Está en la página 1de 2

Administración de Tecnologías Educativas

Michael Jiménez Ureña

En el mundo de la administración de tecnologías educativas debemos saber escoger muy bien el software que van a utilizar los usuarios, los cuales serán principalmente estudiantes. La escogencia se realizará en gran medida por el presupuesto con el que contemos. A continuación expondré el caso de un Programa conformado por tres maestrías cuyas clases o lecciones no son presenciales. El costo de cada maestría es de 5.000 $USD.

En nuestro caso, debido a que históricamente alrededor de la mitad de los estudiantes viven fuera del país, lo mejor es utilizar un servidor que esté ubicado en EE.UU., por una sencilla razón, el centro o corazón del internet está en ese país; la mayoría de los países (por lo menos en Latinoamérica) se conectan a los demás a través de EE.UU.; por lo que es más rápido acceder a sitios web que estén ubicados ahí. Eso nos lleva al inevitable gasto (mejor lo llamamos inversión), de alquilar un hosting u hospedaje de nuestras páginas web. Primero alquilamos un hosting compartido en HostMonster, de esos que valen entre 3 y 8 $USD mensuales, es tan poco dinero que lo cobran por año; con lo cual vino nuestra primera mala experiencia, ya que al ser compartida la memoria principal o RAM, en algunas ocasiones las páginas web estaban fuera de servicio. Después probamos con un servidor dedicado virtual (VPS) en HostGator, ellos tienen nueve niveles de VPS (con sus respectivos precios), el primero que contratamos fue el nivel 3, de 50 $USD mensuales, pero lamentablemente el chat de Moodle requiere de mucho procesamiento, así que meses después lo actualizamos al nivel 9, el cual valía en ese momento 220 $USD mensuales, pero a los tres meses, revisando con más cuidado la página web de HostGator me di cuenta de que el nivel 9 del VPS valía igual que un servidor dedicado estándar, así que procedí (de nuevo) a realizar la migración. Todo ese esfuerzo e inversión de dinero y tiempo lo hacemos porque queremos que todos lo recursos y actividades estén dentro del aula virtual, y como ya lo mencioné, el chat de Moodle requiere de mucho procesamiento, y varios profesores lo utilizan una vez por semana.

Lo anterior es en cuanto a hardware, como vimos hay que gastar algo, y no es poco dinero (por lo menos es nuestro caso), en lo que si podemos “ahorrar” mucho es en el software, gracias a la variedad de software libre (no gratuito) que existe hoy día.

Antes de comenzar a usar Moodle como administrador de cursos, valoramos la posibilidad de utilizar Dokeos, pero decidimos usar el primero debido a que tiene mucho más complementos y es el más utilizado en Latinoamérica. Uno de los complementos es poder acceder a Mahara (portafolio electrónico, lo usaremos para el seguimiento a las tesis) sin

tener que utilizar un usuario específico para este último, lo mismo ocurre con OpenMeetings; el cual sirve para realizar conferencias web, nosotros lo utilizaríamos principalmente como chat, ya que guarda automáticamente lo que escribieron los demás participantes y aunque el participante entre tarde al chat, puede leer lo que escribieron anteriormente las demás personas, lo malo es que sólo se muestran las últimas cuatro líneas escritas, para ver las anteriores se necesita “hacer scroll” vertical, debido a esto hay que buscar en el código fuente el cómo ampliarlo por lo menos a la mitad de la ventana, además no está convirtiendo los archivos de “office” a flash, sólo lo hace con pdf, ahí es donde decimos que el software libre no necesariamente es gratuito, ya que se necesita pagarle a un programador para que haga esos “pequeños” cambios.

El hecho de haber llevado o cursado los diferentes módulos del Programa de Experto en Procesos Elearning, me permitió realizar importantes cambios en los cursos de las maestrías, ya que también colaboro con los profesores en la “virtualización” de los cursos, por ejemplo, creación de un foro de dudas y consultas en cada curso, creación de videos donde el profesor explica un resumen de la materia vista, trabajos a realizar y aclarar dudas; búsqueda y utilización de una herramienta para conferencias web; uso de wikis. La introducción de esos cambios no ha sido fácil, debido a que lo docentes están demasiado acostumbrados a tan solo subir archivos y hacer comprobación de lectura mediante preguntas las cuales se responden en un documento en Word o a través de foros, ya que eso es todo lo que permitía la plataforma FirstClass, la cual usaron durante varios años.

Hoy en día lo único constante es el cambio, y las Tecnologías Educativas no son la excepción, máxime si pensamos que debemos variar constantemente los recursos y actividades para que los estudiantes no se aburran, especialmente los más chicos, los cuales pierden interés en la educación si no la encuentran divertida. Eso nos lleva a estar constantemente investigando o al menos revisando noticias tecno-educativas para lograr estar siempre al día, con lo último y más innovador en este mundo tan amplio de las tecnologías educativas.