LA POTESTAD SANCIONADORA DE LA ADMINISTRACION PÚBLICA La potestad sancionadora en materia administrativa, es una manifestación del ¨ius puniendi¨ del Estado

. “El principio de razonabilidad o proporcionalidad constituye un postulado que, en cierta medida, racionaliza la actividad sancionadora de la Administración evitando que la autoridad administrativa, desborde su actuación represiva y encauzando ésta dentro de un criterio de ponderación, mesura y equilibrio, como la alternativa última de entre las que menos gravosas resulten para el administrado”1. Ahora bien, el artículo 229 de la ley 27444(ley del procedimiento administrativo general), dispone que la administración tenga la facultad de sancionar las Infracciones realizadas por los administrados, pudiendo en virtud de dicha facultad aplicar gradualmente las mismas, sobre la base de parámetros objetivos. Lo que debe entenderse con absoluta claridad, es que la discrecionalidad se ejerce dentro de un marco previamente reglado, lo que excluye cualquier posibilidad de decisión arbitraria, enmarcado el actuar del ente administrativo a los principios de razonabilidad, gradualidad y buena fe. El principio de razonabilidad está señalado en el artículo IV del título preliminar de la ley 27444, es así que dicho principio debe regir necesariamente las actuaciones y decisiones de la administración pública, manteniendo así la debida proporción entre los medios a emplear y los fines públicos que se deban titular. Este principio también se encuentra regulado de manera especial en el artículo 230 inc. 3 de la ley del procedimiento administrativo general el cual señala lo siguiente: ART 230 inc. 3: ¨3.Razonabilidad.-Las autoridades deben prever que la comisión de la condena sancionable no resulte más ventajosa para el infractor que cumplir las normas infringidas o asumir la sanción. Sin embargo, las sanciones a ser aplicables deberán ser proporcionales al incumplimiento calificado como infracción debiendo observar los siguientes criterios que en orden de prelación se señalan a efecto de su graduación: a) b) c) d)
1

La gravedad del daño al interés público y/o bien jurídico protegido; El perjuicio económico causado; La repetición y/o continuidad en la comisión de la infracción; Las circunstancias de la comisión de la infracción;

PEDRESCHI GARCÉS, Willy. Análisis sobre la potestad sancionadora de la Administración Pública y el procedimiento administrativo sancionador en el marco de la Ley Nº 2744, Ley del Procedimiento Administrativo General. En: Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General. Ara Editores, 2003. Pág. 531.
2

Bidart Campos, Germán “La Interpretación y el Control Constitucionales en la Jurisdicción Constitucional”, Ed. Ediar, pág. 92.

Ley del Procedimiento Administrativo General. 92. en el sentido de señalar si los actos cometidos por el infractor. 2 Bidart Campos. Pág. la gravedad del daño es un criterio que se debe observar en la aplicación de sanciones. debe analizarse si este daño se ha traducido en un perjuicio de carácter patrimonial. la ganancia que ha obtenido el infractor. a fin de que se pueda realmente observar la magnitud de la conducta realizada y su impacto en perjuicio de un bien jurídico o los intereses tutelados por la administración. LAS CIRCUNSTANCIAS DE LA COMISION DE LA INFRACCION: Este criterio de observación nos indica que la administración pública. Análisis sobre la potestad sancionadora de la Administración Pública y el procedimiento administrativo sancionador en el marco de la Ley Nº 2744.¨ CRITERIOS DE OBSERVACION LA GRAVEDAD DEL DAÑO AL INTERES PUBLICO O BIEN JURIDICO PROTEGIDO: Como bien señala la ley. pág. sucedieron solo una vez o si por el contrario se vienen prolongando en el transcurso del tiempo o si anteriormente ya se le ha sancionado por una infracción de naturaleza similar. 2003. Ediar. f) La existencia o no de intencionalidad en la conducta del infractor. asimismo debe calificarse este daño en una escala de menor a mayor. EL BENEFICIO ILEGALMENTE OBTENIDO: Aquí la ley indica que la administración debe tener en cuenta. con sus actuaciones en perjuicio de la administración. LA REPETICION O CONTINUIDAD EN LA COMISION DE LA INFRACCION: Aquí la ley señala otro criterio que la administración debe observar. no solo deberá determinar la sanción en base a los hechos cometidos en forma aislada. EL PERJUICIO ECONOMICO CAUSADO: En este punto una vez que se ha calificado el daño cometido.e) El beneficio ilegalmente obtenido. Germán “La Interpretación y el Control Constitucionales en la Jurisdicción Constitucional”. . es decir que sea susceptible de apreciación económica por parte de la administración. sino también debe observar las circunstancias o motivaciones que llevaron o rodearon al infractor en la comisión de la falta. ya que se tiene que demostrar objetivamente el daño causado por el presunto infractor. Ara Editores. 531. Willy. 1 PEDRESCHI GARCÉS. Ed. En: Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General.

Ed. ya que se puede tratar de una conducta de carácter culposo. es aquel procedimiento administrativo encaminado a materializar la ejecución de una obligación de dar. y en la forma y cuantía que éstas determinen. Asimismo La Ley Nº 27444. considera (Artículo 197) que la Ejecución coactiva.LA EXISTENCIA O NO DE INTENCIONALIDAD EN LA CONDUCTA DEL INFRACTOR: Este criterio de observancia para la aplicación de la sanción. todo ello dentro del principio verbo rector de legalidad. imponer multas coercitivas. 2 Bidart Campos. para la ejecución de determinados actos. actos en que. dicho importe podrá liquidarse de forma provisional y realizarse antes de la ejecución. hacer o no hacer. por los siguientes medios: a) Ejecución coactiva b) Ejecución subsidiaria c) Multa coercitiva d) Compulsión sobre las personas La Ley. Ara Editores. 531. 92. Willy. Asimismo habrá Multa coercitiva cuando así lo autoricen las leyes. Asimismo el importe de los gastos. daños y perjuicios se exigirá conforme a lo dispuesto en el artículo anterior. En este caso. reiteradas por períodos suficientes para cumplir lo ordenado. la entidad puede. establece en el numeral 196. pág. Ediar. o reservarse a la liquidación definitiva. debiendo seguirse el procedimiento previsto en las leyes de la materia. En: Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General. a costa del obligado. establece que la ejecución forzosa por la entidad se efectuará respetando siempre el principio de razonabilidad. Pág. 2003. Análisis sobre la potestad sancionadora de la Administración Pública y el procedimiento administrativo sancionador en el marco de la Ley Nº 2744. Por su parte constituye. implica que la administración pública debe tener en cuenta la conducta dolosa o la intencionalidad del administrado en la comisión de la infracción. procediendo la 1 PEDRESCHI GARCÉS. la entidad realizará el acto. por sí o a través de las personas que determine. Ley del Procedimiento Administrativo General. . en actos personalísimos en que no proceda la compulsión sobre la persona del obligado.1 de su artículo 196. Ejecución subsidiaria cuando se trate de actos que por no ser personalísimos puedan ser realizados por sujeto distinto del obligado. Germán “La Interpretación y el Control Constitucionales en la Jurisdicción Constitucional”.

Análisis sobre la potestad sancionadora de la Administración Pública y el procedimiento administrativo sancionador en el marco de la Ley Nº 2744. La diferencia entre el monto de la multa y la ventaja de gradualidad que la norma autoriza a la Administración. el máximo intérprete de nuestro ordenamiento legal. 1 PEDRESCHI GARCÉS. Ediar. 2 Bidart Campos. y no fueran ejecutados. En esta sentencia. Ara Editores. es precisamente el caso de la Sentencia recaída sobre el Expediente 1803-2004-AA/TC. compulsión sobre las personas se efectúa en los actos administrativos que impongan una obligación personalísima de no hacer o soportar. 531. si ello es material y objetivamente posible sin afectar a los fines de la Administración. . es en este caso. Ed.compulsión. es desproporcionada y. Germán “La Interpretación y el Control Constitucionales en la Jurisdicción Constitucional”. en el que el Tribunal Constitucional concluye que: “(…) si la infracción amerita una sanción equis. los que se deberán regular judicialmente. Ley del Procedimiento Administrativo General. es claro al precisar que en ese caso la administración actuó desproporcionalmente evidenciando la irrazonabilidad de la potestad sancionadora de la administración. y siempre dentro del respeto debido a su dignidad y a los derechos reconocidos en la Constitución Política. Por otro lado. la administración no la estimara conveniente. por tanto. pág. 92. en los casos en que la ley expresamente lo autorice. especialmente en relación a las actuaciones que conlleven consigo una sanción o carga para el administrado. Si los actos fueran de cumplimiento personal. 2003. Willy. la evidencia de la irrazonabilidad”. consagra a la razonabilidad como un principio rector de las actuaciones administrativas. injusta e irrazonable respecto de la falta cometida. En: Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General. darán lugar al pago de los daños y perjuicios que se produjeran. Como se puede apreciar la ley marco del procedimiento administrativo. Pág. a través de los artículos anteriormente mencionados. Este principio será materia de control posterior por parte de autoridades jerárquicamente superiores. o de ser el caso en sede judicial. entonces resulta obvio que la multa en sí. establecida en la tabla de sanciones de la SUNAT. la gradualidad establecida no puede reducir este monto al 30% de equis (…) puesto que. actos cuya ejecución pueda el obligado encargar a otra persona.

Con todo lo mencionado anteriormente se puede inferir que el principio de razonabilidad en el procedimiento administrativo sancionador es primordial al momento de que la administración pública decida sobre algún asunto.Por lo tanto. especialmente en los cuales tenga que imponer alguna carga o sanción a los administrados. 1 PEDRESCHI GARCÉS. sino también en el del derecho administrativo sancionador. cuando no respeta el principio de proporcionalidad. que esa norma sea constitucional. Si bien la doctrina suele hacer distinciones entre el principio de proporcionalidad y el principio de razonabilidad. ni privado de lo que la ley “justa” (o razonable) no prohíbe”. ante todo. Análisis sobre la potestad sancionadora de la Administración Pública y el procedimiento administrativo sancionador en el marco de la Ley Nº 2744. Germán “La Interpretación y el Control Constitucionales en la Jurisdicción Constitucional”. último párrafo. 2003. cuando enuncia el principio de razonabilidad. Siguiendo en esa línea el TC en la sentencia del Exp 2192-2004-AA. ¨ El principio de razonabilidad o proporcionalidad es consustancial al Estado Social y Democrático de Derecho. en una norma que sólo mande o prohíba de acuerdo a los mecanismos reglados por ella misma sino. 92. 531. podría decirse que dicha potestad se encuentra estrechamente relacionada a los principios jurídicos generales que limitan su ejercicio. y está configurado en la Constitución en sus artículos 3º y 43º. tal cual lo ha reconocido nuestro Tribunal Constitucional también en la Sentencia recaída sobre el Expediente 274-99-AA/TC. . En este sentido. 2 Bidart Campos. Ediar. puede establecerse. los que no sólo se aplican en el ámbito del derecho penal. Ed. Pág. esto es. en la medida que una decisión que se adopta en el marco de convergencia de dos principios constitucionales. de necesidad y de proporcionalidad en sentido estricto o ponderación. reconoce el principio de proporcionalidad en el derecho administrativo sancionador señalando que: 15. Ara Editores. mientras que el procedimiento para llegar a este resultado sería la aplicación del principio de proporcionalidad con sus tres subprincipios: de adecuación. que responda a ciertas pautas de valor Justicia. no será razonable. prima facie. extremo que lleva a Bidart Campos a sostener que el enunciado del principio de legalidad debería ser: nadie puede ser obligado a hacer lo que la ley “justa” (o razonable) no manda. En: Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General. pág. y plasmado expresamente en su artículo 200°. como estrategias para resolver conflictos de principios constitucionales y orientar al juzgador hacia una decisión que no sea arbitraria sino justa. el principio de razonabilidad parece sugerir una valoración respecto del resultado del razonamiento del juzgador expresado en su decisión. Willy. Ley del Procedimiento Administrativo General. una similitud entre ambos principios. Es así que no se está pensando.

En ese sentido el establecimiento de disposiciones sancionatorias. pág. lo incongruente y contradictorio con la realidad que ha de servir de base a toda decisión. exigiendo que las decisiones que se tomen en ese contexto respondan a criterios de racionalidad y que no sean arbitrarias. El resultado de esta valoración llevará a adoptar una decisión razonable y proporcional. La preocupación de la doctrina y la jurisprudencia en torno al principio de razonabilidad se puede resumir en dos objeciones externas. se busca en todos los casos generar los medios necesarios para lograr una finalidad querida. desde una aproximación teórica que admite las bondades del principio de razonabilidad y proporcionalidad. 2 Bidart Campos. sólo así podrá considerarse que es “derecho” y así. 2003. Este principio tiene un doble significado: (i) en un sentido clásico y genérico. La primera cuestión se refiere a la legitimación para realizar este tipo de control: ¿qué es lo que habilita que un juez o un tribunal pueda realizar un examen de razonabilidad sobre las normas? . En: Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General. Ediar. tanto por entidades públicas como privadas. Willy. sino que se debe efectuar una apreciación razonable de los hechos en cada caso concreto. la arbitrariedad aparece como lo carente de fundamentación objetiva. el Estado social y democrático de Derecho. se pueden plantear otras inquietudes: ¿sirve este principio como criterio delimitador del contenido esencial de los derechos fundamentales? ¿De qué modo es compatible con una postura que no ve a los derechos fundamentales y a los principios jurídicos en conflicto? 1 PEDRESCHI GARCÉS. tomando en cuenta los antecedentes personales y las circunstancias que llevaron a cometer la falta. se ha incorporado el principio de interdicción o prohibición de todo poder ejercido en forma arbitraria e injusta. al reconocer en los artículos 3º y 43º de la Constitución. En este proceso de creación normativa o de interpretación jurídica aparece generalmente más de una alternativa frente a una misma finalidad6. Ed. no sólo en sí misma. Es decir. 92. es decir. (ii) en un sentido moderno y concreto. La razonabilidad es un criterio íntimamente vinculado a la justicia y está en la esencia misma del Estado constitucional de derecho. o el administrador emite un acto administrativo. Ara Editores. Germán “La Interpretación y el Control Constitucionales en la Jurisdicción Constitucional”. Ley del Procedimiento Administrativo General. la arbitrariedad aparece como el reverso de la justicia y el derecho. sino frente a todo el ordenamiento jurídico. Análisis sobre la potestad sancionadora de la Administración Pública y el procedimiento administrativo sancionador en el marco de la Ley Nº 2744. Pág. La razonabilidad actúa como un factor justificador del ordenamiento jurídico. Cuando la norma sea razonable. justa.La segunda objeción radica sobre los alcances de este control y el peligro del subjetivismo judicial: ¿es posible un control objetivo de razonabilidad de las normas? ¿Existen criterios o juicios concretos para ejercer este tipo de control? Internamente. cuando el juez dicta una sentencia. . no puede circunscribirse a una mera aplicación mecánica de las normas. Se expresa como un mecanismo de control o interdicción de la arbitrariedad en el uso de las facultades discrecionales. Cuando el legislador sanciona una norma. 531. Aunque no explícitamente. como aquello desprendido o ajeno a toda razón de explicarlo.

b.En este sentido. pues sólo así un “hecho” resultará menos o más tolerable. 2003. Willy. Germán “La Interpretación y el Control Constitucionales en la Jurisdicción Constitucional”. como imposición de una forma o de un procedimiento que deben seguir los actos constitucionales de cada órgano del Estado para ser válidos. pasa a constituirse en la base del “debido proceso sustantivo” y. En sentido análogo. 2 Bidart Campos. 92. sino su observación en directa relación con sus protagonistas. cuando se violenta aquélla no nos encontramos frente a una transgresión al debido proceso en sentido formal o adjetivo. entonces el tercer elemento a tener en cuenta es que la medida adoptada sea la más idónea y de menor afectación posible a los derechos de los implicados en el caso. En: Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General. Este principio. aparece compuesto por tres subprincipios que lo integran y que en caso de ser satsifechos permitirán establecer que la norma en cuestión aparece como “razonable” (o con contenido de valor Justicia) desde la óptica constitucional. º 00535-2009-PA/TC (fundamento 18) señala que: ¨El análisis de la razonabilidad de una medida implica determinar si se ha hado: a. sino el ordenamiento jurídico en su conjunto. como ordena la ley en este caso. Pág. 531. el tribunal constitucional en la sentencia recaída en el EXP. . pág. Ley del Procedimiento Administrativo General. confrontándolo con los “antecedentes del servidor”. entonces. N. Ed. Ediar.¨ La razonabilidad. 1 PEDRESCHI GARCÉS. tomando en cuenta no sólo una ley particular. sino que lo que se agrede es una cuestión esencial o de fondo: el ajuste de todo acto con el sentido de justicia que la constitución alberga. así. Es lo que Bidart Campos expresa como “adecuación mesurada de los medios al fin¨. La comprensión objetiva y razonable de los hechos que rodean al caso.2 Lingüisticamente. que implica no sólo una contemplación en “abstracto” de los hechos. Análisis sobre la potestad sancionadora de la Administración Pública y el procedimiento administrativo sancionador en el marco de la Ley Nº 2744. razonable es todo aquello arreglado a la razón. Una vez establecida la necesidad de la medida de sanción. c. porque así lo ordena la ley correctamente interpretada en relación a los hechos del caso que han sido conocidos y valorados en su integridad. a su vez. puede decirse que cuando nos referimos a dicho término aludimos a aquello que resulta proporcionado e idóneo para alcanzar un fin propuesto. Ara Editores. La elección adecuada de las normas aplicables al caso y su correcta interpretación.

si permite concluir que la medida guarda una razonable relación con el fin que se procura alcanzar. lo siguiente será valorar si los medios escogidos son “idóneos” para el logro de los fines establecidos. 2 Bidart Campos. No obstante. Pág. Germán “La Interpretación y el Control Constitucionales en la Jurisdicción Constitucional”. Por último. luego. Willy. establecidas la adecuación y la necesidad. En: Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General. En efecto. La necesidad. Ed. con lo cual. la regla a aplicar es: a mayores beneficios mayores niveles de restrictividad de la norma que será permitida. verificar cuál es el medio que ha empleado y a partir de allí ponderar si éste resulta apto para el logro de aquél. En este sentido se debe reparar que. En virtud él. con lo cual la primera operación que el intérprete constitucional deberá realizar es la de determinar el fin que tuvo en miras el legislador para. lo que en derecho francés se conoce con la gráfica expresión de “balance de costo beneficio¨. el legislador debió haber optado por aquéllas que resulten menos restrictivas de los derechos involucrados. 2003. la máxima de la razonabilidad no impediría que el legislador o el administrador –cada uno en su esfera de competencia. la opción que aporta la doctrina consistiría en agregar al test de razonabilidad un segundo baremo al que denominan “de contenido esencial”. aquí no se agota la cuestión. 531. aparece defendida por Bidart Campos cuando sostiene que “cuanto más alta es la jerarquía del interés tutelado. Sólo una vez efectuado dicho análisis tendrá importancia el segundo de los subprincipios. . Ley del Procedimiento Administrativo General. 92. la norma reguladora de un derecho debe ser adecuada o idónea para el logro del fin que se busca alcanzar mediante su dictado. mayor puede ser la medida de la reglamentación”. de entre todas las medidas a su alcance. 1 PEDRESCHI GARCÉS. concluido el análisis anterior. lo cual significa que. Ediar. Análisis sobre la potestad sancionadora de la Administración Pública y el procedimiento administrativo sancionador en el marco de la Ley Nº 2744. así concebida. En esta línea. Esta posición. la norma sólo pasará el baremo de la proporcionalidad si puede afirmarse que es razonable stricto sensu.El primero es el de la adecuación.violen derechos fundamentales reconocidos por nuestra Constitución Nacional con la debida alegación de buscar un fin elevado y un medio inocuo en relación con el peligro que se intenta conjugar para hacer que la razonabilidad deje de ser un principio de contenido material para resultar un criterio formal en el análisis de la norma. esto es. Este cálculo de costos-beneficios nos estará indicando que va a ser razonable toda medida que suponga un coste proporcionado con la utilidad. pág. Ara Editores.

es imprescindible investigar y determinar la finalidad o las finalidades que persigue la norma. pág. Conforme esta opinión una medida sólo puede ser proporcionada si no afecta el contenido esencial del derecho. ¿es constitucional? c) L a finalidad. el punto e). Willy. Pág. el juicio de proporcionalidad. 531. . 92. el control de razonabilidad supone cinco juicios que a continuación detallo: Los cinco juicios del control de razonabilidad a) Primer test: el juicio de finalidad El primer juicio que corresponde hacer sobre la norma a efectos de evaluar su razonabilidad versa acerca de la finalidad o las finalidades de la medida. 2003.consistente en verificar si la reglamentación condujo a una severa afectación del núcleo del derecho constitucional del que se trate. para un correcto control de constitucionalidad sobre la base de la razonabilidad. En: Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General. primero deberá comprobarse que no se ha afectado el contenido del derecho y sólo a partir de allí efectuarse el balanceo entre cargas y ventajas. entonces. Ediar. Asimismo los juicios del control de razonabilidad pueden ser desglosados en siete preguntas que el operador jurídico se debe plantear: a) ¿Cuáles son las finalidades mediatas e inmediatas de la norma? b) L a finalidad. Cabe advertir que es posible que una norma. no persiga finalidad alguna. ¿es socialmente relevante? d) ¿Es adecuado el medio empleado? e) ¿Es necesario. De este modo. por lo cual deberá declararse su inconstitucionalidad ya que toda norma debe perseguir alguna finalidad legítima. b) y c) pueden unificarse en un solo juicio acerca de la finalidad de la norma. el medio empleado? f) ¿Es proporcionada la medida con respecto a los fines? g) ¿Respeta el contenido esencial de los derechos en juego? Las preguntas a). Tres cuestiones quedan abarcadas en este juicio: – ¿Cuál es la finalidad? – ¿Es constitucional? – ¿Es socialmente relevante? En primer lugar. o una disposición particular. el juicio de necesidad. El punto d) viene a ser el juicio de adecuación de la norma. Germán “La Interpretación y el Control Constitucionales en la Jurisdicción Constitucional”. Ara Editores. o indispensable. en esta opción. Ley del Procedimiento Administrativo General. Ed. la pregunta f). y la pregunta g) el juicio de afectación o alteración del contenido esencial de los derechos en juego. Análisis sobre la potestad sancionadora de la Administración Pública y el procedimiento administrativo sancionador en el marco de la Ley Nº 2744. 2 Bidart Campos. 1 PEDRESCHI GARCÉS.

el operador jurídico deberá tener en cuenta. 92. Ediar. Germán “La Interpretación y el Control Constitucionales en la Jurisdicción Constitucional”. Ara Editores. etc. de acuerdo con lo que la experiencia demuestra como efectos de los mismos. sino que descubra la finalidad real detrás de ella. 2 Bidart Campos. conforman el subprincipio de adecuación. La finalidad mediata puede ser el logro de un determinado objetivo constitucional. . una norma que no persiga ninguna finalidad pública. Las finalidades mediatas son aquellas que se logran a partir de esa finalidad y se puede llegar a un ordenamiento jurídico superior. En cuanto a su análisis intrínseco. 531. etc. Pág. En otras palabras. En definitiva. Es preciso que el juez realice una interpretación teleológica de la norma y que no solamente desentrañe la intención del legislador o evalúe la exposición de motivos. el Estado se debe abstener de legislar en la materia. El siguiente paso consiste en verificar la legitimidad del fin normativo. 1 PEDRESCHI GARCÉS. entre otros aspectos. En: Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General. es decir. Luego corresponde determinar si la finalidad es socialmente relevante. una norma que establezca medios que no sean capaces de lograr la finalidad deseada debe ser declarada inconstitucional por irrazonabilidad. y el juicio de finalidad. Esto significa que la finalidad debe tender a la justicia y al bien común. puede consistir en la función que cumple la norma dentro de un determinado campo del derecho. no al interés de ciertas personas particulares. el juez puede tener en cuenta la finalidad de los medios.Examinar correctamente la finalidad es lo que determinará una acertada aplicación de los siguientes juicios. Por otra parte. o que su finalidad sea inconstitucional o socialmente irrelevante. b) Segundo test: el juicio de adecuación El juicio de adecuación. 2003. Para esto último. La finalidad de la norma debe ser conforme a la Constitución. los hechos que motivaron la medida. los antecedentes y las fuentes jurídicas. examina la eficacia de los medios adoptados frente a la finalidad perseguida por la norma. Este juicio de adecuación. y no estar prohibida explícita o implícitamente. Se deberá tener en cuenta las finalidades mediatas e inmediatas de la norma. La finalidad inmediata es la primera que surge de la propia ley luego de realizar una interpretación teleológica. Ley del Procedimiento Administrativo General. Análisis sobre la potestad sancionadora de la Administración Pública y el procedimiento administrativo sancionador en el marco de la Ley Nº 2744. Ed. Willy. las circunstancias fácticas y jurídicas extrínsecas a la sanción de la norma. o de idoneidad. deberá ser declarada inconstitucional por el juez interviniente. también quiere decir que la finalidad que se pretende lograr no debe vulnerar el principio de subsidiariedad: si la misma finalidad se puede lograr igual o más eficientemente sin intervención del Estado por parte de los grupos o personas que lo componen. generalmente los propios medios empleados delatan la finalidad de la medida. pág.

La adecuación se debe analizar en el momento y las circunstancias de la aplicación de la norma. la norma es inadecuada. etc. Lo que se debe analizar. 531. pero llevada a los casos de aplicación puede resultar que hayan quedado incluidos algunos 1 PEDRESCHI GARCÉS. 92. . la que conlleve los menores costos y esfuerzos para la comunidad. la que regule la menor cantidad de supuestos de hecho y sujetos alcanzados. En caso de duda. es la eficiencia de la medida en comparación con otras medidas eficaces: de acuerdo con el principio de necesidad. Germán “La Interpretación y el Control Constitucionales en la Jurisdicción Constitucional”. pág. Generalmente este juicio se formula en términos negativos: la norma debe ser la que menos restrinja el derecho fundamental entre otras normas eficaces. la que resulte más económica. modo y lugar. Ediar. sea la mejor. y responde a la cuarta pregunta que corresponde plantearse para realizar el control de razonabilidad. si para tal situación. una norma considerada en forma abstracta puede no resultar irrazonable. ya que la prueba suele recaer sobre quien alega la inconstitucionalidad. Es una exigencia del principio de razonabilidad que la norma que se adopte para alcanzar la finalidad requerida. pero resulta adecuada posteriormente. la norma razonable será. y no sólo la eficaz (adecuada). Ley del Procedimiento Administrativo General. El juicio de necesidad no es otra cosa que un control de calidad de las normas que regulan los derechos fundamentales. La adecuación también debe analizarse en forma abstracta. Por último. Ara Editores. la adecuación puede evaluarse y probarse por distintos medios. En ambos casos se deberá declarar la inconstitucionalidad. Por último. Pág. En: Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General. Ed. Análisis sobre la potestad sancionadora de la Administración Pública y el procedimiento administrativo sancionador en el marco de la Ley Nº 2744. si es que en general los medios no logran la finalidad. o para tal sujeto. entre otras cosas. en este sentido. se estará a favor de la constitucionalidad. 2 Bidart Campos. debe implementarse la medida que mejor logre la finalidad propuesta. el juicio de necesidad será relevante también en la aplicación del control de constitucionalidad para el caso concreto. 2003. De modo que si era inadecuada al momento de su sanción. en general. c) Tercer test: el juicio de necesidad El juicio de necesidad es el que se conoce como subprincipio de necesidad o de indispensabilidad. En otras palabras. la que logre la finalidad en el menor tiempo posible. Esta formulación es incorrecta ya que una norma que restrinja un derecho fundamental es inconstitucional. la norma constitucional debe ser la más eficiente entre otras alternativas posibles. o en el caso concreto. En efecto. una norma ineficiente no superará el test. es razonable. Willy. Muchas veces el juicio será técnico en cuanto se deberá probar científicamente la adecuación de la medida. ante todo. Para esto es necesario considerar las circunstancias de la medida: tiempo.

así. Un sistema similar se aplica en el derecho continental con la regla de ponderación o de conflicto. es decir. más que una ponderación entre dos principios en conflicto. Este juicio se corresponde con el subprincipio de proporcionalidad en sentido estricto que se suele aplicar en el derecho continental. la norma no tendría “razón” de ser. 531. una valoración por parte de los jueces que deberá estar suficientemente fundada. la norma debe ser declarada inconstitucional. o porque no son relevantes para el logro de la finalidad. Germán “La Interpretación y el Control Constitucionales en la Jurisdicción Constitucional”. sea en forma abstracta o concreta. Todos estos defectos legales podrían ser atacados mediante el juicio de necesidad. Willy. que deja afuera supuestos que deberían quedar comprendidos. Es lo que en el derecho estadounidense se conoce como los defectos legales de la sobrecomprensión (overinclusiveness) de las leyes. Análisis sobre la potestad sancionadora de la Administración Pública y el procedimiento administrativo sancionador en el marco de la Ley Nº 2744. Ediar. ya sea porque se generaría respecto de ellos una suerte de carga no igualitaria. Ley del Procedimiento Administrativo General. Más bien se pretende que. 2 Bidart Campos. Pág. de lo contrario. Ed. es decir. . se brinden razones para ello. Este juicio no debe realizarse mediante un balance entre los derechos en juego. debe excluirse la idea de jerarquizar los derechos.supuestos que no merecían quedar comprendidos por la norma. se cuantifiquen y califiquen de algún modo los medios con respecto a los fines que se pretende alcanzar a efectos de vislumbrar la proporción que debe existir entre los costos y los beneficios y. mediante este juicio. sino también tener todos los 1 PEDRESCHI GARCÉS. En la vereda opuesta. una norma también puede resultar infracomprensiva (underinclusiveness). Ara Editores. 92. o también el defecto de la vaguedad (vagueness). en cuanto la ley no define con precisión los supuestos alcanzados de modo que se genera cierta incertidumbre. En: Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General. Para esto se deberá evaluar el carácter de la medida y la relevancia de la finalidad que implicarán. Los beneficios deben resultar siempre mayores que los costos. No es esto lo que debería buscarse mediante el juicio de proporcionalidad. El balancing test que se aplica en el derecho estadounidense para resolver problemas de derechos fundamentales consiste en balancear el derecho regulado o afectado frente al derecho que busca proteger la finalidad de la medida. que comprende más supuestos de los que debería alcanzar. pág. 2003. de algún modo. significa una comparación de los costos y beneficios de la norma: se propugna que si los costos son superiores a los beneficios. No se debe realizar un mero análisis cuantitativo. d) Cuarto test: el juicio de proporcionalidad (en sentido estricto) El juicio de proporcionalidad en sentido estricto.

y el juez debe declarar su irrazonabilidad e inconstitucionalidad. Una norma puede atravesar todos los juicios anteriores. Esta diferencia entre principios y reglas resulta esencial para comprender la problemática de los derechos fundamentales. Ahora bien. Es imprescindible verificar si la norma altera o vulnera el contenido esencial de los derechos que aparecen en juego o que regula la ley. En: Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General. . Esta solución justa exige que sea humana. un principio. Este examen requiere que se realice una interpretación teleológica del derecho fundamental a partir del bien jurídico protegido y su función en el sistema de los derechos. Ley del Procedimiento Administrativo General. 531. Además de los juicios anteriores. pág. en primer lugar. El hecho de que sea considerada como principio significa que –a diferencia de las reglas que son normas que no admiten grados– un principio admite su aplicación en grados pero exige su máximo cumplimiento posible. o medios y fines ya que esto no garantiza la intangibilidad de los derechos fundamentales en juego. los fines intermedios o mediatos. En efecto. sujetos alcanzados y sujetos beneficiados. etc. e) Quinto test: el juicio de respeto al contenido esencial de los derechos regulados Ya se ha dicho que el control de razonabilidad o proporcionalidad no se puede limitar a un mero control de costos frente a los beneficios de la medida. como por ejemplo en Alemania y España. Pág. así es reconocida en la mayor parte de los ordenamientos jurídicos. Una norma así no puede convivir en el ordenamiento jurídico. cuando coexisten dos 1 PEDRESCHI GARCÉS. La razonabilidad opera como un criterio que permite arribar a una solución justa dentro del derecho. no arbitraria: de algún modo. no violenta. y los mismos medios que se emplean para lograr la finalidad. Análisis sobre la potestad sancionadora de la Administración Pública y el procedimiento administrativo sancionador en el marco de la Ley Nº 2744. De este modo. 92. ya sea una solución normativa. es necesario controlar la norma a la luz de los distintos fines constitucionales (principios constitucionales y derechos fundamentales) y del ordenamiento jurídico. conforme a ciertas razones. etc. a modo de encontrar la armonización con los demás derechos y no de hacerlos entrar en conflicto. esta exigencia de razonabilidad o proporcionalidad es. son “mandatos de optimización”. Ara Editores. bien común).factores en cuenta como por ejemplo: costo económico. es imprescindible recurrir a las “razones” del derecho para otorgarle justificación108. Germán “La Interpretación y el Control Constitucionales en la Jurisdicción Constitucional”. el juez evaluará si la ley en cuestión altera el ejercicio de un derecho fundamental. una solución en un proceso contencioso. Ediar. pero violar la garantía de la inalterabilidad de los derechos. Ed. Ya se ha dicho que el derecho exige una base racional ya que en sí mismo se trata de un juego entre medios y fines: los fines últimos del derecho (justicia. 2003. 2 Bidart Campos. Willy. prolongación de la medida en el tiempo y el espacio. Al ser el derecho un orden humano.

En: Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General. en su aplicación y control. Esto significa. se busca el mayor grado de concreción de razonabilidad. Al exigir la razonabilidad del ordenamiento jurídico. Ley del Procedimiento Administrativo General. Frente a dos principios. o proporcionalidad. es así que ciertas reglas se pueden derivar de su propia razón de ser. ninguno debe ser excluido. así entendido. o juicios de comprobación de la razonabilidad o proporcionalidad de una norma. pág. Willy. Germán “La Interpretación y el Control Constitucionales en la Jurisdicción Constitucional”. El hecho de que estas reglas se deriven no les quita el carácter de principio ya que son tests. Sin embargo. El principio de razonabilidad es un principio general del derecho. El principio de razonabilidad como control de constitucionalidad: el “control constitucional de razonabilidad” El estatus de principio significa un grado de abstracción e indeterminación. . 2 Bidart Campos. es un principio general del derecho. explicaciones y fundamentaciones del agente de la decisión. El principio de razonabilidad. en la interpretación. significa que forma parte del ordenamiento jurídico independientemente de que sea o no declarado en forma expresa. sino que debe procurarse una armonización entre ellos procurando optimizarlos. que goza de juridicidad: es obligatorio en la aplicación del derecho en general. el operador jurídico debe buscar la maximización de la razonabilidad ya sea en la sanción de cualquier acto normativo. si lo que se busca es el 1 PEDRESCHI GARCÉS. Ara Editores. El control de razonabilidad ha sido diseñado como un análisis orientado a evaluar la decisión pública cuestionada de en su objeto. y como un criterio de control de las normas de modo que su contenido sea conforme a derecho y que los derechos fundamentales no se vean afectados o alterados en su contenido esencial. 531. Ed. En efecto. por esto se ha dicho que el principio de razonabilidad es un concepto jurídico indeterminado. minimizando la arbitrariedad y procurando una armonización con otros principios como pueden ser otros derechos fundamentales (que operan como principios). opera como un límite constitucional al poder del Estado. una excluye a la otra y se aplica en toda su extensión. cumple la función de operar como criterio en el control de constitucionalidad de las normas.reglas contrapuestas. en primer lugar. Pág. es decir. y fundamentalmente prescindente respecto de las motivaciones. 2003. de manera neutral. 92. Ediar. En segundo lugar. el logro en su mayor grado posible. Análisis sobre la potestad sancionadora de la Administración Pública y el procedimiento administrativo sancionador en el marco de la Ley Nº 2744. En otras palabras.

Bajo esta óptica. y su valoración e interpretación de los hechos la interpretación de los derechos constitucionales. Estos juicios. se opone a esta concepción ya que supone que las leyes limitan los derecho y que un derecho puede quedar relegado frente a otro “más importante” o a una finalidad social relevante. Ediar. 92. Es. ya que no cualquier finalidad propuesta es compatible con la Constitución de modo que permita el logro de los objetivos constitucionales. unos juicios concretos son imprescindibles. 531. ya que el principio de razonabilidad supone la inevitabilidad de los juicios de valor por parte de los jueces. o reglas. un control constitucional que examina específicamente la relación entre los medios y los fines de una medida. limita. Willy.mayor grado de proporcionalidad o razonabilidad posible. convendrá examinar si el medio afecta. Análisis sobre la potestad sancionadora de la Administración Pública y el procedimiento administrativo sancionador en el marco de la Ley Nº 2744. sino permitir que los jueces puedan fundamentar suficiente y correctamente sus decisiones. estos juicios o reglas de análisis deben ser empleados. Germán “La Interpretación y el Control Constitucionales en la Jurisdicción Constitucional”. y el bien humano protegido. pág. Pero no se limita únicamente a esto. merece su protección. En ningún caso se puede postergar un derecho ya que. Ley del Procedimiento Administrativo General. del operador jurídico. Luego también. además. 1 PEDRESCHI GARCÉS. Cabe advertir que el control constitucional de razonabilidad no es infalible ya que sus resultados dependerán. De todos modos. En: Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General. Tampoco significa petrificar esta herramienta. y detectar la irrazonabilidad de una norma. Ara Editores. o altera el contenido esencial de otros derechos fundamentales de acuerdo con la finalidad de los mismos. en buena medida. 2003. poniendo el énfasis en la función que cumple el principio y en los juicios que se desprenden del mismo. Pág. Ed. De todos modos. más bien. Corresponde decir que es necesario superar la idea de que el principio de razonabilidad o proporcionalidad es un análisis de ponderación entre principios. restringe. . El principio de razonabilidad puede ser llamado también “control constitucional de razonabilidad”. son pautas que otorgan un cierto grado de objetividad y determinación al principio de razonabilidad. Esto a efectos de dar máxima eficacia a la Constitución y lograr la armonización de los derechos. La teoría absoluta del contenido esencial. el principio de proporcionalidad permite que las sentencias sean fundadas brindando razones y argumentos de un modo claro y preciso para decidir en uno u otro sentido. la interpretación de los medios empleados por la norma y la comprensión del fin o los fines de la misma. se debe analizar la constitucionalidad de la finalidad. no se excluye la valoración jurídica. sus visiones fundamentales. y arribar a soluciones más justas. o una postura que examine los derechos fundamentales o los principios en conflicto. 2 Bidart Campos. quien tiene derecho.

Germán “La Interpretación y el Control Constitucionales en la Jurisdicción Constitucional”. 2003. Pág. pero no el único. Conforme a lo analizado anteriormente la razonabilidad debe integrar en su campo el examen razonable de los medios y los fines. 1 PEDRESCHI GARCÉS. Los resultados son semejantes a los de la teoría absoluta. En: Comentarios a la Ley del Procedimiento Administrativo General. .el control de razonabilidad carece de relevancia y su aplicación –que no incluiría la garantía de no afectación de los derechos fundamentales– puede conducir. la teoría de la implicación. por ejemplo. contradictoriamente. Se han sostenido otras teorías. y la afectación o la alteración del contenido esencial de los derechos fundamentales en juego. Ara Editores. Willy. Ed. pág. que sostiene que el principio de proporcionalidad es un criterio para determinar el contenido esencial. una medida que altera un derecho fundamental es irrazonable o desproporcionada. 2 Bidart Campos. y se excluye el juicio de no afectación de los derechos fundamentales. Ley del Procedimiento Administrativo General. a soluciones arbitrarias. irrazonables y desproporcionadas. 92. De este modo. Análisis sobre la potestad sancionadora de la Administración Pública y el procedimiento administrativo sancionador en el marco de la Ley Nº 2744. 531. Según la teoría relativa del contenido esencial también se llega a consecuencias no deseadas ya que se queda en un mero análisis de costos y beneficios. Ediar.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful