Campaña online

Grupo Niupi

Mateo Gil y Roger Guasch Mayo de 2012

mateogil87@hotmail.com; roger.guasch@gmail.com

Promesas electorales

Campaña online

Índice
Concepto de campaña ................................................................................................... 3 Los retos ..................................................................................................................... 3 El tono ......................................................................................................................... 3 Línea de tiempo .......................................................................................................... 4 Cuidado: ¡No es oro todo lo que reluce! ......................................................................... 5 ¿Debemos lanzarnos al 2.0? .......................................................................................... 6 ¿Qué proponemos? ........................................................................................................ 9 Twitter ....................................................................................................................... 11 Facebook .................................................................................................................. 12 Youtube ..................................................................................................................... 15 Tumblr ....................................................................................................................... 18 Web ........................................................................................................................... 20 iPhone, iPad y Android ............................................................................................. 21

2

Promesas electorales

Campaña online

Concepto de campaña
Los retos
Nuestro candidato se enfrenta a un triple desafío: § Darse a conocer. Como candidato presidencial es su primera experiencia, así que todavía debe demostrar su valía como político nacional. De momento parece que se está granjeando una imagen agresiva que la oposición ya se ha dedicado a enfatizar. Lejos de ser un aspecto negativo, deberíamos aprovechar esa energía y encauzarla para proyectar una imagen de alguien entusiasta y revertir así la percepción inicial. § Ganarse la confianza del electorado. El NDP ha aprovechado la caída libre de los liberales y de los nacionalistas del Québec para convertirse en oposición oficial. Si le sumamos el hartazgo de los ciudadanos a las políticas de los conservadores, parece que estamos ante la coyuntura idónea para intentar el “asalto” al gobierno. Es por eso que tiene poco tiempo para capitalizar las simpatías que despierta un partido “nuevo” y “fresco” como el NDP. § Vivir bajo la alargada sombra de Jack Layton. La influencia que ha tenido el anterior líder del NDP se explica claramente en este video: http://goo.gl/g4IOD. Mulcair es su relevo y como tal se verá sujeto a todo tipo de comparaciones. Nuestra opinión es que debe evitarlas manejando su propio estilo y aprovechando la buena imagen del –fallecido- carismático ex-líder del partido a su favor.

El tono
Del apartado anterior deducimos que no solamente tenemos que dar a conocer a nuestro candidato sino que debemos revertir esa imagen agresiva de la que adolece. Nuestra campaña se centrará en mostrar a Mulcair como un “jugador” de equipo al que le gusta escuchar a los demás pero que es capaz de tomar decisiones. Para lograrlo habrá que implementar multitud de pequeñas acciones –algunas tan sencillas como mostrarle rodeado de su equipo- que deberán tener un nexo en común: la participación activa de los ciudadanos.

3

Promesas electorales

Campaña online

Creemos que toda aquella iniciativa que vaya en esta línea conllevará infinidad de beneficios prácticos: § Movilización. Incentivar medidas asociadas a la democracia 2.0 genera sentimientos positivos que empujan a una mayor colaboración de los votantes. § Publicidad. La mejor promoción posible es aquella que no se hace uno mismo: el boca-oreja. Si conseguimos construir una campaña fresca, que beba de corrientes como el 15M o el OccupyWallStreet, y demostramos una escucha activa, seremos señalados como algo novedoso, tanto por medios de comunicación tradicionales como por los propios votantes. § Costes. En la coyuntura económica actual los ciudadanos no entenderían que invirtiéramos demasiado dinero en una campaña global. Un partido “nuevo” como el NDP debe cuidar su imagen apostando por la austeridad. Por eso, cualquier iniciativa que potencie una mayor participación incurrirá directamente en una disminución de los costes.

Línea de tiempo
Para conseguir nuestros objetivos debemos articular la campaña en tres etapas: § Escuchar. Pedir la cooperación ciudadana es un proceso lento y costoso de recopilación de datos, categorización y clasificación. No obstante, si se transmite bien los resultados de dicha participación, puede producir una línea de crecimiento constante. § Analizar. Necesitamos inspeccionar exhaustivamente los datos registrados; esto convierte a esta fase en la más compleja. Tendrá que haber un equipo dedicado exclusivamente a estudiar las propuestas recibidas, discriminar las que pueden ser interesantes y presentar las más valiosas. Este paso es la esencia de la campaña y nuestro valor añadido. § Actuar. Una vez discriminado, se tendrá que llevar esta participación a la realidad política. Adoptar las iniciativas más populares como parte de nuestro programa electoral. Es, contrariamente a lo que se podría pensar en un inicio, la etapa más sencilla de llevar a cabo ya que no requiere ningún esfuerzo adicional; viene adjunto con la propia naturaleza del trabajo político.

4

Promesas electorales

Campaña online

Cuidado: ¡No es oro todo lo que reluce!
A raíz de las elecciones presidenciales de Estados Unidos del 2008 el marketing político ha experimentado una fuerte evolución. La campaña de Obama innovó en cuanto a estrategia comunicativa apoyándose substancialmente en las redes sociales y la Web 2.0. Desde entonces ya no se puede entender una liza electoral sin la utilización de estos medios. Aún así debemos ser conscientes que el impacto efectivo de dichas campañas es bastante limitado. De hecho, en estudios1 acerca de la capacidad de persuasión mediante las redes sociales indican que éstas no fueron clave en la elección del candidato demócrata. Hubo otros aspectos mucho más determinantes (el hartazgo hacia los republicanos luego de las guerras de Irak y Afganistán, el inicio de una fuerte crisis económica, la infinita capacidad dialéctica de Obama, el acierto en un eslogan pegadizo, etc.). Además si analizamos2 dónde invirtieron los más de 454 millones de dólares de presupuesto veremos que se repartieron en: § § § § 160 millones en spots TV 21 millones en encuestas y sondeos 24 millones en marketing directo tradicional: correo ordinario y telemarketing Y, finalmente, 12 millones en marketing digital

Entonces, si por lo que parece, las redes sociales no dieron la victoria al candidato Obama (incluso podríamos decir que su influencia fue insignificante), ¿por qué se propone siempre esa campaña como ejemplarizante? La respuesta es porque: 1. Al ser una novedad en el aburrido panorama electoral consiguió hacerse mucha publicidad derivada. En otras palabras, su estrategia online consiguió que se hablase de él donde se ganan más votos: periódicos, radios y televisiones.

1

Budak, Alex [2010]. Facebook, Twitter and Barack Obama: New media and the 2008 Presidential election. Kindle Edition. Adell, Ángel; Alonso, Manuel A. [2011]. Marketing Político 2.0 Lo que todo candidato necesita saber para ganar las elecciones. Gestión 2000. Madrid, España. Pág. 215.

2

5

Promesas electorales

Campaña online

2. Mediante las micro-donaciones online consiguió recaudar cerca de 264 millones de dólares. ¡Esto supone casi el 60% de todo el presupuesto y un ROI de 22 puntos en las campañas de marketing digitales! 3. Cualquiera de las interacciones de los ciudadanos con las redes sociales usadas –o creadas- por el equipo de Obama les conducía a su página web, eje central de su campaña online. Allí podían registrarse y proporcionar su móvil, correo electrónico y dirección postal para estar más informados de las novedades. Fue así como obtuvieron tanta información de las personas interesadas en su candidatura y pudieron fraccionar sus estrategias en función de estratos. 4. Por último, lo más importante, se crearon infinidad de mini-tareas de apoyo que cualquier simpatizante podía ejecutar: desde un simple clic en un “me gusta” en Facebook hasta acercarse a una sede de campaña en alguna ciudad y convertirse en voluntario full time. De esta manera se consiguió crear una sensación de pertenencia al proyecto, de sentirse útil y, al final, de participar en algo histórico. Así pues, no debemos pensar de ninguna manera en una campaña online como una finalidad o un medio de ganar votos sino como una potente arma de publicidad y participación. Y eso solo lo conseguiremos si somos capaces de elaborar un modelo de comunicación 2.0 novedoso e impactante.

¿Debemos lanzarnos al 2.0?
Antes de responder analicemos un poco el entorno socio-económico en el que deberemos desenvolvernos: Canadá es miembro del G-8, es decir, uno de los países más ricos del mundo. Consecuentemente, sus ciudadanos están habituados a las nuevas tecnologías y se muestran como una de las poblaciones más activas. Repasando algunas estadísticas se clarificarán algunas dudas: § Datos generales o Son 34,5 millones de personas de las cuales el 75% tienen conexión a Internet.

6

Promesas electorales o

Campaña online

El 75% de esas personas usan redes sociales; eso supone 19,5 millones de usuarios 2.0.

o

Esos 19,5 millones de personas dedican el 30% de su tiempo libre al social media, es decir, unas 5,5 horas/semana.

o

Además el 33% de los consumidores afirman consultar en las redes sociales antes de comprar cualquier producto. ¿Qué puede hacernos pensar que no harán los mismo cuando se trate de “comprar” un presidente de gobierno para los próximos 4 años?

§

Facebook o 18,6 millones de personas tienen Facebook; esto representa el 55% de la población y casi el 100% de los que usan las redes sociales. o El 87% de los internautas usa Facebook (en los USA ese porcentaje alcanza solo el 71,5%). o o Desde el 2009 ha tenido un incremento del 700% en visitantes. De las 10 consultas más habituales en Google, 4 hacían referencia a Facebook. Y, obviamente, es la página más visitada de todo Canadá.

§

Twitter o Más de 12 millones de personas usan Twitter, es decir, el 47% de los internautas. De estos, el 11,3% lo utiliza cada mes (en USA el 11,3%). o o Desde el 2009 ha tenido un incremento del 3700% en visitantes. Toronto es la 3a ciudad del mundo que más usa Twitter y Canadá es el 3r país.

§

Youtube o Las personas entre 25 y 34 años lo usan unos 338 minutos/mes; las que están entre los 35 y los 54 años lo usan unos 297 minutos/mes o En abril de 2010, 21,7 millones de canadienses vieron 4.000 millones de vídeos. En otras palabras, ¡cada canadiense en un solo mes vio unos 110! o Canadá es el 1r país en visitas a Youtube. 7

Promesas electorales

Campaña online

Creemos que las cifras presentadas hablan por si solas: los canadienses son unos de los ciudadanos tecnológicamente más avanzados y muy participativos en las redes sociales. Consecuentemente, pensamos que está más que justificada la necesidad de una campaña de marketing digital. Sin embargo, hay otros factores a tener en cuenta, como la “paliza” 2.0 que el actual premier da a nuestro candidato: § http://politwitter.ca/profile/pmharper o o o § 71.690 a fans al Facebook 209.000 followers al Twitter 73% sentimientos positivos

http://politwitter.ca/profile/ThomasMulcair o o o 4.928 fans al Facebook 9.046 followers al Twitter 91,47% sentimientos positivos

Estos datos reflejan que la popularidad de nuestro candidato todavía es baja. No se le conoce demasiado bien y es consecuencia de lo que explicábamos en el apartado de concepto de campaña: ha sustituido a Jack Layton (carismático líder del NDP) desde hace muy poco tiempo. Aun así tenemos a nuestro favor el fuerte sentimiento positivo que despierta. Seguramente éste sea fruto de: § § la herencia de Layton y sus brillantes resultados en los últimos comicios, que aún no le ha dado tiempo a equivocarse demasiado (y todo el mundo largamente expuesto a la primera línea política lo acaba haciendo) § el fuerte y personalísimo carácter de Mulcair.

Por lo tanto, basándonos en todos los datos aportados y respondiendo a la pregunta inicial: sí, evidentemente debemos lanzarnos a la política 2.0. Ya no hay marcha atrás, pero como hemos dicho, debemos innovar.

8

Promesas electorales

Campaña online

¿Qué proponemos?
Tal y como comentamos en el primer apartado, queremos crear una campaña 100% participativa. No es una voluntad idealista sino un medio para la innovación. Sabemos que no sirve sólo tener una cuenta en Facebook y/o Twitter, sino que se debe usar con inteligencia. También es obvio que todos los candidatos querrán hacer una campaña 2.0 como no se haya visto antes, pero lo más probable es que si no se ha hecho es porque no funcionaría. Pero nuestro caso es distinto. Somos un partido pequeño, tradicionalmente alejados de los focos de poder, que podemos optar milagrosamente al gobierno gracias al desafecto a las otras dos grandes fuerzas políticas. Así pues, creemos que es momento de arriesgar dado el perfil de nuestro candidato y su contexto electoral (es el substituto de un líder carismático y tiene opciones de vencer si sigue una senda reformadora en las maneras de hacer política). campaña de “guerrilla”. Nuestra propuesta se basa en establecer una línea temporal de “Escuchar à Analizar à Actuar”. En este proceso tienen que estar involucradas necesariamente las redes sociales y las tecnologías 2.0 pero esperemos que de una forma distinta. La idea es que durante todo el ciclo de vida de la precampaña y campaña ofrezcamos distintas vías de comunicación a los ciudadanos para que nos pregunten acerca de cualquier tema. Durante todo el periodo electoral deberemos ir contestando las preguntas más relevantes (por quién las haga o por cuántas veces se hayan planteado o por la importancia del tema). Sería una evolución de lo que intentó3 Ségolène Royal con sus Désirs d’avenir4. En la primera etapa de escuchar diseñaremos también distintos mecanismos para que nos aporten sus sugerencias ya que luego agregaremos algunas de ellas a nuestro programa electoral. Querríamos aportar ese carácter “alternativo” a las acciones online que se preparen y realizar el equivalente a una

3 4

http://www.gutierrez-rubi.es/2007/05/07/segolene-presidenta-de-la-republica-20/ http://www.desirsdavenir.org

9

Promesas electorales

Campaña online

En la segunda etapa, la de analizar, iremos exponiendo las ideas más recurrentes que nos envíen y permitiremos que la gente las vote hasta obtener un recetario más específico que cuente con un fuerte apoyo social para añadirlo en nuestra propuesta electoral. En la tercera etapa, actuamos. Construiremos un programa basado en nuestro ideario pero demostrando que hemos aprovechado las opiniones de todos sumando matices o promesas para cuando gobernemos. Además crearemos en la página web un mecanismo de control de nuestras propuestas. Inicialmente nuestras promesas estarán todas incumplidas -asumiendo que de momento no hemos podido gobernar para hacerlas realidad- pero si llegamos a ganar, se deberían ir implementando y marcándose como “OK”. Debemos comprometernos a ir cumpliendo nuestro programa un poco cada año (si creemos que estaremos 4 años deberíamos concluir cada uno de ellos con un 25% más de tareas realizadas que el anterior). Nosotros podríamos modificar el estado de una promesa a “cumplida” pero una cantidad suficiente de ciudadanos (con su DNI) deberían poder votar para echar para atrás esta modificación si creen que no ha sido así. Como es obvio esta estrategia entraña muchos riesgos. Estamos jugando todo a una sola carta: la honradez. Cuanta mayor transparencia practiquemos, más alejados de las oscuras tretas de los dos partidos mayoritarios estaremos. Y esto nos ayudará mucho ya que la gente está harta de la política de siempre y, en estos momentos de crisis internacional, buscan un atisbo de esperanza. Nosotros podemos ser esa esperanza. Sabiendo lo difícil que es que nos alcemos con la victoria, creemos que sólo con un estratagema así de arriesgado tenemos alguna posibilidad (si a Obama le funcionó un todo o nada, por qué no podemos hacer lo mismo). Si ganamos deberemos cumplir lo prometido, sino la debacle electoral posterior será espectacular y difícilmente superable. Cuanto mayor es la esperanza, mayor puede ser la decepción. Pero si perdemos habremos hecho un trabajo espectacular para las siguientes elecciones: habremos demostrado honestidad y no nos habremos desgastado malversando las expectativas de los ciudadanos. En otras palabras, todos los apoyos cosechados nos darán un mayor colchón desde donde partir en los siguientes comicios. A continuación vamos a ver, para cada red social, qué proponemos hacer concretamente.

10

Promesas electorales

Campaña online

Twitter
§ La cuenta personal del candidato la debe llevar él mismo. Esto le hará mucho más cercano a los ciudadanos transmitiendo una sensación de proximidad. § Aunque pueda resultar en un inicio algo engorroso el candidato debería escribir un mínimo de 1 tweet/hora. § En general debería responder –cada hora- también algún que otro tweet que le mencione. § Estaría bien que en sus mensajes de vez en cuando enlazara sus respuestas con fragmentos del programa electoral para dar una sensación de coherencia política. § Debería hacer retweets de aquellas personas a las que siga y que son de mayor influencia en el panorama político nacional. § Siempre que salga algún tema importante a lo largo del ciclo diario de noticias deberá definir su opinión en breve. Sus ayudantes más cercanos deberían filtrarle los temas en los que se debe centrar en una jornada electoral y asesorarle acerca de lo que debería transmitir. § Aun así, no está de más escribir algún tweet acerca de algo más personal del tipo: “nos dirigimos al programa de TV XXXX para una entrevista acerca de XXX” o “hoy me han parado en la calle y me han preguntado qué haremos con la economía. Es una preocupación que me llega constantemente” o incluso alguna vez alguno más banal “hoy me toca preparar la cena a mi familia”. § Para hacer más “publicidad” de las propuestas del partido ya existe la cuenta oficial del NDP que también deberá ser muy activa proporcionando diariamente elementos clave de nuestro programa electoral bajo los hashtags en los que dividiremos los temas a tratar. § Estos hashtags serán los que nosotros usemos para iniciar nuestras debates o propuestas y los que usarán los ciudadanos para preguntarnos: #economytogether, #educationtogether, #securitytogether, #healthtogether, #nocorruptiontogether, #ecologytogether, #groeingtogether, #quebectogether, #canadatogether, etc.

11

Promesas electorales §

Campaña online

Nuestro candidato atenderá cada día, en franjas que irán de 12:30h-13:15h y de 19:30h-20:15h (las horas de comidas y cenas son las horas en las que hay más actividad en Twitter) personalmente las preguntas que se le realicen a través de su cuenta de Twitter con alguno de los hashtags mencionados. Esto establece una especie de “contrato” entre él y los ciudadanos, mostrándole como alguien que se compromete y escucha.

§

Aunque parezca que desaprovechamos quizá algunos medios en prime time creemos que a medio plazo esta estrategia dará mayores beneficios consiguiendo que esta estrategia sea mencionada habitualmente en los medios de comunicación tradicionales.

§

Todas las preguntas o aportaciones de los ciudadanos a través de los hashtags se almacenarán mediante un software propio para que luego formen parte de la base de datos que nos permitirá mostrarlas en la web para que sean votadas o respondidas.

Como podemos ver claramente, en Twitter nos limitaremos a abrir una vía de comunicación directa con el candidato. En este caso la innovación está precisamente en hacer un uso personalista y constante de la herramienta. Éste será el factor “acercamiento”.

Facebook
§ Esta red social, por la cantidad de elementos y actualizaciones necesarias, deberá ser gestionada por el equipo de comunicación del candidato. § Además de enlazar las fotos y los vídeos que nuestro equipo de comunicación diseñe, la cuenta de Facebook debe ser un elemento clave en el fomento de la participación y el seguimiento. § Visualmente tiene que presentar un diseño fresco y claro, con iconos grandes e intuitivos de los ámbitos temáticos o de las aplicaciones ofrecidas.

12

Promesas electorales § Se creará un espacio donde la gente podrá preguntar acerca de cualquiera de los temas establecidos: economía, sanidad, educación, seguridad, ecología y nación. Cada día deben registrarse respuestas por parte de nuestro equipo pero además necesitamos que los miembros clave de la candidatura asignados a cada área respondan, como mínimo, una vez al día.

Campaña online

§

Se creará un espacio, similar al anterior, pero para registrar las propuestas de los ciudadanos. Éstas se podrán votar (mediante el “I like”) y compartir. Asimismo se propondrán otras encuestas acerca de los temas de más actualidad para saber cómo orientar nuestras reacciones.

§

En una fase más adelantada, luego que hayamos podido analizar qué temas son los que más preocupan a los votantes, se presentará una iniciativa del tipo “Elabora nuestro programa electoral”. En este apartado los ciudadanos podrán votar cuáles de las iniciativas más populares pasarán a formar parte de nuestras promesas electorales.

13

Promesas electorales §

Campaña online

Se difundirán todos los eventos programados –destacando el lugar, la hora y la temática aproximada- durante la campaña, invitando a nuestros seguidores a asistir. Durante –y después- de cada acto se colgarán las fotos y vídeos que se hayan tomado/grabado.

§

Se añadirá un botón que enlazará en un sitio para hacer pequeñas donaciones para nuestra campaña. También se puede crear una pequeña tienda online con el merchandising del NDP: gorras, chapas, camisetas, tazas, USB, etc.

§

Se generarán secciones en función de los grupos de apoyo que consigamos: jóvenes, verdes, francófonos, LGBT, etc.

§

También se diseminará la información en función de las provincias; los intereses y la intensidad de debate en los distintos ámbitos será distinta en cada región. Por ejemplo en el Québec nos centraremos más en la perspectiva nacional que no en la de ecología.

14

Promesas electorales §

Campaña online

En estos apartados se definirá la opinión de nuestro candidato y de sus propuestas.

§

A posteriori, en la tercera etapa, se hará algo parecido pero con las respuestas de nuestro candidato hacia sus votantes.

En resumen, Facebook debe ser una herramienta vital en la consecución del incremento de colaboraciones, participación y generación de ideas. Será el factor “democracia 2.0”.

Youtube
§ Al ser la herramienta social de mayor uso por parte de los canadienses es donde concentraremos nuestros mayores esfuerzos. Es en esta plataforma donde debemos conseguir la mayor innovación sin prescindir de los usos habituales. § Empezaremos creando una serie de vídeos virales, interactivos5 y divertidos.

5

Algunos de los ejemplos de vídeos interactivos son: http://youtu.be/9p1yBlV7Ges, http://youtu.be/k3eyZgmpQCM. En esta hay 10 ejemplos más: http://goo.gl/xsY8t

15

Promesas electorales o

Campaña online

En estos vídeos se le mostrará al espectador distintas historias referentes a cada uno de los ámbitos temáticos estipulados (economía, educación, ecología, etc.).

o

Cada mini-relato (no debería durar más de 3 minutos cada fragmento) presentará al final de cada capítulo un dilema -con tres opciones- que permitirá que el votante elija qué haría en esa situación. Así, elegida una alternativa, mostraremos qué sucedería si siguiéramos ese curso de acontecimientos.

o

Cada opción reflejará claramente (o así debemos hacerlo creer) la ideología de los 3 partidos principales, provocando que las alternativas que no son las nuestras acaben en finales infelices.

o

Por ejemplo, imaginemos que mostramos un empresario que ve como sus ingresos están bajando y proponemos 3 alternativas: § § Despedir a gente à Se la van los demás trabajadores y quiebra Reducir los costes à Sus productos salen defectuosos y nadie los compra § 5 años antes, en años de bonanza, invirtió en I+D para fomentar el valor añadido de sus productos à Sus productos tienen un crecimiento constante, y su empresa supera las penurias sin mayores dificultades

o

Estos vídeos, para ser aún más originales, podrían ir sin la firma del NPD pero con una grafía que lo evoque claramente.

o

Además, si gustan, podríamos generar expectativa prometiendo – cuando se acaba el mini-capítulo- que la semana siguiente seguirá y que nos escriban proponiendo su continuación.

§

Otro elemento sería el de fomentar el envío de video-mensajes hacia nuestro candidato. o Estos mensajes se podrían grabar mediante cualquier dispositivo y se enviarían a nuestra cuenta (donde deberíamos primero filtrar que no hubiera ningún contenido inadecuado). También pondríamos en las grandes superficies una especie de cabina con una cámara donde la 16

Promesas electorales

Campaña online

gente podría enviar sus preguntas o sugerencias (nunca más de 1 minuto). o Para responder a estas preguntas (entrados ya en la tercera etapa de nuestro plan) elaboraríamos 2 tipos de vídeos: § El primero sería una serie de respuestas directas del candidato a las preguntas más “relevantes” en un tono distendido, como si fuera una especie de entrevista online pero en diferido. § El segundo vídeo sería un conjunto de recortes de

intervenciones suyas en discursos donde hable de la temática de la pregunta que se quiere responder. De esta manera ensalzaríamos su sintonía entre lo que dice en público en los meetings y lo que piensa y responde a la gente.

§

Otro tipo de vídeos interesantes son aquellos que muestran los “momentos más…”. Son vídeos con un tono informal que reflejarán las situaciones más emotivas, simpáticas, divertidas, sorprendentes, pertinentes, de soporte, etc. Nos permitirán acercar el candidato, el partido y nuestra manera de hacer política a los votantes.

§

Obviamente, un tipo de vídeos que, dado al público al que debemos conquistar, no podemos olvidar son aquellos donde explicamos nuestro programa electoral. Deben ser visualmente atractivos, con una narración fluida, con una música identificable pero no molesta y con unas grafías modernas. Se deberán crear distintos vídeos para cada tema con una exposición clara donde, al final de cada uno, nuestro candidato pronunciará alguna sentencia para culminarlos 17

Promesas electorales

Campaña online

(y presumiblemente acompañado de su equipo para dar una imagen de juego en equipo). § Finalmente, no podemos olvidar todo el resto de vídeos que se elaboren para la campaña: spots TV, promocionales, de soporte de nuestros votantes, de los meetings, etc.

Resulta evidente que, en un mundo cada vez más multimedia, el uso competente de los recursos audiovisuales es una necesidad. Debemos invertir dinero y esfuerzos en producciones dinámicas y bien cuidadas porque no existe nada peor que un vídeo promocional desastroso (como el que le hicieron6 a nuestro candidato). Además, esta realidad cobra mayor fuerza si nos aventuramos en una campaña en el país donde más horas de vídeos online se consumen por persona. Además, si valoramos las buenas dotes de oratoria de Mulcair, se hace aun más necesario potenciar su imagen dinámica. Sus discursos son capaces de hacer vibrar a su público y generar altas dosis de emoción. Éste será un elemento clave a la hora de presentarle porqué aportará esa energía necesaria que debe brollar de un candidato que aspira a ser la alternativa al eterno bipartidismo. En conclusión, esta plataforma requerirá mucha dedicación en cuanto a la elaboración del contenido (vídeos virales, de campaña, de apoyo, intervenciones del candidato, etc.). Con ello pretendemos generar altas dosis de expectación. Creemos que así será ya que, aunque son grandes usuarios de los vídeos online, no están acostumbrados a vídeos políticos con grandes producciones detrás. Queremos, en definitiva, que Youtube sea el centro “emocional” donde pivotar la imagen de nuestro candidato.

Tumblr
§ Esta nueva red social, aún por descubrir para muchas personas, es una manera fresca y dinámica de publicar fotos, audio, vídeos, enlaces, citas,

6

http://rosalita55.blogspot.com.es/2012/04/thomas-mulcair-has-no-friends-so-he-had.html

18

Promesas electorales

Campaña online

chats, artículos, etc. Tiene publicación automática en Facebook y Twitter por lo que nos puede servir para agregar más contenidos.

§

Como no es muy conocida, esta red social es usada7 para mostrar el backstage de la campaña, la intrahistoria del día a día de unas elecciones. Este tipo de fotos nos harán más próximos a los ciudadanos: verán cómo es una oficina de campaña, qué personas colaboran, qué tipo de tareas se puede hacer, etc. Al desmitificar ese ambiente (¡la gente no sabe cómo apuntarse o qué puede hacer!) facilitaremos que los ciudadanos se animen a implicarse directamente como voluntarios, con lo cual ganaremos “manos” para nuestros objetivos.

§

Obviamente, dadas las facilidades de publicación, también se deberían publicar fotos y vídeos de los actos de campaña que se celebren, pero siempre con un enfoque distendido, nada oficial. Además, dada su capacidad de Chat se celebrarían encuentros virtuales con los distintos responsables de cada área temática para que, durante una hora a la semana, cada uno de ellos se preste a participar en una charla online con los votantes.

Esta red social debe aportar el tono distendido e informal que acerca a nuestro candidato al ciudadano que aún no lo conoce. Sabemos que él tiene una apariencia física brusca, cierta fama de irascible e incluso una imagen de autoritario. Debemos derribar esas ideas preconcebidas y mostrar a un futuro presidente relajado, trabajador en equipo, familiar y próximo.

7

http://www.xavierpeytibi.com/2012/01/04/los-politicos-entran-en-tumblr/

19

Promesas electorales

Campaña online

Web
§ El nombre de la web de campaña del candidato debería ser www.canadatogether.ca. Este dominio está comprado aunque no está usado por nadie, así que se debería hacer una oferta por él a quien lo haya adquirido antes. § Esta web debe ser el eje central sobre el que construir toda nuestra estrategia online. Debemos, desde todas las otras redes sociales, incluir enlaces hacia nuestra web. § Debemos mostrar en ella todo lo que se hace y dice en las demás redes sociales (mensajes de Twitter, Facebook, eventos programados, vídeos más recientes, etc.). § Se pedirá, como se está haciendo y con buenos resultados en las ultimas campañas a lo largo del mundo, a los interesados en nuestra campaña que nos compartan su correo electrónico -o mejor su número de móvil- y su código postal. El objetivo es incrementar la eficacia de nuestro mensaje mejorando el acierto en el target de votante al que nos dirigimos. § Se potenciará algunos de los apartados que ya se han incluido en la página de Facebook: preguntas al candidato, propuestas de ideas, participación activa en la campaña, discusión de temas candidatos a formar parte de nuestro programa electoral, promoción eventos, temáticas en función de los grupos de apoyo o de las provincias, tienda online, etc. § Una de las innovaciones que nos gustaría implementar es la generación dinámica de 2 nubes de tags: o o La primera seria generada a partir de los discursos de Mulcair La segunda a partir de los mensajes de nuestros votantes (recibidos mediante Twitter, Facebook, vídeo, correo electrónico, etc.). § La particularidad de estas nubes de tags es que se generarán dinámicamente y en tiempo real. Además, en el primer de los casos, cuando se haga clic en una de las palabras se mostrarán una serie de vídeos asociados a los temas a los que haga referencia. En el segundo de los casos, al hacer clic en una de las palabras, se mostrarán vídeos que los ciudadanos nos habrán mandado proponiendo o preguntando algún tema que este relacionado. 20

Promesas electorales

Campaña online

En resumen, la web debe ser el centro neurálgico de toda actividad online. Tiene que incluir –o enlazar- cualquier cosa producida en cualquier otra red (vídeos a Youtube, imágenes al Tumblr, mensajes de Twitter, eventos en Facebook, etc.) y, a su vez, que todas las otras redes nos lleven hasta aquí.

iPhone, iPad y Android
Finalmente, desarrollaremos nuestras propias aplicaciones móviles para cualquier dispositivo. En ellas aparecerán los siguientes apartados: § “Vota una propuesta ciudadana”. Se mostrará el ranking de las propuestas más populares y que son candidatas a ser incluidas en el programa electoral § “Que opina Mulcair”. Vídeos y citas de nuestro candidato acerca de distintos temas. § “Quién es quién”. Perfiles de los colaboradores (políticos) más cercanos a Mulcair. Para dar sensación de trabajo en equipo. § “Sigue la caravana del NDP”. Calendario y mapa de los eventos en los que participará el candidato. § “Colabora”. Lista de direcciones, teléfonos y correos electrónicos de las distintas sedes de campaña donde poder ir a participar como voluntario. § “Haz un donativo”. Para hacer una aportación económica a nuestra campaña.

21
© Todos los derechos reservados por Roger Guasch y Mateo Gil

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful