Está en la página 1de 2

COMPARACIÓN ENTRE LOS DOS CENTROS

Ya para empezar nos encontramos con un centro que lleva 3 cursos con el proyecto de nuevas tecnologías y que hasta entonces esta área se encontraba bastante descuidada (Sagasbide) y otro, Zuhaizti, con experiencia de 10 años con lo que ello supondría.

El centro Zuhaizti cuenta con 710 alumnos. Si tenemos en cuenta los ordenadores que se utilizan para tareas de docencia directa con alumnos o para utilización directa por parte de estos (50), encontramos que hay aproximadamente 1 ordenador por cada 14 alumnos.

Por su parte, el centro Sagasbide, con un total de 550 alumnos repartidos en dos edificios, Haur Hezkuntza y 1º ciclo de Primaria por un lado (edificio Julene) y 2º ­ 3º ciclo de primaria por otro, distribuyen los ordenadores de uso docente de dos maneras diferentes. Los pequeños (edificio Julene) siguen el método de Amara Berri, por lo que tienen un ordenador por aula, trabajan en “txokos”.

Los alumnos de 2º y 3º ciclo, con un total de 250 alumnos, disponen de un aula con 14 ordenadores para uso directo, de esta forma hay un total de un ordenador por cada 18 alumnos aproximadamente.

En cuanto a los profesores, en Zuhaizti (63) y teniendo en cuenta que 3 de ellos no hacen uso del ordenador, saldría una media de 4 profesores por cada ordenador. Y en Sagasbide (42), teniendo en cuenta a su vez que 6 de estos 42 no hacen uso del ordenador, sale a una media de 3 profesores por ordenador.

Esto en cuanto a números se refiere, pero si vamos un poco más allá, es obvio decir que un centro en el que hay una persona con dedicación exclusiva (Zuhaizti) tendrá más posibilidades de avanzar en este sentido. Y no sólo porque dedica muchas más horas que las dos responsables de nuevas tecnologías en Sagasbide, sino porque además el responsable liberado para ello no tiene otras responsabilidades como el caso de las otras dos profesoras que dan clases de educación física, tutorias…

Como ejemplo de esto, observamos que la página web de Zuhaizti ha sido elaborada por el propio centro pudiendo actualizarlo prácticamente a diario, en el caso de Sagasbide, aunque les hubiera gustado hacerlo así, han tenido que encargarlo a una empresa porque no les daba tiempo lo que supone la no actualización. Ellas mismas comentan este hecho. Tienen la sensación de no llegar a nada. Que se podrían hacer un montón de cosas pero que les hace falta mucho más tiempo.

Tanto en Zuhaizti como en Sagasbide tienen web interna lo que les permiten por ejemplo, a los profesores entrar con una clave desde su casa y acceder a todos los proyectos que se están trabajando, realizar informes y evaluaciones…

En cuanto al nivel de conocimientos del profesorado, observamos en los dos casos que la mayoría de docentes se encuentran en un nivel básico o de usuario (el 60,31% en Zuhaizti y el 45,23% en Sagasbide).

Encontramos un 14,28% de profesores que no alcanza el nivel de usuario en Sagasbide frente a un 4,76% en Zuhaizti lo que podría ser un dato a tener en cuenta y a mejorar aunque hay que tener en cuenta que estos 6 profesores son mayores de 50 años con lo que con su jubilación descenderá este número. Los profesores jóvenes, en general, han tenido acceso a los ordenadores, están acostumbrados a su uso, y están más abiertos a las nuevas tecnologías.

En el caso de los expertos, estos son los que, de hecho, se encargan de la coordinación del proyecto de nuevas tecnologías.