ENFERMEDADES CAUSADAS POR VIRUS

Características de los virus fitopatógenos Los virus son entidades que se localizan en el umbral que separa lo vivo y lo no vivo. Casi todos los virus carecen de ribosomas y de las enzimas necesarias para sintetizar proteínas, por lo cual no pueden realizar funciones metabólicas propias. Los métodos utilizados para observar otro fitopatógeno no son eficaces para observar al virus. Morfología Los virus de las plantas tienen formas y tamaños diversos, pero a menudo se describen como (varillas rígidas o filamentos flexibles), rhabdovirus (en forma de bacilo) y esféricos (isométricos o poliédricos). Algunos virus alargados, como el virus del mosaico del tabaco y el virus del mosaico estriado de la cebada, tienen forma de varillas rígidas con dimensiones aproximadas de 15 x 300 nm y 20 x 130 respectivamente. La mayoría de virus alargados tienen la forma de filamentos largos, delgados y flexibles que frecuentemente tienen de 10 a 13 nm de ancho y una longitud va de 480 nm hasta 2000 nm. Los rhabdovirus son varillas cortas y en forma de bacilo, aproximadamente de 3 a 5 veces más largos que anchos como sucede con el virus del enanismo amarillo de la papa, el cual mide 75 x 380 nm. La mayoría de los virus esféricos, son en realidad poliédricos y tienen un diámetro que va desde casi 17 nm (virus satélite de la necrosis del tabaco) hasta 60 nm ( virus del tumor de las heridas). La mayoría de los virus que infectan a las plantas son de genoma dividido, pues tienen dos o más bandas distintas de ácido nucleico encapsuladas en partículas de diferente tamaño formadas por las mismas subunidades proteicas. Así, el virus cascabel del tabaco consta de dos varillas, una larga que mide 195 x 25 nm y una más corta que tiene una longitud que va de 43 a 110 x 25 nm. Composición y estructura Todos los virus que infectan a las plantas constan por lo menos de un ácido nucleico y una proteína. Algunos de ellos constan de moléculas de ácido nucleico de diferentes tamaños y proteína y algunos de ellos contienen compuestos químicos adicionales como poliaminas, lípidos o enzimas específicas.

Las proporciones de ácido nucleico y proteína varían con cada virus, el ácido nucleico constituye entre 5 y 40 % y la proteína del 60 al 95 % restante.

Sin embargo la capacidad del RNA viral para autoduplicarse y sintetizar sus proteínas autoespecíficas indica que dicha molécula lleva los determinantes genéticos de las características del virus. ya sea estructurales o enzimas. por otra parte. Debido a que la subunidad proteínica de los virus contiene relativamente pocos aminoácidos (158 en el VMT). el cual por sí solo es la molécula que organiza tanto la síntesis de RNA como el ensamblaje de la proteína. 1 x 109 para los espiroplasmas y más de 1.6 millones de unidades de peso molecular (virus del mosaico del bromo). Función biológica de los componentes virales-codificación La proteína por sí misma carece de infectividad. El tamaño de todos los ácidos nucleicos virales es bastante pequeño cuando se compara con los de 0.El peso total de la nucleoproteína de las distintas partículas virales varía desde 4. parece ser que la proteína no ayuda ni afecta al ácido nucleico en sus funciones o composición. Esto de hecho determina el número de codones en cada RNA y por lo tanto. .5 x 109 para las bacterias. La infectividad de los virus en la mayoría de los casos es estrictamente una propiedad de su ácido nucleico. El peso del ácido nucleico fluctúa solamente entre 1 y 3 millones (1-3x106) de unidades de peso molecular por partícula viral. aunque su presencia en general aumenta la infectividad del ácido nucleico. que en la mayoría de los virus que infectan a las plantas es RNA. Es probable que los codones restantes participen en la síntesis de varias otras proteínas. Cada codón está constituido por tres nucleótidos adyacentes y determina la posición de un aminoácido determinado. Algunos virus requieren y contiene una enzima RNA transcriptasa para propagarse e infectar. la cantidad de RNA que contiene cada virus indica la longitud aproximada del RNA viral y el número de nucleótidos en la molécula.5 x 109 para los micoplasmas. La síntesis. En inoculaciones virales intactas (viriones). depende completamente del ácido nucleico componente. Infección y síntesis virales Los virus que infectan a las plantas penetran sólo a través de heridas producidas mecánicamente o por ciertos vectores. el número de codones que se utilizan para su síntesis es solo una fracción de la cantidad total de codones disponibles (158 de los 2130 en el VMT). Por lo tanto. debido a que las inoculaciones únicamente con ácido nucleico producen infección y estimulan la síntesis de nuevas moléculas de ácido nucleico y proteínas que son idénticas a las del virus original. composición y estructura de la proteína. El código genético consta de unidades de codificación denominada codones. o bien cuando un grano de polen infectado se deposita en un óvulo. 39 millones (virus del mosaico del tabaco) hasta 73 millones (virus del cascabel del tabaco). la cantidad de aminoácidos que pueden codificarse.

el transporte de esos virus por el floema se lleva a cabo con bastante rapidez en los tubos cribosos. los virus se desplazan a través de los plasmodesmos que unen a las células adyacentes. dando lugar a una invasión constante y directa de célula a célula. de las cuales la última sirve como modelo de la síntesis de RNA (banda +) de más virus. de ahí que la proteína sintetizada sea utilizada exclusivamente por el virus como una cubierta o para otras funciones. En su traslado de una célula a otra. En las células parenquimatosas de la hoja . funciona como el RNA mensajero.se caracterizan por la presencia de anillos cloróticos o necróticos de color verde claro. Los mosaicos. la porción del RNA viral que codifica la Proteína del virus. Estos efectos pueden ser severos y fáciles de observar o pueden ser muy poco significativos y pasar inadvertidos con facilidad. El primer nuevo RNA que se sintetiza no es el viral. parece ser que los virus no se mueven a través de las células parenquimatosas a menos que las infecten y se propaguen en ellas. por los que se mueven con una velocidad hasta de 15 cm en los primeros 6 minutos. Aunque algunos virus parecen restringirse más o menos a un movimiento de célula a célula a través del parenquima. El virus utiliza los aminoácidos. Síntomas causados por virus en las plantas El más común y en ocasiones el único tipo de síntoma es una tasa de crecimiento menor de la planta. Al parecer. se sabe que una gran cantidad de ellos son transportados con rapidez a grandes distancias a través del floema. Sin embargo. sino una cadena que es una imagen en espejo del RNA y que.. Al parecer casi todas las enfermedades virales ocasionan cierto grado de disminución en el rendimiento total y que el período de vida de las plantas infectadas se acorte. la mayoría de los virus requieren de 2 a 5 o incluso más días para salir de una hoja inoculada. Sin embargo. . ribosomas y los RNA de transferencia del hospedante. se une temporalmente a la cadena del RNA viral (Gráfico 4). pero en realidad sirve como su propio modelo (debido a la porción de RNA que sirve como RNA mensajero). lo cual causa varios grados de enanismo o achaparramiento de toda la planta. Estas enzimas en presencia del RNA viral que sirve como modelo y de los nucleótidos que la constituyen. Translocación y distribución de los virus en las plantas Para que un virus infecte a una planta. el virus se desplaza aproximadamente 1 mm o a un ritmo de 8 a 10 células por día. sintetizan más RNA. los dos forman un RNA de doble banda que en poco tiempo se separa y forma el RNA del virus original y la banda de imagen es espejo (-). amarillo o blanco entremezcladas con el color verde normal de las hojas o frutos o por áreas blanquizcas entremezcladas con las áreas de color normal de las flores o frutos.El ácido nucleico (RNA) del virus pierde en primer término su cubierta proteínica. conforme se sintetiza. Durante la síntesis de las proteínas del virus. primero debe pasar de una célula a otra y propagarse por la mayoría de las células en las que se mueve. Así. Induce entonces a la célula a sintetizar enzimas denominadas RNA polimerasa (RNA sintetasas o RNA replicasas).

e incluso cuando son transportados en la savia o en los restos de plantas. aun en grandes cantidades. Algunas de las cuales son sustancias biológicamente activas ( como las enzimas. no parece ser motivo suficiente para la aparición del síndrome de la enfermedad. ácaros. y aún así producen una gran variedad de síntomas en los hospedantes que atacan. abandonan espontáneamente a las plantas. modelo anular. aclaramiento de las nervaduras. toxinas u otras sustancias que se consideran comprendidas en la patogenicidad de los otros grupos de patógenos. Esto indica que las enfermedades virales de las plantas no se deben primordialmente al agotamiento de los nutrientes que el virus ha utilizado para autoduplicarse. nematodos. los síntomas del tipo del mosaico se describen como moteado. de nuevas proteínas por parte del hospedante. . Las manchas anulares. no el desaparecer poco después de sus aparición y a reaparecer condiciones ambientales. los virus no son diseminados por el agua o por el viento. debido a que algunas plantas que contienen concentraciones mucho mayores de virus que otras muestran síntomas más moderados que las últimas o pueden incluso ser portadores sanos. En general. virus. la eficiencia que tiene ésta molécula fotosintética y el área foliar por planta. mecánicamente a través de la savia y por medio de semillas. inducida por el virus. la cúscuta y los hongos. raya. pero la sola presencia del ácido nucleico viral o de un virus íntegro en una planta. los virus hacen que disminuya la fotosíntesis de la planta al reducir el nivel de la clorofila por hoja. Parece ser que el ácido nucleico del virus (RNA o DNA) es el único determinante de la enfermedad. son transmitidos de planta en planta mediante diversas formas como la propagación vegetativa. tienden a bajo ciertas Fisiología de la planta infectada Los virus que infectan a las plantas no contienen ningún tipo de enzimas. bandeado de las nervaduras o manchado clorótico. Sin embargo. En la mayoría de este tipo de enfermedades los síntomas.) que obstaculizan el metabolismo normal del hospedante.se caracterizan por la presencia de anillos cloróticos o necróticos sobre las hojas y en ocasiones también sobre el fruto y tallo. toxinas y hormonas. en general no producen infecciones a menos que entren en contacto con los contenidos de una célula viva dañada. modelo linear. Transmisión de los virus Los virus que infectan a las plantas nunca o casi nunca. Por esta razón. polen.Dependiendo de la intensidad o modelo del manchado. Estas consecuencias se deben quizá a la síntesis. insectos.. etc. sino a otras consecuencias más indirectas de la acción del virus sobre el metabolismo de su hospedante.

El control de los insectos vectores y la erradicación de las malezas que les sirven de hospedantes es útil para controlar a la enfermedad. principalmente por el hecho de que permiten que el virus sea transmitido de una generación de plantas a otra. por ende. Serología de los virus Cuando la proteína de un virus o cualquier otra proteína extraña (antígeno) se inyecta en un mamífero (conejo. Por sí mismos. ratón o caballo). . y dado que cada uno de ellos condiciona la producción de un tipo diferente de anticuerpo. tubérculos. Las plantas pueden estar a salvo de ciertos virus protegiéndolas de los vectores de esos patógenos. como por ejemplo. inspecciones y sistemas de certificación. los cuales se unen y reaccionan específicamente con una pequeña área del antígeno inyectado. sólo a las enfermedades monocíclicas. se han podido obtener líneas puras (clones) de anticuerpos que sólo reaccionan con un solo determinante antígeno de una proteína ( o un patógeno ). tiene muchos determinantes antigénicos distintos ( grupos distintos de 6 a 10 aminoácidos) en su superficie. Cada antígeno. La erradicación de las plantas enfermas para eliminar el inóculo del campo puede.Varios de los métodos de transmisión de los virus (como la propagación vegetativa y a través de semillas) revisten gran importancia. Recientemente. de ahí que reciban el nombre de anticuerpos monoclonales. como un virus. en algunos casos. el período de incubación que transcurre después de haberse producido la inoculación y la ausencia de síntomas visibles en las semillas. La existencia de hospedantes asintomáticos. se induce la formación de nuevas proteínas específicas. ser útil para controlar la enfermedad. hace que las cuarentenas en ocasiones sean ineficaces. los mecanismos de transmisión conducen solo las infecciones primarias de las plantas y. bulbos y plantas de vivero. del bazo es capaz de producir muchas copias de únicamente un solo tipo de anticuerpo. el antisuero ( suero que contiene anticuerpos) del animal contiene una mezcla de muchos anticuerpos distintos. denominada determinante antigénico. Control de los virus La mejor forma de controlar una viral es erradicándola en un área mediante cuarentenas. pero carecen de importancia en la propagación del virus de las plantas enfermas a las plantas sanas de una misma generación. denominadas anticuerpos en el suero sanguíneo del animal. o en un ave (pollo o pavo). La producción de anticuerpos monoclonales es posible debido a que cada célula del sistema inmune. Dichas mezclas de anticuerpos se denominan anticuerpos policlonales y cada anticuerpo reacciona con el antígeno en un diferente punto de superficie.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful