Está en la página 1de 11

DE NOVIAS VÍRGENES Y PROSTITUTAS: SANTA, UNA MANIFESTACIÓN PATOLÓGICA DEL SIGLO XIX MEXICANO

Damiana Leyva Loría

La novela naturalista se gesta durante el siglo XIX en Francia, y el primer exponente fue Emilio Zolá. Este nuevo estilo novelístico causó impacto, pues para la creación del mismo, Zolá se basó en una nueva teoría propagada por Claude Bernard, biólogo francés que formuló un método experimental aplicado a la investigación fisiológica: el estudio de las patologías, su desarrollo y prevención.1 Ahora, desde la perspectiva literaria esta teoría pudo tener un desarrollo, Georg Lukács lo relaciona de la siguiente manera: El método de observación y la descripción se origina con el propósito de hacer a la literatura científica, de convertirla en una ciencia natural aplicada, en una sociología2 Veremos que estas novelas tendrán como principal elemento estilístico, el manejo de los recursos escatológicos o de morbo, y este recurso causó cierta aversión en la crítica mexicana de la época; dicha postura es comprensible, pues necesitamos recordar que durante el siglo XIX la creación novelística tenía un estilo histórico y romántico, pues los objetivos que se buscaban eran muy claros para los escritores mexicanos ilustrados: En México, por ejemplo, a lo largo del

1 2

Larousse Temático, 1996: 993 Lukács, 1966: 200

siglo XIX, la novela mostró, entre otros fenómenos, una inclinación a la integración sociocultural de la nación por medio de fábulas moralizantes o costumbristas 3 Esta fue una razón fundamental para negar en un principio este nuevo estilo narrativo, pues en apariencia dichas novelas únicamente mostraban una historia plagada de morbo, y ello pensaban, no conduciría al efecto moralizante que se buscaba para la creación de un Estado mexicano. Sin embargo, este estilo no se pudo eliminar de la historia literaria decimonónica. Federico Gamboa (1864-1939)4 es reconocido como escritor y diplomático mexicano; se distinguió en sus relaciones con diversas embajadas europeas y latinoamericanas, además de haber sido nombrado director de la Academia Mexicana de la lengua. Escribió obras de teatro, novelas y ensayos críticos; entre sus novelas, se destaca Santa, publicada en 1900, y motor de nuestro análisis. 5 Esta novela, agrupada al resto de su producción literaria llevó una gran influencia de la pluma naturalista de Emilio Zolá, y este hecho llevó a nuestro escritor mexicano a debatir el canon literario que imperaba en el país:

(...) el arte no es moral ni inmoral, es arte; debe ser arte, y como tal, purificar lo impuro, que sin aquél, se quedaría impuro para siempre (...) no voy a (...) intentar autos de fe con las obras literarias, para evitar rubores de niñas casaderas, miedos de letrados asustadizos o de viejos libidinosos e impotentes. La condición esencial del arte legítimo, es la verdad; la verdad implacable, la que nos horroriza porque sale a contar en letras de molde lo que ha visto dentro de nosotros, lo que se torna en acusador de nuestros vicios y de nuestros defectos, la que podría delatarnos con

3 4

Ortega Arango, 2004: 4, col. 3 González Peña, 1990: 413 5 Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo Americana, 1924: 641

los que nos estiman, probando que no somos santos, no podremos serlo, ni lo seremos jamás6

Ahora bien, para que esta „verdad‟ pueda ser „mostrada‟ se necesitaba emplear un método, y como hemos visto anteriormente, Emilio Zolá bebió la teoría de Bernard, y posteriormente aplicó esos postulados en su creación literaria. Nosotros observaremos cómo esta metodología se encuentra íntimamente relacionada en nuestra novela y para llevar a cabo nuestros objetivos, veremos más de cerca estos postulados médicos. Primero y antes que nada, es necesario partir del postulado universal de la medicina: conservar la salud y curar las enfermedades. A partir de esto, Bernard sistematiza la investigación médica para hace un diseño experimental:

(...) la medicina experimental debe comprender tres partes fundamentales: la fisiología, la patología y la terapéutica. El conocimiento de las causas de los fenómenos de la vida en estado normal, es decir, la fisiología, nos enseñará a mantener las condiciones normales de la vida y conservar la salud. El conocimiento de las enfermedades y de las causas que las determinan, es decir, la patología, nos conducirá, por una parte, a prevenir el desarrollo de las condiciones morbosas, y por otra, a combatir sus efectos por los agentes medicamentosos, es decir, a curar las enfermedades7

Es interesante observar que el estudio y minuciosa descripción de los hechos y circunstancias escatológicas que estarán presentes en las novelas naturalistas tendrán como objetivo central una búsqueda de su eliminación, es decir, el

6 7

Gamboa, 1924: 270 Bernard, 1960: 117 [Las cursivas son nuestras]

contenido inmanente de estas obras es un juzgamiento moral. Vemos entonces que, en perspectiva, este estilo literario funcionó para la creación de una nación, en este caso, para la aprobación de ciertas conductas sociales o la pronta eliminación de los elementos que desfiguran una moral republicana.

SANTA La novela Santa nos plantea la siguiente historia: una joven adolescente de una provincia de México es seducida por un soldado que llega de la ciudad, este personaje logra entonces que Santa –nombre de la protagonista- entregue su tesoro económico y moral: la virginidad. Este hecho determinará su caída del gran círculo social, pues la echan de su casa y únicamente encontrará cabida en un prostíbulo. Después del momento efervescente que logra por el contrato sexual, vendrá un descenso que culminará con su muerte, a causa del cáncer de matriz. Hemos observado a grandes rasgos que los semas recurrentes en esta novela serán la virginidad y la prostitución. Ahora es necesario saber de qué manera estos conceptos se relacionan con los postulados médicos de Bernard y como se desarrollan a lo largo de la obra.

CONDICIONES NORMALES DE VIDA Y PATOLOGÍA Siguiendo lo anteriormente dicho, encontramos lo siguiente: Santa, en los primeros años de su vida –de la infancia a la adolescencia- vive en Chimalistac, pueblo ubicado en la periferia de la ciudad del México decimonónico. Pertenece a una familia disfuncional, fenómeno causado por la muerte del padre, así que el sustento económico será otorgado por los hermanos Esteban y Fabián,

obreros de una fábrica de tejido. El hecho que definiría el curso „normal‟ de la heroína se presenta con la menstruación, ya que a partir de ese acontecimiento será „mostrada‟ en los paseos domingueros de la ciudad de México. Entonces este personaje adquiere un nuevo valor, el económico, pues se ha vuelto una mujer „casadera‟ y con ello el matrimonio fungiría como sustento económico de la joven y la continuidad de su status social. La representación patológica la encontramos cuando dos mundos culturales diferentes se encuentran: el alférez Marcelino Beltrán se configura en la novela como un hombre que conceptualiza la relación sexual únicamente como un contrato económico. Por el contrario, Santa representará la conjugación de dos contratos: el social y el económico, dados a partir del matrimonio. Sin embargo, a partir de la seducción y el engaño, Santa otorga el elemento clave de su continuidad social: la virginidad. Esto provoca su inmediato descenso social, ya que no será un miembro económicamente productivo, pues ha abortado su valor social. _A raíz de este acontecimiento, emigra a la ciudad de México, donde vivirá y trabajará en un prostíbulo, único lugar donde puede ser aceptada. Vemos pues que la novela empieza a tomar un giro hacia las relaciones que se establecen a partir de dos valores, uno, regido por una ética y una moral y otro, por las relaciones económicas. Este juicio para parte del escritor empírico tiene un impacto directo en sus lectores, pues empieza a mostrar unas pautas de conducta que pueden observarse en la sociedad de ese siglo. Por esta razón es necesario atender a la teoría que nos propone Lucien Goldman en relación con la sociología de la novela:

La novela es la trasposición al plano literario de la vida cotidiana en la sociedad individualista nacida en la producción para el mercado (...) existe una homología entre la obra literaria y la estructura de la economía liberal (...) la novela busca el valor de uso en un mundo de valor de cambio, es decir, es la búsqueda de lo verdadero en un mundo degradado8

El mundo „verdadero‟ al cual se nos hace referencia, es aquél que hubiera obtenido Santa si hubiera permanecido virgen, ya que la retribución que le genera ser cortesana, pese a ser cuantioso, no le sirve para reintegrarse a la sociedad: Lo único que ambicionaba, su pureza, su honra, su conciencia tranquila e inmaculada de virgen crédula y confiadísima que ignora el pecado.9 A partir de esto, podemos hacer una tabla con los conceptos más significativos del juicio social que realiza nuestro autor empírico, demostrando que valores pueden ser aceptados y cuales no:

VALORES DE USO

VALORES DE CAMBIO RETRIBUCIÓN ECONÓMICA + +

MATRIMONIO VIRGINIDAD PROSTITUCIÓN + -

PERMANENCIA SOCIAL + -

Una diferencia de la novela naturalista con respecto a la realista radica en el interés por mostrar, a manera de experimento, hasta qué punto es posible la degradación humana cuando se imponen factores sociales en el desarrollo
8 9

Ortega Arango, 2004 Gamboa, 1979: 252

individual. Por esta razón es notable en Santa las escenas sexuales relacionadas con el pensamiento de nuestra heroína:

Buscaba a los hombres, al hombre para dañarlo, para herirlo, para marcarlo e infamarlo con sus uñas pulidas y tersas de cortesana, saciando en el que más cerca le quedase al alcance de su cuerpo prostituído, el alevoso golpe que le asestara aquel que le quedaba lejos, en sus borrosos recuerdos de virgen violada.10

Su elevación en el mundo del prostíbulo se da en contraposición al descenso moral y social que sufre, ya que está consciente de su imposibilidad de reintegración social; por esa razón utilizará sus virtudes sexuales para vengar, en el espacio íntimo, el eminente descenso al que está destinada. Vemos entonces que el conflicto de nuestra heroína será el deseo de obtener un valor de uso, es decir, reintegrarse a una sociedad „normal‟; el rechazo social que experimentará en diversos momentos de la obra –en la muerte de la madre y sus en dos intentos de matrimonio- únicamente acentuarán su pertenencia a un estrato social que hemos configurado, entonces, solo podrá tener existencia mientras posea un valor de cambio.

LA TERAPÉUTICA Hasta este momento hemos visto cómo se presentó una condición normal de vida y de qué manera se transformó en una patología; ahora, para poder concluir el experimento médico aplicado a un estrato de la sociedad decimonónica, veremos que propuesta plantea Federico Gamboa en su novela.
10

Gamboa, 1979: 110

Las enfermedades casi siempre llevan el germen de su antídoto. En el caso de Santa ocurrió lo mismo. Su cuerpo, su sexualidad corrompida fue albergue y antídoto de la patología. Por descuido, Santa adquirió pulmonía, y en esa condición fue imposible que continúe con su ritmo de contratos sexuales. Ahora comienza el descenso del único valor que poseía, el valor de cambio:

Sintiéronse todas expuestas a eso, a que un vientecillo traicionero y suave, u otro motivo infinitamente pequeño, las enferme cuando menos se piensa, y por desamparadas, por rameras y por despreciables, nadie de verdad se duela de ellas, y de juzgarlas inútiles para su arte triste de proporcionar placeres.11

Hemos dicho con anterioridad que la novela acentúa una gradual degradación en los personajes que son configurados como agentes corrosivos. Después de la pulmonía, Santa adquiere una nueva enfermedad, el cáncer de matriz. A nivel simbólico vemos que nuestro autor une esta patología fisiológica con la patología social, logrando ubicar a la prostituta como germen de todos los males que puedan existir en una sociedad. Ahora, Santa necesitará presentarse completamente reducida a un nivel donde se pueda apreciar con claridad la pérdida de todo tipo de valores:

Ya en burdeles inferiores ponían reparos para admitir a Santa; ya el gremio sabíala enferma (...) ya los hombres (...) aconsejábanse no tener tratos con ella, huirla, era un peligro y una amenaza. Alguien propuso denunciarla a la autoridad a fin de que se apartara y a buen recaudo se pusiese el infalible e inminente contagio.12

11 12

Gamboa, 1979: 252 Gamboa, 1979: 280

En este punto, nuestro autor empírico intenta unir a un personaje con Santa: Hipólito. Él es un pianista que trabajaba tanto en burdeles como en mesones. Este personaje era ciego y detestable físicamente, logrando de esta manera simbólica, unir a la fealdad social con la patología social. En efecto, este personaje estuvo enamorado de Santa desde el momento que la conoció en el burdel. Fue testigo de todos los acontecimientos de Santa, hasta el punto de ser la única persona que le brinda apoyo moral y económico cuando los demás se alejaron. Aquí pareciera que nuestra heroína por fin ha alcanzado su objeto de deseo, sin embargo, jamás se consuma una relación sexual debido al cáncer, y por último, Santa muere. De esta manera, nuestro autor empírico hace un claro énfasis en el nivel que ocupan las prostitutas, pues no une al feo con la enferma física y social, mostrando que, en la sociedad que está reflejando, los feos sí tienen cabida, las prostitutas no.

CONCLUSIONES Hemos visto que la novela naturalista logra formar parte del gran proyecto republicano del siglo XIX. Este proyecto giraba en torno a la educación de la aristocracia mexicana. El elemento mórbido funcionó como estrategia para lograr la lectura de esta novela y todas las que siguieron este estilo novelístico. Sin embargo, el mensaje que difunde es altamente moralizante. El objetivo en la novela Santa, fue demostrar que las prostitutas son el producto de una sociedad capitalista donde ellas eran las encargadas de vender placer ilícito, sin embargo no podrían tener cabida en ninguna esfera moral y social; únicamente

representaban un objeto de donde provenían todas las enfermedades sociales del México decimonónico, esto se observa en el vientre de Santa como símbolo de placer y enfermedad. Vemos pues que la alternativa ofrecida es eliminar a las prostitutas de la sociedad „normal‟ para no verse contagiada por esta patología fisiológica y social.

BIBLIOGRAFÍA

Bernard, Claude 1960 Introducción al estudio de la medicina experimental. México. Colección Problemas Científicos y Filosóficos. Núm. 21. UNAM.

Gamboa, Federico 1922 Impresiones y recuerdos. México. E. Gómez de la Puente, editor.

--------------------1979 Santa. México. Editorial Grijalbo

González Peña, Carlos 1990 Curso de Literatura / El jardín de las letras. México. Editorial Patria.

Lukács, Georg 1966 Problemas del Realismo. México. F.C.E.

Ortega Arango, Oscar 2004 Apuntes de Clase: Taller de teoría y análisis literario I. UADY. Facultad de Ciencias Antropológicas.

Mérida:

---------------------2004 “La Novela Histórica Contemporánea en América Latina”. Unicornio. Suplemento Científico y Cultural de Por Esto! Año 13 No. 683. Domingo 6 de Julio.

Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo Americana. Tomo XXV. 1924 Madrid. Editorial Espasa Calpe S.A.

Larousse Temático. Tomo VI. 1997

México. Ediciones Larousse