ACCION Y CULTURA: LA VISION DE JEFFREY ALEXANDER

I) ACCION Uno de los logros mas importantes de Parsons fue romper con el significado concreto de “actor”. En lugar de describir a los individuos como formando parte de una sociedad exterior a ellos mismos, Parsons sugiere que los actores y las sociedades son la imagen concreta que captan sus ojos. Son, de hecho, composiciones de: patrones de significados (el sistema cultural), necesidades psicológicas (el sistema de personalidad), y exigencias interaccionales e institucionales (el sistema social). A este modelo se lo ha denominado el “vínculo micro-macro. (micro-macro link). Parsons creía que los actores no eran individuos per-se, sino especificaciones de amplios patrones culturales que entran en relaciones de rol e identidad a través de la socialización. De un modo similar, las organizaciones, eran algo muy diferente a las “jaulas de hierro” antisubjetivas de Weber. Eran sitios donde motivos socializados y patrones culturales se entremezclan para formar normas situacionalmente específicas, que permiten que los roles funcionalmente necesarios sean desempeñados de un modo mutuamente satisfactorio. Parsons tenía razón en dividir al actor concreto de este modo. Esta deconstrucción permite acceder a la interpenetración de la subjetividad y la objetividad, el sí-mismo y la sociedad, la cultura y la necesidad. La macrosociología, frecuentemente trata a las estructuras políticas, económicas o culturales, simplemente como redes de poder; organizaciones no constituidas por significados o motivaciones, sino por la proximidad física o la disponibilidad de recursos. Por su parte, los estudios culturales tratan a la cultura –normalmente- como una restricción que se encuentra afuera de la conciencia de los actores concretos, o –siguiendo a Foucaultidentifican a las estructuras de poder institucional con estructuras de conocimiento cultural, y, así, eliminan al actor como fuerza independiente. Sin embargo, ahora es claro que esta reconstrucción no pudo crear un vínculo micro-macro enteramente satisfactorio. Parsons creó un modelo general creíble de la inter-penetración cultural, social y psicológica, pero no produjo una explicación de la acción como tal, es decir, de los actores concretos viviendo a través del tiempo y el espacio. Creó una teoría macrosociológica de los micro-fundamentos de la conducta, pero ignoró el orden que emerge de la interacción como tal.

se reconoce una fuerte tendencia a identificar a los actores (personas que actúan) con la agencia (libertad humana. los actores no son en sí mismos estructuras sociales. En otras palabras. surgió la revolución “micro” en la teoría sociológica norteamericana. Sostengo que esto debe ser pensado como una “confusión de agencia y actor”. estoy profundamente insatisfecho con ellos. Goffman puntualizó que la conformidad con valores no es solo resultado de la socialización. El entendimiento de Touraine sobre la calidad de los movimientos sociales de la sociedad post-industrial. Blumer. escribió que los actores siempre toman sus sí-mismos como objeto. Las ideas de Habermas fueron transformadas por la teoría de los “actos de habla”. ellos mismos. Por un lado. . el macro-orden. fueron estimulados por las teorías de la acción. que son externas a ellos mismos. Los diferentes recursos que los actores utilizan en sus negociaciones son los que explican la organización emergente de la vida social. Al enfocarse en la acción han concebido al actor solo de un modo concreto. y lugar para construir la línea de acción que necesitan. Bourdieu por la fenomenología. Garfinkel sostuvo que los valores se vuelven operativos e importantes porque los actores los adoptan y saben como exhibirlos en la práctica. Mis propios esfuerzos están en deuda con estos desarrollos teóricos recientes. Han evitado los resultados negativos de la ambición de-constructiva de Parsons. la agencia es equiparada con el “heroico actor bien dotado”. a estructuras sociales. Por el otro lado. se refieren a objetos. Parsons nunca apreció la profundidad de estas visiones. Al mismo tiempo. Coleman y Elster por la “elección racional”. El desafío para teorizar sobre la acción está en ir más allá: en entender la contingencia de las interacciones empíricas concretas.Luego. Esto es exactamente lo está implicado cuando Giddens afirma que “los actores se dibujan sobre elementos estructurales”. tales agentes supuestamente no-estructurales. sea individual o colectivo. al mirar a este actor uno se encuentra con la imagen de la sociedad. Estas micro-teorías estimularon los desarrollos de Collins y Giddens. enfatizándose que el “yo socializado” era el punto desde el que debía partir una teoría de la acción. identificando como variables solamente a las condiciones de intercambio. sino también una estrategia de “presentación”: la idealización gana la confianza de los actores. pero no han incorporado sus logros. un sistema que no tiene nada ni de la agencia ni de los actores. sino agentes. también. libre albedrío) y los agentes (quien ejerce el libre albedrío). Al examinar los desarrollos teóricos que surgen desde los 80. entre actores que son. concebidos analíticamente. consideró a los valores como una constante. En el curso de sus acciones. como un sistema auto-reproductivo. Homan.

Dado que asumen que tanto el actor como la sociedad tienen una forma “concreta”. del mismo modo que la idea de microcosmo-macrocosmo en la cual los actores son ajustados perfectamente a la totalidad social. o son extraordinarias reificaciones que niegan por completo tales procesos. los actores y las estructuras son concebidos horizontalmente. Muchos otros teóricos tienen el mismo problema. estas identificaciones de actores con agencia. por ejemplo. pueden identificar a la agencia (la dimensión de la acción que es independiente de las restricciones internas o externas) con la persona entera. con el ejercicio de una libre voluntad no restringida por la identidad psicológica o por patrones de significado.objetivo sea mediada de una forma nueva. las que pueden ser recursos vitales en la construcción de las capacidades e identidades de los actores.Para asegurarse. Pero Giddens trata a las reglas como objetivadas y despersonalizadas. Objeto estas identificaciones de actor con agencia.como meras técnicas o procedimientos generalizables. Habermas equipara las actividades políticas y económicas con sistemas de organizaciones racionales que afectan externamente a las actividades subjetivas mundanas. y permitir que la dicotomía subjetivo. abandonando a la agencia a “actos de habla” pragmáticos que no tienen relación con la acción cultural o la necesidad psicológica. presentándolas –por ejemplo. entiende a la agencia como generada por los ambientes que están fuera del actor como tal.subjetivas y no solo materiales. como tal. realmente reproducen la dicotomía de otra forma. La noción de que las estructuras controlan a los actores. quienes simultáneamente constituyen estructuras (el encantamiento producido por Bourdieu y tomado mas tarde por Giddens) describe una relación serial . colocados uno al lado del otro de un modo que ignora como se inter-penetran mutuamente y crean nuevas y específicas formas sociales. Joas y Honneth sitúan la creatividad en una clase similar de antropología filosófica. Giddens abiertamente identifica a estas últimas como “reglas”. Es cierto. vinculándola a las cualidades inherentes de los actores antes que a las dimensiones de la cultura y la estructura social. es decir. antes que como simplemente “recursos”. es decir. se evita la tradicional jerarquía de sociedad y actores sociales. Collins. Antes que generar una jerarquía. sean uno mismo o las instituciones. como estructuras que pueden ser – en su forma ontológica. en lugar de tratarlas como proyecciones de significados subjetivamente experimentados. Pero antes bien que reemplazar o reinterpretar la dicotomía familiar entre actores y estructuras. Los “sistemas autopoiéticos” de Luhmann. o bien son lenguaje figurado que obscurece el significado de la acción y de las colectividades culturalmente ordenadas. con el individuo actuante como tal. No me sorprende que Giddens equipare la agencia con “conducta estratégica”.

los actores tienen –ciertamente. de un modo que es específico a los verdaderos individuos involucrados. el libre albedrío). antes bien. transformándolo en identidad. concebido como una persona temporal y espacialmente localizada. La acción es codificada por sistemas culturales y motivado por personalidades. Si definimos acción como el movimiento de una persona a través del tiempo y el espacio. Para los sociólogos puede ser concebida como un proceso que involucra invención. Aún cuando no lo sea. Allí reside la extremadamente significante dimensión de agencia. podemos ver que. como una categoría existencial. Por otro lado. a pesar del hecho de que cualquier referencia social particular pueda o no ser ampliamente compartida. y que dos de ellos –cultura y personalidad. pero es un error decir –como Bourdieu. las personalidades y los códigos culturales no agotan los contenidos de la personalidad de una persona. Que este conocimiento subjetivo sea resultado de tempranas interacciones con otros no significa que pueda ser visto solo como resultado de la “experiencia práctica” de un agente. y es aplicado completamente en el contexto de tiempo y espacio concreto. en procesos de aprendizaje idiosincrásico. La acción es. Pero. Los actores no son simplemente agentes (los que poseen la libre voluntad.antes que un inter-vínculo. Los filósofos pueden entender la agencia. o el libre albedrío. Aún así es inconducente identificar la mayor parte de este conocimiento como propio del actor. sea anti-institucional e independiente o conformista y dependiente. Estos procesos . No emerge de aquí una visión diferente de las relaciones de actores y sociedades. o de la “práctica” en el sentido pragmático. el ejercicio de la agencia por parte de personas Por un lado la acción puede ocurrir solo en relación a dos ambientes internos ampliamente estructurados. ni son estructuras necesariamente contradictorias con las condiciones bajo la cual los actores ejercitan su autocontrol y autonomía. Giddens y Garfinkel. toda acción contiene una dimensión de libre albedrío o agencia. De acuerdo con este modelo. conocimiento de la sociedad.solo existen ontológicamente dentro del actor. entonces.que los actores son “agentes cognoscentes” como tales. los actores per-se son mucho más y mucho menos que agentes. un logro que no es exactamente lo mismo que la agencia o el libre albedrío. Algún conocimiento se origina. Es. Es un error porque el conocimiento de los actores no proviene de su agencia como tal sino de los ambientes culturales que los rodean. ha sido aprendido de las gestalts que tales encuentros secuenciales han originado. Podemos ir aún más lejos y sugerir que la agencia es lo que permite a los actores moverse a través del tiempo y el espacio. y estrategia. En mi propio trabajo sugiero que la agencia es el momento de libertad que ocurre dentro de tres ambientes estructurados. por cierto.conocimiento. tipificación. antes que siendo generalización de una serie de experiencias particulares.

del actor. significa que la agencia es negada por efecto de la cultura. del mismo modo en que la contingencia de interacciones empíricas solo puede ser entendida en su forma concreta. Lo cual es decir que los ambientes externos e internos deben ser concebidos de un modo analítico. Giddens habla de reglas y procedimientos. las estructuras no son solo (ni esencialmente. antes que iluminada por esta. no se trata solo de la agencia articulada por estos tres procesos primordiales de lo que se compone el actor. estructuras sociales. Aún así. Toman a su servicio los ambientes internos. en sí mismas. En la teoría de la práctica de Bourdieu. Entre los teóricos. Esta posición puede decirnos –también.modelan el ejercicio del libre albedrío. pero nunca investiga los patrones de la vida simbólica. Así. . y los mueven a través del tiempo y el espacio. entonces. sino también de las articulaciones de agente de estos ambientes internos. primeramente como sedimentación proveniente de la emoción de las interacciones rituales.como “cosas” que existen independientemente de los ambientes internos estandarizados de los seres humanos que los activan. estructurados de acción. La cultura y la personalidad son. Aquí me he referido a las relaciones y redes formadas por las personas en el curso de sus interacciones en el tiempo y el espacio. Las estructuras pueden ser descriptas como existiendo fuera de los actores solo si nos enfocamos en un tercer ambiente para la agencia: el sistema social.algo importante acerca de las estructuras sociales. este ve la cultura como una estructura. el cual debe ser concebido como una estructura interna –organizada.reconocimiento de la cultura como una estructura analíticamente separada de la agencia. Collins entiende el significado. cuyos presupuestos pueden ser discutidos de un modo racional y consciente. pero su equiparación reduccionista de cultura con estructura institucional. ni primariamente) fuerzas restrictivas que enfrentan a los actores desde afuera. II) CULTURA Estas reformulaciones de la teoría de la acción conducen a un mucho mayor énfasis en el ambiente cultural de la acción. En su teoría de la estructuración. sin embargo. Habermas reconoce la cultura solo como habiendo sido “linguificada” en una moral universalista.los sistemas sociales. fuerzas que enfrentan a la agencia desde adentro y se vuelven parte de la acción de una forma “voluntaria”. Si los actores no son solo agentes en el sentido tradicional. dado que están formadas por interacciones concretas y empíricas (que son de hecho solo agregados de acciones tempranas) es imposible concebir a estos componentes . no hay –virtualmente.

y estas fuerzas estructuran la agencia. re. es decir. la acción nunca reproduce – simplemente. Los actores son frecuentemente pasivos. Para el “interaccionismo simbólico” los actores son incansablemente creativos. Los valores –como tal. en su enfoque sobre el significado. personas aturdidas. constructores de significados.presentando sus ambientes exteriores a través de tal externalización. no describe la cultura como un ambiente de acción interno. Parsons falla en conectar la cultura con el actor concreto porque. quienes ven en la agencia algo de heroico. a la par de las dimensiones vinculadas con la creatividad y la invención. reflexiva.ambientes simbólicos internalizados. inteligentes. Al equiparar acción con agencia (creativa. autosuficientes.Esta falla de parte de los teóricos generales de considerar a la cultura como una estructura interna de la acción no es del todo sorprendente. entenderemos que la acción debe ser vista como un proceso constante de ejercitación de la agencia. cuando se la entiende en sentido concreto. son cognoscentes. La agencia está inherentemente relacionada a la cultura. La acción involucra un proceso de externalización. rebelde) identifican a la cultura con patrones que existen solo fuera de los propios actores. Dado que la agencia es libre. Esto no contradice el estatus estructural de la cultura. Estas descripciones tienen una cierta validez si son tomadas como caracterizaciones de las propiedades analíticas de la agencia. separadas de las verdaderas formas de representación. por los analistas. los actores son racionales. Para la “etnometodología”. reflexivos. Aún cuando el “sistema triple” de Parsons nos permite entender la cultura como una estructura relativamente autónoma que informa la acción y la organización social. no reconoce que los analistas culturales deben construir los valores a partir de los verdaderos discursos –los actos de habla. ¿Cómo puede ser así cuando la agencia puede ser descripta de un modo positivo? La respuesta es que la agencia solo se expresa a través de sus ambientes culturales y psicológicos. Eso significa que la “tipificación” (proceso de agente que reproduce las narrativas y códigos sociales) es una dimensión continua de toda acción. no es un proceso separado. a través de la cultura y no en contra de ella. auto-controlados. blandas y viciosas. Estas posturas reflejan un tipo de sensibilidad ideológica por parte de los especialistas. expresivos.no inspiran o regulan la acción concreta. autónomos. Deben ser cuestionadas sin embargo si son consideradas como descripciones de acciones concretas. . son reconstrucciones analíticas que son generadas de forma abstracta. engañosas. Para la “teoría del intercambio”. competentes. de las propiedades de los actores.de actores socialmente situados. Si reconocemos los ambientes internos de la acción concreta.

reconstruyéndolos a partir del orden simbólico. la filosofía hermenéutica también revivió. no a pesar sino por su forma codificada y narrativa. cambio que ha sido denominado (inadecuadamente) “giro lingüístico” o “giro discursivo”. en las explicaciones de la ideología. y los textos públicamente disponibles. un agregado que crea tensión y distancia con cada acto concreto e institucionalizado. y debe –como dijo Ricoeur. a la cultura como – primariamente. En Francia e Inglaterra. En Estados Unidos. Prestó poca atención a los códigos internos y a las narrativas de la cultura.El problema sucede porque Parsons ignora una revolución intelectual que ha alterado fundamentalmente las ciencias sociales. proclamando que la comprensión de la acción social debe referirse a la experiencia de sentido del actor. enfoques que trabajan con el habla ordinaria y la rutina. deben tener precedencia sobre las demandas sobre las inducciones sobre valores y métodos dedicados a la explicación causal. La cultura produce un “agregado de sentido” (Ricoeur) en cada acción e institución. en que los giros literarios deberían tener precedencia sobre las demandas funcionales. el giro lingüístico se reflejó en el impacto creciente de la semiótica y el estructuralismo. . en nuestra época. Eventualmente. Clifford Geertz desafió a Parsons insistiendo. La cultura debe ser entendida como socialmente relevante. en sí misma. los códigos y narrativas que parecen explicar la textura de la vida social significativa. de allí emergió el enormemente influyente postestructuralismo de Michel Foucault quien proclamó el poder social de los campos de discurso cultural. altamente estructurados. y que las descripciones densas de sentido.un mecanismo de regulación institucional y control. Parsons dio prioridad al sistema social sobre la cultura. En Alemania. a los mecanismos institucionales frente a los patrones culturales. Desde principios de los 70 ha habido un cambio sobre el rol de la cultura en la sociedad. por ejemplo.ser interpretada como un texto.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful