ciencias Sociales.” En: Dávalos. (1976) Obras Escogidas en 3 tomos. Caracas. “La Ideología alemana”. “Bolivia: una opción civilizatoria con rostro indígena (2010)”. F. Pablo (Comp). LUIS (2005). Siglo XXI Editores. ISTVÁN (2001) Más allá del capital. México. Moscú. La fuerza de los de abajo (2011)”. T I. Vadell. RAUBER. MARX. Aires. para la edición de Bolivia (2011) y Argentina (2012)] -----------(2009-2011) Artículos: “Cuando el bosque impide ver el árbol” (2011). En: www. [Titulo en otras ediciones: Revoluciones desde abajo. MÉSZÁROS. Articulaciones. “La necesidad política de una reconstrucción epistémica de los saberes ancestrales. 1986. fDBM.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful