La Primera de dos Ediciones

Victor Valera Mora: Chino de amor y revolución
Luciana Mc Namara/Encontrarte Despojado de la angustia del reconocimiento y vestido de alucinaciones irónicas, el Chino Valera Mora escribió poesía venezolana sin prejuicios ni tacha ni enmendadura. Sin miedo al ridículo, a la persecución, al señalamiento o incluso al abandono, dejó testimonios de una época trastornada en frases aparentemente desordenadas pero tan reales, tan vívidas y convulsionadas como pueden llegar a ser los propios pensamientos. Supo cómo transmitirlos y hacerlos sentir. Único e irrepetible, como se dice, su voluntad de acero desmoronó toda norma social establecida a través de la palabra irreverente y soñadora, tanto cuando hablaba del amor como cuando lo hacía de la política, de los amigos, de las ganas de vivir en un mundo mejor, de la revolución... EL MARTILLO DE LOS UTÓPICOS El socialismo no existe pero de que vuela vuela El capitalismo sí y hay que matarlo PUNTOS SOBRE LAS iiiiiii En este país las putas no son algunas mujeres desgraciadas por el execrable sistema En este país las putas son y han sido hombres honorables y larga es la nómina COMIENZO La lucha de clases. Los grandes monopolios imperialistas. Los malditos muñones de la generación del 28 que tanto daño nos han hecho. El policía del parque, los enamorados están en la posibilidad de iniciar el terrorismo. El recuerdo desde la llanura, caballo llorando sangre recomenzada. Triste cuestión. Este asunto de llevar una guitarra bajo el brazo. La libertad de morirse de hambre doblemente. Aquiles el escudero de la ternura últimamente se ha dado muy duro en el alma. Esto nos obliga a hablar el más terrible de los lenguajes. Hacer de la poesía un fusil airado, implacable hasta la hermosura. No hay otra alternativa, la caída de un combatiente popular es más dolorosa que el derrumbamiento de todas las imágenes. Cuando el pueblo tome el poder, veremos qué hacer, mientras tanto sigamos en lo nuestro.

cualquier revolución. -se refieren a las armas de fuego-. porque pensaba que la revolución. con palabras. con amor. "Empuñaba la poesía como un fusil. palabras que también escupían fuego. Del poemario Amanecí de Bala (1971) Miyó Vestrini dijo en una oportunidad que. debía hacerse en nombre de los poetas"1. un fuego que no es que asesina sino que taladra la conciencia de los necesitados (y los no tanto) de un profundo cambio de estructura construido con eso. y no puedo dejar de preguntarme ¿qué diría el chino de esto? ¿qué pensaría? Cuando con su pluma dejaba en el papel.Del poemario Canción del soldado justo (1961) Y en ese mismo orden de ideas. con rabia y con un poco de utopía. como armas. RELACION PARA UN AMOR LLAMADO AMANECER En la galaxia espiral de Andrómeda existe un florido planeta donde los ríos no ahogan el mar Donde fuego y hielo queman las contradicciones Donde no hay necesidad de regreso Donde 0 x 0 es más que el infinito Donde los puntos cardinales son más de 100 millones Norte y Lia Sur y Símbolo Espliego y Araceli Miguel y Adriana Orfeo y Atabal Cedro y Valquiria Misterio y Prodigio Neón y Asfalto Rosa Ercilia y Dionisius Antonio y Elena mis pobres padres mis pobres Virreyes de Indias Mi viaje a Europa Este y Adelfa Oeste y Clavicordio Donde todos viven en éxtasis Donde nada ni nadie es vil Donde el sol es anillo y ritual de bodas Donde somos ráfagas de luz y nos desplazamos en silbos Un planeta limpio y pulido Donde los enamorados viven en palacios flotantes Donde Dios tiene un puesto de revista mal atendido y mata el tiempo hablando del pasado con Buda y Mahoma y el Vendedor de verduras de la esquina y la gente ya los conoce y la gente cuando pasa dice "esos cuatro vagos son panita burda" Donde el hijo de Dios y los ángeles del desenfado beben el aire de las avenidas sobre sus motos trepidantes Donde no hay academias militares ni policías ni cárceles ni monedas Donde somos sabios Donde somos buenos Donde los últimos insidiosos escaparon por un túnel y cayeron al vacío Astro paradisíaco amado y defendido por francotiradores y poetas Donde la muerte está de capa caída Donde los hombres son gentiles Donde las mujeres son ramos de jacintos de labios y de ojos cambiantes de colores Un astro moderato cantabile Donde la noche es vino y alegría hasta el amanecer Su capital es una ciudad resplandeciente llamada Estefanía Donde tú tienes señorío Donde eres reina Ese planeta es mi corazón errante. Y así fue su participación: íntegra . he escuchado decir que no se puede hacer revolución sin una cuota de violencia: sin armas.

sigue cantando y en el primer bar que encuentres pide un trago de viejo ron y bébete la mirada de la novia y bébete su risa y la proximidad de su cadencia y el saludo de su cabellera. Es que el chino Valera no vivía ajeno de lo que a su alrededor sucedía. Si nada tienes llénate de coraje y pelea hasta el final. Agarra a la amargura por los cuernos y rómpele la nuca y si la muerte te señala. caminos que nos tocan. clavados con alambradas alrededor de nuestra sangre y candados en la boca para oscurecernos. agua y fuego. Camina a paso de monte y hazte amigo del viento que llevará los pesares al sitio de tu arrebato. amor y olvido. Extremadamente sensible.) [Su poesía] expresaba la angustia de nuestra época y sabía juntar la ironía y la ternura como pocos"2. ni mucho menos vivir a costa de ella". TENDRÁ QUE SER ASÍ Sinuosos tiempos. estaciones. Bébete la vida. A los soberbios embóscalos. filo geográfico y campana celeste. lo hacía sobre "el mundo en redondo". propicios para el heroísmo más completo o para guardarnos como cautelosos erizos. Que los solitarios no te enfaden. sobre "las tensiones políticas en los dos hemisferios. la historia de su país. Por ello escribiría Manuel Bermúdez que "De todos los poetas contestatarios. Se instala el Puntofijismo y la más salvaje dictadura del capital junto a la "nueva democracia". la enajenación de los que viven por sus manos (. Como consecuencia. Se refería a esa revolución vivida en los sesenta. Habla lo necesario con la gente sencilla y a su lado vive con ardor.aunque poco conocida fuera de nuestras fronteras. desde Gutemberg hasta las dos Declaraciones de La Habana busca. revisa los libros busca en las grandes piedras talladas y en los manuscritos del mar. Al final todo más claro. su espíritu se fundía con los trances sociales que se vivían en Venezuela por esos años y también con los del planeta. A la hora de escribir. el despojo de las mayorías. pero resuélvete en multitud. Pero recoge las páginas donde los enamorados escriben cortando con navajas. Tempranamente fuimos aventados al margen de las cosas más simples y necesarias. tírales por mampuesto.. clasifica. reúne. Terribles días. sin cobrarle un centavo. ser de izquierda era ser "terrorista". . ha sido Víctor Valera Mora el que ha nutrido más a la Revolución con su palabra. acumula. que le sigue a la caída del dictador Marcos Pérez Jiménez y continúa con una serie de alzamientos que agobian a los gobiernos de Betancourt y Leoni. sal a la calle con balanza y metro. No te amargues. pesa y mide blanco y negro. Bañamos nuestra cabalgadura solo una vez en aguas del mismo río.. y como diría el poeta cubano Luis Suardíaz. No tenía remedio la vida atada a lo melancólico.

ostentó el dominio válido de la risa. (."5. los de La República del Este. Así era víctor Valera Mora.No hay que dejar que el camello de la tristeza pase por el ojo de nuestros corazones Del poemario Canción del soldado justo (1961) Es así que el papel en blanco era como el campo de batalla donde el chino iba confeccionando -quizá sin saberlo. Dar y recibir. terrible otras. del descaro y del cinismo. fariseos de la vida que andan sin rumbo esperando el más mínimo descuido para hacer leña del árbol caído. compartir era su norte. Su militancia política fue la poética y su poética fue él mismo: su autenticidad. Los amigos poetas de la Pandilla Lautréamont. inventando nueva artillería poética. el misterioso. hasta "con los bolsillos flacos de mucho derrochar su pobreza entre los amigos. atormentada en esencia y con una osamenta hecha de amor y divino delirio.. el no convencional. los de las noches enloquecidas de la "cariñosa" Sabana Grande lo recuerdan llegando siempre con los papeles bajo el brazo -aunque su afinada memoria no los necesitara-. Defendía el oficio al que se había entregado con una intensidad y una sonrisa perenne: "Aún en medio de las más terribles tormentas siempre he optado por defender la dignidad de la poesía Volverla a sus orígenes A su deslumbrante cuchilla de muchos filos" Fragmento del poemario Amanecí de Bala (1971 "Su risa celebraba. el boxeador más elegante. el aire descargado. Recuerdan que ".) El poeta humano. el jugador de billar. dispuesto a tomar parte de la conversa y a batirse a duelo con el destino. Tal vez el halago fácil le hacía sentir vergüenza del hambre de otros. pero también castigaba: tenía mucho de flor y mucho de cuchillo"3. sangrante a veces. su dignidad. Por eso detestaba a los aduladores.. el espacioso adivinador de los corazones contrariados. si era necesario. correrlos en la más brutal de las soledades. de su propia miseria.una revolución. el salvaje silencio. otras tantas. el sensible. Y en su defensa lo arriesgaba todo: su reputación. la miseria aplastante. el de las dificultades y contratiempos. [Él]. Riesgos que prefirió compartir con sus amigos-colegas la mayor parte de las veces y. Del poemario Canción del soldado justo (1961) . su gloria. a los que trasnochaba en la fiesta y en la soledad con sabor a ron y a lagrima"4... Sin embargo. AL ROJO VIVO Porque jamás fuimos alegres ningún amor pudo hacernos bondadosos pero dónde está la causa Sean los vientos alisios del sureste que barren la extendida piel de tierra firme me niego a creerlo Sean bastardos los tres árboles de la sangre escupo y niego semejante acusación Es el hambre sistemática la ultrajante pobreza la camada de perros que nos patean el corazón empujándonos hacia la miseria más espantosa Si ayer éramos pequeños y confundidos si fuimos violentados si cuatro años de fuego bastan para hacernos hombres entonces somos justos y es una locura decirle adiós a las armas cuando podemos levantarnos más al toque la corona de los déspotas por voluntad de esas mismas armas En septiembre de 1964 Venezuela crepita al rojo vivo y el poeta saluda a sus camaradas combatientes.. de la injusticia padecida por los desposeídos del mundo..

futuro interminable. la comarca bohemia se nos ofrecía como una vestal todavía tímida. imagen que sostuvo y festejó con el desenfrenado coraje de su lenguaje y de su vida. el poeta José María Barroeta] que durante su intenso peregrinaje entre nosotros. el Gato Pescador. nosotros. el Nerone. los poetas. La plasticidad de sus fronteras definían a aquella Sabana Grande como el eterno templo del bacanal y los impudores. hoy convertido por desgracia en una cueva infame evadida por los poetas. TEORÍA Y SOLFEO Cuando amo despejo las terrazas La noche es el sol contenido en los huesos de las bestias muertas Mis espaldas hendidas por la mecánica celeste En tu cuerpo me tenso como un arco y derribo las puertas y estallo en las alturas y la rama dorada se me ofrece Voy hasta el fondo El asunto es de pura animalidad Somos tú y yo y la poética. se me antoja ahora.Q). reclinada con abandono sobre las madrugadas del valle. La poesía morada de origen y presente. los delirantes.. los revolucionarios por decreto propio quienes alterábamos su respiración con la estridencia. MAS QUE HOMO LUDENS Esa rosa atravesada en la conversa puede ser el anuncio o el destello lo digo yo que he pasado y visto pasar terribles situaciones Entonces si la poesía no es hecha por todos el asunto de los llamados buenos poemas está en que los seres y las cosas inmediatos al poeta sufren la tragedia Por eso el desamparo y el terror de semejante aventura. Debió ser en el Viñedo donde conocí a El Chino. alentada siempre por un verso de Una Temporada en el Infierno. tanto El Chino como el resto de la peña debíamos lucir un poco fuera de paso. (tambien conocido como Bar B. son otras las guaridas que evoco. pero cuando me doy a la tarea de recordarlos. los artista. sobre todo. Del poemario Amanecí de Bala (1971) Por el viejo boulevard de Sabana Grande se paseaba el Chino con los amigos poetas caraqueños.."No hay que olvidar [dice uno de los de la dionisíaca Pandilla Lautréamont. tormenta. el Veccio o La Bajada-.). . El divertido La Bajada. (. por el contrario. Víctor Valera Mora presentó una inobjetable imagen de soldado de la poesía. pero también de las ideas compartidas en instantes precisos de rigurosa lucidez. Del poemario Amanecí de Bala (1971) El testimonio de Carlos Noguera nos revela aquel mundo de esta manera: "Sabana Grande. Y. donde muchas veces materializó su imaginería nunca olvidándose de la "extravagante locura" de su oficio. que el chino hizo suyo y que repetía con el encanto de quien se sabe ganado por el testimonio y la utopía: "hay que reinventar el amor"6. Así es que el Chino deambulaba por los bares de la época -El Halászo Macska. el Chicken Bar. el Viñedo. seductora como una amante dormida. Éramos. fue asumida por encima de otras pretensiones. un café-restaurante con pretensiones de pastelería y salon de té donde. Aquel espacio de reunión de las artes capitalinas cuyos límites permeaban las más disímiles situaciones de atrocidad social que alzaban la copa junto al dios Baco para olvidar de tanto en tanto su miseria y desencanto. la furia y la dicha petulante a la que sólo se condesciende en la temprana juventud.

Luego del saludo que mostraba calidez. en cierta manera. parias y alucinados. el Chino. Pero a él se le acercaban por una noche o por una pasantía de semanas. a que en algún momento del año 69 bautizamos con el ambicioso nombre de Pandilla Lautréamont. Mario Abreu. admirando las mujeres que pasaban. como poeta y ser humano "vallejiano". profetas. José (Pepe) Barroeta. HASTA CUÁNDO Hasta cuándo seguir gritando a esa gente que el rey y la reina yacen bajo tierra Hasta cuándo seguir gritando que no cedo en hipoteca mis sueños Hasta cuándo seguir gritando que soy incorregible Hasta cuándo seguir gritando que no reniego de mis actos Hasta cuándo seguir gritando que nada de lo que tengo está en venta ni quiero que ningún imbécil corte la soga Hasta cuándo seguir gritando que no cumplo mis deberes en la tormenta Hasta cuándo seguir gritando que no exijo futuro Hasta cuándo seguir gritando a esta gente que me son despreciables Hasta cuando seguir gritando que estoy con los que no tienen la razón porque la tienen a mares llenos Hasta cuándo seguir gritando que jamás abandonaré mi capa de insurgente Hasta cuándo si desde siempre mis cartas están sobre la mesa. Luis Camilo Guevara y quien le escribe. poetas y poetizas. brujas y sacerdotisas de todo pelo y encaje que compartían el afecto y la absoluta admiración que. Víctor Valera Mora. pienso. actores. Caupolicán Ovalles. Ángel Eduardo Acevedo. cohesionada. suscitaba en todos"7. sopesando sus sentimientos. por la lealtad sin pregunta que provenía de la pasión al arte. y aparecía en papel doblado. beige. permanente. como el tono de sus palabras. RITORNELLO Hoy amanecieron bien hermosas las mujeres Hermosas amanecieron todas las mujeres hoy Hoy es un viernes de hermosura y yo ando loco de contento de este hoy porque voy a hacer el amor con la más bella de todas las hermosas mujeres de hoy SABER A QUÉ ATENERSE A estas alturas de la existencia quien me quiera pasar para la democracia representativa le voy a meter un panfleto por las narices para que sepa cómo se bate el cobre en las pailas más luciferinas . Los pandilleros materializábamos una manada diversa. (1967) Y por su parte. Vestía siempre de guayabera (verde agua. Ramiro Najul. a contra-corriente de las buenas conciencias de la época. integrábamos el núcleo fundador y. léete esto. Se trataba de los Setenta poemas stalinistas o Del ridículo arte de componer poesía"8. magos. azul) y estaba ahí recorriendo sus pensamientos.En ese escenario y tensó su arco de vida el grupo. blanca. contención y efusión. contemplando los rostros a su paso. se llevaba una mano a uno de los bolsillos de la guayabera y decía: toma. Eleazar León recuerda: "Cualquier atardecer de los años setenta o inicios de los ochenta podía verse al Chino Valera Mora en una esquina o calle de la otrora amable Sabana Grande. las utopías compartidas y la amistad. casual de caligrafía desenfadada.

P. 153 6. Número 100. Año LXI.EL AMOR LOCO Uno ama a su novia Es decir yo amo a mi novia Si el malentendido anda al acoso digo yo amo bastantote a mi novia Yo soy el giro que gira con sangre y carne y huesos y plumas doradas alrededor del sol de mi novia Satélite que de mi novia soy yo y mi novia es bien bella y bello es quererla Así como la quiero de elegante y hermoso que soy en seis días hago a mi novia y el séptimo no descanso porque la sueño y hablando como los cuerdos me veo tan jilacho y tan majincho que todo yo mismo me doy risa. P. ahora inmortal. junto al desenfrenado lenguaje de la pasión amorosa a través de una poesía irreverente y dulce. José Barroeta. Para el poeta. 141 8. Víctor Valera Mora persiguiendo una estrella volante en Revista IMAGEN. quisimos presentar una aproximación a la esencia y personalidad de este poeta. 14 Fuentes: BARROETA. P. Pags 77-83. 1.com/el__escarabajo_durito. José María. Luis Alberto Crespo. Fundación La Casa de Bello. Aquel juglar de las causas perdidas en Revista Nacional de Cultura. la palabra tenía que ser la realidad en Revista Nacional de Cultura. Caracas-Venezuela. 1985. 1999. 1999. Caracas-Venezuela. Pags 100-159 SUARDÍAZ. (1999) Portafolio.htm http://radiobolche. Año 46. Fundación La Casa de Bello. Víctor Valera Mora persiguiendo una estrella volante. Amor y Testimonio en la poesía de Víctor Valera Mora Revista Nacional de Cultura. No hay más nada que decir en Revista Nacional de Cultura. 149. Víctor Valera Mora (1935-1984). Editores Consejo Nacional de la Cultura. 4. 151. Miyó Vestrini. P. un poco de su vida y de su obra: una de las producciones literarias venezolanas más controversiales de nuestro mundo moderno.ipoetinomadi.com/2008/03/poemas-de-vctor-valera-mora. P. 1999. Caracas 1967. Ibídem 5. Eleazar León. 1999. Del poemario 70 poemas stalinistas (1979) Estamos acercándonos al 25 aniversario de la desaparición corpórea de Víctor Valera Mora. 2. En nuestra próxima entrega hablaremos. Julio/Septiembre 1985. Amor y Testimonio en la poesía de Víctor Valera Mora en Revista Nacional de Cultura.blogspot. P. 1999. Luis. cronológicamente. Número Extraordinario. Otras Fuentes: http://www. 77 7. Es por eso que en esta edición. que emprendió el trabajo de retratar a una Venezuela social y su lado más salvaje. Editores Consejo Nacional de la Cultura. Revista Nacional de Cultura. Carlos Noguera El Chino Valera Mora y la Pandilla de Lautréamont en Revista Nacional de Cultura. Número 258. P. Págs 20-21. Luis Suardíaz. 20 3.html . Ya un iniciado era Víctor Valera Mora. Enrique Hernández D´Jesus. Poemas al Chino Valera Mora en Revista Nacional de Cultura.

blogspot.com/ .http://victorvaleramora.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful